Semana del 17 al 23 de Septiembre

28 septiembre, 2007

Si te gustaba la Hora Chanante, le han cambiado el nombre a Muchachada Nui (manteniendo el mismo formato y buena parte de las secciones, cambiadas de nombre, eso si, por asuntos de derechos, supongo) y han empezado a ponerlo en la 2. Y si no la has visto nunca… es humor absurdo y bastante chorra, pero con cierto ingenio. Es para gente con un sentido del humor muy particular, eso si.

[Suena Highway to Hell, de AC/DC]

Hola a todos. Bienvenidos a las primeras reseñas del otoño. Esta semana, prácticamente todo tomos de Panini, que han compensado que no sacaron mucho en verano para inundar esta semana. Diría que 8 tomos en una semana es demasiado lo mires como lo mires, especialmente si 4 son del estúpido crossover de turno, pero bueno, yo no soy el que los tiene que pagar. Por su parte, Planeta sigue sin sacar 52 al día aquí. De nuevo, decir que no sirve de nada sacar la serie en 52 semanas si lo que haces es saltarte una semana y luego sacar dos otra semana, o sólo sacarlos en algunos sitios. Bueno, si sirve, pero no estás sacando una serie semanal como tienes que hacerlo.

En el apartado de cosas que no reseño, Hellblazer empieza la etapa de Ennis, que es probablemente la mejor de la serie, con la saga más famosa, Habitos Peligrosos. Desde luego, echale un vistazo si te interesa vagamente, porque es muy bueno.

Y Panini saca la Biblioteca Marvel: Caballero Luna, que al menos es material de cierta fama. No ha envejecido muy bien, pero no es malo del todo, y desde luego es una mejora respecto a lo que suelen sacar en la BM últimamente. Ahora, si sacaran Defensores o Howard o alguna de las cosas que si que son buenas…

Novedades americanas: En Marvel, únicamente una miniserie de Patrulla-X, cuyo título completo no puedo decir porque tiene spoilers, pero baste decir que continua de la interminable saga actual de Patrulla-X. Y es eso, continuar una mala historia, basandose en personajes y conceptos que no son muy buenos, encima con un guionista peor que el original.

En DC, terminando con los spin-offs de 52, está una nueva miniserie del Escuadrón Suicida, sólo que esta vez lo han hecho bien, y han puesto al creador y guionista original del concepto, John Ostrander (por cierto, Planeta, ¿para cuando un Archivos DC de una de las mejores series de la editorial? Hay un hueco, al fin y al cabo) que más o menos ha seguido donde lo dejó, sin que se note mucha perdida de nivel desde hace 15 años. Así se hace.

Luego está Wonder Girl, que no tiene un mal comienzo, aunque se nota demasiado que es un spin-off que va de tratar consecuencias y seguir argumentos de varias otras series y crossovers, como demasiadas cosas en DC ahora mismo. Al menos se explica bien, y no está mal hecho.

Pero por otro lado, ¿el primero de los especiales Cuenta Atrás (cuyo título completo tampoco puedo decir, porque también tiene spoilers?)? Horrible, con todo lo malo que se podía esperar de una mala premisa, y los demás que vienen no tienen mucho mejor aspecto.

Pasamos a las novedades españolas, que pintan algo mejor, pero no mucho más:

52 Nº19: Buena idea para la portada, especialmente el uso de Skeets. Básicamente, este es un número donde Waid sigue la historia de Booster Gold por algunos sitios inesperados. Es lo bueno de haber matado al protagonista, la historia no sigue una estructura tan clara como la mayoría de otras historias de la serie. El título de la historia es apropiado a varios niveles, entre otras cosas por la muestra de que en los mundos de ficción, algunas cosas permanecen constantes en una familia a lo largo de los siglos. Es una buena historia, con cierta intriga bien llevada, que parece que va en una dirección, y entonces hace un buen giro hacia otro sitio, con una revelación (idea de Morrison, por cierto) que cambia mucho las cosas y las pone en otra perspectiva (pero si miras hacia atrás, estaba clara) con un golpe muy bien llevado, que abre aún más posibilidades de las que parece. Ciertamente, esta trama se pone un 200% más interesante en este número. Luego hay otra escena que puede o no estar relacionada con esta, donde vuelve un secundario de otra historia para avanzar cierto misterio. Obviamente, no va a ir por donde indica la escena, pero es una manera apropiada de ir haciendolo avanzar. La parte no escrita por Waid esta semana es de Johns, y va de la Odisea en el Espacio. Esta vez toca tener a los viajeros recibiendo exposición de su nueva dirección, con el nuevo status quo de Lobo, y la situación de ese sector del universo donde se han ido a meter. Lo de Lobo es completamente absurdo, por supuesto, pero de una manera cómica que pega con el absurdo propio del personaje, y además enlazando con un viejo detalle suyo. Tiene su gracia. Además, resulta que en esta Odisea, Lobo es el tipo que tenía a los vientos en una bolsa, sólo que aquí en vez de vientos tiene un viejo objeto conocido en DC. Esta también se pone interesante. Y en el dibujo, si las tres semanas anteriores tuvimos a los tres dibujantes principales seguidos, esta vez hacemos poker con el debut del Cuarto (y último) Dibujante de la serie, Pat Oliffe. Tiene un estilo ligeramente distinto al de los otros, más tradicional, pero es de lo mejor que ha hecho en su carrera, es decir, muy bueno, así que no importa el cambio (y los bocetos de Giffen proporcionan consistencia en la composición, al menos). En cuanto a los orígenes, apropiadamente tenemos al de Animal Man, que da el orígen como lo dio Morrison hace años, pero sin mencionar absolutamente nada más posterior. Ahí Waid se pasa, porque una cosa es no mencionar que se unió a grupos o sus experiencia metaficticias, pero no mencionar a su familia que es una de sus cosas básicas… En cualquier caso, dibuja Brian Bolland, que ya hizo las famosas portadas de su serie, y aunque resulte raro verle haciendo interiores, uno no puede quejarse. Muy Recomendado (10)

Batman Nº4: En la serie principal, termina la historia de Damian, con una de las cosas más tradicionales y menos sorprendentes que ha hecho Morrison en mucho tiempo. No tiene ni la gracia a veces ingeniosa de los números anteriores, ni siquiera parece Morrison. Es una historia de acción normalita, con un final que parece un dilema interesante pero que en realidad es un falso dilema de los que siempre sabes como va a terminar. No es malo en si, y el dibujo de Kubert le da cierto impacto, pero es decepcionante. Y por suerte, en la edición española han corregido el fallo geográfico. En Detective, tenemos una historia sobre las actuales encarnaciones reformadas del Pingüino y el Acertijo, y demuestran que aunque dejen a Batman sin dos de sus villanos más famosos como villanos, siguen existiendo como personajes más interesantes incluso, por tener posiciones más únicas. Es una historia simple, pero la gracia es ver a Dini usando bien a eso dos, y ver a Batman demostrar que tiene un rango de personalidad más amplio que el que solía tener. El dibujo de Kramer es bastante bueno. Resulta muy extraño que tanto en Superman como en Batman las series “principales” con los autores que normalmente nunca fallan queden mal en comparación con las otras dos, aunque claro, son de buenos guionistas también. Recomendado (7)

Exiliados: Ganaos las Alas: Tomo que incluye el nº50, pese a que en EEUU ya han anunciado el nº100 y el relanzamiento de la serie, y que empieza la etapa de Tony Bedard, pese a que ya terminó en EEUU hace tiempo (aunque durara 40ytantos números) y que ya vimos parte de ella el año pasado. Más vale tarde que nunca, supongo. Pese al cambio de guionista, no se nota mucho cambio: La premisa sigue siendo la misma (aunque el Agente Temporal empiece a actuar de manera bastante distinta y el mecanismo por el que los personajes son reclutados también cambie… pero al menos mencionan que es raro, ya estuvo pasando en números cosas anteriores, y no ha sido más que una excusa para tener historias desde el principio, al fin y al cabo) al igual que el tono de la serie, desenfadado pero con algún toque oscuro, y explorando la rica historia del Universo Marvel a base de situaciones de What If. La única diferencia señalable es que los diálogos tienen algo menos de chispa que con Winick, y que al menos de momento, los personajes no parecen tener subargumentos a largo plazo, pero al menos las caracterizaciones están bien. Primero viene una historia donde vuelven al Universo Marvel normal, lo cual parecería ir demasiado pronto a la idea obvia, pero al menos visitan a personajes distintos de la otra vez. Tiene los problemas que ya he dicho, que se basa en una misión innecesariamente rebuscada y arbitraria, y que ya se sabe por donde va a ir por otras cosas ya publicadas. Pero es una buena presentación de los nuevos personajes, que incluyen una bonita creación de Morrison y una versión alternativa nueva medianamente decente, y despedida de uno de los veteranos, con un par de ideas buenas. Después viene un número divertido centrado en el Hombre Imposible, que le da la oportunidad de lucirse a otro miembro. Algo obvio, pero bien, y que Aguirre-Sacasa aprenda como hacer una historia algo seria con el personaje. Por último, viene una historia en dos partes que es de superhéroes más tradicionales, no muy distinta de otras que ya han tenido, contra un grupo de villanos en una versión clásica, que le da a otro de los veteranos oportunidad para lucirse en una de las situaciones típicas de los viajes entre dimensiones. Pisa material viejo con el personaje, que la verdad es que ha pasado por mucho en 50 números, pero está bien hecho, dejando pasar una escena donde los protagonistas tienen que actuar como tontos para creerse un engaño obvio. Y es lo que se puede decir de la serie, y de Bedard (que ya vimos en Spiderman: Fuga y poco más) en general, competente y bien hecho sin más. Buen dibujo de Sakakibara, que pese al nombre no mete distorsiones típicas del manga, y de Calafiore, como siempre. Recomendado (7)

Ghost Rider: Círculo Vicioso: No les importa que todo el mundo llamara al personaje en la película en español y siempre se le haya llamado así, en Panini siguen sin traducirlo. Esta es la actual serie regular del personaje, tras el relanzamiento de Ennis, aunque el encargado de escribirla es Daniel Way. Afortunadamente, no es tan mala como su etapa en Lobezno. La idea es sacar al personaje del pozo en el que se quedó al final de la miniserie, y lanzarlo en una nueva dirección que le deje utilizable como personaje. Y al menos, Way le da una premisa medianamente original, aunque sea cerrada (es decir, que tiene una meta que conseguir que se acabará en algún momento, se supone). Si se hace bien puede dar para algunas historias interesantes, asumiendo que se vuelva repetitivo o se eternice, que son peligros claros con Way. El trabajo con el personaje deja más que desear, ya que Johnny Blaze no termina de ser un personaje desarrollado una vez termina de repetir las ideas de Ennis, y el Motorista es la idea básica de siempre sin más. No hay mucho ahí, la verdad. Y el tipo de historias que pretende es probablemente al que está acostumbrado el público del personaje: Parte horror místico, parte darse de leches, todo ambientado en la America profunda. No es malo, pero tampoco nada que vaya a impresionar a gente que no sea ya aficionada a ese tipo de historias. El primer número tiene algo más de gracia, ya que continua más directamente de la miniserie y establece bien algunos elementos, pero a cambio, la última historia es una pelea tonta y rebuscada entre el Motero y una estrella invitada, que se resuelve con la aparición en plan Deus Ex Machina de un personaje nuevo que surge de ninguna parte para explicar la historia. Que es el tipo de tontería que ya se parece más a lo que uno espera de Way. Por cierto, que aunque pasa un rato explicando el orígen de Johnny Blaze como si fuese una gran revelación, sigue sin molestarse en explicar como todo esto encaja con los siguientes 30 años de historia del personaje (cosas como si el demonio que posee a Blaze es otra vez Zarathos que fue liberado hace años o que demonios es, o si el Satán al que vendió su alma es Mefisto como se había dicho al final de la serie original, y porqué no lo parece), aunque conociendo a Way, es casi mejor que no intente explicarlo. Curiosamente, el dibujo es del equipo artístico de la encarnación del personaje que esta historia intenta ignorar lo más posible (comprensible porque no era muy buena, aunque fuera relativamente tan popular o más como el original), Saltares y Texeira, que hacen un buen trabajo en el dibujo, añadiendole buena ambientación y detalles horribles (en el sentido apropiado) a la historia blandita de Way. Para los fans únicamente. Neutral (6)

Heroes de Alquiler: Civil War: Pese al título engañoso, esto no tiene que ver con anteriores series de este título. No salen Luke Cage o Puño de Hierro más que como invitados. Lo que es, es una continuación de la miniserie de Hijas del Dragón (que no sólo era malísima, por lo que tengo entendido, es el tomo que menos ha vendido de los que ha sacado Panini), que pese a las ínfimas ventas que tuvo, como era un proyecto personal de Palmiotti, el mejor amigo del jefe, tuvo una segunda oportunidad, metida artificialmente en medio de un crossover para darle algo de ventas. Como era de esperar, una vez ha dejado de tener apoyo de crossovers se ha hundido como una piedra, y la han cancelado en el nº15, con vistas quizá a remodelarla otra vez con otro crossover. La relación con el crossover es un poco tangencial. Son sólo los tres primeros números, y descontando parte de uno donde se encuentran con uno de los dos bandos, el resto de la historia es algo que no tiene que ver con la guerra, porque podría haber ocurrido sin ella igualmente. Pero vamos, es lo mismo que la miniserie anterior. Las dos protagonistas de entonces siguen sin tener más personalidad que ser luchadoras chulitas, la Gata Negra tres cuartos de lo mismo, la nueva Tarántula es un estereotipo de “tipa dura vengativa” sin absolutamente nada que la distinga de otras así, Shang-Chi está totalmente occidentalizado y parece más Jackie Chan que otra cosa, Entomólogo es un personaje de chiste que ya no es gracioso pero tampoco funciona como personaje serio por mucho que le aumenten los poderes y lo vistan de negro, y en cuanto menos se diga de los demás, mejor. Las historias van de pegarse con villanos de tercera, todos indistinguibles entre si en manera de actuar y personalidad (nula), da igual de donde hayan salido, y la villana principal es otro estereotipo sin gracia. Y no son precisamente peleas ingeniosa, es acción de la mediocre, de la de mala pelea de artes marciales, con la misma cháchara tonta y muy poco ingenio. Además, no se en que cojones piensa Panini, que ha cortado el tomo partiendo una historia por la mitad, terminando en la parte 1 de una historia. Como si al tomo le faltaran razones para ser malo. Lo único positivo es que el nivel de tetas y culos ha disminuido desde la miniserie (se habrán dado cuenta de que no vende lo que antaño), y el dibujo de Billy Tucci y sobre todo, Francis Portela, no está mal. Pero vamos, esta es una miniserie que no tiene razones para ser comprada, ni siquiera para fans del crossover o de los personajes. No Recomendado (3)

Jóvenes Titanes Nº3: Comienza la segunda saga post-Crisis. Y si la primera iba de reconstruir el grupo, la segunda va de ver a algunos de los distintos Titanes que han pasado por el grupo durante 52. Y de hecho, al final del primer capítulo hay una lista de todos, y es una mezcla curiosa entre viejos Titanes de todas las encarnaciones y versiones junior de otros superhéroes que han salido nuevos como setas en su mayoría. (Es una pena que el traductor no haya sabido traducir uno de los chistes, que es que uno de ellos se llama Jovencito Frankenstein, como la película) En general, muchos de ellos parecen tener historias interesantes que contar, y como ya ha demostrado Johns en la saga del futuro y 52, se ha vuelto un maestro en meter mucha información sutilmente para el que sepa y quiera encontrarla, y así lo hace aquí. Hay un spoiler bastante claro para próximos números de 52, por ejemplo, y al final del segundo capítulo hay otra escena que también da mucha información si sabes entenderla, pero no molesta si no. Aparte de eso, tocan presentaciones: Primero, el nuevo status quo de Estrella Roja, que demuestra que la muerte de su familia en Crisis Infinita no fue masacre gratuita, sino para algo. Es un buen status quo, usando tanto esa tragedia como otros elementos de su pasado y de la actual Rusia, y cumple el objetivo de hacer que sea un personaje interesante de usar a la larga. Además, su historia queda muy bien con respecto a la historia global de esta saga, usando cierta tendencia de los guionistas con respecto a los Titanes para manipular las emociones del lector. Luego, toca presentar a varias de las versiones mini de héroes famosos (y en cierto modo, basados en Kingdom Come, pese a no tener nada que ver). Una es Zatara, que es un poco rebuscado, por mucha excusa que tenga por la Crisis, pero es un personaje divertido hasta cierto punto (aunque algo redundante en poderes con su versión adulta) y que puede dar juego como parte del grupo. Otra tiene una personalidad divertida (basada en la de un personaje en la serie de animación) aunque como concepto es más difícil de tragar. La revelación final le da un poco más de juego, aunque puede ir por caminos típicos, y tiene ciertas contradicciones por explicar. Y de otra más no se dice mucho (y hay una inconsistencia de color respecto al capítulo anterior), pero también parece tener una situación y personalidad suficientemente distinta como para hacerla un buen personaje recurrente. Así que por esa parte bien. Luego, el argumento es poco más que una excusa para todas estas visitas, y los Titanes oficiales no pintan ni se desarrollan mucho, la verdad, que es la pega. Al menos hay un misterio medianamente interesante al final, y un subargumento para la próxima historia que tiene muy buena pinta, y de momento le saca consecuencias a otra las que parecían masacres gratuitas de Crisis. El dibujo en el primer capítulo es de un novato llamado Carlos Ferreira que parece similar a Kolins, pero más verde, (y bastante paleto, porque el guión le indica un supermercado llevado por un indio, y dibuja a un jefe indio, con plumas y todo) y dejando aparte algunas pequeñas inconsistencias en detalles, no está mal para ser nuevo. En el otro sin embargo, está Daniel que no tiene esa excusa para ser malo, inconsistente y feo. Recomendado (8)

Jovenes Vengadores y Runaways: Civil War: Dada la premisa de Guerra Civil, es lógico que quieran implicar a dos de los grupos principales de adolescentes de Marvel, y como Heinberg está desaparecido y Vaughan no se acercaría ni a un kilómetro de algo así, han sacado una miniserie aparte. Claro, que el guionista es Zeb Wells, que fue el responsable de arruinar a los Nuevos Guerreros tanto que servían de carne de cañón para el crossover, así que eso es una señal de alarma nada más empezar. Que nada de esto se vaya a mencionar en las series principales (bueno, la serie principal, JV lleva años parada) es otra. Que uno de los malos de esta historia sea un personaje muy chulo transformado en algo muy cutre, que venía de una miniserie que no estaba pensada para ocurrir en el Universo Marvel, y que resulta especialmente ridícula meterla justo en este crossover, ya que en esa miniserie se causaban desastres en EEUU mayores que lo de Stamford, y nadie se inmutaba, es una señal de alarma de estupidez enorme. Y si encima es un crossover con una miniserie estúpida, y lo hace aún más estúpido, ya ni te cuento. Es decir, en otras partes, Shield/el gobierno/los pro-registro son malos, vale. Pero aquí tenemos a lacayos llamados Matacapas, que ya tiene narices, disparando a niños sin provocación. Y un villano principal que disfruta torturando y matando niños. Esto es de un maniqueo que sobrepasa el ridículo, los héroes contra caricaturas malvadas sin ningún rastro de humanidad o credibilidad. Y aparentemente, todo el mundo tolera esas cosas, pese a como funcionan las cosas en el resto del crossover. Pero en otros sentidos, es peor el potencial desaprovechado de la miniserie. No es ya que los Fugitivos no tengan ni de lejos la profundidad de caracterización y las pautas de diálogo memorables de su serie, porque se entiende que estar a la altura de Vaughan es difícil, pero es que Wells tampoco lo consigue con los Jóvenes Vengadores. Todos los personajes son reducidos a estereotipos, o tontos agresivos, o razonables sin mucha más personalidad. ¿Y todos los parecidos entre los dos grupos? Ya sabes, que ambos tienen hechiceros, ambos tienen parejas homosexuales, ambos tienen skrulls, e incluso si lo miras bien, sus respectivos androides son hermanos… pues nada de eso se usa. No hay interacción real entre los personajes de ambos grupos, no se dicen las cosas que se dirían si se encontrasen gentes tan parecidas, no interactuan ni siquiera como verdaderos adolescentes. Sólo siguen el cliché de los dos grupos que se pelean y se alían, sin atisbos de interacción humana entre ellos. Es patético, la verdad, tanto potencial malgastado. El dibujo es del novato Stefano Caselli, que es un poco caricaturesco y exagerado, pero una vez pasas eso (y las diferencias de interpretación con los personajes, pero eso era inevitable porque todos están muy asociados a un solo dibujante) no es malo. Eso si, el color apagado y verdoso que le acompaña lo único que hace es incordiar. Patético a todos los niveles. Evitar a toda costa (2)

Ms. Marvel: Civil War: De verdad que esta serie es incomprensible. Si ya tenía pocos motivos para justificar su existencia, encima le endosan un crossover que cambia al personaje de dirección al poco de comenzar. Lo idoneo para hacer buenas historias. Y no se sabe bien que demonios hace Reed aquí. Porque queda bastante claro que no sólo su protagonista está en el bando de los malos, lo hace sin ninguna ambigüedad: Los anti-registro sólo quieren que les dejen en paz, pero los pro les capturan, torturan y utilizan todo tipo de tácticas ilegales e inmorales para ello. La cosa es que la protagonista sabe todo esto, y aún así colabora conscientemente con todo eso, sin plantearse siquiera (aparte de una escena donde ya se pasan de la raya, que luego se ignora) que lo que está haciendo está mal. Así que básicamente tiene una serie protagonizada por alguien que es casi una villana, pero sin hacer que eso tenga repercusiones, que tenga dudas sobre lo que está haciendo, o al menos que la serie deje claro que lo está haciendo mal. Simplemente presenta un tema, y luego lo ignora completamente, dedicandose a seguir haciendo historias de superhéroes del montón fingiendo que su protagonista no es un soldado fascista. Vale que lo de meterla en ese bando no es culpa suya, pero si te toca hacer algo, no lo exageres a níveles ridículos y luego lo ignores. En vez de tratar algún tipo de tema, lo que hace es usar a héroes olvidados (uno que no había salido desde la serie que lo presentaba, uno que no había tenido apariciones habladas en una década, y otro que casi lo mismo) y realmente no sacarles nada de partido y usarlos como personajes casi indistinguibles. El dibujo de De la Torre no está mal. Y luego está una segunda historia que no tiene nada que ver con esto, y que es muy difícil de criticar, porque es uno de los últimos trabajos que hizo Mike Wieringo. Pero bueno, resumiendo, desentierra elementos de la historia antigua de Carol Danvers que se resolvieron hace siglos para no conseguir mucho, y la mete en una situación típica que se supone que es para decir algo del desarrollo del personaje, pero al final no está claro que dice, y todo queda en una serie de peleas mediocres y rebuscadas, giros esperados y escenas que se supone que tienen significado, pero son de perogrullo. El dibujo muy bonito, eso si. Esta es una de las series más inútiles de Marvel, y es una pena que el hecho de que la metan continuamente en crossovers haya frenado el descenso de ventas que se merecía y estaba teniendo. No Recomendado (4)

Pantera Negra: Civil War: Pasada la boda, toca la Luna de Miel, que aquí se traduce en tener a la pareja haciendo un tour por los distintos paises que son potencias superhumanas. No es una mala idea, de hecho, Priest ya hizo algo similar en su serie (la versión de Pantera Negra que era una de las mejores series, y personajes, de Marvel, no una de las mediocres) aunque mejor, claro. De hecho, no está mal. Los encuentros con los distintos super-líderes tienen la sensación de importancia que deben tener, y los temas políticos que se tratan no están mal llevados. El problema que tiene es que cada historia empieza bien, con una serie de escenas medianamente inteligente que dan un conflicto interesante… y después todas la cagan al degenerar sin falta en estúpidas peleas o al tener a Pantera Negra actuando como un chulito estúpido o hablando como un macarra chistoso. No sólo no pega en nada con el tono de la historia, no le hace ningún favor al personaje que Hudlin siga escribiendolo así, al igual que la manera de escribir a T’Challa y a Ororo como una pareja de enamorados graciosilla, cuando prácticamente no hay personajes a los que esa personalidad implantada les pegue menos. El cartel de Guerra Civil está justificado porque en las visitas hablan de la Guerra, y la visita final es a EEUU, donde se ven un poco implicados. (A saber como llamaran al siguiente tomo, que tiene más crossovers con Guerra Civil, este originalmente era Tour Mundial) Como era de esperar, va de tener a los protagonistas enfrentados a los malvados pro-Registro, aunque al menos aquí, a diferencia de en otras series, aunque esté claro que son los malos, no se dedican a torturar y matar gente, y hay un ligero grado de ambigüedad. El caso es que es un ejercicio de los recientes de hacer quedar bien al prota de la serie a base de machacar fisica y moralmente a los pobres idiotas que se han visto metidos en toda la tontería, y de paso contar como afecta esto a otro personaje negro que aún no había aparecido, que la verdad es que era buena idea ver como le afecta todo esto, y esa parte está bien hecha. El dibujo de Eaton y el de Manuel Garcia, que son casi indistinguibles, no son malos, aunque no pasen de competentes. Una mejora clara respecto a números anteriores, aunque aún tienen problemas que resolver. Neutral (6)

Planeta Hulk: Lealtad: No termino de entender esto. Planeta Hulk son 4 tomos, y el siguiente paso de la serie, Guerra Mundial Hulk, no puede empezar hasta mayo del año que viene por cuestiones de coordinación. Así que publican los 3 primeros en 6 meses, dejando un solo tomo para los siguientes 8. Ellos sabrán. Este es el tercero, y a estas alturas probablemente ya sabes si te gusta tener a Hulk haciendo de Espartaco en el espacio o no. Lo bueno es con la presentación y rebelión inicial dejada atrás, que era lo más rollo, ahora ya se puede empezar a usar todo el mundo que ha creado Pak para contar la parte más chula, que es la de llevar la rebelión hasta sus conclusiones lógicas. Así que siguen muchas escenas de acción chulas con un apropiado sentido de la épica, y bien montadas, con la sensación de rabia justificada y justicia inminente que hacen que esas historias funcionen. Y después la historia va por una nueva dirección también bastante apropiada, que hace que la historia sea más trágica si ves venir por donde va a ir. Además, la sociedad de Sakaar, que hasta ahora era bastante típica de mundos de fantasía, se empieza a desarrollar un poco más, al igual que los compañeros de guerra de Hulk, lo cual también ayuda. Pero lo mejor es lo bien que escribe Pak a Hulk, siendo el primer guionista en entender perfectamente lo que quería decir Peter David con el personaje, y entonces desarrollarlo de maneras nuevas consistentes con las antiguas, incluida su reciente segunda etapa. Por último, hay una historia del nº100 que nos presenta a Amadeus Cho (un adolescente superdotado antisistema que ataca con ecuaciones y que se hizo amigo de la Masa, presentado por Pak en el último número de la reciente versión de Amazing Fantasy) en lo que es un prólogo a la GMHulk del año que viene, y una vez asumes la burrada en la que se basa, abre bien el apetito de venganza para la saga. Añadele dibujo decente de Lopresti, y bueno de Pagulayan y algunos invitados. Hay muchas series de Marvel que la están cagando con crossovers de mierda y demás, pero esta que va por su cuenta es de las que lo está haciendo bien. Recomendado (8)

X-Statix Presenta Chica Muerta: Miniserie reviviendo, literalmente, a algunos de los personajes de la excelente X-Statix de hace un par de años. Es de lo último de la tanda de miniseries que ha hecho Milligan recientemente para Marvel, aunque ésta, a diferencia de las otras, es una historia bastante menos convencional. Desgraciadamente, tampoco es demasiado buena, sobre todo en comparación con Fuerza-X y X-Statix. No tiene la parte satírica, ni las reflexiones psicológicas y mediáticas, ni siquiera el humor inteligente. Es una historia extraña de superhéroes a base de humor absurdo pero chorra, y no especialmente inteligente la mayoría de veces. Esencialmente, es tener a los protagonistas de la serie enfrentandose a un puñado de héroes muertos, en una historia cada vez más absurda, en argumento y caracterización. Un problema que tiene es que los personajes que aparecen no se parecen ni lo más remotamente a sus personajes establecidas, y no estoy exagerando. Al menos en los muertos dan una excusa, pero la versión de Milligan del Dr Extraño, apático y deprimido, y preocupado con problemas triviales, no puede estar más alejada de cualquier caracterización conocida del personaje. Y no es tan gracioso como para que cuele, porque de hecho es bastante repetitivo y más irritante que gracioso. Hay algunos momentos graciosos con los muertos y las idiosincrasias que les da Milligan, pero por lo general es repetir muchas veces chistes demasiado burdos en una historia que es demasiado chorra para tomarse en serio, pero no lo suficientemente graciosa para hacer reir. El dibujo de Dragotta entintado por Allred es prácticamente igual que el de Allred solo, y es tan disfrutable como era en la serie original, que ya es algo. Pero en general, mejor dejar enterrada a la serie. Neutral (6)

Y eso es todo. La semana que viene, la Odisea Espacial continua en 52, Flecha Verde nos cuenta que pasó ese año, Catwoman sigue con problemas de pañales, Supergirl sigue desentonando en la Legión de Superheroes, y el mundo respira aliviado con la cancelación de Manhunter. Además, se presentan trailers de varias series fracasadas en Brave New World, Supeman/Batman sigue demostrando que no tiene razones para existir, Fray termina, y vemos uno de los últimos trabajos de Moore en Forty-Niners. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: