Semanas del 3 al 30 de Marzo

19 abril, 2008

Hola a todos, bienvenidos una semana más a las Críticas Reconstructivas: Edición de Repaso (o Como hubo meses que no hacía lo de una semana, ahora hacemos una semana en un mes). Esta semana tocan las reseñas de Marzo, y si le echas un vistazo, verás que son un montón y medio. Cuando empecé, en las meses de Salón, no había tantas novedades como ahora en un mes supuestamente normal. Esto no va a poder sostenerse por mucho tiempo. Pero mientras dure, aquí estaré escribiendo una cantidad sin fin de reseñas para que podais elegir con criterio.

Entre los temas recurrentes de este mes: En Planeta sacan más cosas antiguas que de este año. En Panini, bueno, en Marvel, muchas de las series usan un color oscuro y unos efectos oscurantistas que por un lado, enmascara los defectos de los peores dibujantes, pero por otro, hace todo apagado y desagradable de ver. Curiosamente, se puede decir algo muy similar de los guiones, usando oscuridad de manera simbólica. Y en el caso de Norma, parece ser que han abandonado lo de hacer tomos grandes como los americanos y vuelven a las andadas con los tomitos ridículos que cortan historias a medias. No es económico, pero al menos no cortan tan mal como otros.

Cosas que no comento, pero que han salido: Sale un tercer tomo de Rogue Trooper que no he podido mirar a la hora del cierre de esta edición, pero que por los números que pude leer cuando lo publicaron la primera vez, sigue con el mismo nivel de calidad. Tampoco pude leer Fell, de Warren Ellis, pero por lo que he podido ver, es una serie de misterio y detectives basada en horror real, y la suelen poner bien. Norma también reeditó Bodybags que es… mucha violenta exagerada noventera de Bisley, con ayuda de Kevin Eastman, de ahí la Tortuga Ninja. Panini reedita la Guerra de las Armaduras, que es una gran elección, porque es probablemente la historia definitiva del Hombre de Hierro, por su equipo definitivo, Michelinie y Layton. Ahí puedes ver realmente el sentido de la responsabilidad de Tony Stark, lo mucho que se esfuerza por no dañar a inocentes, por tener todas las variables controladas, y como tiene que funcionar su relación con el gobierno y la autoridad. También reeditan la primera saga de Bruce Jones de Hulk, que es tener morro ahora que sabemos que al final degenera en una auténtica mierda, y que los misterios terminan peor que los de Expediente X. Y también reeditan la saga del Imperio Secreto del Capitán America (con un subtítulo que te chafa la mayor sorpresa, porque piensan que los lectores hay que explicarles las cosas como a los niños) que es una de las buenas, pese al formato. Y en Planeta editan la Ira del Espectro, historias de los 70 que van del Espectro masacrando a criminales de maneras imaginativas y bestias para la época, con cierto suspense y dibujo con mucho estilo de Aparo. También hay un segundo tomo de DMZ, una de las pocas nuevas series de Vertigo de cierto éxito, para el que le gustara el primero.

Novedades americanas: DC saca un especial de New Frontier, que desgraciadamente no está a la altura de la miniserie, aunque tiene sus cosas divertidas sin mas. También sacan una miniserie de Raven, que aunque tenga a su creador como guionista, no pasa de ser un montón de tópicos con una protagonista casi irreconocible, en parte por el horrible dibujo. Atomo tiene nuevo guionista que se centra más en ciencia-ficción dura y le quita buena parte del humor, la diversión y la gracia que tenía con Simone. Y reviven el Universo Tangente por su décimo aniversario, con una historia muy a lo Escuadrón Supremo que promete, aunque la intervención de personajes DC normales parezca innecesaria. Mientras, en Vertigo, David Lapham saca nueva serie, Young Liars, sobre jóvenes modernos metiendose en follones desmadrados, que empieza con gracia, aunque los personajes sean un poco desagradables de manera no muy original.

En Marvel, Motorista Fantasma tiene nuevo guionista, que al menos parece más divertido que Way, aunque en un tono similar. Joe Casey rescata a los Últimos Defensores en una miniserie de grupo bastante distinta a las demás, como es tradicional con el grupo, bastante curiosa. Su viejo colega Cable tiene nueva serie en plan western de “viejo soldado de vuelta de todo en una misión solitaria” que tiene sus cosas buenas, aunque de momento sólo copie su premisa de un par de series anteriores. Otro viejo soldado, Logan tiene a Vaughan haciendo las mismas viejas ideas tan bien, que deja en ridículo a todos los demás. Y Logan tiene OTRA serie más con Lobezno: Primera Clase, serie con un título absurdo, para todos los públicos, con mejores guiones de los que se merece.

Y esas son las novedades en el frente occidental. Mientras tanto, aquí, tenemos:

52 Nº43: Muy buena portada reminiscente de las portadas que solía hacer Bolland en Animal Man, en uno de los pocos casos donde la historia de portada no es la que predomina dentro, por motivos que serán pronto aparentes. Son sólo 5 páginas de Morrison y la Odisea en el Espacio, contandonos por fin que está pasando con Animal Man. Si no leiste la serie original, el significado de los aliens amarillos queda un poco aleatorio, pero la idea general queda más o menos clara. Queda extraño y misterioso de una manera más o menos apropiada. Y la manera de salir del embrollo, en cualquier caso, es ingeniosa y basada en cosas establecidas habilmente en números anteriores. Aparte, se da un epílogo escalofriante a otra de las partes de la historia espacial, volviendo atrás para explicar porque cierto personaje va a seguir dando la lata en otras series como Omega Men. Pero la mayor parte de la historia es de Johns y la Familia Adam, y es muy difícil de comentar sin spoilers. La mayor parte del número va por el sitio más obvio, con una mezcla de melodrama barato (y peleas por exigencia del guión) y solución que parece salida de una serie televisiva sobre los valores familiares, chiste malo final incluido. Y entonces Johns le da un giro de 180% (aunque no es que no hubiera dado pistas) que impacta brutalmente, y lanza la historia hacia una dirección y tono completamente distinto. Así que es un buen ejemplo de subterfugio, aunque la primera parte podría haberse hecho mejor, de todas maneras. Y Osiris debería haber visto los Teleñecos y haberles hecho caso. O haber sido judeocristiano, por lo menos. El dibujante invitado esta semana es Dan Jurgens, y aunque no es tan malo como en la Historia del Universo DC, es muy convencional y anticuado para el estilo habitual de la serie, algunas de las escenas son muy estáticas y no tienen el impacto que deberían tener, y algunos personajes no están muy bien dibujados, sobre todo Sobek (elección de nombre que es terriblemente apropiada, y si no, suma los valores numéricos de sus letras). El origen esta semana es de Plastic Man, por Ethan Van Sciver, que es un gran fan suyo, y es uno de los mejores hasta ahora. No sólo resume todo lo importante del personaje (incluido un desarrollo reciente), la composición es muy de la Edad de Oro, contada como una historia/tira cómica. Recomendado (8)

52 Nº44: Portada impactante y ominosa. Y aquí empieza lo duro con Black Adam, que va a ocupar buena parte de lo que queda de serie. Mientras las historias que más han ocupado (la Odisea en el Espacio y la Isla de los Científicos son distintas, porque son historias más cortas y se han distribuido en cachos separados, y lo de Questoya más o menos se ha mantenido constante durante toda la serie, porque era lo único que escribía Rucka y no iba a desaparecer durante muchos números) salieron mucho durante mucho tiempo, pero terminaron antes (Acero y Dibny) o el efecto es el mismo (Booster Gold), mientras que la de Black Adam tuvo menos importancia, pero ahora es cuando la cobra, compensando el tiempo perdido. Este número es un caso raro dentro de la serie, porque no sólo está prácticamente dedicado a una sola historia, es una sola escena de pelea. Aquellos que desearan más acción y no se conformaran con las peleas con la Dama Estigia o Luthor recientes, o aquellos que echaran de menos al Black Adam de antes, se van a poner las botas (de piel de cocodrilo, claro) con este número, donde toda la tensión sobre las cosas malas que le van a pasar a la Familia Adam que se han ido acumulando como amenazas y advertencias durante casi todo un año explotan, como ya se vio con el brutal comienzo al final de la semana pasada. Sabiendo los enemigos, te puedes imaginar que el combate es brutal y grandioso, pero al no ser humanos, se ahorra el gore que empezaba a hacerse aburrido las otras veces. Johns y Giffen, además, lo coregrafían muy bien, de manera que los momentos impactantes quedan grandes, sin convertirlo en todo pin-ups, equilibrando bien contenido y dejarle espacio para que quede asombroso. La rabia y la violencia se palpan muy bien, y tiene los momentos de acción chulos que puedes esperar de Johns y Black Adam. El final, por otro lado, aunque en cierta manera se veia venir, y tiene gracia como inversión de lo que suele pasar, queda un poco desmotivado y por exigencia del guión. Las únicas páginas no dedicadas a estos personajes, pero relacionadas con la misma historia de todas maneras, son un epílogo de Rucka, haciendo que Montoya se dirija hacia el siguiente paso en su camino. Bastante bien, pero Montoya parece más Indiana Jones que Question. La pena es que este número, dedicado a Black Adam y los Cuatro Jinetes de Apokolips (o los otros dos nombres chulos que les dan al grupo), está hecho a la medida para Joe Bennett, pero este se carga su tradición de hacer al menos un número de cada 5, porque estaba ocupado dibujando chorradas, y no pudo hacerlo. En su lugar vuelve Eddy Barrows, tras haber estado ausente la mitad de la serie hasta ahora, pese a ser el Tercer Dibujante Oficial. Barrows es una especie de Bennett light, así que la cosa no queda mal, pero se ve claramente que podría haber sido mejor dentro del mismo estilo. Una oportunidad desaprovechada. No hay origen esta semana, tanta acción no deja hueco. Muy Recomendado (9)

52 Nº45: Continua el espectáculo de Black Adam, con todo el número dedicado a él, o a reacciones a lo que está haciendo. Es una estructura distinta a lo que ha sido hasta ahora esta serie, pero siguen manteniendose las cosas típicas de esta serie, con los distintos personajes ya establecidos anteriormente en la historia permitiendo el cambio de guionistas y subargumentos, aún dentro de la misma narrativa. Funciona muy bien. La dirección de la historia es otro asunto. La historia de Adam e Isis era obviamente una tragedia, donde las cosas que había hecho antes volvían más adelante para destruir su felicidad. (La ironía es que ha sido una de las cosas buenas, oponerse a Intergang y renegar de China, la que ha causado la tragedia, y no las cosas malas que ha hecho como suele ser lo habitual) Eso tenía tres finales posibles: Algo hace a Black Adam revertir a villano y eso hace que pierda a Isis. Isis muere y Adam sigue siendo bueno en su memoria. Isis muere y eso revierte a Black Adam a villano. El número anterior descartó una posibilidad, y por la portada queda claro por cual va a ir, aunque siempre es posible un cambio a última hora. El problema es que, por muy bien que venda Johns la rabia de Adam, y toda la sensación de furia justificada que tiene la historia, que está bien hecha (todo el montaje de la Familia Adam, en tiempo real, ha servido para preparar muy bien la historia), el nivel de brutalidad al que llega Adam es mucho mayor que el que solía tener. Y aunque se justifique por lo que ha sufrido, cruza una linea que le separa del justiciero ultraviolento que cree firmemente en una versión más drástica de la justicia, en un villano y un monstruo, que es algo que le hace un personaje mucho menos interesante, y no pinta bien para la dirección final de su historia. En cualquier caso, de momento da para unas escenas de acción brutal bastante viscerales y chulas, (aunque intencionadamente horrorosas, no va de disfrutar el gore) sobre todo el combate final. Johns también escribe uno de los interludios que hace avanzar a un par de secundarios de la historia y promete futuros buenos conflictos, y un enlace con Outsiders 1 Año Después. Rucka escribe la escena donde Adam vuelve a interseccionar con Montoya, (de nuevo, en caso de coincidir dos guionistas, gana Rucka, que para algo tiene sólo una historia) sólo que ahora es la parte opuesta de la de hace semanas. La manera de interseccionar las historias fluye muy bien, y las vuelve a dividir para que cada una tenga su final. Rucka también colabora una parte sin Montoya, en este caso teniendo a su Jaquemate reaccionando ante todo lo que está pasando. Toda la sensación de que está pasando algo importante y peligroso a nivel mundial, que es de lo que iba esta historia, es convincente. Por último, esto se extiende a la parte de Morrison, donde recupera a los 10 Grandes para terminar de meter a todos los jugadores en este drama sociopolítico, de manera más interesante de lo que parece. Y la última página es genial y promete diversión a raudales para el próximo número.

El dibujo esta semana es de Batista, que hace algunas cosas, como el combate con Muerte, muy espectaculares, aunque otras son meramente buenas, no tan bien como otras veces. Se nota que le falta tiempo, y por eso este es su último número entero, y no va a poder cumplir su estadística de “un número cada 5” que le queda. Lástima. De hecho, este ni siquiera es un número entero, un par de los interludios los hace Jamal Igle, que hizo el nº36, y que pega muy bien. No hay complemento esta semana, es un Especial Todo Black Adam, y nadie le rechista. Muy Recomendado (9)

52 Nº46: “Sientanse libres de carcajearse maníacamente, caballeros”. Esa frase resume muy bien este número. La portada originalmente tenía forma de postal de Oolong, que habría sido genial. Pero como deja claro, es otra intersección de dos de las tramas relacionadas con Intergang, la de Black Adam y la de la Isla de los Científicos Locos. Escribe Morrison porque no es una historia de Adam en absoluto. Es el antagonista, que es una fuerza de la naturaleza a conquistar, no un personaje. Lo que hace Morrison es contarnos la historia desde el punto de vista de los científicos locos, donde ellos son los héroes, y además de original, es genial y demencial. El supuesto protagonista de esa parte, Will Magnus, apenas interviene, aunque tiene un curioso papel pequeño. Es la historia de los villanos, y Morrison le da un momento y un papel a cada uno de los engendros que habían salido hasta ahora, a cada cual más chiflado, en proporción a su importancia. La parte de Veronica Cale es importante y apropiada, pero los que realmente se lucen son IQ y el Profesor Morrow, que demuestran porque son recordados y los demás no. Era difícil hacer una historia pletórica y chula con personajes que normalmente son chistes, pero Morrison lo logra, y sin sacrificar del todo el movimiento que la historia de Black Adam llevaba, aunque finalmente se tenga que cortar, por cambiar la historia de perspectiva. Además, se avanza un subargumento que lleva apareciendo y reapareciendo durante muchos números y que por narices tendrá que jugar un papel en el final, y se da la primera pista directa del próximo proyecto de Morrison. Hay una escena que se nota que la reescribieron a última hora, eso si, porque no tiene sentido que Black Adam no aproveche cierta situación. Esta vez volvemos a tener subargumentos separados, y el primero es Waid volviendo para contarnos un epílogo de la Balada de John Henry, que aparte de contarnos las consecuencias de este tipo de historias que no suelen verse, sirve básicamente para encajar como quedaban algunas cosas con como esos personajes se han visto Un Año Después. Y Johns escribe la escena final, examinando las consecuencias de lo que hizo Black Adam la semana anterior, que son una burrada, y estableciendo como consecuencia el tema principal de su relanzamiento de la SJA, además de poner en marcha la oposición en esta historia. Un poco anticlimático todo esto tras la historia principal, pero casi cualquier cosa lo sería, mejor poner ahí las escenas más relajadas. Dibuja el Cuarto Dibujante de la serie, Pat Oliffe, en su último número entero en la serie, y hace el buen trabajo que ha hecho siempre, sobre todo el pánico y deleite en los científicos locos, aunque un par de transiciones se podían haber mejorado. Y esta semana vuelven los complementos, y toca el origen de Batman, por su dibujante actual, Andy Kubert. Es un resumen básico y competente del origen, pero realmente, ¿quién demonios necesita eso a estas alturas? Y es gracioso que crean que este es necesario, pero un origen de Superman dibujado por el otro Kubert no. Porque el origen de Superman no hace falta decirlo, pero el de Batman si. Muy Recomendado (10)

Astonishing X-Men Nº12: Y así terminan los 24 números de Whedon/Cassaday en la serie… excepto que no termina la historia, aún queda un anual para cerrar la etapa. Que aún no ha salido en EEUU, porque en Marvel son incapaces de sacar sus series estrella a tiempo por no “molestar” (es decir, obligar a cumplir con su trabajo, como todo el mundo) a los “famosos”, aunque eso signifique quitarle toda la relevancia y tener a las demás series esperando. Pero lo mejor es la estupidez de Panini, que aún sabiendo lo lenta que iba la serie, y que era virtualmente imposible que fuese a terminar a tiempo, sacaron la segunda parte de la serie, pese a que no habrían perdido nada por esperar. Así que ahora, habrá que esperar varios meses para tener el final, porque en EEUU no saldrá hasta dentro de un mes y medio, como poco. Es que no aprenden de los errores. En cuanto al contenido, es lo que puedes esperar: Una batalla climática y épica, donde cada personaje tiene su momento, todo encaja bien, sorprende varias veces y hay frases realmente graciosas. (“Cada vez que esa tia habla, hace que me piquen los nudillos”) Esta saga está menos estirada que las anteriores, lo que es muy de agradecer. Eso si, a última hora Whedon saca sin explicar ni venir a cuento un personaje antiguo no mencionado en toda la historia, únicamente para engañar durante un par de páginas, lo que parece un capricho nostálgico completamente innecesario y confuso. Maravilloso dibujo de Cassaday. Pero no tiene final. Recomendado (8)

Batman Nº10: En Detective tenemos el final de la historia del mes pasado, con el secuestrador en la fiesta. Es un modelo de historia que se ha hecho muchas veces con el personaje, y este ejemplo no tiene mucho elemento original o una especial gracia, aunque no está mal hecho. Buen dibujo de Kramer, con un diseño entre aburrido e inquietante para el malo. En Batman, Morrison recupera un par de elementos de números anteriores, demostrando que no eran cosas al azar sino parte de sus montajes a largo plazo que se van desenvolviendo poco a poco. Lo frustrante es que hay pistas y retazos de que está haciendo algo muy interesante con la dirección e historia general del personaje… pero este capítulo concreto no es gran cosa, la verdad. Algunas cosas avanzan un poco, pero es sobre todo enfrentarse a un nuevo villano que no es nada original (es como Bane, pero sin la gracia, que ya es decir), y eso no está ni de lejos a la altura de lo que se espera de Morrison, y apenas a lo de un buen comic de Batman. Buen dibujo de Kubert, eso si, para este tipo de historia si que está bien. Neutral (6)

Batman: Gotham Knights: Oh, Dios. ¿Recuerdas lo que mencioné de AJ Lieberman, que ha sido universalmente vilipendiado y ya no consigue trabajo en comics por eso? ¿De la suerte que teniamos de que no hubiesen publicado sus últimos números de Gotham Knights de tan malos que eran? Bueno, parece ser que en Planeta no entienden el concepto de control de calidad. Esta es la tercera serie que se dejaron colgada a medias cuando decidieron acelerar las series de Batman por Crisis Infinita. Sin embargo, la tercera serie de Superman, criticamente aclamada, dibujada por alguien famoso como Byrne, sigue inédita, pero no es porque el editor de turno le tenga manía a Gail Simone, que va. En otras noticias similares, Mel Gibson no odia a los judios, y en Alabama no odian a los negros. Es todo circunstancial. Volviendo a la mierda que tenemos entre manos, es sobre todo un intento de hacer una historia protagonizada por Silencio, y esforzarse lo más posible en hacerle molón, a lo largo de números y números. Y si Silencio ya era poco interesante en su primera aparición, poco más que un misterio con patas y más actitud que personalidad, aquí es aún más pesado, si cabe, cada vez más por cada intento de hacerle chulo, normalmente a costa de otros villanos. ¿Recuerdas a Prometeo, introducido como un villano implacable preparado para cualquier contingencia? Aquí es un mierda mediocre sin ningún parecido al original, para que Silencio quede bien como su jefe. Tres cuartos de lo mismo para Hiedra Venenosa o Clayface, que están sólo para quedar mal y ser machacados por Silencio. Oh, que duro es, es un tipo con vendas en la cara que quiere venganza. Además, las historias se estiran, Lieberman hace continuamente el recurso chapucero de generar tensión haciendo creer que van a pasar cosas importantes que sabemos que no van a pasar (no, no va a matar a Alfred, no, no va a revelar que Thomas Wayne era mala persona, serían horribles ideas, y ni siquiera los editores de Batman dejarían algo así) y para terminar, al igual que en Batman, ni siquiera se molesta en darle una conclusión decente al supuesto enfrentamiento final, dejandolo en suspenso. Es fuertemente patético, y ni siquiera el dibujo normalmente decente de Barrionuevo y alguno más compensa este desaguisado. Evitar a toda costa (2)

Catwoman Nº4: El primer número, como pasa en muchas series por esta época, va de echar la vista atrás y contar cosas del año perdido, en este caso, explicar por fin como se quedó Selina embarazada. Bueno, no el como, eso nos lo podemos imaginar, me refiero a como llegó a estar en esa situación con el padre. ¿O quizá sería más apropiado decir con el hijo? En cualquier caso, una buena historia emotiva de relaciones interpersonales, con un final triste. Para compensar, la siguiente historia larga (y la ponen entera, aunque eso haga que tengamos 4 números esta vez, por alguna razón) es todo adrenalina. Es Catwoman en lo que mejor se le da, una historia de dar el gran golpe, con una excusa muy apropiada pese a que actualmente sea una heroína, usando circunstancias de los números anteriores, y a un buen personaje como cliente, que hace que las cosas no sean tan simples como parecen. Divertido y original, no sólo en como Catwoman usa el ingenio para salir de las situaciones, sino en las situaciones en si, aprovechando la ciencia y cosas raras del Universo DC. Muy buen dibujo de Lopez. Una serie simple que no llama la atención, pero muy sólida. Muy Recomendado (9)

Cuatro Fantásticos Nº3: Termina el follón con Galactus, y al final la misión del grupo resulta ser únicamente retener a los Heraldos, ya que vencer a Galactus habría sido excesivo. Eso sirve para demostrar lo exageradamente inteligente y preparado que es Pantera Negra, que tiene contingencias hasta contra Galactus. La manera resulta ser sacarse algunos elementos de un cajón, pero en general muestra bien lo chulo de T’Challa, y lo diferente que es de Reed. Buena pelea cósmica, y decente solución a la historia, aunque el epílogo quede un poco chapuza debido a un cambio de última hora (Gravedad iba a ser el nuevo Capitán Marvel, pero la reaparición del original hizo que cambiaran los planes editoriales cuando esta historia ya estaba en marcha) y es una lástima, porque habría estado mucho mejor de la otra manera. El subargumento con los Richards también avanza bien, y Pelletier hace bien la acción cósmica. En el otro lado del comic, termina la Cosa de Slott. Antes de empezar, decir que Kieron Dwyer está muy bien en este número, dibujando perfectamente a montones de estrellas invitadas. Parte del número está dedicado a resumenes de lo que habrían sido un par de futuras historias de la serie, que son un poco chorras, la verdad, porque la historia seria que tocaba después se la guarda. También se resuelve de manera apresurada la historia con Alicia, sobre todo tras el final del número anterior. Habría funcionado mejor con bastante más tiempo, aunque al menos es un final bonito. Lástima que otros guionistas lo hayan ignorado. Slott también resuelve algunas cosillas de esta y otras de sus series por el camino, y hasta hace un epílogo muy divertido de sus “Vengadores” de los Grandes Lagos. Aparte de todo eso, hay una parte central, siguiendo con otro de los subargumentos de la serie, que lleva a una ceremonia que es la primera vez que se ve como la celebra un superhéroe Marvel, y es muy emotiva y apropiada para el personaje. Y por último, se continua una tradición muy divertida, la del juego de poker entre superhéroes, con los buenos momentos que puedes esperar de Slott. Que en retrospectiva se hace más entrañable y agridulce, porque como dice la narración, es la última vez que vamos a ver algo así en mucho tiempo, porque poco después todos los superhéroes empezaron a morir, volverse personas horribles o amargados, y tal ambiente de camaradería y amistad se ha perdido para tener a todo el mundo angustiado y enfadado. Así que es normal que la serie termine aquí, porque no hay sitio en la Marvel actual para una serie divertida, ingeniosa y agradable como esta. Y es una maldita pena. Muy Recomendado (9)

Daredevil Nº25: Celebramos el número “redondo” con dos números, aunque probablemente sea casualidad. El primer número es… bueno, es la historia de siempre de Gladiador, la verdad. No quiere luchar porque es buena persona, pero tiene que luchar, etcetera. Probablemente lo has visto antes, tanto mejor como peor hecho. El segundo capítulo tiene a Daredevil haciendo de Daredevil, a los abogados haciendo investigación, todo bien hecho, pero no pasa de competente. Y se revela el villano… si eres un experto en continuidad de Daredevil, o medianamente conocedor y lo reconoces pese al rediseño, porque no dicen su maldito nombre. Aquí Brubaker se pasa, porque si la idea es mantener el misterio, ¿Por qué lo revela parcialmente? Y si le da vergüenza el nombre de supervillano, ¿para que demonios lo usa? No es que no llamarlo por el nombre lo haga menos ridículo, y al menos el nombre explicaría quien es y que hace al que no lo conozca. En fin, esa metedura de pata aparte, es lo de siempre. Buen dibujo de Lark. Recomendado (7)

Espectro Nº1: Es difícil explicar porque esta es una de las mejores series que hizo DC en los 90, y una de las mejores series completas que han hecho, punto. Que es la serie definitiva del personaje es evidente, pero no tanto que es la obra maestra de John Ostrander, y habiendo hecho Escuadrón Suicida y Grimjack entre otros, es mucho decir. Es una serie que explora de manera sofisticada y madura, pero accesible, una serie de temas complicados, como religión, fe, teología, venganza, justicia y piedad. Caracteriza maravillosamente a Jim Corrigan como un producto de su época y su cultura, sin cortarse en los defectos, y también define perfectamente al Espectro, y explica claramente donde son la misma entidad y donde son entidades distintas. Más importante, logra no tener los problemas que siempre se tiene con el personaje, que es, dado que es virtualmente omnipotente, encontrar la manera de meterle en situaciones que no solucione mágicamente inmediatamente. Los problemas que se encuentra, o tienen magia que le complica las cosas, o se encuentra con gente de niveles de poder similares, o tiene problemas morales, éticos y prácticos que le impiden resolver la situación inmediatamente. En toda la serie no se nota rebuscado el uso de sus poderes, que es todo un logro. También se explica porque no resuelve todos los problemas del mundo gracias a sus poderes, y otras consideraciones prácticas, morales y teológicas que conlleva el personaje. Aparte de eso, tiene una galería de secundarios muy buena, incluyendo una detective e interés romántico a la altura del protagonista, un amigo/adversario como Nate Kane, que es el equivalente moderno de Corrigan, un poli duro entre polis duros, y un confidente como el Padre Craemer, el genial sacerdote del Escuadrón Suicida que evitaba todos los tópicos de este tipo de personajes. Explora la historia del personaje, sacandole partido a todo lo que le ha pasado, con el tiempo. Y explora distintos aspectos del Universo DC, desde el mágico hasta el político, como siempre hace muy bien Ostrander. Todo con una narración y diálogos absorbentes, y un dibujo con una atmósfera mágica y fantástica, que es, de lejos, el mejor trabajo del socio habitual de Ostrander, Tom Mandrake, que hace unas cosas con luces y sombras, y sólidos transformandose en gaseosos que quitan el aliento.

La mitad de este tomo (parte de la nueva linea de Planeta de tomos que condensan tanta masa en un espacio tan pequeño que no dejan escapar la luz) es una complicada saga (que fue recopilada en una época en la que DC no recopilaba nada) que involucra un asesino en serie al que el Espectro no puede pillar hasta que no cometa un nuevo crimen, la presentación de los secundarios antes mencionados, un repaso al pasado de los dos protagonistas, un conflicto con el Cielo para que le dejen cambiar las reglas, el regreso de un villano clásico del personaje y los tejemanejes de Madame Xanadu, revelando por fin su origen secreto. Además de un final trágico y poderoso terriblemente descorazonador. La siguiente historia nos muestra lo terrorífico que puede llegar a ser el Espectro, en una historia de maldad y castigo a nivel internacional sin soluciones fáciles, usando buenos viejos conocidos como el Conde Vertigo o el Hayoth (el grupo de superhéroes israelí, ambos del Escuadrón) y una reunión de héroes místicos (desgraciadamente, algunos en encarnaciones cutres de los 90) y un villano muy apropiado como nemesis para el Espectro, explicandose la conexión entre ambos. Y la última historia tiene al Espectro enfrentandose a temas donde el bien y el mal no está nada claro, mientras fuerzas justamente preocupadas por sus actos deciden moverse en contra suya, acabando en un memorable encuentro con Superman. Todo es bueno, y aunque hay muchisimos comics en las estanterías, y comprarse a ciegas un monstruo así de enorme tira de espaldas, pero si algo de lo que he dicho te suena minimamente atractivo, echale un vistazo, porque realmente no te arrepentirás, es de lo mejor. Muy Recomendado (10)

Ex Machina: Apagón: El tomo más corto hasta ahora (sólo una saga de 4 números) y el último que ha salido en EEUU, así que probablemente la serie tardará más en salir a partir de ahora. El título viene de que dan la verdadera explicación (al menos en ese universo) del Gran Apagón de Nueva York de 2003. La idea central es avanzar un poco más el misterio del origen de los poderes de Hundred, haciendo de esto una historia de ciencia-ficción inquietante y extraña. La aparición del ente que causa toda la situación es misteriosa y chula de una manera muy curiosa. Las pistas de lo que realmente está pasando van dandose poco a poco, creando un montón de teorias por cada una que dan, a cada cual más prometedora. Y aunque no se revela todo, ni mucho menos, se dice los suficiente como para aumentar la sensación de que hay algo mucho más grande ahí fuera, y que el mundo se le va a caer encima al pobre alcalde dentro de poco. Muy buena manera de aumentar la tensión y el misterio inherente en la ciencia-ficción, tratando mundos desconocidos, muy eficazmente. La parte de ver el ayuntamiento reaccionar a la situación, con el alcalde indispuesto, también da para unas cuantas cosas curiosas con los diversos secundarios. Hay una escena muy graciosa con una situación tipíca de un apagón. El dibujo de Harris, ahora con otro entintador, sigue siendo excelente. Y sabe meter elementos fantásticos de manera muy sutil en una serie que por otro lado mantiene un realismo total, de manera que queda muy desconcertante. Uno de los mejores tomos de la serie, si te gusta más la parte de ciencia-ficción que la política, que andaba un poco desatendida últimamente. Muy Recomendado (10)

Exiliados: Hijo de Apocalipsis: Cuenta atrás a que cambie la dirección de la serie, con varias historias que dejan claro que algo va terriblemente mal con el Agente Temporal. La primera es un concepto algo distinto de la rutina: siguiendo con la idea de que Sasquatch ha pasado a ser controlado por la Gran Bestia que le dio los poderes, este decide tomar el control de la misión para sus propios fines. Vale, es parecido a lo que que hizo Austen con Hiperión, pero esta es una versión dentro de la cordura. Su plan es original, los detalles con los personajes del mundo tienen mucha gracia y la resolución es buena, así que todo sale bien. La siguiente historia es el regreso de Dientes de Sable, explicandonos que fue de él desde la última vez, y ya puestos, que pasó con Destello cuando desapareció durante unos números. Eso sirve para que, por fin, los Exiliados se den cuenta de que el Agente Temporal no sólo no está cumpliendo con lo prometido, sino que las reglas que estableció no parecen ser reales, y que hay que hacer algo al respecto. Es una buena tragedia para la pareja protagonista, además. El dibujo de Sakakibara no está mal, aunque podría cuidarse más en los detalles. La otra historia es un cruce con el abominable retorno a la Era de Apocalipsis de hace un par de años (si, la edición de esta serie lleva mucho retraso), que tiene bastante sentido, teniendo en cuenta que dos de los protas vienen de allí (eso si, pasan del hecho de que Morfo es clavado al de allí, aunque al menos hace tiempo que le cambiaron el traje). Tiene el problema de que tiene que tratar la versión de ese mundo de aquella miniserie, que es completamente irreconocible como la original, y sin ninguna idea interesante. Pero bueno, asumiendo que transcurre en un mundo anodino, Bedard le suma bastantes complicaciones, teniendo que lidiar con un nuevo miembro de lo más problemático (que es un cabo suelto del universo normal también), con su misión, con la oposición nativa y con las manipulaciones del Agente Temporal. Todo eso lleva a un cliffhanger bastante prometedor para llevar a la saga de final de etapa de la serie. El dibujo sólido de Calafiore de siempre. Siendo Bedard, no tiene mucho que destaque demasiado, pero es sólido y sin caer en la monotonía. Recomendado (7)

Freshmen III: Otra miniserie sobre estos personajes (la segunda, pese al 3 en el titulo, porque en Norma son asi), que para los que no recuerden va de universitarios que obtienen poderes irónicos en el mundo real (aunque el tono sea más cómico que realista) y… bueno, pasan más tiempo teniendo problemas que combatiendo algún crimen. Los personajes son bastante buenos, y Sterbakov tiene algunas buenas ideas para muchos de ellos, pero esta miniserie es terriblemente dispersa. Al final del tomo, después de media miniserie, no emerge ningún tema central, ni ningún argumento principal, sino que es una serie de escenas salteadas sobre cada personaje. Muchas son buenas, pero no forman un todo coherente, y aunque eso podría funcionar en una serie regular (o incluso en una miniserie si el final logra atarlo todo muy bien), publicado así queda disperso. No sin sus puntos buenos, y Will Conrad (que ya hizo algunos Outsiders y asi en DC) no es Leonard Kirk, pero tampoco lo hace mal en un estilo similar, aunque menos suave. Recomendado (7)

Green Arrow Nº6: Como Winick ya no escribe Batman, decide traerse sus cabos sueltos de aquella serie aquí, aunque no tenga sentido, o no fueran buena idea para empezar. Así que este número es todo sobre Jason Todd Malvado, y el resto de personajes girando alrededor. Por supuesto, Winick apenas explica como salió de la situación que dejaba colgada al final de su último número en Batman, y pese a que señala lo ridículo del diseño de mascaras de Capucha Roja, sigue manteniendolo, porque es así de guay. Y eso es, como todos los malditos comics de Winick y su Jason Todd Malvado, la historia va exclusivamente de lo chulo que es el personaje, y como deja en ridículo a los demás, sin molestarse en darle una personalidad aparte de vengativo y chulo o unas motivaciones más allá de “quiero vengarme de Batman porque soy idiota”. A decir verdad, tiene algunas frases buenas, y como historia de acción no es demasiado mala, pero eso no quita que Winick esté reciclando sus mismas historias que ya hizo cuando al menos parecía que había una razón, no como ahora. McDaniel hace bien la acción, mal lo demás. Neutral (6)

Green Lantern Corps: El Lado Oscuro del Verde: Sacando los tomos con prisa para el crossover el mes que viene, que listos. Dos historias muy distintas esta vez: Primero, una historia de relleno por Keith Champagne, el de los crossovers de JSA con Crisis. La idea central es presentar la rama de operaciones encubiertas del Cuerpo de LVs, que tiene un nombre algo chorra que es un chiste intraducible. (Cadaver = CorpsE) No es del todo mala idea, aunque es algo que no pega del todo con la estructura que están montando Johns y cia, asemejandolo más a un cuerpo de policía que a uno militar, que son los que tienen este tipo de cosas. El resultado es ver a Gardner, que es de todo menos sutil, tratando de hacer su habitual enfoque a lo Rambo, y encontrandose con que hay gente más bestia y mejor preparada para este tipo de cosas que él. Esa parte es divertida dentro de lo que cabe, los varios engaños que hacen salen bien, y el villano es una amenaza creible para un par de números. Tiene algunos problemas (seguimos con los aliens que son como humanos pintados y con maqullaje, y con jodidos insectos humanoides con pechos incomprensibles) y se nota que Champagne es novato, pero para una historia de relleno está bien, demonios, es mejor que el tomo anterior. La otra historia coge tramas y personajes del tomo anterior, y los va juntando a la vez que va haciendo de prólogo a la Guerra del Cuerpo Sinestro. (El listo del traductor caga la revelación de que Sinestro está detrás de todo, no es que no se evidente cuando el malo resulta ser una cosa amarilla) No empieza muy bien, con la aparición de algunos Linternas muy irritantes que no tiene sentido que hayan sido reclutados para algo tan selecto como el Cuerpo, pero se va arreglando conforme avanza. La nueva compañera de Soranik sigue sin ser interesante, pero no se le da casi protagonismo, y sin embargo se presenta a un nuevo LV que si que es curioso y al menos no es un humano disfrazado, aunque cumple el otro cliché, el de ser un animal terrestre. Siguen con el amplio uso de las ideas de Moore (y de hecho, se presenta sutilmente una de ellas bastante esperada) aunque ahora está mucho mejor hecho, porque resulta que era todo parte de un plan bastante bueno. De hecho, en retrospectiva, la planificación de la serie sorprende, porque el malo de esta saga fue presentado sutilmente en los primeros números sin que nadie lo notara. Es una historia bastante buena de una organización bajo un ataque encubierto organizado, poniendo a varios de los protas contra las cuerdas, y aprovechando bien los recursos, y termina en un batalla campal superheroica-cósmica donde cada uno de los protas de la serie tiene su momento personal y de acción, y queda bastante chulo. Buen dibujo de Gleason, sobre todo en las burradas de acción. Es increible como la cercanía al crossover ha mejorado esta serie, a ver si sigue así. Recomendado (7)

Ion Nº2: Esto, por otro lado, no mejora significativamente, aunque al menos tampoco empeora. Es lo mismo del tomo anterior, y lo mismo de siempre con este combo de autor y personaje: Kyle no hace nada interesante, pero todo el mundo que se encuentra le dice lo especial que es, y las mujeres que se encuentra sólo existen para tirarsele encima inmediatamente tras conocerle. La historia va de eso, y de reencontrarse con viejos conocidos de su antigua serie, ninguno de los cuales Marz hace nada por hacerlos interesantes, o en algunos casos, ni de explicar quienes son o que relevancia tienen. El encuentro con Hal Jordan demuestra de nuevo que Marz no sabe escribirlo, y no tiene ni la cuarta parte de la gracia de su último team-up, en cuatro veces el espacio. Y para terminar de hacer la gracia, tenemos un puñetero trailer de Cuenta Atrás, con una de las pesadas visitas del Monitor, que no sirven más que para repetir las mismas pistas vagas e inutiles que han dado en otras series y gastar espacio. Al menos la conversación con un viejo amigo es decente (aunque no está a la altura de las de Winick, y ya puestos, ¿no tendría más sentido que visitase a sus amigos de entonces que son posteriores?) y el dibujo de Tocchini es bonito. No Recomendado (3)

Hawkworld: Esto es una miniserie de finales de los 80 donde Timothy Truman nos contaba la versión post-Crisis del origen del Hawkman de la Edad de Plata. El problema vino luego cuando un editor imbécil, en vez de dejar la mini en el pasado como estaba concebida, continuo la serie regular en el presente, como si Hawkman acabase de llegar a la Tierra, cargandose no sólo todo sobre la historia pasada del personaje, también empezaba a joder la marrana porque contradecía hasta historias Post-Crisis, así que no podían culparla de los cambios. Fueron cosas como esas las que hicieron al personaje inutilizable hasta nuestros días, y nos llevaron a cosas como los puñetazos a la realidad. Pero volviendo al comic que nos ocupa, Katar Hol, esta versión de Hawkman, siempre ha sido un concepto problemático, porque se supone que es un alienígena de una civilización avanzada, pero luego se comporta exactamente igual que el Hawkman de la Edad de Oro, que es un puñetero guerrero egipcio, incluido usar mazas en vez de armas más sofisticadas. El resultado lo hacía un poco cutre y contradictorio. La solución de Truman es pasar un poco de todo esto, porque aquí Katar aún no se ha ido a la Tierra, pero a su vez dar una visión de Thanagar que es consistente (les gusta la lucha cuerpo a cuerpo porque tienen tradición guerrera, pero también usan armas de fuego si es necesario). Todo el comic se nota que viene de los 80 de la época post-Watchmen, no sólo por toda la idea de dar una visión corrupta de Thanagar con drogas, pobreza y otros problemas realistas, sino por el tono cinemático, lento y dramático que lleva. Sin embargo, pese a los muchos intentos fallidos de adaptar ese estilo a los personajes DC, este es de los pocos que salen bien, en parte porque Truman lo hace bien y sin pasarse con el “realismo”, en parte porque le pega a un personaje como Hawkman que ya era una bestia parda nada inocente y que realmente necesitaba diferenciarse del otro Hawkman. El resultado es algo que amplia en riqueza y profundidad al personaje en vez de masacrar lo bueno que pudiera tener antes. Es la historia de cómo Katar pasa de ser un fracasado a un héroe, y como se hace consciente de los problemas tanto en él como en su sociedad, y decide hacer algo al respecto. Así es como se hacen superhéroes más maduros, manteniendo el nucleo de heroismo y esperanza pese a transcurrir en un mundo complejo, en vez de cargarselo todo con chorradas nihilistas porque parecen “maduras”. Una buena historia vendiendo sobre todo esta versión de Thanagar, pero también a la nueva versión del personaje y su redención heroica, y también las nuevas versiones de Hawkwoman y el villano Byth. Y el dibujo de Truman es muy bueno, realista sin ser aburrido. Recomendado (8)

Héroes de Alquiler: Dinosaurio Diabólico: El único tomo de la serie sin crossovers, y Graymiotti aparecen acreditados en la portada pese a que sólo pusieron el argumento del primer número (que realmente, debería haber ido en el tomo anterior, porque cortaron la historia a medias). No es que Zeb Wells, el responsable de que se cargaran a los Nuevos Guerreros por aquella miniserie tan mala, sea mucha mejora. Es un desastre, la verdad. El único personaje que se desarrolla algo en todo el tomo es el puñetero Entomólogo, y no es porque avance como personaje, es porque sufre cambios aleatorios de poderes y aspecto. Si, lo que oyes, hacen una versión oscura, seria y con pinchos del Entomólogo, villano de chiste. Lo que hay que oir. Los demás personajes siguen teniendo un solo rasgo de personalidad: Las hijas del Dragón son heroicas y chulas, Tarantula es misteriosa, Shang Chi es estoico e inexcrutable, Paladín es un aprovechado y así. La primera historia ni siquiera tiene que ver con la premisa de la serie, les tiene de héroes genéricos, enfrentandose a villanos genéricos y a los Hombres Cabeza, que no logran tener ni la décima parte de la originalidad y gracia que les dio Gerber hace 30 años. Oh, y tiene que resultar dramático que muera un villano sin personalidad ni gracia. La otra historia es casi peor, es la del Entomólogo Oscuro, y encima, también va del personaje del título, tomado completamente en serio, cosa que ni Kirby hacía cuando lo creo. El resultado son un montón de páginas de los protagonistas de cartón enfrentandose a bichos de cartón (porque Rio aún es decente en la primera historia, pero el tal Mann en la segunda es horroroso) hasta que toca resolver la historia, y tiene que resultar emotiva. Alucinante, y alucinante que series tan carentes de ninguna razón para existir sean publicadas, aunque sea tan brevemente. No Recomendado (3)

Iron Man Nº2: Dos números, para coordinar con el crossover el mes que viene. La serie intenta ser un thriller de espías con elementos de alta tecnología. Desgraciadamente, no es uno muy interesante. Se cree muy serio, pero no hace nada original ni profundo, sólo usa sus recursos de manera habitual. Y la parte de alta tecnología queda ridícula, tanto en aspecto como en comparación con la tecnología que se suele ver en Marvel. Es todo muy flojo, los malos no tienen mucha amenaza ni gancho, y los politiqueos y tejemanejes no tienen demasiada emoción. No es un mal comic, como aquellos en lo que se basa pero apenas pasa de mediocre. Hay una buena escena contrastando a Tony con sus predecesores, que es el tipo de cosas que vendrían bien, pero si las muestran en acción en vez de contandolas. Dibujo decente de De La Torre, muy modificado por el color, muy parecido al estilo propio actual de Marvel. Neutral (6)

JLA Nº7: Fantástica idea para una portada doble (y precioso detalle de Planeta el hacerla desplegable), con un fondo con alineaciones pasadas de la Liga de la Justicia, cada una con un dibujante muy apropiado (dibujantes de cada etapa, excepto la original que tiene a Powell imitando un estilo clásico)… que se ve estropeada porque en la parte de delante la nueva alineación está garabateada por Benes. Además, se ve la nostalgia horrible, al contar la horripilante Liga de Detroit como algo importante, y no las alineaciones post-LJI que eran bastante mejores y más relevantes. Este es el número de descanso donde se establece la nueva alineación, que quedaría mejor si la primera saga no hubiese sido tan relajada y estirada. Ahora quedaría mejor acción más centrada y no descanso, pero ese no es el estilo Meltzer. La verdad es que es una buena alineación, aunque uno o dos de los personajes no icónicos que están sólo por capricho o nostalgia podrían irse (preferiblemente Vixen, que esta sólo por nostalgia de una mala, mala idea), y curiosamente, prácticamente todos los personajes tienen hijos de algún modo, la mayoría obtenidos recientemente. Pero lo que hace Meltzer con ella… la mitad es tenerles siendo muy agradables unos con otros de manera super-azucarada que no aporta nada, y la otra es presentar posibles subargumentos que aunque algunos no son mala idea, avanzan poco para lo que ocupan, que dejan un número muy vacio. Es increible que para hablar tanto, aprendamos tan poco de los personajes en un número (es algo que tiene en común con los Vengadores de Bendis). El posible miembro nº11 viene presentando un extraño subargumento, y sin embargo, no se molestan en presentar quien es, y no es que sea precisamente famosos. Y el nuevo cuartel general es todo homenajes a etapas antiguas, lo cual no es mala idea, si no fuera por lo chorra de la presentación, y el hecho de que Meltzer le meta una copia de la Sala del Peligro que no pega en absoluto a la serie, y que tiene un nombre muy chorra para hacer un chiste malo. Al menos la página final promete que el crossover del mes que viene será interesante. Neutral (6)

JLA/Cyberforce: Como si de una plaga se tratase, los crossovers gratuitos entre editoriales siguen apareciendo, incluso años despues de que pensaras que se habían extinguido. Lo mismo se podría decir de Cyberforce, ya puestos. En teoría, esto podría ser gracioso, porque es del equipo creativo de JLA de hace unos años, Kelly y Mahnke. En la práctica… es un comic de Cyberforce, y no es que Kelly se luzca ultimamente. Es una de esas historias que hacen como si los dos grupos siempre hubiesen existido en el mismo universo, pero por alguna razón, parece ser importante para la historia de Cyberforce, tal y como es. La LJA, por su parte, está de adorno y músculo, y para usar al Detective Marciano, que es más o menos el héroe de la historia, que es una repetición de algo así como todas las historias de J’onn, con sus lloriqueos por su familia y su resolución heroica, y… vamos, lo de siempre. El resto es pelearse con/contra un puñado de horribles personajes de los 90 salidos de una pesadilla de malas imitaciones de malas ideas (está el clon de Lobezno, el clon de Cable, el clon de Mariposa Elektramental… joder, se llaman Cyberforce, ¿Qué más quieres?) y aparentemente tenemos que preocuparnos de que pasa con esas cifras, y que sea dramático si uno de ellos muere horriblemente. Uh, no. Es un montón de gente cutre y tonta que se toma muy en serio y que actua como un mal remedo de la Patrulla-X, en un crossover gratuito. Y ni siquiera el dibujo está bien, porque por mucho que a Mahnke le vaya lo grotesco, los diseños de los protas quedan cutres más que otra cosa, y el intento de imitar su estilo en los malos es horroroso, pero no en el sentido al que aspira. En serio, ¿Quién espera que esté interesado en esto? Evitar a toda costa (2)

Jóvenes Titanes Nº6: Con este número, Johns se despide de la serie que relanzó con tanto éxito cuatro años antes. Han sido años con altibajos, pero lo que está claro es que ha vuelto a poner a los Titanes en el mapa tras haber estado un poco marginados, ha hecho un gran trabajo renovando a la mayoría de personajes (más los viejos Titanes que la nueva generación, la verdad) y será el modelo a imitar para los siguientes guionistas. El final de Titanes Este se basa en ideas suyas, pero ya no lo escribe él, lo escribe Beechen, ganandose algo de buen karma al ser el encargado de terminar de arreglar a Batgirl tras haber sido el encargado de estropearla. Como no hay mal que por bien no venga, también se van Tony Daniel y sus chapuzas y mala anatomía, y lo sustituye Al Barrionuevo, que tiene mejor manejo de la anatomía y la perspectiva, aunque su trabajo aquí también es algo chapuza. En cuanto a la historia, sigue una estructura bastante típica, donde los malos han capturado individualmente a los héroes, y estos tienen que librarse y reunirse para salir de esa. La interacción entre los héroes capturados y los villanos, que sirve para desarrollar a estos, tiene suficientes momentos originales para compensar la normalidad de la dirección (aunque lo de Match está muy mal aprovechado, ya que en vez del verdadero dilema que podríamos haber tenido si hubiera seguido siendo un clon malvado de Superboy, ahora sólo es agonía barata para Wonder Girl… y no desarrollan nada a las hijas del Joker y Acertijo, lo que es una pena teniendo en cuenta lo que pasa después), pero luego en el segundo capítulo, ya con Beechen, la cosa degenera en una pelea dispersa entre un montón de personajes, donde casi ninguno hace nada interesante. Sería fácil culpar de eso a Beechen, porque la diferencia entre ambos capítulos es notable, aunque en otras ocasiones ha mostrado que es mejor ejecutando malas ideas ajenas que al revés. Si es malo también ejecutando buenas ideas ajenas, es que no tiene remedio. Bonito cliffhanger, aunque molaría más si no lo hubiesen hecho prácticamente igual hace un par de años. Recomendado (7)

JSA Nº4: Esta vez queda bien que pongan la portada de Ross, es de las pocas que no es sólo un personaje posando. Termina la saga de introducción, y es sobre todo tres escenas de pelea paralelas, a cada cual más chula y movida, con buen montaje, y buenos momentos para cada personaje, lo que tiene mérito, con tantos que hay. Sobre todo desarrolla bien a los chavales nuevos problemáticos, Damage y el hijo de Wildcat, que recibe su nombre-código, increiblemente apropiado y que demuestra lo que ha madurado DC. La conclusión es muy buena, además, porque es un gran final temático para la idea central de la saga (y de la serie) sobre los legados, que demuestra de manera conmovedora porque gente como los malos nunca podrá ganar (y que Savage es un sandwich de atún, ya puestos). La gran presentación del grupo al completo también es emotiva de manera solemne. Y se presentan varios subargumentos intrigantes para el futuro, incluido el prólogo para el crossover del mes que viene, que le encantará a fans de ciertos personajes DC. Excelente dibujo de Eaglesham. Muy Recomendado (10)

Justicia Nº7: Comienza la segunda mitad de la historia, y es la parte donde los héroes se reunen para recuperar fuerzas. Ross y Krueger aprovechan para meter aún más personajes de la Edad de Plata, porque de eso se trata. Por lo demás, todo avanza como hasta ahora, la serie se mantiene bastante constante y consistente, que es una ventaja si te está gustando. Buen dibujo, aunque las composiciones se vuelven algo claustrofóbicas y difíciles de ver a veces, con tanta viñeta vertical con tanto elemento. Recomendado (7)

Lobezno Nº27: Seguimos con Orígenes (y francamente, en cuanto más tarde en llegar Loeb, mejor), y tenemos un número dedicado a Malas Ideas, con mayúsculas. Una es tener como malo a Cyber, que es un malo cutre de los 90 que participó en una alta proporción de malas historias, incluida aquella en la que moría de manera tan cutre como vivió, hace más de 10 años. Sólo a alguien tan desesperado por reciclar malas ideas como Way se le ocurre resucitar a un villano de los 90 que lleva muerto más tiempo del que vivió, y encima dedicarle escenas a desarrollarlo, sólo porque tuvo un flashback minimamente importante con Lobezno una vez. Al menos no ignora su muerte, aunque la manera de resucitarlo es completamente aleatoria y absurda. La otra idea es peor, es a Way presentando a su nueva nemesis de Lobezno: ¡Su hijo!

Porque no hemos visto esa idea recientemente, con X-23. Porque no tenemos a Lobeznos malvados en Dientes de Sable, entre otros. Porque eso es justo lo que necesita esta serie, más villanos cuya única personalidad es ser malos y querer vengarse de Lobezno por motivos vagamente comprensible (ver también: Prácticamente todos los malos de Lobezno) ¿Se puede ser más cutre y más carente de ideas? Lo segundo quizá no, pero lo primero si: El chaval tiene un nombre chorra, unas garras incomprensibles, un peinado ridículo y unos tatuajes que se juntan para tener un look que suena a “mira que malo es y como mola” pero que realmente da vergüenza ajena. Sinceramente, espero que a Dillon le viniera el diseño ya hecho, porque si no, ha perdido reputación automáticamente. En definitiva, es un comic para la gente que piensa que Lobezno mola porque tiene garras y mata gente. El resto, por favor, que la ignore. Evitar a toda costa (2)

Marvel/Top Cow 2008: Que también podría llamarse Desesperación 2008, tratando de exprimir a los lectores con este tipo de timos que no funcionan bien desde los 90. Es que estos dos especiales lo tienen todo: Los dos personajes más superficiales y sobreexplotados de Marvel, dos de los peores guionistas recurrentes de Marvel y DC, y personajes de Top Cow. Al menos ninguno de ellos es Cyberforce. La primera historia es un cruce entre Lobezno y Darkness, donde cierto exguionista del Tio Garras abusa del recurso de siempre del personaje de un encuentro de su pasado para tener un largo y sangrientamente pesado combate entre los dos protagonistas, que obviamente, acaba en tablas, y no va a ninguna parte. Lo que podías esperar. La otra es algo más competente, un cruce entre el Castigador y Witchblade, por un guionista reciente de esta última, donde ambos intentan detener a unos criminales, y como suele pasarle al Castigador, chocan en la manera de actuar. Al menos trata de decir algo sobre el contraste entre los personajes, pero es una historia hecha con molde sobre personajes muy superficiales, la verdad. La gran sorpresa de ambos especiales es que el dibujo no es tan malo como podías esperar: Kirkham (que ahora ha hecho Spiderman y cosas asi) casi es decente, y Adriana Melo no está del todo mal, y evita la mayoría de cosas vergonzosas que suelen hacerse con el personaje. No es que recomiende este especial ni lo más remotamente. Evitar a toda costa (2)

Marvel Zombies: Orígenes: Este especial, para explotar un poco el fenómeno de una sola idea, es una precuela a la mini original (e incluso a la historia de Ultimate 4F), contandonos como se infectaron los superhéroes, por el mismo equipo creativo. Y aunque intenta algo distinto que la miniserie, lo cual es encomiable, funciona aún peor. El problema es que Kirkman intenta a la vez dos tonos completamente distintos, y no termina con ningunos. Por un lado, intenta contarnos una historia seria de absoluto terror sobre una infección que va a matar a todos los héroes y a sus héroes queridos, y como impacta eso a los héroes supervivientes que tienen que luchar contra eso. Podría ser una buena historia si no supiesemos el final. El problema es que eso está intercalado con las mismas escenas “hilarantes” de superhéroes Marvel zombificados comiendose a otros y haciendo chistes al respecto. Y eso se carga completamente cualquier ambiente de preocupación que pueda tener la historia, y viceversa, la parte seria hace que lo otro pierda la gracia que se supone que podía tener. Aparte, los personajes continuan siendo, con un par de excepciones, cifras que tienen que ser incompetentes sin nada de los de verdad, para que pueda haber historia, pero no se puede esperar otra cosa de este tipo de historias. Lo más señalable es la galería del final, con la burrada de portadas alternativas de zombis, parodiando portadas famosas, que es otro chiste que dejó de tener gracia hace tiempo. No Recomendado (4)

Marvel Zombies vs El Ejército de las Tinieblas: ¿Panini también se apunta a la moda de los meses temáticos? Oh, bueno, esto es un ejemplo clásico de una idea que se les ha ido de las manos y continua sacando derivados cuando ya ha perdido la gracia. Esta vez, ni siquiera tiene al equipo creativo original, escribe John Layman (que hizo 4F: Dinastía de M) y dibuja un tal Fabiano Silva, que tiene un estilo más normal que Philips, aunque los zombis tienen más o menos el mismo aspecto. La idea del crossover es intuitiva, juntar a un asesino de zombies famoso con unos zombis famosos, pero tiene el defecto básico de esta clase de cruces: Tiene a cada bando haciendo su idea básica, vemos ambas ideas interactuar un poco, y cada uno a su casa. No tiene ni la gracia del Ejército de las Tinieblas, ni… bueno, lo que sea de Marvel Zombies. Tiene a Ash matando zombis famosos (y no tan famosos), aliandose con personajes famosos y huyendo y salvandose por los pelos, hasta que encuentra la manera mágica de salir de esa, como suele pasar en este tipo de historias. A decir verdad, es mejor que las historias de Marvel Zombies de Kirkman por varias razones: Tiene un protagonista con el que es fácil identificarse y disfrutar. Tiene otros personajes con personalidades distintas, en vez de una infinita repetición del mismo zombi y de la misma víctima condenada patética. Y tiene varios chistes más aparte de la grotesquidad de turno. Pese a eso, es para los muy fans del género y la película, que disfruten las referencias y tener una versión aguada de ella, con invitados estelares. Neutral (6)

Midnighter Nº2: Cuatro historias autoconclusivas, cada una por un equipo creativo distinto. La primera es la última historia de Ennis en la serie, y técnicamente no es una historia de Midnighter en absoluto. Es una historia del Japón feudal, con Midnighter y Apollo reinterpretados como samurais (o sobre samurais con parecidos a ellos) y pese a lo chorra que suena, es una buena historia sobre honor, amor y venganza, con un final muy bueno. El dibujo del habitual colaborador Glenn Fabry es más apropiado de lo que podría parecer en un principio. La segunda es uno de los cada vez más escasos trabajos de Vaughan, y es una historia bastante simple de Midnighter derrotando él solo a una organización super-tecnológica malvada de turno, con la gracia de que el comic está contado de atrás a adelante, donde cada página transcurre antes que la anterior, que sirve para mostrarnos como funciona la predicción de acontecimientos de Midnighter, y de paso, para jugar con el lector de manera muy astuta. Una gran historia corta, experimentando con el formato, como hacen los grandes, y muy buen dibujo de Darick Robertson. La tercera historia es del heredero del universo Wildstorm, Christos Gage, y como casi todos los trabajos que ha hecho hasta ahora, también es buena. La idea es tener a Midnighter tratando de hacer un tipo de misión distinta a la que suele hacer, pero acabando haciendo de Midnighter, porque no sabe hacer otra cosa. Una historia divertida con mucho humor negro, pero también mostrando el pequeño lado humano que tiene el personaje. Buen dibujo de John Paul Leon. Por último, para jorobar el poker, tenemos a Graymiotti escribiendo una historia donde Midnighter se enfrenta a unos bichos. Se puede ver claramente donde las otras historias tenian una buena idea, y la ejecutaban bien, porque eran de buenos guionistas, y esta no. Esta es una historia mediocre, que tiene la suerte de estar dibujada por Brian Steelfreeze, que la salva de la mediocridad. Pero bueno, 3 de 4 no está mal, sobre todo para un formato tan poco considerado como el de la historia autoconclusiva. Un paquete muy bueno, que demuestra que si se pueden hacer cosas en 24 páginas, lástima que lo que le quede a la serie no sea más de esto, sino las chorradas de siempre. Muy Recomendado (9)

New X-Men Nº31: Continua la masacre, aunque esta vez al menos empieza a quedar claro que no todo es lo que parece. El resultado es que tenemos pocos motivos para preocuparnos por lo que les pase a los personajes. Pero vamos, es tener a los protas pegandose con demonios, hasta que la Magik sin atisbo de nada de lo que lo hacía interesante dedice explicar cual es el recurso que se tiene que sacar del trasero para solucionarlo todo. O lo que es lo mismo: Muy mal reciclado de una historia de Claremont, nada nuevo en esta serie, o en la línea. Lo impresionante es el dibujo de Young, que demuestra que cuando le das una historia en la que puede lucirse, y llega a un compromiso entre sus exageraciones y hacer personajes creibles, puede hacer cosas bastante buenas y divertidas. Su Limbo está entre el infierno y un mundo de dibujos animados, pero al menos es impactante de algún modo. No Recomendado (3)

Nextwave: Te Pateo la Cara: ¡Ey, niños, es Nextwave! Di lo que quieras de Warren Ellis, pero cuando quiere, sabe hacerlo bien. Este es un comic que no puedes, no debes tomarte en serio. Los personajes y situaciones no tienen ningún parecido o relevancia con como son fuera de aquí o con el resto del Universo Marvel. Es una comedia chorra de acción. Teniendo en cuenta eso, es tremendamente divertido. Va de cinco caricaturas superheroicas enfrentandose a los villanos y criaturas más deliciosamente desmadradas y locas que puedes imaginarte, reventandolas de cientos de maneras y haciendo comentarios graciosos al respecto. El par de primeros números siguen el mismo molde del tomo anterior, con una amenaza (en este caso el hermano pequeño de Dormammu, y su ejercito de Sin Mentes bailarines) invadiendo una ciudad y Nextwave reventandolos mientras Dirk Anger es una versión maniaco-depresiva y exagerada de Nick Furia en las sombras. Pero entonces es cuando realmente la serie empieza a tomar drogas y pisar el acelerador. Presenta un nuevo villano (cuyo nombre es un chiste que ya hizo Morrison) con lacayos mucho más originales. Con ellos Ellis parodia su propia moda de usar palabras cotidianas como nombres de grupos y de superhéroes, parodia varias tendencias en superhéroes y crea varios supergrupos temáticos de lo más absurdo, y hasta hace una gran parodia de los Ultimates y los Vengadores, mezclandolos, de entre todas las cosas, con Not Brand Ecch (la primera autoparodia marveliana, antes de What The). Desternillante, tanto si pillas los chistes en concreto como si no (lo de la letra en la camiseta es simplemente glorioso) Tras eso, Ellis e Immonen van un paso más allá, y meten a los protagonistas en versiones alternativas, mezclando su continuidad pasada con los estilos de varios autores de renombre: Pulsar en un futuro enloquecido en plan Paul Pope, Elsa Bloodstone en una aventura gótica en plan Mignola, el Capitán parodiando Tierra/Universo/Cosamuygrande X con el dibujo de Leon, y lo más inesperado, el Hombre Máquina al estilo mundano de Daniel Clowes. Absolutamente genial, e incluso si no pillas los homenajes/parodias, dan ganas de seguir leyendo historias en esos estilos, sea en broma o en serio. Después viene un asalto al cuartel general de los malos, que es algo así como una adaptación de la fase final del videojuego más alucinante que nunca se ha hecho, donde Nextwave va pasando de pantalla en página de los bichos más absurdos concebibles, desde MODOKs-Elvis hasta Stephen Hawkins armados hasta los dientes, pasando por gorilas comunistas de un viejo número de Tales to Astonish, todo acompañado de comentarios jocosos. Es glorioso. Y para terminar, un par de revelaciones sobre quien está detrás de HATE, donde Ellis usa un par de los conceptos más maravillosamente absurdos de personajes Marvel para pitorrearse de las revelaciones sorpresa sobre villanos y sus motivaciones, de manera genial. Y aunque Ellis se burla mucho, en ningún momento parece hacerlo con mala intención, con un guiño y para hacer reir, no como otras veces. Ni que decir tiene lo perfecto que es Immonen dibujando. Nextwave, un destilado de todo lo divertido de los comics de acción, y casi mejor que lo hayan tenido que dejar en lo alto. Muy Recomendado (10)

Nightwing: Justicia Violenta: Lo mismo del tomo anterior, más o menos. Muchas acrobacias, muchas peleas tontas contra villanos muy malos y fuertes que son siempre iguales, y al final todo se queda como siempre. Especialmente chirriante es la aparición de Exterminador, que actua como si Nightwing y él no fuesen viejos conocidos que tienen una conexión más allá de haber luchado antes. Por malas que sean sus apariciones recientes como malo malisimo, esto es peor, ni siquiera tiene el estilo y la presencia que tiene ahora, por no hablar del traje noventero que lleva. La vida personal de Dick tiene algo de desarrollo, pero poquito, no vaya a ser que algo avance más allá de conversaciones superficiales que no aportan nada, y este comic suba de la mediocridad. Por lo demás, es lo mismo de Chuck Dixon de siempre, y siempre, y siempre, y siempre… No Recomendado (4)

Nuevos Vengadores Nº27: Evidentemente, el Doctor Extraño hace magia y soluciona casi todo mágicamente, que es la trampa en la que se suele caer con este tipo de personajes cuando se meten chapuceramente en grupos. Por otro lado, al menos las cosas que soluciona involucraban magia o a si mismo, así que tiene cierto sentido. Aparte de eso, es un número entero de luchar contra ninjas, que es tan divertido como suena, que es, no mucho. Aunque a decir verdad, algunos de los protas tienen algunas reacciones graciosas ante la situación. No tanto como en Runaways, pero algo es algo. Es lo que pasa cuando metes en un grupo a tanta gente con sentido del humor, pese a los esfuerzos recientes por amargarlos a todos. Y luego está el final, del que tanto se ha hablado. Visto así en principio, queda como un choque de tonos tremendo, y algo ridículo, la verdad. Pero sabiendo que es el preludio a un gran crossover… puede ser el principio de algo bueno. O puede ser como todos los otros crossovers que ha hecho Bendis, más probablemente. Habrá que ver. El epílogo sigue bien a la revelación y si que pone las cosas un poco interesantes. Buen dibujo de Yu, dentro de lo que cabe. Recomendado (7)

Patrulla-X Nº27: ¿Qué es lo primero que hace Brubaker cuando vuelve a la Tierra tras un año fuera? Recuperar a los Morlocks. No hay nada como recuperar las mejores ideas de Claremont. Es decir, los Morlocks son como las malditas cucarachas, no importa cuantas veces los mates, vuelven, más irrelevantes y pesados que nunca: Los masacran, vuelven. Los vuelan en pedazos, vuelven. Los envejecen decadas en otra dimension, vuelven. Diezman a la puñetera raza mutante, y aún así vuelven dando la puñetera brasa, incluidos personajes cutrisimos que debieron morir en algunas de esas hecatombes anteriores, y no tienen sentido que vuelvan ahora. Como era de esperar, toda la parte dedicada a ellos es un plomazo, aunque no sea exactamente una repetición de lo anterior. Pero siguen basados en los mismos moldes pseudo-míticos que no tienen mucho sentido, y pareciendo más amenazadores e importantes de lo que deberían ser, especialmente ahora que son media docena. En cuanto a la parte de la Patrulla-X, tenemos a Hepizabah adaptandose a la Tierra y demostrando que no pega nada en la serie. Tenemos a Tormenta volviendo al grupo, como muestra la portada, lo que significa que ahora mismo está apareciendo en 3 series a la vez. Lo que no tenemos (aparte de Darwin, que parece haber desaparecido de la faz de la Tierra tras tanto dar la brasa con él en la saga anterior) es al puñetero Cíclope reaccionando a, no se, la muerte de su puñetero padre, y que el resto de su familia se haya quedado atrapada en el espacio, que uno esperaría que fuese algo necesario. Ya se que está secuestrado por Whedon, pero eso no les importó en Genesis Mortal, o ya puestos, en X-Men este mes. Es una muestra de que va esta serie: Dar muchas vueltas sobre cosas que son malas ideas o no son interesantes, en vez de tratar las cosas que realmente sería interesante tratar. Como, no se, tratar de hacer algo con la situación del Dia M, en vez de seguir jorobando con lo de ONE, que ya se resolvió en Guerra Civil. Así que pese a que hemos vuelto a la Tierra y ahora la serie puede volver a su cauce, sigue sin ser buena. Lo único bueno es el dibujo de Larroca, que es muy bueno, aunque le perjudica el color oscuro que Marvel ahora usa mucho. No Recomendado (4)

Poderosos Vengadores Nº2: Por un lado continuan contandonos en flashback como reclutaron al equipo. Le da algo más de protagonismo a los demás Vengadores, aunque demuestra que Bendis no sabe escribir a la mayoría, o darles personalidad siquiera. El Vigía sigue siendo una sola idea repetitiva. Y Bendis sigue esforzandose lo más posible en explotar sus traumas personales absurdos, con escenas dedicadas a contarnos lo mucho que odia a Hank Pym. Da igual como lo escriban en otras series donde es el protagonista, o que como escriben la relación entre Jan y él no encaje con su aparición más reciente (vale, fue pre-Guerra Civil, pero Jan sigue hablandose con Tony). Aparte de eso, está la idea central del villano, que es una enorme gilipollez, que sólo está para que Cho pueda dibujar páginas y páginas de una mujer desnuda. Bueno, tapandose un par de sitios, que eso hace que no esté desnuda del todo, o algo. Aparentemente, eso tiene que danos miedo. Bueno, quien sabe, a lo mejor las mujeres hipercurvaceas desnudas dan miedo al público objetivo de esta serie, no lo se. Pero es patético. Es como si Bendis se hubiese dividido en el Bendis bueno (llamemosle Brian) y ese está haciendo Nuevos, y un Bendis malo (llamemosle Michael) que hace esto. No Recomendado (3)

Punisher: Diario de Guerra Nº6: Por fin se explica porque Frank lleva el traje extraño del Capitán America, y tiene sentido. Es sobre lo que significa (más que en otras series que deberían tratarlo) y no sólo a Frank siendo un fan. Este número tiene menos acción y menos Castigador que otros, siendo más de ver a los secundarios y villanos poniendose en lugar. Todo avanza bien, y como se ve al final, el próximo número promete una buena conclusión explosiva. Dibujo exagerado pero bueno. Recomendado (8)

Relatos de lo Inesperado: Espectro: Esto es un tomo con dos miniseries sobre la nueva versión del Espectro post-Crisis Infinita. La idea del nuevo huesped del Espectro es interesante: El original era un poli católico tradicional con mucha furia contra el mundo y Dios por haber sido asesinado. El actual, aunque también es poli y cristiano es mucho más flemático, su visión de Dios es más ambigua, y está más traumatizado que furioso por todo el proceso. La pega es que lo que hace una idea más interesante puede ser también lo que la condene: El nuevo huesped da para examinar ideas distintas sobre la venganza y Dios que el original, pero sin embargo, pierde la inmediatez de la idea de un espiritu de la venganza furioso, que era lo que hacía que el original funcionase tan bien durante décadas. La primera miniserie está escrita por Will Pfeiffer, al que le caen todas las ideas dudosas, y va de Crispus adaptandose a su nueva situación, que sirve para explicar porque durante 52 el Espectro aún estaba flotando por ahí (el huesped aún no había admitido su situación, básicamente). Tiene buen material con todo el debate entre Crispus y el Espectro sobre la venganza y la justicia, y el viaje de Cris es desolador y fatal aunque algo repetitivo, pero tiene el problema de que todo lo que pasa es completamente arbitrario, y las reglas se reescriben continuamente para tener el máximo dramatismo, y la magia funciona así porque queda mejor. A menos que entiendas que todo lo hace el Espectro continuamente para darle una lección a su huesped, que suena interesante y es posible, aunque no queda claro si realmente es la intención. El dibujo de Cliff Chiang, viejo conocido de Crispus por Gotham Central es muy bueno, siendo realista en los callejones y fantástico con la magia. La otra miniserie es más problemática. Todo el mundo que ha leido Balas Perdidas, coincide en lo genial que es David Lapham, y probablemente es cierto, pero sus trabajos para las grandes editoriales no son precisamente memorables, y este es claramente el peor. Con el nuevo Espectro ya establecido, esta mini va de tenerle en sus primeros trabajos normales. El resultado… coge las historias de los 70, quitales toda la sutileza y atmósfera, añade exageración grotesca, gore y asco, y extiendelo lo más que puedas. Es un montón de gente asquerosa siendo desagradable, y de vez en cuando, el Espectro haciendoles algo desagradable a ellos. Y no para causar algún efecto, simplemente se supone que eso es lo interesante. Pero no lo es, lo único que hace es alternar entre aburrimiento y asco. Es algo que no estaría muy fuera de lugar en los viejos tiempos de Image, y no ayuda a esa teoría el abominable dibujo de Eric Battle. Realmente, sólo hay un Espectro que deba preocuparos. No Recomendado (4)

Resistance Nº1: Oh, Dios, ya empiezan también en Norma con la desesperación. ¿No tienen nada más que publicar que una serie de principios de década que fue cancelada casi inmediatamente, escrita por esos gigantes de ventas y de crítica que son Palmiotti y Gray? Esta es una de esas historias de un futuro cyberpunk distópico (valga la redundancia) donde los malos están en el poder y hay una resistencia de gente vagamente guay para los estándares actuales que se rebela. Y… si has visto o leido alguna historia de este tipo, has leido este comic. Todo el mundo aquí es un enorme cliché, los protagonistas son un montón de estereotipos que intentan ser chulos, la ciencia-ficción está increiblemente vista, y los malos existen únicamente para ser malos. Además, el mundo futuro no es creible en absoluto, en ningún momento da la sensación de que es algo malo (excepto porque no paran de repetirnos que los que lo controlan son malvaaados) porque no se molestan en desarrollarlo. El dibujo de Santacruz (que creo que es el de verdad y no Oscar Jimenez, pero no me hagas mucho caso) es tirando a dibujos animados y no siempre le pega al supuesto tono oscuro de la historia, pero a veces hace algún buen diseño o escena. En serio, ¿quién pensó que rescatar esto era buena idea? No Recomendado (3)

Runaways Nº12: Quedan 3 números, y el último aún no ha salido. ¿Apuestas sobre si llegará a tiempo? En este número la historia cambia de dirección completamente, a mejor. Los viajes en el tiempo son algo típico en las series de superhéroes, pero la época en cuestión no está ni de lejos explotada, y la historia parece mucho más fresca. Es Bandas de Nueva York mezclado con superhéroes, básicamente. Parte de la idea es tener a los protas adaptandose a la cultura de la época, y viendo como han cambiado las cosas en apenas un siglo, en cosas que no son necesariamente las obvias, que ahora parece increibles. La otra es presentar a los superhumanos de la época, que son muchos, y queda raro que jamás hubieramos oido hablar de ellos, pero supongo que no tuvieron mucha repercusión. En cualquier caso, la mayoría tienen una pinta muy chula, no son simplemente los arquetipos de siempre transplantados a otra época, hay ideas bastante originales, basadas en la época. Y los que parecen importantes, parecen buenos personajes a simple vista. Está todo muy bien presentado, se nota que Whedon se lo ha pensado bastante. Además, las reacciones de cada Fugitivo son variadas y apropiadas para cada uno (aunque un aspecto de Victor no parece muy consistente en como era antes), Molly tiene un par de frases muy buenas como siempre, y hay una buena sorpresa final, hábilmente explicada antes para los posibles nuevos lectores. Esto ya es más lo que uno podía esperar de Whedon. Pero por bueno que sea, el que realmente sorprende es Michael Ryan. Ya era bueno antes, pero la ambientación de principio de siglo es maravillosa, los diseños de los nuevos personajes son todos inmediatamente capturadores, y los protagonistas vestidos de la época son simplemente divinos. Ojalá le pongan en una serie de lujo al terminar con esto. Muy Recomendado (9)

Spiderman Nº17: La serie principal continua con lo de los últimos números, y es tan melodramático y pesado como antes. Parte del número es explicar porque Peter no intenta solucionar su problema de cierta manera y darle mucho drama a la cosa. Y la otra es seguir estirando el conflicto absurdo de los últimos números, porque la verdad, ya sabemos lo que va a pasar con Kingpin por Daredevil, asumiendo que haya algo de continuidad en Marvel. Buen dibujo de Garney. El resto del tomo es la última saga larga de Amigo y Vecino Spiderman, que va de atar un subargumento que lleva desde el principio de la serie. No, no el de Rastreador, ese me temo que se queda sin resolver. Es lo de la tal señorita Arrow, cuyo nombre se explica, de manera un poco rebuscada que no queda bien en español. Pese a que se basa en una mala idea, eso no se menciona mucho, y queda una villana bastante potable, al menos para una vez, quizá para más. Sus motivaciones son un poco extrañas y ya se hicieron de manera parecida no hace mucho, pero David les da cierta gracia, al igual que su sentido del humor y del terror le dan personalidad. Pero es sobre todo ver a Spiderman y secundarios reaccionar ante la amenaza, y ahí es donde la historia realmente se luce. Hay escenas bastante graciosas en toda la situación, pero lo mejor es ver a Spiderman en una de esas historias de Spiderman poniendose intenso y negandose a rendirse pese a lo difícil que está la situación, que es donde el personaje brilla. David deja claro lo mala que es la situación del personaje, y lo mal que se siente, sin necesidad de ponerse melodrámatico y machacar el tema como hace JMS. Y hay un discurso que no sólo resume de manera inspiradora de que va Spiderman, también aprovecha para explicar lo malo que era el final de Guerra Civil (y “el Capitán America se rindió” sigue sonando completamente antinatural y enfermizo) Buen final para algunos aspectos de la serie. Y por otro lado, hay otro momento absolutamente genial con el Daily Bugle, donde David vuelve a clavar la idea central de los personajes y porque pasan las cosas que pasan. Una pena que le quede poco para irse de la serie. Buen dibujo de Nauck, capaz de hacer igual lo cómico y lo grotesco. Recomendado (8)

Spiderman Especial: En Panini realmente quieren quitarse la etapa actual de Spiderman de en medio en cuanto antes, ¿eh? Este especial (en tapa dura, claro, no vaya a ser que salga barato) recopila los dos anuales de este año de las dos series que están a punto de ser canceladas. El de Amigo y Vecino es otro intento de aprovechar el tirón de la película con el Hombre de Arena (al menos no le han dado dos miniseries como al Doc Octopus) donde David nos cuenta el origen definitivo del personaje. Tiene una idea muy rebuscada como tema recurrente en los flashbacks, el hecho de que recuerde cuando era pequeño en la playa como metafora de su manera de ver la vida (una cosa es darle una conexión temática al Buitre con los idem, porque él decidió vestirse de pajarraco, pero el Hombre de Arena tuvo un origen accidental, no necesita una justificación psicológica para ser una playa andante, más bien causa lo contrario, quitarle credibilidad en vez de darsela), y pasa bastante del hecho de que el personaje quería reformarse y ser un héroe, centrandose más en la versión de la película del chorizo reticente que no ha tenido oportunidad de ser otra cosa, pero la narración de su vida en flashback logra ser suficientemente emotiva y definir al personaje bastante como para hacer que la historia salga a flote. La pelea en el presente con Spiderman no es gran cosa, pero tampoco es la idea. El dibujo del completo desconocido Ronan Cliquet (que no tiene la piel azul, que sepamos) es una sorpresa muy agradable, algo así como el eslabón perdido entre Davis y Bagley. También incluye una historia de complement silenciosa, maravillosamente dibujada por Colleen Doran, sobre como afecta Spiderman a una fan. No es la primera vez que se cuenta ese tipo de historia, pero está muy bien hecha pese a eso. El anual de Sensacional afortunadamente no tiene a RAS, sino al que pronto escribirá media Marvel, Matt Fraction, y es una historia sobre Peter y Mary Jane, la última antes de que vengan a jorobarlo todo. La idea es explorar su relación entre dos conversaciones paralelas, una de ellas contandonos su historia hasta ahora, la otra demostrandonos lo fuerte que es el vínculo entre ellos. Y lo hace muy bien, los flashbacks tienen el toque nostálgico necesario, con la perspectiva futura haciendo que no quede repetitivo aunque sepas la historia, y la parte del presente demuestra porque son una gran pareja. Además, Fraction aprovecha mejor el status de Peter como fugitivo bastante mejor que en la serie principal, que está demasiado ocupada mirandose su trasero. Buen dibujo de Larroca, cambiando de estilo entre presente y pasado. Para rellenar, vienen dos historias de la cancelada Spiderman Unlimited: Una escrita por CB Cebulski, mal exeditor que intenta hacerse escritor, sobre Spiderman y la Gata Negra, que es como la mayoría de historias entre ellos, con dibujo con multitud de defectos de Brian Finch. La otra escrita por un tal Reitman empieza con una idea chula sobre un tipo de funcionarios afectados por Spiderman, pero a mitad degenera en algo que ni siquiera termina apropiadamente. Buen dibujo de Garney, al menos. Supongo que las han elegido por los dibujantes famosos, pero había mejores historias en la antología. En cualquier caso, es un especial con una calidad muy alta para ser Spiderman, que demuestra que no había que cambiarlo todo para hacer cosas buenas. Recomendado (8)

Spirit Nº1: Serie regular sobre el clásico personaje de Will Eisner, aunque el motivo para hacer esto se me escapa. Es decir, no es que el personaje sea especialmente interesante de por si, o tenga un entorno con potencial infinito. Más bien era lo contrario, eran conceptos genéricos que Eisner usaba para contar lo que se le pasara por la cabeza, de la manera que se le pasara por la cabeza. Obviamente, el nombre tiene cierto caché, y Darwyn Cooke tiene un enorme afecto por el material original, pero nada de eso tiende a buenas historias. Si va a hacer homenajes a Eisner todo el rato, eso se volverá un peñazo sin originalidad, y si va a hacer cosas nuevas, realmente no necesita al personaje para nada. Lo que tenemos aquí es algo en medio, más o menos. Es un comic tremendamente retro. Se basa en todos los elementos típicos de las aventuras de acción de los años 40: El héroe trajeado muy noble que soluciona los problemas con los puños, los gangsters, la mujer fatal, etcetera. Y son historias bastante simples, aunque bien hechas. Eso si, no usan ninguna de las innovaciones que eran típicas de Eisner, a diferencia de, por ejemplo, otros homenajes a Spirit, como el Greyshirt de Moore. El dibujo de Cooke es precioso y le va como anillo al dedo a la historia, eso si. Pero aparte de eso, es un comic competentemente hecho y con cierta gracia, pero sin nada más para recomendarlo, que es menos de lo que esperarias del autor y del titulo. Recomendado (8)

Supergirl: Revelaciones: Termina la etapa de Joe Kelly, y la verdad, mejor. El primer número, que recordemos continua una historia que Planeta dejó cortada a medias porque son así de considerados, va por donde puedes esperar que pueda ir una historia sobre un novio abusivo y obsesivo con superpoderes. Al menos Supergirl hace lo que debe, no es una historia que se vea mucho en comics, y la verdad es que Power Boy no es mal personaje, la personalidad y origen puede dar para hacerle recurrente. El dibujo de Churchill es una mierda, pero eso ya lo sabíamos. Después, sin embargo, la trama se va al garete. En teoría, es una historia sobre los orígenes extraños que le han ido dando a esta versión de Supergirl, y sus supuestas misiones en la Tierra. Las ideas para ello son de lo más rebuscado posible, y no hacen más que complicar el origen relativamente sencillo que tiene, y puedes apostar que esas cosas, igual que los horrorosos poderes de cristal que ha usado alguna vez aquí, van a ser ignorados lo más posible posteriormente. No contento con eso, en vez de aclarar la situación, Kelly confunde más las cosas con una historia que no deja nada claro, y en vez de explicar las cosas, se dedica a meter a Supergirl en situaciones a cada cual más absurda e irrelevante, hasta que el propio personaje se queja de la situación. Es en ese momento cuando la historia admite que no tiene ningún sentido y no va a ninguna parte, y se corta de repente. Si no se te ha caido la mandíbula al suelo por entonces, ahora es buen momento. No contento con eso, encima ese final se convierte en un anuncio de Cuenta Atrás, que ya resulta cargante con sus apariciones misteriosas que no explican quienes sin ni dicen nada de provecho, y eso que no ha empezado aún, y la aparición de un personaje, resucitado sin explicación, que esta sólo para explicar muy mal la situación y soltar el slogan de la futura serie. Interferencia editorial o no, es una historia sin pies ni cabeza. Y es una lástima, porque el último número si que está bastante bien, con Supergirl usando la madurez que todo eso le ha dado para hacer las paces con la gente de su vida, esto es, las estrellas invitadas de la etapa hasta ahora. El problema es que el personaje no ha mostrado ningún proceso de madurez a lo largo de la etapa, simplemente ha arrastrado sus dos elementos de personalidad por una serie de sucesos aleatorios hasta que ha cambiado de repente. Las escenas donde hacen las paces son buenas, especialmente las de Boomerang, aclarando ciertas cosas, y la de Superman, porque era necesaria. Lástima toda la bazofia que Kelly nos ha tirado para llegar a esto. El dibujo de Garza no es muy bueno, siendo terriblemente inconsistente con el estilo y hasta proporciones de los personajes, sobre todo la protagonista. Suerte para el próximo que tenga que intentar hacer algo con este desastre de serie. No Recomendado (4)

Supergirl y la Legión de Superhéroes Nº11: Número triple, para terminar ya la etapa Waid/Kitson. Se explica la conexión con 52, que termina siendo tanto un detalle curioso de la trama final de esa serie, como una tomadura de pelo. Por lo demás, es tener a la Legión y los Errantes actuando como bloques (es decir, tienen personalidad 4, y el otro son músculo y poderes) para detener a los Dominadores. Lo mejor son los distintos puntos de vista y de acción sobre como detenerles, que lleva a la historia por un par de sitios que no eran en absoluto obvios. Las soluciones son ingeniosas, y las conclusiones de los conflictos Brainiac 5-Cósmico-Relámpagos también están bien. Además, el final es una manera muy bonita de cerrar el círculo. Buen dibujo de Kitson y ayudantes. Y tras 30 números, termina la etapa, a seguir en tomos. Y aunque en general no ha estado mal, es muy decepcionante en conjunto, porque no ha valido la pena cargarse toda la historia de la Legión OTRA VEZ para esto. Los personajes no son más que ecos de versiones anteriores en su mayoría, la mayor parte con poca o nula personalidad, sin comparación con los mucho más desarrollados que había antes. Y más o menos lo mismo para todo el universo que han recreado, no es gran cosa. Para únicamente tan pocos números, no vale la pena tirarlo todo y empezarlo de nuevo, igual que no valdría la pena empezar de cero tras este número, y el hecho de que por mucho relanzamiento y mucha Supergirl, esta serie haya sido olvidada en ventas y crítica lo confirman. A ver si con el 50º aniversario de la Legión de Superheroes, y las cosas que están empezando a vislumbrarse, renuevan la franquicia, pero esta vez bien. Recomendado (7)

Superman Nº10: Dos números de Action este mes, con una historia de relleno de la mano del colaborador predilecto de Busiek, Fabian Nicieza. Hay dos maneras buenas de hacer este tipo de historias: Una es explorar algún aspecto del personaje establecido que no se vea mucho, que aporte algo pero que no lo cambie y moleste a los guionistas oficiales. La otra es presentar a un personaje nuevo que haga contraste con el prota, y contar su historia. Al igual que en el número que hicieron en Superman hace unos meses, esta usa ambos métodos (se nota cuando alguien es un profesional que sabe lo que hace) y se centra en el tema de la fe. Incluso sigue un poco aquella historia. Pero sobre todo va de un personaje nuevo, que es muy similar a Superman en algunas cosas, pero muy distinto en otras. Sirve por un lado para seguir con el tema actual de si Superman hace todo lo que puede en el mundo, y también sobre su propia fe, y ambas cosas se tratan de manera muy satisfactoria. Por otro lado, para contar una historia de fe, remordimientos y culpa, mezclando tópicos y giros originales, y aunque a veces Nicieza se pasa con el melodrama, en general funciona bastante bien. Buen dibujo, sobre todo para ser novato, de Allan Goldman similar al estilo de Pacheco. Tienen ojo para los novatos en estas series. Mucho mejor de lo que se podía esperar de un número de relleno hecho a última hora. Recomendado (8)

Superman/Batman Nº27: Primer anual de la serie, cuya única razón de ser parece ser permitirle a otro guionista más colaborar en la serie, en este caso Joe Kelly. Si, 3 comics suyos en un mes después de mucha ausencia, es alguna clase de presagio. Esto es un poco más centrado que las otras cosas, al menos. La idea es tener uno de los primeros encuentros entre Superman y Batman, teniendo como enemigos a sus reversos, Ultraman y Owlman. De paso, Kelly aprovecha la situación para, mediante un poco de comentario metaficticio, volver a escribir a Masacre (no es que el comentario sea muy original, el propio Nicieza admitió sus orígenes en su nombre), aunque sea como villano. Es una historia que intenta ser desenfadada y graciosa, aunque sólo algunas de las coñas y situaciones funcionan, otras son bastante menos graciosas de lo que Kelly pretendía, sobre todo la incomodidad entre los protas y la situación de sus identidades secretas. Pero bueno, es relativamente divertido, y el dibujo de McGuiness (haciendo esto una reunión del equipo creativo original de la serie de Masacre, que parece casi el objetivo central de esto) es apropiado para el tono del anual. El final explica algunos de los problemas de la historia, aunque se esté abusando de él en esta serie. Reminiscente de los viejos tiempos donde los anuales eran historias sueltas con gracia. Recomendado (7)

Thunderbolts Nº2: No hay nada para demostrar que uno no se ha documentado nada sobre lo que está escribiendo como tener en la primera página a Piedra Lunar poniendose una máscara, cuando de siempre ha usado sus poderes para generar el traje. Ellis también demuestra no haberse enterado de nada sobre lo que hizo Nicieza con el Espadachín, excepto de lo de su hermana muerta. Aparte de eso, el número es una mejora clara respecto a los anteriores. Es decir, la premisa sigue sin sostenerse, y los intentos de Ellis de hacer satira política son bastante endebles y ridículos. Penitencia sigue siendo una estupidez, y se sigue notando que Ellis piensa lo mismo. Y los personajes de la etapa anterior tienen mucha menos complejidad y profundidad que antes. Pero al menos se molesta en caracterizar a cada uno de los protagonistas, y darles un papel en la trama, con situaciones al menos algo interesantes o apropiadas. Los tejemanejes de Osborn y demás al menos tienen cierta gracia, pese a todo, y la escena donde a Osborn se le empieza a ir la cabeza es el primer momento genuinamente gracioso de la serie. No hay tampoco violencia gratuita, en estos números se presenta la carne de cañón de cuarta para los próximos, y de nuevo, es sorprendente la buena selección de personajes olvidadísimos (uno no ha aparecido más que unas 15 veces a mediados de los 90, y el otro, muy adecuado, aún menos) tratados con más seriedad y respeto que otros más importantes, incluidos los protas de esta serie. Deodato no lo hace mal, porque con el color oscuro y los efectos, no se distingue mucho de su estilo, y queda más como el estilo uniforme marveliano actual. La serie ha mejorado, aunque sigue sin ser lo que era. Neutral (6)

Un Hombre Llamado Kevin: Última de las miniseries de Garth Ennis sobre el tal Kevin, esta vez sin ningún superhéroe incordiando, como realmente le gusta a Ennis. Curiosamente, esta vez tampoco va de Kevin metido en una misión imposible y saliendo de ella mediante ingenuidad y pura chorra. De hecho, el humor aquí es secundario. Es una historia sobre Kevin viendose forzado fuera del negocio de las fuerzas especiales, que por infernal que sea, es lo único que conoce, por culpa de ese enemigo recurrente en las historias de Ennis, los chupatintas hijos de perra. Así que la historia va de Kevin recordando los buenos (y los malos tiempos), reflexionando lo que ha significado servir al ejército todos estos años, y al final, hacer algo sangriento al respecto. Son todo cosas que Ennis ha hecho antes, pero como siempre, está bien hecho. A veces hay burradas muy graciosas, a veces realmente te hace sentir pena por esa gente, a veces aplauden cuando se llevan su merecido. Y el dibujo de Ezquerra, como siempre, es una maravilla visceral. La ración mensual de Ennis haciendo lo suyo, vaya. Recomendado (8)

Ultimate Fantastic Four Nº23: Primero termina la historia de Diablo, y efectivamente, los problemas se resuelven usando magia. Es decir, de manera facilona. Y Diablo sigue sin ser memorable en esta versión, tampoco. Dibujo decente del par de dibujantes. El otro número es el comienzo de una saga un poco mayor, y como suele pasar en estas cosas, va de ver a los personajes interactuando esperando a que llegue la amenaza o situación rara de turno. Carey hace algunas escenas bastante decentes metiendo drama inesperado y buenos momentos con los personajes. Y también le da un buen ambiente de “¿Qué demonios está pasando?” extraño con la llegada del personaje clásico que se reintroduce al final, que se quedó sin su posición clásica en otra historia Ultimate, pero puede que logren darle una nueva posición que capte el asombro del original. Buen dibujo de Carey (con el coloreado habitual Marvel ofuscante, como ando diciendo) con algunos efectos chulos en la situación del final. Recomendado (7)

Ultimate Spiderman Nº22: Y así termina. No sólo la saga de Ultimate Knights, sino la etapa Bendis/Bagley, habiendo batido el record del equipo creativo que más números seguidos ha hecho de una serie Marvel, destronando a Lee/Kirby en 4F. De hecho, Bagley ha batido el record de más números consecutivos dibujando una serie Marvel, si no me equivoco. Teniendo en cuenta lo poco común que son las etapas largas ahora mismo, es un logro aún más asombroso. Y dado lo consistemente excelente que ha sido en estos ciento y pico números, es algo para aplaudir, y mucho. Se le echará de menos, pero va a un lugar mejor. Bendis, por su parte, sigue, dispuesto a batir más records (ya debe estar cerca del record de números consecutivos de Spiderman), con la ayuda de Stuart Immonen, que casi hace que no se eche de menos a Bagley, aunque quedaría mejor si su estilo volviese al que tenía en Ultimate X-Men. En la última historia de Bagley, tenemos la explicación del traidor en el equipo de caballeros urbanos, y hace un poco de trampa, pero más o menos acaba bien. Lo mejor es la resolución al conflicto con Kingpin, que da varios giros muy tensos, y termina de manera satisfactoria. El otro capítulo es uno de esos que tiene la serie de vez en cuando que son simplemente dos personajes hablando, en este caso Peter y Tia May, hablando por fin de la revelación de hace unos números. No es tan bueno como el número donde hizo lo mismo con Mary Jane, pero es igual o mejor que cuando hicieron lo mismo en el universo Marvel normal. Bagley se despide en la conversación, pasandole el testigo a Immonen en unos cortes que hacen para enseñanos una historia (en forma de texto con ilustraciones) que le cuenta Peter a May sobre un combate contra, de entre todo el mundo, Ultimate Mancha. Todo tan bueno como de costumbre, y parece que la serie seguirá en buenas manos. Muy Recomendado (9)

Vengadores de los Grandes Lagos: Que raro que no hayan dejado el título en inglés. Supongo que piensan que Vengadores vende mejor que parodiar JLA. Esto, que ha tardado en llegar, incluye la miniserie del grupo, que es la obra maestra de Dan Slott y varios especiales posteriores. La miniserie intenta muchas cosas a la vez, todas con éxito. Es un ataque brutal y morzad a todas las malas tendencias en los comics en los últimos años, como las muertes gratuitas, los “Alguien muere este número y por eso es importantísimo”, la explotación de los personajes femeninos, a las actitudes de muchos fans y en general el hacer a todo el mundo más oscuro y “moderno” y amargado. (“Los universos de comic solían ser sitios a los que querías escapar, no de los que querías escapar”) También tiene algunas puyas geniales a cosas en concreto, desde los Nuevos Vengadores hasta Crisis de Identidad (“Ha muerto de una huella en el cerebro. Talla 45”) Pero si ese tipo de humor referenciativo no te gusta, no pasa nada, la serie tiene montones de humor basados en los personajes y las situaciones que cualquiera puede disfrutar, asumiendo que le guste el humor negro y a veces algo macabro. Desde los intentos fracasados de Mr Inmortal de suicidarse de mil maneras distintas a la actitud imposiblemente optimista de la Chica Ardilla (la última creación de Steve Ditko, que por fin es el personaje revelación del momento) a montones de cosas con el Hombre Plano. El comic tiene prácticamente un momento de partirse de risa en voz alta cada 2 o 3 páginas, y algo gracioso en cada una. Pero lo más logrado es que pese a todo el humor, no es solo una comedia, sino que es un drama de superhéroes que funciona también como historia seria. Pese a todas las burradas, los personajes (o algunos, al menos) se pueden tomar en serio, y Mr Inmortal realmente tiene una historia bastante dramática y conmovedora, además de un desarrollo a lo largo de la miniserie. Algo parecido pasa con un par de los otros protagonistas. Además, pese a que la historia deja claro lo patéticos que son los VGL, en ningún momento se burla de ellos con saña, sino que hace que resulten entrañables, por esforzarse en hacer algo bueno altruistamente pese a lo negados que son para ello, e incluso conseguirlo. Eso es lo que diferencia a las buenas historias de superhéroes cutres por gente que sabe del género, de los que sólo saben hacer burlas patéticas (ver Ennis o los Ultimate Defensores de Millar). Además, tiene algunas peleas chulas y todo, se explica por fin el origen del grupo y sus miembros, y los villanos son una gran selección que harán sonreir a viejos fans de Mark Gruenwald, que definitivamente aprobaría este comic. Es la comedia superheroica definitiva, y tiene muy buen dibujo de Pelletier, que ya colaboró con Slott en Hulka.

Además, vienen otras cosas. Viene parte de un especial que hizo Fabian Nicieza por San Valentin hace un par de años, que venía a ser su última historia de los Nuevos Guerreros. Es el romance entre Chica Ardilla y Bola Veloz, si por romance consideras “verla observarle encandilada de lejos”. Como en la miniserie, Nicieza logra que resulte entrañable en vez de patético, y también divertido. Y son una pareja muy buena, porque ambos son las últimas creaciones de Ditko, y es una idea que habría hecho Fabian de haber seguido en NG. En fin. Paco Medina lo hace mucho mejor que en NXM, las comedias le van mucho mejor. Y después vienen dos especiales antológicos de años posteriores. Ninguno de los dos es tan gracioso o memorable como la primera mini, pero tienen muchas cosas reseñables. Primero toca un especial Navidad. La historia de la Chica Ardilla es un poco excesiva, porque es una tocada de narices a gente como ciertos fans o autores como Starlin o Byrne que se niegan a admitir que ciertas apariciones de villanos son canónicas. La actitud de Slott parece ser de “¿Qué mas da, si es todo absurdo?” pero aunque tiene razón en que da igual que un personaje gane o pierda un combate (y si eso te enfada, haztelo mirar, porque es un problema grave), cuando los autores lo hacen es por haberlos caracterizado mal, que es algo que el propio Slott ha excusado otras veces. La historia de Mortífero y Patitas es un homenaje a los viejos dibujos animados y es graciosillo sin más. Más sorprendentemente, las historias de Dinah Soar I y del Hombre Puerta son genuinamente emotivas, de una manera más trágica de lo que podías esperar en un especial Navidad. Además, tiene coñas en plan especial para niños, y continua el chiste recurrente del Saltamontes, que tendrás que verlo para entenderlo (y creerlo). El otro especial es de verano, y cuenta como invitados a Masacre y a Nicieza, que vienen a ser lo mismo. Ambos guionistas son amigos y tienen estilos muy similares, así que es un duo perfecto. Desgraciadamente, la mayor parte del especial es una historia donde los protagonistas se cruzan, y se pasa de absurda y de repetir el mismo tipo de chiste, porque la comedia de Masacre se basa en contrastarle con personajes más serios y eso no funciona con la IGL, aunque tiene gags buenos en algunos momentos. Pero da igual, porque el especial se redime en la historia de la Chica Ardilla, que continuando del otro especial, sirve para hacer un ataque demoledor a Guerra Civil y sobre todo, a la idea de Penitencia. Empieza enumerando todos los problemas con la idea, tanto temáticamente como porque no funciona dentro del contexto del Universo Marvel, y acaba desistiendo y yendo directo a la yugular con una burla directa (“No, ya no soy un personaje desenfadado, ahora soy relevante y hago cosas profundas como pegarme golpes contra una pared”) Brutalmente divertido, y además, logra usar continuidad de otra serie para darle un final feliz. Los especiales tienen, además, una gran selección de dibujantes como otra vez Pelletier, Matt Haley, Kieron Dwyer, Ty Templeton o sorprendentemente, Paul Grist, todos más fans de historias más coloridas y desenfadadas que de las otras cosas. Si sólo puedes comprar un comic Marvel este mes, que sea este. Total, te explica porque la mayoría de los demás no valen la pena. Muy Recomendado (10)

World War Hulk Nº0: Supongo que si de Panini dependiera, los Aliados se enfrentaron a los nazis en la World War Two. Sigh. No es que sea un título que tenga sentido tampoco en inglés. Esto es un prólogo al gran crossover de este año, que transcurre entre el final de Planeta Hulk y el retorno de Hulk a la Tierra, viendo como se prepara la guerra, en el espacio y en casa. El especial prólogo propiamente dicho está escrito por Peter David, y nos cuenta los preparativos de Hulk, repasandonos su situación y su historia pasada con los miembros individuales de los Illuminati. Mientras, se prepara para escribir Hulka, continuando la situación del último tomo de la serie, debatiendo porque los “héroes” se han metido en un problema muy, muy gordo con todo esto, y porque se lo merecen. El especial hace poco más que recapitular, la verdad, pero David sabe hacerlo bien y que parezca algo más profundo de lo que es. Buen dibujo de su viejo colaborador gamma Lee Weeks en las partes en Tierra, más o menos decente de Al Rio en el espacio. El resto es todo Greg Pak: Como prólogo a su papel principal en el crossover, viene la primera aparición de Amadeus Cho en el último número de la antología Amazing Fantasy (nº15, a ver si creaban otro Spiderman, aunque este es el único personaje que ha tenido un mínimo de continuidad). Es una buena presentación, haciendo al personaje divertido de seguir, explicando sus originales habilidades, su conexión con Hulk y en general una buena premisa con una historia divertida. Bonito dibujo de Miyazawa. Por último, viene el primer crossover de Hulk, que mientras dure WWH, será la cara B de la saga. Nos presenta la resistencia a favor de Hulk en la Tierra, que van a ser los protagonistas de esta parte de la historia, y de nuevo nos vuelve a contar la dualidad monstruo/héroe de la Masa, en una historia divertida mezclando flashbacks y huida en plan extraña pareja de las autoridades, con un final bastante chulo. Dibujo decente de Gary Frank, aunque muy fastidiado por las rayitas en exceso. No es una parte imprescindible de la saga, de ahí el nº0, pero da una idea de cómo va a ser: Ideas decentes, competentemente escritas, aunque se basen en algo tonto y no sea maravilloso. Lástima que no incluya la tira cómica del original, que parodiaba sin piedad (y de manera muy acertada) el concepto central de la serie. Recomendado (8)

X-23: Blanco X: Ese no es un título muy bueno, que digamos. Esta es la segunda y última miniserie sobre los orígenes de X-23. Si la primera iba desde su creación hasta su huida de sus captores, esta nos cuenta que pasa desde entonces hasta que aparece en la Patrulla-X. Notese que pese a la ropa que lleva en la portada, ignoran lo más posible su temporada como prostituta en NYX, así que supongo que esa idea ha sido olvidada, como deben ser todas las ideas de Quesada. Esta es la historia de la Lobeznita tratando de llevar una vida normal, y los problemas que eso causa cuando todo el mundo de su pasado viene a por ella. Es asombroso como todo lo que Kyle y Yost hacen mal en New X-Men, aquí más o menos lo hacen bien. Aquí en vez de recurrir a la violencia sin sentido y muertes gratuitas de entrada, se esfuerzan en mostrar lo mucho que le importa a Laura la gente que le ha adoptado, y en hacer que nos preocupemos por ellos, para que realmente sea dramático si al final mueren o no. Igualmente, profundizan bastante en la protagonista, de manera que no es solamente un arma viviente con un pasado traumático. Bueno, no mucho más, pero lo suficiente para generar empatía. Igualmente, la mala principal tampoco tiene nada interesante, pero a diferencia de en NXM, no le hace tanta falta, porque con tenerla como una figura peligrosa que simboliza el pasado del que no puede escapar, vale. Es una historia simple, y a veces se complica de más con retrocesos y desvios que tienen los problemas de siempre, y probablemente habría sido mejor historia recortando un par de números. Pero logra que el lector se preocupe un poco por una protagonista que es tan mala idea, aún sabiendo como termina, que es todo un logro. También es una gran sorpresa el dibujo de Mike Choi, ya que nunca esperarías que alguien que viene de Top Cow dibuje de manera tan delicada y bonita. Sabe hacer que Lobeznita parezca inocente y preciosa en algunas escenas, y brutal en otras, y lo mismo con el resto de la historia. Eso si, el modelo que usa para ella no encaja del todo con otros modelos. Recomendado (7)

X-Factor Nº17: Termina la historia de la Célula-X, y aunque hay algo de combate final entre ellos, la historia es más un Mercurio vs Layla Miller, con Rictor (y de paso, el destino de la raza mutante, quizá) en juego. Y si un combate de mentes entre una niña inquietante que lo sabe todo y quiere acabar con los mutantes y un pirado que quiere salvarlos no es genial, dificilmente algo puede serlo en este sitio. Con los villanos cutres un poco de lado, esta saga se recupera, con buenos momentos y una buena conclusión para todos los personajes, bastante agridulce como suele ser habitual en esta serie. Lo único malo es el dibujo de Pham, que sigue siendo cutre y chapucero, feo y algo confuso. Recomendado (8)

X-Men: Especie en Peligro: Esto es el prólogo a una serie de historias de complemento que a su vez hacen de prólogo al crossover de dentro de unos meses, que a su vez hace de prólogo a… bueno, vete a saber. En teoría. En la práctica, aunque las tres historias están conectadas temáticamente, no continuan unas de otras, y se pueden leer por separado. Esto es un especial cuyo único objetivo es recordarle a los personajes sobre el Diezmo, y que, ¡eh!, es la cosa más importante del mundo mundial para los mutantes. Por eso han pasado completamente del concepto en las series principales durante todo el año pasado, porque es importantísimo, y una gran idea. Si lo que querían era que nos la tomaramos en serio, esto es lo que tendrían que haber hecho hace año y medio, en vez de dedicarse a joder un año con los puñeteros shi’ar o vete a saber tu que. O si querían que funcionase de manera minimamente lógica. Pero no, y por eso ahora tenemos un especial de 40 páginas dedicado enteramente a, y no estoy exagerando, los protagonistas de las series principales (incluyendo a Factor-X, que es agradable de ver) con cara de amargados lloriqueando por ser los últimos mutantes y lo malo que es eso. Ya está. Nada avanza, nada se revela, nada cambia. Es un comic absolutamente vacio, y aunque Carey caracteriza bien a la mayoría de protagonistas, no es que diga nada sobre ellos tampoco. El dibujo de Eaton está bien, al menos. Obviamente, necesitaban sacar el especial para recordar a los lectores que Diezmados es importantiiisimo, pero el hecho de que hayan tenido que inventarse un especial que no va de nada únicamente para llamar la atención sobre algo que pasó hace casi dos años es una señal muy clara de lo poco clara y mal montada que ha sido la dirección de la sseries en años recientes, y no inspira mucha confianza en su futuro. Oh, ¿y el muerto que prometen en la portada? No es nadie. Porque “hemos quitado el 99% de mutantes porque hacía que crear personajes fuera demasiado fácil” sólo cuenta para personajes importantes, no para carne de cañón, aparentemente. Evitar a toda costa (2)

X-Men Nº27: Llega el nº200, y comienza la gran saga que llevará hasta Complejo Mesiánico y acabará llevando a la transformación completa de la serie. Es un número frustrante, porque tiene muchas cosas buenas y malas. Las buenas son que parece haber un plan, que tiene muchas cosas pasando a la vez, y que realmente se monta un gran ataque combinado a diversos elementos de la Patrulla-X, poniendoles con el agua al cuello. Tiene algunos giros buenos, algunas sorpresas originales y aprovecha de manera bastante evidente la extraña alineación que tiene la serie, aunque use a toda la Patrulla-X. Por otro lado… lo que pasa en esta historia no hace más que joder por completo a Cable y Masacre, que era una serie mucho mejor que esta, y que usaba al personaje de Cable de manera infinitamente mejor. Y por tener una escena que apenas aporta nada a esta serie, se han cargado por completo la otra, sin ni siquiera mencionar que puedes encontrar el resto de la historia en aquella serie, no sea que al devolverles el favor las ventas suban, que eso no se puede permitir. Y las escenas repetidas entre ambas series se contradicen, además. Además, si no tienes un conocimiento intensivo de la historia de la Patrulla-X y sus derivados, no reconocerás a la mitad de los personajes que aparecen (y hay muchisimos) y algunas escenas ni siquiera sabrás a que vienen. Una cosa es recompensar a los fans veteranos, y otra es hacer un comic inaccesible a los demás, sobre todo si intentas llamar la atención hacia una futura gran historia. Y una de las sorpresas lo que hace es demostrar lo tontos que han sido en la Patrulla-X por haber tenido la alineación que tenían, aunque a decir verdad, es una extensión de un tema recurrente. Y el dibujo de Bachalo y Ramos no le pega a la historia, que necesita algo más serio que caricaturas deformes, aparte de que muchas escenas son muy dificiles de seguir. Puede que acabe en algo bueno, pero de momento, es frustrante. Por otro lado, tenemos el primer capítulo de Especie en Peligro, que tendremos como complemento de las series principales de mutantes durante los próximos 4 meses, hasta que empiece el crossover. En este primer capítulo, por el equipo creativo del especial de antes y que más capítulos hará, tenemos a la Bestia, que es el protagonista (y ya era hora, que con el rollo de AXM estaba casi ausente) haciendo las cosas sobre el Dia M que tendría que haber hecho hace año y medio. Más vale tarde que nunca, y al menos parece ser que esta historia va a ir de explicar las soluciones, repercusiones y efectos obvios del Dia M que todo el mundo ha ignorado. La última página suena interesante, tanto por los personajes que aparecen como por el hecho de que llegue a ese punto de desesperación. Neutral (6)

Yelmo del Destino: Tomo con una de esas cosas que hace DC de vez en cuando, aunque últimamente menos, de sacar varios especiales temáticos durante un mes, por autores variados. En este caso, usando la excusa del Casco perdido del Dr. Destino, es sobre personajes místicos, de los menos conocidos. Ciertamente es una selección curiosa, aunque cuando tu personaje más famoso es Zauriel, no puedes imaginarte que en DC pensaran que esto iba a vender algo. Pero bueno, es una oportunidad para hacer historias algo distintas. No esperes ver al nuevo Destino aquí, esto es sólo para abrir boca, y realmente nada de lo que hay aquí es necesario para nada sobre el personaje. Hay dos tipos de historias: Las de ver como afecta el casco al personaje de turno, y las de usarlo como excusa para contar una historia sobre el personaje, normalmente para presentarlo. Las primeras además tienen continuidad con Dia de Venganza: Willingham escribe una historia sobre el Detective Chimpancé, que se puede resumir en “¿Qué haría un héroe muy inteligente, sarcástico y pragmático si tuviera la capacidad para saber cualquier cosa?” Es una extensión lógica del concepto de superhéroe, que se ha tratado alguna vez, notablemente en el Capitán Marvel de David, pero aún tiene mucho por explorar, y la manera de plantearlo y resolverlo de Willingham es buena y efectiva. Está bien montado, y el prota es divertido dentro de su estilo cínico. Además, dibuja McManus, y lo hace bien. Otro personaje de Dia de Venganza es Alicia Negra, en una historia escrita por su creadora Gail Simone. Va de una adolescente gótica, y explorar porque demonios hacen las cosas que hacen y porque piensan como piensan. Es una historia de angustia vital adolescente, pero sin caer en ñoñerías indulgentes, ni en ser condescendiente, sino realmente esforzandose en hacer a una persona creible, con cosas buenas y malas, y ver como reaccionaría cuando se le da la oportunidad de escapar mágicamente a sus problemas. A veces se pasa con la narración tonta, pero es lo que uno podía esperar de la protagonista, y su voz suena creible y divertida. Lástima que le hayan puesto el horrible dibujo caricaturizado de Duncan Rouleau, que encima la colorea en blanco y negro, y hace que el tono realista y normal de la historia choque con las abominaciones monocromáticas del dibujo.

Es desafortunado que dos de las otras historias sean la misma idea: Una versión nueva hereditaria de un mago al estilo Mandrake de la Edad de Oro. Uno es Sargon (que murió unas 3 veces en Cosa del Pantano) y el otro es Ibis (que incomprensiblemente, es resucitado sólo para morir otra vez, ignorando la mini de Zatanna). Ambas historias siguen el mismo esquema, aunque con algunas diferencias: El nuevo Sargon es más maduro que el típico adolescente que es el nuevo Ibis, mientras que la historia de Ibis tiene más originalidad: La de Sargón (escrita por “Terror” Niles) es la típica de “mundano descubre su herencia y tiene que aprender a manejarla a tiempo de detener al malo”, mientras que la de Ibis (escrita por Tad Williams, que viene de hacer novelas de fantasia/ci-fi) a eso le añade elementos más interesantes, como un mundo místico bastante curioso, y un mentor con un sentido del humor bastante chulo. Ambas tienen muy buen dibujo, de Scott Hampton y Phil Winslade, respectivamente. Ambas historias están bien para lo que son, aunque ninguna deja con particulares ganas de volver a ver a los personajes que presenta, y efectivamente, no han reaparecido. Por último, tenemos el penúltimo trabajo del difunto Steve Gerber, como preludio a su esperado relanzamiento del Doctor Destino. El protagonista es Zauriel, y la primera parte del número es una escena con la brillantez que podías esperar de Gerber, sobre como afecta la existencia de un verdadero ángel como en la Biblia a la gente de a pie, y a Zauriel tratando de aclararse con las ideas teológicas raras que los humanos se montan. Aparte de divertida, se nota que Gerber, un ateo consumado, le ha puesto mucho pensamiento a todo esto. La otra parte es una historia más tradicional donde Zauriel tiene que detener a un conquistador alienígena, pero al menos Gerber lo hace bien, y monta un mundo aligenígena bastante curioso para un solo número. Además, tiene muy buen dibujo de Snejberg, que ya hizo ángeles en la Brigada de la Luz. No todo son grandes éxitos, pero es una colección de historias bastante buena, con algunas perlas ocasionales que merece un vistazo. Recomendado (8)

Y eso es todo, ahora toca descansar. ¿Cómo, que aún tengo que hacer las reseñas del Abril, incluidas las del Salón del Comic? Disculpadme, ahora toca tirarse por la ventana. Continuará…

Si teneis comentarios sobre las críticas, los podeis enviar aquí o decirlos aquí

Anuncios

Una respuesta to “Semanas del 3 al 30 de Marzo”

  1. Mephistofear Says:

    Salud. Tan sólo quería darte la enhorabuena por la labor que haces aquí. Leerse sorropocientosmil tebeos (incluso los malos)para reseñarlos en este espacio es una tarea de chinos, pero que agradecemos los buenos aficionados al cómic a la hora de escoger bien entre las mareas y mareas de comics que se ofertan. Lástima que actualices tan de tanto en tanto y a veces sea demasiado tarde por haber comprado un tebeo basuril XD
    Pero bueno, aquí tienes un lector fiel que tiene muy en cuenta estas críticas reconstructivas.
    saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: