Semana del 25 al 31 de Diciembre

1 enero, 2007

Hace ahora mismo 10 años desde que tengo Internet en casa. Como han cambiado las cosas, de ser un sitio enorme y misterioso con acceso restringido, a algo que se usa todos los días, a todas horas, para todo. El misterio de descubrir cosas a las que antes no tenía acceso se ha transformado en algo cotidiano, que a decir verdad, sigue conectandome a cosas a las que no tendría acceso de otro modo, así que he salido ganando, de todas maneras.

[Suena Auld Lang Syne, que apropiadamente estoy oyendo ahora mismo]

Hola a todos, bienvenidos a las últimas reseñas del año. Esta semana, sólo los restos del mes de Planeta y poco más. Pocas cosas (a donde hemos ido a parar que 9 comics se considere una semana de pocas cosas) y ninguna novedad que comentar, así que es rápido.

Aprovechando el descanso, teneis la actualización de la Guía de Lectura de Crisis Infinita para Enero en el sitio habitual, y si todo va bien, en una semana o así tendreis la Retrospectiva de 2006, con un repaso a lo que hemos tenido en todo el año. Echadle un vistazo cuando esté, seguro que os gusta.

Antes de pasar a otra cosa, decir que Jack Burnley, creador gráfico del Starman original, así como dibujante en la Edad de Oro de Superman, entre otros, murió esta semana. Que año más nefasto para los dibujantes de comics.

Ahora, por fin, novedades americanas:

Por ejemplo, tenemos una nueva miniserie de X-23, que es más o menos como la que publicaron recientemente aquí, en sus mejores momentos, y con mejor dibujo. Y una miniserie del Hombre Maravilla, escrita por Peter David, que parte prometedoramente de una premisa interesante, y siendo David, es probable que no acabe con el final típico de Hollywood, irónicamente. Lástima de dibujo horrible.

Luego tenemos Spiderman: Reino, que es, esencialmente, el Retorno del Caballero Arácnido. Es interesante porque es un buen formato a imitar, pero poco original. Y puestos a imitar, Marvel relanza inauditamente el Nuevo Universo, para celebrar que fracasó miserablemente hace 20 años, de manera, irónicamente, bastante menos original de lo que fue el Nuevo Universo en su día. Es Ellis, y unas ideas bastante sólidas, así que tiene potencial, pero no es mucho de momento.

En DC, tenemos Batman Confidencial, nueva antología basada en historias de los comienzos del personaje, que empieza de manera bastante normalita, y con dibujo malo de Portaccio. Para compensar, está el relanzamiento de la Sociedad de la Justicia de America, de nuevo con Geoff Johns, que tiene todo lo bueno del volumen anterior, algunas cosas interesantes más, y deja en ridículo a todos sus competidores, especialmente al relanzamiento de LJA que empezó de manera similar.

Y fuera del Universo DC, tenemos Bienvenidos a Tranquility, una genial nueva idea de Gail Simone sobre un pueblo habitado por superhéroes y villanos retirados. Bastante divertida y original de momento, es un crimen que aquí no se vean más cosas de esta escritora. Por último, está el relanzamiento de Spirit, que suena a blasfemia sin Eisner, su creador. Pero como Darwin Cooke es un monstruo, escribiendo y dibujando, logra estar a la altura de las enormes espectativas, al menos para empezar, con una historia sencilla pero bordada.

Y eso es todo por allí este año. Veamos por aquí:

Alien Legion: Pacto Secreto: Realmente, es más o menos lo mismo que el tomo anterior. Mezcla de militares estilo GI Joe y space opera, simple, pero bien hecho. Tratando temas complicados de manera simple sin reducirlos a tontería, y con personajes llamativos y decentemente desarrollados. Buen dibujo de Stroman, claro, agradable y suficientemente imaginativo. Una buena serie para lectores jóvenes, como los buenos tiempos de GI Joe y Transformers, en ese estilo. Recomendado (7)


Capitán America: Best of Marvel:
Aparentemente, en Panini tienen un concepto de “Mejor de Marvel” distinto del resto del Universo. Estos son los primeros números del relanzamiento del Capitán America anterior al actual, que como tanto relanzamiento indica, acabó siendo un fracaso, tanto de ventas como artístico, y hasta en Marvel lo admitieron. Pero eso nunca detiene a Panini, que en vez de reeditar cosas buenas de cierto éxito, reedita esto. Esto es una reacción al 11 de Septiembre y lo que siguió después, y es tan simplista y ridícula como los estereotipos risibles que hay por ahí sobre los comics. Primero son un par de números del Capi sintiendose muy culpable y muy mal por el 11-S, y mucho izar y saludar la bandera recitando patrioterismo y entelequias. Y después pegarse contra versiones vagamente encubiertas de Al Qaeda. Así que bajo mucha prosa rimbombante y lentitud que se supone que esto es una historia seria, tenemos a un superhéroe pegandose contra villanos caricaturescos con toalla en la cabeza cuya única motivación es odiar America. Es vergonzoso que en una editorial que se jacta de ser moderna y madura tuvieramos estas cosas como gran lanzamiento, y más aún que lo tengamos por aquí otra vez en vez de enterrarlo. El dibujo de Cassaday, que supongo que será el motivo principal de reeditar esto, es muy bonito, sin duda, pero está muy mal aprovechado, a base de grandes páginas de escenarios, y peleas tontas, en vez de demostrar lo que realmente vale. Evitar a toda costa (2)


Doom Patrol Nº14:
Primero, un número suelto independiente como respiro. Es una parodia desternillante del Castigador y similares, burlandose exageradamente de su afán de ultraviolencia, su pasión por las armas, sus monólogos internos y el homoerotismo inherente en todo ello. Sólo que el protagonista en cuestión no mata criminales, mata barbudos. Y el único que puede detenerlo es Niles Caulder, un barbudo paralítico que ni siquiera está en forma. Es absolutamente genial, muy divertido y bien hecho, también en dibujo. Así se hacen los números intrascendentes. La segunda historia empieza con epílogos de la saga anterior a lo final de Desmadre a la Americana, igualmente desmadrados (destacar la misión de Flex Mentallo de “volver a poner una sonrisa en el mundo de la lucha contra el crimen”, Dios le bendiga) para luego pasar a escenas múltiples con los protagonistas y otros, avanzando subargumentos, algunos de los cuales nos llevaran al final de la serie. Algunos son divertidos, otros son intrigantes (“¿Quién es Número Ninguno?”, desde luego) pero el más significativo es la conversación entre Cliff y Jane. Es increible comparar como los personajes interactuan en otras series, normalmente mediante gritos, dramatismos o frases tópìcas, para que quede más dramático, y sin embargo, aquí todas las interacciones son más relajadas, más de personas normales y eso no sólo las hace más creibles, las hacer realmente más interesantes. La relación entre Cliff y Jane se está desarrollando de forma preciosa. Y por supuesto, se preparan más cosas rarisimas, de las divertidas, no de las incomprensibles, para próximos números. El dibujo de Case sigue acompañando perfectamente. Muy Recomendado (10)


Justice League Elite Nº2:
Termina la primera misión, que es una mezcla de escenas de acción mal coordinadas, mucha actitud oscura, y algún toque decente, con un final sorpresa interesante. El segundo sigue eso mientras tocan escenas varias de descanso de los personajes, que oscilan entre lo interesante, y lo aplastantemente evidente y tópico (entre otras cosas, ¿es que Kelly no sabe escribir a Flecha Verde más que para tenerle tratando de ligarse a sus compañeras? Es odioso) hasta que llega el final. Las historias de Kelly se han vuelto cada vez más complicadas y confusas desde que empezó su etapa en la Liga de la Justicia, y de hecho esta serie muchas veces había que leerla dos veces para poder entender que demonios pasaba, cosa que muchas veces no valía la pena el esfuerzo. Pero, joder, he leido tres veces este número, y aún no entiendo lo más mínimo el final. Y francamente, dado como está puesto, dudo que sea sólo problema mio. Cuando toca la resolución del misterio en cuestión, no sólo no se resuelve pese a que actuan como si se hubiera resuelto, dan un paso lógico que se supone que explica todo lo que ha pasado, pero que realmente no explica nada. Y encima, para resolver la situación hacen una trampa, y ni se molestan en explicar como la han hecho. Es la peor manera de resolver un misterio, hacer trampas, no explicar nada, y encima, ni resolverlo, y es una increible chapuza. El dibujo de Mahnke continua siendo ligeramente grotesco y desagradable, pero muy expresivo, y le pega a la serie. Porque demonios publican esta mierda olvidada y no aprovechan para publicar (o adelantar) historias de JLA Clasificado, es incomprensible. Evitar a toda costa (2)

Lobezno Nº13: Otra doble ración de Way, aún más inutil de lo normal, si cabe. Alegría. Es curioso como Daniel Way, al igual que otros como Austen o Byrne se dedica a pelearse con los lectores en sus foros. Eso nunca le pasa a los buenos guionistas. Es como si hubiera una relación directa entre ser un cretino en persona y ser una mierda de guionista. En fin, el primer número es el final de Origenes y Finales, que realmente no termina nada, se nota que es un primer capítulo. Primero tenemos un flashback sobre la revelación del final del número anterior. Al igual que Origen, es algo que se supone que es terriblemente importante, pero no da esa impresión al leerlo, no hay ningún tipo de tensión dramática, es como si estuviesen contando una cosa más, con personajes que no pasan de ser cifras sin personalidad, y además, Way no es ni capaz de hacerlo minimamente original o interesante, podría haber sido un resumen de un libro de texto para lo que impacta. El resto es pasar bastante de esa revelación, que se supopone que era la gracia de esta saga, tener respuestas sobre el apsado de Lobezno, para seguir con las escenas tontas de acción estiradas para conseguir alguna chorrada u otra cuya relevancia es tangencial como mucho. Por supuesto, las estrellas invitadas que salen en portada no aparecen ni por asomo en el interior, demostrando que en Marvel no creen en el concepto de “publicidad engañosa”. Y eso han sido cinco números, que aparentemente le han gustado tanto a los editores que van a sacar una serie entera continuando la historia. Por el amor del niño Jesús, esto no puede ir en serio. No es ya que haya una segunda serie dedicada a Lobezno, encima dedicada a sacar cosas de su misterioso pasado que nunca da nada bueno, es que va a ser de Daniel Way, que ha demostrado que sólo sabe hacer una mierda lentisima y tediosa que no dice nada. Es para llorar por el estado de Marvel por publicarlo, y del mercado por hacerlo posible. No terminamos ahí, también tenemos uno de los What Ifs del año pasado. El año anterior fueron tradicionales, y Panini publicó los peores y se dejó los mejores (uno de Hulk de David que es absurdo no haber publicado, por ejemplo). Este año directamente empiezan por el peor. No es que la tanda diera para mucho, porque se trataba de Marvel descubriendo el concepto típico de Otros Mundos, más de 10 años después que DC, y años después de que en DC se cansaran de ellos por el poco juego que daban. Me refiero no a historias de realidades alternativas, sino a la idea manida y sin originalidad de coger a un personaje y transplantarlo directamente a una época, historia o la vida de otro personaje. Eso no es una historia, es un juego de mezclar elementos, y generalmente, no tenían ni un ápice de originalidad, se podrían haber generado aleatoriamente sustituyendo elementos de un personaje por los de otro. Y eso son estos What Ifs 2005. En el caso de Lobezno, teoricamente es Lobezno en los Años 20 con la Prohibición, pero por alguna razón, Way decide además fundir a Lobezno con el Castigador. Así que el resultado es el origen del Castigador, pero con gangster de la época en vez de actuales, y que usa garras además de pistolas y tiene cara de Logan. No se sabe que demonios pretendía Way, pero como se puede ver, es una chorrada que lo único que hace es mezclar cosas sin tener nada que decir sobre ellas y ni siquiera ser ingenioso y divertido con como las mezcla, encima con un tono serio risible. Al menos el dibujo es decente. Evitar a toda costa (1)

Outsiders Nº15: Termina la historia de crimen relevante al mundo real sobre tráfico de niños. Por un lado, está bien llamar la atención ante crímenes reales, y es apropiado que un grupo como los Outsiders se ocupe de cosas de ese estilo. Y no es que no se puedan hacer historias buenas de este estilo, mira aquella de “Llamadles Fugitivos” de Nuevos Titanes. Por otro lado, aparte de que la historia suena un poco a “tema del mes”, que es inevitable, es que no está demasiado bien hecha. Primero está la estupidez de estrella invitada, que no sólo es una mala idea de por si, resulta increiblemente ridículo. Por supuesto, un grupo que tiene a un agente secreto con cientos de contacto y al aprendiz del mejor detective del mundo, tiene que recurrir a un tipo de una serie de televisión para rastrear unos criminales, y éste tiene que darles lecciones sobre como se hace. Por supuesto. Winick, vete a trabajar a la TV donde estás estupideces son de rigor, una de las cosas buenas de los comics es no tener que aguantar que los egos de los actores hagan estas cosas. Y luego está el giro de la tercera parte, que es otra mala idea. No sólo es un tópico y aplica gratuitamente un acontecimiento horrible a un personaje inocente y alegre, de los que quedan pocos en los comics, para no conseguir absolutamente nada, hace parecer un auténtico imbécil descuidado a uno de los Outsiders, por no haber preparado una contingencia a algo que ya casi había pasado varias veces antes, y de hecho, con otros guionistas si que se había preparado. Y todo para decir que los traficantes de niños son malos, cosa que realmente no necesitaba tres números y tanta falta de sutileza y tocada de narices personal para hacerlo. Cualquier cosa buena del número se ve eclipsada por eso. Además, el dibujo de D’Anda continua siendo feo, demasiado oscuro (no ya en tono, que viene bien, sino en claridad) e inconsistente. Evitar a toda costa (2)

Superman Nº9: En este número… ¡termina la etapa de Austen! Olvida a Papá Noel, esto si que es un regalo de Navidad. Y aunque esta fue su última aparición cronológica antes de irse al limbo que se merece, aun queda un tomo de Exiliados para que seamos completamente libres. A decir verdad, estos dos últimos números están escritos por un seudónimo evidente, que aparentemente significa “nadie quiere hacerse responsable de haber terminado estas historias del Malvado”. Desde luego, es un desmadre, que si no fuese tan aburrido y dramático en supuesto tono, sería hasta divertido. Tres enemigos hiperpoderosos, a cada cual más aburrido y mala idea, viajes en el tiempo, reciclado de Kingdom, que ya fue una mala idea la primera vez, Superman envejeciendo por exigencias del guión, versiones alternativas… es muy Edad de Plata, pero con un tono y ejecución malisima, y formando un todo incomprensible. Si quien quiera que haya terminado esto se lo hubiera tomado a cachondeo, habría sido vagamente divertido, pero tal y como queda, es un final apropiado para la etapa Austen: Mierda, y en Planeta se merecen el infierno por publicar esta etapa entera, y no publicar la siguiente, que si que es buena. El dibujo de Reis es cada vez peor, imitando cada vez más a Jim Lee con exceso de rayitas, poses, diseños feos, y cada vez menos claridad y espacio para respirar. Hablando de cosas divertidas, en la serie de Rucka tenemos a Mr. Mxyzptlk, en una historia que parece una mezcla entre el Hombre Imposible irrumpiendo en las oficinas Marvel, y las locuras metaficticias de Ambush Bug. Es bastante divertido, parece que no, pero Rucka sabe hacer cosas divertidas, si no graciosas. Lo único es que el tono choca con el tono serio de las escenas de los Parásitos, cuya historia continua mientras tanto, pero al menos dentro de la historia encajan los dos tipos de personajes. El dibujo es mejor que de costumbre, sobre todo en las partes de Mxyzptlk, efectos de romper la cuarta pared incluidos. Y fijate en la portada, de cerca y de lejos, hay muchas cosas escondidas. Por último, la serie coñazo tiene un enfrentamiento entre Superman y Wonder Woman que sólo existe porque ambos actuan como imbéciles beligerantes, con algún diálogo que se cree profundo, y un argumento que no tiene sentido, como era de esperar. El dibujo de Lee es lo de siempre. No Recomendado (3)


Ultimate Spiderman Nº10:
Se me olvidó comentarlo la semana pasada. Sobre todo, es el orígen de Marta Plateada, que realmente, es igual que el original. El origen de su cliente en esta historia es bastante diferente, sin embargo. Peter se libra de la situación complicada del número anterior de una manera astuta, pero sigue pendiente el problema de que cada vez va a ser más difícil mantener la identidad secreta. Por lo demás, el buen diálogo y acción de siempre, que da muchas vueltas sin parecer repetitivo o especialmente estirado (un poco, eso si), y una buena presentación al final. Muy buen dibujo de Bagley, que no sólo se mantiene como siempre, hace unos efectos muy chulos en los flashbacks. Recomendado (8)


Wonder Woman Nº13:
Con Medusa derrotada, toca ver las consecuencias. Una parte es dramática, y está bien hecha. Otra parte es de villanas haciendo tejemanejes, y está bien, aunque es más o menos lo de siempre en esta serie, mucha preparación y menos acción. Hay una parte que llega a la acción, la de las conspiraciones en el Olimpo, y esa si que se pone bastante interesante. Aparte de todo esto, Rucka lleva bien la idea de la ceguera de Diana. Él mismo admite que probablemente es temporal, como sabemos los lectores, y por eso, hace que las escenas de consecuencias de ser ciega no vayan de ser ciega, que no va a durar, sino de demostrar lo buena que es Wonder Woman, aún estando ciega. Me extraña que en Planeta no hayan usado la portada donde sale la LJA, siempre aprovechan para poner invitados si pueden, y esta vez realmente aparecen bastante. Johnson descansa estos dos números, y primero tenemos a Sean Philips, cuyo estilo oscuro, simple y mundano no le pega en nada a las escenas mitológicas, que le salen muy mal, aunque las otras le salen decentes. Y luego tenemos a James Raiz (de Tokyo Storm Warning), que tiene un estilo superheroico sencillo que no está mal, aunque le falte pulirse un poco, y sus mujeres sean… enormes. En general, está bien hecha, aunque le sigue faltando por lo general algo que la haga realmente interesante, que una bien las ideas intrigantes que se desarrollan lentamente. Recomendado (7)

Y eso es todo por este año. Enterradlo, está acabado. Feliz Año 2007 a todos, que os vaya muy, muy bien, mis mejores deseos de todo corazón, y nos vemos de aquí a una semana (o así) con la Retrospectiva 2006. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: