Jóvenes Titanes Nº15 (Teen Titans #19-21)

¿Cuándo transcurre?: El primer capítulo es antes de Crisis de Identidad, el segundo poco después, antes de Outsiders Nº13, el tercero es después de Green Arrow Nº3 y poco antes de Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: No mucho, el segundo capítulo ata un par de cosas pequeñas de Crisis de Identidad y prepara alguna cosilla posterior, lo demás es muy tangencial.

Resumen:

– Los Titanes Este del futuro ayudan a los Jóvenes Titanes a derrotar a los Titanes del futuro y a volver al presente, dandole algunos consejos sobre su futuro. Entre ellos, que Starfire debe irse para ayudar a Nightwing, y que para salvar a los héroes de la Crisis, y a si mismos de la oscuridad, deben permanecer unidos.

– Luthor contrata al Calculador para que encuentre su armadura de combate. Calculador envia al Electrocutor, que tras interrogar a Bolt, le dice donde estaba durante Crisis de Identidad. Allí, dos chavales la están usando, y los Titanes tratan de impedirselo, e impiden que Electrocutor la recupere, pero finalmente se la lleva Portal, trabajando para Luthor mediante otros contactos.

– Robin es consolado por sus compañeros Titanes por la muerte de su padre.

– La nueva Speedy, Mia Dearden, se une a los Jóvenes Titanes, justo cuando el Doctor Luz, tratando de rehabilitar su reputación tras recuperar sus facultades mentales en Crisis de Identidad, captura a su mentor, Flecha Verde, y exige que los Titanes vayan solos a enfrentarse a él, en venganza por lo que le hicieron.

Outsiders Nº15 (Outsiders #20-21)

¿Cuándo transcurre?: Después de Crisis de Identidad, antes de Jóvenes Titanes Nº16.

¿Es Importante?: No, sólo se menciona una cosa de Crisis de Identidad.

Resumen:

– Metralla, trabajando para la Sociedad, se infiltra en el cuartel general de los Outsiders aprovechando un fallo de seguridad, hasta que Indigo desconecta su consciencia.

– Investigando el fallo de seguridad, Nightwing descubre quien está detrás de los patrocinadores de su equipo… Batman.

– Nightwing planta cara a Batman por sus secretos, pero éste está más antisocial que de costumbre, debido a que empieza a recordar lo que le hicieron sus compañeros, como se reveló en Crisis de Identidad.

– Arsenal se reune con su informador secreto, sólo para descubrir que no es Batman como creia… sino Deathstroke el Exterminador.

Flash Nº14 (Flash #218-219)

¿Cuándo transcurre?: Entre Crisis de Identidad y Cuenta Atrás, inmediatamente antes de Wonder Woman Nº14.

¿Es Importante?: No, la verdad es que no.

Resumen:

– Los Villanos reformados se preparan para enfrentarse a sus antiguos compañeros en la Galería de Villanos.

– Flash y Wonder Woman, pese a tener varias diferencias filosóficas, se unen para detener la alianza de Zoom y Cheetah.

Wonder Woman Nº14 (Wonder Woman #213-214)

¿Cuándo transcurre?: Entre Crisis de Identidad y Cuenta Atrás, inmediatamente después de Flash Nº14.

¿Es Importante?: Pasa una cosa muy ligeramente importante al final, pero en general no.

Resumen:

– Los dioses advierten a Wonder Woman sobre la Crisis que se acerca, en varios frentes.

– Wonder Woman y Flash detienen a Cheetah y Zoom, pero estos huyen, y Cheetah presenta a Zoom al Dr. Psico, que le convence para que se una a la Sociedad.

Superman Nº10 (Adventures of Superman #635-637, otros)

¿Cuándo transcurre?: Poco después de Crisis de Identidad, antes de Wonder Woman Nº15 y Batman Nº10.

¿Es Importante?: No mucho, pero se ven venir algunas cosas que serán importantes.

Resumen:

– Al descubrir que su nuevo enemigo, Ruina, está cerca de su identidad secreta, Superman se reune con Batman y Wonder Woman para pedir consejo.

– Wonder Woman censura a Superman por saber lo que los otros héroes le hicieron al Dr. Luz y no hacer nada, y aconseja a Superman que mate a Ruina si llega la ocasión para impedir que se repita algo así. Batman critica a Wonder Woman por ese consejo, y los tres héroes se separan.

– Ruina informa a su jefe, Luthor, trabajando junto a la Sociedad.


Manhunter Nº2 (Manhunter #4-6)

¿Cuándo transcurre?: Poco después de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: Tiene la primera aparición histórica de la Sociedad y se trata una cosa pequeña de Crisis de Identidad, pero vamos, no.

Resumen:

– Kate Spencer, la identidad secreta de Manhunter, comienza su caso como fiscal acusando al Ladrón de Sombras por matar a Firestorm.

– La Sociedad decide que Calculador envie a algunos agentes para dar una lección y silenciar al Ladrón de Sombras.

Adam Strange (Adam Strange: Planet Heist #1-8)

¿Cuándo transcurre?: Enlaza prácticamente con Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: Es una especie de prólogo a la Guerra Rann-Thanagar, y como tal es importante, aunque no es imprescindible.

Resumen:

– Adam Strange, atrapado en la Tierra al no poder teleportarse de vuelta a Rann, trata de descubir que le pasó a su planeta adoptivo.

– Con la ayuda de los Hombres Omega, Adam se embarca en una aventura espacial, donde descubre que Rann fue teleportado entero a un universo vacio, como medida extrema, para huir de una secta thanagariana que pretendía invadir el planeta para apropiarse de la tecnología teleportadora de los Rayos Zeta.

– Adam une al ejército de Rann, los Hombres Omega, la LEGION y los tres últimos Estrellas Oscuras (que mueren en el combate) para derrotar al culto thanagariano y a su dios-demonio, el Destructor Estelar.

– Durante el combate final, la lider de la secta, Sh’ri Valkyr, sabotea la teleportación de Rann, que se rematerializa en la órbita de Thanagar… pero algo hace que salga mal, y eso causa efectos graves en Thanagar, condenando el planeta. Los thanagarianos lo consideran un acto de guerra, comenzando la Guerra Rann-Thanagar.

Guerra Rann-Thanagar (Rann-Thanagar War #1-6)

¿Cuándo transcurre?: Después de Cuenta Atrás y Proyecto: OMAC, muy poco antes de Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Si, es una de las tramas principales, y pasa una cosa muy importante al final.

Resumen:

– Adam Strange recluta a Hawkman y Hawkgirl para que le ayuden a disminuir las tensiones entre sus planetas, pero cuando llegan a Rann es demasiado tarde, los refugiados thanagarianos en Rann, tras la desestabilización de su planeta, han declarado la guerra abierta a sus anfitriones.

– Varias razas alienígenas, y entidades importantes como los Hombres Omega, LEGION o Starman se unen a alguno de los bandos en la guerra, haciendo que escale a nivel galáctico, abarcando decenas de sectores.

– El culto de los Siete Diablos de Thanagar resucita al mayor de ellos, Onimar Synn, que decide aprovechar la guerra para usar la tecnología de Rann y conquistar el universo.

– Onimar secuestra al Gran Mor de Thanagar para adueñarse de las fuerzas de su planeta, pero este es rescatado por la alianza entre Adam, Hawkman, Hawkgirl, Hawkwoman (thanagariana que quiere la paz) y Blackfire.

– Blackfire traiciona al grupo y asesina a Hawkwoman, haciendo su propia alianza con el Gran Mor para asegurarse un planeta para su raza, los Tamaranianos.

– Tigorr de los Hombres Omega rescata a los líderes de Rann de las fuerzas de Synn, y los reune con Adam.

– Los Linternas Verdes Kyle Rayner y Kilowog, junto con el Capitán Cometa descubren millones de thanagarianos en animación suspendida como alimento de Synn, y los despiertan. Usando sus anillos y los poderes mentales de Cometa, terraforman Thanagar, deshaciendo el daño causado por la teleportación de Rann.

– Los siete héroes lanzan un asalto final contra Onimar Synn, usando siete Rayos Zeta separados para destruirlo, acabando con su amenaza.

– La alianza entre el Gran Mor y Blackfire continua la guerra pese a todo, y se disponía a atacar al diezmado Rann, cuando una misteriosa fuerza rasga el tejido del espacio-tiempo, amenazando con destruir ambos planetas.

INEDITOS:


Firestorm #6

¿Cuándo transcurre?: Un tiempo después de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: Ata una cosa de Crisis de Identidad, y el personaje en general tendrá importancia más adelante.

Resumen:

– Jason Rusch, el nuevo Firestorm, recuerda la muerte del Firestorm original en Crisis de Identidad, y como recibió la matriz Firestorm tras eso.

– Jason se fusiona con su amigo Mick para formar Firestorm, y acaba siendo cuestionado por la Liga de la Justicia, que le dan su aprobación y no detectan rastro de Ronnie en él.

Blood of the Demon #6-7

¿Cuándo transcurre?: Durante el principio de Dia de Venganza.

¿Es Importante?: No, sólo explica porque Etrigan no participa en la miniserie.

Resumen:

– Como parte de su cruzada contra la magia, el Espectro y Eclipso atrapan a Etrigan dentro de su otro yo, Jason Blood.

Anuncios

No ha sido una buena semana para mi, no en cuestiones de comics ni personales.

[Suenan villancicos a elección del personal]

Hola a todos, Feliz Navidad (O Solsticio de Invierno, si quieres) a todos. Por una vez, las reseñas salen en la semana que tocan. Consideradlo un regalo de Navidad para vosotros. Esta semana, además de parte de las series mensuales de Planeta, y algunas de las novedades que se dejaron de Expocomic, nos ha sorprendido que ya han salido las primeras cosas de Panini de 2007. Está bien que quieran distribuir la salida de sus comics para que no salgan todos apelotonados como al principio, pero esto es pasarse. O es que se les ha estropeado el calendario. Bueno, realmente da igual, mejor eso que retrasarse, pero es extraño. Oh, y el recuento de reediciones frente a nuevo es de 11 a 3.

Nada más que decir por esta vez, tampoco tocan nuevos comics americanos. Tal vez la semana que viene. De todas maneras, mantened los ojos en la página. La Guía de Lectura de Crisis sigue estando ahí, y no tardará en actualizarse para enero. Y tras las reseñas de la semana que viene vendrá la Retrospectiva 2006, así que id preparandoos.

Esta semana:


Batman Nº7:
Buena solución por parte de Planeta, por una vez. Como los números que tocan de las series regulares aparecen en Juegos de Guerra, y no pueden seguir con los siguientes porque reventarían el final (que ya ha sido reventado en otras cosas que han sacado fuera de tiempo, pero bueno), tocan tres números de la saga de Detective Comics escrita por David Lapham, que transcurre antes de todas las movidas de ahora, de manera aislada. Así que si quieres leer una historia larga autoconclusiva de Batman, estos números son lo tuyo. Porque, sin ser maravillosos, son mejores que practicamente todo lo que hemos tenido últimamente, simplemente por hacer bien lo básico. Lapham hacía mucho que no hacía nada con superhéroes, desde sus comienzos en Valiant, pero se especializa en crimen con Balas Perdidas, que es apropiado a esta serie, de todas maneras. Es una historia bastante tradicional de Batman, actuando de manera seria y efectiva, pero sin ser un cretino absoluto como últimamente, que es de agradecer. Tiene una trama de criminales, con apariciones apropiadas de varios villanos clásicos del personaje, que está bien llevada. E intersecciona a veces con historias de gente más normal que se ven involucrados en la caza de Batman de los malos. Como ya he dicho, nada fuera de lo común, pero bien hecho, que es bastante. Dibuja Ramón Bachs, siguiendo bocetos de Lapham, y el resultado es algo con bastante aspecto de crimen callejero, pero sin que los elementos fantásticos estén fuera de lugar. Recomendado (7)


Batman: El Anillo, la Flecha y el Murciélago:
La novedad de Planeta que no se sabe porque demonios publican, habiendo cosas interesantes que no publican, y publicando ya demasiadas cosas en general, de este mes. Esto son dos historias intrascendentes (y en breve se volverán mucho más irrelevantes) de finales de los 90, sacadas de las dos series de Leyendas: Del Universo DC, y del Señor de la Noche (O Caballero Oscuro, lo que sea). Lo cual quiere decir que son historias del pasado que no son necesariamente canónicas (de hecho, no suelen serlo, aunque dado que escribe Denny O’Neil, seguro que en su mente eran la verdad absoluta) La idea es que son los primeros encuentros de Flecha Verde con Linterna Verde y Batman, respectivamente. Así que el título es, por supuesto, engañoso, ya que Batman ni aparece en la primera mitad de la historia. Esa tiene a los dos héroes verdes encontrandose en uno de esos paises tercermundistas genéricos que tanto le gustan a O’Neil enfrentandose a terroristas o traficantes genéricos que tan modernos parecían hace 30 años. La sorpresa agradable es que O’Neil no escribe a Hal Jordan tan horrorosamente mal como en la serie original, ya que no es un pardillo dubitativo al que Oliver tiene que enseñarle como hacer las cosas bien, sino que está bastante más equilibrado entre ambos personajes, sin que ninguno de ellos tenga una caracterización que llame mucho la atención. Ni la historia llama en nada la atención, la verdad, es un team-up genérico, con villanos genéricos, con la interacción justa y mínima, todo hecho con plantilla practicamente. La otra sorpresa agradable es que dibuja Greg Land cuando dibujaba de verdad, en vez de copiar fotos de revistas. El resultado es mucho mejor, con personajes con caras normales, y poses naturales y apropiadas para la historia, con movimientos fluidos, y que no parece hecho con el Photoshop, en general. La segunda historia tiene a O’Neil escribiendo a Batman en los 90, lo cual trae horribles recuerdos de su reinado del terror de “Batman es un gilipollas sin emociones y es una leyenda urbana” del que estamos empezando a librarnos ahora. Y efectivamente, lo escribe como un gilipollas abrasivo y borde. Por lo demás, volvemos a lo mismo, historia de team-up genérica escrita con plantilla, esta vez a nivel callejero contra criminales normales. Nada que decir sobre los personajes ni su relación más que lo más obvio. Además, el dibujo de Sergio Cariello es bastante mediocre en el estilo de DC de los 90. No es tan malo como otras cosas de O’Neil, pero es más aburrido a cambio. No Recomendado (4)


Batman: El Contraataque del Caballero Oscuro:
Realmente no se que decir, ya que es muy dificil comentar un comic tan esquizofrénico como este. Hice largas reseñas de los tres números cuando salieron originalmente, buscadlas si os interesa. Pero vamos, Miller mezcla grim ‘n gritty con resurgimiento de la esperanza. Redime personajes clásicos, y se caga en ellos. Trata de hacer cosas nuevas, y acaba copiando a Kingdom Come. Trata de dar realismo con la sátira política, pero buena parte de la historia se resuelve con un Deus Ex Machina. Algunas escenas quedan muy chulas, y otras son ridiculamente deformes. Y empieza bastante bien, y acaba siendo un desastre. Hay que verlo para creerlo. Por supuesto, como secuela es vergonzosa, pero eso era de esperar. Y al ser edición Absolute (mira que no hay montones de comics que merecen más el tratamiento) lo que hace es que el dibujo cutre se ve mucho más grande. Y los extras son, literalmente, montones de rayajos que se supone que son bocetos. No Recomendado (4)

Batman: Juegos de Guerra Nº1: Toca crossover a lo grande entre todas las series de Batman y familia, durante nada menos que tres meses. Como hay pocos crossovers ya en activo. Así que si estabas siguiendo la serie regular, y tienes la paciencia, continua en esta miniserie. Los crossovers de este estilo suelen ser una mala idea, entre otras cosas porque cortan los argumentos regulares de cada serie durante tres puñeteros meses para perder el tiempo en la idea feliz que se le ha ocurrido a otro, si es que es una persona. El resultado, además, suele ser bazofia, como los que había en los 90, e incluso en los mejores casos como el reciente Bruce Wayne: Asesino/Fugitivo, duraban mucho más de lo que debían, y tocaban más las narices de lo que justificaba la poca historia. Y esto… es algo similar. La idea es una guerra de bandas a lo bestia, con Gotham como campo de batalla. No es mala idea, y justifica que los distintos personajes se vean implicados. El problema está en que es un crossover, y que se extiende por 7 series durante 3 meses, con un montón de guionistas. Así que es mucho dar vueltas, sin que realmente haya una historia que avance en serio. Hay subtramas que avanzan aquí y allá, normalmente personales como las de los dos Robins (de manera bastante predecible, por otro lado) o la revelación bastante preocupante sobre que ha causado la guerra, pero lo que es la guerra, apenas avanza en todo el tomo, es sólo facciones y más facciones disparandose entre si, con la enorme Batfamilia extendida atrapada en medio. Es similar a la Canción del Verdugo y crossovers así, con una premisa muy ligera, que se rellena a base de tener a los protagonistas y villanos yendo de un lado para otro y enfrentandose entre si en varias combinaciones hasta que toque la hora de resolverse la historia. A veces, esas peleas son relativamente entretenidas, como en algunos capítulos de aquí, (Catwoman de Brubaker, por ejemplo) pero a la larga, se hace repetitivo. El dibujo es de lo más variado, aunque predominan estilos un poco deformes y caricaturescos que no le pegan a una historia de este estilo. Si no eres muy fan de las series de Batman/completista, puedes pasar. Neutral (6)


Crisis de Identidad Nº3:
Que vergüenza sacar un comic cuya portada homenajea un comic de hace 20 años (el de Nuevos Titanes, casualmente a la venta esta misma semana) y que aquel sea infinitamente mejor. La mayoría de las veces, las historias de misterio viven o mueren dependiendo del final, de si la solución resuelve todo y tiene sentido. Esto es, en el fondo, una historia de misterio, y tiene uno de los finales más estúpidos que he visto en mucho tiempo. Al menos Metzler juega limpio en algunos aspectos, el asesino había aparecido y hasta cierto punto, la motivación, movil y arma, también. El problema es que no tiene ningún sentido, ni aplicado a ese personaje, ni en general aplicado a un personaje si esperas que actue de una manera coherente y con sentido. Es el final Vengadores Desunidos, donde el malo resulta ser un personaje que llevaba cuerdo muchos años, y ahora resulta que siempre ha estado loco, y convenientemente puede actuar como una persona completamente cuerda durante mucho tiempo, menos cuando no le conviene a la historia. Y si la motivación no tiene sentido, ¿Qué más da? Está loco, no hace falta que tenga sentido. Eso no es manera de escribir un personaje, usar “locura” (que no funciona así realmente ni por asomo) como justificación para que un personaje haga lo que le convenga al guionista, y no se puedan sospechar sus razones, porque no tiene. Aparte de que se basa en una premisa que hace referencia a comics antiguos, de manera que los contradice absolutamente, que es lo peor que puedes hacer en esos casos. La motivación para matar a Sue, por supuesto, no tiene ningún sentido, pero es que ni siquiera dentro de la lógica retorcida de esta historia. La pista por la que descubren al asesino es una ridiculez, y la explicación de porque estaban buscando la pista falsa… mira, si la explicación de algo incluye la frase “Fui a hacer una visita, y llevé un lanzallamas por si acaso”, una de dos, o el guionista es gilipollas, o está tomando por gilipollas a los lectores. Tres cuartos de lo mismo con la manera de colarse en la casa de Sue. Tanta mierda de pruebas que se suponía que habían hecho en el primer número, y la manera deja un rastro que cualquier persona con dos dedos de frente, ya no detectives, habría mirado los primeros. Y aparentemente, los mejores detectives del mundo no se dieron cuenta. Hay que ser gilipollas. Oh, y el otro elemento importante del misterio, el como sabía la identidad secreta de los héroes… era imposible averiguar quien era por eso. No sólo porque Metzler reescribe la historia pasada de los personajes sin avisar, de manera que se supone que el personaje no sabía las identidades según todas las historias escritas en los últimos 20 años, pero en esta miniserie resulta que siempre las ha sabido, sin avisar. Esa manera de actuar tiene todo lo malo de la continuidad que se crítica a veces: Una historia que depende de haber leido historias anteriores, donde te perjudica tanto haberlas leido, como no haberlas leido. Pero más grave aún, es que creas o no que sabe algunas identidades, es imposible que una en concreto la sepa, por cronología misma que menciona esta saga. Y aún así la sabe, de manera que no tiene ningún sentido, a menos que asumas que Batman habla de identidades secretas con gente a la que apenas conoce, lo cual es de un imbécil que asusta. Y en general, toda la resolución del misterio, que además es terriblemente anticlimática, es imbécil, y catastroficamente mal hecha, sin ni siquiera contar el daño que hace a un personaje.

En cuanto al resto del número… empezamos con la muerte de manera totalmente gratuita de un personaje que no había aparecido hasta dos páginas antes. Y no es que sea un personaje de tercera, es uno bastante conocido. Es una manera increiblemente cutre e indigna de morir de un personaje que tiene cerca de 30 años de historia, de cualquier manera en una historia que no viene a cuento, y encima de manera que demuestra que el autor no tiene ni idea de cómo funcionan los poderes del personaje. Esta mierda se critica mucho a Marvel, pero aquí también la hace DC. Después vienen más muertes. Al menos esta vez son de personajes de los que se ha contado una historia en esta miniserie, de manera que es apropiado para la historia, y cuyas muertes al menos van a dar partido para futuras historias en otras series. Además, dada sus historias, no es del todo inapropiada como final para sus historias. El problema (aparte de que uno de ellos es un personaje secundón querido, que al igual que Sue, merecía algo mejor que morir en esta mierda de miniserie, pese a todo) es que la escena donde mueren es bastante estúpida una vez piensas un poco, y depende completamente de que los personajes actuen arbitrariamente en un plan demasiado rebuscado, para que además el villano parezca un genio en vez de alguien que tiene mucha chiripa. La manera de contarlo de Metzler le añade suspense y drama, pero sólo funciona si lo que estás leyendo no es una tontería. Luego, eso si, al margen de tanta tontería, hay una serie de escenas muy buenas de héroes DC reaccionando y recordando tragedias, que están muy bien hechas, aunque también dependen de que el lector sea familiar con las historias de los personajes para el efecto emocional máximo. Y ahí acaba lo bueno, porque toda la conclusión es digna del museo de los horrores. La revelación del villano, estúpida como ella sola, es anticlimática. Y lo resuelven fuera de pantalla, de manera que es a la vez completamente inhumana y cruel por parte de un héroe, y a la vez, increible e insoportablemente gilipollas por su parte, de manera que deja a toda la comunidad heroica expuesta a un peligro enorme. Para terminar de arreglarlo, esa escena con Metzler librandose de manera confusa, absurda y gratuita de otro héroe muy importante, sin apenas explicación. Luego está una revelación que básicamente hace de algunos de los principales héroes de DC unos cobardes, miserables todo-menos-héroes inmorales, y todo por una tontería que le apetecía al guionista. Manda huevos. Y luego está el hecho de que la puñetera historia apenas termina. ¿Todo el rollo de la importancia de las identidades secretas? No sólo no va a ninguna parte, sino que los personajes han actuado en esta serie de manera mucho más descuidada con sus identidades secretas que en toda su historia, para justificar la estúpida idea de Metzler, o algo. ¿La idea de la confianza entre los héroes y sus secretos? No concluye, se deja abierta sin que llegue a ninguna resolución, con la esperanza de que se trate en otras series. ¿La madre de Boomer Jr? Tres cuartos de lo mismo. Ni siquiera funciona como historia cerrada, ya tiene narices.

Así que, recapitulando. La gran miniserie que lo cambia todo y será el comic importantísimo es una historia que se basa enormemente en conocer historias anteriores para que tenga gracia, y a la vez contradice y se caga en esas historias anteriores. Mata a un montón de personajes gratuitamente, y a los que no, los convierte en escoria. Tiene la resolución de un misterio más estúpida y tramposa en bastante tiempo. Y ni siquiera se resuelve apropiadamente. Y encima, ideas de esta mierda van a pulular por toda DC durante un año. Hay que joderse. No se quien es más incompetente, si Metzler por escribir semejante bazofia, o el editor jefe, Dan DiDio, que es el que propuso la idea de una miniserie que matara gratuitamente personajes y le diese un tono oscuro y pasado de moda hace años al Universo DC. Alguien con esas ideas no debería ser editor, debería ser conserje (pero, hey, eso que tiene en común con su equivalente en la competencia) Lo único consistentemente salvable (porque si, ha habido alguna cosa buena en la miniserie, Metzler sabe escribir diálogos y dar buen ritmo dramático a sus historias… lastima que sus argumentos e ideas sean de los más despreciables que hay en comics) de la miniserie es el dibujo de Rags Morales, que ha demostrado que merece ser una estrella, con un estilo sólido superheroico, con mucha fuerza en momentos dramáticos personales y acción heroica, y talento para diseños y composiciones. En fin, esto ha sido importante para el Universo DC, por desgracia, pero puedes prescindir de la mini y leerte un resumen (Ver otras secciones del Cuarto Muro, ejem), porque como historia es patética. Evitar a toda costa (1)

Hellblazer Nº14: Esta vez escribe Morrison, ya que todo guionista británico está obligado a escribir una historia para esta serie, según parece, así que toca echar un vistazo. A decir verdad, los números con Morrison como invitado nunca son tan buenos como sus miniseries o etapas, pero algo es algo. Como buena historia de Hellblazer de la época, toca un tema serio de la época (en este caso, el miedo a la Bomba) y lo mezcla con terror, ambiguamente mágico, con Constantine como espectador. La fórmula básica de la serie, vamos. Aún así, Morrison la sabe hacer bien, captando el horror que había en el ambiente sobre como esa fuerza destructora podía acabar con todo en cualquier momento, lo que lo hace un tema muy bueno para la serie. Y luego, captando el horror también de lo que podia pasar si la gente se enterase de que el mundo se va a acabar y diese rienda suelta a todo, aunque eso último está más visto en series de este tipo. Bueno, con algunas ideas más burras o absurdas, al estilo Morrison, claro. Y con el final amargo habitual de la serie, que queda bien. Buen dibujo de David Lloyd, el de V de Vendetta, que le va muy bien a la serie. Muy Recomendado (9)

Johnny Nemo: Una de las extrañas publicaciones ocasionales de Recerca, en este caso un comic de una antigua antología británica de los 80, reeditado no hace mucho en EEUU, escrito por ese rebelde ingenioso que es Pete Milligan. Aunque no es de 2000 AD, la verdad es que la tira tiene mucho en común con lo que suele hacerse por allí: Por supuesto, es en una ciudad futurista y enloquecida, con protagonistas muy duros. En este caso, es una historia de detective privado duro, sólo que con la gracia de que es en el susodicho futuro, y que en vez de tener el tono oscuro e introspectivo de la mayoría de estas historias, tiene el humor cínico de Milligan de fondo. Los casos incluyen investigar monjas explosivas y preservar la virginidad de la hija de un cliente. Te puedes imaginar la clase de humor, y de historia, que surge de esas premisas. Normalmente, con el protagonista metiendose en fregados de lo más desmadrados y absurdos, y librandose de ellos a base de disparar a todo lo que se mueve. Y así es este comic. Es un comic de burradas divertidas, que aunque no es precisamente profundo, tiene el toque Milligan donde se nota que es perfectamente consciente de lo chorra que está haciendo, y lo hace a propósito y se divierte con ello, y desde luego, divierte al lector. El dibujo en blanco y negro es de Brett Ewins, colaborar de Milligan en Bad Company, entre otros seriales de 2000 AD. Es muy británico de esa vieja escuela, y por tanto, este tipo de historias las clava. La última es de Dillon, que hace su buen trabajo de siempre. No se si el público objetivo de estas cosas se enterará de su existencia (a mi casi se me pasa), pero seguramente le divertirá bastante. Muy Recomendado (9)


Jóvenes Titanes Nº14:
Por culpa de las chapuzas que hace Planeta, tenemos una historia que comienza en el primer capítulo de este número, termina en un especial que salió hace dos semanas (si tienes suerte y ha salido donde estás) y luego continua en el segundo capítulo. Y digo yo, ¿no habría sido más fácil sacar dos números de la serie este mes, como han hecho en Superman, y poner el primer capítulo de este número junto el especial en el primero de ellos? Así habría salido todo en orden, juntito, y hasta podrían haber adelantado aún más la edición, publicando la saga entera de tres números que así se ha quedado partida en dos ahora y uno el mes que viene. O si querían conservar una novedad del Salón más, por su obsesión irracional por tener en cuantas más mejor, haber publicado el primer número dentro del especial, tanto daba. Pero no hacer esta horrible chapuza. Porque además, la situación es confusa hasta leyendo en orden. Recapitulando: Varios meses antes, el Superboy del presente aparecía en el futuro de la Legión de Superhéroes, sin recordar exactamente cómo y cuando había llegado allí, y se quedaba mientras tanto en el futuro, para poder tener a Superboy con la Legión de Superhéroes como antaño. Una buena versión de un elemento clásico, que dio para algunas buenas historias. El caso es que cuando la serie fue cancelada, se dejó el cabo suelto sin resolver, y ahora se aprovecha para cerrar el círculo, con Superboy marchandose para aparecer en esas historias, y volver tras ellas. Así que buena parte del primer capítulo es preparar ese cambio, y luego el team-up con la Legión, para ir a parar al especial. Hay unas escenas monas al principio, y luego interacción divertida con la LSH al final (mejor que la mayoría de la que hay en el especial, se nota quien tenía más mano en aquella historia), pero poco más, es poquita historia. Y el chiste de “no, no son los Fatal Five, son los Fatal Five Hundred” no se puede traducir al español, y el resultado son diálogos que no tienen mucho sentido, no es que quedara demasiado bien en el original.

De vuelta de eso, toca una de esas historias donde los protagonistas viajan a un futuro posible. Johns tiene un giro a esas historias, ya que no es un futuro post-apocalíptico, sino uno bastante estable… lo que no quiere decir que sea un buen futuro. Así que la historia tiene dos puntos fuertes: El ver como han cambiado las cosas en el futuro, y el ver como reaccionan los Titanes ante esos cambios. La primera muchas veces son montones de cameos y guiños sobre personajes y elementos varios, para que los que los conozcan (a decir verdad, la mayoría son bastante conocidos si eres fan de los Titanes, y muchos con haber leido esta serie y un poquito de DC), y divertirse viendo como están cambiados o en situaciones nuevas en ese futuro. Pero por otro lado, teniendo en cuenta que Johns escribe a la larga, y tiene enlaces en muchos aspectos del Universo DC, es perfectamente posible que algunos o muchos de esos guiños sean pistas de por donde van a ir los tiros con multitud de personajes en el futuro, haciendo que no sólo sea un desfile de ingenio, sino un juego de intriga, de adivinar que cosas van a pasar, y de poner las semillas de argumentos futuros, todo a la vez. La otra es la que es más seria, ver como los protagonistas reaccionan ante lo que se han convertido en el futuro, basandose también en subargumentos del presente, que da para traumas y angustias varias, pero bien hechas, y evitando los malentendidos y tonterías propios de malas historias de viajes en el tiempo. De hecho, es una de las mejores versiones de historias de viaje al futuro, donde el viajero tiene que aprender una lección, sólo que esta vez es mucho más profunda, porque es personal. En definitiva, que pese a ser algo que suena tan tonto como viajar en el tiempo, da para buen desarrollo de personajes, unas peleas de lo más chulo, e imaginación y presentación de ideas a mansalva, a varias por página, y no parpadees que te pierdes una, que es lo bueno de estas cosas. El dibujo de McKone es increible, tanto en los diseños futuristas, todos muy apropiados (aunque desgraciadamente, los Titanes del Mañana apenas parezcan mayores que los de hoy, el único defecto de McKone) como en la acción genial. Muy Recomendado (9)


Nuevos Vengadores Nº13:
Vale, este final es estúpido. No tan estúpido como el de Crisis de Identidad, pero el doble de tramposo, a cambio. Después de dos números de intriga sobre la identidad de Ronin (al menos dentro de la historia, si cuentas desde que apareció en portadas es un año), se revela… y es un personaje que no había aparecido en la serie. Ni se había mencionado. Diablos, sólo había aparecido en una historia antes. Esa es la resolución tramposa a un misterio, donde el lector es imposible que pudiera adivinarlo porque no tenía los datos suficientes. Pero aunque no se tomara como un misterio, sino una sorpresa, es increiblemente estúpida, porque el personaje que resulta ser Ronin no tiene ningún tipo de conocimiento ni conexión establecida con la Mano, ninjas o Japón en general, que era el único dato que habían dado del personaje. Ni tiene ningún motivo para mantener su identidad secreta del resto de Vengadores, porque no le conocen. Es como si la historia estuviese pensada para que Ronin fuese Elektra, y lo hubieran cambiado en el último momento porque todo el mundo se lo esperaba, aunque no tenga ni el más remoto sentido. Tampoco es que tuviera sentido que necesitaran a otro luchador cuerpo a cuerpo, ni a un experto en ninjas teniendo a Lobezno, pero así son los caprichos absurdos y lógica retorcida que no se parece a la humana de Bendis. Oh, y lo más gracioso es que el aspecto de Ronin también es tramposo, pero el problema no es ese, podría usar un traje con relleno, se ha hecho otras veces, la chapuza total es que el traje cambia completamente de aspecto una vez se revela quien es Ronin y ya no hace falta hacer trampa. El resto del número, si a alguien le importa cuando se tiene esa estúpida revelación, es Iron Man sacandose otro ultraconveniente poder de la manga (y van…) que por ninguna razón, no ha usado antes ni volverá a usar, más pegarse contra aburridos ninjas, y más dar vueltas sobre conspiraciones, amenazas terroristas y otras choradas que podrían ser interesantes en una serie que no estuviese tan mal hecha, pero desde luego, no aquí. No es ya que Bendis no sepa escribir Vengadores ni a sus protagonistas, es que parece haber perdido la capacidad de hacer una historia con una estructura coherente y lógica interna. El dibujo de Finch sigue consistiendo en gente fea, muchas rayitas, poses forzadas y repeticiones. Evitar a toda costa (1)

Patrulla-X Nº13: Aunque oficialmente este es el principio de una nueva saga, realmente continua la saga de Rachel y la muerte de su familia extendida a manos de los Shi’ar. Buena parte del número es desarrollar un poco más el arresto domiciliario de la Patrulla-X a mano de la Oficina de Emergencia Nacional. La conclusión es que es algo ilegal, inmoral, inutil, malvado y horrible, ya la Patrulla no va a molestarse en hacer nada al respecto pese a lo mal que está en todos los sentidos. Fantástico. Hemos sustituido un planteamiento de la serie con posibilidades infinitas y fácilmente accesible como es una Escuela para mutantes (con muchas posibilidades fantásticas y de metáfora) con un equipo de superhéroes para rescatarlos y protegerlos, a un grupo de mutantes en un campo de concentración con una ligera relevancia al problema de invasión de privacidad de la America actual. Aparte de machacar sobre lo cerdos que son los carceleros del grupo y lo inútiles que eso hace a los hombres-X (lo cual les convierte esencialmente en un grupo de gente sentada en la Mansión sin hacer nada, exactamente la misma mierda en la que estuvo atascada la serie durante más de una década de falta de creatividad, me encanta como avanzamos), Claremont explora el Síndrome Post-Traumático de Rachel tras el número anterior, explica el tatuaje fetiche que le ha puesto a Rachel, y le tiene afrontando a su padre después de más de un año de evitar el tema (lo cual es consistente con como escribió la situación Matusalén la primera vez, aunque no demasiado creible). No muy inspirado, pero tampoco malisimo. Sorprendentemente, el dibujo de Billy Tan es una mejora respecto a Bachalo, dandole un aspecto muy similar a los personajes, pero sin las distorsiones típicas de Bachalo, y con una acción mucho más clara. Está aún algo verde en los detalles, pero no está mal. Neutral (5)

Superman: Teoricamente tenía el subtítulo “… de Pascual Ferry”, pero no viene ningún tipo de subtítulo en la portada. Ahora es cuando me quejaría de que si tanto les gusta Ferry, deberían haber publicado ya la miniserie de Adam Strange que dibujó, pero dado que se publicará el mes que viene, y su retraso se debe a que en Planeta les gusta apelotonar las novedades aunque eso signifique desordenarlas, no diré nada. En vez de eso, me quejo de publiquen cosas de esta olvidada y mediocre etapa, y se vayan a saltar cosas mucho mejores del personaje. En fin, esto es una selección de números sueltos de la etapa Kelly/Ferry en Action Comics, posteriores a donde cortaron en Norma, pero anteriores a la etapa actual, claro. Y aunque Kelly suele ser buen guionista, su etapa en Superman empezó bien, pero degeneró bastante, de manera similar a lo que hemos visto en su etapa en JLA. Y esto es ya de cuando estaba degenerando. Pero antes, un número escrito por Dixon, que, por supuesto, aprovecha para meter a su Nightwing y su ambiente, de manera que es como si fuese un número de Nightwing con Superman de invitado en vez de al revés. En cualquier caso, es tan soso y típico como suele ser Dixon. Volviendo con Kelly, primero hay una historia de mundo alienígena, con un villano que ya usó luego en JLA, y es una historia decente, aunque bastante predecible. Después vienen dos números de Superman enfrentandose a personajes japoneses creados para la ocasión, que son una mezcla de estereotipos japoneses y chorradas, sin ninguna personalidad o interes, y la historia se centra bastante en ellos, con Superman simplemente reaccionando ante esa gente y su historia nada interesante. Oh, y un subargumento de problemas maritales con Lois, pero te puedes imaginar como termina. Kelly se redime un poco con una historia bastante mejor, una historia triste con una buena idea, Superman tratando de buscar a un desaparecido, tanto como superhéroe como reportero, mientras vamos viendo la historia del desaparecido. Así si que se hacen las historias sueltas. Por último, otra historia suelta, de misterio, con un personaje DC conocido. Tiene alguna cosa interesante, pero la solución es confusa, y el desarrollo bastante chorra. Realmente, Kelly ha degenerado bastante últimamente. En cuanto al dibujo, que se supone que es la razón de todo esto… comparado con sus últimos trabajos, deja mucho que desear. Si estos tienen un estilo claro con una anatomía sólida, buenos diseños y acción chula. Aquí la acción es confusa muchas veces, los diseños son raros, y la anatomía es similar a la de sus colegas de la época en otras series de Superman, es decir, personajes de anatomía discutible y achataparrada. No es que no tenga cosas buenas, pero no es precisamente para dedicarle un tomo. Los fans de Ferry, se pueden esperar a que saquen sus trabajos buenos, y los fans de Superman, que pidan otros tomos con mejores etapas. Neutral (5)

Superman/Linterna Verde: La Leyenda de la Llama Verde: Y otra novedad con Linterna Verde. No se yo, demasiadas novedades para un personaje que nunca ha sido excesivamente popular aquí. Además, no entiendo yo la absurda política de Planeta de sacar un montón de novedades similares el mismo mes, en vez de repartirlas a lo largo de los meses, así sólo se hacen competencia a si mismas. Es una regla básica del marketing, que no parecen captar. Pero bueno, esto tiene a Superman y a Gaiman, así que es otra historia. Claro, que ya lo publicó Norma no hace tanto. En cualquier caso, esto es un especial que sirve de conclusión a Action Comics Weekly, que fue un experimento a finales de los 80 de hacer un comic semanal, el último en EEUU hasta este año con 52. ACW era una antología que tenía siempre a Superman y a Linterna Verde, y el resto de historias se alternaban entre varios personajes. La gracia es que la conclusión no llegó a publicarse en su día (la historia tenía problemas de contradicción con otras historias recientes, como el paradero y orígen de la Batería de Poder del LV de la Edad Dorada del título, o que Hal conociese la identidad secreta de Superman, cuando en esa época no era así, aunque irónicamente Metzler haya deshecho retroactivamente todo eso) y no salió hasta finales de los 90, cuando se dieron cuenta de que podían aprovechar que tenían un guión de Gaiman sin publicar. El resultado… bueno, aquí se demuestra lo que decía el otro día de que la mayoría de guionistas no entienden a Linterna Verde. Si la idea central es que es un aventurero intrépido sin miedo, ¿Qué cojones hace aquí angustiado por dudas absurdas como principal caracterización? Es decir, eran los 80 y había que joder a los personajes con cosas así, pero no puede haber personaje menos apropiado para eso. Sólo lo jodes a largo plazo, como ocurrió. (No es que esto sea necesariamente culpa de Gaiman, era la absurda dirección editorial entonces) Aparte de eso, es un tour de los dos protas principales, visitando a otros de los protas de la antología, con la Batería verde dichosa como excusa, muy reminiscente de los tours de los Libros de la Magia, y también de ciertas historias de la Cosa del Pantano de Moore. Hay momentos bastante buenos con los personajes invitados, como los ya familiares con este formato Fantasma Desconocido (o Errante, a ver si se ponen de acuerdo de una vez) o Deadman, y los héroes principales brillan también en la escena final, pero por lo demás es un ejercicio ligero de visitar una serie de puntos arbitrarios, con un poquito del ingenio de Gaiman de vez en cuando. Ayuda el dibujo, que siguiendo con el tono de antología, tiene diversos autores, la mayoría muy buenos, cada uno apropiado para el personaje de su sección, aunque se diferencien mucho entre si. Grandes elecciones como Allred en la parte de los héroes principales, Campbell en la de los Halcones Negros, Totleben en la de Deadman, o Aparo y Wagner en su antiguo amigo Desconocido. Quizá decepcione a fans de Gaiman, es más para fans del Universo DC en tono británico de finales de los 80, pero no de los mejores. Recomendado (7)

Ultimates 2 Nº4: La serie regular se interrumpe para poner el primer anual de la serie, el último que quedaba por publicar de la primera tanda. Se nota que Millar no tenía pensado hacer el anual cuando planeo la serie, y ha tenido que inventarse algo cuando en Marvel decidieron sacar anuales de todas las series Ultimate el año pasado, porque es una historia totalmente intrascendente para la serie. Los protagonistas principales apenas aparecen más que como cameos, excepto uno que aparece un toda una escena. Es la historia de los reservistas de los Ultimates. Millar pierde puntos de ultimizador por no ponerles nombres como Bill Foster, Michael O’Brien o John Walker, que dudo que vayan a usarse, y que habrían quedado bien como guiño. Pero realmente, es una historia sobre Nick Furia, y sobre como es ser el tipo más peligroso y odiado de la política oscura internacional, y las cosas difíciles que tiene que hacer, tanto pública como privada como ultrasecretamente para mantenerse al mando, y mantener toda la organización de los Ultimates a flote. Bastante bueno en ese sentido, pese a que se nota que es intrascendente, y algunos de los detalles de cómo están montados los reservistas son buenos, aparte de que la subhistoria del suplente del Capi está también bastante bien. El dibujo de Dillon no podía ser más diferente del de Hitch (bueno, si podía, al menos los dos son claros y de anatomía normal, pero ya me entiendes), ya que a Dillon se le dan mucho mejor las escenas de gente normal más tranquilas, como mucho de violencia restringida, y no las de superpoderes y grandes explosiones. Pero como este anual es más de lo primero, le va bastante bien, aunque choque con el resto de la serie. Recomendado (8)


X-Men Nº13:
Terminan los tres números de la Patrulla-X corriendo como pollos descabezados frente a los Mazentinelas Z, aunque en este caso es una amplia mejora, porque aparte de que el resto de material le quita protagonismo a esa parte, Milligan no se toma muy en serio esas escenas de acción, y hasta los personajes admiten que están haciendo el tonto. Por supuesto, cuando los personajes se quejan del guión es una mala señal, pero en este caso parece que es Milligan riendose de la estúpida premisa que le han endosado los simios de sus editores, así que al menos tiene algo de gracia, incluso cuando degenera en una pelea absurda contra la Liga Sapien. Que también son una idea muy vista y tonta, pero como tampoco se los toma muy en serio, no molestan demasiado. El resto es el culebroneo entre los protagonistas: La idea principal es la ironía de que el Hombre-X que parecía haber perdido los poderes no los ha perdido, y viceversa. La explicación no funciona bien del todo, porque supone que Bobby no se dio cuenta de que había “perdido los poderes” hasta después de enterarse de lo del Día-M, pero dado como funcionan, y más específicamente, como mostraron la escena donde los perdía en Dinastía de M, no cuela. Pero aparte de ese detalle tonto, es una buena idea para ambos personajes, y la revelación de la pérdida de los poderes de Polaris es genial. Y aunque la manera de Milligan de llevar la locura de Lorna (ignorandola menos cuando le conviene que no esté del todo cuerda) deja que desear, al menos queda un poco más ambigua en este número, y parece que va en dirección de arreglar otras burradas de Austen con esos personajes. Y la idea de Mística sigue siendo buena, totalmente de madre malvada, y por tanto apropiada para ella. Los otros subargumentos… bueno, ya veremos, uno parece muy raro, y uno deprimentemente familiar. Este número depende mucho de si te gusta el sentido del humor de Milligan, que se basa en hacer argumentos tópicos, pero de manera perfectamente consciente de lo tópico que es, y tratando de demostrarlo, como una versión muy burda de X-Statix, pero basandose en ideas peores y con menos potencial. Pero aún así, bastante más disfrutable de lo que tiene derecho a ser. El dibujo de Larroca es bueno, pero más plano y descuidado que otras veces, por alguna razón. Recomendado (7)

Terminaron buena parte de las series de la temporada. Alias fue una temporada bastante mediocre, que sólo se salvaba en algún momento puntual, y en la historia final. Veremos que pasa en la última temporada. Perdidos tuvo una temporada excelente, resolviendo muchos de sus misterios, y abriendo otros muchos, dando una imagen cada vez más clara sobre la isla donde transcurre, y desarrollando bien a los personajes, aunque quede claro que hay cosas que se inventan sobre la marcha. De momento, sigue desafiando la probabilidad y siendo buena. 4400 también evitó caer en muchos tópicos y fórmulas, y estuvo bastante bien, y seguirá estandolo si sigue manteniendo una trama central interesante en vez de irse por las ramas o repetirse. Y Doctor Who terminó su primera temporada con un final genial que incorporaba elementos de los capítulos anteriores, y tocaba bien todos los elementos chulos de este tipo de épicas de aventuras. Así que me quedo con House (que sigue siendo de fórmula, pero de momento lo hace bien, veremos que pasa en la tercera temporada), Heroes (muy similar a los comics de superhéroes, y que ha tenido una mitad de temporada intrigante) y Studio 60 (ni de lejos tan buena como Ala Oeste, pero se deja ver, aunque debería solucionar unos cuantos problemas si quiere que haya una segunda temporada), a la espera de que pongan la última temporada de Dos Metros Bajo Tierra pronto.

[Suena La Era de los Jueces, de Aviador Dro]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana… nada de descansar de Expocomic. Nada menos que 19 reseñas, entre lo que quedaba de Panini (Dos tomos de Akira Yoshida, ¡quiero corazón!), cosillas de Planeta y las novedades del mes de otras editoriales, que quedaron rezagadas. El recuento de reediciones a material nuevo es de 3 a 16. Y sorprendentemente, he terminado las reseñas rápidamente, diciendo todo lo necesario sin enrollarme. (Además, me doy cuenta que en cuanto más fácil y rápidamente, mejor me salen, al menos en mi opinión) Si aún tendré posibilidades de seguir haciendo esto el año que viene y no morir en el intento.

Dos cosas de las que hacer publicidad. Primero, la del blog de reseñas de mi colega Alberto, http://mundoclon.wordpress.com, que no lo hace nada mal, echadle un vistazo. (Cuidado, contienen spoilers) Y segundo, y gracias también a Alberto, la adaptación a blog del Cuarto Muro, https://cuartomuro.wordpress.com. No, no voy a pasarme al blog, la página principal seguirá siendo la de siempre, pero además habrá una edición en blog (si nos acordamos cada semana), para aquellos que les guste más el formato, además de poder aprovechar de avisos automáticos de actualización y esas cosas. Decidme que os parece, y como mejoradlo, que de estas cosas modernas no se mucho.

No hay comentarios de novedades americanas esta semana, por motivos que me tienen bastante enfadado y en los que prefiero no entrar. Así que pasamos al meollo:

Authority Vol.2: Esta vez toca la reedición de la etapa de Millar y Quitely, que los convirtió en superestrellas también, aunque este último sólo hizo 7 números de los 12. Y hay cuatro números de Tom Peter y Dustin Nguyen que son una historia de relleno a mitad de la última saga, divertidilla pero un poco tonta, y que encaja mal en medio de otra historia. Quitely sigue con el nivel excelente de dibujo, extremadamente detallado, imaginativo y brutal, aunque en vez de la belleza realista de Hitch tenía un estilo exagerado más personal, pero aún más divertido. Los suplentes, sobre todo Chris Weston y Arthur Adams, también están a la altura. Millar por su parte, aunque mantiene las bases de la serie, hace algunos cambios. Si hay algo que Millar no es, es sutil, desde luego. Por tanto, la sutileza que le daba Ellis a la serie salió por la ventana nada más empezar. Los personajes, cuya caracterización había sido sutil hasta entonces, se exageraron. Comenzaron a practicar sexo constantemente, a tener adicciones o a volverse aún más sádicos y violentos. También se dejó más clara la relación homosexual entre dos de los componentes del grupo, que Ellis había sugerido antes, lo que le dio más publicidad a la serie. Hasta el lenguaje era más bestia. Otra cosa que Ellis había sugerido sutilmente era la Autoridad que dice el título. Bajo Ellis, el grupo tenía cierto aire fascista, de “el Gran Hermano te vigila por tu seguridad… y para que te portes bien”, pero nunca se saltaban las reglas. Bajo Millar, sin embargo, comenzaron a creerse una autoridad mundial, y a asaltar otras autoridades menores. A arreglar los problemas del mundo real, usando la fuerza. Por supuesto, sin explorar lo más mínimo los enormes problemas que eso acarrearía. Era muy simplista: Los gobiernos y corporaciones del mundo real malos, los brutos protagonistas buenos. Hace imposible tomarse la serie en serio sin que parezca estúpida, luego solo se puede tomar a broma. Es Millar usando Authority únicamente como excusa para hacer el gamberro todo lo que podía, para meterse con quien le cae mal, y para jugar a ver hasta donde puede hacer el burro y provocar y que le dejen. El resto era secundario. ¿Divertido? Si, mucho. ¿Ingenioso? Bastante, excepto las referencias al mundo real. ¿Radical? Bueno, en el sentido en el que el primero que dijo “mierda” en televisión fue radical. ¿Innovador? Apenas. Pero bueno, si no te lo tomas en serio, y pasas de lo guay, moderno, gamberro y sofisticado que se cree Millar, es muy divertida, en plan ultraviolencia y acción e ideas imaginativas. Y ahí fue la última vez que la Autoridad valió la pena, o llamó la atención lo más mínimo, hasta ahora. Muy Recomendado (9)


Brigada Planetaria:
Otra de las series de miniseries de Giffen y DeMatteis para Boom!, presumiblemente en el mismo universo (o uno de ellos) que Heroe^2, ya que uno de los protas es el Capitán Valor en su papel de Superman. Esto es básicamente la misma idea que su LJI (que por cierto, Planeta aún tiene una historia inédita suya por sacar… ¿están esperando a que maten a todos sus protagonistas, o que?), sólo que es una versión de la Liga menos patética, y formada por personajes nuevos que son arquetipos. Aparte de un Superman, Batman y Wonder Woman, hay una hechicera alejada de la humanidad, pero con elementos originales, una chica sin más personalidad que ser juguetona y fácil como muchas de las protagonistas del duo, y un alienígena obligatorio, con la también obligatoria personalidad cínica, borde y hedonista de todas las series del duo. Lo curioso es que pese a que aquí pueden hacer lo que les da la gana, tiene una historia más seria que muchas de las de LJI. Quizá influya que ahora DeMatteis contribuya en los argumentos (cosa que se nota mucho en la parte dedícada a la mística, con mucha charla sobre karma y reencarnaciones, que es uno de los temas favoritos de “New Age” DeMatteis) en vez de simplemente hacer los diálogos. El caso es que eso hace que el resultado sea mejor. Sigue habiendo un montón de diálogos graciosillos (entre graciosos e irritantes según el momento y la repetición de los chistes) entre personajes, aunque menos repetitivos que otras veces, pero hay un argumento de verdad, una historia de superhéroes, e interacción entre los miembros del grupo más que decirse tonterías o ser bordes entre ellos. Aparte que algunos de ellos son más que un chiste o una idea graciosa/paródica, sino que tienen algo de desarrollo de verdad. No está mal, la verdad, no es repetir otra vez el mismo chiste. El dibujo viene de un buen montón de dibujantes, algunos novatos verdes como el Abraham de Heroe al Cuadrado, otros veteranos olvidados como Eduardo Barreto o Mark Badger, que no lo hacen mal, aunque tampoco sean precisamente perfectos. Está bien que Giffen y DeMatteis sigan mejorando su fórmula. Eso si, que no vengan con tonterías como la portada del nº2, que el hecho de que la gente odie su estilo de ser ridículo y no tomarse en serio a los personajes no significa que quieran seriedad y oscuridad, que hay un amplio espectro en medio. Recomendado (7)

Capitán America Nº14: Termina la saga del Soldado de Invierno… pero como ya ha chafado el número de Lobezno de este mes (imbéciles de Panini, ¿tanto costaba retrasarlo unas semanas?), ni termina ni leches. Lo central del número es el Capi contra Bucky Zombie Cyborg y es tan aburrida como puedes esperar de una pelea contra un zombie de pocas palabras sacado directamente de 1994. No es que no parezca climático, es que es el típico “Lucha, Bucky, lucha contra el control mental” que si has leido comics algo de tiempo habrás visto escenas de ese tipo, particularmente si has leido a Claremont. Y el final… en vez de resolverse el tema y dejar de tener al Capi quejandose continuamente por Bucky (cosa que había dejado de hacer hace siglos con guionistas buenos, y pese a eso, es para que deje de hacer eso que Brubaker ha resucitado a Bucky), va a seguir dandole vueltas y vueltas, como si hubiera algo decente que hacer con esa idea. Y el Cubo Cósmico también sigue estando infrautilizado (¿No se supone que hace cualquier cosa? ¿Por qué se limitan a usarlo para control mental?). Un final mediocre, para una primera historia estúpida, que se cree muy moderna, cuando está haciendo lo mismo de siempre, pero más aburrido y lento, y con ideas la leche de estúpidas. Lo único salvable del número, aparte del dibujo de Epting, es la revelación del final, que salva una de las cosas discutibles de los primeros números, y resulta en la revelación de un villano que promete mucho. No Recomendado (4)

City of Tomorrow: No entiendo que criterio de publicación usa Norma. Teniendo los derechos de Wildstorm, tienen bastante material bueno y relativamente popular. Porque una de las primeras cosas que publican son cosas de hace unos años que han pasado sin pena ni gloria como esta, no lo se. En fin, resumiendo, esto es un comic de Howard Chaykin, y con eso ya te lo digo casi todo. Protagonista muy macho y duro, mújeres que únicamente están para querer tirarse al protagonista u otros, muchos tiros y testosterona, villanos de caricatura al mando de una corporación malvada, y algo de sátira social muy obvia. Lo mismo que ha estado haciendo desde hace muchos años, básicamente una versión light de su American Flagg! (eso si que valdría la pena editarlo por aquí), aunque desgraciadamente, ha hecho cosas bastante peores en los últimos tiempos. Si eres muy fan suyo, o fan de esos elementos que no le has visto hacerlos otras veces antes, puedes echarle un vistazo, pero la verdad, hay poco contenido bajo la superficie. Neutral (5)

DR & Quinch: Esta bien que reediten el material de Alan Moore de 2000 AD, pero antes de publicar algo que ya vimos esta década, podrían acordarse de que aún hay material que no se ha reeditado, como los Shocking Futures. Como esto ya salió aquí hace 5 años, os pongo la reseña que hice en su día para Top Comics, que no llegó a verse por la cancelación de la revista: “[Esto es] un serial que hicieron los dos Alans para la revista de comics británica 2000 AD a principios de los 80. Y francamente, editar cualquier trabajo de estos dos autores es de agradecer. Los que recuerden el trabajo que estos dos monstruos hicieron juntos en Capitán Britania… bueno, no encontraran algo similar aquí, aunque si encontraran el mismo sentido de la diversión exagerada en mundos fantásticos de ciencia-ficción, llenos de bichos ingeniosos y conceptos chulos. Pero la diferencia es que este es un comic de humor brutal, de sátira desenfrenada. La historia esta protagonizada por dos alienígenas universitarios bastante gamberros… de hecho, mas bien son un par de sociópatas. Su única misión en la vida es divertirse, a ser posible puteando a todos los que pillan por delante. Solo que en el mundo exagerado de esta serie, eso consiste en bombardear planetas y arrasar civilizaciones. Entre otras cosas. Durante sus aventuras se irá uniendo un plantel de secundarios tan alocado como los protagonistas. Y así tendremos diversión con mala leche, y bastante sátira social cafre si se lee detenidamente, en un gran tomo que agrupa varias historias autoconclusivas de distinto tamaño que tienen una cierta continuidad, si se me perdona la expresión. El dibujo [de Davis] es maravilloso. Una tira cómica ci-fi despiadada por dos de los mejores. ¿Qué mas puedes pedir?” Sólo añadir que esta vez han puesto unas páginas extra que escribió después Jamie Delano, chistes de una sola página que no son demasiado buenos, la verdad. Muy Recomendado (10)

Flash Nº13: Terminan los crossovers con Crisis de Identidad. El primero termina (de momento) la historia del Trompo, que consigue la inexplicable hazaña de hacer chulo y amenazador a un tipo vestido de rayas de colores cuyo poder es girar como una peonza. Johns se merece un premio por su trabajo en la rehabilitación de villanos mierda. Lo más interesante es la revelación que se hace, que explica una tendencia de ciertos personajes en los últimos años, y que pone las cosas muy tensas para próximos números. El final tiene la conclusión de un subargumento de hace tiempo, que puede parecer algo anticlimático, pero que realmente era la mejor solución sin caer en tópicos. La segunda historia tiene los efectos de una de las cosas de Crisis de Identidad (que por supuesto, aún no se ha visto aquí… geniales en Planeta y su distribución) y le da a Johns para centrarse más en los villanos, que es lo mejor de la serie. Muy buena interacción entre ellos, actuando en parte como una sociedad (no, no como la Sociedad, eso aún no toca) en parte como una familia, y poniendo las cosas realmente interesantes para la próxima Guerra de Villanos, donde convergirán todos los subargumentos chulos que llevan tiempo preparandose. Buen dibujo, pese a sus defectos (bien sobre todo en la acción y movimiento) de Porter, y hay una divertida página doble de todos los villanos de Flash para los que gusten de esos guiños visuales, aunque haya alguno que no debería estar ahí. Muy Recomendado (9)

Green Arrow Especial Nº2: Muy bonito, usar la portada que chafa el final del número, que además es la peor dibujada de las tres. Ni que lo hicieran a propósito. El primer número está dedicado a demostrar que Ladrillo es una buena nemésis para Flecha Verde, su versión de Kingpin a todos los efectos. Más o menos lo consigue, sin salirse mucho de los esquemas. El segundo número es otro de los números de Winick de “interrumpimos su emisión para tratar un tema importantísimo de la vida real”. A decir verdad, no está mal hecho, mejor que el que hizo similar en Linterna Verde, ya que no va de introducir un elemento así y luego olvidarlo, sino que va de introducirlo como algo que va a estar siempre en la serie, y la verdad, como dicen en la historia, no es nada descabellado. Sólo que como en este número se presenta, hay que dedicarle el número entero. La parte de presentar el tema a veces cae en Winick dandole la charla directamente a los lectores, pero la parte de ver a los personajes reaccionando está muy bien hecha. No es de extrañar, ya que es el tema favorito de Winick, que le afectó personalmente y del que escribió largo y tendido en otros sitios. (Por cierto, el traductor aparentemente es incapaz de saber la traducción española de un término comunmente usado) El último número va sobre todo de enlazar dicho tema con el desarrollo inevitable que se ve en la portada, y Winick al menos se esfuerza en justificar porqué es inevitable, pese a que Kevin Smith se esforzó en decir lo contrario en su día. Pero claro, también ayuda que la serie ahora mismo transcurre en un clima más propenso a esas cosas, no necesariamente menos realista, pero usando reglas más diferentes que el mundo real. Winick está cometiendo enormes cagadas últimamente, pero esta no es una de ellas. Buen dibujo de Hester, tanto en las partes acrobáticas como en la expresión que le da a los personajes hablando. Recomendado (8)


Jóvenes Vengadores Nº9:
En vez de seguir con la serie regular, toca un Especial (que en otros años habría sido llamado Anual) para que Cheung pueda tener aún más tiempo de descanso para próximos números. La idea aquí es que Jessica investiga a cada miembro del grupo, y vemos que hacían antes del primer número, lo que en muchas ocasiones se traduce en contar (parte de) su origen, con un dibujante para cada segmento, de estilo más experimental y oscuro de lo habitual. Primero toca Cassie Lang, que como ya sabemos su historia, nos desarrolla un poco más su vida familiar (sacada de los Vengadores de Johns) y sus motivos para ser una heroína, sacandole partido a una de las mayores estupideces de Bendis. El dibujo es una ultrarrarísima colaboración de Neal Adams, que practicamente justifica el especial de por si. Después toca Hulkling, en una historia decente aunque predecible, y que deja de lo más claro cual es su origen y conexión con los Vengadores sin decir nada. Buen dibujo de Gene Ha. El segmento de Wiccan tiene cosas en común con el de su novio, porque son muy parecidos, pero la relación con los Vengadores es más explícita, dejando aún algunas preguntas intrigantes e irritantes. El dibujo de Jae Lee es bastante apropiado, con un buen uso del color. Y entonces viene el orígen de la chica sin nombre de superhéroes. Y su “origen” es un horrible estereotipo, que bordea en lo insultante en un trato superficial de un tema complejo que no se puede tratar así, además de manido. Estoy seguro de que a Heinberg le molestaría que el “orígen” de cualquier personaje gay fuera que abusaron de él de pequeño, no se porque hace el equivalente en este caso. El dibujo de Sienkiewicz es bueno por lo general. Por último, como el orígen de Patriota ya lo sabemos, su trozo simplemente ordena y pone bonito lo que nos dijeron números anteriores. Es el primer dibujo de Ferry en su retorno a Marvel, y queda un poco raro, en parte por los colores. Iron Lad/Visión no tiene origen, pero dan una pista de que van a volver a algo de la primera historia que puede arreglar cosas o cagarlas aún más. El dibujo de la parte que enlaza es apropiadamente de Gaydos, que lo hace bien. Un número más de la serie, con los problemas de siempre, pero con una gran elección de dibujantes. Neutral (6)


Juez Dredd: Los Archivos Completos Nº1.1:
A ver si esta vez, alguien logra por fin hacer una edición de tomos de 2000 AD en condiciones, en vez de publicar algunos tomos cada mucho y desaparecer. Esta vez son unos tales Kraken, a ver que hacen. Esto comienza la edición española de un proyecto muy loable: Reeditar todas las historias del Juez Dredd, el personaje más famoso del comic británico moderno, desde el principio. Son comics que tienen cerca de 30 años, que no se han reeditado recientemente aquí, si es que se llegaron a publicar en alguna de las ediciones antiguas de 2000 AD. A decir verdad, estos números son anteriores a los que hicieron realmente clásico al personaje, pero ya se ven muchos de sus elementos tradicionales: Un protagonista chulo e inexcrutable; Mucha violencia y armas futuristas; Sátira y crítica social como trasfondo. Y en general historias divertidas sobre el fascista más heroico de la historia deteniendo distintos tipos de crimen a lo bestia, sin perder el tiempo en tonterías, en un futuro desmadrado que puede dar un poco que pensar. Todo eso se desarrollaría mucho más posteriormente, pero estas historias, de guionistas múltiples (algunos de los cuales son seudónimos de sus creadores, Pat Mills y John Wagner), ya son medianamente divertidas, y es curioso ver como se van presentando los elementos tradicionales del personaje. Muchas son historias cortas, aunque tenemos la primera historia larga, contra una desmadrada rebelión robot. El dibujo viene de varios clásicos de 2000 AD, destacandose su creador, el más conocido Carlos Ezquerra, y otros como Gibson y MacMahon. En general está bastante bien, aunque se noten los cambios de uno a otro pese a tener estilos similares, y ver que los diseños, incluido el de los jueces, aún estaban terminandose de formarse. De momento, esto es una curiosidad histórica (lo bueno no empieza hasta el final del siguiente tomo, que es la segunda mitad del tomo original, si no me equivoco), pero una bastante llamativa. Recomendado (7)

Kitty Pryde: Es alucinante que en Panini no publiquen casi nada de autores buenos como Slott o Nicieza, u otros menos conocidos pero que siguen sacando cosas, pero publiquen todas las chorradas que ha sacado alguien tan malo como Akira Yoshida, especialmente siendo miniseries-basura irrelevantes de mutantes para sacar pasta. A decir verdad, esta no es mala, es de lo poco salvable que ha hecho Yoshida, pero no deja de ser intrascendente e innecesaria. La idea aquí es hacer una historia de aventuras con Kitty como valiente heroína aventurera, reminiscente de sus tiempos clásicos con Claremont, sólo que ahora es más madura, menos niña y sin la introspección claremontiana. Tan reminiscente es de esa época, que usa personajes y situaciones típicas de entonces. Lo irónico es que para basarse en un elemento de una historia de la Patrulla-X de 1984, contradice totalmente y sin explicación el final de la historia. Hay que ser listo. Pero bueno, es una historia de aventuras sin mucha complicación, con Kitty siendo una chica luchadora e inteligente, ayudada por el sin par Lockheed (que pega mucho más en este tipo de historias que en la Patrulla-X… de hecho, en general esto es de un género y tipo de historias muy diferente de la Patrulla-X que funciona mucho mejor con Kitty como protagonista independiente, que cuando tratan de usarlas en Patrullas-X) metida en una trama relacionada con su pasado y con mitología japonesa, que usa muchos de los tópicos de este tipo de historias, pero sin caer en las tonterías. Hace suficientemente bien al personaje y a la manera de tomarse naturalmente las cosas que se encuentra, y eso la hace divertida, pero sin pasarse. Y a eso le ayuda que el dibujante, Paul Smith, también sacado de esa época, que ahora tiene un tono ligeramente más de dibujos animados, pero que sigue siendo muy clarito, muy dinámico y muy agradable, con buenas coreografias para las peleas, a mano o espada. Para fans del personaje o de la época a la que hace referencia, cumple perfectamente. Recomendado (7)

New X-Men Nº16: Una ligera mejora respecto al número anterior, pero cada vez da más la impresión de que Kyle y Yost quieren imitar el horrible estilo de las series de los 90. La interacción entre los personajes es algo mejor que en el número anterior, porque hay menos histrionismos y actuan ligeramente de manera más natural. Pero sigue siendo mediocre: La mayoría de personajes sólo saben actuar para colisionar con otros personajes, apenas muestran elementos de personalidad, y sólo tienen dos modos: Furioso o angustiado. Es como si se inspiraran en el libro de estereotipos de series de grupos Marvel que tanto se parodia. También se presenta un poco más al malo de la historia, que es el Reverendo Stryker. Volver a utilizar a un personaje cuya historia original era a) cerrada y b) mítica es una mala idea, y he aquí la muestra. Toda la sutileza y comentario social del original se ha perdido, y aquí no es más que una caricatura de un predicador demente, diciendo tonterías vagamente mesiánicas, y acompañado de otros pirados encapuchados que recuerdan a la Iglesia de la Humanidad, que no es precisamente a quien quieres que se parezcan tus villanos. Por último, se añade a la serie un elemento de ciencia-ficción derivado de uno que nunca ha pegado en absoluto a la serie, de manera chapucera, y que aparentemente va a servir para poder hacer versiones de historias de la Patrulla-X de Claremont para que los guionistas naden es nostalgia. Si sólo esta serie se pareciese a lo que intentan imitar, en vez de la gente que intentaba imitar esos comics… al menos el dibujo de Brooks está mejorando y aunque aún tiene algunas distorsiones y cosas desagradables de su estilo post-Image, pseudo-animado, empieza a ser aceptable. Oh, y la cronologia del número contradice totalmente la de las demás series. (Tienen a los Mazentinelas Z en el patio nada más ocurrir el Diezmo, cuando según el especial inicio y otros, no aparecen hasta días después) Mira que es inútil el editor de esas series que no puede ni coordinarlas bien. No Recomendado (3)

Pulse Nº14: Cage parece un mafioso/pandillero absolutamente abofeteable en la portada. Estúpidos dibujantes que copian de fotos. Al menos en el interior parece una persona de verdad, y parece Luke Cage. La mitad del número es que Bendis se acuerda por fin de que esta serie va de periodistas investigando noticias sobre superhéroes, que en teoría era la premisa de la serie, pero que en la práctica llevaba ignorando bastante tiempo. Más vale tarde que nunca, ahora que estamos a punto de cancelar la serie. Es un caso curioso, rescatando del olvido un personaje ciertamente curioso, el héroe de tercera, únicamente Vengador por chiripa Hombre-D. Bendis parece pasarselo bien con el personaje, a base de que es un personaje bastante mierda dentro de la serie, pero ciertamente lleno de elementos que lo hacen bastante interesante, y todas las escenas son a base de sacar jugo a esos elementos, y tener a Urich investigandolo. No es tan bueno como las investigaciones de Alias, pero es lo más cerca que ha estado Bendis desde hace tiempo. Y luego está la parte de Jessica. El chiste antes de que saliera la historia es que con la lentitud de Bendis, ibamos a tener una saga de 6 números sobre el parto… lo aterrador es que se está convirtiendo en realidad. En este número, la historia no avanza en nada, Jessica sigue de parto, sin que haya empezado realmente. Ninguna de las escenas dice lo más mínimo ni avanza nada, ni sirve de nada. Se llama hacer tiempo, rellenar y tomar el pelo, en general. Es que ni las telecomedias lo estiran tanto. Oh, y la obsesión desmedida de Bendis por su Mary Sue llega a níveles exagerados, donde el cliffhanger es que Jessica es tan valiente… ¡que va a dar a luz! ¡Sin ayudas! ¡Como cientos de mujeres cada día! ¡Y eso aparentemente es tan heroico que asombra a los Vengadores! Oh, por el amor de Dios, Bendis ha perdido completamente la perspectiva de lo que hace una historia que funcione, o de cómo hacer reaccionar a sus personajes de una manera creible. Al menos el dibujo de Gaydos es bueno. Neutral (5)

Solo Nº3: Esta vez tocan historias hechas por el autor alternativo (más o menos) Paul Pope. Si lo conoces un poco, (Aquí se han visto cosas suyas como 100%, aunque quizá suene más por dibujar un número de X-Statix) no te extrañará que sean bastante raras. La primera historia cuenta un relato griego clásico, de manera accesible y bien mostrada. La segunda es una historia sobre OMAC (no el revival actual, el original de los 70), que es extrañamente apropiado, teniendo en cuenta que estaba lleno de conceptos chulos y raros, hasta para los estándares de Kirby. (la primera página con la “amiga” es de lo más chocante, en el buen sentido) Una historia de ciencia-ficción e ideas maravillosas y extrañas, actualizando bien el estilo de Kirby sin imitarlo excesivamente. La tercera es un relato nostálgico sobre la infancia (del autor, supongo), concretamente sobre los anuncios de chorraditas que venían en los comics americanos hace años. Funciona bien captando la nostalgia por las cosas que parecían chulas a esa edad, y que resultaron no serlo, aunque no compartas la experiencia concreta. La cuarta es una historia naturalista sobre la gente normal que pasa por un bar de barrio. Bastante buena aunque no te gusten mucho esas cosas. Y la última tiene la segunda concesión al Universo DC, con una historia normalita del Batman y Robin contra el Joker, estilo años 60, por supuesto, no tomada muy en serio. Tiene cierta gracia si la miras con los ojos adecuados. Todo con el dibujo de Pope que es raro, algo feo y difícil de pillar, pero a la vez fluido, expresivo e intrincado. De nuevo, Solo sigue siendo un gran experimento para mostrar la gran diversidad a la que pueden llegar distintos autores, haciendo bien cosas simples. Muy Recomendado (9)

Superman Nº8: Dos números más de Austen, a ver si nos libramos de una vez de él. Con la luz al final del tunel acercandose, se puede empezar a apreciar el humor no intencionado de sus gilipolleces. En este número: ¡Un intento serio de tener un triángulo amoroso Lois-Clark-Lana, con Lois celosa y Lana actuando como una mujer Austen! ¡Un villano que se llama Repoman, que significa literalmente el hombre que recupera cosas perdidas, que está sólo a un paso del Hombre Arreglador de Bicicletas de los Monty Python! ¡Páginas y páginas de Superman enfrentandose a ese engendro hipertrofiado! ¡Y la introducción gratuita de uno de los elementos más gilipollas de Smallville, ya puestos a joder! Todo con el peor diálogo imaginable. Esta va para los anales de la historia. El dibujo de Reis va perdiendo, supongo que acorde con lo que le hacen dibujar. En la serie de Rucka, nos presenta una nueva versión del Parásito, y continua con lo de Ruina, que se va conviertiendo en una amenaza digna para Superman, resonando de varias maneras distintas para que no decaiga el interés. Al dibujo de Clark aún le falta para ser bueno, siendo un poco chapucero en algunas cosas. Por último, Azzarello continua con lo suyo, con un número a base de Superman, Batman y Wonder Woman siendo gilipollas los unos con los otros para tener drama barato. Demuestra que sigue sin saber de que va el asunto, y tampoco es ni remotamente interesante. Lee es como siempre. No Recomendado (3)


Thor: Jóvenes Guerreros Nº2:
Segundo y último tomo de esta miniserie que únicamente existe para tener series específicamente pensadas para niños/adolescentes, cosa que no tiene pinta de haber funcionado ni aquí ni allí. Como muchas de estas historias, eso se traduce en escribir historias muy simples protagonizadas por adolescentes, y eso es lo que tenemos, al igual que en el primer tomo. La primera historia introducide a la versión adolescente de Brunhilda la Valquiria, y de Amora la Encantadora, y es la historia de Sif tratando de competir con ellas para no se liguen a Thor. Así que es esencialmente un comic de romance de chicas, con elementos de magia y protagonistas algo más agresivos de lo habitual en el género. No es una mala idea para la serie, este tipo de mezcla de fantasía y romance tiene éxito entre el público de jovencitas, el problema comercial es que dudo que un comic del Jóvencito Thor llegue a ellas. El problema artístico es que no está especialmente bien hecho, es de lo más predecible, y un tanto chorra, no muy malo, pero tampoco gran cosa, y más si estás fuera del público objetivo. Oh, y Yoshida resulta que si se acuerda de lo del cambio de color de pelo de Sif, y lo usa apropiadamente, aunque sigue cometiendo otras infracciones con la historia, como lo de Hela. La segunda historia es la más idonea para terminar la serie, donde Thor reclama por fin a Mjolnir. Y aparte de que Yoshida no parece entender bien del todo como funciona el hechizo, es exactamente lo que podías esperar de la historia, especialmente si leiste el tomo anterior. Una historia de aventuras de chavales donde al final empiezan a hacerse mayores, y salvan el día, ya sabes como va. Lo mejor es el dibujo de Tocchini, que hace a unos protagonistas preciosos, en aspecto y ropas, y un Asgard de fantasía bastante bueno, con buena acción también, que no se pierde en el miniformato. No es una mala opción como regalo, aunque hay cosas mejores. Y con esto, nos despedimos por fin de Akira Yoshida. No se le echará especialmente de menos. Neutral (6)

Transmetropolitan Nº4: Este es el número donde la serie pasó de ser una serie muy buena a ser una obra de arte. O expresiones equivalentes, según tu escala. Probablemente porque esta vez la serie no va de las burradas de Spider Jerusalem, ni llevan un ritmo alocado y furioso. Al contrario, son dos historias muy sedadas en comparación con el resto de la serie, mucho más reflexivas y pensativas. Ambas son historias donde Spider no es el protagonista, sino poco más que un espectador, de dos historias humanas muy tristes, con el tema común en ambas de cómo la tecnología puede cambiar maravillosamente los cuerpos, pero no las almas. La primera historia continua una de las tramas anteriores (no el final del número anterior, eso fue un non-sequitur) y la expande de manera dramática. La idea es mostrar un avance tecnológico alucinante, con Spider siendo un narrador objetivo y optimista por una vez, haciendo que compartamos el asombro por la idea, y a la vez darnos una historia personal que es todo lo contrario. Lo hace maravillosamente. La segunda historia es aún mejor, es un artículo de Spider, contandonos la historia de una tercera persona, que además de ser una historia descorazonadora de por si, sirve para hablarnos un poco más de cómo funciona el futuro de la serie, incluyendo un nuevo concepto útil, y para dar una lección, muy apropiada para los temas de la serie y para el presente, sobre como la gente tiende a olvidar e ignorar el pasado y lo que no le conviene, y la tragedia que eso representa. Todo esto contado de manera sutil, calmada y hasta preciosa, que muestra el rango que tiene Ellis cuando quiere, porque normalmente es todo lo contrario. La buena ficción te hace reir, llorar, pensar o decir “como mola eso”. Esto hace las cuatro, encima con el dibujo de Robertson que lo cuenta todo a la perfección. Una muestra de que se puede contar de todo en un comic, tanto como en cualquier otro medio. Esta vez sin hipérboles, tienes que comprar esto. Muy Recomendado (10)

Ultimate X-Men Nº5: Continua la primera saga de Kirkman que de momento no parece tener ninguna clase de tema o estructura, son simplemente colecciones de escenas de distintos personajes que transcurren a la vez. Una de las que más se desarrolla es la de Lobezno contra Dientes de Sable, donde Kirkman se divierte dandole un giro Ultimate a la relación entre ambos, para que no sea únicamente repetir la original, y dejandola hábilmente ambigua. En cierto modo, es una historia que está bastante vista, y apunta a repetir aún más, pero por otro lado, la versión Ultimate no lo ha explotado tanto, y lo hace de manera ligeramente distinta, que ya es algo. La otra historia principal es la de Xavier y Lilandra, que aunque invoca un cliché de los que se supone que tiene que evitar la línea Ultimate, ofrece una versión bastante interesante de los Shi’ar, un poco más apropiada a la Patrulla-X que la original. Veremos por donde va, y si tiene algo nuevo que decir sobre otra cosa bastante explotada ya en esta serie. Los demás argumentos avanzan de manera razonable, con la introducción de un elemento que parece absolutamente nuevo en la serie (el primero hasta ahora, si no recuerdo mal) y la muestra de que Kirkman no sabe escribir a Kitty Pryde, y menos en comparación con lo bien que lo está haciendo Bendis en Ultimate Spiderman. Oh, y de nuevo, tenemos una discusión sobre la homosexualidad de un personaje, sin poder decir la palabra gay o algún sinónimo, porque en Marvel son unos cobardes conservadores asquerosos. El dibujo de Raney continua siendo muy agradable, y aunque es un dibujante más enfocado a la acción, el que haga tan atractivos a los protagonistas hace que le vaya bien una saga de gente hablando. Neutral (6)

Vástago de M: ¿Tan mal quedaba como título el más directo Hijo de M? Esta es otra de las miniseries derivadas del final de Dinastía de Mierda/Diezmados, escrita por David Hine, el de Distrito X. Es una miniserie dedicada a Mercurio, que emprende un camino bastante oscuro después de los errores que cometió en Dinastía de M. Es una tragedia al estilo clásico, con un protagonista que tiene las mejores de las intenciones (aunque a veces Hine se pasa al hacerle inmoral de repente) pero al que las situaciones en las que se va metiendo le hacen ser cada vez menos y menos heroico, e ir a peor. Puestos a arrastrar a héroes clásicos por el fango y transformarles en pseudo-villanos, es al menos un intento razonable de justificarlo, no como otros recientes. O como cuando lo villanizaron en los 80, ya puestos. Hine no se mete mucho en los procesos mentales internos de Pietro, pero si deja claros cuales son sus rasgos específicos de personalidad (se toma alguna licencia, pero dadas las circunstancias, es comprensible) y como se ven afectados por las circunstancias. Empieza bastante mal, con un número de presentación lento y tedioso de ver a Mercurio deprimido por haber perdido los poderes, sin aprovechar algunos de los efectos más evidentes si conoces al personaje, una de las “licencias”. Además, aprovechan para mostrar aquí, de entre todos los sitios, las consecuencias de Dinastía de M en Spiderman, ya que comprensiblemente, en sus series han pasado de tanta tontería. Spiderman está tan mal escrito como en la miniserie madre, y es una de esas estupideces agónicas para enfrentar a dos héroes, que espero que viniera forzado por la editorial. Después la miniserie mejora bastante, con el retorno de personajes del pasado de Mercurio, de manera muy adecuada para la historia, y que sirven para humanizar más a Pietro, y para lanzar la verdadera premisa de la historia. Es una buena idea como consecuencia de Diezmados, y alguien tenía que intentar algo así, lástima que el absurdo edicto editorial obligue a que vaya por un sitio predecible. Después rescata otros personajes olvidados, esta vez la plantilla de la reciente Excalibur, usados de manera mucho mejor que en esa serie, captando el horror de en lo que se ha convertido Mercurio. Y uno de ellos tiene un horrible deja vu. Quizá reaparezca dentro de 17 años como si nada. En cualquier caso, una vez pasas alguna burrada con el protagonista, y las nuevas habilidades excesivamente complicadas y rebuscadas por exigencia del guión, hay una buena historia con direcciones interesantes para varios personajes, y buenas escenas, aunque a veces degenera en una persecución y acción algo repetitiva. Oh, y uno de los argumentos realmente no termina, sino que al final salen unos estúpidos personajes que no habían aparecido hasta entonces en la miniserie y lo interrumpen, dejandolo colgando hasta una futura miniserie, Guerra Silenciosa, el año que viene. De nuevo, espero que sea una estúpida interferencia editorial, porque es una chapuza. La historia de Mercurio, sin embargo, tiene un final apropiado, aunque triste, dejandole en una nueva situación para el futuro. El dibujo es de Roy Allan Martinez, que dibujó un par de tomos de Wonder Woman, y la verdad es que es bastante feo, pero eso a veces es apropiado para el tono de la historia, y algunos de los efectos le salen bastante bien. El fondo no es feo, sin embargo, es decente. Si no te importa que manden a los personajes por direcciones oscuras en plan 80-90, y teniendo en cuenta varios defectos, no es mala historia. Recomendado (7)

Vengadores: Año Uno: Aparentemente, en Panini no saben que “Año Uno” es una denominación registrada de DC, no de Marvel. De todas maneras, es apropiado para el contenido, porque esto es una miniserie de 8 números ampliando la historia de los primeros tiempos de los Vengadores, desde su fundación hasta el Cambio del Viejo Orden (la llegada del Cuarteto Loco del Capi). Lo que hace bien Joe Casey (al que no veiamos por aquí desde su infame etapa en la Patrulla-X) es que no cuenta lo mismo de siempre otra vez, que es en lo que caen muchos cuando hacen historias de flashbacks. En vez de eso, lo que hace es rellenar los huecos entre historias, aprovechando que por aquel entonces el desarrollo de personajes, sus relaciones y las reacciones ante los acontecimientos se veian de manera mucho más resumida que ahora, cuando se veian. El resultado es algo que se ajusta mucho a los comics clásicos, pero que cuenta una historia bastante más desarrollada y sólida como trasfondo de aquellas historias, y que tiene un tono más moderno y centrado en los personajes que lo que suele ser la serie. Así que no sólo vemos reacciones a la fundación del grupo, sus primeros combates contra los Señores del Mal o Kang, o el primer cambio de alineación, vemos como los miembros se van habituando los unos a los otros y a formar parte de una leyenda que está naciendo. Entre las tramas que se desarrollan vemos el primer contacto del grupo con el gobierno, explicando cual era su relación con ellos cuando no se mencionaba (con Iron Man diciendole a su primer enlace que jamás van a ser los lacayos del gobierno, como debe ser), el inicio de la amistad entre Tony Stark y Thor, al que por supuesto no tomaba en serio en sus supuestos orígenes divinos, y los problemas que tiene Hank Pym al tratar de encajar con sus compañeros (sin caer en la estupidez moderna de escribirle como alguien peligrosamente inestable). Tras su descongelamiento, el Capitán America se convierte en el protagonista principal, y uno de sus argumentos es su adaptación a la nueva época, que es llevado de manera mucho más inteligente y menos coñazo que originalmente, sufriendo choques de adaptación, pero superandolos como alguien inteligente en vez de tenerle continuamente extrañandose por todo. Y hay un momento magistral y descorazonador mientras está enterandose de lo que pasó en las décadas en las que ha estado ausente. La otra idea es desarrollar un poco más su feudo personal con el Barón Zemo por la muerte de Bucky (callate, Brubaker), aprovechando que es una historia que se cerró bien originalmente, y puede servir para dar una historia cerrada con respecto a los primeros días del Capi en el presente. Por su parte, Jarvis también tiene el papel sólido y genial que ha tenido en historias más recientes, y hay un buen uso de Ojo de Halcón en sus comienzos, con todo su estilo y caradura de siempre, pero haciendo revelaciones que funcionan muy bien sobre como se unió al grupo. Los mellizos sólo tienen un papel secundario, al igual que la Avispa, pero claro, las chicas tenían muy poca personalidad entonces, y no se desarrolló hasta después, incluso dentro de la historia. En general, enlaza muy bien los varios argumentos y personalidades con las historias originales en una historia sólida. Y si eres fan del grupo, te emocionarás con momentos como el grito solemne del final. El dibujo de Kolins es algo feo a veces (sobre todo cuando tocan villanos o acción, donde los combatientes les salen babeantes), pero le da la sensación de grandeza a los personajes. Si estás hasta las narices de unos “Vengadores” que tienen poco de Vengadores, y con guionistas que no tienen ni idea de cómo escribir a esos personajes, esto es el antídoto, una buena historia de esos personajes que no es sólo nostalgia. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo. Nos vemos la semana que viene con lo que queda de diciembre, o parte. La etapa Austen termina en Superman, y el mundo se regocija. Batman tiene una historia de crimen aislada. Wonder Woman tiene el combate final contra Medusa. Justice League Elite continua con sus trabajos sucios. Los Jóvenes Titanes viajan al futuro. Y los Outsiders terminan su Episodio Muy Especial. Y seguro que se me olvidan algunas cosas. Nos vemos, que lo paseis bien.

He sido nombrado ministro de la Iglesia Universal de la Vida (cuya única doctrina es “haz el bien”, que considero bastante apropiada para mis creencias humanistas), así que ya puedo celebrar bautizos, bodas y funerales, al menos en Estados Unidos y algunos otros paises.

Oh, y saludos a Goyo y Tere, que me conocieron leyendo las reseñas y fueron tan buenos que me sacaron de casa mientras estaba atascado con las reseñas. Si alguien se pasa por Alicante, ya sabe que puede darme un toque y hacer lo mismo.

[Suena Final Countdown, de Europe]

Hola a todos. Por fin llegan las reseñas de esta semana, con las retrasadas novedades de Expocomic. Eh, si se retrasaron en llegar, puedo retrasarme en comentarlas. Y cuando digo “novedades de Expocomic”, me refiero a las de Planeta, porque nadie más se ha molestado en sacara nada. Ya no se hacen salones como los de antes. De todas maneras, no han salido muchas de las proyectadas, concretamente, casi todas las que no son cosas recientes. Así que no ha sido tanto aluvión de novedades, lo cual no quita que sean muchas, y que tarde o temprano las que no han salido irán saliendo junto a las muchas que tenemos todos los meses, de todas maneras.

El problema de esto, es que prácticamente todas las novedades son del presente del Universo DC, y por tanto, todas orientadas al mismo público, y encima, interconectadas. Así que aunque parezcan pocas, son muchas para el mismo público, cosas que en Estados Unidos salieron mucho más paulatinamente, y lo que va a hacer es que las cosas menos llamativas vayan a verse eclipsadas por las más famosas.

Más grave es el hecho de que buena parte de esas novedades son parte del camino a la Crisis Infinita del año que viene. Una de las cosas que hicieron bien en DC fue como la prepararon con tiempo. Empezando con Crisis de Identidad, se fueron viendo poco a poco como una serie de subargumentos iban surgiendo por varias series, picando la curiosidad para ver hacia donde iban. Esas tramas se concretaban meses después en Cuenta Atrás, que lanzaba ya más interconexiones, que afectaban ya abiertamente a muchas series como preparativo para las series. Pero la gracia es que iban preparandose y desarrollandose poco a poco. Y aquí, Planeta, por culpa de las prisas por sacar todo y adelantar lo más posible (que en el fondo no les sirve de nada, retraso va a haber siempre, da igual que sea de un año o 20 meses), han cagado eso. En vez de ver como las tramas van apareciendo poco a poco, se van a ver las consecuencias antes de que se desarrollen, y se va a ver como concluyen en tres meses, en vez de darle cosa de un año para cultivarse y atraer la atención. El resultado será saturación en vez de interés.

Pero lo más grave, la auténtica cagada que ha resultado de eso, es que lo han desordenado todo. Cuando tienes una serie de historias y miniseries interconectadas, con muchos desarrollos sorpresa que afectan a otras series, lo peor que puedes hacer es apelotonarlas y sacarlas a mogollón y al tuntún, como está haciendo Planeta. En vez de coger, y tratar de ordenarlas para que no se chafen unas a otras, y salgan bien distribuidas, tanto las novedades entre si como con respecto a las series regulares, dandoles el tiempo que necesiten, salen todas a la vez, no ya el mismo mes, sino la misma semana. ¿El resultado? Varios comics de esta semana chafan el final de Crisis de Identidad, que aún no ha salido. Y se chafan cosas entre si. Y de las series regulares, de dentro de varios meses. Hay que ser listos. Ahora que lo estaban haciendo bien, y teníamos al universo DC coordinado cronológicamente, tienen que cagarla justo en el momento más necesario. Y por lo visto de los próximos meses, planean seguir haciendolo, publicando una cosa y su secuela a la vez, antes de su prólogo, y cosas así. Hay que joderse.

Para ayudarse un poco con todo esto, para ver la cronología, que crossovers son más importantes y cuales son timos, y para saber lo que está pasando si te interesa sólo parte del tinglado y no tienes dinero o ganas de comprarlo todo, he empezado la Guía de Lectura de Crisis Infinita. Todos los meses iré añadiendo la información necesaria de todas las series vagamente relacionadas. Id mirandolo, y decidme que os parece, si hay algo que mejorariais, y si os ha servido. Y por supuesto, si alguien quiere copiarlo en otro sitio o publicitarlo, que me lo diga, estaré encantado.

Otras novedades del Salón de las que no voy a hacer reseña completa por distintos motivos, pero que aún así quiero comentar:

Comienza la reedición de Planeta de la Cosa del Pantano de Alan Moore. Así que, por supuesto, el primer número que sacan no es de Moore. Ni apenas aparece el protagonista. Y además, transcurre después de la etapa y chafa cosas de ellas. Hay que ser genios absolutos para editar como en Planeta. La etapa es extremadamente recomendable, sobre todo si te gusta el terror (aunque el último tercio se vuelve más exploración del Universo DC que terror) y la edición es infinitamente mejor que la de Norma, pero este primer número no es muestra de ello. Puedes pasar de él, a menos que seas fan de Gaiman, claro. Oh, y mentirosos de Planeta, este anual ya se publicó en Norma, no está “casi completamente inédito”.

La obra de Kyle Baker del semestre es Rey David, que es lo que dice en la lata: Una adaptación al comic de la historia del Rey David de la Biblia. No es mitología ni religión, no hay magia, es una biografia seria de un personaje histórico (basandose en el libro del Antiguo Testamento, pero incluso ese era más histórico que religioso). Interesante si te apetece una historia de ese estilo.

Una de las cosas más curiosas es el especial de la Leyenda del Dragón, que es una serie de animación que han puesto recientemente en TVE. Lo curioso es que es un comic hecho especificamente para Planeta, como aquellas adaptaciones que hacían hace más de 20 años. Que retro. Lo que tiene es un guionista de lujo, Jaime Delano. Desgraciadamente, una adaptación de una serie pensada a un público joven no es precisamente su fuerte. Y es eso, una serie para niños de acción, con todos sus tópicos, el chaval que es elegido para ser el héroe, la amiga valiente y más espabiliada, el maestro sabio, los villanos cutres… no está mal hecho, pero tampoco aspira más que a ser muy simple.

Señalar que el número de Escapista, la serie basada en la aclamada novela las Aventuras de Kavalier y Clay, tiene una historia de Spirit, hecha por el difunto Eisner. Así que ya tienes la excusa para probarla.

Y tenemos otro tomo de la reedición desde el principio de Groo. Suele ser desternillante, y si no la compraste en alguna de las dos ediciones anteriores, podrías probar si te gusta ese tipo de humor.

No hay comentarios americanos esta semana. Para terminar, decir que desgraciadamente, esta semana murió Martin Nodell, el creador gráfico del Linterna Verde de la Edad de Oro, y por tanto el precursor de un concepto que sigue siendo muy usado en nuestros días. Se le echará de menos.

Esta semana:

Cuatro Fantásticos Nº6: Termina la primera saga de JMS, y no ha sido especialmente brillante. Tiene algunas ideas filosóficas buenas (que son las mismas de JMS de siempre, la verdad), pero están aplicadas de manera tan obvia, y con una historia que sólo sirve como vehículo para esas reflexiones en vez de ser sólida de por si, que apenas se puede apreciar. Si, la idea de que el conocimiento y las ganas de descubrir lo que no sabemos mueve el universo es buena reflexión y cierta. Pero está bien como metáfora. Hacer que los personajes viajen en el tiempo y generen el Big Bang a base de pensar en eso es aplicar demasiado literalmente la metáfora y llevarla a límites ridículos. Lo mismo para todo el viajecito de Reed por el universo, que al fin y al cabo, para que no cambie irreversiblemente al personaje no puede tomarse muy en serio. Puedes hacer esas cosas en una serie más mística o fantástica, pero en una que se basa en ciencia empírica (aunque sea ficticia) no puedes tener a los protagonistas viajando en plan Prometea. Oh, y el retcon al orígen de los 4 Fantásticos termina siendo más chorradas pseudo-filosófico-místicas, y la idea central ya la hicieron en Flash hace mucho, de todas formas. Con una conclusión que inutiliza buena parte de la historia, que al final sólo ha servido para presentar las puñeteras ideas antes mencionada, y para llevar a Reed una reflexión que es la típica en muchas de sus historias. Tres cuartos de lo mismo para Ben, aunque al menos tiene un status quo nuevo que se usó bien en su corta serie, que en Panini no creo que sean suficientemente listos para publicar. Al menos el dibujo de McKone es bueno, pero la etapa está dejando bastante que desear. En la otra serie, el resumen del principio chafa una de las revelaciones del final, porque han puesto el resumen del número que viene o algo. ¿Qué acabo de decir sobre que en Panini son idiotas? Aparte, el villano en concreto que aparece no parece muy bien utilizado, y por alguna razón tiene el color que tenía en el estúpido videojuego. Por lo demás, los 4F siguen combatiendo a los 7 de Salem, que en batalla son como mutados genéricos, hasta que toca el giro habitual en las historias de amenazas místicas. Esta vez el choque de tonos es menor, pero sigue siendo una historia de superhéroes muy normalita. Al menos el dibujo es decente. Neutral (5)

Cuenta Atrás a Crisis Infinita: Por fin, aquí está el preludio y pistoletazo de salida al crossover más elaborado de los últimos tiempos, Crisis Infinita. La movida estaba muy bien montada en EEUU: Durante meses, una serie de subargumentos habían ido surgiendo en varias de las series, muchos conectados de alguna manera con Crisis de Identidad, que daban a entender que había una dirección y plan maestro en marcha. Entonces salía este especial donde se empezaba a ver la forma de estos subargumentos, que entonces se dividían en cuatro tramas principales, cada una con una miniserie de 6 números, mientras todo eso iba repercutiendo cada vez más en las series mensuales, y cuando terminaban las minis, desembocaban en la gran saga en si. Desgraciadamente, Planeta, en su afán de “sacar-TODO-YA!”, se ha cargado buena parte de la gracia. Toda la Cuenta Atrás entre este especial y la miniserie principal se va a comprimir en tres meses de tomos a saco, mientras que los subargumentos que iban antes de este especial ni siquiera se han visto aún. Lo más grave, por supuesto, es que este maldito especial lo sacan antes de que publiquen el puñetero final de Crisis de Identidad, de manera que no puedes leerlo aún sin chafarte todo el final. Es lo que pasa cuando tienes una serie de historias interconectadas, y pasas del orden lógico por la puñetera codicia, de manera que sacas las cosas desordenadas, lo que debería hacerte que te plantees que quizá estés haciendo algo muy mal. Hay que fastidiarse. Sólo espero que eso no dañe las ventas de todo el invento. Oh, y por algún motivo incomprensible, viene en formato gigante, cuando el resto de cruces van a ir en tamaño normal, y originalmente también. No tengo ni idea de que posee a Planeta a hacer esas tonterías de publicar series conectadas en distintos formatos porque si.

Lo que tenemos aquí es algo gigante de otra manera, un especial de 80 páginas, escrito a tercios entre Geoff Johns, Greg Rucka y Judd Winick, y el resultado es mucho menos esquizofrénico y forzado de lo que parece, cosa que se extiende del hecho de que entre los tres estén escribiendo buena parte de las series principales de DC, y se hayan puesto de acuerdo en los argumentos de todas. No parece que hayan 3 guionistas en ningún momento. La idea aquí es presentar un poco el estado actual del Universo DC antes de que empiece toda la movida, y comenzar las tramas de las cuatro miniseries, cada una explorando un aspecto distinto de DC. Los guionistas logran hacer que este propósito no parezca forzado usando una buena estructura de misterio que engloba a todo el Universo DC y que es realmente el primer capítulo de una de las cuatro miniseries, mientras que las otras tres sólo tienen algo que se resume en “continuará en el nº1 de tal, pronto a la venta”. En cuanto a la historia… le pasa algo bastante polémico a un personaje de segunda. Normalmente esas cosas no son buenas, sobre todo últimamente, pero en esta historia se cumplen los requisitos para hacerse bien: Es muy apropiada para el personaje, las posibilidades que se abren son mayores que las que se cierran, es decir, no es gratuito, y es una historia que demuestra que los guionistas saben usar al personaje y demostrar porque funciona, redimiendolo después de haber pasado por mucha estupidez que lo devaluó como personaje. Otro personaje también sufre otros cambios polémicos, pero dado que es coherente con algunas de sus últimas apariciones, y que su creador le hizo a otros personajes lo que le han hecho ahora a este personaje, no sólo es justo, es apropiado. Se toma algunas licencias con los personajes y su historia, pero son pequeñas, sobre todo en comparación con Crisis de Identidad, que queda en ridículo en comparación con esto, por cierto. El resultado, al final del día, es una buena historia centrada en un personaje, con una trama de intriga inquietante y bien hecha, que sirve para hacer un tour apropiado del Universo DC que te lo presenta aunque no sepas nada, y que presenta una nueva amenaza (o varias) muy prometedora, para las miniseries, que da la verdadera sensación ominosa de que algo muy grande y muy importante está empezando a ocurrir en el Universo DC, delante de nuestros ojos, y que llega más lejos de lo que parece. En cuanto al dibujo, el especial está dividido en capítulos, cada uno con un dibujante. Cuatro de ellos son de lujo, todos participantes en alguna otra parte de este tinglado, y todos son muy buenos en su estilo: Reis, Morales, el neófito Saiz y por supuesto, Phil Jimenez. Lo único problemático es el maldito Ed Benes que queda increiblemente cutre, descuidado y feo en comparación, y cuyas chapuzas no pintan nada en el especial excepto para bajar la calidad general. Al menos el colorido vibrante le da un aspecto uniforme a la historia. Oh, y lástima de portada fea de Jim Lee que ni siquiera las pinturas de Ross pueden arreglar. En definitiva, un buen comienzo para la Cuenta Atrás a la Crisis, que abre el apetito para más, que quita el mal sabor de boca de esa otra mal llamada Crisis, y en general cuenta una historia intrigante y sólida de por si. Y es hasta barata. Muy Recomendado (9)


Daredevil Nº10:
Continua la última saga de Bendis en la serie. Lo mejor continua siendo la manipulación de Kingpin del FBI, Urich y la prensa y el público en general, para sus propios fines. Bendis le ha estado dando muchas vueltas al personaje durante su etapa, normalmente acabando mal para él, pero aquí demuestra su genio malvado. Por otro lado, están Daredevil y amigos (o mejor dicho, amigas, Matt acaba pareciendo Charlie con sus ángeles) tratando de hacer algo al respecto, que da para unas cuantas escenas decentes de desesperación. Termina con una pelea bastante violenta y relativamente bien hecha, aunque no muy original, contra un villano evidente pero apropiado. Y una resolución decente aunque mal preparada, pero que pone las cosas muy interesantes para el final. El dibujo de Maleev es menos oscuro que otras veces aunque sigue teniendo atmósfera, y es muy efectivo en algunos aspectos, pero otros, como los trajes de superhéroe, o la fluidez entre viñetas (los personajes parecen cosas estáticas que posan en vez de figuras en movimiento muchas veces) no se le dan muy bien. Recomendado (8)

Día de la Venganza: Primera de las cuatro miniseries de la Cuenta Atrás que van a parar a la Crisis Infinita, que llevan una de las tramas principales. El encargado de llevar esta es Bill Willingham, al que sus trabajos en el Universo DC no le han salido precisamente como Fábulas, aunque aquí al menos hace algo ligeramente más parecido a su fuerte que en Robin. Como las otras tres, sigue el mismo esquema: Son seis números tratando y remodelando uno de los aspectos del Universo DC (en este caso, los personajes mágicos), presentando alguna idea nueva para eso (en este caso el Shadowpact) y sólo atando la amenaza secundaria, dejando la principal (el Espectro en este caso) libre para que continue en Crisis Infinita y el especial correspondiente, con una sorpresa importante al final que también atraiga la atención y enlace con la susodicha Crisis. Lo de la conclusión aquí es muy importante saberlo de antemano: Si crees que el tomo va a tratar una historia cerrada sobre como los héroes detienen al Espectro, te vas a llevar una gran decepción. Eso no se verá hasta el especial crossover con Crisis, aquí lo más que llegan es a derrotar al cómplice de Espectro. El resultado es una historia que resulta un tanto insatisfactoria, aunque sepas de antemano que no va de derrotar al Espectro, sino de sobrevivir al primer ataque. La historia, como el título indica, es muy reminiscente del crossover del 99, Día del Juicio, que también tenía a un Espectro sin huesped manipulado por un villano místico y desencadenado, y tiene que ser detenido por una agrupación de héroes místicos. Diablos, la mitad del Shadowpact (Ragman, Encantadora y Diablo Azul) ya estuvo en aquella historia. Aquí, sin embargo, la historia se centra más en presentar al grupito que otra cosa, secundones a los que cae el papel de vencer al Espectro cuando los héroes famosos no están disponibles, lo que hace la miniserie un piloto de la futura serie en ese sentido. Willingham comete aciertos y errores en esto. Los errores son que no da suficiente información sobre los personajes cuando debe: Aunque al final de la historia cada personaje ha narrado un número y se ha presentado, eso no siempre pasa a tiempo. Diablos, a Nightshade no se la menciona por nombre hasta casi la mitad de la historia (y no ayuda para reconocerla que lleve un traje feo que sólo había aparecido una vez), Black Alice (un personaje que sólo había aparecido una vez en un número de Aves de Presa, maldita sea Planeta por no publicarla ni con esa excusa) apenas se presenta, y algunas cosas complicadas del pasado no se explican, o se dicen después de cuando hace falta.

Lo bueno es que Willingham hace un buen trabajo con los personajes. Las chicas son más o menos como siempre, pero Ragman y Diablo Azul vuelven a lo bueno de su concepto como mostró Johns la otra vez, Nightmaster es un personaje decente como mezcla de todas sus oscurisimas apariciones, y… lo más absurdo es el revival del Detective Chimpancé. La idea de un personaje inocente de la Edad de Plata transformado en un alcohólico depresivo suena a aberración de los 80-90, pero Willingham en vez de hacerlo para creerse adulto o serio, lo hace en su tono oscuro pero divertido, que es el que mejor se le da, y el resultado es un personaje bastante bueno, válido para ambos registros. Y en general, la visión de Willingham de los personajes mágicos de DC está bastante bien, y pese a que la Crisis es una especie de limpieza, en vez de matar gratuitamente, se dedica más a la renovación de viejos conceptos y presentación de muchos otros, aunque sea de pasada, como debe ser, aparte de los obligatorios cameos a patadas. Volviendo a lo malo, otro problema que tiene son los villanos. Si bien Willingham vende la idea de que el Espectro es un enemigo casi omnipotente e invencible, como debe ser, y que los protagonistas están hasta el cuello, el personaje en si, así como su aliado, están muy mal presentados. En vez de una fuerza de la naturaleza, el Espectro parece un niño quejica, el otro villano es simplemente malvado con un traje terriblemente hortera sin ningún atisbo de amenaza, y su relación es terriblemente inapropiada. Aparte de la retorcida justificación para que el Espectro esté de cruzada contra la magia, pero al menos eso tiene explicación. Y luego, la historia es repetitiva a veces, machacando demasiado con lo condenados que están, lo patéticos que son, lo borracho que es el Chimpancé, etcetera, y da muchas vueltas sobre lo mismo en argumento también, para tener que llegar a los 6 números. Y aunque hay muchos toques buenos por el camino, tampoco ayuda que la manera de vencer a los malos es un tanto arbitraria e inconsistente (como lo suele ser la magia, pero Willingham es más convincente en capítulos anteriores). Los acontecimientos que desembocan en Crisis son interesantes, y bien mostrados, al menos. En cuanto al dibujo, es el primer trabajo importante de Justiniano, que aunque es un poco inconsistente y suelto, tiene un estilo orgánico y fluido que le va bien al aspecto mágico de la historia, y aunque las escenas de batalla son un poco dispersas, no lo hace mal teniendo en cuenta todo. En fin, como historia cerrada, no funciona, pero como parte de una historia mayor, y como presentación del Shadowpact, si que cumple suficientemente. Recomendado (7)

Fábulas: Las Crueles Estaciones: Por fin se empieza a publicar Fábulas en condiciones, y cuando toca. Primero tenemos un número que se publicó a mitad de la Marcha de los Soldados de Madera, pero que se ha dejado hasta ahora por ser un número suelto para que Buckingham descansara. Cuenta lo que estaba haciendo Bigby durante su ausencia de un par de números en la saga anterior, aunque realmente, es un número suelto dedicado a Cenicienta, un personaje popular que ha hecho cameos, pero que aún no había sido explorado en la serie. Y le da un papel muy interesante y único en la serie, consistente con como está formada Villa Fábula y en cierto modo con los orígenes del personaje, aunque de una manera un tanto tangencial. La historia es de intriga, bastante bien hecha, con un par de giros inesperados, y aunque independiente, da pistas sobre el pasado y dirección de la serie. Y la frase de Bigby del final sobre los franceses es genial. Después tenemos otros dos números de los de descanso, esta vez un “Tiempos Pasados”, sobre las ya mencionadas aventuras de Bigby en la Guerra Mundial. Y realmente, es eso, una historia de guerra bastante convencional, con todos los elementos habituales, pero sin que ninguno (ni la acción, ni los personajes ni su camaradería) destaquen especialmente. Y los elementos fantásticos, cuando aparecen, juegan en contra de la historia. Como por ejemplo, un personaje misterioso que parece que va a ser una fábula conocida y termina no siendo nadie, o un personaje que amplía demasiado la definición de Fábula (o la del “mundo real” de la serie) y que resulta bastante chorra en el contexto de una historia de guerra que estaba siendo seria, y que ni siquiera se desmadra cuando pierde la seriedad. En cualquier caso, un experimento fallido. El dibujo de Tony Akins en las dos historias está bien, similar al dibujante regular, pero un poco más delicado y con menos toques personales, y adaptandose bien a los géneros. Por último está la saga del título, que es la que realmente avanza las tramas principales, en vez de ser de algún género concreto. La gracia es que cada capítulo corresponde a una estación. Y aunque tiene las consecuencias de la batalla reciente, se centra más en dos subargumentos anteriores: Las elecciones a alcalde, y el embarazo de Nieves. La primera va de política, y es de lo más divertido, tanto en las tácticas empleadas en las elecciones como en las consecuencias de tener que cumplir las promesas electorales. Además, como se veia venir el número anterior, todo esto significa cambios importantes en la configuración de Villa Fábula, que ponen las cosas muy interesantes, y a varios personajes en situaciones nuevas bastante chulas. La segunda parte es más un drama familiar, aunque acabe convirtiendose en una historia de detectives al final. En cualquier caso, tiene momentos muy buenos con varios de los protagonistas, que se nota que han recorrido mucho camino desde la primera historia, con una evolución lógica pero sorprendente. Además, en ambas partes están las semillas de nuevas historias intrigantes, y Bigby se queda con las mejores escenas, por acción o inacción, aunque practicamente todos los personajes tienen algún momento gracioso, y hasta se presenta uno bastante interesante. El dibujo de Buckingham es muy efectivo, pese a sus distorsiones, en mostrar la humanidad de los personajes, y por supuesto, los diseños curiosos y la bis cómica. Los experimentos no siempre salen bien, pero por lo general la serie sigue siendo tan buena como siempre. Muy Recomendado (9)

Green Lantern: Renacimiento: Por fin, en DC se deciden a arreglar a uno de sus personajes principales. Todo la franquicia fue aniquilada por uno de esos movimientos gilipollas de los 90 de destruir y cagarse en todo para llamar la atención, con el mayor asesinato de personaje que se ha visto, con la transformación repentina y absurda del Linterna Verde principal, Hal Jordan, en un psicópata asesino. Por estupidez editorial, en vez de haberse deshecho todo eso a los pocos años como pasó en otros casos similares, aún quedaba esa herida por cerrar, aunque guionistas recientes al menos se hubieran esforzada un poco en hacer al pobre sustituto, Kyle Rayner, en un personaje decente, y en recuperar parte de la mitología de la serie. Pero aquí llega Geoff Johns, que dado que ha arreglado villanizaciones varias en JSA, ha regenerado a los Titanes como si fuesen nuevos, y ha logrado desenredar el desaguisado de Hawkman, es la opción perfecta para arreglar esto, y desde luego, está a la altura de las anteriores y más. De hecho, se podría decir que es la historia definitiva de Linterna Verde, usando todos los elementos clásicos, explicandolos, remodelandolos y haciendolos chulos y prácticos para hoy. La idea central de la miniserie es redimir a Hal Jordan y recuperarlo como Linterna Verde. La primera parte era necesaria, porque era un crimen intelectual histórico que había que enmendar, y si bien la segunda no lo era, dado que al pobre personaje no le dejaban descansar en paz ni muerto, al menos ahora estará recuperado en condiciones. La explicación de la tontería de Parallax está muy bien llevada. Explica el cambio de personalidad total de Hal en aquellas horribles historias, exonerandole de sus crímenes, cosa necesaria, con una explicación que tiene mucho más sentido que la historia original, explicada muy claramente, usando muchos elementos de la historia del personaje (además, se nota que está muy pensada, porque hay cosas del pasado del personaje que no se mencionan que encajan bien con la explicación, como los varios cambios de bateria y anillo a principios de los 90) y dejando como resultado a dos villanos renovados y amenazadores, aparte de los héroes. Además, aprovecha para dar una explicación definitiva a como funcionan los anillos, las baterías, el poder verde y las debilidades amarillas, que aunque usa una entelequía, al final sale algo fácilmente utilizable y muy apropiado temáticamente.

Pero todas las explicaciones son sólo una parte de la mini, hay mucha historia aparte. Principalmente, Johns se mete en la cabeza de Hal, y explica bien quien es como persona, como héroe y como hombre sin miedo. Partiendo de un repaso a su orígen (que además da un simbolismo muy emotivo y significativo a su mítica chaqueta de aviador) hasta su retorno, Johns demuestra lo que muy pocos guionistas entienden, y casi ninguno muestra: Porque Hal Jordan no es un héroe genérico y aburrido, sino alguien único y muy chulo. Hal es el arquetipo DC del héroe sin miedo machote (los que solía interpretar Harrison Ford, ya sabes), algo arrogante, que se lanza a la acción sin pensarlo dos veces, la resuelve sin inmutarse, y se lleva a la chica. Y Johns lo deja clarísimo, más incluso que en Nueva Frontera, el otro sitio reciente donde pusieron bien al personaje. Pero no acaba ahí, Johns también presenta y caracteriza muy bien a los otros Linternas Verdes antiguos, metiendose también en sus cabezas y contando porque son diferentes unos de otros, pero buenos Linternas Verdes todos. Incluso si eres fan de Kyle Rayner, la historia no cae en la trampa de dejarle mal para que los antiguos queden mejor. Esa es la magia del concepto, y la gracia de los buenos guionistas que respetan la historia de lo que escriben: No sólo tiene Kyle un papel muy importante y único, es la primera vez en su historia que explican porque tenía que ser Linterna Verde, y la primera vez que realmente parece un buen Linterna Verde (Morrison le hizo un buen superheroe, y Winick un tipo creible, pero ninguno un LV, precisamente por empeñarse en la estupidez de que fuera el Linterna Verde) Además, hay muy buenas reflexiones sobre los temas de voluntad y miedo del concepto, de esas ideas y giros de frase ingeniosos que Johns hace tan bien, y un buen uso de personajes con relación tangencial a la serie como Flecha Verde, Alan Scott (el Linterna Verde original, que no es realmente parte de esto) y por supuesto, Batman. Y además de todo esto, es una historia de lo más chulo, que empieza con un toque de misterio, de algo terrible amenazador en ciernes con sensación de peligro y prisa, con toques de horror incluso, que se va desarrollando y transformando en una historia de acción en gran escala, todo con los increibles toques personales mezclados con la historia. Es glorioso, lleno de momentos de los de decir yujú (el juramento de los Linternas Verdes al final es sobrecogedor), al igual que el dibujo de Ethan Van Sciver (visto aquí en NXM, y que parece una mezcla entre Jimenez y Bolland), que es probablemente el más detallado e impresionante que verás en DC en todo el mes. Sus diseños y explosiones quitan el aliento, las composiciones y detalles están muy cuidados y hace cosas chulísimas con los constructos esmeralda, además de mostrar gráficamente las diferencias entre sus distintos creadores. Oh, y viene como extra un resumen de la propuesta de la miniserie de Johns, bastante instructiva. Es todo perfecto, y es una obra maestra en este tipo de historias de relanzamientos y reconstrucción. No sólo es una de las mejores historias de la franquicia, ha logrado relanzarla a límites de éxito y de creatividad mayores que nunca, y no estoy exagerando. Muy Recomendado (10)


Green Lantern Especial Nº1:
Con tantos meses para publicar cosas que han tenido, ¿Por qué demonios han tenido que sacar la miniserie prólogo y el principio de la serie regular en la misma semana? ¿No sería más lógico, menos confuso y menos abusivo dejar que hubiera algo de separación entre ambas? Al menos los otros muchos lanzamientos que iban a hacer sobre el personaje se han retrasado. Esto es el comienzo de la nueva serie regular del personaje, lo de Especial es porque sólo van a ser cinco números antes de reiniciar la numeración tras Crisis y así se distingue. Así que es la primera serie regular del personaje por aquí desde hace 18 años, lo cual es apropiado, ya que no ha sido tan buena como entonces hasta ahora. Este número lleva primero el Secret Files 2004 del personaje, que servía de preludio a la serie regular. La historia principal es una historia suelta de Johns sobre Hal y Kyle, que inicia una relación muy apropiada entre ambos, como partes de un legado que pueden convivir. Es sobre todo una historia personal sobre el pasado de Hal, muy bien dibujada por Darwin Cooke, que le da el toque nostálgico que tenía Nueva Frontera y que necesita la historia para funcionar. Una buena pequeña historia. Aparte, al final, vienen las habituales fichas de personajes de los Secret Files, informativas para nuevos lectores y que avisan de futuros villanos de la serie. Y luego comienza la serie de verdad, que ya es otra cosa. Johns está en modo presentación de status quo total, con una historia que no necesita saber de historia pasada, y que va sobre todo de introducir nuevos personajes y situaciones para Hal Jordan, que será el protagonista central de la serie (otros Linternas Verdes serán secundarios, o protagonistas de otras series). Son muy apropiados para el personaje, y le dan un tono distinto a otros protagonistas de la editorial, sobre todo la nueva versión de Coast City. Desgraciadamente, la historia no da mucho más de si que estas presentaciones. Al primer villano apenas se le ve, y no hay nada más en la historia más que los personajes diciendo hola, y ligeros toques de Hal reaccionando a sus situaciones. No es un mal comienzo, pero deja que desear, y más comparado con Renacimiento. Algo parecido pasa con el dibujo de Pacheco, que es claro y sólido, pero está menos cuidado que otras veces, y se nota una gran falta de detalle y de fondos en comparación con cosas recientes como Arrowsmith. Aún así, en guión y dibujo, es un comienzo por encima de la media. Recomendado (7)

Gregory Vol. 2: Tomo con las dos últimas novelas gráficas originales de la serie de Marc Hempel de finales de los 80. A decir verdad, es bastante peor que el primer tomo, que se vio aquí el año pasado. Primero son un par de historias relativamente cortas, con una demencia similar a las del primer tomo, sobre todo visual y un poco surrealista, pero se gasta rápidamente. Y luego ya viene una historia larga, que pese a la rareza del estilo y algunas de las situaciones y diálogos, tiene una historia más convencional de fondo, con su moraleja y todo. Aunque probar a cambiar está bien, el problema es que esa historia es bastante simple y bastante predecible, y se hace bastante repetitiva. Una pena, porque el primer tomo era delirante y muy divertido. El dibujo sigue siendo igual que antes, caricaturesco y extraño. Neutral (6)


JLA: Justicia y Libertad:
Esta es la última de la colaboraciones de Dini y Ross en formato gigante. Si ya hemos tenido una para cada uno de los héroes más clásicos de DC, ahora vienen todos a la vez, la Liga de la Justicia. Versión Edad de Plata, por supuesto (con el añadido moderno de Plastic Man, curiosamente), que es la que le gusta a Ross por encima de todo. Y si has leido o al menos ojeado los especiales anteriores, puedes hacerte una idea de cómo es este. Hay una amenaza que no proviene de un supervillano, y la Liga tiene que detenerla. Eso hace que tengan una serie de reflexiones sobre su lugar en el mundo y su relación con la humanidad, y alguna decisión difícil que sabes que acabará bien. Todo muy película para todos los públicos reconfortante, pero el estilo de dibujo de Ross es a lo que tiene, y lo que le mejor se le da. Queda todo muy heroico y más grande que la vida, y clásico a la vez. Es más o menos lo que puedes esperar de la colaboración, pero eso no es malo. Recomendado (7)

Jóvenes Titanes/Legión Especial: Otra cagada de edición de Planeta, porque esto va entre los nº16 y 17 de la serie regular, es decir, a mitad del nº14 español, que aún no ha salido. Por Dios, ¿tan dificil era publicarlo dentro de la serie regular? Dudo que venda más como especial aparte. O en su defecto, poner el nº16 en este especial, de manera que habría salido en orden, la saga del nº17-19 habría quedado en un solo número y habrían adelantado tanto como Outsiders, que es el objetivo. Así queda enormemente confuso, y porque si, cuando la solución era tan fácil. Resumiendo una situación complicada: Esto es un especial que cierra esta encarnación de la Legión de Superhéroes (no la original que se vio aquí hace años, otra que apenas se vio aquí un poco en la etapa Vid, que estuvo la última década), usando y cerrando de paso un subargumento de los últimos números, la aparición del Superboy del presente amnésico en el futuro en el que transcurre el grupo, y su tiempo como Legionario. El resultado es el cierre del bucle temporal que causó la situación (eso se explica en el número que aún no han publicado, gracias Planeta) y Superboy uniendo a sus dos grupos contra una amenaza de la Legión, apocalípticamente amplificada. Desgraciadamente, Johns y Waid tienen una tarea muy difícil entre manos, y no les sale muy bien. Sin contar a los villanos, tienen a tres docenas de personajes que manejar, en muy poco espacio, y se nota lo apelotonado. Además, tienen que servir a dos fines contrapuestos, y no cumplen bien ninguno. No despiden bien a esta encarnación del grupo, ya que haría falta mucho más espacio para hacerse en condiciones, y la gran mayoría de personajes no es ya que no tengan una despedida o protagonismo, es que ni hablan. Y por otro lado, apenas presentan bien al grupo a fans de los Titanes (o lectores españoles, para el caso), sólo lo mínimo para entender algo. Esto es en parte comprensible, total, no se les va a volver a ver, pero hace que algunos de los guiños y referencias inevitables no se entiendan. Y en el fondo, es una pelea bastante normalita con villanos muy poco desarrollados, que por mucho que digan que son tremendos, no se muestra tanto. Hay algunos momentos divertidos de interacción entre ambos grupos, y Brainiac 5, en cualquier encarnación o situación es genial en todos los sentidos, pero la historia en general es flojita. Además, el final es muy forzado, aunque el sentimiento de fondo sea bueno y necesario. El dibujo de Reis es bastante peor que el de costumbre, con demasiada rayita cutre, apelotonamiento y confusión, y el otro dibujante de la historia, Prado, es aún peor en esos estilos, con escenas de pelea confusas, caóticas y feas, y personajes no mejores. Al menos la portada de Jimenez es muy buena. Una mala despedida para esta Legión de Superhéroes, que de media fue muy buena y memorable, y una historia un tanto intrascendente para los Titanes. Con un epílogo interesante para estos que enlaza con la siguiente saga (y aparentemente hay una conexión entre HIVE y ETA) y otro epílogo confuso que indica algún tipo de cambio de planes. Oh, y no viene la preview de 8 páginas del relanzamiento de la Legión de Superhéroes, pero no se si es una indicación de que lo dejan para cuando publiquen la serie en su afán de lanzar todo tipo de cosas a ver cuales cuelan, o si indica que van a pasar, lo que tampoco sería mucha pérdida. Neutral (5)

Manhunter Nº1: No entiendo en que está pensando Planeta publicando esto. Publicando ya muchas series, y muchisimas novedades, que no es seguro que vaya a poder aguantar el mercado, pese a que en EEUU funcionan y los personajes o autores son medianamente conocidos, sacar una serie sobre un personaje nuevo, sin autores conocidos, que en EEUU está a las puertas de la cancelación. Especialmente teniendo series de éxito y calidad, con personajes medianamente conocidos sin publicar, como Aves de Presa. La idea aquí es crear a una nueva Manhunter, pero únicamente para que el nombre no esté desocupado, porque no tiene conexión con sus muchos predecesores. Hasta ahí bien. El problema es que el creador y guionista es Marc Andreyko, que, siendo generoso, no ha escrito nada bueno anteriormente. Así que el personaje resultante… se podría describir como una mezcla entre Daredevil y el Castigador, (abogada que mata a los criminales) aunque el mayor parecido es con un villano poco conocido de la Patrulla-X, el Ejecutor: Agente de la ley que usa armas recopiladas de superhumanos, principalmente una vara multiuso, para matar supercriminales. El resultado… es más o menos lo que puedes esperar de semejante idea. Andreyko parece que no capta la idea de que un justiciero asesino no es algo necesariamente bueno, así que lo que tenemos son esencialmente una historia estilo Castigador, pero con armas “molonas” (es decir, cosas de aspecto cutre noventero que hacen lo que le da la gana al guión), sin ningún ápice de humor o ironía, o de moralidad gris aplicada al personaje. Aparentemente, según la serie, tomarte la justicia por tu mano y matar a criminales que se han librado de una sentencia (por tu culpa, encima, por no ser suficientemente buen fiscal) no sólo es algo guay y aceptable, la gente que lo hace son personas completamente normales, mentalmente estables y sin ningún remordimiento. No hay ningún tipo de dilema ético o moral, ni siquiera el hecho de que esté contradiciendo el sistema de leyes que se supone que sigue. Por el amor de Dios, si hace 20 años tuvimos una serie en DC con esta premisa, que se llamaba Vigilante, y ya entonces, por simples que fueran los tiempos, se trataban los temas de dudosa moralidad de la premisa. Esto es un enorme paso atrás, que lo peor es que se cree un paso adelante. Es una de esas series modernas que se creen muy maduras por ser oscuras, lentas, con personajes duros y mucha violencia, pero en realidad, como muchas historias de Castigadores y asesinos varios, en su contenido es mucho más simplista que la mayoría. Los temas son inexistentes y bordeando el insulto a la inteligencia, los personajes están muy poco desarrollados, y los subargumentos personales son muy obvios, al igual que el diálogo. Lo único que se puede decir bueno de la serie es el dibujo de Jesús Saiz, que supongo que es el motivo principal de que estén publicando este lastre, y la verdad es que se merece el bombo que le dan. Dentro de un estilo ligeramente oscuro es sólido y hace bien la acción. Pero eso no justifica que publiquen tres números de esto al mes como serie regular, teniendo tanta cosa por publicar. Y lo peor es que pese a lo mala que es la serie, hay movimientos de Internet para que siga con vida, lo que es una prueba de que en Internet hay gente para todo, y que hemos llegado a un punto donde el hecho de que esas cosas ya ni sean una muestra de nada. Así que, para compensar esos movimientos, sólo cabe lanzar un llamamiento inverso: ¡CANCELAD MANHUNTER! No Recomendado (4)

Siete Soldados de la Victoria Nº0: Los 7SdlV eran un grupo de la Edad de Oro, que tuvieron una historia muy recordada junto a la LJA y SJA contra el Hombre Nébula en la serie de la JLA en los 70. En cierto modo, esto es un revival, con algunas conexiones (aparecen un par de ellos o parientes, y el famoso Neh-Buh-Loh, además de un par de referencias), pero lo que es realmente es el evento autoconclusivo modular de Grant Morrison. En su afán de innovar, lo que ha creado es un evento cósmico de gran envergadura, pero que no necesitas leer absolutamente nada de DC para entenderlo, ni tiene ninguna conexión directa con Crisis Infinita ni con nada. De hecho, la otra innovación es que puedes leer cada una de las 7 miniseries independientemente, (incluso muchos capítulos de las miniseries, si me apuras, aunque no se pueda intentar en la edición española) en cualquier orden, y tener una historia bastante completa. Pero en cuantas más partes leas, más interconexiones verás entre series, y más sentido profundo tendrán algunas escenas, frases o referencias, de manera que forma un intrincado puzzle narrativo, dandole un valor enorme a las relecturas. La idea es que se acerca una amenaza imposible (los Sheeda que ya presentaron en JLA Clasificado), y los únicos que pueden detenerlos y salvar el mundo son los Siete Soldados… la gracia es que no forman un grupo, sino que cada uno hace una parte individual de la misión, sin encontrarse ni saber que existen los demás, aunque sus acciones se influencien mutuamente. Es un planteamiento original y divertido. Además, otra gracia es que cada miniserie tendrá un género completamente diferente, muy notado por el dibujo, y la amenaza también tiene una forma diferente según el género, pero sin que las cosas dejen de encajar, y manteniendo los mismos temas en todas. Y todo desemboca en un especial final que enlaza y cierra las diferentes historias.

En cuanto a esto, es el especial que empieza la trama, donde se presenta un poco de que va, al menos en cuestión de temas, enemigos y el marco de la historia. Pero como se ve en la fantástica portada, no aparecen los 7 Soldados de las miniseries, sino otra versión del equipo, compuesta por uno de los Soldados originales y versiones nuevas de otros héroes de la Edad de Oro, cada uno una idea nueva. Y se aplica lo que he dicho antes: La historia se puede leer como una historia autoconclusiva, con un principio y un final, si quitas los intrigantes prólogos y epílogos que indican que esto es parte de algo mucho mayor (y referencias que parecerían poco importantes si no supieras que hay más, como el 7º soldado que se rajó, que sabes que se trataran en alguna de las miniseries) El género es una mezcla entre un western y terror (y los villanos se manifiestan de acuerdo a eso, como una leyenda terrorífica), y el tono es muy maduro, intrigante y reflexivo. Te sumerge en un mundo, el Universo DC, visto desde una perspectiva nueva, lleno de amenazas místicas en el desierto, pantanos encantados y héroes artificiosos. Es una historia original usando viejas cosas con nuevas ideas, con varias capas de significado por encima, además. Los temas de la serie se empiezan a ver claramente aquí: Los temas de culpa, redención y superación se ven en Vigilante y en Araña (y el hecho de que no se vean en los demás termina siendo significativo) y en cierta manera los de relación paterna-filial, en forma de los legados. Más importante, se ve en muchos de los protagonistas el tema de ver a los personajes fingiendo tener papeles que no son realmente, y como eso, según se haga, puede convertirte en un héroe o en un farsante fracasado, al igual que la idea de transformar lo mundano e insignificante en mitológico. Y más aún, se ve el tema de transformar los viejos conceptos superheroicos en algo nuevo, o alternativamente, de ser corrompidos por una transformación equivocada. Y el tema metaficticio se puede apreciar si ves todo el número como una metáfora de uno de los temas principales de Morrison en la serie y en general: Como las viejas ideas no se pueden seguir haciendo como antes (que se ve aquí en los protagonistas, que son todo viejos modos de hacer los superheroes, algunos precisamente corruptos: Revivals de la Edad de Oro y de Plata, perversiones a lo Chaykin, imitaciones tristes de fanboy, niñadas a lo Image y revivals modernos vestidos de cuero negro que se creen muy guays), y como hay que hacer cosas nuevas con ellos, como se verá en las miniseries. Pero todo eso son capas extras que no tienes que explorar si no quieres, te puedes quedar con que es una historia imaginativa y en un tono fuera de lo habitual con muchas ideas, una narración sólida y un buen final, que abre boca para una enorme historia que se va a ir desenvolviendo. Y por supuesto, el dibujo de JH Williams, del que no se pueden decir suficientes cosas buenas, y al igual que en Prometea, resulta ser todoterreno, cambiando de estilos como de camisa, pero manteniendo toques personales: La parte central de la historia es reminiscente de Moebius en Blueberry para que vaya con el tema del oeste, y las otras tienen otros estilos apropiados. Y siempre usando unas composiciones más creativas que practicamente ningún otro dibujante, definitivamente geniales. Como todo este comic, deja en ridículo prácticamente todos los demás de su estilo, pruebalo. Muy Recomendado (10)

Siete Soldados: Zatanna: Primero de los tomos que recopilan las miniseries, supongo que porque es de los pocos que están protagonizados por personajes establecidos, y el único medianamente famoso. Así, es prueba de que se pueden leer en cualquier orden. Según el orden de publicación original, varios de estos números iban detrás de otros de Caballero Brillante, y se notaba cierta continuidad entre ellos. Sin embargo, se puede leer y entender leyendo esto primero, o incluso leerse independientemente, aunque haya escenas que dejen preguntas. (Lo de Ali-Ka-Zoom y Don Vincenzo se ve más detenidamente en Caballero y en Guardian, por ejemplo) Pero cuenta una historia prácticamente cerrada sobre Zatanna, con un principio y un final claro, aunque la última página en vez de hacer de epílogo, abra de nuevo la historia para continuarla en el especial final. Esta es la miniserie que más conexión tiene con el resto del Universo DC. Eso lo que quiere decir es que hay una referencia indirecta a la participación de Zatanna en Crisis de Identidad y de Consciencia (pero tranquilo, lo único que debes saber es que está deprimida por haber hecho cosas muy estúpidas), una referencia a la Cosa del Pantano de Moore, y que aparece un desfile de personajes intrascendentes de rincones olvidados del Universo DC. Nada que deba importarte si no te van las cosas históricas, ni se nota. El género está vez es aventura mística, muy reminiscente del proto-Vertigo, los comics de superhéroes más maduros que hacían los autores británicos en los 80 y 90, y apropiadamente, la amenaza de la serie toma forma de una gran amenaza místico-cósmica que resulta ser un antiguo villano olvidado remozado. De hecho, toda la historia parece una reacción a Alan Moore, con Morrison tratando de hacer algo similar a él, pero mejor, y dejarlo en ridículo. No sólo se basa en sus historias y tiene un tono similar, sino que al igual que Prometea, la historia va en parte de dar una lección sobre como funciona la magia. A diferencia de Prometea, sin embargo, la explicación no es un tostón en forma de clase magistral sobre arcanos y desfasados conceptos, sino algo comprensible, divertido y que se aplica perfectamente a la historia que está contando, simplemente ver las cosas de una manera nueva. Y a diferencia de Prometea, el fin del mundo no se ve como algo inevitable, sino algo que como Zatanna dice, “no va a suceder mientras yo esté presente”. Por lo menos queda alguien que sabe hacer superhéroes al estilo moderno, que saben ser superhéroes.

Los otros temas se ven también claramente: Toda la historia va de Zatanna superando su depresión y culpa, a base de volver a ser una heroína y encontrarse a si misma, entrenando a la nueva generación, y apoyandose en el amor de su difunto padre, con el que depaso supera sus traumas paternos. Y el otro tema se hace explícito, con un villano que literalmente corrompe y reescribe personajes inocentes (y que casualmente, como dice Zatanna, “tiene una barba estúpida”… y sus enemigos son calvos, también casualmente). Debajo de eso hay una historia divertida y profunda de Zatanna tratando de recuperar su magia, sin tener que apoyarse en la muleta del hablar hacia atrás que hace cualquier cosa, hasta el final (y entonces aún sirve de manera simbólica y no como resuelvelotodo), y dandole lecciones de magia a su aprendiz, la adorable Misty, todo mientras visitan extraños lugares. Primero un viaje por dimensiones de alucine y los pozos de la depresión, mezclando lo cósmico y lo humano, con buenos cameos de personajes conocidos (la mejor versión del Dr. 13 que he visto). En segundo lugar, un enfrentamiento divertido con un elemental de lo más original, y un cameo genial del Fantasma Desconocido. Después el origen de Misty, que entronca más con la trama de los Sheeda y versiona apropiadamente cuentos clásicos entre otras cosas. Y termina en un combate cósmico de corte metaficticio, todo lo chulo que puede ser, con un final satisfactorio. El dibujo es de Ryan Sook, que hemos visto en su posterior Factor-X, pero esto es aún mejor. Su versión de Zatanna quita el aliento, y se divierte adaptando sus trajes a la situación. Otros diseños también son buenos, y en general sus personajes y narración son muy sólidos. Pero lo mejor es cuando le toca hacer composiciones de escenas y páginas creativas a lo Prometea, y le salen unas cosas maravillosas, que se complementan perfectamente con lo que pide la historia, y sale un resultado, bueno, mágico. Una maravilla, y desde luego va a dar ganas de comprar todo el evento. Muy Recomendado (10)

Spiderman Nº2: Parece ser que se han rendido y van a publicar el crossover como originalmente, un número de cada serie en cada mes. Mejor así, pero podrían avisar del cambio de planes en algún sitio. Este mes tocan tres números de Reginald Hudlin, lo cual es una idea que hace que quieras tomarte algún tipo de droga para de poder contemplarla bien. Y es tan malo como podías imaginarte. La idea del primer número es tener visitas a múltiples personajes Marvel para ver si logran solucionar el problema de Peter. Eso, por supuesto, hace que medio número se convierta en un anuncio del Pantera de Hudlin. Lo cual no sería un problema, ya que tiene sentido, si no fuese por lo rematadamente estúpida que es esa serie. Así que es básicamente lo que tenemos son estereotipos africanos, mucho “oh, como mola Wakanda” pero por elementos superficiales y tontos, y a T’Challa actuando como un macarra que dicen que es un genio en vez de hablar como un verdadero genio. Luego también visitan a Bruce Banner, y Hudlin no parece haberse enterado de que el Hulk actual no es el monosilábico clásico. Y así. El dibujo de Wieringo es quizá demasiado colorido y animado para una historia con tonos fatalistas, pero es bueno en general. Y luego está la segunda historia, donde la serie logra sacar algo significativamente más estúpido que los clones verdes de hace unos meses, que ya es difícil. Tiene a Tia May en una armadura de Iron Man. Si, en serio, has leido bien. En una historia que intenta ser tremendamente seria, nos traen a la Invencible Tía de Hierro. Me fallan las palabras. La explicación es para una escena que se supone que es emotiva, pero es bastante tonta también cuando lo piensas, sobre todo si has leido la etapa de JMS. Tiene más escenas que se suponen emotivas, y algo de eso son, pero dadas las circunstancias, es a la vez fácil y falso, y no quita la tontería. El dibujo sigue siendo de negro de un chorizo, y además malo. Por último, después de cinco meses haciendo tiempo a que empiece la historia de verdad, Hudlin por fin empieza la historia de verdad. Supongo que pensaron que pedirle tres números de relleno era demasiado, y aparentemente, Straczynski ha ayudado a hacer el número, porque sólo él puede hacer las partes importantes de su historia. El caso es que lo que tenemos es una secuela de la primera saga de JMS, el combate entre Spiderman y Morlun, y… es exactamente eso. Lo mismo que la otra vez, en un solo número, y con un final distinto. No es una mala pelea desesperada con narración acorde de Peter, pero si leiste la original, no hay nada nuevo hasta las últimas escenas. Y el dibujo de Deodato es bastante inferior al de Romita, sobre todo en anatomía y movimiento. El final puede resolverse de muchas maneras distintas, pero dado que esto es un crossover, y que está teniendo la calidad de los que tenía en los 90, se puede esperar lo peor. Evitar a toda costa (1)

Superman: Día de la Venganza: Otra víctima de sacarlo todo apelotonado, otra genialidad de Planeta. No sólo tienes que leer esto antes de Día de la Venganza, que sale a la vez, tienes que leerlo después de Crisis de Identidad, cuyo final aún no ha salido, porque chafa enormemente el final. Que listos que son, sacarlo todo a la vez con prisas en vez de darle su tiempo. La otra opción, por supuesto, es pasar de este tomo, porque no es más que un sacacuartos. Estos son los números de un mes de cada serie de Superman, a modo de crossover con el mismo equipo creativo, como una especie de prólogo a Día de la Venganza. Y aunque pasa una cosa importante que enlaza uno de los villanos de la miniserie con su última aparición, y alguna otra pista, no es nada que no se resuma luego, y se haga mejor. Porque esto está escrito por Judd Winick, que estaba ya en plena degeneración de sus facultades como escritor, y se nota. No hay ni un solo toque de ingenio en toda la historia, aparte de que siendo una gran pelea, es todo lo contrario de lo que se le da bien. Lo que es es un montón de relleno y de hacer tiempo y de sacar dinero por el cartelito de “Dia de la Venganza” en portada, porque el contenido del tomo cabe en una servilleta. Es casi todo un montón de tortazos que no van a ninguna parte, con una versión del villano bastante patética en comparación con sus apariciones recientes, y peleas entre Superman y un robot y entre Superman y Capitán Marvel que aunque justificadas por el argumento, son aburridisimas y los personajes son reducidos a su estereotipo. Oh, y aparentemente la idea del Espectro ofende las sensibilidades ateas/agnósticas de Winick, y cuando cuenta su origen y el del villano, decide ignorar toda la mitología judeocristiana en la que se ha basado durante 65 años y la sustituye por un equivalente agnóstico… lo cual no deja de ser estúpido y ridículo por problemático que sea tener la mitología cristiana como verdadera en el Universo DC (que lo es), ya que el personaje va, y siempre ha ido, de eso, y no funciona bien sin su parte religiosa. Y el final es para pegarse de cabezazos contra la pared, pero no es culpa de esta historia en si. Para terminar la gracia, el dibujo es de uno de los crios de Jim Lee de los 90, Ian Churchill, descongelado para el revival del dibujo-mierda actual, y nos refresca la memoria con su desconocimiento de anatomía o criterio a la hora de dibujar. Por muy coleccionista y enganchado al crossover que estés, estarás mejor si evitas esto. Evitar a toda costa (2)

X-Factor Nº2: La serie sigue pareciendose a Angel más de lo que debería. Esta vez es toda la manera de comportarse de Investigaciones Singularidad, que es terriblemente similar a Wolfram & Hart, y también lo es la manera de defenderse de un asalto de Factor-X. Más aún, el interés de IS en Factor-X es prácticamente la misma idea que la del de W&H en Angel, pero con el Dia M en vez del Apocalipsis. Al menos los jefes de la compañía parecen ser una idea distinta y que se va a desvelar más rápidamente. El paso de Rictor del más inútil a tipo duro chulo también es reminiscente de lo de Wesley. Todo buenas ideas, pero realmente, son demasiados parecidos para seguir pareciendo coincidencias, y en cualquier caso, esa historia ya se ha contado, y se que PAD la conoce, así que más le vale que se acaben los parecidos. El número presenta la nueva misión del grupo aparte de la obvia de ser detectives… y tiene el problema de que está relacionado con la gran tontería del Dia M. Más aún, relacionado de una manera muy puñetera por un lado. Y por el otro, es bastante apropiada, pero infinitamente menos interesante que la premisa original de detectives de mutantes. Siguen siendo detectives y en este número tienen un caso y todo, pero no es tan interesante como podría ser. Lo mejor sigue siendo la interacción entre personaje, muy divertida, y al estilo David, revelando poco a poco cosas más serias de los personajes. Y está empezando a hacer interesante a Layla Miller, cosa que parecía imposible dado lo absurda que era en Dinastía de Mierda. (Eso si, aunque criticar Diezmados está muy bien, criticar el nombre no va a ninguna parte, porque se suele usar más por el significado que han usado que el original) Sin embargo, ya empieza a haber problemas con el dibujo, porque Sook sólo hace una pequeña parte del número, que está muy bien, y la mayoría es de Sergio Cariello que es más normalito y hace que parezca que las luces estén apagadas en vez de que haya una ambientación sombría, lo que lo hace más confuso. Y ninguno de los dos sabe dibujar bien la forma intermedia de Rahne. Recomendado (7)

X-Men: Genesis Mortal Nº2: Como muchos comics de Marvel ahora mismo, especialmente los muy publicitados y escritos por niños bonitos de los editores, las cosas van demasiado despacio y probablemente podrían contarse en menos números. En este número, la trama apenas avanza. No se dice practicamente nada nuevo del villano misterioso, excepto que es poderoso y vengativamente malvado, lo mismo que la otra vez, y su plan malvado apenas avanza. El resto es ver a los demas Hombres-X reaccionar ante lo que está pasando con distintos níveles de histeria. No está mal hecho, pero tampoco suficientemente bien para compensar el avance lento. Y el final… ¿otra vez, Brubaker? Veremos el próximo mes. El dibujo de Hairsine es bueno, pero demasiado oscuro y suelto en comparación con otros trabajos anteriores, parece un dibujante inferior. La historia de complemento vuelve a ser una historia corta de presentación de un personaje, y está bien para lo que es, simple pero con cosas curiosas. Hay una cosa que puede parecer un error, pero como el mes pasado, es una pista, que en conjunción con alguna otra y el título/misión de la miniserie, empieza a hacer que el misterio, que es lo más atractivo de la mini, se aclare. El dibujo es competente. No Recomendado (4)

Y eso es todo de momento. Nos vemos la semana con más Bucky Zombie Cyborg en Capitán America, cosas sobre orígenes en Jóvenes Vengadores, los Shi’ar en Ultimate X-Men y más melodrama y angustia vital en New X-Men. También tocan tomos, como el Año Uno de los Vengadores, y probablemente a la LJA contra sus contrapartidas malvadas. Y quizá más cosas de DC, como el final de Crisis de Identidad, si es que no te lo has chafado. Creeme, desearás haberlo hecho y evitarte el dinero. No faltes.

Jóvenes Titanes/Legión Especial (Teen Titanes/Legion Special)

¿Cuándo transcurre?: A mitad del nº14 de Jóvenes Titanes, es decir, entre los nº16 y 17 americanos.

¿Es Importante?: No, aunque es la primera mención, aunque de manera encubierta, de algo que será muy importante.

Resumen:

– Los Jóvenes Titanes son reclutados por la Legión de Superhéroes para combatir a los Quinientos Fatales, un ejército de versiones alternativas de sus antiguos enemigos, los Cinco Fatales, que están arrasando la Tierra del Siglo XXXI.

– Brainiac 5 pone en marcha un artilugio para librarse de ellos, usando a Kid Flash (que aprovecha para despedirse de su madre, que vive en ese tiempo) y a su prima, la Legionaria XS como motores

– El plan funciona, pero ambos grupos quedan separados de la línea temporal y atrapados en el limbo, por culpa de una misteriosa fuerza que está golpeando la realidad más allá del tiempo.

– La Legión de Superhéroes (excepto Shikari) quedan atrapados fuera del tiempo, mientras que Superboy decide quedase con los Titanes, que vuelven hacia atrás en el tiempo, viendo muestras de su futuro cercano, y yendo a parar unos años en su futuro.

Jóvenes Titanes Nº14 (Teen Titans #16-18)

¿Cuándo transcurre?: El primer capítulo, antes del Especial de ahí arriba, los demás poco antes de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, sólo se dan pistas y augurios de la inminente Crisis.

Resumen:

– Mientras Superboy y Wonder Girl están en su primera cita, Superboy es abducido y llevado al futuro, y vuelve momentos después, perseguido por el Persuasor, habiendo pasado meses en el futuro de la Legión de Superhéroes. Usando el hacha del Persuasor, se lleva a los Jóvenes Titanes al siglo XXXI a ayudar a sus nuevos amigos.

– De vuelta del siglo XXXI, los Jóvenes Titanes acaban 10 años en el futuro, donde encuentran a los Titanes del Mañana: Superman (Superboy afectado por la influencia de su padre genético, Lex Luthor), Batman (un Robin mucho más oscuro que ha crecido sin su familia y ha asesinado a toda su galería de villanos), Wonder Woman (mujer de Superman, una Wonder Girl influenciada por su parentesco con Ares), Flash (un Kid Flash mucho más poderoso), Aquawoman (versión futura de la recientemente introducida Aquagirl), Animal Man (una versión mucho más salvaje y animal de Beast Boy) y Raven Oscura.

– Los Titanes del Mañana cuentan que cuando volvieron del viaje en el tiempo, se separaron, y no pudieron salvar a los héroes adultos en la Crisis que vino poco después. Años más tarde, sin esa influencia, se reagruparon con una actitud mucho más oscura, y conquistaron la costa oeste de EEUU para salvarla del caos.

– Mientras están en su Torre, descubren a sus yos futuros torturando a Deathstroke para conseguir información sobre sus enemigos. Horrorizados, le liberan y huyen de sus otros yos.

– Entre la información del futuro que descubren está que una nueva Speedy se unirá al grupo, que Deathstroke tendrá un feudo personal con la familia de Flecha Verde, que Flash puede estar en contacto con sus predecesores en la Fuerza Cinética, que existen unos nuevos Halcon y Paloma, que el exTitan Mal Duncan es presidente de la costa este y que Donna Troy tendrá un papel en el desarrollo del futuro Flash.

– Los Jóvenes Titanes encuentran refuerzos en los enemigos de sus yos futuros, los heroicos Titanes Este: Cyborg 2.0, Bumblebee, Capitán Marvel (anteriormente Junior), Flamebird, Terra y una reformada Destructora, que está en una relación con Flash, que ayuda secretamente a los héroes del futuro.

Crisis de Identidad Nº3 (Identity Crisis #5-7)

¿Cuándo transcurre?: Después del número anterior.

¿Es Importante?: Desgraciadamente.

Resumen:

– Mientras varios héroes le buscan como sospechoso del asesinato, el Ladrón de Sombras usa la espada del Caballero Brillante para matar a Firestorm. Firehawk se retira poco después.

– Flecha Verde le revela a Flash que Batman les descubrió lobotomizando al Dr. Luz años atrás, y que tuvieron que borrarle los recuerdos del incidente.

– Mientras el Doctor Luz y Exterminador planean sus respectivas venganzas, el Calculador asigna al Capitán Boomerang un trabajo, asesinar a Jack Drake, el padre de Robin… sin saber que es parte del plan del misterioso asesino, que lo ha planeado para que Jack y Boomerang se maten mutuamente y que el villano difunto cargue con las culpas.

– Pese a todo, el Doctor Medianoche y Batman descubren que Sue no murió incinerada, sino de un ataque microscópico a su cerebro, causado por Jean Loring usando el cinturón reductor de su exmarido. [Sin comentarios]

– Ray Palmer descubre que su exmujer es la asesina, como parte de un demente plan para recuperar su relación amenazando a la mujer de otro héroe. [Sin… comentarios…] Palmer se ve obligado a ingresarla en el Manicomio Arkham, y acto seguido se reduce a tamaño microscópico, desapareciendo de la faz de la Tierra. [Comentarios e insultos varios en la reseña correspondiente]


Flash Nº13 (Flash #216-217)

¿Cuándo transcurre?:El primer capítulo continua directamente del número anterior y enlaza con el final del capítulo 5 de CId, el segundo justo después de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, aunque continua tramas presentadas en Crisis de Identidad.

Resumen:

– Flash y Zatanna encuentran al Trompo y restauran su personalidad original y cordura. De nuevo un villano, el Trompo revela que los intentos de reformarse de la Galería de Villanos se debieron a alteraciones mentales que les hizo con sus poderes, y que piensa deshacerlas pronto.

– La mujer de Wally, Linda, reaparece y se reconcilia con él.

– La Galería de Villanos celebra un funeral por el Capitán Boomerang, y acoge a su hijo como su nuevo miembro.

– Los Villanos de Flash reformados son ordenados por sus superiores en el gobierno que acaben con los demás villanos… aunque para eso tengan que usar el cadáver de Boomerang.

Green Lantern: Renacimiento (Green Lantern: Rebirth #1-6)

¿Cuándo transcurre?: Después de Crisis de Identidad y antes de Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: Cambia el status quo del Espectro y los Linternas Verdes, que tendrán protagonismo importante en toda la saga, aunque no es nada que no se resuma luego.

Resumen:

– Kyle Rayner vuelve a la Tierra de los confines del espacio, habiendo recuperado el cadaver de Hal Jordan y descubierto el secreto de Parallax: Es realmente una entidad cósmica ancestral basada en el miedo, cuyo confinamiento en la Batería Central del Cuerpo de Linternas Verdes causó la debilidad al amarillo en los anillos. Aprovechandose de una serie de acontecimientos, logró corromper a Hal Jordan años atrás, causando su transformación en villano.

– Parallax está haciendose con el control del Espectro a través de Hal, mutilando a su antiguo enemigo Mano Negra, reconstruyendo Coast City, eliminando los genes vuldarianos de Guy Gardner y transformandole de nuevo en Linterna Verde, y haciendose con el control de los otros LV, John Stewart y Kilowog, que son usados como soldados contra los demás héroes.

– Flecha Verde trata de usar el anillo que Hal le dejó en caso de emergencia, pero es interceptado por su archienemigo Sinestro, que revela haber fingido su muerte y haber sido el responsable de todo el asunto Parallax para destruir al Cuerpo y humillar a Hal.

– Con ayuda de Ganthet, el último Guardián del Universo original, Hal Jordan es separado de Parallax y su alma reunida en su cuerpo revivido por el Espectro, que se marcha a esperar a su próximo huesped.

– Recuperando su anillo, Hal derrota a Sinestro, y une al Cuerpo de Linternas Verdes en un ataque a Parallax que le encierra de nuevo en la Batería Central de Oa. Hal es aceptado como Linterna Verde y exonerado por los héroes de la Tierra, con la excepción de Batman.

– Los Guardianes del Universo se reinstauran en Oa, preparando el retorno del Cuerpo antes de que llegue una amenaza inminente.


Cuenta Atrás a Crisis Infinita (Countdown to Infinite Crisis)

¿Cuándo transcurre?: Después de Crisis de Identidad, antes de las miniseries.

¿Es Importante?: Obviamente, todo empieza aquí en serio.

Resumen:

– Blue Beetle está investigando un robo en un almacen de su empresa, Kord Omniversal, en concreto, de varios kilos de kriptonita del meteorito que trajo a Supergirl. Sus contactos con Superman, Oráculo, Linterna Verde y la SJA no le llevan a ninguna parte.

– La investigación de Kord le lleva a la Batcueva, donde un cada vez más hostil Batman le hace marchar, preocupado al haber recordado recientemente que parte de la Liga de la Justicia alteró sus recuerdos en el incidente con el Doctor Luz años atrás. Batman intenta ponerse en contacto con un satélite, el Hermano Mark I, sin éxito.

– El robo también está siendo investigado por la Sociedad, un nuevo sindicato que está agrupando a todos los supervillanos de la Tierra bajo el manto de sus líderes: Lex Luthor, Talia Al Ghul, Dr. Psico, Black Adam, Calculador y Deathstroke. Otros planes incluyen la monitorización de ciertos héroes como los nuevos Firestorm y Breach, el reclutamiento de la Galería de Villanos de Flash, y la entrada a sus filas del Doctor Luz, prometiendole venganza por lo que le hizo la LJA.

– Beetle es ayudado en su investigación por su amigo Booster Gold, que es herido por un relámpago dirigido hacia ellos.

– Beetle acude a la Atalaya de la LJA en busca de ayuda, pero antes de que Wonder Woman pueda ayudarle, el Detective Marciano recibe una transmisión de auxilio de Adam Strange: Su planeta adoptivo, Rann, ha entrado en guerra con Thanagar, el planeta de Hawkman.

– Investigando el relámpago con la ayuda del talismán escarabajo de su predecesor, Blue Beetle encuentra al mago Shazam, que le apunta hacia el origen tecnológico del rayo, y avisa de un conflicto apocalítpico en el plano místico en el que se van a ver envueltos el Espectro, el Capitán Marvel y Luthor. Shazam se queda con el escarabajo y pondera su futuro con una misteriosa voz.

– Kord descubre en su traje tecnología de espionaje proveniente de Skeets, el robot ayudante de Booster, y la rastrea hacia la base de la agencia gubernamental Jaquemate en los Alpes. Allí descubre que Jaquemate tiene información detallada sobre todos los héroes de la Tierra, incluyendo debilidades e identidades, en parte gracias al Hermano I. Kord es descubierto por el Rey Negro de Jaquemate, su antiguo amigo Maxwell Lord.

– Lord le ofrece un puesto en Jaquemate, en su misión de ayudar al hombre común de defenderse del peligro de los metahumanos. Beetle lo rechaza y aprovecha que alguien ha robado todos los datos del ordenador de Jaquemate para escapar. Una unidad OMAC le detiene, y cuando Beetle vuelve a desafiar a Lord, éste le ejecuta, y se prepara para poner en marcha el Proyecto OMAC.


Superman: Día de la Venganza (Action Comics #826, Adventures of Superman #639, Superman #216)

¿Cuándo transcurre?: Después de Crisis de Identidad y Green Lantern: Renacimiento y antes de los primeros flashbacks del Día de la Venganza. Teoricamente antes de Cuenta Atrás, aunque da lo mismo.

¿Es Importante?: Pasan cosas relevantes a Día de la Venganza, aunque todo lo importante se resume luego.

Resumen:

– El diamante negro de Eclipso es encontrado por una científica, que se transforma en su nuevo huesped. Eclipso entonces usa un traje de combate de Lexcorp para atacar a Superman.

– Alertado por el mago Shazam, el Capitán Marvel es enviado a detener a Eclipso, que ha logrado poseer a Superman.

– Shazam invoca al Espectro, ahora sin huesped humano, que libera a Superman de Eclipso y amenaza a los hechiceros.

– El diamante negro aparece misteriosamente en el Manicomio Arkham, en la celda de Jean Loring, que se convierte en la nueva huesped permanente de Eclipso.


Dia de la Venganza (Day of Vengeance #1-6)

¿Cuándo transcurre?: Un tiempo después de Cuenta Atrás, poco antes de Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Si, es una de las tramas principales, y pasan un par de cosas muy importantes al final.

Resumen:

– Manipulado por Eclipso, ahora en el cuerpo de Jean Loring, el Espectro, voluble ahora que no tiene huesped humano, decide destruir toda la magia y sus usuarios, considerandolos malvados.

– El Espectro rápidamente acaba con los principales hechiceros, como el Doctor Destino (atrapandolo en su casco), el Fantasma Desconocido (transformandolo en ratón) o Madame Xanadu (cegandola). Rápidamente, continua eliminando seres mágicos menores como Blackbriar Thorn o Bisonte Negro, siendo sólo ralentizado por el Capitán Marvel.

– Muchos de esos magos menores se reunen en el extradimensional Bar Olvido, donde seis de ellos deciden enfrentarse al Espectro y Eclipso ellos solos: El Detective Chimpancé (ahora un alcohólico experto en magia), Nightshade, Encantadora, Diablo Azul, Ragman y el dueño del Bar, Nightmaster. Juntos forman el Shadowpact, un grupo condenado al fracaso según las leyendas.

– Tras varias escaramuzas, y con el consejo del Ratón Desconocido y la ayuda de Black Alice (una adolescente con el poder de robar temporalmente cualquier habilidad mística), el Shadowpact logra hacer retroceder al Espectro y derrotar a Eclipso, atrapandolo en la órbita del Sol donde no tiene poderes.

– Sin embargo, el Espectro escapa, derrota al Capitán Marvel, y asesina al mago Shazam, declarando el fin de la Novena Era de la Magia y causando una conmonción en el plano místico. Esto destruye la Roca de la Eternidad, haciendo que sus restos caigan sobre Gotham, y varios talismanes como el Escarabajo Azul caigan sobre la Tierra.

Titanes/Young Justice: Día de Graduación (Titans/Young Justice #1-3, Teen Titans/Outsiders Secret Files 2003)

¿Cuándo transcurre?: Antes de que empiece todo.

¿Es Importante?: No particularmente, aunque se empiezan a ver las tramas muy de lejos.

Resumen:

– La corporación Omnitron se ofrece a patrocinar los dos grupos de superhéroes jóvenes.

– Antes de que puedan aceptar, el grupo es atacado por una androide proveniente del futuro, buscando otras formas de vida robóticas, que causa estragos entre los dos grupos.

– La androide reactiva un robot de Superman que estaba siendo estudiado por Laboratorios STAR, que asesina a Augurio de los Titanes nada más reactivarse.

– Ambos androides son detenidos, pero no sin que antes el robot de Superman logre matar a Troia. Donna, sin embargo, resucita inmediatamente en una nueva vida, lejos de allí.

– Desolado, Nightwing decide desbandar ambos grupos.

– Cyborg, Beast Boy y Starfire deciden reconstruir los Jóvenes Titanes como grupo de entrenamiento para los héroes más jóvenes, mientras que Arsenal se propone crear un nuevo grupo más proactivo, reprogramando a la androide para ello.

Superman/Batman Nº5 (Superman/Batman #6)

¿Cuándo transcurre?: Después de la primera saga de Outsiders, pero antes de la primera de Jóvenes Titanes.

¿Es Importante?: No, pero tiene la primera mención de que se acerca una Crisis.

Resumen:

– Lex Luthor, enloquecido, pone en marcha un plan para acabar con Superman y Batman de una vez por todas, acusandoles del acercamiento de un meteorito kriptoniano a la Tierra, y enfrentandose a ellos en una armadura verde y morada.

– El Capitán Átomo se sacrifica para frenar el meteorito (que como se verá después, contiene a Supergirl, la prima de Superman), produciendose un salto cuántico.

– Luthor es derrotado, y expuesto como un villano ante la opinión pública. El Vicepresidente Ross se convierte en Presidente en funciones.

– Luthor, ahora un fugitivo, presagia que pronto vendrá una Crisis.

Superman Nº3 (Superman Secret Files 2004 y otros)

¿Cuándo transcurre?: Después de la primera historia de Superman/Batman, antes de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, pero se dan las primeras pistas claras de una de las tramas principales.

Resumen:

– Superman impide que una versión del Escuadrón Suicida asesine a la antigua Secretaria de Asuntos Metahumanos de la administración Luthor, Amanda Waller, ahora en prisión, para que no hable.

– Sarge Steel, otro importante miembro de la inteligencia metahumana, es incriminado por este ataque y encarcelado, gracias a las manipulaciones de una agencia y persona en las sombras.

– Esta misma entidad convence al Presidente Ross de que dimita, siendo sustituido por el más manejable Horne.

– Todo forma parte de un plan para controlar las agencias gubernamentales, que forma parte de un plan mayor que implica unos planos de un misterioso artefacto.

Superman Nº6 (Adventures of Superman #631 y otros)

¿Cuándo transcurre?: Poco antes de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, sólo tiene una vaga conexión.

Resumen:

– Superman se enfrenta a un nuevo villano llamado Ruina, que parece conocer algunos de sus secretos.

– Mientras Lois Lane investiga en Oriente Medio, un francotirador no identificado le dispara, hiriendola.

JSA Nº7 (JSA #56-58, Hawkman #23-25)

¿Cuándo transcurre?: Antes de que empiece todo.

¿Es Importante?: No, aunque muchas de las cosas que pasan continuan de alguna manera en Crisis.

Resumen:

– Black Adam y su grupo (los exInfinity Inc Atom-Smasher, Northwind y Brainwave, más Némesis y Alex Montez, el actual huesped de Eclipso) atacan Kahndaq, el país natal de Adam, y masacran a su junta militar, liberando al pueblo de su esclavitud.

– En St Roch, una adivina es incapaz de leer el pasado de Power Girl, indicando que no proviene del pasado.

– La Sociedad de la Justicia, indignada por lo que están haciendo sus antiguos amigos y pupilos, asalta Kahndaq, iniciando un combate con Black Adam, ahora soberano popular del país.

– El conflicto causa una lucha interna entre Hector Hall y Nabu por el control del Doctor Fate, que termina con Nabú atrapado en el amuleto, y Hector liberando de allí a su largo tiempo perdida esposa, Lyta Hall, alias Furia.

– Hourman y Northwind son heridos, y Nemesis muere a manos de Alex, que ha perdido el control de Eclipso momentaneamente. Alex decide suicidarse para no volver a perder el control, dejando el diamante negro de Eclipso sin dueño.

– Cuando las cosas se calman, la SJA admite la soberanía de Adam en Kahndaq, y Atom-Smasher decide quedarse para vigilarlo como penitencia por los asesinatos que cometió. Adam ofrece asilo a Northwind y su especie en el país. Brainwave, liberado de su enfermedad mental por el aliado de Adam, Mr Mind, vuelve a Estados Unidos, y Hawkman, avergonzado por su salvajismo en el combate, dimite de la SJA.

Robin Desenmascarado (Robin #124-128)

¿Cuándo transcurre?: Antes de Juegos de Guerra y de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, realmente está aquí sólo por completismo absoluto.

Resumen:

– Jack Drake descubre que su hijo Tim es Robin, y le prohibe seguir con la identidad heroica.

– Steph Brown, la novia de Tim y justiciera enmascarada Spoiler, se convierte en la nueva Robin, pero acaba siendo expulsada por Batman cuando se niega a seguir sus métodos.

Jóvenes Titanes Nº13 (Teen Titanes #13-15)

¿Cuándo transcurre?: Antes de Crisis de Identidad. Todo menos el epílogo transcurre antes de Juegos de Guerra pero posteriormente al tomo de Robin, mientras que el epílogo es después.

¿Es Importante?: No, apenas un par de menciones irrelevantes a varias tramas.

Resumen:

– Mientras se enfrenta a un nuevo villano, Beast Boy recuerda su pasado, que extrañamente no incluye ninguna referencia a sus años con la Patrulla Condenada.

– Wonder Girl tiene un encuentro con Ares, que le dice que tiene un futuro que cumplir en una próxima batalla, al igual que la desaparecida Donna Troy.

– Superboy encuentra a la nueva Robin, y posteriormente visita a Tim Drake y tienen una charla sobre su ausencia de los Titanes. Posteriormente, un Tim más sombrío vuelve como Robin.

– Superboy vuelve del futuro de la Legión de Superhéroes al presente, para advertir de una amenaza.

Flash Nº11 (Flash #212-213)

¿Cuándo transcurre?: Inmediatamente antes del nº1 de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: No, es sólo una página de conexión, y apenas.

Resumen:

– Rechazado por la reconstruida Galería de Villanos de Flash, el Capitán Boomerang logra un viaje al satélite de recreo de los supervillanos, para tratar de conseguir algo de dinero.

Crisis de Identidad Nº1 (Identity Crisis #1-2)

¿Cuándo transcurre?: Es el antecesor a Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Crisis Infinita sigue algunas tramas de esta serie, que se extienden por todo el Universo DC, así que desgraciadamente, si.

Resumen:

– El Hombre Elástico y Firehawk están patrullando en busca de un soplo (el intento fallido de Bolt de conseguir la armadura de Lex Luthor, guiado por el Calculador, ahora un proveedor de información y contactos para supervillanos), cuando un misterioso intruso entra en la casa de los Dibny e incinera a Sue, matandola.

– Tras el funeral, todos los superhéroes salen a buscar a posibles culpables, mientras que un grupo de antiguos miembros de la Liga, incluido el Hombre Elástico, se propone buscar al Dr. Luz.

– Flash (Wally West) y Linterna Verde (Kyle Rayner) descubren que años atrás, el Doctor Luz asaltó y violó a Sue en el Satélite de la Liga, y este subgrupo de la LJA (Flecha Verde, Canario Negro, Átomo, Hawkman, Zatanna y los difuntos predecesores de Flash y Linterna Verde) le lavó el cerebro a Luz, usando la magia de Zatanna, para que olvidara lo ocurrido. El resultado provocó la pérdida de competencia y habilidad en el Doctor.

– Recordando algo, Luz visita el satélite de los supervillanos, y contrata a Deathstroke el Exterminador para protegerle de los héroes.


Crisis de Identidad Nº2 (Identity Crisis #3-4)

¿Cuándo transcurre?: Inmediatamente tras el número anterior.

¿Es Importante?: De nuevo, si.

Resumen:

– El Exterminador combate a la Liga de la Justicia, y pese a ir ganando, es derrotado cuando todos se lanzan en contra de él y Flecha Verde le clava una flecha en el ojo. La situación le recuerda al Doctor Luz lo que le pasó a él años atrás, y hace que recupere sus recuerdos y habilidades, terminando el combate y permitiendo que los villanos escapen. [Y me siento estúpido resumiendo tanta tontería]

– Oliver le dice a Wally que en el pasado, le lavaron el cerebro a otros villanos para que olvidaran sus identidades secretas [Cosa de rigor por aquel entonces, por otro lado] como a la Sociedad Secreta de Supervillanos.

– El misterioso asaltante ataca a Jean Loring, tratando de ahorcarla. Su exmarido, el Átomo, logra salvarla a tiempo. Ambos deciden volver a darle una oportunidad a su matrimonio. Otros héroes como Robin aprovechan para pasar más tiempo con sus familias.

– Mientras varios héroes como Batman y Wonder Woman tratan de descubrir quien es el asesino, el Calculador pone en contacto a un fracasado Capitán Boomerang con su hijo perdido, que parece haber heredado impulsos de supervelocidad de su madre no identificada.

– Lois Lane recibe una nota amenazadora del asesino, diciendo que sabe la identidad secreta de su marido.


Flash Nº12 (Flash #214-215)

¿Cuándo transcurre?:Paralelamente a los nº1 y 2 de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: Un poco, porque amplía bastante las consecuencias y efectos de Crisis de Identidad, y se explican bastante mejor, la verdad.

Resumen:

– Nightwing, Flash y los Jóvenes Titanes buscan sospechosos del asesinato de Sue Dibny. Mientras, Dick y Wally discuten lo enloquecido que está Deathstroke tras la resurrección de su hijo y la muerte de su mejor amigo.

– La Galeria de Villanos, y sus antiguos miembros ahora reformados y patrocinados por el FBI, reaccionan a la muerte de Sue Dibny.

– Flash afronta a los exmiembros de la LJA responsables del lavado de cerebro del Dr. Luz, y les acusa de ocultarles cosas. Tras obtener la aprobación de su tía, Flecha Verde le da una carta que le dejó su difunto tio y predecesor, Barry Allen.

– La carta cuenta como poco después de aquel incidente, para proteger a sus seres queridos, Barry le pidió a Zatanna que le lavara el cerebro también a su enemigo el Trompo, que había descubierto su identidad secreta, para convertirle en una buena persona. Tras un tiempo como héroe, el lavado mágico le acabó enloqueciendo y desapareció.

– Wally se propone encontrar al Trompo y con la ayuda de Zatanna, arreglar lo que le hicieron.

JSA Nº8 (JSA #59-62, 67)

¿Cuándo transcurre?: Los primeros capítulos, antes de Crisis de Identidad, el último paralelamente al nº3 de Crisis de Identidad, terminando a la vez que el capítulo 6.

¿Es Importante?: Los primeros números, no. El último es un crossover oficial, que si bien no aporta nada vital, expande un poco las consecuencias de la historia.

Resumen:

– El Capitán Marvel abandona la Sociedad de la Justicia para no poner en peligro su identidad secreta. El Doctor Fate y Furia también se toman un descanso, mientras que Per Degaton, el villano viajero en el tiempo, presagia un futuro terrible para ellos.

– Hal Jordan está teniendo problemas para controlar al Espectro, y acaba abandonando su misión de redención a favor de la venganza.

– Tras el asesinato de Sue Dibny, la Sociedad de la Justicia divide su tiempo entre visitar a sus familias, y buscar a sospechosos.

– Pese a los esfuerzos de Superman de que se sienta aceptada, Power Girl se siente aislada del mundo, debido a sus orígenes desconocidos.

– El Dr. Medianoche finaliza la autopsia de Sue, y descubre la causa y el asesino.

Gracias al canal Clan TVE de la TDT, he podido empezar a ver una serie mítica, Doctor Who. Si no la conoces, no te puedes imaginar como es de popular y parte de la mente colectiva del Reino Unido. Es toda una institución. Lo que se está viendo aquí es el revival actual de la serie, que por supuesto está siendo un éxito. Son historias de aventuras de ciencia-ficción muy simples, de la clase que hacían los comics hace años, para todos los públicos, pero hechas con mucha gracia y encanto, que es lo que le falta a otras cosas similares. La moraleja aplicable al mundo de los comics es bastante obvia: La serie fue cancelada a mediados de los 80 tras tener unos treinta años de continuidad a veces contradictoria. Pero ahora que ha sido revivida, no la han empezado de cero como sería lo fácil y lo que haría la gente sin talento que no sabe, ni con continuidad complicada como harían fans aislados del mundo. Han seguido con la continuidad antigua, de manera que los espectadores veteranos pueden seguir teniendo a su Doctor de toda la vida, con guiños y continuaciones de las aventuras clásicas, pero apañandolo para poder explicar todo como si fuera la primera vez, como se debe hacer. Y dado el éxito y que no ha habido quejas de ninguno de los dos bandos, diría que es un modelo a seguir.

[Suena cualquier canción de Crisis, What Crisis? de Supertramp, que viene a ser apropiado]

Hola a todos. La semana pasada prometí que tocarían las novedades de Expocomic. Pero no, porque la distribuidora no las ha traido a tiempo por aquí. Así que hasta la semana que viene nada, aunque intentaré que estén antes de lo habitual para la semana.

Por cierto, que aunque ya me explayaré más la semana que viene, vaya cagadas ha hecho Planeta con las novedades de DC. Demasiadas novedades relacionadas apelotonadas, de manera que unas se chafan a otras o a cosas que aún no han salido. Para ayudar un poco, lo más probable es que en breve empiece a sacar una Guia de Lectura de Crisis por la página, así que si os interesa, echad un vistazo de vez en cuando por la página o el foro. Se admiten colaboraciones o colocarla en otras páginas.

De momento, os dejo con las reseñas de la semana, que son unas cosillas de Norma, alguna cosa que quedaba de Planeta de noviembre, y la primera tanda de Panini de diciembre. Destacar la cantidad de cosas que son reediciones de cosas recientes, exactamente un tercio de las novedades. Me parece excesivo, porque no tengo muy claro que ese tipo de cosas funcionen bien por aquí, pero ya veremos.

Pero antes, las novedades americanas de turno: Primero tenemos Crossing Midnight, nueva serie de Vertigo de Mike Carey. Ambientada en Japón, es difícil de describir, porque no está muy claro aún que clase de serie será, o incluso de que género. Mezcla de fantasía y realismo al estilo Vertigo tradicional, probablemente. En cualquier caso, parece interesante y habrá que ir observandola de cerca.

Amenaza Roja, que como American Way, es otra miniserie Wildstorm independiente, con sus propios superhéroes ambientados en una época del pasado real, reaccionando ante la política de la época. En este caso, lo 50 y la Caza de Brujas. Es una época que da para historias muy poderosas, y apropiadas al presente, y los tres guionistas hacen un buen trabajo con la idea de momento.

Siguiendo con el renacimiento de los Linternas Verdes, le toca miniserie a Guy Gardner, Daño Colateral. El problema es que la hace Chaykin, y es más o menos lo que lleva haciendo tiempo. Mucha tontería de macho, mucha violencia y poco otro contenido.

Terminando con DC, otro spin-off verde, miniserie de Connor Hawke, el hijo de Flecha Verde, que necesita un nombre aparte de un traje mejor, escrita por su creador, Chuck Dixon. Y es una mezcla de estereotipos orientales y de película de acción, decente si te gustan esas cosas, supongo.

Mejor en esa línea es la nueva serie de Puño de Hierro, donde Brubaker y el independiente Fraction tratan de hacer chulo al personaje otra vez. Basandose en el concepto original del personaje, sacan algunas extrapolaciones muy interesantes y un buen enfoque para empezar y contar una historia de artes marciales y misterio oriental bien hecha que promete bastante.

Fraction tiene otra nueva serie, Diario de Guerra del Castigador, que tiene una buena razón de ser: A diferencia de la serie principal, esta está situada de lleno en el Universo Marvel, con el Castigador interactuando con personajes de toda clase, y yendo directamente a por los supervillanos. Se toma algunas licencias brutas, pero de momento parece una serie divertida y que se sale de lo manido con el personaje, abriendole nuevas posibilidades.

Y por último, también salió Onslaught Reborn, pero no voy a molestarme en decir nada al respecto. Si no sabes porque debes evitar un comic de Liefeld como la peste, es que no tienes mucha idea sobre comics.

Esta semana:


Freshmen Nº1:
¿Norma publicando un comic de Image? A donde va a parar el mundo. A decir verdad, no es la primera vez, pero no deja de ser raro, y más teniendo en cuenta que es de superhéroes. Es una serie que ha tenido cierto éxito, en parte porque está cocreada por Seth Green, más conocido por ser Oz en Buffy y Scott Maligno en Austin Powers. Además, más apropiadamente, es creador y guionista de una serie de sketches bastante graciosa llamada Robot Chicken. De todas maneras, sólo ha creado parte de los protagonistas, el que escribe la serie realmente es un amigo suyo llamado Hugh Sterbakov. Como el nombre de la serie indica (Novatos, en el sentido académico) es una serie universitaria, tanto por parte de los protagonistas como de los creadores. Es la clase de comic que crearía un grupo de estudiantes una noche que están aburridos para reirse un rato, y se nota ese espíritu. La premisa es típica: Mundo normal, y de repente un grupo de desconocidos obtiene poderes. La gracia aquí, aparte de que son todos novatos universitarios, es que obtienen poderes relacionados con lo que estuviesen haciendo o pensando en el momento en el que ocurre el incidente. Así que algunos son deseos (que no siempre salen como algo positivo, como el amante de la naturaleza que oye a las plantas y por tanto ya no puede comerselas), otros son irónicos (como la pareja con relación amor-odio que sólo tiene poderes cuando están en contacto) y los que son aleatorios o directamente absurdos (como algunos que sufren unas transformaciones físicas que hay que ver para creer). Así que lo que sonaba típico, se va convirtiendo en algo bastante más original. Sobre todo porque, aunque en teoría acaban formando un grupo de superhéroes (en buena parte porque les incita a eso uno de ellos que es un fan exagerado de los superhéroes, hasta el punto de haberse cambiado el nombre a Norrin), no tienen mucho crimen que combatir (aparte de tampoco tener mucha idea) más que cosas relacionadas con el orígen de sus propios poderes. Así que buena parte del comic es presentarlos y ver como reaccionan a sus poderes.

A decir verdad, pese a todas las burradas y el tono chorra de la parte de los poderes, Sterbakov se esfuerza en darle un centro serio a los protagonistas en el primer número, contandonos su experiencia en los primeros días, que tiene una buena parte de drama fácilmente identificable de salir de casa a un mundo nuevo. Esa parte está bastante bien hecha. Tiene el problema de que hay muchisimos protagonistas (aunque queda claro quienes son más principales y quienes más secundarios), y la mayoría de ellos son arquetipos universitarios (el empollón, el colgado, el ligón, la chica tímida, etc…) y muchas veces caen en el estereotipo. Pero se nota que con el tiempo, se van desarrollando en algo un poco más complejo que eso, o al menos evitan los peores tópicos y se hacen agradables pese a lo típico, como el chaval amish que tiene el material habitual de extranjero con choque cultural. Es una serie que si bien no es desternillantemente graciosa, es divertida, no es ni de lejos tan chorra como podría ser, de hecho, se toma en serio lo que tiene que tomarse en serio, y a broma lo que no, y en general está bien llevado, con personajes simpáticos y agradables de leer. El dibujo es una elección inesperada, porque Leonard Kirk no sólo es un dibujante conocido, es alguien acostumbrado a grupos de superhéroes más normales, como su antiguo trabajo, JSA. Es una buena elección, porque aunque tiene un estilo tradicional, es muy claro y expresivo, y muestra bien la personalidad y situación de los personajes en cada momento, y en general es muy agradable. No es de extrañar que sea una de las pocas series de Image sin fama previa que haya cuajado. Recomendado (8)


Lobezno Nº12:
Si lo que siempre has querido ver es a Lobezno visitando muchos pasillos oscuros buscando respuestas, sin que la historia nos ninguna información lo más remotamente interesante, este es tu comic. Bueno, la primera mitad, al menos. La segunda chafa el final de otra serie que se está publicando actualmente (muy listos, Panini y sus dos-en-uno), y no es el único problema. Está que el final que revela es el peor posible, y que el resultado es que tengamos un personaje horrible en esta historia, y en el Universo Marvel en general. En fin, eso hace un combate aburrido, y una revelación final sobre el pasado de Logan que es perfectamente posible, y es un añadido de cierta importancia aunque no afecte en absoluto al presente. Sería más sorprendente si no hubieran hecho esa revelación recientemente en el universo Ultimate. Way no parece tener ideas originales ni así. Al menos el dibujo de Saltares/Texeira es muy sólido, y hace bien atmósfera con sombras y eso. Lástima que lo que tengan que dibujar sea tan tostón. Evitar a toda costa (2)

Majestic Nº2: ¿Esta serie es mensual? Una elección rara como primera serie mensual, por decirlo suavemente. En este número, se nos explica al menos porque esta serie no parece cuadrar con otras series de Wildstorm, lo que es de agradecer. Prestar atención al universo compartido mientras pasas de él, no es mala idea. Desgraciadamente, no hay más buenas ideas en el tomo. Va de rescatar viejas ideas de Wildstorm, como los daemonitas o la versión antigua de Espartano. El problema es que los daemonitas son unos villanos muy aburridos, son invasores alienígenas genéricos, y no presentan una amenaza para Majestic. Espartano es un adversario un poco más entretenido, porque al menos se puede tener conversaciones con él, pero aunque tiene un ligero intento en tener drama, tampoco es nada del otro mundo, y el resultado son más de tres números de Majestic volando y pegandose con robots, aliens o un superhumano de poderes similares a él, con muy poco contenido, ni originalidad o impacto, y con un protagonista no muy desarrollado tampoco. Encima, Abnett y Lanning tampoco explican muy bien la historia pasada de varios de los protagonistas que mencionan, lo cual después de tanto tiempo sin usarse debería ser requisito. Una serie de superhéroes hasta cierto punto tradicional, pero sin hacer bien lo básico. Recuerda más a lo que eran el personaje y los guionistas hace diez años, y no las mejoras desde entonces. Más curioso es el dibujo. La mayoría es de Googe como el tomo anterior, y sigue siendo de inspiración animada, pero más o menos cumple bien. Lo sorprendente es el debut de Juan Santacruz, que no es más que el seudónimo de Oscar Jimenez, antiguo dibujante de Flash y otros, que fue puesto en la lista negra de las editoriales por no entregar a tiempo. Ahora vuelve, porque actualmente, no entregar a tiempo no es poco profesional, es signo de ser una estrella. En cualquier caso, sigue siendo un buen dibujante, y se nota, aunque no puede redimir las faltas del guión. No Recomendado (4)


Nuevos X-Men Vol. 2:
Segundo tomo de la reedición de la etapa de Morrison en la Patrulla-X. Van deprisa en Panini. Sigue siendo discutible que sea necesario reeditar cosas tan pronto, pero si hay material que merece ser reeditado, es esto. En Panini son geniales, por cierto. Les aplauden cuando llegan y pasan a dejar el título en original en vez de está chapuza en ningún idioma… y ahora vuelven a la chapuza Forum de título. O todo en inglés o (preferiblemente) todo en español, pero no esto. El tomo tiene dos partes. Primero, el anual que originalmente se publicó en formato horizontal, que aquí se tiene que leer en apaisado, lo cual lo hace más incómodo, pero no es mucho más problemático. La historia nos presenta a la Corporación-X, a Sublime y los Hombres-U (pese a que como en Panini son inútiles, ya se vieron en el tomo anterior, porque lo han publicado fuera de orden, los genios) y sobre todo a Xorn, todo grandes ideas, bien presentadas aquí, en una historia de acción muy divertida con toques de caracterización sutiles pero brillantes. El dibujo de Yu es raro y abocetado, pero queda bien para una historia tan extraña. Y luego está Imperial, la saga que cierra el primer año y ciclo de la serie, el de Cassandra Nova. Tiene el problema de que la historia fue escrita para que la dibujara Frank Quitely, pero los simios editoriales de Marvel cometieron el error de pensar que Quitely podría dibujar una serie mensual, y encima le dieron un suplente casi igual de lento. Así que aunque los números de Quitely y de Van Sciver tienen una pinta genial en todos los aspectos, hay un par de números que el pobre Igor Kordey, que para empezar tiene un estilo que no pega en nada con una historia de acción cósmica desenfrenada, tuvo que hacer en una semana cada uno, y como era de esperar, tienen una pinta infame, y le han dado una fama que no se merece en absoluto. Pero si puedes ignorar los problemas del dibujo, es una historia maravillosamente estructurada, una buena épica de aventuras con momentos personales y resoluciones brillantes. Hasta el número silencioso impuesto por Quesada no queda raro en medio del tomo como se pensaba. Mirad las reseñas originales si quereis. Esto es hacer la Patrulla-X, y ese tipo de superhéroes, mejor que nunca, para el siglo XXI, como nadie excepto Morrison parece interesado en hacer. Muy Recomendado (10)


Nuevos Vengadores Nº12:
El problema principal de este número son los villanos. La Mano (e Hydra también, aunque no aparecen, sólo se mencionan) no es una amenaza peligrosa, ni mucho menos interesante. Son ninjas genéricos sin cara. Han sido derrotados fácilmente por cualquiera. De hecho, recientemente, Lobezno acabó con cientos sin apenas despeinarse. (Otro problema, habiendo tenido una historia efectiva y popular con ellos como villano, tenerles de nuevo como villanos, no sólo contradice el final, queda ridículo en comparación, ya que Millar si que supo sacarles partido… y desaprovecha la oportunidad de seguir la historia con la conveniente ausencia de Lobezno) La idea de que digan que van a dominar el mundo, con cara seria, es desternillante, ya que probablemente podrían ser detenidos por los Boy Scouts. La poca credibilidad de los villanos y lo aburrido de las peleas contra ellos no son los únicos problemas. Está el hecho de que, como siempre, la mayoría de los miembros (los que no están inexplicablemente ausentes por exigencia del guión) estén únicamente de adorno, excepto los pocos en los que Bendis parece estar interesado en contar algo, que son Spiderwoman, y Ronin, que pese a eso continua sin mostrar ningún rasgo significativo excepto ser misteriosa y silenciosa, y ni siquiera resulta chula en eso. Oh, y Bendis, pese a parecer estar enamorado de Víbora como villana, no parece tener mucha idea del personaje. Para empezar, dejó de ser Madame Hydra hace unos 25 años. Y para seguir, no es una fascista conquistadora de nada, es una nihilista y una sádica que sólo quiera causar el caos. Ha sido una constante del personaje durante todos estos años, y algo que la hacía distintiva entre montones de villanos genéricos. Pero Bendis, que se cree tan moderno porque sus comics son lentos, oscuros y amargados, realmente hace una versión más sacada de James Bond que la versión más sofisticada que teníamos en los comics cuando él aún iba al colegio. Al menos intenta explicar una cagada con el Samurai de Plata, pero dado que la cagada fue suya, no tiene tanto mérito. (Además, la explicación buena de las inconsistencias causadas por Bendis al personaje la dieron en la serie de Pícara) El dibujo de Finch continua poniendo a todo el mundo con la misma cara de amargado, los cuerpos como bloques, los montones de rayitas y la acción sin dinamismo. No Recomendado (3)

Patrulla-X Nº12: El número anterior terminaba con una cosa rematadamente estúpida, y este no hace nada por justificarlo. El Escuadrón de la Muerte Shi’ar viene a acabar con todo posible rastro del Fenix en la Tierra. Para eso van hasta el extremo de matar a toda la familia Grey, por aquello de que se ha heredado antes. Hasta ahí bien. Obviamente, por exigencias del guión, no van a matar a Rachel. Lo absurdo es que la acaben teniendo a su merced, y en vez de acabar con ella rápidamente por ser su objetivo principal, y mucho más peligroso que los demás, pierdan el tiempo en hacerle un tatuaje (la justificación es que le sirva para recordar sus pecados o algo… ¿pero que demonios va a recordar si la van a matar enseguida?) y claro, dejan que se les escape. Hay que ser inútiles, y en el caso de Claremont, manipular la historia de manera evidente. Tras eso, mejora, pero muy poco. Termina el primer asalto con el Escuadrón sin mucho que decir, porque son cifras sin personalidad, y después es ver como ha afectado todo esto a Rachel, que es uno de esos Personajes-X que acaban dejando en ridículo a Job, ahora mismo. Acertadamente, dado que no ha muerto nadie que haya aparecido más de cinco o seis veces, el drama no viene de que hayan muerto de por si, sino de cómo afecta esto a Rachel, y no queda mal, aunque sea lo habitual de Claremont que ya llevamos viendo un número. Quizá el número que viene sea mejor, por lo que promete el final. El dibujo de Bachalo está en el espectro más coherente y comprensible de su rango, y se deja leer, aunque tenga demasiados elementos inútiles atascando el dibujo, como siempre. No Recomendado (4)


Point Blank:
Reedición de Norma en tomo de una miniserie del universo Wildstorm de serie negra madura de hace pocos años, escrita por Ed Brubaker. Es una elección extraña, porque no es más que el prólogo de la más aclamada Sleeper, pero si eso significa que Norma planea publicar la segunda mitad de esta, que reediten lo que quieran antes. Teneis las reseñas originales en el archivo, pero resumiendo: La miniserie es un ejemplo muy bueno de cómo hacer una historia de serie negra/espías, mezclando conceptos de historias de superhéroes. Ambientación oscura que te mete en un mundo de peligro, moralidad gris y decisiones difíciles. Personalidades e interacción intensa y oscura, pero sin caer en tópicos, haciendo de Cash (el protagonista, salido de los Wildcats originales, pero no hay que saber absolutamente nada de eso) y otros personajes intrigantes de los que quieres saber más, siendo oscuros sin ser deprimentes. Giros inteligentes, y un misterio bien hilvanado. Todo ello, pero con superhéroes y antiguos operativos superhumanos como aliados, antiguos amigos, fuentes y adversarios. No todas las apariciones estelares funcionan (algunos como la Autoridad cantaban mucho contra el tono de la serie, otros no estaban del todo explicados, y algunos personajes de la antigua continuidad Wildstorm sería preferible que no hubiesen vuelto), pero en general ha ido bien la mezcla de genéros. Así se aplican superpoderes a una historia moderna, y no sólo han sido un buen enemigo en la sombra para esta miniserie, pone a Sleeper en una situación muy interesante antes de empezar. En cuanto al dibujo, Wilson (habitual sobre todo de 2000 AD) ha hecho un gran trabajo con la ambientación oscura de la historia, metiendote en el desagradable mundo de espías y criminales, de callejones y bares. Sus personajes son feos hasta cierto punto, pero intencionadamente, precisamente para dar esa sensación de estar en un sitio desagradable, y además, los hace fácilmente reconocibles en caras y ropas. Y su narración ha sido clara, y las veces que ha tenido que hacer acción ha quedado bien. Se nota cuando Brubaker escribe algo que realmente se le da bien, olvida sus cosas aguadas de Marvel. Recomendado (8)

Superman/Batman Nº12: Final de la saga de Supergirl, y del material ya publicado aquí. Desgraciadamente, Supergirl no murió en el último número, y se justifica mediante una excusa de lo más tonto. Buena parte del número es seguir teniendo a Darkseid actuando como un villano estereotípico, y además, un incompetente. Si, la idea es que sea satisfactorio ver a Superman siendo Superman, y venciendo al malo malísimo con ayuda de sus amigos. El problema es que lo vencen tan fácilmente, tan apabullantemente, con Darkseid siendo tan inútil, que lo único que hacen es devaluar al villano de más entidad que tienen en DC. Con cosas como estas, al final cuando aparezca en vez de dar impresión de miedo y peligro, dará risa, y es por eso por lo que no se deben hacer cosas así. No porque Darkseid no pueda ser vencido, que puede si se hace bien, como puedes ver en el coleccionable de Superman, que deberías comprar en vez de esta bazofia. El resto del número es presentar a Supergirl en sociedad, y decir emotivamente lo maravilloso que es que haya llegado… lo cual estaría bien si no fuera porque no es maravilloso, es una horrible idea, que sólo devalua el estatus de Superman como superviviente de Krypton (y en cuanto hay dos, se abren las puertas a una avalancha, como siempre), que no tiene razón de ser, y que de momento, no ha mostrado ningún rasgo de personalidad ni elemento interesante, excepto tener una anatomía horriblemente imposible. Una nulidad. No Recomendado (3)

Ultimate Spiderman Nº9: Caray, Bagley sigue con la racha de escotes monumentales. Al menos sabe el aspecto que tienen, a diferencia de muchos. Y no voy a quejarme por una vez que una portada de esta serie indica acción del interior. Esta es otra de esas historias con montones de versiones de personajes, aunque muchas son sólo cameos. Por ejemplo, sale Rojo Omega, de entre todos los personajes cutres que no vienen a cuento, y es más o menos como siempre pero sin las chorradas noventeras, y con un diseño que parece de Chris Bachalo. Y la versión de un concepto muy curioso del Universo Marvel, igual que en el original, aunque tenga algo menos de sentido, que además sirve para hacer un chiste con otro grupo que presentan de pasada. Y en la Escuela también hay varios guiños con nombres de personaje. Pero lo central es la presentación de la versión Ultimate de Marta Plateada y su Banda Brava, que viene a ser prácticamente igual, quizá algo más despiadada. Parte del número, por tanto, es acción acrobática de la que se le da bien a Bagley, luego consecuencias del anual del mes pasado a la vida privada y escolar de Peter, luego ver el modo de operaciones de Marta al tratar de cazar a una presa, y por último, una serie de giros clásicos de Spiderman que ponen las cosas difíciles para el protagonista, como no podía ser de otro modo. Tiene el problema de que a estas alturas, está resultando cada vez más y más difícil que la identidad de Spiderman continue siendo secreta sin perder toda la credibilidad, y eso puede acabar siendo un problema serio dentro de un tiempo. Pero de momento, Recomendado (8)

Ultimates 2 Nº3: El primer número es la conclusión del combate contra Thor. Es un combate de superhumanos a lo bestia, y Millar y Hitch saben hacerlo bien cuando se lo toman sin tonterías y sin tener que hacer algo muy complicado. Buena acción, buena coreografía, fuerza y movimiento que se salen de la página y se nota la inquietud de los personajes, y la tragedia de tener a los héroes dudosos asaltando al héroe de verdad. Y el final, además de seguir la tragedia, da una nueva vuelta de tuerca al “¿Pero es de verdad o no?” que lleva Thor desde el principio, que pone las cosas aún más interesantes para la segunda mitad de la saga. Y luego está el segundo número, que es algo aparte, y no funciona tan bien. Es la versión Ultimate de cuando Hank Pym se unió a los Defensores, presentando a la versión Ultimate de estos. La cosa es que si el Pym de esta serie ya es muy patético de por si, imaginate la versión de los Defensores. Es todo un número de presentarnos a los miembros clásicos de los Defensores (descontando a los cuatro fundadores) que ni siquiera son superhéroes, son un grupo de fans patéticos con trajes raros que intentan imitar a los superhéroes, con resultados patéticos. Y todo el número es contarnos lo patéticos y tristes que son, cosa que se capta en las primeras páginas, sin desarrollar a ninguno de los personajes ni darle ninguna profundidad ni darles nada que los redima. Está muy bien dibujado, claro, pero es una lectura que lo único que da es vergüenza ajena por los personajes, y ni tiene gracia, ni dice nada. Si quieres ver tratado el tema de gente normal tratando de ser superhéroes con profundidad, podrás verlo en 7 Soldados: Bulleteer. Y si quieres ver una historia de un grupo de héroes de tercera extremadamente divertido, pero que los hace entrañables pese a ser perdedores, la miniserie de los Vengadores de los Grandes Lagos lo hace infinitamente mejor… pero claro, en Panini no se molestan en publicarla, están ocupados con chorradas. Oh, y en todo el número y serie hasta ahora se muestra una horrible tendencia a que todo el protagonismo y caracterización esté en los hombres, mientras que las mujeres o no tienen personalidad, o son inútiles, dependientes, zorras o todo a la vez. Con tanta modernidad que quiere tener Millar, hay cosas del pasado que no moderniza precisamente. Neutral (5)


X-Men Nº12:
Número muy variado, ya que mientras que el argumento principal es la estupidez de Diezmados, hay cosas más interesantes por el fondo. La idea central es presentar a los Mazentinelas Z, que pese a tanta presentación, no muestran ningun signo de ser una amenaza, o algo interesante más que ser estatuas gigantes ahí de pie. Lo que son es una muestra de la Patrulla-X siendo unos inútiles que se rinden fácilmente, y no hacen nada cuando el gobierno les pone símbolos de opresión en la puerta, y los situa efectivamente en arresto domiciliario. Además de mostrar que van por el apenas usado argumento de “gobierno ataca abiertamente a los mutantes”, que pensaba que habíamos dejado atrás cuando se vio que no había manera original de seguir con él. Pero aparentemente en Marvel prefieren tener la idea muy limitada de la Escuela como un campo de concentración rodeado por robots gigantes en vez de la más inmediata y con más potencial, no se, Escuela de Mutantes, a la vez como elemento mágico y como metáfora múltiple. Me pregunto en que piensan en el comité editorial que saliera con esta idea. Aparte de eso, Milligan demuestra su extraño sentido del humor en los muchos subargumentos. El más importante es un ejemplo de su sentido de la ironía, que sirve para decir cosas divertidas sobre un par de personajes, aunque la revelación final se vea venir desde muy lejos, y es un tanto contradictoria con números anteriores. Luego, tiene el retorno de los grupos antimutantes armados, que es otra idea excesivamente gastada y tostón que había que dar gracias que hubieran sido olvidada. Al menos Milligan se sale un poco de la norma, aplicandole su absurdo a la líder, haciendola ligeramente más interesante. Hay un recordatorio de la aventura del espacio hace unos números, bastante divertida a su manera absurda (incluye un tronco mutante y algo muy raro en un telescopio), y otra pista de futuros números que dará de lo que quejarse más adelante. En definitiva, un intento de hacer divertidas e interesantes ideas malas, y es una pena que Milligan tenga que hacer estas cosas. El dibujo de Larroca al menos es agradable. Neutral (5)


Y: El Último Hombre Nº3:
Termina la primera saga, con la presentación de la tercera y última protagonista, la Dra. Mann. Es sobre todo presentación de cual va a ser la dirección de la serie en un principio, como corresponde al final de la primera historia, pero las varias tramas avanzan y convergen con muy buen ritmo. Después comienza la segunda saga, que es de momento, tenerles en plan película de carretera de un mundo en reconstrucción, con varias escenas de diálogo parte exposición, parte toques geniales, como corrresponde a alguien tan hábil con el diálogo como Vaughan. Y un cliffhanger de lo más interesante. Dibujo muy claro y efectivo. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo por esta semana. La que viene vendré, ahora si, con las novedades del Salón. Si no tienes paciencia, repasate el avance que hice la semana pasada, aunque era información preliminar, y algunas cosas no han salido al final. Puedes eliminar las reediciones, concretamente. Además, Panini continua con su rollo aislado del mundo con el penúltimo número de Bendis en Daredevil, más crossover en Spiderman (todo Hudlin, el cielo nos ayude), más jerigonza cósmica y magia en 4 Fantásticos y más cosas vagamente relacionadas con Diezmados en Factor-X y Génesis Mortal. Nos vemos.