Semanas del 12 al 25 de Noviembre

1 diciembre, 2007

Porque nada demuestra que tus ideas son las correctas como tener miedo de que a tus hijos les enseñen ideas distintas. Dios les libre de oir opiniones distintas y formarse una propia. [Lo siento por esta interrupción política, el comentario habitual de cultura pop continuará la semana que viene]

[Suena Smoke on the Water, de Deep Purple, por el tomo de Ex Machina de este mes]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Un poco tarde esta semana, y de hecho, abarcamos dos semanas, cosa que no pasaba hace tiempo, me alegro de decir. De hecho, hace ya más de un año desde que los retrasos fueron comunes (sólo tres semanas perdidas en este año), que es todo un record.

Esta semana toca… bueno, toca todo lo que quedaba del mes, que son casi todas las series de Planeta, tomos de Panini, y hasta alguna cosa de Norma, que tiene un mes muy flojito, la verdad.

Entre las cosas de Norma está un tercer tomo de Prometea, que ya comenté en su día en su edición de Planeta, pero básicamente, aunque artísticamente es una maravilla, la historia que cuenta… realmente no es una historia, es una diatriba interminable sobre conocimientos esotéricos (chorradas para el común de los mortales) que le interesan a Moore. Y luego está Angel: En el Punto de Mira, que es una extraña traducción para Spotlight, que es lo que es: Una colección de historias sueltas, cada una dedicada a uno de los personajes de la serie que no son Angel, la mayoría durante la Quinta Temporada. La mayoría son intrascendentes y olvidables, aunque la de Illyria de Peter David al menos se molesta en tratar de desarrollar un poco más al personaje, aunque se vea limitado por el hecho de que no pueda decir nada sobre unos personajes fuera de su control. Eso si, en Norma ya podían haberse molestado en ordenar cronológicamente las historias, ya que queda fatal hablar de la muerte de un personaje en un capítulo, y verlo vivo al siguiente.

También salió otro de esos tomos enanos que alguna editorial que no es Planeta está sacando de Marvel, esta vez de Spiderman. Y es una selección horrible de historias. Es decir, tiene historias de Howard Mackie, ¿en que demonios piensan?

Novedades americanas: Supergirl tiene nuevo equipo creativo, y no empieza especialmente la verdad. Mejor que la mediocridad que se ha visto hasta ahora, pero de momento el personaje sólo se ha visto bien servido en apariciones estelares y números de relleno.

Mucho peor es lo que hace ahora su antiguo dibujantes, el Especial Titanes Este, que es de lejos el peor comic de la semana. Con un final sorpresa estúpido que cualquiera que viera los anuncios podía esperarse, ninguna información sobre nada de lo que pasa, mala o nula caracterización, desconocimiento de lo que se habla, estereotipos horribles y mal dibujo, Winick se supera a si mismo.

Mientras, su viejo equipo recibe nuevo guionista y dirección en Batman y los Outsiders. Desgraciadamente, por interesante que sea la dirección, también lo era la de la encarnación anterior, y mira lo que pasó. Peor aún, el “nuevo” guionista es Chuck Dixon, y de inmediato se nota su falta de ideas, y sus ganas de machacar cualquier serie en su mismo esquema mediocre de acción.

Y relacionado con todo esto está Carrera a la Salvación (Salvation Run), la última de las miniseries “importantes” relacionadas tangencialmente con la Cuenta Atrás a la Crisis Final. La diferencia con las otras es que esta es una buena idea, tiene un buen guionista, y de momento se puede leer de manera independiente a todo el follón. Parece una historia bastante divertida sobre villanos desenvolviendose en una situación bastante más original que las habituales, a ver si no la cagan al final.

Mientras, en Marvel, es el festival cósmico. Un poco a destiempo (para cuando salga el tomo, ya nadie se acordará de la peli) sale una miniserie de Estela Plateada, con una premisa más que decente que vuelve a los temas de la serie original, pero de manera nueva. Una historia de ci-fi con cierta promesa, aunque no sea del todo original.

Siguiendo con el cosmos, está Aniquilación: Conquista, secuela a la saga cósmica del año pasado, y tiene más o menos los puntos fuertes y débiles de la original. Buenas sorpresas y escala de acción, malos cambios aleatorios en los personajes y cosas que suceden porque si. Y se nota mucho que Abnett y Lanning están reciclando ideas de su etapa en Legión de Superheroes.

Por último, esta una miniserie cuyo nombre no puedo mencionar, porque es un spoiler del especial Retorno que menciono más abajo, del que es continuación. El caso es que es una mala, mala idea, que ni siquiera aprovecha bien su pobre premisa, y demuestra que Reed no tiene nada que decir sobre el personaje y su situación, y sólo quiere hacer mediocre acción pseudonostálgica.

Ahora, pasamos a las novedades, que ya toca:

52 Nº27: Empezamos la segunda mitad con un número con muchas revelaciones. La parte con menos revelaciones es la de portada, de Mark Waid, que continua el Magical Mistery Tour de Ralph Dibny. Por un lado, el tour tenía que tratar a uno de los personajes místicos más importantes de DC, el Espectro, y de paso contar lo que estaba haciendo este año (básicamente, esperar a que empezase su miniserie de Un Año Después) pero sin meterse en los líos de su nuevo anfitrión humano. Desde luego, lo presenta bien, dejando clara su cuasi-omnipotencia, sentido de la justicia y humor cruel. Pero por otro, se trata a otro personaje místico, que de paso (aunque de manera confusa y estúpida, no es que sea culpa de Waid) tiene una historia pasada con Ralph que había que tratar tarde o temprano. Y por malas que sean las historias en las que se basan, la escena donde se trata es demoledora y cruel, pero a la vez sirve para demostrar que Ralph no ha caido del todo en la dureza hacia la que parecía ir. Así que este número sirve de inflexión para el personaje, y de paso lo manda a cruzarse tal vez con otra historia. De paso, también sirve para explicar una de las muchas inconsistencias internas sin explicación de la historia en la que se basa. Luego, en lo de “El Tiempo Está Roto”, Johns explica por fin la causa de dicha ruptura, que resulta ser la opción más evidente, pero lo importante son sus implicaciones. También se dice quien es el enemigo de Skeets, por si alguien no lo tenía claro aún, cual es su objetivo, y porque nadie más puede detenerle. Mejor aún, se continua de la aparición de Waverider de la semana pasada, y se le da algo interesante que hacer por primera vez en su existencia. Todo ello en una escena con buenos efectos imaginativos con el tema del tiempo, muchos guiños a detalles anteriores, y un ritmo muy chulo. Por último, Rucka suelta una bomba de revelación en su Questoya, que explica la motivación de cierto personaje hasta ahora, y deja bastante claro de que va realmente la historia, confirmando algo que se veia venir. Es algo bastante dramático, pero tratado de la manera dura y sin dramatismos que suelen tener tanto Rucka como estos personajes. Además, otras partes de la trama también avanzan bien, una coincidencia sonora da para una idea apropiada, y los fans de la vieja serie de Question se alegrarán de ver a Richard Dragon y a Tot en acción. Y en todas las historias se usa de alguna manera el aspecto de tiempo real de la serie, aprovechando lo bueno. El dibujo es otra vez de Shawn Moll, en su última colaboración como invitado ya, y los distintos entintadores le dan aspectos distintos al dibujo en cada escena. En algunas sigue siendo bastante a lo Mahnke, en otras más duro o más fantástico, según. A veces queda bastante bien, pese a ser novato. El origen esta semana es de Canario Negro, pese a que aún no ha salido en la serie. No es mal resumen de su vida, aunque se salte varios aspectos de su larga historia, el más chocante el de toda su relación con Flecha Verde. Supongo que eso ayuda a definirla más como su propia persona y no como un adjunto a otro héroe, pero aún así es raro. El dibujo, desgraciadamente, es de Chaykin, que aparte de no tener ninguna conexión con el personaje, últimamente no es muy bueno, y menos dibujando mujeres. Así que el dibujo es cutre, chapucero, a veces feo, y demuestra sus fetiches. Muy Recomendado (10)

52 Nº28: La portada a lo National Geographic tan chula muestra que una de las historias de este número es la continuación de la peculiar trama de Tornado Rojo, que no está claro a cual de las 7 historias de la serie pertenece, aunque la última página da una pista de hacia donde va a ir, y el hecho de que Morrison escriba esas partes. Está claro ya que esta parte va a ser una de esas historias curiosas donde un objeto va pasando por varios sitios y aventuras aleatorias hasta llegar a un objetivo final, que supongo estará relacionado con los/las 52. Esta parte es una aventura medianamente divertida, sobre todo por la manera de terminar tan atípica que tiene y la manera de llevar los diálogos y situaciones de Morrison, pero no más. Luego, lo de Questoya continua lo de la semana anterior, con el retorno a la parte principal de la trama, que avanza de manera más o menos esperada. Lo más interesante es la casi confirmación de hacia donde va a ir Montoya al final de la historia, aunque ya estaba bastante claro. Por último, la Odisea en el Espacio reaparece un par de meses, ya que la duración de los viajes entre galaxias se usa para demostrar el paso del tiempo real y distribuir la historia de manera distinta a las otras, es decir, aparecer varias semanas seguidas y luego desaparecer unas cuantas más en vez de ir alternandose. Esta vez se acercan a una de las dos amenazas entre las que estaban la última vez que los vimos, y se aprenden cosas interesantes sobre ambas, aunque las revelaciones sobre la Cabeza Esmeralda de Ekron son un poco confusas y necesitarían más explicación. Aparte de eso, es una pelea-persecución divertida, con algunos toques graciosos, sobre todo gracias al humor exagerado de Lobo y de “esto me supera enormemente” de Animal Man. Un número algo decepcionante para ser en buena proporción de Morrison, pero aún así es superior a la media de comics. El dibujo es Drew Johnson en su última suplencia antes de pasar a hacer alguna en Wonder Woman, y es decente, aunque la persecución espacial podría haber sido algo más clara. Eso es parte culpa de Giffen, claro, que es el que hace los bocetos. El origen esta semana es, muy curiosamente, el de Catman. Y es curioso porque pese a ser un personaje poco conocido, ser tradicionalmente un villano y ni siquiera aparecer en esta serie, sale entre los orígenes de los héroes más importantes de DC. Es un testamento a la habilidad milagrosa de Gail Simone de hacer maravillas a partir de cualquier cosa. El orígen, por supuesto, sólo dedica media página a su encarnación original, y el resto es al viaje de recuperación que sufrió en Villanos Unidos, con el mismo dibujante muy bueno, Dale Eaglesham. Recomendado (7)

1602: Los 4 Fantástickos: Si, “fantástickos”. Es lo que pasa cuando traduces literalmente sin tener en cuenta la gramática involucrada. Esta es la última de las miniseries diseñadas a exprimir las ideas (o mejor dicho, idea) de Gaiman. Al menos no se han tirado diez años exprimiendolo como hicieron con Sandman. La gracia de esta vez es que escribe Peter David, así que algo de gracia debería tener. Y en efecto, algo de gracia tiene, pero no mucha. Sigue siendo todo mortalmente obvio: Una historia de los 4 Fantásticos presentando a algunos de sus personajes habituales, pero en plan Renacimiento. Ocasionalmente hay alguna idea original o ingeniosa, pero las versiones, por lo general, son lo de siempre transplantado a otra época, con la interacción esperada, más o menos. Al menos son sólo unos pocos, y ninguno es una mala idea. La caracterización es decente con buenos puntos en algunos personajes y el diálogo tiene cierta gracia, como es inevitable siendo David. Y Shakespeare aparece en la historia varias veces para añadir el toque de humor y de situación de la época real, aunque a veces David se pasa con los chistes, como le pasa en sus historias menos serias. Y luego está el dibujo, que es de Pascal Alixe, que empezó como mal imitador de Oliver Coipel cuando era mucho peor que ahora, y aunque ha mejorado, sigue notandosele. A veces parece decente, pero a veces es confuso, y en cuanto más te acercas a los personajes, más se nota que están horriblemente mal dibujados. Lo mismo para la suplencia de Koi Pham, ya puestos, al menos son consistentes. Sólo para incondicionales de David, los 4F o este tipo de Otros Mundos. Neutral (6)

Batman Nº6: Termina la historia de relleno de Ostrander, y es más o menos lo mismo. Una historia de acción de detener un par de villanos, que no suelen ser las mejores del personaje. Johnny Karaoke es un villano histriónico que no tiene la gracia que debería, y Grotesko, aunque tiene cierta tragedia a lo Fantasma de la Opera, no termina de ser nada fuera de lo normal. Es una historia decente, pero no pasa de ahí, y viniendo de Ostrander es decepcionante. El dibujo de Mandrake, eso si, es muy atmosférico, expresivo y claro, deberían darle mucho trabajo, porque ha demostrado que sabe hacer cosas muy bien, en distintos géneros. Neutral (6)

Blade: Civil War: Primero y más importante: Esto no tiene que ver con Guerra Civil, y ni siquiera es un crossover: Es lo que en Marvel llamaban “Víctimas de Guerra”, que era una manera que tenían de llamar a cosas muy vagamente relacionadas con la Guerra, pero de manera tan tangencial que no tenían tanta cara como para ponerla como crossovers (y eso solo parte de los números del tomo) La relación es únicamente que Blade actua como héroe registrado. Pero ya se sabe el morro que le echan en Panini. En cualquier caso, esto es el enésimo intento de sacar una serie de Blade. Aunque aquí no se haya visto, por cada película del personaje se ha intentado sacar una serie, y como puedes esperarte, todas han fracasado estrepitosamente, generalmente porque eran malísimas. Esta no ha sido menos y sólo ha durado un año, pero como en Panini prefieren publicar bazofia cancelada de personajes populares que miniseries exitosas y excelentes de personajes poco conocidos, pues aquí está. Escribe Guggenheim, el de “Lobezno se regenera a partir de su esqueleto mondo y lirondo”, así que puedes imaginarte de que va la serie: Acción absurda y chorra, pero sin gracia, con apariciones de personajes Marvel que no pegan con el tono, que no se aclara sobre si tiene que ser tétrico de terror, chulo de acción chorra o violento, y termina no siendo ninguna de las cosas, al menos bien. Además, empieza con los retcons y añadidos a la historia del personaje que tienen poco sentido, todo para darle importancia a la historia. El dibujo es de Chaykin, que dibuja a todo el mundo con las mismas caras exageradas, y una ambientación que no siempre le pega a la historia, o directamente está bien hecha. No Recomendado (4)

Capitán America Nº25: Aunque ponga Guerra Civil en algún sitio, esto no es una historia de la Guerra, pese a que técnicamente transcurra durante ella. Es algo así como un Anual, o un Especial Navidad, dedicado al Soldado de Invierno. Y se trata de hacer al puñetero Bucky Cyborg un personaje de verdad y no un zombie o una pistola con patas. La idea es que es un antiguo Bucky, que ha despertado muchos años después de su tiempo, y tiene que acostumbrarse a vivir décadas después donde todo ha cambiado, personas y valores, y tratar de hacer lo correcto vagando en solitario y buscando su lugar en el mundo después de haber sido utilizado y lavado cerebralmente durante mucho tiempo. No es de extrañar que Brubaker matara al Nómada, lo que ha hecho con Bucky es darle exactamente el mismo status quo e idea central que solía tener el personaje, y que se hizo mucho mejor la primera vez. Pero bueno, al menos es una amplia mejora con respecto a lo anterior del personaje, ya que en vez de tanto “lucha, Bucky, lucha” o tiroteo absurdo, al menos hay material decente con sus recuerdos nostálgicos de los 40 y su intento de adaptarse a la situación presente. Tiene hasta una personalidad, por fin. Es un paso en la dirección correcta y está bien hecho, pero eso no quita que tenga que arrastrar una idea tan horrible como resucitar a Bucky, y el hecho de que la idea se haya hecho de manera muy similar antes. El dibujo de Perkins en el presente y Weeks en el pasado es muy bueno. Recomendado (7)

Civil War: Crímenes de Guerra: Tomo que agrupa diversos especiales relacionados con la Guerra Civil, cada uno de su padre y de su madre, que sacaron mientras a la serie principal no le daba la gana de aparecer durante meses y había que rellenar con algo. El primero y más importante, el de portada, es Bajas de Guerra, que es un intento de último encuentro pacífico entre el Capi y Iron Man. (Y si, ya hubo uno de esos en Iron Man, gracias a la enorme coordinación de Marvel, pero francamente, no hay color) Lo bueno es que está escrito por Christos N Gage, que no es un telefono movil, es probablemente el mejor guionista nuevo de los últimos años. Lo que pasa es que de momento ha hecho cosas como miniseries de Deadshot o Union Jack (dibujada por Perkins, que también hace bien este tomo), o la nueva serie de Stormwatch, que no han salido aquí, porque… bueno, te lo puedes imaginar. Los muy listos de Panini ni siquiera lo mencionan en portada pese a que es la del especial. Pero el caso es que tiene un manejo de la historia y la personalidad de los personajes inaudita, y muchas ideas para hacer cosas chulas con ellos, sin resultar retro. Y francamente, se nota muchísimo en este especial. Todo lo que se supone que iba a ser la Guerra Civil que no ha sido, lo es en este tomo. Realmente los dos protas principales parecen ellos mismos, parecen dos antiguos amigos que no quieren pelearse, pero que ven que no tienen remedio porque creen firmemente en dos cosas opuestas. Es más, a ambos bandos se les da ventajas e inconvenientes, bien razonados y extrapolados de, ¡oh cielos!, historias pasadas. Incluso al pseudo-fascismo de Stark (aunque eso si, las cosas más cafres que le han puesto en algunos sitios no se mencionan, porque ni siquiera Gage puede justificar esas burradas). Es una gozada, y realmente la guerra parece algo trágico, inevitable y lógico. Todo lo contrario que en la serie principal y la mayoría de crossovers. Lo que hace conocer a los personajes, y darles caracterizaciones coherentes y profundidad. Lo que hace tener un buen guionista, de paso. Si toda la Guerra Civil hubiese estado así de bien escrita, o al menos basada en estas ideas básicas en vez de “A los dos bandos les gusta pegarse y en uno son fascistas para hacer una alegoría política estúpida”, habría sido algo muy bueno. Por favor, Marvel, dale una o varias series regulares a Gage en vez de tenerle haciendo tonterias, y Panini, publicala. Luego viene la historia que da título al tomo, que es sobre la reacción de los mafiosos y criminales así a la Guerra. Tiene una idea interesante basada en la participación de mafiosos en la 2º Guerra Mundial… desgraciadamente, no es aplicable correctamente a esta historia, y lo que hace no es más que seguir en la corriente de “Herr Stark hace cosas horriblementes inmorales para no conseguir nada útil” sin que nadie en el comic se de cuenta, y lo pongan como algo tremendamente relevante. Aparte de eso, es una historia de juegos entre mentes criminales, que van de Tieri, el guionista, tratando de demostrar lo guay que es su nueva creación, Underworld, ya que el resto del universo ha ignorado esa miniserie (también dibujada correctamente por Staz Johnson). Obviamente, no lo consigue, y lo único que hace es el tópico de “mira que malo que es el nuevo, que asombra y mata a personajes establecidos”. Triste, y es una pena, porque no escribe mal a Kingpin y demás.

Después viene El Retorno, que son dos historias de Jenkins, a cada cual peor concebida y ejecutada. La primera, la del título, es una de las peores ideas que se le puede haber ocurrido a alguien en Marvel. Simplemente con decirla, cualquiera debería darse cuenta de porque es mala, pero aparentemente en Marvel no. Lo peor de todas maneras es que no sólo no tiene nada que ver con Guerra Civil y está únicamente metida aquí porque a alguien se le ha ocurrido que es mejor lanzar en cuantas más ideas “sorprendentes” una detrás de otra. Es que esto no es ni siquiera una historia. Personaje reaparece de repente porque sí, se explica quien es, se le da una misión irrelevante, fin. Absolutamente ninguna caracterización o motivo por el que deba interesarte lo más mínimo el personaje si no vienes con nostalgia de antes, y si vienes con nostalgia, sabrás porque es mala idea su retorno. Es un anuncio vacio para una futura miniserie, vaya. La otra es casi peor. Es Jenkins tratando de vender de nuevo al puñetero Vigia, demostrando que el personaje tiene una sola idea, y está gastada. Por el amor de Dios, es un remedo de Superman, cada intento de venderlo como un personaje importantísimo para Marvel a base de forzarselo por la garganta a los lectores sólo lo hace más patético. Especialmente porque su única idea original, el que esté loco, únicamente sirve como excusa para que no resuelva todo mágicamente, y a veces ni se molesta en eso, como en Guerra Civil, donde según la publicidad del personaje, debería darle una ventaja injusta a uno de los dos bandos, pero no lo hace porque… nadie se ha molestado en pensar un porqué. La historia es una repetición de las mismas monsergas con las que ya han dado la lata durante 13 números recientes, y finalmente eso se usa como justificación aleatoria para que elija un bando… cosa absolutamente inútil porque ya le hemos visto elegirlo en otras series. De hecho, ya tuvimos en Vengadores un número donde elegía bando, que hace redundante esta mierda. En serio, ¿qué demonios le ha pasado a Jenkins para pasar de ser un guionista competente aunque con fallos, a pelearse con Bendis por el peor guionista de Marvel? El dibujo de Raney es bueno, al menos. Y luego está el “respiro cómico”. Primero una historia que pertenecía a un especial antológico, igual que el Brave New World de DC (en calidad y todo), con historias cortas presentando nuevas series y sus equipos creativos. Panini parece que va a publicar las historias en las respectivas series o tomos, excepto una historia que no era prólogo a nada (entonces, al menos, más tarde si que ha llegado a hacerse una miniserie) sino que era una historia de chiste sobre Howard el Pato y el Acta de Registro. Y como todas las historias de Howard que no son de Gerber, en vez de sátira mordaz son malos chistes chorras e histriónicos, en una historia que obviamente no tiene sentido. Además, Templeton no parece comprender que Howard funciona mejor en un mundo que es aparentemente normal y las cosas raras son puntuales y reflejo de la estupidez humana, en vez de uno de caricatura donde todo es absurdo.

Por último, está el especial parodia de Spider-Ham y… bueno, Paul O’Brien lo dice mejor de lo que podría decirlo yo: “Empieza con una obligatoria y moderadamente prometedora escena de presentación, y entonces… es una colección de posters. De posters sobre varios personajes Marvel, dibujados como cerdos. Con infinitos chistes sobre la palabra jamón. Repetir hasta que sea gracioso. Excepto que nunca llega a serlo. Es otra de la reciente ristra de artefactos que te dejan boquiabierto y te hacen preguntarte como de mal se ha puesto el control de calidad en Marvel, y si realmente alguien en la editorial está molestandose en juzgar criticamente las ideas de sus autores mimados. Es decir, esto es horrible… no es ni siquiera “no gracioso” en el sentido en que los chistes malos son graciosos. No es gracioso en el sentido en el que las sillas y las piedras no son graciosas. Absoluta e infernalmente terrible, y en serio, algo va terriblemente mal en el mundo del comic cuando comics tan malos están llegando a las estanterías”. Y la verdad, que eso es aplicable, no tan exageradamente pero casi, a buena parte de cosas con el sello de Civil War en portada. Lo siento por los pocos guionistas que intentan hacer algo bueno en todo esto. No Recomendado (3)

Cuatro Fantásticos: Primera Familia: Lo que Joe Casey hizo con la Patrulla-X y los Vengadores, ahora hace con los 4F. No es, sin embargo, tan malo como el primero o tan bueno como el último. Como la primera es casi una precuela, como la última encaja bien con las historias originales. Básicamente, cuenta lo que pasa entre que los protas ganan sus poderes, y cuando se hacen los uniformes. La parte de adaptarse a sus nuevas circunstancias que no se había visto nunca, vaya. Y es… competente. Los personajes están bien caracterizados, y sus reacciones son coherentes. Está bien enlazado con las historias originales, incluso con historias poca conocidas muy posteriores como la que mencionaba a la novia de Ben en aquella época. Hasta expande y explica algo mejor el encuentro con el Hombre Topo. Sin embargo, en la interacción realmente no hay nada nuevo, ni que explore más a los personajes, es lo mismo que se decía en esa época, pero de manera más moderna, mejores diálogos (aunque no tan divertidos) y ocasionalmente algunos momentos buenos. La historia es lo peor, de todas formas. Como aún estaban empezando, la parte de explorar lo desconocido que es el otro centro de la historia está ausente, y la reemplaza un enfrentamiento a largo plazo con un villano nuevo, cuya idea parece buena como número opuesto a los 4F, pero que al final no da mucho de si, más que tortas y una solución final. Además, realmente no hay una conclusión temática. Los personajes… se establecen. Y pasa algo que según la historia establecida no debería pasar hasta bastante tiempo después. Esa es tu conclusión. De todas maneras, es una historia de los 4F más que decente, y un buen añadido retroactivo a esos primeros números, aunque no tenga la chispa necesaria. El dibujo de Weston es muy bueno, y lo que no tiene de chispa e imaginación, lo sustituye con un trabajo muy sólido y realista. Su versión de los poderes de Reed es la más impactante, ya que realmente parece carne estirandose y no goma o plástico. Y cosas similares con el resto. Recomendado (7)

Demon Nº2: Con historias bastante más cortas que el número anterior, casi todas sueltas. Primero termina la historia del Tanque Encantado y los zombies nazis, y es tan bruta y delirante como suena. La segunda es la historia de un detective privado que se ve envuelto en la vida e historia de Etrigan, y sale bastante perjudicado. Bastante delirante, con la presentación de los secundarios absurdos que quedaban de la etapa anterior, y un buen pastiche del género negro. Después viene un “Tiempos Pasados” de piratas, con Jason Blood y Etrigan metiendose en medio de la vida de un pirata y poniendose bestias. Bastante divertida. Después viene el nº0, que como todos los de aquel crossover, contaban el orígen del personaje, y algo similar hace Ennis aquí. Además, enlaza con la historia que se va desarrollando en los números que quedan, que es la continuación del combate cada vez más abierto entre Blood y Etrigan, a base de tramas oscuras y manipulaciones. Menos acción, pero no por eso menos cafre, y los diálogos de Ennis continuan siendo como siempre. El dibujo de McCrea complementa perfectamente el estilo exagerado de la historia. La parte de Snejberg del número de flashback también es muy buena, pero el número del tal Alexander es malo de DC de los 90. Recomendado (8)

Ex Machina: Malos Humos: Siguiente tomo de la serie, y ya nos acercamos peligrosamente a la edición original, entre otras cosas porque no sale todos los meses. Este tomo es sobre todo la historia del título, que no avanza especialmente ninguna de las historias principales de la serie. Oh, algo avanza, pero poco. Es sobre todo tratar el tema en cuestión. Y es, que sorpresa, otro misterioso criminal que hay que atrapar. Es en ese punto donde uno se plantea si es que Vaughan se ha quedado sin ideas para la serie, porque con una premisa tan amplia como los problemas que puede tener un alcalde con superpoderes, ¿tiene que recurrir constantemente a la misma premisa pseudo-superheroica? Joroba, vale que es para darle algo de acción a la serie, pero ha sido la misma en la mayor parte de sagas de la serie. Además, esta vez no es un misterio particularmente interesante, ni relacionado con nada. Hay algo de material bueno en como reaccionan, pero no lo compensa. La otra parte, enlazando con el tema de humo y con los flashbacks, es bastante más interesante, dandole una perspectiva interesante a las consecuencias de un justiciero en el mundo real, o en general de la justicia y el sistema legal. No se explora mucho, pero es una idea bastante buena, y casi compensa el resto de la historia. Por supuesto, todo eso se suma para ver las consecuencias de toda esta tensión en Hundred, que sin duda tendrá importancia más adelante, lo cual probablemente hará a esta historia menos irrelevante. Los finales de los dos últimos capítulos son extrañamente anticlimáticos, por cierto. Y luego toca el nº25, que es un número suelto dedicado a Bradbury en solitario. Es uno de esas historias donde vemos la vida del personaje en flashback, intercalados con lo que está sucediendo en el presente, mezclando los estilos de Vaughan en Y y en Perdidos. La historia pasada es interesante, aunque no hay ninguna gran sorpresa, sólo cosas que explican lógicamente como ha llegado a donde está en personalidad y oficio. La del presente demuestra que Bradbury es tan interesante en solitario como de secundario para el Alcalde, con un final muy chulo, aunque el chiste sólo se haya podido traducir a medias. Harris sigue siendo muy bueno, y el ligero cambio en estilo sólo lo hace más realista y sólido. Recomendado (8)

Green Arrow Nº4: Número que empieza una saga dedicada a contar que pasó entre el final del último número antes del salto de un año, y que Oliver volviese a Star City durante 52. La cronología no termina de encajar, ya que según 52, ese periodo es sólo de unas 6 semanas (entre la 2 y la 8), y aquí parece más, pero no es irremediable, y la versión de 52 tiene más sentido, además, para darle tiempo a Oliver a hacer campaña y salir elegido. Como se ha dejado entrever, ha estado entrenandose alejado del mundo. Y es lo que puedes esperar de una historia de varios números de entrenamiento de artes marciales. Tiene algún diálogo interesante, y buena interacción entre la familia Queen, pero el argumento es lo típico de estas historias, sin nada original. Encima, uno de los maestros no sólo es un estereotipo, es un estereotipo insertado en la historia de otro personaje que lo único que hace es quitarle gracia a la soberbia historia original, pero claro, es normal después del destrozo que ha hecho Winick con el personaje. No es mala idea para una historia, pero le dedica demasiado espacio para no haber tanta historia, y McDaniel hace bien acción, pero no para llevar 3 números enteros. Neutral (6)

Jóvenes Titanes Nº4: No hay nada como chafar la gran sorpresa de la mitad de la historia en la portada. Termina la historia de Titanes Alrededor del Mundo, y se amplia la alineación del grupo. Un regreso era de esperar, pero el otro es una buena sorpresa, una manera hábil de deshacer una gran cagada (se nota que Johns lo tenía pensado hace mucho, porque siempre hace lo mismo con esas cosas) y tiene mucho potencial tanto como personaje único como en su interacción. Más o menos lo mismo para el personaje nuevo (descontando 52) que se une, que es algo derivativo, pero tiene potencial. En cuanto a la historia, se revela el traidor, y en retrospectiva es la solución más obvia y lógica. Un par de personajes tienen buenos momentos y se desarrollan bien. Y el resto es algún subargumento (el prólogo a la siguiente saga tiene una pinta tremenda) y acción. El problema es que la acción, aparte de no tener mucho que contar, depende mucho del dibujo, y Daniel no es demasiado bueno. Los personajes le salen mal, tiene poco detalle y en general sigue teniendo muchos defectos de los 90. Pero claro, comparado con los dos que le suplen en el último capítulo (además de malo, lento, y encima con sustitutos dentro de su estilo), que son de un malo de los 90 impresionante, con chicas con pechos mayores que sus cabezas, parece hasta bueno. Es una pena lo del dibujo, porque está perjudicando a una serie que podría ser bastante buena. Recomendado (7)

Justicia Nº3: Es una mejora respecto a los números anteriores, porque desarrolla mejor los dos aspectos originales e interesantes de la historia: El ver a los villanos tratando de usar sus habilidades para el bien común (que obviamente es una treta, pero puede dar para escenas chulas y bien pensadas antes de que se desvele… aunque tiene pinta de que no va a hacerse mucho) y ver un buen plan organizado contra los héroes. La manera de derrotar al Detective Marciano es un poco por exigencia del guión, la verdad, pero es lo que suele pasar con gente tan poderosa. Buenos momentos, buen dibujo, y varios cameos, que compensan la sensación de grandeza innecesaria y todo la obsesión retro que le perjudica un poco. Recomendado (7)

Newuniversal: Si, ya se que en teoría debería ser una n minúscula, pero le doy más peso a las reglas de la ortografía que a las manías del iluminado de turno, muchas gracias. Sabes que el concepto del revival de viejas propiedades ha tocado fondo cuando deciden hacer una versión moderna del Nuevo Universo, de entre todas las cosas. Para el que no lo sepa, el Nuevo Universo fue una serie de colecciones que transcurrían en un idem que sacó Marvel hace 21 años, y que fueron un fracaso bastante sonado. A decir verdad, la fama no es del todo merecida: Aunque había algunas series muy malas al empezar y el lanzamiento fue un poco desastre (se componía casi exclusivamente de guionistas-editores y dibujantes novatos), a partir del segundo año se hicieron algunas cosas bastante buenas. De hecho, DP7, la única serie que no fue relanzada completamente, es una de las mejores series de Marvel de la época (y por supuesto, fue la que no editaron en España, porque en Planeta nunca han sido muy listos) y el concepto base del Nuevo Universo, un mundo exactamente igual al real hasta que un solo incidente empieza a otorgar poderes a gente al azar, que no se los toman en plan superhéroe, es precursor a muchas cosas que tuvieron mucha más fama posteriormente, desde Rising Stars a Heroes pasando por Supreme Power. Así que hasta cierto punto, todo ese potencial justifica un revival, e incluso es apropiado poner a Warren Ellis, que precisamente lo que le gusta es coger esos conceptos de ciencia-ficción y usarlos de manera no superheroica.

El resultado, sin embargo, es algo con muy pocos parecidos al Nuevo Universo original, y que prácticamente podría haber sido algo sin relación. Ya de entrada es un mundo distinto al real en detalles sutiles, y luego acaba resultando que tiene una historia superhumana oculta, que irónicamente, la hace menos original que el concepto original. La historia es bastante interesante, y con toques originales y conceptos chulos, eso si. Y la nueva versión del Evento Blanco que empieza a causar la aparición de los nuevos superhumanos tiene potencial. Está protagonizada por variantes de los distintos protas de las series originales: Hay un Starbrand, que es muy similar al concepto original, aunque pasa rápidamente de una versión lenta del principio de la historia a un giro que hubo al final de la serie. Un Justicia que empieza como algo similar al original, pero degenera en algo bastante tonto al final. Una Máscara Nocturna, que la verdad es que es un concepto muy distinto al original, y casi mejor, aunque de momento sólo sirva para recibir exposición sobre la premisa. Una versión de Spitifire quitandole todos los elementos chorras, es decir, dejando poco. Y participaciones de personajes de Psi-Force y DP7 pero no los conceptos generales, uno porque era demasiado chorra, el otro porque ya era maduro de por si y no necesita una versión moderna. No hay de momento nada de Kickers Inc o Merc, y es probablemente mejor así. El dibujo es de Larroca, y en algunos aspectos está muy bien… el problema es la puñetera manía, que probablemente no es idea suya, de darle a cada personaje la cara de un actor famoso. Saca completamente de la historia, porque queda como un elemento extraño, y un triste intento de ser más moderno o lo que sea. Además, el casting en algunos puntos es horrible: Ken “Starbrand” Connell está interpretado por Josh “Sawyer” Calloway, que tiene casi el doble de edad que el personaje que “interpreta”. El caso es que cosas como esas aparte, es una historia prometedora con cosas muy chulas que apunta a algo bueno… pero siendo una combinación Ellis-Marvel, en estos 6 números apenas empieza a presentarla. Lo grave no es eso, es que después de este tomo no ha salido nada, no se anuncia nada en el futuro cercano, y Larroca está comprometido no con una, sino con dos series regulares, así que difícilmente va a tener tiempo para seguirla. Así que está en descanso permanente, no es que eso haya impedido a Marvel y Panini sacar esto en tomo de lujo innecesario sin avisar de ese pequeño detalle. Y por mucho que promete, si quieres ver una historia donde empiezan a aparecer superhumanos en el mundo real de manera más o menos realista, con un desarrollo lento, una serie de conspiraciones anteriores, y los personajes interpretados por actores, comprate el DVD de Heroes. Al menos la historia continua. O pide reediciones del Nuevo Universo original, al menos pasaban cosas en cada número. Neutral (6)

Nuevos Thunderbolts: Sed de Poder: A todas las cosas buenas les llega su final, sobre todo si su editor es inútil. Es decir, Thunderbolts es la única serie de los 90 que ha durado hasta el presente, el único nuevo concepto que ha durado más de 100 números, es decir, algo que virtualmente no existe en Marvel. Y lo ha hecho a base de seguir un concepto central muy sólido, una manera de escribir muy concreta (caracterizaciones sofisticadas y argumentos elaborados, pero con acción superheroica y uso de la continuidad clásico) y únicamente dos guionistas. No vendía maravillosamente, pero se aguantaba de manera consistente, y es prácticamente la única serie que mantuvo parte del aumento de ventas por cruzarse con Guerra Civil, más que otras bastante más famosas. Así que, por supuesto, cuando el genio de turno decide copiar un concepto de la competencia y darselo al famoso de turno, en vez de darle una serie nueva para que funcione por sus propios medios, deciden suplantar esta, con lo que no ganas nada, y pierdes al menos una serie. Porque salió tan bien la última vez.

En fin, el caso es que en este tomo Nicieza tiene que cerrar sus tramas, y de paso, esta encarnación de la serie. Y desgraciadamente, no está a la altura de lo bien que habían preparado está gran saga final. Por supuesto, como es tradición en la serie, es una gran amenaza mundial que abarca a muchos superhéroes, pero sólo hacen un papel importante los protagonistas. La cosa es que la amenaza esta vez no es nada interesante. Los lacayos principales tienen algo de gracia pero son repetidos, los secundarios son totalmente genéricos, y el malo principal es una entelequia cósmica. La amenaza en si, de hecho, es una de esas cósmicas pseudocientíficas difíciles de seguir que a veces se le van de las manos a Nicieza. Además, el Ejército Thunderbolt, una idea chula donde las haya, se desaprovecha bastante. Prácticamente ninguno tiene caracterización individual, y en general están de adorno para escenas de acción genérica, y es una lástima, porque esta serie ha brillado siempre por saber caracterizar a esa clase de villanos. Sin embargo, de los protagonistas principales, todos tienen su participación en la batalla final y su momento de gloria, aunque el de algunos sea más importante que el de otros. Y algunos de esos momentos, la verdad es que están bien hechos, son apropiados como acto final de cada personaje y final de sus historias, y tienen su épica climática. Y luego está el número final, que tiene la desagradable tarea de servir de enlace a la nueva etapa, que es una cortesía que no estila precisamente el tipo de gente que le sustituye. Cada uno de los personajes que no van a seguir (la mayoría) tiene su final bien atado, aunque con posibilidades de futuro. Aunque el número está centrado en dos de los que siguen, y es una exploración del punto central de la serie: Que la gente puede cambiar y redimirse por difícil que sea, y que a diferencia de las series populares con personajes “famosos”, en series como estas con personajes por los que nadie daba nada, es donde realmente se puede ver evolución realista y creible de personajes como seres humanos. Lo cual es especialmente irónico y puñetero teniendo en cuenta en lo que va a transformarse ahora la serie, o como bien Nicieza en boca de uno de los personajes: “Ahora vamos a pasar a estar bajo el control de gente que no tiene ni idea de porqué hacemos lo que hacemos”. Nada como dejar las cosas claras antes de irse. (Aunque hay una miniserie excelente sobre la familia Zemo como epílogo, que espero que publique Panini) Buen dibujo tradicional, aunque sin florituras, de Grummett. Lástima que la serie haya acabado así. Recomendado (8)

Nightwing Nº2: Termina la primera historia de Wolfman, y no lo hace mal, aunque tampoco hay una gran revelación ni conclusión. Después empieza la segunda historia, y es más o menos lo mismo, pero sin un misterio llevando la historia. Wolfman escribe muy bien a Dick Grayson, su narrativa interna es entretenida, y sus aventuras llevando doble vida están bien llevadas. La cosa es que el argumento, la aventura en sí, no es prácticamente nada. Esta vez, paralelamente, se presenta una pareja de villanos, a lo Asesinos Natos pero con un toque místico, que puede pegarle al personaje, o quedar completamente fuera de lugar, ya veremos cuando se encuentren finalmente. De momento son divertidos y un poco originales, que ya es bastante. El dibujo de Jurgens en la primera historia no está mal, pero el de Jamal Igle (que estaba en Firestorm, y antes ha ido saltando de serie cancelada en serie cancelada) es también clásico de fondo, pero mucho más fluido y suave, es bueno y merece una serie visible. Recomendado (7)

Robocop: Con el nombre de “Frank Miller” en grande encima del título. Excepto que técnicamente, Miller no ha colaborado en la realización de este comic. Lo que han hecho es coger el guión original de Miller para Robocop 2, de allá por el 89, y transformarlo en un comic. La película, como era de esperar, no tenía mucho parecido con el guión. La sorpresa es que el guión no era mucho mejor. De hecho, tiene menos contenido, si cabe. Los personajes tienen aún menos personalidad, los intentos de sátira están más ausentes, y apenas hay subargumentos. Lo que queda es… acción. Mucha acción. Muchisima acción. Es probablemente la adaptación de cine a comic con más páginas de la historia. Es decir, 9 números. Eso da para mucho, ¿no? Pues… bueno, da para muchas explosiones, al menos. En serio, el 90% del comic, fácilmente, son escenas de acción. Bastante impresionantes, todo hay que decirlo, pero acaba siendo repetitivo, especialmente porque apenas hay nada más para dar un respiro y contrastar. Lo más curioso, y supongo que es cosa del que ha adaptado el guión de cine a guión de comic, Steven Grant (que escribió muchos comics poco recordados en Marvel en los 80, como la primera mini del Castigador, pero que no ha tenido mucha presencia en los últimos años, aparte de su columna en CBR), es que no es un comic a base de splash pages. La media de viñetas por página es relativamente alta para los tiempos que corren. Es simplemente que son viñetas de acción. Pero bueno, se agradece, ya que así el comic no se hace rapidísimo de leer, al menos mientras las explosiones captan la atención, que probablemente es algo que se terminará a mitad del tomo, dependiendo de tu tolerancia por esas cosas. Y luego está la manera de escribir mujeres de Miller, de la que en cuanto menos se hable, mejor. Lo mismo se aplica al dibujo, ya que Avatar, antes de convertirse en asilo de historias sin censurar de autores famosos, era una editorial porno, y se nota. El resto de dibujo de Juan José Ryp es bastante espectacular, eso si. Ideal si quieres muchas páginas de acción explosiva entre cyborgs, y poco más. Neutral (6)

Supergirl y la Legión de Superhéroes Nº7: La trama principal se interrumpe por este número (aunque hay una escena con Terror Firma, que funcionaría mejor si Waid hubiese desarrollado a los personajes un poco de manera que importara lo más mínimo lo que les pasase, aparte de quizá Solar) para tener un número dedicado al triángulo Karate Kid-Sombra-Ultra Boy. El principal problema de la serie es que las caracterizaciones e interacciones entre personajes han sido, caritativamente, muy vagas y simples. Al menos estos tres tienen un rasgo de personalidad fácilmente identificable, aunque no una personalidad entera (casi ningún Legionario en esta encarnación la tiene) pero mientras Val y Tasmia tienen una con la que se puede hacer algo (básicamente las que tenían en la encarnación anterior, pero más agresivos), Jo es el que peor ha salido parado de la visión de Waid de los adolescentes donde todos son superficiales a los que les gusta montar follón: Si antes era un macarra con corazón de oro y discutible nivel intelectual, ahora simplemente es un musculitos imbécil. Aparte de haber empeorado claramente, deja un personaje difícil de usar en serio o de tomarse en serio. Al menos Waid escoge un enfoque para contar una historia divertida y con cierta gracia con el personaje, a base de tenerle como un idiota insoportable, pero a la gente alrededor suya no, y actuando en consecuencia. El problema es que queda ridículo que alguien como Sombre esté saliendo con semejante mentecato, pero supongo que encaja con la visión de Waid de la mayoría de Legionarios como los niños repelentes de instituto en vez de cómo la gente interesante. Buen dibujo de DeKraker y Kitson. Recomendado (7)

Superman/Batman Nº3: Pelea y pelea y pelea, en absoluto interesante, porque el malo no tiene personalidad ni nada original excepto cambiar de forma enrte distintos personajes famosos. Batman hace algo útil esta vez, y apropiado para sus especialidades, al menos, y Verheiden demuestra que cuando se obsesiona con una idea, la sigue aprovechando una y otra vez, sea buena o no. Y la otra idea del final central al número es un tópico horrible, que además es absurdo, porque sabes que no va a durar, no en un personaje famoso, y mucho menos en Superman, que es para el que menos funcionan ese tipo de tópicos. Superman y crisis de identidad no pegan. Lástima del dibujo muy bueno de Van Sciver malgastado en esto. Neutral (5)

Transmetropolitan Nº15: Termina Ciudad Solitaria, y es cuando las cosas se ponen serias. El escándalo con la Policía se convierte en algo mucho, mucho más serio, básicamente la declaración de guerra del Sonriente a Spider y todo lo que representa. Así que la historia va toda de enseñar que las cosas se han puesto terriblemente mal para los protagonistas y que la hora del cachondeo se ha terminado, a base de darle a todo una tensión impresionante, y una sensación de que cosas muy malas van a pasar. Oh, sigue habiendo humor bestia, pero esta vez es aún más negro y concreto, de “me rio para no desmoronarme” que las burradas de antaño. Y aunque la dirección a la que eso va a llevar a la serie es problemática, no se puede negar que Ellis vende la situación muy, muy bien. Y los paralelismos con política real actual (o que puede ocurrir en cualquier momento) de distintos sitios son muy claros. El dibujo sigue siendo excelente. Muy Recomendado (10)

Y: El Último Hombre Nº14: Comienza Anillo de Verdad, la historia donde los protas por fin llegan a San Francisco, y múltiples historias y personajes colisionan. Es una de esas historias donde distintos bandos buscan lo mismo, y van encontrandose, persiguiendose, esquivandose y enfrentandose unos a otros. De momento estamos en la parte de presentación, que sirve para aumentar la intriga y tensión, y además, librarse de Yorick de momento, de manera que la mayor parte del humor queda de lado, y lo que queda es acción entre chicas. Bastante buena, y con un par de revelaciones y pistas intrigantes. Buen dibujo de Guerra como siempre. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo. La semana que viene es Expocomic, lo que significa muchas novedades de Planeta, muchas relacionadas con la SJA. Y precisamente aparece la SJA en 52, en Acción de Gracias. Nos vemos entonces, saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: