Semana del 27 de Agosto al 2 de Septiembre

2 septiembre, 2007

Odio, odio, ODIO a Telefonica.

[Suena Boys Keep Swinging de David Bowie]

Hola a todos. Es la última semana de agosto, y eso significa dos cosas. Primero, que por primera vez desde mi primer año, he logrado mantener las reseñas activas y puntuales durante el verano. Supongo que estoy orgulloso. Segundo, que las editoriales principales siguen de vacaciones, excepto Norma, ya que según su extraño calendario ya estamos en septiembre, con lo que sacan una oleada de novedades, muy variadas.

Una que no voy a comentar es Midnight Nation, porque ya comenté los últimos números en mis primeras reseñas. Ve al archivo si quieres leer esas críticas. Pero bueno, resumiendo, es JMS con sus temas de siempre de responsabilidad, sacrificio, y levantarse y hacer algo aunque sea dificil y nadie lo haga. Pero al menos entonces sabía hacerlos bien, así que es tan recomendable como sus trabajos actuales no lo son.

Y otra es Jon Sable. Es uno de esos comics independientes de renombre de los 80 que no se habían visto aquí, que recuerde. Si te gustó el Flecha Verde de Mike Grell, es bastante similar, un investigador privado en el mundo real, ocupandose del tipo de casos de crimen típicos de la época. Bonito de mirar, además.

Por su parte, en Marvel hay un par de reediciones: Otro tomo de Spiderman de Michelinie/MacFarlane, donde se nota que la etapa iba a peor conforme Todd se volvía más Todd, y Elektra Vive Otra Vez, que no es tan buena como las etapas de Miller en Daredevil, pero sigue siendo Miller, post-Ronin.

Y Planeta únicamente termina su coleccionable de Superman, un año después (no confundir con Superman Un Año Despues). Es un buen punto para acabar, las series perdieron un poco el rumbo tras eso, con cosas como la horrible Pánico en el Cielo, y no lo recuperaron hasta la Muerte de Superman, que supongo que sería material para un segundo coleccionable.

Y ahora es cuando comentaría cosas americanas, pero no hay nada interesante esta semana. Eso es raro, no recuerdo que hubiera pasado antes. Mes de cinco semanas, que se le va a hacer. Pasamos a lo de aquí:

52 Nº16: Como la bonita composición de portada muestra, aquí es donde dos de las tramas se funden. Otras habían intersectado antes, pero era superficialmente, o de manera circunstancial, aquí realmente se juntan porque nos están mostrando dos facetas de la misma historia mayor. Y ambas historias terminan su primer acto o empiezan su segundo aquí: Por un lado tenemos la historia de Black Adam, que claramente es una tragedia en ciernes al estilo clásico, con imperios formandose y cayendo de manera inevitable por las acciones de un rey, y nos sirve para contarnos como está la política internacional en el Universo DC. El primer acto ha sido la reconstrucción, con Adam montandose su imperio y encontrando la felicidad perdida y una nueva manera de ver las cosas, mientras se plantan las semillas de su caida, tanto por parte de Intergang, como de los propios errores en la mentalidad tradicional de Adam de “descuartizalos a todos”. El segundo acto será seguir viendo esta nueva mentalidad, y ver a donde les lleva. Por el otro tenemos a Montoya, que está metido en un viaje heroico con una forma muy tradicional (aunque el género sea más terrestre que la mayoría, en plan género negro, porque es la parte que explora el mundo del crimen en DC), con Question como el maestro enigmático. El primer acto ha sido empezar el viaje (tanto de manera literal como filosófica), con la aceptación por parte de Montoya del camino que tiene que seguir, habiendo teniendo que tocar fondo antes. El siguiente empezará la transformación, se supone. La gracia de este número es como chocan las dos tramas: Ambas transcurren en el mismo sitio a la vez, pero ven el mismo acontecimiento desde dos perspectivas completamente distintas, y con dos guionistas distintos, a veces en una misma página: Rucka con Question y Montoya nos dan la perspectiva humana, callejera y oscura, mientras que Johns con Black Adam y familia nos da la divina, alegre y colorida. Y cada uno es bueno a su manera: Una tiene drama y tensión bien hecha, y elecciones difíciles, y la otra captura la diversión e inocencia de la familia Marvel al completo, incluidos personajes que normalmente no aparecen (en un último vistazo antes de que Winick los transforme en vete a saber que cosa “oscura”) y vende bien la relación entre Adam e Isis. Es creible, y entrañable. Y en general hay muchos buenos toques sutiles y simbolismos, y el contraste queda muy bien. (Por cierto, el título del episodio significa “Te quiero”) En el argumento no principal de esta semana, tanto Morrison como el equipo espacial reaparecen por fin tras semanas de ausencia con el fin de su primer acto. Poco más aparte de avanzar la historia por el sitio evidente y un chiste malo con Adam Strange. El dibujo es de Bennett, que hace un trabajo muy sólido, pasando bien de violencia callejera a alegría celeste, y de vuelta. Puede hacer un tiroteo callejero, una novia voladora en un traje impresionante y un tigre parlante pertenecer al mismo comic, y que todos queden bien. Buenas composiciones de Giffen también, separando las dos caras de la historia. El origen esta semana por fin tiene que ver con la historia principal, es el de Black Adam. Está bastante bien, y JG Jones recuerda que puede hacer otras cosas bien aparte de portadas, aunque por alguna razón no menciona nada de su conexión con la SJA. Muy Recomendado (9)

Authority vs Lobo: Justo lo que necesitabamos, un tomo reuniendo a dos ideas de un solo chiste que perdieron la gracia hace mucho. Esto son dos especiales, donde se reune el equipo creativo entero de las primeras miniseries de Lobo. Curiosamente, usa elementos del Especial de Navidad Paramilitar de Lobo, de entre todas las cosas, pese a que no es canónico porque tiene a Lobo y la Autoridad (versión pre-Revolución) en el mismo universo. Y la muerte de Santa Claus es la excusa para juntar a los dos grupos en dos especiales (uno de Navidad, que ya publicó Planeta hace 3 años,y otro de Primavera/Pascua) que son, esencialmente, lo mismo de Lobo de siempre, con la Autoridad mirando y siendo idiotas y poco más. Así que Lobo es muy bestia y muy malo, machaca y destripa a mucha gente y… realmente, no mucho más. Ni siquiera tiene las situaciones ridiculamente graciosas de las primeras miniseries, o los adversarios igualmente exagerados. Es simplemente matanza indiscriminada de la que Lobo originalmente parodiaba y que luego siguió su serie, con el ocasional comentario chorra al respecto que se supone que es gracioso. El dibujo de Bisley no ha cambiado, y sigue siendo espectacularmente (e intencionadamente) desagradable. Únicamente recomendaría esto a muy fans de Lobo y gente que le gustara el primer especial, pero justo esos saldrán perdiendo al tener la historia repetida. Muy hábiles, Norma. Evitar a toda costa (2)

Boys: Esta es la nueva serie de creación propia de Garth Ennis y Darick Robertson, que tiene que durar varios años, en plan Predicador o Transmetropolitan. Originalmente la editaba Wildstorm, hasta que en DC se dieron cuenta de que iba, y tuvo que largarse a una independiente para su segunda saga. Porque esta, me temo, es otra de las muchas diatribas sobre lo mucho que Ennis odia a los superhéroes. La mayoría de gente que los odia pasa de ellos, o dice lo que tiene que decir y se larga, pero no Ennis. Ennis machaca sus mismas tres ideas una y otra vez, y como esta es una de ellas, continua ridiculizando y masacrando parodias de superheroes, como si después de hacerlo muchas veces aun quedara algo de gracia en eso. Así que aquí todos los superhéroes son una pandilla de degenerados egoistas que matan espectadores en sus luchas. Es una pena que Norma acabe de publicar Niñatos, porque se ve claramente que Veitch ya hacía esos mismos exactos chistes hace 20 años, y no se han vuelto precisamente más frescos desde entonces. Y el protagonista es un cabrón muy duro. Es muy duro porque quiere pegar y matar a mucha gente y disfrutarlo. Es duro porque practica sexo humillante con su jefa. Es tan duro que hasta su perro viola a otros perros. ¿Ves lo duro que es?¿Ves como Ennis apenas ha hecho ese chiste antes? ¿Ves como eso no le hace guay y admirable como se supone sino odioso y detestable? Es el mundo de los tipos machotes duros de Ennis, y el que no sea así, o se transforma en eso, o es machacado horriblemente como los supertipos, o no merece ni nombre ni diálogo, como el frances y la chica del grupo titular. Y los 6 números son machacar ese mismo chiste una y otra y otra vez, pese a que no era ni original ni gracioso la primera vez. Hay algo de material decente en el personaje punto de vista, que genuinamente tiene motivos para odiar a los supertipos y que desde su punto de vista son superfascistas pasando del hombre de a pie en plan serio, en vez de ser chistes para ser machadados, pero esa posible buena historia está en conflicto con la de los malos chistes ultraviolentos, y en cuanto esa asoma la cabeza, la otra desaparece. Por supuesto, algo la salva Robertson, que es capaz de hacer impresionante y graciosa cualquier vieja chorrada. Pero Ennis ha hecho cosas mucho mejores, y esta es peor cada vez que la hace, demostrando que por mucho que se burle de los superhéroes, sus historias demuestran aún menos imaginación que el otro género. Ideal si te gustó Pro, pero pensabas que necesitaba más violencia. O si quieres ver a un montón de personajes odiosos masacrandose mutuamente. Neutral (5)

Capitán Atom: Armageddon Nº2: Final de la miniserie, y por el final queda claro el objetivo, que es relanzar el universo Wildstorm. De hecho, hasta hay una página de avance de las nuevas series, con sus dibujantes respectivos. El universo Wildstorm actual, sin embargo, sigue siendo un lugar profundamente aburrido, como esta miniserie demuestra: Todos los personajes que salen menos el Capi son superhéroes genéricos con problemas de actitud, practicamente intercambiables y sin interés, vivan en el espacio o lleven trajes horteras. El otro problema es que los personajes realmente no hacen nada en toda la historia: Aparte de enfrentarse entre si como idiotas ocasionalmente, nada de lo que hacen influye en el devenir de la historia. El argumento avanza por exigencias del guión mediante excusas cósmicas inexplicables continuamente, desde el principio hasta el Deus Ex Machina final que surge de repente. Así que son cuatro números de varios superhéroes sentados no haciendo nada útil, hasta que a alguien se le ocurre la solución final, que por cierto, le quita todo el drama al último capítulo, porque cuando empiezan a pasar ciertas cosas, ya sabes por donde van a ir los tiros. Oh, y el final encaja con el retorno del Capi Átomo en Batalla por Bludhaven, pero no con el de Crisis Infinita. El dibujo de Camuncoli no es demasiado malo, aunque se pase con las caricaturas de las caras, y no le de mucha fuerza a tanta energía en juego. Más le vale a Wildstorm que su relanzamiento no sea tan malo como esto (aunque dado que sus dos series principales están DOA, quizá es mucho pedir), y que Pfeiffer deje de escribir chorradas mandadas por la editorial si no quiere quedarse con una mala fama. No Recomendado (3)

Ex Machina: En Pie de Guerra: Con la siguiente saga, apenas a dos de la edición americana. Esta vez Vaughan se deja a un lado los elementos de ciencia-ficción de la serie, y practicamente todo lo del pasado de Hundred como superhéroe, para tener una historia que es esencialmente sobre el Alcalde Hundred haciendo de político, aunque use sus poderes al final. Como el título indica, esta vez el tema es la Guerra de Iraq, con la gracia de que, como la serie transcurre hace un par de años, estamos viendo el principio, antes de que se fuera completamente al infierno. Pero como incluso entonces había mucha resistencia, eso causa problemas políticos, que se complican bastante más que en el mundo real, y de eso va la historia. Y es la más floja hasta ahora, con diferencia. No sólo no tiene la parte más interesante de la serie, (hay ocasionalmente alguna pista intrigante, pero pocas y vagas) es que de la otra parte tampoco hay mucho que decir, ya que el debate moral que tiene el protagonista no tiene mucho que debatir. Algunas de las repercusiones de lo que pasa son buenas, aunque mezcle incomodamente cosas que han pasado tal cual en la vida real con cosas que sólo pasan en la ficción. Y encima, de nuevo, es otra historia que acaba desembocando en una busqueda policial de un culpable misterioso. Aunque aquí sea solo una excusa para lo demás, Vaughan está abusando demasiado de esa muleta. Oh, y si quiere que importe que esté en juego la vida de un secundario, debería haberlo desarrollado más antes. Me temo que es un fallo, aunque el dibujo de Harris sea tan bueno como siempre. Y luego, para terminar el tomo vienen dos especiales, fuera de la numeración por dos motivos: Primero, para que Harris sea el único dibujante de la serie regular, porque estos los dibuja Chris Sprouse, ya tras Tom Strong, y lo hace igual de bien de Harris, aunque con un estilo ligeramente más suave y menos realista. Y segundo porque tiene un tono muy distinto de la serie regular. En vez de historias de un político con elementos fantásticos con flashbacks a su pasado superheroico, es una historia de un superhéroe con elementos realistas y flashforwards a su futuro político. Y eso es, una historia de superhéroes con una forma un tanto tradicional, con archienemigo con gran plan y manera ingeniosa de derrotarlo y todo (respondiendo así a un misterio mencionado anteriormente), pero presentada de manera más realista, con muy buen diálogo, y la sensación de que esta gente actua y vive en un mundo real donde se han colado un par de elementos de un mundo superheroico. Es bastante divertido de leer, aunque la historia sea típica, y el flashforward es muy bueno, de por si y enlazando con la historia principal. Es bueno ver que la serie da más de si que la fórmula que tienen a veces. Recomendado (8)

Fray Nº1: Años después de que se publicase originalmente, llega aquí esta miniserie, que es, esencialmente, una versión de ciencia-ficción de Buffy, es decir, las aventuras de una Cazadora en el futuro. Se nota que se escribió hace años, porque no encaja del todo con el final de Buffy. Es el primer comic de Whedon, donde quería mezclar algo que ya conocieran sus fans, con algo nuevo, y aprovechar la mayor libertad que tiene el comic. Desgraciadamente, eso acaba jugando en su contra, porque lo que parece impresionante en TV, es mundano en un comic, y aparte, la temporización necesita ser más rápida (problema que también tiene en sus siguientes comics, así que no ha aprendido). Sin embargo, ese no es el mayor problema de la historia. El problema es que esta serie tiene muy poco de lo que hace interesante a Buffy (no tiene a los secundarios muy divertidos y sólidos que llevan buena parte de la serie, no tiene casi nada del humor, no tiene la situación de Instituto y su metáfora acompañante que sirve para tratar temas y situaciones universales con los que cualquiera puede empatizar), y a diferencia de las otras creaciones de Whedon, no pone nada interesante en su lugar. Tiene una buena (aunque algo típica en comparación con Buffy… imaginate a una Faith sin que hubiera habido Buffy, y te acercarás mucho) protagonista, la apropiadamente llamada Fray, y un mentor bastante chulo. Y ahí acaba lo interesante. El argumento es la llamada a la acción heroica habitual, sin mucha innovación. Y el futuro donde transcurre es una enorme colección de tópicos malos, un mundo post-apocalíptico sin ley donde a los humanos les cuesta subsistir junto a monstruos genéricos, y que mezcla aleatoria e incongruentemente elementos de ciencia-ficción con maneras de vivir arcaicas. Lo típico, machacado hasta la muerte en los 90, sin nada imaginativo en presentación o tema. Hasta el diálogo de Whedon tiene menos chispa que en otros trabajos, aunque no esté totalmente ausente de ella, sobre todo en el diálogo entre los dos protas. El dibujo de Karl Moliné es agradable, aunque le falte depurarse en los detalles y la consistencia. En cualquier caso, hace buenas escenas acrobáticas con Fray, que es chula en si, al igual que su “Vigilante”, aunque a cambio los vampiros y otros monstruos dejan que desear. No es ni de lejos el mejor trabajo de Whedon, pero sus muchos fans querrán echarle un vistazo de todas maneras. Neutral (6)

Promethea Nº2: “Si no existiera, tendríamos que inventarla”. Muy apropiado. Otra reedición, así que seré breve. La primera mitad del tomo es más o menos como el tomo anterior, mezcla de aventura imaginativa, y explicación de la historia pasada y funcionamiento de Prometea. Muy bueno en algunos momentos, muy imaginativo, y saliendose de lo esperado a veces, como en la manera de derrotar a sus archienemigos. La otra mitad ya es otra historia, porque empieza el objetivo nada oculto de que la serie sea una lección de magia por parte de Moore. Primero viene un número entero dedicado a la primera lección, en forma de sexo. Ese no funciona mal, porque aunque el tema de la charla sea esotérico y sólo vagamente interesante, al menos ocurre algo para los personajes mientras el discurso, y realmente pasan cosas que afectan a la historia más que tener a alguien soltando parrafadas y Sophie asintiendo. Después se cambia totalmente de ritmo para una historia de acción bastante convencional, decente quizá para un comic de superhéroes normal, pero decepcionante en esta serie. El chiste es que el formato apaisado imita el aspecto de una película de acción, desgraciadamente, también imitan la falta de imaginación de la mayoría. Y en el último capítulo empieza ya la pesadez de dirección de la serie que dura todo el segundo tercio, de tener a alguna cosa mágica dando una lección magistral sobre alguna chorrada mágica u otra, en este caso el Tarot, en vez de tener una historia. Fascinante si te interesa el tema, soporífero si no, porque no dice nada más que la lección de turno. El dibujo de JH Williams y no me canso de decirlo, no sólo es maravilloso de por si, la cantidad de técnicas distintas y de maneras de jugar con el formato de la página del comic, le hacen estar en una categoría aparte que la mayoría de dibujantes, y se nota muchisimo al leerlo. Muy Recomendado (9)

Ultra: Justo lo que todo el mundo pedía, otro trabajo de los creadores de Girls, dado el gran “éxito” que ha tenido. Para ser honestos, este fue su primer trabajo, y no es ni de lejos tan malo como Girls. La idea es bastante evidente, es como Sexo en Nueva York, pero con superheroinas. O quizá como una de esas muchas series de una soltera de éxito que trata de ligar en la gran ciudad, porque aunque empieza con el grupito de amigas cotillas repelentes, la serie enseguida se centra en la más normal, simpática y no superficial de ellas. Hay un prólogo que no funciona, porque trata de poner la revelación de que es una superheroina como una sorpresa al final, cuando la portada ya te lo dice, así que no sirve para nada, en vez de establecer el tono de la serie como debería. Y a partir de ahí… es decente. Las dos partes pegan sorprendentemente bien, con Ultra tomandose lo de ser superheroina como un trabajo, como podría ser modelo o actriz, pero sin dejar de ser heroica al respecto. Pero la parte superheroica es la típica que se ha visto mucho recientemente de superhéroes como celebridades, sin ninguna idea particularmente original. Y la parte de drama femenino también es competente, pero llena de tópicos. Es la típica historia que puedes ver en una de esas series o películas americanas hechas con molde. Y aunque Ultra es un personaje principal agradable, se nota que las mujeres no hablan como mujeres, sino como una aproximación masculina a tal. Lo más original son los anuncios y entrevistas que imitan a las revistas para mujeres, pero con super-elementos. Desgraciadamente, van en serio, sin crítica al respecto o ni siquiera ironía, como si no fueran ridículos, que es otro problema con el tono de la miniserie, que se toma demasiado en serio chorradas superficiales ñoñas, aunque al menos no es el centro de la historia. El dibujo de los Hermanos Luna no está nada mal, es claro y agradable, aunque hagan a todo el mundo del mismo sexo demasiado similar. No es algo particularmente recomendable, pero al menos no es un desperdicio total. Neutral (6)

Y eso es todo por este mes. El mes que viene, vuelta a la acción seria: Guerra Civil continua en todos lados: Las dos series principales, Capitán America, Cuatro Fantásticos, Nuevos Vengadores y Spiderman. Superman tiene nuevo equipo creativo, Daredevil comienza una nueva historia más aventurera, Lobezno vuelve a los Orígenes, Patrulla-X continua el Ascenso y Caida del Imperio Shi’ar, Eternos se acerca al final, X-Men termina Supernovas, Ultimate Spiderman termina la Saga del Clon, y Factor-X termina su primer año con el enfrentamiento con Investigaciones Anomalía. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: