Semana del 25 de Junio al 1 de Julio

6 julio, 2007

Terminan las series de la temporada. Heroes ha sido una historia de superhéroes muy buena, y con éxito, lo cual pinta bien para futuras temporadas. House ha tenido un año más flojo, con la fórmula empezando a gastarse, pero al menos han sabido mejorarla de vez en cuando y sacar bastante cosas buenas. Van a tener que hacer algo el año que viene si no quieren ponerse repetitivos, sobre todo teniendo en cuenta el final. Va a ser raro estar en ausencia de la serie, llevando casi 8 meses seguidos con capítulos nuevos. En cualquier caso, bien por Cuatro por llevar la serie al día, a ver si todo el mundo empieza a hacer eso también.

[Suena Desolation Row, de Bob Dylan]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana es practicamente semana de descanso, con ninguno de los sospechosos habituales. Sólo una representación simbólica de Planeta por distintos motivos, algunas cosas de Norma (muchas de las cuales ni las voy a reseñar, porque no tenía ganas de leer algo que sabía de antemano que no iban a ser nada buenas) y un par de sorpresas de editoriales pequeñas.

Una de las cosas que si ha salido ha sido el final de Crisis Infinita. Al menos, en algunos sitios. Ya es casualidad que el comic que ha sufrido el fallo de producción que lo ha retrasado bastante sea el más importante, en cuestión de organización del universo compartido, de todos los que publican. Genial distribución de recursos ahí, Planeta. De todas maneras, la semana pasada hubo una novedad relacionada que se me olvido comentar, y es muy reseñable. Es la versión Absolute de Crisis en Tierras Infinitas, celebrando el 20º Aniversario de la edición original en España. En una edición exactamente igual que la americana, incluida tarjeta de identificación, excepto el par de añadidos. El material es de sobra conocido, fue la historia cósmica y el crossover para acabar con los crossovers. Pero gracias al recoloreado en los 90, queda bien en tamaño gigante, aparte de que el dibujo de Perez y su multitud de detalles si que es apropiado para verse en grande. La caja es el famoso poster de Perez/Ross que resume la serie en poco espacio, aunque desgraciadamente, no se ve del todo. Y luego están los extras. Lleva un enorme “Como se hizo” a base de las notas de Wolfman, que es realmente interesante si te gustó el crossover o los vistazos a como funcionan internamente las cosas. Y el Indice de Crisis, detallando todos los crossovers y tierras infinitas. Y además, la edición española lleva la Historia del Universo DC, que a diferencia de la mierda que están haciendo ahora, es espectacular, y aún después de 20 años sirve para conocer al Universo DC y todo su explendor y fantasía, con unas imágenes de lo mejor de Perez, y narración acertada. Por último, el otro extra es el especial de Crisis inédito en España, escrito en el 98, que transcurre entre los nº4 y 5. Wolfman hace una historia divertida y con buenos momentos con los personajes (y comentarios metaficticios sobre el oscurecimiento de los superhéroes bastante apropiados) sobre varios de los protagonistas tratando de salvar una nueva Tierra de la Crisis, que logra tener la sensación épica y dramática de la original. En el dibujo, Paul Ryan no es Perez, obviamente, pero tiene un estilo similar, y no lo hace nada mal. En definitiva, un paquete muy recomendable, aunque sea mucho dinero a la vez, que no caro.

Un detalle curioso que se me había olvidado comentar. La reedición de la Cosa del Pantano que está sacando Planeta, aparte de ser muy recomendable, tiene un aliciente, y es que los primeros números eran, si no me fallan los cálculos, la primera vez que se publicaban en España a color.

Y siguiendo con estas notas, la Biblioteca Marvel de Iron Man por fin ha llegado al punto bueno, la etapa de Michelinie/Layton. La mejor etapa del personaje, o al menos la más clásica, ya a principios de los 80, bastante recomendable, pese al formato. Sobre todo si eres fan del personaje, y quieres una alternativa al Führer de Hierro actual. Espero que esta no la corten a mitad por “falta de ventas”.

La única novedad americana esta semana es Aniquilación: Conquista, la secuela a la saga cósmica del año pasado. Esta vez escriben Abnett y Lanning, aunque más o menos siguen el mismo esquema que en Aniquilación, pero mejor hecho. Eso si, repiten mucho algunas de sus ideas antiguas. En cualquier caso, prometedor, bastante más que el resto de crossovers de Marvel, y por eso le dan menos publicidad.

Hablando de publicidad, pese a lo decepcionante que está siendo Cuenta Atrás y familia, hay que concederle a DC que están haciendo campañas de publicidad muy buenas, tanto a la hora de intrigar sobre la historia, como de ser chulas de por si. Si las cosas que anunciaran estuviesen a la altura…

Ahora, reseñas:

52 Nº7: Otra portada de revista, esta vez la inversa de la del nº2. En este número tenemos la primera intersección seria de dos de los argumentos y sus protagonistas. Y es de lo peor hasta ahora en la serie. Por un lado, la historia de Dibny no avanza realmente, lo único es tenerle amargado y furioso y barbudo, cosa que no le pega nada. La parte de Booster si avanza, pero tampoco es nada particularmente bueno. El final interesante del número anterior ni se menciona, y la pelea que tienen ambos personajes no tiene sentido dada la historia del viaje en el tiempo de Booster tal y como la han presentado. Y aunque tener a Booster cayendo en desgracia era inevitable y probablemente útil a la historia global, no queda bien como se hace, porque no es consecuencia de su comportamiento habitual de capullo egocéntrico, sino de algo mucho peor poco característico que él que no tiene que ver con lo otro. En general, Waid escribe muy mal este capítulo de la historia, y es una pena. La parte de Rucka es mejor, pese a que esta vez no hay Question. La gracia es tener a Montoya en plan detective bogartiano, con narración en primera persona con humor negro autodespreciativo incluida, y hasta con interacción nostálgica con mújeres fatales, con el chiste de que obviamente, Renee no se parece en nada a los detectives del género. Tiene su gracia, y además presenta a una nueva versión de un personaje que puede ser interesante, y no necesariamente por los motivos que han publicitado. Por último, la parte de Adam Strange y cia empieza a dejar claro que es una versión espacial de La Odisea, (lo que supongo que explica la ceguera de Adam para que sea Tiresias, Starfire puede ser Nausicaa, lo cual haría a Buddy Ulises, aunque de momento Adam está en papel protagonista, así que quizá se lo reparten), porque esta semana toca claramente la parte de la flor del loto, y al final aparece claramente la versión de Polifemo. Algo así puede hacerse bien o mal, y de momento Johns se estrena en esta parte no haciendo una adaptación particularmente memorable. Lo peor es que en el dibujo tenemos al primero de los Dibujantes Invitados, en este caso Ken Lashley, antes de irse a relanzar Flash. Y aunque se conserva cierto parecido con números anteriores por los bocetos de Giffen y el coloreado, es bastante malo, con personajes feos y falta de detalle y claridad. Baja bastante la legibilidad y el disfrute de la historia, que tampoco se luce esta semana. Y encima, Jurgens dedica el complemento esta semana a demostrar que es un nepotista obsesivo de sus propias historias, dedicando 4 páginas a resumir su Hora Cero, un crossover que además de terriblemente malo, ha sido completamente olvidado o deshecho a estas alturas. Teniendo 40 páginas, dedica un décimo a algo que es peor que irrelevante, y encima lo cuenta de manera casi incomprensible y con fallos. Hay que jorobarse. La primera metida de pata de la serie, en general. Neutral (5)

Alan Moore: Future Shocks: Altamente esperado, aunque no necesariamente en esta edición. Esto es una recopilación muy completa de todas las historias cortas sueltas que hizo Moore para 2000 AD cuando estaba empezando. La pega es que anteriormente ya hubo dos recopilaciones, una de Future Shocks (historias de ciencia-ficción en general) y otra de Time Twisters (de viajes en el tiempo originalmente), y la segunda ya se había publicado en España, así que los que compraran esa (a principios de la década, pero aún así) van a tener medio tomo repetido si quieren tener la otra mitad que no llegaron a publicar aquella vez. Las historias aquí se pueden dividid en tres grupos: Están las historias más cortas, que dependen enteramente de un giro final, que normalmente es un chiste. La mayoría son bastante ingeniosas, tan buenas como pueden ser estas cosas, aunque después de muchas empiezan a ser algo repetitivas. Las mejores son probablemente las dos parodias de viejos personajes que hay. Están otras más largas, también de coña en general, que dependen más de coger una idea de ciencia-ficción, y sacarle todo el partido a las aplicaciones imaginativas o cómicas que se le ocurren de la situación. La mayoría son muy buenas como la escuela de supervillanos, todas las que aplican usos ingeniosos de viajes en el tiempo, o sobre todo, el Hombre Reversible, que logra ser dramática en cuatro páginas de idea feliz. Las historias del Cerebro de Dos Pisos (un serial corto sobre un supuesto genio que se mete en problemas progresivamente peores en cada entrega) también entrarían en esta categoría, aunque algunos son más de la primera. Y luego están los que intentan algo más ambicioso, normalmente más serio. La Máquina del Tiempo y Navidad en la Eternidad son buenos ejemplos de estas historias, emotivas para ser tan cortas. La mayoría de dibujantes son perfectamente competentes de la casa, aunque hay llamativas apariciones de Davis, Gibbons, Talbot o Dillon. Eso si, a veces no todos los chistes de juegos de palabras se logran traducir bien, como el del Llanero Solitario/Clónico. En cualquier caso, una recopilación muy buena, con mucho ingenio e humor. Y con esto ya está publicado todo lo de Moore de esa época, a ver si ahora pasan a otros autores clásicos. Muy Recomendado (10)

Authority: Humanos Por Dentro: En su afán de intentar sacar sangre de una piedra, toca una novela gráfica de la Autoridad, esta vez con el único aliciente de que está escrita por John Ridley, guionista de pelis y de la mini de Warblade del mes pasado. La miniserie transcurre poco después de la serie original, es decir, antes de las historias recientes donde controlan EEUU, con la alineación clásica. La premisa es que intentan acabar con el grupo otra vez, pero esta vez no usando un ataque directo, sino técnicas psicológicas más sutiles. Así que el tono de la historia es pasar del tono paródico exagerado de Millar, y de la acción desenfrenada de Ellis, y tratar de explorar a los personajes y lo que significan de manera más profunda. Pero no funciona. En parte porque los personajes no están pensados para ese tipo de cosas, sino que tienen rasgos muy generales para historias menos profundas, y en un solo especial no se pueden desarrollar lo suficiente. Y en parte porque Ridley tampoco lo hace muy bien. Uno de los elementos surge casi sin avisar y es muy poco sutil y muy chorra para una historia que intenta ser tan seria. Otro se resuelve con un Deus Ex Machina muy poco explicado. La parte de Shen es quizá la mejor, porque tiene bastante coherencia interna y es bastante efectiva, aparte de darle por fin algo que hacer a un personaje que casi siempre está de adorno o de víctima. Pero en general, aunque hay algunas ideas interesantes sobre como funciona la humanidad y por extensión la Autoridad, la historia no funciona. El dibujo es de Ben Oliver, que ya hemos visto después en Ultimate X-Men, y está mejor que allí, aunque nada espectacular, que es lo que debería ser esta serie. Realmente, deberían dejarse de intentos de resucitar a esta propiedad muerta, y dedicarse más a ideas nuevas como el American Way de este Ridley, que espero que publiquen tarde o temprano. Neutral (6)

Crisis Infinita Nº4: Por fin está aquí, y como no podía ser de otra manera, meten la pata. Primero, publican la edición original en vez de la del recopilatorio. Lo cual daba igual en números anteriores, pero en este toca las narices porque es una versión sin terminar, que salió con prisas para que todo se pudiera leer en orden. Y sacar una versión sin terminar en esas circunstancias es una cosa, pero sacar un comic con una página doble sin colorear, y otra página doble dibujada con prisas por un suplente, teniendo el material bueno a mano, supongo que para poder luego vender el tomo (aunque si es desidia, es casi peor) es insultar al lector en su cara. Y también en el orden del material. Publican el Secret Files de Crisis Infinita, pero en vez de publicarlo cuando fue pensado publicarlo (entre el nº5 y el 6) o al menos al principio de este número, lo dejan para después de que haya acabado todo, cuando ya no sirve para nada. Es decir, la idea del Archivos Secretos es ver las motivaciones de los villanos, poco sirve cuando ya los han derrotado/matado. Hay que ser inútil, y por nada, además. No es que el número nunca fuera muy util: La psicología de Alex Luthor y de Superboy-Prime (no voy a mencionar la ridicula traducción del nombre) no tiene mucho que explorar, la idea es que años encerrados en la dimensión aquella les han vuelto tarumba de dos maneras exageradas aunque consistentes con su historia. Explorar sus motivaciones no da para mucho, porque son enloquecidas en cualquier caso, y por mucho que se esfuerce Wolfman (colaborando porque al fin y al cabo, es el creador de todo el meollo), no va a dar para mucho, aunque algo de lástima si que logra que den, y con algo más de matices en la personalidad. El otro objetivo es explicar las muchas inconsistencias de continuidad entre las dos Crisis, desde todos los follones de Hawkman, Power Girl y demás a cosas más sutiles. La explicación es un poco chorra, aunque tiene cierta consistencia con como funciona todo en estas historias, y mejor una explicación que ninguna (Y ha dado lugar a una frase popular para explicar este tipo de cosas) La cosa es que a estas alturas la explicación ya no sirve, porque la Nueva Tierra del número anterior es la nueva justificación para cambios en la continuidad. En cuanto al dibujo, Jurgens muta bastante según el entintador, aunque en general es mucho mejor que en 52, y la parte entintada por Ordway es apropiadamente retro para los personajes, aunque nunca pasa de aceptable.

Luego está el Especial Villanos Unidos, que a diferencia de los otros, no ata cabos sueltos. La historia de los 6 Secretos ya terminó, y la de la Sociedad no puede terminar hasta el final de Crisis, así que el resultado es una especie de Crisis Infinita Nº6’5. Lo bueno es que sirve para ver a Simone haciendo su versión de un gran crossover, y siendo una de las mejores haciendo superhéroes que hay ahora, es una delicia. Básicamente, es un prólogo ampliado de la Gran Batalla entre Heroes y Villanos (reminiscente de Crisis en Tierras Infinitas Nº9-10), y lo hace maravillosamente. Muchisimos personajes de ambos bandos, tanto famosos como muy desconocidos, la mayoría teniendo algún momento bueno (tanto solemnes y heroicos con los buenos, como deliciosamente retorcidos con los malos, incluido un par de escenas con los líderes de la Sociedad que eran imprescindibles tarde o temprano), con una clara sensación de que están pasando muchas cosas terribles a la vez y muy rápido, y una sensación de épica excelentemente conseguida, centrandose en el heroismo y maldad, y en lo chulos que son los personajes lo estremecedor del conflicto, en vez de en peleas tontas, aunque también las hay. Y para que no todo sea blanco o negro, los 6 Secretos tienen su momento, demostrando que la ambigüedad también tiene su papel genial, sobre todo en la narración irónica del final. El dibujo de Eaglesham es también muy bueno.

Y por último está el final de la serie en sí. Empieza con la Gran Pelea, que es muy reminiscente de la original, a base de pequeñas viñetas con pequeñas peleas apropiadas, aunque queda peor que las del capítulo anterior. Aún así, al menos los personajes están bien elegidos, y son viñetas divertidas y con algo de ingenio, y aunque hay muertes gratuitas, al menos son de gente tan poco conocida que no se echará de menos, o incluso son muertes apropiadas. Después vienen las peleas de verdad, que dan una buena resolución dramática a la parte de la Sociedad de Crisis Infinita, con buena épica heroica. Y así continua todo el combate final contra Superboy-Prime, lleno de buenos momentos de acción y usos de recursos del universo DC y homenajes (la caballería es memorable). Es todo cósmicamente absurdo, pero esa es la gracia de estas cosas, y lleva suficiente ritmo épico y significado para los personajes como para que no se note mucho. Los otros elementos principales también se resuelven bien, como toda la dinámica Superman/Batman/Wonder Woman, poniendo a los tres personajes en la dirección adecuada mediante los combates finales (“Se trata de la Acción”, por fin aprende Superman, y los otros dos tienen epifanías similares que son buena señal para los personajes), lo de Flash en un homenaje al final, y hasta la resolución de uno de los elementos principales es un buen giro final bien preparado meses atrás. El único problema es parte del final, con un elemento que realmente debería haberse resuelto y no se resuelve, dandole mucha menos finalidad a la historia de lo que debería, un final un poco cutre para otro personaje importante, y una serie de cabos sueltos que se habrían merecido un poco más de explicación, sobre todo el de la Expedición Espacial Troy. El dibujo, por las prisas, también se reparte entre Jimenez, Perez y Reis, pero el reparto de escenas está bien hecho, y fluye bastante bien entre ellos, aparte de que cada uno lo hace muy bien en lo que le toca, pese a que Jimenez apenas rinde a mitad de capacidad en algunas páginas. En general, podría haber sido mejor, si se pudiese haber acabado mejor, si algunas cosas se hubiesen resuelto mejor y si la edición, tanto española como americana hubiese sido mejor (casi todo eso responsabilidad más de los editores que de los autores de la miniserie), pero ha sido un crossover muy bueno para los estándares de estas cosas, capturando la imaginación y diversión de la Crisis original, y también la capacidad para reimpulsar al Universo DC. Muy Recomendado (9)

Desolation Jones: Esto es una nueva serie de Warren Ellis, aunque de momento sólo ha salido esta saga, debido a cambio de dibujantes y otros motivos elliseos. La idea es que el protagonista es un ex-agente secreto que vive en un mundo clandestino (dentro del mundo real) de ex-agentes, y ejerce de detective privado en esa comunidad, en casos terriblemente sórdidos y oscuros. El resultado es algo en el mismo estilo que las novelas negras de Raymond Chandler, pero con la ciencia-ficción pseudorrealista que le gusta a Ellis, su sentido del humor aún más cínico, y muchas guarradas. Ellis ha hecho todo esto antes, claro, pero hay diferencias. Jones no es el cínico superchulo de la mayoría de sus historias, sino alguien depresivo y acabado, dandole un tono más deprimente de lo normal en él, y tiene bastante poca acción. Es, sobre todo, capturar el tono de depresión, y de un submundo oculto totalmente oscuro y pervertido hasta un nivel asqueroso. Y lo hace bastante bien, metiendote en ese ambiente y emitiendo depresión y asco, pero bien mezclado con melancolía. Aunque el verdadero espectaculo es el dibujo de JH Williams III, que sigue su viaje por todos los guionistas británicos famosos. Aparte de su mucha habilidad narrativa y de plasmar imágenes, su capacidad de hacer unos efectos y unos cambios en la manera de contar la historia brutales, que mejoran mucho el comic. Es increible lo mucho que puede influir un dibujante con verdadero talento. Recomendado (8)

Rogue Trooper: Fort Neuro: Siguen las aventuras de Rogue tratando de encontrar al general traidor, que es una premisa cerrada más propia de una serie de TV que de un comic, pero claro, muchos de los seriales de 2000 AD estaban pensados para terminar algún día, a diferencia de los comics americanos. Y básicamente, es más de lo mismo, historias de un soldado errante en una guerra, con un formato más similar al de una serie de TV o de una novela de aventuras que de un comic de superhéroes. Aunque la serie va evolucionando de mostrar los horrores de la guerra, a ser una historia de aventuras contra villanos más estándar (eso si, usando chulos artefactos de ciencia-ficción de guerra) en la primera mitad del tomo, a algo más absurdo y casi paródico en la segunda mitad, donde parte de la premisa de algunas historias son juegos de palabras bastante chorras. Divertido, en cualquier caso, y con imaginación de vez en cuando, aunque no tanto como las mejores obras de 2000 AD. El dibujo es bastante bueno en general. Recomendado (7)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene, la Saga del Clon continua en Ultimate Spiderman. Patrulla-X y X-Men comienzan nuevas etapas. Guerra Civil continua en Lobezno, Nuevos Vengadores y la mini principal, si nada lo remedia. Y 52 tiene a Luthor vs Acero. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: