Semana del 16 al 22 de Julio

26 julio, 2007

Aparentemente, la libertad de expresión sólo es aplicable cuando se trata de determinada gente, no de otros.

[Suena When The Red, Red Robin]

Hola a todos. Esta, para variar y por fin, es una semana de descanso, que es lo que pasa cuando publicas el 90% del material en las dos primeras semanas del mes. Así que únicamente tenemos los restos de lo de Planeta, con la extraña excepción de Jovenes Titanes. Buena semana, la verdad. 2 a 3 en el 24 paginas vs demás.

Además, siguiendo mi nuevo sistema, no reseño la mini de Anteriormente Conocidos como Liga de la Justicia, porque ya se publicó hace tres años en un formato más sensato. La reseña está en el archivo. Y en las otras reediciones, la de los Nuevos Titanes comienza el volumen 2, con la saga de Trigon, la última de Perez durante bastante tiempo, y es excelente, echale un vistazo aunque pasaras anteriormente de la reedición.

Pasando a reediciones Marvel, los tomos de Spiderman tienen esta semana la saga del clon original. No es tan mala como la de los 90, pero es de Conway, y es bastante mala de todas maneras. Mientras, en la reedición de Marvel Team-Up ponen el anual nº3 cuando tocaba el nº1. ¿Tiene eso algún tipo de sentido, aunque sea vagamente, o se han vuelto idiotas del todo?

Oh, y parece ser que Girls ha venido tan poco que te regalan los tomos que han sobrado con el nuevo tomo de Muertos Vivientes. Ya lo advertí. La próxima vez se lo pensaran dos veces antes de publicar una serie de Image de autores desconocidos y género dudoso, que además de malisima es hasta ofensiva.

En novedades americanas: Solo una de DC, y es Green Arrow Año Uno, por el equipo creativo de Perdedores. Por supuesto, el tono es realista y no superheroico, y tiene alguna exageración que no viene a cuento, pero parece una buena actualización y ampliación del origen del personaje.

En Marvel hay más cosas: Está Guerra Mundial Hulk: Gamma Corps, que es uno de esas miniseries timo salidas de un crossover pero que no sirven para nada, encima con la calidad que se puede esperar de Tieri. Está Aniquilación Conquista: Wraith, la primera de esta tanda de minis de guerra cósmica, esta vez un western espacial con un protagonista nuevo. El personaje parece chulo, aunque la historia de momento es únicamente mostrarnos lo chulo que es, y se queda algo corta. Está el especial verano de Iniciativa de los Grandes Lagos y Masacre, que aunque no es tan gracioso como la miniserie original, tiene muchas cosas geniales, incluida una burla demoledora del Personaje Más Estúpido Que Ha Existido, al que pronto se verá aquí. Y está Cinco Fantásticos, la miniserie derivada de Spidergirl de este verano, que es más convencional y trillada de lo que solía hacer DeFalco con los personajes, que ya es decir, y ni siquiera tiene a Paul Ryan.

Y pasamos a las pocas reseñas:

52 Nº10: No sólo es una portada chula, la tira de texto de debajo es la mejor hasta ahora, con diferencia. Además, la portada ocurre realmente, aunque de manera engañosa. La parte central del número es la presentación en serio de Supernova (aunque realmente ya apareció hace dos semanas), el sustituto de Superman durante 52. El resultado es, sobre todo, una historia de Mark Waid sobre lo que hace, o mejor dicho, como lo hace, Clark Kent durante su año sin poderes. Muy divertido, y muy al estilo Superman clásico, pese a que Superman no aparezca per se, demostrando que con o sin poderes, Clark es la leche. El misterio de Supernova (que por cierto, es una actualización/guiño bastante apropiado… el Nova original también suplía a Superman, y su identidad da una posible pista) sale al descubierto, y ya hay una posibilidad bastante evidente. Y enlazando con eso, ya que es probablemente a la trama a la que pertenece, tenemos una actualización del estado de Booster post-fracaso, recordatorio más que otra cosa. Luego, Johns vuelve con Black Adam, con una actualización del tema del Tratado de Libertad de Poder, que confirma un detalle, y enseña una serie de cameos (algunos chulos, aunque inexplicados) e ideas interesantillas sobre como funciona el tema de la política con superpoderes. Aunque el centro es un conflicto personal de Adam, que va al centro trágico del personaje más allá de su versión sanguinaria de justicia, a partir de un detalle que parecía sin importancia en un número anterior. Si sabes sobre historia de DC puedes imaginarte por donde van los tiros, pero si no, es buena caracterización, de todas maneras. Por último, Morrison hace un breve regreso para una nueva, quiza última, entrega de los Martes con Morrow. No hace mucho más que repetir y matizar cosas que ya sabíamos, pero le da suficiente emoción para dos páginas. El dibujo es de Batista, y es atractivo, limpio y elegante. Las escenas de Supernova y Clark son brillantes y divertidas, los cameos son reconocibles, y los personajes son muy expresivos. Todo lo contrario del dibujo de Jurgens en el complemento, que es inconsistente. Esta semana, recapitula la primera mitad de Crisis Infinita, para la persona que lea esto y no leyera aquello porque vivia debajo de una piedra. Patético. Muy Recomendado (9)

Robin Nº1: Pese a que la serie llega aquí al nº150, es la primera vez que hay serie regular del personaje por aquí. Lo bueno es que como es equipo creativo y dirección nueva, no necesitas saber nada del personaje para entenderlo. Lo malo son las otras circunstancias. En el guión debuta Adam Beechen, que era escritor de series de TV, incluida la de los Titanes. Desgraciadamente, Beechen es de los pobres recién llegados que están a las ordenes de Didio y sus secuaces, y les toca escribir encargos absurdos. Así que en esta primera saga, en vez de desarrollar la nueva situación de Robin o algo así, va de atar cabos sueltos de una serie cancelada de la Batfamilia y presentar un nuevo status quo lanzado desde arriba para unos personajes, que no tienen sentido. Es decir, se nota forzado, se nota gratuito, y es un cambio arbitrario y absurdo para el personaje que le quita lo interesante y contradice buena parte de su idea central, para convertirlo en un villano estereotípico. Podría haberse hecho bien, supongo, pero no así, así es un desastre con el que no ganas nada. Además, hay muertes gratuitas, incluida la de un personaje terciario que ya había muerto no hace mucho. Nueva Tierra, supongo. Es una pena que el argumento central de la historia sea tan malo, porque Beechen no lo hace mal por lo demás. Escribe un buen Robin, un Batman con una relación muy creible y humana con él, un misterio interesante (hasta que se revela, al menos) y escribe bien a una invitada que además demuestra lo idiotas que son en Planeta por no publicar Aves de Presa, porque menciona su genial saga de esos momentos. La nueva vida privada de Tim no es gran cosa, pero más que nada porque es típica y no muy diferente a todo lo que ya hicieron los guionistas anteriores de la serie. Hasta el dibujo de Freddy Williams queda bastante mejor que en Mr Milagro, siendo ágil y dinámico, aunque en las caras a veces se pase. El de Kerschl era mejor, pero no dura más que el primer número, por algún motivo. Y el traje nuevo pierde respecto al clásico. A ver si en próximas historias donde Beechen pueda hacer lo que quiera la serie mejora. Neutral (5)

Siete Soldados de la Victoria Nº1: Final del evento modular de Morrison, que pese a los muchos crossovers que han salido estos años, este es el más ambicioso, mejor estructurado y encajado, y que funciona a más niveles, grande y pequeño, por una diferencia aplastante. A Morrison le costó bastante terminar este especial, porque la historia era tan grande que le salía una conclusión del doble de páginas de las que le daban. Desgraciadamente, no le ampliaron el número de páginas (aunque quizá mejor, porque lo mismo ni habrían sacado aún el especial) y en un alarde de ingeniería, ha logrado cerrarlo todo en 40 páginas. A decir verdad, tendrían que haberle dado 49, para hacer la gracia y porque alguna cosa necesitaría un poquito más de espacio para estar perfecta, como lo de Klarion. No es que no esté muy bien así. Todos los personajes tienen su conclusión propia, tanto a nivel argumental como de desarrollo personal (excepto Frankenstein, pero es el que tenía menos historia personal, y su misión realmente concluyó en su mini), y son extremadamente satisfactorias. Tanto la historia de los Sheeda, como toda la historia pasada que se fue diciendo, como otras historias paralelas, se atan de una manera u otra, dejando una historia inmensa, entrelazando más de una docena de tramas de varias miniseries, de una manera jamás hecha antes. (Incluso ahora se entiende a que venía la miniserie de Mr Milagro, tanto para la historia pasada, muy en plan Kirby, como para la del presente, aunque un detalle queda confuso si no sabes de la historia original de los 7 Soldados de los 70) Frases memorables, algunas revelaciones y giros increibles, con un octavo soldado inesperado, como en la historia original, pero siempre basandose en pistas que ya ha establecido. Todo a un ritmo trepidante, con una infinidad de momentos chulos, ingeniosos o simplemente geniales, y montones de cosas originales en la presentación: Lo mejor son las páginas que reproducen un ejemplar del Manhattan Guardian, incluidos editorial, tira cómica y hasta un crucigrama, que da algunas pequeñas revelaciones (que en la traducción probablemente pierda el sentido, y una de las revelaciones sólo la dio en entrevistas) Pero la presentación no sería lo mismo sin el trabajo maestro de JH Williams III. Aparte de ser magnífico de por si, y hacer unas composiciones que literalmente, nadie se acerca a igualar, va más allá, y cada escena no sólo tiene una forma, adopta el estilo de cada uno de los dibujantes de las miniseries, e incluso algunos más, como Kirby o algún autor europeo en los flashbacks, y le sale perfecto. Esto es la culminación de una obra maestra, que sólo Morrison podía hacer. Si, si no has leido la mayoría de miniseries no pillarás nada, y tienes que haber leido detalladamente todas para captarlo todo. Pero claro, una obra tan cuidada y complejamente montada, se merece una segunda lectura detallada tratando de captarlo todo, y se disfruta enormenente. Y si no, se puede disfrutar como enorme historia genial de superhéroes. Pero tienes que verla para ver como se puede hacer mucho más con el género de lo que normalmente se hace. Muy Recomendado (10)

Supergirl y la Legión de Superhéroes Nº3: La historia continua siendo sobre todo de ver como reaccionan los legionarios ante Supergirl, y hay reacciones tan variadas como las personalidades de los legionarios. Es decir, tres o cuatro. Tiene su gracia a ratos, y al menos enlazan con su aparición cronológicamente anterior en 52, como posible explicación a que hace allí. Lo que es la acción/villanos continua siendo genérica, que es otro problema de la serie. Sin embargo, al final vuelve a uno de sus puntos fuertes, retomando cosas del primer año: Las consecuencias del ataque de Lemnos y la muerte de Soñadora, con varias escenas tremendas con Brainiac 5, tanto graciosas como con giros inesperados. El dibujo de DeKraker acabando a Kitson queda mejor que el de Kitson a secas, dandole más personalidad y rango a los protagonistas, sobre todo. Recomendado (8)

Transmetropolitan Nº11: Continua la Nueva Escoria. El primer número es el enfrentamiento cara a cara, mente a mente, entre Spider y la Bestia. Y la historia va por un sitio muy distinto de lo que se podía pensar por su anterior encuentro. La sorpresa es que, por muy bruto y cínico que parezca Spider, en el fondo es un idealista. Y la Bestia le da una lección de realismo, de pragmatismo terrible y amoral, contra el que Spider apenas tiene argumentos. Hasta ahora Ellis había idealizado a Jerusalem, pero esta vez ha equilibrado ambos puntos de vista. Si, si eres de mentalidad similar a los “buenos” de la serie, te parecerá horrible lo que dicen los “malos”, pero su visión está justificada. Lo escalofriante es que ese punto de vista explica a muchos de los políticos del mundo real. Es un número entero a base de diálogos entre dos personajes, en una sola habitación, sutil y sin casi histrionismos (para los estándares de la serie), y aún así es tremendamente entretenido. Y por supuesto, Spider tiene la última palabra, y es emocionalmente satisfactorio, pero no significa que haya ganado necesariamente el debate. El segundo número es un interludio, aún más minimalista. Es Spider paseando por la Ciudad, y contando lo que ve, simplemente. Pero tanto las cosas que ve, las que hace, y como las cuenta, tienen una carga emocional y una belleza brutal. Es una historia ligera y relajada, pero que sabe transmitir tristeza, nostalgia y alegría perfectamente, y te deja realmente mejor de lo que entraste. El dibujo de Robertson es perfecto también. En serio, este es uno de los números que demuestra lo muy por encima que están algunas series como esta de todo lo demás. Muy Recomendado (10)

Y eso es todo. La semana que viene Jovenes Titanes presenta a la nueva vieja Patrulla Condenada, 52 a la nueva vieja Batwoman, y quien sabe que más. Hasta entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: