Pude oir más veces el nuevo disco de Fangoria, El Extraño Viaje, y me ha gustado más. Sigo pensando que no es tan bueno como los dos anteriores, pero esos eran muy buenos. Suena un poco menos techno, y más reminiscente de cosas más antiguas de Alaska y Nacho, y en general de technopop y pop más retro. En las letras no se nota cambio en tema (excepto en Criticar por Criticar, la más famosa, y con una mala leche impresionante) aunque si creo que han perdido algo de frescura, a menos que acaben convenciendome con más tiempo. Y ahí lo dejo, antes de que se note que no tengo ni idea de música.

[Suena Criticar por Criticar, de Fangoria, que me viene al pelo precisamente]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. De nuevo vuelven a salir tarde, que se le va a hacer. Esta semana, los tomos de Panini (excepto Thunderbolts, que se ha retrasado por alguna razón) y alguna cosa de Planeta. Ningún comic de 24 páginas, y las reediciones son 3 contra 7. Una semana ligera, tiemblo de pensar en lo que se avecina. Aprovechandolo, digo unas cosillas de la peli del Motero Fantasma, que supongo aún estará en cartelera para cuando salga esto.

Nada más que añadir en novedades de esta semana, excepto mencionar la muerte de Bob Oksner, dibujante de Superman y otros durante la Edad de Plata y posteriores. Demasiados autores no los suficientemente reconocidos, están muriendo en este último par de años, a ver si recordamos a los que siguen vivos a tiempo.

Sólo dos novedades americanas esta semana: La primera y más sonada es Dark Tower. Para los que vivan en un bunker, es la adaptación de una serie de novelas de Stephen King. Por supuesto, en Marvel inicialmente lo anunciaron como que King iba a escribir para ellos. En realidad, como se ha visto, no es nada por el estilo. King no está realmente implicado: Lo que es la miniserie es una adaptación del primer libro de la serie, supuestamente más desarrollada, por Peter David, con asistencia del ayudante de King. De todas maneras, hacer adaptaciones de material famoso es algo positivo y llamativo, no hacía falta darle publicidad engañosa. La historia es una especie de western fantástico, por lo que parece. Y tanto David como Jae Lee sumergen sus estilos habituales (en otras palabras, nada de chistes poco apropiados ni exceso de sombras) El resultado… bueno, es accesible para los que ni hayan oido hablar de la serie, y es interesante, aunque de momento sólo presenta al protagonista y su entorno.

La otra es de DC, y es Shazam: La Sociedad Monstruosa del Mal, y es la miniserie, anunciada hace años, de Jeff (Bone) Smith sobre el Capitán Marvel, en plan retro. Es… bueno, es un comic para niños, realmente, en estilo de guión y dibujo. No es que eso sea algo malo, por otra parte, y desde luego, es mejor comic que el intento actual de modernizar al personaje, aparte de ser mucho más fiel a sus raices. Bien hecho para lo que es, que ya es bastante.

Eso es todo, pasamos a las reseñas de la semana:

Escuadrón de Centinelas ONE: Bonito título en idioma mixto. Esta es la última miniserie de Diezmados, por fin, y la que tiene el enlace más tenue. Es el orígen de los Mazentinelas Z que hacen ahora de guardias del Campo de Concentración Xavier, porque nadie lo pidió. Y dado que la historia termina con su debut en el Dia Después, sabes ya como termina de antemano. No es que la idea de los Centinelas pilotados sea necesariamente mala: Tiene sentido para ellos, dado que los robots siempre se rebelaban, y para nosotros, aunque pierden parte de la gracia, la verdad es que la idea de “robots asesinos” se había convertido en poco más de un chiste. Además, tienen un diseño un poco mejor que la horterada clásica. El problema es que tanto el grupito como la historia parecen hechos con plantilla: Los pilotos tienen las personalidades típicas, los que la tienen, y la historia de escuadrón que aprende a confiar los unos en los otros va exactamente por donde puedes imaginarte desde el principio. Y la historia es de lo más manido, con el Escuadrón entrenandose contra robots y simulaciones, y luego viajando a la puñetera Tierra Salvaje, y machacando dinosaurios (que tiene gracia la primera vez como idea chula, pero acaba haciendose aburrido) y a los puñeteros villanos de siempre de cada vez que alguien sin ideas visita el maldito sitio, haciendo lo mismo de siempre. (Sin exagerar, ¿Cuántas veces hemos visto a Niñolisto manteniendo cautivos a los héroes de turno hasta que escapan? ¿Siete, ocho?) Y lo peor es que la acción, que sería lo que uno esperaría que fuese el fuerte de una serie sobre malditos robots gigantes, es tremendamente mundana, sin ninguna idea más que tenerles pegando o disparando cosas, sin aprovecharse nada. No es que sea malo, es que no tiene absolutamente nada de interés. Ya se que Layman tenía poco con lo jugar (lo hizo bastante mejor en 4F: Dinastía de M), pero ¿tiene esta miniserie alguna razón para existir más que ser un intento malo de dar un origen y convertir en protagonistas genéricos a un grupo de secundarios que ya sabíamos que no eran demasiado interesantes? Que luego ni siquiera se aprovechan en las otras series, porque los usan intercambiablemente. El dibujo no es del todo malo. No Recomendado (4)

Flash Nº15: Comienza la esperada Guerra de Villanos, que llevaba preparandose años, y que termina la etapa actual con sus muchos subargumentos desembocando. Prácticamente todo el número está centrado en ambos bandos de la Galería de Villanos de Flash, y francamente, eso lo hace mejor, porque Johns los hace bastante más interesantes que al protagonista oficial. Si se pasara a una serie de los Villanos, probablemente mejoraría y todo. Lo que es más asombroso, si cabe, teniendo en cuenta que son personajes segundones como mucho, y la mayoría bastante ridículos si no los conoces bien. Es una pena que la etapa se acabe ya, porque habría sido genial un Perfil de Villano de Hechicero del Clima o de Tramposo, ya que se nota que Johns se ha pensado bastante sus personalidades e historias por los retazos que se pueden ver. Y es eso, mucha caracterización e introspección magnífica, tanto en las personalidades de los Villanos individuales como en la sensación de familia entre ellos y su retorcidas moralidades. Por supuesto, con escenas de acción chula, un ritmo trepidante, una buena estructura y narración paralela, y subargumentos y cliffhangers intrigantes. El dibujo de Porter funciona bien para esta historia, siendo dinámico para la acción y suficientemente claro para los otros momentos, con un tono ligero para los coloridos personajes, pero con un fondo oscuro para la oscuridad de sus actos, o algo. Muy Recomendado (10)

Ghost Rider: Estúpida Panini y sus estúpidos nombres en inglés cuando aquí se han traducido de toda la vida. Aquí la broma es hacia ellos, porque en la película si se ha traducido. Esto es una renovación del personaje en la línea Marvel Knights. Por un lado, la última vez que se intentó fue un desastre total que se enterró rápidamente, y el último relanzamiento MK con ángeles y demonios, el del Castigador, fue tres cuartos de lo mismo. Por otro lado, salvaron al personaje relanzandolo de nuevo con el guionista de esta mini, Garth Ennis. Claro, que este es uno de los trabajos de Ennis donde admite que no le importa en absoluto el personaje, y sólo lo escribe porque se lo han pedido. Lo curioso es que no encaja con ninguna de las dos variantes habituales de Ennis: No es ni una obra maestra con temas profundos de guerra y amistad, ni un ejercicio de contar guarradas y burlarse de los personajes que está escribiendo. Es un extraño ejemplo de Ennis tomandose en serio al personaje, pero no contando una historia profunda en absoluto. Es… realmente, es algo que podrías encontrarte en Spawn o alguno de sus derivados, reminiscente de los intentos de buenos guionistas de hacer cosas así. Básicamente, Ennis evita cualquier referencia al pasado del personaje (Johnny Blaze, con el aspecto de Danny Ketch, y un espíritu de la venganza que no dicen de donde ha salido) y lo mete en una situación sacada de su origen para tirar hacia delante. El resultado es una historia de acción a base machacar ángeles y demonios, y bichos creados por estos, mientras se manipulan unos a otros. Es probablemente lo que los fans de este tipo de historias esperaría de algo así, pero no un fan de Ennis. Aunque tiene toques de su humor negro y de sus grotesquidades, es una versión muy ligera, con poco de su ingenio y nada de sus temas profundos. Es, sobre todo, ver al Motorista Fantasma corriendo infernalmente y pegandose con bichos, con poco más. Y luego está el dibujo por ordenador de Clayton Crain, que pega aquí bastante más que en Veneno vs Matanza, haciendo parecer a los personajes apropiadamente irreales y fantásticos (tanto a los demonios como a los humanos, auqnue afortunadamente hay pocos de estos últimos) y con cierto dinamismo aunque la acción aún sea un poco oscura. Es… bueno, no está mal para el personaje dada su historia, pero no esperes demasiado tampoco. Neutral (6)

Green Arrow Especial Nº4: Curiosamente, se saltan dos números de relleno, pese a que si los mantuvieran, los dos números que quedan serían triples como hasta ahora, en vez de dobles. No entiendo esas cosas. En cualquier caso, aquí tenemos la conclusión de la saga actual que desemboca en el nº50, que más o menos reune a todos los villanos y amenazas de la etapa Winick hasta ahora, a modo de final de temporada o como lo quieras considerar. Con unas estrellas invitadas obvias, siendo Winick. No está mal como serie de escenas de acción extendidas, pero tampoco nada especialmente destacable. Y al final enlaza con el último capítulo, que empieza ya la última saga antes del corte por Crisis Infinita, con el espectro de Crisis de Identidad acechando a lo grande. Tiene el problema de que, aunque tiene cierto sentido seguir ciertas tramas en esta serie, son ideas y personajes que se están usando ya demasiado en otras series muy recientemente, y empieza a quedar muy repetitivo. Por no hablar de que se basa en parte en la idea tonta de los lavados de cerebro de CdI. En fin, tampoco presenta mal la situación de momento, pero es una situación que puede ir mal próximamente. El dibujo de Battle en el primer capítulo es horriblemente malo, y el de Fowler en los otros es decente, aunque exagera demasiado a los personajes y acaba haciendolos feos. Neutral (6)

Hulk: Paz en Nuestro Tiempo: Aprovecho para recordar que hay una miniserie de Hulk de David que Panini no ha publicado, y que realmente deberían publicar. Pero bueno, la serie regular sigue sin él, ya que en Marvel han decidido tomar el control editorialmente en vez de dejarselo a esos inútiles guionistas. Y que mejor manera de demostrarlo que darle la primera saga al guionista favorito cuando no te importa que algo salga hecho una mierda, Daniel Way. Realmente, esta saga es sólo una excusa para meter a Hulk en la siguiente historia, que le ocupará durante un par de años, y se nota. Primero, porque toda la historia se ve que es un ejercicio en hacer tiempo, ya que realmente no va de nada más que Hulk aplastando un par de cosas. Y segundo, porque como es de esperar con Way, la historia está enormemente estirada, y podría haberse contado perfectamente en la mitad de espacio. El resultado es un montón de nada, con una versión de Hulk completamente anodina (en teoría la que dejó David, pero sin la gracia) perdiendo el tiempo durante un número, hasta que le reclutan (de manera contradictoria con la saga actual de 4F, pero es lo que uno puede esperar de JMS… y más cachondo, en ambas historias sale Nick Furia como jefe de Shield, pese a que es oficial que lo echaron hace más de un año) y entonces machaca lentamente cosas roboticas sin personalidad ni nada. Aburrido y sin prácticamente ideas, y con un final que si quieres verlo explicado, tendrás que comprar otros comics, alegría. El dibujo, además, es horrible en la primera parte, a lo Pat Lee, de un tal Cha. Ya puedes volver a ignorar a Hulk, al menos de momento. Evitar a toda costa (2)

Poderes Cósmicos: Aniquilación Nº1: Porqué lo de Poderes Cósmicos, no lo entiendo. No estaba en el original, y no es más que el nombre de la sublínea cósmica que dejó de usarse hace 12 años y que nadie recuerda. En fin, mientras el crossover del año en Marvel es Guerra Civil, esto va a ser un mini-evento contenido, pero en una escala aún mayor que el crossover de marras. A ver si te suena el formato: Empieza con un prólogo, luego continua en cuatro miniseries paralelas, que desembocan en la miniserie principal. Si, es exactamente el mismo formato que Crisis Infinita, aunque la miniserie es más bien similar a la Guerra Rann-Thanagar en querer renovar a los personajes espaciales. (Y con Guerra Civil teniendo objetivos similares a Proyecto OMAC, sólo faltan grandes sagas renovando a los personajes místicos y a los villanos… y Aguirre-Sacasa intenta hacer la primera) Pero bueno, es de agradecer ver una gran saga Marvel que va de combatir a una amenaza malvada, y no de ver a los héroes peleandose entre ellos por exigencias del guión. En este tomo tenemos el prólogo y la miniserie de Nova, que es la continua más directamente del prólogo y la historia principal.

La idea aquí es que una gran armada se dedica a arrasar el universo conocido, y los distintos personajes tienen que organizarse y hacer algo al respecto, con escenas dedicadas aparte para presentar las situaciones de los protas de las distintas minis. La verdad es que venden bien la gran escala de poder y devastación que causa la Ola Aniquiladora… el problema es la identidad del villano detrás de ella (bastante obvia, y por eso ni se lleva como misterio) que en ningún momento se explica como ha pasado de ser un mierdecilla sin apenas recursos a una amenaza universal. No es que no se pueda ampliar a villanos así, pero estaría bien una explicación del cambio, y no que todo el mundo actue como si siempre hubiese sido una gran amenaza, o si fuese un personaje nuevo. Y cosas así son el mayor problema de la saga: Está escrita por Giffen, que siempre ha mostrado una falta de respeto total por la historia de los personajes que usa, y por los personajes en si. De todas formas, esto es mejor de lo que suelen ser sus otras obras en solitario, que suelen ser bazofia confusa. Aquí lo único confuso de por si es su manía de usar palabras inventadas incomprensibles de vez en cuando, y usar elementos de series pasadas suyas, como su tontería en Thanos y su miniserie, inédita aquí, de Drax (básicamente, renacía como un matón inteligente, y obtenía una sidekick irritante). Pero vamos, si eres de los que conocen a los personajes y te importan las contradicciones a historias pasadas, hay a montones, desde el status quo de Nova al de Thanos. Y luego están las muertes gratuitas. La mayoría son de gente que no importa y están bien como elementos para la historia, pero al final si que se carga a un personaje importante y muy bueno, de manera tonta y gratuita, en una historia que ni siquiera es suya, sólo porque no saben que hacer con él y para matar a alguien famoso. Estúpido e insultante a su creador, aunque las hay peores en Marvel. (Eso es en la mini de Nova, que está escrita por Abnett y Lanning, pero las ideas generales son de Giffen y su editor) Aparte de todo eso, si puedes dejarlo pasar… el prólogo hace un buen trabajo de presentar a una gran amenaza y poner las cosas interesantes para que las sigan las miniseries, pero es todo presentació. Y Nova, está más cerca del trabajo de sus autores en Majestic que en Legión, con algunos diálogos graciosos y otros que se pasan de graciosillos, y poco argumento para el espacio que tiene que rellenar por exigencia editorial, aunque al menos hace bien la idea de presentar a sus personajes principales en sus nuevos status quos, que no están nada mal y logran hacerlos más interesantes que antes. El dibujo de Kolins en el prólogo está muy bien en el estilo de grandes explosiones y cosas raras, y el de Kev Walker (al que se ha visto en Exiliados hace unos tres tomos) en la miniserie es un poco feo, pero se nota que viene de 2000 AD, las partes de ciencia-ficción le salen bien. Eso si, sea de quien sea la culpa, los rediseños en general son todos a peor, con excesos de detalles que sólo estorban, culminando en el de Nova, que es noventástico y lleno de pinchos que debería ir clavandose continuamente. Neutral (6)

Sagas DC: Invasión: Estamos ya en las sagas que han sido un tanto olvidadas, ya que de ésta sólo ha quedado el concepto del metagen, al que se le dio bastante uso durante un tiempo pero bastante olvidado a estas alturas. (No era mala idea, pero vamos, era realmente el factor-x de Marvel, pero aplicado incongruentemente a personajes a los que no venía a cuento, quitandole parte de la gracia a sus origenes) La saga tiene un problema gordo en la premisa, y es que aunque la idea de una gran invasión alienígena a la Tierra es bastante chula, tiene problemas graves de credibilidad al terminar la saga en un universo compartido, ya que, como era de esperar, todo el mundo pasó a actuar como si no hubiera pasado nada en un par de meses, cuando algo así debía haber cambiado la Tierra para siempre. Pero eso es lo que pasa cuando la idea de la saga la tiene Giffen, que no suele pensar en esas cosas. Pero bueno, una vez dejas eso aparte, es una historia bastante bien montada, con un enemigo (básicamente, una Alianza de casi todas las razas aliens famosas de DC, casi todas de LSH u Hombres Omega) muy convincente y con una buena estrategia, que ocupa casi todo el primer número (números de 80 páginas que le dan a la historia espacio para respirar sin cortes) y una contraofensiva también bastante bien montada, a caballo entre superheroica y militar, de los superhéroes, bastante buena en el segundo. Lo bueno es que, dada la gran escala de la amenaza, y que le da mucho protagonismo a personajes propios, la saga evita un poco la fórmula de esta clase de historias que ya se empieza a notar después de cuatro seguidas, y lo que le falta. El tercer número es más convencional, me temo, pero tampoco malo. El dibujo, en parte de Giffen, y en parte de McFarlane, en su último trabajo para DC (curiosamente, y por desgracia, fue el último trabajo, en general, del coguionista Bill Mantlo, y su primero para DC, si no me equivoco) tiene sus defectos de demasiada estilización, entre otras cosas, pero más o menos cuentan lo que tienen que contar. No hay crossovers esta vez, pero aquí la historia principal depende bastante poco de ellos (los resume un poco en el nº2 y listo) y los mejores se han reeditado o se van a reeditar, además. Un ejemplo bien hecho de este tipo de cosas, en líneas generales. Recomendado (8)

Supreme Power: Hyperion: Ejemplo de libro de texto de porque no debes engañar a los lectores con el marketing de tu serie. Después de dos miniseries derivadas absolutamente de relleno sin ninguna relevancia a la serie principal (y bastante malas, pero eso no es problema de marketing), finalmente sacas una que sí es importante, pero la gente pasará de ella por haberse escarmentado de las anteriores, y estar presentada como una más de ellas. Muy hábiles. Pero esta no es de relleno, está escrita por Straczynski, y realmente, a todos los efectos, son cinco números más de la serie regular, haciendo de puente entre la serie MAX y la Marvel Knights. Si han sido presentados aparte es porque no dibuja Frank, supongo. Dibuja Jurgens, pero el entintado de Janson le da un aspecto muy distinto, similar a los peores trabajos de Sienkiewicz, pero con un fondo más tradicional, y un acabado más chapuza. Una mezcla entre figuras y montaje tradicional normalito, y acabado oscuro y borroso, que no queda nada bien. Es irónico que la mini se titule Hiperión, cuando la serie regular estaba mucho más centrada en él que esto. Realmente, esta miniserie está protagonizada por cuatro de los personajes introducidos (versionados) al final del tomo anterior. No es que la miniserie no vaya de Hiperión, gira en torno a él, pero no es el protagonista, es el antagonista. Los personajes son una buena elección: La versión de Luthor, Emil Burbank, es genial, y su interacción con Molde es muy divertida. Arcana, por su parte, tiene unos poderes de ciencia-ficción que son aún más complicados de entender que los de la Bruja Escarlata. Aparte de los personajes, el argumento también se trae otras ideas del Escuadrón Supremo original, pero desgraciadamente, de manera menos compleja y ambigua que en el original, y ya es coña ser menos sofisticado que un comic de hace 20 años (lo cual es tanto testamento de lo increible que fue el original como de los problemas de la actual). Y eso es lo que se nota en esta miniserie: Un paso del tono más maduro, introspectivo y ambiguo de Supreme Power a un tono más de superhéroes normales que predominará en el relanzamiento como Escuadrón Supremo. Pero bueno, como historia de superhéroes con el tema de lo mal que puede ir si abusan de su poder, y con pistas intrigantes de por donde va a ir la serie en el futuro, no está nada mal, aunque no esté a la altura de la serie hasta ahora y realmente deberían haber sido 4 números. Pero al menos recuerda que JMS sabe hacer cosas aparte de basura. Recomendado (7)

Transmetropolitan Nº6: Final de Congelame con tu Beso y del primer año, con una comedia de acción desenfrenada, a base de no uno, sino varios intentos separados (pero secantes) de fastidiar y/o matar a Spider, a cada cual más delirante. No tiene mucha parte seria esta vez (aunque un flashback al Spider pre-Montaña cumple la cuota y es un tanto iluminadora) pero es desternillante de todas maneras, entre el niño sin cabeza, el perro policía vengativo y otras ideas aún más absurdas. Y Mitch Royce, editor de choque, se luce. Muy buen dibujo apropiadamente desquiciado de Robertson. Muy Recomendado (10)

Y: El Último Hombre Nº5: Final de la segunda saga, y también de las Amazonas como enemigas principales, afortunadamente. Vaughan hace un buen trabajo de atar tanto la amenaza de las Amazonas (tanto la maldad demagógica de la jefa como el problema personal de lavado de cerebro de Hero) como la situación de Marrysville de un tirón. Lo bueno es que logra hacer que la idea del pueblo sólo de mujeres parezca una parte de la historia global y no una parada irrelevante para hacer tiempo, como sería lo típico en estas series tipo Fugitivo. Buen diálogo y emoción, como siempre, y pone las cosas más interesantes aún para la siguiente saga. Muy buen dibujo de Guerra. Muy Recomendado (10)

Motorista Fantasma: Un par de cosas sobre la película. Es de Mark S. Johnson, como Daredevil. Pero ey, realmente Daredevil no era tan mala, y es preferible un trabajo hecho completamente por alguien al que le importa, que un producto de estudio pasado por mil manos como suelen ser estas cosas. Sabiamente, deciden no hacer una película excesivamente seria, ni ir por el camino del terror, porque el material no se presta a eso. Más bien es una película sobre lo que mola ser el espíritu de la venganza e ir en una moto de fuego. Hay una historia seria, pero es la típica del perdedor que encuentra su destino y recupera a la chica, aunque al menos evita el final fácil. Los actores más o menos están bien: Cage hace bien de motorista de espectáculos un poco quemado, Fonda hace bien de un Mefisto(feles) bastante humano y el que hace de Corazón Oscuro (cuyo nombre no traducen, tsk), que es el capullín pretencioso de American Beauty, está apropiado para un niñato demoníaco. Hay toques de humor, algunos de los cuales son inapropiados o intentos fallidos, como suele pasar. La historia no tiene mucho sentido, pero no es de esa clase de películas. Es de la clase de películas para los que quieran ver al Motorista Fantasma usando su mirada de la penitencia en criminales, y su cadena y moto para masacrar demonios. Si la idea de un motorista en llamas metido en una mezcla de peli de acción y un western demoníaco te atrae, te resultará chulo, si no, te resultará increiblemente chorra. En cuanto a la parte en que es adaptación… Johnny Blaze tiene su orígen prácticamente intacto, aunque su forma de Motorista Fantasma es la de Danny Ketch (y la moto es similar a la de Venganza). Los demonios son más humanos, pero las maneras de operar son similares a las tradicionales. Y hay apariciones de personajes que jamás habría imaginado que se verían en cine. Una cosa es que aparezca el policía de la serie de los 90, y otra el personaje que aparece por sorpresa, mezclado con un secundario de los 90, que es un toque muy bueno, y con una idea muy chula que van a adaptar al comic en breve. De hecho, a partir de cuando aparece ese personaje, la película mejora bastante, pasando a la parte chula de western sobrenatural, ridiculamente exagerada, pero divertida. Y hay un toque que me gustó, la comparación entre como se veia a los motoristas de espectáculos en los 70 (cuando es el origen de Blaze, y cuando debutó el personaje) como como se ven en el presente. No es una gran película, pero es mejor de lo que esperaba, desde luego mejor que sus inspiraciones. (No es un muermo como la de los 70, y tiene un principio, un tema y un final, no como la de los 90)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene, festival DC: Superman continua con Ruina y con el nuevo Zod. Batman continua Juegos de Guerra y Ciudad de Crimen. Jóvenes Titanes termina con el Dr Luz, los Outsiders con Deathstroke y ambos grupos se topan con sus Infiltrados. Flecha Verde y Linterna Verde tienen conciencia social. Tenemos doble ración de Manhunter, la clásica demostrandole a la moderna lo que vale un peine. La LJA por fin se enfrenta a sus contrapartidas malvadas. Catwoman tiene nuevo dibujante y tono. Gotham Central vuelve después de un descanso. Hawkman se mete en la Guerra Rann-Thanagar. Y la Cuenta Atrás a Crisis Infinita continua en Villanos Unidos. Mientras, Norma reedita más cosas, y saca un nuevo tomo de Freshmen, además de una de las historias cortas de ci-fi de Ellis, y el enésimo intento fallido de revivir a la Autoridad. Y probablemente algunas cosas más. No falteis.

Batman: Juegos de Guerra Nº1-3 (Demasiados para mencionar)

¿Cuándo transcurre?: Despues de Batman Nº6 y antes de Crisis de Identidad

¿Es Importante?: En absoluto, pero pasan varias cosas que van en direcciones paralelas a Crisis

Resumen:

– Spoiler trata de poner en marcha un plan de contingencia de Batman para acabar con las bandas de Gotham, pero una mala ejecución acaba provocando una masacre que desencadena una guerra de bandas en la ciudad.

– Durante la guerra de bandas, Batman acaba apareciendo accidentalmente en video, acabando con su reputación como leyenda urbana.

– Tim Drake vuelve a tomar el manto de Robin durante la guerra de bandas con la bendición de su padre.

– Máscara Negra asesina a Orfeo, el infiltrado de Batman en las bandas, y se infiltra a su vez en el campo de Batman, lo que le lleva también a asesinar brutalmente a Spoiler. Acaba volando también la Torre del Reloj que sirve de base a Oráculo antes de ser parado, aunque se acaba quedando con el control de casi todo el crimen de la ciudad.

– Debido al caos que provocan, el Comisario Akins declara a Batman y sus ayudantes justicieros ilegales, y ordena a todos los policías de Gotham que les detengan de inmediato al verlos.

– Tras detener la guerra, Nightwing se marcha a Nueva York, Robin y Batgirl a Bludhaven y las Aves de Presa a Metropolis, dejando a Batman sólo en Gotham.

Manhunter Nº3 (Manhunter #7-9)

¿Cuándo transcurre?: Después del número anterior.

¿Es Importante?: No, sólo aparecen miembros famosos de la Sociedad, ninguna relación más.

Resumen:

– Calculador envia a Merlyn, Fobia y Monóculo a silenciar al Ladrón de Sombras para que no haga un trato con las autoridades durante su juicio.

Wonder Woman Nº15 (Wonder Woman #215-216)

¿Cuándo transcurre?: Un poco antes de Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: No, sólo una mención muy pequeña de una cosa.

Resumen:

– Jonah McCarthy, ayudante de Diana en la embajada de Themyscira, se revela como un agente de Jaquemate.

Outsiders Nº17 (Outsiders #22-23)

¿Cuándo transcurre?: El primer capítulo es antes de Jóvenes Titanes Nº16, el segundo tras eso pero antes de Infiltrados.

¿Es Importante?: Poco, sólo conexiones de segunda mano.

Resumen:

– Exterminador le explica a Arsenal como le ha estado manipulando, enviandole a por enemigos de la Sociedad mientras le pega una paliza, pero decide no rematarlo cuando ve que aún está convaleciendo de un tiroteo reciente. Exterminador se marcha a cumplir una misión de la Sociedad relacionada con el Dr. Luz.

– Arsenal investiga el fallo de seguridad de su cuartel general y encierra al grupo dentro, revelando que uno de ellos es un traidor que ha estado pasando información fuera. Tras un proceso de eliminación bastante dudoso, acusa a Cambiante.

Jóvenes Titanes Nº16 (Teen Titanes #22-23)

¿Cuándo transcurre?: Después de Outsiders Nº17, antes de Infiltrados y Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: Empiezan cosas que tendrán cierta importancia a la larga en Crisis.

Resumen:

– Los Jóvenes Titanes se enfrentan al Doctor Luz, ahora más sádico, inteligente y poderoso, que les dice que quiere matarlos para hacer sufrir a sus mentores por haberle lavado el cerebro. Con la ayuda de la nueva versión de Halcón y Paloma y un ejército de antiguos Titanes, Luz es derrotado.

– Parece que Batman y Batgirl se llevan al Dr. Luz para custodiarlo, pero en realidad son Deathstroke y Destructora, que le invitan a unirse a la Sociedad.

– Para demostrar que no son como la Liga de la Justicia, los Titanes se revelan sus secretos mutuamente, incluido que el padre de Wonder Girl es Zeus… pero Superboy no se atreve a revelar que el suyo es Lex Luthor.

Jóvenes Titanes/Outsiders: Infiltrados (Teen Titans #24-26, Outsiders #24-25, 28)

¿Cuándo transcurre?: Tras Jóvenes Titanes Nº16 e inmediatamente tras Outsiders Nº17, pero un poco antes de Cuenta Atrás y del Retorno de Donna Troy, excepto los epílogos, que son tras eso pero antes de que empiece Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Pasa una cosa que será importante para Crisis.

Resumen:

– Cuando Superboy va a revelar su secreto a sus compañeros, Luthor activa a Superboy, su agente durmiente, mediante una palabra clave, convirtiendole en su soldado sin voluntad a imagen de Luthor. Como parte del plan de Luthor de destruir a los aliados de Superman desde dentro, derrota a los Jóvenes Titanes brutalmente.

– Los Titanes piden ayuda a los Outsiders… pero el verdadero traidor en ese grupo se revela como Indigo, al activarse su personalidad oculta de Brainiac 8.

– Los Outsiders escapan de Brainiac 8 y se reagrupan junto a los Titanes, sólo para ser atacados por robots de Superman controlados por sus enemigos.

– En el laboratorio de Cadmus donde Superboy fue creado, Luthor (en su armadura de combate) y Brainiac se reunen con su progenie, Superboy y Brainiac 8. Esta revela que vino al pasado para asegurarse de que Donna Troy no ponga en peligro la ascendencia de su especie, los coluanos, tras la inminente Crisis.

– Los dos grupos logran derrotar a los villanos y salvar a Superboy, pero Indigo, antes de que su personalidad sea borrada del todo por Brainiac 8, le pide a su novio Cambiante que la mate, y este accede.

– Se revela que Donna Troy sigue viva en un lejano planeta.

– Nightwing y Superboy dimiten de sus respectivos grupos. Superboy se encierra en la granja de los Kents en Smallville, traumatizado por la experiencia.

– Arsenal vuela el cuartel general comprometido de los Outsiders, y el Capitán Marvel Jr se une al grupo.

Superman Nº11 (Superman #213-214, Adventures of Superman #638, 640)

¿Cuándo transcurre?: Los de Superman, antes de Superman: Dia de Venganza, los de Aventuras, justo antes y después de Cuenta Atrás, respectivamente.

¿Es Importante?: No especialmente, sólo hay algunas menciones de todo lo que está pasando o va a pasar.

Resumen:

– Mr. Orr, un individuo trabajando para Jaquemate, revela que tanto la criatura Equus como el sacerdote Daniel que se han enfrentado recientemente a Superman, son versiones prototipo de los OMAC.

– Mr Mxyzptlk se les aparece a Lois y a Clark, y les enseña un posible futuro para hacerles reflexionar sobre su posible decisión de tener un hijo. Al final, deciden dejarlo de momento, y Mxy se marcha con un aviso: “Todo lo que pase, pasará debido a vosotros dos”.

Green Arrow Especial Nº4 (Green Arrow #49-50, 52)

¿Cuándo transcurre?: Los primeros números antes de Cuenta Atrás, el importante después.

¿Es Importante?: No, sólo sigue un poco una cosa de Crisis de Identidad.

Resumen:

– El edificio donde Flecha Verde vive es destruido por una bomba puesta por Exterminador de parte de la Sociedad, después de haber suministrado al señor del crimen de Star City, Brick, con villanos para distraer al héroe.

– Flecha Verde asume que es cosa del Doctor Luz, que ha recuperado el recuerdo de su identidad secreta. Tras poner a Speedy bajo el cuidado de Zatanna, Oliver recluta a Relámpago Negro para que le ayude a cazar al villano.


Villanos Unidos (Villains United #1-6)

¿Cuándo transcurre?: Entre Cuenta Atrás y Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Si, es una de las tramas principales, y se revela una cosa muy importante al final.

Resumen:

– Los líderes de la Sociedad de supervillanos reclutan a multitud de villanos ofreciendoles protección y venganza contra los héroes usando el lavado de cerebro del Dr. Luz como excusa, y tomando represalias contra los que se niegan a unirse.

– Catman (habiendo recuperado su ferocidad tras retirarse a vivir en compañía de leones) rechaza la oferta de la Sociedad. En consecuencia, su camada de leones es asesinada.

– Catman se une a los Seis Secretos, un grupo de villanos que se niegan a unirse a la Sociedad, ocupando el puesto del Violinista, ejecutado tras casi estropear una misión de sabotaje a la Sociedad. Los Seis son el francotirador Deadshot, la asesina Cheshire, el hijo deforme del contorsionista Muñeco de Trapo, un Parademonio renegado y la misteriosa líder de campo Escándalo.

– En la Casa de los Secretos, Catman descubre que el misterioso lider de los Seis, Mockingbird, planea eliminar a la Sociedad y conquistar el mundo, dandole un continente a cada uno de ellos. Además, cada uno de ellos está chantajeado si no cumple sus misiones.

– En una misión para interceptar un envio de armas thanagarianas a la Sociedad en Gotham, los Seis Secretos son capturados por la Sociedad por culpa de un infiltrado. Tras ser torturados, escapan, ciegan al Capitán Nazi y matan a Hiena como advertencia a los líderes de la Sociedad.

– Los Seis rescatan a Firestorm y a una misteriosa figura de una base de la Sociedad en Brasil, dejandoles sin la fuente de poder del artefacto de Luthor para lavarle el cerebro a los héroes de la Tierra.

– Entre misiones, Cheshire seduce a Catman, y Deadshot y Escándalo escriben cartas a sus seres queridos.

– Vandal Savage se niega a unirse a la Sociedad. Luthor envia a Sinestro al espacio a capturar a Lady Quark (superviviente de la Crisis en Tierras Infinitas) para su artefacto, y a los Cinco Temibles a capturar a Pariah, heraldo de la Crisis. Pariah revela que las ambiciones de Luthor van mucho más allá de lo que dice, y que su artefacto tiene una finalidad mucho más terrible. Cuando Pariah finalmente descubre que Lex Luthor no es quien dice ser, sino el mayor depredador del universo, “Luthor” le mata para silenciarlo.

– Catman descubre que Deadshot mató a su camada para que se uniera a ellos, y Cheshire se revela como el traidor del grupo. Ahora que Catman le ha dado un nuevo hijo para sustituir a la antigua, revela el paradero de los Seis a la Sociedad, que envia a sus fuerzas principales para acabar con ellos como símbolo de resistencia.

– Durante el combate, Virtuoso (la nueva Violinista) desfigura a Amos Fortune, Cheshire es herida gravemente por Deathstroke, la guerrera de Apokolips Knockout se revela como una traidora a la Sociedad y la amante de Escándalo, y Parademonio se sacrifica por sus compañeros. Finalmente, el combate es detenido cuando Vandal Savage amenaza a Luthor para que deje en paz a su hija Escándalo.

– Mockingbird revela sus motivos para escoger a cada uno de los Seis, y que la mayor parte de sus amenazas eran faroles. Abandonando el plan, se revela como el verdadero Lex Luthor, que vuela en su armadura hacia Metropolis para enfrentarse a su impostor.

– Los Seis Secretos se establecen como una fuerza ambigua entre los héroes y la Sociedad, y le pasan toda la información que tienen sobre estos a la Liga de la Justicia, advirtiendoles de que más les vale enmendarse por lo que le hicieron al Dr. Luz y empezar a actuar como héroes.


Hawkman: Coalición en Crisis (Hawkman #46-49)

¿Cuándo transcurre?: El primer capítulo después de Proyecto OMAC y JLA Nº8 e inmediatamente antes de Guerra Rann-Thanagar, los siguientes entre Guerra Rann-Thanagar y Crisis Infinita.

¿Es Importante?: No mucho, pero aclara la cronología y desarrolla un poco más ciertos detalles del crossover.

Resumen:

– Hawkman recuerda su último encuentro con el Átomo tras Crisis de Identidad, despidiendose, antes de desaparecer.

– Hawkman y Hawkgirl combaten OMACs en St Roch, incluyendo conocidos, y acaban enfrentandose a una criatura fénix, antes de ser reclutados por Adam Strange para la Guerra entre Rann y Thanagar.

– Tras derrotar a Onimar Synn, Hawkman, Hawkgirl y Adam combaten a las fuerzas thanagarianas del Gran Mor y Blackfire, y a sus aliados durlanos, gordanianos, psiones y del resto de la Ciudadela.

– Hawkman se reencuentra con Águila Dorada y con su padre, Fel Andar, el Hawkman impostor. Andar ahora es pacifista y lidera un movimiento para acabar con la guerra Rann-Thanagar, por lo que es asesinado por Blackfire.

– Con ayuda de los Linternas Verdes Kilowog y Kyle Rayner, logran hacer retroceder las tropas de Blackfire a Thanagar.

– Carter y Shiera se toman una última noche libre y aceptan su relación.

– Hawkman, Hawkgirl, Adam Strange, los Linternas Verdes, los Hombres Omega, Capitán Cometa y Starman combaten a la armada alienígena de Thanagar y aliados, y se lanzan a explorar la fisura en la realidad.

JLA Nº8 (JLA #115-119)

¿Cuándo transcurre?: Entre Proyecto OMAC y Guerra Rann-Thanagar, aunque la última escena es inmediatamente antes de Crisis Infinita Nº1.

¿Es Importante?: Si, aunque no es una de las tramas principales, es una de las tres historias que es igual de importante, pasando una cosa muy importante al final.

Resumen:

– Los exmiembros de la Liga de la Justicia que le borraron la memoria a Batman se reunen con Flash para ver como actuar, y el Detective Marciano les descubre y les ordena hacer algo en consecuencia. Viajan a la Batcueva a pedirle perdón a Batman, pero se lo niega.

– Varios exmiembros de la Sociedad Secreta de Supervillanos (Felix Fausto, Amo de la Materia, Brujo, Zafiro Estelar, Cronos y el Hombre Florónico) han recuperado recuerdos borrados por la Liga de la Justicia, y les atacan en sus hogares, empezando por Ralph Dibny y Tornado Rojo. Finalmente, son derrotados en Metropolis por los antiguos miembros de la Liga y Superman, pero no se ponen de acuerdo en que hacer con ellos.

– Detective Marciano descubre que Despero está detrás del ataque cuando el alienígena le ataca en la Atalaya. Finalmente, J’onn cae, y poco después también lo hacen Aquaman y Batman.

– Aprovechando la disensión en las filas de la LJA, Despero controla a la mitad de ellos contra el resto, pero es finalmente derrotado gracias al reconstruido Tornado Rojo. Zatanna al final decide por su cuenta volver a borrar los recuerdos de los supervillanos y dimite del grupo. Con Batman hostil a la LJA (no sólo por lo que le hicieron, también por la posibilidad de que la reforma de Catwoman se debiese a otro de sus lavados), Wonder Woman aislada tras el asunto OMAC, Flash teniendo que dedicar más tiempo a sus nuevas responsabilidades, Aquaman teniendo que compaginar dos ciudades, y el resto no siendo miembros fijos del grupo para empezar, la Liga de la Justicia queda reducida practicamente a J’onn J’onzz.

– Algo después, mientras trata de buscar candidatos para el grupo y lamenta no haber escuchado a Blue Beetle cuando estuvo a tiempo, el Detective Marciano empieza a investigar los recientes sucesos como el ataque del Espectro a la magia, la invasión de los OMACs, la creación de la Sociedad y la Guerra Rann-Thanagar y empieza a ver un factor común unificador en todos ellos… cuando alguien al que el sistema de seguridad identifica como Superman pero J’onn no entra en la Atalaya y la destruye.

INEDITOS:


Firestorm #6

¿Cuándo transcurre?: Un tiempo después de Crisis de Identidad.

¿Es Importante?: Ata una cosa de Crisis de Identidad, y el personaje en general tendrá importancia más adelante.

Resumen:

– Jason Rusch, el nuevo Firestorm, recuerda la muerte del Firestorm original en Crisis de Identidad, y como recibió la matriz Firestorm tras eso.

– Jason se fusiona con su amigo Mick para formar Firestorm, y acaba siendo cuestionado por la Liga de la Justicia, que le dan su aprobación y no detectan rastro de Ronnie en él.

Aquaman #29

¿Cuándo transcurre?: Entre Cuenta Atrás y JLA Nº8.

¿Es Importante?: No, sólo se menciona vagamente lo que está pasando.

Resumen:

– Aquaman está desbordado con los problemas en Sub Diego, la recientemente sumergida San Diego, pero el Detective Marciano le dice que la Liga de la Justicia está demasiado ocupado con las múltiples Crisis para ayudarle de momento.

– Se revela que ProGene, la organización implicada en la creación de Sub Diego, está conectada con la Crisis.


Blood of the Demon #6-7

¿Cuándo transcurre?: Durante el principio de Dia de Venganza.

¿Es Importante?: No, sólo explica porque Etrigan no participa en la miniserie.

Resumen:

– Como parte de su cruzada contra la magia, el Espectro y Eclipso atrapan a Etrigan dentro de su otro yo, Jason Blood.


Breach #3, 7-8

¿Cuándo transcurre?: Un poco antes y después de Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: Empieza un pequeño subargumento que continua en Crisis Infinita.

Resumen:

– La Sociedad investiga a Breach. Finalmente, Luthor ordena a Talia que sea capturado como parte de su plan, pero sus tropas de HIVE y Kobra no consiguen capturarlo de momento.


Batgirl #62-64, Robin #137-138

¿Cuándo transcurre?: Poco después de Infiltrados, Retorno y Cuenta Atrás.

¿Es Importante?: No, sólo es que aparece la Sociedad.

Resumen:

– La Sociedad colabora con el Pingüino en su expansión criminal hacia Bludhaven, que se ve perjudicada por los recien llegados Robin y Batgirl.

– La Sociedad envia a Exterminador a acabar con Batgirl a petición del Pingüino, pero este le da la misión a Destructora como rito de madurez. Sin embargo, Batgirl acaba derrotando e hiriendo a Rose, y Deathstroke tiene que dejarlo de momento.


Nightwing #109-115

¿Cuándo transcurre?: Después de Infiltrados y Retorno de Donna Troy, pero antes de Crisis Infinita.

¿Es Importante?: Apenas, pero da la justificación de una cosa que pasa en Crisis.

Resumen:

– Traumatizado tras los acontecimientos con los Titanes y Outsiders, la Guerra de bandas de Gotham y sus recientes experiencias con Tarántula, Nightwing se arriesga a creerse un villano para infiltrarse en el crimen organizado.

– Eso le lleva primero a Máscara Negra, que acaba poniendole en contacto con la Sociedad, donde Deathstroke toma interés por él.

– Como prueba de lealtad, Nightwing (ahora llamandose Renegado) accede a entrenar a Destructora. Juntos, sin embargo, interrumpen un plan de la Sociedad para crear un ejército de superhombres usando la droga Veneno, y cuando Deathstroke implanta un ojo de kriptonita a Rose para acabar con Superman, éste y Grayson le hacen ver lo desquiciado que está su padre y su actual visión del mundo.

– Finalmente, Dick y Slade pactan que Nightwing dejará de inspirar heroicamente a Destructora si los miembros de la Sociedad se mantienen lejos de Bludhaven.


Firestorm #16-17

¿Cuándo transcurre?: Alrededor de Villanos Unidos #4.

¿Es Importante?: Conecta con una de las miniseries principales y explica un detalle.

Resumen:

– Amazo, disfrazado como Mick, captura a Jason Rusch y lo lleva a la base de la Sociedad en Brasil.

– Tras ser liberados por los Seis Secretos, Firestorm y la misteriosa Gehenna (hija de un antiguo enemigo de Firestorm) logran escapar de la base y destruirla.

Por fin he podido oir el nuevo disco de Fangoria, aunque aún tendré que oirlo un poco más para formar una opinión.

[La canción es Baila la Guerra, de Aviador Dro]

Hola a todos. Al final he perdido el tren y he tenido que saltarme una semana. Pero para compensar, por una vez, logro sacar las reseñas a tiempo, el domingo de la semana que toca, y no el miercoles o el jueves de la siguiente, algo es algo. Esta vez toca una burrada de cosas: Todo lo que quedaba de Planeta, sobre todo tomos, y todos los comics mensuales de Panini. Se acabó lo de distribuir los lanzamientos. Sólo dos reediciones esta semana, pero la proporción comics de 24 páginas-otros es de 6 a 25, casi nada.

Lo que no entiendo es la estrategia de Planeta, que es una burrada incomprensible. No ya porque saquen demasiadas cosas, sino por como las sacan. Es decir, es puñetero marketing básico: Si tienes varios productos similares o conectados, lo normal es ir sacandolos poco a poco para que la gente interesada o propensa a esa clase de material pique con uno, y con el suficiente tiempo para descansar el bolsillo, después compre otro, y así. Pero no, en Planeta tienen que hacer lo contrario de la sabiduría convencional, y sacar tres puñeteros tomos de aventuras cósmicas de Adam Strange la misma semana, al igual que han hecho anteriormente con otras cosas y parece que van a seguir haciendo. Y es una cagada, porque así lo que van a conseguir probablemente es que esos productos compitan entre si, y ese posible lector objetivo tenga que elegir entre ellos porque no le llega el dinero en ese momento, o directamente pase de todos por el exceso abrumador, en vez de comprarlos poco a poco. Es de cajón, pero en Planeta no parecen comprenderlo porque siguen con una estrategia exagerada que les va a acabar perjudicando.

Por cierto, ya que estoy criticando a Planeta, ¿pueden ponerse de acuerdo los traductores? Porque en algunos tomos traducen todos los nombres, en otros mitad y mitad, y en otros ninguno. ¿No hay nadie supervisando eso?

En cosas más concretas, una novedad interesante que no comento es el tomo de los primeros números de la Cosa del Pantano. Teoricamente son historias de horror, pero como la Tumba de Dracula y cosas similares, que es lo más parecido que se me ocurre, es más inquietante que otra cosa. Pero la verdad es que están bastante bien para la época, un poco falto de dirección (aliens y cuasi-supervillanos alternandose con monstruos y horrores lovecraftianos) pero bastante bien hecho, y con buen dibujo de Wrighston. A otro nivel que la serie de Moore, por supuesto, es casi una serie distinta.

Oh, y como curiosidad, la serie de JLI tiene este mes un número de la serie trimestral que estaba inédito en España hasta ahora. Claro, que es tan poco gracioso por repetición excesiva de chistes malos como la serie madre en el punto donde van.

Por cierto, que se me olvidó comentar la semana pasada que Classic Spiderman publicó dos historias de What If clásico bastante decentes, sobre todo la segunda. Eso si, ¿les mataría poner los números que contiene más claramente?

Por último, ya que hablo de cosas similares, aparentemente Panini ya no publica Spiderman en quioscos y liberias normales, sólo en tiendas especializadas. Muy hábiles, su personaje más popular, y son incapaces de sacar una puñetera serie para que la lea el público mayoritario.

Pocas novedades americanas esta vez, y todas de Marvel. Primero el nuevo equipo creativo de Lobezno, cuya idea genial para empezar es un número entero de Lobezno vs Dientes de Sable donde no se dice nada nuevo. Lo que se podía esperar de Loeb.

Después la miniserie Guerra Silenciosa que continua donde lo dejó Vástago de M. Tiene una premisa potencialmente interesante, pero la ejecución de momento parece muy rebuscada y forzada. Y la cronología no parece encajar con la de Guerra Civil, cosa que no debería sorprender a estas alturas, ya que hay más series que no encajan que las que lo hacen.

Por último, hablando de esto, está el especial Ultimate Spider-Ham Guerra Civil o como se quiera llamar. Teoricamente es una parodia de los crossovers, en la práctica apenas tiene nada de parodia y se vuelve una galería de pin-ups donde todo el chiste es ver a personajes Marvel dibujados como cerdos, acompañados de chistes con la palabra ham. Decir que no resulta gracioso es quedarse corto. De lo peor que ha publicado Marvel, y una muestra más de que en Marvel publicarán cualquier cosa, por abochornante y malisima que sea y se pueda ver a la legua, si la presenta uno de sus niños mimados. (Ya que estamos, la chapuza de final de Daredevil de este mes no hace más que mostrar lo equivocada que está la dirección de Marvel con sus personajes principales, y la chapuza a la que llegarán más temprano que tarde, como cualquiera podría ver venir)

Ahora, pasamos a las reseñas:

Adam Strange: Ah, por fin. Esta es una de esas miniseries que ocasionalmente le dan a un autor al que no le gustan particularmente los superhéroes (en este caso, Andy Diggle, el de Perdedores) pero que como es buen guionista y un profesional (no como otros), saben hacer bien al personaje, aprovechando lo chulo que tienen en vez de cargarselo para hacer lo que les de la gana, y escriben una historia tremenda. La idea del personaje es que, al estilo de los héroes de antaño, es un héroe de ciencia-ficción sin poderes, sólo armado con pistolas, una mochila-cohete, su ingenio y sus narices, puede hacer frenta a cualquier situación, por cósmica o dura que se presente. Eso y que es un terrestre que se siente alienígena en la Tierra, porque realmente se siente habitante de Rann, donde vive su familia a la que siempre está intentando volver, como buen protagonista de cuento trágico. Es una fórmula muy buena que no necesita arreglos, sólo hacerse bien, y vaya si Diggle no la hace bien. La primera parte la clava, con un Adam que lejos de ser cutre, es un protagonista chulisimo, intenso sin ser amargado, en situaciones duras sin ser pesimista, que se lanza a situaciones de acción y aventura desmadradas a toda pastilla, y siempre acaba sacando una solución inteligente, ingeniosa o bestia, en escenas a alta velocidad que no llegan a parecer confusas o apresuradas. Y la segunda se presenta de una nueva manera, para tener una excusa para toda la aventura. Una aventura que además de ser una historia de Adam, es un revival de toda la parte espacial del Universo DC: Vemos lo que están haciendo ahora los Thanagarianos, los Hombres Omega, la LEGION, los Estrellas Oscuras, cierto villano de la LJA clásica… todos están actualizados de manera fiel a las ideas originales pero abrillantadas un poco (Diggle además tiene un enfoque curioso para todo eso… en vez de hacer como se suele hacer con personajes que llevan mucho tiempo en el limbo y rescatarlos tal y como estaban la última vez o de vuelta a la visión más clásica, Diggle los presenta como si nunca hubieran dejado de tener aventuras y cambios, simplemente no los hemos estado viendo) y tienen papeles brillantes, importantes y que demuestran en la mayoría de casos (sobre todo en el de los Omega y Vril Dox, que tienen papeles muy importantes) que son buenos personajes que hay que usar más. Hay un par de fallos/licencias (uno es que Adam debería haber recurrido a la LJA al principio, pero ese ha sido siempre un problema con la premisa del personaje; y el otro es que Diggle cambia completamente la forma de funcionar del Rayo Zeta, de algo con unas reglas muy concretas a un teleportador universal automático, sin explicación) pero son pequeños. En general, es una space opera de acción inteligente, con personajes muy buenos, escenas de acción impresionantes, diálogos divertidos, soluciones creativas, heroismo emocionante y buen uso de la mitología DC. Y además, tiene el mejor trabajo de Ferry hasta la fecha, que aunque tiene un color extraño, le da un ambiente único a la serie. Más importante, hace unos diseños y rediseños muy buenos (el de Adam Strange es una actualización perfecta), le da un aspecto de ciencia-ficción muy marcado y creativo a cada escenario, y hace bien la acción. Y aunque el final de la mini empalma con la Guerra Rann-Thanagar, la historia queda bastante bien resuelta aquí, lo otro es “Y una vez terminó esta historia, vinieron otras”, no hace falta que sigas leyendo si no quieres. Así se hace una historia de aventuras y una revisión de un personaje. Muy Recomendado (10)

Adam Strange: Hombre de Dos Mundos: Tu “¿Por qué demonios publican esto?” de Planeta de este mes. En este caso, una miniserie repudiada por crítica, fans y profesionales por igual, olvidada hace años, y que cuando Waid la deshizo brutalmente hace años, le aplaudieron. Y lo más cachondo es que lo publiquen a la vez que la de arriba. Si esa demuestra como se escribe al personaje para que funcione, aquí el tal Brunning demuestra como no escribir al personaje. O a ningún otro. Esta es una de esas chorradas derivativas que se hicieron a patadas a finales de los 80 y principios de los 90, de relanzar personajes de la Edad de Plata a lo Watchmen/DKR, y como la mayoría de esas, pierde de vista completamente la gracia del personaje y lo deja completamente inservible para futuras apariciones. Y todo para contar una historia deprimente y que se cree muy madura por ser oscura y revelar cínicamente que los elementos en los que se basa el personaje eran más “realistas” y desagradables de lo que se suponía que eran. Así que es toda una historia de varias putadas sucediendole al personaje, que no es más que una marioneta a los designios de tanta oscuridad deconstructivista mal hecha, que no es nada divertida ni ingeniosa, es sólo una serie de escenas de gente amargada tras otra, sin nada de lo que hace divertido al personaje, y no reemplazandolo por nada que valga la pena. Quizá hubiera ahí debajo alguna idea de ciencia-ficción interesante o algo así, pero no pega al personaje, y es muy poco en una historia tan mal concebida. Lo único que se salva, y supongo que es el motivo principal por el que lo han reeditado, es que es uno de los primeros trabajos de ambos hermanos Kubert, que lejos de las distorsiones que cogieron años después, se parecen más a su padre, y hacen un buen trabajo, reminiscente de la ciencia-ficción clásica. Pero vamos, este es el tipo de comics que estaban mejor olvidados, ya que bastante tenemos con que estén repitiendo estos tratamientos en el presente con otros personajes. Si quieres una verdadera buena historia de Adam Strange, tienes el otro tomo, y si quieres un tratamiento más serio, esperate a su aparición en Cosa del Pantano, que hace bien todo lo que esta hace mal. No Recomendado (3)

Batman: Juegos de Guerra Nº2: Segundo mes, y ya se nota lo increiblemente estirado e hipertrofiado que es este estúpido crossover entre las diez mil series de la familia Batman. La primera mitad es aún más repetición de tener a un par de miembros de dicha familia enfrentandose a algún supervillano o grupo de mafiosos que aprovecha la guerra de bandas para alguna cosa u otra. La revelación del final del Acto 1 no se aprovecha en nada, todo sea dicho. Al menos el capítulo de Catwoman cuenta la misma historia de los capítulos anteriores con algo más de gracia, pero las demás son machaconas. La segunda mitad ya tiene verdadero desarrollo de la historia. Desgraciadamente, no es un desarrollo muy bueno, siendo casi todo Craneo Negro siendo muuuy malo y cruel, y divirtiendonos viendo como hace sufrir a pobres personajes inocentes página tras página. Si, si, muy maduro y moderno. Al menos aprovecha la muerte de un personaje de segunda para empezar la única idea interesante del crossover hasta ahora. Y hay un subargumento que desemboca en la gran revelación del final del Acto 2 que es potencialmente interesante, aunque más probablemente acabe siendo repetición de un viejo tópico. En general, se nota que la mayor parte del crossover son adornos para hacer tiempo con tonterías, y que la historia principal apenas tiene que ver con todo eso y se podría haber contado perfectamente en sólo dos series. Dibujo que va desde lo bastante decente hasta lo mediocre. No Recomendado (4)

Best of Marvel: Vengadores: Sabia elección. Esto son los 6 primeros números del relanzamiento estelar de los Vengadores por Busiek y Perez, más el primer anual, dibujado por Pacheco. La edición tiene dos problemas: Primero, la horrorosa traducción heredada de Forum. Segundo, que el nº7 que no se publica en este tomo va antes del anual, aunque el anual continue una trama del nº6. Dejando eso aparte, esto es un tomo lleno de material excelente, una muestra de cómo relanzar una propiedad, de cómo hacer justicia a una serie con décadas de historia, y en general, de cómo hacer una historia de superhéroes chula. Busiek coge a una treintena de personajes, y sabe hacer lucirse a todos ellos aunque sea un poco, y a los que van a ser protagonistas, bastante más. Todo personaje está escrito magistralmente, tan bien como se puede pedir, en aventuras muy bien montadas y muy divertidas, aunque sean estándar de superhéroes. Y Perez demuestra que es un maestro en escena tras escena rellena de personajes y detalles, diseños y rediseños a rebosar, todos perfectos. Lo único malo es el anual, que aparte de que Pacheco aún estaba un poco verde, con demasiadas poses raras y musculos hipertrofiados, la historia (una de esas de villano muy preparado que va derrotando poco a poco a todos los héroes) no está ni de lejos tan bien hecha como en la serie regular, usa muchos recursos fáciles y chapuceros, y los diálogos e interacciones tampoco están a la altura de ingeniosos. Pero bueno, en general, un recordatorio de los buenos tiempos, para compensar la chapuza que hacen ahora con la serie. Muy Recomendado (10)

Capitán America Nº16: Dos números este mes, lo que no es la mejor decisión, habría quedado mucho mejor publicar el primer capítulo suelto y los dos siguientes, que son una historia, el mes que viene. Que manía con apresurarse a juntar números aunque quede mal. La primera es un número dedicado a Calavera y a Pecado, la hija de Craneo Rojo. Brubaker hace un trabajo muy bueno metiendonos en la retorcida mente de Calavera, y la más retorcida aún vida de Pecado, basandose fuertemente en muy buenas ideas de DeMatteis y Gruenwald para contar una oscura y sórdida historia de tortura psicológica y amor muy enfermizo. Y pese a eso, se hace disfrutable. Además, Brubaker aprovecha para explicar algunas cuestiones de continuidad como porque Craneo no ha resucitado usando el mismo medio de la última vez, la edad de Pecado o la cara de Calavera. Así es como se hace. La segunda historia vuelve al Capi y Sharon, pero afortunadamente, Bucky Cyborg apenas aparece. No es una mala historia, aunque le falta algo de contenido. Tiene un buen cliffhanger, al menos. Muy buen dibujo de Mike Perkins, similar a Epting, pero más cuidado y agradable incluso. Muy Recomendado (9)

Catwoman Nº1: Por fin, Planeta continua una de las mejores series que estaba publicando Norma, después de dos años. Al menos no cuesta nada reengancharse a la historia tal y como la presentan. Lo malo es que es la última historia de la etapa de verdad, aunque Brubaker aún durará un poco más, será ya con otro estilo. De todas maneras, en este tomo ya se nota menos estilo de género negro, y más tono de historia de aventuras y robos, aunque aún mantiene cierta ambigüedad moral y mucho estilo y juego con los personajes. Tras una breve historia de Slam Bradley, detective, de un Secret Files, por Darwyn Cooke, viene un número de descanso e interacción entre personajes, con buen material de Holly como ayudante, Selina como antiheroina, Batman y Slam como posibles intereses románticos resolviendo las cosas a lo tradicional, y Wildcat demostrando lo chulo que es. Después comienza una idea genial, un tour por ciudades ficticias de DC, evitando la más obvia, cada una con un invitado especial y un énfasis en lo peculiar de esa ciudad. Primero Keystone, donde se enfatiza que la ciudad está dominada por el jugueteo a lo Edad de Plata de Flash y sus Villanos, con una aventura de golpe muy divertida con uno de ellos. Después la añorada Opal, donde se enfatiza lo maravillosamente retro que es, y la mucha personalidad y encanto que tienen sus habitantes, con un aventura de engaños con uno de sus habitantes. [Aprovecho para añadir un “Que te jodan” a Planeta por decidir no publicar Starman este año] Maravilloso dibujo, con toques retro y de animación, pero su propio estilo, de Cameron Stewart en todo esto. Por último, toca St Roch, con sus raices étnicas y de pulp, con una aventura más tradicional, a lo Indiana Jones, junto a Hawkman. Dibujo apropiado para ese estilo de Guy Davis. En general, una serie muy buena de aventuras variadas, con una fuerte personalidad propia. Muy Recomendado (9)

Crisis de Identidad: Prólogo: ¡QUE NO TE ENGAÑEN! Esto no tiene nada que ver con Crisis de Identidad, es una puñetera tomadura de pelo que se ha inventado Planeta. Es una excusa para colar a incautos un par de historias antediluvianas de la Liga de la Justicia. La segunda, que ocupa tres cuartas partes, aún tiene una ligera relación, ya que se menciona en una página de Crisis de Identidad como ejemplo de borrado de memoria, pero realmente, su relevancia a la historia era como un ejemplo que podría haber sido cualquier otro. Diablos, podrían haber reeditado la primera aparición del Hombre Elástico, que tenía la misma relevancia, haber sido mencionada una vez en la historia. (Eso si, esta historia tendrá un poco más de importancia para la próxima saga de LJA) Pero claro, peor es la primera historia, cuya única relevancia con Crisis de Identidad es… que sale el Dr. Luz. Aparentemente, según Planeta, unas docenas de historias de LJA, Nuevos Titanes y Linterna Verde, son Prólogos a Crisis de Identidad. (Y si, la historia se llama “Crisis de Identidad”, pero temáticamente ni en argumento tienen nada que ver. Según eso, toda historia con ese título o mención de la frase debería ser un prólogo también. Pero mejor dejo de darles ideas para sacapastas) En fin, engaños publicitarios aparte, la primera historia es un comic de DC de la Edad de Plata, y la segunda una historia de superhéroes de Conway, el mismo genio que después introdujo a Vibe y compañía. Así que lo estándares están muy, muy bajos. Al menos la primera tiene cierto encanto retro y se le permite por ser de rigor en la época. Pero vamos, son historias extremadamente simples, con los protagonistas no mostrando nada de personalidad más que lo evidente, hablando estrictamente en terminos de exponer el argumento y lo que estamos viendo del dibujo, y con combates que se desenvuelven exclusivamente a base de lanzar golpes y rayos de un bando a otro hasta que los buenos ganan. Simplista, para niños y tremendamente aburrido. El dibujo de Dick Dillin también es excesivamente primitivo. Evitar a toda costa (2)

Cuatro Fantásticos Nº8: Um, ¿no se había establecido varias veces en la etapa de David que si a Hulk le revienta una bomba gamma delante lo mata? Porque aquí ni le rasguña. Será una jamás-antes-mencionada mini-bomba gamma. Hay que joderse que en una historia que gasta varias páginas en flashbacks a la historia de Hulk sin venir a cuento, cuando realmente toca usar su historia, lo haga mal. Pero claro, JMS no podía ni molestarse en ver cual era su personalidad actual, así que no se podía esperar más. En este número, Hulk aplasta, los lectores se aburren. Fantástico si quieres ver un comic de Hulk siendo tonto, aplastando y teniendo flashbacks, con la Cosa y la Antorcha Humana de invitados que hacen de vez en cuando algo. Al menos el dibujo de McKone está bien. Para compensarlo, tenemos un verdadero comic de los 4 Fantásticos de complemento, ya que han decidido darle un respiro a lo poco que queda de Cuatro (la serie redundante, no la cadena) y poner uno de los especiales que sacan de vez en cuando porque JMS y McKone se saltan un mes. Escrito por Kesel, que demuestra una vez más que debería estar escribiendo la serie regular. Es un especial dedicado al Aniversario de la boda de Reed y Sue, que es el matrimonio más importante y duradero de la historia del comic. Y Kesel lo celebra maravillosamente, no sólo contandonos detalles que Stan y Jack se saltaron de la historia original, como la petición o la Luna de Miel, sino contandonos una historia que transcurre en varias épocas, haciendo homenaje a la historia de los personajes, partiendo de una idea muy chula de esas extrapolaciones geniales de ciencia-ficción que Kesel siemrpe se saca y sus guionistas actuales no. Muy original, entrañable y perfectamente apropiado para los personajes y su estilo, demostrando que se pueden hacer cosas interesantes con ellos sin cambiarlos. Porque no le dan la serie a Kesel, nunca lo entenderé. Buen dibujo de Drew Johnson, con un aspecto distinto al que tiene en Wonder Woman, pero que le va bien a la serie, pudiendo sacar adelante unas escenas que no podrían todos los dibujantes. Recomendado (7)

Daredevil Nº12: Comienza la etapa de Brubaker, y empieza con buen pie con una historia que no va lenta ni está estirada, y con estilos de diálogos naturales, nada repetitivos y distintos entre si. Sólo con eso ya es una mejora respecto a la anterior. Claro, que el anterior guionista le ha dejado una situación difícil pero muy prometedora, y Brubaker la aprovecha para transformar la serie en una versión en comic de algo como Oz, o si me apuras mucho, Prison Break. Si, es Daredevil en la Carcel, con personajes varios de crimen callejero de Marvel como los demás reclusos. Es una buena historia del subgénero carcelario, con las peleas, la política de los varios grupos de presos, la dinámica presos-guardias, los tejemanejes políticos que han llevado a la situación, y los intentos legales de hacer algo al respecto. Y además de usar bien los elementos típicos, tiene el giro de los poderes de algunos de los implicados, y que en este caso, aunque sabemos que el encarcelado es buen tipo, también sabemos que realmente es culpable, lo que le da una ética distinta de lo normal. Como guinda, se añade un nuevo misterio que le da algo de color a la historia. Y el final… se podría hacer un chiste sobre que Brubaker sólo sabe hacer una cosa cuando coge una serie conocida, pero serían spoilers. El dibujo de Lark es también una mejora respecto a su predecesor, ya que mantiene el mismo ambiente, pero con personajes mejor dibujados, en poses más naturales y con fondos hechos de verdad. Y como regalo, una ficha bastante completa de Foggy Nelson. Parece que en Panini han adoptado la práctica de Forum de antaño de llenar huecos con fichas, en vez de publicar los nuevos Handbooks. Un buen comienzo para la etapa, mejor que las otras cosas de Brubaker en Marvel. Muy Recomendado (9)

Guerra Rann-Thanagar: Segunda (bueno, realmente cuarta, en Planeta han cambiado el orden) de las miniseries de Cuenta Atrás a Crisis Infinita, que llevan una de las tramas principales. Los lectores avispados podrán darse cuenta de que la historia no encaja con la preview en Cuenta Atrás. Fallo de comunicación tonto. El encargado de llevar esta historia es Dave Gibbons, que aunque es un dibujante estrella, como guionista no se ha lucido mucho últimamente. Como la anterior miniserie, sigue un esquema claro: Son seis números tratando y remodelando uno de los aspectos del Universo DC (en este caso, los personajes espaciales), presentando alguna idea nueva para eso (en este caso no presenta realmente ninguna, sólo cambia el estado del panorama espacial del Universo DC y de algunos personajes clásicos como Hawkman o el Capitán Cometa) y sólo atando la amenaza secundaria, dejando la principal (la Guerra en si) libre para que continue en Crisis Infinita y el especial correspondiente, con una sorpresa importante al final que también atraiga la atención y enlace con la susodicha Crisis. Aquí eso no molesta tanto como en Dia de la Venganza, ya que durante toda la historia queda claro que la guerra es sólo el trasfondo, y que la miniserie va del enfrentamiento contra el villano de turno que se quiere aprovechar de la situación. Así que aunque la guerra quede abierta, la historia tiene un cierre satisfactorio, al menos hasta mitad del último número donde surge otra amenaza con un “continuará en Crisis”. En fin, la historia va de la guerra entre dos de los planetas tradicionales del Universo DC, por algo que pasa al final de la mini de Adam Strange.

Curiosamente, la mini usó como slogan “¿De que lado estás?” un año antes que Guerra Civil, pero al igual que en Marvel, está claro que en un bando son los buenos, en este caso los rannianos, que son los buenos contra las cuerdas típicos de este tipo de historias (cosa comprensible, teniendo cuenta que hasta hace poco no tenían ni ejército, fue algo que montó Adam). Así que la historia va menos de la guerra, y más de una serie de escaramuzas entre los varios protagonistas y la alianza de los malos, hasta derrotar al verdadero malo de la historia. La cosa no es que sea una mala historia, sino que pese a que transcurre en el espacio, es una historia de superheroes/acción terriblemente convencional. Los varios protagonistas (Adam y familia, Hawkman y familia, un par de Linternas Verdes, Capi Cometa y alguna sorpresa menos conocida) están bien usados, pero sin ningún momento excepcional. Tres cuartas parte de lo mismo con los villanos, incluido el malo principal que es un malo cósmico genérico como en su primera aparición. Y la historia es ir de un lado a otro por toda la galaxia dandose de leches con tropas o escapando de tropas hasta que llegas al punto donde toca cambiar de escena o situación. Tiene algunos momentos chulos, y no es que la historia y las peleas sean malas, pero es todo el rato lo mismo, que se podía haber contado en menos, y acaba cansando un poco. Y por supuesto, tiene la muerte gratuita de turno de un personaje relativamente importante, aunque al menos aquí se puede entender porque lo hacen, aunque no deja de ser un poco cutre. En cuanto al dibujo, es el lanzamiento al estrellato de Ivan Reis, que es bastante espectacular, pero continua la tendencia que tenía en Action Comics de desplazar sus influencias suaves y agradables de Alan Davis por exceso de rayitas, chapuzas, recarga y pin-ups de Jim Lee, de manera que queda todo muy dinámico, pero no tan agradable o entretenido de ver. Lo curioso es que en vez de usar alguna de sus dinámicas portadas, ponen una nueva de lo más estático y soso de Gibbons. En fin, de todas maneras, una historia de acción espacial decente que mueve bien a las distintas razas y personajes cósmicos de DC, independientemente de la conexión con Crisis. Recomendado (7)

Hawkman: El Alzamiento de Águila Dorada: Johns se ha marchado de la serie que relanzó con éxito, y para sustituirle está la pareja a la que ponen en los trabajos que nadie más quiere: Palmiotti y Gray, los Maestros de la Mediocridad. Tanto en los tomos de DC como en Planeta se han saltado unos cuantos números desde el último de Johns, pero realmente, ni son demasiado buenos ni pasa nada importante. No es que haya mucha diferencia con este tomo. La idea central es el retorno de Águila Dorada, una especie de sidekick de Hawkman que duró un par de apariciones como tal, unas pocas más como Titan, y murió como carne de cañón hace cosa de 15 años. La muerte fue tan poco importante que no pasa nada por deshacerla (pese a que la excusa para explicarlo sea muy chapucera, y no se molesten en explicar como es que nadie se ha enterado desde entonces) pero realmente uno se pregunta para que se molestan en resucitar a un personaje tan poco importante, para acto seguido cambiarle completamente el origen, personalidad y manera de ser, (incluido el traje de Perez, que es lo único chulo que tenía) para hacerle algo completamente distinto. ¿No habrían acabado antes y liado menos las cosas creando un personaje nuevo? De todas formas, ese es un problema menor. El hecho de que toda la historia de su regreso sea una serie de tópicos completamente predecibles es más problemático. Y luego está el puñetero punto donde revelan su “verdadero origen” que demuestra que da igual que tengas dos guionistas (y varios editores, que deben de estar dormidos al volante), van a salirles una chapuza si ambos son, aparentemente, unos vagos y además no saben contar. Porque los muy ineptos hacen referencia a una historia para decir que Águila Dorada nació durante ese punto histórico sin molestarse en fijarse y darse cuenta de que a) esa historia transcurre mucho después de sus primeras apariciones (diablos, fue dos apariciones antes de su muerte), b) esa historia fue hace unos pocos años en el Universo DC, así que desde luego, el personaje no podría tener veintitantos años y c) si te molestas en mirar la fecha de la historia y contar, sólo hace 18 años reales de la puñetera historia, así que de ninguna manera podría tener el personaje veintitantos años si nació entonces. Es esta clase de incompetencia, de hacer referencia a una historia sin molestarse lo más minimo en documentarse cuando con Internet tardarías 5 minutos en enterarte, que es perjudica el concepto de universo compartido e historia heredada. Si no quieres usarla, no la usas, pero si la usas, joder, molestate al menos lo mínimo. Dejando aparte esa cagada, es una historia bastante floja y predecible (no, no importa cuantos números termines con “tremendas revelaciones”, está claro que ninguna de ellas es cierta) que lo único bueno que tiene es que rebusca bastante bien en la galería de villanos de Hawkman para, si bien no hacer cosas originales con ellos, al menos ponerle las cosas difíciles a Carter y compañía, y hacer una serie de escenas de pelea bastante brutales e impactantes, que es lo único potable del tomo, en parte gracias al dibujo de Joe Bennett, en su llegada a DC, que continua la mejora mostrada en Capi & Halcon. Pero dejando aparte esas escenas, una historia con muchisimos problemas, pero era de esperar, a los guionistas aún les queda mucho por aprender, si es que lo aprenden. No Recomendado (3)

Jóvenes Vengadores Nº11: ¡Ah, un número de 24 páginas! Ya ni me acordaba de cómo eran. Buena parte del número es explicar los orígenes de la mitad del grupo. El problema es que Heinberg, de nuevo, vuelve a no pensar en lo que está escribiendo, y es problemático. Primero el de Hulkling, que es más o menos lo que se podía esperar por las pistas que dieron. El primer problema es que no se había dado mucha indicación de que sus padres habían tenido esa relación dadas sus actuaciones posteriores. Pero el grave es que aparentemente Teddy fue concebido durante una saga de Vengadores, lo cual es imposible. No, desde 1970 hasta ahora no han pasado 16 años, Heinberg, y si te pararas a pensar antes de escribir lo sabrías, porque Spiderman no tiene 35 años, Franklin no tiene 18, y así. Con lo fácil que es jugar la carta de la aceleración rápida, como hizo Vaughan con Victor Mancha, en una frase te libraras de problemas… Lo otro es el posible origen de Billy y Tommy, que con esos nombres, a poco que sepas de historia de los Vengadores deberías haberlo adivinado ya. Como no dan detalles, puede tener una buena explicación, pero la manera de revelarlo tiene muchos problemas. ¿Cómo puede ser que nadie de los implicados se hubiera enterado de la existencia de estos dos y unos puñeteros extraterrestres que no tienen nada que ver si? Y más importante, ¿Cómo demonios estaban en la lista de posibles Vengadores de la Visión, si se supone que no sabía de ellos? Tres cuartos de lo mismo con el resto, la verdad, la premisa de la fundación del grupo es otra gilipollez que no se sostiene, y que podría haberse solucionado muy fácilmente. En fin, una vez quitas todos los problemas de base, estamos en lo de siempre: Personajes e interacción agradables, situaciones y villlanos muy normalitos, en este caso, mucho huir de aliens lanzando rayos y eso. Podría mejorarse mucho. Buen dibujo de Cheung, al menos. Neutral (5)

JSA Nº9: Como no se den prisa, esta serie va a llegar tarde a los crossovers con Crisis, porque pese a la prisa que llevaban al principio, se está quedando retrasada. En fin, en este tomo tocan dos sagas dedicadas a rescatar a dos miembros perdidos del grupo. O si cometiste el error de fiarte de Planeta y leiste el número que saltaron de orden, que iba después de este tomo pero pusieron en el anterior, va de cosas que ya sabes como terminan. Primero toca Sand, y es una historia que para no tener mucho contenido, tiene una sobrecarga de continuidad tremenda. Usa referencias a toda la mitología anterior de Sandman (todas las encarnaciones, incluida la más famosa, aunque el titular de esta no pueda mostrar la cara por la hipocresía de Gaiman), a Infinity Inc y hasta le queda para decir cosas sobre ls olvidadas estrellas invitadas. Por supuesto, es Johns, y todo lo estrictamente necesario para entender lo que pasa se explica, pero es una de esas historias que van más de indulgirse en historia pasada para los que sean familiar en ella que para los demás. Y realmente, la historia central es muy poca cosa, aunque lo compense con buenos toques en la periferia, como una mayor explicación sobre Furia (y de paso, explica las inconsistencias de su paso por Vertigo), un merecido elogio a los machacados exmiembros de Infinity Inc, y hasta el comienzo de una mayor caracterización de Power Girl más allá de ser una tipa dura, cosa que necesitaba. Dibujo muy sólido del apropiado Jerry Ordway, que está haciendo uno de los mejores trabajos de su larga carrera. La segunda historia, sobre Hourman, aunque también se basa en historias pasadas, por supuesto, ya tiene más contenido, una historia personal muy buena sobre las tres generaciones del personaje, con un final apropiado para cada una de las tres y una solución ingeniosa que demuestra lo bueno de pensar las cosas a largo plazo. Además, por fin se hace justicia, de manera memorable, a una de las mayores cagadas de la historia del grupo. Por último, se ve el prólogo de la siguiente saga, que de paso explica porque Jakeem Thunder lleva sin aparecer desde el nº7. Buen dibujo de Kramer y portadas muy chulas de Williams. Recomendado (8)

Justice League Elite Nº3: Bueno, algunas de las cosas que quedaban confusas el mes pasado se explican, pero no todas. En general, todo el número es bastante menos confuso que el anterior. Es una historia de infiltración como agentes encubiertos relativamente bien llevada, aunque con problemas: Algunas cosas se machacan demasiado repetitivamente (como el alcoholismo de Desastre), y aunque la revelación sobre uno de los miembros es buena, sería mejor si Kelly se molestase en explicarla para los que no conozcan al personaje de nada (detalles como que la idea central de su tapadera es cierta). En general, le faltan explicaciones, y le sobra actitud, ganas de ser demasiado moderno y derivativo de cosas de Wildstorm. Dibujo apropiadamente grotesco, aunque a veces algo confuso, de Mahnke. Neutral (6)

Legión de Superheroes Nº1: Pensé que el día nunca llegaría… es la primera vez que se publica la serie regular de la Legión de Superhéroes en España desde hace unos 18 años. Claro, que desde entonces, la serie ha sido borrada y reempezada de cero dos veces. Y eso es un gran error: La primera vez, en 1994, aún estaba justificada un poco porque se había vuelto muy confusa, y se había machacado demasiado a los personajes haciendolos irreconocibles. Pero hacerlo otra vez en 2004 fue una muy, muy mala idea. Primero, porque realmente no había ninguna justificación artística para ello, la serie estaba en un buen momento artístico, con tanto potencial como en cualquier otro momento o más. Un reinicio no era necesario de ninguna manera, más que por capricho de Waid que quería reiniciar al llegar, y por ser la Legión, le dejaron, en vez de mandarle a la mierda como habrían hecho en cualquier otra serie. Y segundo porque creas un horrible precedente: ¿Qué una serie no te gusta como va y algún iluminado tiene un capricho? A reiniciarla de cero y cargarse lo anterior. Lo cual le deja al público la impresión de que para que molestarse en preocuparse por los personajes, si sólo van a durar hasta el próximo reinicio. Y en un medio en el que predomina la afición a los personajes, es la peor impresión que puedes dar. Y además, les ha salido por la culata, porque dos años después, las ventas están practicamente donde estaban antes del reinicio, así que han sacrificado la credibilidad de la franquicia por nada.

Pero bueno, una vez el comic existe, ¿Qué tal es? Pues conserva algunos elementos de la Legión de Superheroes de verdad, como nombres, poderes, algunos elementos de ciencia-ficción y que transcurre en el siglo XXXI. El cambio principal es que el grupo ha pasado de ser superhéroes defensores de un status quo más o menos utópico, a ser un movimiento de jóvenes que se rebelan contra un status quo relativamente conservador y estancado. La idea de tener a la Legión como representantes principales de la lucha generacional, que quieren cambiar el futuro es muy buena. El problema es que la ejecución falla un poco. Primero, porque aunque se agradece que Waid no haya ido por el cliché gastado del futuro distópico, los adultos de este futuro tampoco son tan malos, sólo son un poco cretinos. Y segundo, porque realmente, como buenos adolescentes, los Legionarios tampoco proponen nada mejor en su lugar para cambiar las cosas, sólo dan el coñazo, como es su derecho, y Waid tiene que hacer lo más capullos posibles a los Policias Científicos y políticos para que los protagonistas puedan quedar bien en comparación. Luego están los protagonistas. Si la anterior encarnación de la serie se dedicó a empezar desde el principio e ir introduciendo poco a poco a los Legionarios para desarrollarlos bien individualmente, aquí hacen todo lo contrario. Se saltan el origen, y el grupo ya tiene una veintena de miembros con poderes, que se presentan casi todos de golpe sin apenas nada que los distinga. De hecho, aún después del primer tomo, con las excepciones de Cósmico y Brainiac 5, que son realmente los protagonistas de la serie, casi ningún otro miembro muestra una personalidad definida. Peor aún, no sólo no tienen personalidades distintivas, tampoco parecen adolescentes, sino la idea de un adulto fuera de onda de lo que es un adolescente. Realmente, parecen algo salido de Sensación de Vivir o similares: Según el guión son chavales, pero están dibujados como adultos por lo general, las chicas tienen todas la misma personalidad de niña ligeramente superficial que básicamente sólo se preocupa por divertirse, y los chicos, o son tímidos que dudan de si mismos, o son cabestros machitos que piensan con la testosterona. El resultado son un montón de personajes muy similares, casi ninguno de los cuales es original o agradable de leer. Al menos la interacción de los personajes con Brainiac 5, que es el de siempre pero más borde (con toques de la manipulación de su ancestro Vril) es bastante divertida. Y luego están las historias. Waid suelta unos cuantos conceptos de ciencia-ficción bastante interesantes, y la idea de la amenaza principal de la serie es bastante inquietante e ingeniosa. Pero las aventuras en si son bastante flojitas, en parte porque ninguno de los personajes que las protagonizan tiene mucha personalidad. Y aunque no es mala idea dejar descansar a los villanos de otras encarnaciones, no justifica que los villanos nuevos sean totalmente genéricos y olvidables. En cuanto al dibujo, continua la colaboración de Empire, y Kitson es sólido, pero muy poco imaginativo: Su visión del futuro tiene muy poca personalidad y es más bien aburrida, y sus diseños para los Legionarios son también trajes de superhéroes de lo más soso y genérico cuando no son retros, una gran perdida en comparación con la versión de los 90. Una pena que lo primero que se vea de esta serie con tanta historia sea un esfuerzo de rehacerlo todo de nuevo que no ha salido demasiado bien, aunque tenga cosas interesantes. Neutral (6)

Lobezno Nº14: Para descansar de tanta tontería, un número de relleno a cargo de Stuart Moore, que era editor de Vertigo y Marvel y recientemente ha hecho cosas como Firestorm en DC. Es una historia independiente de Lobezno como guerrero duro solitario, sin usar todos los elementos acumulados con los años. La idea es tenerle cumpliendo una misión de protección en una república africana en guerra (con el improbable nombre de Zwartheid) que le lleva a atravesar el pais entero sorteando varias situaciones. A diferencia de otros guionistas recientes, Moore no tiene a Logan masacrando todo lo que pilla por delante y recuperandose de todo lo que le tiran sin problemas, y es un respiro agradable. Aunque tener un protagonista invencible tiene su gracia, hace mucho más difícil escribirlo como un personaje creible, y si no está matando gente todo el rato, hace más especial cuando finalmente mata a alguien que se lo merece. Es una historia suelta bastante bien hecha, aprovechando la gracia del personaje de sus buenos tiempos, con una buena narración de la situación, y una serie de escenas creibles, bien llevadas y con un buen final. El dibujo es de CP Smith, del añorado breve revival de los Invasores, y tiene un estilo muy, muy curioso, minimalista, dejando que la mayoría de figuras se vean definidas por el contraste de colores y sombras y no por el trazo. El efecto funciona muy bien para este tipo de historia, dandole un aspecto que destaca. De complemento hay una historia de X-Men Unlimited (de la que sale la engañosa portada) por el mismo equipo creativo, que tiene una idea original e ingeniosa para una historia corta, aprovechando una consecuencia de los poderes de Lobezno que últimamente se ignora, para darnos una dolorosa narración sobre el estado de mente de Lobezno en una mala situación. Dice lo que tiene que decir en el tiempo que tiene que durar y termina, y es mucho mejor por eso. Smith usa un estilo diferente en esta historia, pero también es bastante vistoso. Deberían darle más trabajos a estos dos. Ahora, os dejo con las tonterías habituales. Recomendado (8)

New X-Men Nº18: Aparentemente, la gente es imbecil y se deja lavar el cerebro facilmente por dementes evidentes que mencionan la Biblia ocasionalmente entre desvarios. (Y si, ya se que cosas similares ocurren realmente… pero son mucho, mucho más sutiles que aquí, y no de la noche a la mañana) Incluido uno de los antiguos protagonistas de la serie, que es reducido a escoria porque los nuevos guionistas los ven a todos como carne de cañón. Hablando de lo cual, estúpido final gratuito, y además, terminan de dinamitar la etapa anterior a base de cargarse toda su estructura de equipos y mentores que tan bien funcionaba, en una secuencia increiblemente forzada y absolutamente estúpida e increible. No hay nada salvable aquí, realmente, hasta el dibujo es flojo. Y encima, toca pagar medio euro más por 6 páginas que sólo están para demostrar empíricamente que esta serie sólo va de imitar mal tiempos mejores. Evitar a toda costa (2)

Nuevos Vengadores Nº14: Número que es una amplia mejora respecto a todos los anteriores porque no intenta escribir historias de superhéroes, ni de acción. Ni minimamente complicadas. Ni de la mitad de protagonistas que no sabe escribir, o la gran mayoría del Universo Marvel que tampoco. De hecho, la primera historia no es más que una historia de Spiderwoman de espías, que es de lo poco que aún sabe escribir Bendis. (De hecho, lleva como extra una historia corta de un Giant-Size reciente del personaje a base de reediciones) Básicamente, explica la situación de Spiderwoman, tanto como espía como mentalmente, desde su última aparición hasta ahora. La mayor parte es bastante evidente, aunque hay una buena sorpresa (dos, si contamos la imprevista explicación de porque el tamaño de pecho de Jessica ha pasado de normalmente grande para los estándares de comic a exageradamente grande) y está decentemente contado, que ya es mucho para esta serie. Y Brubaker ya contó lo de “superhéroe como agente doble” mucho mejor en Sleeper. La segunda historia es la primera post-Dinastía de Mierda, y causa problemas cronológicos (sorpresa) ya que se supone que es el debut público del grupo, pero ya habían salido públicamente varias veces antes del crossover. Pero bueno, es lo que pasa cuando tu guionista es tan condenadamente lento que hasta entrado el segundo año de la serie no tiene el grupo establecido, mientras que otras series lo han estado usando desde el año anterior. La parte de relaciones públicas del grupo está bastante bien, con Bendis trayendose alguna idea de uno de sus buenos trabajos, aunque la parte de presentación del grupo de por si está totalmente carente de emoción y circunstancia, todo lo contrario de lo que debería ser. Diablos, ni dicen el grito del grupo. Y la otra parte del número es recuperar a Carol Danvers, que en el intento de Bendis de aniquilar todas las mejoras que aportó Busiek al grupo, no usa el nombre de Pájaro de Guerra en toda la historia. También ignora buena parte del desarrollo que tuvo en esa etapa para poder rehacerlo a su manera, alegría. Oh, y después de todo el coñazo para presentar a la puñetera Ronin, ni es mencionada en estos números. Fantástico. Pero bueno, chapuzas de ese estilo aparte, al menos no está ni de lejos tan mal escrito como números anteriores, es simplemente mediocre. El dibujo es también una amplia mejora respecto a Finch, es de Frank Cho, de Liberty Meadows y Shanna, y con un estilo claro, suave y bastante tradicional, es más apropiado para este tipo de historias. Y por supuesto, se recrea dibujando a las dos protagonistas neumáticas, que es para lo que ha venido. Neutral (6)

Outsiders Nº16: Y empieza ya la conexión con otras series que durará hasta Crisis, aunque de momento sea sutil y siguiendo las tramas de esta propia serie. Primero un número parcialmente de descanso, dedicado sobre todo a Indigo y Cambiante, con algunos diálogos muy divertidos y un tono muy dulce, pero con unas claras nubes de tormenta que no auguran nada bueno. El dibujo es apropiadamente claro y agradable, en tono similar a Raney aunque algo más verde, de Kerschl. La segunda historia continua las revelaciones del final del primer capítulo, y añade más aún, resolviendo bastante bien cosas que han estado en la serie desde el principio, y dejando un cliffhanger con bastante suspense. El único problema es la aparición de Batman, que está presentado como mucho más cretino que de costumbre. Una cosa es demostrar que se está volviendo inaguantable, que es una de las ideas de la Crisis, y otra tenerle siendo abrasivo y diciendole gilipolleces que no significan nada a Nightwing. Tampoco ayuda la referencia forzada (e inexplicable si no has leido la puñetera historia) a Crisis de Identidad. Aquí el tono del dibujo vuelve a oscurecerse, apropiadamente, pero desgraciadamente vuelve a ser de D’Anda, que es feisimo aparte de oscuro. Pero bueno, esto parece recuperarse un poco después de los últimos números. Recomendado (7)

Patrulla-X Nº14: En todo el número prácticamente no hay una idea nueva, es repetir constantemente lo mismo de los números anteriores: La Oficina de Emergencia Nacional es fascista y nadie hace nada al respecto, el sentimiento antimutante está [bostezo] en alza y todo el mundo quiere lincharlos por, um, haberse casi extinguido, Rachel está traumatizada por la muerte de su familia, el Escuadrón de la Muerte Shi’ar es mortalmente aburrido, y el resto del grupo están de comparsas para la historia de Rachel. Oh, y hay una escena para explicar porque Tormenta ya no aparece en la serie, que lo justifica bastante mejor que las series donde ha transcurrido toda esa chorrada. Pero por lo demás, es repetir lo mismo hasta que pase algo el mes que viene, y ni siquiera eran buenas ideas la primera vez. El dibujo de Tan también es bastante malo, mal acabado y chapuzas de fondo. Evitar a toda costa (2)

Pulse Nº15: La mitad del número es al menos hacer algo con la premisa de la serie, terminando la historia del Hombre-D. Desgraciadamente, aunque Bendis se estudió bien su historia por una vez, no hace más que cargarse el status quo interesante que tenía en uno de sus movimientos habituales. Pero bueno, al menos da para una historia entrañable, y tampoco es que sea algo tan problemático. La otra parte es la chorrada, el climax de la obsesión de Bendis por su puñetera creación, donde nos tiramos páginas y páginas con el sobrecogedor drama de si Jessica dará a luz. ¡Y si será niño o niña! Es estirar algo que no tiene absolutamente nada que decir ni ningún interés (no es que no pudiera tenerlo… pero tal y como está presentado no lo tiene) y encima, con una narración que se intenta empeñar en convencerte de que es algo trascendente e importantísimo en vez de una tomadura de pelo. Es como leer la prensa rosa, realmente. Buen dibujo de Gaydos. No Recomendado (4)

Siete Soldados: Guardian: Segunda miniserie del evento modular de Morrison. Esta vez ya toca personaje nuevo, que hereda el traje del antiguo personaje de Kirby por motivos que se explican al principio, y ahí acaban las conexiones con la historia DC. Lo que se empiezan a ver claramente son las conexiones con las otras miniseries, con la explicación de quienes son los Ali-Kazoom y Don Vincenzo de Zatanna o referencias a Mr Milagro. Pero pese a eso, cuenta una historia bastante completa, la del origen y definición del Guardián de Manhattan, aunque termine en un cliffhanger que continuará en el capítulo final. De hecho, como aquel que dice, son tres historias cerradas interconectadas: La del orígen y primera aventura, una suelta con Guardian teniendo consecuencias negativas en su vida privada, y la conclusión con una historia de flashback y Guardian convirtiendose realmente en un superhéroe. El género esta vez es una historia de superhéroes urbanos pero en desmadre a lo Kirby. Por tanto, los Sheeda esta vez tienen forma de una invasión extraterrestre a la que enfrentarse heroicamente. Los temas de la serie se ven claramente: Jake Jordan, el protagonista tiene que superar su culpa y transformarse en un héroe, no sólo a base de vestir y actuar como uno, sino sintiendolo realmente, superando sus traumas y dejando atrás el pasado para buscar algo nuevo. Eso lleva a otro de los temas, el de que hace realmente el héroe, si los aspectos externos y los internos, que también se refleja en los villanos de la primera historia, los Piratas de Manhattan, que según como lo mires, son unos pirados vestidos raro, o una encarnación moderna y genial de un antiguo arquetipo. Lo que también se mezcla con otro tema, el de la gente creando mitología a partir de lo más básico, y eso siendo tan trascendente como cualquier cosa seria con pretensiones, aunque en este caso lleva a un final muy sobrio, donde la leyenda de algo grande se mezcla con la cruda realidad. Y ya puestos a ser pretenciosos, la lucha entre Sin-Barba y Todo-Barba puede ser un reflejo de la lucha eterna entre Morrison y Moore. O quizá no. En cualquier caso, aunque ignores todo eso en las capas superiores, tienes algo tremendamente disfrutable, una serie de aventuras tremendas llenas de conceptos gloriosamente inventivos como los susodichos Piratas del metro, el dios radiactivo del Azar bajo Manhattan, el complejo de Century Hollow con su aproximación robótica estadística del mundo (donde Morrison juega con arquitectura alternativa basada en proyectos reales, además de dar una pequeña y simple clase de demografía geopolítica) y cosas igualmente chulas como toda la idea del Manhattan Guardian (“El periodico que no sólo informa de las noticias, las combate”) y del Ejército de Repartidores en sus ambas encarnaciones. Y junto a esto, cosas más serias muy bien realizadas, como toda la evolución realista e inspiradora de Jake, y la historia que se revela al final sobre el Ejército de Repartidores original, una tragedia muy triste sobre la pérdida de la inocencia, que volviendo a los temas, es la encarnación más clara de uno de los temas principales de la serie, la corrupción de conceptos inocentes para hacerlos más adultos, aquí aplicados literalmente al paso a la edad adulta con un final aplastante. Altamente genial, y muy bien complementado por el dibujo de Cameron Stewart, que hace un trabajo maravilloso mostrando la creatividad e ingenio de las ideas de Morrison con un estilo claro y animado, a veces reminiscente de Kirby para las grandes ideas dementes, a veces similar a alguien como Robertson en las partes más humanas. Hazte un favor y pruebalo. Muy Recomendado (10)

Spiderman Nº4: Parte final del estúpido crossover de turno, como epílogo con las consecuencias, y esta vez ya le toca un capítulo a cada guionista en la serie que le corresponde. La primera parte es de David, y es sobre todo ver a Peter recuperandose de su “muerte” e interactuando con su familia y los Vengadores. Está bastante bien para lo que es, con el habitual oido para el diálogo y demás de David. La lástima es que al final el crossover contraataque con sus gilipolleces, y al igual que la última vez que tuvimos exactamente este argumento (hace año y medio, por si tienes poca memoria) Spiderman manifiesta unos nuevos poderes absurdos que no volverán a ser mencionados jamás una vez pase esto. Esto continua en la parte de Hudlin, donde se ve que la única consecuencia tangible del crossover va a ser la presentación de un nuevo villano (que al igual que el Duende Gris, nadie parece tener intención de volver a usar para no asociarse con basura) que se salta hasta la poca coherencia interna de la propia historia. Horrible, y un final apropiado para la etapa de Hudlin. La conclusión de JMS es más o menos como ha sido su serie últimamente, un montón de chorradas pseudofilosóficas que se creen muy profundas, mucho drama ominoso que no significa nada, y muy poco contenido real. En cuanto al dibujo, lo de siempre: Wieringo está bien, Pat Lee y/o sus negros son absolutamente nefastos, Deodato es oscuro y recargado, y los tres estilos chocan radicalmente, de manera que no parecen los mismos personajes en cada parte. Evitar a toda costa (2)

Superman/Batman Nº14: La primera historia demuestra que esta historia no es más que una excusa para que Pacheco se divierta dibujando un montón de elementos dispares del Universo DC: La idea de los números anteriores se abandona por completo y pasamos a un viaje temporal, saltando de Kamandi y sus monos a los héroes del Oeste, a la Segunda Guerra Mundial, en una historia que tiene bastante poco sentido, incluso para los estándares de este tipo de historia. Es decir, es que no tiene ni lógica interna (Es decir, si se supone que cambia la historia cuando saltan, ¿Por qué siguen manteniendo los recuerdos de la historia anterior?) y va desarrollandose por exigencia del guión. Cosa que se le podría pasar si al menos se desmadraran con ideas inventivas en los distintos escenarios que visitan, o con caracterización o uso de esos personajes o de los protagonistas, o si al menos estuviese mejor hecho y fuese más divertido. Pero realmente, ni Loeb tiene nada original o divertido que decir de esos personajes y situaciones, ni Pacheco hace más que dibujarlos en la mayoría de los casos. La segunda historia tiene un poco más de idea, ya que la dirección de la historia vuelve a cambiar totalmente, esta vez a un presente distópico alternativo distinto. Decente hasta donde van ese tipo de historias, aunque las partes donde enlaza con números anteriores y se justifica la historia son bastante problemáticas. Bonito dibujo de Pacheco, al menos. Neutral (5)

Ultimate Spiderman Nº11: La primera parte es un combate con la versión Ultimate del Buitre (que extrañamente, no es Adrian Toomes) y es una buena historia de acción. La historia con Marta Plateada, Roxxon y Shield se resuelve también de manera bastante satisfactoria, con la revelación de la versión Ultimate de otro villano clásico, mezclado aquí con la motivación de otro, y el sentido del humor habitual de Bendis. La segunda historia va sobre la relación entre Peter y Kitty, y es una maravilla. Si como pareja fueran más monos y adorables, el comic se volvería de peluche. Se profundiza bastante en Kitty, con una pelea tremendamente divertida contra un villano de tercera (que era más divertido en la versión original, pero tampoco pasa nada) y se desarrolla bastante bien como hacer funcionar una pareja de superhéroes adolescentes que no son del mismo entorno. Y un cliffhanger de lo más interesante con las versiones ultimate de otros dos villanos inesperados. (Pena que el título chafe una de las identidades… estúpidos títulos Ultimate sin imaginación) El dibujo de Bagley es igualmente bueno. Emotivo, desternillante y vistoso, no se puede pedir más. Muy Recomendado (10)

Ultimate X-Men Nº6: Mmm… parte del número es presentar al nuevo Hombre-X, el primer personaje nuevo de la serie, y empiezan a sonar señales de alarma de Mary Sue. (Es decir, personajes mimados por su creador que mete con calzador en una serie, lo hacen todo bien y todos los personajes establecidos lo adoran) Espero que no sea así, porque el personaje tiene potencial para ir por sitios interesantes. Luego está la parte de los Shi’ar y el Fenix, que de momento es repetir lo mismo de números anteriores, tanto de Kirkman como de sus predecesores. Y el resto es un poco más de interacción normalita entre los personajes, y un combate bastante desmotivado contra los villanos cutres de turno. Decepcionante, pero más acorde con lo que se podía esperar de Kirkman en Marvel. El dibujo no es de Raney como dicen los créditos, es de un tal Ben Oliver que es bastante malo, apresurado, sin acabar y sin apenas detalle. No Recomendado (4)

Ultimates 2 Nº5: Comienza la última saga de Millar/Hitch, que por cierto, aún no ha terminado en EEUU. Si no publican el último número en breve, Panini no podrá sacarlo a tiempo. Pese a la modernez de la presentación, Millar ha abandonado la idea moderna de las sagas aisladas, y continua la historia donde se quedó al final de la anterior, el cambio de título de la historia es sólo para delimitar el corte de publicación en tomo. Lo único es que toca volver a la tranquilidad mientras el ritmo va aumentando progresivamente en el fondo hasta que toque acción otra vez. No es que no haya acción, pero son de momento pequeñas escenas entre las de gente hablando. El tono de la historia es de “esperar a que pase algo gordo y se lo cargue todo”, con escenas aparentemente tranquilas chocando con otras más mosqueantes que le dan el tono de inquietud a la historia. Por supuesto, está claro para cualquiera que piense un poco quien es el traidor (Y si Thor lo sabe, ¿Por qué demonios no lo dice? ¿O es una de esas ultraconvenvientes cosas místicas por exigencia del guión donde no casualmente no sabe la identidad?), pero la cosa de esta serie no es lo que hace, sino como lo hace. Y lo que hace es una serie de grupo de superhéroes bien hecha, con un toque moderno en la manera de montarlo, y algo cínico y creido en los personajes y sus diálogos. Jan demuestra en este número que es completamente imbécil, por ejemplo. Pero está suficientemente bien hecho para compensar sus defectos, y el dibujo de Hitch sigue siendo impresionante, en fuerza y detalle. Muy Recomendado (9)

Wonder Woman Nº14: Primero toca terminar el conflicto del Olimpo, y lo hace con una pelea bastante decente. Pero lo mejor son los tejemanejes de turno entre los olímpicos, que es lo que hace realmente interesante el conflicto, y pese a que se resuelve de momento, abre futuros conflictos para lo que queda de serie, todo muy ominoso. Dibujo perfectamente aceptable de Raiz, que hace un titán bastante colosal. La segunda historia termina el crossover con el Flash de este mes (que queda un poco raro con el formato 2-en-1, pero al menos ha salido coordinado el mismo mes y en orden, lo que es de agradecer) y es una pelea extendida entre dos héroes y villanos al estilo clásico. Al menos, Rucka sabe explorar la forma de ser original de Zoom, aunque sea para admitir que es, esencialmente, un autoengaño. Mucha acción, pero bien hecha, y buen dibujo de Johnson. Recomendado (8)

X-Factor Nº4: Final de la primera historia, se resuelve el primer caso-conflicto, y cada personaje tiene su aportación, como suele ser en estas ocasiones. David continua sin tener un manejo claro de Rahne (ni los dibujantes tampoco, ya puestos) y no estoy muy seguro de los poderes de M, pero todos los demás protagonistas tienen algún momento bueno en uso de personalidad o poderes, y Layla sigue siendo un éxito. El misterio se resuelve satisfactoriamente, dejando claro que esto es sólo el primer disparo en la guerra contra Investigaciones Singularidad. Puede que la dirección de la serie no sea del todo convincente, sobre todo en comparación con la miniserie de Madrox, pero está bien hecho, divertido y efectivo. Lo malo es el dibujo, donde Sook hace muy pocas páginas antes de largarse (ha durado poco) dejandole el resto a Calero, que no lo hace demasiado bien. Demasiado oscuro de manera que no se ve casi nada, y la caga al final, donde se supone que tiene que dibujar a un personaje de una escena anterior (Tryp Jr), pero lo hace irreconocible de manera que la escena no dice lo que tiene que decir. Recomendado (8)

X-Men Nº14: Primera parte de “Lo que Lorna vio”, donde siguiendo la tradición de Milligan de hacer que el subtexto se vuelva texto, nos dice en el título lo que el lector está interesado en saber de la saga, aunque no sea lo central. La revelación de lo que vio es… indescriptible, y habrá que volver el mes que viene para ver por donde va con eso. Pero lo importante del número es que es sobre la relación entre Alex y Lorna, ya que esta serie es un culebrón. Y la verdad es que es un alivio poder volver a Lorna por fin como un personaje de verdad, y no como una loca o marioneta de algún villano o guionista malvado. No tiene la profundidad que tenía en sus días de Factor-X, pero algo es algo. Y la relación entre ambos no está mal escrita, sin el realismo y credibilidad que Milligan daba a las de Shade o Fuerza-X, y un tanto artificial (hacen conscientemente un esfuerzo por empezar de cero e ignorar toda la mierda que les pasó recientemente, cosa que no podrían hacer humanos normales, para que Milligan no tenga que tratar con ella) pero se deja leer. No tiene mucho más, bueno, una escena con Gazer y su tronco en el espacio que es graciosa si te gusta el humor negro, pero dados los estándares actuales de la Patrulla-X, algo es algo. Desgraciadamente, Larroca está ausente esta vez (¿No se suponía que era ultrarrápido? Es la primera vez que le veo faltar un número de una serie, ¿Qué ha pasado?) y le sustituye uno de esos dibujantes cutres derivativos de otros cutres que pensaba que habían desaparecido la década pasada, Roger Cruz. El resultado es algo similar al de Brooks en NXM, pero aun más cutre, con más distorsiones en los personajes. Neutral (5)

X-Men: Genesis Mortal Nº4: Tercer comic de Brubaker de la semana, y claramente en el que peor lo hacen. De todas maneras, al igual que en las otras, tiene un buen mes, ya que deja de perder el tiempo con pistas vagas y por fin cuenta el misterio detrás de la serie. Claro, que al ser moderno, va tan lento que sólo le da tiempo para la mitad de las revelaciones. Lo que se revela aquí, la verdad, se veia venir por los números anteriores. Es un retcon grande, pero uno que no contradice nada y resulta bastante pausible. No parece necesario, pero puede resultar para futuras historias, y ese es el trabajo que hacen aquí, presentar a estos personajes, cosa que hacen aceptablemente. El complemento esta vez es el origen del malo de la historia, y de nuevo, se deja la previsible gran revelación para el final de la miniserie. Hay un posible fallo o dos, pero de momento, es un origen curioso, aunque habrá que ver como lo termina de atar Brubaker. Interesante, pero condicionado a por donde vaya al final de la historia, en general. El dibujo de Hairsine está bastante bien, cambiando sutilmente de tono según sea flashback o presente, los personajes estan habilmente diseñados para parecer apropiados en la época y Woods en el complemento también está bien. Recomendado (7)

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la semana que viene con los tomos de Panini: Motorista Fantasma tiene nueva miniserie para aprovechar la película. Thunderbolts llega al nº100, detalles editoriales aparte. Escuadrón de Centinelas ONE nos presenta a los Mazentinelas Z. Marvel comienza su propia masacre, er, épica cósmica en Aniquilación. Y más cosas. Hasta entonces.

No comento ninguna serie de TV nueva, pero he visto el avance de programación de Cuatro y prometen muchas series interesantes para los próximos meses.

Y a los que les gusten los buenos ensayos donde se crítica la sociedad, por si no lo conocen (acabo de descubrir la versión en Internet) aquí está el archivo de Patente de Corso, la columna semanal de Arturo Perez-Reverte. http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentecorso Puedes estar de acuerdo o no con él, pero siempre da que pensar.

[Suena Eye of the Tiger, de Survivor, aparte de por el revival de Rocky, por aparecer en Hulka, que tiene una gran banda sonora en general]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas críticas. La semana pasada al final no llegó nada por aquí, así esta semana toca ración doble, pero técnicamente, aún no me he saltado ninguna semana. Esta semana toca lo último de Panini del mes, la ración de Norma del mes con una dieta alta en reediciones (18 a 7 esta semana en total, aunque si cuentas cosas que no he reseñado, aumenta aún más la proporción) y el aperitivo de lo de Planeta, a base de series regulares muy interconectadas. Señalar que de los 25 comics de esta semana, sólo hay uno de 24 páginas, que se supone que es el formato estándar. ¿Cuándo se ha ido esto tanto de las manos?

Esta semana, unas cuantas cosas que señalar de las novedades que no voy a reseñar. Primero, decir que desde hace un par de semanas, el coleccionable de la Patrulla-X está reeditando basura sin valor alguno. Es bonito saber donde tienen las prioridades.

Luego, este mes el Clasicos DC de los Nuevos Titanes publica, en un solo volumen por primera vez (y la verdad, el formato ha valido la pena sólo para poder tener la saga de una tacada) el Contrato de Judas, que viene a ser a los Titanes y DC lo que a la Patrulla-X y Marvel fue la Muerte de Fenix. Lo mejor de un estilo, y aún se lee como un clásico más de 20 años después.

Hablando de clásicos, la Cosa del Pantano empieza, ahora si, la etapa de Moore, incluyendo un número no reeditado por Norma para empezar. Obviamente, toda la etapa es altamente recomendable.

Pero la novedad de la que más se ha hablado es el Clásicos DC: Green Lantern, adaptación del Showcase similar de DC, que es la reedición en b/n y pequeño de los primeros números del personaje de la Edad de Plata. Y… como detalle histórico, es curioso, aunque si esperas algo como en Marvel donde las historias tienen una continuidad y una relevancia acumulativa, te decepcionarás. Aparte de eso, son historias extremadamente simples, escritas para niños y francamente, es imposible mirarlas con la perspectiva actual, o esperar algo remotamente parecido. Vamos, como curiosidad están bien, como material de lectura no, a menos que puedas tomartelo con mucha benevolencia. De todas maneras, ¿Cómo es que la primera opción del formato es Linterna Verde? ¿Desde cuando el menos popular de los héroes principales en España se ha vuelto el más popular como para tener tanto material suyo?

Más incomprensible es la publicación por parte de Norma de Transformers Armada, serie basada en la última (o antepenúltima, según como se mire) serie de animación de los robots dichosos. Porque realmente, no son los de toda la vida, es una versión moderna con sólo algunos nombres y conceptos reconocibles. Y no se a quien está destinada. Apenas hay publico para la serie de TV, que se emitió brevemente en mal horario hace unos años. Y el público de Transformers, principalmente nostálgico, no reconocerá a esta versión de los personajes como los suyos. Deberían dejarse de chorradas y centrarse en las varias versiones, viejas y nuevas, de los personajes que conoce todo el mundo, que bastante tienen.

Por último, recomendar el libro de la Fisica de los Superhéroes, por James Kakalios, que es un vistazo riguroso, pero asequible a cualquier lector, sobre los principios físicos que usan, o se saltan, los comics de superhéroes para contar sus historias. Recomendable porque trata en serio dos temas muy interesantes que merecen más reconocimiento, y hacerlo bien.

Pocas novedades americanas esta semana: Primero, la llegada de Claremont a Exiliados que es… realmente, lo que puedes esperar de Claremont en Exiliados. Lo mismo de siempre de Claremont, en personajes e ideas.

Despúes está la llegada de Dwayne McDuffie a 4 Fantásticos, que gana puntos al, nada más llegar, contradecir todas las tonterías de su predecesor, y acercarse peligrosamente a dar la primera buena justificación de Guerra Civil en los 9 meses que lleva. Promete, si las tonterías editoriales de Marvel le dejan.

Hablando de tonterias editoriales, pregunta de examen: Tienes la única serie de Marvel de nueva creación que ha sobrevivido los últimos 10 años enteros. Esa supervivencia se debe en parte al esfuerzo de un guionista, de una serie de personajes, de una dirección clara y original, de un estilo tradicional mientras usa ideas poco tradicionales, y del uso cuidadoso de personajes e historia variada del universo Marvel. Los simios de Marvel ya se cargaron una vez la serie cuando tenía buenas ventas, a base de quitarle todo eso y poner algo distinto. Fracasó, y el Simio en Jefe admitió que es la mayor cagada que han hecho. La serie va relativamente bien, y es una de las pocas que aguanta el aumento que le han dado los crossovers. Así que, ¿Qué haces? ¿Mantienes la fórmula que ha funcionado hasta ahora? ¿O cambias absolutamente todo lo anterior, y pones a un guionista y dibujante de estilo radicalmente opuesto, lo llenas todo de personajes populares, cambias la dirección a una copiada de una serie de DC de hace 20 años y con la idea de cagarse en la historia y personajes del universo Marvel? Si contestas lo segundo, enhorabuena, habrías creado el absurdo relanzamiento de Thunderbolts, que aparte de eso, tiene una de las premisas más tontas de la historia. Intenta ser satírica, intenta ser moderna, pero sólo logra creerselo cuando es bastante estúpida y manida, y no pinta nada en la serie, además del horrible dibujo.

Hablando de la inteligencia de Gordo Cabrón, no suelo molestarme en comentar las chorradas que dice en sus entrevistas habituales, pero una reciente me llamó la atención. Gordo Cabrón está tratando de justificar porque ya no hay notas al pie (o al final) en los comics Marvel, y dice que es porque tampoco las hay en películas, porque cortarían el ritmo. Obviamente, Joe. Pero no se si sabes que existen unas cosas llamadas libros, que tienen bastante más parecido con los comics por aquello de que ambos se leen, y que nunca nadie ha tenido problemas con notas al pie en los libros, porque saben que las pueden dejar para luego si es necesario, o mirar rápidamente si creen que necesitan la información adicional. Igual que en los comics. Pero claro, para eso hay que saber leer. ¿Y quien quiere leer cuando se puede imitar al cine y la televisión? Y esa es la palabra. Volvemos en unas líneas con las reseñas.

Esta semana:

Batman Nº8: Continua Ciudad de Crimen, y después del primer capítulo, pasa de ser una historia de Batman y Robin y sus villanos, a ser una historia de varios habitantes de Gotham relacionados de alguna manera u otra con el crimen. Y la verdad es que a Latham le sale mejor que las partes con Batman y Robin al principio y al final, que son competentes sin más, mientras que las de en medio son más interesantes. Una historia oscura y bastante realista de ambiente urbano, bastante bien hecha, aunque no sea técnicamente una historia de Batman. Buen dibujo de Bachs, que puede hacer oscuridad urbana pese a tener un estilo suave y redondeado. Recomendado (8)

Best of Marvel: Excalibur: Por fin, una de esas cosas que deberían haber reeditado hace tiempo (en EEUU se les han adelantado, incluso, y suelen ser peor reeditando cosas antiguas) Ahora sólo falta el Factor-X de David y Nuevos Mutantes para tener todo el material mutante bueno reeditado. Deberían haber publicado el segundo tomo de Capitán Britania antes que esto, pero bueno, comprendo si no se quieren arriesgar. En cualquier caso, para los que sean nuevos esta fue la cuarta serie mutante históricamente, la tercera de Claremont. Afortunadamente, por aquel entonces aún se preocupaban de que cada serie tuviese algo diferente que ofrecer, y desde luego, esta serie es completamente diferente del resto de obras de Claremont. Practicamente ausente de angustia vital, sustituida por humor. Si, aunque la premisa es “mutantes en Gran Bretaña”, lo que realmente diferenciaba la serie de la Patrulla-X es que era una serie de humor. No de humor de telecomedia y personajes actuando como idiotas que usaban en la competencia por aquella época, sino más bien de que las aventuras eran lo más desmadrado y desenfadado posible, donde podía pasar cualquier cosa, por absurda que pareciese, y le pareciese a los personajes. La verdad es que Claremont debería haber tratado de hacer humor más a menudo, porque le salía bien y demostraba que tenía más rango que el “soy mutante, cuanto sufro y me odian” de costumbre. (También ayuda que Alan Davis es un gran cómico visual, y Claremont, si no otra cosa, siempre ha sabido adaptarse a sus dibujantes, por otro lado) De hecho, esta es probablemente la única historia de Arcade como adversario de un grupo que ha funcionado, porque por una vez le pegaba al tono de la serie, y además, se sale de lo típico de sus historias. Diablos, hasta los viejos tópicos de Claremont (modificaciones corporales, esclavitud, control mental) están hechos de manera divertida, que parece fresca y no repetida mil veces. Los personajes, por cierto, son mezcla de viejos conocidos Claremontianos (normalmente de la Patrulla-X) y personajes del Capitán Britania, tanto en protagonistas, como en villanos y secundarios, y en general están bien usados. Y aunque haya mucha risa, hay un momento escalofriante al final que corta la risa de cuajo, lástima que lo hayan seguido tan mal después. En fin, una serie muy divertida y bien hecha, con dibujo de Davis en un momento muy bueno. Y unas portadas realmente memorables, sobre todo la del nº4. Y estos son los mejores números, antes de meterse en crossovers, rellenos y estiramientos. Muy Recomendado (9)

Capitán America Nº15: Este mes no toca la serie regular, sino el Especial 65 Aniversario del personaje, que realmente es un anual con un nombre más rimbombante. Está hecho por Brubaker, y tiene una conexión tenue con la serie regular, así que está bien publicarlo aquí. Pero lo que es realmente es una historia de flashback de la Segunda Guerra Mundial, protagonizada sobre todo por Bucky. No es de tono realista como el último flashback que hubo, es más una historia de aventuras superheroicas ambientada en la época, en plan Invasores y similares. Con Craneo Rojo como villano carcajeante con artefactos malignos incluidos. Pero bueno, no está mal dentro de ese tipo de historias, y Bucky se hace un protagonista entretenido, con un toque nostálgico dramático. Muy buen dibujo retro animado de Pulido y Martín, traidos de Catwoman por Brubaker. Recomendado (7)

Doom Patrol Nº15: Este comic parece que esté bajo una fuerte dosis de ácido, y además trata sobre sexo. Si con eso no logro que lo compres, nada lo hará. Este es otro de los números donde Morrison se pasa toda la historia lanzandole una cosa rara tras otra a los lectores y a los protagonistas. Pero a diferencia de las últimas veces, la historia es perfectamente comprensible (es una versión drogada hasta las cejas de una historia de superhéroes convencional) y todas las cosas raras en vez de confundir le dan una sensación a la historia de desmadre y de que puede aparecer cualquier cosa absurda y desternillante a lo largo de la historia, y en efecto, lo hace. El villano es el Sombrío Mr Evans, que es una figura demoníaca, en el sentido menos maniqueo, y es un cachondeo de personaje, a base de mezclar elementos clásicos de Tentador y cosas absurdas. Su presentación en forma de texto en la primera página, mezclando referencias a textos gnósticos con las primeras cosas aleatorias que le han venido a la cabeza a Morrison marca el tono surrealista de toda la historia, realmente. Oh, y la Patrulla Condenada tiene la ayuda no deseada de la Patrulla Sexys (Sex Men en inglés), que son una idea demencial que no viene a cuento, tratando de actuar como invitados heroicos conocidos de toda la vida pese a lo raros que son, y queda genial. Debajo de todo eso, está el tema del sexo, y se dicen un par de cosas interesantes sobre el tema, pero realmente son lo de menos, puedes disfrutar del absurdo genio sin más. De todas formas, eso se ve sobre todo en como afecta todo esto a Crazy Jane, que a primera vista parece provocación gratuita, pero en cuanto más lo piensas, más te das cuenta de lo triste y trágico que es, sobre todo como parte del desarrollo del personaje. Y al margen de todo esto, Rebis continua desarrollandose de manera enigmática y a la vez emotiva en cierto modo (y con final temáticamente apropiado) al igual que el extraño subargumento que desembocará en la próxima saga. El dibujo de Case continua plasmando perfectamente la locura creativa de Morrison, aunque el traje que le pone a Josh tiene que desaparecer. Muy Recomendado (10)

Flash Nº14: Primero toca ya el último Perfil de Villano, en este caso de Ola de Calor. Es una historia muy buena que le hace un personaje tridimensional, creible y comprensible, y hasta trágico, explicandonos como es posible que pueda ser buena persona y un aspirante a héroe, pese a haber sido un villano tanto tiempo. Como siempre, Johns usa elementos de historias pasadas y los mezcla maestramente con cosas nuevas para contar una biografía muy sólida, donde da igual si has leido las historias anteriores o no, te enteras de todo y no sabes distinguir cuales son nuevos o no, porque los viejos encajan perfectamente en la historia. (Y cuando no, no hace falta saber de que habla, como la referencia a su estancia en el infierno en la etapa Waid, que fue lo que le impulsó a reformarse en serio) Y la parte en el presente tampoco está nada mal, mostrandonos donde ha llegado Rory, y el final trágico que probablemente tendrá, en vista de las circunstancias que se han contado. Muy bien dibujo simple, pero efectivo y con gran atmósfera de Snejberg. Una pena que Johns se vaya, ojalá le hubiera dado para hacer Perfiles de Hechicero del Clima o Tramposo, porque estas historias han sido de lo mejor de la serie. La segunda historia es la primera parte de un crossover con el número de Wonder Woman de este mes. En la tradición clásica, es un team-up contra la asociación de dos de los principales villanos de cada héroe, que sirve para mostrarnos las diferencias de pensamiento y actuación entre ambos, siguiendo además el que está siendo uno de los temas principales de la Cuenta Atrás a Crisis. Está bien hecho, aunque por otro lado, la alianza entre villanos lo que hace es hacer de Zoom un villano más típico en vez de la motivación enloquecida pero firme que tenía en su debut. Aún así, un buen comienzo. Buen dibujo en general de Porter, pese a sus tics. Por último, tenemos el número ½, que esta vez, a diferencia de en Titanes, no se les ha olvidado ponerlo. Es un prólogo a la Guerra de Villanos que vendrá a continuación hasta el final de la etapa, y resume la situación y pone las cosas más intrigantes. Además, es lo más parecido a un Perfil que dan del nuevo Tramposo, y explica bastante bien su historia y personalidad. Buen dibujo cinético de Justiniano (el de Dia de la Venganza) muy en el estilo de Porter. Con el mayor énfasis en los villanos, la serie está siendo mejor que nunca. Muy Recomendado (9)

Green Arrow Especial Nº3: Después de 45 números, Hester ha decidido salir del barco, antes de que Winick degenere tanto como está haciendo en otras series. Ha hecho un buen trabajo relanzando la serie y manteniendo un estilo visual consistente a través de los tres guionistas, se le echará de menos. Y no sólo porque su sustituto, el novato Tom Fowler esté aún verde, siendo bastante inconsistente y demasiado estilizado en el mal sentido, aunque al menos la acción no es muy confusa. En cuanto a la historia, el primer capítulo es seguir desarrollando a Mia como la nueva Speedy, que a estas alturas hay que tragarse, por improbable que sea su habilidad como arquera y el obvio problema de los aprendices, aunque eso al menos lo han tratado. En cualquier caso, credibilidad aparte, está bien llevado, y Speedy es un buen añadido a las filas de los héroes adolescentes de DC, con una relación bastante creible a las situaciones con su mentor y compañeros en este número. Oh, y el número transcurre antes del Titanes de esta semana, o al menos del tercer capítulo del mismo. La segunda historia rescata a un villano muy cutre y chorra de los Outsiders clásicos, pero al menos aquí lo tratan como lo chorra que es, y en cierto modo, tal representación de los ideales Republicanos es apropiada como villano para este personaje y autor. Y lo que sigue son varias escenas de pelea en movimiento medianamente bien hechas, que se hacen divertidas sobre todo por el diálogo pese a lo largo, mientras de fondo, Winick vuelve con sus villanos de propia creación de sagas anteriores, empezando a moverse para una revancha. Mejor que los otros trabajos recientes de Winick, que ya es algo. Recomendado (7)

Green Lantern Especial Nº2: Termina la primera saga, y ha sido un poco decepcionante, sobre todo en comparación con Renacimiento. Es sobre todo porque la amenaza de turno, una nueva versión de los robots Manhunter, no es nada interesante. Un robot genérico sin personalidad con un único truco original. Funcionaban bastante mejor en su última aparición, precisamente en la recientemente reeditada Millenium, cuando tenían una personalidad e infraestructura. Por tanto, todo el combate que es el centro de la historia es bastante aburrido, al menos hasta el final, donde hay un momento Hal Jordan de valentía demente que es un momento de acción bastante chulo. Las demás partes de la historia son mejores, con flashbacks al pasado de Hal que le definen bastante bien, y un buen desarrollo de su ambiente, tanto la parte militar, que le da un tono distinto que otros superhéroes, como lo de la Ciudad Fantasma y su hermano, que le saca el partido al tema del miedo y superarlo de la serie. Añadele uno de esos finales donde se revela una sorpresa sobre el villano del número de cara a su siguiente aparición que tan bien le van a Johns en otras series, y el número casi se redime. Buen dibujo de Pacheco, aunque podría hacerlo mejor, y los diseños dejan un poco que desear. Neutral (6)

Hijas del Dragón: Y aquí empieza la plaga de cosas escritas por el duo Palmiotti y Gray, que son dos guionistas que, por lo general, no suelen pasar de normalito tirando a mediocre, y que suelen hacer proyectos especiales que nadie ha pedido ni pintan nada, o llenar huecos que nadie más quiere, sin éxito de crítica ni ventas, pero aún así, no paran de sacar cosas nuevas, como si de unos Austen semicompetentes se tratara. En este caso, una miniserie reviviendo una vieja propiedad de los 70 que fracasó horriblemente en ventas, pero a la que han ampliado a serie propia porque le cae bien al editor (y que, como era de esperar, se ha pegado un batacazo en cuanto le han quitado las ruedas de apoyo de los crossovers) En cualquier caso, esto es un revival del duo de cazarrecompensas de los 70, en plena época de películas de explotación, y desde luego, está muy sacado de la época. Parte blaxplotation (el afro de Misty Knight desafía toda ley de la física y buen gusto) y parte explotación sexual, que es una de las cosas más irritantes de este comic. Es decir, una cosa es tener a las protagonistas en trajes ajustados, que es más o menos parte del género (aunque cabe señalar que estas dos, en general, nunca han ido de eso, solían llevar trajes más funcionales o estéticos y no fantasía adolescente), pero cuando las protagonistas se pasan media historia y todas las portadas en poses provocativas y perspectivas para mostrar lo más posibles tetas y culos, y llegas al punto en el que a Coleen se le marcan los pezones a traves de un traje de cuero, has pasado la raya de lo gratuito a nivel Top Cow, por lo menos. Pasando la presentación, el contenido tampoco es bueno. Buena parte de la historia se basa en la interacción entre las chicas y la de estas con los secundarios, y trata de hacerlas divertidas y encantadoras, pero la mayor parte de las veces no lo logran, y resultan hasta irritantes a base de ser bastante menos graciosas de lo que se creen, y no mostrar ningún otro rasgo de personalidad aparte de ser muy guays, mucho menos de sus personalidades establecidas. Y la otra parte es jugar con villanos de tercera, y ver como funciona el submundo de crimen y cutrerio en el que viven. Esto tiene el problema de que en la mayoría de casos, Palmiotti y Grey no se molestan en mostrar nada específico de cada personaje, y aparte de no parecerse a veces a sus apariciones anteriores (es decir, aunque a nadie le importe, ¿tanto cuesta leerse las tres apariciones anteriores del Entomólogo?) lo que hacen es escribirlos a todos como el mismo tipo de villano genérico cutre sin importar historia o personalidad anterior. Y con eso, la mayoría de las veces lo único que hacen es repetir los mismos chistes que no tienen gracia la mayoría de las veces. Y la villana de la historia tiene un aspecto realmente vergonzoso. En general, todo el dibujo es feo y demasiado exagerado, aparte de lo ya mencionado de tetas y culos a mansalva. En fin, algo que se podían haber ahorrado, una serie que intentaba ser graciosa y sólo lograba ser explotativa, que intentaba ser una historia de acción divertida y sólo lograba ser una película de acción directa a video. No Recomendado (4)

Hulka: Titania: Está bien ver que Horn sabe hacer portadas que no sean poses de revista porno. Segundo tomo de una de las mejores series de Marvel (y antídoto a las tonterías de las series “principales”) y último de esta etapa, antes de relanzarla ocho meses después, como dicen al final. De nuevo, continua siendo una mezcla genial de divertirse usando extrapolaciones lógicas de legalidad e infraestructura de las demenciales circunstancias del universo Marvel, personajes interesantes, soluciones inteligentes y porque no, referencias a historias pasadas cuando es adecuado, y guiños a los lectores. Primero toca una saga espacial, que aunque no lo parezca, es apropiada para la serie, y da para situaciones ingeniosas y divertidas primero, y después para un reto con varios personajes cósmicos invitados, que no es ni de lejos tan coñazo ni incomprensiblemente cósmico como suelen ser estas cosas. Es muy divertida, con solución ingeniosa, y muy buena interacción todo el rato entre Hulka y su nueva ayudante a la fuerza. El dibujo es de Bobillo, que aquí le va mucho peor que anteriormente, porque le toca dibujar muchos personajes conocidos, y decir que se sale del modelo es quedarse corto. Se pasa de lo caricaturesco a lo ridículo por un amplio margen. De vuelta a la Tierra, toca un número más tradicional, con un fallo que no esperaba de Slott (usar como villanos genéricos a villanos que no lo son, contradiciendo sus razones de ser y últimas apariciones, y ni siquiera en una escena trivial) pero por lo demás, es otro número sólido de ingenio legal y personajes divertidos, con más desarrollo de Hulka y secundarios. Después toca un número dedicado a la villana del título, donde recuenta su historia, y basandose en lo que ya sabiamos, cuenta una historia bastante más personal y que hace al personaje más comprensible que sus normalmente repetitivas apariciones anteriores. Está bastante bien. Y luego todo culmina en una historia que cierra el volumen en dos números, que resume los 10 anteriores muy bien. No sólo tiene todo lo bueno de ellos, Slott demuestra que es un maestro de ir poniendo pistas y elementos en un número que luego se vuelven algo mayor en el siguiente, y hace que varias de esas tramas, escenas y referencias terminen en una historia que ata muy satisfactoriamente todas las tramas hasta el momento. No sólo las de la serie, Slott también aprovecha para hacer control de daños de gilipolleces con el personaje de otras series, como sus acciones bajo Austen, o Desunidos (que dicho sea de paso, muestra más emoción, respeto y consecuencias por los personajes masacrados gratuitamente que en ninguna otra parte… de hecho, se hace con un personaje de esta serie lo que se tenía que haber hecho con la Visión, y hay un momento muy bonito recordando al Hombre Hormiga al final) Aparte de eso, hay buenas escenas de acción, momentos realmente memorables con varios personajes, sobre todo la nueva estrella Andy Asombroso, detalles ingeniosos, buen desarrollo de la personalidad de Hulka (incluido un retcon bastante gordo, pero que tiene sentido) y además, Slott sabe aceptar las críticas a los fallos de continuidad minúsculos de números anteriores, corregirlas, y además, decirle a los lectores que se relajen con esas cosas y traten de usar la continuidad como una herramienta y no como algo restrictivo, (“¡Usad vuestros poderes de fan para el bien!) a la vez que resuelve la historia. El dibujo es de Pelletier, que es claro y expresivo, muy apropiado para el tono divertido de la serie. Una serie que sobrevive pese a tenerlo todo en contra, y se lo merece. Muy Recomendado (10)

Invencible: El Primero de la Clase: Nuevo tomo de la serie de creación propia de Robert Kirkman para Image. Como siempr, continua siendo una buena mezcla de superhéroes tradicionales con subargumentos de adolescente, con buen humor y una manera fresca de tomarse el género, perfectamente consciente de los tópicos como algo normal y divertido, y sin más angustia vital ni melodrama de la estrictamente necesaria. El tomo va sobre todo de las consecuencias de la revelación del padre de Invencible como un villano, mezclado con el final del instituto para los protas. El primer número es ver las consecuencias de esa última historia, y están bien llevadas, aunque una idea se repite demasiado a lo largo del tomo. El segundo número es una historia muy típica en mundos de fantasía, pero está hecha con tan buen humor, sobre todo en las reacciones de Mark, que ni se nota lo poco original. La tercera empieza después de pase algo fuera de pantalla que pasa mucho en universos superheroicos, pero de lo que nunca se ven las consecuencias bien. Por otro lado, para ser algo importante que afecta a la serie durante varios números, podría haberse explicado un poco más en vez de saltarselo por completo. Luego hay una historia corta de una antología gratuita que es únicamente presentación de la serie y queda redundante ahí en medio. Después hay otra aventura suelta de ciencia-ficción, bastante decente. Y por último, un par de historias más donde lo más interesante es la vida personal de Mark, que son historias de adolescentes bastante buenas, aunque Invencible está cayendo en el horrible síndrome de ser un gilipollas por no decirle su identidad secreta a su novia, haciendole daño por ningun motivo en absoluto en consecuencia. La parte heroica de lo último es enfrentarse a villanos que parecen salidos de los mejores momentos de Savage Dragon, lo cual no es del todo malo. El dibujo de Ottley está muy bien, claro, limpio y efectivo, con un estilo consistente e identificable. Una buena serie de superhéroes, que hace lo básico muy bien, mostrado de manera inventiva para que parezca fresco, en su segundo año igual que en el primero. Es una pena que los trabajos de Kirkman para Marvel sean tan malos en comparación. Recomendado (8)

Jóvenes Titanes Nº15: Tu cagada de Planeta de este mes: La edición original tenía una explicación de quien es cada miembro de Titanes Este, que está ausente porque sí en esta edición. La edición de esta serie tiene que ser la peor de Planeta, con diferencia. En fin, eso aparte, termina Titanes del Mañana, que es la saga donde la serie ha pasado de ser decente a ser tan interesante como las otras series de Johns. Entre otras cosas porque hace bien lo que muchas historias de futuro posible hacen mal: No va sólo de jugar a modificar a los personajes (aunque Johns se divierte bastante con eso, como un rediseño de Bumblebee o un iCyborg a lo serie de dibujos) o de dar pistas sobre historias que pueden o no suceder en el futuro (se hinchan a eso), sino que es una historia personal sobre los Titanes como grupo y como individuos. Además, evita los tópicos de ese tipo de historias: No hay un regimen tiránico que derrocar improbablemente. Primero porque el cambio de los Titanes a villanos se hace de manera muy creible, no se han vuelto caricaturas malvadas de si mismos (ver el Superman/Batman de este mes, por ejemplo) sino que sus personalidades parecen crecimientos de sus personalidades actuales, que no se ven a si mismo como malvados y hay extremos a los que no llegan, y segundo, porque la historia no va de derrotarlos físicamente, sino del conflicto interno de acabar transformados en ellos. Es un conflicto que da para bastante juego en la saga y en el futuro, y le ha salido muy bien a Johns. Aparte, en general es una historia de acción bien hecha y divertida, de las que se espera de Johns. Tras eso, y como se anuncia en el futuro, ya van a tocar historias relacionadas en mayor o menor medida con las Crisis, aunque sin volverse dependiente de ella, es decir, yendo por su propia cuenta sin necesidad de leer la historia principal, al menos de momento. Primero toca ver las consecuencias de Crisis de Identidad. Primero la obvia, la de Robin, que está bastante mejor hecha que en su serie propia (no os perdeis nada, realmente) y sirve para desarrollar un poco más a los Titanes como familia en una serie de buenas escenas dramáticas. La otra es seguir un cabo suelto minúsculo del primer número de CdI que, bueno, sirve para que los Titanes tengan algo que hacer durante el número (y de paso, Johns explica como es que Bolt no estaba muerto) y al menos al final conecta con uno de los subargumentos intrigantes de la serie. Por último, tenemos la introducción de un nuevo Titán, que ya se anunció en el futuro, y es una buena presentación, un poco distinto en manera de hablar de cómo es en su serie natal, pero en general consistente y agradable, ofreciendo algo a la serie que no es repetición de los demás. Todo eso como prólogo a otra consecuencia de CdI, bastante evidente, y que pese a la manera chapuza en la que se hizo en la miniserie, promete ser una amenaza bastante buena, si esta presentación es una muestra. El dibujo de McKone es muy bueno, en diseños, acción y simplemente el movimiento y aspecto de los personajes, y el de Grummett en el segundo capítulo también está bastante bien en un estilo similar, mejor que en Thunderbolts. Muy Recomendado (9)

Jóvenes Vengadores Nº10: Dos números este mes porque, si sólo tienes 13 números de la serie y no se tiene idea de cuando van a salir más (es bastante improbable que sea este año dadas las circunstancias) lo mejor es quemar los números que tienes en cuanto antes. Este número, tenemos más vueltas sobre el tema de “nuestros padres/mentores no nos dejan hacer de superhéroes” que empieza a resultar repetitivo y debería moverse más deprisa hacia algún tipo de resolución. Pero sobre todo, es empezar con la historia del origen de uno de los protagonistas. Claro, que sin terminar de decirlo, Heinberg deja lo más claro posible, hasta para los más lentos de la clase, cual es ese origen, al igual que el de otro personaje, por si no quedó bastante claro en el especial del mes pasado. Faltan las explicaciones de rigor, que en el caso de Hulkling, más le vale que sean buenas, porque desafia bastante la credibilidad. Pero bueno, aunque el argumento es bastante obvio por donde va, Heinberg al menos sabe darle gracia a las escenas y los diálogos, y los personajes son interesantes aunque aún no se salgan mucho de sus moldes. El dibujo de Cheung es bueno en general, aunque su mayor problema aquí se nota más, cuando el guión dice que dos personajes tienen que resultar idénticos, pero con el dibujo de Cheung TODOS los chavales son idénticos, y pierde la gracia. Recomendado (7)

Madrox: Elección Múltiple: Inserte aquí su propio comentario sobre la cagada enorme que es que, habiendo tenido tanto tiempo (la mini salió a finales de 2004), no la hayan publicado hasta después de empezar Factor-X, que va después. Idiotas de Panini. En fin, esta miniserie previa es mucho mejor que la serie que le sigue, entre otras cosas porque está más centrada en algo más directo. La idea aquí es presentar una nueva dirección para Madrox, tanto en cuestión de personalidad como de género y tono. Es una serie de detectives de género negro sobre mutantes, un concepto inmediato muy chulo y con mucho potencial. Una vez se presentan a los tres exmiembros de Factor-X protagonistas y se aclaran un poco sus continuidades (aunque la Rahne de aquí actue un poco distinto de la de Nuevos Mutantes y se note) realmente tenemos dos historias: Una más desenfadada de agencia de detectives mutantes, con una variante con elementos fantásticos de un caso típico, muy divertida y con un par de giros ingeniosos, y que no hace más que mostrar la de potencial que tiene el concepto de Barrio Mutante y sus detectives, y lo mucho que la han cagado con Diezmados. Pero ignorando eso, aquí está perfecto. La otra parte tiene a Madrox solo (bueno, tan solo como puede estar alguien con sus poderes) y es una historia de detective de género negro en toda regla, con Madrox tratando de hacer de Bogart, pese a que la situación se vuelve mucho más rara debido a los poderes de los implicados. Lo bueno es que David sabe imitar lo bueno del género, pero a su vez lo carga de cierta ironía para que no quede tan cargante como cuando se toman los elementos del género demasiado en serio, con Madrox tratando conscientemente de imitar las historias del género y fracasando. Es una buena manera de jugar con las convenciones de un género. Además, está la exploración de lo que realmente significan los poderes de Madrox: Por un lado, es un poder que a cualquiera le gustaría tener, te permite poder hacer todo lo que quieras a la vez, y David se divierte mucho buscandole aplicaciones muy originales a eso. Por otro, David le ha buscado una nueva desventaja, la de que cada doble manifiesta una faceta exagerada de su personalidad al azar, lo que mete al pobre Madrox en una situación desternillante detrás de otra cuando necesita dobles para hacer algo, pero los dobles están más preocupados por sus traumas personales. Todo esto da para un personaje con (apropiadamente) infinitas posibilidades y matices, además de ser un personaje muy sólido y bien montado de por si, como suelen ser los protas de David. Y la historia en la que está es una buena historia de detectives, con buenos giros nada obvios tanto en el misterio pasado como en lo que va pasando, y un buen desarrollo y final. (Se toma alguna licencia trampa con los poderes de Madrox, pero poca cosa) El dibujo es de Pablo Raimondi, que pasará luego a la secuela, que le da un toque oscuro en el ambiente que le va bien, pero sin oscurecer en absoluto la acción (ni hacer cosas raras con los fondos) como los dibujantes de Factor-X, hace muy bien las expresiones faciales y distinguibles a personajes sin ropa de calle, y en general es muy bueno. Si te gusta Factor-X, tiene todo lo bueno de esa, mejor. Si no te gusta, no tiene los fallos de eso. En general, es una serie muy original y muy buena, lo mejor que ha hecho ultimamente Peter David para Marvel, y lo mejor que se ha visto de la linea en mucho tiempo, dale una oportunidad, maldición. Muy Recomendado (10)

Majestic Nº3: En muchos sentidos, esto tiene un resumen de todo lo mediocre de los comics de Wildstorm de los 90 en los que se basa. Tiene a un personaje nada original, primero enfrentandose a aburridas amazonas con espadas, después a pistoleros, a organizaciones coñazo con monstruos tontos, y a cutres villanos diseñados por Jim Lee. Todo olvidable, hasta que Abnett y Lanning se sacan un giro de la manga que, aunque no es tan sorprendente como cuando Alan Moore hizo uno muy similar en Wildcats, al menos pone las cosas interesantes a base de ideas. Y entonces viene un número bastante interesante, transformando la serie de una de un superhéroe que se enfrenta a amenazas coñazo de ciencia-ficción a una serie de política y ciencia-ficción con ideas que aunque no son excesivamente originales, prometen. La mayoría de personajes son derivados de malos personajes de Lee, y las situaciones no son muy complejas, pero al menos es un claro paso en la dirección correcta y lo salva de la mediocridad abismal de la serie hasta el momento. Deberían haber empezado por algo así. El dibujo de Googe no está mal, aunque a veces se pase de caricaturesco para unas historia que necesitan algo más realista, y el de Jeanty (Arma-X, por ejemplo) es algo mejor. Neutral (6)

Manhunter Nº2: La portada lo dice todo: Manhunter, la serie para aquellos a los que le gusten las mujeres con grandes pistolas entre las piernas. A decir verdad, este número es una mejora respecto al anterior. Menos sadismo gratuito y culebrón evidente, y Kate empieza a mostrar algo más de personalidad aparte de creerse muy chula por matar gente. Sigue sin ser gran cosa, y hay fallos evidentes, como las reacciones incomprensibles de personajes por exigencias del guión, como la del final del primer número, o que la única muestra de Derecho del número no augure nada bueno. Pero por otro lado, el primer capítulo presenta a un secundario de la serie, que es una buena idea, y es un personaje relativamente divertido, aunque no todos los intentos de humor de Andreyko funcionen. Los dos siguientes son, como no, consecuencias de Crisis de Identidad, en este caso, de una escena muy tonta que no venía a cuento, y que aprovechan aquí para tratar de hacer algo con eso. La idea es buena, y los invitados especiales no están mal usados, y sirven para ver a Manhunter interactuar con héroes de verdad. De todas maneras, de momento, no pasa de lo evidente, y la historia va un poco lenta, después de dos números, aún no ha empezado la parte central de la historia. Pero bueno, al menos es competente y sin tonterías ni creerse muy guay por ser oscuro y “realista”, que es más de lo que se podía decir del primer número. El dibujo de Saiz es bastante bueno, y es capaz de meter a superhéroes coloridos sin que quede fuera de lugar en el ambiente oscuro de la serie. No digo lo de cancelar Manhunter, porque eso ya se ha cumplido en EEUU. Neutral (6)

New X-Men Nº17: Primero, seguimos la versión karaoke de Kyle y Yost de Grandes Éxitos de la Patrulla-X de Claremont, interpretada por los protagonistas de un solo rasgo de personalidad de esta serie. Es tan fascinante como eso, una versión sin venir a cuento de tiempos mejores, por gente que no tiene ni una parte de la gracia del original, y una muestra de la falta de ideas de la serie y la línea en general. Eso mismo sigue con el desarrollo de los villanos, que es el retorno del Reverendo Stryker, pero sustituyendo la sutileza y mensaje que daba que pensar de la historia original por chorradas que nadie se cree enmascaradas con citas de la Biblia, y curas con pistolas. Oh, y después de dos números, por fin se acuerdan de que se libraron de uno de los protagonistas de la serie en el especial Dia Después y deciden darle una despedida, que, por supuesto, no tiene ningún sentido para el personaje (y ni si molestan en darle una explicación, supongo que porque no han podido inventarse una convincente) ni para la situación (al fin y al cabo, en esta misma puñetera serie, ya tuvieron a una profesora que había perdido los poderes, y no pasó nada, porque de eso se trata la serie y el concepto de la Patrulla-X, de aceptación de toda clase de gente, pero los irresponsables actuales de las series se empeñan en no entender las ideas centrales e ir en dirección contraria) Por último, hay algo de interacción entre personajes que empieza a mostrarles como un poco más complejos y capaces de comunicarse de otras manera que no sean tópicos y gritos, pero es poco, y sigue siendo poco más que excusas para seguir librandose de personajes. El dibujo de Brooks continua siendo inconsistente, poco cuidado y algo feo. No Recomendado (4)

Punisher: El Tigre: Normalmente no comento la serie del Castigador porque es más o menos siempre lo mismo y no me interesa demasiado, pero esto son cuatro especiales que hacen las cosas más interesantes. Uno es del equipo creativo original de la serie actual, la Celda, y realmente, podría haber sido perfectamente dos números de la serie. La idea es una que se ha hecho varias veces con el personaje, Frank metiendose en la cárcel a propósito para acabar con alguien que está allí. Es un ejemplo bastante bueno de ese tipo de historias, de política de prisión, centrandose más en como interaccionan los distintos criminales que en el protagonista al que le acaban haciendo el juego. El final probablemente no encaja con la historia del Castigador, pero eso no es problema, ya que la serie actual de por si tampoco. El dibujo de Larosa es feo y descuidado, pero hasta cierto punto funciona para la historia. La otra historia de Ennis se sale más de lo normal, siendo un flashback a cuando Frank era pequeño, y siendo una especie de precuela de Nacimiento, explicando el primer encuentro de Frank con las realidades duras y violentas que luego marcaran su vida, con la temática de fondo del poema que da nombre al especial y al tomo. Una historia muy buena mezcla nostalgia del pasado y dureza realista, con dibujo apropiado del maestro John Severin. Y luego están dos especiales estacionales (Y la verdad, ¿tanto les costaba publicar el de Navidad en Diciembre?) por los Maestros de la Mediocridad, Palmiotti y Gray. Son dos historias que no son del estilo de Ennis, son más bien del Castigador como justiciero genérico de los 90, con una coprotagonista que es más o menos una versión femenina de él, y dado que el segundo especial es San Valentín, te puedes imaginar por donde irán los tiros, literalmente, pese a que es una idea que se ha hecho ya un par de veces antes, una en un comic en el que colaboró Palmiotti incluso, el crossover con Painkiller Jane. Ese giro, y poco más, es lo único que tienen los especiales, lo demás son muchos tiros y masacres sin mucha imaginación, sin apenas ironía ni estilo ni fuerza, aunque al menos apenas intentan hacer chistes, porque los poco que hay fallan tanto como otros intentos de imitar a Ennis. Dibujo decente de Texeira y Gulacy, pero en fin, son dos especiales que realmente no pintan nada aquí, porque aparte de historias mediocres olvidables del Castigador, son de un tono completamente distinto de las otras dos, y no pegan nada en un mismo tomo. Aparte de obligarte a comprar dos mediocres para tener dos buenas. Otra cagada de Panini, y van… Recomendado (7)

Sagas DC: Millenium: No la he llegado a ver en la tienda, pero aparentemente ha salido. Es curioso ver esta saga reeditada, porque tiene muy mala fama. Y sólo es en parte merecida. Es el primer crossover que sigue la fórmula que DC adoptó para la mayor parte de ellos a partir entonces: Publicación rápida de los números (en este caso, semanal) para que durara poco, y afectara completamente a la mayor parte de series durante el mes o dos (como en este caso) que dura. La historia de la serie surge de la serie de Linterna Verde escrita por Englehart en la época, y refleja bastante el estilo de Englehart de la segunda mitad de los 80: Bastante absurdo, pero con cierto encanto extraño pese a eso, en parte porque solía quedarse en “raro” y no en “estúpido” y porque al menos trataba de hacer cosas con los personajes que se salían de las fórmulas típicas, con ideas más originales y caracterización interesante pese a las situaciones absurdas y los diálogos peculiares). La premisa tiene dos partes: Por un lado, el enfrentamiento de los superhéroes DC con los Manhunters, villanos creados por Englehart muchos años antes, ahora ampliados a gran amenaza. Y la verdad es que como amenaza extensa pero fácil de machacar, no son mala elección, y más o menos funcionan. El problema es lo que hicieron a la hora de ampliar su amenaza y poder hacer crossovers, el hacer que hubiera un agente Manhunter asignado a cada héroe de la Tierra (o con serie propia, al menos) llevó a gilipolleces como que todos los habitantes de Smallville fueran agentes Manhunters (aunque eso es más bien parte de los crossovers, donde a algunos se les fue la mano) En cualquier caso, esa parte da para una saga de superhéroes a mogollón bastante decente, sobre todo para la época, con varios giros y buen uso de muchos de ellos, sin caer del todo en la fórmula típica de estas cosas. Es un buen ejemplar para la gente a la que le guste el universo compartido e interconectado, y esta clase de historias.

La otra parte de la miniserie es la de la elección de unos Elegidos de entre toda la humanidad y su evolución a superhumanos para el nuevo milenio, y esa es la parte curiosa. Primero, porque el grupito de elegidos es de lo más esperpéntico que te puedes imaginar, mitad estereotipos étnicos, mitad algún tema del que Englehart quería hablar. No es de extrañar que el grupito, los Nuevos Guardianes, fuera a parar al limbo al terminar la breve serie que les dieron tan esto. Y segundo, porque básicamente está para que Englehart pueda exponer su punto de vista sobre varios temas, políticos, sociales y filosóficos, que aunque bien intencionados por lo general, tienen una falta de sutileza aplastante. (Aún no tengo claro si el cartel de “Britania Fascista” a lo V de Vendetta para señalar una escena que transcurre en Londres es ironía o que) No ayuda cuando la historia desbarra en una lección magistral de varias páginas sobre numerología (aunque le fascinará a gente a la que le gustó la segunda etapa de Promethea, supongo) Y luego está el tema de los crossovers, que cuando Zinco lo publicó en su día, estaba muy bien llevado (con los crossovers publicados en una serie hermana coordinada), porque encajaban muy bien con la serie madre (normalmente abriendose una situación en el número de Millenium de la semana, desarrollandose en el crossover correspondiente, y viendose el resultado en el número siguiente del crossover) y porque la mayor parte de series estaban en buenos equipos creativos. Esta edición sin crossovers (comprensible por problemas de espacio) es un poco problemática porque la historia queda un poco coja sin ellos. No es que no se entienda, pero se nota que faltan pequeños cachos de la historia. (Aunque si no me equivoco, incluye un capítulo de Superman que lleva uno de los cachos más importantes) Lo más interesante es que a raiz de todo esto, la serie queda como un testamento histórico de cómo eran las cosas en los 80, tanto a nivel social y político en una época bastante movida, como sobre el estado del Universo DC en uno de sus mejores momentos, y es un resultado bastante interesante si te interesa esa clase de estudio. Por último, el dibujante es Joe Staton que al igual que su colega en GL Englehart, es sólido pero un tanto personal, y está muy influenciado por el entintador, Ian Gibson, poco conocido fuera de UK y al que se le dan mucho mejor otras cosas que los superhéroes. En cualquier caso, es una obra interesante, aunque no necesariamente por las razones que se pretendían, y más para un público concreto. Recomendado (7)

Sagas DC: Odisea Cósmica: Esta miniserie no pinta nada en esta serie, porque no es una “Saga” en el sentido de las demás, es decir, no es un crossover ni afecta a todo el Universo DC. No es más que una miniserie independiente que usa a unos cuantos personajes diversos. Es el equivalente al Abismo del Infinito de Marvel, no al Guantelete del Infinito, ya que estamos con Starlin. En cualquier caso es un homenaje a Kirby que contradice completamente una de sus ideas centrales. No, la Ecuación de la Anti-Vida no es este bicho genérico vagamente definido, y cualquiera que haya leido algo del Cuarto Mundo lo sabe. No es un detalle, es la idea principal. Menos mal que se ha ignorado completamente después. Y la actuación de John Stewart, lo mismo, este personaje no se parece en nada al de verdad. De hecho, originalmente iba a ser Guy Gardner, al que si le pega la historia, pero lo cambiaron en el último momento, como si fueran intercambiables por ser ambos Linternas Verdes. Idiotas. Por lo demás, es una historia de acción decentilla, con un final a base de jerigonza cósmica. Lo típico de Starlin, pero sin las ideas profundas que hay debajo de sus mejores trabajos. Al menos el dibujo de Mignola es bueno, muy atmósferico, y de muchas atmósferas distintas, pero el comic tiene poco más. Neutral (5)

Sleeper: A Su Suerte: Tomo recopilando la primera mitad de la mini que ya publicó Planeta. Esta es la historia de Holden Carver, un agente encubierto (un durmiente, de ahí el título) de las operaciones secretas del gobierno americano, infiltrado dentro de una compleja organización criminal. Es una buena premisa, usada varias veces en ficción criminal (Donnie Brasco, por ejemplo), y con mucho potencial, especialmente en comics donde es un género no muy explorado. La idea original aquí, sin embargo, es que todo el mundo en la organización criminal tiene superpoderes (y nombre-código, pero los motes tampoco son algo raro entre mafiosos), y transcurre en un mundo con superhéroes, villanos, aliens ocultos y demás. Pero pese a coger elementos superheroicos, y funcionar en la periferia de un mundo de capas, esta es una historia de criminales, más parecida a una película de ese estilo que la media de comics de DC, por ejemplo. La ambientación es una de oscuros rincones, de bares, de encuentros clandestinos, traiciones y asesinatos. Estamos en un mundo de gente oscura, enfrentada a todo el mundo, buenos y otros malos a la vez, donde nada es lo que parece y no puedes fiarte de nadie, aunque extrañamente, se forjan curiosas camaraderías. Como todo buena serie negra, está narrada en primera persona, desde el punto de vista del protagonista. Pero aquí su situación y diálogo interno es mucho más interesante que la del habitual detective o criminal, es un héroe, uno de los buenos, obligado a hacer de malo sin que nadie en ambos bandos lo sepa. Así, la serie es una exploración de cuando hacer cosas malas vale la pena si es un por buen fin, de hasta donde se puede llegar sin convertirse en uno de ellos, y si realmente no es más atractiva la vida en el otro lado. Carver es una figura trágica, metido en la situación más jodida del mundo, y sus pensamientos nos meten de lleno en su cabeza, viendo que es en el fondo un tipo bueno, pero tan metido en situaciones sucias que no puede evitar odiarse y estar deprimido, pero sin ser repelente. Tiene que colaborar con gente a la que tiene que traicionar, y enfrentarse a gente que cree en lo mismo que él, y no puede cometer errores, porque trabaja para el hombre más listo del mundo, y a la mínima le pillaría. ¿O le ha pillado ya y está jugando con él? Es una premisa fascinante, y Brubaker no se corta, mostrandonos lo difícil que es ya en el primer número. Pero además, los elementos fantásticos/superheroicos le añaden nuevas posibilidades a la historia, y sobre todo, hacen la historia más vistosa y más chula. Los poderes de Carver, aunque no son la primera vez que los veo, son una idea genial, y hacen de él un agente casi invencible, además de servir como metáfora sobre lo insensible que le vuelve su trabajo. Además, todo está hecho con un estilo genial, desde los aspectos simples pero chulos de los personajes (Holden no lleva traje, pero es perfectamente reconocible), a los nombres, las situaciones y los diálogos. Diablos, todos se juntan, por ejemplo, en el personaje de Genocidio Jones, que empieza siendo desternillante, pero acaba siendo trágico. En cuanto al dibujo, tenemos a Sean Philips que está como en casa, y hace su mejor trabajo hasta la fecha. Es un ambiente oscuro, quizá demasiado oscuro, el colorista ya podía haberse contenido un poco. Pero la ambientación oscura es muy buena para la serie, aumentando el suspense, y el estilo de Philips es perfecto, aquí se compenetra para evitar los defectos que tiene en otras series, y no se nota inacabado, sino muy sólido. Sus diseños son simples pero efectivos, al igual que sus escenas de acción. Es una mezcla perfecta de elementos superheroicos y serie de espionaje negra, y una muestra de lo que puede hacer realmente Brubaker, a diferencia de las chorradas que hace para Marvel. Muy Recomendado (10)

Superman Nº10: Como Action Comics ha llegado ya a donde iba (justo antes del crossover de Eclipso y el cambio de equipo creativo), esta vez toca maratón de Aventuras. Son tres números de seguir la historia de Ruina, el nuevo villano maestro que ha presentado Rucka, aunque va por sitios interesantes. Por ejemplo, conexión con todo el fregado de la Crisis, de una manera apropiada (que habría tenido más gracia si las cosas de las que se van dando pistas aquí no se hubieran visto aquí ya claramente en la posterior Cuenta Atrás, pero bueno). Y que ya se ven claramente que la identidad de Ruina es un misterio adivinable, y cuales son los dos sospechosos más claros de serlo, uno quizá demasiado sospechoso. El caso es que Ruina se está convirtiendo en un buen villano para la etapa, con la clase de habilidades que mejor funcionan contra Superman (inteligencia y planificación) y sabiendo presentar una amenaza donde realmente le duele. Sólo le falta una personalidad algo más interesante y un diseño mejor, pero algo es algo. Por lo demás, el primer capítulo termina la historia con los nuevos Parásitos, que son una iteración decente del viejo concepto. El tercero es seguir subargumentos varios, algunos de los cuales son bastante intrigantes. El dibujo en estos continua siendo un tanto cutre (falta de detalle, muchas rayas, un tanto oscuro de más) de Clark. Sin embargo, el dibujo en el segundo capítulo es de Rags Morales y es muy bueno. Y es apropiado, porque el número es un epílogo de Crisis de Identidad que conecta como prólogo a la Cuenta Atrás a Crisis Infinita. Desgraciadamente, le toca lidiar con un cabo suelto de lo más estúpido de CdI, la idea de que Superman sabía de los estúpidos lavados de cerebro de la Liga y no dijo nada. Rucka intenta justificarlo como puede, pero el resultado es seguir con la tendencia de tener a un Superman inefectivo que no hace nada. Pero bueno, todo forma parte del centro de la historia, que es el conflicto ideológico entre los tres grandes, que será uno de los puntos clave de Crisis, y es un conflicto sólido, aunque Rucka se pasa con las pistas nada sutiles de hacia donde va a ir el conflicto, con Wonder Woman repitiendo una y otra vez lo mismo. Pero al menos está infinitamente mejor hecho que el conflicto que hubo en la tercera serie. Serie que este mes al menos se va en una dirección algo más nueva. Primero, eso si, tiene la típica idea de Azzarello de “gente con traje malvada en la sombra que controla el mundo” que no le pega a la serie, y que supongo que retroactivamente se habrá juntado con lo de Jaquemate de otras series. Después tocan escenas personales de Superman que están mejor hechas que anteriormente, más que nada porque ya no le tienen quejandose continuamente, pero todavía siguen sin ser nada parecido a su caracterización normal o creible. Después toca enfrentamientos en grandes viñetas contra villanos rechazados de Wildstorm de mediados de los 90, con el mismo interés, y la promesa al final de que va a ir por un sitio más polémico. Un desastre, como de costumbre, y ahora es el lastre del tomo, espero que aceleren para concluirlo el mes que viene. Neutral (6)

Tom Strong Nº1: Norma empieza a publicar la línea ABC de Wildstorm, cosa bastante obvia ya que es de Moore, pero lo hace reeditando desde el principio en tapa dura. Por un lado es comprensible, ya que queda poco material de Moore inédito, por otro… bueno, se están pasando con la proporción reedición/material nuevo. En cualquier caso, esto fue la primera serie, que es lo más cercano a una serie de superhéroes tradicional. La idea es hacer una serie de aventuras heroicas que en vez de evolucionar del paradigma de Superman y los superhéroes, hubiera evolucionado del de Doc Savage y los héroes de pulp. El resultado es que Tom Strong y sus compañeros, en vez de superpoderes e identidades secretas, tienen más trasfondo científico y están un poco más cercanos a tierra en manera de comportarse (reminiscentes de los 4F en ese sentido). El estilo es similar al Supreme de Moore, pero con menos guiños y menos nivel de poder, sustituidos por ideas más imaginativas. Y eso es, realmente. Una historia de aventuras heroicas de ciencia-ficción, pariente de los superhéroes porque va de combatir amenazas, pero con más seso y menos músculo. Con un protagonista del molde heroico, pero bien hecho, unos buenos secundarios (no puedes ir mal con un robot y un gorila con sentido del humor), aventuras divertidas e ingeniosas y enemigos imaginativos (aunque, lo único malo, varios de ellos son demasiado similares entre si). Y dibujo apropiadamente claro, agradable y bien hecho de Chris Sprouse. No es una de las obras serias de Moore, es bastante más ligera, pero eso no quita que haga muy bien lo que intenta hacer, que es ser una buena serie de aventuras. Muy Recomendado (10)

Transmetropolitan Nº5: Realmente, deberían haber hecho esta serie triple en vez de doble, porque publicarían siempre sagas enteras o conjuntos de tres historias sueltas. Tal y como está, tenemos la última historia suelta de presentación del mundo de la serie, y el comienzo de una nueva saga. La primera nos presenta el concepto de las Reservas, donde siguiendo con su estado de los dos últimos números, nos tiene a la versión más relajada de Spider como periodista, simplemente informando con reflexión tranquila y algo de tristeza y optimismo, sobre las maravillas y defectos del mundo que le rodea. Que le sirve a Ellis para dar una lección histórica o dos y también habla de la ciencia especulativa que tanto le gusta. Como subargumento, tenemos los intentos sin éxito de Spider de ligar, a cada cual más desternillante, tenemos una de las escenas más enfatizables del personaje de toda la serie (“Voy a lanzar una bomba sobre esta ciudad. Una bomba anticonceptiva.”) Y la trama que se ha ido desarrollando durante los 9 últimos números llega a su conclusión, aunque el chiste final funcionaba mucho mejor en la traducción original. La segunda historia abandona la parte seria de la serie, para empezar un thriller cómico donde varias amenazas se ciernen sobre Spider, a cada cual más retorcida. Es más ligero que los últimos números, pero sigue siendo desternillante y mordaz. El dibujo de Robertson sigue siendo maravillosamente expresivo y creativo. Si no compras esta serie, estás matando el comic. Muy Recomendado (10)

X-Men: Los 198: Otra consecuencia del puñetero Diezmados, esta mini trata sobre el campamento de refugiados que se han montado algunos de los mutantes supervivientes en el Instituto Xavier. De eso surgen dos problemas obvios: Primero, que ni son 198 los mutantes refugiados (son menos) ni son 198 los mutantes totales (puedes apostar el culo a que son muchos más), así que realmente el nombre es una cosa aleatoria que no quiere decir nada (la lista de muchos de los mutanes supervivientes salió en un libro de fichas especial que en Panini podrían sacar, porque vendería seguro). Segundo, que la idea de haber cambiado el concepto inmediato y conocido de la Patrulla-X llevando una escuela de mutantes por tenerles como los colaboracionistas de lo que es, a todos los efectos, un campo de concentración, no sólo limita mucho y le quita inmediatez al concepto, realmente es todo lo contrario a lo que se supone que representan, y hace que resulten unos inútiles, como poco. En este tomo se intenta tratar un poco el tema, pero después de mencionarse, se olvida en vez de justificarse, y hace parecer aún más inútiles y pazguatos a los Hombres-X, si cabe, sobre todo porque los de ONE son presentados como malos en vez de con algo de ambigüedad. (Aparte de la enorme gilipollez de tener a varias docenas de refugiados en un campamento en el jardín cuando tienes cientos de camas recientemente vacias en la puñetera escuela… ¿es que nadie piensa en esta serie?) De todas maneras, no es su historia, es la de los refugiados. El encargado de contarla es David Hine, pero como la idea es sustancialmente peor que la de Vástago de M, no es de extrañar que el resultado también lo sea. Hine lo que hace en el fondo es continuar Distrito X, llevandose a buena parte de su plantilla al campamento, y les añade personajes de tercera, como mucho. Eso es problemático, porque descontando a los de Distrito X, que están más o menos bien desarrollados (aunque se nota que están en un ambiente mucho menos interesante que antes), los otros personajes son una selección horrenda, en su mayoría. ¿Uno de los Morlocks completamente olvidados desde 1987? (Que debería estar muerto en las mil masacres Morlock, además… ¿y que cojones hace conviviendo con uno de los Merodeadores como si nada?) ¿Un miembro de la puñetera Gene Nación llamado Saco? ¿¿El puñetero hombre elefante de Austen, Mammomax?? No es que no se puedan desarrollar y hacer interesantes a personajes tan increiblemente cutres y nada desarrollados como estos, pero es que Hine no los desarrolla tampoco, siguen siendo tan irrelevantes después de ser protagonistas secundarios de esta historia como antes. Y los que estaban desarrollados de antemano como Magma, están bastante mal aprovechados. Debajo de las malas ideas y los personajes cutres, hay algo de desarrollo bueno de los personajes creados de Hine, pero está ocultado debajo de eso, y va muy lento, y bajo un argumento bastante predecible y que va por el camino más fácil para que no haya consecuencias de la historia, por culpa de un nuevo personaje con una versión bastante rara de unos poderes muy convenientes. El dibujo de Muniz es feo, descuidado y confuso. No Recomendado (4)

Eso es todo por esta semana. La semana que viene toca el resto de Planeta:: Batman continua Juegos de Guerra. Termina el crossover de Wonder Woman y Flash. JSA se va a rescatar a miembros perdidos. JLA se enfrenta a sus dobles malvados. JLE sigue siendo casi incomprensible. Outsiders tiene revelaciones. Hawkman demuestra que sus guionistas no saben contar. Adam Strange tiene aventuras cósmicas. La Cuenta Atrás a la Crisis Infinita continua en Guerra Rann-Thanagar. Y Siete Soldados presenta al Guardian de Manhattan. Quita o pon alguna cosa de esa lista. Hasta entonces, nos vemos.