Semana del 21 al 27 de Mayo

31 mayo, 2007

Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda Mierda

Si has leido Transmetropolitan, lo entenderás. Si no, que te den. Y si por casualidad votaste a la Bestia, que te den, pero de verdad.

[…]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. 25 reseñas, nada menos, no pararán jamás de saturar el mercado. Todo cosas inéditas, ningún comic normal, curiosamente. Es una semana variada: Vienen las novedades de Norma, un par de tomos rezagados de Panini (¿Ahora van a distribuir la salida de tomos igual que de las otras novedades?) y un porrón de cosas de Planeta: Cosas de hace años, de antes del Año Después, del Año Después, y del Año Durante. Es un lio, y llegamos a la situación graciosa de que sale cuatro cosas de los Titanes, de tres épocas y alineaciones bastante diferentes, y eso sin contar el Clasicos. Algo similar con Superman y Batman. Y por una de esas cosas raras del destino, salen 10 comics dibujados por Don Kramer, que debe ser algún tipo de record.

Nada que comentar por aquí, si hay algo, lo dejaremos para la semana que viene. Pasamos a los comics:

52 Nº2: Bonita portada en plan revista. Esta vez tenemos solo escenas con la mitad de los protagonistas, y como va a ser lo habitual, tres de los cuatro guionistas. Como indica la portada, Booster Gold tiene protagonismo, aunque es sobre todo mostrar más detalladamente los dos elementos que ya se presentaron la semana pasada, que es un buscafamas, y que algo anda terriblemente mal con el tiempo, presumiblemente por culpa de la Crisis. Esa parte es de Waid y no está mal, aunque lo más interesante es la escena escrita por Morrison, que sigue del final de la semana anterior (aunque sea dias después), y que tiene mucha mejor presentación y diálogo. Además, luego el otro personaje de la escena (al que la Crisis le ha deshecho sus apariciones estúpidas de la última década, aparentemente) se sale de la trama de Booster a su propia trama separada que parece que va a ir viendose, que amplia un misterio del número anterior y presenta otra nueva situación entre personajes. Como es de esperar, muy buen diálogo, muchos conceptos chulos (que puede que tengan relevancia con 52 o no), y la visión de este par de viejos personajes DC es cuanto menos, interesante. Luego, Waid continua con la trama de Dibny, y como era de esperar, es un misterio al estilo clásico. El sitio a donde le lleva es algo problemático, porque resulta raro que el personaje famoso al que se visita esté en esa situación, sobre todo habiendole visto ya Un Año Después, pero habrá que ver. El sitio por donde lleva la historia es interesante también, aunque use un elemento de Superman: Legado (no es uno de los malos elementos, al menos). Por último, Rucka empieza realmente con la historia de Question/Montoya, con el primer encuentro entre ambos. La parte de Montoya es también sobre todo repetir sus elementos del número anterior, pero más desarrollados, y metiendonos bastante bien en su cabeza. Y Question de momento parece una mezcla de versiones, enigmático y bastante chulo y hasta divertido. Y se presenta, por supuesto, un misterio, o mejor dicho, dos. Y de paso, demuestran que en DC son infinitamente más liberales que en Marvel, aunque el hada que añade mágicamente ropa interior a los personajes desnudos hace su aparición, por desgracia. Hablando del dibujo, seguimos teniendo a Bennett, que lo hace muy bien, tanto en la acción deslumbrante e imaginación de Booster como en la oscuridad deprimente y realista de Question. Otra buena muestra de número de presentar tramas y hacerlas interesantes.

Y luego está el primer complemento, las cuatro primeras páginas de la nueva Historia del Universo DC. Es muy apropiado tener una nueva Historia tras una nueva Crisis, con Donna Troy en el papel de Harbinger, claro. Desgraciadamente, en vez de dos expertos como Wolfman y Perez, esta han tenido que darsela a un chapucero cuya mayoría de trabajos para DC han sido nefastos, como es Dan Jurgens. Y no parece tener muy claro su objetivo, porque en vez de contarnos la historia de la Nueva Tierra Post-Crisis Infinita, lo que hace es un resumen muy acelerado de casi todo el primer número de la HdUDC original (hasta el debut de los superhéroes) y parece que después va a empezar a hablar del antiguo Multiverso. En cualquier caso, nada que no supieras si sabes un poco de DC, y tiene lo que puede ser un retcon, pero es probablemente una gran cagada cuando habla de los Guardianes del Universo, cosa deprimentemente predecible en Jurgens. El dibujo, aunque en el mismo estilo de Perez, es muy, muy, muy inferior, apenas aceptable. La idea del complemento es buena, pero la ejecución deja mucho que desear. Muy Recomendado (9)

Authority: El Magnífico Kevin: La entrega de la Autoridad de este mes, que ya quedan pocas, es la tercera parte de las historias de Kev que lleva contando Garth Ennis. Como siempre, no es realmente una historia de la Autoridad. Como es de esperar, el grupo es puesto fuera de combate nada más empezar la historia, de la manera más ignominiosa posible, quedando sólo Midnighter, que es el único de ellos que Ennis aguanta, que tiene que recurrir al verdadero protagonista de la historia, Kev. Realmente es su historia, contandonos su origen (exteniendonos lo que nos dijo la última vez), metiendonos en una historia que gira alrededor suya, que acaba siendo una película de colegas a la fuerza un poco bestia entre Midnighter y él. Siendo una historia de Ennis, a partir de muchas burradas y bastante sentido del humor negro y verde, hay una temática serie sobre lo que es llevar la “vida” que lleva Kev y sus colegas (operaciones especiales y cosas así de sucias) y la moralidad y cosas que acompañan a todo eso. Bastante bueno en ese sentido, sin ser repetición del todo de otras obras de Ennis aunque tenga muchos puntos en común, y muy divertido. Hasta se toma en serio a Midnighter, (es humillado en la miniserie, pero todos los personajes son humillados en algún punto, hasta Kev) que tiene una buena reflexión al final. El dibujo esta vez es de otro colaborador británico (vale, es español, pero trabaja para el mercado británico sobre todo) habitual de Ennis, Carlos Ezquerra, al que siempre se le han dado bien este tipo de historias burras y sucias. Uno de los trabajos sólidos de Ennis. Recomendado (8)

Batman Nº12: Final de la etapa, y, joroba, Winick no lo ha hecho particularmente bien en ella, pero es que este final es directamente incompetente. Empieza como hasta ahora, con más peleas y más tanto Capucha Roja como Máscara Negra siendo graciosillos y chulitos, dando vueltas y más vueltas sin resolverse nada. Incluye una pelea contra villanos reciclados extrañamente de Villanos Unidos que no está mal, aunque también es demasiado graciosilla a veces. Y parece que va a terminar con el climax de la historia del Jason Todd Resucitado, con un buen dilema que lo va a cerrar todo… y entonces Winick lo manda todo al infierno. Para empezar, la historia no puede transcurrir en ningún sitio, porque tiene al Joker secuestrado por JTR desde hace semanas cuando explota la Chemo-Bomba, lo cual contradice que el Joker este por ahí en escenas anteriores de Crisis (por no hablar del hecho de que Batman debería estar en la Batcueva con lo de la caja negra, no tonteando con todo esto mientras tanto) Aparentemente, Winick no ha podido molestarse en coordinar su maldita historia con la de sus colegas, y no es la primera vez. Pero eso es lo de menos, porque al igual que con Flecha Verde, la historia realmente no termina, se queda colgada a medias. Sólo que a diferencia de la otra serie, Winick no va a seguir en Batman (gracias al cielo), así que la puñetera historia no tiene un final. Es decir, Winick pone a los personajes en una situación imposible de solucionar, pero da igual, porque no va a tener que escribir una solución. Es el colmo del ser vago y tomarle el pelo al lector. Pero no acaba ahí la cosa, sacaron un anual de Batman justo entre el final de la etapa y el principio de la Post-Crisis para que pudiese atar cabos sueltos. Así que aprovecha para por fin molestarse en explicar como demonios resucitó Jason Todd, después de más de un año sin que se le ocurriera siquiera mencionarlo a nadie en la historia, pese a que uno juraría que es algo vital. ¿La respuesta? Culpar a Crisis, y a tomar viento, y de paso, eso explica todos los demás fallos de continuidad de DC. Aparentemente, Winick es incapaz de comprender que usar una explicación cósmica para fallos de continuidad para explicar un desarrollo en una serie de Batman es una malisima idea, a menos que sea para admitir que toda su etapa ha sido un error. Pero eso son las primeras cinco páginas. ¿Usa el resto del anual para resolver su historia sin final? Joder, no, la usa para seguir contandonos lo maravilloso que es su Jason Todd Resucitado, y lo que ha estado haciendo todos estos años, pese a ser una serie de cosas traidas de los pelos que al final del día no sirven para nada. Y así se queda. Es inaudito. El dibujo tiene sus cosas buenas (entre ellas el guiño de usar la página no publicada de Jim Aparo donde Jason Todd sobrevivia en vez de morir), pero esto es un comic incompetente e insultante al lector. Evitar a toda costa (1)

Batman: Un Año Después: Esto es el relanzamiento de las series de Batman tras Crisis Infinita, Un Año Después. La idea es que con la cancelación de Gotham Knights (cuyos últimos números se han quedado inéditos… genial planificación, Planeta. No es que valiesen la pena, pero no tiene sentido haber publicado tanto relleno como hicieron al principio, y luego dejarse una maldita saga a medias), por primera vez en muchos años, sólo hay dos series de Batman al mes (no contando antologías), para que sean mucho más sólidas, abandonando todas las tonterías de los 90. De paso, con un Batman más humano y menos cretino, que para algo se hizo la Crisis. El encargado es James Robinson, que hizo uno de los mejores comics de los 90 con Starman (y es una tragedia que con tanta chorrada que está publicando o peor, reeditando Planeta, no hayan editado Starman, que es mejor que el 90% de todo eso, sin exagerar) y desde entonces ha estado prácticamente desaparecido de los comics. El objetivo es contar una historia de Batman relativamente tradicional, reestableciendo todos los elementos clásicos, y presentando unos cuantos nuevos para que puedan jugar los siguientes guionistas. El argumento, visto objetivamente, no es gran cosa, es un misterio de los no resolubles por el lector que va llevando a Batman y Robin por distintos villanos y sitios de Gotham para que podamos verlos, sin mucha cosa. La gracia, como suele pasar con Robinson, es en la ejecución. Robinson es de lo que pueden hacer casi cualquier cosa entretenida a base de diálogos que suenan naturales e interesantes, pero sin ser pesado o repetitivo con tics. Hay un número entero de diálogo entre dos personajes (más o menos) que está claro por donde va a ir y como va a terminar, pero aún así Robinson logra hacerlo interesante y darle tensión y drama al final, de lo bien que mete en la piel de los personajes. Y escribe bien a Batman, equilibrando su parte de justiciero superinteligente aterrador con su parte humana, por fin. Su interacción con un reconstruido cuerpo de policía de Gotham (que quizá ha revertido demasiado al modelo clásico, pero era inevitable a la larga) da gusto, y también con Robin, cosa que no solía pasar. Las historias de complemento con un agente provisional de Batman son muy divertidas, rescatando a un personaje de un olvido merecido y haciendolo chulo y que encaje en el Universo DC. En cuanto a los villanos, liquida a unos cuantos, pero al menos la mayoría son gente que tenía inconvenientes y está bien elegida como carne de cañón, y a cambio arregla bastantes desaguisados con algunos de los villanos clásicos, y hace renovaciones o nuevas creaciones que no están nada mal. El dibujo de Kramer está muy bien, demostrando que el mundo más real y oscuro de Gotham se le da igual de bien que los superhéroes brillantes, con una buena mezcla de dureza y emoción, bastante bien pulido. Las suplencias de Leonard Kirk (irónico teniendo en cuenta que Kramer empezó sustituyendole) y Patrick Gleason logran no desentonar mucho y están bien. Un relanzamiento muy bueno de Batman, si te interesa el personaje y quieres ver una buena historia pura, aprovecha. Muy Recomendado (9)

Blanco Humano: El Usurpador: Final de la serie, que pese a ser uno de los mejores comics del mercado, es cancelada en dos años por las ventas patéticas que tiene. A veces es para desesperarse. Esta vez tenemos tres historias, cada una con un dibujante, todos de la familia. El primero tiene precioso dibujo de Cameron Stewart, y trata de aplicar la fórmula del Blanco Humano a un protagonista que no es Chance, y ver lo que pasa. Muy buena exploración de psicología retorcida y situaciones raras, como es habitual en la serie, aunque con un final algo abrupto. La segunda historia tiene el dibujo más sucio y realista, y con coloreado extraño, de Javier Pulido, que vuelve para despedirse de la serie que empezó. Es una historia con mensaje, esta vez sobre la paraonia y racismo de muchos americanos con respecto a los extranjeros, especialmente a los de oriente medio tras el 11-S. Es un tanto obvio si no eres idiota, pero está bien tratar el tema, y Milligan lo hace satisfactoriamente. Por último, tenemos una saga de tres números dibujada por Cliff Chiang, que lo hace muy bien también. Trata de llevar la idea de lo completamente tarado que está el protagonista a su extremo lógico, que es absolutamente demencial. Y llega a la única conclusión a la que se puede llegar después de dar tanta vuelta a la serie, que es un final perfecto a todo el drama sobre la identidad que ha sido el tema principal. Bajo todo eso hay una historia muy divertida, que subvierte muy bien el tipo de historias que imita, incluida una versión de la escena típica con la que terminan. Una pena que la serie termine, se le echará de menos, pero al menos ha vivido bastante para la poca publicidad y ventas que tuvo. Muy Recomendado (9)

Catwoman Nº5: Últimos números antes del salto a Un Año Después. El primer número continua del anterior, y es un número de acción a lo bestia, con Catwoman contraatacando contra la Sociedad (o los villanos de los últimos números, lo que sea) en plan duro. Bastante divertido e intenso en ese plan. Y luego se jode con el nº50. Pfeiffer es algo así como el equivalente DC de Greg Pak, en el sentido de que es el pobre capullo con algo de talento al que le encargan hacer algo con ideas horribles. En este caso, una de las peores consecuencias de Crisis de Identidad/Conciencia, que no sólo contradice bastante la propia historia a la que referencia, y sin absolutamente ninguna explicación o justificación hace parecer a los héroes como auténticos degenerados, es que jode completamente todo lo que Brubaker y otros guionistas han estado haciendo con el personaje durante los últimos años. Y todo para no conseguir absolutamente nada, porque realmente no tiene consecuencias para la serie a la larga, mucho menos para los otros personajes. No es de extrañar que en cuanto termina el número, Pfeiffer se aleje de esa idea lo más rápido posible y vuelva con lo que estaba haciendo antes como si nada, pero eso no quita que el número sea muy malo. El final tiene a todos los elementos de la última saga coincidiendo en un final, y no le queda mal, con buena acción e intriga. Y al final pasa algo que era obligatorio que tuviese que pasar, si en DC querían que los lectores quedaran satisfechos y el Universo DC (bueno, el gothamita) tuviese algo de consecuencia interna Quizá habría quedado mejor en Batman, pero allí Winick estaba demasiado ocupado haciendose el guay y no resolviendo nada, y aquí también es satisfactorio, retrocediendo hasta la etapa Brubaker. Además, está bien llevado, y presumiblemente, se seguirán viendo consecuencias Un Año Después. El dibujo de Woods es bueno, le sale bien Catwoman y su manera de moverse y actuar. Lástima el pegote que tiene el tomo en medio, que lo jode bastante. Neutral (6)

Cuarto Mundo de John Byrne Nº2: Ahora si, empieza la serie que le dieron especificamente a Byrne, Cuarto Mundo de Jack Kirby. El primer número es un resumen de la historia hasta ahora, sobre todo de la parte macro de la mitología y, bueno, cumple la misión, pero es algo conocido contado de manera algo seca. El resto es un intento de épica, con los varios protagonistas heroicos tratando de oponerse a una invasión. Es más o menos competente, pero no tiene nada de la sensación épica que debería tener una guerra entre dioses, ni tampoco nada de la imaginación que debería tener una serie inspirada por Kirby. Lo único interesante es el comienzo de las historias de complemento contando historias jamás contadas del pasado de los personajes, en este caso el origen de Darkseid. Está bastante bien, con apropiados toques mitológicos, aunque le falte un poco de la solemnidad que debería tener el nacimiento de un villano tan supremo como es Darkseid. El dibujo es típico del Byrne de los 90, decente, pero pobre en comparación con lo que era. Neutral (5)

Como quiera que se llame la serie que agrupa arbitrariamente Jóvenes Titanes y Outsiders Nº1: Un Año Después, y la alineación de los Titanes ha cambiado bastante. Este número está bastante pensado para leerse justo después del último Crisis Infinita que se ha visto aquí, porque la idea es aumentar la intriga respecto al final de Crisis, y sobre todo, de lo que pasa durante 52. Así que se sueltan muchas frases e imágenes crípticas e intrigantes sobre lo que ha pasado durante ese año, que realmente captan la atención, sobre todo porque sabemos que Johns es uno de los encargados de contar todo eso, y tiene un plan. Las pistas sobre el destino del equipo espacial son especialmente poco tranquilizadoras. Parece ser, además, que Johns va a aprovechar las situaciones que se presentan para tirar mano de toda la plantilla pasada y presente de los Titanes, y darle un sitio o dirección nueva a todos ellos (bueno, a aquellos que no haya usado de carne de cañón) y por lo que parece, a algunos nuevos. Este primer número, aparte de las pistas, va de explicar un poco que ha pasado con todo el mundo, y presentar algunas nuevas alineaciones y situaciones. Los tres personajes que siguen no han tenido más cambios que los obvios (aunque el cambio de traje de Wonder Girl es muy apropiado), pero los nuevos si que parecen otra cosa. Destructora completa el viaje con el que lleva desde el principio de la serie, pero con un giro (porque no habría sido propio no redimir a un heroe pasado a villano) y Kid Devil es una elección muy curiosa, porque es un personaje que sólo había aparecido una vez en 20 años, y tampoco tantas antes. Pero claro, eso es algo bueno porque así se puede desarrollar más, y es apropiado para la serie por ser un sidekick, cuyo mentor además vuelve a ser prominente ahora. Ambos tienen potencial para historias interesantes, y algún misterio que otro, aunque de momento estén colocados en puestos estándar dentro de un grupo. Oh, y Johns introduce a unos secundarios bastante divertidos, que son una inesperada versión de unos personajes de fuera de los comics que nadie esperaba ver bien hechos, con su misterio y todo. En cuanto a los villanos, también tienen miembros nuevos, que son adecuados, sin mucho más, como es el argumento de momento, una vez le quitas todos los subargumentos y misterios interesantes. Ambos capítulos tienen buenos cliffhangers que abren boca, eso si. En cuanto al dibujo, Daniel ha mejorado un poco, pero sigue teniendo algún problema con la anatomía, y muchos con la falta de detalle y los problemas de narración. Sigue siendo feo, y muy oscuro y cutre, y perjudica a la serie. Un comienzo convencional, pero con muchas pistas y elementos futuros que le dan interés. Recomendado (8)

Doom Patrol Nº19: Penúltimo número, y es una carrera hacia la conclusión. El primer número nos cuenta la historia secreta de la Patrulla Condenada, donde Morrison coge la historia establecida (incluidas cosas de la cutre versión de los 70-80), y les da un giro que tiene bastante sentido, para conformarla a su versión anti-patriarcal. Una vez te recuperas de la impresión, está bastante bien, y el final aumenta la tensión de manera sorprendente con dos giros inesperados. El segundo número, sin embargo, la corta. En teoría, es un número dedicado a Cliff Steele, igual que ha habido dedicados a los otros tres protagonistas. En la práctica, tampoco nos dice nada que no nos hubieran dicho otros números de él (pero claro, es el personaje más desarrollado y principal), sino que es un número alucinatorio, donde Morrison lanza al lector una serie de extrañas imágenes de sueños y de pesadillas (por supuesto, los insectos tienen una gran parte terrorífica, como suele ser común en obras morrisonianas similares). No queda muy claro a que viene todo eso (bueno, en la teoría si, pero no en la práctica), y parece un ejercicio de experimentalidad más que una historia, pero al menos es curioso, aunque no funcione del todo. El dibujo de Sean Phillips, aunque menos detallado y más sucio que Case, es también curioso, sobre todo por los efectos raros que usa. Por último, toca el principio del gran combate final contra el Gran Malo, y las cosas chocan como es de esperar, pero siguiendo la tradición de la Patrulla Condenada de nada ir bien como debería ir en una historia de género, salen complicaciones muy raras, y en vez de un choque épico es un “Oh, Dios, vamos a morir todos”. Muy divertido, en cualquier caso, y si que hay algún elemento superheroico bien hecho entre las genialidades más atípicas. Muy Recomendado (9)

Down: Otra de las miniseries cortas autoconclusivas de Warren Ellis, esta vez para Image, Top Cow para más señas, pero no se nota. Es una historia de crimen, con una policía infiltrandose dentro de una banda organizada. La protagonista es una típica tipa dura, sin el sentido del humor cínico habitual de Ellis, directamente es totalmente seria, con algo de moralidad y un lado muy bestia cuando tocan ciertas situaciones. La historia no tiene mucho, va por lo habitual en este tipo de historias hasta el giro final, pero la gracia es ver lo bruta e intensa que es la protagonista, y como tal no está mal. Y la otra gracia es el dibujo, que en el primer capítulo es de Tony Harris, que se fue a Ex Machina y tuvo que ser sustituido por el colaborador de Ellis en Red, Cully Hamner. Y sus estilos pegan bastante, pese a que Harris es bastante más fotorrealista. Ambos son muy buenos, que es lo que cuenta. No es un tomo especialmente llamativo, pero al menos no sufre del extremo relleno o finales tontos de otras obras suyas recientes. Recomendado (7)

Escuadrón Supremo: Sangre y Arena: Esto es una serie de desprópositos, uno detrás de otro. Primero por parte de Marvel: No se les ocurre otra cosa que relanzar Supreme Power, que estaba yendo bastante bien, en la casi desaparecida línea Marvel Knights, quitandole el sello de “Para Adultos”, porque se ve que pensaban que así venderían más. ¿Resultado? Las ventas han bajado, ya que la gente no la compraba pese a ser para adultos, la compraba por eso. Además, a la altura del nº7, JMS ha desaparecido por estar demasiado ocupado con otras cosas, el dibujante se ha pasado a DC y el dibujante sustituto ha pasado a otra serie también, así que el futuro de la serie es dudoso de momento (no han salido números en lo que llevamos de año) y encima se la dejaron a mitad de una historia. Mientras, en Panini, la siguen publicando bajo el sello MAX pese a que no hay nada para adultos en el interior (¿Realmente vende más algo si pones el sello en portada?) y cortan la historia a mitad, de manera muy graciosa: Se dejan el último número suelto, que no se publicará hasta vete a saber tu cuando tengan para un tomo entero, y aún así se quedan también con la historia a medias. ¿No habría sido más lógico o no dejar la historia a medias cortando antes o mejor, publicando todo el material que tienen? De verdad que no se entiende.

En fin, el cambio de título y línea no es meramente estético, porque aparte de dejar de tener insultos y desnudos ocasionales, la serie pasa de ser una historia sociopolítica sobre un grupo de superhumanos, a ser una serie sobre un grupo de superhéroes más convencional. Sigue tratando situaciones más complicadas y geopolítica, eso si, así que no son un grupo convencional del todo. Básicamente, la serie es ahora “¿Y si los EEUU tuvieran un grupo de superhéroes y en principio, nadie más?”. Al principio hay bastante buen material con eso, con distintos intereses eligiendo como usar al Escuadrón Supremo, y lo que pasa cuando empiezan a usarlo, y como afecta eso localmente y globalmente a las cosas. No es un tratado excesivamente complejo, pero tampoco es tonto. Más problemático es que ninguno de los muchos protagonistas sufre ningún desarrollo ni revelación especial a lo largo de la historia, sino que JMS no hace más que repetir los mismos elementos que ya sabíamos, con dos excepciones. Una es Emil Burbank, el homenaje a Luthor, que le da un giro a la serie al incorporar a un cuasi-villano en el grupo, que se lleva de lejos las mejores escenas de la historia, tanto cómicas (sobre todo si interacción condescendiente con Molde y demás) como terroríficas. Y la otra es Inercia, cuya historia es un tópico total desde el momento en el que la presentan como una mujer dura y hostil, y se desarrolla de la manera más fácil y predecible, y aún así JMS necesita dos números para contar su historia, cuando se veia venir desde la primera viñeta. Entre eso y la falta de ideas, la historia pierde bastante fuelle en la segunda mitad, aunque sin llegar a los niveles de las otras series de JMS, pero es una lástima igualmente que una serie que empezó siendo algo sofisticado haya degenerado en algo que aspira a una serie de supergrupo ligeramente mejor que la media, y ni siquiera lo termine de conseguir del todo. El dibujo de Frank tiene sus cosas buenas, pero sus mujeres son vergonzosas, teniendo la mayoría trajes que son más apropiados para una stripper que para una heroína (sobre todo comparados con sus contrapartidas masculinas que van completamente cubiertos aunque lo necesiten menos), incluso la que es una autora seria con un doctorado. Entre eso y el origen de Inercia, este comic no va a ganar un premio al feminismo precisamente. Oh, y un número está dibujado por Oscar “Juan Barranco” Jimenez, en un intento de volver al mercado con un nuevo nombre, que ha durado más bien poco. No lo hace mal, y es una lástima. (Por cierto, ¿para cuando reedición del Escuadrón Supremo original que es mucho más original y maduro en sus ideas que esto?) Recomendado (7)

Gotham Central Nº6: Fin de la serie, y el final habría tenido bastante más impacto si Planeta no lo hubiese chafado al haber publicado Crisis Infinita Nº2 antes que esto. ¿Tanto habría costado molestarse en coordinar las series y publicar este tomo 1-2 meses antes, sobre todo porque hubo un parón de varios meses entre el nº1 y 2? En fin, con Brubaker habiendose largado a Marvel a malgastar su talento, toca Rucka en solitario, en una historia centrada básicamente en sus personajes principales, y con conexión con el resto del Universo DC. El primer número, de hecho, es un crossover con Crisis Infinita, que parece algo incongruente con el tono de la serie. Pero sin embargo, no queda mal, tomandose todo el follón en Gotham (la explosión de la Roca de la Eternidad y demás cosas que se vieron en Crisis nº1) como una especie de apocalipsis genérico DC, donde no necesitas saber nada sobre a que viene todo eso, sino ver como la gente normal ve ese tipo de hecatombes, en plan Marvels. De hecho, es uno de los mejores crossovers, muy efectivo. Además, en las reacciones de Crispus y Renee a todo, se caracterizan bastante bien ambos, analizando su relación con Dios (que había estado absurdamente ausente en un crossover sobre el maldito Espectro) y lo que planean hacer en el que puede ser el fin del mundo, con una sensación de desesperación muy bien llevada, con buen uso de otros elementos policiales. Y luego está la historia final, secuela a la historia de Corrigan de hace un par de tomos, que sirve de final a la historia de ambos personajes principales a lo largo de la serie. La cosa ingeniosa es que, si no tienes ni idea del resto del Universo DC, simplemente será una historia policiaca con una gran sorpresa a mitad, pero si estás enterado de que Jim Corrigan es clavado al antiguo huesped del Espectro, y que el Espectro necesita un nuevo huesped, creerás que la historia va a ir por cierto sitio, pero entonces cuando da un giro inesperado, te sorprende mucho más, con mucha ironía. Así se hace ese tipo de guiños a varios niveles. Aparte de eso, es una historia policiaca sin elementos superheroicos esta vez, con muchos giros muy buenos, y con emociones realmente palpables en los personajes. Alguno de los tecnicismos más concretos son algo dificiles de seguir, y el final es algo anticlimático, pero eso está hecho a propósito, porque el lector tiene que quedarse tan frustrado como uno de los protagonistas, esa es la idea principal, que se ve venir como algo terrible desde el principio. Tanto Lieber como Kano lo hacen muy bien en el dibujo, con buen ambiente oscuro pero claridad en la narración, y no se echa de menos en absoluto a Lark. Es una pena que la serie se acabe, porque ha sido una excelente mezcla de policiaco con elementos DC, pero mejor dejarlo en un momento álgido, concluyendo el capítulo en la historia de los dos protagonistas principales, y además, con las pocas ventas que desgraciadamente tenía, tampoco habría aguantado mucho más. No es de extrañar que el siguiente paso de los protas sea uno en Crisis Infinita, y otro, siguiendo Rucka, en 52. Pero se echará de menos algo tan especial como esta serie. Muy Recomendado (10)

Iron Man: Ejecutar Programa: Esto es la primera saga de los nuevos guionistas de la serie, y la última oportunidad de ver una historia de Iron Man antes de que Guerra Civil lo transforme en vete a saber. (Hay un par de miniseries bastante buenas que transcurren antes, pero a saber si las publican en Panini) Los hermanos Charles y Daniel Knauf, conocidos por escribir para algunas series de TV poco conocidas debutan aquí como guionistas de comic, y no lo hacen con demasiado buen pie. Aparte de que empiezan con una de esas sagas de 6 números estiradas que afortunadamente ya están pasando de moda, es que no hay ni una sola idea en la historia que no haya sido hecha antes varias veces, o mejor. Es como un compendio de ideas para guionistas poco originales de Iron Man: ¿Enemigos de su origen que vuelven para vengarse? ¿Cosas de cuando hacía armas que vuelven para morderle el culo? ¿Suplantación o control de su armadura? ¿Uso de su tecnología en contra suya? Todas se han hecho antes, de hecho, todas se han hecho esta década, la mayor parte de las veces mal y sin ideas, y esta no es una excepción. Es un montón de escenas sin imaginación que ocurren por exigencia del guión, sin ninguna sorpresa o suspense, porque ya han ocurrido muchas veces, y con lo listo que es Tony, debería haberse dado cuenta ya, y haber tomado medidas (de hecho, en algunos casos las tomó, pero si estos guionistas creen que están haciendo algo nuevo, pues…) El villano es de todo menos interesante, además. Además, puestos a quejarnos, aparece un villano pese a que no debería tal y como quedó en su última aparición (aunque un detalle visual lo explica un poco) y por alguna razón aparece Nick Furia como jefe de Shield pese a que hace más de un año que lo echaron (si, han dicho en otras series que es un duplicado, pero no explica porque demonios Tony le trata como si fuera el real, cuando sabe que ha sido reemplazado… pero claro, la coordinación entre series en Marvel es así de mala, porque no es la primera vez que lo hacen) Lo único destacable para bien es el dibujo de Zircher, que ya dibujó algunos números en la etapa Busiek, y no ha hecho más que mejorar, aunque no sea su mejor trabajo tampoco. Muy buena acción a alta velocidad y diseños tecnológicos. Y me extraña que no le hayan endosado un “Preludio a Guerra Civil” en la portada, la última página tiene tanto de preludio como otras cosas que han anunciado así. No Recomendado (3)

JLA Nº9: Otro crossover con Crisis Infinita, pero esta vez, al igual que los últimos números de Flash, es totalmente innecesario: La historia de la encarnación actual de la JLA terminó en el tomo anterior, y no se reconstruye durante Crisis. Así que esto es un montón de relleno (donde lo único relevante que pasa es el reclutamiento de Tornado Rojo y Supergirl para la Expedición Espacial Troy, a buenas horas) que ni siquiera encaja bien con el resto del crossover. Peor aún, está escrito por Bob Harras, que es un nombre que no deberíamos volver a ver en los créditos de ningún comic. Aparte de haber sido un editor poco menos que demoníaco, como escritor es igual de incompetente, siendo el modelo de la escoria que hacía Marvel en su época. Así que aquí empezamos con un “funeral” para la Liga de la Justicia, pese a que oficialmente no se ha desbandado, y lo más lógico sería estar investigando quien demonios ha reventado la Atalaya y secuestrado a J’onn, como hacen en los demás sitios, no ponerse a dar discursitos absurdos. (Por no hablar de que, cronológicamente, cada uno de esos personajes debería estar en otro sitio para entonces) Hay una escena sobre J’onn, por cierto, que trata de justificar algo, pero que no tiene ningún sentido, y contradice totalmente Crisis Infinita. Después empieza un misterio bastante poca cosa con un viejo villano de la LJA que es muy poca cosa, sin ninguna de las ideas interesantes de su último relanzamiento, quedando como bat-villano cutre con poderes vagamente definidos. Por el camino, se pierde bastante el tiempo con elementos de Crisis, como un pesado OMAC, los repetitivos 7 Pecados, el reclutamiento de Donna, y varias excusas para librarse de personajes, alguna de las cuales como la de Flash, tampoco encaja con nada. Curiosamente, este es el único comic que admite la existencia de la Liga de la Justicia Elite, y aún así, aparece sólo uno de sus personajes (que por supuesto no hace nada interesante excepto un cutre tópico) sin explicación de donde están los demás. Y lo que queda es un montón de melodrama exagerado y sobreescrito de culebrón entre Batman, Flecha Verde y Canario Negro, que no dice nada nuevo ni resuelve nada. (Había escenas muy buenas entre los dos últimos en Aves de Presa durante Crisis, pero por supuesto los simios no la publican) El dibujo es de Derenick, habitual suplente, que es competente pero con algunos defectos. Este comic no debería haber existido, por varios motivos, así que puedes ignorarlo, aunque seas fan de la Liga o de Crisis. Y porque hay una entrevista de varias páginas con el portadista, no lo entiendo, podían haberse esperado a su primer trabajo interior, al menos. Evitar a toda costa (2)

Jóvenes Titanes Nº19: Último número en esta encarnación, con los últimos crossovers con Crisis, cronológicamente hablando. Como está ocupado con Crisis, en esta ocasión Johns requiere ayuda, y coge a la mejor opción, el responsable de que todo esto exista, Marv Wolfman. Y aunque no hayas leido el número de Crisis Infinita que va después, leyendo esto queda claro que personaje tiene una diana pintada en la frente. Primero tenemos un anual, que tiene dos partes claramente diferenciadas. Una tiene a Superboy y a Wonder Girl teniendo un rato para ellos solos durante la Crisis. Obviamente, es una de esas historias de romance juvenil, muy sentimental, mitad nostalgia por haber crecido juntos, mitad desarrollo de su historia y llevarla al siguiente nivel, haciendo bien lo que hacen mal en Smallville. El dibujo es de varios dibujantes similares, entre ellos Benes, y no es demasiado malo para lo que podría haber sido, aunque podría ser mejor. En comparación, la otra historia tiene dibujo de Eaglesham, y es una delicia. Tiene al resto de Titanes reaccionando a la destrucción de Bludhaven, y teniendo el desarrollo que no han tenido en los demás crossovers. No está nada mal. Por último, toca el crossover final, que es un team-up entre Superboy y Nightwing, mientras hacen el camino entre dos numeros de la historia principal. Realmente, no pasa nada (excepto una escena de otro personaje que continua un subargumento a largo plazo bastante apropiadamente dado el crossover… muchas de las posibles patronas ya no sirven, notablemente Hestia), pero es uno de esos números nostálgicos donde se da repaso a la historia de cada uno con los Titanes en sus distintas encarnaciones, y a la comparación entre ambos personajes y sus familias heroicas. Lo mejor es el dibujo de Todd Nauck, que lo hace decentemente en el presente, pero hace unos mosaicos de flashbacks casi perezianos. La mayor parte de este número parece que lo único que hace es cumplir mientras espera a que pasen las cosas importantes, pero al menos le sacan algo de gracia mientras tanto. Recomendado (7)

JSA Nº12: Último tomo antes del salto, ya enteramente metidos en Crisis Infinita. Primero hay una historia de tres números, donde Johns de nuevo tiene exceso de trabajo, y tiene que cederle el guión de su historia al entintador Keith Champagne. Es una historia de puente entre Dia de Venganza y Crisis Infinita, atando un par de cabos de la miniserie y de esta propia serie. Tiene tres tramas: La que ocupa más espacio es la de rescatar a Jakeem Thunder, que introduce demasiados personajes nuevos (o rescatados del olvido) y es demasiado esotérica para su propio bien, por no hablar de que el villano surge al final de la nada y sin explicarlo para los que no leyeran una historia de la LJA de hace 8 años. Además, no explica algunos de los detalles más importantes, realmente necesitaba o más espacio, o perder personajes. Al menos tiene algún momento bueno con los personajes, y enlaza bien con una cosa de Superman. La otra parte justifica bien el final de Dia de Venganza, y tiene una serie de peleas bastante chulas, y una resolución que ya tocaba, que más vale que sea definitiva, y que le da simetría a la serie. Ver a Mr Terrific volando sobre sus pelotas queda raro, eso si. Y la última parte, que es la más importante con diferencia (y que desgraciadamente, Planeta chafó al no haber publicado este tomo dos meses atrás… ¿tanto habria costado haber publicado los tomos mensualmente para poder leer las cosas en su puñetero orden? Simios estúpidos) apenas recibe unas 5 páginas en total, y queda totalmente anticlimático y cutre. Joder, es el destino de dos de los protagonistas de la serie, si quieres convencer al público de que vale la pena y no te estás librando de ellos gratuitamente (y francamente, se podría argumentar correctamente), lo lógico habría sido darles a ellos una historia donde realmente importara, en vez de dedicarla toda a hacer el tonto por ahí, y dejar lo importante para la última página sin darle ningún tipo de emoción. En cuanto al dibujo, Kramer se despide de la serie, y hace su mejor trabajo. Es tan sólido que hay una página donde el puñetazo que le da Wildcat al villano le duele al lector, y hace unos diseños buenos también. Se le echará de menos.

Siguiendo, Johns vuelve para su última historia antes del relanzamiento, aliandose con el que será su dibujante entonces, Dale Eaglesham. Es una historia dedicada a Stargirl y familia. El argumento sale de una preview que vimos en Crisis, siguiendo con el tema de familia, con un secundario de esta serie, pero eso es lo de menos. Lo importante es contarnos la historia de Courtney, y porque es el corazón de la Sociedad de la Justicia. Algo sentimentaloide a veces, pero hace un trabajo magnífico al mostrarnos lo encantadora y buena que es Stargirl, de manera creible. Y además hay algún guiño que otro, presagios de lo que va a pasar, y la aparición estelar de cierto oscuro amigo de la familia, en un final muy emotivo. (Que parece que significa que el número de Stargirl de JSA All-Stars no era canónico, aunque lo escribiera Johns… pero claro, por lo visto el del Dr. Destino tampoco) El dibujo es aún mejor que en Villanos Unidos, haciendo maravillosamente la anatomía y plasmando la personalidad de los personajes en sus expresiones y movimientos. El relanzamiento va a ser bueno. Por último, empieza el relleno de Paul Levitz (que ya escribió a la SJA en los 70), con una historia que se supone que trata sobre Crisis, pero que no es más que una excusa para contar una historia nueva de la SJA Pre-Crisis en Tierras Infinitas, bastante convencional para la época, que sirve de prólogo a la siguiente saga. Nada reseñable, y la parte del presente no funciona con tan poco espacio y a estas alturas. Eso si, el dibujo de Perez es maravilloso, y sabe cambiar de registro entre el presente y el pasado, además de ser, después de Conner, el otro único dibujante que ha hecho guapa a Power Girl. Recomendado (7)

JSA Clasificado Nº2: Dos historias esta vez, las que quedaban antes del salto por Crisis Infinita. No tienen realmente relevancia para Crisis (de hecho, la cronología está tan confusa que la segunda historia probablemente transcurre durante 52, pese a la página final, y probablemente la primera también) pero si que tienen algo de relevancia para la SJA, aunque no sean de Johns. La primera historia son 3 números escritos por Jen Van Meter, que ha hecho cosas bastante chulas en Oni, donde se presenta la nueva alineación de la Sociedad de la Injusticia. Es similar a Villanos Unidos, contandonos la historia desde el punto de vista de los villanos, viendo como interactuan como casi una familia y tienen más facetas de lo que parece normalmente, y metiendose en una aventura de gran golpe con obstáculos similares. A diferencia de VU, la sensación de “honor entre ladrones” es mucho mayor y es el tema central, no hacen nada heroico y si caen bien es únicamente por carisma, y si que se enfrentan a héroes. Van Meter hace un buen trabajo con este tipo de historia, haciendo interesantes y carismáticos a los villanos como Icicle o Tigresa, o retorcidos como Muñeco de Trapo (otro parecido con VU, aquí sale el padre). Bastante bueno, y Pat Oliffe, en su primer trabajo tras pasarse a DC, hace su trabajo más sólido hasta ahora, bastante impresionante, sobre todo en como muestra a los personajes y su lenguaje corporal. Y luego, para rellenar, hay una historia de dos números escrita por el editor Peter Tomasi, lo cual no suele ser buena señal. A decir verdad, pasa una cosa importante al final, pero parece más bien que alguien ordenó librarse de cierto elemento de la serie, y que lo hicieran de cualquier manera, porque ese parece ser el único motivo por el que está en la historia, de manera forzada. Y no escribe mal a los dos protagonistas, Flash y Wildcat, la verdad. Pero aparte de eso, es una historia muy convencional, con un villano muy retro y no en el buen sentido, personajes nuevos deshechables, y un argumento muy normalito, aparte de la exigencia del guión antes mencionada. El dibujo es el epílogo de Don Kramer con los personajes, y lo hace tan bien como siempre, añadiendole fuerza e impacto a una historia que los necesitaba. Por los pelos, pero de momento la serie sigue justificando su existencia sin ser redundante con la principal. Recomendado (7)

Manhunter Nº6: Curiosamente, no es un crossover con Crisis Infinita, aunque es de la época. Como indica la portada, uno de los argumentos es meter al personaje con las cosas del DEO, de la fenecida y añorada serie de Chase. No es mala idea, aunque tal y como escribe Andreyko, están muy descafeinados y sin gracia. Es difícil estar a la altura de la serie original, pero aún así. El otro argumento principal es el del padre de Manhunter, que no es precisamente un villano muy interesante ni que de mucho de si, para lo que está durando la historia. Aparte del drama familiar barato, que es muy típico, el tipo no tiene absolutamente nada más de interés. Para compensarlo, Andreyko se saca a dos villanos “relanzados” por Crisis de Identidad, y abusa lo más posible de la única idea que tienen, queriendo parecer “maduro”, pero que acaba siendo repetitivo y gratuito. Y luego empieza la jodienda, donde, sin venir a cuento y para no conseguir absolutamente nada, no se le ocurre otra cosa a Andreyko que emparentar a Kate con un personaje establecido (porque lo mejor para vender a tu personaje como alguien nuevo e independiente es darle relaciones postumas con personajes antiguos, no canta apenas a desesperación porque acepten a tu personaje), y de entre todos los personajes a elegir, elige uno que sabemos por historia establecida que no puede tener la conexión que dices. Joder, ¿tanto cuesta mirar en Internet o preguntar a alguien si ese elemento nuevo vital que sólo intereserá a fans antiguos no contradice la poca historia que hay al respecto? Y las chorradas con personajes que no pintan nada en la serie no quedan ahí. Además, Andreyko roba a un personaje de otra serie, habiendolo transformado desde su última aparición sin explicación, sólo para que un secundario sin personalidad de la serie pueda tener un novio. De nuevo, ¿para que cambiar a un personaje si los únicos que van a captar la referencia son los que sabrán que ha hecho trampas? Pero el problema es más profundo, porque, si, había referencias en el pasado del personaje a que no era exactamente heterosexual. Pero lo que no parece captar Andreyko es que decir que porque alguien no sea heterosexual normal tenga que ser gay es tan reduccionista e insultante como asumir que todo el mundo tiene que ser hetero. Pero no, Andreyko tiene que hacer gay a un superhéroe por su puñetera manía, y a la coherencia interna y sentido común que les den. Al menos el dibujo es decente. CANCELAD MANHUNTER, ni siquiera sabe hacer bien los guiños al público, que es lo único que le queda. No Recomendado (3)

Siete Soldados: Frankenstein: Sexta miniserie del evento modular de Morrison, que realmente es la séptima, y así debería haberse publicado, porque es la que empieza a atar cosas y continua directamente en el capítulo final. El personaje es de sobra conocido, aunque es una visión bastante más noble y heroica del monstruo, que lleva siendo una especie de héroe vengador desde el siglo XIX, barriendo debajo de la alfombra sus apariciones anteriores en el UDC. Lo que si que tiene es la explicación de cómo encaja esto cronológicamente con el resto de DC, transcurre cuando la Crisis está empezando. El género esta ves es una fantasía victoriana de venganza con algo de horror, y por tanto esta vez los malos son horrores científicos o mitológicos, o adoptan una forma similar, al menos. Frankie no tiene nada que redimir o superar, ya que está bastante crecido y ha aceptado su misión en la vida, aunque sufra tentaciones y dudas sobre su lugar. Lo que si que tiene es un tema de figura malvada paterna, extrañamente reflejo de otro de los Soldados, que da para un par de juegos interesantes sobre la herencia paterna. El tema de corrupción está claro en todo aquello a lo que se enfrenta Frankenstein, la gracia es que esta vez no son únicamente los Sheeda y asociados los corruptores. El tema de las ideas viejas repitiendose y ahogando a las antiguas se pone de manifiesto como la idea central de la serie con la revelación final. Y la mitología es palpable en toda la historia, con un protagonista más bestia que siete, que recita solemnemente a Milton antes de lanzarse en tremendas misiones épicas de destrucción soltando cosas como “Haré que lluevan martillos sobre sus cabezas”. Es todo exageradisimo, pero muy divertido, con tantisimas ideas y mezcla de generos y temas para que no sea simplemente acción bestia. El primer capítulo es muy reminiscente de Carrie y de las primeras temporadas de Buffy, cosa muy apropiada para los Sheeda y la sensación que quieren dar, hasta que Frankie se presenta a mitad y cambia de dirección la historia a lo bestia. El segundo ata un cabo suelto de otra de las miniseries, y es muy reminiscente de viejas novelas pulp, pero mucho más bestia, y aparte de encajar varias cosas, tiene uno de las mejores ejecuciones de un villano que he visto. La tercera introduce a varios personajes nuevos, y un concepto que va a aparecer mucho en el Universo DC a partir de ahora, y es probablemente la historia más convencional, pero el flujo de ideas y su humor negro, aparte de la terrible amoralidad de todo hacen que sobresalga. Por último, toca cerrar más cabos sueltos de varias miniseries con el origen definitivo del Hombre Nébula, en una serie de combates brutales a cada cual más climático, que funcionan bien de por si, pero mejor si los ves como culminación de toda la metahistoria hasta el momento. Todo con un ritmo delirante y todo eso, además de varios detalles sutiles muy buenos. En cuanto al dibujo, Doug Mahnke está perfecto, porque las cosas grotescas y exageradas siempre han sido su fuerte, y aquí tiene para repartir. Lo curioso es que por bien que haga las cosas feas y brutales, le da bastante sutileza a un cacho de carne como Frankenstein y lo logra humanizar además de parecer guay. Y por grotesco que sea, no descuida el detalle. En definitiva, una pasada, pero no se esperaba menos. Muy Recomendado (10)

Superman: Crisis Infinita: Esto es lo que uno llamaría relleno, por definición. Son los últimos números de cada serie de Superman antes del salto (de hecho, es el último número de Superman, punto, cerrando la serie que empezó Byrne), dedicados a una sola historia, que transcurre entre dos viñetas del nº5 de Crisis Infinita. La idea es ver lo que están pensando ambas versiones de Superman durante su combate, lo que de paso sirve para hacer un repaso nostálgico y homenajeador por su historia. No es necesario para la historia, pero es un fin noble. Desgraciadamente, para escribirla rescatan a Joe Kelly, que durante su estancia en DC se ha vuelto progresivamente más incomprensible. El primer número no empieza mal, siendo un repaso normal a la vida del Superman de Tierra-2. Hace lo que tiene que hacer, con la nostalgia adecuada, y vale. Pero después es cuando se tuercen las cosas. En vez de seguir repasando, lo que hace es ver lo que habría pasado si el Superman-2 hubiese estado en el lugar del Superman actual durante toda su historia. Y como las historias imaginarias que Kelly hizo para JLA, es confusa, a trompicones, tiene problemas lógicos (y cronológicos, ya puestos) y a veces es directamente ridícula o incomprensible, sobre todo al final donde se le va completamente el hilo de la historia. El resultado es bastante malo, y es una pena, porque tenía algunas ideas potencialmente interesantes. En cuanto al dibujo, lo hace una flotilla de dibujantes, que van desde los muy buenos (Jimenez, Ordway, Sale) a los horribles (Benes, Churchill). Puedes pasar de este relleno a menos que seas fan muy acérrimo. No Recomendado (4)

Superman: Un Año Después: Con este son tres tomos de Superman en dos semanas. Y digo yo, vale que quieren adelantar la edición con respecto a la americana, y por eso saturan tanto con el personaje. Pero al publicar esto ahora, primero, se están quedando apenas a 9 números de la edición americana, que es menos que lo que van a llevar en las otras series (por tanto, o van a ir descoordinadas, o pasarán meses sin series de Superman, en cuyo caso, ¿a que viene tanta maldita prisa?) y segundo, que chafan una de las escenas principales del final de Crisis Infinita (el principio de esta saga estaba pensado para no chafarlo porque salió antes, pero el final no, y como publican la maldita saga entera en vez de en dos partes…). ¿No habría sido mejor esperarse y no saturar tanto con tres tomos de Superman seguidos? O si tenían que hacerlo, no se, podrían haber publicado los números de Gail Simone en un práctico tomo bien anunciado. En fin.

Esto es la saga de 8 números que relanza a Superman tras Crisis Infinita, escrita en conjunto por los dos futuros guionistas regulares de sus series, Kurt Busiek y Geoff Johns, que siendo dos de los mejores guionistas haciendo superhéroes puros que hay, parecen una excelente elección. La cosa es que con el relanzamiento, Aventuras de Superman ha vuelto a llamarse Superman a secas, su nombre normal, deshaciendo así el cambio que hicieron tras la Crisis original. Y aunque tener sólo dos series normales de Superman es algo bueno, esto es simbólico de algo que pasa en el interior, y es que en cierta medida, deshacen unas cuantas cosas que han sido constantes desde el relanzamiento de los 80. Así que básicamente, es una nueva encarnación de Superman, con cosas de todos los anteriores. La idea es, usando el status quo tras Crisis Infinita, contar una historia de Superman a lo grande con todos sus elementos. La parte del nuevo status quo es completamente evidente como va a terminar, pero se hace a su debido ritmo, aprovechando para ponerle en situaciones nuevas y explorarle desde otras maneras, y con alguna cosa inesperada en como se hace. Y luego está la otra. Como historia de Superman, está perfectamente bien hecha. Además, sirve para lanzar versiones renovadas de villanos de todas las épocas del personaje (especialmente divertidas las del Juguetero y el Bromista) e incluso algunos nuevos, bastante bien. El problema principal es Luthor. Parece ser que quieren devolverle a una versión similar a la pre-Crisis, sin deshacer los últimos 20 años. Eso no tendria porque ser malo, porque millonario invencible y científico loco no son incompatibles. El problema es que conforme avanza la saga, se alejan de la verdadera gracia del personaje, que es ser increiblemente inteligente y varios pasos por delante de todo el mundo, para convertirse en un pirado que quiere aplastar a Superman, que es precisamente la versión patética del personaje del que Byrne hizo bien en alejarse. El final, de hecho, es una versión casi tan cutre del combate final de Superman Returns. Si dejas pasar eso, de todas formas, es un muy buen relanzamiento de Superman, haciendo bien todos los elementos clásicos y esperados del personaje, con estilo e ingenio, y suficientes ideas y desarrollo de los personajes de Clark y Lois. Es Superman hecho de manera convencional, pero bien, sin quejidos ni angustia vital ni peleas tontas ni otras chorradas, que dado lo que se ha visto y se sigue viendo, ya es bastante. El dibujo de Pete Woods, que viene de Catwoman, es un poco raro a veces, pero por lo general es bastante bueno y hace bien la acción, aunque a veces las poses son algo forzadas. Los dos números de su suplente Renato Guedes tampoco están mal, en el mismo estilo. Si te gusta Superman o has querido buscar un buen momento para probarlo, esta es la ocasión. Recomendado (8)

Titanes Nº2: Final de los números escritos en solitario por Devin Grayson. A diferencia de las otras series famosas de los Titanes, no es realmente una serie de aventuras, es una serie sobre las relaciones entre personajes, y hasta las ocasionales escenas de acción no están más que para ilustrar la interacción entre personajes. Lo cual no es necesariamente malo, al contrario. Puede que los argumentos no sean más que excusas, pero las relaciones entre personajes como verdaderos amigos con mucha historia (perfectamente explicada para el que llegue a medias), y su desarrollo como personajes redondos, por no hablar de los diálogos, tanto desternillantes como profundos, son poco menos que brillantes. Además, Grayson es perfectamente consciente de los tópicos y clichés de las historias que usa, y en vez de caer en ellos, los subvierte, los usa a su favor o los explica. Está al menos un paso por delante de las series típicas, a veces más, y más autores de grupos deberían haberse inspirado en esto. En este tomo tenemos un crossover con Dia del Juicio, apropiadamente publicado ahora, que le permite a Grayson jugar con Raven por una vez, y corregir el error que cometieron en la mini principal, además de darle una oportunidad mejor a Goth, e ir desarrollando las cosas para la siguiente saga. Que es la de final del primer año, y es completamente demencial, llevando un buen puñado de elementos y personajes que van avanzando paralelamente, a un ritmo frenético pero comprensible. En cuatro números, Grayson hace malabares con las manías de control de Nightwing, el trauma existencial de Troia, la absurdez del Flash suplente (donde, a diferencia de JLA, le sacan partido y luego explican a que viene, en vez de ser simplemente un trailer para la última saga de Waid), el complejo de inferioridad de Tempestad, el drama familiar de Arsenal y Cheshire, los problemas del pasado de Starfire y de Cyborg, la aprensión de Jesse Quick, la relación de animosidad y respeto de Deathstroke hacia el grupo (la última vez donde fue escrito como alguien noble y con cualidades positivas) y hasta muchos detalles sobre el nuevo HIVE, todo mientras hay una gran batalla desenfrenada a tres bandos con un nuevo grupo, con montones de notas altas. El capítulo siguiente es de ver las repercusiones del choque de todos esos problemas personajes, pero de manera sutil y sin melodrama, dandole un toque melancólico muy realista y creible. Después toca otra aventura (coescrita por un entonces desconocido Brian Vaughan) con las repercusiones de todo esto, que le da tiempo a brillar a los personajes menos utilizados, incluida otra Titán a la que se echa de menos. Y por último toca una historia en dos partes donde los fundadores atan sus diferencias, donde no sólo se justifican perfectamente las absurdeces que normalmente son exigencia del guión (igual que en el número anterior), los propios protagonistas se niegan al final a ir por la resolución fácil y ñoña. Es glorioso. El dibujo de Buckingham es magnífico, por la expresividad que le da a los personajes que es perfecta, y las suplencias de Zircher y de Hamner están muy bien también. Ojalá Grayson hubiera seguido escribiendo como esto. Muy Recomendado (10)

Titanes/Legión de Superhéroes: Universo en Llamas: Aparentemente, en Planeta sólo publican cosas de la segunda encarnación de la Legión cuando es un cruce con los Titanes. Esto es una miniserie prestigio (formato que ya prácticamente no se usa, y es probablemente mejor así) de la misma época que la serie de Titanes de ahí arriba. Dado que ambas series estaban pasando un buen momento y que tenía el entintado de un monstruo como Phil Jimenez, uno esperaría algo bueno… hasta que anuncian que escribe y dibuja Dan Jurgens, que por aquella época llevaba una decada entera produciendo bazofia, incluyendo algunas de las peores cosas de esa década. El resultado no es tan malo como podría ser, pero ciertamente es muy decepcionante, especialmente para ser un encuentro que llevaba esperandose décadas. Con una plantilla de más de 30 personajes, es normal que no se le pueda dedicar mucho a todos, pero es que Jurgens apenas dedica tiempo a muy poquitos, los típicos, y encima, no hace más que lo más absolutamente obvio y típico con ellos. El argumento es de lo más convencional y típico (y a veces hasta bobo) que te puedas echar en cara. Los diálogos son tan ausentes de gracia como los personajes de personalidad, a veces siendo embarazoso. Los villanos en vez de ser lo impresionantes que deberían ser, son de cartón y sin ningún rastro de ingenio. Como toda la historia, realmente. Encima, aunque el acabado y sus detalles es sólido, y las figuras y anatomías son decentes de por si, Jurgens tiene la puñetera tontería de, en vez de dibujar a los Legionarios como adolescentes (ya que esta encarnación, a diferencia de todas las demás, al menos en sus series regulares tenía buenos dibujantes que les hacían parecer chicos y chicas de 15-16 años de verdad) les dibuja exactamente igual que los veinteañeros de los Titanes, pese a que su propio guión les llama adolescentes. Dado que esta miniserie pasó al olvido nada más salir, si no antes, y ni siquiera es considerada canónica (aparte de lo obvio, los villanos que aparecen reaparecieron sin tenerse en cuenta lo que se dice aquí), puedes pasar, aunque seas fan de ambos grupos. No Recomendado (4)

Warblade: Al Filo de la Navaja: Tras Majestic, Norma sigue sacando cosas completamente olvidadas de Wildstorm. En este caso, una miniserie de cuando en Wildstorm trataban de hacer cosas “adultas y diferentes”, dedicada al Lobezno de los Wildcats originales, escrita por John Ridley, autor de novelas y guiones de cine (Giro al Infierno y Tres Reyes, por ejemplo). La idea original es que es un comic entero sin diálogos, contado enteramente a partir de la narración interna del protagonista, en plan novela negra. Y el argumento es tenerle muy deprimido y hecho polvo, porque eso es lo que te mereces cuando eres una creación de Jim Lee. Realmente, el personaje es tan malo que Ridley tiene que meterlo en una depresión horrible para poder hacer algo con él, y aún así tampoco le sale nadie excesivamente cautivador. Así que toda la historia es tener al protagonista sufriendo cosas horribles (una de las cuales es el centro de la historia, y es apropiadamente horrible) y haciendo lo que puede por superarlas, normalmente a base de ultraviolencia. Es un poco repetitivo, la verdad. Lo más llamativo, se supone, es el dibujo de Bisley, que como es de esperar, hace violencia muy bestia, y todo muy grotesco y exagerado. Obviamente, la historia está pensada para verle lucirse. Y bueno, si quieres ver un comic de Bisley con narración opresiva y algo machacona, te interesará, si no, puedes pasar como hizo todo el mundo. Neutral (6)

Wildcats: Nemesis Nº1: No te confundas, el guionista no es GRANT Morrison, es ROBBIE Morrison, el del penúltimo relanzamiento fallido de la Autoridad. Esto es una miniserie más reciente, ya posterior a Wildcats 3.0, donde Wildstorm quiere volver a sus orígenes, es decir, a no hacer nada bueno. En este caso, hasta el título es engañoso, porque no es una historia de Wildcats, como mucho es un “Wildcats presenta a un personaje relacionado con algún miembro como invitado”. Uno de ellos es Mr Majestic, pese a haber muerto al final de su serie, pero claro, la continuidad Wildstorm hace parecer coherente a las de Marvel y DC combinadas en su peor momento. La historia es sobre una de las Coda, las versiones alien de Elektra que llevan dando la coña desde el principio, y ni los mejores guionistas han logrado hacer menos tópicas y aburridas. Así que son varios números de una ninja sin personalidad matando a mucha gente mientras lleva la menos ropa posible (y cuando lleva, es bastante hortera), aparecen algunos invitados que no hacen nada, y hay algún tipo de conflicto manido. Encima, el dibujo es del irónicamente llamado Talent Cadwell, que es como Michael Turner, pero con un poquito más de conocimiento de anatomía y detalle. Al menos el dibujante de los flashbacks, Horacio Dominguez, es algo mejor, aunque sea por el efecto de coloreado. Esto es el tipo de bazofia que solía caracterizar a Wildstorm a mediados de los 90, y no es nada reconfortante ver que vuelven a eso. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo. La semana que viene, Crisis Infinita continua aún en Outsiders y Wonder Woman, y en 52 tenemos más consecuencias de Crisis Infinita también. Además, puede que empiecen a venir cosas de Planeta, con su propio crossover. Lo veremos entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: