Semana del 5 al 11 de Mayo

16 mayo, 2008

El piloto de la nueva serie del Coche Fantástico… no muy bueno, pero tampoco se podía esperar otra cosa. KITT tampoco mola tanto como antes, pero en general viene a ser parecido. La aparición de Michael Knight fue un buen detalle, eso si.

Elaborando en lo que dije de REM la otra semana, ahora que he tenido tiempo para asimilar las letras… el nuevo disco, Accelerate, sigue siendo tan político como el anterior, Around the Sun, al menos en el significado concreto (las canciones de REM suelen tener un significado superficial general, y otro más profundo concreto). La diferencia es que en Sun las canciones tenían un tono de derrotismo y decepción tras las elecciones de 2004, mientras que este es de rabia y de “os vais a enterar” después de las elecciones de 2006, y de cara al cambio en 2008.

Hablando de música, fue a la Night of the Proms, una cosa muy curiosa, donde actuaban varias viejas glorias (Simple Minds, OMD, Alan Parsons Project y hasta Miguel Rios) usando como acompañamiento una orquesta clásica completa. Era muy curioso, y en general dieron un espectáculo musical muy bueno.

Hola a todos, soy Peter Garcia, y esto son las Críticas Reconstructivas. Esta semana, unos pocos comics, la mayoría de DC… pero se ha juntado una selección de manera que aunque pocos, dan para escribir mucho. Aviso: La reseña de Runaways contiene una larga diatriba sobre la incompetencia de las editoriales. Y es una pena que me haya salido así, porque después del párrafo vitriólico, viene una de las mejores reseñas que he hecho ultimamente, análizando el texto en vez de simplemente comentarlo y dar un juicio de valor.

Otra aviso: Terminé de reseñar 52, y cumplí con mi propósito de no haber fallado ni una semana. Ojalá pudiera decir lo mismo de la edición de Planeta, pero al menos cumplieron en las últimas semanas. De todas maneras, parece que no les ha gustado el experimento del comic semanal. En cuanto a mi, que no os extrañe que amplie un poco las explicaciones de mis comentarios de 52, en su página aparte. Que no os extrañe tampoco si no lo hago, es que no he tenido tiempo.

Novedades americanas: La principal es Universo DC nº0. Anunciaban que era un puente entre Cuenta Atrás y Crisis Final, de ahí el título… pero de eso no tiene nada. También la anunciaban como un punto de acceso para los que no estén puestos en el Universo DC. Y no lo es, de hecho, algunas escenas son impenetrables si no estás familiarizado con las series. Lo que es, son una serie de prólogos-anuncio de las próximas sagas importante de DC, o en algunas series principales o en miniseries de Crisis Final. Y como tal, realmente dan la impresión de que van a ser cosas chulas, y el especial tiene momentos buenos de por si, y logra tener un tema y unos detalles recurrentes que lo unifican como algo más allá de una serie de escenas introductorias.

Y luego, una curiosidad: El Escarabajo Azul, es decir, un número de la serie de Blue Beetle, que aprovechando que el personaje es de familia hispanoparlante, han publicado en español, para reacción negativa del tipo de gente que te puedes imaginar (y no, no tienen razón, el comic lleva una traducción detrás por si no te aclaras) El español está revisado por Sergio Aragonés, así que queda como una extraña mezcla de español, mejicano y algunos elementos que no usa nadie como los pronombres. No es embarazoso, al menos, es bastante aceptable. Y la excusa para usarlo está bien. El número en si no está mal, aunque no es tan bueno como la etapa inmediatamente anterior, que fue una de las mejores etapas de un comic de superhéroes de los últimos años.

Y ahora, novedades de aquí:

52 Nº52: Después de un año… el final. La portada es un homenaje a la del nº1 para tener simetría, (aunque Black Adam y el Profesor Magnus siguen siendo marginados, supongo que porque no son superhéroes per se) pero con el cambio emotivo de que en vez de los restos de la Trinidad, tenemos un homenaje a los caidos en la serie. Bonito y con clase. El título también es un apropiado homenaje a una famosa historia de los Titanes, que no han traducido correctamente. La historia principal del número es la conclusión de lo de “El Tiempo Está Roto”. Esa historia tiene dos cosas que resolver: La historia personal de Booster Gold, y la revelación de los 52, y ambas se resuelven en una gran batalla a traves del tiempo y los universos contra un hiperinsecto devorador universal, que es una idea que Morrison ya tenía para su Hipercrisis que no llegó a hacer la última vez que estuvo en DC. De hecho, este número se parece en estructura bastante al final del prólogo a aquella historia, Kingdom, que nada casualmente era de Waid, aunque haciendo bien todo lo que aquella hacía mal. La parte personal está muy bien hecha: Toda la historia de Booster ha sido tenerle tratando de conseguir fama siendo un héroe, habiendo olvidado como ser realmente un héroe. Así que en esta parte final, habiendo abandonado su identidad y reputación, logra por fin ser el héroe que quería ser. Simple, pero muy eficaz, sobre todo con el giro irónico que dan al final a lo de la fama. Además, todos los elementos del personaje que han sido reintroducidos a lo largo de la serie, como no podían ser menos en una historia tan bien montada y con tanta atención al detalle, juegan un papel en esta historia, desde su pasado como viajero en el tiempo, a su amistad con Skeets y Blue Beetle (dos momentos muy emotivos), a su pasado con Rip Hunter y su antepasado, hasta, y hay que verlo para creerlo, su pasado como jugador de futbol americano, en una escena donde para darle estructura circular, la manera de salvar el día referencia una frase del primer número. Es la historia definitiva del personaje. La parte de las 52… como se dijo en el número anterior, cierto añorado concepto DC ha vuelto, aunque de manera más limitada, y como se ve aquí, algo cambiada. Ha sido un misterio limpio, hasta casi obvio en retrospectiva. Y aunque el concepto tiene posibilidades de hacerse mal y confuso, como todo, abre muchas posibilidades para muchos tipos de historias, y por eso vale la pena. La presentación de varias de las 52 es genial, muchos de los conceptos son suficientemente intuitivos para que los entienda cualquiera, pero si sabes algo de historia DC (o recuerdas aquella horrenda Historia de DC de complemento) verás muchas cosas curiosas e interesantes, más en cuanto más te fijas, que pueden dar para muchas historias en el futuro. Toda la historia es una pasada a alta velocidad, mezcla de lanzar conceptos, acción chula y finales emotivos, con una conclusión muy apropiada para el villano.

Es la historia más colaborativa de la serie, con todos los guionistas de esta trama: Geoff Johns presenta la situación con su estilo habitual, reencontrandose con su antiguo colaborador Mike McKone, que estrena su regreso a DC como invitado de excepción para este final, haciendo gran acción cósmica y efectos chulos con las 52. Morrison hace la siguiente sección, lanzando conceptos a toda velocidad con diálogo chulo exagerado, así que le pega volver a tener de dibujante a Justiniano, que le da a la historia el toque dinámico y acelerado que necesita, además de cambiar bien de registro cuando toca presentar varias de las 52. Por último, Waid nos da el sólido final, con la despedida del Tercer Dibujante Oficial de la serie, Eddie Barrows, que hace su mejor trabajo en la serie, soltandose más la melena con cosas como una doble página que resume todas las historias de la serie. Sensacional. Pero ahí no acaba la cosa, para celebrar el final, hay epílogos de todas las historias de la serie (excepto del trio espacial, que ya se resolvió bien la semana pasada), cada uno por un guionista, añadiendo detalles o resolviendo realmente las historias, con giros brillantes donde toda la oscuridad de la serie se evapora, y todo el mundo tiene su final feliz y apropiado, como corresponde a guionistas que entienden tan bien el género. Lástima que el número no tuviera 52 páginas, porque además de apropiado, habrían resuelto un par de cosas más que se quedaron el tintero. El primer epílogo es de Geoff Johns, y nos recuerda donde se han quedado Acero y sobrina (no había nada que añadir después de tantos epílogos) y después pasa a Black Adam: Se ve una consecuencia de la Tercera Guerra Mundial que enlaza con cosas que se han mencionado en Jaquemate, se explica que pasa con cierto elemento dejado de lado… y vemos que aún ahora, Adam sigue siendo más duro que nadie, en un detalle genial que hay que verlo, simplemente. Dibuja el Cuarto Dibujante, Pat Oliffe, despidiendose de la serie. Después viene Mark Waid, y en tan sólo dos páginas, redime completamente, no ya toda la historia del Hombre Elástico en esta serie, sino todo lo que le han hecho a los pobres Dibny en estos últimos años. Es un final absolutamente perfecto, rehabilitando el concepto y añadiendo algo más, y si no se te salta una lágrima o se te corta el aliento de la emoción, es que no tienes alma. Dibuja muy bien el que terminó su historia, Darick Robertson. Luego le toca el turno a Grant Morrison, que en una página vuelve a ser un dios benevolente con Booster Gold, y explica como ha quedado Magnus tras su escape, aunque le faltaba un poco de detalle. Se despide aquí el Segundo Dibujante, Chris Batista, que lo hace bien, pero es una pena que no pudiera despedirse con un número entero como los demás (Oliffe al menos hizo uno de los especiales de la 3GM). Por último, McKone se alía con Greg Rucka para el epílogo de Question, que viene con una sorpresa optimista e inesperada entre tanta oscuridad, con un final simbólico y genial que cierra la serie usando un gran momento de simetría que cierra el círculo.

Y así termina la primera serie larga semanal que hacen en el mainstream moderno. Ha hecho muchas cosas diferentes, y ha sido un éxito en muchos niveles, que es algo que se agradece. Ha cumplido la periodicidad, y ha sido recompensada en ventas. Ha sido una buena historia de cada personaje, renovando acertadamente una serie de segundones y contando una gran historia de cada uno, que da ganas de leer más historias, pero que si no lees más, al menos te has llevado una historia completa. Ha sido un repaso y revisión bastante bueno del Universo DC, dejando en ridículo otras cosas parecidas. Ha estado muy bien estructurada, con cantidad de misterios y tramas que se desarrollaban inteligente y cuidadamente, y montones de detalles que se aprecian mucho mejor en una lectura cuidada o segunda lectura, con variedad de temas y leitmotifs de fondo, dandole algo de profundidad. Ha experimentado con la forma, con la idea del tiempo real, y no poder usar algunos de los recursos habituales como los continuará y la forma habitual de sagas, y ha salido muy bien. Igualmente, han jugado con el formato, mezclando 7 historias distintas más o menos entrelazadas en una gran historia finita, conectada con otras historias pero autoconclusiva. Y han jugado con la autoría, argumentando en conjunto pero alternandose la escritura concreta, trayendo una manera de escribir similar a la de las series de TV al comic, pero mejor adaptada. Igualmente, gracias a las maravillosas portadas de JG Jones y al gran trabajo de Keith Giffen haciendo los bocetos, ha mantenido un aspecto bastante consistente, con cuatro dibujantes principales más que decentes, y dibujantes invitados que han variado, pero que normalmente han cumplido y más. Y en general, ha sido una gran historia, pero no se podía esperar menos de Johns Waid-Ruckinson, que prácticamente están sosteniendo DC ellos solos. Saldrán otras series semanales, y saldrán spin-offs, y la mayoría no valdrán la pena, pero esta serie quedará en la historia. Muy Recomendado (10)

Batman Nº12: Especial primer aniversario (o casi), con dos historias muy especiales. La primera celebra el nº666, y es de apropiada temática demoníaca. Es la continuación de la trama a largo plazo que está llevando Morrison sobre los 3 fantasmas de Batman, y a su vez, como el nombre indica, de la historia de Damian, pero con la gracia de que transcurre años en el futuro. No es otro reciclado del Retorno del Señor de la Noche, Morrison es más original que eso, es un futuro que bien podría seguir teniendo sus series regulares, con sus secundarios y galería de villanos (similar a lo que hiz con DC Un Millón), a su vez familiares y distintos, al igual que el protagonista. Es una historia de Batman distinta, con un Batman distinto, y parte de la gracia es ver precisamente las diferencias entre los dos, o mejor dicho, entre los tres, contando al Batman falso. Y ver quien es realmente el Batman demoníaco es otra gracia importante, sobre todo al final. El resto es ver como ha desarrollado Morrison el mundo del Batman del futuro (interesante, aunque tampoco lleno de conceptos brillantes que te hagan querer saber más) y además, cierta conexión con las tramas y misterios del presente que hacen que no sea simplemente una diversión de un número. Buen dibujo de Andy Kubert, en su último número de la serie antes de irse a… um… en serio, ¿qué llevan haciendo los Kubert todo el año? Son las exclusivas peor aprovechadas que se han visto.

Los otros tres números son una historia completa y autoconclusiva (aunque al estilo puzzle de Morrison, acabará teniendo trascendencia futura) que es más lo que uno podía esperar de Morrison. Siguiendo con su teoría de que todas las etapas de Batman realmente le ocurrieron, rescata un extraño concepto de una historia de los 50, que era un club de imitadores de Batman de varios paises, y los mete en una historia de misterio en plan Diez Negritos, con una serie de trampas y trucos a medio camino entre planes de supervillano retro y de sádico moderno y sofisticado. Los distintos hombres murciélago de varias naciones son geniales y están muy bien desarrollados, con sus propios traumas, manías, trucos, maneras de actuar e incluso se han inventado el tipo de aventuras y enemigos a los que combaten. En general, los desarrolla a todos como si fueran personajes que llevan años protagonizando historias. Más aún, aunque esté claro porque ninguno de ellos llegó a ser un héroe de primera, todos demuestran distintos tipos de heroismo y competencia a lo largo de la historia. Logra hacerlos entrañables a la vez que patéticos, excepto a los que hace chulos a la vez. El misterio del asesino está muy bien llevado y no es predecible aunque tiene sentido, y sus trampas son geniales, una mezcla entre trucos de novela de Agatha Christie, de trampas del Batman de la TV de los 60 y de burradas más modernas. Y por supuesto, está lleno de los habituales conceptos geniales y frases de diálogo memorables típicas de Morrison, más que hasta ahora en esta serie. Igual de reseñable es su nueva colaboración con JH Williams III, que debería ser nombrado tesoro nacional. No sólo dibuja muy bien, hace unas puestas en escena memorables, juega con la forma de la página como nadie (en serio, puedes quedarte mucho rato simplemente observando la composición de página, no ya el dibujo) y vuelve a hacer el truco de 7 Soldados, donde cada uno de los imitadores está dibujado en el estilo de un dibujante distinto, según le parezca apropiado (Caballero en el de McGuiness, que para algo presentó al personaje en JLA Clasificado, Gaucho en el estilo lleno de testosterona de Chaykin, el Jefe tiene el toque retro de Rude, el Mosquetero parece sacado de los autores británicos que vinieron en los 80, y así), sin que ninguno parezca fuera de lugar, y todos peguen con el estilo normal de Williams y el de misterio de la historia. Glorioso, y aunque no se si será la mejor historia de Batman en muchos años como se ha dicho por ahí, si que es la primera de la que digo Muy Recomendado (10)

Capitán America Nº31: Empiezan a pasar cosas a un ritmo menos lánguido, por fin. Hay una escena de pelea decente entre Bucky Zombie y Calavera y un puñado de pringados, los distintos personajes persiguiendose unos a otros convergen por fin, y hay un par de revelaciones y cosas que tenían que pasar. Una de las revelaciones parece mala caracterización del Capi, pero eso no es nada nuevo con Brubaker. El plan de los villanos empieza a ser más retorcido que lo que se estaba viendo hasta ahora, y más que parece que se va a volver, lo que le da algo de emoción a una serie que realmente la necesita. Pero vamos, la serie sigue haciendo cosas bastante típicas en series de héroes de acción, pero con cara más seria y ritmo más pesado. Buen dibujo de Epting. Neutral (6)

Green Arrow Nº7: El primer capítulo termina la historia de Capucha Roja. Y donde digo “termina”, quiero decir, “Capucha Roja se va, y queda todo igual que cuando empezó”. Toda la historia parece no haber sido más que una excusa para que Winick vuelva a escribir el personaje y trate de convencernos de lo que mola, porque el personaje sigue exactamente igual sin explicar nada, y no ha servido de nada para los protas de la serie. En teoría, el enfrentamiento entre Jason Todd Resucitado y Mia era para contrastar ambos sidekicks y darle algo de consejo retorcido a Speedy, pero en la práctica más que consejo es demostrar lo pirado y amargado que está Todd. Hay una escena divertida entre Batman y Flecha Verde, eso si, comparando las tonterías que les hizo Denny O’Neil a cada uno. El segundo capítulo empieza la última saga de la serie, donde todos los enemigos que ha hecho Oliver en este año se ponen de acuerdo para tirarle el mundo encima. Las manipulaciones políticas siguen siendo mucho más tontas de lo sofisticado y serio que se cree Winick (y resulta dificil tomarse en serio a un personaje llamado Nudocerdo, pero eso es accidental) pero en un plano más superheroico, no está mal del todo, teniendo en cuenta lo simple que es todo en esta serie. El dibujo de McDaniel está bien para el primer capítulo que es de acción, pero en el segundo degenera, cada vez más feo y exagerado, con estilizaciones que molestan porque no se parecen en nada a lo que tiene que dibujar. Neutral (6)

Green Lantern: La Guerra de Sinestro Corps Nº2: Dos números de cada serie de las que forman el crossover, contandonos dos frentes distintos en la guerra, aunque con temática común, cada una con sus protas habituales. En Linterna Verde, la pelea es en Qward contra ParaCangrejo, y es una buena historia de superhéroes. El combate Hal-Parallax es una revancha esperada y abre viejas heridas, y la verdad es que queda como un villano bastante terrorífico. El primer capítulo queda lento después de un comienzo tan potente, repasando cosas que ya se han visto, pero recobra la velocidad en el segundo, con una escena de caballería genial y un contraataque igual de escabroso de los malos. Buena acción, y caracterización de camadería entre Linternas, con un buen cliffhanger. Además, la trama de los Guardianes empieza a ser bastante ominosa, y la escena entre los Guardianes de Sinestro le da en una sóla página más caracterización al CyberSuperman que los anteriores 10 años. Ahora por fin es un personaje comprensible e interesante. El dibujo de Reis es impresionante. Por su parte, Cuerpo de Linternas empieza siendo la hermana pequeña eclipsada, pero coge también un buen ritmo después. El primer número es un encuentro entre Sinestro y su sucesora como LV de su planeta, que nos explica bastante bien la mentalidad de Sinestro, y avanza la trama de la marginación y recuperación de Natu por ser una LV. Además, sigue muy bien la idea central temática de las series de que el miedo es el peor enemigo de la sociedad, que hace que una sociedad acabe transformandose en aquello que teme precisamente por temerlo exageradamente. El resto empieza la Batalla por Mogo, que es una gran batalla épica entre los dos Cuerpos, centrandose en los personajes ya establecidos. Hay algunos momentos emotivos muy buenos con los LVs protagonistas de la saga anterior triunfando a la desesperada, y el combate entre Kilowog y su número opuesto, Arkillo, es glorioso (“¿A quien le importan unos cuantos muertos más?” “¿Qué a quien le importan? ¡A mi me importan!” Creeme, es más emocionante leyendolo). Además, queda claro que tanto reciclar de Moore en el primer año de la serie no era por falta de ideas, era por una idea concreta que se va viendo de fondo y aún más ominosa que lo que planean los Guardianes. Y además, ahora están mejor usadas: Es decir, ¿un combate épico entre un planeta viviente y una ciudad-destructor consciente, ambos armados con cientos de soldados con el arma más poderosa del universo basada en emociones primarias? Dudo que haya mucha ciencia-ficción que llegue a ese nivel de chulada cósmica colosal. El dibujo de Pat Gleason, aunque no tan bonito y detallado como sus compañeros, sabe hacer brutales a los aliens y las peleas enormes, que es lo importante. La cagada es que pese a tenerle en todo el tomo anterior, aquí sólo dibuja parte del número… y la otra parte la hace Angel Unzueta, que ha vuelto del exilio del que nunca debió salir, porque es bastante malo, y comparado con el resto del crossover, es bastante patético. El final, que tendría que ser un cliffhanger impactante (que, curiosamente, continua algo de la otra serie), ahora queda bastante ridículo y sin emoción. Pero si ese es el único defecto de este comic, sale bastante bien parado. Muy Recomendado (10)

JLA Nº9: Tercera parte de la Saga del Relámpago, y ya está claro de que va la saga, y también está claro uno de los problemas. La idea es presentar de nuevo a la encarnación clásica de la Legión de Superhéroes (más o menos como estaba cuando la Crisis en Tierras Infinitas, con algún pequeño cambio), mediante una de esas historias como en los viejos tiempos donde la SJA y la LJA se dividen en equipos para buscar a los Legionarios perdidos en distintos sitios chulos del Universo DC. Vale, está fusilado del encuentro SJA-LJA donde buscaban a los 7 Soldados de la Victoria, pero no es mala fórmula para una historia. El problema es que, al menos Brad, no da ninguna razón para que nada de esto importe. Normalmente la ficción, y más la heroica, se define porque hay algún conflicto que los protagonistas tienen que superar, presumiblemente mediante algún esfuerzo. Aquí, sin embargo, apenas hay conflicto, y no hay ningún esfuerzo. Descontando la escena donde buscan a Soñadora en Arkham en capitulo 2, encontrar a los Legionarios ha requerido el mismo esfuerzo que bajar al super de la esquina a por la compra, lo cual no es precisamente dramático ni interesante. Simplemente llegan a un sitio, dicen unas palabras mágicas, y la escena se termina. Con tres quintos de la historia pasados, no ha habido ningún conflicto real, y los que parecen los villanos de la historia apenas se acaban de reunir y no han actuado en contra de los héroes aún (son una elección curiosa de villanos, al menos, y se da un origen curioso a uno de ellos después de muchos años, al menos) y no da la sensación de que la historia ha pasado de la mitad, más bien parece que aún está empezando, pero lo más probable es que no vaya a despegar. No funciona como historia, lo cual no es de extrañar siendo Brad, pero se esperaría más de algo coescrito por Johns. Lo único medianamente interesante es el misterio de cómo han llegado los Legionarios hasta el presente, que parece ser lo que mueve la historia, pero no han hecho nada por hacer interesante el misterio si no te interesaban los personajes ya. Lo que queda es ver las interacciones entre equipos y sitios, pero siendo un comic de Brad, son más bien desastrosas. No presenta en absoluto a los Legionarios que se encuentran, que aquí son un tópico y una cifra incomprensible respectivamente. La primera escena no va de nada, excepto darnos una revelación sobre Vixen que no parece tener ningún sentido. Y la segunda escena nos cuenta lo que un par de personajes estuvieron haciendo en 52, añade una revelación que no viene a cuento, y termina con una escena que es rematadamente estúpida fuera de la Edad de Plata. Es decir, no, ningún ser humano que no sea subnormal va a confundir a una persona con la estatua que tiene detrás, aunque con mal dibujo no se diferencie. Hablando del dibujo… es mierda, pero a eso ya estamos acostumbrados. No Recomendado (3)

Jóvenes Titanes Nº7: La primera historia termina la historia de los Titanes Este, que no se sabe bien si es porque Johns se ha largado a medias y ha dejado a Beechen a terminarla o porque, pero degenera muchísimo en el final. El combate entre ambos grupos empezó interesante, con unos villanos bien desarrollados y momentos para cada personaje, pero aquí todo acaba en un follón de pelea a base de dar vueltas a base de puñetazos indiferentes, y muy poca resolución de nada con los Titanes Este, de los que prácticamente se olvidan en este número, en vez de resolver sus historias. Lo único reseñable es un gag gracioso con la Hija del Joker, algo de resolución cutre con Batgirl (y resulta irónico, o quizá apropiado, que la termine de redimir el mismo que se encargó de volverla villana) y sobre todo, la revelación de porque Exterminador ha preparado todo este montaje absolutamente bizantino, que le devuelve algo de la personalidad que solía tener antes de que se volviese un pirado. También se enlaza la aparición de Inercia con lo que está haciendo en Flash, y aunque no hace mejor el comic, está bien que haya interacción sutil entre series sin necesidad de hacer crossovers, ayuda a fomentar el espiritu del universo compartido.

Y después, viene como hacerlo mal. Aunque los que realmente lo han hecho mal son los macacos amaestrados de Planeta. Son tan cuadriculadamente imbéciles que sacan los comics siempre la misma semana (bueno, menos cuando sufren retrasos al azar), aunque el retrasarla una puñetera semana o dos permitiria que los puñeteros comics se pudiesen leer en su puñetero orden. Así que aquí tenemos un número que transcurre después del comienzo de Cuenta Atrás, y que ya en su primera página te chafa el final sin avisar. Es de un ridiculo y un descuidado absurdo que teniendo las series coordinadas al mes, que requiere bastante esfuerzo, las cosas se publiquen de todas formas desordenadas, porque no se preocupan en ver si publican las semanas en orden. Y teniendo en cuenta la importancia que la interconexión entre series va a tener, y lo mal que lo están haciendo (no es ni la primera vez ni la segunda que lo hacen recientemente), no veo un buen futuro a nada de esto. En cuanto al comic… es apropiado tener el cruce, aparte de porque escribe uno de los guionistas de Cuenta Atrás, porque lo que pasa en esa escena del primer número tiene que ver con dos Titanes, y además dos que han aparecido en la serie, aunque no sean protagonistas. Por un lado, se recuerda a uno de ellos, aunque se hace fatal, sin explicar quien es o porque debería importarle a nadie, aunque al menos está bien ver las consecuencias. Por otro lado, tenemos una revancha con Jason Todd, aunque compararlo con su aparición en Crisis Infinita (por no hablar de su aparición en Flecha Verde esta misma semana) lo único que hace es demostrar como ha cambiado de repente de personalidad y actitud. Aquí en vez de ser un villano psicópata peligroso es un niñato rebelde. Y por agradable que sea verle humillado, el cambio queda irritante. Hay algo de interacción decente entre los Titanes pasados y presentes, pero poquita cosa. No es nada que te haga querer leer Cuenta Atrás, y no parece estar en esta serie más que por necesidad. Lo mejor del número es sin duda el dibujo de Chris Batista, que está absolutamente perfecto en esta serie, dibujando perfectamente a adolescentes, con buen drama y humor. Desgraciadamente, es su único número, en un movimiento tonto por parte de DC. Y si ese era de un exdibujante de 52, ell otro capítulo es de un futuro dibujante de Cuenta Atrás, Al Barrionuevo, que la verdad no lo hace muy bien, con figuras inconsistentes y algo feas y escenas confusas. Neutral (5)

New X-Men Nº33: Termina la historia de Magik, y al final ha resultado que no ha servido para nada. Bueno, Kyle y Yost han podido seguir indulgiendo su sadismo masacrando niños sin tener que reducir aún más la plantilla, un par de personajes han sufrido cambios superficiales y dos de los secundarios se unen al grupo, pero eso podría haber pasado en cualquier historia con un villano. Se explica porque Magik no se parece a otras versiones, y tiene el combate con Belasco que no llegó a tener en la historia original porque Inferno fue por un sitio distinto de la idea original de Claremont, pero se hace todo de una manera muy obvia. Además, se nota que es una historia que no tiene nada que ver con la serie cuando la conclusión de la historia depende de la aparición de repente de un personaje de otra serie que no se había mencionado en toda la historia, y ni siquiera se resuelve. Es una chapuza de historia nostálgica que contradice aquello de lo que tienen nostalgia, que no es más que un prólogo a otra historia, que ni siquiera es de esta serie. El tipo de cosas que le dan mala fama a los comics de empresa. Dibujo curioso de Young, que está bien menos cuando tiene que hacer momentos más humanos. En el complemento se visita un sitio que había aparecido en varias historias de Nicieza y que resulta curioso y apropiado para la historia, pero que termina siendo otro callejón sin salida. Parece que se está estableciendo una horrible pauta donde Especies en Peligro resulta ser una larga sucesión de “Bestia(s) va a un sitio conocido, no encuentra respuestas, vuelta al principio” que es formulaico y pesado, aparte de un timo. Oh, y para rellenar, luchan contra unos robots que parecen primos de Scud, el Asesino de usar y tirar, que no le pegan a la historia. No Recomendado (3)

Runaways Nº14: Hablando de cagadas editoriales… Es malo que un famosillo como Whedon se comprometa a hacer unos miseros 6 números de una serie de culto, y no logre sacarlos en más de un año. (14 meses y contando) Es aún más caradura si tienes en cuenta que en ese tiempo ha sacado un comic de Buffy, que no ha faltado un solo mes, lo que insinua que no se está tomando exactamente en serio este trabajo. Es muy caradura e incompetente que en Marvel, teniendo en cuenta la historia previa de Whedon sacara la saga sin asegurarse de que iba a terminar, no ya en la fecha acordada, sino en el año acordado. Es de un incompetente que roza la comprensión que, teniendo en cuenta experiencias pasadas, en Panini decidieran empezar a publicar la saga en enero, sabiendo que salvo un milagro, no iban a poder publicarla entera mensualmente. (Habían sacado dos números en 6 meses, y quedaban dos por publicar, no es una cuenta muy difícil, ni siquiera para el nivel subnormal medio de los editores españoles) Pero lo que es el colmo de la caradura es que cuando se ha cumplido lo que todos sabiamos, que llegamos a la parte 5 y no hay parte 6 a la vista, en la página editorial, el simio de turno diga que el último número se retrasará “debido a imprevistos”. Lo único imprevisto aquí es que tengan el morro de decir semejante trola. Cualquiera con dos dedos de frente y que sepa algo de lo que está hablando sabía que no iban a poder publicarlo a tiempo. Señor encargado de Panini, mireme a los ojos, y digame eso otra vez, a ver si se atreve. Porque o es usted un completo mentiroso, o un completo inutil, o probablemente, ambos. De verdad que no entiendo como el público aguanta esta cantidad de mierda. Y no sólo va por esto, va por lo de Planeta más arriba, por las traducciones de mierda, y más. Puede que sean tonterías en el gran esquema de las cosas, pero uno no debería pagar porque le tomaran por gilipollas unos incompetentes cuando por un poquito más de esfuerzo y ningún gasto más, se podrían hacer las cosas bien, que es lo más cachondo de esto. Se empieza tolerando estas cosas, y acabas con George W Bush de presidente y aceptandolo porque no tienes costumbre de buscar alternativas mejores.

Oh, el comic entre manos. Dejando a un lado que no va a terminar antes de verano, es una buena historia. La idea central es que como los Fugitivos se han definido durante toda la serie como adolescentes en contraposición con los malvados adultos, es interesante mandarlos a una época donde el concepto de adolescente no se había inventado aún, y a su edad ya eran considerados adultos. ¿Qué dice eso de ellos y de su visión del mundo? Es una idea muy buena, pero Whedon no le ha sacado todo su potencial, centrandose más en introducir dos docenas de personajes nuevos y un conflicto con los padres viajeros en el tiempo de Gert, que era algo que tenía que pasar tarde o temprano. Lo bueno de mezclar tanta cosa es que lleva un ritmo mucho mejor que Astonishing X-Men, donde hay muchisimo material por número y de relleno no tiene nada. Lo malo es que los conceptos más interesantes de la historia luchan por el espacio con los más convencionales. Hay una escena brillante con la niña que se encontraron antes en la saga que le da un vuelco a las preconcepciones sobre por donde va a ir la historia, y mezcla tanto el choque cultural general como lo anteriormente dicho de la separación adolescentes-adultos magistralmente. (Sin embargo, demuestra que aunque Whedon haya logrado que digan la palabra “homosexual”, en Marvel siguen prohibiendo ver a dos chicas besandose, aunque esté claro lo que están haciendo. Pueden enseñar cabezas reventandose, sin embargo. Marvel encarna todo lo malo de Estados Unidos, poco más o menos) Hay una escena similar con Nico sobre este tema, que además es una buena escena superheroica que parece que va a desarrollar el personaje por sitios interesantes. Las partes con Victor son más típicas, y sería un romance bueno si no hubiese salido tan de repente. Y luego está la parte de acción, que parece una mezcla entre Guerra Civil y Bandas de Nueva York, que como escena de pelea brutal está muy bien, pero tiene el inconveniente de que acabamos de conocer a estos personajes, y por tanto, verles morir tiene poco impacto, aparte de que es un desperdicio haberlos creado para morir tan rápidamente. Igualmente, la parte de los Yorkes, aunque queda bien, apenas recibe espacio, aunque quizá estén preparandolos para ser enemigos recurrentes, en cuyo caso, es una buena presentación. El caso es que es un comic muy bueno, pero que podría haber sido excelente, lo cual como queja, no es precisamente grave. Y el dibujo de Ryan, aunque no está tan cuidado como en meses anteriores (se nota que los meses de espera no fueron por el dibujante) sigue siendo precioso. Lástima que no vayamos a ver el final el mes que viene o el otro. Muy Recomendado (10)

Ultimate Fantastic Four Nº24: Presentando la versión Ultimate de la llegada de Estela Plateada, con el ligero inconveniente de que ya hicieron la llegada de Galactus el año pasado. Lo que ha hecho Carey con este handicap es separar ambos conceptos: Ultimate Galactus era la parte donde una fuerza incomprensible con la que no se puede razonar ni pelear viene a comerse la Tierra. Ultimate Estela Plateada es la del heraldo entre lo humano y lo divino que viene pregonando la llegada de Dios, o casi. Que en vez de comerse la Tierra, quiero algo más insidioso y ambiguo. La pega es que el villano de los 4F que han puesto como sustituo de Galactus no inspira precisamente asombro o amenaza, y menos habiendo conservado el nombre chorra y la mayor parte del diseño retro-kirbiano de la versión original, por mucho que se esfuerce Ferry. Pero bueno, tanto la llegada del heraldo como la del ente en si con su plan están bien hechas. Ultimate Estela Plateada viene a ser como el original, pero con menos quejas y efectos más modernos, y con Carol Danvers en el papel de Alicia, por alguna razón. Y la amenaza del villano es una un poco diferente de lo habitual, que da para algo que está pisado, pero menos. Se aprovecha por fin uno de los pocos personajes Ultimate nuevos, la hermanita de Reed. Y el dibujo tiene una buena ambientación esotérica. Recomendado (7)

Y eso es todo. La semana que viene, tocan tomos: La Tercera Guerra Mundial aparece por fin, dos semanas después de que pudiera importarle a nadie. Hay un par de tomos pasados sobre el Capitán Marvel. Nightwing de Dixon sigue dando la murga. Transmetropolitan vuelve en tomos, y también se rescata la extraña Brigada de las Gabardinas. Y mientras la vieja serie del Espectro termina, la excelencia continua con Hitman. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: