Semana del 11 al 17 de Diciembre

22 diciembre, 2006

Terminaron buena parte de las series de la temporada. Alias fue una temporada bastante mediocre, que sólo se salvaba en algún momento puntual, y en la historia final. Veremos que pasa en la última temporada. Perdidos tuvo una temporada excelente, resolviendo muchos de sus misterios, y abriendo otros muchos, dando una imagen cada vez más clara sobre la isla donde transcurre, y desarrollando bien a los personajes, aunque quede claro que hay cosas que se inventan sobre la marcha. De momento, sigue desafiando la probabilidad y siendo buena. 4400 también evitó caer en muchos tópicos y fórmulas, y estuvo bastante bien, y seguirá estandolo si sigue manteniendo una trama central interesante en vez de irse por las ramas o repetirse. Y Doctor Who terminó su primera temporada con un final genial que incorporaba elementos de los capítulos anteriores, y tocaba bien todos los elementos chulos de este tipo de épicas de aventuras. Así que me quedo con House (que sigue siendo de fórmula, pero de momento lo hace bien, veremos que pasa en la tercera temporada), Heroes (muy similar a los comics de superhéroes, y que ha tenido una mitad de temporada intrigante) y Studio 60 (ni de lejos tan buena como Ala Oeste, pero se deja ver, aunque debería solucionar unos cuantos problemas si quiere que haya una segunda temporada), a la espera de que pongan la última temporada de Dos Metros Bajo Tierra pronto.

[Suena La Era de los Jueces, de Aviador Dro]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana… nada de descansar de Expocomic. Nada menos que 19 reseñas, entre lo que quedaba de Panini (Dos tomos de Akira Yoshida, ¡quiero corazón!), cosillas de Planeta y las novedades del mes de otras editoriales, que quedaron rezagadas. El recuento de reediciones a material nuevo es de 3 a 16. Y sorprendentemente, he terminado las reseñas rápidamente, diciendo todo lo necesario sin enrollarme. (Además, me doy cuenta que en cuanto más fácil y rápidamente, mejor me salen, al menos en mi opinión) Si aún tendré posibilidades de seguir haciendo esto el año que viene y no morir en el intento.

Dos cosas de las que hacer publicidad. Primero, la del blog de reseñas de mi colega Alberto, http://mundoclon.wordpress.com, que no lo hace nada mal, echadle un vistazo. (Cuidado, contienen spoilers) Y segundo, y gracias también a Alberto, la adaptación a blog del Cuarto Muro, https://cuartomuro.wordpress.com. No, no voy a pasarme al blog, la página principal seguirá siendo la de siempre, pero además habrá una edición en blog (si nos acordamos cada semana), para aquellos que les guste más el formato, además de poder aprovechar de avisos automáticos de actualización y esas cosas. Decidme que os parece, y como mejoradlo, que de estas cosas modernas no se mucho.

No hay comentarios de novedades americanas esta semana, por motivos que me tienen bastante enfadado y en los que prefiero no entrar. Así que pasamos al meollo:

Authority Vol.2: Esta vez toca la reedición de la etapa de Millar y Quitely, que los convirtió en superestrellas también, aunque este último sólo hizo 7 números de los 12. Y hay cuatro números de Tom Peter y Dustin Nguyen que son una historia de relleno a mitad de la última saga, divertidilla pero un poco tonta, y que encaja mal en medio de otra historia. Quitely sigue con el nivel excelente de dibujo, extremadamente detallado, imaginativo y brutal, aunque en vez de la belleza realista de Hitch tenía un estilo exagerado más personal, pero aún más divertido. Los suplentes, sobre todo Chris Weston y Arthur Adams, también están a la altura. Millar por su parte, aunque mantiene las bases de la serie, hace algunos cambios. Si hay algo que Millar no es, es sutil, desde luego. Por tanto, la sutileza que le daba Ellis a la serie salió por la ventana nada más empezar. Los personajes, cuya caracterización había sido sutil hasta entonces, se exageraron. Comenzaron a practicar sexo constantemente, a tener adicciones o a volverse aún más sádicos y violentos. También se dejó más clara la relación homosexual entre dos de los componentes del grupo, que Ellis había sugerido antes, lo que le dio más publicidad a la serie. Hasta el lenguaje era más bestia. Otra cosa que Ellis había sugerido sutilmente era la Autoridad que dice el título. Bajo Ellis, el grupo tenía cierto aire fascista, de “el Gran Hermano te vigila por tu seguridad… y para que te portes bien”, pero nunca se saltaban las reglas. Bajo Millar, sin embargo, comenzaron a creerse una autoridad mundial, y a asaltar otras autoridades menores. A arreglar los problemas del mundo real, usando la fuerza. Por supuesto, sin explorar lo más mínimo los enormes problemas que eso acarrearía. Era muy simplista: Los gobiernos y corporaciones del mundo real malos, los brutos protagonistas buenos. Hace imposible tomarse la serie en serio sin que parezca estúpida, luego solo se puede tomar a broma. Es Millar usando Authority únicamente como excusa para hacer el gamberro todo lo que podía, para meterse con quien le cae mal, y para jugar a ver hasta donde puede hacer el burro y provocar y que le dejen. El resto era secundario. ¿Divertido? Si, mucho. ¿Ingenioso? Bastante, excepto las referencias al mundo real. ¿Radical? Bueno, en el sentido en el que el primero que dijo “mierda” en televisión fue radical. ¿Innovador? Apenas. Pero bueno, si no te lo tomas en serio, y pasas de lo guay, moderno, gamberro y sofisticado que se cree Millar, es muy divertida, en plan ultraviolencia y acción e ideas imaginativas. Y ahí fue la última vez que la Autoridad valió la pena, o llamó la atención lo más mínimo, hasta ahora. Muy Recomendado (9)


Brigada Planetaria:
Otra de las series de miniseries de Giffen y DeMatteis para Boom!, presumiblemente en el mismo universo (o uno de ellos) que Heroe^2, ya que uno de los protas es el Capitán Valor en su papel de Superman. Esto es básicamente la misma idea que su LJI (que por cierto, Planeta aún tiene una historia inédita suya por sacar… ¿están esperando a que maten a todos sus protagonistas, o que?), sólo que es una versión de la Liga menos patética, y formada por personajes nuevos que son arquetipos. Aparte de un Superman, Batman y Wonder Woman, hay una hechicera alejada de la humanidad, pero con elementos originales, una chica sin más personalidad que ser juguetona y fácil como muchas de las protagonistas del duo, y un alienígena obligatorio, con la también obligatoria personalidad cínica, borde y hedonista de todas las series del duo. Lo curioso es que pese a que aquí pueden hacer lo que les da la gana, tiene una historia más seria que muchas de las de LJI. Quizá influya que ahora DeMatteis contribuya en los argumentos (cosa que se nota mucho en la parte dedícada a la mística, con mucha charla sobre karma y reencarnaciones, que es uno de los temas favoritos de “New Age” DeMatteis) en vez de simplemente hacer los diálogos. El caso es que eso hace que el resultado sea mejor. Sigue habiendo un montón de diálogos graciosillos (entre graciosos e irritantes según el momento y la repetición de los chistes) entre personajes, aunque menos repetitivos que otras veces, pero hay un argumento de verdad, una historia de superhéroes, e interacción entre los miembros del grupo más que decirse tonterías o ser bordes entre ellos. Aparte que algunos de ellos son más que un chiste o una idea graciosa/paródica, sino que tienen algo de desarrollo de verdad. No está mal, la verdad, no es repetir otra vez el mismo chiste. El dibujo viene de un buen montón de dibujantes, algunos novatos verdes como el Abraham de Heroe al Cuadrado, otros veteranos olvidados como Eduardo Barreto o Mark Badger, que no lo hacen mal, aunque tampoco sean precisamente perfectos. Está bien que Giffen y DeMatteis sigan mejorando su fórmula. Eso si, que no vengan con tonterías como la portada del nº2, que el hecho de que la gente odie su estilo de ser ridículo y no tomarse en serio a los personajes no significa que quieran seriedad y oscuridad, que hay un amplio espectro en medio. Recomendado (7)

Capitán America Nº14: Termina la saga del Soldado de Invierno… pero como ya ha chafado el número de Lobezno de este mes (imbéciles de Panini, ¿tanto costaba retrasarlo unas semanas?), ni termina ni leches. Lo central del número es el Capi contra Bucky Zombie Cyborg y es tan aburrida como puedes esperar de una pelea contra un zombie de pocas palabras sacado directamente de 1994. No es que no parezca climático, es que es el típico “Lucha, Bucky, lucha contra el control mental” que si has leido comics algo de tiempo habrás visto escenas de ese tipo, particularmente si has leido a Claremont. Y el final… en vez de resolverse el tema y dejar de tener al Capi quejandose continuamente por Bucky (cosa que había dejado de hacer hace siglos con guionistas buenos, y pese a eso, es para que deje de hacer eso que Brubaker ha resucitado a Bucky), va a seguir dandole vueltas y vueltas, como si hubiera algo decente que hacer con esa idea. Y el Cubo Cósmico también sigue estando infrautilizado (¿No se supone que hace cualquier cosa? ¿Por qué se limitan a usarlo para control mental?). Un final mediocre, para una primera historia estúpida, que se cree muy moderna, cuando está haciendo lo mismo de siempre, pero más aburrido y lento, y con ideas la leche de estúpidas. Lo único salvable del número, aparte del dibujo de Epting, es la revelación del final, que salva una de las cosas discutibles de los primeros números, y resulta en la revelación de un villano que promete mucho. No Recomendado (4)

City of Tomorrow: No entiendo que criterio de publicación usa Norma. Teniendo los derechos de Wildstorm, tienen bastante material bueno y relativamente popular. Porque una de las primeras cosas que publican son cosas de hace unos años que han pasado sin pena ni gloria como esta, no lo se. En fin, resumiendo, esto es un comic de Howard Chaykin, y con eso ya te lo digo casi todo. Protagonista muy macho y duro, mújeres que únicamente están para querer tirarse al protagonista u otros, muchos tiros y testosterona, villanos de caricatura al mando de una corporación malvada, y algo de sátira social muy obvia. Lo mismo que ha estado haciendo desde hace muchos años, básicamente una versión light de su American Flagg! (eso si que valdría la pena editarlo por aquí), aunque desgraciadamente, ha hecho cosas bastante peores en los últimos tiempos. Si eres muy fan suyo, o fan de esos elementos que no le has visto hacerlos otras veces antes, puedes echarle un vistazo, pero la verdad, hay poco contenido bajo la superficie. Neutral (5)

DR & Quinch: Esta bien que reediten el material de Alan Moore de 2000 AD, pero antes de publicar algo que ya vimos esta década, podrían acordarse de que aún hay material que no se ha reeditado, como los Shocking Futures. Como esto ya salió aquí hace 5 años, os pongo la reseña que hice en su día para Top Comics, que no llegó a verse por la cancelación de la revista: “[Esto es] un serial que hicieron los dos Alans para la revista de comics británica 2000 AD a principios de los 80. Y francamente, editar cualquier trabajo de estos dos autores es de agradecer. Los que recuerden el trabajo que estos dos monstruos hicieron juntos en Capitán Britania… bueno, no encontraran algo similar aquí, aunque si encontraran el mismo sentido de la diversión exagerada en mundos fantásticos de ciencia-ficción, llenos de bichos ingeniosos y conceptos chulos. Pero la diferencia es que este es un comic de humor brutal, de sátira desenfrenada. La historia esta protagonizada por dos alienígenas universitarios bastante gamberros… de hecho, mas bien son un par de sociópatas. Su única misión en la vida es divertirse, a ser posible puteando a todos los que pillan por delante. Solo que en el mundo exagerado de esta serie, eso consiste en bombardear planetas y arrasar civilizaciones. Entre otras cosas. Durante sus aventuras se irá uniendo un plantel de secundarios tan alocado como los protagonistas. Y así tendremos diversión con mala leche, y bastante sátira social cafre si se lee detenidamente, en un gran tomo que agrupa varias historias autoconclusivas de distinto tamaño que tienen una cierta continuidad, si se me perdona la expresión. El dibujo [de Davis] es maravilloso. Una tira cómica ci-fi despiadada por dos de los mejores. ¿Qué mas puedes pedir?” Sólo añadir que esta vez han puesto unas páginas extra que escribió después Jamie Delano, chistes de una sola página que no son demasiado buenos, la verdad. Muy Recomendado (10)

Flash Nº13: Terminan los crossovers con Crisis de Identidad. El primero termina (de momento) la historia del Trompo, que consigue la inexplicable hazaña de hacer chulo y amenazador a un tipo vestido de rayas de colores cuyo poder es girar como una peonza. Johns se merece un premio por su trabajo en la rehabilitación de villanos mierda. Lo más interesante es la revelación que se hace, que explica una tendencia de ciertos personajes en los últimos años, y que pone las cosas muy tensas para próximos números. El final tiene la conclusión de un subargumento de hace tiempo, que puede parecer algo anticlimático, pero que realmente era la mejor solución sin caer en tópicos. La segunda historia tiene los efectos de una de las cosas de Crisis de Identidad (que por supuesto, aún no se ha visto aquí… geniales en Planeta y su distribución) y le da a Johns para centrarse más en los villanos, que es lo mejor de la serie. Muy buena interacción entre ellos, actuando en parte como una sociedad (no, no como la Sociedad, eso aún no toca) en parte como una familia, y poniendo las cosas realmente interesantes para la próxima Guerra de Villanos, donde convergirán todos los subargumentos chulos que llevan tiempo preparandose. Buen dibujo, pese a sus defectos (bien sobre todo en la acción y movimiento) de Porter, y hay una divertida página doble de todos los villanos de Flash para los que gusten de esos guiños visuales, aunque haya alguno que no debería estar ahí. Muy Recomendado (9)

Green Arrow Especial Nº2: Muy bonito, usar la portada que chafa el final del número, que además es la peor dibujada de las tres. Ni que lo hicieran a propósito. El primer número está dedicado a demostrar que Ladrillo es una buena nemésis para Flecha Verde, su versión de Kingpin a todos los efectos. Más o menos lo consigue, sin salirse mucho de los esquemas. El segundo número es otro de los números de Winick de “interrumpimos su emisión para tratar un tema importantísimo de la vida real”. A decir verdad, no está mal hecho, mejor que el que hizo similar en Linterna Verde, ya que no va de introducir un elemento así y luego olvidarlo, sino que va de introducirlo como algo que va a estar siempre en la serie, y la verdad, como dicen en la historia, no es nada descabellado. Sólo que como en este número se presenta, hay que dedicarle el número entero. La parte de presentar el tema a veces cae en Winick dandole la charla directamente a los lectores, pero la parte de ver a los personajes reaccionando está muy bien hecha. No es de extrañar, ya que es el tema favorito de Winick, que le afectó personalmente y del que escribió largo y tendido en otros sitios. (Por cierto, el traductor aparentemente es incapaz de saber la traducción española de un término comunmente usado) El último número va sobre todo de enlazar dicho tema con el desarrollo inevitable que se ve en la portada, y Winick al menos se esfuerza en justificar porqué es inevitable, pese a que Kevin Smith se esforzó en decir lo contrario en su día. Pero claro, también ayuda que la serie ahora mismo transcurre en un clima más propenso a esas cosas, no necesariamente menos realista, pero usando reglas más diferentes que el mundo real. Winick está cometiendo enormes cagadas últimamente, pero esta no es una de ellas. Buen dibujo de Hester, tanto en las partes acrobáticas como en la expresión que le da a los personajes hablando. Recomendado (8)


Jóvenes Vengadores Nº9:
En vez de seguir con la serie regular, toca un Especial (que en otros años habría sido llamado Anual) para que Cheung pueda tener aún más tiempo de descanso para próximos números. La idea aquí es que Jessica investiga a cada miembro del grupo, y vemos que hacían antes del primer número, lo que en muchas ocasiones se traduce en contar (parte de) su origen, con un dibujante para cada segmento, de estilo más experimental y oscuro de lo habitual. Primero toca Cassie Lang, que como ya sabemos su historia, nos desarrolla un poco más su vida familiar (sacada de los Vengadores de Johns) y sus motivos para ser una heroína, sacandole partido a una de las mayores estupideces de Bendis. El dibujo es una ultrarrarísima colaboración de Neal Adams, que practicamente justifica el especial de por si. Después toca Hulkling, en una historia decente aunque predecible, y que deja de lo más claro cual es su origen y conexión con los Vengadores sin decir nada. Buen dibujo de Gene Ha. El segmento de Wiccan tiene cosas en común con el de su novio, porque son muy parecidos, pero la relación con los Vengadores es más explícita, dejando aún algunas preguntas intrigantes e irritantes. El dibujo de Jae Lee es bastante apropiado, con un buen uso del color. Y entonces viene el orígen de la chica sin nombre de superhéroes. Y su “origen” es un horrible estereotipo, que bordea en lo insultante en un trato superficial de un tema complejo que no se puede tratar así, además de manido. Estoy seguro de que a Heinberg le molestaría que el “orígen” de cualquier personaje gay fuera que abusaron de él de pequeño, no se porque hace el equivalente en este caso. El dibujo de Sienkiewicz es bueno por lo general. Por último, como el orígen de Patriota ya lo sabemos, su trozo simplemente ordena y pone bonito lo que nos dijeron números anteriores. Es el primer dibujo de Ferry en su retorno a Marvel, y queda un poco raro, en parte por los colores. Iron Lad/Visión no tiene origen, pero dan una pista de que van a volver a algo de la primera historia que puede arreglar cosas o cagarlas aún más. El dibujo de la parte que enlaza es apropiadamente de Gaydos, que lo hace bien. Un número más de la serie, con los problemas de siempre, pero con una gran elección de dibujantes. Neutral (6)


Juez Dredd: Los Archivos Completos Nº1.1:
A ver si esta vez, alguien logra por fin hacer una edición de tomos de 2000 AD en condiciones, en vez de publicar algunos tomos cada mucho y desaparecer. Esta vez son unos tales Kraken, a ver que hacen. Esto comienza la edición española de un proyecto muy loable: Reeditar todas las historias del Juez Dredd, el personaje más famoso del comic británico moderno, desde el principio. Son comics que tienen cerca de 30 años, que no se han reeditado recientemente aquí, si es que se llegaron a publicar en alguna de las ediciones antiguas de 2000 AD. A decir verdad, estos números son anteriores a los que hicieron realmente clásico al personaje, pero ya se ven muchos de sus elementos tradicionales: Un protagonista chulo e inexcrutable; Mucha violencia y armas futuristas; Sátira y crítica social como trasfondo. Y en general historias divertidas sobre el fascista más heroico de la historia deteniendo distintos tipos de crimen a lo bestia, sin perder el tiempo en tonterías, en un futuro desmadrado que puede dar un poco que pensar. Todo eso se desarrollaría mucho más posteriormente, pero estas historias, de guionistas múltiples (algunos de los cuales son seudónimos de sus creadores, Pat Mills y John Wagner), ya son medianamente divertidas, y es curioso ver como se van presentando los elementos tradicionales del personaje. Muchas son historias cortas, aunque tenemos la primera historia larga, contra una desmadrada rebelión robot. El dibujo viene de varios clásicos de 2000 AD, destacandose su creador, el más conocido Carlos Ezquerra, y otros como Gibson y MacMahon. En general está bastante bien, aunque se noten los cambios de uno a otro pese a tener estilos similares, y ver que los diseños, incluido el de los jueces, aún estaban terminandose de formarse. De momento, esto es una curiosidad histórica (lo bueno no empieza hasta el final del siguiente tomo, que es la segunda mitad del tomo original, si no me equivoco), pero una bastante llamativa. Recomendado (7)

Kitty Pryde: Es alucinante que en Panini no publiquen casi nada de autores buenos como Slott o Nicieza, u otros menos conocidos pero que siguen sacando cosas, pero publiquen todas las chorradas que ha sacado alguien tan malo como Akira Yoshida, especialmente siendo miniseries-basura irrelevantes de mutantes para sacar pasta. A decir verdad, esta no es mala, es de lo poco salvable que ha hecho Yoshida, pero no deja de ser intrascendente e innecesaria. La idea aquí es hacer una historia de aventuras con Kitty como valiente heroína aventurera, reminiscente de sus tiempos clásicos con Claremont, sólo que ahora es más madura, menos niña y sin la introspección claremontiana. Tan reminiscente es de esa época, que usa personajes y situaciones típicas de entonces. Lo irónico es que para basarse en un elemento de una historia de la Patrulla-X de 1984, contradice totalmente y sin explicación el final de la historia. Hay que ser listo. Pero bueno, es una historia de aventuras sin mucha complicación, con Kitty siendo una chica luchadora e inteligente, ayudada por el sin par Lockheed (que pega mucho más en este tipo de historias que en la Patrulla-X… de hecho, en general esto es de un género y tipo de historias muy diferente de la Patrulla-X que funciona mucho mejor con Kitty como protagonista independiente, que cuando tratan de usarlas en Patrullas-X) metida en una trama relacionada con su pasado y con mitología japonesa, que usa muchos de los tópicos de este tipo de historias, pero sin caer en las tonterías. Hace suficientemente bien al personaje y a la manera de tomarse naturalmente las cosas que se encuentra, y eso la hace divertida, pero sin pasarse. Y a eso le ayuda que el dibujante, Paul Smith, también sacado de esa época, que ahora tiene un tono ligeramente más de dibujos animados, pero que sigue siendo muy clarito, muy dinámico y muy agradable, con buenas coreografias para las peleas, a mano o espada. Para fans del personaje o de la época a la que hace referencia, cumple perfectamente. Recomendado (7)

New X-Men Nº16: Una ligera mejora respecto al número anterior, pero cada vez da más la impresión de que Kyle y Yost quieren imitar el horrible estilo de las series de los 90. La interacción entre los personajes es algo mejor que en el número anterior, porque hay menos histrionismos y actuan ligeramente de manera más natural. Pero sigue siendo mediocre: La mayoría de personajes sólo saben actuar para colisionar con otros personajes, apenas muestran elementos de personalidad, y sólo tienen dos modos: Furioso o angustiado. Es como si se inspiraran en el libro de estereotipos de series de grupos Marvel que tanto se parodia. También se presenta un poco más al malo de la historia, que es el Reverendo Stryker. Volver a utilizar a un personaje cuya historia original era a) cerrada y b) mítica es una mala idea, y he aquí la muestra. Toda la sutileza y comentario social del original se ha perdido, y aquí no es más que una caricatura de un predicador demente, diciendo tonterías vagamente mesiánicas, y acompañado de otros pirados encapuchados que recuerdan a la Iglesia de la Humanidad, que no es precisamente a quien quieres que se parezcan tus villanos. Por último, se añade a la serie un elemento de ciencia-ficción derivado de uno que nunca ha pegado en absoluto a la serie, de manera chapucera, y que aparentemente va a servir para poder hacer versiones de historias de la Patrulla-X de Claremont para que los guionistas naden es nostalgia. Si sólo esta serie se pareciese a lo que intentan imitar, en vez de la gente que intentaba imitar esos comics… al menos el dibujo de Brooks está mejorando y aunque aún tiene algunas distorsiones y cosas desagradables de su estilo post-Image, pseudo-animado, empieza a ser aceptable. Oh, y la cronologia del número contradice totalmente la de las demás series. (Tienen a los Mazentinelas Z en el patio nada más ocurrir el Diezmo, cuando según el especial inicio y otros, no aparecen hasta días después) Mira que es inútil el editor de esas series que no puede ni coordinarlas bien. No Recomendado (3)

Pulse Nº14: Cage parece un mafioso/pandillero absolutamente abofeteable en la portada. Estúpidos dibujantes que copian de fotos. Al menos en el interior parece una persona de verdad, y parece Luke Cage. La mitad del número es que Bendis se acuerda por fin de que esta serie va de periodistas investigando noticias sobre superhéroes, que en teoría era la premisa de la serie, pero que en la práctica llevaba ignorando bastante tiempo. Más vale tarde que nunca, ahora que estamos a punto de cancelar la serie. Es un caso curioso, rescatando del olvido un personaje ciertamente curioso, el héroe de tercera, únicamente Vengador por chiripa Hombre-D. Bendis parece pasarselo bien con el personaje, a base de que es un personaje bastante mierda dentro de la serie, pero ciertamente lleno de elementos que lo hacen bastante interesante, y todas las escenas son a base de sacar jugo a esos elementos, y tener a Urich investigandolo. No es tan bueno como las investigaciones de Alias, pero es lo más cerca que ha estado Bendis desde hace tiempo. Y luego está la parte de Jessica. El chiste antes de que saliera la historia es que con la lentitud de Bendis, ibamos a tener una saga de 6 números sobre el parto… lo aterrador es que se está convirtiendo en realidad. En este número, la historia no avanza en nada, Jessica sigue de parto, sin que haya empezado realmente. Ninguna de las escenas dice lo más mínimo ni avanza nada, ni sirve de nada. Se llama hacer tiempo, rellenar y tomar el pelo, en general. Es que ni las telecomedias lo estiran tanto. Oh, y la obsesión desmedida de Bendis por su Mary Sue llega a níveles exagerados, donde el cliffhanger es que Jessica es tan valiente… ¡que va a dar a luz! ¡Sin ayudas! ¡Como cientos de mujeres cada día! ¡Y eso aparentemente es tan heroico que asombra a los Vengadores! Oh, por el amor de Dios, Bendis ha perdido completamente la perspectiva de lo que hace una historia que funcione, o de cómo hacer reaccionar a sus personajes de una manera creible. Al menos el dibujo de Gaydos es bueno. Neutral (5)

Solo Nº3: Esta vez tocan historias hechas por el autor alternativo (más o menos) Paul Pope. Si lo conoces un poco, (Aquí se han visto cosas suyas como 100%, aunque quizá suene más por dibujar un número de X-Statix) no te extrañará que sean bastante raras. La primera historia cuenta un relato griego clásico, de manera accesible y bien mostrada. La segunda es una historia sobre OMAC (no el revival actual, el original de los 70), que es extrañamente apropiado, teniendo en cuenta que estaba lleno de conceptos chulos y raros, hasta para los estándares de Kirby. (la primera página con la “amiga” es de lo más chocante, en el buen sentido) Una historia de ciencia-ficción e ideas maravillosas y extrañas, actualizando bien el estilo de Kirby sin imitarlo excesivamente. La tercera es un relato nostálgico sobre la infancia (del autor, supongo), concretamente sobre los anuncios de chorraditas que venían en los comics americanos hace años. Funciona bien captando la nostalgia por las cosas que parecían chulas a esa edad, y que resultaron no serlo, aunque no compartas la experiencia concreta. La cuarta es una historia naturalista sobre la gente normal que pasa por un bar de barrio. Bastante buena aunque no te gusten mucho esas cosas. Y la última tiene la segunda concesión al Universo DC, con una historia normalita del Batman y Robin contra el Joker, estilo años 60, por supuesto, no tomada muy en serio. Tiene cierta gracia si la miras con los ojos adecuados. Todo con el dibujo de Pope que es raro, algo feo y difícil de pillar, pero a la vez fluido, expresivo e intrincado. De nuevo, Solo sigue siendo un gran experimento para mostrar la gran diversidad a la que pueden llegar distintos autores, haciendo bien cosas simples. Muy Recomendado (9)

Superman Nº8: Dos números más de Austen, a ver si nos libramos de una vez de él. Con la luz al final del tunel acercandose, se puede empezar a apreciar el humor no intencionado de sus gilipolleces. En este número: ¡Un intento serio de tener un triángulo amoroso Lois-Clark-Lana, con Lois celosa y Lana actuando como una mujer Austen! ¡Un villano que se llama Repoman, que significa literalmente el hombre que recupera cosas perdidas, que está sólo a un paso del Hombre Arreglador de Bicicletas de los Monty Python! ¡Páginas y páginas de Superman enfrentandose a ese engendro hipertrofiado! ¡Y la introducción gratuita de uno de los elementos más gilipollas de Smallville, ya puestos a joder! Todo con el peor diálogo imaginable. Esta va para los anales de la historia. El dibujo de Reis va perdiendo, supongo que acorde con lo que le hacen dibujar. En la serie de Rucka, nos presenta una nueva versión del Parásito, y continua con lo de Ruina, que se va conviertiendo en una amenaza digna para Superman, resonando de varias maneras distintas para que no decaiga el interés. Al dibujo de Clark aún le falta para ser bueno, siendo un poco chapucero en algunas cosas. Por último, Azzarello continua con lo suyo, con un número a base de Superman, Batman y Wonder Woman siendo gilipollas los unos con los otros para tener drama barato. Demuestra que sigue sin saber de que va el asunto, y tampoco es ni remotamente interesante. Lee es como siempre. No Recomendado (3)


Thor: Jóvenes Guerreros Nº2:
Segundo y último tomo de esta miniserie que únicamente existe para tener series específicamente pensadas para niños/adolescentes, cosa que no tiene pinta de haber funcionado ni aquí ni allí. Como muchas de estas historias, eso se traduce en escribir historias muy simples protagonizadas por adolescentes, y eso es lo que tenemos, al igual que en el primer tomo. La primera historia introducide a la versión adolescente de Brunhilda la Valquiria, y de Amora la Encantadora, y es la historia de Sif tratando de competir con ellas para no se liguen a Thor. Así que es esencialmente un comic de romance de chicas, con elementos de magia y protagonistas algo más agresivos de lo habitual en el género. No es una mala idea para la serie, este tipo de mezcla de fantasía y romance tiene éxito entre el público de jovencitas, el problema comercial es que dudo que un comic del Jóvencito Thor llegue a ellas. El problema artístico es que no está especialmente bien hecho, es de lo más predecible, y un tanto chorra, no muy malo, pero tampoco gran cosa, y más si estás fuera del público objetivo. Oh, y Yoshida resulta que si se acuerda de lo del cambio de color de pelo de Sif, y lo usa apropiadamente, aunque sigue cometiendo otras infracciones con la historia, como lo de Hela. La segunda historia es la más idonea para terminar la serie, donde Thor reclama por fin a Mjolnir. Y aparte de que Yoshida no parece entender bien del todo como funciona el hechizo, es exactamente lo que podías esperar de la historia, especialmente si leiste el tomo anterior. Una historia de aventuras de chavales donde al final empiezan a hacerse mayores, y salvan el día, ya sabes como va. Lo mejor es el dibujo de Tocchini, que hace a unos protagonistas preciosos, en aspecto y ropas, y un Asgard de fantasía bastante bueno, con buena acción también, que no se pierde en el miniformato. No es una mala opción como regalo, aunque hay cosas mejores. Y con esto, nos despedimos por fin de Akira Yoshida. No se le echará especialmente de menos. Neutral (6)

Transmetropolitan Nº4: Este es el número donde la serie pasó de ser una serie muy buena a ser una obra de arte. O expresiones equivalentes, según tu escala. Probablemente porque esta vez la serie no va de las burradas de Spider Jerusalem, ni llevan un ritmo alocado y furioso. Al contrario, son dos historias muy sedadas en comparación con el resto de la serie, mucho más reflexivas y pensativas. Ambas son historias donde Spider no es el protagonista, sino poco más que un espectador, de dos historias humanas muy tristes, con el tema común en ambas de cómo la tecnología puede cambiar maravillosamente los cuerpos, pero no las almas. La primera historia continua una de las tramas anteriores (no el final del número anterior, eso fue un non-sequitur) y la expande de manera dramática. La idea es mostrar un avance tecnológico alucinante, con Spider siendo un narrador objetivo y optimista por una vez, haciendo que compartamos el asombro por la idea, y a la vez darnos una historia personal que es todo lo contrario. Lo hace maravillosamente. La segunda historia es aún mejor, es un artículo de Spider, contandonos la historia de una tercera persona, que además de ser una historia descorazonadora de por si, sirve para hablarnos un poco más de cómo funciona el futuro de la serie, incluyendo un nuevo concepto útil, y para dar una lección, muy apropiada para los temas de la serie y para el presente, sobre como la gente tiende a olvidar e ignorar el pasado y lo que no le conviene, y la tragedia que eso representa. Todo esto contado de manera sutil, calmada y hasta preciosa, que muestra el rango que tiene Ellis cuando quiere, porque normalmente es todo lo contrario. La buena ficción te hace reir, llorar, pensar o decir “como mola eso”. Esto hace las cuatro, encima con el dibujo de Robertson que lo cuenta todo a la perfección. Una muestra de que se puede contar de todo en un comic, tanto como en cualquier otro medio. Esta vez sin hipérboles, tienes que comprar esto. Muy Recomendado (10)

Ultimate X-Men Nº5: Continua la primera saga de Kirkman que de momento no parece tener ninguna clase de tema o estructura, son simplemente colecciones de escenas de distintos personajes que transcurren a la vez. Una de las que más se desarrolla es la de Lobezno contra Dientes de Sable, donde Kirkman se divierte dandole un giro Ultimate a la relación entre ambos, para que no sea únicamente repetir la original, y dejandola hábilmente ambigua. En cierto modo, es una historia que está bastante vista, y apunta a repetir aún más, pero por otro lado, la versión Ultimate no lo ha explotado tanto, y lo hace de manera ligeramente distinta, que ya es algo. La otra historia principal es la de Xavier y Lilandra, que aunque invoca un cliché de los que se supone que tiene que evitar la línea Ultimate, ofrece una versión bastante interesante de los Shi’ar, un poco más apropiada a la Patrulla-X que la original. Veremos por donde va, y si tiene algo nuevo que decir sobre otra cosa bastante explotada ya en esta serie. Los demás argumentos avanzan de manera razonable, con la introducción de un elemento que parece absolutamente nuevo en la serie (el primero hasta ahora, si no recuerdo mal) y la muestra de que Kirkman no sabe escribir a Kitty Pryde, y menos en comparación con lo bien que lo está haciendo Bendis en Ultimate Spiderman. Oh, y de nuevo, tenemos una discusión sobre la homosexualidad de un personaje, sin poder decir la palabra gay o algún sinónimo, porque en Marvel son unos cobardes conservadores asquerosos. El dibujo de Raney continua siendo muy agradable, y aunque es un dibujante más enfocado a la acción, el que haga tan atractivos a los protagonistas hace que le vaya bien una saga de gente hablando. Neutral (6)

Vástago de M: ¿Tan mal quedaba como título el más directo Hijo de M? Esta es otra de las miniseries derivadas del final de Dinastía de Mierda/Diezmados, escrita por David Hine, el de Distrito X. Es una miniserie dedicada a Mercurio, que emprende un camino bastante oscuro después de los errores que cometió en Dinastía de M. Es una tragedia al estilo clásico, con un protagonista que tiene las mejores de las intenciones (aunque a veces Hine se pasa al hacerle inmoral de repente) pero al que las situaciones en las que se va metiendo le hacen ser cada vez menos y menos heroico, e ir a peor. Puestos a arrastrar a héroes clásicos por el fango y transformarles en pseudo-villanos, es al menos un intento razonable de justificarlo, no como otros recientes. O como cuando lo villanizaron en los 80, ya puestos. Hine no se mete mucho en los procesos mentales internos de Pietro, pero si deja claros cuales son sus rasgos específicos de personalidad (se toma alguna licencia, pero dadas las circunstancias, es comprensible) y como se ven afectados por las circunstancias. Empieza bastante mal, con un número de presentación lento y tedioso de ver a Mercurio deprimido por haber perdido los poderes, sin aprovechar algunos de los efectos más evidentes si conoces al personaje, una de las “licencias”. Además, aprovechan para mostrar aquí, de entre todos los sitios, las consecuencias de Dinastía de M en Spiderman, ya que comprensiblemente, en sus series han pasado de tanta tontería. Spiderman está tan mal escrito como en la miniserie madre, y es una de esas estupideces agónicas para enfrentar a dos héroes, que espero que viniera forzado por la editorial. Después la miniserie mejora bastante, con el retorno de personajes del pasado de Mercurio, de manera muy adecuada para la historia, y que sirven para humanizar más a Pietro, y para lanzar la verdadera premisa de la historia. Es una buena idea como consecuencia de Diezmados, y alguien tenía que intentar algo así, lástima que el absurdo edicto editorial obligue a que vaya por un sitio predecible. Después rescata otros personajes olvidados, esta vez la plantilla de la reciente Excalibur, usados de manera mucho mejor que en esa serie, captando el horror de en lo que se ha convertido Mercurio. Y uno de ellos tiene un horrible deja vu. Quizá reaparezca dentro de 17 años como si nada. En cualquier caso, una vez pasas alguna burrada con el protagonista, y las nuevas habilidades excesivamente complicadas y rebuscadas por exigencia del guión, hay una buena historia con direcciones interesantes para varios personajes, y buenas escenas, aunque a veces degenera en una persecución y acción algo repetitiva. Oh, y uno de los argumentos realmente no termina, sino que al final salen unos estúpidos personajes que no habían aparecido hasta entonces en la miniserie y lo interrumpen, dejandolo colgando hasta una futura miniserie, Guerra Silenciosa, el año que viene. De nuevo, espero que sea una estúpida interferencia editorial, porque es una chapuza. La historia de Mercurio, sin embargo, tiene un final apropiado, aunque triste, dejandole en una nueva situación para el futuro. El dibujo es de Roy Allan Martinez, que dibujó un par de tomos de Wonder Woman, y la verdad es que es bastante feo, pero eso a veces es apropiado para el tono de la historia, y algunos de los efectos le salen bastante bien. El fondo no es feo, sin embargo, es decente. Si no te importa que manden a los personajes por direcciones oscuras en plan 80-90, y teniendo en cuenta varios defectos, no es mala historia. Recomendado (7)

Vengadores: Año Uno: Aparentemente, en Panini no saben que “Año Uno” es una denominación registrada de DC, no de Marvel. De todas maneras, es apropiado para el contenido, porque esto es una miniserie de 8 números ampliando la historia de los primeros tiempos de los Vengadores, desde su fundación hasta el Cambio del Viejo Orden (la llegada del Cuarteto Loco del Capi). Lo que hace bien Joe Casey (al que no veiamos por aquí desde su infame etapa en la Patrulla-X) es que no cuenta lo mismo de siempre otra vez, que es en lo que caen muchos cuando hacen historias de flashbacks. En vez de eso, lo que hace es rellenar los huecos entre historias, aprovechando que por aquel entonces el desarrollo de personajes, sus relaciones y las reacciones ante los acontecimientos se veian de manera mucho más resumida que ahora, cuando se veian. El resultado es algo que se ajusta mucho a los comics clásicos, pero que cuenta una historia bastante más desarrollada y sólida como trasfondo de aquellas historias, y que tiene un tono más moderno y centrado en los personajes que lo que suele ser la serie. Así que no sólo vemos reacciones a la fundación del grupo, sus primeros combates contra los Señores del Mal o Kang, o el primer cambio de alineación, vemos como los miembros se van habituando los unos a los otros y a formar parte de una leyenda que está naciendo. Entre las tramas que se desarrollan vemos el primer contacto del grupo con el gobierno, explicando cual era su relación con ellos cuando no se mencionaba (con Iron Man diciendole a su primer enlace que jamás van a ser los lacayos del gobierno, como debe ser), el inicio de la amistad entre Tony Stark y Thor, al que por supuesto no tomaba en serio en sus supuestos orígenes divinos, y los problemas que tiene Hank Pym al tratar de encajar con sus compañeros (sin caer en la estupidez moderna de escribirle como alguien peligrosamente inestable). Tras su descongelamiento, el Capitán America se convierte en el protagonista principal, y uno de sus argumentos es su adaptación a la nueva época, que es llevado de manera mucho más inteligente y menos coñazo que originalmente, sufriendo choques de adaptación, pero superandolos como alguien inteligente en vez de tenerle continuamente extrañandose por todo. Y hay un momento magistral y descorazonador mientras está enterandose de lo que pasó en las décadas en las que ha estado ausente. La otra idea es desarrollar un poco más su feudo personal con el Barón Zemo por la muerte de Bucky (callate, Brubaker), aprovechando que es una historia que se cerró bien originalmente, y puede servir para dar una historia cerrada con respecto a los primeros días del Capi en el presente. Por su parte, Jarvis también tiene el papel sólido y genial que ha tenido en historias más recientes, y hay un buen uso de Ojo de Halcón en sus comienzos, con todo su estilo y caradura de siempre, pero haciendo revelaciones que funcionan muy bien sobre como se unió al grupo. Los mellizos sólo tienen un papel secundario, al igual que la Avispa, pero claro, las chicas tenían muy poca personalidad entonces, y no se desarrolló hasta después, incluso dentro de la historia. En general, enlaza muy bien los varios argumentos y personalidades con las historias originales en una historia sólida. Y si eres fan del grupo, te emocionarás con momentos como el grito solemne del final. El dibujo de Kolins es algo feo a veces (sobre todo cuando tocan villanos o acción, donde los combatientes les salen babeantes), pero le da la sensación de grandeza a los personajes. Si estás hasta las narices de unos “Vengadores” que tienen poco de Vengadores, y con guionistas que no tienen ni idea de cómo escribir a esos personajes, esto es el antídoto, una buena historia de esos personajes que no es sólo nostalgia. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo. Nos vemos la semana que viene con lo que queda de diciembre, o parte. La etapa Austen termina en Superman, y el mundo se regocija. Batman tiene una historia de crimen aislada. Wonder Woman tiene el combate final contra Medusa. Justice League Elite continua con sus trabajos sucios. Los Jóvenes Titanes viajan al futuro. Y los Outsiders terminan su Episodio Muy Especial. Y seguro que se me olvidan algunas cosas. Nos vemos, que lo paseis bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: