Odio, odio, odio los ordenadores ahora mismo.

Hola a todos, niños y niñas, monos, culebras y guepardos, soy Peter Garcia, mido 1’80 y esto son las Críticas Reconstructivas. Si, llegan tarde, ya lo se. Esta semana, lo de las dos primeras semanas de Junio, que es la mayoría de material del mes, con casi todas las series mensuales de Panini, y los tomos de Planeta, entre otras cosas.

Entre las cosas que han salido que no comento: Un tomo extraño de Panini con algo llamado “La Batalla de los Superhéroes”, que es una edición en formato Biblioteca Marvel, pero con una tapa distinta (¿uh? ¿Y eso?), que reedita Supervillain Team-Up y un par de series de las 70 con las se cruzaba. No muy bueno o memorable, precisamente, por no decir que es inaguantable directamente.

En Planeta, está Batman/Grendel, por Matt Wagner, que te gustará si te gusta Grendel, y por lo visto es también una buena introducción al personaje si siempre has tenido curiosidad. También reeditan en un tomo enorme la temporada clásica de Brubaker, Cooke y Stewart en Catwoman, que ya fui comentando en su día, pero en general, un gran comic de género cuasinegro.

También sigue la edición de Hitman, mezclando cosas que ya publicó Norma con material inédito, y como puedes esperar, es muy bueno. Curiosamente, la portada del tomo es prácticamente igual que la del Clásicos Legión de Superhéroes de este mes, que tiene completa una de las mejores historias del grupo y de la primera mitad de los 80 en DC. Eso si, si es la primera vez que la lees, intenta ignorar lo que está pasando con el grupo en el presente, o te harás un lio.

Ahora, novedades americanas: En Marvel, la mayor es 1985, proyecto que Millar lleva planeando hace tiempo. Siguiendo con sus temas habituales, tiene una premisa interesante, y de momento se contiene, aunque es perfectamente posible que acabe cayendo en sus trucos sensacionalistas habituales. Pero es prometedora.

También sale una nueva serie titulada Skaar, secuela de Planeta Hulk por los mismos autores, que es un intento perfectamente decente de hacer una serie de bárbaros y fantasía. Cuanto durará, es lo que no está claro.

Ángel: Revelaciones es un Año Uno del Ángel, de entre todas las ideas, y francamente, podrían haberselo ahorrado, porque es volver a temas que han machacado mucho, con dibujo que no queda nada bien.

En DC, hay una miniserie de Cyborg que también sufre de dibujo horrible, y de un argumento que aunque apropiado para el personaje, no es muy bueno. En cuanto al nuevo equipo creativo de Jaquemate… no se les ocurre otra cosa que poner a un inutil que ni entiende de que va la serie, no ya en tono, sino en misión, manera de actuar y caracterización de los protagonistas. No es que no fuera a ser un montón de tópicos sin eso.

Pero la mayor novedad del mes es Crisis Final, que no es lo que mucha gente esperaba. Para empezar, tiene más bien poca relación con las cosas que ha ido anunciando DC como preludios a la saga (hasta el punto de que se contradicen, porque a DiDio le apetecía contradecir a Morrison sin decirselo). Y para seguir, como comienzo, se parece poco a otras Crisis, sin grandes desastres cósmicos en la presentación. Al contrario, es un comienzo mucho más relajado, para una historia que va a ser más sobre los personajes que sobre destrucción universal, pero a lo Morrison: Es decir, con montones de cosas chulas y originales pasando ya en el primer número y prometiendo que hay algo mucho, mucho mayor detrás. Muy buen comienzo, pero probablemente se ha visto perjudicado mucho por todo lo que han montado alrededor. Al menos no parece que se vaya a cruzar en cientos de series.

Ahora, lo de aquí:

Batman Nº13: Volvemos a la normalidad, ¿y eso que significa en Batman del año pasado? Un número de relleno, por supuesto. Te lo juro, prácticamente superan a los de los guionistas oficiales en las series de Superman y Batman. Al menos en Superman son de buenos guionistas relacionados, aquí son de cualquiera. En este caso, de Royal McGraw, que ya hizo un número hace unos meses. Como suele ser habitual, es la historia de un villano, en este caso, parte del Trio Terrible, un grupito algo chorra que combatió a Batman alguna vez que otra hace décadas. La parte de la historia del protagonista es curiosa con algunas cosas buenas, la parte de Batman es peor, mas tópica. Dibujo normalito de Andy Clark. La segunda historia nos devuelve al equipo creativo regular de Detective, donde Dini, como era de esperar, hace aparecer a su favorita Zatanna, adaptando la conexión que tenía con Batman en la serie de animación. Un poco rebuscado, pero al menos dejamos atrás la caracterización horrible y repetitiva de Batman y Zatanna derivada de Crisis de Identidad (gracias, Crisis Infinita) y les tenemos actuando como dos amigos adultos que han tenido diferencias, pero que se respetan y aprecian como personas y héroes. Que ya era maldita hora. Lo mejor es la interacción entre ellos, que está muy bien, pero la historia (la primera de dos partes de la etapa) tampoco esta mal, bien ambientada en el mundo de la magia escénica. Con un gran juego de manos sorpresa al final, aunque vete a saber como encaja ese cliffhanger con las cosas que han pasado en la serie hermana, si es que se puede encajar. Buen dibujo de Kramer. Recomendado (8)

Cuatro Fantásticos Nº6: Nº550, pero no es realmente un especial. Es el final de la amenaza cósmica presentada en números anteriores. Empieza bien, con una amenaza apropiadamente grande e impresionante para el grupo, con buena interacción entre los protagonistas, con muy buen uso sobre todo de los dos cerebritos, Reed y T’Challa y sus parecidos y diferencias. Y entonces cuando pasa la mitad se convierte en un paseo de estrellas invitadas, incluida una que no había aparecido en el resto de la historia, que solucionan el problema ellos sólos de manera anticlimática en 3 páginas. Claro, que para entonces el problema se había convertido en una entelequia que sólo podía solucionarse mediante algún deus ex machina cósmico, pero aún así… Decir que es decepcionante es quedarse corto. Casi da la impresión de que iba a ser un número doble y lo acortaron en el último momento. La idea no era mala, de todas maneras, y al final hay una buena conclusión a la estancia de Pantera y Señora en la serie. El dibujo de Pelletier es probablemente la muestra más sólida de la línea de descendientes artísticos de Neal Adams que hay en Marvel, sin necesidad de artificios como coloreado por ordenador que retoca todo ni oscuridades. El complemento se titula “La Nueva Edad de Plata”, que es un buen chiste, sirviendo tanto como declaración de intenciones sobre el tono de la miniserie como una referencia a la trama. La amenaza se manifiesta, y es bastante inquietante y preocupante, pero tomada en un tono desenfadado y sin violencia que hace que la historia siga siendo ligera. Divertido y hasta cierto punto ingenioso. Tiene dibujo de Wieringo, por si eso te parecía poco. Y está claro porque está en esta serie, es mucho más una historia de los 4F que de Spiderman. Recomendado (7)

Cuenta Atrás a Crisis Final Nº2: Los fallos en esta serie empiezan a ser más aparentes, con historias repetitivas que a veces no tienen mucho sentido, e incluso cuando no es así, tampoco pasan mucho de mediocre. Lo que cumple bien es lo de enlazar con las cosas que están pasando a lo largo del Universo DC haciendolo algo más cohesivo, con menciones al Ataque de las Amazonas, a la muerte que se ve en portada, a la Saga del Relámpago y a acontecimientos recientes en Catwoman. Desgraciadamente, no se molestan en coordinarlo bien, y tenemos cosas como el susodicho Ataque transcurriendo durante la Saga del Relámpago, o tener a personajes que deberían estar en un sitio en otro, cagadas así. Gran manera de hacer el universo cohesivo. Hablando de cohesión, sólo hay un momento donde la serie se sale de la fórmula, y es el del funeral, que realmente es del mes 3, pero eh, gracias a eso tenemos una portada de Dodson en vez de una de Benes, así que aún hay que darle las gracias a Planeta. (La idea es que cada mes tiene un dibujante “estrella” para las portadas… pero su definición de “estrella” incluye los garabatos de Benes nada menos que en segundo mes, no han bajado el listón ni nada de Jones a Kubert a Benes) Ese número parece una historia del Universo DC, involucrandose en una historia mayor que afecta a muchos personajes variados, pero también se entrecruzan 3 de las historias de esta serie. Por lo demás, es siempre lo mismo, un cacho de cada historia que apenas avanza en cada número, siguiendo siempre el mismo esquema. La Busqueda de Ray Palmer es lo más problemático, porque es un batiburrillo de personajes sin personalidad y conceptos que sabemos que pueden ser mucho mejores. Al final del tomo los protagonistaspor fin se ponen en camino de hacer lo que estaba claro que iban a hacer desde el principio, y por el camino ninguno de ellos muestra mucha personalidad, de hecho, Jason Todd es activamente repelente. Por el camino, se nos ha presentado a un nuevo personaje con un diseño algo chorra y que es un completo estereotipo. Tiene un nombre chulo, eso si, y la presentación como gran guerrera no está mal, aunque lleva a algunos momentos donde se pasan de ridículo en ese sentido, y acaba deshinchandose y no sirviendo para nada. Sirve para presentarlos el tercer bando en la historia, que es una horrible, horrible idea, un personaje que era interesante pero que a base de edictos editoriales se ha vuelto un personaje de una sola dimensión sin explicación, y que cada intento de hacerlo amenazador fracasa, especialmente aquí donde se ha sacado un ejército del trasero sin explicación. ¿Y los Monitores? Aparecen únicamente para decir que están exactamente en la misma situación donde estaban en el tomo anterior. Gran aprovechamiento de páginas. La historia de Jimmy Olsen avanza muy poquito también. El mayor problema es que no sólo es eso, es que pese a la buena presentación, ninguna de sus partes es especialmente interesante. La parte de los Nuevos Dioses tiene pinta de que va a ser muy, muy repetitiva, y la parte de los poderes de Jimmy igualmente es sólo tener una incógnita para resolver más adelante. Ese es uno de los problemas graves de la serie: Tiene muchisimos misterios, pero no son misterios que el lector puede resolver, son enigmas para lectores y personajes, que se pasan toda la historia preguntandose porque pasan las cosas que pasan hasta que algún día alguien las explique, con suerte. No son especialmente fascinantes, especialmente habiendo tantas. La manera de reaccionar de Jimmy a sus nuevos poderes tiene algo de gracia, y puede ir por sitios divertidos, aunque de momento hace parecer a Jimmy algo tonto.

La historia de Mary Marvel empieza bastante bien con el encuentro con Black Adam (aunque chafa totalmente la miniserie que ni siquiera había empezado a publicarse que transcurre entre 52 y esto) y entonces se tuerce. Mary entonces cambia de personalidad completamente sin explicación (a menos que la explicación sea haber malentendido completamente toda la idea central de esa parte de 52), tiene una escena de pelea algo creativa, y se queda en una escena tremendamente estúpida de gente que siempre ha sido sensata y amable gritandose y actuando como completos idiotas para que haya DRAMA y la historia pueda avanzar a su lánguido ritmo. Además, el simbolismo fácil del cambio de traje es una excusa patética para enseñarnos sus bragas a la mínima de cambio. La parte de los Villanos es la mejor del tomo, con buena caracterización de los dos protagonistas al principio que explica su comportamiento poco característico en Flash, consecuencias de eso (aunque a Greymiotti se les ve el plumero, donde para darle gracia a la conversación de los Villanos y humanizarlos les hace hablar mediante un diálogo copiado tal cual de una escena de una película de Tarantino) y entonces transcurre el tomo de este mes de Flash, y la historia empieza su dirección de verdad. La pena es que sea consecuencia de una historia tan mala, porque es una buena dirección, y los personajes con los que se ven involucrados son chulos, aunque de momento su presentación sea normalita. En cuanto a los argumentos que quedan, apenas han empezado. Karate Kid aún sigue en la Saga del Relámpago, y su historia no ha avanzado ni un ápice, es decir, no ha empezado. Es algo ridículo, para eso que se hubiesen esperado. Y la última, la de Holly Robinson, le tiene con las consecuencias de una historia de Catwoman que aún no ha salido (hay que joderse con la coordinación, tanto en EEUU como aquí) y empieza mal, no molestandose en explicar quien narices es, o que tiene de particular o ninguna personalidad excepto abnegada. Su historia no tiene ningún drama de momento, sólo se mete en una situación de otra serie donde se encuentra a un par de personajes interesantes, uno de los cuales es muestra de que Dini ha colaborado en esto. Es difícil saber donde va a ir esto, de momento no es mucho de nada. Por cierto, que excepto algunos detalles, los cuatro guionistas de la Junta son indistinguibles, ni siquiera en la ejecución (las ideas ya sabemos que son de otros, y no necesariamente Dini, sino editores idiotas). En cuanto al dibujo, Tom Derenick hace un número donde su estilo exagerado le sienta fatal a varias escenas, y queda feo. Jesus Saiz lo hace bastante bien, aunque no tan bien como otras veces, como le pasa a todos los dibujantes de la serie. Calafiore queda muy raro porque tiene un estilo muy distinto al resto, pero al menos cuando dejas aparte las caras cuadradas y las rayitas, narra bien y hace buena acción. Luego, Carlos Magno (que debería pelearse con Justiniano por el título de Emperador de los dibujantes de comics) es directamente horripilante y no apto para publicación profesional. Y finalmente David Lopez hace algunas páginas que están bien, alternandose con Manuel García, que no tanto. Y entonces toca la Historia del Multiverso DC, que parece un chiste cruel por parte de Dan Jurgens. Se pasa un par de capítulos más resumiendo historias de cruces entre la LJA y SJA que son completamente irrelevantes ahora porque ese Multiverso no existe (y en algunos casos, nunca fueron relevantes), no es que la información resumida te fuese a ser de mucha ayuda. Y entonces, va en serio, vuelve a dedicar un capítulo entero a resumir Crisis en Tierras Infinitas. Lo cual hace la tercera vez que resumen la maldita historia en 3 años, la segunda vez por el mismo autor. No contento con eso, Jurgens vuelve a repetir cosas de su miserable Historia del Universo DC del año pasado en el siguiente capítulo, porque el enesimo resumen de la muerte de Max Lord es algo que nadie que lea esta serie conocía, y es vital para la historia del Multiverso. Por el amor de Dios, si tan pocas cosas había que contar en este complemento, haberle quitado capítulos, o directamente no haberlo hecho, porque de momento no ha dicho nada que no se haya dicho en las historias anteriores a esta, y dudo que precisamente alguien vaya a empezar aquí sin lo anterior. Y aunque fuera así, francamente, el nivel de dramatización de estos resumenes es más o menos el que puedes encontrar en un resumen por Internet, pero con dibujo mediocre. No se en que están pensando con esta serie, en muchos aspectos. Neutral (5)

Daredevil Nº28: Una historia bastante convencional de Daredevil, enfrentandose a algunos villanos de la vieja escuela, con la salvedad de que ahora es superserio y amargado, y por tanto más aburrido. Y que siguiendo una buena coordinación de series, usa elementos de lo que está haciendo Bendis en Nuevos Vengadores. Las partes sin mallas también son Daredevil clásico versión post-Miller, aunque el final promete que forma parte de algo más grande. El dibujo de Lark es bueno, pero las escenas de acción acrobáticas no son necesariamente su fuerte. En cuanto al complemento… pasa exactamente lo que sabías que pasaría si conoces la historia del personaje. Es una buena historia, no cabe duda… pero lo es porque ya ha sido contada antes (en cine, incluso) aunque esta sera una buena versión ligeramente ampliada. Buen dibujo de Giandomenico. Recomendado (7)

Fábulas: Hijos del Imperio: Más de esta excelente serie, en la que Willingham no se contenta con ir haciendo los preparativos de la gran guerra entre el Imperio y las Fábulas libres, también experimenta con distintas cosas para que la serie siga pareciendo fresca en su quinto año, mientras sigue expandiendo este universo tan particular. Primero viene la saga que da título, que va sobre preparar la contraofensiva del Imperio ante los hechos del tomo anterior. Es una historia impresionante de política, estrategia y guerra. La mitad de la historia es presentar dos situaciones de cómo puede ir la guerra, que obviamente no van a ser las que van a pasar, pero que es bueno que las presenten porque son impresionantes. Una es la dominación completa del Imperio, y es absolutamente escalofriante, y la otra es un uso de los recursos establecidos en la serie impresionante, chulisimo y épico. Si no fuera un final tan fácil, habría sido genial verlo desarrollado. En cuanto al final de la historia, es también impresionante, porque tiene a ambos bandos jugando a política y espionaje, tratando de ser más listo que el otro, todo muy bien montado. Además, nos presenta la versión de Fábulas de Hansel y Gretel, que es una de las mejores extrapolaciones del “que pasó después del cuento” desde los primeros números. Glorioso. No se queda ahí, cada capítulo de esa historia tiene una historia de complemento, por un dibujante invitado distinto, desarrollando a algún personaje secundario. Algunas son un chiste gracioso, otras un mayor desarrollo de algunas circunstancias y personajes famosos, y en un caso, el avance de un subargumento que lleva mucho en la recámara. Después toca un especial navidad, que aunque toca los temas de familia y paz típicos, no se hace ñoño en absoluto. Al contrario, resulta una parte importante de la serie, teniendo en cuenta que Papa Noel es una Fábula también. Hay momentos buenos con prácticamente cada protagonista de la serie, viendo lo que hacen en las fiestas y sus regalos, pero lo mejor es la interacción con Feroz, y sobre todo, la escena final con cierto personaje, que es un punto de inflexión conmovedor para él que presagia cosas grandes en su futuro. El dibujo de esto y de la saga principal es de Buckingham, que hace su gran trabajo de siempre. La siguiente historia es una continuación de las revelaciones sobre el origen de Feroz en la novela gráfica, es decir, una historia sobre su familia, tanto antigua como actual. Como historia es bastante convencional, pero sale adelante gracias a la personalidad que desbordan Lobo Feroz y su padre, a cada cual más rudo y borde, tratando de actuar civilmente. Como dibujante sorpresa tiene a Mike Allred, que no se prodigaba por el mainstream desde el fin de X-Statix, y aunque muy distinto en estilo a los demás, entre que se adapta bien, y los bichos maravillosos que hace como antagonistas, por no hablar de toda la personalidad que hace derrochar a la familia Nieves-Lobo, queda genial Por último, hay un número a base de contestar preguntas hechas por los lectores, en historias cortas de 1-3 páginas por dibujantes varios. Una idea curiosa y divertida, pero desgraciadamente, pese a llamarse Preguntas Candentes, no responde a nada importante. Así que si quieres saber cuantas conquistas románticas ha tenido el Príncipe Azul en su vida o quien cogió el ramo en la boda de Blancanieves, este número satisfacera tu curiosidad. Si no (y esas son de las preguntas más interesantes… imaginate las otras, que suelen ser detalles insignificantes, ver que pasó con ciertos personajes o detalles de escenas anteriores que me extraña que a nadie se le ocurrieran) serán una serie de escenas curiosas, alguna hasta graciosa, pero muy intrascendentes. La lista de dibujantes invitados, igual que la de la primera historia, tiene grandes elecciones, desde Gene Ha a D’Israeli, pasando por Lapham, Shanower o Thompson. Tan bueno como siempre, sin gastarse en absoluto, sino innovando. Muy Recomendado (10)

Iron Man Nº5: Seguimos con historias de relleno de Christos Gage, como parte del propósito que le ha designado Marvel de ser el tipo al que acuden cuando necesitan algo de relleno que sea de calidad, mientras se empeñan en no darle una serie propia para escribir. Concretamente, es el guionista suplente oficial tanto de esta serie como de Thunderbolts, a ver si con un poco de suerte se queda alguna de ellas ahora que tienen vacantes. Aquí tenemos un anual, con un enfoque decididamente distinto de la idea de Tony Stark como Director de Shield que el de la serie regular. En vez de un thriller lento, oscuro y superserio, le tiene en plan James Bond. Que, francamente, teniendo en cuenta los orígenes de Shield como una agencia de espionaje con juguetitos fantásticos en ese plan, y que Stark es un playboy apasionado por esos mismos juguetitos, es probablemente mucho más apropiado para el personaje. Y desde luego, con esta historia, Gage vende mucho mejor la idea de Tony Stark, Agente de Shield como idea viable para el status quo de la serie a la larga (en vez de para una historia temporal o como antagonista) que el resto de guionistas hasta ahora. Es lo que tiene tener un buen guionista que sabe lo que escribe. En cuanto a la historia, es revisitar a personajes y situaciones de la antigua serie de Lobezno, de entre todas las cosas que podías esperar. Claro, que si tienes en cuenta que es porque la historia va de visitar la exótica Madripur, resulta más apropiado. Es una buena historia de espías, usando bien todas las facetas de Tony, la de héroe, la de playboy/agente secreto, la de creador de tecnología y la de político, y buen uso de los personajes establecidos sobre todo las dos aspirantes a señora del crimen de Madripur. Lo único malo de esto, y le perjudica bastante, es el dibujo del novato Harvey Tolibao, que es bastante horrendo: Todos los personajes son feos (incluyendo las Chicas “Bond”, que tienen escotes enormes pero son antianatómicas), todo tiene una capa de basura por encima, y la mitad de las veces no se ve bien lo que pasa. Exactamente lo contrario de lo que tendría que ser una historia elegante y chula. Sigh. Pese a eso, Recomendado (7)

JLA Nº10: Esto… es un desastre monumental. Aparte de la mierda de dibujo, quiero decir. Esta es la conclusión de la Saga del Relámpago, pero sólo en un sentido muy general, porque no se sabe bien que narices quería Brad con todo esto, porque casi nada se resuelve, y al final la historia se olvida de todo lo anterior y va por otro sitio. ¿Recuerdas los malos viajeros en el tiempo que se presentaron en subargumentos en capítulos anteriores? Pues resulta que no tenían nada que ver con esta historia, estaban allí sólo porque… si. Y dado que a Brad le quedan dos números sueltos, es muy improbable que vayan a aparecer entonces. Así que lo que tenemos es la presentación de un subargumento que el guionista no piensa resolver, en el más chapucero estilo Claremont. Eso nos deja una maldita saga de 5 números que ni se molesta en tener un antagonista. Donde el único conflicto es que los Legionarios, por exigencias tontas del guión, o no saben lo que están buscando, o no quieren contarlo, porque entonces se acabaría la historia en menos capítulos. Donde no hay ninguna tensión, porque no se molestan en explicar porque nada de lo que está pasando es urgente, o importante, o debería importar a personajes o lectores. En este último capítulo se sacan de la manga una consecuencia negativa para añadir drama… y después de dar toda la lata con lo terrible que es lo que va a pasar, no pasa. Y no dan ninguna explicación lógica para eso, simplemente no pasa, y se acaba. Alucinante. Y si esperabas saber que pretendía la Legión de Superheroes con todo esto, vas a llevarte una gran decepción, pero claro, eso te pasa por esperar lo más mínimo de Brad “Llevaré un lanzallamas” Meltzer. Si esperas cualquier rastro de caracterización de los Legionarios (haz la prueba, lee diálogos e intenta adivinar quien los dice… completamente indistinguibles) o de cualquiera de los otros héroes con la excepción de los 3 o 4 más famosos… debes ser un poco tonto, al no ver que al menos esa es la distinción entre los capítulos de Brad y los de Johns, que al menos se molestaba en meter caracterización entre la tontería. Y luego está el hecho de que es un comic que ni empieza ni termina. La mayor parte del número es hacerte creer que va a pasar cierta cosa… que sólo pillarás si tienes cierto conocimiento anterior del Universo DC, porque por supuesto, Brad no lo explica. De hecho, el significado de muchas de las cosas no se explican, si no tienes cierto conocimiento de DC, te jodes. Pero luego está el hecho de que esta puñetera saga no termina ninguna de sus malditas tramas, y ni siquiera son para futuros números de la serie, sino para otras series. ¿Qué quería la Legión de Superhéroes? Continuará en lo siguiente vez que los use Geoff Johns, de momento te quedas sólo con preguntas. ¿Qué hay en ese objeto del final? Idem, aunque es importante señalar que este número salió a la vez que el final de cierta otra historia que también sale esta semana. ¿Por qué ha pasado el final sorpresa? (Que es una buena idea, pero sale también del culo del guionista sin explicación ni venir a cuento) Tendrás que leer la serie del personaje. ¿Quién es la figura misteriosa del final que se encuentra con un Legionario y porqué? Continua en Cuenta Atrás, para más inri. Joder, una cosa es dejar cabos sueltos para el futuro, y otra no molestar en darle un final o explicación a nada de lo que pasa, de manera que has leido 5 números de dar vueltas para nada, más que para prólogos para otras historias. Este es el tipo de cosas que se critica a DC actualmente, y en este caso, tienen mucha razón. Incompetente, hasta a los níveles más básicos. Evitar a toda costa (2)

JSA Clasificado Nº6: Y aquí es donde la serie se va al garete de verdad, no es de extrañar que haya sido cancelada. Es decir, en las primeras sagas de la serie pasaban cosas importantes en general para la SJA. Un Año Después al menos pasaban cosas importantillas para algún personaje, y ponían autores de cierto nombre. A partir de aquí, son todo historias de relleno intrascendente, por autores generalmente a prueba. Como un Marvel Comics Presents, pero en largo. Para empezar, OTRA historia del Dr Medianoche (porque hay pocos personajes en la SJA, hay que repetir protagonista en medio año) por un tal JT Krul, que demuestra su gran conocimiento del Universo DC con un experto proclamando que los vampiros no existen. Eso viniendo de un hombre de fe que se ha enfrentado a montones de gente mágica. Es una mala historia de vampiros, con algo de uso medio interesante de Medianoche como superhéroe médico, pero Beatty lo hizo mejor hace 3 numeros. No ayuda en nada el dibujo de Alex Sanchez, que es de lo peor que he visto en un comic profesional en mucho tiempo. Después viene lo único reseñable del tomo, que es el amo de los números de relleno de DC, Tony Bedard (que ya hizo la perfectamente competente historia de Hourman de hace dos tomos) en una historia de Linterna Verde. Es una buena historia, sobre como Alan era el Superman de su época y todo lo que eso conlleva, idea que vende bien, con la presencia que necesita. También tiene una historia bastante curiosa involucrando un antiguo villano, cierta idea de Morrison mejor usada que la última vez, y cierto aparatito curioso de la Edad de Plata. Buena historia en general aunque sea irrelevante, que redime un poco el tomo. El dibujo de Calero pega más que en Factor-X, donde el contraste de luces y sombras, pero la falta de dinamismo aún molesta. Por último, Frank Tieri llega rebotado de Marvel, para desgracia de DC. Es una historia de Wildcat, y es inofensiva, al menos. Tiene un concepto interesante para unos antagonistas, apropiado temáticamente para Ted, aunque la ejecución es muy normalita. También se esfuerza por darle algo de profundidad con un subargumento sobre el pasado de Wildcat como boxeador, que queda un poco típico, pero no malo. Competente, que es más de lo que se puede esperar de Tieri, con dibujo aceptable de Purcell. Una historia buena, una aceptable y una mala… no es una buena media, sobre todo porque no es nada sin lo que puedas pasar, aunque seas fan del grupo. Neutral (6)

Lobezno Nº30: Seguimos con la serie regular, y tenemos la segunda ronda de Marc Guggenheim como guionista, que desde la primera vez se ha expandido por varias series editoriales… y tampoco se ha cubierto precisamente de gloria. La idea principal de esta historia es también su mayor problema: Continua del último número de Guggenheim del año pasado, que introducía la nada fascinante idea de que las regeneraciones imposibles que Guggenheim había tenido haciendo a Logan no se debían a que su factor de curación se hubiera vuelto más poderoso o algo, no, se debían a que había alguna cosa mística que impedía que Lobezno muriese… y eso mágicamente reparaba su cuerpo cada vez. Porque es una gran idea añadirle inmortalidad mágica a un personaje cuya historia no es complicada en absoluto. Como toda la historia gira en torno a eso, es un grave problema que tiene. Es tener al protagonista muriendo, peleandose en el más allá con el villano misterioso sacado del libro de clichés espirituales orientales y resucitando. Eso y muchas peleas con mucha violencia pero poca imaginación. Y mucha repetición… esto son 3 números, pero tienes el mismo contenido que normalmente en dos, si eso. Para terminar de insultar la inteligencia del lector, Guggenheim tiene que explicar lo que es un anagrama como si fuera complicado, y en un flashback a la Primera Guerra Mundial llaman nazis a los alemanes. Ese es el nivel de cultura que tienen los guionistas y editores de Marvel actualmente, parece ser. Continua dibujando Chaykin, que le pega a la excesiva testosterona de la historia, y hasta la suciedad de su estilo es casi apropiada, pero sigue habiendo cosas que no se le dan bien. La maldición de Lobezno continua. Oh, y el pobre Suydam sigue encasillado haciendo portadas de los muertos, aunque al menos ahora le han dejado estirar las alas, y dibujar una portada con Lobezno simplemente muerto y descompuesto, sin estar postumamente reanimado. Quizá algún dia acaben dejandole dibujar a los vivos, o un bonito paisaje. Evitar a toda costa (2)

La Muerte de Flash: Bueno… ¿es realmente posible soltar un spoiler de este tomo con ese título? En fin, este tomo tiene muchos paralelismos con Wonder Woman, porque ambos relanzamientos han sido un completo desastre. Un primer tomo por un equipo creativo que se larga enseguida y deja un horrible status quo, y un segundo tomo por otro equipo creativo malo que no va a durar, que sólo está para ejecutar un mandato editorial que luego se expanderá por más series. Todo lo que está mal en DC en estos momentos, resumido. En este caso, el guionista es Marc “Lobezno resucita a partir de su esqueleto por magia” Guggenheim, que se extiende como una peste, y el dibujante es Tony Daniel, que es algo mejor que en Titanes, pero sigue haciendo imágenes bastante planas, estáticas y feas con poco detalle. La historia va de Bart Allen por fin estando a la altura del manto que le ha caido, y metiendose en la que nada sutilmente nos dicen que va a ser su última aventura. Te puedes imaginar lo que pasa. O no. En cualquier caso, Guggenheim no hace mal trabajo con la idea de Bart por fin estando a la altura de ser Flash, y madurando en el puesto. No tiene una personalidad muy distintiva como tenía antes de Crisis Infinita, pero al menos, a diferencia de los guionistas anteriores, parece el héroe que se supone que tiene que ser. Esa parte está bien hecha. La parte de la ominosidad de lo que le va a pasar a Bart… bueno, le da cierta tensión a la historia, aunque si sabes por donde van a ir los tiros, pierde. La parte que es mala es la de los villanos. Guggenheim rescata a la Galeria de Villanos de Flash. ¿Y recuerdas todo el excelente trabajo que hizo Geoff Johns caracterizandolos como personajes diferenciables, y muy distintos al resto de villanos? Olvidate de ella, porque Guggenheim pasa enormemente, y los tiene como exactamente lo contrario que eran: Villanos genéricos sedientos de venganza. Hay que joderse con la falta de documentación o de capacidad comprensiva al leer de algunos guionistas. Encima, los villanos reformados aparecen como parte de ellos sin que a nadie la parezca raro o incongruente (eso tiene que explicarse en Cuenta Atrás, de entre todos los sitios… Cuenta Atrás, la madre de las inconsistencias, teniendo que explicar una de otra serie, imaginate) y también villanos que ni formaban parte de la Galeria. Da igual, son todos genéricos, mierda e intercambiable. El plan que tienen es absurdamente rebuscado, y funciona únicamente para que haya historia. Y el final… es completamente anticlimático, pobre y estúpido. Una mierda de final para una mierda de serie, y de ideas para dirección para un personaje. Si hasta la propia editorial admite que se ha equivocado con esto, puedes ignorarlo fácilmente. No Recomendado (3)

Nightwing: A la Caza de Oráculo: Acaban de anunciar que Dixon ya no trabaja para DC. Es un caso de hacer accidentalmente algo positivo, por los motivos equivocados. En cualquier caso, aquí tenemos más de lo mismo de siempre. Lo más frustrante es que las dos tramas del tomo suenan interesantes sobre el papel… hasta que ves la ejecución de Dixon, que aunque no es mala, es mediocre y sin vida. Es decir, ver a Nightwing tratando de enseñar a un imitador violento suyo a ser un héroe es una buena idea. Pero cuando ves que el personaje es un cliché detrás de otro sin mucha personalidad, y ves el final venir desde el principio, pues pierde mucha parte de la gracia. Además, la mayor parte del tiempo es una excusa para tener las peleas de siempre, no para contar algo sobre la dinámica entre los personajes y como es una versión de la de Batman y Robin. La otra historia, la del título, es tener a Nightwing involucrado en contra de su voluntad en una misión aventurera en plan Indiana Jones… que sonaría como una aventura divertida, si no fuera porque todos los personajes, en un bando u otro, son creaciones de Chuck Dixon, todos con la misma personalidad (“mercenario”) y nada interesante en su modo de operar, o ni siquiera distinguible. Así que en vez de ser un Indiana Jones o algo así, es una peli de serie B, como suele pasar con Dixon. Oh, y por ser un crossover con Aves de Presa, tenemos el único avance que sufren los personajes durante los 50 números que estuvo Dixon en la serie. Disfrutadlo. Muy frustrante es también el dibujo de Greg Land. No porque sea malo, al contrario, es bueno, y más contrastado con los trolls deformes del dibujante anterior. Es frustrante porque demuestra que hubo un tiempo en el que sabía dibujar, lo que hace aún más triste las tomaduras de pelo que hace ahora. Neutral (6)

Nuevos Vengadores Nº30: Al estilo Alias (la serie de TV, no el comic) la amenaza del final del número anterior termina en las primeras páginas, y luego pasamos a otra historia distinta con su cliffhanger distinto. El del número anterior es una pelea que no está mal, que nos enseña como es de malisimo la Capucha. Por supuesto, eso aleja completamente al personaje de la concepción original de Vaughan, y es difícil saber si Bendis lo hace conscientemente, o si simplemente no tiene ni idea como de costumbre. El resto del número es más interacción entre los personajes, que es lo que se le da bien a Bendis, al menos en esta serie. Y resulta poco irritante dentro de sus tics, se nota cuando tiene algo que decir en vez de simplemente tontear. La parte central es seguir con la paranoia de los skrulls, y al menos algunos de los personajes están teniendo las reacciones adecuadas y haciendose las preguntas adecuadas en vez de actuar como idiotas por exigencia del guión (ver… la mayoría de otras “grandes historias” de Bendis, la verdad) La reacción de Spiderman es memorable. Eso si, es probable que la idea central del número, la de la portada, sea un engaño que no sirve para nada, porque habría poca sorpresa si no. Aunque es ligeramente posible que Bendis esté jugando limpio pese a todo. Oh, y la niña posiblemente skrull de Cage y Bendis por fin tiene nombre, apenas año y medio después de nacer, y queda bien. En cuanto al final, se supone que enlaza con la otra serie de Vengadores… pero como esa lleva varios meses de retraso, porque en Marvel no se molestan en que sus series interconectadas salgan en orden, no se entiende esa idea. El dibujo de Yu queda bien en muchas escenas, aunque otras necesitarían más claridad y que las cosas estuvieran menos deshilachadas. Recomendado (7)

Outsiders Nº7: Anual que termina la historia de lo que pasó con el grupo durante 52, que además es la última historia antes del crossover con Jaquemate y los cambios que vienen después. La mayor parte de lo que pasa ya lo sabíamos por las pistas que habían dado durante el último año y medio, así que sorpresas hay más bien pocas. En cuanto a como se hace… bueno, no está mal, que ya es bastante para Winick, pero tampoco es gran cosa. Hay algo de drama cuando se ve venir la tragedia que va a pasar en la cárcel, que hace que casi te importe pese a que sabes lo que va a pasar y que ninguno de esos personajes importa… pero poco más. Y el dibujo deforme y desagradable de Rouleau y McDaniel no ayuda a convencer, más bien tira para atrás. ¿Qué le pasa al dibujo esta semana? No recuerdo tanta aglutinación de mal dibujo en mucho tiempo. Neutral (6)

Patrulla-X Nº30: Brubaker sigue dando la lata con los Morlocks, que siguen sin ser interesantes en absoluto, como personajes o como grupo, y son sólo regurgitaciones de historias pasadas. Y el hecho de que no sólo esa gentuza, sino un nuevo Morlock jamás mencionado antes, haya sobrevivido a la media docena de masacres Morlocks, desafía toda credibilidad. Además, es completamente obvio, con el crossover a la vuelta de la esquina, que ninguna de las dos tramas del número van a llegar a ningún final que cambie nada, así que ver a los personajes actuando como si fuese algo importantisimo parece inutil. Lo que queda es algo de acción y aventura con la Patrulla-X, pero francamente, es lo de siempre, y los personajes no es que su luzcan por su caracterización. Al menos el dibujo de Larroca es bueno dentro de su estilo. En cuanto al complemento, empieza el mes 3, y ya está claro que no es realmente una historia sobre arreglar el Dia M, es de descartar todas las maneras de no arreglarlo, a base de siempre el mismo esquema: “Bestia visita un sitio de la historia mutante, ve que no tiene salida, y eso le dirige a otro sitio”. Repetir 16 veces. En este caso, el sitio es Villa Mutante, y el recurso es la HCM. Bien hecho, sobre todo como avanza la historia personal de la Bestia, pero se ven los hilos. Neutral (6)

Poderosos Vengadores Nº5: La… historia… de… Ultron… continua. Y leer esta maldita saga es como oir a alguien hablar en cámara lenta. En este número, se descubre la manera de derrotar a Ultron. ¿Pero se termina? No, joder, sólo se descubre, Bendis necesita un número entero para aplicarla. El resultado es una historia que pese a ser increiblemente simple, se mueve a la velocidad de la melaza, y tiene una cantidad de relleno impresionante. Lo cual es malo en una de esas series oscuras y relajadas que tanto le gustan a Bendis, pero si es en una serie de acción superheroica que debería ir deprisa, y encima el relleno es tener a personajes planos que no entiende hablando… es una mierda, vaya, además, la misma una y otra vez. En serio, ¿Cómo puede creer que cuatro números de ver a los mismos personajes pegarse con robots sin nada de personalidad o creatividad es divertido? Al menos no aprovecha para ridiculizar a Hank Pym como otras veces, o al menos no mucho. Buen dibujo, eso si. No Recomendado (3)

Punisher: Diario de Guerra Nº9: Tres historias simultaneas pero separadas este mes. La primera ata la idea extraña del Castigador vestido de Capitán America, discutiendolo con la mala idea, digo, con el personaje que más derecho tiene al traje, Bucky Cyborg. Es probablemente la historia más floja, porque es un debate filosófico entre dos personajes con más bien poca personalidad, uno a propósito, el otro no, y acaba como es de esperar. Otra es una discusión entre Tony Stark y GW Bridge sobre el deber y sobre el Castigador. Y tiene un problema grave si te importa la continuidad, porque aparentemente, Fraction no tiene ni idea sobre el personaje de Bridge. Toda la discusión tiene a Bridge quejandose de haber dado todo por el deber y por su pais/Shield y como ahora lo ha perdido por su misión actual… lo típico de esta clase de militares, vaya. El problema es que si sabes algo de Bridge, aparte de saber que no es un gordo enorme calvo, es que nunca ha sido particularmente leal a Shield o a nadie, y gran parte de su carrera ha sido como mercenario, incluidas sus apariciones inmediatamente anteriores a esta serie. Fraction es un buen guionista, pero realmente, debería documentarse mucho más si planea seguir usando personajes ya establecidos. Si hubiera creado un personaje nuevo para ese papel, o si puedes dejar pasar eso, no es una mala historia, aunque típica, y desarrolla bien al personaje. Por último, tenemos un diálogo entre un tipo normal introducido de fondo en un número anterior y su psicólogo, que es bastante interesante, aunque tampoco diga nada especialmente original. El final es interesante, eso si. Ese tipo de cosas ocurren de manera deprimentemente habitual en el Universo Marvel, ¿verdad? No es que sean mucho mejores en la vida real. El dibujo de Olivetti no pega del todo para un número de gente hablando, es demasiado exagerado e histriónico, aunque al menos no se hace aburrido. Neutral (6)

Shadowpact: Maldito: Serie que acaba de cancelarse en EEUU, ante la sorpresa de nadie. Dos años no está mal para una serie sin personajes ni autores famosos. Este tomo va sobre todo de Diablo Azul, con cosas también dedicadas a otro personaje y a reclutar nuevos miembros. Sobre lo primero, tenemos un número dedicado enteramente a él, que transcurre cuando el tomo anterior, y le tiene actuando como héroe en solitario en su barrio. No es una historia sobre su pasado y motivaciones como otros números individuales, sino una historia desenfadada sobre el tipo de cosas que le suelen pasar, siendo un tipo que se esfuerza por hacer lo correcto y actuar normalmente, pero que no suele salir bien, siendo un imán para lo raro y teniendo perpetuamente la negra. Divertidillo, y con buen dibujo de Steve Scott, que es una pena que su trabajo de bombero no le deje tiempo de escribir más que números sueltos. Luego viene una historia larga que también gira bastante en torno a Diablo, con una consecuencia genial de su origen, que nos lleva a varias revelaciones sobre como funciona el infierno, que son muy propias del sentido del humor imaginativo y retorcido de Willingham. El resto de la historia no está mal, una buena historia de acción con toques mágicos y algunas toques ingeniosas. El final es un poco fácil, pero consistente con sus propias reglas. El otro personaje que tiene número propio es Nightmaster, que ya era hora, porque uno de los problemas de Dia de Venganza es que no se molestaron en explicarnos quien demonios era este personaje que siendo generosos es de tercera. Así que por fin, Willingham nos cuenta quien es, contando una buena historia que usa todos los elementos dispares del pasado del personaje (hasta acordandose y mencionando sus apariciones en Fuerza Primordial, que debe ser la primera vez que se menciona desde 1995) y define bien al personaje, llevandole a un momento de revelación dramático al final. El dibujo histriónico e inconsistente de Tom Derenick no le pega mucho a todo esto, pero tiene sus momentos en la acción. En cuanto a los nuevos personajes, durante la saga aparecen tres creaciones de Willingham (dos nuevos y uno de su etapa en Robin) que no suenan mal en aspecto, presentación y poderes, aunque está por ver que tengan algo debajo. Y el último capítulo presenta al nuevo miembro oficial, que es un gran personaje, y Willingham demuestra que lo sabe escribir bien, y que va a pegar en la serie, precisamente poruqe en algunos aspectos no pega nada. Ese número también tiene un par de escenas con villanos recurrentes que son escalofriantes y prometen mucho. El dibujo pintado de Scott Hampton es muy bueno, también. Puede que la serie no tenga futuro, pero está bastante bien mientras dura. Recomendado (8)

Shaolin Cowboy: Serie de Burlyman, la editorial de comics de los hermanos Wachowski, que es una creación de Geoff Darrow, que ya les hizo diseños para Matrix. Como el título indica, es una de esas series que van simplemente de mezclar conceptos chulos, en este caso, el oeste y acción de espadas japonesa. Bueno, y no sólo eso, también futuro post-apocalíptico, fantasía, y la verdad, todo es una mezcla para que Darrow lance todo tipo de monstruos raros, y que el protagonista los masacre en plan película de Hong Kong. No tiene mucho argumento, y ni siquiera es una historia cerrada que va a alguna parte, son sólo excusas para que el protagonista sea chulo y se enfrente y masacre a todo tipo de bichos y gente. Pero claro, Darrow sabe hacerlo impresionante con sus diseños muy vistosos y mucha burrada visceral. Más un comic para los que disfruten del dibujo que una historia, en plan europeo. Recomendado (8)

Spiderman Nº20: Así que… Un Día Más. Seamos sinceros, es una mierda, y lo más seguro es que ya lo sepas, así que en vez de hacer como si explico porqué, hablemos por un momento de las circunstancias alrededor. Este es el ejemplo más claro y público de cómo la interferencia editorial puede joder más allá de toda medida un comic y un personaje. Joe Quesada ha demostrado ya varias veces que tiene poca idea de lo que hace funcionar una propiedad intelectual y que cada vez que mete zarpa en una de ellas en vez de dejar que los guionistas, que son a los que les pagan por pensar, hagan lo suyo, sale un desastre artístico (ver como mayor ejemplo, la maravillosa idea de que cargarse por completo la premisa entera de la Patrulla-X iba a hacer que mejoraran las cosas) pero esto es excesivo. Es una historia altamente publicitada que existe única y exclusivamente porque al Gordo Cabrón no le gusta un elemento de Spiderman que ha sido parte de él durante casi la mitad de su historia (20 años casado frente a 25 soltero) y cree que estaría mejor sin él, pese a que virtualmente nadie, ni en el público ni entre los guionistas, comparte su opinión. Sobre si tiene razón, hay argumentos válidos en ambos sentidos, (pero la verdad, si en las películas la versión es una donde Peter y Mary Jane son una pareja estable y a todo el mundo le ha gustado, quejarse de que tenerle casado con ella en los comics es malo para hacer al comic accesible a nuevos lectores, y que tenerle soltero y con problemas de chicas es parte esencial del personaje, es estar alejado de la realidad) pero Gordo Cabrón queda como un enorme hipócrita justificando los destrozos en algunas series como “los personajes tienen que cambiar y no puedes aferrarte a que todo sea como cuando eras pequeño” mientras que sus edictos imperiales son precisamente lo contrario, de dejarlo todo como cuando él era pequeño, porque el cambio es malo, o algo. Pero tal y como están las cosas, cualquier solución iba a ser peor que el problema. Pero Gordo Cabrón, en su soberana estupidez, en vez de darse cuenta de eso, ha seguido adelante con sus cojones, y no sólo lo ha estropeado todo mucho más, es que ha ido más allá, lo ha hecho de la peor manera posible. Sólo hay que ver el razonamiento retorcido y absurdo que ha llevado a esto: ¿Spiderman casado? Malo. ¿Spiderman divorciado? Malo. ¿Spiderman viudo? Malo. ¿Spiderman haciendo un pacto satánico? Moralmente aceptable, y le hace más identificable con los chavales.

Pero ya no es sólo eso. No es que la idea central sea rebuscada, que se base en el protagonista rechazando todo en lo que cree y siendo un auténtico imbécil, y que todo sea para algo que ni siquiera es buena idea necesariamente. Es que encima la ejecución es imposiblemente estúpido. Está escrito por JMS, por tanto, como se podía esperar, se enrolla muchísimo en los primeros capítulos con melodrama barato y evidente que se hace pesadisimo. Excepto el último capítulo, que no tiene su nombre, porque hasta a Straczynski le pareció estúpido lo que quería hacer el Gordo Cabrón. Como tiene que ser de malo para que le parezca malo al tipo que pensaba que era buena idea que Spiderman se regenerara a partir de un capullo salido de su cadaver, y le salieran pinchos de las muñecas. Pues mucho. La idea de JMS era mala, pero al menos tenía consistencia interna, tenía sentido, dejaba un nuevo status quo claro, y hasta arreglaba alguna cagada anterior de paso. Pero eso no era bastante para Gordo Cabrón y su séquito, y tiene que darle un final que no tiene ningún sentido, y se autocontradice varias veces, y encima, cuando nos presenta el nuevo status quo, aparecen cosas que no tienen nada que ver, demostrando que no es una historia, es una excusa para cambiar arbitrariamente lo que le parecía mal de Spiderman, y a la mierda cualquier tipo de lógica. Es magia, eso lo explica todo. (Ver también: Dia M) En cualquier caso, la reacción a todo esto ha sido exagerada. Es decir, estamos hablando de la gente que le quitó a Spiderman todos sus secundarios, le dio a Gwen Stacy hijos retroactivos con Norman Osborn de entre todo el mundo, le puso a vivir con los Vengadores, reveló su identidad al público de manera absurda, nos dio a Spiderman Oscuro y Salvaje 2, y le hizo pasar dos veces por la misma estupidez de transformarse en araña y regenerarse con poderes nuevos. Y habian avisado de antemano de las intenciones de la historia. ¿Qué demonios esperabas, nunca mejor dicho? Pero bueno, mirandolo por el lado bueno, por mucho que proclamaran en su día, todas estas estupideces duraron poco, y ellos mismos admitieron que eran malas ideas al deshacerlas sin misericordia. Así que no sería de extrañar que esta tampoco durara demasiado. En cualquier caso, esto es un contendiente serio a peor comic del año no escrito por Jeph Loeb, y lo siento muchísimo por los nuevos equipos creativos, porque tendrán que cargar con esta mierda, y no se lo merecen. Evitar a toda costa (1)

Strontium Dog: Los Archivos Completos Nº1.1: Otro de los clásicos de 2000 AD, por dos de los creadores de Juez Dredd, John Wagner y Carlos Ezquerra. Igual que Dredd, es en un futuro post-apocalíptico, pero esta vez en vez de cumplir la ley, hay que ir un poco al margen de ella y ser un cazarrecompensas, y en vez de en una ciudad futurista es en desiertos y pueblos desolados llenos de mutantes y monstruos. Es de ese tipo de series. No tiene la satira de Dredd, aunque a veces las historias si tienen un trasfondo serio. Por lo demás, sigue el molde de 2000 AD de historias de acción violentas con humor negro, llenas de personajes y situaciones extrañas, pero sin ser del todo nihilista, sino que a veces, hasta el propio Johnny Alpha resulta heroico y entrañable. En este primer tomo no viene ninguna de las historias más famosas, y se nota que estaba empezando, pero ya tiene la gracia de la serie, si te gusta ese estilo, y Ezquerra hace muy bien el tono violento y duro que tiene que tener. Recomendado (7)

Thor Nº3: Thor se encuentra con Iron Man. O lo que es lo mismo, Thor apaliza sin misericordia al Führer de Hierro mientras a la vez explica porque tiene la superioridad moral, y Herr Stark es un completo gilipollas. Por un lado, es extremadamente satisfactorio ver al dictador de lata recibiendo lo que se ha ganado a pulso durante el último año y medio. Por otro lado, es muy triste que para haber hecho esto, hayan tenido que coger a un buen personaje y haberle tranformado en algo completamente irreconocible y desagradable, sólo para poder hacer que los personajes que a JMS le gustan queden bien. Es como construir un edificio horrible e inútil que sabes que a nadie le va a gustar, y luego querer quedar bien por derribarlo. Aparte de eso, JMS nos demuestra porque los guionistas de comics de superhéroes en universos compartidos no deberían tratar temas serios de las noticias recientes, al menos sin usar una metáfora. Aquí, Thor viaja a Nueva Orleans, donde las víctimas del Katrina le echan en cara que los héroes no ayudaran cuando vino el huracán. Lo cual es un montón de mierda, porque no tiene ningún sentido que en un Universo Marvel donde todo este año va de crear un ejército de superhéroes repartido por todo el pais para ayudar en emergencias, no ayudaran con un huracán, cuando a menudo resuelven problemas mucho peores. Simplemente, no funciona en el Universo Marvel, y por eso los buenos guionistas hacen estas cosas mediante metáfora o referencias sutiles (e incluso los que no son muy buenos, ver Winick y lo que está haciendo con Flecha Verde) pero se ve que eso no es lo suficientemente RELEVANTE para Joe Michael Straczynski, defensor de las grandes causas a base de meterse con personajes ficticios como si tuvieran la culpa ellos. Es una pena todo esto, porque la pequeña parte que va de avanzar la trama principal de la serie, que pese a tener poco espacio avanza bastante, está bastante bien. Y el dibujo es impresionante, aunque Coipel aún podría ser algo más claro. Neutral (6)

Thunderbolts Nº5: Comienza la segunda mitad de la etapa de Ellis, y ahora que ya ha presentado la nueva dirección de la serie, puede molestarse un poco en desarrollarla un poco para que tenga algo de sentido. Aquí en vez de un montón de cinismo con un grupo de villanos sin personalidad cazando héroes, queda más claro que algo va horriblemente mal en los Thunderbolts, con un psicópata malvado manipulando lo que deberia ser un grupo de villanos tratando de ser héroes y esforzandose porque sean leales psicópatas. Visto desde ese punto de vista, como la historia de Norman Osborn manipulandolo así, es una historia interesante, aunque tienes que tragarte el hecho de que alguien tan obvia y públicamente demente esté en esa posición. Y también las estupideces sobre que nadie se de cuenta de eso, y el público los considere héroes, porque son imbéciles. Y que prácticamente ninguno de los viejos personajes tenga caracterización. Y todo el espacio que le dedican al Personaje Más Estúpido del Mundo, que al menos admiten que está como una cabra y es una estupidez (con Osborn manipulandolo para que siga así, por supuesto), pero eso no quita que lo sea. Pero bueno, al menos hay una historia interesante aparte de todo eso, y al menos ahora hay villanos de verdad que pueden ser interesantes. Y como es de esperar, al menos hay algunos buenos diálogos, porque siempre hay en comics de Ellis, aunque falle en el argumento. El dibujo de Deodato no está mal, no hay mucha acción para que se noten sus mayores problemas, y el color oculta el resto. Neutral (6)

Ultimate Power Nº3: Despedida de JMS de los personajes que (re)creo… y es una escena de pelea. De 48 páginas. Hay algo de tensión sobre los personajes Ultimate metiendose en el otro universo y viendo lo que han causado, y hay una revelación final que sale de ninguna parte y cambiará las cosas un poco para el último tercio… pero sobre todo, es pelea. Completamente abandonados se quedan todos los temas del uso de poder, todas las tramas interesantes, y toda la profundidad de los personajes o caracterización. El resultado son personajes indistinguibles de otras versiones y anódinos pegandose unos a otros. Encima, con el dibujo a base de photoshop, inconsistente, chapuzas y sacado de porno o algo así de Land. Decepcionante. No Recomendado (4)

Ultimate Vision Nº1: Una de las raras miniseries Ultimate que no son un crossover entre dos series o personajes existentes. Esto es una secuela de la trilogia de Ultimate Galactus, y entra bien en la definición de miniserie secuela basura. Una miniserie que sólo existe para aprovechar el tirón de otra historia anterior, que no tiene nada que contar sobre el personaje o la situación, y que en vez de tirar hacia delante, lo único que hace es reciclar cosas de la historia ya terminada, y deshacerlas para volver a hacerlas. Y teniendo en cuenta que Ultimate Galactus no es precisamente un clásico, tenemos un serio problema. Es una serie sin razón de ser, sobre un protagonista sin razón de ser: La Visión original es el androide que por dentro es humano, intentando adaptarse y comprender al mundo humano. Concepto simple pero efectivo. Ultimate Vision es un batiburrillo de conceptos, (un androide alienígena que era heraldo de Galactus con poderes indefinidos, y que por alguna razón incomprensible ha sido reformateado en forma femenina… con enormes pechos sin pezones que no sirven para nada y hasta tacones… hay que joderse) y Carey no parece saber que hacer con ellos. Así que básicamente la tiene como un personaje sin personalidad ni dirección, deambulando hasta que encuentra una. Entonces admite que el personaje simplemente es un desastre y dedica a contarnos una historia más interesante, la de la versión Ultimate de ciertos villanos recurrentes del Universo Marvel, que sorprende que hayan tardado 6 años en presentarlos. Da para algunas ideas e imágenes de ciencia-ficción bastante buenas, y la versión del villano principal resulta escalofriante en vez de chorra. Desgraciadamente, la historia acaba degenerando en una repetición de Ultimate Galactus, que tampoco fue para tirar cohetes. El dibujo de Brandon Peterson es bueno, con algunos diseños impresionantes para el lugar donde transcurre la historia… una pena que tenga que lidiar con el diseño increiblemente vergonzoso del protagonista. No Recomendado (4)

Ultimate X-Men Nº14: Continua la etapa de Kirkman, y cada vez queda más claro que la serie no tiene ninguna razón de ser o tema, sólo ir sacando versiones nuevas de viejos personajes o situaciones, e ir mezclandolos todos en formas nuevas. Esta vez, versiones Ultimate de, entre todas las cosas, la etapa australiana de la Patrulla-X y el Frente de Liberación Mutante. Alucina. A decir verdad, el FLM funciona mucho mejor que el original, quitandole todos los elementos cutres y dejando sólo la idea básica, que se parece más bien poco a la original. No es especialmente fascinante, pero no es mala idea tampoco. Los Morlocks Ultimate son tan peñazo como los de verdad, aunque la verdad es que la manera de enlazarlos con esta versión de Rondador es buena idea. La idea de la nueva Patrulla-X es… bueno, no es mala, pero tampoco es interesante. La mitad son los de siempre, y la otra mitad son secundarios habituales que en el universo normal son miembros de siempre. Más Pyros, porque siempre cae bien, aunque esta versión es bastante extraña y sin ningún parecido con ninguna anterior. Y la verdad, la historia donde se meten no parece más que un reciclado cutre de historias antiguas. Se nota que Kirkman no tiene nada que contar, es como oir un disco de versiones. El dibujo de Alixe es como Coipel, pero quitandole toda la claridad y atractivo, es bastante horrible. El de Paquette, irónicamente, es bueno y bastante vistoso. Y da gusto ver una versión de Mariposa Mental que parece una oriental de verdad, y no el estúpido fetiche de Jim Lee. Neutral (6)

Vigilante: De entre todas las malas ideas una detrás de otra… Esto es un revival del viejo personaje en plan Castigador de Wolfman. Originalmente iba a ser parte de una serie de miniseries centradas alrededor de Metropolis, e iba a ser escrita por Micah Wright, el guionista de la tercera encarnación de Stormwatch. Pero entonces Wright cayó en desgracia y fue puesto en la lista negra. (Los motivos fueron que había mentido al poner en su currículum que había estado en el ejército… reprobable, sin duda, pero algo que no afecta a sus habilidades como guionista, y no es que DC no contrate a peores criminales, o incluso tenga en nómina a editores que mienten como parte de su trabajo… el hecho de que Wright fuese problemático políticamente y abiertamente antisistema SEGURO que no tiene nada que ver con que lo echaran) Es una pena, porque en vez de ir por lo mismo de siempre, iba a hacer algo bastante más original e inteligente en su enfoque de “justiciero que va a por aquellos que se libran de pagar por sus crímenes”. En vez de eso, no se les ocurrió otra cosa que poner a Bruce Jones. Fue tan buena idea que la crítica fue completamente negativa, las ventas fueron horripilantes, y el personaje apareció una vez como cameo en Crisis antes de que presentaran a un nuevo Vigilante en Nightwing. Serie de la que echaron a Jones al cabo de unos números por ser una mierda que no le gustaba a nadie, recordemos. Así que es imposible ver que tortuoso e inconcebible razonamiento ha llevado a Planeta a publicar esto. Diablos, probablemente la serie original de los 80 tendría más público que esto. Y pese a que estaba escrita por Kupperberg, que era el Austen de su época, era mejor que esto. Porque esto es Jones recurriendo a sus trucos de siempre que nunca funcionan. Es una serie enteramente a base de un misterio, de personajes siendo muy misteriosos los unos con los otros, con la idea de que todo tenga sentido al final, sólo que no lo tiene, y probablemente ya ha dejado de importarte para entonces. Con una serie de personajes salidos del libro de clichés de malas películas de intriga. Y un protagonista que se cree muy duro y terrible, pero que no es más que un estereotipo del mismo molde que el Castigador sin personalidad ni nada interesante. El dibujo de Oliver, de antes de Ultimate X-Men, no está mal, lo poco que se deja ver entre tanta sombra, porque es un comic maduro, porque es oscuro, porque está todo en sombras. Nada que ver aquí. No Recomendado (4)

Wonder Woman: El Ataque de las Amazonas Nº2: Oh, Dios. Aquí empieza el pequeño crossover de DC de este año, que es un desastre detrás de otro. Originalmente, Amazonas Atacan iba a ser la quinta miniserie de Cuenta Atrás a Crisis Infinita, escrito por Jen Van Meter y saliendo de lo que estaba pasando en la etapa de Wonder Woman de su marido. Entonces, habría tenido sentido, tal y como estaba planeado. Ahora no lo tiene, pero eso no detiene a Dan DiDio, desesperado por tener un crossover este año, porque no le basta con Cuenta Atrás. El pobre pringado al que le toca escribirlo es Will Pfeiffer, al que le tocan todas las ideas estúpidas para las que necesitan a alguien con talento (a diferencia de las ideas estúpidas para las que no lo necesitan, para eso está la Junta de Cuenta Atrás) pero ni siquiera es capaz de hacer algo decente con esto. Para empezar, surge de la catástrofe de relanzamiento de Wonder Woman, donde Diana no sabe usar una gasolinera porque es tontita. Tiene de mala a Circe, porque no ha sido sobreexpuesta en absoluto al haber sido la mala de los dos últimos tomos de WW (por no hablar de la mitad de sus historias épicas, incluido el último crossover basado en el personaje, Guerra de los Dioses, que no fue precisamente para tirar cohetes). Tiene el regreso de las amazonas apenas un año desde que desaparecieran “para siempre” durante Crisis Infinita, sin apenas explicación, que demuestra una falta de previsión (o un cinismo) impresionante. Tiene la resurrección de Hippolyta, porque aparentemente resucitar gente mediante magia es terriblemente fácil y sin consecuencias. Luego, después de años teniendo a las Amazonas como los punching bags del Universo DC, ahora hay que tomarselas no sólo como una amenaza seria, sino como algo tan completamente terrible que ni el ejército de Estados Unidos ni sus superhéroes tienen claro que puedan detenerlas. Claaaaro. En cuanto a los motivos por los que atacan… eh, dan una excusa, pero no resulta nada creible. Claro, que toda la historia se basa en que las amazonas no se parecen en nada a como han sido hasta ahora, sino que ahora son monstruos violentos. Es decir, cuando piensas en las amazonas por lo que se ha visto en los últimos 60 años, piensas en guerreros de la paz, no piensas en gente que odia a todo el mundo y mata a civiles indefensos a sangre fria. Pero aparentemente, cargarse sin sentido toda caracterización previa para tener una chorrada no le parece algo malo al Didiota y su séquito. Así que ahora tenemos maravillas como la miniserie empezando con las amazonas matando a niños, para mostrarnos lo malas y peligrosas que son, e impactar al lector. E impacta, pero no probablemente como esperaban, sino dando vergüenza. El resto es más reiteraciones de esto, con las Amazonas siendo muy maaaalas y duras y peligrosas, sin que a nadie le parezca extraño que ahora se comporten así (un par de amazonas con nombre se planten que a lo mejor está mal lo que hacen… y se quedan cruzadas de brazos pese a eso. Gran intento de dar una moralidad ambigua ahí), tener a superhéroes como pollos sin cabeza haciendo más bien poca cosa y poco más. Buen dibujo de Pete Woods, pero no compensa todo esto.

Y Planeta está haciendo como en los viejos tiempos de Zinco, como en Invasion, publicando los crossovers con la miniserie principal. Así que tenemos un número de Wonder Woman, que es un poco mejor que la miniserie, porque se centra más en Diana y el DMA que en toda la tontería general, pero tampoco es gran cosa. Dibujo bueno también. Y luego viene un crossover con Jóvenes Titanes, por aquello de la conexión con Wonder Girl. Desgraciadamente, está escrito por Beechen, y está a la altura del crossover. La mitad de la alineación ha desaparecido sin explicación. Wonder Girl y Supergirl actuan como imbéciles por exigencia del guión, para tener un conflicto que de otra manera no existiría. El argumento involucra al gobierno actuando de manera más estúpida de lo normal para tener un paralelismo chapucero y forzado con guerras reales. Y toda la historia es un montón de melodrama tonto y fácil, en vez de caracterización de verdad, con gritos y peleas sustiyendo acciones creibles. Encima, el dibujo de Barrionuevo es mucho peor que otras veces. Todo un desastre, no es de extrañar que el crossover se estrellara y explotara en cuestión de ventas, es una mierda que no debería existir y no puedes ver como alguien pudo pensar que es buena idea para empezar. Evitar a toda costa (2)

World War Hulk Nº3: Hulk aplasta, obviamente. Esta es la parte que probablemente tienen que contar por obligación por motivos de infraestructura, pero en la que no pasa nada interesante. Pero bueno, hay bonitas imágenes de Hulk aplastando cosas via JRJR, alguna escena buena con el séquito de Hulk, e indicios de quien es realmente el malo en esta historia. Eso si, ¿realmente no tienen ningún otro recurso contra Hulk? En cuanto a la segunda historia, también es un poco de hacer tiempo, la verdad, pero con buena caracterización de los Renegados, y buen contraste con los camaradas de guerra de Hulk, con algunos movimientos interesantes. Buen punto de inflexión al final, coincidiendo con la historia principal. El dibujo de Pagulayan deja que desear, sobre todo porque le hemos visto hacerlo mucho mejor en esta misma serie. ¿Quiza le reclutaron a última hora para suplir en esta serie? En cualquier caso, millas por delante de su contrapartida DC de este año, que no es algo que suela pasar, pero por una vez se lo merecen. Recomendado (7)

World War Hulk: Primera Línea Nº3: La historia de los periodistas continua sin avanzar ni decir nada ni remotamente de interés. Sally Floyd es literalmente más interesante en una página de Iniciativa que en toda esta miniserie. La de la investigación sobre el asesinato del robot de Hulk es bastante mejor, hecha con suficiente sentido del humor para pegar en este tipo de historia, con buena interacción entre los dos protas, y una revelación final que tiene sentido. No está mal, lo cual es una sorpresa. El dibujo de Martinbrough es extraño, pero no queda mal. Por último hay un par de páginas en plan What The? donde vemos a Hulk machacar varios héroes de lo más olvidado. No es particularmente gracioso, pero tampoco es ofensivamente antigracioso como el mes anterior, que ya es algo. Neutral (6)

X-Factor Nº20: Continua la historia del Aislacionista, y es una pena que sea tan evidente que es un supervillano, porque lo que le propone a los protagonistas es más interesante como dirección para los mutantes que nada que hayan hecho desde el Dia M. Ojalá lo sigan aún después de la revelación de que es malo, aunque no contendría el aliento: Eso cambiaría las cosas de manera no absurda, y no podemos tener eso, y menos fuera de un gran crossover. Dejando eso aparte, la interacción con él es bastante chula para ser una situación común, y la idea central del personaje es muy buena y con un buen uso del Dia M (que no es algo que se pueda decir todos los meses) aunque lo mejor este número es como continua la historia de Layla Miller, con una mezcla de humor y algo de aventura bastante divertida. Buena narración, como en los números anteriores. Pero la parte de Siryn y M se vuelve menos interesante en cuanto más sabemos, alejandola del conflicto complejo hacia uno más simple. No tan bueno como su potencial, pero bueno, y el dibujo de Raimondi es excelente. El complemento esta vez visita a Forja y trata los futuros alternativos. Lo mismo de siempre, y francamente, la revelación que dan sobre los futuros posibles desafía mucho la credibilidad, y probablemente contradice varias otras series presentes y del futuro cercano. Recomendado (8)

X-Men Nº30: Que raro, en Panini no se han molestado en revisar que el cartel de portada esté bien: Es Parte 13, no parte 10. Gran combate de revancha entre los restos de la Patrulla-X y el equipo combinado Merodeadores-Acólitos. Haciendo tiempo hasta el crossover, se nota, pero aún así son buenas peleas con buenas conclusiones y exposición de motivaciones para varios de los personajes de las series, buenos y malos, buena sensación de tensión y desesperación, y un par de usos ingeniosos de los poderes. Lástima del dibujo deforme y confuso de Ramos. Carey también escribe el complemento, que por una vez, está hecho para leerse seguido del capítulo anterior, que aún no ha salido, porque en Panini tienen la cabeza metida en el culo. La historia se sale del molde hasta ahora, siendo más un punto de inflexión ético para la Bestia. No está mal, y tiene buen dibujo de Perkins. Recomendado (7)

Yuck-yick-yack, eso es todo por estas semanas. La semana que viene: Capitán America continua con su historia interminable sobre Craneo Rojo y Bucky Cyborg, New X-Men tiene un respiro entre la matanza, Green Lantern continua la Guerra del Cuerpo Sinestro con dos especiales sobre los malos, Superman/Batman termina la tontería con los Hombres de Metal, gracias a Dios, Justicia tiene más buenos vs malos, Exiliados por fin alcanza al tomo que publicaron hace dos años, Hombre Hormiga termina, Aniquilación Conquista tiene a Quasar (¡la Kyle Rayner de los 00!) y hay algo llamado los Campeones, pese a que no existe tal serie en EEUU. Nos vemos.

Finales de Cuartas Temporadas tocan. Una es la de Perdidos, que continua el nivel de genialidad habitual. Es asombroso como la serie ha podido reinventarse y seguir manteniendo los misterios y la expectación, resolviendo tantas cosas como nuevos elementos introduce, pero desde hace más de un año, con una idea clara de hacia donde va, y de que tienen pensadas las respuestas. La otra de de House, que también ha sabido reinventarse cambiando la plantilla, con interacciones distintas, y algunos casos originales que se salían de la formula cansada, y por fin, con un personaje de la temporada que no ha acabado haciendose pesado, en un gran final de temporada. Que vengan ambas Quintas Temporadas, de aquí a 6 meses.

Hola a todos, soy Peter Garcia, mido 1’80 y estos son las Críticas Reconstructivas. Si, llego tarde, pero paciencia, todo se arreglará en breve. Quizá. Esta semana, tocan las cosas de Norma (incluyendo dos tomos de Gail Simone… retiro lo de que seleccionan las novedades del mes cuidadosamente… claro, que ambos tomos se cruzan, así que tiene algo de sentido retorcido) y por alguna razón extraña, dos comics de Planeta de Junio, pese a que para cuando tenían que salir estas reseñas, no había empezado el mes.

Entre las novedades que no comento se incluye una nueva edición de Wanted (Se busca) de Mark Millar, que fue un comic que prometía mucho, y que empieza bastante bien, pero que degenera justo al final en Millar siendo un completo gilipollas y creyendose muy guay por ser un chulito, en vez de darle un buen final a la historia. Este tomo además lleva una especie de Secret Files que no dice nada nuevo en las fichas de los personajes (y tampoco es que pudiera decirlo, teniendo en cuenta que son pastiches de villanos DC… el proyecto es una miniserie de la Sociedad Secreta de Supervillanos reconvertido) pero tiene algunos pin-ups bonitos. Desde luego, nada recomendable si compraste la edición de Planeta, y dificilmente recomendable en general, pese a que tiene una premisa muy buena.

También hay un tomo de Angel, Auld Lang Syne, que se supone que transcurre después del final de la serie… pero que no sólo no es una continuación oficial, sino que se contradice expresamente en la continuación oficial que saldrá poco después. Ooops. No es muy bueno, de todas maneras, cayendo en las trampas habituales de estas adaptaciones.

Sólo una novedad americana esta semana: Casa del Misterio es una nueva serie de Vertigo por los guionistas de Jack de Fabulas, y aunque tiene cierto toque al Vertigo antiguo, no es completamente derivativo de Sandman y cia, y la verdad es que suena prometedor. Una premisa interesante, y una buena historia de terror en el primer capítulo, es de las pocas series nuevas que tiene potencial de futuro.

Para terminar, recomendar otras reseñas, las de mi amigo y antiguo colaborador, Alberto Morán, que ha vuelto a escribir en Zona Negativa. Echadles un vistazo, si os gusta como escribo, escribe similar, pero más puntual y comprensible.

Esta semana:

Ángel Caido Nº7: Esta vez le ha tocado el formato caro de 3 números a esta serie, aunque al menos aquí tiene la justificación de que es una historia de 3 números. Que tiene una clara idea central: Cualquier intento de ser un héroe idealista que intenta hacer siempre lo correcto en Bete Noire, está supremamente jodido. Si aún queda gente ignorante que cree que Peter David es un guionista tradicional de superhéroes, debería graparse esto al cerebro, porque no se puede ser más opuesto. Es un comic de lo más trágico, porque el lector tiene claro que los intentos de Jude de ser un buen magistrado y una buena persona están condenados al fracaso, y eso hace más triste y doloroso el verle luchar contra el destino (lo cual es un tema bastante recurrente en la obra de David, ya puestos). A menos que seas un completo cínico, entonces probablemente disfrutarás al verle meterse de cabeza en su propia condena. Claro, que el comic también deja claro que pese a sus buenas intenciones, también tiene sus defectos, ya que es capaz de hacer cosas con consecuencias negativas para conseguir lo que él cree que es un bien mayor, lo que lleva a un conflicto muy curioso con su madre, que es más o menos lo contrario. La historia también está bastante dedicada a Asia Menor, en el opuesto de su historia del primer volumen: Si aquella nos dejaba claras las partes negativas de los traficantes de drogas, en esta nos explican porque es necesaria su existencia, al menos en un sitio tan corrupto como este. También tiene algunas de las mejores frases del tomo, con un actitud siempre optimista y pasota que contrasta muy bien con el exceso de seriedad casi pomposo de Jude. En general, muy buen caracterización, diálogo y conflictos morales, que son el núcleo de la serie. Y buen dibujo de Woodward, bastante gráfico cuando toca, y empleando bien sombras en otros momentos. Una gran serie, si no te importa que le pegue de patadas al idealismo, pero al menos lo hace de manera inteligente. Probablemente le gustará a fans de otro Angel, tiene un estilo similar. Muy Recomendado (10)

Battle Pope: Genesis: Este fue el primer trabajo de Robert Kirkman, para una independiente, luego acogido por Image. La idea es que es una serie de acción exagerada, con un protagonista chulo, ultraviolento y mujeriego, matando bichos en un mundo post-apocalíptico… el chiste es que el protagonista además es el Papa. Con la sotana y el sombrero y todo. Esa es toda la gracia del comic. Así que una vez pasas las primeras páginas y te das cuenta de que es intencionadamente ofensivo, el resto es un comic de ultraviolencia exagerada intencionadmaente estúpida, de dibujos animados, pero sin especial gracia. No es demasiado malo si te gustan esas cosas, pero una vez has visto el primer capítulo, ya lo has visto todo. El dibujo de Tony Moore es, presumiblemente, intencionadamente cutre también, algo reminiscente del estilo de Liefeld, si supiese dibujar, con algo de la progresión a buena caricatura que hizo Todd Nauck. Neutral (5)

Bienvenidos a Tranquility Nº3: Final de la serie, y mantiene el nivel durante toda su existencia. Primero tenemos una serie de orígenes de varios personajes, algunos como era de esperar, pastiches de géneros famosos. El de Emoticono es el más personal y original, y es ciertamente impactante. El de las hermanas Lindo tiene algo de aventura de niñas, pero acaba en algo más chulo al final. El del Zeke es una historia muy apropiada para el género que representa, con mucho drama irónico, y además, sirve de prólogo a la saga final. Y como parte de eso viene la presentación de un personaje nuevo bastante chulo, cuyo origen viene a ser como el del Santo de Asesinos, pero menos profano. Más adelante hay otros flashbacks-pastiche y orígenes también buenos, especialmente el de Mangacida, que le da una vuelta de tuerca al género de guerreras mágicas que hace comprender la gracia aunque no te guste. Y luego viene la historia central, que es una gran batalla apocalíptica (literalmente, con una revelación, je, que es una teoria que tiene mucho sentido si lo piensas bien) donde cada personaje de la serie (y hasta algún invitado… y cuando digo todos, digo todos, incluyendo una participacion inesperada que es de la mejores) juega un papel interesante, apropiado, y muchas veces chulo, que sirve como final y despedida para cada uno. Todo con muy buena caracterizacion para cada personaje, diálogos de lo más divertido, interacción creible, y grandes momentos de acción. Lo que uno puede esperar normalmente de la guionista. Además, Googe tampoco lo hace nada mal, demostrando que aunque a veces es demasiado caricaturesco, a diferencia de otros que podría nombrar, se nota que lo hace conscientemente, porque puede cambiar bastante su estilo si es necesario para los flashbacks, y queda apropiado. Las escenas de batalla a veces quedan algo abarrotadas, pero queda claro pese a todo. Y así termina, y es una puñetera lástima. Es dificil que sobreviva una serie sin personajes conocidos, conectada a un gran entramado y sin superestrellas, y desde luego, atarla a un universo que no para de hundirse como es el Wildstorm no ha ayudado. Quizá por su cuenta habría tenido más posibilidades como serie de culto, en plan Invencible. Oh, bueno. Muy Recomendado (9)

Gen13 Nº3: Final de la etapa de Simone, apropiadamente en el nº13, que probablemente pasará a la historia como el mejor intento de desarrollar a los personajes, superando incluso a Adam Warren. En este tomo vienen los dos mayores ejemplos del mérito que tiene: Si en números anteriores desarrolló a las tres chicas, esta vez le tocan a los chicos, que en toda etapa siempre han sido los menos desarrollados como personajes, donde Bobby prácticamente siempre era “chico genérico” y Grunge directamente era “idiota”, sin más matices. Pero gracias a los nuevos orígenes, y mediante un par de flashbacks casi como los de Perdidos, por fin los personajes se definen, de maneras muy inesperadas, pero que hacen que ahora tengan sentido, y sean entrañables. El de Bobby explica el peinado que tenía, y le mete en una moda reciente que gracias a esta explicación, parece mucho menos ridícula de lo que suele parecer. Y el de Percy (otro aplauso, por cierto, a Simone, por darle una justificación lógica a que se llame Grunge, ignorando la referencia musical que nunca tuvo sentido y que ya estaba pasada de moda cuando fue creado, porque el creador original tenía tan poca idea de cultura popular adolescente como de anatomía, proporción o caracterización) es toda una sorpresa, pero le hace pasar de un chiste a probablemente el personaje más profundo de la serie. La relación entre los protagonistas también se define mejor que nunca, dejando claro que son una familia y lo más importante del mundo los unos para los otros, pese a lo que parezca, con muy buena caracterización, creible de adolescente, para todos. Pero aún hay más, se da una explicación de porque el grupo se ha recreado en plan post-Crisis, y aunque usa Worldstorm (la reconstruccion del universo en CA: Armageddon) como pseudo-excusa, se revela muy acertadamente que los originales no han sido borrados de la continuidad, sino que sus historias ocurrieron, con una explicación que debería contentar a todos. Y se desarrolla muy bien el universo Wildstorm: Parte de la historia es un cruce con Tranquility (que también se refleja en el tomo de más arriba, aunque puedes leer las dos partes independientemente sin problemas) que contrasta bien al grupo con los Mocosos Libertad, que son a los 00 casi lo que Gen13 era a los 90… pero más divertida es la aparición de… los Authoriteens. Que es básicamente lo que suena, pero mezclando a la Autoridad con los Jovenes Titanes, no los actuales, sino los de los 60, hablando en jerga que nadie usa, y siendo increiblemente educados, inocentes y santurrones, aunque con la actitud totalitaria de sus inspiradores. El combate con ellos es tanto desternillante como chulo, pero lleva a un par de conclusiones serias muy buenas. Y para terminar, hay una historia que cierra el círculo y lleva a Gen13 a un conflicto final con sus creadores, con un giro muy bueno, que es una gran conclusión a los temas de la serie, con un final muy triste, pero que queda muy bien. El dibujo de Barberi es a veces demasiado exagerado y no termina de hacer bien algunos detalles, pero por otro lado, le sabe dar emoción a la cara de los adolescentes, y los diseños de los Authoriteens y la pelea son buenos. Una pena que no sólo se acabe la colaboración de Simone para Wildstorm… dada la manía irracional de los editores de Planeta a tan genial guionista, probablemente sea lo último que veamos aquí de ella hasta vete a saber tu cuando. Menos mal que está Norma, que tiene un criterio de selección cuerdo. Muy Recomendado (10)

Green Lantern: La Guerra de Sinestro Corps Nº3: Seguimos a ritmo acelerado, y enseguida se han acabado los capítulos centrales, dejando sólo el final para el mes que viene. Poco se puede decir de la historia, ya que se mantiene consistente, con un montón de momentos chulos, tanto de acción como de personalidad pura, y cada vez más conforme la guerra se recrudece. El primer capítulo de Cuerpo continua la Batalla por Mogo, paralelamente con la Batalla en Ranx, y es más o menos lo mismo que el capítulo anterior, pero más bestia, si cabe, sobre todo dada la revelación simultanea que afecta a ambas series casi al final. El primero de la serie madre empieza con un tema serio alejado de la acción, pero siguiendo un subargumento de la serie, y su tema principal sobre superar el miedo: En las historias normalmente vemos a los personajes superar sus miedos y atreverse con un sueño… ¿pero que pasa cuando aún así fracasan? Eso dura poco, de todas formas, dejando paso a más acción. El escape de Hal y compañía de Qward es una maravilla de momentos brutos uno detrás de otro (que dan para una portada genial, que redime en parte la mala idea en la que se basa) y el final es escalofriante, tanto por lo que hacen los malos, como por lo que hacen los “buenos”, que es presentado con suficiente ambigüedad como para dar para varios tipos de enfoque, aunque esté claro que se supone que es algo preocupante. La siguiente historia cierra una de las amenazas principales, y aunque la manera de hacerlo era bastante obvia, aún así logra sacarle un par de momentos asombrosos o tres, magnificamente plasmados, como todos, por Ivan Reis. Y pone las cosas trepidantes para el capítulo final, al haber desplegado el Cuerpo de Sinestro todas sus fuerzas, con los protagonistas como la pequeña resistencia que va a patear muchos traseros. Por último, las cosas convergen en el siguiente capítulo de Cuerpo, el último de Gibbons en la serie, donde vemos a todos los protagonistas de la serie participando en el principio de la batalla final. La verdad es que queda algo anticlimático después de tanta intensidad en capítulos anteriores, pero al menos mantiene las cosas calientes hasta el mes que viene, y no carece de buenas escenas, como el memorable round 2 de Kilowog vs Arkillo, o al Anti-Monitor haciendo de las suyas. En una escena un poco chapuza donde uno de los protagonistas obtiene un nuevo papel, que más o menos se veia venir, pero no termina de estar bien hecho. Y el final chafa el especial de Superman-Prime, pero era inevitable dados que transcurren en paralelo. Lo único realmente malo de todo esto es el dibujo de ese capítulo, que no sólo no tiene prácticamente aportación de Gleason, es que sus suplentes están muy por debajo de su altura, no hablemos ya de la de Reis. Unzueta y Alixe son a veces confusos, siempre feos y escasos de detalle, y sin nada de fuerza. Una pena, pero si es lo único malo que se puede de decir del crossover, vamos bien. Así es como se hace. Muy Recomendado (9)

Resistance Nº2: Los heroicos cyberpunks superguays se enfrentan al corrupto gobierno y ganan gracias al poder de las armas y la tecnologia pirata. A-já. Lo que podías esperar de algo así, que no es mucho, y poco más se puede decir. Dibujo competente de Santacruz, pese a los trillados diseños. No Recomendado (4)

Spirit Nº3: La primera historia tiene una idea muy curiosa, con Spirit enfrentandose a un villano cuyo malvado plan implica usar perjudicialmente sus derechos de imagen. No es un argumento que sea frecuente en comics, aunque alguna vez se ha hecho, y también en las series de dibujos animados de las que Cooke claramente se influencia. Un poco exagerado en plan chorra, pero funciona dentro del tono de guiño al lector que tiene la serie cuando no se pone muy seria. La segunda historia no es una historia de Spirit en absoluto, es una de esas donde el personaje apenas aparece al principio y al final, y es una excusa para contar la historia de un personaje incidental. Es una historia bastante extraña que incluye gente volviendose azul, que de nuevo, debería ser demasiado chorra para una serie supuestamente normal como esta, pero dentro del universo caricaturesco que se montado Cooke, queda creible como una más de las cosas exóticas que ocurren. Es una historia sobre la celebridad, sobre la tragedia de una persona en concreto, pero también tiene algo de comentario en general sobre famosos y modas, que no es precisamente sutil, pero es acertado. Y la historia tiene más que el comentario, así que funciona bien. El dibujo sigue siendo bonito. Recomendado (8)

Superman Nº13: Número doble con el anual que sirve de conclusión a Camelot Cae. Ahora que Arion se ha revelado como el malo de la historia, la verdad es que ha perdido. Una cosa es el dilema ético que plantea, que es interesante, pero como un combate Superman vs un mago, no es ni de lejos tan interesante. Y al tenerle como villano directo, la maravillosa actitud borde que le ha dado Busiek a Arion no se puede ver mucho, aunque al menos tiene un par de frases que le hacen más divertido de leer que un villano típico, más si cuentas que no sólo cree hacer lo correcto, puede que hasta tenga razón. Las escenas de pelea tienen algunas hazañas impresionantes por parte de Superman, pero se vuelven un poco aburridas. Lo que queda bien es como prácticamente todos los elementos que Busiek ha ido presentando a lo largo de la saga juegan un papel en el final, o tienen algún tipo de epílogo. Y la conclusión del tema central de si Superman hace demasiado o no, al igual que otras subtramas, se resuelve bien, con un final abierto, pero con buenas reflexiones. Buen dibujo de Pacheco, con algunas imágenes impactantes, pero otras veces le falta algo de detalle y parece algo plano, se nota que ha acabado un poco quemado con esto y se va a hacer algo más a su ritmo. Y así termina una saga que probablemente ha durado más de lo que debería (8 partes, que aquí ha sido un año… pero en EEUU fueron 16 meses debido a retrasos) y quizá no quedaba bien del todo nada más comenzar una etapa, pero que al menos ha ofrecido muchas cosas, algunas de las cuales no han estado nada mal. Además, como la historia originalmente iba a ser un número normal que se cambió a anual por los retrasos, tiene más cosas, al estilo de los anuales clásicos. Desgraciadamente, una de las cosas es algo retro que ahora no tiene sentido, fichas de algunos de los personajes de la saga, que si la has estado leyendo, no te dicen nada nuevo, ¿y para que vas a comprar esto si no? La otra es mucho mejor, es una historia de complemento también escrita por Busiek. La idea es cementar la nueva Familia Superman, y aprovechando que Superman vuelve a ser alguien que pertenece e interactua rutinariamente con culturas alienígenas (de las que no se diferencian en absoluto de equivalentes fantásticos, o si me apuras, de las terrestres, pero eso es otra historia), desarrollar a Superman como un hombre de familia, y a su familia como la típica familia americana bien adaptada… con la gracia extra de que, como en este caso, los picnics son en mundos alienígenas. Es una historia que casi se pasa se dulce (y si un picnic familiar sin conflictos te suena repelente, sin duda te lo parecerá) pero plasma bien cada personaje y su papel en la familia, especialmente a Supergirl, que se dejan de tontería y la presentan como la idea original que mejor funciona, la de la prima adolescente responsable que es un encanto. La interacción con Chris está muy bien, igual que otras interacciones poco comunes. Aunque el centro de la historia está claro, de manera nada sutil, que es dar un último vistazo antes de que pase cierta cosa importante que es muy evidente que va a pasar, incluso sin ver las pistas en otros sitios. Muy buen dibujo del futuro dibujante regular, Renato Guedes, que hace a todo el mundo bonito y expresivo, y al mundo alienígena muy cuidado y bucólico. Y ahora que lo pienso, esta historia va después del próximo par de números, pero con los retrasos, es muy dificil publicarlo todo en orden. Recomendado (7)

Tom Strong Libro 4: Terminan los números escritos por Moore, y empieza el relleno heredado por otros autores, que son ya números inéditos en España. La primera mitad es la última historia de Moore que ya se publicó aquí hace 4 años. Es una historia de universo alternativo, donde la gracia sobre todo es ver como han cambiado los elementos establecidos en la serie hasta ahora, y ver a personajes de otras series de ABC aparecer. La historia es un poco tipica, pero está bastante bien. Desgraciadamente, Sprouse no está en esta historia, pero Ordway suple bastante bien, con un estilo algo más tradicional. Los siguientes dos números si tienen a Sprouse, pero escribe Peter Hogan, que es un guionista que ha escrito historias olvidadas de 2000 AD y Vertigo tradicional, y luego se volvió el heredero de Moore en ABC antes de que terminara. La primera es una historia bastante tonta de Tom y un secundario en la Luna, incluido un final graciosillo que no es gracioso en absoluto. La segunda es una historia más emotiva, rescatando a un personaje que, si no me equivoco, había sido mencionado únicamente una vez en números anteriores, y contando que fue de ella. No está mal, y tiene un buen final, aunque algo predecible. Por último, hay un raro ejemplo de Geoff Johns escribiendo una historia fuera del Universo DC, con una historia de ciencia-ficción bastante original, divertida y creativa. De hecho, es probablemente lo más cercano que ha estado ninguno de los guionistas que no son Moore de clavar su estilo en la serie. Y supongo que no es una coincidencia que Johns, un guionista popularizado en cierta medida por fans acérrimos de los superhéroes, haga una historia sobre uno de los Strongmen de America, que son básicamente su equivalente dentro de este universo, con un final que es a la vez entrañable, y con algo de mala leche, respecto al fanboy protagonista. El dibujo de Paul Leon queda un poco raro en esta serie, siendo oscuro y sucio, pero más o menos pega para la historia. Recomendado (7)

¡Oconomowoc! La semana que viene… los 4 Fantásticos se enfrentan a una amenaza alienígena o dos, Daredevil continua con la miseria imparable, Iron Man vuelve a lo suyo, mientras que Thor se dedica a darle su merecido, Lobezno continua con las tonterías, Nuevos Vengadores continua el ascenso de la Capucha mientras que Poderosos Vengadores termina por fin con Ultron, Patrulla-X y X-Men continuan haciendo tiempo contra villanos de segunda hasta que empiece el crossover, Punisher tiene tiros y más violencia, Thunderbolts tiene otro especial de relleno, Ultimate Power continua jodiendo la marrana, Ultimate X-Men continua buscando una dirección, New X-Men tiene un respiro entre las matanzas, X-Factor continua con el Iconoclasta, World War Hulk simplemente continua imparable, y Spiderman… oh, Spiderman tiene algo llamado Un Dia Más, no se si habrás oido hablar de eso. Va a ser divertido. Oh, ¿y Astonishing X-Men y Runways? Siguen sin existir, por supuesto. Hasta entonces, (y un poquito de paciencia si tardo un poco más de lo normal) nos vemos.