Semana del 28 de Mayo al 3 de Junio

8 junio, 2007

Llevo 10 años usando el correo electrónico. Es curioso como pasó de ser un capricho excéntrico a algo de uso cotidiano. También es curioso ver que en el último par de años prácticamente he dejado de usarlo.

Cuatro ha empezado a emitir Scrubs, una comedia bastante buena que transcurre en un hospital. Personajes muy divertidos, y unos buenos guiones con parte seria también. Prácticamente la única comedia buena que están emitiendo ahora mismo. Y además, hay seis años de serie inéditos, así que va a durar bastante, aunque habrá que ver si se acaba quemando o no. Y lo gracioso, o no, es que ahora Cuatro tiene tres series de hospitales, pero que sorprendentemente para ser TV, cada una ofrece una cosa distinta: Una comedia (Scrubs), una de detectives (House) y un culebrón horrible (Anatomía de Grey)

[Suena Vil Guerra Civil, de Siniestro Total, muy apropiada para esta semana]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana tenemos los rezagados de Planeta de Mayo, y la primera andanada de Panini de Junio. 2 a 8 en el marcador de 24 vs 48+.

La novedad grande de esta semana es Guerra Civil, de la que ya se irá hablando. Quería hacer algo especial al respecto, pero de momento no he podido, quizá más adelante. De nuevo, recuerdo que si algún manita de Photoshop u otras manipulaciones quiere ayudarme, que se ponga en contacto conmigo.

Y en los tomos, esta semana Planeta reedita la Ultima Cacería de Kraven en sus tomos de Spiderman. Citandome a mi mismo: “Siguiendo la línea actual de reeditar grandes obras de los 80 en tomos, le toca el turno a la mejor saga de Spiderman de la época. Epoca que tenia a un Spiderman recién casado, y con una versión normal del traje negro, cuyas aventuras estaban a años-luz de las actuales, en calidad y coherencia. Como suele ser habitual en DeMatteis, la historia es inusual y algo lenta, y muy centrada en la exploración psicológica de los personajes. Coge a un cazador salvaje con un peculiar código de honor, y lo transforma en un personaje realmente interesante, haciendo que nos metamos en su cabeza. Igualmente, también hace que sintamos la desesperación en un Spiderman a quien le han robado su vida, y de una Mary Jane esperando sin cesar que su marido vuelva a casa. El dibujo esta a la altura, llevando muchas veces todo el peso de la historia, sobre todo en las abundantes paginas silenciosas. Probablemente el mejor trabajo de Zeck.” (Sacado de Top Comics Nº6, reseña de la última vez que lo editaron, y es triste ver que poco ha cambiado desde entonces. Aparte de que ya no me paguen por escribir estas cosas, quiero decir)

Comentaría novedades americanas, pero llevan dos semanas sin traerme material. Odio muchisimo a Correos. Así que simplemente dejaré caer lo mucho que Marvel se ha cubierto de gloria públicamente, entre las estatuas horribles y sexistas, las portadas de violación de tentáculos, y su patética reacción defensiva a ambas.

Ahora, reseñas:

52 Nº3: Otra portada de revista, esta vez algo salido de Time o así, apropiado para el personaje. Esta semana tenemos a la otra mitad de personajes que no tuvimos la pasada, y otra vez a Booster Gold, que está siendo el personaje más recurrente en esta parte de la serie. Desgraciadamente, su parte esta semana, escrita por Waid, no hace más que repetir otra vez las mismas dos cosas de las anteriores, aunque sea con un poco de gracia. Al menos parece que va a ponerse más interesante la siguiente. Waid también tiene una escena con Acero repitiendo más o menos lo mismo con Natasha que en el nº1, sólo que llega un punto en el que hace casi más fácil empatizar con Nat que con su tio, pese a que tiene algo de razón. Afortunadamente, lo importante del subargumento esta semana está dedicado a Lex Luthor que utiliza muy astutamente un viejo truco para librarse de la cagada que cometió Loeb al hacerle un villano públicamente demente en Superman/Batman y volver a las andadas. Claro, que por Superman: Un Año Después sabemos que no le va a durar, pero va a ser divertido mientras tanto. Y desde luego, Waid escribe muy bien esta encarnación de Luthor, astuto y despiadado, y siempre bajo control, siendo una amenaza doble para el héroe que se le oponga (la real y la de la opinión pública), y estableciendo una rivalidad con Acero, muy interesante y apropiada, por ser el sustituto no oficial de Superman. Y Johns lanza la historia de Black Adam, estableciendo su complejo sistema de moralidad (muy gris, irónico para alguien que se empeña en decir que las cosas son blancas o negras), sus objetivos y la posible oposición, por más de un lado. También tiene a un invitado de la SJA como parte de jugar con todo el Universo DC y establecer que hacen durante el año, una revisión divertida de un par de villanos cutres de Superman, y un par de momentos muy bestias. A decir verdad, Johns se empieza a pasar con el gore, especialmente con Black Adam, cuyas apariciones parecen ser una excusa para partir a gente en pedazos, pero lo hace tan bien y el personaje queda tan chulo que importa poco. Además, cierto viejo villano da el siguiente paso en su evolución después de 60 años de manera muy sutil, y Rucka hace una de sus escasas apariciones sin Montoya en la primera página, para que no sea todo Waid-Johns, escribiendo a sus viejos colegas del Departamento de Policía de Gotham para establecer cierta continuidad. El dibujo de Bennet sigue siendo muy sólido, con algunos momentos muy vistosos e impresionantes, y ayuda a darle el buen ritmo de muchas cosas interesantes pasando a la vez que tiene el número. En cuanto al complemento, Jurgens demuestra unos horribles problemas de temporización, pues se ventila tres décadas de historia del Universo DC (practicamente todo el volumen 2 del original) en tres páginas, y luego dedica una página entera a absolutamente nada de utilidad. Que es lo que es el complemento de momento si leiste Crisis Infinita. Muy Recomendado (10)

Civil War Nº1: No entiendo porque no traducen un título tan evidente. Supongo que si Panini llevara DC, sacarían una miniserie con el título de World War III. En fin, este es el gran crossover que lo cambiará todo y blablabla, ya se ha hablado bastante de todo este rollo, yo mismo incluido. Es Millar tratando de hacer personajes Marvel en serio, lo cual ya de entrada no pinta bien. Es de un pretencioso que asusta: Sólo hay que ver el diseño de portada, con el cartel de “un evento en siete partes”, y la manera de contar algunas escenas dentro, con muchas menciones al terrible drama humano que hay en su interior, y lo importante que es como historia, porque tiene paralelismos políticos nada sutiles con el mundo real y niños muertos, y machaca continuamente con ese drama barato, en plan martillo pilón. Es como una película hecha para televisión en ese sentido, con ese nivel de drama, sutileza y realismo. Luego está el hecho de que no importa a que personajes se cargue, o literalmente o actuando de manera completamente opuesta a lo establecido, para contar su chorrada de melodrama: Para empezar, coge a un buen grupo de personajes, cuyo único delito ha sido ser escritos recientemente en una mierda de miniserie que les hacía parecer idiotas, y les escribe totalmente como idiotas sin ningún parecido con ellos mismos, sólo para sacrificarlos gratuitamente para poder empezar la historia. Buenos personajes tirados a la basura para nada. (también hay un grupo de villanos cuya aparición marca un completo desconocimiento sobre ellos, pero son tan poco conocidos que importa poco de por sí… es la idea) Y luego están las consecuencias, que son terriblemente absurdas. Aparentemente, en el Universo Marvel, pese a que los grandes destrozos y catástrofes están a la orden del día (y guionistas recientes como Bendis han estado mostrandolo últimamente, así que es algo de la Marvel de ahora también), que mueran unos cientos de personas a manos de un villano es suficiente para cambiar el mundo. Da igual que eso haya ocurrido otras veces antes y peor (Washington fue destruida, por poner el ejemplo más grave), y que el responsable sea un villano, aparentemente esto es tan “dramático” que ahora todo el mundo odia a los superhéroes y quiere verlos controlados o muertos.

Los superhéroes, por su parte, en vez de esperar a que pase la histeria estúpida, o tratar de exponer argumentos razonables sobre porque obligarles a registrarse es mala idea, se dedican a discutir entre ellos, con algunos listos a hacer lo que sea por su gobierno (gobierno que saben que está implicado en cosas terriblemente) inmorales, como se ha visto en Nuevos Vengadores) pese al poco sentido que tenga para los personajes. (Mr Fantastico estuvo en contra de algo similar cuando su guionista tenía sentido común, etc) Y cuando digo discutir, es literalmente, se pelean como niños pequeños sin que ninguno diga un argumento razonable o coherente (ni en contra, que son bastante obvios, por lo de la libertad y la maldad de Shield, y demás, aparte de los prácticos, ni siquiera a favor, que legalmente tiene cierto sentido), porque ese es el nivel intelectual de esta serie. ¿Para que tener argumentos razonados y reacciones personales creibles cuando puedes tener histeria, melodrama y explosiones? Igualmente, de todos los personajes reunidos (sólo aquellos que tengan serie actualmente, claro), hay a lo mejor, cuatro personajes identificables, el resto son comparsas de relleno intercambiables, que no hablan ni cuando es apropiado, y van a sufrir su “acontecimiento más importante de su historia” pese a que están de cifras irrelevantes. Y luego está la escena donde queda claro que el bando en esta supuesta guerra donde no hay bando equivocado exige cosas ilegales e inmorales, y actua en consecuencia cuando los verdaderos héroes se niegan. (Otros héroes saltan en cuando se lo piden, convirtiendose en el acto en villanos, bravo) Esa escena tiene cosas muy chulas, cierto, y demuestra que Millar al menos comprende un poco al Capitán America (aunque siga teniendo toques de su antitesis de los Ultimates), pero eso no quita que sea porque ha marcado automáticamente de villanos a la mitad de los protagonistas de la serie. Pero eh, el Capi pega a un puñado de imbéciles que representan a Bush y surfea en un avión, eso justifica todo el melodrama barato y destrozo de personajes. Hay que ser zoquetes. No es tan malo como otros crossovers recientes, de momento, pero no hay nada que haga pensar que va a ser ni de lejos bueno. Al menos el dibujo de McNiven es muy bonito, hay que admitirlo, aunque esté malgastado en histrionismos a veces. (Y resulta irónico que este crossover que es un destrozo de toda la historia Marvel tenga un largo y bonito dossier sobre la historia Marvel, mientras que un crossover que celebra la historia de DC como Crisis no tiene ni un mísero artículo… pero eso es otra historia) No Recomendado (3)

Lobezno Nº18: Volvemos a la serie principal, donde empiezan los crossovers con Guerra Civil. Los encargados de hacer la saga son Marc Guggenheim (ocasional guionista de TV y novato en comics) y Humberto Ramos. La premisa es buena, es mandar a Lobezno a ocuparse de uno de los cabos sueltos del principio de Guerra Civil. El problema es que en un mundo cuerdo y coherente, no iría un superhéroe solo, sería la principal prioridad de todo el mundo, en público y privado, en vez de dedicarse a culparse y pegarse unos a otros como niños. De hecho, la aparición de Iron Man es especialmente patética, y ya empieza a notarse que lo escriben como un gilipollas, apareciendo únicamente para amenazar como un chulito y ponerse excusas en vez de hacer lo heroico y sensato (aparte de decir algo que contradice bastante la premisa de la historia, pero eso parece que va a ser lo habitual aquí). Si quitas todo eso, y es mucho quitar, parece una historia medio decente de Lobezno como vengador, en plan misión oscura de detective y acción… hasta el final, donde hay una escena importante que es increiblemente exagerada, y monumentalmente estúpida (tanto de por si, como dentro del propio Universo Marvel, por pocas que sean sus leyes fisicas), donde está claro que Guggenheim no se está tomando en serio, y cree que Lobezno es un personaje de dibujos animados, lo cual no pega nada con el supuesto tono serio y oscuro de la narración e historia, aparte de ser tonto de por si. Lo mismo para el dibujo de Ramos: Sus deformidades de caricatura ni son graciosas, ni bonitas, ni pegan con el supuesto tono. Un horror, lo único bueno es que al menos el crossover no ha hecho basura a la serie, ya lo era antes. Evitar a toda costa (2)

Nuevos Vengadores Nº18: Antes de que la serie cambie completamente de rumbo por Guerra Civil (no es que haya tenido un rumbo claro hasta ahora), toca un anual. Supuestamente, el argumento es una continuación de Pulse, con la boda entre Mary Sue, er, Jessica Jones y Luke Cage. Sin embargo, curiosamente, la historia no va de los personajes favoritos de Bendis, apenas aparecen en el primer y último par de páginas. Menos mal, porque es más del “oh, que maravillosos sois” que hundió la última historia de Pulse. Lo que es, en pura tradición Marveliana, es probablemente la historia de superhéroes más tradicional de la serie hasta ahora, un combate entre los Nuevos Vengadores y una nueva versión del Adaptoide. La idea de esta nueva versión no es mala del todo, pero es un desperdicio hacerlo con un personaje ya establecido, que es reducido a escombros gratuitamente. Pero bueno, esto es lo más cercano a una gran pelea superheroica que ha hecho Bendis hasta ahora. Tiene hasta algún toque de ingenio que otro, aunque por lo general es bastante convencional y estirada. Al menos se acuerda de usar al Vigia y todo, (Ronin sigue completamente ausente sin mención, de manera que realmente no se sabe a que venía) sin que quede inconsistente debido a sus niveles de poder. Eso si, la manera de derrotar al villano no es muy consistente con los poderes antes establecidos, porque se basa en imitar defectos mentales además de poderes, cosa que no ha hecho antes, ni siquiera en esta historia. El dibujo es de Coipel, y es espectacular a ratos. Es un paso en la dirección adecuada para la serie, aunque sigue sin ser particularmente bueno. Neutral (5)

Outsiders Nº20: Número triple con los últimos crossovers con Crisis, y por tanto, último antes del salto. Al menos en esta Winick no corta la historia a medias. Pero al igual que otros guionistas, tiene que recurrir a suplencias en los últimos números, lo cual es gracioso teniendo en cuenta que a diferencia de Johns o Rucka, no está implicado en Crisis o 52. En cualquier caso, la suplente es Van Meter, que ya vimos en JSA Clasificado, que hace lo que puede con los argumentos de Winick en los dos últimos números, que tampoco es mucho. Son menos graciosillos, que es la supuesta gracia de la serie, pero tienen algo más de emoción real en vez de hacerse los duros melodramáticamente. El argumento principal en los dos primeros capítulos tiene que ver con la Expedición Espacial Troy, y como no, Winick contradice bastante a todas las demás series, porque coordinarse es tan dificil y optativo dentro de un crossover masivo. Elige a un villano bastante apropiado para la serie, pero con unos poderes que no sólo no tiene en sus apariciones anteriores y posteriores en Crisis Infinita, es que ni se molesta en explicar de donde han salido. Incomprensible. El resultado es una pelea espacial bastante floja, además, y que al final del día sólo ha sido hacer tiempo, porque ni siquiera se hace algo con el conflicto personal que podría haber sido interesante. El otro argumento es bastante mejor idea (y casi encaja con Crisis Infinita, aunque tiene un ligero problema cronológico), porque implica algo que no se ha hecho en el resto del crossover, llevar la pelea hasta la Sociedad, y es muy apropiado que lo hagan los Outsiders. Ayuda que esta parte la escriba toda Van Meter. La manera de atacarlos es ingeniosa (y es probablemente la primera vez que los Outsiders hacen un verdadero ataque organizado a villanos, al menos en el último año) y tienen una selección curiosa de villanos bastante potable (incluyendo villanos de series olvidadas como los Titanes de Jurgens o Capitán Marvel) El conflicto en si, sin embargo, es competente sin más, y confuso en algunas partes, sobre todo al final. Y la página final queda muy rara-contradictoria, teniendo en cuenta que sabemos por la página de próximo número (gracias, Planeta, por chafar la alineación post-Crisis) que ese personaje no va a seguir. En cuanto al dibujo, está tan apresurado y mal coordinado como el guión. Parte es de Matthew Clark, que es feo y no muy bueno. Pero al menos tiene unos conceptos básicos. Pero el otro, el tal Dietrich Smith, además de feo es inconsistente, confuso, sin conocimiento básico de muchas cosas, y en general, no está listo para un trabajo profesional, por bajos que esten los estándares. No es demasiado buen final para la etapa, y tampoco augura cosas buenas teniendo en cuenta que parte del equipo seguirá. No Recomendado (4)

Patrulla-X Nº18: Fin de la etapa de Claremont en la Patrulla-X, (aunque técnicamente parte del guión lo hace Bedard) al menos en la serie madre. Si es su final definitivo, o volverá por cuarta vez, es imposible saberlo. Pero dado que esta etapa ha estado marcada por repetición continua de los mismos personajes aburridos y repetición de esquemas (¡control mental! ¡nuevos personajes olvidables!), tampoco se le echará mucho de menos, pese a que en comparación con otras cosas en Marvel, a veces parecía hasta bueno y que jugaba bien con los demás autores. Su último número en la serie regular va de cerrar la historia de Jamie Braddock, que se ha salido de las vias bastante al final. El número final consiste en enfrentarse a una serie de personajes que acaban de aparecer y que no tienen personalidad ni nada remotamente interesante, y más bien poco que ver con la historia hasta ahora, que son derrotados bastante fácilmente para ser según la historia amenazas cósmicas terribles. Con los protagonistas aportando poco más que músculo, a ratos. Es un poco desastre, la verdad, y el dibujo mediocre de Cruz no ayuda. El final real, o quizá epílogo, viene en el anual. (Que viene numerado como nº1, pese a que esta serie llego al anual nº18, así que es técnicamente el volumen 2 de los anuales de la serie) Es la despedida de Claremont, y por extensión, de la Patrulla-X, a Tormenta, antes de que la envien a casarse arbitrariamente. La parte en la que intenta justificarse la boda sigue sin quedar convincente, entre otras cosas porque dejan claro porque es mala idea, no lo contrario. Pero al menos lo intentan. Como número dedicado a Ororo, no está mal, Claremont siempre la ha escrito bien, pese a que se quedó sin ideas nuevas para ella hace muchos años, y nos mete bien en el personaje, cerrando sus relaciones con otros personajes bien, pese a los excesos narrativos y simbólicos ocasionales. El argumento que lo envuelve, recuperando un villano del debacle del anterior Excalibur, es más olvidable, aunque al menos tiene cierta conexión con Tormenta que lo hace algo apropiado, aunque siga siendo aburrido. El dibujo de Henry no está mal, aunque hace a Tormenta demasiado enclenque. Una despedida a la altura de la etapa, me temo. Neutral (5)

Ultimate Spiderman Nº15: Comienza la Saga del Clon, que va a ser algo así como el gran final de temporada de la serie, coincidiendo con el nº100. Simplemente oir las palabras “saga del clon” es capaz de producir sudores frios en fans de Spiderman, y con razón: Trae recuerdos de una de las peores etapas de Spiderman. Y aunque probablemente Bendis y cia cuentan un poco con eso para llamar la atención, esto es más bien una versión de la saga del clon original de los 70, que tampoco era muy buena, pero al menos terminó pronto. La idea de Bendis con esta saga es, aparte de introducir clones, es hacer una gran saga, más larga de lo normal en él, y mucho menos estirada, donde no sólo pasan un montón de cosas por número, pasan cosas importantes, y hay al menos un momento o dos por número de “No puedo creer que haya hecho eso”. De momento, empieza normalmente, con el típico drama adolescente traido de números anteriores que parece que está claro por donde va a ir, y la presentación de otra nueva versión de un viejo villano (no sólo con mucho mejor aspecto, también probablemente más interesante, aunque con poco potencial de repetición)… y después se vuelve algo mucho más complicado. Muy buenos momentos aquí, misterios interesantes, y un par de buenos impactos. Si Bendis no pierde el rumbo, puede salirle una saga muy chula. El dibujo de Bagley es tan bueno como siempre. Y para hacer la gracia, el inutil de turno chafa uno de los misterios en la página de texto del final. Pero bueno, los lectores ya deberían haber escarmentado y haber dejado de leer la propaganda hace tiempo. Recomendado (8)

Wonder Woman Nº18: Aquí también continuan los crossovers con Crisis, pero aún no terminen. Este número doble no es más que una versión extendida de la gran batalla de Themyscira en Crisis Infinita. Como tal, está bastante bien, con suficiente ambientación épica, de guerra horrible con gran intensidad y peligro, y mucho drama, emociones altas y espadazos contra OMACs. Tiene todos los elementos que hacen buenas este tipo de historias. Incluido buen dibujo. Pero tienes que tener en cuenta que es la Cara B de una historia que leiste hace dos meses. Recomendado (8)

X-Men Nº18: Final de lo de Apocalipsis y también de la etapa Milligan, que también termina este mes para que ambas series puedan relanzarse en paralelo el mes que viene. La verdad es que, hasta donde van las historias de Apocalipsis, esta ha sido de las mejores. Milagrosamente, Milligan ha devuelto al personaje a sus raices, no sólo teniendole como un dogmático de la evolución con matices de personalidad (aunque algunos de ellos sean nuevos e intencionadamente ridículos, lo cual tampoco es malo) en vez de un megalómano sin más personalidad que querer destruir; se ha acordado de su motivación original bajo Simonson, de pensador niestzcheano que quiere mejorar la humanidad para desafiar a los mismos dioses (en este caso, los Celestiales, que son mencionados sorprendentemente en la historia de complemento final, que explica todo esto). Eso casi salva el final de la historia, donde su plan se acaba colapsando precisamente por sus obsesiones y porque queda claro que es bastante demente, pese a que suene racional sobre el papel. Bastante divertido en ese plan, aunque la traición de cierto personaje no tenga mucha explicación. Y la intrusión gratuita de los Mazentinelas Z, porque no se dan cuenta que presentar robots más grandes y feos no los hace más interesantes. Por último, toca un capítulo de epílogo, que cierra competentemente las tramas que se han ido viendo en la etapa, especialmente la de Pícara y compañía, que tiene bastante potencial. Lo malo es que el final de otros personajes les tiene asociandose con un personaje que ni se molestan en presentar, y que suena más a imposición editorial de continuará que otra cosa. Bonito dibujo de Larroca, pese a todo, ha mejorado mucho a lo largo de la serie, aunque el coloreado esta vez deja que desear. A decir verdad, Milligan ha estado muy lejos de sus buenas obras en esta serie, como suele ser en sus trabajos más convencionales, y ha tenido sus cagadas, sobre todo al principio, y no ha sido más que una serie de mutantes genérica más con horribles imposiciones editoriales, pero ha tenido algunas cosas buenas, que es más de lo que se puede decir de algunos de sus contemporaneos. Recomendado (7)

X-Men: El Fin Libro Tres: Hombres y Hombres-X Nº3: Y apropiadamente, este parece ser el canto del cisne de Claremont en la Patrulla-X, pese a que aún va a seguir escribiendo algunas series satélite. Y… la verdad es que es un desastre. Es decir, la idea de las miniseries de El Fin, es contar la última historia de la serie, donde se cierre no sólo a los personajes, sino toda la temática y argumento de la serie. En el caso de la Patrulla-X, es bastante obvio. Es la relación entre humanos y mutantes, todo el rollo de igualdad, aceptación y evolución. A ver, ¿logran ser aceptados o no? ¿Ganan los prejuicios o la tolerancia? ¿Se convierten o no en el siguiente paso de la evolución humana? ¿Qué pasa con el concepto de la Escuela y la Patrulla-X? Quiza también de Magneto o de alguno de los otros personajes principales. Lo que no haces es dedicar dieciocho puñeteros números a sacar varias docenas de personajes olvidados sólo para tenerles peleandose unos con otros, y desde luego no terminas en cinco números de una puñetera pelea en el espacio con personajes que ni tienen que ver con la idea de la serie, ni son interesantes. Es decir, buena parte del número es tener a la Patrulla-X, la mayoría de los cuales son cifras, enfrentandose a la Guardia Imperial y otros aliens que ni pintan nada, ni son interesantes, ni sirven para nada. Hay algún pequeño cierre de un par de subargumentos personales, pero son muy poca cosa, y teniendo en cuenta que incluyen cosas como recuperar a la puñetera Madelyne Pryor a estas alturas, no se puede decir mucho de ellos. Y el combate final es contra Cassandra Xavier y el Fenix. No es que no puedan ser conceptos apropiados para una última historia de la Patrulla-X (Morrison los uso precisamente así muy bien), pero no así, como malo genérico y aburrido, donde la gran batalla climática final es un montón de gente enfrentandose a una tipa calva en el traje de Fenix soltando espumarajos, como si eso fuera algo impresionante. Y por supuesto, se resuelve mediante los claremontismos de siempre. Lo único vagamente interesante de todo esto es el epílogo, donde se resuelve el subargumento de Pryde y las elecciones, que no sólo es lo único interesante de la miniserie, es lo único enteramente comprensible si no tienes un certificado en mutantología, y lo único que realmente tiene que ver con los temas de la serie. De por sí, está bien, es la manera de terminar, pero queda mal pegado como epílogo desconectado de una historia de acción absurda que no tiene nada que ver, y además la resolución sale de la nada sin haberse desarrollado lógicamente. Una miniserie dedicada a eso, centrandose en un conflicto relacionado y en unos pocos personajes (aunque hubiera decenas de cameos) habría estado muy bien. El dibujo de Chen es bastante feo, con algunos diseños bastante ridículos y algunos personajes irreconocibles. Una pena que esto sea la última palabra de Claremont al respecto de la serie que le hizo famoso, y que hizo famoso, que sólo representa sus últimos excesos. Si quieres ver un X-Men: El Fin bueno y apropiado, relee Dias del Futuro Pasado o Bienvenido al Mañana, según quieras ser pesimista u optimista. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene, Guerra Civil continua en Spiderman, 4F y Factor-X. El Club Fuego Infernal ataca en Astonishing. La masacre sigue en New X-Men. El Capitan America sigue en Londres. Daredevil se enfrenta al Castigador por partida doble. Los Eternos continuan buscandose a si mismos. Runaways tiene estrellas invitadas. Ultimate X-Men sigue con el dichoso Mago. Mientras, en DC, Montoya tiene una pregunta en 52, y si hay suerte, terminarán Crisis Infinita y la etapa de Superman/Batman. Nos vemos, con suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: