Semana del 16 al 22 de Abril

27 abril, 2007

Empiezan a poner la quinta temporada del Ala Oeste en TVE2. Desgraciadamente esa es la temporada donde echaron al creador y guionista único de la serie (segundo caso en toda la historia donde pasa eso), Aaron Sorkin, y queda claro que era una serie de autor. La serie ha perdido casi completamente toda la gracia, frescura, complejidad y comedimiento.

Tengo un maldito virus en mi ordenador, y ni mi antivirus ni mi antispyware lo captan, ni tampoco logro extraerlo a mano. ¿Alguien tiene algún consejo?

[Suena Don’t Stop Me Now, de Queen, en honor a Hulka]

Hola a todos. Bienvenidos a una… no, a LA semana aquí en el Cuarto Muro. Es el Salón del Comic 2007, y es una de las mayores avalanchas que he visto de novedades, como era de esperar. Y eso sólo las que comento, que hay muchas que me dejo. Se están pasando bastante. Pero bueno, en Panini tienen sus novedades de cada mes, pero han aprovechado el Salón para sacar más números 1 que nunca. En Norma tienen una oferta mayor que otros meses, la mejor de cualquier editorial actualmente. Y en Planeta, se les han acabado los productos relacionados con Crisis, así que sacan unos cuantos tomos recientes periféricos, y rellenan el resto con las habituales reediciones, muchas de cosas incomprensibles, y las cosas de Vertigo de siempre, además del lanzamiento masivo de los Absolute. Que tienen pinta de ser libros de adorno o para estar en un púlpito, porque al menos algunos, parecen absolutamente inmanejables de leer en cualquier postura. Los comics de 24 páginas son 4 a 34, y las reediciones son sólo 5 de 48 en mis reseñas… pero es porque muchas de las reediciones que han sacado no las comento. Algunas de ellas son:

Norma reedita Contrato con Dios, la obra maestra de Eisner y una de las primeras novelas gráficas propiamente dichas. Si te gustan ese tipo de historias realistas, tienes que echarle un vistazo. Diablos, echale un vistazo de todas maneras, aunque no te guste el género, es interesante de ver.

Panini empieza a reeditar el Thor de Simonson. El material es innegablemente bueno, pero la edición no. Es decir, si vas a editar en tapa dura, que sea una edición de lujo en condiciones, no un cacho enano de historia cortada por cualquier parte, sin extras ni nada. Al menos podrían haber puesto una saga entera en cada tomo, con lo cara que es la edición, y lo ridícula que queda la tapa dura en un tomo de 96 páginas, que las tapas ocupan casi más que el comic.

Planeta reedita Batman: Presa, una de las primeras historias de Leyendas del Señor de la Noche, por el duo Moench/Gulacy. Y es la historia mediocre de Batman de toda la vida. Teniendo material bueno y de autores destacados como Morrison o Wagner en los primeros tiempos de esa serie, porque eligen algo tan poco memorable, es algo difícil de entender.

Y luego están los Absolute. Del contenido de Watchmen no se puede decir ya nada (si, tienes que tener un ejemplar, es obligatorio… aunque preferiblemente una edición más manejable) pero la edición queda bien. Y tiene un porrón de extras, sobre todo del desarrollo de la serie desde que era un revival de los personajes de la Charlton hasta la edición definitiva, incluido uno de los hiperdensos guiones, y mucho otro material secundario.

Luego está la de Kingdom Come. En otro nivel, también es recomendable, una gran historia épica, una de las historias definitivas del Universo DC, y una obra importante para el género de los superhéroes de los 90, lo mejor de sus dos autores. En cuanto a los extras, hay alguna página más de historia, y el tomo de extras de la edición americana viene incluido en el mismo que la historia, con una infinidad de extras: Ilustraciones de Ross a montones, bocetos de cada personaje, anotaciones bastante completas, guías de los personajes, como se hizo, y más cosas. Así se hace una edición de lujo, dandole motivos a los fans que ya la tengan para comprarla. La pega es que en Planeta vuelven a hacer de las suyas, y la rotulación que le han puesto es horrible. Sigh.

Ya en el apartado de “Absolutes inventados por Planeta, luego no tienen extras y son un timo” está la reedición de Ronin, una obra un poco olvidada de Frank Miller. Es una obra muy inspirada en el manga (el bueno, no lo que imitan ahora los chavales) y el principio de su estilo post-superheroico. Una historia bastante compleja, y algo difícil, pero que vale la pena, aunque no necesariamente en este formato. Después de tanto desde la edición original (casi 20 años), hacía falta una edición más asequible.

Y luego está ya el despropósito, el Absolute Green Lantern/Green Arrow. Invención de Planeta, por lo que no tiene extras, y que DC jamás pondría en ese formato por motivos obvios: Para empezar, el dibujo y coloreado antiguo queda horrible en tamaño gigante. En cuanto al material en si… bueno, el dibujo de Neal Adams es muy bonito. Y tiene importancia histórica por ser de los primeros comics mainstream en tratar de ser “relevante”, Pero mira que está mal escrito. Aparte de que O’Neil no tenía ni idea de escribir a Hal Jordan, porque no sabe escribir héroes tradicionales ni superpoderosos, y para hacer quedar bien al personaje que queria escribir, que era Flecha Verde, tenía que hacer quedar mal a Hal en comparación, como un inutil que no hace otra cosa que dudar y parecer estirado, horrible lacra que arruinó al personaje durante décadas. Aparte de eso, digo, los intentos de relevancia son patéticos, con O’Neil machacando el mensaje de turno (normalmente muy loables, eso si) sin ningún tipo de sutileza o intento de contar una historia con sentido. Está el memorable momento donde el pobre negro echa la bronca a Green Lantern por “ayudar a los pieles rojas y azules, pero no hacer nada por los pieles negras”, que aparte de ser accidentalmente ridículo como frase, y ridículamente sermoneante, no tiene en cuenta que si perdiera el tiempo con problemas pequeños como esos, planetas enteros como por ejemplo la Tierra serían destruidos por no hacer su puñetero trabajo. Pero la versión O’Neil de Hal es tan tonta y blandengue que es incapaz de esgrimir una de las miles de respuestas obvias. Y luego está cuando tiene el síndrome de serie de TV para adolescentes, donde se saca a un personaje secundario que ni había mencionado, únicamente para hablar de un TEMA IMPORTANTE durante un número, y después vuelve a mandarlo al limbo sin mencionarlo. En serio, olvidate de la propaganda, y evita esto como la peste.

Y… eso es todo. Pasamos a la infinita cantidad de reseñas de turno:

American Virgin: Cabeza: El doble sentido del título se pierde en la traducción, desgraciadamente. (Head se usa también para referirse a dar sexo oral, por si tienes curiosidad) Esta es una nueva serie de Vertigo, la segunda que se ve aquí de la última tanda de series, porque es de las pocas que tienen visos de sobrevivir a largo plazo. Más o menos, esta serie va de Steven Seagle haciendo al sexo en general lo que Y: El Último Hombre hace de las relaciones entre géneros. Es muy derivativa del estilo de Vertigo moderno, igual que obras anteriores de Seagle como Casa de los Secretos eran derivativas del antiguo Vertigo. La idea es ver a Adam, joven predicador y públicamente virgen, viajando por el mundo, y encontrando incontables situaciones sexuales diversas. Es tan gratuito como suena, y a veces tienen el síndrome porno, de que todo el mundo que encuentran quiere practicar sexo con todo el mundo. Y aún así, hay un núcleo interesante en la serie. Para empezar, el protagonista está muy bien construido, ya que evita ser una colección de tópicos. A diferencia de los típicos predicadores en la ficción, cree firmemente en lo que predica, pero no es intolerante de los que creen distinto de él, sólo intenta convencerles de que se salven si creen que están pecando, porque siente lástima. Y aunque es algo sermoneante y pesado, también tiene otras cualidades humanas más normales, especialmente en un chico joven y relativamente heroico, tanto buenas como malas, que le hacen interesante. Los personajes alrededor suya, sin embargo, si que son estereotipos por lo general, y de lo más desagradable, con la posible excepción de su hermanastra. Y aunque la manera de hacer aparecer las situaciones de las que Seagle quiere hablar es de todo menos sutil, parece que si tiene alguna cosa que decir al respecto, más que en las situaciones sexuales en sí, en como las ve la gente, contrastando la visión inocente y romantizada de Adam con la visión más mundana y sórdida que tiene el resto de la gente del sexo, y algunos puntos de vista intermedios. Que se corresponden con las visiones contradictorias que la cultura americana emite al respecto, que supongo que es a donde quiere llegar Seagle. El dibujo es de Becky Cloonan, en su primer trabajo para una editorial grande. Le pega mucho a la serie, con un estilo a mitad de camino entre Mike Allred y Paul Pope, haciendo atractivo el mundo bastante normal donde transcurre la serie, y sabiendo hacer desnudos y escenas sexuales que no parecen explotativas ni gratuitas. Y las portadas de Quitely son tan exuberantes y vitales como tienen que ser. Una serie con unos cuantos defectos claros, de manera que no va a ser tan buena como las estrellas de Vertigo, pero interesante. Recomendado (7)

Angel Caido Nº4: Final de la etapa en DC, con dos míseros números. La idea era continuar la serie tras el final original del tomo anterior, en un intento desesperado de aumentar las ventas, pero no funcionó. El resultado es una historia que tiene que lograr hacer de epílogo a un final muy bueno, crear nuevas tramas a partir de eso, pero a la vez dar suficiente sensación de cierre, porque David tenía claro que podía no haber más números. Y consigue que no quede muy raro. La otra novedad es que rescatan a Sachs y Violens, protagonistas de una miniserie Epic del mismo nombre, que era uno de los pocos intentos de David y de Perez (por eso hace la portada) en comics sólo para adultos. Y aunque es una pena verles fuera de su entorno y cocreador original, pegan bastante en el entorno sórdido y de personalidades exageradas de Bete Noire. Por lo demás, es lo de siempre en esta serie: Conflictos que se causan y resuelven de manera curiosa, mucho humor negro, personajes complejos, grises y extrañamente agradables pese a lo oscuros que son, y un ambiente atractivo pero deprimente. Con el añadido de que se aprovecha para resolver un par de misterios a largo plazo de la serie que habían quedado colgados. El dibujo es el último de Lopez antes de marcharse a Catwoman, y es tan efectivo como siempre. Una de las mejores series del mercado, y es una pena que sea el final de la serie, porque al ser un tomo pequeño, sería mejor para convencer a los indecisos. Pero la serie continuará en un nuevo volumen en otra compañía, al menos. Muy Recomendado (10)

Aniquilación Nº2: Debido a la puñetera manía de hacer todos los tomos iguales, aquí tenemos una miniserie y media, en vez de la solución más razonable de hacer un tomo para cada miniserie. Así que si quieres tener historias completas en cada tomo, o no te interesa alguna de las miniseries por personajes o autores, te jodes. Te toca comprarte o todo el follón, o nada. Más absurdamente, tenemos la primera mitad de la mini de Estela Plateada, y luego la del Super-Skrull, en vez de al revés. Es una pena, porque son miniseries muy distintas. La de Estela es un follón bastante malo, me temo. Estela está en plan quejica inaguantable, reaparecen heraldos muertos sin explicación sólo para volver a morir inmediatamente, no se explican quienes son la mitad de personajes, los villanos nuevos son muy poco interesantes, y aunque es probablemente la miniserie que más avanza la trama de Aniquilación, lo hace de manera muy cutre y tópica, sin sensación de épica cósmica (que es el género que pretende la miniserie), ni desarrollo interesante, y a veces casi sin comprenderse. Al menos el dibujo del novato Arlem es decente, aunque tiene problemas con algunos diseños. Sin embargo, la mini del SS, por Javier Grillo-Marxuach (guionista de Perdidos, pero con ética profesional a diferencia de otros) es otra historia. El tipo de historia es de rebelde contra algo mucho más grande que él, que le va muy bien al personaje. Al fin y al cabo, Kl’rt lleva siendo escrito como un personaje noble y heroico dentro del Imperio Skrull desde los 80, así que tenerle como héroe ahora que hay una amenaza mayor es simplemente un paso más. Eso sí, sigue siendo un cabronazo, lo que le distingue de los héroes habituales. Y eso es, una historia de un rebelde contra una gran oleada invasora (no muy importante para la historia principal, pero da igual), con una buena ambientación espacial (aunque la idea de que el imperio skrull se ha ido a la mierda no se muestra bien), un protagonista interesante que usa inteligentemente sus poderes y a diferencia de la otra mini, unos secundarios de nueva creación interesantes. Y un buen final muy apropiado y dramático para este tipo de historias, un tanto inesperado. Lástima que el dibujo de Titus sea muy, muy de novato que no está listo para ser profesional. Bueno, eso y que haya que tragarse la otra miniserie. Recomendado (7)

Astonishing X-Men Vol.3 Nº1: Efectivamente, en Panini no aprenden. Después de las debacles de Daredevil: Padre y Ultimates 2, uno pensaría que planearían mejor las cosas para no dejar cosas cortadas a medias por falta de material, pero como hagan lo que hagan, van a vender… Es decir, la serie va por el nº20, y el nº22 no se anuncia hasta Julio como pronto. Será un milagro si no tienen que cortar la serie antes de que acabe la segunda saga de este año. En fin, este es el segundo año de Whedon y Cassaday en la serie, y en principio, el último. Y… la verdad es que no empieza demasiado bien. La serie ahora transcurre tras Dinastía de M (y tras Guerra Civil y Guerra Mundial Hulk, a estas alturas), así que la premisa entera de la primera saga se ha ido al carajo, pero da igual, porque se olvidó pronto para dedicar la serie a combatir a enemigos tan propios de la serie como robots y aliens, rehacer argumentos terminados, y en general regodearse en nostalgia en vez de contar cosas nuevas. Cuando la primera escena de un comic es hacerle un enorme retcon inútil a Grant Morrison que se carga una de las ideas enteras a su etapa, y termina con repetir tal cual una escena del propio Morrison pero de manera más cutre, sabes que el comic está creativamente en apuros. Y que me expliquen como pueden estar a oscuras los estudiantes al apagarse la luz, cuando uno de ellos brilla. Hay alguna escena decente, y diálogos divertidos por en medio, y es agradable ver a alguien poniendo en su sitio a Maria Hill, pero en general la dirección de la serie deja bastante, bastante que desear, especialmente siendo un buen autor como es Whedon. El dibujo de Cassaday sigue siendo bueno, pero se le nota desaprovechado. Neutral (5)

Authority Nº3: Termina la miniserie de Brubaker, y es fácil ver porque no ha tenido ëxito. Va de deshacer algunas cosas que hizo Ellis en Stormwatch, para poder rehacerlas él de otra manera. Tiene algo de la temática de cambiar el mundo de la serie, pero sólo al principio, después degenera en peleas tontas. Y eso es sobre todo, cuatro números de peleas y retcons, con poca de la imaginación que deberçia tener la serie, y con gratuitidad en vez de cosas que impactan realmente. Y al final, hasta la historia admite que no ha cambiado nada, así que hace que te preguntes a que ha venido todo esto, excepto para poner el botón de reset a´l poco avance que había tenido la serie desde el principio. Claro, que dado el título de “La Teoría del Eterno Retorno”, es perfectamente posible que Brubaker lo haya hecho a propósito para demostrar que en los comics de superhéroes vuelve todo siempre al status quo. Pero realmente, es algo tan evidente, que no hacía falta dar un ejemplo mediocre más de todo eso para demostrarlo, ya lo sabíamos todos. La ironía es que pese a eso, la alineación del grupo ha sufrido sus mayores cambios. El dibujo de Nguyen es bastante pobre en algunos aspectos. ¿Logrará alguien hacer de la Autoridad algo interesante otra vez, o seguirán relanzandola continuamente sin saber que hacer con ella? Neutral (5)

Capitán America Nº18: El tour de la familia Craneo llega esta vez al Reino Unido, donde el Capi echa mano de dos viejos conocidos, y básicamente deshace su último status quo en Invasores. Por lo demás, es lo de siempre en esta historia, buena ambientación, los personajes un poco secos pero relativamente bien hechos, y un argumento interesante, pero con muchos espacios lentos entre las partes interesantes, que hace que quede muy moderno, pero podría ser mejor. El dibujo este mes es de Mike Perkins, que hizo algunas cosas para Crossgen, y queda bien sustituyendo a Epting. Recomendado (7)

Catwoman Nº4: Entre el tomo anterior faltan 6 números de relleno, pero tampoco os perdeis nada del otro mundo. La difícil tarea de seguir a Brubaker en el personaje y serie que relanzó e hizo interesante por primera vez recae en Will Pfeiffer, el de HERO. Y al menos, el status quo y secundarios se mantienen tal cual. El estilo ya no es el de género negro retro, pero eso ya se había perdido cuando cambiaron el estilo de dibujo. Pero más o menos seguimos la misma premisa de una justiciera y antigua villana que defiende su territorio con cierto grado de moralidad ambigua. Sólo que ahora la serie está más integrada en el Universo DC y con más elementos superhumanos en vez de estar en su rinconcito casi realista. Así que buena parte de la historia, una vez se ha presentado la situación y a un par de secundarios nuevos, es ver a Catwoman defendiendo una incursión de un grupito de villanos (presumiblemente relacionados con la Sociedad) en su territorio. Con alguna excepción, me temo que son un grupo bastante cutre, y Pfeiffer no soluciona mucho eso. Y no se sabe para que demonios recupera al villano de tercera Hombre Ángulo si va a contradecir completamente toda la personalidad que le dieron en su única aparición en los últimos 20 años, que era lo único interesante que tenía. Pero bueno, no es una mala historia, al menos sabe escribir bien a Selina y compañía, y las aventuras tienen algo de gracia, con algo de interacción peliculera de mafiosos con los villanos, y los polis que quieren capturarlos. El dibujo de Pete Woods es un cambio, pero está bastante bien, aunque le falta algo más de cohesión y pulimiento, o algo. Tiene potencial. Recomendado (7)

Cuarto Mundo de John Byrne Nº1: Leer las palabras “Cuarto Mundo de” sin ir seguido de “Jack Kirby” es un poco insultante. Y de nuevo, en Planeta tienen un concepto de “Clasicos” bastante diferente del del resto del Universo. Es decir, cuando salió Orion, se solía decir que era el único revival del Cuarto Mundo que valía la pena. Este es uno de los otros. Es una serie nada memorable, no recopilada, con personajes poco populares, de la que hemos visto una serie posterior (que ha ignorado o deshecho prácticamente todo de ella) y de Byrne de los 90, todo motivos para no publicarla. Y sin embargo, lo publican, y no las cosas relativamente populares y de calidad que dibuja ahora. Inconcebible. En fin, esto es un intento de Byrne de mediados de los 90 de continuar la franquicia a base de imitar a Kirby, y hacer más o menos lo mismo que él, pero sin imaginación. Es el tipo de cosas que no le gustaban a Kirby, de hecho, imitarle en vez de honrarle creando nuevas cosas. Así que reintroduce a los personajes, y los baraja un poco, sin tener mucho que decir sobre ellos, ni ninguna idea particularmente original. Lo único que llama mucho la atención es la aparición de un personaje completamente anodino y estúpido llamado Takion (oh, Dios, hasta el nombre es dolorosamente noventero) chupando cámara por petición del editor… cosa que desemboca en que venga incrustado un número de su piadosamente corta y olvidada serie propia que ni es de Byrne. Francamente, cualquier cosa que cause la reedición de un comic de Paul Kupperberg es automáticamente mala. Pasa de esto, realmente, aunque fueras fan de Kirby o de Byrne. Siguiendo con la racha, son capaces de reeditar después las aún peores series anteriores de los Nuevos Dioses de los 90. No Recomendado (4)

Doom Patrol Nº18: Comienza la saga final, aunque antes como prólogo le toca el turno a Rebis a tener un número dedicado en solitario. Y es tan raro como suele ser Rebis, o más. Son un montón de escenas raras, simbólicas y casi incomprensibles, con alguna escena y narración más comprensible sobre su pasado y estado mental, con un final relativamente comprensible después de todo. Parece ser que hay muchas referencias a alquimia y cosas así, pero por lo general, puedes sacar poco en claro del número. Y luego ya viene el principio del Apocalipsis. La parte central es el final de la historia de Crazy Jane, que lleva desarrollandose desde el principio. Y es tan emotiva y bien hecha como se puede esperar de Morrison. Mientras, en los subargumentos, la sensación de que algo horrible se acerca deprisa aumenta cada vez más, con algunas escenas delirantes con Kipling, y escenas más serias con el resto del grupo, que terminan en dos cliffhangers absolutamente brutales. El dibujo de Case tiene algunas imágenes impactantes e imaginativas, que compensan en parte el primer número. Y llevamos dos números con portadas relevantes al interior, todo un record. Muy Recomendado (9)

Ex Machina: Realidad Contra Ficción: Empieza el segundo año del mandato, y tenemos tres historias. La primera es una historia autoconclusiva, con Hundred tratando personalmente un tema político local bastante curioso, a la que poca gente presta atención. Eso nos sirve, además de para ver que hay algún otro ligero sobrenatural en la serie, para dar pistas sobre el pasado del protagonista, y sobre todo, para ponerle en un dilema ético y moral de lo más interesante. Con un final que muestra que en la serie no hay soluciones fáciles. Muy bueno. Después viene una saga que sigue el molde de las dos primeras: Por un lado investigar una amenaza misteriosa relacionada con el pasado de la Gran Máquina, por otro ver a Hundred tratar algún tema político. El giro esta vez es que Hundred no trata exactamente un tema político, sino otro tema de la legislación americana, que acaba enlazando tanto con su personalidad como sus poderes y la historia extraña detrás de la serie. Menos polémico y político que otras veces, pero igual de interesante y con más relevancia a la historia principal. El otro misterio si que es muy similar al anterior, aunque tiene un par de giros interesantes que lo diferencian. Y toda la temática de las dos historias, y como enlazan con los flashbacks está muy bien. Por último hay una historia de dos números sobre la infancia y familia de Mitchell, y… realmente, es casi de relleno. Explica lo que promete, pero realmente no es algo terriblemente interesante ni relevante para la vida presente del protagonista, y la historia en la que se cuenta no tiene mucho de emocionante ni original. No es malo, pero es decepcionante en comparación con lo habitual de la serie, le habría venido bien recortar o añadirle subargumentos. El dibujo de Harris sigue siendo muy bueno, suficientemente realista para que las partes más normales y de diálogo queden expresivas, pero suficientemente fantástico para que las de poderes destaquen. Muy Recomendado (9)

Exiliados: Un Destello en el Tiempo: Con mucho retraso, por fin termina la tanda de números de relleno antes del nuevo equipo creativo. Pero más importante que eso, por fin salen los que serán los últimos comics de Chuck Austen que se van a publicar jamás. Para un momento para saborear esa frase: “los últimos comics de Chuck Austen que se van a publicar jamás”. Es difícil de encontrar una serie de palabras que causen más alegría. La historia en cuestión es la típica chapuza increible. Aparentemente, la tarea que le encargo el editor era limpiar la plantilla (incluida Arma-X) y dejar únicamente a los personajes que quiera usar Bedard. Así que lo único que se le ocurre es, mediante una justificación completamente arbitraria (si, las misiones del Broker Temporal siempre han sido arbitrarias, pero no contradictorias… sin embargo, aquí se contradicen completamente, con cosas que les dijeron hace apenas un par de historias, y nadie se inmuta), cargarse a todos los que sobran. Premio si aciertas cuales son. Por supuesto, prácticamente ningún personaje tiene una personalidad excepto “malvado”, “bueno”, o en el caso de las chicas “putón que intenta tirarse a cualquiera que se acerque, por psicópata que sea”. Así que cualquier tipo de emoción humana reconocible está ausente de esta historia, donde se suponía que la idea era, supongo, que las muertes fueran trágicas e importantes. Pero no lo son, porque son absolutamente gratuitas, y no da ningún motivo para que esos personajes importen. Se ve como se tira de los hilos, y muy mal, además. Pero ey, ya somos libres, que es lo que importa. Y luego están dos números de relleno escritos por el dibujante de todo el tomo, el suplente regular (que a estas alturas ha hecho más números que cualquier otro dibujante en la serie) Jim Calafiore. Calafiore es el creador de Nocturna, en un especial donde varios artistas presentaban ideas para posibles spin-offs de la Patrulla-X. Así que esta historia es desarrollar esa idea, es decir, el pasado y mundo de Nocturna. El problema es que apenas es una historia, es una excusa para mostrar los distintos personajes y conceptos que ha pensado Calafiore para ese mundo. Y algunos de esos conceptos, la verdad, son inversiones o cambios arbitrarios tipo What If. ¿Y si Fenix hubiese poseido a otro? ¿Y si un héroe se pasase a villano sin explicación? Y cosas así. Y ninguna de esas ideas parece tan fascinante que quieras verla desarrollada más, no es que se desarrollen o expliquen mucho aquí, apenas ves un cacho de su historia. Lo mejor que se puede decir es que estos podrian habr sido perfectamente dos números de la Patrulla-X si hubieran seguido evolucionando como en los 90… lo cual no dice mucho de ellos. El dibujo, al menos, es consistente, y vistoso, pese a las caras de forma extraña y con rayitas que le hace a los personajes. Y el traductor es un inútil, y no parece haber leido nada de la serie, mencionando a Fuego Solar en masculino. Sigh. Ignora completamente este tomo, y esperate al siguiente, donde empieza una etapa de verdad. Evitar a toda costa (2)

Gotham Central Nº5: Penúltimo tomo, pero Planeta ha chafado el final del último en Crisis. Inútiles. Dos cosas se notan en este tomo: Un mayor énfasis en sus personajes, el duo Montoya-Allen. Y mayor uso de la interacción entre policías y lo superhumano, en vez de ser un policíaco con algún adorno DC. Tiene sus ventajas, así la serie es más original, y esos dos personajes son los más desarrollados. Y no es que los demás estén ausentes. La idea de esta historia es que tienen que investigar la muerte de Robin. Por supuesto, nosotros sabemos que Robin no ha muerto, pero los policías no. Y en cualquier caso, están los misterios de quien era realmente el chaval, que hacía vestido de Robin, y quien lo ha matado. No es un misterio limpio, es decir, no es uno que el lector pueda averiguar realmente, y la solución es algo abrupta, pero tiene sentido. Por lo demás, es un buen misterio e historia de policías, con papeles interesantes para cada protagonista de la serie, y buenas reflexiones sobre como ven los policías (y por extensión, la gente normal) a los superhéroes, como reaccionan ante ellos, y como deben o no hacerlo así. Incluye una aparición bastante divertida de los Jóvenes Titanes, haciendo que coexistan bien, pese a los tonos muy distintos de las dos series. Y Batman también tiene buenos momentos. El dibujo de Kano no desmerece respecto al de Lark. Muy Recomendado (9)

Green Lantern Corps: Recarga: Con el éxito del relanzamiento de Linterna Verde (no hay nada como poner un buen equipo creativo que sabe cual es la gracia del concepto), parece que hay hueco para spin-offs, así que toca miniserie-piloto para el Cuerpo. A decir verdad, buena parte de la gracia del concepto de los Linterna Verdes es el Cuerpo, que sirve para contar historias de ciencia-ficción muy distintas, y con más potencial que la de un Linterna Verde terrestre, así que es una serie derivada justificada y esperada. Los encargados son Johns, para mantener la conexión con Renacimiento, y Gibbons, que es el encargado actual de las cosas espaciales. Los protagonistas son los otros dos terrestres, Guy y Kyle (aunque como se ha visto en Crisis Infinita, éste no va a durar mucho), dos viejos conocidos de la última vez que el concepto tuvo serie (Kilowog y el esperado regreso de Salakk, el más cínico de los LVs) y tres reclutas nuevos. La idea de la serie es una mezcla de serie de policías y ciencia-ficción, aunque a veces actuan algo más como militares que como policías. Comienza muy bien, presentando como funciona ahora el cuerpo en cuestiones de reclutamiento, entrenamiento (“Oiga, mi anillo está roto, no funciona con el amarillo”) y organización, mezclando viejos y nuevos personajes, con ideas interesantes. Pero después empiezan los problemas. La idea para uno de los nuevos reclutas, Soranik, es un uso muy bueno de historia de la serie para ver como distintas culturas ven al Cuerpo, pero la idea de los otros dos, aunque no es mala, va por sitios muy predecibles. (Y aunque está bien que Gibbons se acuerde de que hay Thanagarianos no humanoides, no parece saber que en Rann no han tenido ejército hasta hace muy poco) Los villanos de la historia son también sacados del pasado (los principales de Hombres Omega, los secundarios son uno de la etapa Kyle, otro de una memorable historia del Cuerpo que dibujó Gibbons hace años, cuyo protagonista principal también hace un triunfal retorno), pero no dan mucho de si, aunque tienen algún toque interesante. Y toda la parte de acción/aventura de la historia que ocupa la parte grande y central de la historia no es gran cosa, y peor aún, a veces se hace confusa. Al menos tiene una conclusión bastante buena, a gran escala cósmica con todos los personajes aportando algo y concluyendo su viaje de iniciación, que algo es algo, y dejando pistas para cosas de la futura serie regular. El dibujo de Gleason está muy bien para algunas cosas como los aliens o las grandes tecnologías descomunales, pero es feo para los humanoides y confuso para la acción espacial. Podría ser mejor, pero tiene potencial para la serie regular. Recomendado (7)

Hulka: El Mejor Momento de su Vida: Traducción que pierde el juego de palabras con “tiempo”, pero bueno. Esto es el relanzamiento de Hulka, de Slott, exactamente igual, pero con más publicidad para que pueda sobrevivir, cosa que está haciendo. Sabes que va a ser un comic bueno cuando empieza con una canción de Queen que es una de las canciones de dar ánimos más chulas que existen. Sabes que va a ser el antídoto a todas las burradas que están haciendo en el resto de Marvel cuando acto seguido, manda a la mierda a los Nuevos Vengadores. Y cuando critica a la moda de estirar las historias para los recopilatorios, ya sabes en que onda estamos. El par de primeros números son de volver a presentarlo todo, tanto la idea general de la serie, como los cambios que han pasado entre el anterior volumen y este, para que funcione para viejos y nuevos lectores. Slott se divierte bastante engañando a los lectores, haciendo creer que ha habido un cambio, para que luego resulte ser otro. Las nuevas situaciones, en algunos casos misterios, ponen las cosas bastante interesantes. Y luego están los casos, maneras inteligentes y muy divertidas de mostrar como funcionaría el sistema legal en un mundo tan demencial como el Universo Marvel. En este caso, toca jugar con los viajes en el tiempo, y Slott usa las reglas establecidas para contar una historia complicada, aunque bien construida y con varios buenos giros. Además, sirve para traer de vuelta a un personaje inutilmente muerto hace poco, sacandole mucho, mucho más partido a su muerte que en las series donde debería haberse hecho. Por supuesto, te imaginas como va a terminar, pero el ver al personaje bien escrito de nuevo lo compensa.

Después toca el especial que conmemora 100 números de Hulka (contando los 4 volúmenes) y en la tradición de estas cosas, es una celebración de toda la (no siempre ilustre) historia del personaje. Lo que acaba traduciendose en escenas que conmemoran cada una un aspecto del pasado, presente y futuro del personaje. Y en la tradición de estas cosas también, un dibujante distinto hace cada parte, normalmente apropiada para su época. Por ejemplo, Mike Vosburg, que dibujó la serie original, hace el trozo que corresponde a esa época, que ata un cabo suelto de entonces, por cierto, o Frenz haciendo la su etapa en 4F imitando el estilo de la época. En general todas son buenas contribuciones. Lástima que Byrne no quisiera colaborar. La historia es típica en este sentido, pero tiene suficientes momentos buenos, además de pistas sobre el futuro (aparentemente, Slott tiene pensada una GRAN saga para el 2008) como para hacerla recomendable. Después viene un número suelto que transcurre entre volumenes, donde siguiendo con el rescate de todos los elementos del pasado del personaje que nadie recordaba, toca ver las consecuencias de la historia donde se volvía salvaje en los Vengadores de Johns. Es una historia bastante más seria de lo habitual en esta serie, y aunque el argumento no es gran cosa, la idea es muy buena, la caracterización es sobresaliente, y tiene un giro al final que tiene mucho sentido. Además, este comic deja claro que Hulk nunca mata a nadie en sus rabietas, como se ha dejado ver siempre, así que Bendis puede besarle el culo. El dibujo es de Kolins, que dibujo la historia original, y hace bien el ambiente pueblerino, y lo peor de aquella, la Hulka abominable, ya no le sale tan mal. Por último, hay una historia presentando a un nuevo secundario (que causa una posible paradoja temporal, pero nada imposible de resolver), que trata otro de las situaciones raras típicas de la serie, pero en vez de ir por lo obvio, demuestra que aquí están dos vueltas de tuerca por delante, lo que lo hace, aparte de más sensato, mucho más divertido. Con más buenos momentos para los demás personajes, y un final muy bueno que cierra la trama recurrente del tomo. Bobillo vuelve a dibujar la serie, por última vez, y aunque su estilo resulta algo feo para personajes establecidos, le va muy bien a los personajes d ela serie, y al sentido de humor imaginativo de la serie. Una serie muy buena, que merece tu tiempo, aunque se te pasaran los dos primeros tomos. Si estás harto de lo que hace Marvel, es todo lo contrario. Y si no, apreciarás la buena variedad, de todas maneras. Muy Recomendado (10)

Invencible: Cosas de la Vida: Me alegro de que se siga publicando esto, es una serie refrescante, y demuestra que Kirkman puede ser mucho mejor que los desastres que hace en Marvel. Esta vez las historias están centradas sobre todo en Mark adaptandose a su nueva vida como huerfano, universitario, y sobre todo, a tener una novia formal, y como afecta eso a su vida como superhéroe. Lo mejor de la serie, aparte de unos personajes sólidos, es la actitud tremendamente normal y comprensible con la que se tratan todos los elementos superheroicos, en serio, pero sin melodramas, y con la mezcla de respeto y de admisión de lo algo absurdos que son. Ojalá esto se hiciera más, sobre todo en las compañías que inventaron el género. Algunas ideas bastante originales y lógicas para desarrollar a algunos personajes (sobre todo lo que hace Atom Eve, y como llevan Mark y su novia toda su situación), buenos personajes, y una historia interesante que se desarrolla a buen ritmo, más centrada en las relaciones entre personajes que en las ocasionales pistas de por donde van a ir los villanos. También hay un repaso al orígen algo pesado, y una curiosa historia dedicada a un personaje que había aparecido una vez en un episodio anterior, haciendo un par de giros originales a historias sobre alienígenas. Y además, al final vienen los orígenes de varios de los secundarios de la serie, la mayoría muy interesantes, con buenos dibujantes invitados como Todd Nauck, Josh Luna y Cory Walker, primer dibujante de la serie. El dibujo de Oattley en lo demás continua siendo muy agradable. Oh, y aunque no se note por la traducción, el chiste de los títulos de los recopilatorios es que son todos de telecomedias de los 70-80. Muy Recomendado (9)

JLA Clasificado: Los Nuevos Mapas del Infierno: Tercera historia de la antología (la segunda es de la exLJI de Giffen y DeMatteis y se la guardan para el final de la reedición) que es una historia de Warren Ellis que lleva en un cajón mucho tiempo. Es decir, Lex Luthor es presidente, y dejó de serlo a finales de 2003. Desgraciadamente, eso significa que es de la época en la que Ellis se empeñaba en hacer historias de 6 partes que se podían y deberían haber contado en 3. Y eso es. Es una historia típica de la gran amenaza que ataca la Tierra, la LJA tiene que impedir, y tras muchos esfuerzos y verse divididos individualmente, logran derrotarla mediante trabajo en equipo. Pero en leeeennttooo. El primer capítulo apenas tiene que ver con la historia, es sólo de Lois y Clark, que demuestra que sabe escribir periodistas, pero que sólo sabe escribir editores como Mitchell Royce. En el segundo pasa aún menos, son sólo pin-ups de la LJA deteniendo explosiones. Y cuando realmente aparece la amenaza, aún le cuesta empezar. La idea supongo que era hacer al bicho más terrorífico, pero sólo lo hace tedioso. La idea para el monstruo no es mala, pero no es nada fuera de lo común aparte de las florituras en el diálogo. Y las amenazas y manera de derrotarlo tienen algo de ingenio, pero no excesivamente. Es todo un poco seco, además, sin sensación de asombro, ni mucha personalidad para los héroes. Vale, seguir a Morrison era un acto difícil, pero aún así. El dibujo de Guice es similar, sólido, pero también bastante seco. Y en cuanto menos se hable de las patéticas portadas por ordenador, mejor. Neutral (5)

JSA Nº11: La serie queda secuestrada por Cuenta Atrás a Crisis Infinita, quedas advertido. Claro, que habría tenido mucha más gracia si hubiesen publicado este tomo cuando estaban publicando Cuenta Atrás, y no ahora que ya terminó. Es decir, a estas alturas, pistas de que Power Girl es kriptoniana después de todo ya no sirven de nada. Estúpida Planeta y su descoordinación, tanto costaba haber hecho la serie mensual un poco antes. Lo bueno es que como la serie tiene el mismo guionista que Crisis, las tramas se juntan con las propias de la serie de manera más o menos orgánica. Primero toca Venganza Negra, que como el título indica, es tanto crossover con Día de Idem, como secuela de Reino Negro. Es una secuela bastante lógica, teniendo en cuenta la conexión Eclipso-Black Adam. Desgraciadamente, no está a la altura de la historia original, con un Black Adam menos moralmente ambiguo y menos heroico, pese a no ser exactamente el villano de la historia. Al menos Espectro y Eclipso están mejor escritos y les pega más el papel que en DdV, aunque la idea de Eclipso Loring siga siendo horrenda. Pero bueno, tiene los habituales buenos momentos con los distintos miembros de la SJA, con el grupo de la etapa Johns reunido entero por última vez, y buena acción, haciendo creible un combate con un enemigo omnipotente como el Espectro, y con muy buena profundización en un personaje que ha crecido mucho en complejidad, Atom-Smasher, y un buen final inesperado. El dibujo de Kramer está muy bien, y como regalo por ser el nº75, hay dos partes hechas por los dos anteriores dibujantes de la serie, Kirk y Sadowski, que están a la altura.

Después toca el crossover con Proyecto OMAC, con la trama de aquella miniserie afectando al grupo mientras tratan las consecuencias de la historia anterior. Y aunque hay una parte que es tener crossover por tenerlo, este tiene el señalable honor de ser la única aparición de un OMAC que hace que el bicho sea interesante y hasta chulo, haciendolo una amenaza creible y con recursos divertidos, similares al del Azote de Marvel. Lástima que nadie más supiera aprovecharlo y hayan resultado tan mierdas, y sea tan inconsistente que aquí uno de tantos problemas, y en otros sitios les puedan a docenas. Al menos dan una pista de cómo esperan derrotarlos finalmente. Y tiene un final muy chulo si sabes algo de DC. El dibujo de David Lopez está igual de bien. Y por último toca el crossover con Guerra Rann-Thanagar, aunque es casi más con Retorno de Donna Troy, y menciona también JSA Clasificado y un poco de todo, ordenando todo lo que está pasando a la vez y dando una buena sensación panorámica. (No hay crossover con Villanos Unidos, aunque a lo largo del tomo hay un par de escenas con Black Adam, tratando de justificar porque un pseudo-héroe se asocia con supervillanos) Pero aparte de hacer de crossover, apenas hay historia. Es ver como Troia viene a la Tierra y recluta a Alan Scott y a Airwave. Vale, hay una aparición estelar de Linterna Verde, por la conexión con Airwave (es su primo y tocayo) y explicar de que van ambos personajes, y el contraste de los legados familiares en la SJA y de los Jordan, pero realmente, esto útlimo pega más en la serie de Hal que aquí, y tampoco es gran cosa, sobre todo para lo que ha servido Airwave. El dibujo es de Jim Fern, que solía hacer números de relleno en los 80, y es decente. En fin, para ser pasto de crossovers, es sorprendentemente decente, y si te está gustando todo el montaje, probablemente quieras echarle un vistazo, pero está yendo a peor en cuanto más se mete en los crossovers, y el hecho de que el próximo tomo tenga sobre todo guionistas auxiliares no tiene buena pinta. Recomendado (8)

Jóvenes Titanes Nº18: Continuan los crossovers con Crisis, con una portada engañosa. Primero tenemos la conclusión de la historia de los zombies, y es un poco desastre. El chiste es que hay tantos Titanes muertos que puede hacerse un equipo de Titanes zombies, pero Johns no hace absolutamente nada con la idea, simplemente les tiene como cosas a las que pegar hasta que la historia se resuelve, admitiendo que la versión actual del Hermano Sangre no es muy buena. La otra parte de la historia es el rescate (de las garras de Vertigo) de un antiguo personaje, con explicación histórica a lo Johns incluida, presumiblemente para hacer algo con él más adelante. De todas maneras, es una buena presentación, con buen material para dos Titanes y teóricamente solucionar uno de los aspectos secundarios de Crisis. Y luego está la conclusión de la historia del Equipo del Zoo, y no se sabe bien que hacer de ella. Papel maché, quizá. Es decir, el chiste es que estos personajes infantiles han sufrido el mismo oscurecimiento a lo Watchmen/CdI que el Universo DC, pero logran recuperarse renovados. Hasta donde se puede discernir, parece ser una versión micro de la dirección del Universo DC con Crisis Infinita, quizá la manera de Johns de decir “tranquilos, las cosas van a mejorar”, o quizá es para ver que el oscurecimiento que mencionaba el Superman de Tierra-2 se ha extendido a otros mundos, al igual que lo hacía la destrucción de la Crisis original. Es rebuscado, pero es que si no, no se sabe a que demonios viene la historia, porque de por si no sirve para nada. Y en el segundo número tenemos otros dos objetivos: Primero, usar la Crisis Infinita como excusa para justificar retroactivamente la inútil destrucción y reset de Byrne de la Patrulla Condenada, y de paso, para arreglarlo, con vistas a relanzar el grupo tras Crisis. La manera de hacerlo es un poco rebuscada, pero por principio, cualquier cosa que sirva para deshacer tonterías de Byrne es positiva. La otra parte es contar la gran pelea de Crisis Infinita nº2 desde la perspectiva de los Titanes. Y es lo mismo, pero con algunas escenas más, una de las cuales resuelve de manera anticlimática un misterio, con una explicación que no tiene mucho sentido histórico, aunque teniendo en cuenta que la historia va de que la continuidad está en flujo, tampoco puede quejarse uno mucho. Pero vamos, apenas es una historia, es la Cara B de otra historia. En general todo este comic es uno de esos de los que se queja la gente, que no van de contar historias, sino de hablar sobre otros comics, y algo de razón tienen. En cuanto al dibujo, Daniel sigue siendo malo, pero es sustituido a medias (porque además de malo es lento) por Todd Nauck, que no lo hace tan bien como en Young Justice (las matanzas no son su fuerte, además) pero al menos es competente, y sabe hacer escenas de muchedumbres reconocibles. Su doble página de la historia de la Patrulla Condenada en todas sus encarnaciones está muy bien hecha. Neutral (6)

Juez Dredd: Archivos Completos Nº1.2: Probablemente salió hace semanas, pero entre el diseño de portada y la numeración extraña, se me debió pasar. Esto son más de las historias cortas de los primeros años del Juez Dredd, a finales de los 70, antes de los seriales realmente famosos. Aunque algo de importancia histórica tienen, con las primeras apariciones de personajes recurrentes (aunque no tan famosos como otros que saldrían más tarde) como Walter el robot o el Juez Gigante (que enlaza la continuidad de Dredd con otra serie bastante más cutre de 2000 AD, Héroes de Harlem) Aparte de eso, es lo mismo que el tomo anterior, historias de acción futurista, con toques de humor e ironía. Nada especialmente reseñable aún, pero curioso, y con dibujo aún algo novato de dibujantes populares de 2000 AD como Ezquerra, McMahon y Gibson. Recomendado (7)

League of Extraordinary Gentlemen II: A la espera de que por fin Moore saque nuevas historias (como demuestra que esto lo publique Planeta, los derechos no los tiene DC, así que puede seguir con la serie pese a haber abandonado la editorial), se reedita merecidamente la segunda miniserie. Y es igual que la primera, una historia de un estilo similar a los superhéroes, es decir, de un grupo de hombres y mujeres con habilidades especiales que se enfrentan a malos en historias de aventuras/acción. Y al igual que muchos comics de superhéroes, la mitad de la gracia son referencias y guiños a historias antiguas, y el entrelazar continuidades. Si, Moore es un fanboy que hace las mismas cosas que muchos de sus fans critican de los demás, pero con novelas victorianas en vez de con otros comics. En cualquier caso, lo hace con más gracia que muchos, con una moralidad ambigua, y cantidad de sorpresas y momentos chulos. Esta vez con la Guerra de los Mundos, y una versión un tanto chocante de la Isla del Dr. Moureau. Y una sección de texto en la que las referencias enciclopédicas se le van de las manos. Pero tiene el imaginativo y efectivo dibujo de O’Neil. Genial. Muy Recomendado (10)

Legión de Superhéroes Nº4: Final de la primera temporada, por llamarlo de alguna manera. El primer capítulo termina la historia de Lemnos y Terror Incognito, y es una conclusión bastante decente, donde como hay prisa para atarlo todo, la falta de personalidad y originalidad de las tropas no importa, sólo que se ate todo satisfactoriamente, sobre todo la derrota de Lemnos. El dibujo de Kitson es como siempre, bueno pero algo soso. El segundo es un número de epílogo y descanso, donde Waid empieza por fin a darle personalidades distintas a otros Legionarios aparte de Cósmico y Brainiac 5, y tiene unos cuandos momentos divertidos, y por fin la Legión empieza a parecer un grupo de gente y no un montón de cifras con slogans, y con un giro interesante al final, que pone a la Legión en una situación similar a las versiones clásicas, pero de manera distinta. Y dado lo mal que hacían su status quo anterior, probablemente será más interesante verles hacer lo contrario. El dibujo de DeDraker (que empezó en la encarnación anterior de la Legión) está bastante bien, similar a Leonard Kirk. Hay una historia de complemento decente sobre Dream Girl, con dibujo de Lashley que ha mejorado muchísimo desde la basura noventera en Excalibur, aunque puede ser el entintado y color. Por último, Stuart Moore escribe una historia que es una especie de crossover con Crisis (con todas ellas), pero no lo es, realmente. La narración es un guiño engañoso, y las distintas historias tienen a la Legión de Superhéroes clásica, en tres etapas distintas, viajando en el tiempo al presente del Universo DC de esas etapas (60, 70 y 80) e interfiriendo en tres historias famosillas, la última de las cuales es la Crisis original, que es la única conexión real. Así que es un número entero de guiños a los lectores antiguos, algo divertido, pero si no eres de ellos, o aficionado a la historia DC, no te aportará nada en absoluto, porque la LSH actual ni aparece. El dibujo de Oliffe al menos está bien, dandole el toque atemporal que necesita la historia para que parezca de las distintas épocas sin ser inconsistente, aunque el coloreado retro es algo cargante. Y de regalo, más sección de correo ilustrada, a base de chistes graciosos y burlas a toda la crossover-mania de Crisis Infinita, bastante merecidas, con dibujo genial de Connor. Oh, y algo que deberían haber puesto en el primer número, tres páginas describiendo a todos los Legionarios y sus poderes. A buenas horas. En fin, veremos como y cuando publican la continuación de la serie, con el nada esperado añadido de Supergirl. Recomendado (7)

New X-Men Nº20: Buena parte del número es una pelea extendida con una justificación bastante poco creible, que consigue más bien poco, excepto demostrar los poderes de alguno de los miembros, y que la mayoría de personajes ahora ya sólo tienen un rasgo de personalidad, y está exagerado hasta el infinito. Aparte de eso, mucho “oh, que peligroso es el mundo ahora para los mutantes”, mucho melodrama barato, un subargumento o dos también poco creibles, y al final, por supuesto, otra muerte gratuita. Esta serie se empieza a convertir en un chiste para beber, da un trago cada vez que maten gratuitamente a un niño para demostrar que van en serio. El dibujo de Brooks es igualmente histriónico y poco comedido. Evitar a toda costa (2)

Nightwing: Año Uno: De nuevo, otra miniserie (bueno, 6 números de la serie regular, pero eran un inserto) que no viene a cuento. Supongo que la idea es seguir la tradición, ya que publicaron los Años 1 de Robin y Batgirl, pero la diferencia es que el atractivo de aquellas era el dibujo, y el de aquí no se parece en nada, en estilo, calidad o fama. La ironía, además, es que se han publicado las tres minis de orígenes de personajes cuyas series no se editan aquí. La idea aquí es Chuck “Norris” Dixon dando su versión de cómo Dick Grayson pasó de ser Robin a ser Nightwing. Y si estás pensando “espera, ¿no iba de eso el Contrato de Judas?”, premio. Esto es parte de la campaña de Dixon desde que se adueñó de Nightwing de eliminar todo rastro de los Nuevos Titanes de “su” personaje (pese a que son los que crearon a Nightwing, a partir de un personaje al que nadie tomaba en serio) y reemplazarlo por sus chorradas de Batman de los 90. Afortunadamente, con Dixon por fin exiliado, con Batman en manos responsables, y con Nightwing de nuevo en manos de su creador, todo eso ya se ha acabado. Pero como aquí llevamos retraso, aún tenemos resquicios como esto. Donde el orígen reflexivo y maduro que nos dieron la primera vez, hace más de 20 años, se ve sustituido por Batman siendo un amargado gilipollas que echa a Dick (pese a que ya es mayorcito, emancipado y la puñetera identidad era creación suya) y Dick va pasando por aventuras insulsas (de las de siempre de Dixon a base de peleas con gente irrelevante) con personajes que le gustan mucho a Dixon como invitados, hasta que se inventa la identidad de Nightwing en un intento bastante pobre de introspección y madurez. El dibujo de McDaniel consiste sobre todo en enanos deformes dando saltos. Aquí tuvimos la suerte de leer el verdadero Año Uno de Nightwing hace un par de meses en Nuevos Titanes. Si eres fan, puedes ignorar esto como han hecho en DC. Evitar a toda costa (2)

Planeta Hulk: Exilio: Nunca se que nombre usar en los tomos de Panini, así que la mitad de las veces tengo que inventarmelo. Este es el principio de la saga que ocupará todo un año a Hulk, y acabará desembocando en un nuevo crossover. Fantástico. De nuevo, le toca a Greg Pak, que es algo así como la puta de Marvel, coger una idea absurda de algún editor, y tratar de hacer algo decente con ella. Y es difícil. Es decir, la premisa es tan poco original, que aparte de haber sido machada en Star Treks y ciencia-ficción cutre durante décadas, ya la hizo Mantlo en un anual de Hulk (inédito aquí, gracias Panini) a mediados de los 80, y estuvo bastante bien. Claro, que era un solo número, y no 15. Porque el esquema está bastante claro: Hulk cae en un planeta con una monarquía primitiva, y lo meten a gladiador. Te puedes imaginar por donde va a ir la historia casi hasta el final. Esta es la parte donde llega, y acaba haciendo de Espartaco, un poco en contra de su voluntad. Y la verdad, una vez pasas los tópicos del planeta, y lo terriblemente predecible de la historia, no está nada mal hecha. Al menos la personalidad de Hulk le hace distinguirse de los típicos héroes de estas historias, y aunque la cultura y diseño del mundo no es nada del otro mundo, los gladiadores si que parecen un grupo interesante, la mitad sacados del pasado del Universo Marvel (cuyos orígenes son contados en el capítulo final, con dibujantes invitados como Marshall Rogers, Alex Niño o Mike Oeming) El dibujo de Pagulayan (visto por útima vez en Emma Frost) está bastante bien, haciendo bien la acción, pero también con buen dominio de las distintas anatomías. Una historia sorprendentemente decente, dados sus orígenes. Recomendado (7)

Planetary Vol.1: Otra reedición de Norma, esta vez de la primera mitad de la obra maestra de Warren Ellis. La premisa es que trata de un grupito de exploradores de lo extraño. La gracia es que cada número explora un tema, que se corresponde a un género distinto de la cultura popular del siglo XX, a veces de comic (arquetipos suerheroicos, héroes de pulp, Vertigo) a veces de otros medios (películas de monstruos, de tiros hongkonesas, novelas de aventuras) Así que cada número es un género distinto (muy bien reflejado en las portadas, cada una un pastiche), y podemos ver la versión que da Ellis de cada tema, y lo que tiene que decir al respecto. Pero no es sólo hacer homenajes a otras cosas, conforme pasan los números se va viendo una trama misteriosa sobre la competencia entre Planetary y su misterioso Cuarto Hombre, y un grupo rival, por desvelar y ocultar, respectivamente, todas las maravillas del mundo en el que transcurre (nominalmente el de Wildstorm, en la práctica, una vez pasan algunas referencias al principio, como si no) y como todos esos géneros encajan en una sóla historia y mundo. Con tres personajes bastante divertidos llevando todo, muy al estilo Ellis. Y la verdad, es una serie muy bien hecha, muy divertida e imaginativa, a ratos muy chula y emocionante. Además de que a Cassaday le da para dibujar una serie de cosas bastante más espectaculares que en AXM, y clava magistralmente cada género. Uno de los mejores trabajos de Éllis, echadle un vistazo si no lo hicisteis la primera vez. Aunque teneis tiempo, porque la serie aún no ha terminado en EEUU, así que aún tardarán en sacar el resto aquí. Oh, y esta edición lleva una historia corta inédita, con una extraña colaboración de Adam Kubert para Wildstorm, donde el tema es Hulk. Es exactamente lo mismo que hizo Ellis con él en Ruinas. Muy Recomendado (10)

Pulse Nº16: Fin de la serie, no es que nadie le esté prestando mucha atención a estas alturas. El número es un repaso a la vida de Jessica Jones, y reestablecer su status actual. Y es, en el fondo, exactamente lo mismo que lleva diciendo Bendis del personaje desde el principio, sin nada más, ni siquiera diálogos ni ideas ingeniosas. Que demuestra lo mucho que ha caido la serie, y porque es buena idea cancelarla. Alias fue una serie original e interesante, pero Pulse ha sido algo distinto. Tenía en teoría una idea interesante sobre ver el Universo Marvel desde una perspectiva periodística, pero eso se fue a la mierda muy pronto, y la serie se convirtió en una de dos, o pasto de crossovers completamente inútil, o una oda de Bendis sobre lo maravillosa que es su Mary Sue, Jessica Jones, no importa lo repetitivo que sea, o lo aburridas y mundanas que sean sus situaciones. Es decir, cinco números para dar a luz, sin un solo giro interesante, hay que jorobarse. Al menos el dibujo en general ha sido bueno, como aquí el de Gaydos. Patéticamente autoindulgente, a ver si ahora que se la lleva a Nuevos Vengadores hace algo útil. La parte ignorada de la serie continuará en las miniseries Primera Línea de los crossovers, por el equipo creativo de Generación M, que originalmente iban a seguir esta serie. No Recomendado (3)

Runaways Vol.2 Nº1: Por fin vuelve una de las mejores series de Marvel, con diferencia. Es una pena que los inútiles de Panini cortaran con el volumen 2 empezado, porque esta historia queda mucho peor como comienzo de un segundo volumen, porque a diferencia de la anterior, no está pensada como tal. Espero que esta vez lo hagan bien y corten a final de una etapa, o la de Vaughan o la de Whedon. O que se dejen de tonterías y publiquen al ritmo americano normal, en vez de a este arbitrario ritmo doble. Pero bueno, lo que tenemos aquí es una historia completa, dedicada, como la portada indica, a Karolina. Es la conclusión de la línea argumental que ha tenido desde el principio de la serie, abriendo, eso si, una nueva dirección para la chica. Y además de ser un buen giro para ella, le sirve a Vaughan para tratar un tema bastante complicado de sexualidad, de manera que sólo se puede hacer en ficción, con unas reacciones muy interesantes y muy maduras. Eso si, aunque quede claro, en Marvel siguen sin dejarles decir la palabra “lesbiana” o sinónimos. Hay que jorobarse. Pero bueno, muy emotivo (aunque probablemente no funcionará tan bien como si no hubieran contado, porque depende mucho de estar metido en los personajes) y con momentos divertidos y geniales con los personajes, normalmente siguiendo las cosas que pasaron en la historia anterior. No dibuja Alphona (otro motivo por el que es mala rpesentación), pero como la última suplencia, le toca a Takeshi Miyazawa, que en su estilo algo más manga, lo hace muy bien, muy claro y con personajes preciosos y expresivos. Tan bueno como siempre. Muy Recomendado (10)

Siete Soldados: Bulleteer: Quinta miniserie del evento modular de Morrison. Realmente es la sexta, y deberían haber conservado el orden original, porque aquí empiezan las revelaciones importantes. Esta vez es otra nueva versión, de Bulletman y Bulletgirl, heróes de la Edad de Oro, aunque sin conexión, sólo le gustaba el nombre. El género esta vez es complicado. Es la versión Morrison de todos estos comics recientes que muestran el mundo de superhéroes no como algo maravilloso, sino como una subcultura sórdida, cuyo exponente más famoso es probablemente Bendis con cosas como Alias o Powers. Y siguiendo con la tónica de Siete Soldados, deja claro que todo eso es una corrupción de lo que tendría que ser (de hecho, los Sheeda no aparecen realmente, al estilo del género, son algo pasado y remoto, que sólo se manifiesta en los héroes corruptos que se creen muy chulos que han dejado) y manda a tomar viento a ese subgénero y sus promovedores, demostrando que hay maneras de ser maduro y humano sin dejar que tus personajes se vean corruptos por toda esa oscuridad y falsa madurez que sólo oculta perversión. Y la historia de superación esta vez no pasa por convertirse en superhéroe per se, sino en probar a ser un “superhéroe” de estos, superficiales y que sólo buscan peleas e imitar los aspectos superficiales de los verdaderos héroes, y rechazarlo, buscando una manera de ser heroica que no se base en machacar a los demás (es decir, el tipo de cosa que no está de moda actualmente y los editores actuales toman por corderos sacrificiales) Eso también nos mete en los temas de que hace al héroe, si las convenciones externas (vestirse de superhéroe) o cosas más profundas, y todo el tema del significado de la mitología. Y esta vez está el tema extra del género, sobre como la sociedad, y especialmente el terriblemente adolescente mundo del comic ve a las mujeres, dando toda una lección a… buena parte del mercado. El antídoto a cosas como Supergirl, también. En cuanto a las historias concretas, el primer capítulo es el origen, que es bastante convencional, pero tiene todos los temas e ideas jugosos de fondo. El segundo es menos sobre Bulleteer, y más sobre aclarar cabos sueltos del nº0, explicando todo el enorme entramado detrás de esa historia, y como conecta con al trasfondo de toda la serie, e incluso con las historias previas en la Liga de la Justicia. Además de tener unas cuantas ideas chulas de por si, es un puzzle perfecto. El tercer capítulo es toda la parte de la subcultura, con una convención de héroes de tercera, y muchos giros con mala leche a tópicos superheroicos, mezclados con el mundo de actores al que se parecen. Y el cuarto usa una “pelea de chicas” para contar una historia de corrupción, sobre como el mundo “real” pervierte la inocencia de la juventud de la que viene el género y la transforma en algo horrible. Ahí están las figuras paternas malvadas, de paso. Con un final inesperado, aunque apropiado a toda la dirección que llevaba el personaje. El dibujo es de Yanick Paquette, que tiene un estilo superheroico convencional, pero bastante bueno, que le pega a la serie. Lo mejor es que aunque hace a Alix (y a las demás heroinas) atractiva y esbelta, una vez tiene su origen, se niega a ponerla en las poses, trajes y situaciones explotativas que sufren habitualmente las heroinas y que este comic critica, si no que siempre mantiene su dignidad y parece una chica de verdad, no un objeto o una fantasía irreal. Y ese es el mensaje de este comic, que es algo necesario. Bueno, ese y que le den a Bendis. Tienes que verlo. Muy Recomendado (10)

Sleeper: El Largo Camino a Casa: Termina por fin la serie. Y aunque el verdadero motivo son las malas ventas, realmente le viene muy bien dejarlo ahora que todo va bien, porque es una ´historia que funciona mucho mejor si es cerrada y no ha tenido tiempo de dar vueltas de más. La idea es la de siempre: Dos genios cabrones (uno malo y otro “bueno”) manipulando al protagonista para que se cargue al otro, mientras que el pobre prota sólo quiere salir de toda esa mierda y llevarse a la chica. Sólo que la chica probablemente no esté interesada. Y nadie dice toda la verdad, y todos tienen motivos ocultos. Siendo una serie de espias dobles y triples, a veces llega a níveles exagerados de “sabes que sé que sabes” y de “tengo unos motivos, crees que son otros y él cree que son otros más” pero pese a la complejidad, se entiende bien si prestas atención. Es muy oscuro, pero sin ser del todo nihilista, y aparte de toda la opresión del ambiente y las situaciones muy bien llevadas, la historia tiene suficientes giros durante todo el rato, y logra llegar a un final satisfactorio, tanto en el sentido de atar todos los cabos, como de darle un final apropiado (aunque con una increíble mala leche al final) a todos los personajes. El dibujo de Philips complementa muy bien a la historia, es uno de sus mejores trabajops. Es una pena que híbridos superheroicos como este no vendan y Wildstorm haya vuelto a la normalidad, y Brubaker se dedique a hacer cosas muy inferiores en Marvel. Pero al menos el equipo creativo volverá en una serie de crimen convencional, Criminal. Muy Recomendado (10)

Spike: Tomo con varias miniseries y especiales que IDW ha sacado, dedicadas a uno de los personajes más populares de Buffy y Angel. Por supuesto, tienen el problema de que no están hechas por los autores de las series de TV, y que no puede pasar nada importante, sino que tienen que llenar huecos en las historias de verdad, como suele ser el problema en las series de licencias. El primer especial al menos está escrito por Peter David, que es un gran fan de la serie. Pero tiene un problema grave: Para ser una historia que se basa en un elemento minúsculo e irrelevante y que es esencialmente un guiño a las especulaciones de los fans (básicamente, que dos personajes terciarios interpretados por la misma actriz son realmente el mismo personaje), tiene un fallo muy gordo respecto a la continuidad de la serie, ya que tiene al Spike heroico, que sólo empezó a existir tras la muerte del otro personaje. Menuda manera de demostrar que sabes usar a la propiedad, saberte lo irrelevante y fallar en lo relevante. De todas maneras, no es mala historia, contrastando al Spike de ahora con el de antes, y viendo como ha cambiado, y David sabe hacer bien la actitud particular de Spike, lo cual no es de extrañar. Lástima que el traductor traduzca mal una referencia en diálogo a la serie muy importante para el final. El dibujo está bien, recuerda a la serie sin pasarse. Y las otras historias, escritas por un tal Scott Tipton, que transcurren a mitad de la última temporada de Angel, son todo lo contrario. Es repetir demasiado la idea de que Spike se ha redimido, sin sacarle demasiado gracia a su personalidad y actitud, ni interacción con los demás personajes, y cayendo en una trampa habitual de este tipo de cosas: Coger una buena idea de un episodio, y explotarla demasiado hasta que pierde la gracia, porque todo lo original e importante ya se contó. Por ejemplo en este caso, los Hermanos Numeros, luchadores mexicanos antimonstruos. Sólo para fans muy exagerados que no puedan esperar a que saquen continuaciones de verdad. Neutral (5)

Supergirl: Justo lo que necesitabamos, un spin-off de Superman/Batman, porque es una serie tan buena que necesitabamos más material de ella. Por cierto, ni puñetero caso a la propaganda de Planeta, esto no tiene nada que ver con Crisis Infinita, más que una referencia a que Supergirl y Power Girl tienen alguna conexión (toda una revelación a estas alturas, sin duda) y que aparecen Luthor-Verde y el Calculador, pero sin hacer referencia a nada de Crisis ni viceversa. Esta serie tiene un grave problema de entrada, y es que la protagonista no tiene una personalidad discernible, más que ser una colección de estereotipos sobre chicas adolescentes, que ni son creibles ni tienen gracia ni nada. Y Loeb parece no tener mucho que decir sobre el personaje, ya que prácticamente toda la historia es tener a Supergirl encontrandose a estrellas invitadas. Y en el estilo más patético superheroico, prácticamente todos los encuentros son peleas absurdas y gratuitas, que no sirven para nada. Prácticamente no hay interacción humana que nos diga nada sobre los personajes, y cuando la hay ocasionalmente, es mediocre. Pasada la mitad, por fin aparece el villano, y Loeb demuestra que sigue sin saber hacer más que la misma chorrada, con el retorno del Luthor demente y sin nada de lo que le hace interesante, y la llegada de una mala idea que ya usó en Smallville. Y para terminar, una situación típica de comics de superhéroes antiguos, que normalmente se usa para explorar elementos contradictorios de un personaje, pero como esta Supergirl no tiene personalidad, no explora nada, sólo pasan directamente al final predecible de siempre, después de peleas y excusas para tener a Supergirl con aún menos ropa. Oh, y una revelación sobre el orígen de esta versión de Supergirl que ciertamente es una sorpresa, pero que es muy probablemente una mala idea a la larga, y parece simplemente un cambio arbitrario para darle más angustia vital machacona al personaje. El dibujo de Churchill deja claro que es de la vieja escuela Image, con un total desconocimiento de la anatomía, de cómo mostrar movimiento o poses naturales, y en general es patético. Eso si, es divertido ver como se las apaña para poner a Supergirl en todo tipo de poses pseudo-porno, pero haciendo que la faldita desafie la gravedad para que no se le vean las bragas. (Um, Ian, realmente enseñan lo mismo que la microfalda) Tan patético y deleznable como se podía esperar, a ver si con la marcha de Loeb tras Crisis se vuelve algo más legible. Evitar a toda costa (1)

Superman Nº13: Extraña combinación de números esta vez. Si hubieran puesto dos números de cada serie, el tomo se habría cortado justo antes de Crisis Infinita nº1, en vez de descoordinarse como hace ahora. Ni eso hacen bien. Por otro lado, al menos sólo hay que tragarse un número de Superman con los tres de Aventuras. En primer lugar tenemos un número donde DeFillipis y Weir cubren por su colega Rucka, en otra historia más sobre consecuencias de Crisis de Identidad. Por un lado, es más de lo mismo, y con una justificación muy mala y que no encaja mucho con como lo han contado otras veces. Sin embargo, al menos esta vez se molestan en tratar al personaje de Superman en cuestión como un ser humano y no como una excusa para tener drama, y está bastante bien hecho. La segunda historia tiene otra vez al duo ayudando, que demuestran tener más rango que el que mostraban en Nuevos Mutantes, ya continua la tramas habituales, sólo que con elementos de Crisis Infinita incordiando: La parte de Ruina tiene a OMACs y a uno de los dos Luthors, y la investigación de Lois resulta estar relacionada un poco más orgánicamente con el meollo. No está mal. Y la tercera historia tiene otra vez a Mr Mxyzptlk (que en la edición española parece que realmente haga una visita mensual), sólo que de una manera muy distinta, afectado también por la Crisis. La idea es mostrar como todo se está yendo al garete, y más o menos lo hace bien, mientras la historia de Ruina se coloca para solucionarse por fin al mes que viene. El dibujo de Kerschl está muy bien, tiene mucho potencial. Y luego está lo de Verheiden, donde no parece comprender el absoluto el matrimonio Lois-Clark, parece creerse que está escribiendo la versión misantrópica de Superman de la Edad de Plata que manipulaba a sus amigos, tiene más apariciones gratuitas de los puñeteros OMAC, dibuja Benes, y en general es un desastre. Lastre, eso es lo que es, y es incomprensible que publiquen esos números y no los de Action. Neutral (5)

Titanes Nº1: ¿Tanto venden los Titanes que pueden tener tres series caras al mes? Oh, bueno, aunque esta serie no esté recopilada y no durara demasiado, es la mejor opción, con mucha diferencia, si realmente hace falta más material titánico. Por lo menos la primera mitad, la segunda es pésima. (Aunque si me preguntas, sería mejor opción reeditar y terminar Young Justice, que tuvo más éxito, tiene autor famoso, ya se conocen y tenían al 50% de los Jóvenes Titanes de ahora… escribidles insistiendo a ver si la próxima vez caen) Esta es la serie de Titanes que seguía a JLA/Titanes, compuesta mitad por los fundadores, mitad por una selección de otras épocas del grupo, con guiones también de Devin Grayson. Y aunque la chica ha caido en desgracia después de una etapa nada brillante en Nightwing, esto es una muestra de lo que hacía cuando lo hacía bien. Está claro que tiene un conocimiento enciclopédico sobre la historia del grupo, pero además, tiene un oido genial para el diálogo, y la capacidad de usarlo para hacer parecer a los Titanes como algunos de los personajes más humanos y creibles de DC, comparable con los mejores autores de su época. Así que el grupo realmente suena y actua como lo que son: Un grupo de jóvenes de veintitantos que son amigos y han crecido juntos, con los típicos roces, chistes privados, referencias y cariño que hay en grupos así, y se nota. El primer número se compone casi enteramente de los cinco hablando en un restaurante y es glorioso. El Secret Files (que realmente transcurre a mitad del primer número) es el reclutamiento del grupo y es del mismo calibre. Si toda la serie se hubiese mantenido así, habría sido perfecta. Pero la parte de acción y aventuras no se le da tan bien, y los personajes nuevos, notablemente Damage y Argent, le salen peor, y pintan bastante menos en la serie.

Al menos tiene ideas originales para los villanos. Su versión de HIVE es muy divertida, con lider misteriosa como siempre, pero con un segundo al mando con bastante personalidad, y una explicación sobre de donde sacan a las tropas bastante divertida. Otros villanos son menos afortunados, incluyendo al terriblemente tópico Goth (que es una versión malvada de Marilyn Manson… bueno, más malvada) o una nueva versión del villano nazi Panzer Rojo, aunque al menos sus historias tienen giros interesantes. Pero vamos, las aventuras realmente no van de tener aventuras, van de la caracterización de los personajes y su interacción, sean héroes o villanos. El segundo número forma parte de un crossover ridículo de la época donde Superman pasaba por otras series tratando de arreglarlo todo, y sirve para ver la relación entre Supes y los Titanes. No está mal. Los nº3 y 4 son sobre todo para desarrollar el trauma que va a llevar Donna Troy durante toda la etapa (había sido deshecha y rehecha por Byrne, suficiente para traumatizar a cualquiera) que es prácticamente la única dirección original que quedaba para el personaje, y de paso para hablar de la cultura juvenil de la época, cuando Columbine y todo eso. El nº5 desarrolla un poco a Tempestad, pero no da para mucho. El nº6 tiene más Troia, metida en un triángulo entre Arsenal y Kyle Rayner, y Grayson es de los pocos que saben hacer divertido a Kyle como personaje. Y los nº7-8, aparte de ser sobre la relación entre Arsenal y su hija (que es la estrella real de la serie, realmente adorable) intentan desarrollar a Argent un poco más allá de “niña pija” y… no lo consiguen mucho, me temo. Pero tiene algunos buenos momentos, al menos. En cuanto al dibujo, aquí es cuando Mark Buckingham sale de la sombra de Chris Bachalo y se establece como buen dibujante propio, menos caricaturesco de lo que es ahora. No hace mal la acción, pero cuando realmente se luce es en las expresiones y lenguaje corporal de los protagonistas, que es una maravilla. Desgraciadamente, tienen que suplirle en dos números, y Justiniano por aquel entonces no estaba ni de lejos a la altura, era bastante feo y oscuro. Al menos Pelletier en el Secret Files si que pega bien. Hablando del SF, al final del tomo vienen las fichas, que son útiles para aclararse. Puede que sea innecesario, pero es buen material para fans del grupo y de este tipo de comics. Recomendado (8)

Top 10: Siguiendo con las reediciones de la línea ABC, toca la serie, si no mejor, al menos la más consistente. Diablos, es probablemente lo mejor que ha hecho Moore en superhéroes (o similares) desde los 80. La idea es mezclar una serie de policias tipo Canción Triste de Hill Street (es decir, urbano, pero no excesivamente realista, y más centrado en los personajes que en los casos) con superhéroes. El chiste es que todo el mundo en la ciudad donde vive tiene, no sólo superpoderes, sino todos los tópicos de los mundos de superhéroes, desde trajes y nombres-código, a toda la superciencia, magia y extrañas costumbres de los comics. Pero no son superhéroes, son gente que vive normalmente con todas esas circunstancias. Así que lo más parecido a superhéres son los superpolis protagonistas, que pese de su trabajo y elementos super, actuan como gente bastante corriente. El caso es que se van mezclando múltiples subargumentos personales con la amplia plantilla de este tipo de historias, con los distintos casos que van saliendo, algunos cortos, otros que duran prácticamente toda la temporada. Sólo que dadas las circunstancias de la serie, los casos incluyen deicidio, accidentes de teletransporte, viajes a otras realidades, corrupción de sidekicks, racismo contra robots, asesinatos imposibles de resolver debido a los superpoderes, etc. Con mucha imaginación, mucho sentido del humor, y personajes sólidos con buenos diálogos. Al principio cuesta aclararse con tanto personaje y los casos empiezan lentos, pero cuando te metes, hay algunos episodios geniales, y el final tiene algunas escenas de pelea y de conclusión extremadamente satisfactorias. Algunos de los elementos de la serie se han convertido en tópicos después, sobre todo lo de los policías en un mundo superhumano, pero demonios, esta serie lo hizo antes y mejor. El dibujo de Ha y Cannon es muy bueno, imaginativo y potente, y además, incluye, sin exagerar, cientos de cameos y chistecitos en el fondo que añaden bastante diversión a una serie muy divertida de por si. Una delicia, atrapala si no lo hiciste la primera vez. Y a ver si en Norma editan la inédita precuela, los 49eros, pronto. Muy Recomendado (10)

Tormenta: Amazona del Viento: Miniserie con el desagradable cometido de justificar retroactivamente el futuro matrimonio de Tormenta y Pantera Negra con algo más allá de “Eh, ¿no sería una idea genial si casaramos a nuestros dos negros más famosos? Eso daría publicidad, ¿verdad?”, que parece ser que es como se hacen ahora las cosas en Marvel. Así que el guionista, (un tal Dickley, novelista nuevo a los comics) tiene que coger el “romance” entre ambos personajes, que consiste enteramente de una historia corta en un número de Marvel Team-Up, y dos menciones sueltas en los 20 años siguientes, en el romance más importante de sus vidas. Y me temo que es un retcon en plan Crisis, es decir, es imposible que esto encaje con la historia original en la que su encuentro duraba horas, pocos dias como mucho, y con circunstancias algo distintas. Pero claro, ya han hecho algo peor con el origen de Pantera, así que parece que ese tipo de revisiones de continuidad agresivas sin explicación son ahora norma de la casa, bravo. La pena es que hayan orientado esta mini al público completista aborregado de la Patrulla-X y demás, cuando no está escrito para eso. Está escrito para publicarse en un tomito de los que pretenden que vayan para públicos jovenes e incluso femeninos. Es una historia de romance y de paso a la madurez de la protagonista, Ororo, lo que curiosamente, hace que a diferencia de casi todos los comics americanos, el chico no sea el protagonista sino el objetivo romántico. Ororo no está mal escrita, con personalidad de niña, pero con algunos de los rasgos que tiene el personaje ahora, y T’Challa al menos tiene la excusa de que era joven para actuar como un idiota, no como en su serie actual. El argumento es muy, muy convencional de este tipo de aventuras, específicamente en Africa, pero al menos la parte del romance juvenil está hecha de manera muy competente, y con algo de gracia. El dibujo de Yardin también cumple. Si logras aislar la miniserie de sus desafortunadas circunstancias, y te gusta el género, no está mal. Neutral (6)

Twilight: Otra de las reediciones de Planeta de cosas que no son especialmente recordadas ni memorables, con alguna ligera justificación de un autor algo conocido. No confundir con la saga de Alan Moore del mismo nombre que no llegó a hacerse. Pero está relacionado temáticamente, porque es otra de esas historias que surgieron a raíz de Watchmen, con algún autor cogiendo viejos personajes inocentes y retorciendolos hasta transformandolos en algo irreconocible, para exponer el impacto de haber hecho algo “maduro” con trozos de la infancia de la gente. Las víctimas esta vez son los personajes de ciencia-ficción de DC de la Edad de Plata, y el perpetrador es Howard Chaykin. Así que el resultado es el de una historia de Chaykin: Ambiente oscuro y opresivo, personajes desagradables, mucho sexo gratuito y raro, machos muy machos y hembras muy sumisas, masacres, etcetera. Lo peor es que las partes donde usa personajes conocidos no eran necesarias para la historia, que podría ser una épica de ciencia-ficción sin esos elementos, que sólo le perjudican. Pero bueno, esas cosas aparte, se parece un poco más a American Flagg, en estilo y dibujo, que a las chapuzas recientes de Chaykin, que ya es algo. Decente si eres fan de Chaykin y del género, pero los demás pueden abstenerse, no es que vaya a llamar mucho la atención bajo la avalancha de novedades. Neutral (6)

Ultimate X-Men Nº7: Final de una historia y comienzo de otra, pero realmente, eso sólo sirve para demarcar el cambio de dibujante. En la práctica, ambos tienen los mismos argumentos principales. Una es darle aún más vueltas al tema del Fenix. Francamente, a estas alturas, ya han dicho tantas veces que si es una ilusión para luego resultar ser algo real, o viceversa, que otra tanda más de revelaciones sólo se hace repetitiva. Que haga algo por fin con el tema, o que lo deje estar, porque llevan estancados desde el principio de la serie haciendo círculos. La otra parte importante es más desarrollo del nuevo personaje, con el poco original nombre de Mago. En principio, parece un horrible Mary Sue, que es uno de los peores tópicos que hay, pero parece ser que es intencionado y que hay algo más debajo, así que habrá que ver. Y luego hay alguna pelea, y subargumentos personales, pero aunque no son malos, tampoco son gran cosa. El dibujo de Olivier es normalito, y el de Raney está bien, aunque no destaca. Neutral (6)

Y: El Último Hombre: Muñecas de Papel: Continua el viaje, con un tomo con dos mitades. Primero viene la saga del título, con escala en Australia, Yorick encontrandose con un problema nuevo dada su situación, y la primera vez que se aprovecha cierto aspecto (se supone) de Vertigo. Pero a rasgos generales, sin embargo, se empieza a notar cierta sensación de que la serie empieza a ser siempre lo mismo, agradable, pero repetitivo. No es que sea mala, pero ya no tiene la gracia que tenía originalmente. Claro, que ya hemos pasado dos tercios de la serie, así que no es grave. Además, tiene un par de grandes sorpresas al final, así que la siguiente historia puede remontar. La otra mitad son tres historias sueltas. La primera es una historia aparte, contandonos la historia paralela de otros dos personajes de la serie, uno de los cuales no estaba claro que fuese a reaparecer. Es una historia un tanto extraña, que no parece muy seria, en puntos tan absurda que parece salida de algo de los Monty Python, pero es bastante divertida, además de hacer un buen trabajo con ambos personajes, y contarnos que ha pasado con otra institución famosa en este mundo. Tiene una sorpresa interesante y un final bastante gracioso, además. Luego viene el orígen de la Agente 355, que es más o menos lo que se puede esperar del personaje por lo que sabemos de ella. No está mal, y explica unas cuantas cosas. Por último, viene el origen de Ampersand, que obviamente, no tiene mucha caracterización (aunque algo hay, sorprendentemente) ni desarrollo de su personalidad, pero si que tiene muchas explicaciones de la historia pasada de la serie, y una pista algo ambigua sobre la identidad del dichoso/a Dr M. El dibujo de Guerra y de Sudzuka continua siendo muy bueno. Y resulta apropiado haber empezado estas reseñas con American Virgin y cerrar con esta, hay una imagen en este tomo que parece la opuesta exacta que la portada de AV. Recomendado (8)

Y… por fin, eso es todo. La semana que viene, la Crisis Infinita continua en Batman, Wonder Woman, Flash, Green Lantern, Green Arrow, Outsiders y probablemente las tiras de prensa de Spiderman de los periódicos. Hasta entonces, descansaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: