Semana del 28 de Abril al 4 de Mayo

9 mayo, 2008

Comentarios al margen: Tanto la cuarta temporada de House como la de Perdidos están siendo tan buenas como cualquiera de las anteriores, sobre todo en Perdidos, donde no sólo están las cosas más claras, están consiguiendo hacer algo más complejo que cualquier otra serie, y lo está haciendo sensacionalmente. House simplemente ha sabido darle cosas nuevas a su vieja fórmula sin perder casi frescura, que ya es bastante.

Si te parece deprimente el panorama del mundo del comic, el mundo musical es aún peor. Al menos en comic hay algunas cosas buenas en el mainstream. En la música, el mainstream está compuesto esencialmente de mierda, y es muy raro encontrar algo decente. Lo triste es que escondidas por ahí, se hacen muchas cosas buenas (más en EEUU, donde algunas son casi mainstream, pero no llegan aquí) pero no llegan a oirse entre toda la mierda. Curiosamente, la única cosa buena que se ha oido recientemente es el nuevo disco de REM, Accelerate. La verdad es que lo han hecho muy bien, después de unos cuantos discos flojitos a finales de los 90, con el último par de discos han vuelto a ser lo que eran, que son muy buenos, con mucha marcha y letras muy acertadas. Y por lo menos aquí ha vendido muy bien, más que la basura de turno, lo que da algo de esperanza.

Y… ganó quien tenía que ganar. Espero que no la caguen ahora. Y también: ¡Obama 2008!

Hola a todos, soy Peter Garcia, y esto son las Críticas Reconstructivas. Es la primera semana después de la maratón, ¿y se ponen a descansar las editoriales? Se ponen leches. 20 comics esta semana. Menos mal que son todo series en curso, y salen relativamente rápido. Por cierto, olvida lo que dije el mes pasado de la coordinación de los crossovers: Los muy cretinos de Panini están publicando Especies en Peligro desordenas, sacando ahora las partes 1, 2 y 4, y dejandose la 3 para otra semana. Estúpidas editoriales españolas cuadriculadas, a las que les importa más no cambiar sus mierdas de esquemas aleatorios que publicar las series en condiciones.

Novedades americanas (si, por fin me llegaron) de todo el mes:

Terminó Cuenta Atrás y… es muy mala. Es muy mala como historia, es muy mala en su absurda ejecución, es muy mala en sus nulas consecuencias para tanto rollo, es muy mala como serie semanal, y es muy mala como enlace con el resto del Universo DC. Lo más triste es que sus sucesores probablemente van a ser muy buenos, pero esto les ha cortado el momento. A ver si aprenden la lección en DC, y dejan hacer a los buenos autores en vez de seguir las ideas estúpidas de DiDio.

Hablando de ideas estúpidas… Winick empieza a escribir una serie sobre los Titanes clásicos. Y es tan estúpida, adolescente y basada en repetir mal las ideas antiguas que pudes esperar, con muy mal dibujo para terminar de arreglarlo.

En un intento de sacarle algo de partido cuando ya nadie hace caso a esas cosas, tenemos DC/Wildstorm: Guerra de Sueño, que es un crossover pelea entre los personajes principales de ambos sellos de DC, al margen de las series regulares y sus historias. Y es más o menos lo que podías esperar de algo así.

Siguiendo con Wildstorm, la parte final de la trilogía que renueva su universo otra vez es Numero de la Bestia. La cosa es que empieza con un concepto que no parece tener nada que ver con la historia global, pero al menos parece interesante, si bien no del todo original. Muy buen dibujo, al menos.

En Marvel también terminan cierta trilogía, aprovechando cierta película, con Iron Man: Legado de Muerte, el último de los combates/team-up entre el Latas y el Doctor Muerte, escrito por el equipo definitivo del personaje, Michelinie y Layton. Es una historia un tanto retro, obviamente, y no es tan buena como sus predecesoras, pero al menos da gusto ver al personaje bien escrito en algún comic actual.

Pero la gran novedad de abril sin duda es Invasión Secreta, el gran crossover de Marvel de este año. Y la verdad es que es un comienzo sorprendentemente bueno. Por una vez, Bendis ha logrado empezar una historia con un buen ritmo de acción y sorpresas, sin caer en tonterías, sino detonando bombas que había ido escondiendo por todo el Universo Marvel, y da una buena sensación de que está pasando algo grande. Hay diálogos y caracterizaciones irritantes, por supuesto, la página final tiene sus problemas, y hay muchas posibilidades de que algunas cosas no acaben nada bien, pero de momento, cabe la posibilidad de que esto no sea una mala historia, que es algo casi inconcebible dado quien lo hace.

Y ahora, las novedades de aquí:

52 Nº51: Muy apropiada la portada, en plan poster propagandistico ruso con Tornado Rojo, ya que el concepto de robot viene de esa zona. Es una composicion muy buena, juntando el concepto de que se acaba la serie y el secreto de los 52 a la vez. Se acerca el final, y el número va de atar cabos sueltos, y preparar las cosas para el Gran Final la semana que viene. Una buena parte del numero es Morrison terminando su Odisea en el Espacio. La historia ha sido una version de la Odisea clásica, en el espacio del Universo DC, con un trio de protagonistas bastante curioso. Más curioso fue que, a diferencia de las otras historias, tuvo su climax y gran batalla final al final del segundo acto, dejando todo el tercer acto para repercusiones y ver como vuelven a casa. Ahí es cuando se notó que Adam Strange y Starfire estaban realmente de adorno (de hecho, a Starfire se le podria haber sustituido por muchos otros personajes, y no habría cambiado nada… de hecho, es la única protagonista de 52 que no tiene una historia de desarrollo personal) y vuelven antes a casa, revelando al Ulises de la historia como Animal Man, con su propio camino personal, que termina en este numero, mientras vemos epilogos de los viajes de los secundarios. Los paralelismos con la Odisea le han servido a Morrison para hacer un truco, junto con la escena metaficticia del mes pasado y hacer creer que la historia iba a ir por un lado no muy propio de él. En este número, sin embargo, Morrison demuestra el cariño que le tiene a Buddy y a su familia, en una escena absolutamente maravillosa y entrañable, sin volverse ñoña. Al contrario, con una frase genial y una viñeta muy graciosa y simple, muestra perfectamente la magia de la serie. Aún asi, mantiene la tensión todo el numero, pensando que en cualquier momento se puede no alcanzar el final feliz. Eso si, el final de Starfire no encaja muy bien con lo que dijeron de ella en Titanes. Adam Strange tambien tiene su epilogo con final feliz, que es la primera vez desde que empezaron a dar la lata con tanto rollo de guerra que alguien ha recordado la idea original tan genial de Rann, y queda muy bien. Tambien se explica por fin que es el Ojo Esmeralda de Ekron, y también todo lo de la religión del Triple Dios Pez, en una escena como epílogo al subargumento de Lobo que es un giro muy bestia y propio de él, que lo devuelve a las andadas de manera genial. Cambiando de tercio, Johns escribe una escena que es, simultaneamente, epílogo de la Tercera Guerra Mundial, de la historia de Ralph Dibny, avance de varias cosas de los Jóvenes Titanes y conclusión del subargumento de la ausencia de la Trinidad. Se repasan las bajas de los especiales, se confirma la muerte de Ralph, se da una versión mejor del Culto de Kon-El que era lo que tenían pensado en un principio (aunque el hecho de que no le puedan llamar Superboy canta mucho), se explica por fin muy bien el cambio de traje de Robin, se enlaza con la nueva alineación de los Titanes, y con como quedan los tres héroes principales al principio de Un Año Despues, que ahora ya es Una Semana Después. Todo muy efectivo.

Para terminar, volviendo a Morrison, se resuelve el misterio en el espacio, lo que vieron los héroes perdidos en el espacio al final de Crisis Infinita, que aunque ha servido de excusa para que persiguieran el trio espacial, resulta que no era una parte importante de esa historia. Lo importante estaba en la cabeza de Tornado Rojo, que de manera muy curiosa y original, ha ido deambulando por varias de las tramas de la serie, y algún subargumento propio, hasta que se descubre que su verdadero objetivo es revelar los 52. La revelación es sutil y aun no se explica, pero es más o menos lo que uno se podía imaginar, que tiene mucho potencial. En la escena, se enlaza con algo de Liga de la Justicia Un Año Después (aunque se queda en el tintero la aparición del Infierno Rojo, mencionado en la otra punta de la serie para que apareciese aquí), y se da muy buena impresión de ser un combate desesperado con todo en juego contra un villano al que no hay manera de detener. La revelación del malo final es genial, por varios motivos: Resuelve dos misterios que llevan en la serie prácticamente desde el principio, que resultan encajar perfectamente, con pistas que en retrospectiva resultan obvias. Y el momento de la revelación en si es horroroso y brutal, de la manera genial y absurdo-cósmica que tanto le gusta a Morrison y que es el tono de esta serie. Y la tensión de cara al final hace que la semana de espera se haga larga. En el dibujo, se despide el Primer Dibujante de la serie, Joe Bennett, que no hace simetría dibujando el último número de la serie, pero si dibuja el último número sin dibujantes múltiples de la serie. A estas alturas, no hace falta decir que hace un trabajo magnífico, en la caracterización de los personajes, los varios tonos serios y cósmicos, y algunas imágenes impactantes, como el retorno a la Tierra o la presentación del gran malo. Además, habiendo hecho un número de cada 5 en esta serie, ha demostrado que es uno de los pocos dibujantes buenos y puntuales que tienen en DC. Por último, terminan los orígenes, con, apropiadamente, el de la Liga de la Justicia de America. La primera página explica el origen del grupo, y la otra el resto, la mitad con la expansion del grupo a lo largo de los años, la otra con la alineación actual. Más o menos cuenta todo lo importante, y elige sabiamente contar simplemente que sus encarnaciones han variado al igual que la alineación, con ejemplos de varias épocas, que tratar de mencionar alguna de las encarnaciones intermedias concretas. Señalables son dos cosas: Primero, que la formación original Post-Crisis Infinita parece ser una fusión de las dos continuidades anteriores, que queda un poco raro, pero es para contentar a todo el mundo. Segundo, que cuenta a Geo-Fuerza como miembro actual, que es más explicación que la que ha dado Meztler. El dibujo es de Ivan Reis porque… bueno, porque cualquiera es mejor que Benes, que sería la opción más obvia, y tienen estilos parecidos. Sólo queda una semana, y es dificil hacer un final a la altura, aunque si alguien puede, es este equipo. Muy Recomendado (10)

Cuatro Fantásticos Nº5: Los Cuatro, bueno, Cinco Terribles contra los Cuatro, bueno, Seis Fantásticos. Realmente, el combate está dedicado a la Mujer Invisible, y a enseñarnos que no es un personaje que está de adorno y no hace nada, sino que es, a su manera, la más dura de los cuatro, y claramente, sus poderes son los más diversos y peligrosos si uno se calienta la cabeza un poco. Buena paliza de un grupo de supervillanos, que se lo merece. Y la manera de reconstruir a Klaw es divertida. Curiosamente en esta época de sagas cerradas, el número no termina con esa historia, sino que se enlaza con el principio de la siguiente aventura, que es algo que ya prácticamente no se ve. Pega con el tono clásico de esta serie, que le va bien, y realmente, es una de esas cosas que es únicamente retro por accidente: No hay ninguna razón para mo estructurar las sagas así excepto moda, así que recuperarlo no es simplemente nostalgia. La otra historia que comienza va de amenazas espaciales, que le va bien a la serie, y la amenaza se presenta bien para abrir boca. El dibujo de Pelletier es bastante, bastante bueno, y cada vez se parece más a Bagley. No se acaba aquí, volvemos a tener complemento, en este caso una miniserie sobre los 4F y Spiderman. Está escrita por Jeff Parker, el de Primera Clase, que es uno de los buenos guionistas divertidos que han reclutado recientemente en Marvel, aunque lo más llamativo es que, desgraciadamente, es el último trabajo completado por el difunto Mike Wieringo. Es una historia divertida muy tradicional, con aliens invadiendo la Tierra, los 4F teniendo que arreglarlo, y Spidey metiendose por en medio y haciendo sus gracias. ¿Es algo que se ha visto antes? Si, pero está bien hecho, es divertido, y se nota que Parker capta a los personajes y lo que les hizo tener éxito en primer lugar, que no se puede decir de todo el mundo. Francamente, y sin exagerar, comics como estos hacen mucho más por recordar porque uno lee comics y para intentar convencer a gente joven de leerlos que toda la bazofia adolescentemente nihilista, sensacionalista y vacia que se cree muy mayor e importante que permea el mercado, sobre todo en Marvel. Por supuesto, el dibujo de Wieringo es perfecto para este tipo de cosas. Ambos comics son un buen antídoto para toda la gente deprimida y amargada a oscuras que tarda 6 meses en ir al supermercado de la esquina a pelearse con sus amigos, del resto de Marvel. Recomendado (8)

Daredevil Nº27: Como por ejemplo, aquí la prueba nº1. Si, Daredevil tiene una larga tradición de pasarlas moradas y ser oscuro y “realista”. Pero cuando Miller hizo famoso el enfoque, solía mezclar la oscuridad con cierto humor, y ya puestos, con ideas nuevas. Esto es simplemente ver a Daredevil ser miserable por cuadragésimosegundo número consecutivo, en una historia donde hace lo mismo de siempre. No está tan mal hecho como otros de sus contemporaneos, al menos aquí Brubaker sabe contar una historia, pero joder, acaba siendo aburrido y deprimente. Buen dibujo de Lark, al menos en esta serie pega tener las luces permanentemente apagadas. Siguiendo la tradición Panini, tenemos una historia de complemento, esta vez, alucina, una miniserie sobre la vida de Batallador Murdock, el padre de Matt. Quien puede haber pensado que eso era una idea atractiva, no lo se, pero está escrito por Zeb Wells, que tiene cierta tradición en eso de “¿Pero a quien se le ha ocurrido esto?”. A decir verdad, la historia de Murdock es buena, y es un personaje sólido dentro del arquetipo de “tipo duro pero bueno de barrio que cayó en una mala situación” pero eso es porque ya ha sido definido y su historia explicada bastante a lo largo de los años. El resultado es una historia que bien podría ser el principio de una de esas películas del Bronx de Robert DeNiro, que presenta bien el ambiente, al personaje, y lo duro que es todo eso y las situaciones donde se mete. Bastante bien hecho para lo que es, pero el problema es ese, que es una historia que a grandes rasgos ya sabemos. Dibuja y coescribe Carmine di Giandomenico, que es un nuevo recluta de Marvel que ha hecho especiales y cosas sueltas, y la verdad es que es bastante bueno. Recomendado (7)

Iron Man Nº4: Iron Man apenas está en este comic, que es una consecuencia de escribir un crossover con una miniserie donde el prota de esta serie está encerrado durante varios meses. El número realmente está centrado en Dum Dum Dugan, director en funciones de Shield, y ver que narices hace en medio de una crisis cuando su recién nombrado jefe está desaparecido en combate. Es una buena idea, y Gage se centra sobre todo en la clase de decisiones difíciles que tiene que tomar alguien en la posición de Stark, que es la primera vez que lo venden bien desde que comenzó todo este fiasco. Gage también escribe bien la aparición de Hulk, y a todos los personajes que salen, incluido, como no, teniendo en cuenta lo mucho que sabe del Universo Marvel, a Clay Quartermain, como agente especialista en Hulk, que es lógico que aparezca. En general, todo está bien hecho, y lleno de detalles inteligentes y apropiados. La única pega es que no es una historia completa. Es una cara b de una historia distinta, que ni siquiera afecta a esta serie, viene y continua en otra serie distinta sin nada que ver, y se nota al leer que es un cacho de historia y no una historia completa. Muy buen dibujo de Guice. Se nota que Gage sabe lo que escribe, pero ojalá le dieran algo mejor para hacer. Neutral (6)

Lobezno Nº29: Volvemos a la serie principal, con un número suelto. Está escrito por Jason Aaron, que es un autor de género negro, que ha escrito un par de cosas en ese tono bastante aclamadas para Vertigo, que ahora ha sido captado para Marvel. Y si este número es una indicación, se entiende la fama que ha cogido. Es un buen número, pero comparado con lo que suelen meter en esta serie, es maná del cielo. Es similar a las historias que solían hacer en esta serie cuando editaba Alonso y estaba en Marvel Knights, pero mejor. Hay dos maneras de hacer bien las historias de relleno. Una es centrarse en un aspecto poco habitual del personaje. La que usa Aaron es la otra, centrarse en un personaje nuevo, y a través de él, contarnos algo del protagonista por como interactua con él. Es la historia de un tipo normal… cuyo trabajo actual consiste en asegurarse de que Lobezno no escape de la cárcel donde le ha atrapado el malo de turno. La trampa es ingeniosa, y gracias a Dios, se basa en una interpretación cuerda de la regeneración de Lobezno. La gracia de la historia es enseñarnos lo peligroso que es Logan, no sólo por el nivel de seguridad al que está sometido debido a sus poderes y ferocidad, sino por su conocimiento de la naturaleza humana aprendido a lo largo de los años. Es similar a la historia que hizo Millar en su último número, pero mucho mejor hecha. El protagonista del número está desarrollado creiblemente para ser de un solo número, y la manera en la que Lobezno va metiendose en su cabeza no sólo te la crees, acaba pareciendo inevitable. Un buen final, además, no yendo por el camino fácil, sino con un Logan que tiene mucha humanidad debajo de la violencia y la chulería. Son historias como esta las que te recuerdan porque Lobezno es un personaje que se volvio tan famoso para empezar, y no toda la basura violenta que se cree importante que ha permeado su serie durante los recientes años. Bueno, hay un epílogo absurdo que va de conectar el argumento con Lobezno: Orígenes, pero mejor ignorarlo, es tan estúpido como te imaginas. El dibujo lleno de testosterona y suciedad de Chaykin por una vez le pega a la historia, excepto por la aparición ocasional de una mujer, que es vomitiva. De segunda historia tenemos un anual, que es donde tiran ahora las historias innecesarias. El guionista es Gregg Hurwitz, que es otro autor del mismo estilo que también va a heredar Castigador. La idea es similar a la de la otra historia, pero lo hace significativamente peor, fallando donde Aaron acertaba. Para empezar, no es una historia de Lobezno: Es una historia donde Lobezno sale en un par de escenas y hace un papel genérico. Es una historia de crimen sobre un tipo que se mete en problemas y lo acaba pagando. La cosa es que no está particularmente bien desarrollado como personaje, sino que más bien es una recopilación de escenas y situaciones del género, y acaba predeciblemente sin mucho misterio. Lo típico, y no es algo bueno. El dibujo es de Frusin, colaborador habitual de Azzarello, que sabe hacer este tipo de cosas. Un buen emparejamiento de historias por tema, pero sólo una es buena. Recomendado (7)

Nuevos Vengadores Nº29: Empezamos con un flashback que demuestra que Bendis no tiene ni la más remota idea de escribir al Capitán America, y se cree que está escribiendo al de Ultimates. Encantador. Después la tontería sigue, con Ojo de Halcón siguiendo con el traje de Ronin porque… a Bendis le apetece. Hay una chorrada que intenta justificar el nombre, pero aunque tuviera sentido, no explica que narices hace con armas que no sabe usar en vez de con el arco y flechas con las que sabe hacer cosas útiles. ¿Bendis se molesta minimamente en escribir cosas que tienen sentido? Hay algo más de discusión sobre skrulls que empieza ya a cansar porque no va a ninguna parte, y pasamos a algo completamente distinto. Es una historia de supervillanos en plan historia de crimen, donde Bendis trata de hacer guay a un aspirante a sucesor de Kingpin. Y lo hace recuperando a un personaje que sólo había aparecido dos veces, e ignorando completamente la personalidad y situación que tenía allí. Genial. La escena, como era de esperar, tiene a los varios supervillanos como mafiosos genéricos desagradables, en vez de aprovechar nada a los personajes. Pero se cree muy mayor porque imita a novelas y películas para mayores, pese a que está vacio de contenido, y por eso mola. Después de unos números sorprendentes, esto es más lo que uno podía esperar de Bendis en Vengadores. El dibujo de Yu está bien para el ambiente, aunque podría cuidar bastante más el acabado. No Recomendado (3)

Patrulla-X Nº29: Los Morlocks hacen de las suyas, y son tan tediosos como siempre. Tienen el añadido sorpresa de otro viejo personaje, que aunque técnicamente no ha perdido los poderes, actua como si no los tuviese, o se hubiera vuelto idiota del todo. Hay una aparición estelar ligeramente divertida, el subargumento de Xavier y Rondador avanza un poco y enlaza con la historia principal, y no termina demasiado mal. Pero sigue siendo un número un poco inútil y aburrido. Buen dibujo de Larroca. En el complemento, vuelven Carey y Perkins, y la historia llega al punto importante, donde se convierte en un team-up entre la Bestia y su contrapartida malvada, y aparte del objetivo de deshacer el Dia M, va a ir de algo más interesante, contrastar a ambos personajes, y explorar los limites de la moralidad en la ciencia y cuando pueden ser contraproducentes. Da una buena impresión de estar cruzando una raya trágica, y es la única manera interesante de usar a un personaje que probablemente debería haber sido retirado hace tiempo. Neutral (5)

Poderosos Vengadores Nº4: Ey, Ultrona habla. Al menos Bendis se molesta en hacerla un personaje y no una excusa para pelearse y dibujar chicas desnudas. Desgraciadamente, sigue sin tener ni idea de escribir ni a Ultron, ni a una gran amenaza. Es decir, tener a todo el mundo hablando sobre lo terrible que va a ser lo que va a hacer no hace que parezca una amenaza, y menos con ese aspecto. Para eso uno debería, quiza, ponerle haciendo algo que realmente parezca peligroso. Claro, que la última vez que lo intentó masacró gratuitamente a buenos personajes, así que casi mejor que ni intenté escribir bien lo que le toca. El resto del número es más pelearse contra autómatas de manera aburrida y de relleno… a decir verdad, son autómatas en ambos bandos, ya que ninguno de los Vengadores muestra personalidad. Bueno, excepto Ares, pero ni siquiera es la que solía tener, es más bien Super-Conan, que es divertido, pero poco parecido con el personaje. Como era de esperar, por cierto, los bocadillos de pensamiento empiezan a ser tan irritantes como los diálogos de Bendis. Y una de dos, o Bendis la ha cagado de nuevo, o el Hombre Maravilla es un skrull y sus compañeros muy idiotas (ambas cosas son terriblemente posibles), ya que no debería poder usas sus poderes sin llenarse de bolitas Kirby. El dibujo de Cho sigue siendo bonito, aunque no muestre la amenaza por ningún lado. Evitar a toda costa (2)

Punisher: Diario de Guerra Nº8: Final de la historia del Aborrecedor, y Frank cumple lo prometido, como podías esperar. El Castigador y sus aliados atacan a la base de los malos, y nos divertimos viendo como masacran neonazis, que siempre es bueno. Mientras, el Aborrecedor trata de actuar como un supervillano pomposo, arrogante y exagerado, para lo que le va a servir. Todo muy exagerado, caricaturesco y tonto, pero bien hecho y divertido, como le gusta a Matt Fraction. Buen dibujo de Olivetti, que realmente son unos dibujos animados con pintura de realismo para engañar. Recomendado (8)

Spiderman Nº19: El fin de una era. En Asombroso, tenemos a Peter rasgandose las vestiduras y agonizando sobre el coma de Tia May, y poco más. Esta el drama, está el melodrama, y luego está esto. Intenta ser emotivo y profundo, pero queda falso y forzado, aparte de que a estas alturas, después de dar tanto la lata, y estando claro lo que va a pasar, es imposible tragarse nada esto. Buen dibujo de Garney, que merece alguna clase de premio por haber dibujado Spiderman durante más de un año, y en vez de dibujar lo que uno asociaría con el personaje, ha dibujado todas las chorradas que Straczynski le ha lanzado. Y así termina la etapa de Joe Michael Straczynski en Spiderman, que empezó bastante bien, recuperando el interés tras unos años horribles para el personaje y haciendo algunas cosas buenas, pero que con el tiempo acabó degenerando en algunas de las peores historias e ideas que ha sufrido el personaje, que hacían parecer que nadie tenía ni idea sobre Spiderman, porque lo alejaban de todo lo que le hacía funcionar. No será bien recordado, y es una lástima, porque demostró que era capaz de algo mejor. También termina Sensacional Spiderman, que es una serie que ha pasado sin pena ni gloria, ha sido “la otra serie” que exceptuando su primer año por Millar, no hizo nada que a nadie le importase. La etapa de Roberto Aguirre-Sacasa no ha sido la peor, pero tampoco ha sido particularmente buena. Este último número es su mejor historia, haciendo algo similar a la historia principal, pero de manera más original y menos burda. Tiene a la conclusión lógica de Peter y su mala suerte crónica, que es tenerle recriminandole al universo todas las judiadas que le ha hecho pasar, y el universo poniendole en su lugar, pero también ofreciendo algo de esperanza. Un poco obvio, pero una buena reflexión, con buena caracterización, preguntas lógicas y respuestas sabias. Y al menos tiene un final optimista, que es algo que ya no vemos mucho en Marvel. Al dibujo computerizado de Crain cuesta acostumbrarse, sobre todo su versión de Parker, pero le da un toque de fuera de la realidad que le va bien a la historia.

Para llenar el hueco este mes, tenemos un What If de la tanda de este año, que salio hace apenas 3 meses, que es un final alternativo de, entre todas las cosas, el especial Spiderman/Lobezno de 1987. A decir verdad, es una de las mejores historias que se han escrito de Spiderman, una deconstrucción brutal del personaje que muestra que pasa si lo sacas de su entorno habitual y tratas de meterlo en una situación menos fantástica (también vendió una burrada para la época, y pese a todo eso, no le han vuelto a dar a Oswley/Priest otra oportunidad de escribir al personaje… imbéciles integrales y rencorosos) pero aún así queda raro ver una historia basada en eso ahora que prácticamente nadie la recuerda, sobre todo porque el resto de especiales son de historias mucho más recientes. Escribe Jeff Parker, así que no es de extrañar que sea uno de los What Ifs buenos. La mayoría de historias alternativas degeneraban, o bien en que todo quede como siempre, o bien en una masacre gratuita. Las buenas, sin embargo, nos dan un status quo que nunca podría pasar oficialmente porque cambiaría demasiado lo básico, pero que tiene sentido e ilustra algo interesante del personaje. Esta es una de ellas, donde la historia termina de manera distinta, y acaba metiendo a Spiderman en el mundo del espionaje. El de verdad, no las chorradas de Shield. La gracia es que, por raro que suene, el personaje acaba encajando en ese mundo tanto o más que lo que encajaba en el mundo real, sin tener que equilibrar sus dos vidas, que es una buena extensión tanto de la idea del personaje como de la de la historia original. Es una buena historia de espionaje con superhéroes, también. El dibujo de Clayton Henry es más cercano al de los superhéroes coloridos, pero ha adquirido suficiente rango últimamente como para no desentonar mucho, aunque habría pegado alguien más sombrío. Pero agradable como es esto, es un paréntesis de lo importante, que es que con este mes se acaba, no ya las series satélite concretas de Spiderman, sino el formato de varias series de Spiderman, cada una con su equipo creativo e historias, que ha durado 32 años, desde que salió Espectacular Spiderman. Para la mayoría de lectores, es lo único que ha existido, lo que lo hace un hito. La cosa es que, aunque la variedad hacía más probable que al menos un equipo creativo fuese bueno, durante la mayor parte del tiempo, no había razón creativa para que hubiesen varias series, porque las historias de una serie bien podrían ir en otra, eran indistinguibles como serie (hay excepciones donde cada serie tenía un tono distinto, pero claro, hay excepciones a lo de que tuvieran historias distintas, o guionistas distintos, y ninguna duró demasiado) así que quizá venga bien un cambio. Si el cambio en concreto va a salir bien o no, está por ver, pero ya hablaremos de eso. De momento, termina una época, el último en salir de las series de Spiderman que apague las luces. Recomendado (7)

Superman Nº12: Número doble (es decir, con cuatro números) para celebrar el primer aniversario. Excepto que el primer aniversario sería el mes que viene, pero bueno, tampoco se podía esperar mucho. Curiosamente, en mis tiempos hacía falta llegar al nº100 para tener un especial aniversario de 96 páginas con portada de Pacheco. Que por cierto, por alguna razón extraña, la portada no es ninguna de las portadas interiores, y por el encuadre chapucero, se nota que ni es una portada. Apropiadamente, esto son las cuatro siguientes partes de Camelot Cae, todas menos el gran final. Y si no te gustó la premisa de los números anteriores, aunque el tema de si Superman hace demasiado se mantiene de fondo, y Arion aparece bastante, la historia tiene muchos otros elementos para ir haciendola amena mientras tanto, que al final acaban convergiendo. Tenemos discusiones sobre el dilema de Arion bastante buenas, tenemos a Arion siendo arrogante y pomposo, tenemos hasta una explicación de porque hubo cameos del Arión clásico en Crisis Infinita pese a estar muerto (cuando la mayoría de guionistas simplemente ignoran esa clase de cameos), tenemos un gran combate contra Sujeto 17 que es más interesante que la primera vez y plantea otro dilema a Superman, tenemos a Zatanna (muy bien dibujada con su pinta de 7 Soldados) ayudando a combatir grotescas amenazas místicas, la continuación de algunos subargumentos anteriores, el debut de personajes presagiados en la visión futura de números anteriores, al Bromista haciendo de las suyas tras su reciente renovación y validando los números de intermedio, el drama monetario de Lana y Lexcorp, escenas familiares con los Kent-Lane, algunos cameos divertidos, una última aparición divertida de los Nuevos Dioses antes de que empiecen a masacrarlos, la aparición de un nuevo grupo bastante bien montado que es una idea bastante lógica con un líder que es un legado inesperado pero chulo, y reacciones lógicas de otros personajes DC a todo esto que no degeneran en peleas absurdas, sino en reacciones maduras de adultos con algo de tensión, y la revelación de quien es el malo de la historia es perfectamente lógica en vez de un giro inesperado para sorprender. La parte central de la historia son escenas de acción, que no es lo que mejor se le da a Busiek. Es decente, pero no mucho más. La gracia son todos los elementos que mezcla, algunas cosas originales, la premisa interesante, y la muy buena caracterización y narración que le da a Supes. Muy buen dibujo de Pacheco (simplemente bueno en algunas escenas más flojas donde se acerca demasiado a los personajes y quedan planos o con muchas rayas) con algunas escenas de acción impresionantes. Y un Clark clavado a Brandon Routh. Recomendado (8)

Thor Nº2: Otro número que comienza muy lento, con una escena muy pausada que no aporta mucho. Las cosas mejoran en la segunda mitad, donde Straczynski establece como va a ser la interacción entre la nueva Asgard y sus vecinos, con una escena muy buena. Tampoco cae en el recurso fácil de escribir a los americanos profundos como imbéciles, que sería irritante por muy estadisticamente probable que sea. Y termina lanzando a Thor en la dirección de la serie, que le da marcha al asunto en vez de dormirse en los laureles. La actitud de Thor es refrescante en Marvel, alguien que no está amargado, y está dispuesto a lanzarse en aventuras optimistas y a hacer un cambio positivo a base de diálogo. Quien lo diría. Bastante buen dibujo de Coipel. Esto es un relanzamiento que empieza a verificar la publicidad. Neutral (6)

Thunderbolts Nº4: Oh, Dios, en vez de un número de la serie regular, toca un especial para rellenar. Por Paul Jenkins. Dedicado al Personaje Más Estúpido del Mundo. Tan buen personaje que es su creación, que prácticamente ni aparece en todo el número, que está más bien dedicado a Bullseye. Lo que significa que el especial está mal colocado cronológicamente, encima. En fin, Bullseye es un psicópata asesino, y eso aparentemente es divertido (aunque a decir verdad, su actitud de burla frente a Penitencia tiene cierta gracia), y hace lo que hace siempre. El blanco este mes es otro personaje del final de la etapa de Gruenwald en Capi America, le deben haber pasado a Jenkins la misma lista de “personajes que no aparecen desde los 90” que a Ellis. Desgraciadamente, pese a que tiene potencial humorístico, está usado genéricamente. En cuanto menos se hable de las escenas con Penitencia, mejor, porque son tan no intencionadamente risibles como antes. ¿Es que no se dan cuenta? Dibujo competente de Lieber, que es lo único competente aquí. No Recomendado (3)

Ultimate Power Nº2: El primer capítulo es el último de Bendis, y resulta ser un “como hemos masacrado Escuadrón Supremo”. La premisa original de la serie se va al garete, para tener una historia de catástrofe bastante mediocre. La mala ejecución y el dibujo fotocopiado le quitan el horror que podría tener. Y Bendis no parece tener ni idea de la serie que está escribiendo: Halcón Nocturno aquí es un Batman que pertenece al grupo y tiene un laboratorio supersofisticado y la Princesa Poder es una heroína a lo Wonder Woman, ningún parecido con los de la serie. Es patética, y más comparado con el siguiente capítulo, que como está escrito por su creador, tiene una caracterización completamente distinta. El primer capítulo de Straczynski es algo mejor, se nota al menos más caracterización y algo más de complejidad. Pero sigue siendo muy lento, donde la historia avanza más bien poco, y al final es una historia de superhéroes bastante normal pero en lento, en vez de algo más complejo y sofisticado. Y eso siendo generosos. No Recomendado (4)

Ultimate Spiderman Nº23: Primer número entero de Immonen, donde empieza una saga con el ominoso nombre de Muerte de un Duende. Curiosamente, aparecen Ultimate Patsy Walker, y alguien con un traje muy similar al de la Gata Infernal, pero no son la misma. La historia empieza con drama de instituto del que se le da bien a Bendis, con una de esas situaciones extrañas en la que meten los profes americanos a sus estudiantes que suelen salir en las series de TV, que da para una interacción bastante divertida con MJ, Peter y Kitty Pryde. De hecho, la llegada de Kitty al instituto es una gran idea, y la mejor consecuencia de la saga actual de UXM. Después pasamos a la parte del Duende de la historia, y funciona bien porque pese a mantenerse el diseño a lo Hulk del personaje, la clave es su inteligencia como Osborn. Y pese a ser su cuarta aparición, sigue manteniendose fresco a base de no actuar como un villano tradicional, sino siendo más astuto y realista, e inventandose nuevas situaciones inteligemente puñeteras para sus enemigos. Bastante divertido y gracioso a veces, como suele pasar. El dibujo de Immonen está a medio camino entre su estilo Nextwave y el que tenía en UXM, y aunque podría tener un acabado más bonito y sólido como antes, le va bastante bien a la serie. Puede que cueste acostumbrarse al cambio, pero una vez lo haces, te das cuenta de que es bueno, y le va bien a la interacción adolescente expresiva y a la acción monstruosa. Muy Recomendado (9)

World War Hulk Nº2: Los héroes tratan de emplear todos sus recursos para detener al invasor, y no les va muy bien. A decir verdad, hay muchos recursos y personajes que no se usan, pero probablemente son rebuscados. Dentro de los personajes y recursos típicos, si que se usan bien, y Pak enseña bien el nivel de amenaza de Hulk y su gente, y lo desesperados que están los “héroes” al intentar detenerle. Y a diferencia de otros, justifica bien porque el Vigia no se involucra y resuelve todo. Buena historia de “los héroes luchan desesperadamente contra el malo”, con buenos momentos tanto de héroes al rescate como de “oh, Dios, si ha podido con eso, está todo perdido”, de aplaudir cada vez que entra alguien en la lucha. Eso si, sigue siendo algo esquizofrénico: La historia generalmente se lee con los humanos como buenos y Hulk como el malo, pero deja claro que los Illuminati siguen siendo unos hijos de perra que no merecen apoyo. Y ese intento de ambigüedad no le pega a una historia de peleas. Impresionante dibujo de Romita Jr. En el complemento, en vez de seguir con las aventuras de los Renegados, tenemos una de esas historias de estructura paralela donde vemos lo que le va pasando a dos personajes con ciertos parecidos, en este caso, amigos de Hulk, y vemos parecidos y diferencias. Pasa algo importante con uno de los aliados de Hulk, cabe señalar, y el otro personaje habría sido absurdo que no apareciese. Buena historia agridulce de ambos personajes que los desarrolla bien. Como Frank se ha largado a DC, este número lo dibuja Leonard Kirk, que realmente debería tener una serie regular, aunque este no sea uno de sus mejores trabajos. No está mal tampoco. Es un comic de peleas, pero hace bien lo que hace, que es más de lo que suelen hacer estos crossovers. Recomendado (7)

World War Hulk: Primera Linea Nº2: Tres historias distintas esta vez. La primera continua intentando ser una reflexión seria sobre el periodismo durante una invasión de gladiadores alienígenas, y obviamente, no funciona. Gracias a los inaguantables protagonistas, de hecho, es un peñazo. Buen dibujo de Bachs. La segunda es algo más interesante, y desarrolla más a los compañeros de guerra de Hulk, que no se usan mucho en la serie principal. De hecho, algo importante le pasa a uno de ellos. Mejor que el periodismo chorra de la otra historia, este es un policiaco, sólo que la víctima es un alienígena. Un poco relajado para estar en medio de una “guerra”, pero no está mal hecho, la interacción entre humanos y aliens queda bien, y un par de giros en la investigación son casi ingeniosos. Le pega el dibujo de Martinbrough, proveniente de Gotham. Por último, hay unas historias supuestamente de humor, pero que realmente no tienen gracia, son sólo chorras y absurdas. Especialmente doloroso, ya que en Marvel han demostrado que saben hacer humor y parodias tanto de la Iniciativa como de Hulk… pero esto no lo es. Es Paul Jenkins, al fin y al cabo. No Recomendado (4)

X-Factor Nº19: Es una pena que Huber sea tan claramente un villano, porque el plan que propone aquí a los héroes suena bastante bien, una buena extrapolación de cómo funciona el mundo real a la situación de los mutantes. Pero eso haría algo original, creible y optimista con la línea, que no sería tenerles pegarse con malos y quejarse, y no podemos tener eso. Como compensación, la misión de Theresa y Monet es una idea genial, una adaptación de una situación terroríficamente malvada del mundo real, adaptada brillantemente al concepto de mutantes. Da miedo que haya gente que entrene niños para extender el odio de esa manera. La misión en si, de todas formas, lo usa más de trasfondo que otra cosa, de momento, aunque da para una escena divertida y algo catártica. Eso si, David mete la pata al presentar a los malos, ya que usa como si fuera un mercenario amoral a alguien que era todo lo contrario. Es un fallo de documentación por debajo de lo que nos tiene acostumbrado David. El otro mercenario es un buen regreso. Puestos a quejarse, Rahne sigue estando mal caracterizada, su actitud en esta historia no encaja en nada con sus creencias tal y como habían sido presentadas siempre, sin explicación, porque la visión de David del personaje siempre ha tenido problemas de encajar con las demás. Para compensar, la escena con Layla es genial, pero de una manera inesperada. Y hay muchos giros de diálogo y escenas geniales. Y siguiendo con lo que está haciendo últimamente, la narración temática en este número es dura y cínica, pero muy buena, inteligente y apropiada. Muy buen dibujo de Raimondi. En el complemento, se repasa la vida de la Bestia Oscura en la Era de Apocalipsis, y la vida y destino de los Grey. No avanza nada hasta la última página, y parece exposición casi innecesaria más que otra cosa. Muy Recomendado (9)

X-Men Nº29: Vale, esto está mejorando bastante. Los villanos empiezan a tener bastante más personalidad, y ahora que se empieza a ver su plan, tiene bastante sentido. Es un buen plan, y Carey los sabe hacer eficaces pero algo moralmente ambiguos… mientras que a la vez, hace que el contraataque de la Patrulla-X sea aún más eficaz e inteligente, usando astutamente sus recursos para compensar que les superan en número y poder. Hasta se usan bien conceptos cutres y olvidados del subuniverso mutante. Bien jugado. Eso si, tiene la extraña consecuencia de que el número está protagonizado principalmente por todo el mundo excepto los supuestos titulares de la serie, pero no es que fueran una buena alineación para empezar. Y Carey escribe mejor a unos, y al menos esta serie existe, no como la de otros. Una lástima el horrible dibujo de Ramos, que confunde algunas escenas, y hace feas y ridiculas otras. En el complemento, Gage demuestra que es uno de los guionistas más inteligentes de Marvel, o al menos de los que más se esfuerzan porque las historias tengan sentido interno, y por fin, tras casi dos años, explica una de las mayores tonterías inconsistentes del Dia M: Como puede ser que algunos exmutantes no sean mutantes, cuando aún tienen las mutaciones físicas. La explicación, obviamente, es “No, no tiene sentido”, pero no queda mal, porque se presenta como un problema que frustra también a los protagonistas, y no algo que aceptan pese a ser estúpido. Lo que ganarían las historias si gente como Gage las llevara… Bueno dibujo de Eaton. Recomendado (7)

Iron Man: Resulta paradójico que sacando una película que capte tan bien al personaje, en Marvel lo estén tratando tan mal, y esté en una encarnación que no se parezca en nada a esto. No es que sea la primera ni la segunda vez que lo hacen. (La primera vez, cuando la Patrulla-X, hizo que echaran a gente, pero no caerá esa breva esta vez) Los actores y sus versiones de los personajes son, en general, muy buenos. Robert Downey Jr está perfecto en el papel de Tony Stark, que está clavado al del comic, en aspecto y evolución en todas sus facetas. Gwyneth Paltrow no sólo está adorable como Pepper Potts, captan perfectamente la interacción entre ambos personajes en comics clásicos y la etapa Busiek, donde está claro que están hechos el uno para el otro, pero es más importante lo mucho que él la necesita como la única influencia cuerda en su vida. Terrence Howard hace un Jim Rhodes que no se parece mucho al del comic, excepto la conexión con los aviones y que es el único amigo sincero de Tony, pero está bien. Jeff Bridges hace un Obadiah Stane creiblemente malvado, más similar al de la versión Ultimate que al original, que es una buena nemesis, y su transformación en Quincallero es muy similar a la de Iron Man nº200. Hasta el propio director, Jon Favreau, hace unas apariciones apropiadas como Happy Hogan. El orígen es básicamente el del comic, pero transplantado a Oriente Medio como en la última actualización del comic.. s bastante creible, y el horror de la placa pectoral (exactamente la idea, pero con ciencia un poco más moderna y más visual) es impactante. La versión de Yinsen es muy buena, es un personaje bien desarrollado, que no sólo sirve para ayudar a Tony con su origen en el sentido de construir la armadura, también en el sentido de darle el impulso de transformarse de despojo en héroe. El equivalente sin nombre de Wong Chu no está mal, aunque también hay una posible referencia al Mandarín, como en la etapa Byrne, de momento sólo un cameo. La armadura gris no sólo está como homenaje al origen del comic, tiene sentido, y tiene un buen equilibrio entre parecer rudimentaria y ser impactante. El cambio de mentalidad de Stark al volver a la civilización (una de las mejores ideas que han tenido en el comic, aunque allí fuera a posteriori gracias a Mantlo) es el núcleo moral de la película, su “gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y está muy bien llevado. La cosa es que, pese a ese cambio tan drástico, el personaje de Stark sigue siendo el mismo… pero ves como poco a poco su arrogancia se va transformando en madurez y heroismo, pero sigue siendo un millonario playboy. El conflicto de la película es el básico de los comics, instaurado por Michelinie/Layton, y es que Tony es el único industrialista que no es malvado, y para colmo, el ejército,aunque tiene buenas intenciones, es bastante idiota. Eso es lo que lleva a las peleas, que son, en general, bastante impresionantes. Su debut como Iron Man, como superhéroe, es muy catártico e inspirador. La armadura definitiva, basada en el diseño actual de Granov, está muy bien hecha, y sus recursos quedan muy bien, aunque quizá tenga algún artilugio de más a lo Inspector Gadget. Los juguetitos de tecnología, algo imprescindible en una película de esta clase, son todos muy chulos y te dejan con ganas de más. Las escenas de construir y probar la armadura tienen algunos de los momentos más graciosos de la peli. Oh, y hasta aparece Jarvis, mezclado con cierto concepto de la etapa Kaminski para que no sea redundante con cierto otro mayordomo. La pelea final tiene un par de defectos, pero en general está bien. Y el final es muy bueno, con un giro inesperado. En general, es una película que hace bien todo lo que tienen que hacer bien este tipo de historias, que se niega a caer en los recursos fáciles y tontos en los que sería muy fácil caer, que sabe ser graciosa cuando tiene que serlo, seria e inspiradora cuando tiene que serlo, y dejar boquiabierto con efectos cuando toca, sin caer en ñoñerías, humor burdo o tópicos fáciles. Y aunque he hecho mucho hincapie en las influencias de los comics (y esperate a los guiños: La música de la serie de dibujos aparece un par de veces, cierto logo famoso de cierta organización hace acto de presencia, los colores de cierta armadura son otro guiño, y hasta un modelo de tecnología al que se enfrenta Iron Man tiene el nombre del villano Latigazo) es una película que le encantará a los que no hayan leido los comics, pero le guste este tipo de pelis, que son muchos. La mejor película de superhéroes fuera de las grandes franquicias, y de las mejores en general, no es de extrañar que haya tenido éxito y vayan a hacer secuelas. Ve a verla, y quedate hasta después de los créditos, por pesado que sea, porque hay una escena de medio minuto que hará que los lectores de comics estén pegando saltitos de emoción en cada frase, e intrigue a los demás.

Y eso es todo, espero que lo hayais disfrutado. La semana que viene, termina 52. Probablemente habrá más cosas, ¿pero que más da? Termina 52, y va a ser una de las reseñas más largas que he escrito. Temblad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: