Semana del 15 al 21 de Octubre

24 octubre, 2007

Ten siempre una copia de seguridad del sistema operativo con todo instalado pero sin virus a mano. Ahorra problemas.

[Suena All Dead, de Queen]

Hola. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, muy poquitas cosas, así que seré breve.

Aparte de lo que comento aquí, salió Torre Oscura Nº2, pero con toda la buena voluntad del mundo, no pude terminarlo, porque me estaba liando con todos los conceptos nuevos, y no es que sea de uno de mis géneros favoritos. Pero no soy el público objetivo (eso serían fans de Stephen King, aunque siempre se puede argumentar que no está haciendo bien el trabajo de ser accesible a nuevos lectores) y quizá debería haber prestado más atención, así que en vez de darle una nota injusta, lo dejo estar. Eso si, el formato es una pequeña tomadura de pelo, ya que se paga lo de un comic de 48 páginas, por poco más de 24 páginas de contenido, textos añadidos, y un montón de bocetos inútiles.

Mientras tanto, en Planeta siguen sin publicar 52 semanalmente, y ya llevan dos semanas de retraso. Gran manera de comprometerse con un proyecto y de hacer las cosas en condiciones. Pero eh, esta semana ha llegado el Clásicos DC de Demon, porque ese es imprescindible que salga a tiempo, pero la puñetera serie semanal no. En cualquier caso, es un ladrillo a base del Kirby de los 70, y no del más imaginativo. La verdad es que Etrigan no se volvió un personaje bueno hasta que Moore y compañía lo relanzaron en los 80, y se nota, porque no tenía buena parte de la gracia en esta serie. Pero si eres un completista de Kirby, supongo que lo querrás, de todas maneras.

Y últimamente, están sacando un montón de miniseries en tomo de editoriales independientes, muchas con buena pinta. Yo esta semana he comentado la que más interesante me parecía, pero hay muchas más, y estaría bien que les echaras un vistazo a ver si hay alguna que capte tu atención. Porque las dos grandes sacarán mucho material, pero no es que su calidad media sea precisamente estelar.

Novedades americanas: DC revive al Capitán Zanahoria, personaje del género de animales antropomórficos mezclado con superhéroes, en una nueva miniserie. Es un comic desenfadado y algo chorra, divertidillo pero que nunca llega a ser gracioso, basandose sobre todo en gags visuales decentes y juegos de palabras malos con animales.

Por otro lado, relanza a un par de personajes con Flecha Verde y Canario Negro, serie que reemplaza la del primero, pero todavía con Judd Winick. Y es tan malo como puedes esperar, reciclando ideas malas de series recientes, pero de manera aún peor y contradictoria, y sin hacer lo más mínimamente interesantes a sus protagonistas, centrandose en vez de eso en sus chorradas de siempre. Lástima de dibujo que se merece algo mejor.

Y en Marvel está X-Men: Muere por la Espada, que pese al título, no tiene nada que ver con la Patrulla-X: Es una miniserie que junta a Excalibur y los Exiliados para cerrar sus respectivas etapas actuales bajo Claremont. A decir verdad, es una gran idea, porque lejos de ser gratuita, son dos grupos que se complementan perfectamente a varios niveles. Desgraciadamente, está escrito por Claremont, con todo lo que conlleva.

Ahora, pasamos a las novedades. Esta semana:

52 Nº23: Portada con composición clásica, pero perspectiva diferente. El número continua directamente del capítulo anterior, cosa rara en la serie debido al sistema de tiempo real, pero apañable… ha pasado un dia, pero Magnus ha estado inconsciente, así que el efecto es de continuación. Y en esa historia, por fin descubrimos que ha pasado con los científicos locos desaparecidos. Y como corresponde a algo que hace Grant Morrison, es una idea genial, que en poco espacio se presenta perfectamente como idea y a algunos de sus protagonistas, tiene múltiples gags visuales y de expresión (prácticamente uno por viñeta) y en general es terriblemente divertido, y promete para fúturos números. Es una idea tan buena que hasta se ha usado una muy parecida para una serie de TV. Con una hábil conexión, se pasa al resto del número, que continua lo de Intergang, y también son dos trozos conectados: Primero una parte de Question y Montoya escrita por Rucka, y después una más centrada en Black Adam e Isis, escrita por Johns, formando una sola historia. Se expande y explica un poco la idea de lo que había detrás del ataque en Kahndaq y lo que decía la terrorista, que resulta ser otra idea de Morrison que también resulta genial. Hay acción más que decente. Question tiene dos de las frases más graciosas de la serie, una en cada parte. Y la historia de Black Adam cambia de dirección (aunque lo que pasa quedaba bastante claro por la portada y una pista en el Titanes del mes pasado) de manera que aunque menos visceral, resulta muy apropiada, y deja como incógnita como va a llegarse ahora hasta el final más evidente de este tipo de historia. En general, es un número muy disfrutable, donde todo está funcionando como debería y desarrollandose cada vez mejor. Esta semana tenemos dibujante invitado, a Drew Johnson, que hacía Wonder Woman antes de Crisis. Lo hace bastante bien, aunque a veces queda un poco raro, pero lo compensa llevando muy bien los elementos de fondo, y plasmando bien el origen del personaje nuevo y haciendo que su traje (que supongo habrá diseñado uno de los oficiales) quede chulo. El origen de esta semana es, curiosamente, Wildcat, que a diferencia de los personajes anteriores, ni es famoso ni tiene un papel importante en la serie. En cualquier caso, se resume bien su origen, cosas importantes y actitud general, y el dibujo del veterano imbatible Ordway es muy apropiado para el campeón, por conexiones. Muy Recomendado (10)

Ángel Callejero: El tomo independiente de este mes, editada por Slave Labor en la edición original. Escrito y dibujado por unos tales Jim Rugg y Brian Maruca, es un comic en blanco y negro de 5 números sobre una chica de 12 años sin hogar que se enfrenta al mal con sus asombrosas habilidades con el monopatín y repartiendo leña. Pero no te confundas, es una comedia de acción exagerada, y muy buena, además. Es una serie que va del Ángel montando en monopatín, y para no aburrirse y no pasar hambre, metiendose en las aventuras más absurdas, ridículas y geniales que se les ha podido ocurrir a sus creadores, que es bastante: Tiburones licántropos, ninjas que juegan al baloncesto, piratas viajeros en el tiempo, astronautas irlandeses, antiguos héroes de la blaxplotation, Jesucristo… todo vale para hacer divertida la historia, que en apariencia imita a los comics de antaño (con notas al pie referenciando comics que nunca existieron) pero en realidad es una colección de despropósitos muy graciosa. Para que te hagas una idea, entre capítulos vienen fichas de los protas en plan Handbook, que llevan comparativas de poder, habilidad de lucha, y por supuesto, habilidad de monopatín y de baloncesto. Es todo así de absurdo pero genial, y el dibujo es muy bueno y acompaña bien. Al final hay un montón de material extra, sobre todo portadas extra y pin-ups, pero la mayoría son ideas también graciosas y no relleno. Deberían hacer comics absurdamente divertidos que recuerdan porque a uno le gustan los comics. Muy Recomendado (9)

Astonishing X-Men Nº7: Comienza la última saga de Whedon, que aún se está publicando en EEUU. Si cumplen lo prometido, habrá terminado para enero, pero nunca lo han cumplido hasta ahora, así que es posible que acabemos en otra situación como la de Ultimates, y si no, por muy poco. La impaciencia y falta de previsión hacen eso. En cuanto a la historia, tiene tres problemas: Primero, que como es de esperar, la historia avanza más bien poco. En el número anterior, la Patrulla-X y amigos salían al espacio rumbo al planeta de los malos. En este número, siguen rumbo al planeta de los malos. Eso no es tan malo como parece, porque al menos hay material de sobre en la nave espacial, y paralelamente en el planeta, pero es parte del ritmo acumulativo de la serie. El problema más grave es que es otra puñetera saga en el espacio. Lo cual significa que ahora mismo, de tres series principales de la Patrulla-X, dos de ellas transcurre en el puñetero espacio, retozando con los puñeteros alienígenas. Que sería malo de por sí, si fuese algo que tiene que ver con la serie, pero no, es algo que no tiene nada que ver con la Patrulla-X, en la que únicamente hacen de superhéroes genéricos, y que sólo está aquí, por partida doble, por puñetera falta de ideas y ganas de imitar a Claremont, que sólo lo hizo la primera vez porque suele meter sus caprichos allá donde va, pegue o no. Y el tercer problema es que, francamente, Breakworld no parece un lugar terriblemente atractivo. Es un mundo de alienígenas genéricos, de los de al euro la docena en la ci-fi cutre, con rituales vagamente exóticos, y pobres alienígenas oprimidos por gente que se llama, en serio, Señor del Poder Kruun. Da la sensación de estar viendo una serie de dibujos animados de las que están para vender muñecos. Al menos tienen una cosa mejor que los Shi’ar, y es que vemos al pueblo y su cultura, que nos dice porque están luchando, mientras que los Shi’ar parecen estar compuestos exclusivamente por cuatro tipos en la sala del trono. Dejando a un lado todo esto, y es mucho dejar, hay escenas bastante buenas con los protagonistas interactuando en la nave de Sword, con el choque de personalidades entre los dos villanos anteriores (que aquí son ridiculizados, y dado que son un tanto ridículos, queda mucho mejor que cuando iban en serio), la actitud maravillosamente chula de la Agente Brand, y la actitud de nulo asombro de los Hombres-X ante todo esto. Eso si, dos meses después de la gran revelación de que Lockheed era el espía de Sword, ¿no estaría bien que Whedon se hubiera molestado en darle una explicación o unas consecuencias? El dibujo sigue siendo muy bueno, pero al igual que el diálogo, estaría mucho mejor si estuviese al servicio de un argumento mejor. Recomendado (7)

Capitán America Nº24: Último crossover de la serie regular con Guerra Civil, y por fin el número está dedicado al Capi, aunque de nuevo, no puede realmente hacer nada, porque lo importante está pasando en la miniserie, y esto sólo rellena huecos entre páginas. Pese a eso, este número lo que hace es señalar los fallos de la etapa de Brubaker: La serie del Capitán America, hace muchos años, solía ser un pestiño porque iba casi exclusivamente del Capi como lacayo del gobierno enfrentandose a nazis, pseudonazis o terroristas genéricos de manera siempre igual, y teniendo más bien poca personalidad. Eso se fue solucionando cuando pusieron a una serie de guionistas buenos que se salieron de eso y realmente supieron escribir al personaje. Pero Brubaker lo ha devuelto a los viejos malos tiempos. La Guerra ha acabado con la retrógradez de tenerle como lacayo de Shield, pero seguimos teniendole en una interminable sucesión de verle pegandose con lacayos genéricos sin gracia, sin ingenio, y sin decir nada, y cada vez es más coñazo, por mucho que técnicamente no esté mal hecho. Y francamente, excepto tenerle muy serio y solemne, tampoco tiene mucha personalidad, y la poca que tiene va bastante en contra a como lo han caracterizado desde siempre, pero eso parece ser endémico últimamente. Así que este número es sobre todo, un monton de lo de siempre, para variar, y una página de avance de que, eh, a lo mejor proximamente pasa algo interesante. Francamente, el personaje se merece algo mejor. No Recomendado (4)

New X-Men Nº26: Por fin, termina el año de matanza y lloriqueos. A decir verdad, la saga ha mejorado bastante en el último cuarto, cuando se ha acabado lo de los curas con pistolas matando niños, y se ha convertido en una historia de acción más tradicional. Pero eso sólo significa que se queda en normalita. El gran problema es que se supone que Nimrod es una terrible amenaza, y que los protagonistas están en peligro de muerte, que pueden morir en cualquier momento como parece que pasa un par de veces. Pero ahí es donde queda claro lo mucho que la han cagado Kyle y Yost hasta ahora: Vamos a ver, gente, desde que llegasteis, os habeis cargado de forma absolutamente gratuita a la mitad de la plantilla de la serie. ¿De verdad esperais que importe a estas alturas si matais a uno o dos más? Podrían cargarselos a todos y reemplazarlos por clones de Lobezno, y poco importaría ya. (Además, dado que los protas que quedan son los que llevan anunciados desde el primer número como la alineación final, pues…) Luego hay otro problema menor, y es que intentan hacerse los ingeniosos y darle un giro sorpresa a Nimrod en el epílogo, pero no funciona en absoluto. Si no leiste sus apariciones originales, no lo captarás, y si las leiste, sabes que no tiene absolutamente ningún sentido. Por lo demás, es un combate más o menos decente contra un enemigo casi imbatible (lo cual nos lleva al algo decepcionante final, por desgracia) con dibujo que no acompaña bien, porque es demasiado exagerado para el tono de acción sombría y chula que necesita esto. Ahora que ha pasado la primera saga, los guionistas realmente tienen que centrarse en desarrollar mucho más a los alumnos y hacerles hacer algo más que no sea luchar y lloriquear, dejar de una vez la matanza gratuita, y dejar de hacer malas versiones de ideas de Claremont, porque si no la serie va desembocada a ser la versión moderna de los comics mutantes mierda de los 90. Neutral (5)

Superman Nº5: Seguimos con las sagas que aún no han terminado en EEUU. En Superman, termina el Libro 1 de Camelot Cae, que es una manera bonita de decir que la cortan por unos meses para que Pacheco tenga tiempo para terminarla. Como en el número anterior, es sobre todo una historia de futuro alternativo bien hecha, que va de coger a los protas de siempre, junto con algunos varios en plan cameo, y meterles en un apocalipsis de los buenos. Por supuesto, son sólo versiones posibles de los personajes, pero como en los buenos Otros Mundos, Busiek hace que importe, haciendo una historia que parece épica y trascendente, con verdadera emoción y tragedia, y que queda bastante chula, y con un final que no es en absoluto el que suelen tener este tipo de historias. Además, mejor aún, Busiek logra que tenga relevancia respecto al presente de Superman, ya que no ha sido sólo una excusa para hacer una Última Historia de Superman, sirve para presentar a Superman con un dilema que va a la raiz del personaje, y le pone en un apuro muy difícil de superar. El dibujo de Pacheco es muy bueno en general, con algunas escenas impresionantes, y algunas poses algo forzadas. Y por alguna razón, el diseño de Khyber, el gran malo, está copiado de la Presencia de Marvel. En cuanto a Action, ataca Bizarro. La gracia de Bizarro solía ser que hace las cosas al revés, y era un personaje relativamente desenfadado. Alternativamente, en la versión de los 80-90, era un personaje trágico, como un monstruo de Frankenstein. En cualquier caso, ambas eran ideas interesantes y únicas, con personalidad, que surgían naturalmente del concepto de ser un doble imperfecto de Superman. Esta versión, sin embargo, no es nada de eso. Es un bicho fisicamente parecido a Superman, pero que lo único que haces arrasar todo a su paso. Es Hulk, o mejor, Solomon Grundy, pero que vuela y lanza rayos por los ojos. Por tanto, en vez de un personaje único y divertido, es el rollo de siempre, y redundante con otros. Fantástico. Además, eso hace que más de la mitad del número sea una escena de pelea que no sirve absolutamente para nada, a base de splash pages o casi, y no tiene nada de reseñable. Y el resto de la historia, tampoco mucho… lo del niño avanza de la manera predecible (la elección del nombre, eso si, es un guiño excelente) hasta el final, donde Donner vuelve a demostrar que esta historia únicamente sirve para hacer que los comics se parezcan a las películas, sea buena idea o no. El dibujo es bueno, pero no lo suficiente para vender un montón de escenas vacias de pelea ni un comic que se lee en nada porque la media de viñetas es de casi 2 por página. Cómo un guionista tan bueno en otros sitios como Johns puede hacerlo tan mal, no se entiende. Recomendado (7)

Runaways Nº7: Comienza una historia dedicada a las consecuencias de la anterior, titulada “Muerto significa muerto”. La coña es que esa frase, originalmente acuñada por Quesada en su primera época para resumir su política de no resucitar personajes, terminó resultando, como muchas otras cosas de esa época, ser un chiste a costa de los lectores en su etapa actual como Gordo Cabrón, como demuestran Bucky Cyborg y demás. Así que queda ambiguo si Vaughan lo está usando mediante el uso literal del principio, o el irónico actual. En cualquier caso, las reacciones ante la muerte de uno de los Fugitivos son el tema principal de la historia, con los personajes en varios estados de aceptación al respecto. La mayoría tienen reacciones sutiles, tristes y muy apropiadas antes la muerte, todas geniales. (Eso si, si quieres ser tiquismiquis, una de las escenas es demasiado ambigua en un sentido, y no queda claro si es porque se está autocensurando por el etiquetado de la serie, o si hay que tomarselo literarmente… y además, uno de los personajes habla como si hubiesen sido amigos desde pequeños, en vez de verse simplemente una vez al año, pero eso es algo menor) Pero la mayor reacción es algo bastante más fuerte, recordando los momentos más duros e impactantes de sagas antiguas, llevando a uno de los protas por sitios peligrosos e imprevisibles, y de paso atando cabos de la saga anterior. Desgraciadamente, el argumento principal, aunque temáticamente le pega a la historia, es probablemente la historia de acción más convencional de la serie con diferencia, con los Fugitivos enfrentandose a un bicho durante 2 números como un equipo convencional, aunque con toques de diálogo bastante superiores a la media, sobre todo los de Molly. Así que no tan bueno como de costumbre, pero bastante bueno de todas maneras. El dibujo es de Mike Norton, que debutó en una mini inédita aquí (como todas las miniseries buenas, mientras publican Marvel Team-Up) y lo hace bastante bien, más convencional que Alphona, lo que le pega a la historia, pero bueno y hábil con los personajes adolescentes y sus emociones. Recomendado (8)

Y eso es todo. La semana que viene, Ultimate X-Men celebra su nº75 con la presentación del último personaje que necesita una versión Ultimate, Batman tiene una historia de relleno, Green Lantern se enfrenta al mundo, Outsiders se enfrenta a viejos villanos, Supergirl y la Legión de Superheroes presenta a un nuevo grupo, y en 52 pasa de todo. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: