Semana del 26 de Noviembre al 2 de Diciembre

6 diciembre, 2007

Normalmente no escucho a grupos de música actuales, pero la Casa Azul me ha encantado. Por lo visto llevan 3 discos, aunque hasta el más reciente al que pillé por casualidad en una cadena de música, habían sido un grupo bastante indy, y por tanto pasaban por debajo de mi radar, y supongo que el de la mayoría. Es pop muy retro, pero bastante disfrutable en ese estilo. La coña es que es un grupo artificial, con una imagen externa que parece un cruce entre Archie y la Tribu de los Brady, pero realmente es todo trabajo del cerebro (y manos, e instrumentos, etc) detrás del grupo, Guille Milkyway. Que, de paso, también es el que hace las canciones retro en Gominolas, que, ya puestos, son los únicos chistes buenos de la serie.

[Suena Prince Charming, de Adam Ant, en honor a Fábulas]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta es la semana de Expocomic 2007, así que ya sabes lo que eso significa, ¿no? ¿Montones de reseñas? Pues… no, la verdad es que no, todo lo contrario. Gracias al mes de 5 semanas, no hay novedaes de las normales, ya que ya sacaron todas las de noviembre, pero aún no tocan las de diciembre. Así que sólo quedan las novedades de Expocomic. Y aunque hay muchas, la gran mayoría son reediciones, material antiguo, o en general, cosas que no reseño por un motivo u otro. Así que irónicamente, pese a las muchas novedades, reseñas lo que se dice reseñas, va a ser de las semanas que menos hay. Así es el mercado español.

Eso no quiere decir que no diga unas palabras de las demás novedades: Dentro de los meses temáticos de Planeta-DC, este mes toca el de la SJA, y por una vez, son sensatos. Un número de novedades racional, y al menos es una franquicia que si que interesa a la gente. Primero, toca un tomo con parte del material del grupo del revival de los 70, el que presentaba a Power Girl y compañía. Y son comics coescritos por Gerry Conway, así que te puedes imaginar que son mediocridad superheroica de la época, siendo generosos. Y luego empieza un Clásicos DC que aunque ponga SJA en portada, realmente publica el All-Star Squadron, que no es exactamente lo mismo: Es la serie de los 80 donde Roy Thomas agrupaba las aventuras de un puñado de personajes de los 40 en esa época. Y… aunque no tan malo como lo otro, es un comic de superheroes convencional de mediados de los 80, es decir, que ha envejecido bastante mal. Es sólo para gente a la que le gusten mucho esas cosas, o disfruten con la devoción minuciosa de Thomas a detalles de la historia de comics de cuando tus abuelos eran jóvenes.

Varias novedades de Batman también, pero ninguna de la que pueda o quiera decir mucho. Batman y el Monje Loco es la continuación de la de los Hombres Monstruos, y es lo mismo. Y del Batman de Neal Adams y el Batman: Arkham Nº2 (dedicado, muy apropiadamente, a Dos Caras) no he logrado enterarme exactamente lo que contienen (malditos envoltorios de plástico), asi que me remito provisionalmente a lo que dije de tomos anteriores.

Más interesante, está el Clásicos DC de la Legión de Superheroes, por fin. Básicamente, es tan importante y bueno a su manera como lo fueron la Patrulla-X de Claremont o los Nuevos Titanes de Wolfman-Perez, así que si esos te gustaron, tienes que echarle un vistazo. En este primer tomo, que es justo antes de la Saga de la Gran Oscuridad que editó Zinco en su día, Levitz y Giffen aún están adaptandose, pero a partir de aquí sólo va a mejor. A ver si va bien, y editan toda la etapa Levitz, o al menos hasta donde editó Zinco. Mientras no vaya demasiado bien y publiquen la escabechina posterior…

Como ya tocaba, Planeta empieza a reeditar Fábulas, pero con la cancelación inminente del formato de 48 páginas Vertigo, lo hace directamente en tomo. Así que aquí tenemos un maxi-tomo con las dos primeras sagas, que ya reseñé en su momento, pero basta recordar que son excelentes. Lástima que no haya manera de probarlas en un formato barato.

La alargada sombra de Sandman por fin se retira de Vertigo: Lucifer llega a su conclusión, en el nº75, como su serie madre. Así que descontando reediciones, por fin dejará de haber spin-offs de la maldita serie, que ya tocaba, 10 años después de que hubiese terminado. Lo mejor es que el último número se puede leer perfectamente sin haber seguido la serie, y le da un gran final no sólo a la serie y al personaje, sino a toda la mitología del concepto. Lo peor es que no se les ha ocurrido otra cosa que meter en el tomo un especial anterior después de la conclusión de la serie.

También hay varias cosas de Gaiman, pero la mayoría son reediciones, y la que no, Neverwhere… bueno, digamos que está pensada para fans del estilo clásico de Vertigo.

Creo que esto es todo por aquí, ahora las novedades americanas:

En DC la mayor es la nueva dirección de Wonder Woman, escrito por la siempre genial Gail Simone, que la verdad, ya tocaba. Y en un solo número quita todo el mal sabor de boca que dejaron los guionistas anteriores. Divertido y apropiado, parece que por fin la serie va por el buen camino, y hay que mantenerla vigilada.

Luego, en las filiales sale World of Warcraft, que no es otra cosa que Walter Simonson y un dibujante moderno haciendo una historia de fantasía de bárbaros perfectamente decente pero sin más. Lo bueno es que no necesitas saber nada del videojuego para entenderlo, pero probablemente hará más gracia si eres fan.

En Marvel, esta semana tenemos Dinastía de M: Vengadores, que parece una idea un tanto absurda: Contar una historia inédita sobre el pasado inexistente de los buenos de aquella realidad. Lo positivo es que escribe Chris Gage, y aunque siguen dandole los encargos más bobos que hay, sigue sacandoles provecho: En este caso, aprovechando los elementos buenos de la realidad alternativa e ignorando toda la parte estúpida, para contar lo que es, en esencia, un Otros Mundos bastante chulo.

Por último, en las independientes, IDW saca Angel: Tras la Caida, que es la continuación oficial (aunque no escrita por Whedon) de Angel tras el final de la serie. Y puestos a continuar el magistral final de la serie, es bastante impactante y trágico, muy al estilo de la serie, y en algunos sentidos una buena continuación de los temas de la serie. Por otro lado, al igual que la continuación de la serie, se pierden algunas cosas en el cambio de formato, y se cae en algunas muletas.

52 Nº29: La edición recupera la periodicidad para coincidir con la semana de la SJA, aunque eso hace que el cartel de la portada resulte irónico. Los rótulos de abajo están en plena forma, mientras tanto, con un genial “Egg Fu: ¿Comida o Amenaza?” y una pista de que algo anunciado en la pizarra pasará alrededor de Año Nuevo. En cuanto al interior, es un Especial Acción de Gracias, siguiendo con las fechas reales, que se extiende en cuestión de cronología y temas a las dos historias de hoy. Es especial porque son 22 páginas de historia principal sin complemento. Y como la última vez, la primera historia es sobre la publicidad de Infinity Inc y el Proyecto Hombre Común, sólo que esta vez se centra en contrastarlo con los personajes que era más evidente que reaccionaran ante el nombre, es decir, la Sociedad de la Justicia. En parte es el número que nos dice lo que está haciendo el grupo durante 52, pero es algo decepcionante. En parte porque todo el rollo sobre ver a la Sociedad desbandada no encaja bien con lo que hemos visto de ellos Un Año Después, y de la mayoría de miembros no se menciona porque han dejado de acudir a las reuniones. Queda forzado, vaya. Eso si, los tres veteranos están muy bien escritos, y Johns avanza su nueva serie mencionando el nuevo status quo de otro de los miembros, y enseñarnos la reacción del héroe que más se ve afectado por el nuevo Infinity Inc, juntando todos sus avances recientes y mostrando lo mucho que ha madurado. De paso, se nos muestra que la caradura de Luthor no conoce límites, se explica un poco como ha podido quedarse con aquella marca registrada, y se ponen más de manifiesto los defectos de la idea de Hombre Común, independientemente de que haya sido creado por el diablo. Se establece una diferencia de opiniones sobre el heroismo, que es el centro de este subargumento, y se lanza un desafio para antes del final de la serie. Obviamente, el tema de Acción de Gracias, aparte de que transcurre en uno de los desfiles típicos, es sobre la SJA como familia descarriada, e Infinity Inc como usurpadores de esa familia. Por último, Waid hace un epílogo a esta parte, enseñandonos como se están preparando los buenos oficiales de esta historia, y dando una gran revelación que le da un gran giro que probablemente explotará en unos 5 números.

La otra parte del número es Morrison contandonos la Cena de Acción de Gracias más demencial de la historia, en la Isla de los Científicos Locos, que forman una especie de familia al margen de la sociedad ellos solos. Aparte de algunas escenas ciertamente desternillantes y la explicación del nombre Egg Fu (el nombre tradicional de villano de Chang Zu, nuestro huevo homicida mutante favorito), se avanza bastante la trama, con una mayor explicación de que están haciendo y que está detrás de Intergang, mayor desarrollo de algunos científicos (Cale puede haber cambiado desde Wonder Woman, pero su papel de seductora malvada es genial) y un tipo de tragedia muy poco usual pero que a estas alturas, ha sido vendida tan bien que resulta tan terrible como si fuese uno de los tipos de maldad más convencionales. Claro, que dado que uno de los temas de 52 y de Morrison es sobre que la locura no es necesariamente mala, es probable que al final resulte que los malos se han hecho más daño a si mismos que otra cosa. Aparte, el diálogo brilla, como siempre. Y el dibujo es de Batista, y también es impresionante, tanto en las olas de superhéroes voladores, como en la cena de supercientíficos y comida mutante. Eso si, un fallo de coordinación, un secundario reaparece con un aspecto completamente distinto al de su presentación, ooops. Muy Recomendado (9)

Fábulas: 1001 Noches de Nieve: Este tomo de lujo es la primera novela gráfica original basada en la serie bandera de Vertigo, y ciertamente, es una historia que merece el formato. A Willingham le apetecía hacer algo diferente y especial que no se pudiese hacer en la serie regular, y lo consiguió. Así que usando como método narrativo un cuento ilustrado con Blancanieves metida en el papel de Sherezade en las 1001 Noches, se nos cuentan los orígenes e historias pasadas de muchos de los protagonistas de la serie, resolviendo algunos misterios muy esperados, con dibujantes de lujo, de dentro y fuera del comic. La narración es una historia antigua, pero está bien ambientada y contada, con bonitas ilustraciones de dos maestros muy solicitados, Charles Vess y Mike Kaluta. La primera historia es una de las más largas, y resuelve uno de los mayores misterios de la serie, que es tan sórdido como uno podía haberse imaginado, todo lo contrario del cuento original. Pero más importante, explica de manera sutil, como varios de los protas principales de la serie pasaron de ser sus encarnaciones clásicas a algo más reconocible a como son ahora. Muy bien hecho, y con maravilloso dibujo del muy poco asiduo John Bolton. Buckingham contribuye una historia corta al tomo, con un estilo pintado mucho más llamativo que su ya de por si bueno estilo habitual, sobre la huida de varios de los habitantes de la Granja de las Tierras Natales. Es un cuento con chiste final muy al estilo de los cuentos clásicos, y es divertidillo y un buen respiro entre los dramas. Como la primera contribución de James Jean a los interiores de la serie, que por supuesto es muy buena. Es el orígen de Papamoscas, es decir, el Príncipe Rana, y es una historia que hace sonreir y hace llorar en unas pocas páginas, con un final brutal que te hace ver sus apariciones en la serie de una manera completamente distinta y triste.

Siguiendo con orígenes, toca el de Bigby, el Lobo Feroz, y es la historia de acción mítica del tomo, con un orígen similar al de tanto héroes como villanos de leyenda, recordando que Bigby ha sido ambas cosas, y abriendo posibilidades para el futuro con las revelaciones. Dibuja Mark Wheatley, que es un autor indy, y hace algunas imágenes impresionantes. Tras esto toca otra historia muy corta de respiro, que es un chiste a base de invertir una situación típica de los cuentos. Dibuja Derek Kim, un indy algo reminiscente de Quitely. Entonces toca la otra historia larga, que son dos en una: El orígen de Frau Totekinder (la bruja malvada), y como se unió a lo que sería Villa Fábula. Esta parte es graciosilla sin mucho más, por la ilustradora Tara McPherson, pero lo importante es lo que significa para el futuro teniendo en cuenta las revelaciones que se hacen en el orígen. Y el orígen (muy bien dibujado por un tal Esao Andrews) se basa en ideas bastante originales, que hacen a la bruja un personaje moralmente ambiguo como mucho, pero con el que es fácil de empatizar, y con mucha profundidad, además de terminar en una secuencia muy divertida con su vida a lo largo de los años, enlazando varios cuentos y leyendas. Conecta con la siguiente historia, otra corta de un solo chiste que es un poco repetitivo con otras, pero tiene dibujo de Brian Bolland. Por último, toca la historia del exilio del Rey Cole y sus súbditos, que es de lo más entrañable, con toques bastante divertidos, y que profundiza bastante en un personaje que normalmente es secundario, además de tener un final agridulce, sobre todo si recuerdas lo que pasó después. Dibujo muy de cuento de Jill Thompson, de sobra conocida en Vertigo. Y eso es el tomo, una maravilla entrañable, encantadora, divertida y trágica, con el sabor de cuentos y toques modernos, y dibujo acorde, muy distinto del habitual mainstream. No sólo imprescindible para fans de la serie, también útil para enganchar a nuevos lectores. Muy Recomendado (10)

JSA Vol.2 Nº1: Relanzamiento bastante exitoso de la serie, que realmente debería llamarse por el nombre completo, Sociedad de la Justicia de America. Al menos Planeta en vez de usar las portadas oficiales de Alex Ross a base de un tipo en mallas posando en un fondo negro (o un collage cutre de ellos) usa las muy superiores portadas del dibujante regular, que en este caso es un bonito homenaje a cierto comic antiguo que se edita esta semana aquí también. El caso es que sigue escribiendo Geoff Johns, por supuesto, así que la serie no ha cambiado mucho desde la etapa anterior, simplemente vuelve con fuerzas recargadas, y a lo grande. La premisa continua siendo la misma, pero llevada a mayores consecuencias: Son un grupo a base de legados de héroes de la Edad de Oro (principalmente de la SJA original, pero no exclusivamente), de entrenar la nueva generación de héroes y mantener sus ideales. Y de eso va la serie, y sobre todo esta saga, sobre lo que es realmente un legado heroico, lo que significa y los tipos que hay. Esto se hace a la vez que tenemos un número de presentación: Vemos como está el antiguo grupo, lo que han cambiado algunos miembros, y vamos viendo los nuevos miembros: Uno es un antiguo secundario que tiene un nuevo status quo como consecuencia de varias cosas que había ido preparando durante años, del que vemos un poco, relacionado con otro personaje, con una relación nueva para el grupo. Luego está otro personaje conocido, siguiendo algo que le hizo Johns en otra serie, que parece una versión de otro antiguo personaje, en poderes y actitud. Después está el nuevo Starman, que aparte de un misterio curioso, sobre todo para gente que sabe algo de DC, tiene una idea absolutamente original para un superhéroe, que es tremendamente divertida. Y Ciclón, que también tiene una idea original, muy buen gusto, y en un par de páginas ya resulta increiblemente adorable, de una manera distinta del otro miembro del grupo de edad similar. Aparte de las ideas para los personajes, hay un misterio de acción sobre el villano de la saga, reminiscente del principio del volumen anterior, que es bastante intrigante, y con cierto impacto. Y en general, es lo de siempre: Muchos personajes interesantes y bien diferenciados y caracterizados, buen uso de la historia DC sin dejar que nadie se pierda en detalles, y buena mezcla de drama y acción chula superheroica, tradicional pero moderna. Como guinda, está un recurso original que se le ha ocurrido a Johns, dedicar la última página como avance para abrir boca del próximo año, que añade a la diversión. A lo que se añade el dibujo de Dale Eaglesham, que es maravilloso. Aparte de lo claro que narra y lo bonitos y sólidos que hace a todos los personajes, es uno de los dibujantes que más se esfuerza en hacerlos. No sólo tiene cada uno un aspecto muy particular, tienen un lenguaje corporal y expresiones que definen muy bien su personalidad y actitud en cada momento. Es terriblemente disfrutable, y hace que este relanzamiento brille tanto como esta serie ha brillado antes. Muy Recomendado (10)

Tio Sam y los Luchadores por la Libertad: Otra de las miniseries de Brave New World, y la única que ha tenido algo de continuación. Es una reconstrucción de los Luchadores por la Libertad tras la masacre en Crisis Infinita, y sorprendentemente, tiene un enfoque distinto a los otros muchos supergrupos de DC, pese a compartir con la SJA lo de ser legados de héroes de la Edad de Oro. Es una mini con ideas de Grant Morrison y ejecución de Graymiotti, y con eso te lo dicen todo, realmente. Los conceptos para cada personaje, todos herederos de personajes de la Quality (excepto un par que son los originales) son en general bastante buenos y algunos originales. La idea para el grupo, aunque está claro por donde va a ir desde el principio, es también buena, y apropiada para los tiempos que corren. El argumento es convencional, pero no está mal, con toques modernos y políticos simples. Y hay conceptos maravillosos, como Gonzo el Cabrón Robótico o los Matemagos de la Ecuación de la Anti-Vida. En general todos los villanos son chulos, por ser o conceptos imaginativos, o satíricos. Y luego está la ejecución, que es un poco desastre. No al nivel de la Batalla por Bludhaven, que era una especie de prólogo a esto, porque es imposible, y se nota una amplia mejora, pero aún asi. La mayoría de personajes están muy poco desarrollados, y tienen un rasgo de personalidad como mucho. Peor aún, la caracterización no es precisamente consistente, ya que suelen cambiar de bando por exigencias del guión, sin apenas excusa. No son personajes de verdad con motivaciones, son una serie de ideas que hacen lo necesario para que avance la historia. Los villanos son peores aún, ya que no tienen ninguna caracterización excepto “malvados y sádicos”. Luego, hay un par de personajes cuyos poderes son, aparentemente, hacer lo que le salga de las narices a los guionistas, pudiendo hacer cualquier cosa cuando hace falta, pero no cuando los héroes tienen que perder para no solucionar la historia demasiado deprisa. Algunos personajes actuan como imbéciles totales, de nuevo, para que haya historia, tenga sentido o no. Y en general se nota que todo está muy traido por los pelos, poco coherente y mal llevado. Las ideas no se explotan ni a una fracción de lo que deberían, y los buenos momentos de acción son pocos. Además, SHADE es un tópico de agencia gubernamental malvada en vez de la cosa mucho más original que era en Frankenstein, y esta historia no parece transcurrir en el mismo Universo DC que el resto de series, ya que tiene un presidente de EEUU completamente distinto que las demás, y actuan como si los protagonistas fueran la única oposición existente en EEUU en vez de, no se, los otros muchos grupos que hay. En definitiva, una chapuza, porque aunque tiene ideas muy buenas, se las han tenido que dar a un duo que aún no han demostrado que sepan lo básico de cómo escribir bien historias, y se nota. Una lástima. Lo otro reseñable es el dibujo de Daniel Acuña, que tras hacer muchas portadas, debuta haciendo interiores, y le da un toque único (en parte por el color, similar al estilo que usa Frazer Irving) y bastante atractivo. Los diseños también están bastante bien, y aunque los de Dama Fantasma y Miss America son algo vergonzosos, tienen su razón de ser. Neutral (5)

Y eso es todo. Ha sido el Salón más rápido que he comentado en 5 años. La semana que viene: Civil War termina, para alivio de todos, y eso afecta a 4 Fantasticos y a Spiderman. Nuevos Vengadores tiene a dos personajes que Bendis ha demostrado que no sabe escribir, Daredevil le da al botón de reset, el Diario de Guerra del Castigador tiene un funeral, Lobezno vuelve a los Orígenes, Patrulla-X continua el Ascenso y Caida del Imperio Shi’ar, X-Men continua Pandemia, y X-Factor tiene a Madrox, Agente de Hydra. Y en 52, tenemos a Batman tomando el control. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: