Semana del 1 al 7 de Octubre

12 octubre, 2007

Cosas incomprensibles en la TV española últimamente: – ¿Por qué demonios habiendo más de dos temporadas inéditas de los Simpson, llevan en Antena 3 poniendo 16 episodios repetidos semanales desde hace más de un año, incluso en buen horario? ¿Por qué demonios con la cantidad de mierda que hay, alguna repetida, emiten The Office, una serie de éxito, por primera vez a las 4 de la mañana un sábado? ¿Y porque demonios en un anuncio que se supone que va de un periódico que dice las cosas sin cortarse censuran un simple “Bush apesta” de manera que hasta se nota la censura? ¿En que clase de país vivimos? No me extraña que haya gente que quiera independizarse (no es que fueran a hacerlo mejor ellos solos, pero esa es otra historia)

[Suena… algo horriblemente deprimente y sombrío, que es el tono apropiado para esta semana]

Hola a todos. Bienvenidos a la primera semana de Octubre, donde tenemos una extraña mezcla entre las novedades de tomos de Planeta (supongo que haciendo hueco a las del Salon a final de mes) y parte de lo que suele salir de Panini la primera semana (supongo que por ser mes de 5 semanas) Y la verdad, es una semana de lo más penosa. No recuerdo una semana con tantas cosas con una nota media tan baja. Alguien tiene que plantearse en aumentar sus filtros de calidad, porque aparte de eso, no puedo creerme que tanta cosa esté vendiendo lo suficiente como para ser rentable. Pero claro, en Planeta no son nuevos en lo de llenar el mercado de cosas que nadie quiere para echar a los rivales.

Una de las cosas que no comento es, como parte de uno de los ridículos “saca todo lo que puedas, por ignorable que sea, de un personaje olvidado, a ver si vende mágicamente”, es la miniserie de Demonio de Matt Wagner, que ya publicó Zinco. No era demasiado buena, y la ignoraron en su siguiente aparición. Tampoco el primer tomo de Leyendas del Señor de la Noche, o como lo hayan traducido. Es Batman de O’Neill en los 90, más o menos te puedes hacer una idea si sigues al personaje.

Y hablando de las cosas de Planeta… Una encuesta. Como parte de una tanda de lanzamientos, la editorial cuyos comics publicas sacó 6 series. 5 son limitadas, una es regular. 5 son de guionistas con una mala reputación, uno de un guionista aclamado. 5 recibieron críticas casi universalmente horripilantes, una tiene buenas críticas. 5 tuvieron malas ventas para lo que se esperaba, una las ha tenido decentes. 5 han pasado completamente desapercibidas, una ha sido reseñada en revistas de verdad. 5 (vale, 4) han sido completamente ignoradas por el resto de DC, una se ha integrado bien. Asi que, si dependiera de ti, ¿Qué publicarías? Si la respuesta es “todas menos la buena”, entonces enhorabuena, tienes la misma mentalidad incomprensible y demencial de Planeta. Ah, pero es que la serie buena está escrita por Gail Simone, que pese a ser una de las mejores guionistas actuales de DC, y de todo el género, es despreciada por los simios que dirigen la editorial española, y no publican sus cosas pese a publicar todo lo demás que publican en DC, sea basura o fracasos de ventas. Sea misoginia o un simple desprecio personal, es simplemente absurdo, retrógrado y de gilipollas, y realmente no tiene excusa. Pero eh, no pasa nada. No es que a nadie le importe.

Sólo dos novedades americanas esta semana, las dos de DC. Apropiadamente, una de ellas es la única secuela de las 5 miniseries fallidas anteriormente mencionadas, y es únicamente porque los guionistas le caen bien a todo el mundo, porque las ventas fueron abismales. Tio Sam y los Luchadores por la Libertad (volumen 2, se entiende, y ya es raro que no le hayan puesto subtitulo) es el comienzo de una miniserie de grupo de héroes de lo más convencional y, bueno, rozando lo mediocre. Lo peor es que la serie tiene potencial, pero si toda la mini va a ser así, no se va a ver.

Y luego está la llegada de Dwayne McDuffie a la Liga de la Justicia de America, que nada más empezar parodia o deshace cosas de la etapa de Meltzer, que es la mejor manera de empezar. Pese a la enorme mejora, no deja de ser un comic de grupo de superhéroes bastante convencional, aunque a diferencia de lo anterior, tiene suficiente ingenio como para hacerse divertido, igual que la serie de animación. Eso si, tienen que ponerle un dibujante de verdad en cuanto antes.

Y ya que estoy con DC y animación, vi la película directa a video, perdón, a DVD de la Muerte de Superman. Es una adaptación muy condensada del comic (la parte de la Muerte es casi igual, la de la Resurrección es bastante distinta), pero a su manera repasa los mismos puntos buenos, y algunos quedan bastante bien. Tiene algunos momentos bastante tontos, a cambio. La animación y las voces están a la altura de las series clásicas.

Eso ha sido casi positivo. Más negatividad abajo, en las novedades de la semana:

52 Nº21: La portada está bien, pero curiosamente, hay un Titán más que en el interior, sin explicación. ¿Quizá es Estrella Roja y lo iban a incluir en una versión anterior del guión? Este es el primer número desde el primero en el que no hay complemento, porque la historia necesitaba las páginas extra, supongo. Y es la historia de dos grupos de jóvenes con superpoderes, que tienen nombres famosos, pero que probablemente no están a la altura de ellos, por distintos motivos. La primera mitad de la historia está escrita por Waid, y es la presentación en condiciones del grupito de Luthor, con sus nuevos nombres e identidades. La idea es muy buena, una versión malvada de lo que hicieron con Fuerza-X, muy propia de la mentalidad de Luthor, y que puede dar para una versión muy distinta del concepto de legado. Los miembros individuales, sin embargo, aunque al menos ahora son distinguibles en aspecto y poderes, siguen sin mostrar demasiada personalidad, y esa parte de la pelea es bastante predecible. La segunda parte, en cuanto aparecen los Jóvenes Titanes, la escribe Johns, que para algo es su encargado. Y aunque también es bastante predecible, tiene algo más de impacto general. Pero mejor que eso son los detalles: Primero, el contraste entre ambos grupos, su manera de ver los legados y los poderes, y manera de actuar, que son dos visiones distintas pero no necesariamente incompatibles del superheroismo, y ambos grupos tienen virtudes y problemas, aunque sepamos quienes son los malos por asociación con Luthor. Y segundo, esto es un buen acompañamiento al número reciente de Titanes, ya que muestra perfectamente que es cierto lo que dijeron allí sobre las encarnaciones de los Titanes durante el año de 52, además de enseñarnos una dinámica disfuncional interesante entre los distintos miembros (de nuevo, como se dejó ver en Titanes), y se da información sobre varios de los nuevos miembros: Uno es Zatara, que por desorden ya la hemos visto en JT, otros dos resultan tener algo más que una idea divertida y tienen potencial, y otro, como era de esperar, es una versión nueva basada en la serie de animación de un viejo personaje. Muy buena coordinación entre series en distintos tiempos, que era una de las gracias de 52 cuando la anunciaron. Aparte, Waid escribe un breve interludio continuando el Magical Mistery Tour de Ralph Dibny, que le lleva al sitio obvio en un viaje tan Dantesco como el suyo. Dibny resulta muy chulo en esta escena, en plan Harry el Sucio, que es lo último que necesita el personaje, pero si resulta ser algo temporal, vale. Y por último, Morrison escribe un epílogo retomando una escena curiosa de hace números, transformandola en algo más curioso aún. Continuan los dibujantes oficiales, y esta vez toca Bennett, que en general lo hace bastante bien, aunque falle un momento en la escena de pelea. Recomendado (8)

Batman/Demon: Que realmente recopila dos cosas distintas, ambas de Alan Grant, que escribió a ambos personajes por separado en los 90. La primera es un team-up tradicional entre los dos protagonistas. ¿Recuerdas el Batman/Deadman del mes pasado? Pues más o menos lo mismo, estas cosas están hechas con molde (lo cual hace que te preguntes aún más porque las están editando aquí ahora… dejaron de hacer esas chorradas de relleno por una razón), pero encima sin la gracia del diálogo de Robinson. A cambio está la gracia de las rimas de Etrigan (que se hacen tan bien como se puede, teniendo en cuenta que hay que reescribirlas casi por completo al traducir) y su actitud general ambivalente. Por otro lado, se nota que es una historia de Demonio y no de Batman, que no encaja bien en ese tipo de historias místicas, y se nota. El dibujo de Roach es exagerado, que de nuevo, queda raro en Batman, pero bien en las partes demoníacas. Y luego está la otra historia, que es un Otros Mundos, y hace parecer maravillosa a la otra. Básicamente, pone a Batman en el orígen de Etrigan en la Edad Media, y a partir de ahí, todo va por el camino más predecible, y hecho con plantilla, como pasaba con la mayoría de Otros Mundos, que es uno de los motivos por el que también dejaron de hacer esas cosas. ¿Es que en Planeta quieren resucitar toda la basura de los 90? Añadele un dibujo a lo Bisley pero más horrible que no pega nada y un par de elementos que no vienen a cuento para llamar la atención, y el resultado es un comic muy malo. No Recomendado (4)

Brave New World: Siguiendo con la tradición de Cuenta Atrás a Crisis, aquí viene otro especial de 80 páginas que presenta cosas que van a aparecer próximamente. Sólo que esta vez en vez de ser una sola historia con varios autores que servía además como introducción a miniseries, son directamente prólogos a 6 miniseries (bueno, 5 minis y una serie) cada uno con sus autores correspondientes y sin ninguna conexión. La gracia esta vez no era empezar una gran saga, sino ser una muestra casi gratuita de nuevos proyectos, cosa que aquí se ha perdido, porque cuesta varios euros en vez de un dólar. Pero como ya he dicho antes, sólo una de las seis muestra promesa de verdad. Por supuesto, es el Nuevo Átomo, de Gail Simone (con ideas de Morrison). Este avance muestra al nuevo protagonista en acción, mezclando las partes chulas de ciencia-ficción y fantasía del original, con el diálogo y personalidad más divertido que suele tener Simone. Tiene un ritmo frenético muy bueno, presenta unos secundarios que pueden ser interesantes, mete mucha información en pocas páginas (a diferencia de las demás) y además tiene una idea original para usar anotaciones que es divertida y le va muy bien a la serie. Los villanos no son gran cosa, pero son secundarios a la presentación del tono y los protagonistas. El dibujo de Byrne está bastante bien, dibujar es algo que aún no se le ha olvidado como hacer. Luego, Luchadores por la Libertad es la otra que muestra algo de promesa en las ideas, supongo que porque también son muchas de Morrison. La idea central de la serie es buena, y está muy bien resumida en la página final. El problema es que el resto no tiene mucho: Los nuevos Luchadores parecen versiones menos interesantes de los oríginales, y bastante tontos como personajes, además. La presentación que les dan no hace nada por hacerlos gente de la que queramos leer más. Además, siendo un comic de Greymiotti, no es de extrañar que carezca totalmente de sutileza. Al menos el dibujo de Acuña es bueno cuando te acostumbras al estilo y color raro. Luego está un relanzamiento de Creeper, por Steve Niles. Tiene una idea buena, que es presentar a su alter ego como una versión actualizada de sus orígenes políticos mediáticos. Pero lo demás son simplemente las dos ideas básicas de Creeper, y no de una manera particularmente buena. El dibujo de Justiniano le va bien, eso si.

Y a partir de ahí, es cuesta abajo. Detective Marciano es de Lieberman, y por si eso no fuera suficientemente malo, no parece comprender bien al personaje, ya que su historia va la mitad de alejarle de su personalidad establecida para hacerle oscuro y tormentoso en plan noventero (con horrible rediseño incluido) y la otra mitad de hacer la idea absolutamente menos original que se puede hacer con él. OMAC es una mala idea detrás de otra, desde el guionista (Bruce Jones) hasta rescatar a los pesados OMACs de Crisis, pero es que va más allá: La historia de este especial es un follón confuso en el que al final no pasa nada, no dice nada del protagonista, ni de los OMAC ni de que va a ir la mini, sólo que va a ser pretenciosa y virtualmente incomprensible. El dibujo es decente en estas dos. Por último, Juicios de Shazam es otra horrible idea, darle unos personajes inocentes y de imaginación infantil a Judd Winick para que haga una versión oscura y moderna de ellos. El resultado es lo que puedes imaginarte de algo así, cambios absurdos arbitrarios incluidos. El dibujo de Porter es sorprendentemente bueno, en un nuevo estilo. Por último, para terminar de arreglarlo, hay un par de páginas que sirven para enlazar de manera muy superficial las historias, y presentar un nuevo concepto generado editorialmente que irá incordiando en múltiples series antes de ser el centro del crossover del año que viene. Es potencialmente intrigante, pero más por lo que evoca y el posible misterio que porque sea una buena idea de por si. Como promoción, no es un especial que abra precisamente el apetito por las nuevas series de DC, y como aquí ni siquiera es barato, no lo recomendaría a menos que quieras asegurarte de que las minis no tienen buena pinta, o comprobar el terrible mal gusto de Planeta y ponerte los dientes largos con la única historia buena. No Recomendado (4)

Civil War: Primera Línea Nº4: Más de lo mismo, básicamente. Sally y Urich continuan investigando valientemente, y no llegando a descubrir nada especialmente interesante o que sea sorpresa para el lector. La historia de Bola Veloz continua volviendose cada vez peor, si es que es posible: Este mes, un montón de jerigonza psicológica para tratar de darle humanidad a la historia, que lo único que hace es confundir el tema. Además, un montón de tecnojerigonza absurda que demuestra que Jenkins no tiene la remota idea de cómo funcionan sus poderes. Y la confirmación de que los “héroes” pro-Registro saben todo lo que les ha pasado, lo que les hace cómplices de todas las cosas ilegales e inmorales de la serie hasta ahora. Fantástico. Mientras, hay gente en el gobierno y en corporaciones que son malvados y que se aprovechan de todo esto. Por si la serie te parecía sutil hasta ahora. Luego, hay algunas escenas de pelea normalitas, con naracción que hace creer que es algo serio y trascendente, cuando es lo de siempre. No ayuda que uno de los intentos de “ampliar la panorámica de la Guerra” (que se supone que es el objetivo de la miniserie) es recuperar a unos personajes de su miniserie del Vigía cuyo nombre colectivo es SHE y que no tienen ni nombres individuales, como muestra de “apoyo internacional” en vez de, no se, ver como reacciona realmente el mundo. Oh, y las escenas de “mira que trascendente es esto que es igualito que cosas de historia del mundo real que no se parecen en nada” continuan también. Oh, y para terminar de arreglarlo, en Panini vuelven a ser tan listos que chafan los finales de una de las historias en su absurda página de resumen. Gilipollas. ¿Tanto cuesta usar la americana correspondiente? No Recomendado (3)

Cuarto Mundo Nº6: Termina la serie, no es que eso le añada emoción. Todo se pone de vuelta en su cajita (no, Orion si que es hijo de Darkseid al fin y al cabo, Darkseid vuelve a su sitio, etcetera), y no de manera especialmente interesante. Hay peleas tontas, hay villanos carcajeantes manipulando, poniendo todos exactamente la misma cara exagerada byrneana, y hay gente cósmica de pie diciendose chorradas cósmicas que no significan nada los unos a los otros, no consiguiendo nada. Lo único interesante son los flashbacks: El último número es una nueva versión, fiel a la original, del primer encuentro entre Superman y los Nuevos Dioses, que no está del todo mal, y hasta el dibujo está más inspirado. Y termina el orígen de Darkseid y su hermano, que añade bien a la mitología global del Cuarto Mundo, por una vez. Pero realmente, ¿a que demonios ha venido publicar esta serie? Es una serie olvidada y mediocre por un autor al que ya no le gusta prácticamente a nadie porque ha degenerado en imitaciones malas de historias antiguas, sobre unos personajes que como mucho, tienen un público muy reducido. Hay infinidad de cosas mejores y probablemente más rentables de publicar. A ver si la próxima cosa de los 90 en este formato merece al menos un poco la pena. (Pst, Planeta: Young Justice. Personajes conocidos, autor que gusta, tiene ya cierto público que se quedó colgado. No es tan difícil) No Recomendado (4)

Eternos Nº7: Final de la miniserie, y este número, como era de esperar, es de epílogo. Oh, hay una gran pelea contra el ejército Desviante, pero aunque da para que Romita dibuje algunas imágenes de pelea chulas, es algo irrelevante, el gran conflicto se resolvió el mes pasado. Pero vaya, son una serie de escenas resolviendo los distintos cabos sueltos, de manera bastante efectiva y apropiada. Ninguno de ellos es una gran sorpresa (aunque el de Duende es bastante efectivo) pero quedan bien. Y el objetivo de la miniserie, que es darle un nuevo status quo a los Eternos, se cumple al final. Es una premisa interesante, aunque algo limitada, porque ir haciendo despertar Eternos es algo que tampoco se puede hacer de tantas maneras distintas. (Además, ¿no es algo redundante con los asgardianos?) En cuanto a la remodelación general que prometía, sólo ha sido exitosa a medias: Los personajes principales en concreto, los Eternos más famosos, si que han sido bien relanzados, cogiendo sus ideas principales, o en algunos casos, devolviendoles a ellas, y mandandoles en nuevas direcciones. Pero los Eternos en general siguen siendo exactamente igual que antes, una raza de supergente como otras, que viven aislados. Pero así es la propaganda de Marvel y de Gaiman, mucho rollo para poco más que lo mismo. Recomendado (8)

JSA Nº13: Con algo de retraso, llega la última saga de la encarnación actual de la SJA, antes de que relancen la serie. Lo irónico es que mientras que la serie relanzada tendrá al guionista de siempre, esta última saga no, tiene otra vez a Paul Levitz, como en el último crossover con Crisis, siguiendo un elemento de aquella historia. Eso nos mete en varios problemas: Primero, a diferencia de las demás series de Un Año Después, Levitz no puede hacer ningún cambio con los personajes, porque esos se los está reservando Johns para el relanzamiento. Así que, descontando algunas ausencias (de las cuales, la mayoría de las que no son obvias están únicamente para prolongar el suspense y no chafar cambios), y un par de menciones de pasada a 52, el grupo está exactamente igual que antes de Crisis. Segundo, que aunque Levitz conoce a los personajes clásicos de haberlos escrito en los 70 en All-Star Comics, de los nuevos no parece tener mucha idea. Las revelaciones sobre la familia de Jakeem Thunder no encajan con lo ya establecido (y la personalidad tampoco tiene demasiado parecido) y no parece haberse molestado en enterarse de elementos importantes, porque pese a haber sido un elemento importante en varias historias, Levitz cree que Medianoche es el escéptico y Terrific el creyente en vez de al revés. Y tercero, es un guionista de la vieja escuela, y se nota. Es una historia de superhéroes de lo más convencional, con una pizca de caracterización, un plan malvado que hay que detener, acción y diálogos obvios, y poco más. Lo único reseñable es el orígen del Fantasma Caballero (distinto al que se dio en Hawkman hace apenas 4 años… ya, Nueva Tierra y todo eso, pero aún así, parece excesivo), intercalado con la acción principal bastante bien, una referencia a la continuidad pre-Crisis que queda un poco rara, y de las dos maneras de resolver la situación, una es ingeniosa pero no bien presentada (y abre preguntas un tanto extrañas sobre Jakeem) y la otra está bien presentada pero queda muy rebuscada. El dibujo de Luke Ross en los flashbacks queda muy bien (hace bien el ambiente del siglo XIX, consistente con que esté dibujando Jonah Hex), el de Morales en la primera mitad de la historia está a su buen nivel habitual, y el de Ordway no está nada mal, y no queda inconsistente. Pero vamos, es una historia muy retro, sólo para fans de los comics de antaño o muy seguidores de los personajes, porque está lejos del nivel habitual de la serie, y es irrelevante. Neutral (6)

Lobezno Nº22: No, este mes tampoco continua Orígenes, demos gracias por los pequeños favores. Esto es un Giant-Size (¿Por qué Giant-Size y no Anual? Quien demonios sabe) escrito por David Lapham. Lapham no se ha lucido precisamente con su Daredevil vs Castigador, pero tiene suficiente buena fama para merecer más oportunidades. Desgraciadamente, esto tampoco puede ir con los aciertos, aunque de manera distinta que aquella. Empieza bien, con una de esas historias que solían hacerse cuando Rucka estaba con el personaje, con Logan metiendose en una historia de maldad y terror humana, y ayudando a su manera propia. Hasta ahí va bien, con buena ambientación y Lobezno siendo apropiadamente heroico en un tema realista difícil. Es una historia que ya se había hecho un par de veces, pero vale. Y entonces hacia el final cambia completamente de tono, a algo que no pega en nada con el tono anterior de la historia. Y es una mala idea. Porque son dos tonos, prácticamente dos historias distintas que podrían estar bien independientemente, pero que no quedan bien juntas, de hecho quedan algo ridículas por el cambio. El todo es menos que la suma de las partes, vaya. El dibujo de David Aja, eso si, es consistentemente efectivo, usando bien las sombras y un estilo algo abstracto que le va bien a la historia en ambos tonos. Neutral (5)

Manhunter Nº10: Finalmente, la serie es cancelada. Por segunda vez. Y en plan Spidergirl, ni así acaban con ella, porque han prometido más números, que aún no han salido en EEUU. Así que en principio, aquí acaba la historia. Y lo hace jodiendo, como suele ser habitual, aunque en este caso no es culpa de la serie en si, es de la edición española que va muy adelantada con respecto a lo demás, y chafa bastante un elemento de 52. No es uno demasiado importante, pero aún así. En cualquier caso, el argumento principal es una enorme chorrada, tratando de convencer durante páginas y páginas de que es verdad algo que el lector sabe que no lo es, y aún así, no aprovecha algunas de las implicaciones. Y lo más curioso es que pese a que hay varias escenas de los invitados en plan “eres una gran heroína, Manhunter” en plan Kyle Rayner, esto no es una historia suya, es una historia mala de Wonder Woman y otros invitados. Que es una mala manera de captar ventas, porque ni lo consigue, ni da una idea clara de cómo es la serie normalmente. La parte legal, que debería ser de lo más interesante y se supone que es el centro, también se ignora lo más posible, aunque no es del todo mala idea teniendo en cuenta que era darle una vuelta innecesaria a una idea ya cerrada. En cuanto a los subargumentos, el de Chase es decente, aunque sea también darle una vuelta a algo que ya se cerró, y el de Mark Shaw es echarle aún más mierda a un pobre personaje. No le basta a Andreyko con quitarle la identidad, convertirle en un loco y borrar parte de su historia, ahora quiere endosarle una de las peores ideas de DC de los 90, que de nuevo, estaba mejor enterrada. Como esta serie que a lo mucho que aspira es a ser mediocre. Por fin, Manhunter ha sido CANCELADA. Ahora, sólo hay que asegurarse de que siga así. No Recomendado (3)

Mister Milagro Especial: Sacado de una capsula del tiempo, aquí llega esto. Por mucho que acrediten únicamente a Steve Rude en anuncios, el cerebro de esto es Mark Evanier, antiguo ayudante de Kirby. Añadele el dibujo de Rude en plan Kirby (aunque más “bonito”, por decirlo de alguna manera), y tenemos un comic que bien podría haber sido hecho por un ordenador llamado Kirby 3000 que emula al Rey, en vez de por personas con voces personales. Y una vez quitas la idea de olvidarse de todo lo hecho con el personajes tras Kirby, que es loable, lo que queda es decididamente sub-Kirby, encima. Si piensas en un comic genérico de la Edad de Plata, escrito para niños y sin ninguna imaginación, te acercarás mucho a este comic. Los protagonistas están no haciendo nada, les ataca el malo que parece de chiste sin ninguna presencia, usando lacayos nada imaginativos y genéricos, y los derrotan simplemente machacandolos. Todo se soluciona, fin. Es como algo sacado de los 60, pese a estar publicado en los 80, pero sin la imaginación de las cosas buenas de la época como lo que solía hacer Kirby. Si, el dibujo es bonito, y se nota que los autores tienen mucho aprecio por el material original, pero es insoportable para mayores de 8 años o fans muy, muy acérrimos. No Recomendado (4)

Nuevos Vengadores Nº22: Le toca el turno al Vigía a la Guerra Civil, que tiene la ventaja de ser un personaje cuya decisión no se ha visto en otra serie, así que puede ser una sorpresa. Desgraciadamente, tiene el inconveniente de que Bendis no sabe que hacer con el personaje. Su estiradísima saga de presentación no hacía más que repetir sus tres únicas ideas (es increiblemente poderoso, está mal de la cabeza, y tiene años de aventuras Marvel que nadie recordaba), y esto no hace mucho más. Aparecen los Inhumanos, se menciona su actual status quo tras Vástago de M, y de paso se añade un retcon que hace quedar aún peor a uno de ellos porque sí. Pero por lo demás, están de adorno, porque es una historia que no dice nada ni de los Inhumanos, ni del Vigía, ni de la Guerra, ni nada. Es perder el tiempo con muchas escenas a toda página de Vigia pensativo, alguna escaramuza tonta, y un final abrupto donde decide en que bando colocarse, sin apenas justificación. Además, eso en teoría puede desequilbrar la Guerra, aunque eso no es problema de Bendis. Lo único bueno es el dibujo de Ferry, que es muy bonito, y ayuda que a diferencia de sus últimos trabajos, use una paleta de colores normal. No Recomendado (4)

OMAC: Mala idea donde las haya. Esto es una miniserie escrita por Bruce Jones. Para los que tengan memoria a corta plazo, Jones escribió una serie de miniseries malisimas para Marvel, y una etapa de Hulk insoportablemente mala hacia el final. Entonces se pasó a DC… y en menos de un año, pasó de escribir varias series al mes a no escribir ninguna, de tan mala que fue la reacción ante sus deleznables nuevos trabajos. Es una reacción que no se veia desde Austen. En Planeta lo hicieron bien teniendo esto en cuenta al saltarse su etapa en Nightwing, pero por motivos que no se alcanzan a comprender, no se han ahorrado está horrible miniserie también. Es una de esas miniseries de relleno que lo único que hacen es coger una idea de un solo uso de una historia famosa (en este caso, el Hermano Ojo de Crisis Infinita) y volver a hacerlo, pero peor, aunque tengan que deshacer por completo el buen final de la historia original para hacer un muy mal remedo. La otra idea es presentar a un nuevo Omac… que es un protagonista sin ni una sola idea original, motivación interesante o elemento que le haga lo más minimamente memorable. La historia es un follón casi incomprensible, donde Jones se esfuerza lo más posible en no dejar claro que cosas están pasando, que cosas son falsas, o porqué debería importarnos. Una mezcla de malas escenas de acción, y escenas confusas y tontas que no consiguen nada. El OMAC es aún más de chiste sin aprovechar su idea que en Crisis, Hermano Ojo también, y los secundarios no tienen ni un rasgo de personalidad. Es un comic muy malo. Lo único que tiene es el dibujo de Renato Guedes (que hizo un par de capítulos del Superman: 1AD) que es bastante bueno, aunque algo estático con los humanos, y no muy bueno con la tecnología. La crítica fue universalmente negativa, el guionista ha sido enviado al merecido limbo donde estuvo en los 90, el personaje que presenta la miniserie no ha vuelto a aparecer, y han remodelado el concepto de Omac completamente ignorando esto. Todo un éxito de miniserie, y por eso tus amigos de Planeta la publican en vez de Átomo. Evitar a toda costa (2)

Punisher: Diario de Guerra Nº1: Porque en Marvel quieren volver a los 90 a toda costa, sacan una segunda serie regular del Castigador. A decir verdad, con la serie principal contando historias realistas fuera del Universo Marvel en la línea Max, tiene cierto sentido sacar una serie más integrada en el Universo Marvel. Por supuesto, tiene el problema de que el Castigador no es un personaje que encaje bien con el Universo Marvel por varios motivos: Uno de ellos es su tono habitual más realista, otro que no tiene mucho sentido que otros héroes no le detengan, y otro que dados sus níveles de letalidad no puede enfrentarse a villanos conocidos sin cargarselos o de repente volverse más inútil. El guionista, Matt Fraction (conocido por cosas en independientes) soluciona lo primero haciendo que realmente los dos tonos choquen a propósito (el número tiene a Frank preparandose para cambiar de mentalidad urbana a superheroica, poniendose los guantes blancos y todo), y los otros dos se solucionan de momento gracias a Guerra Civil: Los héroes están demasiado ocupados para cazarle ahora mismo (que es una estupidez, pero viene de otra serie) y lo otro es precisamente la premisa de la serie: Muy razonablemente, el Castigador se harta de que con tanta estupidez estén cazando héroes mientras dejan en libertad o incluso legalizan villanos, así que va a dedicarse a matarlos. Es decir, que en esta serie va a ser una versión protagonista de un solo hombre del Azote. Claro, que la historia del Azote funcionó, aparte de porque era la primera vez, porque tuvo una duración limitada y prácticamente sólo se cargaba personajes olvidables. Lo primero es algo que esta serie tendrá que tratar tarde o temprano, pero lo segundo va a ser un problema: Si sólo se enfrenta a perdedores, va a quedar ridículo, pero tampoco va a cargarse a villanos importantes (o a lo mejor si, pero sería mala idea). Este número no promete, ya que tiene lo peor de ambos mundos: Mata a un villano de tercera, pero muy conocido. Aparte, si esperas algún tipo de complejidad moral, o al Castigador como otra cosa que no sea un psicópata, esta es la serie equivocada: Es un pirado que mata gente, da igual que se haya rendido, esté intentando reformarse o que quizá no haya matado a nadie. Además, eso se supone que es gracioso, porque lo hace de manera muy bestia, o algo. Si te gusta eso, no está demasiado mal. Incoherentemente, otro villano menos conocido no muere, sino que se queda como secundario, en una escena que sigue mostrando que esta serie no va muy en serio. Y otro secundario viene a solucionar uno de los problemas logísticos de arriba, en la única escena más o menos seria. Oh, y las últimas páginas son repetir escenas de Guerra Civil Nº5 desde el punto de vista del Castigador, pese a que aún no ha salido aquí, porque Panini te odia, Creyente. El dibujo de Olivetti vuelve a sus fueros exagerados, con los protagonistas teniendo el físico de hipopótamos o peor, incluido el antagonista, que está absolutamente irreconocible, incluido con respecto a otras apariciones que salieron a la vez que esta. La acción exagerada se le da bien, al menos. En fin, si tiene un sentido del humor para que te guste ver al Castigador reventando gente con bazookas, en una historia que se supone que es seria pero no se toma en serio, no está demasiado mal, aunque dentro del estilo de chulería exagerada al que aspira, podría ser mejor, además de que puede quedarse muy limitada con el tiempo. Neutral (6)

Y: El Último Hombre Nº13: Que se ha adelantado a su semana habitual, supongo que para unirse a la maravillosa mentalidad de Planeta de “en cuanto más de una cosa a la vez, mejor”. Termina la historia de Lenguas de Fuego, que en un ejemplo a seguir, cuenta lo que tiene que contar en dos números y se acaba, en vez de estirarse a un número más popular de números. La relación entre Yorick y la otra Beth queda realista y entrañable hasta cierto punto, el encuentro con las villanas es divertido y hasta cierto punto creible pese a lo exagerado, y las anécdotas y reflexiones sobre religión son instructivas y no quedan demasiado forzadas. Un buen trabajo, muy bien complementado con el dibujo de Guerra que sabe hacer sexy una parte y seria la otra. El otro número es el primero de los spotlights en uno de los secundarios, esta vez en Hero. Es una historia muy triste, que explica bien como ha tenido una vida tan jodida en lo que respecta a las relaciones con el otro sexo (y nunca ha demostrado mucha fuerza de voluntad, además) que pudo caer bajo el lavado de cerebro de Victoria y las Amazonas. Realmente es una historia que da mucha pena, y Guerra clava las expresiones en Hero a distintas edades para aumentar el efecto. Además, la parte que transcurre tras su encarcelamiento es una sorpresa muy chula que queda mejor que la alternativa, con un final intrigantemente ambiguo. Bueno como siempre, especialmente porque aprende a hacer cosas distintas. Muy Recomendado (10)

Y: El Último Hombre: Dragones en el Kimono: Esa es una traducción extraña. Se va acercando el final, y el tour mundial llega hasta Japón. Respuestas no hay muchas, aunque la identidad de Dr. M queda claramente reducida a dos posibilidades, y donde y cuando se van a resolver. Pero eso es lo de menos, lo importante es que una historia de aventuras muy chula, llena de conceptos tremendos: Peleas a base de katanas, yakuzas enloquecidas, estrellas del pop megalómanas, maniquíes que hablan, sorpresas inconcebibles y muchas peleas chulas, reacciones graciosas y diálogos desternillantes. Ocasionalmente hay alguna revelación o algún buen momento personal, pero esta es una de esas historias para divertirse, antes de que empiece el gran final, y como tal está perfectamente bien. Después tocan los dos últimos “orígenes” de personajes principales. Primero el de la Dra. Mann, que viene a explicar porque es tan cínica y amargada, aunque sabiendo como es y de donde han salido sus padres, resulta bastante comprensible. Realmente, no hay nada inesperado, con las menciones hasta ahora te puedes hacer bastante bien la idea general, pero el hecho de que la hagan más humana y vulnerable queda especialmente doloroso justo después de la historia anterior. Además, se da una pista más del misterio principal. Por último, se hace algo parecido con Alter, que tiene más mérito, ya que no sólo era una pizarra en blanco en cuanto a pasado, es una villana. Vaughan la hace más humana y comprensible, aunque no llega a justificar su paranoia homicida y manía del control. Equilibra bien la pena que podamos sentir por ella con el odio que tenemos que tenerle. Y de nuevo, termina con una sorpresa que puede cambiar la dirección de las historias finales. El dibujo es tan bueno como siempre, en todos los registros. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo por esta semana. Lamento tanta bilis, pero hay semanas en las que no hay manera de ser más positivo. La semana que viene tal vez será mejor: Guerra Civil continua en la serie principal, 4 Fantasticos y Spiderman. [Vale, tal vez no] Vulcano continua su viaje en Patrulla-X, y X-Men tiene un anual. [Hm…] Daredevil todavía está en Europa, Factor-X visita al psiquiatra, y Ultimate Spiderman termina la saga del clon. [Ah, eso es otra cosa] JLA continua juntando al grupo, y el Profesor Magnus se mete en lios en 52. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: