Semana del 2 al 8 de Julio

13 julio, 2007

Fui a ver Transformers, aunque tengo la excusa de que me invitaron, al menos. Como película… es meter al concepto en una película de Michael Bay, con toda la bazofia esquemática que eso conlleva: Personajes estúpidos y estereotípicos horribles, chistes sin gracia, escenas muy chorras para una película que se cree seria, y muy serias para una película tan chorra, escenas de acción sin sentido, y una fórmula tan esquemática que se puede predecir antes de empezar. La parte de Transformers es algo mejor. Los robots están bastante bien hechos visualmente, aunque sean algunos difíciles de identificar entre si (y los cambios de modelo sean un poco exagerados en los Decepticons, especialmente en Megatron, que no se parece en nada a ninguna versión del personaje). Y la mitología está suficientemente conservada, e incluso hay varios guiños para los fans de la franquicia, que es el único aspecto en el que la película no fracasa.

[Suena Life During Wartime, de Talking Heads]

Hola a todos. Bienvenidos a la primera semana de Julio, o de la Ofensiva Veraniega. Esta semana, en Panini han decidido mandar a la mierda cualquier concepto de distribución sensata, y en vez de sacar los comics mensaules en la primera semana y los tomos en la tercera como hacían al principio, o mezclar un poco en la segunda como hacían últimamente, que era una distribución casi sensata, sale casi todo esta semana, incluidos todos los tomos. No hay nada como saturar el mercado de novedades porque sí. Encima, no es una semana precisamente brillante, con mucho crossover y bazofia. 2 a 13 en el 24 paginas vs demás, por cierto.

Por cierto, otro comentario atrasado que se me iba olvidando. Los tomitos de la LJI terminaron con la etapa Giffen/DeMatteis, y pusieron el especial que habría la mediocre etapa siguiente, que no venía a cuento en absoluto. Ya podían haber puesto la historia corta del Especial 80 Paginas de Giffen/DeMatteis/Maguire (más les vale ponerla antes de terminar, habiendo puesto tanta chorrada que no tiene que ver) o incluso el número de Detective Marciano que transcurria y homenajeaba esta etapa, que al menos tenía que ver. Por cierto, si teneis curiosidad por lo que pasó entre este tomo y la encarnación actual de LJA, tengo un artículo escrito hace tiempo aquí.

En novedades americanas: Guerra Mundial Hulk continua en dos miniseries: Una, la de la Patrulla-X, es una miniserie completamente de relleno a base de peleas, pero al menos están bien hechas, porque está escrita por Chris Gage. Otra, Primera Línea, es tan inútil y pesada como su equivalente en Guerra Civil, aunque quizá no tan tonta. En cuanto a los crossovers, la mayoría son repetir la idea central del crossover o usar a Hulk y amigos de villanos como interrupción. Aunque al menos el de Iron Man, al estar escrito por Gage, tiene a Iron Man mejor escrito que de costumbre.

Mientras, en DC, sale un especial del Cuerpo de Sinestro, empezando la nueva saga de los Linternas Verdes. Y es lo mejor de la franquicia desde Renacimiento, con diferencia. Es una gran historia espectacular, a base de grandes momentos e impacto en cada escena, con mucha emoción y sorpresas. Si logran mantener el nivel, va a dejar a todos los demás crossovers de este año en ridículo. Desde luego, este especial puede con cualquier otro comienzo.

Pasamos a las novedades:

52 Nº8: Bonita portada en forma de poster propagandístico, con más de un simbolismo y doble sentido. En este número empieza realmente el conflicto central de la historia de Acero, aparte de explicarse el cambio misterioso de números anteriores, y más o menos queda claro por donde van a ir los tiros en esa historia. Lo mejor es que los guionistas de 52 se acuerdan de la idea central del personaje, que es un hombre dispuesto a hacer lo que cree correcto y responsable sin importarle las consecuencias primero, y un ingeniero después, (que no un supercientifico general, que es como lo llevaban escribiendo tras cancelarle su serie). Y además, es otra de las historias de 52 con resonancias con historias clásicas, esta vez la Balada del John Henry original, que tiene el mismo tema del “hombre vs máquina” del original, y quien mejor para representar al empresario inmoral de la historia que Lex Luthor. Es un conflicto muy prometedor, aunque de momento la ejecución es normalita, con parte del desarrollo basandose en un malentendido de lo más tonto. La historia de Ralph Dibny continua un poco mejor, llevandole en una dirección clara y a una conclusión bastante evidente que tenía que ocurrirsele a alguien en su situación en el Universo DC. Además, la escena sirve para conectar con otra de las series, en este caso Flecha Verde, viendo como quedaron las cosas tras el final de sus crossovers con Crisis (aunque la falta de coordinación de Winick con las demás series vuelve a levantar la cabeza, pues no sólo las detonaciones no pudieron ocurrir durante Crisis tal y como lo escribió, Oliver parece haberse recuperado terriblemente deprisa de recibir dos flechas en el pecho en 6 semanas) y explicando como empezó el nuevo status quo que tiene Un Año Después, recordando que no es la primera vez que intenta algo así. Waid escribe bien a Flecha, en general. Luego, aprovechando que cambió de dirección la semana pasada, la historia de Booster Gold comienza un nuevo subargumento, que de momento es sólo un misterio de identidad, pero aún así es más interesante que lo anterior. Y la única escena no escrita por Waid esta semana es una de Johns siguiendo la Odisea del Espacio, que avanza la historia por el sitio obvio, pero tiene buena caracterización en el proceso. En el dibujo, debuta (en general, además) el Tercer Dibujante oficial, Eddy Barrows, que parece una versión de Bennet con menos detalle y peores figuras y sobre todo caras. Quizá sea la influencia de Giffen. Pero no está mal. Y el complemento tiene una semana menos irritante, pues resume el Universo DC entre el 95 y el 04, que si que es posible que le sea de utilidad a alguien. Aunque sigue siendo un resumen de historias sin emoción con dibujo mediocre en vez de una Historia. Y teniendo una página para cada dos años y montones de cosas para resumir, Jurgens pierde un cacho de una mencionando la encarnación más corta, cutre e ignorada de los Titanes, únicamente porque fue creación de Dan Jurgens. Por supuesto. Recomendado (7)

Best of Marvel: Spiderman de Straczynski Nº4: Que puede que no esté en tu tienda, porque entre las muchas cosas de las que carece Panini y debería tener, está el control de calidad. Nadie pudo darse cuenta de que había páginas desordenadas antes de mandar el tomo carisimo a las tiendas. Espero que compensen a todos los implicados. Continua la reedición, llegando a cuando recupera la numeración original, con números de cuando la serie aún era buena, aunque ya había pasado la impresión inicial y no tenía mucha dirección. Primero un par de historias autoconclusivas de las que no tienen supervillanos, bastante decentes, aunque con problemas de conveniencia. Después una historia más larga de aniversario, que desemboca en el nº500. Tiene el problema de que como ha pasado en otras historias de JMS, a veces parece más una historia del Doctor Extraño que de Spiderman, metiendo elementos suyos y misticismo que no le pegan al personaje. Pero tras un comienzo poco apropiado y lento, termina con una historia que si va al centro del personaje y sus temas, (y también los de JMS cuando se centra) y que funciona bastante bien como climax tanto de acción como emocional. Y luego otro par de historias sueltas a lo Astro City, una sobre Tia May, otra sobre un sastre para superhéroe, viendo las cosas desde una perspectiva distinta y entrañable o divertida, respectivamente. Y el dibujo de Romita Jr era bueno, excepto en las cosas más cotidianas. Puedes comprarlo y recordar cuando JMS sabía escribir, y pasar de las chorradas actuales, y de las que te obligaban a comprar en la edición original. Recomendado (8)

Civil War Nº2: Que es una ligera mejora respecto al primer número, porque al menos nadie muere gratuitamente. Lo demás sigue igual, sin embargo. Es una historia con tonos políticos y sociales, ¿captas? Por tanto, todos los blanquitos ricos e intelectuales son pro-Gobierno, y los pobres, negros y otras minorías son anti-gobierno. Porque ese es el nivel de complejidad del comentario social de esta serie. Y da igual que ese sistema de división muchas veces no pegue en nada con la personalidad e historia establecida de los personajes. Porque al fin y al cabo, están todos de adorno: Exceptuando al Capi, Spiderman y Iron Man (y en estos casos, tampoco es que tengan mucha, y sólo parecida por encima a la tradicional), el resto de personajes de esta historia no tienen la más mínima caracterización. Les cambian el status quo, pero sólo para hacer hueco. Después está el melodrama barato de “oh, lo hacemos por los niños, mira que dramático y profundo que soy” que ocupa espacio y no añade nada, sólo hace el ridículo. Y luego está lo directamente demente, como agentes del gobierno llamados, y va en serio, “Mata-Capas”, disparando a adolescentes por tratar de ayudar a alguien. Aparentemente, eso le encanta al público Marvel y a la mitad de sus superhéroes. Porque aquí está Mark “Radical” Millar (más blanco que la leche, rico, y de Escocia donde no hay nadie que no sea blanco) para mostrarnos lo malvados que son los gobiernos y sus amigos ricos blancos, que apoyan que lacayos disparen a pobres negritos. Luego está el hecho de que para ser una serie tan importante, realmente pasa muy poco en cada número, y prácticamente todo se ve venir por los anuncios y crossovers. Pero hay que dejar espacio, eso si, a las escenas de acción, que aparte de ser lo único decentemente escrito (una vez aceptas que los anti-gobierno están luchando contra el MAL del gobierno, por mucho que una escena en el mismo comic machaque con lo nobles que son los fascistas de turno) son lo importante, aparentemente, porque dedican montones de páginas en grande para contar muy poca cosa en ella. O en mostrar viñetas donde el culo de Hulka ocupa un cuarto de página. Porque es lo que se busca en este comic, aparentemente. Y luego está el final, que aparte de saberse desde un crossover el mes pasado (si no desde los anuncios hace meses), es una mala idea dentro (por motivos obvios que ignoran convenientemente) y fuera del comic (porque es un cambio que sólo estropea al personaje) y una estupidez dentro (porque sólo sirve para llamar la atención y demostrar que es IMPORTANTE, pese a que no cumple función alguna en la historia) y fuera del comic (porque se va a deshacer en menos de un par de años, y lo sabes). Pero ey, esto es el equivalente en comic de una película de Michael Bay, sólo que con pretensiones de profundidad y horrible uso de los personajes. ¿Para que pensar si puedes tener explosiones, para que caracterizar si puedes tener momentos de impacto? No Recomendado (4)

Civil War: Primera Línea Nº1: Por si fuera poco, una segunda miniserie larguisima para complementar al crossover principal, en parte porque se deja muchisimas cosas entre pelea tonta y pelea tonta, en parte para que Jenkins tenga algo “importante” que hacer, en vez de heredar Pulse que era la idea original. Y desde luego, “importante” es la palabra que define a este comic. Es de un pretencioso que da asco. Sus protagonistas (Urich y la periodista nueva de Generación M) son conocidisimos y respetadisimos (comprensible en el caso de Urich, no en el de Chica Nueva), y están haciendo una labor importantisima en un momento trascendentalísimo de lucha por las libertades civiles. Porque Guerra Civil es una metáfora de la Administración Bush, ¿captas? Y lloriquearle a Spiderman en una historia que no cuenta nada es tan importante como denunciar abusos de poder, parece ser. Por si no te parece suficientemente importante, hay una historia en cada número donde Jenkins nos cuenta un acontecimiento histórico importante, y hace un paralelismo chapucero y simplista con alguna chorrada del crossover, lo que aparte de un creido y pretencioso que bordea lo insultante, es un coñazo. Luego están las cosas supuestamente importantes, como Iron Man revelando su identidad públicamente, que pasan en una página aquí sin darle importancia, cuando debería ser bastante más importante. Por ejemplo, podrían tener a los maravilloso periodistas investigando como Stark ha cometido fraude varias veces al haber mentido sobre su identidad secreta, y como no puedes fiarte de semejante mentiroso e hipócrita. O investigar la estupidez de la editorial de Marvel al haber hecho una historia estúpida hace dos años que terminaba con Iron Man recuperando su identidad secreta sólo para librarse de ella ahora. Pero no, ignoran completamente cualquier tipo de exploración compleja, o de causa y efecto que no sea inmediato en este crossover, aparte de mantener una extraña esquizofrenia donde en algunas series Tony es un santo que hace lo que puede en una situación difícil, y en otras es el Anticristo. Para terminar, otra de las historias fijas es una bazofia lenta que existe, al parecer, únicamente para putear a un pobre personaje, del que parece ser, Jenkins no tiene ni idea de personalidad ni poderes. Varias páginas de crueldad inútil sacada de un libro de tópicos. Es increible, pero esta miniserie hace parece buena a la serie madre. Aunque compres la principal, ignora esto, lo digo por tu bien. Evitar a toda costa (2)

Coloso: Estirpe: Oh, joder. Esta es una de las últimas miniseries basura de mutantes, antes de que se dieran cuenta de que aparte de apestar sin excepción, tampoco vendían mucho. Parecía que nos habíamos librado aquí, pero no ha habido suerte. En teoría, esta serie iba a tratar sobre como Coloso se adapta a haber resucitado, lo cual es un objetivo válido. Pero tras el principio, la miniserie pierde completamente esa idea de vista, y se dedica a tratar sobre la familia lejana de Peter, la que no fue masacrada por guionistas sin ideas, y que casualmente no se había mencionado hasta ahora. Y entonces empiezan las gilipolleces. Como el origen de Coloso era poco complicado, y un origen sencillo y efectivo no mola en la Marvel actual (ver también Rondador y su nuevo parentesco demoniaco), ahora resulta que está emparentado con Rasputín. Porque tiene el mismo apellido que él, ¿ves? Y a partir de ahí hay una serie de retcons absurdos, saltos de lógica inmensos, tonterías, el regreso de personajes que estaban mejor muertos o desaparecidos, finales que no funcionan en absoluto ni siquiera según sus propias reglas absurdas, y todo menos una historia de Coloso, al contrario, son una serie de revelaciones y tejemanejes absurdos mientras Peter mira confundido tanta gilipollez, igual que el lector. David Hine ha hecho cosas decentes en otras series, pero esto es nefasto, estúpido y dañino a largo plazo si no se ignora inmediatamente, y esta vez no tiene influencia editorial a la que culpar. Al menos el dibujo de Lucas es decente, aunque es más oscuro y confuso que de costumbre, para estar de acuerdo con la historia. Evitar a toda costa (1)

Hulka: Civil War: Con un buen cartel de crossover en la portada, pese a que sólo uno de los números se cruza. Deberían haber usado la portada de la reedición, esa si que era divertida. Primero viene una historia de dos números que se queda cortada a medias por el puñetero crossover. A decir verdad, es la más floja de la serie hasta ahora. Trata de coger a un viejo personaje, interpretar mal sus poderes, y tratar de hacer una especie de retcon oscuro y sórdido que no pega en absoluto con el tono del personaje y de la serie. La interacción entre los protagonistas al menos si que está a la altura de siempre, y usa el argumento principal para avanzar por sitios inesperados. Con Pelletier largandose a Exiliados, el dibujo es del suplente profesional Will Conrad, que hace un trabajo competente, pero con un tono demasiado convencional para la serie. Luego viene el crossover, y como es de esperar, cuando tienes un guionista competente, el resultado es mucho mejor que en las series principales. Aquí todo es mucho más sensato y coherente: Los héroes registrados no se ven obligados a ser tropas de asalto cazahéroes, la gente habla en vez de pegarse, cosas evidentes del apsado de los personajes (como la hipocresía de Iron Man con las identidades cuando él ha mentido repetidas veces sobre ella, o que la America de Marvel ha sufrido cosas mucho peores) se mencionan, y las cosas tienen consecuencias lógicas, en vez de usarse como excusa para peleas y melodrama que luego se ignoran. La idea central es ver las consecuencias de la muerte estúpida de los Nuevos Guerreros, que por supuesto se ha ignorado en las otras series, dejando claro lo estúpido que está siendo el público del Universo Marvel. Pero además de control de daño de crossover estúpido, y contar un caso decente al estilo de la serie, sirve para seguir con la idea principal de la división Hulka-Jen. Por último, hay un número donde la serie vuelve a su altura habitual, tremendamente divertido (hay páginas, como la de reacciones del Universo Marvel, o la fantasía de Jameson al final, que hay que verlas para creerlas), con el uso imaginativo de elementos del pasado y presente de Marvel (incluida una reaccion a Guerra Civil que tenía que haber pasado en otra serie, no en esta, pero allí son incompetentes), y buen desarrollo de las relaciones entre los personajes de la serie y las tramas. El dibujo de Paul Smith es bueno, por supuesto, aunque como era de temer, se larga al número y medio. Frenz suple la segunda mitad de esa historia bien, al menos. No es el mejor tomo de la serie, pero es mejor que muchas otras. Recomendado (8)

Lobezno Nº19: Continua Guerra Civil, y esta serie es cada vez más estúpida. Primero tuvimos a Lobezno desintegrado, y regenerandose a partir de… el adamantium quizá, porque no queda nada que regenerar. Y luego hay otra escena tan sumamente estúpida que hay que verla para creerla, y todo para que Guggenheim pueda tener una escena que cree que es guay (en este caso, un giro para el lector bastante evidente) pero que es tonto. Por lo demás, muchas peleas tontas entre monigotes mal dibujados (es decir, si quieres tratar de convencer al lector de lo serio y dramático que es todo, tonterías como las de arriba no ayudan, y que los personajes parezcan caricaturas aún menos), mucha testosterona y gente actuando como cabeza cuadradas para demostrar que son duros, una premisa realmente estúpida si la consideras enteramente (capturar a Nitro debería ser la prioridad uno Iron Man y compañía, ya que ha causado el evento más terrible de toda la historia mundial, no dedicarse a pegar al que no es, posar para la cámara que ni se molesta en preguntar porque no capturan al verdadero responsable, y enviar de misión a un psicópata peludo en secreto) algo de verdadera emoción muy ocasionalmente, y un final tan estúpido como el resto del comic. A la altura de lo que suele ser Lobezno, y Guerra Civil. Evitar a toda costa (2)

Nuevos Thunderbolts: Civil War: Que no debería llevar el “nuevos”, porque se lo quitaron al recuperar la numeración original en el tomo anterior. Y para seguir con las tonterías, en Panini no reproducen las páginas de resumen que llevan a veces información nueva, aparte de los créditos y títulos, que no están en ninguna parte del tomo. Gran dedicación a los lectores, Panini. En fin, este es el penúltimo tomo de la etapa actual, y aquí llega la Guerra Civil, que realmente no se irá nunca. Pero antes, un par de números de respiro. Primero, uno que va de ver las consecuencias del nº100, establecer la alineación definitiva de aquí al final (la de la portada de Bagley, que es maravillosa, y por ser una reedición, una de las pocas portadas del crossover que no son una tomadura de pelo, aunque tiene el inconveniente de que no parece un crossover, porque no quieren que esta serie venda, o algo) y ver un poco el estado mental de cada uno. Este tipo de cosas se le dan bien a Nicieza, y le da una buena caracterización y dirección a cada personaje, y un porque y para que está cada uno en la serie, incluyendo un par de giros buenos para el final de la serie. El dibujo de Ross deja algo que desear, eso si. Después volvemos a la trama del Gran Maestro y el exmiembro Demonio Veloz, aunque realmente es un necesitado número centrado en Joystick. Aunque no se dice explicitamente su origen, se intuye (aunque contradice en principio una mención que hicieron hace varios números), pero sobre todo va de meternos en su cabeza y en su retorcida visión del mundo de adicción a la adrenalina y traiciones, usando la estructura de Perdidos de alternar entre un flashback a un momento decisivo de su vida y una historia en el presente, ambas interesantes, y que ponen las cosas bien para la saga final.

Y luego están los crossovers en si. Obviamente, la idea central está mucho mejor llevada que en las series principales, con ambos bandos tratados como gente sensata que quiere lo mejor (aunque dejan claro que los Pro-Registro huelen a fascismo) y no hacen nada terriblemente inmoral o estúpido, con unos protagonistas donde la ambigüedad moral si que les pega, y además, dandoles algo importante que hacer que explica uno de los muchos fallos de la historia principal. Lástima que, por supuesto, lo ignoren en las otras series. La idea básica del crossover es muy chula, especialmente si te gusta el colorido del Universo Marvel, llevando el concepto de la serie a un nivel extremo, y en vez de interrumpir la serie por crossover, lo usa apropiadamente para sus propios fines. Lástima que hayan tenido que ignorar la base para la Guerra Civil tan chula del tomo anterior. Por otro lado, tiene unas cuantas escenas de pelea bastante convencionales para la serie, y muchos de los protagonistas se pierden en todo el barullo. Pero a cambio, hay otros momentos muy buenos con los personajes que si tienen protagonismo. El último capítulo es un fantástico número centrado en el Barón Zemo, que demuestra lo mucho que ha cambiado a lo largo de la serie, y lo carismático y genial que se ha vuelto, cerrando el círculo de su historia, (y dando un elemento importante a la resolución de Guerra Civil que, por supuesto, no será mencionado pese a tener bastante más sentido) y terminando de poner las fichas en juego para la saga final. El dibujo de Grummett es bueno, aunque sus peleas no sea demasiado llamativo, y siga con la manía de cambiarle las máscaras a los personajes por otras mucho peores. Muy Recomendado (9)

Nuevos Vengadores Nº19: Comienzan los crossovers de Guerra Civil, que cortan totalmente la dirección de la serie. No es que fuese nada que valga la pena conservar, entre las malas ideas y la lentitud. De hecho, es una de las pocas series que se ve algo beneficiada por los crossovers, porque al menos le obligan a Bendis a escribir historias autoconclusivas que no se van por las ramas. Este mes está dedicado al Capitán America, donde nos cuenta lo que hace entre los nº1 y 2 de la mini principal. Quizá sería más apropiado en la serie del Capi, pero mejor que sea esta serie la que pierde el tiempo con relleno y no la medio decente. Es simplemente eso, rellenar huecos, aunque nos enseña tres cosas: Primero, que Bendis sigue odiando a Hank Pym y escribiendole como un idiota. Segundo, que no tiene ni idea de escribir al Halcón, escribiendole como un negro macarra genérico, que es todo lo contrario al personaje desde siempre, y un tanto insultante. Y con ese diálogo tan maravilloso, viene la tercera moraleja, que, según el Halcón, “Tony Stark siempre ha sido un vendido”, porque ahora gracias a Bendis y Millar, Iron Man es un villano desalmado. Estructuralmente, esto es una mejora amplia respecto a números anteriores, pero el contenido sigue siendo una puta mierda que no merece ningún respeto, porque Bendis no tiene ni puñetera idea de lo que está escribiendo. Y el dibujo de Chaykin es tan feo como todos sus últimos trabajos. Evitar a toda costa (1)

Pantera Negra: La Novia de la Pantera: Curiosamente, aquí hay un número de crossover como en Hulka, pero no lo anuncian en portada. Este es el tomo dedicado a la traida y llevada boda, y no se puede decir que es otra cosa que una mala, mala idea. En Marvel se empeñaron en darle una publicidad bestial, como si fuera la cosa más importante del mundo, ante un público y crítica que ha reaccionado con apatía, y no es para menos: Primero porque es algo casi intrascendente, y segundo porque es basura. Es una boda que existe únicamente para llamar la atención porque, eh, van a casar a sus dos personajes negros más famosos (los primeros anuncios decían “afroamericanos”, lo cual demuestra donde estaba la mente de Marvel), como maniobra publicitaria que huele a ghetto más que otra cosa. Por supuesto, el hecho de que los personajes llevaban años sin verse, y nunca han tenido una verdadera relación no les detuvo en absoluto. No es que no pudiera haberse hecho bien: Priest estuvo a punto de hacerlo en su serie, pero admitía que era forzado y tenía un propósito. Por supuesto, no le dejaron, porque tienes que ser uno de los mimados para eso. Pero aquí, dos personas que llevan sin verse practicamente desde que eran niños, se encuentran un día, y deciden que tienen un romance eterno y van a casarse. Lo peor es que han estirado todo eso durante un año de esta serie, y varios números de Patrulla-X. Si fueran sensatos, habrían usado ese tiempo para mostrar un romance creible, y verles como se enamoran, o al menos las razones para casarse de repente, usando emociones o psicología minimamente creible. Pero no, todo eso sucedió mágicamente fuera de pantalla al principio de la historia, por decreto editorial que les obliga a casarse, y el resto de este tomo se dedica a darle vueltas y vueltas y vueltas al asunto como si fuese algo trascendental. Es tan trascendental, que hasta el Vigilante aparece en la boda, porque esto es IMPORTANTE. Hay que joderse. Encima, las pocas cosas interesantes que se pueden hacer con el tema, como la reacción negativa que pueden tener en Wakanda porque su rey se case con una extranjera que no sabe las costumbres, o como afecta eso a la visibilidad pública de la Patrulla-X, que son cosas interesantes y potencialmente serias y complejas, de las que les gusta pensar en Marvel que hacen, se ignoran completamente, o se mencionan tontamente de pasada. En vez de eso, tenemos a muchas estrellas invitadas diciendo lo maravilloso que es, combates contra estereotipos raciales y otros villanos ridículos, y una pareja que parece un esterotipo de pareja feliz de una película mala, no una de verdad, pero claro, T’Challa parece un negro graciosillo de película también, así que es apropiado. La boda en si es menos irritante, porque al menos es necesaria y puede excusarse, a diferencia de lo anterior, que no tenga un argumento. Una vez pasas todo lo demás, no está tan mal hecha, pero está estropeada por el crossover, que hace que el Capi y Iron Man actuen como niños de cinco años. El dibujo de Eaton no está mal, pero esto sigue siendo un bodrio. No Recomendado (3)

Patrulla-X Nº19: Llega Ed Brubaker con la Caida y Ascensión del Imperio Shi’ar. Una saga de 12 números, como dice la portada, sólo que este número lleva dos capítulos, así la han cagado con la coordinación, como no. O eso, o van a añadir un capítulo extra a la saga sin venir a cuento, que no se puede descartar totalmente de Panini. Esta saga tiene dos cosas en contra de ella nada más empezar. Primero, continua de Genesis Mortal, que no fue demasiado buena, y tiene el mismo villano sin gracia, Vulcano. Y segundo, es un puñetero año de historia espacial con los puñeteros Shi’ar, que aparte de ser un concepto tonto que no tiene nada que ver con la Patrulla-X, los hemos tenido hasta en la sopa recientemente, con seis números de esta serie más la mini de Fenix, así que un año entero dedicado a space opera cutre en vez de, no se, los temas de la serie que supuestamente estaban tan interesantes tras el Dia M, parece estar apuntando en la dirección completamente equivocada para la serie. Lo bueno es que pese a ser una saga larga, Brubaker no parece que la vaya a escribir en plan relleno. De momento, cada capítulo cuenta una historia completa dentro de la historia mayor, así que estructuralmente está bien montado. El primero es de reclutamiento, con Brubaker molestandose en presentar y explicar como se junta este subgrupo de hombres-X en particular, cosa rara en esta época, y se agradece. Hay cierta continuidad con lo anterior, aunque Brubaker, como no, se tome libertades, por ejemplo, Rachel debería estar mucho más agresiva con respecto a los shi’ar dado todo lo que le pasó con Claremont, (y en general su caracterización es más blanda de lo normal) y se barre debajo de la alfombra casi todo lo reciente de Polaris. En cualquier caso, es una alineación apropiada para la historia espacial, y aunque la racionalización para un par de elecciones está traida por los pelos, tiene sus ventajas (Polaris es revertida a una versión más sensata que en mucho tiempo, y Proudstar parece bastante chulo, usando la nueva máxima Marvel de que si quieres hacer chulo a un viejo personaje cachas, dale cuchillos). Decente hasta donde van estas cosas. Y el segundo número es el de poner la misión en marcha, y en marcha se pone, aunque por el camino haya que tener peleas con bichos genéricos no muy interesantes, para tener la cuota exigida de acción. Al menos la interacción entre personajes tiene potencial, y en el espacio hay un par de buenos momentos pese a todo, incluido el cliffhanger. En el dibujo, Billy Tan hereda la serie, y no lo hace mal, aunque le falta algo de claridad y mejores diseños y caras distintivas, y menos excesos en algunas cosas. Un comienzo competente, aunque no particularmente interesante, especialmente por la dirección en la que va. Recomendado (7)

Planeta Hulk: Anarquía: Por estúpida que sea la premisa, y aunque está claro por donde va a ir, esta saga está avanzando decentemente. Los elementos de Sakaar cumplen muchos de los clichés de los bárbaros espaciales de la ciencia-ficción cutre, pero Pak hace a los protagonistas suficientemente interesantes para compensarlo. Y sobre todo, hace un Hulk que es interesante de por si, furioso y bestia sin ser tonto, astuto y concentrado sin ser Banner o un bocazas, es una buena evolución del personaje, y apropiada para esta historia. La historia, por su parte, sigue la dirección de Espartaco, y esta vez llega a la parte donde el ejército de rebeldes empieza a poner las cosas puñeteras para el imperio. Acción bien hecha, bien desarrollado el avance, y hasta alguna de las complicaciones es medianamente original. El dibujo de Pagulayan funciona bastante bien para el tono de la historia. Y luego viene incluido el Giant-Size Hulk que sacaron por entonces. La historia importante explica porque Banner no aparece en Planeta Hulk. La explicación realmente no explica nada, más bien justifica a posteriori lo que pasó porque sí a priori, pero al menos Pak escribe bien la dinámica Hulk-Banner. Y luego está la historia principal, que es, de entre todas las cosas, un flashback donde se encontraba con los Campeones allá por los 70 (aunque en un guiño al lector, hay una referencia a la cronologia deslizante de Marvel). Supongo que se sabrá a que viene más adelante. Es una historia inofensiva y divertida, por estar escrita por Peter David, aunque pierde al final al basarse en una contradicción directa al origen de Hulka. Es decir, si contradices una historia antigua no pasa nada normalmente, a menos que precisamente sea una historia importante a la que se refiere a menudo, eso es más grave. El dibujo de Oscar “Juan Santacruz” Jimenez es bueno. Recomendado (7)

Superman Nº2: Continuamos las historias asíncronas del mismo guionista, y ponen la portada aburrida en vez de la original. En Action, el Subastador es la clase de villano alienígena al que solía enfrentarse Superman en la época clásica, una idea original y exagerada llevada a su extremo lógico, aunque ahora duran tres números en vez de uno. Es bastante divertido, que es de lo que se tratan estas cosas, y le da a Busiek y Nicieza la oportunidad de escribir, no sólo a Superman e invitados más famosos como Nightwing o Firestorm, también un grupito temporal bastante improbable, incluido un tipo que parecía que iba a olvidarse completamente tras Crisis, y un miembro de la LJI completamente olvidado desde hacía 15 años. El dibujo de Woods es generalmente bueno, aunque a veces le falta detalle: Hay una maravillosa imagen de multitud de héroes y villanos que necesitaría bastante más definición. En Superman, por su parte, empieza una gran saga que aún continua en EEUU (claro, que sólo llevan 8 números de adelanto, y algunos han sido de relleno) De momento, presenta a una nueva secundaria y un nuevo villano, los cuales son potencialmente interesantes (especialmente la idea central del villano, una inversión del origen de Superman) pero la ejecución de momento no es nada del otro mundo. Al menos Busiek escribe un Superman muy bueno con una narración muy agradable. Lo más interesante, sin embargo, es el prólogo, donde rescata a un viejo personaje DC, pese a estar muerto, y en vez de devolverlo a su status quo famoso, usa las cosas raras que le pasaron al final para dar una nueva versión bastante más divertida y atractiva que la antigua, y su manera de participar en la historia es un misterio intrigante. El dibujo de Pacheco es atractivo en general, sobre todo en esa primera escena. Recomendado (8)

Ultimate Spiderman Nº16: Llegamos al nº100 de la serie, que es todo un logro en estos tiempos, y muchisimo más sin haber cambiado de equipo creativo. Claro, que dado las sagas largas de la serie, se saltan las tradiciones y ni termina una saga en el aniversario, ni empieza, ni hacen ninguna celebración, (en el original había unos extras tontos, pero aquí no están) es un capítulo intermedio, aunque muy importante y algo más largo, de la Saga del Clon. De hecho, este número parece un concurso de a ver cual es la revelación más impactante. Es una carrera de “Dios, no puedo creerme que hayan hecho eso”, “no, eso si que NO puedo creermelo”, y así sucesivamente. Llega un punto en el que desafia un poco la credibilidad, pero es la serie de Bendis donde no tiene que rendir cuentas a nadie, y después de 100 números, puede salirse de madre un poco sin que pase nada, y al menos da explicaciones coherentes para todas las sorpresas. A estas alturas es imposible saber si quedará algo reconocible de la serie tras la saga, o si darán al botón de reset, porque dinamita buena parte del status quo de la serie, pero de momento es tremendamente divertido, y ayuda a dejarse llevar. El dibujo de Bagley sigue siendo fantástico después de cien números seguidos. Muy Recomendado (9)

X-Men Nº19: Comienza la etapa de Mike Carey, que parecía una extraña elección teniendo en cuenta que es un guionista de cosas tipo Vertigo, pero viene después de Milligan, así que no es algo nuevo. Y si acaso, es un comienzo aún más tradicional que el de sus predecesores, reminiscente de épocas pasadas, aunque no necesariamente de las buenas. Lo más gracioso es la total falta de continuidad con respecto a la etapa anterior: Mistica aún está por aquí, pero no se hace ninguna mención al motivo por el que estaba, el personaje con el que quería emparejar a Pícara, que ha desaparecido sin explicación ni mención alguna. Gran manera de hacer que uno de importancia a lo que haces en las series, ignorando lo inmediatamente anterior. En fin, estos dos números son de presentar la nueva alineación y la primera amenaza, y son todo lo contrario de los de Patrulla-X: Sufre de estiramiento y relleno. No explican la misión de este subgrupo ni porque está separado de los otros, ni porque cogen estos personajes en concretos. Y ni siquiera todos los personajes, o que narices es la amenaza se explica bien. Además, la alineación deja bastante que desear: Tres hombres-x tradicionales que han estado bastante ausentes de caracterización ultimamente, un personaje bastante cutre proveniente de una serie cancelada, y dos villanos, que ya se estuvieron antes, y no funcionó en absoluto. A decir verdad, eso no significa que vaya a ser un desastre esta vez, y de hecho, la manera de unirse uno de ellos no es mala idea del todo, pero habrá que ver como funciona a largo plazo, y no hay mucho en este número para indicar que vaya a ir bien. Tiene pocas ideas, y mucha acción y desarrollo bastante confuso, ocultando las ideas interesantes que pueda haber debajo. Esto es en parte por el dibujo de Bachalo, que aparte de endosar a los protagonistas con diseños engorrosos y feos (el de Bala de Cañón es particularmente feo, aunque le gana el diseño con adornos inútiles de la chica nueva) hace la acción mucho más confusa y enrevesada, de manera que no es que a veces no puedas descifrar que pasa en una escena, es que no puedes ni descifrar que objetos aparecen en la escena. Virtualmente incomprensible, a veces. No es un buen comienzo, a menos que eches de menos los viejos buenos tiempos de los 90. No Recomendado (4)

Y eso es todo, que no es poco. La semana que viene… mucho más, porque aparentemente van a sacar todo lo demás. Esperad un cierto retraso. Hasta cuando sea, saludos.

Anuncios

Una respuesta to “Semana del 2 al 8 de Julio”

  1. Experimento 626 Says:

    ¿es posible que nadie haya caido que la boda de Tormenta y Pantera es algo mas complicado de lo que Quesada ha entendido?
    quiero decir, no pueden basar la boda en el color de la piel, coño que son de especies diferentes: uno es homo sapiens y la otra es homo superior. es como si un humano se quisiera casar con un chimpance.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: