Semana del 12 al 18 de Mayo

23 mayo, 2008

Vi los web-episodios de Perdidos… no valen particularmente la pena, la verdad.

Hola a todos, soy Peter Garcia, y esto son las Críticas Reconstructivas. Esta semana, no hay descanso… con todas las series mensuales apiñadas en las dos primeras semanas, todos los tomos se apilan esta semana, para no dejar descansar el bolsillo. Mirandolo por el lado bueno, las dos semanas siguientes serán relajadas.

Entre las cosas que salen que no comento… sale un Showcase enorme sobre el Capitán Marvel, que son historias de los 40 hechas para niños. Si crees que te van a gustar, probablemente estés equivocado. De todas maneras, es una cosa de una sola ocasión, y son verdaderamente históricos, asi que no hace daño a nadie.

Y también reeditan Bloody Mary, una obra de Ennis y Ezquerra que ya comenté cuando la sacó Norma hace años. No está mal, pero tampoco es de sus mejores cosas serias.

En otras cosas, sacan una miniserie de Elric, con su creador, Michael Moorcock contando su origen, con dibujo nada menos que de Simonson. Si eres fan de esa fantasía heroica, te gustará, pero no la recomendaría a los no iniciados.

Y en otra franquicia, empiezan a sacar Star Wars: Legado, que se sale un poco de los típicos comics de Star Wars porque marca terreno nuevo, más de un siglo después de las películas. Tiene el problema de que el mundo en que transcurre viene a ser más o menos el que había al principio de la película original, con equivalentes y todo, pero tiene como gracia que el prota está a medio camino entre Luke y Han, en vez de algo más tradicional. Y Ostrander es buen guionista, aunque se le note que actua con muchas restricciones. Una pena que no le den trabajo en cosas con más libertad.

No hay novedades americanas, las veremos la semana que viene. Así que pasamos al follón:

52: III Guerra Mundial: Que habría más tenido sacarla a la vez que cuando la susodicha Guerra salía en 52, y no semanas después cuando la serie ya ha terminado. Lo peor es que podrían haberlo sacado cuando tocaba si lo hubieran sacado con las novedades del Salón, así que no habrían tenido que trastocar su formula cuadriculada que no son capaces de modificar. Simios estúpidos. Esto no es parte de verdad de 52, sus creadores no tienen nada que ver, y se nota. Esto es una miniserie, o cuatro especiales, según se mire, que en teoría amplían la incorrectamente llamada Tercera Guerra Mundial, ya que les parecía poco contarla en 24 páginas de 52 para algo tan “importante”. Pero eso resulta ser sólo un objetivo, porque el otro es que como en 52 se centraron más en contar sus historias propias, en opinión de los editores, había cabos sueltos de Un Año Después que quedaban sin resolver, así que esta miniserie se usa como excusa para eso. Eso tiene dos inconvenientes de entrada: Uno, que aunque en algunos casos los cambios resultan lógicos como consecuencia de la Guerra (los héroes salen de su retiro para la ocasión) en muchos queda como una terrible casualidad, que montones de cosas sin conexión pasen en la misma semana porque si. El otro es que la historia es una serie de escenas, en muchos casos inconexas, sobre distintos personajes, en vez de una verdadera historia. El guionista de la primera mitad es Keith Champagne, que ya demostró que sabe hacer historias que le vienen de arriba de manera medio decente en sus números de relleno en SJA, y el de la otra es John Ostrander, cuyos trabajos de encargo siempre han sido mucho peores que los demás, por mucha diferencia, y se nota, es lo peor que ha hecho desde sus miniseries mutantes en los 90. Aparte de las escenas varias, hay dos temas principales a lo largo de la miniserie. El primero, más desarrollado en lo de Champagne, es ver como la rabieta de Black Adam hace que a lo largo del mundo, normales y supers se pongan en pie de guerra y veamos como eso va afectando simultaneamente en muchos sitios. Hay un par de escenas bastante buenas sobre eso al principio, sobre todo al final del primer capítulo, pero después se abandona, por desgracia. La otra es la historia del Detective Marciano, obviamente desarrollada por su antiguo guionista, Ostrander, y ver como pasó a ser el skrull carahuevo de Un Año Después. Uno de los problemas es que ignora la explicación parcial que dieron en 52, con lo de Jaquemate. Explica donde ha estado después, y comienza bien con su encuentro con Adam… y entonces se va al garete. De manera incomprensible, el encuentro se usa como excusa para que J’onn abandone su humanidad, lo que le permite a Ostrander ponerle a despedirse de los secundarios y situaciones de su antigua serie, pero de manera muy forzada. Y entonces viene el último capítulo, que es volver a contarnos la batalla final de 52 nº50, pero desde el punto de vista de J’onn, de manera que no aporta prácticamente nada nuevo, porque sabes que la guerra se resolvió de otra manera… pero eso, de manera absolutamente arbitraria e inexplicable, le transforma en su nuevo aspecto, de repente. Aparte de eso, el número amplia un poco esa parte con más peleas, y algo más de diálogo entre la reunión de héroes, pero nada señalable. El resto del tomo son escenas de Adam causando violencia aleatoria en puntos al azar del globo por ninguna razón en absoluto, y tenerle peleandose con héroes varios, o ver a otros héroes en cosas que no tienen nada que ver. Oh, y algo de conexión con la historia de Booster Gold en 52, que es gracioso, pero poco más.

Una escena de combate es con Padre Tiempo y SHADE, que tiene cierto sentido, pero que parece que únicamente sirve para explicar el cambio de rostro de Tiempo entre 7 Soldados y Tio Sam, que aparte de un detalle insignificante, ya se explicó de mejor manera en la miniserie. Otra escena buena es la que explica como Firestorm consigue su nuevo otro yo de 1AD, que es también completamente innecesario, pero como escena de reacción al follón no está mal. Después toca una escena con nada que ver prácticamente incomprensible donde vemos a Jason Todd vestiendose de Nightwing, como aparecía en esa serie 1AD, que además de hacer referencia a algo que no le gustó a nadie y ya ha sido ignorado, ni siquiera explica nada, sólo le vemos ya cambiado. Es decir, no sólo esto no es una historia que sólo sirve para contar retazos para atar continuidad, lo hace de manera que ni siquiera explica nada, hiciera falta o no. No se en que narices están pensando, tanto autores como editores. Seguimos con lo incomprensible, contandonos cuando vuelve Supergirl al presente, pero sin contarnos de donde viene, porqué, absolutamente nada de contexto para el que no siga sus aventuras en el futuro, y encima, en una escena que no se entiende aunque hayas leido todas sus apariciones. Alucinante. Vemos una con Batgirl que empieza a explicar su paso al lado oscuro, pero tiene problemas cronológicos, y es redundante con lo que ya han dicho en Titanes. Vemos a Harvey Dent haciendo de héroe, que no viene a cuento, pero al menos se entiende. A Donna Troy vistiendose de Wonder Woman, que viene a cuento, pero no sirve para nada más que señalar eso. Después volvemos a las escenas incomprensibles, en una que nos cuenta como Aquaman se transformó en el Morador de las Profundidades… pese a que ya lo habíamos visto transformado 12 semanas antes en 52. Aparentemente, ni siquiera pueden ponerse de acuerdo en la continuidad en una historia que va de eso. La manera de conseguirlo es completamente arbitraria también, ya puestos. Después vienen dos combates con los Jóvenes Titanes, en alineaciones que no encajan con las cronologías que nos habían dado en 52 y Titanes (aunque a decir verdad, tampoco encajaban mucho entre si, y se supone que es una emergencia… pero eso no justifica que haya un Titan que no salía en la lista de Titanes de 52) y que sólo sirve para tener las típicas muertes gratuitas de Titanes en los crossovers, que son muy, muy cutres y en vez de impactar se nota que es gore gratuito. Uno de los muertos es el único de los Titanes nuevos que no había tenido ningún papel en 52 y Titanes, así que era bastante obvio y el otro es un personaje veterano que merecía algo mucho mejor. Luego toca una escena de Manhunter, que para ser consistentes con la serie, no tiene ningún sentido, que en medio de una supuesta guerra, los personajes estén dedicandose a cosas irrelevantes. Como explicación del cambio de papel de Kate también es anticlimático. Lo más decepcionante del tomo es el retorno de Ostrander al Escuadrón Suicida, en una escena en la que ni siquiera aparece el Escuadrón, que es lo más doloroso. En vez de verle escribir una escena chula con el prometido Escuadrón ampliado contra Black Adam, que podría haber sido sensacional, tenemos una escena perdida como prólogo al rescate de Rick Flag en Jaquemate, que no aporta absolutamente nada, aunque sea agradable volverle a ver escribiendo a Waller y a Tigre. Sigh.

Y para terminar de meter el dedo en la llaga, en vez de un final decente, termina con un epílogo con los puñeteros Monitores diciendo sus vagas chorradas crípticas, y encima haciendo que creas que esté justificado el gastarte tu dinero en esto, diciendo que no es nada comparado con el siguiente timo de “gran historia” que viene enseguida. Es decir, termina con un anuncio de algo que no tiene nada que ver en vez de con un final. En cuanto al dibujo, el Cuarto Dibujante Oficial de 52, Pat Oliffe, hace su última colaboración entera para la serie, y le sale muy bien. Otro capítulo lo hace un colaborador de 52, Andy Smith, que lo hace significativamente peor, con cosas bastante flojitas y hasta incomprensibles. El tercero lo hace otro colaborador de 52 y futuro fijo de Cuenta Atrás, Tom Derenick, que es exagerado y a veces desagradable, pero de fondo no está mal. Y el único nuevo es el tal Jad Jackson, que no lo hace mal en el capítulo final. No Recomendado (3)

Amelia Mola: El Mundo Se Ha Vuelto Loco: Mi contribución aperiódica a cosas fuera del mainstream. Esto es un tomito que empieza a publicar una serie a base de historias cortas, que ha ganado varios premios de comics para lectores jóvenes. Es muy en plan tira cómica, en formato y tipo de dibujo. Va sobre Amelia, una preadolescente que tiene que mudarse de la ciudad a vivir en el campo con su tía, y como se adapta a la vida allí, con las típicas situaciones de esa edad, pero más enfocado hacia las locuras hiperactivas y exageradas de los chavales, aunque de vez en cuando tiene cosas más serias sobre la situación de Amelia, pero sin dejar de ser agradable y optimista. Desenfadado y divertido, a veces bastante gracioso, con protagonistas con mucho encanto, y algo de profundidad, es un gran comic para niños, pero también para adolescentes y adultos, asumiendo que este tipo de historias sobre niños no les echen para atrás, que no debería, porque es un buen ejemplo de cómo hacerlos. Recomendado (8)

Espectro Nº3: Festival de Ostrander, parece ser. Termina la serie, y es una muestra de lo genial que es, y el respeto que consiguió de DC por eso, que a Ostrander le dejaron terminarla cuando quiso, y le prometieron conservar el final del personaje, que siguen conservando 10 años después, y los que quedan. Las series con las que han hecho eso se pueden contar con los dedos. El tomo empieza con la maldición de America, que es una historia que va de tratar los problemas históricos de America y como ha tratado a sus minorías y similares, pero con un catalizador mágico para que haya una historia de acción como excusa para esas cosas. El formato es un poco repetitivo y obvio, la verdad, pero la manera de Ostrander de tratar temas de discriminación histórica y actual contra negros, mujeres, homosexuales e indios están muy bien. Aunque son mejores las partes donde se baja del púlpito y nos cuenta como eso afecta a los protagonistas, como la relación de Corrigan con negros y gays (especialmente señalable es su reacción ante los gays, teniendo en cuenta la época de la que viene, y la manera de Craemer de darle una lección al respecto) o la de Xanadu, a la que se le abren los ojos en su historia correspondiente. Por el camino también hay una historia de piratas fantasma bastante chula, y un cruce con la Noche Final, donde el Espectro tiene un papel muy apropiado, sin cortar la conexión con la saga. El final de la historia es más una historia de superhéroes, aunque con reglas algo distintas dados los superpoderes mágicos implicados, pero como tal está bastante bien. La conclusión final sobre como America va a recuperar su espiritu a partir de ahora, aunque inspiradora, es demasiado optimista, y es comprensible que la nueva versión del Tio Sam que queda prácticamente no se volviera a usar. Después de un número de descanso muy divertido con el Joker, tratando de nuevo el tema de cómo castigar a alguien que no es consciente de sus actos, aparte de otro tema divertido alrededor, viene otra saga temática. Tenemos una investigación en el pasado de Corrigan y su inocencia o culpabilidad, mientras el Espectro investiga la diferencia entre la justicia legal y la verdadera justicia de manera muy catártica, pero también dificil. Ambas cosas coinciden en un final que lleva al Espectro al limite, que también es muy bueno.

El último interludio trata de hacer justicia a un viejo personaje injustamente tratado por Conway, donde Ostrander resuelve y redime por fin, 30 años después, el asesinato de Mr Terrific. Es también la presentación del nuevo Mr Terrific, y aunque un elemento del personaje de aquí se ha abandonado, el resto de las cosas que le han hecho un personaje tan solicitado ahora las puso Ostrander. Por último viene la saga final, donde las historias terminan de profundizar tanto en el concepto de religión, como en el alma del protagonista. Eso lleva al protagonista a explorar distintos conceptos de “Dios” en el Universo DC, desde la jerarquía infernal de Sandman (en una extrañísima referencia a la serie no Vertigo), dioses mitológicos, la Fuente del Cuarto Mundo (aprovechando el crossover Genesis), Gea y hasta dioses alienígenas. Por supuesto, los debates filosóficos son aún más interesantes, y las respuestas a ellos, aunque ambiguas, son brillantes en lo simples y útiles que son. (Especialmente memorable es la reacción del Padre Craemer al dilema de Descartes: “Jim, te quiero como a un hermano, pero eres la persona más egocéntrica que existe. Quieres reducir a toda la existencia a una ilusión únicamente para alimentar tus neurosis”) Y con una gran tranquilidad y paz de espiritu, llega a un final perfecto, donde Jim Corrigan se retira tras casi 60 años dando guerra, atando todos los cabos sueltos de su vida. Un gran viaje personal como rara vez se ve en los comics, con una gran exploración de temas teólogicos, filosóficos, y del Universo DC. El dibujo de Mandrake también es perfecto para la historia. Si Ostrander no era uno de los grandes antes de esto, lo es con esta obra (y el hecho de que la escribiera en la época en la que su mujer murió lo hace aún más impresionante… aunque probablemente le sirvió para tratar temas al respecto). Disfrutalo. Muy Recomendado (10)

Hellblazer presenta La Brigada de las Gabardinas: Por alguna razón incomprensible, Planeta rescata una miniserie Vertigo, de los tiempos en los que Vertigo estaba en su momento menos original. Es decir, cuando no paraban de volver al pozo de Gaiman, con cosas hechas con molde. En este caso, tenemos a los protagonistas de los Libros de la Magia, que eran todos expertos en magia, como grupo de superhéros mágicos, más o menos. Escrito por Ney Rieber, que es uno de esos guionistas Vertigo de esa época que han desaparecido virtualmente, y con razón. Esto es un desastre, y no ya sólo por la premisa de cuatro tipos que tienen prácticamente el mismo aspecto estereotípico que parece una parodia de si mismo. Es el hecho de que pese a creerse muy mayor por ser de Vertigo, y por eso no puede tener algunos de los aspectos divertidos de los personajes, realmente actua como una historia de superhéroes normalita. Y más grave, ni siquiera se molesta en presentar a los puñeteros personajes, ni siquiera al que no salía en los Libros de la Magia (quitan al Dr. 13, porque no era tan genérico y parte del molde como los otros). Si no conoces al Dr. Oculto, personaje que ha aparecido a lo mejor 5 veces en una década, estás jodido, porque Rieber ni se molesta en presentarlo por nombre. De todas maneras, da igual, porque está como mago genérico, al igual que el Fantasma Desconocido, que aparte de tener un look más soso, aquí no tiene nada de su pompa y estilo habitual. Mr E sólo tiene como personalidad el destrozo que le hizo Gaiman en Libros, pero exagerado y queda patético. Y ni siquiera Constantine está a sus estándares habituales. A esta panda de tópicos se le mete en una historia de superhéroes típica, pero en vez de resolverse a puñetazos, se resuelve a base de entelequias arbitrarias y chorradas místicas. Y el malo es un viejo villano muy curioso, que ha sido mucho mejor usado en comics para todos los públicos antes y después. Lo único bueno de este tomo es el dibujo de Ridgway, muy atmosférico y con cosas impactantes. No Recomendado (4)

Hitman Nº1: Por fin Planeta publica una serie que era terriblemente injusta que estuviese inédita en gran parte en España, al igual que lo es que no esté casi recopilada en EEUU. Es la otra gran obra maestra de Garth Ennis tras Predicador. Descontando el anual de Demon donde presentan al personaje, que es divertido sin más, el resto ya fue publicado por Norma en su día. Pero resumiendo, es la historia de un asesino a sueldo con superpoderes (aunque casi nunca los usa, porque a Ennis no le gustan), que vive en Gotham (aunque después de la primera historia, prácticamente no hay conexión con Batman y demás, a Dios gracias) pero que pese a ser un asesino, tiene su propio código moral, y tiene un círculo de amigos y secundarios muy bien explorado. Así que es una mezcla entre ultraviolencia a tiros, chula y exageradamente divertida, contra todo tipo de cosas humanas, superhumanas y demoníacas, y caracterización muy humana entre Tommy y sus amigos pistoleros en el típico bar. Es lo que suele hacer Ennis, pero sin caer en las tonterías degenerativas en las que a veces cae, y haciendo lo que hace bien, pero muy bien. Enseguida te caen bien y te crees la amistad de Tommy con Nat, Ringo y demás, y la acción no va por los chistes fáciles habituales, sino que además lanza conceptos muy divertidos, como los demonios patrones de las armas, que son los que mueven la primera historia. Oh, y para empezar, este tomo tiene apariciones estelares: Batman, al que se le toma en serio, y CaraCangrejo Kyle, al que… no, obviamente. De hecho, es desternillante como se burlan de los superhéroes cutres en esta serie, pero a la vez Ennis no va por lo fácil, y trata en serio a los que lo merecen. El dibujo de John McCrea es también lo mejor que ha hecho, caricaturesco cuando tiene que serlo, pero serio en otros momentos. Muy Recomendado (9)

Hulka: Otra Yo, Otra Tu: No han sabido traducir el chiste del título. Las buenas noticias son que no es un tomo miserable de 3 números con un precio excesivo como parecía que iba a ser. Las malas es que para rellenar hasta cuatro números han incluido la primera aparición de Hulka, que aparte de completamente innecesaria, es malisima, y sólo sirve para mostrar el increible mérito que han tenido gente como Stern, Byrne y Slott por sacar un buen personaje de eso. Este es el final de la etapa Slott, que se larga a hacer de guionista principal de Spiderman, porque desgraciadamente, gente como Bendis puede hacer 666 series al mes, pero Slott solo dos. La etapa de Slott ha sido un relanzamiento genial del personaje y una de las mejores series de Marvel en estos años, sobreviviendo contra todo pronóstico y sin nada de publicidad, simplemente con su calidad y simpatía. Siendo una de las pocas series que se acuerdan de que una de las claves de los superhéroes es que son divertidos y que tienen un enorme fondo en su universo de fantasía con el que jugar, con una caracterización y secundarios muy cuidados, ha dado lo que puede ser la versión definitiva del personaje, y uno de los enfoques más obvios que a nadie se le había ocurrido, una serie de abogados en un mundo con superpoderes, jugando de manera divertida e ingeniosa con todos los conceptos raros que hay en el Universo Marvel. A veces cayendo en detalles que van únicamente a los fans muy metidos en el tema, pero con ideas generales que puede pillar y disfrutar cualquiera. El último tomo fue decepcionante porque abandonaban todo esto, pero estos últimos números vuelven a lo que hicieron a la serie grande, con gusto. El primer número está dedicado al último juicio de la etapa, en este caso del Líder. Obviamente, siendo un juicio escrito por Slott, es divertido ver como se usan historias anteriores como pruebas y declaraciones, pero la idea central sin embargo es como el argumento de la defensa afecta a Hulka y a su tema constante de la diferencia entre sus dos personalidades, que es una idea muy buena. Aparte, toda la actitud del Lider durante el juicio, como supervillano profesional, es genial. El siguiente número es donde Slott ata a toda velocidad todos los subargumentos de la serie, cerrando las historias personales de todos los secundarios. Se nota muchisimo que es un final acelerado y que cada una de esas historias iba a dar para más espacio que los resumenes que dan aquí, pero la manera en la que se las ingenia para meterlo todo de manera que quede orgánico y no forzado tiene bastante gracia. Además, alguna de las historias no parecía que fuera a dar para algo muy interesante si las exploraban, así que es perfectamente posible que sea parte de la coña y no tuviera pensado expandirlo más. Los dos mejores finales son los de Pug y Asombroso Andy, cuya historia era entrañable hasta ahora, y llegan ambas a un final que es a la vez optimista y descorazonador, muy bien logrados. Curiosamente, ambas son historias que está claro que Slott va a querer continuar porque dejan cosas abiertas.

Para terminar, el último número por fin resuelve el chiste recurrente de que Hulka no se acostó con el Juggernaut, pero en vez de ir por la manera obvia (el hecho de los comics de Chuck Austen deben ser ignorados, como norma) lo hace dando una explicación universal a prácticamente todos los fallos de continuidad de Marvel. Como es de esperar, no es una explicación precisamente seria, y Slott es completamente consciente de que nadie más la va a usar, pero eso es parte del chiste. Es un guiño a los lectores, como parte de su actitud frente a la obsesión de los fans por la continuidad y los detalles: Por un lado escribe cosas para ellos porque tiene ese mismo cariño, pero por otro lado, abronca a algunos por tomarse las cosas demasiado en serio y ponerse histéricos por detalles tontos. Así que básicamente, si esta explicación hace que el Universo Marvel tenga más sentido en tu cabeza, y los pasados y futuros fallos de caracterización o historia no te molesten tanto, fantástico. Si te parece una chorrada, bien, estás leyendo la serie equivocada, y quizá el Universo equivocado. Es una buena solución, de todas maneras, muy ingeniosa, incluso usando un sitio ya conocido, y los ejemplos que dan de errores arreglados por esto pegan bien, incluido uno del propio Slott con los Jovenes Vengadores. Merecidas puyas a quienes se lo merecen, también. Por supuesto, eso no es todo, ya que todo esto no es más que una excusa para tener a Hulka resolviendo sus traumas personales, de manera bastante buena, y dejandola en una situación fácil de manejar para el próximo guionista, que por cierto, es presentado en uno de los pocos chistes que no tienen mucha gracia en el tomo. La última página es a la vez un final feliz y uno muy agridulce, que es muy difícil de hacer así de bien. El dibujo de Burchett le pega al tono cómico de la serie. Y así termina la etapa, y aunque se le echará de menos, Slott tiene todo el Universo Marvel para jugar ahora. De hecho, uno de los epílogos es un prólogo a una enorme saga cósmica que Slott lleva preparando años, que no te extrañe que acabe siendo el gran crossover de dentro de dos años. Muy Recomendado (9)

JLA Clasificado: El Cuarto Paralelo: Esta semana también es el festival de Dan Slott, aparentemente. Esta historia estaba originalmente planeada para seguir a la de Busiek en la anterior serie regular de la LJA, antes de que Crisis Infinita cambiara los planes, así que lleva un tiempo en un cajón. Desgraciadamente, pasó tanto tiempo, que Slott firmó exclusiva con Marvel antes de terminarlo, y la ejecución del final de la historia cayó en manos del dibujante, Dan Jurgens, lo cual es muy significativo. La historia parte de una idea muy original y chula para un nuevo villano para la Liga de la Justicia, una especie de nueva versión del Dr Destino, con un nombre y aspecto muy chulo. El primer número es el origen del personaje, que te mete muy bien en su piel, y lo hace creible y agradable pese a ser un villano, y se divierte con las posibilidades imaginativas de sus poderes. Entonces viene la parte más original del tomo, y es que las siguientes 3 partes no son capítulos secuenciales, sino como el título indica, paralelos, y no es un truco narrativo, realmente tienen que ser contados así dado de que va la historia, pero aún así, la historia avanza. Una historia es una buena presentación del villano con piel de cordero, que es interesante. La segunda es probablemente la mejor, porque es el tipo de historia que no puedes contar en las series normales, pero está hecha con un gran cuidado, inteligencia en el uso de recursos y personajes y caracterización que esperarias de una historia normal. La tercera cae un poco en el tópico de este tipo de historias donde todo pasa de manera demasiado fácil, aunque el combate entre el Rey Rojo y la Liga de la Justicia tiene sus cosas muy buenas. Y entonces viene la conclusión, donde la historia se colapsa sobre si misma, y se nota mucho el paso de Slott a Jurgens. Jurgens, aparte de hacer el peor dibujo que se le ha visto (y reutiliza el diseño del Existente para un personaje, que aparte de feo de por si da arcadas si lo reconoces), no parece tener mucha idea de cómo va la historia, y eso que hace los diálogos de media historia (que se nota, no tienen la chispa habitual de Slott, o del primer capítulo) y el argumento del final a partir de, supuestamente, las ideas originales. Aparecen personajes en el dibujo en escenas que no aparecen en el resto de escenas alrededor y no se mencionan en el resto de la historia. Personajes y recursos presentados al principio para tener importancia al final apenas se usan, o desaparecen casi sin explicación. Y el final es un follón donde el villano de repente se vuelve idiota y estereotipico, y es derrotado tontamente por eso, en vez de por los elementos bien establecidos en los primeros capítulos. Un pequeño desastre, y es una pena, porque empezaba como una gran historia, aunque al menos los primeros dos tercios son buenos, y hasta se pueden leer como buenas historias de por si, al menos. Un tomo que demuestra tanto lo bueno que es Slott, lo malo que es Jurgens, y lo mucho que importa la ejecución en la realización de un comic. Recomendado (8)

Justicia Nº9: Parte del número es tener un Capitán Marvel versus Black Adam, y queda muy decepcionante esta versión de Adam cuya única personalidad es ser malo, en comparación con todo lo que hemos visto últimamente. Pero claro, eso mismo se puede decir de todos los personajes, malos y buenos, en esta serie, con una personalidad mucho más plana y sin matices, y de un solo elemento de poderes y personalidad. Es lo que pasa cuando se es demasiado retro y haces un comic que va intencionadamente de volver a unas versiones antiguas de los personajes. En un par de personajes es una mejora, pero en la mayoría no. Aparte, hay más peleas redundantes entre héroes y otros héroes controlados mentalmente, que podrían haberse ahorrado. Hay un par de escenas buenas… y luego está el final, que parece más un anuncio para una línea de muñecos (o de un libro de diseños horteras de Ross) que una idea lógica, y desde luego, es demasiado chorra para su propio bien. Quizá en otro tono podría funcionar, pero en el plan superserio y solemne por el que tiran Ross y Krueger queda ridículo. Neutral (6)

Namor: Revolución: Miniserie relanzando al personaje, escrita por Cherniss y Johnson, el duo que escribio la miniserie aquella de Powerless hace tres años. Como muchas de las series con un cartel de “la Iniciativa” en la portada, no tiene nada que ver con la Iniciativa, lo que debería ser evidente por el hecho de que Namor no es americano. Como muchas de esas series, sin embargo, lo que quiere decir es que se ve afectada por consecuencias de la Guerra Civil, y la verdad es que para ser una serie que transcurre fuera de la jurisdiccion del Acta de Registro, se basa en usar conceptos que se presentaron en el crossover, desde los más obvios, como las células durmientes atlantes, Nitro como prisionero de guerra y Stark como el Führer de Hierro, hasta algunas más rebuscadas como los nuevos Thunderbolts. Tiene una buena premisa, centrandose en lo más interesante del personaje, que es el hecho de que es un monarca absoluto de un reino fantástico, encajado en un mundo moderno con superpoderes. Así que tiene que combatir a amenazas contra su trono desde dentro, que le consideran demasiado pacifista, y contra su pais desde fuera por considerarle una amenaza. Eso le lleva a visitar o enfrentarse a varios viejos aliados, y nuevos enemigos. Hasta ahí bien. El problema es que para ser una historia parcialmente política, el nivel de complejidad es bastante pobre. Y tampoco hacen a los jugadores nada interesantes. Los atlantes conspiradores no tienen ninguna personalidad ni plan político remotamente interesante, sólo aparecen mágicamente de la nada para incordiar. Y la tensión política con EEUU se basa en el pais siendo un monolito antagonista que en vez de practicar verdadera política o diplomacia, simplemente lanza ataques contra Atlantis. Namor está bien hecho entre todo esto, con una mezcla de rey con la cabeza clara y su agresividad típica cuando se le provoca, sabiendo pasar de una a otra según la situación lo requiera, y actuando como un rey guerrero a la antigua usanza con palabras y hechos, que son los mejores momentos de la miniserie. Que pena que una buena caracterización y enfoque para el personaje esté en una historia donde el resto de los elementos son mediocres. El final es bastante interesante, aunque está por ver si van a alguna parte con todo esto, o simplemente están inventandoselo sobre la marcha. El dibujo de Briones es bastante mediocre y descuidado la mayor parte del tiempo, aunque tiene alguna cosa buena en las peleas, y el hecho de que su Namor esté basado visualmente en el de Byrne es un buen toque. Neutral (6)

New Excalibur: Dos Capitanes y un Destino: Final de la serie, y la sensación general es de “¿Y a que ha venido todo esto?”. Porque la serie ha sido una serie genérica de superhéroes arbitrariamente elegidos de la cantera mutante, en historias recicladas de otras cosas claremontianas. O lo que es lo mismo, un puñado de personajes sin mucha gracia deambulando sin dirección entre claremontadas. No ha tenido razón de existir, excepto ver a Claremont haciendo versiones cutres de otras cosas que ya hizo. Esta última saga se basa en la única idea interesante que ha tenido en la serie, la de Albión. La idea es que Albión es una contrapartida del Capitán Britania que en vez de elegir el amuleto en su origen como estaba pensado, elegía la espada, y se quedaba decepcionado porque los demás sean unos blandengues pacifistas que prefieren la razón a la espada. Así que acaba formando su Cuerpo de Capitanes Britania alternativo compuesto de gente como él, incluyendo a la Capitana Britania de los Vengadores de Austen, redimiendo a un personaje muy cutre de paso. El tomo empieza contandonos el origen, y dejando aparte una aparición forzada de los esclavistas gordos que Claremont no para de sacar, hasta aquí, todo bien. Otro buen detalle es como se sigue la continuación de lo de Nocturna, que no se ha curado mágicamente sino que tiene una rehabilitación creible y con consecuencias. Y entonces, el tomo se va al garete. La ambigüedad moral de Albion, que era la gracia del concepto, que quiere lo correcto pero mediante métodos discutibles, desaparece, y se convierte en un villano que quiere conquistar Inglaterra. El resultado es tener como malos a unos villanos genéricos, y encima, por culpa de aplicar mal la premisa, son todos indistinguibles (y mira que hay posibilidades teniendo el Multiverso donde jugar… pues no, todos iguales). Encima, los otros malos son los puñeteros dobles malvados de la Patrulla-X con los que Claremont ha estado machacando toda la serie, y que no son ni originales ni interesantes, y menos después de haber dados tantas vueltas con ellos. Y lo peor es que es una maldita saga de 7 números, que es excesivo hasta para los estándares actuales, que se vuelve pesada y estirada, cada vez más, hasta que sólo quieres que se acabe, porque son un montón de escenas de pelea repetitivas y sin gracia, incluyendo los tópicos claremontianos inevitables (¡Dobles malvados! ¡”Lucha contra el control mental del enemigo”! ¡Ganar mediante fuerza de voluntad y charlas!) y encima, la mecánica de los planes de los malos y como derrotarlos es confusa, y cuando se entiende, no tiene ningún sentido y es contradictoria. (¿Hacerle eso a Londres no causa más consecuencias? ¿En serio?) Un desastre de final, que explica porque la serie ha sido cancelada, y no será recordada, igual que su predecesora. Queda una miniserie epílogo que se cruza con Exiliados, aunque a saber como lo hacen en Panini, teniendo en cuenta el retraso de años que lleva Exiliados. Y no hagas caso a las gilipolleces de Panini… esta serie y Exiliados no se fusionan. Más bien los personajes de esta serie se desperdigan por varias, y la única que se lleva dos es su sucesora, Capitán Britania y el MI13, que continua de la excelente miniserie de Wisdom, así que el futuro promete. No Recomendado (3)

Nightwing Nº4: El primer número termina por fin la historia de los Novios, y lo hace de una manera que es dificil de saber a que viene. Consiste en Nightwing juntandose con un grupo de superhumanos absolutamente genéricos que no vienen mucho a cuento, en una serie de escenas de acción de lo más mediocre. Porqué pensó Nightwing que eso era una buena idea, no se entiende. La siguiente historia vuelve a la fuente de la que todos los guionistas de Nightwing beben, el flashback a los tiempos en los que era Robin, que es lo menos original y más retrogrado para el personaje que hay, porque va de definirlo por quien era en vez de quien es. Afortunadamente, estos van del periodo final, que estuvo escrito por el propio Wolfman, asi que tiene cierto sentido. Y más importante, es sólo una pequeña parte de la saga. Claro, que la idea central de la saga consiste en presentar una versión nueva de un personaje que Wolfman creó en los Nuevos Titanes, precisamente como contrapartida de Nightwing, así que algo de reciclado hay. Es todo convencional, y que se ha visto antes en esta y otras series, pero no se puede decir que esté mal hecho. Y tiene dibujo perfectamente sólido de Jamal Igle, que hace un buen rediseño para el antagonista de la historia. Neutral (6)

Nightwing: El Lado Más Oscuro de la Justicia: Sólo hay que comparar lo de más arriba con esto. Allí el paso de Robin a Nightwing era la decisión madura de un joven de salir de la sombra de su padre y buscarse una vida propia, con caracterización humana y creible, además de ser la historia original. Aquí es el padre siendo un capullo incomprensible y tratando a su hijo adoptivo como una mierda, y este sintiendose inadecuado y angustiado al respecto desde entonces, para tenerle siendo un Batboy patético a la sombra de su papa toda su vida. Si eso no te demuestra porque la versión original y actual es infinitamente superior a esta rescatada del pozo negro de los 90, nada lo hará. Básicamente, toda la serie es tenerle siendo un “casi Batman, pero no” en vez de un personaje de verdad, a base de cruces con otros Batpersonajes (o Superman, que es casi lo mismo) para compararle con Batman. Eso, y acción repetitiva y aburrida. Y reintroducir a Barbara Gordon retroactivamente como su gran amor, cuando no se habían visto en 20 años de comics, y se basa únicamente en algo de interacción antes de que la mayoría de lectores actuales hubieran nacido. Patético, y el dibujo no es gran cosa. No Recomendado (4)

Pantera Negra: Marvel Zombies: La serie cambia completamente de tono y dirección, porque nunca ha tenido claro el suyo. En teoría era una serie de política-ficción sobre Wakanda, pero no ha parado de meterse en tangentes para hacer cruces con otras series o sacar invitados, y este el ejemplo más exagerado. Con Pantera y señora uniendose a los 4 Fantásticos, la serie se convierte en la otra serie de los 4 Fantásticos, contandonos un par de aventuras del grupo en este tomo, entre aventuras de la serie principal. La cosa es que aunque Pantera y Tormenta tienen un papel importante en la historia, siendo los jefes del grupo, siguen siendo historias de los 4 Fantásticos, no de Pantera Negra con algunos invitados. De hecho, la idea principal es algo que le pega bastante a los 4F. También es una premisa de lo más absurdo, y si quieres ser cínico, de lo más comercialmente explotativa. Es una secuela de la primera miniserie de Marvel Zombies (lo que significa, si te paras a pensar, que el universo Marvel y el Ultimate ahora están a un universo de distancia, lo que no augura nada bueno), con los Zombies-Galactus. Como punto extra, la historia transcurre en el mundo de los skrulls, que sea intencionado para aprovechar la nueva fama de los skrulls o no, no ayuda, porque todo el mundo va a estar harto de los hombrecitos verdes muy pronto. Pero vamos, es más triste que sea una historia no sólo basada en una serie que es un chiste, se base en el chiste cuando ya ha degenerado en otro chiste aún más chorra. Encima, aunque se ve claramente que son personajes ridículos de chiste, se toman como una amenaza seria, lo cual, por decirlo suavemente, no pega. Aún teniendo en cuenta todo eso, no es una historia particularmente buena de los 4 Fantásticos, va más de ir dando vueltas por el mundo skrull hasta que la historia termina sin que los protagonistas hagan nada, lo cual es bastante patético. Al menos Hudlin se acuerda de que Johnny solía estar casado con una skrull. Hay otra historia al final con los 4F combatiendo a bichos, pero sigue sin estar muy inspirada, y menos en comparación con la serie principal. El dibujo de Francis Portela no está mal, al menos. No Recomendado (4)

Poder de Shazam!: Aparentemente, en Planeta desconocen como funcionan los signos de puntuación en español, o es que les da igual. Esto es una reedición de la novela gráfica que ya publicó Zinco hace más de una década, que es el nuevo origen del Capitán Marvel en la continuidad de la época, que puede que aún se conserve en la continuidad actual, o puede que no, o puede que si pero con algún cambio. Quien sabe. Está escrita y dibujada por Jerry Ordway, en un estilo pintado que es bastante más impresionante que su estilo habitual. Ordway sería el encargado del personaje durante casi todos los 90, ya que de esto salió una serie que escribió entera, y ha sido el encargado de renovar los conceptos de la familia Marvel e integrarlos en el Universo DC, así que casi toda la interacción entre ambos universos se basa en buena parte en su obra, y esto es el comienzo. De momento, nos cuenta el orígen, y las nuevas versiones del Capi, el mago Shazam, el Dr. Sivana y Black Adam, que es lo básico. Todas las versiones tienen respeto y cariño por los originales, pero un poco actualizadas, que es como se tienen que hacer estas cosas. El orígen del Capi es más o menos lo de siempre, pero bien contado, con una buena dinámica entre el héroe y el mentor, una razonable introducción de una nueva historia familiar de Billy más realista para justificar su status quo, y una revelación muy buena al final al respecto. Sivana quizá se toma demasiado en serio para un personaje que nunca lo ha sido, pero se mantiene al margen la mayor parte de la historia, y no queda del todo mal. Y luego está Black Adam, que es presentado como una gran amenaza, pero que no es ni de lejos tan interesante como ha sido luego, porque está controlado por su descendiente presente, y es un chorizo del tres al cuarto con superpoderes en vez del villano noble que ha sido después. La pelea por tanto es competente, pero poco más. Lo bueno que tiene es el tono, que si bien no es el desenfadado que tenían los comics originales (que sin embargo si ha recapturado la versión reciente de Jeff Smith), no es ni de lejos tan oscuro como podías esperar de los 90, al contrario. No sólo Ordway tiene mucho respeto por los personajes, tiene claro que tiene que ser una serie ligera, con héroes muy brillantes y positivos, que viven en un mundo que mantiene cierto optimismo aunque pasen algunas cosas malas. Lo que es bastante refrescante, la verdad. Por lo demás, normal, con buen dibujo. Recomendado (7)

Punisher: Barracuda: Miniserie derivada de la versión MAX del Castigador, protagonizada por un villano de la serie, que ha tenido la increible potra de no morir al final de la historia. La serie actual del Castigador de Ennis va mortalmente en serio, pero Ennis siempre tiene sitio para chistes violentos, así que aquí viene una miniserie en ese plan, para quitarse el gusanillo. Y es… es algo que has visto muchísimas veces en comics de Ennis, desde Furia hasta Predicador. Barracuda es un gangster negro, que es un enorme estereotipo de los gangster negros, prácticamente ofensivo. Es guarro, bestia y bastante idiota. Aún así, es un asesino bastante bueno, así que le encargan hacer de guardaespaldas del hijo blandengue y tontito de un mafioso importante, en medio de una guerra de bandas a varias bandas. Si has leido algún comic de Ennis, te puedes imaginar el resto. Evidentemente, tiene reflexiones sobre el compañerismo y como experiencias duras han unido a hombres duros y odiosos, pero como el protagonista es un villano, eso no impide que se traicionen si es necesario. El resto son tiros y chistes bestias y guarros. Es algo que probablemente hayas visto ya, y mejor, pero si aún así no has tenido suficiente, ya sabes. Dibuja Goran Parlov, que hizo algunos números de Y, y lo hace bastante bien. Neutral (6)

Superman/Shazam!: Primer Trueno: Por otro lado, y siguiendo con la tónica de Planeta de sacar la misma semana obras contradictorias, aquí tenemos como no hacer al Capitán Marvel. Esta miniserie se supone que nos cuenta el primer encuentro entre ambos personajes, y si leiste el encuentro que ya escribió Winick entre ambos durante Crisis Infinita, sabes que no puedes esperar mucho. Tiene una cosa buena, y es la interacción entre ambos personajes, que es muy agradable y hasta entrañable, lo que puedes esperar en el primer encuentro entre un niño y su idolo, que es casi tan inocente como él. Desgraciadamente, el resto del tomo no está igual de bien hecho, ni de lejos. Para empezar, la versión de Sivana es patética. En 52 nos han demostrado como escribir al personaje conservando su idiosincrasia de científico loco (del cual es prácticamente el molde) pero haciendolo creible y divertido con guiones actuales. Aquí, no, aquí Winick pasa de todo lo que le hace el personaje original que era, y copia a Wolfman-Byrne, transformando un científico loco en un empresario corrupto, que le pegaba a Luthor, pero a un troll chorra como el DOCTOR Sivana le queda ridículo, y más cuando encima hace que salga en una escena con Luthor, dejando claros los parecidos. Luego Winick hace que el conflicto de acción central sea contra las versiones clásicas de dos villanos que ha usado recientemente, y por mucho que se empeñe en decir que son amenazas, aquí son dos villanos ridículos de pantomima, con talones de aquiles absolutamente evidentes, que queda muy tonto como caen en ellos. Y luego Winick termina de cagarla, teniendonos uno de esos “¿Matará el protagonista al villano en venganza?”… con el Capitán Marvel. El Capitán Marvel, repito, el personaje cuyo concepto principal es ser inocente y bonachón. En que están pensando para darle a alguien que disfruta oscureciendo y haciendo “mayores” a los personajes como es Winick al personaje más inocente que tienen, no lo se. Y porque, después de demostrar que no sabe escribirlo, le dejan relanzarlo, está fuera de la comprensión. Vale, el tomo tiene otra cosa buena, que es el dibujo de Josh Middleton, en el único partido que le han sacado a su exclusiva (DC no se está luciendo aprovechando sus dibujantes estrellas exclusivos, precisamente), que lo hace todo muy bonito y frágil, lo que le pega a las escenas inocentes de Supes y el Capi por las nubes, pero no a las escenas de acción, o a la oscuridad estúpida. Hay que jorobarse, con lo que le pega el personaje al estilo de Middleton, y no aprovecharlo. No Recomendado (4)

Transmetropolitan Nº16: La reedición de la serie continua en tomos como los americanos, pero conservando la numeración de la serie mensual. Primero tenemos una de las trilogías de números sueltos, y es una de las más memorables. Primero viene el número absolutamente brillante donde Ellis se busca otros colaboradores que no son Robertson para contar distintas adaptaciones mediáticas de la vida de Spider, y también sus sueños. La adaptación manga para niños por Lea Hernandez es una condensación domesticada de las ideas de la serie desternillante. La película para televisión con un Spider heroico saneado, dibujada en plan serio por Kieron Dwyer, capta perfectamente como mucha gente se queda con la superficie. La fantasía de venganza de Frank Quitely es literalmente brutal, y la pesadilla de Eduardo Risso nos deja claro de manera horripilante lo que tortura mentalmente a Spider, y con razón. En cuanto a la adaptación de Bryan Hitch… sin palabras, directamente. El siguiente número es uno de los paseos de Spider por la ciudad con narración acompañando (una narración ilustrada más que un comic, pero con dos dibujos por página para no quedar tan escaso) y es bueno, con buenas sensaciones tanto positivas como negativas, aunque algunas cosas ya las hemos visto en la serie. El tercero es un número dedicado a las Apestosas Ayudantes en su día libre de Spider, aunque pese a eso, la historia sigue girando en torno a él, tal es su gravedad personal. Muy divertido, pero con buenos momentos serios, y caracterizando muy bien tanto a las chicas como a su relación con su jefe y su carisma personal. La otra mitad del tomo es la saga Escarba Hondo, que es el final del segundo acto de la serie, por así decirlo, donde Spider lanza su primer asalto contra el Presidente Sonriente. Elementos de toda la serie hasta ahora se juntan cuando Jerusalem empieza a derribar las piezas de dominó, y vemos un Spider mucho más furioso y desesperado, en una historia llena de momentos grandiosos y victoriosos, pero también cosas realmente oscuras en la oposición para compensar. Y prácticamente, la serie podría haber terminado aquí, porque hasta aquí aún se mantiene cierto equilibrio, pero los dos años que quedan son simplemente una batalla entre los heroicos periodistas rebeldes contra el malvadisimo presidente. Pero de momento, esto es genial. Muy Recomendado (10)

Vengadores: Iniciativa: World War Hulk: Ah, Panini, me defraudais. Dada la revelación del final de tomo, podríais haber añadido un “:Invasión Secreta” a la cadena, para tener el título más absurdamente largo a base de subtítulos de la historia. Este tomo es una amplia mejora respecto al primero, ya que arregla, o al menos ignora, los problemas de esquizofrenia moral del primero. Aquí la Iniciativa es una base para entrenar superhéroes más o menos con buenas intenciones, pero hay unos elementos oscuros que estropean las cosas con sus tejemanejes. Así si que funciona. Es una mezcla de buena caracterización de multitud de personajes, muchos cameos y recursos de la historia Marvel, misterios varios y algunas ideas menos convencionales de funcionar. Los dos primeros números son cruces con Guerra Mundial Hulk, que a decir verdad, tienen sentido, porque se supone que la Iniciativa se hizo para combatir cosas de esas. Lo que no tiene sentido es que no la usen en la serie principal, pero Slott lo arregla metiendolos entre las escenas con un par de papeles importantes, enlazando también con el crossover de Iron Man en una especie de continuidad en la sombra. Siguiendo con el enfoque del tomo anterior, el primer capítulo se centra en Hardball, en una trama medianamente interesante, sobre todo por como intersecta con el resto. El personaje, sin embargo, no se llega a desarrollar más allá de lo esperado cuando lo presentaron, aunque su situación tiene potencial. La segunda historia se centra en Trauma, y en el conflicto entra la mentalidad militarista de convertirlo todo en arma y el enfoque menos habitual en superhéroes de usar las habilidades de maneras más imaginativas. Pero lo chulo es la presentación de la Iniciativa Sombra, que es un concepto que tenía que existir (y se parece más al Escuadrón Suicida que la copia directa que son los Thunderbolts) y que está compuesto por personajes de lo más interesante. A decir verdad, algunos quedan mejor si los conoces de antemano, y no son precisamente famosos, pero algo se intuye por la presentación, y viene con misterios de los interesantes. (La identidad de Mutante Cero, por cierto, se puede adivinar si te fijas en las pistas que dan, pero piensas en personajes fuera de las series de mutantes) El número tiene buenas escenas de acción contra Hulk y sus compinches, y se empiezan a desarrollar a los reclutas secundarios ya establecidos, así como un buen uso de la premisa de una de las series hermanas. Ambas cosas se juntan en el siguiente número, que es de resolver un “¿Quién ha sido?”, donde el hecho de que haya tantos reclutas antiguos Nuevos Guerreros cobra sentido, y pasa una cosa con Guantelete que probablemente todo el mundo lleva esperando desde que apareció. Por supuesto, como es su número, está dedicado a presentar otras facetas de él, y a hacerlo agradable para el lector. Algunos de los intentos de humanizarlo son demasiado obvios, pero al final si que da la impresión de ser algo más que un pseudo-antagonista a quien odiar. Buena caracterización de los protas, tanto principales como secundarios, y una resolución al misterio que tiene sentido, en retrospectiva. El dibujo de Steve Uy es demasiado simple y pobre, sin embargo, y ni siquiera suficientemente claro.

El siguiente número tiene el honor de ser la última aparición de Spiderman antes de Un Día Más. Es casi la presentación de Slott como guionista principal del personaje, y por supuesto, tiene buenas frases y puyas para toda la situación en la que se ha metido, y es una historia divertida, con villanos adecuados. Lo extraño es que pasa algo supuestamente importante para el personaje al final. Es una buena solución a una cagada reciente, la verdad, pero plantea dos cuestiones: Una, que realmente debería aparecer en Spiderman, no aquí. Dos, que dado como va a ser UDM, no está nada claro que vaya a servir para algo, pero Slott sabrá. Aparte de eso, el número está dedicado a las Arañas Escarlatas, para el cabreo de Spiderman, y la revelación de sus identidades tiene sentido, a menos que estuvieras esperando personajes relacionados con Spiderman y no con esta serie. Bueno, hay una conexión temática, que te dan como pista enmascarada como chiste al principio, bastante gracioso. Dejando aparte los problemas, una historia divertida tanto de Spiderman como de avance de un par de tramas de esta serie. El dibujo de Caselli es cada vez mejor, muy expresivo y con buenos diseños y escenas de acción. Por último toca el anual, que en un buen uso del formato, son varias historias de orígenes secretos de varios de los personajes nuevos, con la temática de conspiraciones de fondo. Además, entra a coescribir Chris Gage, que es como juntar el hambre con las ganas de comer. La primera historia es el orígen de Guantelete, que más que nada presenta un nuevo misterio, probablemente relacionado con algo que se ha visto e Hulka. Muy buen dibujo de Larroca, mejor que en sus oscuros y fotorrealistas demás trabajos recientes. Después viene el orígen de Armería, que es menos sobre esa revelación, y más sobre lo que pasó después, que es trágico, y munición para una futura historia. Buen dibujo de Henry, que pega mejor con el tono de la serie de lo que parecía. Después viene el de Hardball, que es la mayor sorpresa, y viene con una serie de secretos que demuestran que su actual trayectoria no es nada nuevo. Puede ser tanto el origen de un héroe como de una tragedia. Lástima de dibujo de Uy. Después toca el origen de MVP, que no aporta mucho que no se pudiera imaginar. El dibujo de Feister no está mal. Por último, se presenta uno de los equipos de la Iniciativa, una nueva encarnación de un grupo clásico, que parecen interesantes, pero la gracia está en la revelación del final, muy ominosa, con una buena mezcla de tono entre chorra y amenazador que le pega más a los personajes que uno ultraserio. El dibujo de Scherberger es de novato. Todo presentaciones de nuevas historias, pero intrigan para seguir la serie por algo más que por los muchos personajes. Muy Recomendado (9)

Wonder Woman: El Ataque de las Amazonas: Tomo que sirve de prólogo al crossover DC de este año, del mismo título. El primer número es del mismo guionista pringado que esa miniserie, Will Pfeiffer, y empieza como un número de relleno, con Wonder Woman ayudando a una persona normal en una mala situación, en el tipo de cosas que le pegan específicamente al personaje. Al final, sin embargo, se instaura un concepto nuevo bastante bueno, que es una buena extrapolación del concepto de Wonder Woman, y queda bien que esté implicada. Busiek lo hizo antes con su análogo en Astro City, eso si. Buena historia, en general. Y luego viene la nueva guionista, que continua con el desastre absoluto que ha sido el relanzamiento del personaje. No es ya sólo que su historia no sea más que una excusa generada por los editores para un crossovers. Es que la escritora, Jodi Picoult, proveniente del mundo de la literatura, no parece tener mucha idea del personaje, o de escribir una buena historia, ya puestos. Aparentemente, según Picoult, Diana aparentemente acaba de caerse de un guindo y acaba de llegar a America, y no sabe como usar una gasolinera. Lo cual, ya puestos, no sólo la hace como una paleta recién llegada que no es, también la hace completamente idiota. Pero no es algo único en este comic. Némesis sigue su transformación en un imbécil incompetente que sólo sirve para intentar ligarse a Diana y ponerse en peligro. Y encima, además de tener el estúpido status quo de tener a Diana trabajando para la agencia de inteligencia más incompetente del mundo, que no reconoce que la agente secreta bellisima de metro noventa que ha aparecido de la nada a la vez que Wonder Woman volvía de un año sabático y que se llama Diana como Wonder Woman ES Wonder Woman, encima, en vez de tratar de no prestarle atención a semejante estupidez como haría cualquier persona cuerda, tienen que centrarse en ella, dandole aún vueltas al rollo de Maxwell Lord que ya explotaron hasta la saciedad y dejaron atrás hace tiempo (hasta hubo una historia de Manhunter sobre eso un año después) y poniendo a Diana a capturar a, um, Diana para su interrogación. Es de un idiota que asusta. Si esto te parece poco, encima el villano de la historia es el mismo de la historia anterior, con un plan similar al de esa misma historia. ¿Tan poco original es Picoult? ¿Tanto pasan los editores que son incapaces de decirle que no repita la misma historia que el guionista anterior? (Eso no pueden decirselo, ni fallos básicos en caracterización, pero obligarle a meterse en un crossover si… alguien debería ser despedido) Es muy malo, como puedes imaginarte, y encima ni siquiera termina, es todo un “continuará en Ataque de las Amazonas”, que parece que va a ser deshacer un montón de cosas que han hecho recientemente con el personaje, pero para hacerlas de nuevo de manera más tonta. El dibujo de Terry Dodson, y de Drew Johnson, volviendo al personaje, es muy bueno, pero es lo único bueno de esos números. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo. La semana que viene, más tonterías con los Hombres de Metal en Superman/Batman, la Saga del Relámpago continua en JSA, y es el comienzo del fin… comienza la Cuenta Atrás a la Crisis Final. Así de ominosamente me despido, saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: