Semana del 5 al 11 de Marzo

16 marzo, 2007

Estúpida SET, quitando Una Vez Más antes de que termine. Es decir, la serie terminó hace 5 años, no es que haya que hacer tiempo para tener más material. Me estoy volviendo a quedar sin nada que ver en TV, lo cual no es necesariamente malo.

[La canción es Captain America de Styx, que ya he puesto, pero es aún más apropiada ahora]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana es algún salón que otro, y por eso se han adelantado las novedades de Planeta. Lo gracioso es que no hay muchas más que un mes normal, así que ya estoy acostumbrado a los trotes. También hay un par de cosas de las normales, que irónicamente tienen cosas mejores que muchas novedades. Hay un par de comics de 24 páginas, y la proporción reedición a inédito es 20 a 4.

Lo peor es la aceleración y saturación de Planeta, que llega a niveles ridículos esta semana. Tres comics distintos sobre un concepto olvidado de tercera como OMAC. ¿Quién demonios esperan que compre todo eso? Si hay alguien interesado en el concepto, va a pasarlo horriblemente tratando de comprarlo todo a la vez, en vez de comprarlo poco a poco a lo largo de los meses. Y si hay alguien curioso, probablemente pasará de las versiones antiguas porque se verán eclipsadas por la famosa actual. Y algo parecido a la puñetera idea de sacar varios tomos relacionados con Crisis la misma semana. Si estás interesado en seguir todo el follón interconectado, lo llevas crudo, porque significa que en una semana te tienes que gastar más de 60 euros (y ni siquiera puedes descansar, porque el mes apsado fue otro mogollón, y el que viene será otro, porque no paran). El resultado es que, o no tendrán dinero para gastar en todo el otro montón de cosas “no importantes” (que da igual que algunas sean buenas y otras no, Planeta sigue sacandolas a saco también), o verán tanta cosa junta que lo mandarán todo a la mierda, y pasarán completamente del crossover. Y no se les puede culpar. Porque en DC lo hicieron bien y fueron captando a la gente poco a poco desarrollando las tramas lentamente, primero en las series regulares, después en las miniseries Cuenta Atrás a lo largo de medio año, y entonces la gente ya estaba ansiosa de la Crisis. Aquí, se han liquidado la cuenta atrás en menos de tres meses, todo a mogollón, sin posibilidad de causar emoción ni intriga, sino juntandolo todo a mogollón, y con los crossovers apareciendo después de las cosas a las que sirven de preludio, y con tantas cosas saliendo a la vez, que necesitas un organigrama para poder leerlas en orden sin chafarte nada (aprovecho eso para decir que si quereis saber el orden, o lo que pasa en los capítulos que te has saltado, está mi Guia de Crisis Infinita, actualizada hasta Marzo aquí) Un desastre, y menos mal que aquí no ha salido aún el nº1 de Crisis Infinita, porque si no ya sería el apelotonamiento absoluto. Lo curioso es que parece que se está vendiendo bien, aunque sea a costa de todo lo demás de DC.

Entre esas novedades eclipsadas, está un tomito en b/n del OMAC original, el Ejército de Un Solo Hombre de Jack Kirby. Es… como casi todas las otras series de Kirby de los 70: Conceptos alucinantes, creatividad desbordante, mucha imaginación… y ya está, realmente, nada reseñable en la historia en si. Curioso si te gustan ese tipo de cosas.

Y otra novedad que tampoco comento es Loveless, el nuevo western de Azzarello y Frusin, su colaborador en Hellblazer. En parte porque no aguanto a Azzarello, y en parte porque no me gustan los westerns realistas, amorales y oscuros como este. Parece que está bien si te gustan esas cosas, pero francamente, no me interesa comprobarlo por mi mismo.

Pasando a cosas más generales, ¿has oido alguna noticia sobre comics últimamente en la TV? Oh, si, eso, el último intento de Marvel de llamar la atención. Sin entrar en spoilers (pese a que todo el mundo lo sabe ya, incluido un montón de gente que no lee comics que sin duda te lo habrá comentado esta semana), no hay mucho que decir. En Marvel demuestran cada vez más que no tienen ideas, y que lo único que saben hacer es ir a la sorpresa fácil para llamar la atención. Ya pasamos por esto la década pasada, y (suponiendo que no sea una de esas cosas que sólo duran hasta el final de la historia) está claro que se deshará tarde o temprano, quizá antes incluso de que los inútiles que llevan Marvel actualmente hayan pasado al recuerdo.

Y ahora, una tragedia real. Siguiendo la terrible racha que llevamos últimamente, ha muerto Arnold Drake. Drake, para el que no lo sepa, fue el creador de algunos de los conceptos más originales y divertidos de la Edad de Plata de DC, como son la Patrulla Condenada o Deadman. También hizo muchas otras cosas, incluida una etapa en la Patrulla-X que no es lo más representativa de su trabajo (aunque para los fans-x, recordar que creo a Polaris y Mesmero, y fue el primero en contar los orígenes de la Patrulla-X). Una lástima, y espero que sea bien recordado, porque se lo merece.

Y ahora, pasamos a las reseñas:

Batman: Crímenes de Guerra: Por si Juegos de Guerra no era ya larguisima e interminable, ahora toca un tomo entero de epílogo innecesario. Empieza además con un par de historias de Secret Files, una de las cuales resume la historia hasta ahora, incluyendo cosas que no se han visto aún en Batman porque lleva retraso. Chachi. El principal problema de partida de esta historia es que no hay muchas consecuencias del crossover que tratar, así que pierde la mayor parte del tiempo en tangentes bastante tontas. La parte que supuestamente más se sigue es la de la muerte de Spoiler, pero ni siquiera se sigue bien. Ni se molestan en hablarnos de ella, y porque es una tragedia que haya muerto un personaje, y como eso da para historias. Se usa como excusa para seguir dando la coña con Máscara Negra sin que realmente su historia avance nada, y a hacer cosas raras con un personaje relacionado en vez de las ramificaciones más humanas y racionales que podías esperar. Y todo eso, para llegar al “sorprendente final” que es el mayor destrozo de un personaje, de ir más en contra de toda caracterización anterior sólo para llamar la atención, que se ha visto en un comic de Batman en mucho tiempo. Así que esto es un crossover escrito en comité que no va de nada más que destrozar a personajes. ¿No fue eso lo que destrozó la credibilidad de la franquicia en los 90? Evitar a toda costa (2)

Capitán America Nº17: De vuelta a un solo número, y es otra escena de acción más entre el Capi y gente con pistolas. Al menos Brubaker logra hacerla divertida gracias a la personalidad a lo Bonnie y Clyde pero en sádico de Calavera y Pecado, y al uso de IMA como los pardillos que siempre han sido pero que normalmente no quieren admitir que son. Buen dibujo de Epting, que sabe hacer que la acción quede bien, y que los distintos tipos de diseño, algunos más coloridos que otros, no queden fuera de lugar. Recomendado (7)

Catwoman Nº3: Final de la etapa Brubaker, que se ve entorpecido porque tres de los cuatro últimos números están dedicados a los puñeteros Juegos de Guerra y se publicaron aparte. Por eso y por el dibujo de Gulacy, que aparte del problema de tono, cada vez se vuelve peor, más inconsistente y con caras de chiste. En este tomo, primero tenemos un número de pelea con un villano no demasiado interesante. Después un número que ya vuelve al fuerte de la serie de relaciones personales un tanto disfuncionales, y con la ayuda del dibujo de Sean Philips, que si bien es un estilo distinto al de los primeros de la serie, siempre ha complementado bien a Brubaker. Después un número bastante extraño donde vuelve de nuevo la secta rara de números anteriores, pero en una historia bastante distinta, que está un poco fuera de lugar en la serie y no se sabe bien a que viene, aunque tiene toques divertidos. Y termina con un número de epílogo a la etapa, que ata todos los cabos sueltos, cierra las direcciones de los personajes y relaciones, y en general le da una sensación de finalidad a la etapa, de lo más satisfactoria. En general, el relanzamiento de Brubaker de Catwoman ha sido un éxito, transformando una serie que era un chiste, ignorada por todo el mundo y despreciada merecidamente como bazofia de tetas y culos con un personaje sin dirección, en una encantadora serie de género negro y aventuras, con un personaje interesante y revitalizado (y un traje que le permite ser elegante y sexy sin ser vergonzoso) y unos secundarios muy sólidos, aunque perdiera en los últimos números. Se podría cortar perfectamente la serie aquí, pero parece que sigue, y veremos si hay vida tras Brubaker, o si pasará como con otros relanzamientos tan marcadamente ligados a un autor. Recomendado (8)

Doom Patrol Nº17: ¿Numeros dos semanas seguidas? ¿Y pasan de dos números originales a tres? Parece que la aceleración de Planeta afecta hasta a las series DC que no transcurren en el presente. En cualquier caso, este es el final de la historia de la Hermandad del Dada, y es una de las mejores historias de la serie. La idea aquí es que por muy demente que sean Mr Nadie y sus chicos (y desde luego, Morrison se divierte un montón con las absurdeces de los personajes, que son desternillantes), y por mucho que los presenten como villanos, realmente no lo son. Puede que estén desafiando el status quo, y que la misión de los superhéroes sea preservarlo, pero eso no tiene porque ser lo correcto. Es uno de los temas principales de Morrison, por supuesto, y está muy bien aplicado a la serie, con el pobre Cliff intentando actuar como un superhéroe tradicional, y fracasando miserablemente porque no logra distinguir a los buenos de los malos cuando no actuan según las normas convencionales. Al fin y al cabo, ¿no se parecen más sus compañeros a la Hermandad del Dada que a los demás superhéroes? La rareza en la presentación la puede manejar, pero en las motivaciones es más difícil. Es realmente la última palabra de la dicotomía (extraño vs normal y como se aplica eso a bien vs mal) que motiva a la serie antes de la conclusión, y Morrison empaqueta los temas de manera magistral, en una historia que además es muy divertida e imaginativa. Porque además, el status quo aquí combate el fuego con fuego, lanzando otros conceptos de lo más extraño (que es simbólico también en su propia manera), incluyendo al personaje de la portada, que es realmente un personaje creado en los 60 (de ahí que la portada sea de Mike Sekowsky, es la portada recoloreada del comic que originalmente iba a presentar al personaje, similar a Nemesis y al Soldado Desconocido, pero con el aspecto de Question) pero cuya única aparición no se llegó a publicar, y que ha sido rescatado casi 30 años después por Morrison, sólo que un tanto cambiado. Genial, y el dibujo de Case y de Bond acompañan perfectamente la psicodelia tecnicolor. Y de lo sublime a lo facilón, el tercer número es absolutamente de relleno, y es una historia imaginaria que no es más que un homenaje a los 4 Fantásticos de Lee/Kirby. Básicamente, pone a la Patrulla Condenada en el papel de los 4F (y encajan perfectamente, todo sea dicho) y hace una versión del nº51 de los 4F, con un villano mezcla de Galactus y Annihilus añadido. Tiene un par de gags buenos (notablemente el cameo de los protagonistas de los Libros de la Magia como una especie de Liga de la Justicia, y el cuartel general de esta Patrulla), pero no es más que un homenaje a una historia clásica, que no parece venir a cuento ni querer decir nada excepto lo mucho que molaba el original. Ken Steacy hace una buena imitación de Kirby, eso si. Lástima que el número esté añadido aquí a una historia tan sólida como la principal. Muy Recomendado (9)

Fábulas: Tierras Natales: Y con esto ya se pone al día con Y: El Último Hombre. ¿Para cuando una reedición de esta serie? Yendo por partes, primero hay una de las historias de dos partes alejadas de las tramas principales, en algún género concreto. Sólo que está vez no es un flashback, sino una historia en el presente que además sirve como piloto/prólogo para la futura serie de Jack de las Fábulas. Obviamente, la historia es una de dar el gran golpe, aprovechando el dinero que mangó en la última historia, aunque no de la manera más previsible. Es una historia divertida, donde Willingham aprovecha para reirse un poco de cierta profesión y lugar que se lo merece, mientras se desarrolla el plan de Jack, que aunque termina cuando comete un fallo previsible, tiene suficientes gracias por en medio, y una conclusión inesperada para hacer que valga la pena. El dibujo de Hahn no es demasiado lejano al habitual de la serie. Luego viene la saga larga, donde seguimos otro robo, el del Chico de Azul, y su viaje por el sitio del título. Empieza un poco lento y aburrido, demostrando como funciona el Imperio por dentro, que no es muy diferente de otros imperios similares. Pero cuando empieza a desarrollarse, gana mucha velocidad, conforme vemos la transformación de Azul de un secundario con un pasado trágico a un héroe bastante chulo. Las fábulas que se va encontrando dan para aventuras de cuento emocionantes y divertidas. Y luego está la revelación del Adversario, que la verdad, estaba de lo más claro desde la Marcha de los Soldados de Madera, pero toda la explicación de cómo y porqué es muy inteligente y cautivadora, comprensible y a la vez escalofriante en como se cuenta. No decepciona en absoluto después de 40 números de espera. (Aunque habría sido curioso ver como habría sido la historia de usar la identidad original, Peter Pan) La resolución a toda la aventura es también satisfactoria, con suficiente éxito como corresponde a un relato heroico, pero también con una parte de tragedia para compensar, y poniendo en pie una nueva dinámica para próximas historias. El dibujo de Buckingham está muy bien, muy imaginativo en el diseño de las Tierras Natales, y con muchas composiciones de página creativas. Por último, hay un número de “Mientras Tanto en Villa Fábula” que realmente debería haberse publicado antes o después de la saga larga en el tomo, como ya hicieron con el número similar de Cenicienta. Desarrolla muy bien las distintas tramas abiertas en la serie, y pone en marcha nuevas historias para próximos números, incluido por fin el debut de uno de los Tres Turistas. Y con una revelación y final, que aunque algo abrupto, resulta muy triste y a la vez muy ominoso. Además, el número tiene al dibujante original de la serie, Lan Medina, que sin desmerecer al dibujante actual, resulta muy agradable ver de vez en cuando a las Fábulas dibujadas de manera más realista, sobre todo tan bien, mucho mejor que sus trabajos para Marvel. Un gran paquete para una serie que sigue siendo de lo mejor del panorama. Muy Recomendado (10)

Girls: Emerger: Más de lo mismo, realmente. Se supone que tiene que ser terrorifico que un puñado de mujeres desnudas te persigan y quieran practicar sexo contigo. Aparte de las horribles implicaciones psicológicas de eso, no es una premisa de miedo, es de risa. Aparte de eso, es una serie terriblemente lenta, donde apenas pasa nada en este número que no pasara en el anterior, y lleno de personajes que son estereotipos horribles de paletos de pueblos por los que es imposible tener ningún tipo de simpatía. Horrible, y el dibujo tampoco es gran cosa. ¿De verdad esta es la cosa más interesante que han podido encontrar de Image? Si resultará que mis sospechas de Planeta son ciertas. Evitar a toda costa (1)

Gotham Central Nº4: Que como han tardado tanto en sacar más tomos, verá como otra serie chafa el final el mes que viene, un mes antes de que termine. Fantástico. Con la marcha de Brubaker (y también de Lark) a Marvel en exclusiva para que pueda dedicarse a matar gratuitamente a gente, queda Rucka sólo ante el peligro, con más énfasis en sus personajes (Allen y Montoya) y en la interacción con los supertipos, pero sin cambiar de tono, sigue siendo un policíaco primero. La historia aquí… bueno, la comparación inevitable es con el Silencio de los Corderos, pero con un supervillano, (cuya identidad se puede deducir por el título de la historia, y porque ya se mencionó en Flash hace un par de meses) lo que tiene bastante sentido, ya que es bastante normal que haya una situación que sólo un villano pueda resolver. Hay que suspender un poco la credulidad con el hecho de que usen tan poca seguridad con él, no ya no usando a algún super para ayudar, cosa justificable, sino cometiendo errores de novato que se ven venir. Pero aparte de eso, es una historia inquietante de juego entre gato y ratón entre el policía y la mente criminal, con una historia personal triste que se desarrolla mientras tanto, y la continuación de la historia personal mejor hecha de Rucka en la serie. Y luego hay un número suelto donde vemos la historia, contada desde su punto de vista, de un poli sucio e hijo de perra, que es un vistazo interesante a ese tipo de gente, desagrable a ratos, lo cual hace el final más satisfactorio, enlazando con un buen concepto reciente de las series de Batman. Dibujo atmosférico de Stefano Gaudiano, con menos problemas de distinguir entre personajes que Lark. Tan buena como siempre. Muy Recomendado (9)

JLA Nº8: Mira que bien le ha venido el retraso a esta historia, ha salido en la semana justa. Porque es una de las tres historias de esta semana que aunque no son de las cuatro miniseries/tramas principales, son importantes para Crisis, en el sentido de que no sólo están relacionadas, pasa algo al final que es vital para el crossover, y empalma directamente con el comienzo de Crisis. En este caso, de hecho, literalmente. Leela después de todo lo demás de Cuenta Atrás (chafa el Proyecto OMAC, así que menos mal que no salió el mes pasado como tocaba… claro que chafa el final de la saga actual de Flash. Ooops, Planeta) y justo antes de Crisis, porque la escena final de aquí continua en la primera de la saga. Escrito por Johns y Heinberg (asombrosamente, salió a la hora), la idea es enlazar Crisis de Identidad con Crisis Infinita. En la práctica, es ver por fin como las consecuencias de CdI afectan a la LJA, que como no tenía equipo creativo propio mientras tanto, no se había visto afectada hasta ahora. Lo bueno es que la Liga no es sólo los personajes de CdI, sino toda la alineación clásica, incluidos Detective Marciano (que tiene el papel más importante, como núcleo de la Liga), Aquaman (con guantes para que no se le vea la mano de agua que lleva ahora, y así sea todo más retro) y Tornado Rojo, haciendo algo útil por primera vez desde que cancelaron Young Justice. La historia, sin embargo, es un tanto esquizofrénica. Por un lado, intenta ser una historia retro de la gran Liga de la Justicia enfrentandose a algunos de sus enemigos clásicos, y en ese sentido está bastante bien, porque los guionistas saben de eso, con lo necesario para que este tipo de historias vayan bien, con villanos amenazadores y buenos momentos para cada protagonista.

Por otro lado, está la horrible herencia de Crisis de Identidad, y las ganas de ser “moderno”. No sólo la horrible idea de que le borraran recuerdos a Batman (con un Batman comprensiblemente cabreado por eso… aunque eso no justifica que sea hostil con todo el mundo, así que no se gana nada), lo inconsistente y mal llevado de lo que le hicieron a los supervillanos. Porque en esta historia, no queda claro si la cosa tan terrible que han hecho es simplemente quitarle los recuerdos de sus identidades secretas (como en las historias originales) o modificar sus personalidades (como a Luz o a Trompo). A veces parece que hablan de una sólo, a veces de las dos, y es una chapuza, porque no son comparables. Lo primero es algo que se ha hecho de toda la vida, y es perfectamente justificable. Lo segundo es muy diferente, y si que es un retcon que hace a los héroes retroactivamente más desagradables y casi fascistas. Pero está muy mal tratado, porque un tema no se puede tratar bien si no está claro de que demonios se está hablando. Además, sin venir a cuento, se implica un retcon aún mayor para un personaje de otra serie que no haría más que jorobar el desarrollo excelente que sufrido recientemente. No es todo malo en este aspecto… se puede extraer algo de drama decente de todo esto, queda claro que lo que le pasa a la Liga es un problema a solucionar porque no están rindiendo, y al menos parece que se zanja por fin la tontería de los lavados mentales (con Zatanna cansandose por fin de que la usen como objeto y largandose a ser usada como personaje de verdad en 7 Soldados). Y el dibujo es de Batista, por fin recibiendo los trabajos famosos que merece (de aquí va ya a ser uno de los dibujantes principales de 52) es muy bueno, aunque no su mejor trabajo, influenciado por el entintado para tener un estilo más tradicional como el de Morales, pero aún dibujando personajes y escenas de peleas muy atractivos y eficaces. Pero podría haber sido algo mejor este final real de la encarnación exitosa actual de la LJA (queda un tomo, pero es de relleno tonto). Eso si, hay un genial epílogo que resume ominosamente toda la Cuenta Atrás a Crisis Infinita, con una sorpresa y misterio final que pone las cosas muy intrigantes como “Continuará en Crisis Infinita”. Recomendado (7)

Jóvenes Vengadores Nº12: Final del primer volumen, y no hay un segundo anunciado en el futuro previsible porque Heinberg no entiende el concepto de “profesionalidad”, y aún así siguen esperandole. El grupo queda establecido, y son un grupo de héroes adolescentes, básicamente compañeros o versiones mini de los grandes héroes. Tienen un líder sin poderes especiales que usa objetos arrojadizos. Un cambiaformas verde. Un músculos que puede volar, cuya herencia es mitad heroica, mitad de una familia de villanos, que está saliendo con alguien de origen místico, que va de rojo y de familia también cuestionable. Un velocista. Una arquera con un pasado de abusos sexuales. Y un organizador que es parcialmente mecánico. Rápido, ¿que equipo estoy describiendo? ¿Los Jóvenes Vengadores, o los Jóvenes Titanes? Falta de originalidad aparte, no es gran cosa de final para el volumen. Una escena de pelea entretenidilla, un final fácil al conflicto (que ya hemos visto que no sirve de nada por culpa de Aniquilación) y el grupo por fin se termina de establecer sin demasiadas sorpresas. Tommy obtiene un traje poco distintivo y un nombre que era mucho más estúpido en inglés que en español (¿Qué demonios le pasa a Heinberg con los nombres? La mayoría sólo son descripciones obvias de los personajes. Por cierto, el traductor la caga de nuevo, donde un detalle importante del diálogo para la historia no se traduce, y aún así mencionan ese detalle después) y Kate por fin obtiene un nombre, que no es precisamente una buena idea, ni para el personaje ni para otro. Al menos el dibujo de Cheung es bueno, agradable y sólido. Decepcionante, y a saber que pasará con el potencial de la serie ahora que su creador está desaparecido. Neutral (6)

JSA Nº10: Con tanta prisa por acelerar en la mayoría de series, se les ha olvidado hacer lo mismo con una de las series que mejor estaban publicando hasta ahora. El resultado es que mientras Crisis Infinita ya está empezando, este tomo aún tiene material pre-Cuenta Atrás, y si siguen así, no llegarán hasta los crossovers con Crisis hasta dentro de 4 meses. Genial organización la de Planeta. Y no simplemente el desorden, es que como comparten guionistas, habrá cosas importantes de próximos números que se chafaran en cuanto salga el nº1 de Crisis Infinita. ¿Tanto costaba haber pasado la serie a mensual hace un par de números, acelerandola como han hecho con TODO lo demás? ¿Se puede ser más inútil? Pero bueno, ignorando esa parte, esta es una saga muy apropiada, la expresión definitiva del cariño de la serie por el legado de la Sociedad de la Justicia original: Tener un team up no con la LJA o con un grupo de otra tierra, sino con la SJA de otro tiempo. En concreto, de un tiempo muy interesante, principios de los 50, donde la SJA dimitió en vez de rendirse ante la presión y chantaje de un gobierno corrupto que quería tenerles controlados. Como hacen los héroes de verdad. La excusa son las manipulaciones temporales de Per Degaton, que aunque no tiene unos planes particularmente originales, sigue convirtiendose en un enemigo formidable gracias a su actitud y su uso escalofriante y sádico de los viajes en el tiempo. En el otro lado, tenemos otra de las renovaciones Johns, esta vez la de Rip Hunter, donde se libra de toda la basura acumulada con los años (especialmente la de los 90 donde se convirtió en Cable), y se recicla como un personaje chulo con una idea original y única para su papel como héroe de viajes en el tiempo. Pero el centro de la historia es contrastar a los héroes herederos con los originales, demostrando así por un lado porque los originales eran buenos personajes, y por otro para seguir desarrollando a los actuales. Así, aparte de ver el estilo que tenía el Doc Medianoche original, ver los problemas internos que tenian Sandman, Johnny Thunder y Átomo por aquella época, y seguir una idea de Robinson sobre Starman, se ata un cabo suelto que llevaba varios años en la serie, Mr Terrific tiene un conflicto muy bueno con ciertas cosas típicas de la época, Atom-Smasher crece un poco, Hourman ve la relación con su padre desde otra perspectiva, y en general se usa muy bien la historia y personalidad de todas las parejas de personajes para crear situaciones originales y diferentes entre si que den juego. Y termina en una pelea bien hecha y con suficiente emoción. El dibujo de Kramer es muy bueno, con buenos diseños, acción poderosa, emoción en los personajes y un par de imágenes de las Sociedades de la Justicia reunidas que quitan el aliento. Otra gran saga de la serie. Muy Recomendado (10)

JSA Clasificado Nº1: Esta es la primera saga de la segunda serie mensual de la SJA. Al igual que la serie equivalente de la LJA, serán sagas independientes por autores diversos, una especie de antología, y esta primera saga es la más famosa con diferencia. A diferencia de JLA Clasificado (por cierto, ¿para cuando más material de esa?), en vez de ser historias del grupo en distintas épocas, son historias de distintos personajes del grupo en el presente. La primera historia es el mucho tiempo esperado orígen definitivo de Power Girl, que a su vez es otra de las historias que sirve de prólogo a Crisis Infinita (el final empalma directamente con Crisis) sin ser una de las tramas principales. Hay que admitir la valentía de DC, tanto aquí como en RdDT, abrir fuego con explicaciones de los orígenes de dos de los personajes históricamente más complicados de la compañía. Pero es apropiado, teniendo en cuenta que se complicaron por culpa de Crisis en Tierras Infinitas, y estas historias enlazan con su secuela e imagen opuesta, que se supone que va a arreglar los problemas que causó la original. Porque aquí es cuando, después de mucho prólogo desconectado, se empieza a notar que (y porque) esto es una secuela de Crisis, con lo que eso conlleva. Y efectivamente, se cuenta el nuevo orígen de Power Girl, que es el más evidente y fácil de entender, y supongo que con el nuevo paradigma que esto abre, el mejor. Curiosamente, cuando Johns empezó a dar pistas sobre el verdadero orígen de Power Girl en JSA, no tenía este pensado (si te fijas, las pistas que dio en el nº50 no encajan con esto) y por eso el origen se retrasó un par de años, porque surgió la oportunidad de cambiarlo cuando empezaron a pensar la nueva Crisis. El orígen que tenían pensado originalmente se da aquí como el segundo de los orígenes falsos, por cierto. De todas maneras, el misterio del orígen no es la parte principal de esto, aunque sea lo más llamativo, y de para una serie de escenas bastante divertidas mientras tanto, y una conclusión de lo más intrigante, especialmente para viejos fans.

El centro de la historia, sin embargo, es algo que se le da muy bien a Johns, que es desarrollar la personalidad de un personaje y hacerlo creible y comprensible, basandose en su historia y concepto. Y vaya que si lo hace, por primera vez en toda su historia, (aunque ya empezó a tantear el terreno en el tomo anterior de JSA) por fin hace de Power Girl un personaje humano y empatizable y no simplemente una supermujer lejana e inaccesible. Precisamente lo que hace es usar su falta de orígen como parte de la historia para definirla como personaje, y le saca un drama bastante bueno a eso. Hasta da una buena explicación para el agujero en el pecho aparte de para calentar a los fanboys, lo cual es un mérito más allá del deber. Así, es una historia con un buen drama entrañable y un gran desarrollo de la prota, pero sin perder el sentido del humor (fijate en la portada, aunque no sea la más apropiada para el tomo) y con uso emocionante de muchos viejos personajes coloridos. Todo eso está perfectamente plasmado por Amanda Conner, una dibujante que no se prodiga mucho (lo último que se vio aquí fue el desperdicio de Pro) y es una lástima, porque sus dibujos son preciosos. Su Power Girl, aparte de sus atributos típicos, es la primera vez que la dibujan como guapa, y plasma perfectamente las distintas emociones por las que pasa en la historia, al igual que lo necesario de todos los demás personajes, sabiendo hacer divertidas las escenas divertidas, y dolorosas las dramáticas. Un gran paquete, independientemente de su conexión con Crisis. Veremos que pasa si, (o cuando), Planeta siga publicando la serie con historias menos populares. Muy Recomendado (9)

Legión de Superheroes Nº3: El conflicto con Lemnos y (brr) Terror Firma llega al punto álgido, y por tanto la serie se centra menos en la (falta de) personalidad e interacción creible entre miembros, o el conflicto adultos-jóvenes (aunque está de fondo, de manera más efectiva) y más en ver como detienes un ataque global en varios frentes a toda la estructura política de la galaxia conocida. Waid hace un buen trabajo en mostrar la escala y eficiencia del ataque de manera creible (aunque desgraciadamente, todos los villanos excepto Lemnos son genéricos, aburridos y no especialmente amenazadores de por si) y en hacer contraatacar a los Legionarios de manera igualmente creible y creativa, de varias maneras originales. Y de paso, le saca drama y buenos momentos a los poquitos personajes que han demostrado algo de personalidad distintiva, notablemente Brainiac 5, y con un buen debut para un par de Legionarios que sólo se habían intuido hasta ahora. Bastante decente, en general. El dibujo de Kitson está bien, excepto el problema de la falta de originalidad y creatividad ya expresado. Recomendado (7)

New X-Men Nº19: Kyle y Yost van por la emoción fácil, y matan a un autobus lleno de niños. Oh, el drama. Es muy fácil masacrar personajes en los que los guionistas anteriores invirtieron esfuerzo y tiempo en crear (si, a decir verdad, prácticamente ninguno llegó a hacer nada, pero al menos tenían ideas detrás de ellos, y potencial, como se vio por sus mini-fichas en el Anuario), lo que realmente cuesta es hacer el esfuerzo de desarrollar a un personaje para que importe. Y eso es lo que los guionistas actuales no comprenden, porque prefieren lo fácil, lo llamativo en vez de la sustancia, la cantidad antes que la calidad. Sus precedesores cogieron la muerte de un personaje que había tenido una importancia en la serie, y pese a que la muerte fue en otra serie y se sabía que no iba a durar, llenaron el número de tristeza y emociones de verdad, para desarrollar a los personajes. Aquí, lo único que saben es matar a un puñado de personajes poco establecidos, y tener a todos los personajes enfadados y lloriqueando. Melodrama, en vez de drama, tópicos en vez de desarrollo de verdad. Aquí lo triste es la dirección de la serie, no la historia. Y todo para demostrarnos que los malos son maaalos (diría que nos dimos cuenta cuando empezaron a matar niños) y que las cosas son peligrosas, cosa que llevan machacando con taladradora desde que vinieron los guionistas actuales con su dirección de angustia vital reciclada de Claremont. Oh, y hace parecer a los Mazentinelas aún más intuiles, si eso es posible, porque este es el tipo de cosas que se supone que están allí para evitar. El dibujo es igual de exagerado en el melodrama que el guión, sólo es capaz de expresiones exageradas e inapropiadas. No Recomendado (3)

OMAC: Aprovechando la nueva versión que no tiene nada que ver, Planeta reedita una olvidada obra de Byrne de final de su primera época DC, de cuando aún era bueno. A diferencia de la actual, esta es una continuación bastante fidedigna de la serie original de Kirby, transcurriendo incluso en la misma continuidad (aunque no en el Universo DC) aunque de manera un poco libre y que no afecta a esta historia. Así que lo que hace Byrne realmente es coger los elementos y la premisa inicial de la serie de un guerrero mejorado por un satélite que lucha para salvar el futuro de la devastación inminente, y tomarselos en serio en una historia de ciencia-ficción, en vez de cómo el desmadre de fantasía de Kirby. Es una historia que empieza siendo de aventuras-acción post-apocalíptico, después se convierte en intriga y misterio transtemporal, y finalmente usa los temas habituales de los viajes en el tiempo: ¿Es ético cambiar el pasado? ¿No estarás fastidiandola en vez de salvando el futuro? ¿Qué significa exactamente salvar el futuro? Además del tema propio de los superhombres modernos de cuando ayudar a la humanidad es algo bueno y cuando no, y otras disquisiciones filosóficas interesantes. Es bastante similar a 12 Monos en ese sentido, pero con más acción y más directa, y termina con un bucle temporal más complicado, el más complicado que he visto en un comic en mucho tiempo. Pero vaya, es una historia sólida y bien pensada. Y el dibujo en blanco y negro (hecho conscientemente como efecto) de Byrne está muy bien, bonito en algunos aspectos, impactante y creando escenarios únicos en otros. Un buen rescate del olvido, pese a todo. Muy Recomendado (9)

Proyecto OMAC: Y esta es la cuarta de las miniseries de Cuenta Atrás a Crisis Infinita, que llevan una de las tramas principales. Aunque realmente esta fue la primera que empezó, porque continua directamente de Cuenta Atrás, que iba principalmente sobre esto. Como las anteriores miniseries, sigue un esquema claro: Son seis números (más o menos) tratando y remodelando uno de los aspectos del Universo DC (en este caso, las relaciones entre los héroes y el mundo del espionaje), presentando alguna idea nueva para eso (como ya se vio, en este caso es la remodelación de Jaquemate como organización que supervisa todo uso gubernamental, secreto o no, de superhumanos… y también la nueva encarnación, sin mucho parecido al original, de OMAC y el Hermano Ojo) y sólo atando la trama secundaria, Jaquemate y el primer asalto de los OMAC, dejando la principal (el resto de los OMAC y el Hermano Ojo) libre para que continue en Crisis Infinita y el especial correspondiente, con un hecho importante hacia el final que tiene mucha importancia por otra parte en Crisis. Es una historia frustrante, porque aunque tiene una premisa muy buena, la ejecución es bastante chapucera. Para empezar, si no estás familiarizado con la LJI o con la etapa de Rucka en Batman (ya que una de las protagonistas es la niña de Rucka, Sasha Bourdeaux, exnovia y guardaespaldas de Batman, que acabó en Jaquemate al final de la etapa), estarás un poco perdido, porque Rucka no se molesta en explicar mucho quienes son todos esos personajes, o como se relacionan entre sí. Luego está el hecho de que entre los números 3 y 4 vaya el crossover Sacrificio, donde pasan cosas vitales para la miniserie, pero al menos han editado la conclusión en este tomo, que es donde pasa todo lo importante, puedes prescindir del otro tomo, porque además tendrás repetido el número de WW.

Y luego está el hecho de que la historia intenta varias cosas distintas, y no siempre funcionan bien. Empieza como un thriller de espionaje con superpoderes, con Maxwell Lord como enemigo manipulador e imbatible y los héroes teniendo que andar con pies de plomo contra él. Esa parte está bastante bien hecha, con la sensación apropiada de agobio de esas historias, que obviamente Rucka sabe hacer. Pero luego en la segunda mitad degenera en peleas a saco con los OMAC, que la verdad, no son muy interesantes. De hecho, Rucka la caga bastante con los OMAC. Cuando se presentaron en Cuenta Atrás, parecían interesantes, soldados que cargaban protocolos especificos para cargar a cada superhumano y adaptaban armas para eliminarlo, con un diseño elegante reminiscente del OMAC original. Pero aquí, al abusar de ellos y sacarlos a patadas, toda la amenaza se pierde, y se convierten en un chiste. Y además, de manera inconsistente: No puede ser que un par de OMACs estén a punto de cargarse a un grupo entero de superhéroes poderosos y con experiencia, y sin embargo un ejército de cientos de OMACs no pueda con otros superhéroes, o tres OMACs no puedan con alguien sin poderes. Y con su abundancia como tocapelotas en los crossovers la van a cagar aún más, porque parecen aún más inútiles, por mucho que aquí masacren a personajes de tercera (hay muchas muertes gratuitas, pero al menos aquí son de personajes tan poco importantes y olvidados que no es demasiado irritante). Al menos el Hermano Ojo si que se convierte en un enemigo digno y ominoso al final de la miniserie. Y luego está la parte de los héroes, que de nuevo, empieza con el trio principal de DC teniendo importancia, pero a mitad eso se marcha a otras series, dejando sólo a Batman, de manera algo abrupta. Luego está la venganza de los antiguos miembros de la LJI (ahora tomados en serio y dramático, que es apropiado, porque fueron creados para eso, la mayoría) y la verdad es que Rucka le saca partido y le da dignidad a la muerte de Blue Beetle, y demuestra porque es una tragedia, de manera que queda claro que fue una historia por algo y no un sacrificio gratuito para un crossover. Y escribe bien a estos personajes, tanto su sentido de camadería, como individualmente, escribiendo sobre todo una Fuego mucho más interesante del estereotipo que normalmente es, recordando su pasado como espía. Hay momentos heroicos buenos al final gracias a todo eso, otros invitados especiales (dos viejos y geniales conocidos del mundo del espionaje, por ejemplo, y hasta otros héroes importantes) también tienen buenos momentos, y a su vez también hay sensación de amargura y desesperación para compensar, aunque algunas de esas cosas que no terminan de funcionar del todo. Y más o menos logra darle una sensación de final a la historia, aunque la amenaza principal no se resuelva y eso sea ligeramente frustrante. Y termina con un epílogo que pone las cosas muy difíciles para un personaje en concreto en Crisis y promete una revancha.El dibujo es de Jesus Saiz, rescatado de Manhunter es bastante bueno. A veces le falta algo de detalle y movimiento, pero la atmósfera, las figuras y las escenas las hace muy bien. Tiene el terrible problema, eso si, de que dos de las protagonistas tienen el mismo diseño y son casi indistinguibles. En fin, al igual que la mayor parte de estas miniseries, tiene muchos defectos, pero hace otras cosas bien, y más o menos cumple con sus objetivos de abrir boca y renovar en el camino a la Crisis. Recomendado (7)

Regreso de Donna Troy: Y esta es la otra de las historias que aunque no es una de las tramas principales de Crisis Infinita, es tan importante para Crisis como las miniseries principales, porque empieza un subargumento que continua en Crisis. La idea principal, de todas maneras, es arreglar la cagada que hicieron dos años antes al matar estúpidamente a Troia para llamar la atención, que se notaba que Johns quería arreglar hace tiempo. Por supuesto, la manera de resucitarla no tiene que ver con la escena final de Dia de Graduación, porque aquella no tenía ningún sentido. Y de resucitar a Donna se encarga el Equipo Ez, un grupo de autores familiares con ella, que son de lujo: Phil Jimenez escribe, Jose Luis Garcia-Lopez dibuja y George Perez entinta. Así que por supuesto, la mini tiene un aspecto maravilloso, clásico y sólido, con diseños y escenas elaborados. La cosa es que Jimenez innegablemente tiene un cariño y un conocimiento excepcional de estos personajes. Desgraciadamente, sólo escribe para los que tengan esas dos cosas también. Bueno, a decir verdad, al menos se molesta en explicar quien es quien, y la historia pasada necesaria para entender la historia. Pero si no tienes las conexiones emocionales de antemano con los personajes, difícilmente te va a importar la mayoria de la historia. Básicamente, esto es una secuela de “¿Quién es Wonder Girl?”, la saga que le daba a Donna su origen post-Crisis y la identidad de Troia, y es una pena que la reedición de Nuevos Titanes aún no haya llegado allí. Como manera de resucitar a Troia y de reencauzarla, es bastante inspirada, pero como historia, es bastante normalita, y lanza demasiados personajes y conceptos en muy poco tiempo para los que no los conozcan. Y el conflicto principal de la miniserie es uno muy manido (de hecho, lo acabamos de ver en las series de los protas de esta historia, los Titanes y los Outsiders) y previsible, con otras escenas superheroicas un poco pobres también.

Pero una vez pasa todo eso, que son dos tercios de la historia, mejora bastante. Primero, porque Jimenez se nota que sabe escribir a los protas, y darles la sensación de familia y de personajes reales que no tienen sobre todo en Outsiders, y aunque a veces las escenas son previsibles, tiene algo que hacer para cada protagonista. Y luego, porque el final es bastante bueno, con un conflicto secundario centrado en Donna bastante mejor que el primario, definiendola como parte de la familia de los Titanes muy bien, y con varios giros basados en historia DC (pero bien explicada) bastante buenos. Y como epílogo, se reestablece a Troia, y se da un maravilloso resumen de dos páginas de su complicadisimo origen, siguiendo el nuevo (aquí se estrena) paradigma de continuidad de DC, que aclara bastante las cosas si lo lees detenidamente. Y de paso, le da un nuevo papel en DC, y la lanza a tener un papel importante en Crisis Infinita, con un par de pistas intrigantes (que junto a una referencia a la Guerra Rann-Thanagar, es lo único de Crisis aquí). En fin, una miniserie que cumple bien lo prometido, y será una delicia para fans de los Nuevos Titanes, de los dibujantes implicados, pero ya está. Recomendado (7)

Sagas DC: Armagedón 2001: Se ve que les parecía mucho tomo sólo para dos especiales de 48 páginas, y han metido dos crossovers que no son demasiado importantes, los de las Ligas de la Justicia. El primero es lo que puedes esperar de Giffen/DeMatteis en esa época (hacia el final de la etapa, cuando estaban recuperando parte de la gracia original y se acordaban de hacer algo más que chistes malos) con la premisa del crossover, mientras que el segundo ignora la premisa y se divierte mandando a los protas a distintos tiempos del Universo DC, además de atar como puede un subargumento de la serie madre. Así que si estás siguiendo la reedición de la LJI, deberías comprar esto y leerlo en unos meses, cuando lleguen a Rupturas. Por lo demás, ya hice un comentario del crossover en su día en la sección “¿En Que Demonios Estaban Pensando?”, que sabía que me vendría bien algún día. No Recomendado (4)

Siete Soldados: Klarion: Cuarta miniserie del evento modular de Morrison. Esta vez es una renovación de cero (que o elimina por completo al anterior, o hay casualmente dos Chicos brujos iguales con caracteristicas muy similares que no tienen nada que ver) de una vieja creación de Kirby, nemesis de Etrigan el Demonio. El género esta vez es aventura de niños descubriendo el mundo, con toques místicos, cosa que le pega mucho al protagonista, que es un chico de una comunidad aislada de brujos, con mascota gatuna y todo, perfecto para ese tipo de historias. Los villanos esta vez toman la apropiada forma del padre malvado definitivo, Melmoth, el ya mencionado exmarido de la Reina Sheeda, y entre eso y otras cosas, queda claro el tema habitual de los padres malvados de la serie. El tema de corrupción de la inocencia aquí también es evidente, con un Klarion como el inocente que llega a la gran ciudad y tiene que tener cuidado de que no se aprovechen de él, que también sirve para tratar el tema de viejos repitiendo siempre el mismo esquema en vez de dejar que la nueva generación haga cosas nuevas. También está el tema de ver donde está realmente lo fantástico y mitológico, con un niño brujo de una comunidad mágica viendo el mundano mundo normal como algo maravillosamente fantástico, con los ojos de un niño. Y por último, el tema de recuperarse de un trauma para ser un héroe no está aquí, porque Klarion es demasiado joven para eso, pero definitivamente (como muestra la última página) se convierte en un héroe a lo largo de la historia. De hecho, tiene la estructura tradicional del viaje heroico como metáfora de la madurez, empezando por la huida del pueblo natal opresivo, la llegada al mundo de fuera donde tiene aventuras y desventuras, y el retorno a casa cambiado, donde ya no pertenece al pueblo porque los ha dejado atrás. Una historia con bastante resonancia universal, y relevancia (y bastante crítica) sobre todo en el pueblo de los hombres brujos, que tiene toda la ignorancia, fe ciega en tradiciones absurdas y dogmatismo de muchas comunidades actuales. No es casualidad que vayan vestidos como puritanos, al fin y al cabo Y todo este cuento moderno maravilloso, con un protagonista curioso y con la mala leche de los cuentos antiguos (no es tan amoral como el original, no es tampoco un boy scout) y montones de conceptos imaginativos como los Grundys, los Submisioneros (o Sumisionarios), el Mercado Subterraneo o el Leviatán de niños, una aventura de grupito de jovenes (que no es tan buena como el resto de la saga) y una conclusión muy eficaz, con mucho humor y mala leche enmascarado en una forma sutil. Y con conexiones sutiles e intrigantes con los capítulos anteriores, y algunas algo más directas, como una continuación dels egundo capítulo de Guardian, que explica que era el bicho que atropellaba el metro, por ejemplo. Y luego está el dibujo de Frazer Irving, cogido de 2000 AD (aquí solo se le vio en un cutre especial de Authority) y lanzado a una fama mayor por esta miniserie. Tiene un aspecto muy apropiado para el tono de cuento, de manera que parece pintado con témperas, muy expresivo e imaginativo, y con una gran atmósfera. Otra gran historia diferente para el verdadero gran evento del año. Muy Recomendado (10)

Superman: Sacrificio: Prestad atención, porque esto es complicado. Está Crisis Infinita, que es un enoorme crossover. Es tan grande que además de tener crossovers tiene cuatro miniseries prólogo, cada una de ellas con sus crossovers propios. Pero además, es que una de esas, Proyecto OMAC, tiene entre sus capítulos 3 y 4 otro subcrossover, entre las series de Superman y Wonder Woman, Sacrificio. Y para terminar la gracia, Sacrifio tiene sus propios “tie-ins”, es decir, números derivados satélite. Así que hemos llegado, sin saber como, al punto de tener un número que es parte de un crossover que es parte de otro crossover que es a su vez parte de otro crossover mayor. Lo que significa que en algún momento, en DC han perdido completamente la perspectiva de todo esto. Y en Planeta, en su afán de sacar en cuanto más rápido mejor, y en cuanto más tomar el pelo mejor, ha metido en este mamut de tomo la saga de Sacrificio, los dos números derivados-epílogo, y de pegote, otros dos números de Superman cuya única relación es que sale un OMAC y que en alguna página se menciona algo del crossover. Primero tenemos un par de números de Mark Verheiden, guionista de momento de Superman, del que ya hablaremos más cuando toque. No es muy bueno, para ser directos.

Primero tenemos un número de relleno con Superman luchando contra una versión sin originalidad de un viejo y olvidable enemigo, y poco más. Después viene la primera parte de Sacrificio propiamente dicha, y es una tomadura de pelo, una historia tonta y típica, donde no pasa nada importante hasta la última página, y la manera de desarrollarse las cosas no importantes es totalmente predecible. Por el contrario, la segunda historia es lo único que vamos a ver de la corta etapa de Gail Simone en Action Comics, y se demuestra aquí que es una tremenda pena. Simone también tiene que hacer tiempo en una historia que no sirve para nada, pero al menos lo hace divertido mientras tanto, con un uso gracioso y terrorífico de ciertos personajes DC. Se nota mucho cuando un guionista es de calidad y de los que se esfuerzan, y a Simone se le nota mucho. Porque no van a publicar su etapa, con toda la mierda inutil que publican, es algo incomprensible. El dibujo de Byrne, además, está reforzado por unas tintas que le dan un aspecto más sólido que en sus últimos años, y queda bien. La tercera parte del crossover es de Rucka, y de nuevo, es mucho ruido y pocas nueces. Se explica por fin que está pasando, pero es una explicación que merece un par de páginas, y no todo el número de dar vueltas que hacen aquí, que es bastante redundante con el resto de la historia. Aparte de que se basa en una conveniencia del guión que no tiene ningún sentido. Lo realmente importante es la conclusión en Wonder Woman, donde por fin hay un conflicto interesante, con una pelea brutal, con un tono apropiadamente desesperado, y un final muy polémico pero no necesariamente malo por eso. Desgraciadamente, en vez de seguirse ese final, los dos siguientes números de Rucka tienen a Superman y Wonder Woman evitando el tema y enfrentandose a OMACs de manera bastante normalita y para hacer tiempo, y sólo se ven las consecuencias de toda la historia (que se veian venir desde hacia varios números de Rucka, la verdad) de manera un poco chapucera y facilona al final. Buen dibujo en todas estas partes, al menos. Por último, otro número de Verheiden, con Superman y Superboy reaccionando ante todo lo que les ha pasado recientemente, e ilustrando el problema sobre como están escribiendo a Superman ultimamente: Superman y Superboy están siendo igual de quejicas, pero Superman no tiene la excusa de ser un adolescente. Para colmo, tenemos a aún otro OMAC incordiando, sin aprovecharse ninguna de las ideas interesantes del concepto, y jorobando con un personaje que ni se molestan en presentar, ni en explicar como encaja con la actual y risiblemente llamada historia de Superman. Las partes de Verheiden, además, tienen el dibujo a lo Lee bastante malo de Ed Benes. En definitiva, una idea interesnate e importante, que habria estado muchisimo mejor sin todo el relleno, paja y tontería alrededor, que tal y como está ahora, queda fatal. Si estás siguiendo Superman o Wonder Woman, me temo que tendrás que tragarte esto. Si estás siguiendo Proyecto OMAC y Crisis, sin embargo, puedes saltartelo que no te pierdes nada, lo único importante sale repetido en OMAC. No Recomendado (3)

Superman/Batman Nº15: Fin de la saga de Poder Absoluto, y perdió completamente el rumbo si alguna vez lo tuvo. Empezó con una premisa sólida, aunque mal ejecutada, pero ha acabado desbarrando en una serie de escenas de lo que le apetecía dibujar a Pacheco, enlazadas con malas excusas. Lo peor es que Loeb no se inventaba nada interesante sobre los personajes y lugares diversos que visitaba, ninguna idea ni siquiera de jugar y mezclar con ellas. El resultado es una mala historia que es un tour mediocre por el Universo DC, y este número no es una excepción, con la visita a unos personajes que estaba claro que iban a aparecer en una historia dirigida por Pacheco, y cuyo significado se perderá en gente que no esté puesta en la historia de DC, algunas imágenes de pelea muy visuales pero sin mucha historia, y una resolución de los viajes en el tiempo casi incomprensible, tan chapucera que ni siquiera sigue sus propias reglas internas. Y luego está la segunda historia, que es a todos los efectos un episodio piloto de Supergirl. Y es prácticamente tan malo como su presentación, con Supergirl no mostrando apenas ningún rasgo de personalidad aparte de “adolescente genérica escrita por adulto que no recuerda más que el estereotipo adolescente”, una historia muy típica con un “giro” que está claro desde el principio y en general ningún motivo por el que uno quiera ver una serie sacada de esto. Y aunque el dibujo no es de Turner, es de Churchill, de la vieja escuela Image, que sigue dibujando a una Supergirl con horribles problemas de anatomía y de poses “sexys”, entre otros muchos problemas. Evitar a toda costa (2)

Ultimate Fantastic Four Nº17: Un problema de los comics de Mark Millar es que piensa una serie de escenas que piensa que van a quedar chulas, pero no se molesta mucho en que la manera de llegar a ellas tenga sentido o quede bien. Así que después de un par de números con los Cuatro Terribles diciendo que van a escapar de manera inteligente y terrorífica… escapan únicamente porque sus guardias son estúpidos. Aparentemente, Zombie Reed contaba con eso. De todas formas, los zombies no son el centro de esta historia, están únicamente para tener una amenaza extra a la que pegar y tener que resolver al final, mientras el verdadero conflicto está en otra parte. Mejor, porque no hacen más que ser desagradables y comerse gente. La parte importante está en el retorno del Doctor Muerte, a quien Millar hace infinitamente más interesante que Ellis a base de hacerle como el de verdad, un genio real con un ego enorme y odio hacia Reed Richards, cuya amenaza es su inteligencia y sus planes elaborados y sutiles, no un loco metálico con patas de cabra que quiere destruir a sus enemigos con ataques directos con monstruos. Y así juega con él, en una idea basada en una que usó su contrapartida original alguna vez, que sirve para demostrar que es un genio terrorífico con planes más ambiguos que simplemente destruir, y una manera de ser derrotado que tiene sentido con su personalidad, apropiada y calmada. Es un buen final, usando todos los elementos apropiados de los 4F, ci-fi y familia, y enlazando casi todas las historias de Millar en la serie. Hasta Land está mejor que de costumbre, pareciendo más que dibuje de verdad con verdadero flujo entre escenas, en vez de ser imágenes copiadas, pegadas y retocadas de revistas. Y así termina la etapa Millar, que aunque no ha llamado mucho la atención, ha sido una adaptación decente de los 4F al universo Ultimate, con fallos, pero mejor que las anteriores. A ver que hace Carey. Recomendado (8)

Ultimates 2 Nº6: Quedan 3 números para termina la saga, y el último aún no ha salido en EEUU. Así que probablemente habrá hueco antes de que salga. No aprenden. En cualquier caso, mientras tanto, aquí tenemos por fin el primer combate con supervillanos en toda la serie, en el comienzo del climax de la etapa Millar/Hitch. Y realmente les sale bien: Millar está en plena forma, evitando sus fallos habituales (el argumento es suficientemente simple y está bien pensado así que no hay fallos tontos de lógica, los héroes tienen que actuar por fin como héroes así que no parecen repelentes, y no hay tonterías para llamar la atención porque realmente no les hacen falta) y tirando de lo que sabe hacer bien: Acción muy bestia, con una escala impresionante, personajes que si bien no tienen mucha profundidad, quedan chulos con la frase en el momento apropiado, versiones imaginativas de viejos conceptos (la selección de villanos es de lo más excéntrica, pero queda bien) y suficiente relevancia con la política del mundo real para que quede verosimil, pero sin intentar profundizar demasiado y que se note que tampoco tiene mucho que decir. Todo con el dibujo impresionante de Hitch. Es una película de acción con superpoderes a lo grande, nada más, pero está muy bien hecha, y la manera de poner a los héroes contra la pared, y ver como se vuelven las tornas, usando los elementos establecidos durante dos años, es muy efectiva. Muy Recomendado (10)

Y: El Último Hombre Nº6: Empieza la tercera saga de la serie, con la busqueda de los astronautas y el camino hacia el conflicto con las israelís. Vaughan desarrolla muy bien a Alter y su equipo, de manera que parecen una amenaza verdaderamente creible, pero a la vez bastante razonables cuando nos dan su propio punto de vista. no como las amazonas. La situación es muy interesante y con suficientes giros, y la interacción entre los protas y la chica nueva es bastante divertida. El dibujo de Guerra es muy bueno también. Lo de costumbre para la serie. Muy Recomendado (10)

Eso es todo por esta semana. La semana que viene… Damas (je) y caballeros, con todos ustedes… Crisis Infinita. También, unas cuantas otras cosas. Nos vemos entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: