La máxima de hoy: Siempre hay que tener en cuenta que si alguien es capaz de algo, por mucho que creas lo contrario, será capaz de hacerte ese algo a ti, tarde o temprano, en las circunstancias adecuadas. Así que tenlo siempre en cuenta. (Y aunque el caso real que me impulsa a decir esto ahora no es de ese tipo, si la gente interiorizara esto, se evitaría una gran parte de los horribles casos de maltrato y violencia doméstica)

En un apartado más agradable, y aunque no suelo comentar las películas que veo no conectadas con los comics, Paul O’Brien (mi inspiración como crítico) habló de ella, así que puedo también. Aparte de Batman VI (ver más abajo) esta semana fui a ver Mamma Mia. Ya había visto el musical en vivo hace un par de años, y desde luego, si eras fan de los musicales y de ABBA, era una pasada. Si, era increiblemente rebuscado, chorra y camp, pero eso era parte de la gracia. Divertirse con un espectaculo camp, música chula, un gran montaje y unos personajes divertidos que hasta logran generar emociones alguna vez. Ayudaba una buena coreografia y muy buenos actores de ese estilo, claro. En cuanto la película… bueno, el guión es virtualmente el mismo (han quitado 3 o 4 canciones, que aparecen la mayoría como música instrumental de fondo, que también incluye el único gran éxito que no pudieron meter originalmente, y han recortado un poquito algunas escenas, pero eso es todo… bueno, con respecto a la versión española hay otro cambio, pero es porque la versión española cambió una cosa del original, en concreto quitar el personaje gay… en serio, ¿por qué cojones hicieron eso? No es que España sea un pais más homofobo que EEUU) y la coreografia es similar, pero los actores… Dios, los actores. La mitad no saben cantar, y en el caso de Pierce Brosnan, es realmente doloroso. ¿No debería haber sido una prioridad en un musical coger actores que saben cantar? Poner a Meryl Streep como la protagonista fue un error por otro motivo, es demasiado mayor para el papel original (y por extensión, hace demasiado mayores a otras dos). Los actores masculinos y sobre todo, la protagonista joven, si están bien elegidos, al menos, dan la impresión que tienen que dar (apuestos con toque de humor en algunos casos, y jovencita que tiene que parecer una niña encantadora, pero también atractiva en algunas escenas, respectivamente) si descuentas lo de cantar. Si ignoras eso, y estás dentro del público objetivo, la recomendaría.

[Si tuviera que hacer lo mismo otra vez, lo haría, mi amigo, Fernando]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas Criticas Reconstructivas. Esta semana, toca algo que quedaba coleando de Planeta, y los tomos de Panini. Que no parecen haber recibido la nota de que estamos de vacaciones: 8 tomos, más que muchos meses. Por otro lado, tiene más sentido sacar más novedades en verano, cuando la gente está aburrida y tiene tiempo libre, pero resulta raro verles llevar la contraria a la manera de actuar convencional.

El tomo que no comento es el siguiente en la reedición de los Vengadores de Busiek y Perez, que lleva Ultron Ilimitada. Definitivamente, la historia definitiva de Ultron, nada se ha acercado siquiera a ese nivel, y un claro ejemplo de cómo escribir a los Vengadores, y en general historias de superhéroes de acción.

Hablando de acción, hace poco, Tom Brevoort colgó en su blog la idea original para Guerra Mundial Hulk. Si te decepcionó el final de la saga, tienes que echarle un vistazo, para ver a quien hay que culpar de la mierda de final, y otros problemas anteriores. Pista: No es a Greg Pak. La premisa original tiene una escala mucho mayor, usa mucho mejor a todos los personajes Marvel (incluidos los extrañamente ausentes), fluye de manera mucho más coherente, deja más claro quienes son los buenos, y tiene un final mucho, mucho mejor, que realmente pega con el resto de la historia. Hasta tenía un título menos estúpido. Podría haber sido la historia definitiva de Hulk, en vez de la cosa entretenida pero fallida que ha sido. Pero bueno, es lo que suele hacer Marvel, interferir editorialmente hasta joder lo bueno que tienen. El documento está aquí

Ahora, novedades americanas: La más llamativa en Marvel es 4 Fantásticos: Historia Verdadera, una miniserie muy imaginativa y divertida por Paul Cornell, haciendo homenaje a las novelas de Jasper Fforde. Si en Marvel necesitan un buen sustituto cuando Millar se vaya, ya saben a quien llamar.

Menos interesante es otra miniserie, el retorno de NYX, sin nada de lo que llamó la atención la primera vez. A decir verdad, el dar menos la lata con lo serio y realista que es hace que quede mejor, pero sigue sin ser nada del otro mundo, de película del mediodia con poderes.

Y siguiendo con miniseries innecesarias que nadie pidió, Veneno: Origen Oscuro tiene la historia de cómo Eddie Brock acabó convirtiendose en Veneno. ¿No habria tenido más sentido cuando la película? En cualquier caso, tiene poco que no sepas, pero al menos le da cierta plausibilidad psicológica al personaje. Pero sigo sin ver a que vienen estas miniseries de Marvel que no hacen más que expandir un poco cosas que ya sabemos.

En DC, el universo lo único nuevo que saca es Reinar en el Infierno, que básicamente, es Giffen haciendo para la magia de DC lo que hizo para la ciencia-ficcion de Marvel en Aniquilación. Desgraciadamente, ha llevado su mania de ignorar completamente cualquier caracterización o historia anterior de un personaje para reinterpretarlo completamente de cero de manera que no tiene ningún parecido, que en el caso de DC es aún más sangrante, porque se supone que la Crisis permitia eso, pero ya iba a dejar de pasar después. Pero no dejará de pasar mientras contraten a gente como Giffen. Una pena, porque la premisa prometía.

Pero lo más curioso de DC está en Wildstorm, que tiene su enésimo relanzamiento este mes. La idea esta vez es haber transformado el universo donde transcurre en algo único y diferente de los demás, y suena interesante. El encargado de montar la idea general es Chris Gage, que también escribe historias de complemento en toda la linea contandonos que ha sido de personajes olvidados, y escribe Wildcats. Desgraciadamente, esta en concreto es bastante genérica, haciendo lo obvio con la premisa, y no pudiendo sacarle mucho partido a los personajes tan cutres que tiene. Abnett y Lanning, sin embargo, si le sacan partido en Authority, haciendo algo original con el grupo por primera vez en mucho tiempo. Si que parece intrigante y revitalizante, por una vez. La pena es que a estas alturas, es difícil que el relanzamiento funcione, comercialmente hablando, pero si da para algunas buenas historias hasta entonces, ya es algo.

Por último, en Image, Millar saca otra miniserie de creacion propia, Héroes de Guerra. Lo bueno es que, como es habitual en Millar, tiene una premisa muy buena, y al menos se corta un poco con las tácticas de choque para ver lo burro y molón que es. Lo malo es que, como es habitual, sigue siendo una historia muy superficial, que se centra sobre todo en usar referencias al mundo real para llamar la atención, lo cual queda ridículo al ver la poca comprensión que tiene Millar de cómo funciona la política y la gente en el mundo real. Para pegarse de cabezazos contra la pared.

Y ahora, las novedades de aquí:

Aniquilación: Conquista Nº3: Primero, termina la miniserie de Starlord y su escuadrón suicida, y Giffen logra una buena mezcla entre el heroismo emocionante y el humor negro, ambas cosas apropiadas dado lo desesperada de su situación. Lo más sorprendente es que se contenga y no mate a ningún personaje útil, lo que significa que, o por fin ha aprendido la lección, o que el editor por una vez está despierto. La historia a veces da algún giro de más para que no se acabe demasiado pronto, para un bando u otro, y a veces son un poco rebuscados, pero en general da una buena sensación, y tiene buenas escenas, serias o graciosas, para cada personaje. Buena miniserie, aunque el dibujo de Green no sea muy bueno. Y luego toca la otra miniserie, que curiosamente, está dedicada a un nuevo protagonista, el Fantasma. La mejor manera de definir al personaje, y por extensión, el tipo de historia, la dicen al final de la historia: Es el Kree Sin Nombre. Es decir, es un western espacial. Con un protagonista solitario, taciturno e increiblemente duro (aunque para más coña, no sólo tiene una pistola con la que no falla, esta tiene otras habilidades para que sea aún más chulo) metido en una misión personal de venganza en un mundo sin ley. Hasta ahí, una premisa muy chula. Desgraciadamente, Javier Grillo-Marxuach, aunque tiene la idea correcta para este tipo de historias, no la ejecuta del todo bien. Fantasma no tiene más personalidad que la venganza, como corresponde a este tipo de personajes. Pero el truco para que aún así sean interesantes es hacerlos muy chulos, y meternos bien en lo inevitable que es su venganza. Pero Grillo no termina de hacerlo bien. Fantasma es más una colección de elementos que parecen vagamente chulos en vez de un personaje realmente chulo. Y su casi invencibilidad no sale de algo que sea el personaje, sino de que casualmente tiene una habilidad que funciona mágicamente bien contra la Falange. Así que la historia va de un personaje no del todo definido, masacrando robots excepto cuando convenientemente no sirven sus habilidades. Hrm. La historia mejora cuando aparecen protagonistas de la primera Aniquilación, (uno de los cuales no será ninguna sorpresa teniendo en cuenta cual escribió Grillo antes, y del que habría hecho una segunda mini si no hubiesen sacado Conquista) que son los que tienen los verdaderos momentos personales, algunos de los cuales brillan. De hecho, el conflicto de personalidades, y los sacrificios y decisiones duras que tienen que tomar es de lo mejor del tomo. Otras cosas buenas son algunos momentos muy brutos, y el origen de Fantasma, que al menos es original. La revelación sobre el benefactor de los protagonistas también está bien, enlazando con Quasar. Pero el resultado final es una historia que no termina de cuajar, aunque ves en algunos momentos lo que podría haber sido, y el potencial del personaje. El dibujo de Kyle Hotz es apropiado para cosas oscuras como Encapuchado o esto, aunque no le da la textura que tendría que tener un western. Aún así, para la acción exagerada y oscura, está bien. En definitiva, las minis de Conquista han tenido problemas como las originales, quizá incluso más, pero al menos han intentado innovar dentro de lo mismo, y no se puede decir que hayan sido un fracaso. A ver si pasa lo mismo con la miniserie principal. Recomendado (7)

Aniquilación Conquista: Nova: O quizá el titulo es al revés, no está muy claro. Esta es la cuarta “miniserie” del crossover, solo que esta vez es una saga dentro de la serie de Nova, en vez de publicarse aparte, pero vamos, es la misma idea. Es problemático: Por un lado, es lógico involucrar a Nova, que ahora es el principal superhéroe espacial, en la gran saga cósmica del año, sobre todo dada su relación con los otros protas y teniendo los mismos guionistas. Por otro, la serie a este paso va a acabar no teniendo nunca su propia identidad o dirección, ya que en los primeros 7 números, 6 han sido crossovers con otras cosas. Abnett y Lanning intentan establecer un equilibrio entre servir al crossover, y continuar lo poco que ha tenido tiempo la serie de establecer como sus propias historias. La historia tiene a Nova metiendose en el follón en Hala, que pega con su misión establecida. Pero como ya hizo el papel de héroe madurando en la primera Aniquilación (y ese papel lo tiene Quasar esta vez, además), esta vez le toca uno distinto y bastante más curioso, casi opuesto, pero que también sigue con la dirección de la serie de tenerle como único superviviente de su Cuerpo y portador de una mente-ordenador. Además, también tiene la misión de recuperar a dos personajes más de Aniquilación, para que sea una secuela en condiciones. Y finalmente, tiene que dar una excusa para que Nova no se vea involucrado en el resto de la saga, y la serie pueda seguir con sus tramas mientras Conquista continua en la miniserie aparte. Eso queda algo forzado, dado el escudo supuestamente impenetrable donde transcurre, pero deja una buena situación a cambio. En cuanto a la historia, es relativamente original, y en un par de ocasiones va por donde no te imaginas que va a ir. Dentro de eso, es una historia de “rebeldes desesperados contra un enemigo que les supera” y tiene unos cuantos tópicos dentro de eso, pero no está mal hecho. Y la Mente-Mundo le añade una perspectiva narrativa original, dentro de lo que cabe. Y aunque algunas cosas ocurren porque tienen que ocurrir por exigencia del guión, al menos AbLan les da cierta fuerza mientras pasan. Por su parte, Sean Chen lo hace bastante bien, con un tono más superheroico que de ciencia-ficción, pero esa es la parte que le toca a esta saga dentro de la saga. Una parte de la saga que funciona bien y no querrás perderte si la estás siguiendo. Recomendado (7)

Ghost Rider: Reguero de Lágrimas: Curioso en el hecho de que es una idea de la película transplantada al comic en el que se basó, y en el hecho de que, por una vez, no traducir el nombre ha salido bien. La idea es una extrapolación bastante sensata del concepto de los Espiritus de la Venganza: No sólo hubo otros portadores antes de los actuales, uno de ellos era en el Oeste, que además de una idea visual alucinante, es un homenaje al hecho de que el primer personaje llamado Ghost Rider era un héroe del Oeste (aquí Jinete, en vez de Motorista) que no tenía nada que ver. En la peli eran el mismo personaje, pero este parece ser otro. El guionista es Garth Ennis, que aunque parece que ya había dicho todo lo que tenía que decir del personaje en la miniserie que lo relanzó, siempre está dispuesto a ceder si le ofrecen un género de los que realmente le gustan. La cosa es que Ennis no parece precisamente interesado en este Jinete Fantasma, porque no es el protagonista, y no aparece hasta después de la mitad de la historia. No, es una historia sobre un vaquero más normal, cuya misión personal se cruza e intersecta con la del Espiritu de la Venganza. Que hace de ayuda a veces, de incordio otras, y de moraleja sobre la venganza y a donde te lleva, en general. Así que es una historia seria del oeste, hasta cierto punto dura y realista… al menos hasta cuando los elementos fantásticos de horror aparecen, pero entonces también va en plan duro y oscuro, de ver lo horrible que es el bicho, no lo chulo que es. No es lo que uno esperaría, pero queda efectivo dentro de este tipo de historias, sobre lo duro que es ese mundo y lo vacio de la venganza. El dibujo por ordenador de Clayton Crain sigue quedando raro: Ciertamente, hace que el Jinete Fantasma parezca algo fuera de lugar e inquietante, pero los personajes siguen pareciendo muy plásticos y artificiales, y sus decorados son demasiado perfectos y blandos para una historia así. Aún así, uno para fans de Ennis y los westerns. Recomendado (7)

Heroes de Alquiler: World War Hulk: La serie ya ha terminado, pero no es que nadie le preste atención a esto, de todas maneras, así que da igual que salga tarde. La serie empezó con crossovers, y termina con crossovers. Quien a crossover mata, a crossover muere, supongo. La verdad es que es una serie que únicamente existe por esos crossovers, para darle algo de atención, a lo que realmente es una serie de grupo genérica sin absolutamente nada que la haga llamar la atención. En teoria estaba la cosa de que eran mercenarios y más callejeros, pero al final ha sido una como cualquier otra, y no precisamente buena. Este tomo incluye la infame portada que parecía porno de tentáculos, que lo único que hace es recordar que en Marvel no se molestan en comprobar si lo que publican es vergonzoso. El contenido tiene a los héroes metidos en la Guerra de Hulk, de manera inconsecuente, por supuesto, en concreto la invasión de los bichos que están a su servicio. El resultado es una aventura contra un puñado de bichos, liderados por una versión monstruosa del personaje de chiste Entomólogo, en plan completamente en serio. De manera alargada y estirada. En plan melodrama puro. Sin ni una sola idea original o creativa. Con el único desarrollo de personajes en plan melodrama forzado. Y dibujo que a lo mucho aspira a mediocre. Es una mierda de tomo, lo peor de una serie que a lo sumo, fue mediocre. Se merece la temprana cancelación, y con suerte, la continuación que anunciaron hace un año no se llegará a hacer, porque por una vez, las ventas fueron tan malas como la crítica. Una lástima que el perpetrador, Zeb Wells se haya ido a jorobar a Spiderman, pero al menos allí estará controlado. Evitar a toda costa (2)

Justicia Nº12: La miniserie termina, y no creo que sorprenda a nadie si digo que los buenos ganan. Algunos hacen cosas medianamente originales que de alguna manera cierran su mini-trama en la miniserie, pero en general, no es nada del otro mundo. Y eso ha sido la miniserie, en general. Un comic muy, muy retro y simplista en su manera de tratar a los personajes, (la influencia de Ross) pero que encima se toma a si mismo como algo muy serio y trascendental (la influencia de Krueger). Eso llega a un punto absurdo en este final, donde como en otros proyectos dirigidos por Ross, el mundo acaba transformandose mágicamente en un lugar mejor gracias a los héroes, tirando por la via fácil que incumple sus propias reglas. Y por mucha nostalgia que tenga, en la mayoría de casos, estas versiones de los personajes no están ni de lejos tan bien hechas como en el resto del Universo DC, con alguna excepción donde la han cagado tanto que una vuelta al simplismo vendría bien. Añadele ideas bastante rebuscadas (no, Wonder Woman no es un golem, y únicamente está hecha de arcilla en el mismo sentido que los humanos están hechos de esperma) o directamente ridículas (la Liga de la Justicia con armaduras de colores) y tenemos algo que supongo que es lo que quería Ross: Los Superamigos, pero en plan exagerado. Si eso es lo que quieres, un regreso a esos tiempos, te gustará, si no, nada que recomendar aquí. Porque la mezcla de bocetos de Braithwaite y acabado/coloreado de Ross tampoco ha terminado de funcionar. Es decir, el dibujo es sólido y hasta impactante, pero queda con un aspecto claustrofóbico, de unas imágenes que quieren ser más grandes de lo que son, y parece que estén cortadas por los lados o aplastadas, con perspectivas difíciles que en vez de darle más impacto se lo quitan. Neutral (6)

Nightwing Nº5: Termina la historia del nuevo Vigilante y los flashbacks a los últimos días de Dick como Robin. Esa última parte es la más interesante, porque, francamente, es mucho mejor historia que todas las chorradas dixonianas y así, donde todo movimiento de Dick en el pasado ha girado en torno a Batman. Aquí le tiene como un joven que ya no está a la sombra de su padre, y se mete en la clase de situaciones que le hacen a uno crecer y establecerse como su propia persona, y no como Batboy Jr. Tiene bastante tono de cine negro, lo que le pega. No es especialmente original, pero vale. En cuanto al nuevo Vigilante, no deja de ser un justiciero genérico, que cumple su papel en la historia, pero nada más, porque Wolfman se guardó cualquier revelación sobre él para una miniserie posterior que parece haber caido en el olvido. El villano, por su parte, es un poco cutre. Nada fuera de lo convencional, pero Wolfman sabe hacerlo aceptable, gracias a que escribe una historia que no cae en tonterías y con buena caracterización. El mayor problema es el dibujo de Diego Olmos, que es una mala imitación del manga. Sobre todo en las caras de los personajes, que tienen todos el mismo horrible perfil, da igual el sexo o complexión. Neutral (6)

Outsiders Nº8: Aquí empiezan los 5 especiales entre el número anterior y el final de la serie, sobre la nueva alineación del grupo ahora que llega Batman. Curiosamente, pese a que Planeta está sacando cosas de series regulares en tomos, estos especiales que quedarían bien en tomo, aparte de porque queda bien temáticamente, porque la serie se va a quedar atrasada respecto a las demás si no. Pero bueno, ellos sabrán. La idea aquí es que Batman sigue siendo un capullo, porque los editores idiotas no se han dado cuenta de que los guionistas buenos le han cambiado la caracterización, y se dedica a meter al actual grupo de Outsiders en misiones, junto con otros héroes sueltos, para hacer su selección de la nueva alineación según su actuación. Es una gilipollez forzada, pero bueno, no influye mucho en las historias, que son cada una de su padre y de su madre. La primera es la más prometedora, escrita por DeFillipis y Weir, a los que DC sigue sin dar una serie, o una historia que no venga ya pre-escrita, lo cual es una pena. Es la única que tiene a dos miembros actuales, Nightwing y Baby Boomer. Apropiadamente, sigue elementos del último trabajo de los guionistas, el Escuadrón Suicida, dados los trabajos que Boomerang ha hecho para el grupo, y dando pistas de cual iba a ser la nueva dirección del grupo antes de que la cambiaran. Pero también cogen cosas de historias pasadas para por fin tratar y responder a cosas que Winick y otros guionistas realmente tendrían que haber hecho antes, como que narices pinta alguien honrando la memoria de un villano que mató al padre de un amigo, Nightwing por fin reaccionando a la destrucción de Bludhaven, y aunque no se menciona, también una conexión con lo que ha pasado recientemente en Flash. Todo ello con buena caracterización y una historia donde no hay soluciones fáciles ni alguien absolutamente en lo correcto. Y al final resulta ser casi un juego de ajedrez entre Amanda Waller y Batman, lo que promete aún más. Buena historia, pero el dibujo de Freddie Williams deja un poco que desear: A veces no deja clara la acción, sus diseños para el malo son algo ridículos, igual que su anatomía a veces. La otra historia es más lo que uno espera de una serie de especiales aleatorios de este tipo: Es un team-up entre Katana y la nueva versión de Shazam, cuya miniserie origen aún no se ha visto aquí, por alguna razón. En realidad, este apenas aparece más que para ayudar en una cosa, es una historia de Katana por Mike Barr, su creador y guionista de los Outsiders originales, y demuestra porque la serie original no es particularmente recordada. Es una historia bastante genérica de espadachines mágicos, llena de estereotipos orientales místicos y cosas que actuan mágicamente por exigencia del guión. Mientras tanto, Katana no tiene otra personalidad que ser una guerrera estoica, mientras que los villanos ni eso. Una historia olvidable, con dibujo ligeramente por encima de mediocre de Kevin Sharpe. Por último, Bedard, que iba a escribir el relanzamiento, escribe epílogos contandonos si los protagonistas han sido elegidos, y hace lo mejor que puede con la premisa. En un caso no hay sorpresa alguna, en el otro si. Una historia irrelevante y mala, la otra buena e interesante para seguidores de los personajes, lo que demuestra lo mal concebido que está esto. Neutral (6)

Spiderman Family: Antología trimestral que no es del todo un sacadinero. Más bien es algo para los lectores que estaban hartos de las historias enrevesadas, oscuras, demasiado serias y alejadas de lo que debería ser Spiderman que se hacían en el momento (aunque ahora sirve para los que rechacen la versión “hemos vuelto a como eramos hace 30 años via pacto con el diablo”), es decir, tradicionalistas, lectores ocasionales, jovenes, y completistas. Y la verdad es que hay absolutamente de todo aquí dentro, muy variado en tono y calidad, aunque está claro que son todo pequeñas historias como las que solían salir en anuales o Unlimiteds. Hay una bastante curiosa, por DeFalco y su habitual colega Lim, sobre Spidergirl, que sirve no sólo para recordarnos que su versión presente pero de menos éxito, Araña, existe y sus parecidos y diferencias, y de paso, mencionarnos muchas otras curiosidades relacionadas con Spiderman con los años, incluido Spider-Ham. Curioso, sobre todo para los que pillen las referencias o fans de Spidergirl. Después Sean McKeever, antes de irse a DC, nos da una historia que es un homenaje a Spiderman y sus Asombrosos Amigos. Eso ya es malo de por si, pero el problema es que intenta meterlo con calzador en la continuidad Marvel, cuando no tiene sentido, y al parecer, sin haber leido un solo comic donde salga Estrella de Fuego: La personalidad no se parece en nada, y nadie parece darse cuenta de lo raro que es que un veinteañero como el Hombre de Hielo intente ligarse a una quinceañera, entre otros fallos más pequeños. Lo único redimible es el dibujo, por buenos autores como Oliffe, Dragotta o Casey Jones. McKeever contribuye a otra historia, que es un intento de aprovechar el tirón de la peli, transcurriendo en los tiempos del traje alienígena, con aparición del Hombre de Arena. Básicamente, una versión más cómica de las historias de la época donde el traje hacía a Spidey sonámbulo, que está bien como coña nostálgica, con dibujo aceptable del novato Bobbett.

La siguiente historia es una pelea de gatas, literalmente, entre la Gata Negra y la Gata Infernal, que logra el increible hecho de contradecir muchos detalles básicos de la cronologia de ambos personajes… lo cual sería perdonable normalmente, pero joder, estamos hablando de personajes minoritarios, que además existen en el presente. No tiene sentido hacer historias en el pasado si vas a contradecir ese mismo pasado, estropea la misma base del concepto. Además, es una historia bastante chorra, el normalmente genial (y conocedor de los personajes y su historia) Van Lente es capaz de mucho más. Después, vuelve McKeever y el tirón de la peli, con una historia de Spidey vs Veneno, pero usando el Veneno que tenía otras cosas en mente aparte de vengarse de Spiderman. Nada que no hayas visto antes, pero competente, con buen dibujo de Kano. Después toca una historia bastante estúpida y de aspecto horrible sobre el Lagarto. Después viene una historia que bien podría haber sido de la línea para niños, porque tiene el mismo equipo creativo, y la misma fórmula clásica y genérica con toque ligero y simplista, esta vez con los 4F y Electro. Tras eso volvemos a la continuidad y a Van Lente, con una historia que tenía que pasar: La lucha por el nombre de Escorpión, entre la chica nueva creada por Van Lente y el actual Veneno. Empieza bien, pero termina con Van Lente tomandose de manera demasiado literal el nombre de Veneno, aprovechando una ironía que no es más que licencia artística. Buen dibujo del creador de la chica, Leonard Kirk, pero la historia podría haber sido mejor. La serie original también venía con reediciones aleatorias, y con tiras cómicas de mini-marvels, y esas si que es una pena que no publiquen aquí, porque es de lo mejor que hacen en Marvel, pero se ve que Panini no tiene sentido del humor. Dejando eso aparte, la idea de esto es decente, pero la selección de historias deja bastante que desear. Sólo para completistas. No Recomendado (4)

Stan Lee Visita el Universo Marvel: Esto es… extraño. Para celebrar el 65º aniversario desde que Stan Lee empezó a escribir para Marvel (pese a que entonces se llamaba Timely, y no se parece en nada a lo que le hizo famoso… supongo que no quieren esperar al 50º aniversario de lo que le hizo famoso, por si acaso), aquí vienen 5 especiales dedicados única y exclusivamente a alimentar el ego del viejo Stan y decir lo maravilloso que es. Si este tipo de peloteo no te gusta, no te acerques a un kilometro de esto, porque prácticamente no hay otra cosa en el tomo, y acaba cansando bastante incluso si lo toleras. De todas maneras, hay una gran variedad de talento, y hacen cosas bastante distintas para ser minimamente interesantes. Hay 3 historias en cada especial: La principal está escrita por el propio Stan Lee, y todas transcurre en una extraña versión del Universo Marvel donde Stan Lee no sólo existe, los propios personajes son conscientes de que les ha creado, y es tratado como una gran celebridad. La excusa para cada historia es que alguna de sus creaciones va a pedirle consejo. Lo original de las historias es que, pese a lo que pudieras esperar, el consejo y la moraleja que da a los protagonistas es… bueno, no es precisamente convencional. En el caso de Spiderman, la moraleja es que Spiderman no puede rendirse porque sus aventuras generan mucho dinero a Marvel y eso es bueno, lo cual es probablemente cierto, pero no deja de ser mucho más cínico de lo que uno esperaría de alguien con una imagen tan entrañable como Stan Lee. Y las demás son parecidas: La del Dr Extraño es casi igual, la del Dr Muerte le tiene salvando el día mediante una conclusión similarmente cínica, la de la Cosa es una completa inversión de sus típicas historias, lo que es agradable de ver, y la de Estela Plateada va integramente de burlarse de los continuos quejidos del personaje en su serie original. Hay que verlo para creerlo, y da la impresión de que a Stan Lee ya se la trae todo al fresco, y prefiere divertirse en plan gamberro en vez de hacer lo que se espera de él, lo que es refrescante. La selección de dibujantes es muy buena, toda a base de estrellas marvelianas: Coipel, Davis, Weeks, Larroca y Wieringo, en uno de sus últimos trabajos.

La segunda historia tiene también a autores estrella en historias variadas homenajeando al Hombre: Whedon usa una convencion interdimensional para, de manera original, contarnos lo mucho que influenció Stan a los comics introduciendo drama. Te lo creas o no, es una gran idea, con buen dibujo de Gaydos. Bendis, sin embargo, pasa bastante de la premisa, y su historia es una excusa defensiva e infantil de todas las quejas de los lectores a los cambios ridículos y chorradas que sus amigos y él han hecho en Marvel: “Stan Lee cambiaba cosas, así que cualquier cambio, no importa como sea de ridículo, es aceptable”. Uh, no, Brian Micahel, no, y lo sabes. Lástima de dibujo malgastado de Bagley. Thomas, como era de esperar, tiene la historia más original, ya que es el único que no homenajea a la Edad de Plata, sino aquella de la que él era fan, la Edad de Oro, que es la que da la excusa de esta celebración. La historia es típica, pero al menos recuerda bastante bien las olvidadas creaciones de Stan en esa época, con buen dibujo de Kolins. Por otro lado, en cuanto menos se hable de la historia de Loeb, que es fanfiction de los 4F de Lee/Kirby con McGuiness fuera de lugar, mejor. En cuanto a la historia de Jenkins, como casi todo lo suyo últimamente, va de si mismo, y del puñetero Vigia, ya te imaginas el resto. Buen dibujo de Buckingham experimentando con el estilo, al menos. Y luego están las terceras historias, que son tiras cómicas cortas por diversos autores de ese estilo: Una es inevitablemente de Hembeck, con su uso generalmente gracioso de personajes de tercera. Giarusso hace más o menos lo mismo que en Mini-Marvels, gracioso y entrañable. El autor alternativo Ryan hace una colaboración grotesca que no es graciosa. Beland, de Malas Ventas, tiene una colaboración mejor, sincera aunque algo repetitiva. Y termina con otro alternativo, Chabot, en una historia graciosilla. El resultado final es algo que no es realmente una historia, es el equivalente en comic de una Gala-Homenaje a Stan Lee, pero si puedes aguantar eso, el mucho talento que hay dentro es innegable, aunque no siempre funcione. Recomendado (7)

X-Men: Emperador Vulcano: Miniserie que continua de la saga de Patrulla-X en el espacio de hace poco, porque duró poco y necesitaba desarrollarse más. En otras palabras, es una miniserie de los Saqueadores Estelares, ahora con media familia Summers, y con Vulcano como antagonista. Encima, escrita por Chris Yost, que parece ser el tipo a recurrir ahora cuando la linea mutante quiere una miniserie inutil. Al menos aquí no hay muertes de niños gratuitas. Pero eso es porque más bien hay pocos niños. Porque le pasa lo mismo que a su predecesora, que para ser una historia que supuestamente es algo épico que abarca un imperio de trillones de seres, acaba resultando todo lo contrario. De nuevo, el Imperio Shi’ar consiste exclusivamente en los emperadores, sus asesores, la Guardia Imperial, y unas pocas naves. La sensación de escala es ridicula, y lo que podría ser una gran épica de guerra espacial entre imperios, queda como una cutre historia de superhéroes de las que hacían en los 90. Además, parte de una idea muy difícil de tragar, el hecho de que gente tan racista como los shi’ar han aceptado a un humano como emperador, que despues de una mención al principio, no se molestan en volver a tratar como algo raro. Porque el pueblo shi’ar no existe, por lo visto. Es una pena, porque la premisa no es mala, una alegoría con hechos políticos del mundo real que le pega bastante a los shi’ar… pero acaba degenerando en la misma bazofia de siempre: Peleas chorras entre superhéroes y tropas genéricas, ninguna sensación de escala, malos de caricatura pese a que puedan tener razones válidas, argumentos forzados, ninguna caracterización que destaque especialmente excepto la aburrida locura de Vulcano y la pesadisima angustia vital tipica de los Summers (aumentada aquí por un grupo que no deja de salir pese a que no fueron la mejor idea la primera vez). Encima, el dibujo de Diaz es bastante mediocre también. Al menos el tipo de la espada estúpida tiene un papel pequeño. Pero vamos, una miniserie basura olvidable. No Recomendado (3)

Caballero Oscuro: Para empezar, tiene poco de todos los aparatitos y demás chorradas, por no hablar de la media hora de Bat-tanque de la anterior película, lo cual ya hace de por si que sea mejor película. Pero va mucho más allá, aunque aún haya chorraditas en la acción y en los recursos de Batman (al menos empieza a parecer más formidable sin necesidad de los gadgets) y la voz de Batman continue siendo más ridicula que amenazadora. Dejando atrás eso, se molestan en hacer una historia muy buena (original, aunque se base en algunas cosas en la Broma Asesina) que tiene unos temas muy claros para los que usa y define a los personajes, en vez de simplemente usarlos. El tema central sobre la responsabilidad de un justiciero está muy bien llevado, tratando consecuencias que rara vez se ven, y también el de orden vs caos de los villanos. Hablando de ellos, como ya se ha hablado mucho, la interpretación de Ledger como el Joker es excelente, lo hace perfectamente casi sin necesidad de maquillaje. La versión del personaje es muy buena, pareciendo un cualquiera al principio, pero mostrandose como una encarnación de la mentira y el desorden hacia el final. Como debe ser, te hace sentirte culpable al resultarte gracioso. Más sorprendente es Dos Caras, que es el verdadero núcleo de la película, y el otro extremo una trinidad simbólica con Batman y el Joker. Es probablemente la mejor versión de Harvey Dent pre-transformación que han hecho, un personaje bien desarrollado y útil de por si, sin necesidad de ser un villano. La transformación, por su parte, se hace también de manera creible, y queda un Dos Caras muy fiel a las mejores versiones, como alguien que no puede elegir, pero por lo demás está cuerdo. El resto de los personajes cumple su misión, y ninguno está de adorno, todos contribuyen a la historia y tienen su propia mini-historia: Ambas figuras paternas de Bruce Wayne, Alfred y Lucius tienen que tomar una decisión seria y de cierta ambigüedad según su puesto. Gordon continua con su mismo papel que en la primera parte, sirviendo también como equilibrio entre los puntos de vista más extremos del resto de personajes. Todas las interpretaciones son buenas, claro está. E incluso hacen algo interesante por fin con la chica, por una vez en las películas de comic. Y aunque queda raro el cambio de actriz, es a mejor, Gyllenhaal es mejor actriz y el hecho de que parezca mayor (pese a que es prácticamente de la misma edad que Holmes) le va mejor a la historia. También hay muchos actores reconocibles en pequeños papeles, el más curioso el de Batmanuel (o Richard Alpert, para fans de Perdidos) como alcalde. Lo que no hay son guiños a los comics, que es raro en estas películas, pero consistente con las ganas de ser serio y oscuro, que por una vez, quedan bien. Hay un par de detectives que recuerdan a Bullock y a Montoya, pero es difícil saber si es intencionado. En fin, una película que divierte, hace pensar un poco, hace reir, te mete en los personajes, tiene momentos impresionantes y es fiel a los conceptos básicos. ¿Qué más se puede pedir?

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene, tocan las novedades de Norma. Pero ya veremos cuando será eso. Hasta entonces, tened cuidado ahí fuera.

Anuncios

No se me ocurre nada ingenioso ni curioso que poner…

[Oh, Dios mio, está lleno de estrellas]

Hola a todos, bienvenidos a otra sesión veraniega de estas Criticas Reconstructivas. Esta semana, poca cosa, únicamente los restos mensuales de Panini, y casi todo lo que quedaba de Planeta. Una semana muy pobre, la verdad. Así que sin más preámbulos (novedades americanas, la semana que viene), pasamos a las reseñas:

Batman Nº15: Por un lado, termina la historia de relleno del Espantapájaros. Y es una historia de relleno del Espantapájaros, lo que podías esperar. Supongo que es una mejora respecto a las tonterias recientes de transformarlo en Hulk que hizo Winick. Lo único reseñable, de nuevo, es el dibujo de Mandrake, con mucha atmósfera y miedos muy vistosos. La otra historia tiene otra vez a Dini, y lo anuncian como un crossover con su otra serie, Cuenta Atrás. En la práctica, lo único que tiene que ver con CA es protagonismo en común de Harley Quinn, y lo que sirve es para mostrar la gran diferencia de calidad y de todo entre ambas cosas, pese a que supuestamente Dini ha hecho ambas. Que cada uno especule el porque de la diferencia abismal. En cuanto a esta historia, aparte de explicar como ha pasado Harley de la última vez que la vimos a su nuevo empleo en CA (y de paso, explicar que pasó con su pertenencia a los Seis Secretos, cosa que no se ha visto aquí por cierto odio irracional de cierto editor) es un team-up de esta Harley reformada con el también-reformado-por-Dini Acertijo. Una historia de detectives de lo más peculiar, vaya, mostrando lo que ha cambiado cada uno. Como suele pasar con el Detective de Dini, es una historia simple pero efectiva, y se agradece. El cambio de Harley aún sigue siendo algo difícil de aceptar (sobre todo que Batman y autoridades lo acepten, cuando les cuesta más aceptar el del Acertijo) pero aún así el personaje funciona hasta mejor que de costumbre. Buen dibujo de Kramer, al que le van más estas historias coloridas y desenfadadas que otras más oscuras. Y el mes que viene, comienza la Resurrección de R’as Al Ghul. ¿No os llena de esperanza el dibujo del anuncio, junto el hecho de que es un crossover de varias series con guionistas elegidos al azar y un gran spoiler en el título? Recomendado (8)

Capitán America Nº34: Bucky Cyborg Amargado vs Iron Man Cyborg Amargado. Aparentemente, “Cyborg Amargado” es el nuevo “Oscuro y Violento” en Marvel. Que tiempos más grandes vivimos. Sarcasmo aparte, es exactamente lo que podías esperar. Ni una sorpresa, ni en ideas ni en ejecución, aunque al menos los personajes actuan razonablemente para sus encarnaciones actuales, y hay cierta sensación de climax y de haber terminado otro capítulo de la historia. Nada fuera de lo común, pero más o menos bien hecho. En cuanto al final… como idea temporal puede ser curioso, pero ya veremos. Buen dibujo de Epting. Recomendado (7)

Cuenta Atrás a Crisis Final Nº4: A quien le cuentes esto, no se lo cree. Aunque Cuenta Atrás más o menos se puede leer independientemente de las demás series (es decir, leer otras series no va a hacer que lo que no tiene sentido o no se explica lo tenga), tiene algunos crossovers con otras series, la mayoría innecesarios. Uno de ellos es un crossover de 3 partes en Action Comics, donde se desarrolla bastante más (y mejor) como reacciona Jimmy Olsen a sus nuevas habilidades. Es una buena historia de Kurt Busiek, haciendo bien todo lo que hace mal esta serie con el personaje y ese argumento: Jimmy tiene personalidad y no resulta irritante, y las aventuras en las que se mete tienen sentido y van a alguna parte. Así que al simio al cargo de la edición no se le ha ocurrido otra cosa que meter esa historia en esta serie, únicamente porque una escena de CA continua en ese crossover, pese a que tiene un equipo creativo y tono completamente distinto, no avanza nada de esta serie, y no se parece en nada al resto, dedicando un capítulo entero a cosas que no tienen nada que ver con las 6 historias de CA. Pero lo inconcebible no es eso, aunque sea malo: Lo imposiblemente absurdo es que el comic que meten aquí es la parte 3. Si, tu estás tan tranquilo leyendo esto, y de repente te encuentras con la parte 3 de una historia de otra serie, que encima, para mas inri, aún no ha publicado las dos primeras partes. Y si lo que lees es Superman y quieres una buena historia de Jimmy por Busiek, te vas a joder, porque te tendras que tragar un tomo entero de esta bazofia para tener el final. Así que todos salen perdiendo, supongo que porque alguien pensó “Eh, Cuenta Atrás ya es una mierda, no les importará que lo jodamos más, si se lo tragan todo”. El hecho de que el editor todavía no se haya encontrado mierdas de perro en llamas en la puerta de su casa, demuestra que tiene razón.

Dejando aparte eso, esta serie continua degenerando, con montones de “misterios” que son absolutamente obvios para el lector, pero por alguna razón, no para los personajes, mientras que los guionistas los estiran lo más posible sin ir a ninguna parte, y los personajes siguen actuando de manera convenientemente estúpida. La Busqueda de Ray Palmer cumple el molde bastante exactamente, con la revelacion de que el personaje misterioso du jour es alguien que no habiamos visto jamás, y que es un estereotipo horrible con poderes de exigencia del guión. Jimmy Olsen tiene una repetición más larga de lo que ya vimos el mes pasado, que se supone que es graciosa, pero es vergonzosa, y después se va a seguir el molde otra vez. Pasa una cosa que debería ser importantísima, pero que se deja para el crossover y no se vuelve a mencionar. Mary Marvel, por su parte, se está convirtiendo a pasos agigantados en un personaje realmente monótono e irritante, mientras le surgen poderes inexplicablemente y su historia se niega a llegar al punto al que sabemos que va a llegar. El invitado de turno del mes no se parece en nada a como fue caracterizado en su recreación reciente, para joder más. La historia de Flautista y Tramposo llega a un punto prometedor… pero entonces en vez de tener buena caracterización (mucho pedir en esta serie), se dedica al histerismo y sensacionalismo, en vez de a tener personajes actuando como personas. Antes de eso, ha habido más exploración ridícula del mundo de los villanos, que sería interesante, dados los villanos y su plan, si escribiese otro. El argumento de Karate Kid al menos ya está avanzando, aunque sea lentamente y totalmente según el molde, que viene a ser el mismo que otras series, pero explorando una parte distinta de Kirby, de manera cutre. Este mes: Personajes que nadie quería volver a ver, aunque al menos hay una escena de acción decente, la única del tomo, dandole por fin algo que hacer a Una. Por último, la historia de Holly empieza a marchar por lugares donde la razón no llega, con algo completamente obvio que al final te revelan que Holly no se había dado cuenta, y por otro lado, nadie dandose cuenta de que lo que están haciendo en el refugio no se parece en lo más mínimo a lo prometido. Increible. Lo único interesante de este comic es que se empieza a ver como todas las tramas encajan entre si y forman parte de algo mayor, lo cual es interesante. Pero aparte de eso, hasta las historias que ves que tienen algunas ideas interesantes, están escondidas debajo de una ejecución terriblemente mala, repetitiva y ausente en caracterización. Y eso sin tener en cuenta las malas, malas ideas. En cuanto al dibujo, el de Lopez, Saiz y Calafiore no está mal, aunque lejos de otras cosas que han hecho, y el de Garcia es atroz. Parte puede ser la influencia ocasional de Giffen en los bocetos, pero eso solo los hace similares, no malos, eso es toda la producción.

En este tomo empieza el complemento real de la serie, con orígenes de villanos. A diferencia de 52, donde Waid contaba los elementos básicos del personaje y su origen, aquí lo que hace Beatty (notese la diferencia) es resumir la historia entera del personaje, incluidas algunas historias irrelevantes a la larga, de manera que a veces se le olvida explicar detalles básicos del personaje. Además, su narracion a veces da mucha vergüenza, empeñandose en hacer jueguecitos de palabras con el personaje. Los dibujantes también están peor elegidos. Este mes: Hiedra Venenosa, muy bien dibujada por el portadista Stephanie Roux, pero que tiene los problemas antes mencionados, sobre todo la exagerada cantidad de chistes malos sobre plantas. Tony Daniel garabatea el origen del Exterminador (supongo que por ser el último en dibujarlo), donde Beatty tiene tiempo para contarnos que se tiró a Terra, pero no para decirnos que es (casi siempre) un mercenario con código de honor. Reis hace un buen origen de Parallax, que es casi su personaje, que estaría bien, excepto por un elemento que se inventa Beatty que no encaja con lo establecido por Johns. Por último, un tal Andy Clarke (muy similar a Woods) dibuja el origen de Luthor, que es el más delicado, porque tiene que dar nueva información, ya que su historia ha cambiado con las Crisis. Dada la mala coordinación, a saber si esto acabará siendo canónico cuando finalmente lo expliquen en las series regulares, pero por lo visto, sigue el actual paradigma de mezclarlo todo, con un origen a lo Smallville/Legado, que luego continua con la encarnación Byrne hasta llegar a nuestros días. Podría ser peor. Difícilmente podría serlo este comic. No Recomendado (3)

JLA Nº12: Termina la etapa de Brad, alabados sean todos los dioses. Y es un desproposito detrás de otro. Geo-Fuerza aparece en portada, supongo que porque de alguna manera es considerado miembro, pese a la lata que dieron sobre elegir miembros al principio y que en ningún sitio en la etapa si es que es miembro, o si simplemente se ha quedado a dormir en el sofá, después de llegar con prisa y que se le fuera la prisa cuando a Brad se le olvidó su subargumento. Eso es una chorrada, pero es sintomático de los dos enormes problemas de Brad que dominan este número. Uno es que el muy inutil ni se molesta en cerrar la gran mayoría de sus subargumentos. Una cosa es que se te queden argumentos colgando porque te marchas abruptamente, o no has tenido todo el tiempo que querías, ¿pero sabiendo de antemano que ibas a estar sólo un año y que no ibas a poder seguir esas ideas en ningún sitio? No es que queden cabos sueltos, es que algunas apenas acaban de empezar, con un misterio presentado sin solución, que se dejan al próximo pringado, como el que se marcha de un aseo público sin tirar de la cadena. Pero es que encima las ideas son para tirarse de los pelos, son casi todas Argumentos Idiotas. ¿Sabes la clase de argumentos que se resolverían inmediatamente si todo el mundo se comunicara normalmente y actuara de manera lógica y razonable ante la situación, pero que se estiran y se estiran porque los protagonistas se callan y actuan estupidamente una y otra vez hasta que te dan ganas de entrar en la historia y estrangularlos por idiotas? Rasgo distintivo de la mala ficción, ya sabes. Pues esta etapa esta llena de eso. Partiendo del ridículo subargumento de Vixen a la que le cambian los poderes misteriosamente y se lo calla en vez de decirselo a sus compañeros y amigos que dependen de ella, en adelante, todo lleno de varias variantes de esa misma mierda. Eso, y momentos que directamente dan vergüenza ajena. Porque, como todo el mundo sabe, el Secretario de Educación tiene tanto contacto personal con el Presidente de los EEUU, que aún tiene contacto con él después de que lo echaran, en vez de, no se, ser un héroe como ha sido toda su carrera. También es ridículo como Brad cogió un equipo lleno de miembros con hijos y en breve dos de ellos han desaparecido, aunque sólo uno de esas es una idea horrible de Brad. Lo más gracioso es el final, donde se revela quienes son los narradores de la historia (bueno, se revelan si sabes sobre la historia del grupo, porque no se molesta en identificarlos)… y uno de ellos es alguien que murió en su propia serie varios meses antes (o alternativamente, su sustituto que no tiene nada que ver). Porque es Brad Meztler, y hará lo que le de la gana, sea consistente con el resto del Universo DC y la realidad o no. En fin, un número entero de dibujo feo, mal acabado con rayitas, con anatomía defectuosa y expresividad nula, más argumentos idiotas que no van a ninguna parte, y nada de lo que hace realmente un comic de la Liga de la Justicia, como, no se, amenazas (cantidad de números de la etapa donde se hayan enfrentado a villanos: 5 de 13, siendo generosos), que es lo que ha caracterizado la etapa de Brad. Que llega misericordiosamente a su fin, haciendo que la mayoría de lectores se alegren de su carrera de novelista que le aleja de los comics, viendo que ha sido de las peores de la historia del grupo.

Lo peor es que en Planeta ya están jorobando de nuevo, y en vez de esperarse al mes que viene para empezar la siguiente etapa, la juntan con este final, de manera que si quieres probar la nueva etapa, tendrás que joderte y tragar con la mierda anterior. Un detalle de su parte. Oficialmente es el “Especial Boda” de la Liga de la Justicia. En la práctica, es como si fuera un anual de la serie, que transcurre justo antes de la dichosa boda de Canario Negro, empezando la primera saga del nuevo guionista, Dwayne McDuffie. Por supuesto, McDuffie fue el responsable de las geniales últimas temporadas de JLU, así que es una buena elección para la serie. Apropiadamente, el argumento de este especial es muy similar al de la última temporada de JLU, pero hecho en plan comic, lo que le da un tono algo distinto. Es una idea muy similar a una que se vio no hace mucho en DC, pero el propio Luthor nos explica las diferencias en el comic. El comic, por cierto, empieza parodiando las estúpidas escenas con la Trinidad de los primeros números de Brad, así que empieza con buen pie, y sigue a partir de ahí. Tiene una velocidad normal, diálogos mucho más naturales, caracterización de verdad y una amenaza en las primeras páginas, lo cual ya lo pone muy por delante del primer año de esta serie. De momento no hace nada con los personajes, porque es una presentación de los villanos, y de cómo hacen un impresionante primer ataque. Y como tal, está muy bien, un buen ejemplo de este tipo de historia. También presenta a Firestorm, continuando un subargumento del final de su cancelada serie (escrito por, efectivamente, McDuffie, en algo de planificación efectiva), parece ser que de cara a meterlo en el grupo. Buena elección, y lo presentan bien, con la mezcla de poder e inexperiencia, más la gracia de la doble identidad secreta, aunque aquí realmente haga un papel más específico. Divertido, con sensación de movimiento y de saber que hacer con los personajes, por fin la serie promete. Otro beneficio es que, por una vez, la serie tiene un dibujante de verdad, con una rara colaboración de Mike McKone, que dejando aparte algunos cameos en la fiesta que es imposible que estén allí, es muy bueno. Ojalá todo fuera así. Ojalá este comic fuera aparte. Neutral (6)

JSA Nº9: Ah, esa es una Power Girl con una anatomía creible, no como la de otras portadas. Diga lo que diga el título, este es el comienzo de una saga que, de una manera u otra, va a ocupar el próximo año y pico de la serie (aún sigue en EEUU), lo que suena como una barbaridad, pero si alguien es capaz de hacerlo funcionar, es Geoff Johns. Este es un típico número de introducción, de todas maneras, así que es difícil de ver por donde va a ir. Buena parte del número es tener un día relajado de la SJA, haciendo el tipo de cosas entrañables, tradicionalmente americanas y casi de otra época que diferencia esta serie y este grupo de cualquier otro en el mercado. Esa ambientación es buena idea y queda apropiada y agradable, y Johns logra que no quede ñoña, aunque quizá es demasiada relajación después de varios números sin realmente ninguna amenaza seria, pero que tuvieron más caracterización. Un poco vacio, pero con buenos toques. Más interesantes son los subargumentos, con un misterio muy similar a uno de Cuenta Atrás, pero que en un par de viñetas ya se hace más intrigante que aquel. Y se cumple otro de los vistazos al futuro del nº1, que resulta ser probablemente la respuesta más obvia si lo piensas bien. Un poco anticlimático, pero prepara el terreno para la aparición del final, que también se veia venir, pero promete ser interesante si se hace bien. El dibujo de Eaglesham sigue siendo una delicia, con muchisima atención al detalle. No es de los mejores números de la serie, pero es bueno. Recomendado (7)

New X-Men Nº36: Pese a que ya hemos visto la continuación, tenemos ahora este capítulo de Complejo de Mesías. Al menos, al igual que con Factor-X, se molestan en hacer que parezca un capítulo de esta serie, centrado en los estudiantes, mientras avanza un poco la trama general. Y es bastante apropiado, metiendoles en la situación que es relevante para ellos porque viene de una historia de esta serie, y contrasta bien con el nuevo tipo de liderazgo que está adoptando Cíclope en este crossover. Y entonces… Kyle y Yost vuelven a las puñeteras andadas. Triste, y no da confianza en lo que queda de la serie. El otro gran problema es el dibujo de Humberto Ramos, que aparte de chocar totalmente con el estilo de los otros capítulos, hace imposible que alguien se tome en serio el tono superserio y sombrío que pretenden en la historia, con personajes de caricatura. Eso aparte de sus problemas de perspectiva y claridad habituales, por no hablar que es casi imposible reconocer a algunos personajes con la aberración que llama estilo. El eslabón débil del crossover. No Recomendado (4)

Ultimate X-Men Nº15: La Patrulla-X se enfrenta a los Centinelas, al Frente de Liberación Mutante y a otros villanos ya conocidos. Los últimos números de Kirkman al menos se estaban molestando en llevar la serie por direcciones originales, pero esto es territorio muy convencional, y por tanto, tal y como suele hacer Kirkman, bastante mediocre. Es una alineación de la Patrulla-X donde lo único reseñable es el liderazgo en plan Cable Light de Bishop, contra villanos de lo más aburrido. Lo único medianamente original es esta encarnación del Frente de Liberación Mutante, que parece ser más moderado y de acuerdo a su nombre, ocupando el espacio que Magneto nunca ha podido ocupar por estar ocupado estando como una cabra, y lo que hacen con Pyros. Pero es sólo una pequeña parte del número. Mientras, Jean Grey continua haciendo exactamente lo mismo que lleva haciendo durante buena parte de la serie, da igual cuantos guionistas vengan y vayan y supuestamente lo resuelvan. Realmente deberían pensar alguna idea nueva para el personaje. El dibujo de Paquette sigue siendo lo mejor de la serie. Neutral (5)

Superman/Batman Nº11: Número doble, porque si las series de Superman y Batman lo han hecho, esta no va a ser menos. Cuando Morrison propuso la idea para Crisis Final, pidió amablemente que nadie usara a Darkseid en el par de años antes, para que pareciese más nuevo y menos gastado cuando inevitablemente reapareciese. El Didiota no le hizo ni puñetero caso, y así tenemos comics como este, que demuestran porque Morrison tenía razón. Uno pensaría que si la historia central de tu universo está preocupandose por poner a un villano manipulando todo lentamente y haciendole aparecer poco y misteriosamente para aumentar su misterio y presencia, lo último que necesitas es hacerle aparecer de manera desconectada en series de tercera como este, paseandose por ahí sin resultar nada amenazador ni interesante, sino al contrario, un mindundi que está de adorno mientras sus lacayos trabajan. Pero aparentemente en DC los editores sólo se imponen para joder, no para que las cosas funcionen. Aparte de eso, tenemos a los héroes enfrentandose al Espantapájaros. Que, efectivamente, también está apareciendo como villano en dos historias este mes. Efectivamente, los editores están de adorno. La historia es bastante poco inspirada, aún sin tener en cuenta esos problemas externos, y da muchas vueltas para nada. El dibujo es grotesco a veces. No Recomendado (3)

Y eso es todo. La semana que viene, tampoco descansamos: Nightwing se enfrenta al Vigilante, Outsiders empieza los especiales presentando la nueva alineación y Justicia termina, por fin. Por su parte, Aniquilación Conquista continua con Nova y el Fantasma, World War Hulk tiene un crossover retrasado (en más de un sentido) con Héroes de Alquiler, Ennis nos trae a una nueva vieja versión del Motorista Fantasma, las aventuras espaciales de la familia Summers continuan en X-Men: Emperador Vulcano, y hay dos antologías bastante curiosas: Spiderman Family y Stan Lee Presenta. Hasta entonces, nos vemos. No os derritais.

Cuatro ha empezado a emitir la segunda temporada de Torchwood, lo cual es una sorpresa, teniendo en cuenta que la primera acabaron emitiendola de 3 en 3 de madrugada. Bueno, al menos es una cadena comprometida con lo que emiten, no como otras… o todas. El primer episodio ha sido una maravilla, con una idea más original que de costumbre, e interacción más interesante, pero sobre todo, con James Marsters acaparando toda la atención, con una interpretación genial de un personaje aún más genial, un timador transtemporal y un pícaro encantador omnisexual. Tremendamente divertido, ojalá toda la serie fuera así. Tal y como es, sin embargo, el resto de episodios han seguido el molde de la primera temporada, siendo lo mismo que siempre, quizá ligeramente mejor. En cualquier caso, muy lejos de la serie madre, Doctor Who, que es incomprensible que no emitan aquí.

[La verdad está ahí fuera]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a las Criticas Reconstructivas. Esta semana, tocan casi todas las novedades mensuales de Panini, además de los tomos de Planeta, como suele pasar por estas fechas, dandose prisa para tener vacaciones luego. Eso hace que tengamos un montón de novedades esta semana, y que coincidan los finales de los crossovers de ambas editoriales. Uno es una decepción, el otro no, pero porque para decepcionar, alguien debería haber esperado algo de él para empezar, que no es el caso. Para saber cual es cual, seguid leyendo.

Pero antes, novedades americanas: Por aquello de la película, sale Dos Caras: Año Uno, que no es más que eso, un intento de capitalizar en la fama de la película, como hacen siempre. Nada que no hayas visto mejor.

Siguiendo con murcielagos, la nueva miniserie de Batgirl, es un intento de Beechen de redimirse por lo que le hizo al personaje, y pasa más tiempo arreglando cosas ya arregladas y pidiendo perdón que haciendo nada nuevo, y lo poco nuevo parece volver a cosas ya machacadas demasiadas veces.

Para alegrar la cara entre tanta cosa seria, llega Ambush Bug: Año Ninguno, donde Giffen y Fleming vuelven a burlarse de todo y de todos, tanto de los cambios generales del comic para ser más serios y peliculeros, como de los crossovers horrendos de su propia editorial, cuando no están simplemente haciendo el chorra de buena manera. Se sigue notando mucho que Giffen es un amargado que odia casi todo, pero al menos se parece más a las miniseries originales de “rompamos las reglas y burlemonos del género” que de los últimos especiales en plan “parodiemos cosas concretas en plan desagradable”, aunque tiene de ambas.

Hablando de esos crossovers, Crisis Final sigue, benditamente sin crossovers. En vez de eso, tiene especiales y miniseries. Una de las dos cosas que no sonaban bien (es decir, no estaba escrita por el Equipo 52) es Requiem, que es lo que dice en el envase, una despedida emotiva del cordero sacrificial que mataron para empezar la saga. Lo que si es alucinante es Venganza de los Villanos, que es el retorno de Johns y Kollins a los personajes de Flash, y sería sensacional aún sin las pequeñas partes enlazando con el crossover. Así se hace.

Por su parte, Invasión Secreta continua siendo una historia buena para sus estándares, y sus muchos crossovers suelen no ser ni mejores ni peores de lo habitual en cada serie. Las buenas series dan buenas historias, las mediocres dan historias mediocres y más olvidables. Y las series que tienen una historia a largo plazo no se ven descarriladas, lo que es de agradecer. Lo único curioso es el crossover dentro del crossover que se ha montado Peter David con sus series, que es peor de lo esperado, pero el cambio drástico en dibujo en ambas series puede tener mucho que ver.

La otra cosa importante este mes en Marvel es la nueva dirección de la Patrulla-X (y van…). Con un nuevo planteamiento, actitud y base de operaciones, la serie nunca había parecido tan fresca desde Morrison. Parece que con la llegada de Fraction a la serie principal, van a poner freno al reciclaje de ideas pesadas y deprimente, y con Ellis en Astonishing X-Men, van a dedicarse a buscar cosas nuevas en una nueva dirección más de ciencia-ficción y menos de drama plomazo. Claro, de momento es más promesa que otra cosa, con un nº500 con sus problemas, y la otra serie tiene muchos ellisismos irritantes, pero aún así, da más ganas de leer la línea que en mucho tiempo. Ahora, si arreglaran el resto de series…

Y si Fraction se ha ido a esa serie no es porque ya escriba todas las series de Marvel, sino porque se ha ido de Puño de Hierro. Su sustituto sigue en la misma dirección con la serie, aunque con menos gracia, como era de esperar. Veremos si dura.

Terminando con Marvel, hay una curiosa miniserie titulada True Believers sobre una especie de reporteros despiadados de Internet en el Universo Marvel, por el veterano Cary Bates. Demasiado moderna para su propio bien, pero está bien que intenten cosas originales.

Por último, en las adaptaciones, Spike: Tras la Caida, es un spin-off de la continuación oficial de Angel que está sacando IDW. Pero aunque tenga el mismo equipo creativo, tiene los problemas de la mayoría de adaptaciones que evitan estas nuevas series oficiales: Es irrelevante, y sin ninguna tensión, sorpresa o lo que hacia especial a las series.

Ahora, pasamos al plato fuerte:

Asombroso Spiderman Nº22: Segundo mes de Nuevo Dia, y esta vez le toca escribir a Marc Guggenheim. Los anteriores comics de Guggenheim no han sido muy buenos, siendo caritativos. Más bien han sido un desastre. Pero una de las cosas buenas de este sistema es que puedes tener a un guionista que no es muy bueno y hacer que cumpla, a base de usar ideas hechas entre todos pero principalmente por el buen guionista principal, y haciendo que siga un cierto estilo ya establecido en vez de salirse con la clase de tonteria que suele meter en Lobezno. (Este es el sistema que funciona bastante bien en series de TV, y así logran sacar episodios decentes escritos por gente como Jeph Loeb) Así que por lo general, estos tres números son una saga que se lee bastante como la del mes pasado, así que han logrado hacer una buena formula que queda consistente. Es Spiderman Tradicional, bien hecho. La idea central este mes es un villano que al menos escrito por Guggenheim esta vez, no tiene mucho de interesante, es un Duende de segunda. No es muy inspirador, pero lo bueno es que realmente es sólo la excusa para tener el resto de la historia, que es un team-up entre Spiderman y Jackpot, que si que tienen una interacción muy divertida. No dicen sus secretos aún, obviamente, aunque nos podemos hacer una idea de por donde y por donde no van los tiros. La idea más obvia parece descartarse aquí, aunque más vale que tenga una razón, porque si no va a ser una tocada de narices gratuita a los lectores. También prosiguen un par de subargumentos, que están bastante interesantes, sobre todo el de Jameson y su sustituto, que de momento va por los sitios obvios, pero sin caer en chorradas. Es curioso como aunque parece que esté claro que Bennett es peor que Jameson, de momento nos presentan cosas en las que es mejor al igual que en las que es peor. Oh, y aparece la clase de viejo héroe segundon que uno esperaría ver en Vengadores: Iniciativa, en un papel que queda raro teniendo en cuenta eso. El dibujante este mes es Larroca, que está muy bien aquí, mejor que con los enfoques más oscuros y artificiosos de otros trabajos recientes. Pese a los problemas de entrada, esta etapa va bien. Recomendado (7)

Canario Negro: Miniserie sobre el personaje que hace de puente entre su etapa en Aves de Presa y la nueva serie compartida con Flecha Verde tras la boda. Por cierto, que resulta ridículo que en los anuncios le den intriga a la respuesta que va a dar Canario Negro, a la vez que anuncian la Boda para el mes siguiente. Lo que resulta estúpido es que publiquen esta miniserie que sigue cabos sueltos de Aves de Presa, y no publiquen esa serie. Supongo que el odio personal del editor no es a las mujeres, es a Gail Simone en concreto. O quizá simplemente es imbécil. El caso es que una de las muchas cosas que añadió Simone a Dinah para hacerla única es darle una hija adoptiva, cosa que difícilmente puedes saber en España, porque no publican Aves de Presa, y en LJA y en Flecha Verde han pasado de todos los cambios al personaje como de la mierda y han seguido escribiendola como tipa dura genérica como si los últimos años no hubieran pasado. Obviamente, el personaje de la niña no pega con lo que quiere hacer Winick, así que hay que librarse de ella. Así que le toca el turno al Guionista de Relleno por Excelencia de DC, Tony Bedard, el escribir una miniserie que en teoría va sobre Canario pensandose el compromiso, pero que en la práctica hace lo que acabo de decir. Claro, que Bedard no es mal guionista, y ya está escribiendo Aves tras Simone, y bastante bien dentro de lo que cabe, así que al menos alguien implicado va a hacer algo bien. Desde luego, Dinah está bien escrita, recordando a un personaje bien desarrollado, a diferencia de en otras series. Se nota que es la protagonista y la historia depende de sus decisiones, con Flecha Verde como el secundario, y no al revés. La interacción familiar es creible y graciosilla, hace que parezcan personas con relaciones de verdad, y que Sin parezca un personaje entrañable. El villano no está mal, al menos tiene cierta personalidad por encima de la venganza repetitiva de sus últimas apariciones. Pero el argumento… está claro por donde van los tiros, y acaba siendo muy obvio. Se podría decir que era inevitable, y al menos no es el peor final posible, pero aún así, se nota muy forzado por exigencia editorial. Y el final no tiene mucho sentido, dado lo que pasa, tener la boda justo después resulta ridículo. Alguien no se ha comunicado bien, o no lo ha pensado nada bien, o está tocando las narices. El dibujo es de Paulo Sequeira, que dibujó los números de Aves donde debutaba Sin, y se le da muy bien tanto dibujar a los protagonistas como las artes marciales, sin caer en las chorradas vergonzosas que caen muchos dibujantes con la protagonista (ver: LJA). En definitiva, le quita un poco el mal sabor de boca dejado por los últimos números de Flecha Verde, pero no inspira mucha confianza para la nueva dirección del personaje. Neutral (6)

Chase: Vaya, esto es inesperado. ¿Sabes esas series que cuando salen, todo el mundo que las lee dicen que son absolutamente maravillosas, pero resulta que ese “todo el mundo” sólo se compone de 5 personas y un gato, y la serie es tristemente cancelada en un año? A finales de los 90, DC tenía varias de esas, pero probablemente la más aclamada fue esta. Es sorprendente que Planeta se acuerde de ella, pero la verdad es que su selección de cosas de los 90 está siendo sorprendentemente buena, aunque la razón de recuperar esto, no nos engañemos, es muy probablemente que fue la primera serie regular que hizo JH Williams III, y la que hizo que le captaran para Prometea. Para hacerte una idea del tono y estilo de la serie, en su momento (y en parte por Williams, que no sólo se parecía en estilo a Harris, también colaboró allí) se le comparó con Starman por su manera madura de desarrollar personajes creibles y meterlos en el centro del Universo DC, explorando las maravillas y complejidades de su historia y personajes sin ser irreverentes, al contrario. Momento que se aprovecha para recordar que Starman es la mayor asignatura pendiente de Planeta, ya que merece publicarse más que el 90% de lo que han publicado estos 3 años. Dejando eso aparte, la serie está escrita por Dan Curtis Johnson, en su primer y último trabajo seguido (le pusieron a hacer Secret Files tras esto, pero acabó desapareciendo) que tenía un gran conocimiento del Universo DC, pero se negaba a hacer cosas que no fuesen originales con él. Está dibujada por Williams, que aunque no hacía las burradas que hace ahora, ya era muy bueno y original en sus composiciones y distintos estilos. Y presentaba dos conceptos que aún siguen usandose hoy: El Departamento de Operaciones Extranormales, que es básicamente el FBI para cosas superhumanas, y que milagrosamente, sobre todo en aquellos tiempos de Expediente-X, no es una oscura conspiración malvada, sino una operación neutral que se esfuerza en cumplir su cometido, lo que a veces resulta en cosas buenas y a veces no. Esto incluye la recuperación de Mr Huesos como Director, aunque aquí tenía un cargo regional y una personalidad más creible y aún rimaba un poco, aunque no se note aquí. Lo otro es el propio personaje de Cameron Chase, a la que se ha podido ver en Manhunter, pero francamente, ni punto de comparación. Aquí es un personaje mucho más complejo y con más matices, y aunque es una persona un tanto repelente, está rodeada de secundarios que se lo recuerdan y la contienen un poco, de manera que no resulta odiosa. Pero matices como esos son los que diferencian a los buenos guionistas de Marc Andreyko.

Así que la serie va de Chase investigando o tratando diversas ocurrencias, cada historia con un estilo distinto para evitar repeticiones, con algunos episodios dedicados a Tiempos Pasados (otro parecido con Starman), siempre con mucha narración interna original. Primero viene un número de Detective Comics que sirvió de piloto para la serie, que presenta el tono básico de investigación de la serie, con los varios Clayfaces. Después toca la historia de presentación, con la aparición de un personaje nuevo, del modus operandi del DEO y mucha ambigüedad moral. La siguiente es una historia doble del Escuadrón Suicida, que aunque no tiene a la plantilla clásica, captura perfectamente el tono de la serie clásica, las traiciones, caracterización gris y mezcla de crimen sucio internacional con elementos metahumanos. Entonces toca la visión de Chase de un combate entre héroes y villanos, con los Cutres Titanes de la época enfrentandose a un grupo aún más cutre, en una historia con bastante cachondeo. Eso sigue a una historia que nos cuenta el orígen secreto de Chase y su odio irracional por los superhéroes, presentandonos a la Experiencia de Justicia, una extrapolación divertida de la linea temporal deslizante de DC, muy agridulce. La otra historia de dos números es de Batman, en una historia con varias capas muy ingeniosa sobre como ve el gobierno a Batman, una serie de preparaciones inteligentes para pillarle, y unas preparaciones aún más astutas de Batman para lo contrario. Muy por encima de lo que publicaban del personaje en la época. Por en medio hay dos flashbacks a los tiempos de Chase como detective privado, en dos historias entre el terror y el humor con Klarion el Chico Brujo, extraños cultistas y héroes olvidados como Airwave. El dibujo en ambas es del veterano Bob Hall, que gracias al entintado mantiene el tono de la serie. Por último, la serie en vez de concluir, tiene un nº1000000 dedicado al crossover de ese año, en una historia que desarrolla bastante bien el futuro, que no es ni mejor ni peor que el presente, tiene cosas mejores y peores, con una buena historia sobre el despertar moral de la Chase de ese futuro. No parece mucho el futuro del siglo 853, pero se puede dejar correr. Montones de cameos, además, como suele pasar en la serie. En definitiva, una gran serie, para aquellos amantes de DC que quieran algo distinto y más sofisticado, una pena que quedara en esto. Muy Recomendado (9)

Cuatro Fantásticos Nº8: Gran número de pelea, puntuada por varios dilemas filosóficos y personales mientras tanto. Añadele un par de revelaciones sobre la historia, y un cliffhanger bastante chulo, y tienes todo el número. Una buena historia de los 4F algo extraña, en cualquier caso, con dibujo muy bueno de Pelletier. En el complemento, termina la miniserie de los 4 Efe y Spidey con una resolución ingeniosa a la invasión alienígena, que satisface a todos y hasta reluce, al buen estilo de la Edad de Plata que tiene la miniserie. Algunos momentos graciosos mientras tanto, además. Deberían darle a Jeff Parker más trabajo en el Universo Marvel. Y dibujo muy bonito de Mike Wieringo, que se vuelve muy triste cuando te das cuenta de que es lo último nuevo que veremos de él. Recomendado (8)

Daredevil Nº30: El plan de Mr Miedo continua, y la vida de Daredevil se vuelve aún más miserable, si cabe. Además, la idea del Encapuchado como jefe del crimen de Nuevos Vengadores afecta a esta serie, de manera más creible que en la otra, la verdad. Supongo que es la diferencia entre los que saben mezclar crimen y superhéroes y los que no. Por lo demás, lo mismo que siempre, mucho diálogo lento, poco desarrollo, buen dibujo en su estilo de Lark. La miniserie de complemento también termina aquí, y con suerte volveremos a 24 páginas el mes que viene. Pasa lo que sabes que va a pasar, pero un poco más desarrollado, con una escena y revelación extra que queda un poco innecesaria, y un final que no es tan poderoso como en otras versiones. Al final ha sido una miniserie un tanto innecesaria, en general. Neutral (6)

Fábulas presenta a Jack: Jack de Corazones: Dos historias en este tomo. La primera es el equivalente en esta serie a las historias sobre aventuras pasadas en Fábulas. En este caso, es el encuentro entre Jack y la Reina de las Nieves, que no sólo sigue la tendencia de esta serie de contarnos como Jack es todos los Jack de todos los cuentos (en este caso, Jack Frost, aunque una versión un tanto peculiar) sino que nos da el origen de la villana de Fábulas, y porque es tan mala. No es mucha sorpresa revelar que es culpa de Jack. Son dos números de Jack siendo un completo caradura e hijo de perra, metiendose en follones cada vez más grandes y tratando de salir de ellos usando de manera más o menos astuta la manera de funcionar mágica del mundo de los cuentos. Ingenioso y divertido como humor negro. El dibujo es de Steve Leialoha, al que hacía mucho que no veiamos como dibujante, pero lo hace igual de bien que como entintador de la serie madre, y es muy consistente con su estilo, claro. La otra historia es el doble de larga y ya es en el presente, con Jack buscandose la vida en America con la Falacia Patética como sidekick. Apenas se sigue la trama general que empezó en el primer tomo, sino que sobre todo se dedica a Jack haciendo lo que mejor sabe: Dando un golpe y metiendose en problemas cada vez más grandes. Esta vez en Las Vegas, con todo lo que ello implica: Juego y mafias, además de un personaje de leyenda, más o menos. Es probablemente la muestra más pura de una historia de Jack, y de este tipo de género de timador superado por las circunstancias, pero con circunstancias un poco más raras que en ese tipo de historias. Si te gustan ese tipo de historias de caraduras y timadores metiendose en problemas y saliendo por los pelos, te gustará. Está bien hecha, con algo de chispa. Si no, costará un poco más que te convenza. Buen dibujo de Akins. No es Fábulas, le falta la originalidad y la gran plantilla, para empezar, pero no está mal. Recomendado (7)

Flash Nº2: Lo más importante en este enorme tomo es que incluye una de las mejores, si no la mejor, historia de la etapa Waid, que es el Regreso de Barry Allen, que hasta ahora estaba injustamente inédita aquí. Vista ahora no tiene la gracia que tenía entonces, porque está claro que no va a terminar como parece, y además, ya se han visto otras historias similares después, y se le ha dado muchas vueltas a Barry y a las vueltas de la muerte en estos 15 años. Pero entonces, con toda la serie de Wally había ido en mayor o menor medida sobre tenerle aspirando al legado de Barry, era la prueba de fuego definitiva, y la manera de cementarlo definitivamente en el papel de Flash. Las emociones durante toda la historia son muy palpables y sinceras, que es el punto fuerte de Waid en esta serie, y realmente te crees la situación de Wally, la alegría, la tristeza y la determinación. Y aunque buena parte de la historia es predecible, la revelación sobre el malo es muy buena, y lógica sin ser predecible. El resto del tomo, sin embargo, es lo de siempre, historias de superhéroes normalitas, decentemente hechas con algo de gracia en el diálogo. Está el final del combate con el Alquimista del tomo anterior, nada reseñable. Una historia de Navidad un poco entrañable y curiosa. Hasta ahí dibuja Greg Laroque, que había visto momentos mejores (eran los 90, al fin y al cabo) y no siempre hacía bien las escenas de acción y movimiento, ni era muy atractivo. Las siguientes son el debut de Mike Wieringo, que aún no era lo que llegó a ser, pero ya mostraba promesa. Su primera historia tiene cabos sueltos de los Titanes, con viejos amigos de la serie y haciendo algo por fin con la olvidada Frances Kane, que ya no tenía lugar en la serie dado el romance exageradamente mágico entre Wally y Linda, pero que al menos se ata aquí, aunque se pongan las desafortunadas semillas para el destrozo posterior. Una historia normalita por lo demás. Después vienen unos números bastante olvidables con villanos de lo más cutre, y algunas apariciones estelares curiosas (de viejos secundarios, o de uno de los héroes olvidables de los anuales del 93) que remontan un poco al final, pero no son nada del otro mundo, siendo generosos. Y al final vienen varios de los extras del primer Secret Files de la serie, que son curiosos y algo informativos. Pero vamos, es una serie sólo para fans del personaje y bastante fans del Universo DC. Recomendado (8)

Green Lantern Nº8: Epílogo a la Guerra del Cuerpo Sinestro, con dos especiales. Uno es el último de los de la saga, dedicado a Ion, pasado y presente. Desgraciadamente, está escrito por Ron Marz, aunque al menos esta vez no puede dedicarse a decirnos lo genial que es Kyle, se conforma con darle más protagonismo que al actual Ion. Y con atar cabos sueltos de su miniserie, aunque nada que hubiese sido terrible que no se hubiese resuelto, principalmente lo que pasó con un villano plasta. El resto son personajes diciendose cosas obvias y lo buenos que son, además de lo que tiene pinta de ser una pista nada sutil del futuro. El dibujo del tal Michael Lacomb no está mal, excepto su versión de los Guardianes, que es de las peores que se han hecho. Y luego viene la parte principal del Secret Files que ya se mencionó el mes pasado. Son fichas de todos los Linternas Verdes conocidos en activo, que son varias docenas. Y el equipo encargado de recopilar y escribir todo esto (incluyendo a Johns, Gates y editores) ha hecho un trabajo para quitarse el sombrero. No sólo han recogido todo LV vagamente mencionado en casi 50 años de historia, le han dado una historia y personalidad única a cada uno, y más interesantemente, cada uno tiene un rasgo y un papel distintivo dentro del Cuerpo, de manera que no hay dos iguales. La cantidad de historias potenciales en este libro de fichas (y algunas menciones son claramente pistas de lo que va a pasar, en plan plantar semillas propio de Johns) es asombrosa. Y muchos de los personajes tienen imágenes nuevas hechas específicamente para esto, algunas bastante buenas. El mejor Secret Files que han hecho, que para los fans de las fichas será como la Navidad adelantada, pero será interesante hasta para los que no usen mucho de eso. Recomendado (7)

Iron Man Nº7: Que queda un tanto pobre en comparación con cosas como Hipervelocidad. Este mes muere un villano con bastantes años de historia de manera un poco cutre. Por otro lado, era un personaje difícil de manejar, y ya contaron una historia casi definitiva muy difícil de superar, así que no es mucha perdida, incluso si no resucita. Aparte de eso, los Knauf no parecen tener muy claro como funciona Shield, ni como funcionan las distintas organizaciones del Universo Marvel. No es que sean los únicos ni mucho menos, pero otras series no tienen SHIELD en el subtítulo de la serie. Como dicen en Iniciativa, Shield no depende de los EEUU sino de la ONU (menos cuando les conviene, que suele ser a menudo) así que no tiene mucho sentido el tribunal que le montan a Tony. Y mucho menos que esté Norman Osborn en él, teniendo en cuenta que la Comisión no pinta nada en eso, y Osborn ni siquiera es un alto cargo allí. Y eso ya ni entrando en lo increiblemente gilipollas que es su status actual… no resulta creible ni dentro de la corrupción habitual americana, que si acaso, funciona exactamente al revés. Todo para hacer escenas como esta que ni siquiera son buenas. En fin, muchos elementos tontos para una historia que ni siquiera es particularmente interesante. Es decir, tiene algunas buenas ideas como parte de la trama del malo, pero es demasiado lenta, deambulante y se toma demasiado en serio de manera que queda ridícula en vez de dramática. La diferencia con una verdadera historia buena de Iron Man (o incluso una buena de intriga) expone sus fallos brutalmente por la comparación. El dibujo es decente. No Recomendado (4)

JLA Clasificado: Kid Amazo: Esto era originalmente una novela gráfica que iba a ser dibujada por Rob Haynes allá por 2003, pero que cambió de formato y dibujante y no se publicó hasta 3 años después en esta antología. La idea de la historia gira en torno al Kid Amazo del título, que es, bueno, es exactamente la misma idea que Victor Mancha en Runaways. Sólo que mucho más centrado en su trauma al descubrir quien es realmente y tener que elegir si seguir sus genes o no. Y por supuesto, está escrito por Peter Milligan, lo cual se nota muchisimo. A una historia interesante pero previsible le añade conversaciones con la cabeza de Nietzsche, largas discusiones sobre filosofía y el concepto de identidad, bandas criminales llamadas los Bin Ladens y una revelación sobre el origen de Kid Amazo de lo más retorcida, que son toques que tengas claro que Milligan ha escrito la historia aunque no lo sepas. Esas partes son de lo más curioso, y bastante interesante. Desgraciadamente, el argumento, que empieza muy bien cuando va sobre Kid Amazo y sus problemas, degenera bastante cuando llega a la parte obvia del conflicto cuando tocan las peleas y el final previsible, además de que los supuestos temas de personalidad y motivación de la Liga de la Justicia no son muy buenos, Milligan parece demasiado cínico para captar bien la idea de estos superhéroes. Así que es una historia que empieza bastante bien, y tiene muchas cosas buenas, pero no termina muy bien. Lo más sorprendente, de todas formas, es el dibujo de Carlos D’Anda, que ha mejorado mucho desde sus números en Outsiders, ahora es claro, consistente y agradable, dentro del mismo estilo sucio que tenía. No está nada mal. Pero en conjunto, la historia ha resultado un experimento interesante que no ha llegado a salir bien del todo, aunque si te interesa el estilo de Milligan hay suficientes cosas válidas. Lo triste es que la última historia justificable de esta serie, de aquí hasta el final sólo queda material de relleno para sacar algo de cualquier manera. Recomendado (7)

Lobezno Nº32: Volvemos a Lobezno: Orígenes, que tiene la ventaja que después de hombres lobos prehistóricos y ángeles de la muerte, casi parece buena en comparación. Primero tenemos un anual de la serie (cualquier excusa para más especiales de Lobezno es buena… es el tercero de este año, y eso que sólo hay dos series) que es todo un flashback a los tiempos de Logan en Madripur en los 50, contado precisamente al estilo Casablanca, o algo similar. Es una buena idea, y demuestra lo que podría ser una idea mucho mejor (lease, interesante) para la serie: Una serie sobre la vida de Logan como excusa para contar historias en distintos géneros y épocas, en vez de lo mismo de siempre, con énfasis en conspiraciones ridículas y reinventar la rueda. Esta no es mala historia en su época y tono, al menos hasta el final… donde a Way no se le ocurre otra cosa que cambiar completamente la interpretación de la historia y del personaje invitado para hacer que, como aparentemente todo en la serie y en la vida de Logan, vaya de la chorrada de Rómulo. Porque es una gran idea enlazar a una mierda de personaje que no ha demostrado ni un micron de elementos interesantes con todo sobre el pasado del personaje. Desesperante. Pero al menos es un buen intento, con dibujo muy efectivo de Kaare Andrews. La segunda historia también tiene una idea parecida, pero tiene otro problema: ¿Recuerdas aquella historia tan popular que hicieron Claremont y Lee sobre Lobezno y el Capi en la Segunda Guerra Mundial? Si la respuesta es si, entonces puedes pasar de este comic, porque no sólo Way también la recuerda, ha decidido que lo que el mundo necesita es volver a contar esa historia, pero en más números. Lo bueno de eso es que tiene un argumento más racional y es mejor que el resto de la serie. Lo malo es que si leiste la historia original, no necesitas una versión inferior, más lenta y pesada (que es lo último que necesita una historia de acción ligera) y referencias a la subnormal conspiración de turno. Al menos el dibujo de Dillon es muy bueno. (Mejor o peor que el original, ya va en gustos) No Recomendado (4)

Nightwing: En el Filo de la Navaja: Vuelve el villano de Robin: Año Uno, que aquí publicó Norma en su día, es decir, hace mucho. Y lo hace con un traje de lo más chillón, y mucha actitud de ser el tipo más duro del universo, cuando no es más que un artista marcial mercenario genérico. Así que tenemos muchos números de contarnos lo peligroso que es, y Nightwing (que se ha enfrentado al Exterminador y ha sobrevivido, no es que Dixon recuerde esas décadas de su historia) actuando como si fuera lo más peligroso que ha visto en su vida. Por lo demás, la misma plasta de siempre, con el ocasional subargumento policiaco medianamente decente y el triste recordatorio de que Land un dia supo dibujar. No Recomendado (4)

Nuevos Vengadores Nº32: Se dedica un poco de espacio al problema con los simbiontes que AUN no hemos visto en la otra serie, pero está únicamente para hacer tiempo, demostrar que esta serie al menos tiene continuidad con una serie y llamar la atención. El número va de tratar temas más a largo plazo como toda la paranoia skrull y la defección de Spiderwoman, y hacer al final algo con lo del Encapuchado. Como casi siempre, son dos o tres personajes haciendo lo de siempre, y el resto de adorno, por no hablar de que el final está claro por donde va, pero más o menos es inofensivo. El dibujo de Yu está bien a veces, pero cuando tiene que hacer cosas espectaculares como la invasión simbionte o la página final, se queda ridiculamente corto. Neutral (6)

Patrulla-X Nº32: Empieza el crossover en serio, y es lo que decía el mes pasado: El especial de inicio y este número deberían haber sido un solo capítulo, porque este hace más bien poco que recapitular la situación, y empezar un poco la respuesta de la Patrulla-X. Y lo poco que pasa de acción es dejar el Dia M como algo más tonto, porque resulta que han sobrevivido aún más personajes ultracutres de lo que pensabamos, en cantidades estadísticamente improbables, y su aparición aquí aporta más bien poco. Además, Brubaker no parece entender del todo como funciona Layla Miller. Y ha tardado la tira de meses en ponernos repercusiones de Genesis Mortal que deberían haber aparecido antes. Pero al menos parece que las cosas avanzan y tienen una dirección hacia algo potencialmente interesante, que ya es una mejora en esta serie. Dibujo perfectamente competente de Tan. Oh, y premio a la genialidad de Panini… chafan el final de dentro de 3 capítulos al poner la portada del número siguiente… y no tienen la excusa de “estamos siguiendo nuestra absurda costumbre y no podemos cambiarla ahora aunque tenga sentido y no nos obligue nadie”, porque hay dos portadas y la otra no chafa nada. Idiotas. Neutral (6)

Poderosos Vengadores Nº7: Interrumpimos su emisión para editar un especial antología hecho por autores novatos que es completamente irrelevante para la serie. Que venderá el triple por meterse dentro de la serie como si tuviese algo que ver. Al menos en Marvel lo único que hicieron para que picaran los incautos fue darle una portada de Hitch. La historia de enlace entre historias no es más que una excusa para ir presentarlas, y para que Cheung dibuje a Vengadoras en bikini. Al menos dibuja un dibujante de verdad, supongo. Las villanas de la primera escena son una buena selección. La primera historia está dedicada Jarvis, y es lo que puedes esperar de una historia desenfadada y fantástica con el mayordomo de protagonista. Graciosilla, aunque se han hecho mejor teniendole más cerca de la realidad y exagerando menos. El dibujo de Nelson, en plan Byrne/Buscema está bien. Después viene una historia que probablemente transcurre a principios de los 80, en el mismo plan, pero centrada en Gyrich, metiendole en una situación fantástica y ridícula. De nuevo, graciosilla, pero muy exagerada y obvia. Después tenemos otra historia fantástico-mágica más, esta vez centrada en Nuevos Vengadores, Cage y Spiderman, y no está muy claro a que viene, más que a decirnos cosas obvias sobre los personajes. Buen dibujo de Denham, el de Hipervelocidad. Por último, una historia del Dr. Extraño para contarnos una serie de cosas de lo más extraño, valga la redundancia. Es curioso ver como ha cambiado Paul Neary de estilo con los años. La edición original también tenía una historia de Fin Fang Four (es mucho mejor de lo que suena, de verdad) que era desternillante, pero aquí ese tipo de cosas están prohibidas, por lo visto. En general, este Especial Gigante parece un Especial de Prueba de Nuevos Talentos, bastante olvidable. Neutral (5)

Punisher: Diario de Guerra Nº11: Castigador vs Rino, round 2, con la aparición estelar de Spiderman. Divertido en plan bruto, aunque está claro que Rino tiene protección contractual contra el Castigador por ser suficientemente famoso. El team-up con Spiderman también está bien, es un soplo de aire fresco tenerles equilibrados después de los años Ennis donde Castle dejaba en ridículo a los superhéroes, pero sin tenerle como el malo como cuando aparece en otras series. La idea que se presenta al final para los próximos números es tan absurda que puede ser graciosa, aunque desgraciadamente parte de otro caso más de Fraction de ignorar caracterizaciones de muchos años. Hablando de lo cual, por fin empieza a usar a Bridge de manera que aproveche su pasado, en vez de tenerle como agente genérico. Buen dibujo bestia de Olivetti. Recomendado (7)

Superman Nº15: Como van a empezar a hacer cosas raras con la edición de Superman, este número tiene dos de Action, terminando la historia de Mundo Bizarro. Y la verdad es que Donner y Johns no parecen tener muy claro sobre si esta versión de Bizarro es una tragedia o una comedia. El principio en plan copia de Frankenstein, similar a lo que hizo Byrne, va en plan horror total, pero eso no pega nada con los conceptos chorras que se van introduciendo luego. La parte chorra le quita el horror al drama, y el intento de ir en serio hace que pierda la gracia tradicional de ir invirtiendo conceptos. De hecho, la parte de divertirse con lo de hacer todo al revés es un tanto pobre. Hay algunas ideas graciosas, y frases al revés graciosas por parte de los secundarios de Superman (y descubrimos que pintaba un Linterna Bizarro en el Cuerpo Sinestro) pero en general los Bizarros en vez de versiones invertidas de gente, son simplemente feos y tontos, sin gracia. Y la parte dramática… se empeñan tanto en hacer que Bizarro de pena, que se pasan. De vez en cuando hay algún momento entrañable, de todas maneras, sobre todo el final. El dibujo de Powell es muy bueno y le da una ambientación única al Mundo Bizarro, con toques sutiles en algunos personajes, aunque tenga pocos detalles. Pero en general, la etapa Donners/Johns ha sido una decepción, a ver si Johns en solitario se parece más a lo que uno espera de él. Neutral (6)

Superman: El Tercer Kriptoniano: Parece ser que en Planeta quieren acelerar la publicación de las series de Superman, así que la siguiente saga de la serie de Busiek la tenemos entera en tomo. Es la culminación del subargumento con el que lleva Busiek desde su segunda saga, sobre otro kriptoniano viviendo en la Tierra. Y lo que es la saga es una muestra de lo mucho, mucho, mucho que le gusta a Busiek el Superman de los 60-70. La identidad del tercer kriptoniano resulta ser una versión nueva de un viejo personaje pre-Crisis, aunque su identidad es lo de menos, da igual que no reconozcas la referencia. (Además, ya la hicieron aparecer sin que mucha gente se diera cuenta en los flashforwards del Action nº850) Lo importante del personaje es su origen y lo que eso conlleva, es decir, muchas revelaciones sobre la historia de Krypton y como se relaciona con el resto del Universo. Desgraciadamente, la visión de Busiek de la space opera resultante es… ¿recuerdas en Futurama donde parodian la mala ciencia-ficción a base de sacar versiones futuristas/espaciales de conceptos normales… que son exactamente igual que los normales, pero con un antena o algún otro detalle extra nada más? Pues la era espacial de Krypton y todo el mundo espacial que le rodea es así. Todo es como una mala novela de fantasía o de algún otro género pasado, pero en el espacio. Es un modelo de ciencia-ficción de hace décadas, totalmente anticuado, al menos tomado en serio como hace aquí. El malo es otro personaje olvidadisimo de un par de apariciones hace décadas, y es un pirata espacial… con lo cual ya te he dicho todo sobre él, clichés incorporados incluidos. Es todo así de anticuado, aburrido y banal. Y es una pena, porque como siempre, Busiek le da muy buena caracterización a todos los protagonistas, tiene algunos trucos originales y la historia personal del Tercer Kriptoniano está bastante bien, con un final que no sigue exactamente las expectativas. Y Busiek es suficientemente experto como para darle toques de originalidad a todo, incluido el origen y motivación del villano. Pero todo el mundo que abre esta historia es bastante pobre (y hace que eches más de menos el Krypton de Byrne, que al menos era original y creible como ciencia-ficción) y el villano deja mucho que desear, y por tanto, el conflicto. Oh, y abre pistas para argumentos en la otra serie y para su sucesor, y como esta saga va después de los crossovers con Cuenta Atrás, chafa una cosa de ellos. Genios, estos chicos de Planeta. El dibujo es del veterano Rick Leonardi, que es bastante dinámico, pero el acabado y los detalles son bastante chapuceros. No ha ganado con los años. Neutral (6)

Thor Nº5: Afortunadamente, no sigue a rajatabla la fórmula que estaba estableciendose. Los dos asgardianos que reaparecen aquí lo hacen en circunstancias bastante más originales y sorprendentes, y más o menos se termina la racha de “ir a sitio, encontrar a asgardiano y despertarlo”. Hay giros bastante interesantes, y se ponen en juego piezas que prometen para que JMS juegue más adelante, si es que no se deja la serie a medias cuando se aburra. Las partes de interacción con el mundo normal rural son bastante graciosas también. Buen dibujo de Coipel, con un buen rediseño para cierto personaje. Recomendado (7)

Thunderbolts Nº7: Si vas a escribir a los personajes como caricaturas como hace Ellis, al menos hazlas caricaturas divertidas como ahora. Norman es muy divertido, los viejos personajes funcionan como contrapartida seria a la locura, y lo que están haciendo con Robbie Baldwin puede hasta acabar recuperandolo como personaje. Hasta lo que hacen con el Espadachín tiene cierta gracia, pese a ser completamente estúpido, y cargarse todo el genial desarrollo que hizo Nicieza con él. Una chorrada, pero una chorrada graciosa, y supongo que la idea es que el dibujo serio y oscuro de Deodato contraste con eso. Neutral (6)

Ultimate Power Nº5: Termina la miniserie, y no demasiado pronto. Un montón de escenas de pelea tontas, para acabar en un resolución evidente en la que el 90% de los personajes han estado de adorno, y deja no uno ni dos, sino tres universos considerablemente peor de lo que estaban. El Universo Ultimate pierde a uno de sus personajes más interesantes para mandarlo a un sitio donde no pega, el Supremoverso pierde a uno de sus personajes principales en torno a los que giraba su historia (no es que la caracterización en estos números se pareciese ni remotamente a la que tenía) y Loeb se ha cagado (y cargado) en todo lo que hizo Gruenwald con el Escuadrón Supremo original, porque es lo que Loeb hace. Como lo han permitido… bueno, es lo que hace Marvel ahora. Lo alucinante es que Straczynski permitiese eso con sus personajes, pero claro, él es el mismo que dejó tirada su “obra personal”. Mierda de dibujo fotocopiado de Land, y tenemos una mierda de comic, a lo grande. Pero no acaba ahí, como sobra espacio, casi la mitad del comic está dedicado a entrevistas y publicidad de las series de Ultimate, de un folleto promocional que regalaban en EEUU y que no dice nada que no vayas a ver en breve. Vamos, que a este comic sólo le falta escupirte en la cara cuando lo abres para terminar de ser una tomadura de pelo. Evitar a toda costa (1)

World War Hulk Nº5: Termina el crossover y… bueno, se va al carajo, la verdad. Es decir, es una historia basada en peleas y tampoco se podía pedir mucho, pero toda la tensión que había montado bastante bien Pak se basaba en ver como nada paraba a Hulk y en disfrutar de su venganza, si estás inclinado por esas cosas. Así que para que la historia funcione en conjunto, hace falta que al final la manera de detenerlo esté a la altura de la amenaza que han montado y tenga sentido, y que la parte de la venganza sea satisfactoria de alguna manera. Y no se hace bien ninguna de las dos cosas. La primera mitad del número es una pelea colosal con el Vigía, que está a la altura de la escala enorme que han montado, es una burrada que deja claro que Hulk es el más fuerte que hay a nuevos niveles y hasta da cierta pena porque eran amigos. Y entonces se va todo a la mierda. ¿La manera de derrotarlo al final? Se la sacan del trasero. ¿El catalizador para que la historia cambie de dirección? La muerte (o no, no queda claro ni siquiera) de un personaje que ni siquiera había salido en la miniserie pese a ser importante. ¿Y la parte de la venganza? Se corta a medias y se deja sin resolver. Los malos no han aprendido nada, cosa que estaba clara porque el maldito crossover ni se cruzaba con sus series, y pese a todo el follón de varios meses, la mitad de las cosas ni se resuelven ni cambia nada. Excepto el status quo de Hulk, que va a pasar a estar escrito por Loeb, que es algo peor que la muerte. Al menos el cabo suelto de Planeta Hulk que estaba claro que iba a tener un papel importante se resuelve bien. El epílogo es algo extraño, aparte de ser una manera obvia de presentar una nueva serie. Y eso ha sido, un crossover que realmente no tenía mucha razón de ser como tal. Como historia de Hulk, empezó muy bien, pero con un final bastante frustrante y anticlimático. La parte brillante es que de la historia de complemento, la de la serie regular de Hulk, va a salir una nueva serie por Pak y Van Lente. Que este último número prácticamente hace de piloto, con menos énfasis en los Renegados y más en el duo Hercules-Cho, arreglando cabos sueltos del final de la historia. No está nada mal, aunque el dibujo podría y debería ser mejor, Kirk es capaz de mucho más. No Recomendado (4)

World War Hulk: Primera Línea Nº5: Las partes interesantes de la serie ya han terminado, y sólo queda la de Sally Floyd. El resultado es de un tedio insoportable. Porque encima, en esta parte, la invasión gamma ya ha terminado. Así que no es un número de ver consecuencias del crossover que es la puñetera premisa, es un número de las chorradas personales y profesionales de la puñetera Mary Sue de Jenkins. Mucho darle vueltas e importancia a cosas que tratan como importantes cuando el comic no nos ha convencido en absoluto de que lo sean, más bien al contrario. Al menos es lo último de Primera Linea de Jenkins, a ver si la próxima vez se lo dan a alguien que realmente cumpla lo prometido, y casi lo último de Jenkins en general. Que es lo único positivo de esto. Neutral (5)

Wonder Woman: El Ataque de las Amazonas Nº4: La miniserie-crossover termina, y… bueno, casi lo único bueno que se puede decir es que termina. Primero hay un número de Wonder Woman donde hace tiempo enfrentandose a una amenaza intermedia entre números del crossover. Todo muy de pinta y colorea, hecho con molde, probablemente el guionista de relleno J Torres podría hacer algo mejor en otras circunstancias, pero podría ser peor. En cuanto a los dos capítulos finales de la miniserie… bueno, son mejores que los anteriores, al menos. Se dejaron la parte que más sentido tenía para el final, y al menos las mayores chorradas quedaron atrás. Tomandolo en conjunto, sigue siendo muy malo, pero como capítulos individuales son casi aceptables: Tenemos el conflicto final entre Wonder Woman y su madre que aunque obvio, al menos tiene cierta lógica. Tenemos por fin villanos con unas motivaciones más o menos creibles y consistentes, y un plan que tiene cierto sentido dentro de lo que cabe. El enfrentamiento con ellos no pasa de típico, pero al menos se puede leer. Hay una parte que desemboca en un crossover con Outsiders que parece que resuelve y contradice cosas de esa serie, pero ya se verá allí. Y el final… oh, Dios. Es un Deus Ex Machina literal. Al menos la mayor parte de la historia se había resuelto ya de manera más o menos coherente, pero para atarlo bien, Pfeiffer se saca de la manga una resolución mágica para las amazonas (copiandole el truco a Morrison, porque funcionó tan bien la primera vez… al menos no es lo de siempre) y todos los cabos sueltos de la saga, con una narración que se supone que resume los temas y personajes de la historia de manera simbólica, pero no funciona dado lo mala que ha sido la serie. Pero las cosas no acaban ahí, para añadir sal a la herida, termina con un epílogo que tiene una revelación que es un “continuará en Cuenta Atrás”, que será suficiente como para llevar a la bebida a los que hayan aguantado hasta ahora, o quizá a lanzar el comic por la ventana. Al final hay otro número más de Wonder Woman, que hace de epílogo de la saga, atando los cabos sueltos de la serie respecto al crossover, y dando una serie de vueltas enrevesadas para hacer que el status quo de la serie se quede igual. Porque era tan bueno para empezar, y siempre es tan buena idea que una gran historia no cambie en nada a la serie. El dibujo de Paco Diaz (que hizo Masacre hace años) en esos dos números es bastante mediocre, mientras que el de Woods está bien pero malgastado. Puede que la idea original tuviese algo de mérito, pero tal cual, habría sido una mala historia de Wonder Woman, es incomprensible que encima la hayan ampliado pobremente a un crossover global. En serio, no logro concebir como alguien pudo ver la idea central y pensar que era buena idea publicarla. Ha pasado a la historia como uno de los crossovers de DC más absurdamente concebidos y peor ejecutados. Y teniendo en cuenta que la historia de DC cuenta con perlas como Bloodlines, Hora Cero o Genesis, es mucho decir. Evitar a toda costa (2)

X-Factor Nº22: Resulta irónico ver a Peter David colaborando con este crossover en esta serie, cuando la participación obligada en crossovers como este fue lo que le hizo marcharse de la serie la primera vez. ¿Ha abandonado David sus principios o es que no cuenta si abandonas tus historias para contar las de otros voluntariamente? Al menos esta vez, a diferencia de en la Canción del Verdugo, los personajes de esta serie tienen un papel importante, aunque parte del número también esté dedicado a los de otras series. La idea central surge, inesperadamente, de un elemento que establecieron en Especie en Peligro, alejado de toda la persecución que es el resto del argumento. Depende de una mecánica de pseudociencia completamente arbitraria, pero el resultado es un par de giros que resultan bastante impactantes y dramáticos y dejan boquiabierto con la posibilidad de que David vaya a hacer algo serio con ellos. Eso está muy bien. El resto es más de lo mismo del resto del crossover, con los buenos persiguiendo a los malos, que a su vez persiguen el objetivo, pero con una escena en plan Factor-X, que es más original, aunque use a los malos más cutres del crossover. En cualquier caso, avanza bien la historia global, y es suficientemente una historia de Factor-X (y se puede entender sin haber leido las partes anteriores) para la gente de gusto impecable que sólo siga esta serie. Durante el crossover la serie la va a dibujar Scot Eaton, que no tiene el mismo estilo de Raimondi, pero está bastante bien de todas maneras, también expresivo y con una Layla Miller adorable. Recomendado (8)

X-Men Nº32: Cielos, están realmente tomandose en serio lo de hacer que Complejo de Mesias se parezca lo más posible a la Canción del Verdugo. Aparte del argumento donde los cuatro grupos se alian para ir persiguiendo a los varios grupos de malos que están involucrados en el follón, también están publicando la parte 4 antes de la 3, porque las editoriales españolas son tan cabeza cuadradas que no pueden modificar su programa de publicación mensual ni un poco, aunque jodan a los lectores así. Estúpidos simios programados de Panini. El contenido no está nada mal, que es una extensión de lo que estaba haciendo esta serie antes del crossover, de todas maneras: La revancha de la Patrulla-X contra los Merodeadores ampliados (muy similar a las peleas en Canción del Verdugo, ya puestos, pero con villanos algo menos cutres) en una pelea en la que es cierto que Carey pone las apuestas muy altas, con ambos bandos poniendose más duros que de costumbre. Buena sensación de desesperación y peligro, aunque la verdad es que lo mejor es ver a la Patrulla-X en plan triunfal por una vez, y hasta Bachalo es más claro que de costumbre. No tan bueno como un dibujante normal, pero al menos se ve lo que pasa, habría sido un desastre con su estilo normal. La sensación de todo yendose al infierno continua en el doble cliffhanger que pone las cosas mucho más interesantes, sobre todo la revelación de donde está realmente el bebé, que viene junto con otra revelación esperada, pero que llega en el momento justo. Lo que se podía pedir de un crossover así. Recomendado (7)

Y eso es todo. La semana que viene, Complejo de Mesias continua en New X-Men, pese a que ya has visto la siguiente parte, la historia de la nueva Patrulla-X continua en Ultimate X-Men, hay duelo de latas en Capitán America, Batman tiene un crossover con Cuenta Atrás, más o menos, y LJA termina la etapa Meztler, para regocijo del personal. Hasta entonces, buen verano, y tened cuidado ahí fuera.