Semana del 10 al 16 de Septiembre

21 septiembre, 2007

Comenzó la sexta temporada de 24, y ya deberías saber como funciona el rollo a estas alturas. Es lo mismo de siempre, pero al menos logran que no se haya gastado aún la fórmula, al menos de momento.

[Suena Watching the Detectives, de Elvis Costello]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, todo comics normales (5-5 entre 24 páginas y 48, todo un recordo), aunque hay un par de novedades, así que no es ligera del todo. Eso si, señalar que con esta semana, logro haber hecho reseñas todo el verano sin faltar, por primera vez desde mi primer año. Así que parece que los días donde no podías fiarte de que las Críticas Reconstructivas apareciesen cuando tocaban han quedado atrás… de momento.

La mala noticia de esta semana es que los que en la porra de “¿Cuándo va a cagar Planeta 52?” tuvieran la semana 18, parece que han acertado, porque aquí no ha venido, y no tengo claro que haya venido a otros sitios. En cualquier caso, la gracia de la serie semanal es que, ya sabes, salga todas las puñeteras semanas. Y si puedes enviar otras series que no corren prisa, deberías enviar la serie que realmente tiene que salir cada semana. Esta falta de profesionalidad no pasa con otras publicaciones semanales, bastante más complicadas de hacer (porque tienen que hacerlas cada semana, no sólo traducir pobremente un material que tienen desde hace meses), no se porque no se puede exigir de una maldita empresa que se supone que es profesional y consolidada. Ineptos totales. Para no perder el ritmo, reseño el número que habría salido si en Planeta cumplieran lo que prometen.

En fin, pasando a las editoriales que al menos cumplen por lo general las fechas pactadas (y cuando no, al menos avisan y se disculpan), tenemos Infinity Inc, que es un spin-off de 52, aunque no puedo decir la trama exacta o la premisa hasta dentro de 3 semanas, por aquello de los spoilers. Es una premisa que le pega bastante a Peter Milligan, aunque va por un camino bastante distinto al predecible. De hecho, no está muy claro por qué camino va a ir, pero lo que está claro es que no va a ser una serie de superhéroes tradicional. De momento tiene muchas ideas interesantes, bastante propias de Milligan, aunque habrá que ver si van a algún sitio bueno o se quedan en eso.

En Marvel, los dos lanzamientos de la semana son bastante irónicos, sobre todo a la vez. El primero es Capitán America: Los Elegidos, que básicamente es un Capitán America: El Fin, al que le cambiaron el nombre por, ya sabes. Está escrito por el creador de Rambo, y de momento es una historia sobre lo inspirador que es el Capi para los soldados. No es propaganda estúpida, pero es de ese tipo de historias, aunque es posible que tenga algo más interesante que decir más tarde.

La otra es Iron Man: Llega el Mandarín, que es la siguiente en la tanda de miniseries que transcurren en el pasado de Joe Casey. Es una historia convencional de superhéroes ligeramente inteligente, y por tanto, bastante mejor que cualquier cosa que hacer ahora con el personaje (no es de extrañar, ya que lo mejor del personaje desde el último relanzamiento fue otra miniserie de Casey, por supuesto, inédita aquí). Chachi por parte de Marvel darse cuenta de que hay público que quiere ver a Iron Man como algo que no sea un fascista enlatado.

Y ahora, pasamos a las reseñas. Allá vamos:

52 Nº18: Buena portada imitando las viejas novelas pulp de misterio. Esta semana es la de los cambios entre el guión y el producto terminado. La historia principal esta semana es de Waid, y comienza el segundo acto de la historia de Ralph Dibny. Si el primero era el rollo con el Culto de Connor y la primera aproximación a la resurrección, este va a ir por un camino bastante distinto: Un viaje místico de aprendizaje, que servirá para explorar el lado mágico del Universo DC. En este número se presenta a su guía, y en general vemos más consecuencias del cambio de era de la magia en Dia de Venganza: Las nuevas reglas se explican en una página en cuya composición se ve el estado actual de varios héroes místicos (incluido lo que le pasa a Aquaman durante 52), y vemos también al Pacto Sombra por última vez en sus trajes actuales, en una aparición que no encaja cronológicamente con su serie, y hasta la portada lo menciona. Y el final es menos ambiguo de lo que pueda parecer, teniendo en cuenta que es magia. Es una buena presentación para la dirección de todas maneras. Y siendo Ralph Dibny, hay una parte de misterio, al estilo Sherlock Holmes, pero exagerado y con fantasía. Esa parte es más divertida, con la presentación de los Croatoas, un grupito de detectives, la mayoría conocidos, que tiene muy buena pinta, y por supuesto, el Detective Chimpancé roba las escenas donde sale. Y se deja un misterio o dos a la larga, que también es bueno. (El cambio inexplicable es que originalmente los Croatoas decían que habían descubierto al negro de Shakespeare como credenciales, en vez de la referencia televisiva que sale finalmente) Después, volvemos a las historias de Questoya y de Black Adam, ahora juntas, y esta vez escritas por Rucka (se nota, porque Adam actua algo distinto de lo normal), que nos cuenta que han estado haciendo desde la boda, como avanza el viaje personal de Montoya, y hacia donde va a ir ahora la historia. No es sólo eso, también está la interacción muy buena entre Vic y Montoya, tanto seria como desternillante. Y esta vez directamente quitaron una página (sólo son 19 de historia principal), que iba la primera, de Montoya divirtiendose. Habría sido divertido. Por último, Johns retoma la historia de Booster Gold, con el inconveniente de que sigue muerto. De todas maneras, precisamente aquí se presenta una posible manera de seguir con la historia pese a eso, bastante original. Además de eso, se ve otra de las repercusiones de la muerte de Booster, que intenta ser a la vez graciosa y triste, pero ambos aspectos no encajan bien. Da para una serie de cameos extraños y poco conocidos, y una referencia a Bulleteer, al menos. Y no es creible que no haya más personajes conocidos (aunque en la idea original salía Fuego, que sería apropiado, no se porqué al final no la dibujaron) El dibujo es de Barrows, que hace reconocibles y bien al montón de personajes que salen, y hace buen trabajo con las expresiones faciales, sobre todo con Question y Montoya, aunque a veces se pasen de raras.

Precisamente toca el orígen de Question, que básicamente resume el orígen y planteamiento de la versión de los 80. La cosa es que pese a que no tiene espacio para mencionar algunas de las cosas importantísimas que le han pasado, si tiene para meter un retcon sobre la conexión entre el orígen de su máscara y un olvidadísimo villano de Batman de hace décadas. Mark Waid, ya sabes. El dibujo es de Bennett, que ya ha demostrado en la serie que lo hace muy bien, dandole un tono muy similar al que le daba Cowan en su serie. Recomendado (8)

Astonishing X-Men Nº6: Termina la tercera saga de la serie, aunque en realidad se nota que es todo una historia larga, porque la saga realmente termina en un continuará. Y tiene el mismo problema que la serie hasta ahora: Leido de un tirón probablemente no quedará mal, pero con un mes de espacio entre capítulos, se hace interminable. Es decir, han sido cinco meses de una escena de pelea, y no una precisamente compleja. Es demasiado, lo mires como lo mires. Y aún más con la revelación en este número sobre los villanos, que por un lado tiene mucho sentido (y si entornas los ojos, puedes hasta encajarla con lo que hizo Morrison sin ser una completa contradicción) pero por otro hace más inútil aún toda esta pelea. Como siempre, hay momentos muy buenos, diálogos con mucha chispa, y muy buen dibujo. Pero el argumento es muy convencional y estirado, y eso compensa negativamente todo el buen acabado. Recomendado (7)

Capitán America Nº23: Sigue Guerra Civil, aunque Brubaker esta vez, sabiamente, lo usa para seguir sus propios argumentos al margen del destrozo que estan haciendo del prota principal en la miniserie. Este mes, toca Bucky Cyborg. Es una historia de espías decente, de las que se le dan bien a Brubaker, aunque las ha hecho mucho mejores. Tiene algo de intriga, pero no demasiado, algo de acción, competente pero no excesivamente chula, y el retorno algo anticlimático de cierto personaje, aunque en un momento apropiado. Más o menos, lo que se espera de la etapa hasta ahora, en sus buenos momentos. La escena final con dos villanos, es bastante dudosa, eso si. (Hablando de lo cual, ¿para cuando los Libros de Muerte, Panini? Para una cosa que le sale bien del todo a Brubaker…) El dibujo de Epting es tan sólido como siempre. Recomendado (7)

JLA Vol.2 Nº1: Realmente este es el relanzamiento de la serie con el título original de Liga de la Justicia de America, pero en Planeta no lo han traducido porque no les apetece hacer un logo tan complicado, o piensan que la gente es tan tonta que se confundirá de serie, o vete a saber que otra chorrada. El encargado de relanzar la serie es Brad “Llevaré un lanzallamas por si acaso” Meltzer, que ya demostró en Crisis de Identidad que le tiene mucho cariño a la Liga de la Justicia clásica, tanto que tiene que violar y matar a sus miembros en historias estúpidas. Así que ya sabes a que atenerte. Este número realmente lleva dos números: El auténtico nº1, y el nº0 previo. El nº0 se sale de la numeración normal porque transcurre antes de que se empiece a formar la nueva encarnación del grupo, y es una extraña historia sobre la relación entre los tres héroes principales de DC, entre si y con la Liga de la Justicia, a lo largo de los años, lo que se traduce en una serie de flashbacks y flashforwards, la mayoría de una página. Lo que pasa es que con tan poco espacio para cada salto, y siendo tan bruscos, algunos son un tanto confusos y difíciles de entender, y algunos de los del futuro son casi impenetrables. Más aún, realmente está pensado para gente con un amplio conocimiento de la historia del Universo DC, porque no se molesta en explicar muchas de las situaciones de los flashbacks. Así que si no sabes a que se refieren, te perderás bastante de la gracia, si no de que hablan enteramente. Aparte de eso, algunos de los flashbacks son bastante buenos (explicar más de 20 años después donde estaba Superman durante la boda de Donna Troy… si, ese ese tipo de referencias) y otros son las ñoñerías tontas para “humanizar” a los personajes de Meltzer. Igual para los flashforwards, algunos son ideas potencialmente interesantes (una de ellas suena a consecuencia de 52) y otras son chorradas que suenan fatal. Además, Meltzer sigue con su “cualquier tiempo pasado fue mejor”, en este caso escribiendo a Wonder Woman con todas las estupideces que se eliminaron en la Crisis original, que más vale que sean manías suyas y no nueva política post-Crisis Infinita. La gracia principal del número, de todas maneras, es que cada escena es de un dibujante, con las del pasado la mayoría de dibujantes apropiados (Perez en la susodicha boda, McDonnell, Maguire y Porter en las de sus respectivas Ligas, Jimenez en CI…) y las del futuro por varios dibujantes famosos, casi todos muy buenos. Bien elegido.

El nº1 va de ir reuniendo a la nueva LJA, pero lejos de hacerlo en el número, Meltzer toma el camino de estirar la historia a 6 números. Lo que es una memez, sobre todo al tratar de darle intriga, porque entre la portada (por cierto, bien por Planeta por publicarla entera) y los personajes que salen en la propia historia, está claro cual va a ser la nueva alineación (que curiosamente, incluye a tres personajes con hijas pequeñas… de hecho, casi todos tienen hijos ahora mismo). Así que hay una serie de escenas peñazo que no sirven absolutamente para nada. Además, chafa el final de una de las tramas de 52, porque a los editores se les olvidó reservar a los protagonistas de esa en concreto, por ser la séptima. Por lo demás, es Meltzer haciendo lo mismo que la última vez: Todo el mundo llamandose por el nombre de pila aunque no se conozcan y mencionando detalles personales como atajo para denotar humanidad, narración omnipresente lenta… y… pesada, cortes rápidos entre escenas para denotar tensión, cosas que ocurren absurdamente por exigencias del guión, mucho lloriqueo para denotar que esto es emocional. vistazos a como funciona el mundo de los villanos de tercera, y ocasionales buenos momentos y diálogos entre personajes, la mitad de los cuales requieren conocimientos de los personajes de antemano para tener gracia. Añadele el horrible dibujo de Ed Benes, que sólo sabe dibujar una cara y una expresión, sólo sabe dibujar cuerpos de Barbies y Kens, y lo llena todo de rayitas, y no queda algo precisamente bonito. Claro, que si te gustó Crisis de Identidad y crees que sus portadas no eran vomitivas, echale un vistazo, por fin DC tiene algo para competir con Nuevos Vengadores. Neutral (5)

New X-Men Nº25: Prácticamente todo un número de pelea contra robots. Nada particularmente original, ni demasiado aprovechamiento de los personajes, ni divertido, pero al menos hemos dejado atrás las masacres absurdas y a los villanos estúpidos. Y al menos Forja tiene un momento donde brilla después de haber estado exactamente en la misma posición durante varios números. El dibujo de Paco Medina empieza a mostrar signos de promesa, aunque sigue exagerando demasiado a los personajes, faltandole claridad en los detalles y esforzarse bastante más en los diseños: El nuevo modelo de Nimrod no es moderno, es un robot cutre de juguete. Neutral (5)

Runaways Nº6: Final de Control Paterno, y es una gozada, como suele ser esta serie. Momentos épicos, momentos graciosos, muchisima tensión y drama, emociones palpables a flor de piel, todos los personajes teniendo su papel y su desarrollo… todo perfectamente montado, y con un final triste e impresionante a la vez. Vaughan cumple lo prometido, y mata a uno de los protagonistas, y demuestra como se hace: No es en absoluto obvio quien va a morir (bueno, a menos que hayas mirado las portadas de Guerra Civil, porque en Marvel son geniales en ese sentido), y hace una muerte memorable, apropiada para el personaje a varios niveles, y realmente emotiva y que abre nuevas direcciones para otros personajes. Y a cambio, como suele pasar, mete a un nuevo miembro, que aunque algo redundante en algunos aspectos, introduce una serie de temas muy interesantes que tratar. El dibujo de Alphona está a la altura del guión. Todo el mundo debería leer esta serie y aprender de ella. La traducción deja que desear, eso si. Muy Recomendado (10)

Superman Nº4: ¿Qué tienen en común las dos sagas que hay en este número? Pues que las dos son las primeras de sus equipos creativos, y que ninguna de las dos ha terminado aún en EEUU (y eso que las series se llevan 11 números con la edición americana). Además, ambas terminarán en un anual después de muchos retrasos, y será la última saga de sus dibujantes además de la primera. Es un poco desastre como han llevado las series este año. Al menos en el caso de Superman, los retrasos estaban relativamente preparados, porque sabían de antemano que Pacheco no podía hacer 8 números seguidos, y habían planeado descansos en medio. Los de Action son los incomprensibles, porque es una saga de 5 números nada más, y el dibujante no solía ser tan tardón. Pero bueno, en Superman continua Camelot Cae, que a diferencia de muchas sagas largas recientes, va rápido y pasan muchas cosas diferencias, en vez de estirar una sola idea. Esta vez empieza una subsaga que es una historia de futuro apocalíptico. Este tipo de historias están muy vistas, pero Busiek sabe como hacerla interesante: En parte mostrandonos como se llegó a ese futuro, que es divertido de por si, en parte siendo más de cómo reaccionan diversos personajes a esa situación futura (y como han cambiado algunos) y en parte teniendo interrupciones en la narración, para que no se olvide que esto es parte de una historia mayor. La actitud cínica de Arion ante todo esto es maravillosa, hay momentos poderosos, buenas ideas aquí y allá, y el dibujo ayuda bastante: Pacheco hace algunas imágenes impresionantes como la de la página del título, y algunos buenos diseños, aunque se pase con su afición por los ponchos y ropas similares. Y luego está la llegada del nuevo equipo creativo a Action Comics. Coescribe Geoff Johns, que suele ser buena señal. Pero coescribe también Richard Donner. Donner es famoso porque dirigió (que ni siquiera escribió) la primera película de Superman, y vaya si se nota, porque se pasan varias escenas trayendose ideas de allí a los comics. Ahora la Fortaleza de la Soledad es como la de la película, y también toda la relación de Superman con la cabeza flotante de su padre (que sin embargo no se parece a Marlon Brando, sino a Kenny Rogers) y su alienación con respecto a los humanos y chorradas similares que nunca han pertenecido a los comics. Pero ese no es el problema principal del número. El problema es que el número tiene, literalmente, una idea. Es una idea potencialmente interesante, aunque tenga posibles problemas a la larga. Pero es que aparte de reestablecer cosas básicas, no hace nada más. 22 páginas para decir hola y presentar una idea, y apenas empezar a hacer nada con ella. Hay unas 3 o 4 páginas de Superman volando hacia sitios sin que pase nada más, y splash pages de gente hablando. Y por bueno que sea el dibujo de Adam Kubert, no justifica el hecho de que esta sea una historia de 8 páginas, siendo generoso de 11, estirada a 22. Es un timo, y más expuesta junto a una serie hecha como se debe como es la otra. Es un mal comienzo, ojalá mejore. Recomendado (7)

Torre Oscura: El Nacimiento del Pistolero Nº1: Hace un par de años, Joe Quesada anunció que Stephen King iba a trabajar para Marvel. Pero como además de un Gordo Cabrón es un mentiroso, la realidad era otra. En realidad lo que había hecho era autorizar un comic de su serie de novelas de la Torre Oscura, con argumento de su ayudante Colin Firth, y guión de Peter David, acostumbrado a adaptaciones entre medios. Mentiras iniciales aparte, es una gran idea, y deberían hacerse más así. Esta miniserie, la primera de una serie proyectada, cuenta el orígen del protagonista de la serie, basandose en unos flashbacks en una de las novelas que se dedican a expandir. No habiendo leido las novelas, no puedo decir lo fiel que es al original, pero por lo visto es bastante. Lo que es, es accesible a un lector nuevo, no asume que sabes nada, y va explicando lo que necesitas saber a lo largo del número, lo que es un objetivo cumplido. El número presenta lo suficiente del mundo de las novelas (básicamente, una mezcla entre un mundo mágico y el salvaje oeste) como para hacerte una idea del tono, aunque haya muchisimas cosas que no se expliquen. Por supuesto, dependerá de lo que te guste uno de esos dos géneros (el western no aparece mucho en este número, pero el final promete que irá a más), pero eso era de esperar. La otra parte del número es presentarte el inicio del viaje a la madurez del protagonista en cuestión, que aunque convencional en algunos aspectos, está hecho con suficiente fuerza, y algo de ingenio, como para hacerlo interesante, y el final promete. Así que de momento es intrigante para los no iniciados, si no más. En cuanto al dibujo, Jae Lee ha renunciado a la oscuridad que solía tener, para quedarse en un estilo claro pero atmosférico, con fuerza en los protagonistas en la acción, algo similar a Kubert en Origen, pero sin las exageraciones. Y además, hay una sección de texto al final, pero en vez de aclarar cosas sobre el mundo de la serie, simplemente describe de manera interminable un mapa fantástico muy típico. En cualquier caso, no es un mal comienzo en absoluto, y llamar la atención de un público nuevo potencial con buen material es siempre bueno. Recomendado (8)

Ultimate Fantastic Four Nº20: Sigue el homenaje de Mike Carey a Jack Kirby, y se hace más pesado en cuanto más dura. Introducir homenajes a otras compañías como chiste es una cosa. Hacer que una historia de 6 partes sobre ellos, como mínimo, es tener caradura y falta de creatividad. Y si encima la historia gira en torno a ellos, con los supuestos protagonistas prácticamente como estrellas invitadas que no hacen nada más que reaccionar ante todos los conceptos presentados como nuevos, pero que en realidad son copias descaradas, ya es demasiado. En este número, versiones de muchos más personajes del Cuarto Mundo, sólo que con las ideas cósmico-kitsch de Kirby sustituidas por ideas casi incomprensibles de ciencia-ficción algo más moderna, y poco más. Especialmente mala es la presentación de la versión de cierto villano, que en vez de un personaje interesante y complejo de por si, es reducido a copia barata de Darkseid. Es precisamente ese tipo de cagadas (presentar versión de un personaje como un chiste sin nada que ver con el original, de manera que el siguiente guionista tiene que cambiarlo completamente para poder hacer algo potable) que han causado inconsistencias en la línea Ultimate y habría que evitar. Y si no pillas los homenajes, lo que queda es muchísima información enrevesada sobre muchos personajes y conceptos que Carey no se molesta en hacer particularmente interesantes. El dibujo de Ferry está bien, pero toma muchos atajos en los diseños, que son bastante similares entre sí. Y ya tiene coña que abandonara a medias una de las mejores versiones de los personajes originales para hacer una mala copia. No Recomendado (4)

Y: El Último Hombre Nº12: Termina lo de los Hijos de Arizona, y se expande más en su estúpida manera de pensar, muy creible y consistente, pero a la vez tan tonta que se aprecia cuando les dan lo que se merecen. De paso, le pasan cosas tremendas a los tres protagonistas, que demuestran que pueden sorprender cada uno a su manera. Y un cliffhanger muy bueno, además. La segunda empieza una nueva historia, y la interacción con el personaje nuevo de turno es un tanto redundante con otras que hemos tenido hasta ahora, pero con un final decididamente distinto. Yorick actúa de manera algo idiota, pero comprensiblemente hasta cierto punto. Y Vaughan aprovecha para hablar de otros temas, tanto sus conocimientos arcanos de detalles interesantes históricos, como de situaciones post-genericidio, siempre sobre el tema a mano. El dibujo es bueno, pero no tanto como con Guerra. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo esta semana. La semana que viene, Batman continua lidiando con su hijo, Catwoman con su hija, Flecha Verde y los Jóvenes Titanes explican que pasó durante el año de 52, y en 52, Booster Gold vuelve a tener importancia sin importarle el pequeño detalle de estar muerto. Bueno, eso, si en Planeta se dignan a sacar el número que toca. También deberían salir los tomos de Panini, pero no he mirado cuales son, no vaya a deprimirme de antemano. Algo de Guerra Civil caerá, seguro. Hasta entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: