Temporada de series americanas nuevas: Primero, producida por JJ Abrams (creador de cosas como Alias o Perdidos) llega Fringe, aunque como Perdidos, parece que más bien va a dejarla en manos del resto de los creadores. La idea es una mezcla entre Expediente-X y Alias, con investigaciones semanales de casos de ciencia rara, con una conspiración mayor de fondo. Corre un grave peligro de volverse muy formulaica y repetitiva, pero da algunos atisbos de ingenio que puede que hagan que valga la pena seguirla viendo. Veremos.

Y siguiendo con autores conocidos, Alan Ball, de cosas como American Beauty o A Dos Metros Bajo Tierra, estrena True Blood, basada en una serie de libros. Ball se aleja de su realismo urbano habitual para contar una historia sobre vampiros, de entre todas las cosas, manteniendo los elementos sobrenaturales, pero quitandoles toda la parte de aventuras y magia. Va de vampiros, con sus habilidades principales intactas, adaptandose de manera creible al mundo real, lo que le sirve para contar sus habituales historias sobre la condición humana y americana moderna, esta vez centrada en un pequeño pueblo del sur profundo. Muy interesante, como era de esperar, y siendo de la tele por cable, no se anda con remilgos ni censura. A ver si la emiten aquí pronto.

[¡Ni!]

Hola a todos. Con un par de semanas acumuladas, bienvenidos a las Criticas Reconstructivas. Esta semana, primero las novedades de Norma del mes pasado, después los comics mensuales de Panini, y de postre, algunos de Planeta también. Unas cuantas cosas malas, muchas mediocres, algunas buenas, pero nada que brille especialmente. Así que paso directamente a las novedades americanas, que son más interesantes:

Es el mes de la venganza de Terry Moore. Primero, hereda Spiderman quiere a Mary Jane (titulo irónico dado lo que ha pasado con el Spiderman “real”), y más o menos, conserva el estilo que tenía McKeever. Además, también hereda la relanzada Runaways y… bastante peor. No parece tener una idea clara de la mayoría de personajes ni de los temas de la serie, y no ayuda que el dibujo de Ramos les quite a los protagonistas la humanidad. No tiene pinta de ser un relanzamiento que valga la pena.

Siguiendo con relanzamientos, le toca el turno a Masacre, unos meses después que a su compañero de serie. Desgraciadamente, han cancelado una excelente serie para un relanzamiento escrito por Daniel Way, con todo lo que eso conlleva: No parece tener idea de cómo funciona la particular locura de Masacre, intenta ser gracioso sin serlo, y cree que mucha violencia compensa la falta de argumento.

En el apartado de “¿En serio?”, despues de Marvel Zombies, toca… ¡Simios Marvel! La cosa es que escribe Karl Kesel, y al menos se ha molestado en pensar una historia en vez de simplemente repetir el mismo chiste de sacar versiones en mono de personajes Marvel, como suele pasar en estos casos. Divertido, aunque chorra.

Por lo demás, Marvel sigue siendo la central de Invasion Secreta, que continua siendo bastante mejor de lo que uno esperaria de Bendis, pero sigue teniendo sus problemas que no hacen que sea tan bueno como debería para tanto bombo. Y aparte de la miniserie central y los crossovers, sale una miriada de miniseries para contarnos como afecta la invasión a personajes cuyos guionistas tienen suficiente poder como para que no les endosen un crossover en medio de la serie regular: Primero, Thor, donde el guionista suplente, Matt Fraction, cuenta una historia de acción perfectamente competente sin más. Tres cuartos de lo mismo para X-Men, pero que cuenta con el añadido de que Carey puede jugar con la plantilla entera de todas las series, usando muy bien el nuevo status quo de la Patrulla-X, demostrando que las peleas se pueden hacer bien, no como en la serie principal. Después está la de Spiderman, que realmente no tiene a Spiderman. Es una miniserie de Jackpot, por Brian Reed. Flojita, y más innecesaria. Por último, no es de una serie regular, pero viene a ser lo mismo, y esta vez si que es importante, es Inhumanos, escrita por uno de los guionistas de Heroes. Empieza muy lento, así que es difícil saber como ira, aunque tiene pinta de ir a empalmar con el crossover del año que viene más que otra cosa.

Mientras tanto, en DC, el crossover del año funciona de manera muy distinta. Crisis Final no funciona como un crossover típico expandiendose por otras series, ni como las otras Crisis. Más bien es una gran historia que parece una mezcla entre Siete Soldados y la LJA de Morrison, pero es increible de todas maneras, aunque muy atípico para una gran saga. Y mientras las series regulares siguen su camino sin verse incordiadas por todo esto, hay varias miniseries que tienen una historia muy interesante que contar independientemente de Crisis Final, aunque tengan una conexión. Aparte de la de los Villanos del mes pasado, está Revelaciones, con Rucka volviendo a los dos protagonistas de Gotham Central, en sus nuevas identidades. Tan bueno como anteriores cosas del autor, aunque ahora sea más cósmico porque use al Espectro. La otra es Legión de 3 Mundos, que será algo que hará las delicias de fans de la Legión de Superheroes en cualquier encarnación, Geoff Johns, George Perez o las Crisis en general. Una pasada, y encima, no es sólo para los que pillen cada uno de los miles de detalles a los que referencia, es una historia que se molesta en explicar cada elemento vital para los que no lo conozcan, y porque debe importar. Por último, Superman Beyond si que es más un capítulo importante de Crisis Final, también escrito por Morrison, donde tenemos al Morrison más complejo, practicamente invocando sus ideas de Invisibles para aplicarlas al Multiverso DC, mientras hace un viaje fantástico liderado por Superman. En 3D. Es un comic difícil, y no para todo el mundo, pero recompensa el esfuerzo. Ahora, si todas estas miniseries no sufrieran horribles retrasos, se podría decir que lo están haciendo bien en DC.

Pero ahí no acaba todo en DC. En un especial de Hawkman, a Jim Starlin no se le ocurre otra cosa que cargarse todo lo que han hecho durante años con el personaje, y volver al desastre que solía ser el personaje antes de que Johns lo arreglara. Y todo porque no le gustaba como estaba. Después de sus últimos trabajos, con esto Starlin deja claro que es el nuevo Byrne, un autor antes bueno que ahora es señal de desastre inevitable.

No todo puede ser malo: Vuelven los Seis Secretos, de la mano de Simone y su compañera en Aves de Presa Nicola Scott. Tan terriblemente divertido, macabro y original como sus anteriores tres apariciones, y pueden empezar ya las apuestas sobre si Planeta no va a publicarlo sin explicación, cuando publica cualquier otra mierda.

También sale un revival del viejo personaje de western, El Diablo, esta vez como un nuevo héroe oscuro sobrenatural, pero en la misma zona. No está mal, pero es difícil que esté a la altura del similar Blue Beetle, y lo va a tener difícil para pasar de un año.

Pasando a Wildstorm, siguen los relanzamientos con la nueva dirección del universo: Gen13 está un poco fuera de lugar en la nueva situación, pero es decente, no es que de para más. Mientras que Stormwatch vuelve a algo muy parecido a la encarnación original del grupo, aunque con algunos de los personajes menos interesantes, de momento. Aún así, no queda mal, aunque tampoco sea nada del otro mundo.

Por último, el lanzamiento Vertigo de este mes es Air, una extraña serie sobre líneas aereas, intriga internacional y algo que puede ser terrorismo. El comienzo es intrigante, y puede convertirse en algo chulo, pero también hay cosas que podrían ir por tópicos muy vistos. Si es que tiene suficiente tiempo para despegar, claro está.

Ahora, pasamos a las novedades que podeis comprar por aquí:

Angel: Tras la Caida Nº1: Dado el éxito de la continuación en comic de Buffy, no es de extrañar que le siga su serie hermana. Sin embargo, como el hecho de que no ponga “Sexta Temporada” en la portada te puede implicar, no es una continuación tan oficial. No está hecha por Whedon, únicamente usa algunas ideas suyas y está aprobada por él, está escrita por Brian Lynch, que ya había hecho miniseries de la franquicia en IDW. Continuar Angel es problemático: Por un lado, a diferencia de Buffy, Whedon y compañía tenían más ideas para seguir la serie cuando los bastardos de la Fox la cancelaron. Por otro lado, y pese a lo que alguien pueda creer, el final de la serie es perfecto tal y como está: No es un cliffhanger, es el final de Murieron con las Botas Puestas. La batalla se ha ganado, pero la guerra sigue, y no es tan importante lo que pase después como el hecho de que han seguido luchando. Pero bueno, no pasa nada por intentar continuar, y al menos Lynch parece que realmente quiere contar la historia en vez de simplemente sacar dinero con el cuento. El problema es que Lynch no es Whedon, ni nada parecido, sino que al leerlo, se nota que es un fan sin control, porque da la impresión de que es fanfiction. No intenta ser una temporada de la serie, más bien una única historia dispersa, parecido a lo que pasó en la Cuarta Temporada, pero de manera más exagerada. Más grave es el hecho de que Lynch parece que tenga mucha prisa por usar a todos los personajes de la serie, y sólo tenga 16 números, y decida sacarlos a todos, de golpe, sin venir a cuento, aunque no aporten nada a la serie, su historia ya hubiera sido contada y no les aporte nada, (extrañamente, un personaje que iban a explorar más si hubiesen seguido la serie, está ausente) y por supuesto, sin explicar quien diablos son para los que no sean fans de la serie. (Para que luego hablen de los comics de superheroes, esto es absolutamente impenetrable para no fans) Realmente, le falta todo el equilibrio y el cuidado que tan bien sabían hacer en la serie. Y también le falta la maestría a la hora de crear villanos: Los malos de esta historia son todos nuevos, y ninguno tiene nada de carisma u originalidad, son todos monstruos más o menos genéricos, con algo de gracia al hablar, pero poca. Y en cuanto menos se hable del pez parlante que se ha traido de una de sus miniseries no canónicas, mejor. El resultado es que partes de la historia que deberían hacerse divertidas, quedan más bien flojas. Lo cual no quiere decir que todo sea malo: Se nota que usan ideas de Whedon, porque hay algunas muy buenas para los personajes, de lo más irónico y cruel, como corresponde a la serie, y grandes sorpresas que en retrospectiva tienen mucho sentido. Las voces y personalidades de los personajes principales se conservan relativamente bien, aunque el único que brilla es Spike, que lo hace muy bien. Y en general la idea central de la temporada, y como continua los temas centrales de la serie, y las direcciones personales de cada héroe, son buenas, y una continuación apropiada para la serie. El otro gran problema es el dibujo, pues Franco Urru, como muchos de los dibujantes de IDW, es más bien novato y bastante flojo. Los personajes son reconocibles, al menos, y la acción es clara casi siempre, pero por lo demás es bastante feo, bastante poco impresionante, y no sabe vender en absoluto las expresiones faciales y movimientos que deberían traducir la interpretación de los actores. El resultado es un comic que podría ser una continuación digna de una serie excelente… pero por culpa de las limitaciones de los autores, se queda en interesante pero fallido. Aún así, puede satisfacer a fans que no sean excesivamente exigentes. Para esos, recomendado (7)

Angel Caido Nº8: Si, IDW tiene dos series muy distintas prácticamente con el mismo nombre. Una sola historia esta vez, y no muy larga. La idea es curiosa: Cuando Peter David anunció la serie, parte de la intriga que le dio fue la ambigüedad de si la protagonista, Lee, era la antigua Supergirl que PAD escribio durante años en DC. Por supuesto, no podía serlo de manera oficial, porque los derechos del personaje no son suyos y los de esta serie si, pero podía ser una de esas cosas que con un guiño a los lectores que sepan el chiste, se saben sin decirse. Al final, cuando se pasó la serie a IDW, dejó claro que no, que los parecidos eran coincidencia, y era un personaje nuevo. Pero como David tiende a hacer lo que le da la gana, cuando nadie se lo espera, esta historia va de presentar especificamente a un personaje que era su antigua Supergirl, con referencias tan directas como se puede sin infringir el copyright, ya que, total, nadie la está usando. Ni la va a usar en condiciones. La manera de integrarla en la serie es muy apropiada, de manera metaficticia, pero con implicaciones interesantes sobre la naturaleza de Bete Noire y del papel del Angel. El primer capítulo es una historia similar a cierto capítulo de Buffy, que sirve como una buena presentación para el personaje. Aunque el final más o menos se ve venir, hace que se desarrolle y caiga suficientemente bien, aunque no conozcas su existencia previa, para que el final sea satisfactorio. La segunda parte es un flashback que está bastante bien, viendo la clase de historia típica de la serie, pero con varios elementos cambiados, que sirve para ver a viejos conocidos, y a gente en situaciones distintas. Y el final ata todo, deja al personaje en su nueva situación, y nos da señales ominosas de algo que va a pasar. Quizá no sea tan buena como otras sagas de la serie, la falta de la protagonista habitual y su humor y peculiaridades afecta mucho al tono de la serie, y no es tan original como otras veces, pero sigue siendo bueno. El dibujo de Woodward sigue siendo bueno, y el de Donaldson en algunas escenas queda un poco raro y disperso, pero más o menos pega. Recomendado (8)

Asombroso Spiderman Nº23: Le toca el turno escribiendo a Bob Gale, el otro guionista del equipo que prometía. Gale fue el guionista de Regreso al Futuro, pero más apropiadamente, escribio la última saga del Daredevil superheroico y optimista antes de que todo se volviese oscuro y deprimente, así que es una buena elección para esta serie. Además, le toca estrenarse en serio al dibujante regular estrella de la serie, Phil Jimenez, que ya hizo el especial de presentación. El resultado… es una historia bastante corriente, la verdad. Buena parte es un combate contra el villano nuevo de turno, que dejando aparte el diseño y algo de originalidad en poderes, es bastante olvidable. Spiderman está escrito de manera bastante divertida mientras tanto, al menos, que está siendo sobre todo el objetivo de estas primeras historias, así que se hace divertidillo pese a todo. Y los subargumentos están bien, sobre todo la presentación del bar de apuestas, que es una idea brillante, y el de Jameson y el nuevo Daily Bugle, que es bastante gracioso. Realmente, no avanza nada más, es una historia poco trascendente que corta un poco el movimiento del relanzamiento. Pero está bien hecha, y sobre todo, tiene dibujo de Jimenez, que es tremendamente atractivo, y con mucho esfuerzo, aunque el diseño del villano probablemente no funcione con un dibujante menos realista y detallado. Recomendado (7)

Astonishing X-Men Nº13: Por fin termina. Y eso que sólo han pasado 6 números desde el número anterior en España (debido a que en Panini son… ya sabes), “sólo” han tardado 26 meses en sacar 13 números, y apenas un poco más de 4 años en sacar 25 números. No es de extrañar que, pese a que cuando salió iba a ser la serie principal de la Patrulla-X, teniendo a los personajes más famosos y marcando el ritmo, con el tiempo se convirtió en algo superfluo, que seguía a su ritmo mientras las cosas importantes pasaban en otras series de la línea, las otras series principales y miniseries usaban cada vez más a sus protagonistas, y hasta al final, se chafaba el final. (Si te fijas bien en Complejo de Mesias, sabrás que personaje no vuelve de Breakworld en este número) Se ha convertido en un chiste, no un acontecimiento. La serie, además, ha tenido varios problemas aparte de la periodicidad: Fue concebida en plena fiebre del relleno, y se nota. En trabajos posteriores, Whedon parece haber aprendido a contar una historia que vaya a un ritmo aceptable si la lees a plazos mensuales (no es que eso hubiese ayudado a esta serie, pero eso es otro asunto), pero aquí no: Los últimos 13 números son sólo una historia, en la que se tardaba varios números en avanzar cualquier cosa, que se deberían haber contado en menos. Luego, la mayoría de elementos de la primera mitad de la serie, o se han ignorado tras tener una gran presentación que no ha ido a ninguna parte (como la Cura) o eran directamente una gilipollez con poco que ver con lo demás, como Peligro. Lo mismo para la historia sobre Cassandra Nova que contradecia a su única aparición anterior que ocupaba el tercer cuarto de la serie, ya puestos. La historia central, por su parte, ha resultado ser sobre un mundo de alienígenas sacado de un mal serial de Flash Gordon, que ha sido pegado a la Patrulla-X y al personaje de Coloso a la fuerza de manera arbitraria, porque a Whedon le daba la gana, porque no tiene nada que ver. Y por supuesto, la serie es terriblemente convencional en comparación con su predecesora, New X-Men, aunque en comparación con las otras series contemporaneas, aún queda bien y todo. Lo único que ha tenido la serie que haya resultado positivo de por si, aparte del dibujo de Cassaday (impecable, como siempre, una pelicula de acción de alto presupuesto en comic) son los diálogos e interacción de los personajes, aunque en algunas cosas se basen más en hacer homenajes o continuar historias muy pasadas que otra cosa (canta especialmente la resurrección de Coloso, únicamente para continuar su romance con Kitty Pryde, que acabó hace 22 años, porque por lo demás sigue siendo un personaje muy aburrido y plano, cuya única personalidad y concepto es ser estoico y sufridor). Cuando ha hecho cosas nuevas, como Armadura o la Agente Brand de SWORD, le ha quedado mejor. Es lo mismo en este número: La mecánica de la historia es absolutamente ridícula, con el arma final de Breakworld siendo algo completamente ridículo, estúpido, fuera de lugar, y que es imposible que funcione con que sepas algo de fisica a nivel de primaria. Y pese a basarse en algo tan tonto, aparentemente se puede sacar defensas mágicas que funcionan a niveles impresionantes. Por su parte, la manera de resolver el dilema del trono también es bastante arbitraria. Pero la resolución de todos los elementos personales, de buenos y malos, es satisfactoria y tiene grandes momentos y diálogos para todos. Y al menos Whedon, a diferencia de la mayoría de guionistas de nombre en Marvel, se acuerda de que existen otros superhéroes en el Universo Marvel a la hora de hacer la gran amenaza. En fin, un final con problemas para una serie fallida, pero que ha tenido sus cosas buenas. Ahora, a esperar unos 6 meses a que venga otro autor de nombre a relanzar la serie, esta vez como la serie secundaria. Recomendado (7)

Battle Britton: “Una historia del universo Albion creado por Alan Moore”, reza la portada. Es dificil enumerar todo lo que está mal con esa frase. Para empezar, Moore no tiene absolutamente nada que ver con esto, apenas lo tenia con Albion. De hecho, crear, creo poco, porque todos esos personajes ya existian, de hecho, esa era la idea, un revival de viejos personajes de comic británico. Y para colmo, realmente esto no tiene nada que ver con esa miniserie ni con su universo. De hecho, de revival de un desconocidisimo personaje tiene poco: Realmente, es una historia de guerra de Garth Ennis, con todo lo que eso conlleva. De las que van en serio, sin casi guarradas ni humor negro, sobre lo terrible que es la guerra pero lo maravilloso que es volar. Si has leido alguna, ya sabes como va. No es de las mejores (de este estilo, no se puede superar su As Enemigo) pero sigue siendo buena, sobre todo si te gustan mucho, o es tu primera exposición a esto. El dibujo es de un veterano de los comics británicos, Colin Wilson, y lo hace perfectamente. Recomendado (8)

Boys Nº2: Tomo con dos sagas enteras, mientras que en otras series, cuando hay cosas asi las parten en dos. Si, asi se publicó en EEUU, pero en el caso de Angel Caido han partido en dos un tomo americano más pequeño. Lo bueno es que Ennis parece tener más repertorio que dedicarse a tener a sus duros y “mira-que-son-chulos” protagonistas ridiculizando y masacrando versiones pervertidas de superhéroes famosos. Lo cual no quiere decir que no se dedique a ridiculizarlos. La primera tiene la mitad protagonizada por un hibrido Batman-Iron Man con un problema muy, muy ridículo, pero muy gracioso. Es humor basto y de mal gusto, pero es divertido, y al menos, para variar, Ennis hace que el pobre desgraciado de pena y se entrañable en vez de un blanco para burlas. La otra mitad es una investigación sobre el sórdido mundo de los sidekicks que es lo mismo que hicieron en Bratpack hace veinte años, y que ya no queda impactante, queda repetitivo. En la otra historia, si que ya no se recurre a lo de ridiculizar superhéroes, sino que es una historia más seria con los protagonistas metidos en un caso en Rusia. Por supuesto, hay mucho humor al ver a Huguie interactuar con los nativos que son un tanto peculiares, pero por lo demás, es más una versión superheroica y exagerada de las cosas que Ennis hace en Castigador, más que lo que habíamos tenido hasta ahora. Mientras tanto, poco a poco, se nos va contando la historia política y conspiradora detrás de este mundo tras retorcido, y está mejor pensada de lo que pudiera parecer al principio. Si Ennis sigue por este rumbo, en vez de los chistes malos y fáciles, la serie puede convertirse en algo único e interesante en vez de más de lo mismo. El dibujo de Robertson es excelente, como siempre. Recomendado (8)

Capitán America Nº35: Presentando al nuevo Capitán America: Ahora con una pistola, un cuchillo, un brazo biónico y más negro. Y por alguna razón que sólo Alex Ross conoce, algo que parece el escudo original (o la bandera de Puerto Rico) pegado al pecho, de manera que parece que se va a clavar la punta en la entrepierna si se agacha. Si no ves inmediatamente como esto no es más que un reciclado de todas las versiones “modernas, oscuras y violentas” de los 90, nada te convencerá de lo mal que lo está haciendo Brubaker, y todo porque es incapaz de escribir héroes, y en vez de buscarse una serie más apropiada para él, ha tenido que cargarse todo de una que no le interesaba. Y todo para tener lo mismo de siempre: Peleas insulsas y sin inteligencia contra carne de cañón, planes infinitos de villanos en plan James Bond y muy poco bajo la superficie que ni siquiera tiene estilo. No Recomendado (4)

Cuatro Fantasticos Nº9: Final de la saga, que se reduce a un duelo de personalidades, inteligencia y moral entre Richards y Muerte. Más fascinante que tenerles pegandose, todo hay que decirlo. De fondo, temas bastante profundos sobre como cambiar el futuro, y a lo que estás dispuesto a llegar y a renunciar, con McDuffie aprovechando que es suficientemente lejos en el futuro que no se llegará a ver (de hecho, seguro que ese futuro se negará completamente tarde o temprano, como suele pasar con estas cosas) para poder especular a lo grande. Eso si, diga lo que diga, el viaje en el tiempo en el Universo Marvel no funciona asi. Muy buena historia para los personajes, con un final entrañable. Dibujo bonito de Pelletier, que deja claras las diferencias y parecidos entre los 8 Fantásticos, y hace vistoso un número de 9 personas hablando. Y así termina la etapa de ambos, que al final, no ha sido más que hacer de puente entre el destrozo de JMS y lo que vaya a hacer Millar, hacer control de daños de su puñetera Guerra Civil, y recuperar el tono clásico centrado en la cosmogonía Marvel de antaño. Una buena pequeña etapa dadas las circunstancias, y un buen regreso para McDuffie, que ahora se larga a DC a ver si puede hacer algo más, mientras que Pelletier se va a la parte cósmica de Marvel. Para seguir teniendo 48 páginas durante un mes más, el número incluye uno de los especiales What If del primer año de la tanda actual, es decir, de 2004, que tenian perdido en un cajón. (Por cierto, que queda inédito, incomprensiblemente, uno bastante bueno de Hulk por Peter David de ese año) La premisa es un giro bastante obvio que ya se había visto alguna vez, y tiene un equipo creativo neo-retro, Karl Kesel y Paul Smith. Pero pese a sus esfuerzos, es una historia de lo más obvio y simplón, que con leer dos de las páginas, ya sabes absolutamente todo lo que va a pasar, sin nada que lo haga agradable en la ejecución más que el dibujo bonito. Kesel es mejor que esto, y por eso solía hacer historias entre etapas (aunque no esta vez, pero a cambio han puesto este especial) Recomendado (7)

Daredevil Nº31: Termina la historia de Mr Miedo, al menos de momento. La pelea contra él es el aburrimiento habitual en esta serie, aunque al menos Brubaker se molesta en usar de manera más creible la idea del Encapuchado como el señor del crimen. Y luego está el final, que quedaría triste e impactante… si no fuera porque como Brubaker (y Bendis antes que él) lleva tanto tiempo haciendo la vida de Matt Murdock un completo infierno, verle como le pasan cosas malas ya no impacta, sino que es lo habitual. Sabes que la gente alrededor suya está únicamente para sufrir, y ya no importa. Por eso no puedes tener una serie todo el rato en el mismo plan, sea el que sea. El dibujo de Lark sigue dadole tono callejero a la serie sin que la gente disfrazada de morado quede fuera de lugar. Además dibuja el complemento, ya que esta serie es la otra de la manía de Panini de “mete de complemento un What If de 2004 para cobrar por un número doble un mes más” de este mes. En este caso, está escrito por Brian Michael Bendis, dandole un final distinto a la historia de Kevin Smith, y es de la misma calidad que el último que hizo, es decir, nula. Se tira casi la mitad del espacio resumiendo la historia original antes de la divergencia, pese a ser realmente innecesario, y luego llega a una estirada conclusión final que no tiene nada que ver, y apenas se explica. Es una mala historia tonta de 8 páginas estirada a 22, y un auténtico pegote. Neutral (5)

Green Arrow Nº9: Con dos especiales sobre la boda dichosa. El primero es un especial sobre los preparativos de la boda, y es tan inutil, superfluo y superficial como puedes esperar de algo así. Es decir, varias páginas de superhéroes preocupandose de cosas absolutamente intrascendentes y ridiculas como si fueran importantes, sin decir lo más mínimo sobre ellos que no se haya dicho mucho más en el resto de especiales de la boda. También incluye varios anuncios falsos sobre artículos relacionados, que como chiste no tienen ninguna gracia en absoluto, y como adorno no se sabe bien a que vienen. Un timo, y un desperdicio de los talentos de Torres y Norrie, autores independientes que son capaces de mucho más. El segundo es la boda propiamente dicha, y realmente es el principio de la nueva serie relanzada con Flecha Verde y Canario Negro como coprotagonistas, pero como especial para que parezca un evento mayor. Escrito por Winick, por tanto, sabes a lo que te expones: Los personajes son una caricatura total, tanto los protagonistas (Oliver es un machito, Dinah una santa estoica que controla sus tonterías) como todos los invitados. Si te tragas esa interpretación de los personajes, la primera mitad no está mal, dentro de ese estilo de comedia. La segunda ya tiene la típica acción de la mayoría de boda superheroicas, enlazando con cosas que están pasando en el resto del Universo DC (y chafando el final de la saga actual de JLA, si te fijas), aunque está tomada, como suele ser, en forma de comedia. A veces se pasa un poco de chorra, pero vale. Y luego está el final sorpresa. Si, es una gran sorpresa, y más por la sacudida que da el cambio de tono. Que sea una buena sorpresa, ya es otra historia. Depende de por donde vaya, aunque el historial de DC en cosas similares no da buenos auspicios. La escena en concreto podría haberse hecho bastante mejor, eso está claro. Lo mejor sin duda es el dibujo de Amanda Conner, que ojalá se prodigara más, porque es muy bonito, dentro del tono caricaturesco que le pega a la historia, pero sabiendo hacer emoción de verdad cuando la historia lo requiere. Es difícil recomendar este número, primero porque la mitad es relleno, y segundo porque tampoco es representativo del tono que va a tener la nueva serie, pese a ser necesario para ella. De todas maneras, si has aguantado a Winick hasta ahora, no creo que vayas a dejarlo ahora, ni viceversa. Neutral (5)

Highwaymen: Historia de espias, tiros y persecuciones violentas en vehículos, por dos autores desconocidos. Competente, pero sin absolutamente nada que la pueda distinguir de montones de películas e historias similares. El guionista se quejó de que las horribles ventas son culpa de algo inherentemente podrido en el sistema de ventas americano. Y aunque ciertamente tiene sus problemas, en serio, ¿que se podía esperar de un comic por dos desconocidos que lo único que ofrece es una historia de género sin ninguna innovación o giro? Neutral (6)

Iron Man Nº8: La portada no tiene absolutamente nada que ver con el interior del comic, con nada de esta etapa, o con nada que jamás se haya visto en el universo. Es llamativa, eso se lo concedo, pero que manía en Marvel con las portadas pin-up que no dicen nada por “artistas” que no han dibujado un comic jamás. En cuanto al anterior, es tan tedioso como los números anteriores, en una historia que apenas avanza. Se supone que debería volverse más interesante porque al menos hay acción, pero los Knauf vuelven al mismo fallo de toda la serie actual, poniendonos un villano genérico que apenas parece una amenaza comparado con las cosas que Iron Man ve habitualmente, como si fuera lo más terrible del mundo. Ridículo, es lo que es. El dibujo es normalito. No Recomendado (4)

JLA Nº13: Oh, Dios. El segundo número de McDuffie sería una historia entretenida de los villanos poniendose las pilas y actuando inteligentemente por una vez, y poniendo contra las cuerdas a los héroes mediante mejor estrategia y fuerza en números. Pero en el fondo, es una serie de escenas de acción, y eso necesita que el aspecto visual sea, al menos, si no atractivo, al menos que sea agradable de mirar. Y aparentemente, en DC odian esta serie, o el editor tiene el cerebro atascado en 1994, porque suplen a Ed Benes con un dibujante que es mucho más repulsivo, si cabe. El tal Benitez tiene las peores distorsiones de McFarlane e imitadores, y ninguna consistencia en anatomía, perspectiva o concepto de cómo funciona una escena de acción. Es doloroso de ver. Probablemente hay una historia de acción superheroica perfectamente decente debajo del dibujo (e incluye un par de toques buenos, como McDuffie continuando ridiculizando a su predecesor, o en concreto, la manía actual de afeitarle la cabeza a los personajes negros como si eso les hiciese más modernos) pero no se puede ver. La portada está bien, aunque es engañosa (muchos de los villanos no salen en el interior) pues Churchill cada vez se parece más a Arthur Adams. No Recomendado (4)

JSA Nº10: Ojalá te guste la historia que empieza aquí, porque aún no ha terminado en EEUU. Por una vez, las portadas de gente posando de Alex Ross le van bien al comic, pues la historia se centra en creaciones suyas. (También ayuda que aquí empiece a mostrar algo de más originalidad, y que la de Eaglesham este mes sea un poco chorra de más) He aquí el Superman de Kingdom Come, aprovechando la revelación de que su mundo es uno de los 52. Y la verdad es que es una buena idea, y no sólo una manera de tener a Ross contento dejandole hacer su precuela de KC: Permite que la SJA tenga a un Superman mayor sin necesidad de liar continuidades pasadas, le da juego a la historia de Power Girl, y sobre todo, le da un nuevo giro al tema central de la serie de entrenar y mostrarle el camino a los nuevos héroes, pues Tierra-22 es un claro ejemplo de lo mal que se ponen las cosas si fracasan. Como idea, muy buena, pero el número en si empieza a explicarte porque la saga va a durar tanto: Realmente, no pasa mucho. Es presentar al personaje y verle adaptandose al presente y viceversa, además de un par de cameos/guiños/pistas referentes a KC, algunas reacciones interesantes (eh, mira, Johns se acuerda de Obsidian por una vez) y un misterio bastante obvio si sabes lo más mínimo de DC, aunque a diferencia de otros, Johns sabe elegir bien a la carne de cañón, escarbando en la historia pasada de los protagonistas. El conflicto final está un poco forzado, me temo. Está bien, pero de Johns se espera un poco más de avance por número, aunque al menos rellene con toques. Muy buen dibujo de Eaglesham, de todas maneras, distinguiendo muy bien entre distintas anatomías y posturas… aunque la guinda es que el propio Ross contribuye algunas escenas para los flashbacks a Kingdom Come, que quedan apropiados. Recomendado (7)

La Última Historia de los 4 Fantásticos: Que sería 4F: El Fin, si Alan Davis no lo hubiese hecho ya. Así que han utilizado el título de la miniserie del mismo estilo de los Vengadores. Y si te preguntas, ¿para que necesitamos OTRO final de los 4 Efe, encima tan seguido del otro? Es porque este es de Stan Lee, que tiene todo el derecho a terminar lo que empezó. Además, este tiene la ventaja de realmente parecer un final, no como el otro, que era una historia más, pero en el futuro. El problema es que después de las historias refrescantemente inesperadas en los especiales del mes pasado, esto es más lo que uno podía esperar de un comic de Stan Lee: Exageradamente sobreescrito, para empezar. Y sorprendentemente, tomandose a si mismo demasiado en serio. Básicamente, es un reciclado de la Llegada de Galactus, con muchas páginas dedicadas a contarnos que, en serio, es una amenaza totalmente terrible, invencible y mayor que jamás que se haya visto. Y al final, se soluciona sacandose de la manga un elemento nuevo, que contradice todo lo que se había pasado estableciendo en las páginas anteriores. Y al final, es únicamente el fin porque el guionista lo decide arbitrariamente, aunque la ambientación de la última escena es buena, al menos. Pero es un esfuerzo muy pobre y anticuado, me temo. El dibujo de Romita Jr es como las otras veces que ha tenido que hacer cosas muy cósmicas y muy vacias, como en Thor. No Recomendado (4)

Lobezno Nº33: Seguimos con la historia en la Guerra, aunque esta vez es historia nueva y no reciclada. En cualquier caso, es más de lo mismo, pero bueno, es decente, y tener historias de Logan en otras épocas es algo más apropiado para una serie llamada Lobezno: Orígenes, por no hablar de menos redundante y estúpido, que lo que suele ofrecer Way. Lo de conectar todo a la misma conspiración sigue siendo bobo, pero le gana algo mucho más bobo: El retcon de Brubaker de Bucky como asesino, escrito por alguien sin concepto de lo apropiado y comedido como Way. Así que aquí eso se traduce en un Bucky sádico y sangriento. El resultado es desternillante, cuando lo que pretende es lo contrario. Buen dibujo, al menos. No Recomendado (4)

New X-Men Nº37: Como siempre, el eslabón débil de la historia, con diferencia. A diferencia de en Factor-X, ni se molestan en darle un papel importante a los protagonistas de la serie en este número, pese a que la serie le queda un número: En vez de eso, es una historia de X-23 y sus amigos con garras. Está claro que los guionistas ya se han cansado de la serie y prefieren dedicar sus esfuerzos a un piloto escondido de su nueva serie. Predeciblemente, Kyle y Yost ejercen su sed de sangre, aunque sea con otros personajes. Veamos… la nueva Fuerza-X tiene 6 miembros, de los cuales, dos no aparecen en las imágenes promocionales de la serie, y uno es completamente prescindible y no aporta nada. Me pregunto quien morirá. Mucha testosterona y violencia, en vez de verdadera emoción, y queda ridículo cuando tiene que importar que un personaje que no aparecía en ninguna serie muera con mucho melodrama. El dibujo de Ramos tampoco se presta a ultraviolencia ultraseria, para colmo. El impulso del crossover hace que sea sólo un bache y no un desastre, pero aún así, se nota la diferencia entre guionistas competentes a media potencia, y guionistas incompetentes. No Recomendado (3)

Nuevos Vengadores Nº33: Los Nuevos Vengadores vs el ejército del Encapuchado, compuesto por personajes que Bendis sacó de un libro de fichas y no se ha molestado en saber su personalidad o poderes. El resultado son puñetazos indistinguibles garabateados por los muchos rayajos de Yu, con el diálogo repetitivo de siempre. Nada de estrategia, nada de distincion entre personajes, nada de nada. Sería decepcionante, si no fuera a lo que Bendis nos tiene acostumbrados. No Recomendado (3)

Patrulla-X Nº33: Segundo mes de Complejo de Mesias, y queda claro que la saga no va de cambiar nada para los mutantes. Va únicamente de varios bandos persiguiendo al bebe milagroso, y los únicos cambios que puedan surgir son de la gente que se mate entre si en la persecución. Si tienes en cuenta eso, no está tan mal: Lo bueno que tiene es que a efectos prácticos, es una serie semanal (o en el caso de paises subdesarrollados, una serie mensual de 96 páginas), así que puede dar tantas vueltas sin que realmente pase nada, ya que la periodicidad hace que no se note mucho. En este capítulo, la Patrulla-X está bajo ataque en su propia casa, lo que da para unas buenas escenas de acción, con una buena sensación de tensión y todo saliendo mal, y empiezan a tomarse las decisiones difíciles. Lo bueno es que no queda nada claro por donde va a tirar, ni que bando tiene razón. Y que se libren de algo que ha sido una mala idea desde el principio. El dibujo de Billy Tan parece medianamente atractivo a veces, pero en cuanto más te fijas, más te das cuenta de que tiene graves problemas de perspectiva y anatomía. Recomendado (7)

Poderosos Vengadores Nº8: Los Vengadores se enfrentan a simbiontes durante buena parte del número. Algo mejor que la serie hermana este mes, porque Bagley es muchisimo mejor dibujante para estas cosas que Yu, y al menos aquí los villanos se supone que son indistinguibles y genéricos. Aún así, se sigue notando que Bendis no tiene ni idea de hacer estas cosas, ya que son muchas peleas genéricas con diálogo (y pensamiento) chorra hasta que toca un deus ex machina para resolver el día. Sería insoportable sin Bagley. Tiene algún subargumento interesantillo con más paranoia skrull y otros, al menos. Neutral (5)

Punisher: Diario de Guerra Nº12: El malo en esta historia es Kraven jr, que Fraction ha revertido sin explicación a una fotocopia de su padre, en vez del personaje más complejo que teníamos en Beyond y otras cosas recientes, similar al Catman de DC. Una pena. Y luego está el hecho de que es una historia que pega más bien poco en esta serie, aún teniendo en cuenta el remite de “el Castigador vs supervillanos exagerados” que justifica el tono, porque técnicamente no está cometiendo crímenes contra inocentes. Pero bueno, es asi porque a Fraction le da la gana hacer una historia enloquecida de Kraven cazando a villanos vestidos de animal, y maldita sea, la va a hacer. Es divertida, la verdad, exagerada de manera graciosa, con alguna cosa en la que se pasa demasiado, y una oportunidad para usar a villanos variopintos, y a tener acción más de cuerpo a cuerpo y menos de pistolas. El dibujo de Cory Walker, de Invencible, le va bien al estilo animado de la serie, y ya demostró allí que puede mezclarlo con tripas. Recomendado (7)

Rising Stars: Voces de Ultratumba: JMS ya terminó la serie y contó lo que tenia que contar, pero eso no impide que Top Cow explote la franquicia de todas maneras. Así que aquí tenemos una miniserie completamente innecesaria sobre uno de los protagonistas de la serie, escrita por una protegida de Straczynski, cuyos únicos otros créditos en comic son otras miniseries derivadas basura. Es una historia de misterio, con el protagonista investigando un asesinato mediante los poderes, que acaba con una conspiración mayor bastante ridícula y traida por los pelos, que no pega en nada con el mundo en el que transcurre la serie. No aporta nada, ni al personaje ni a la serie, y puedes ignorarlo perfectamente. El dibujo es de varios autores, casi todos bastante malos. Oh, y si te preguntas porque viene el nombre de Straczynski en portada, aparte de para tomar el pelo, es porque viene una corta historia suya que se dejaron en los otros tomos. No te pierdes nada. No Recomendado (4)

Runaways Nº15: Es el mes de Joss Whedon terminando lo que empezó y largandose de personajes que no ha creado, con lo que todos salimos ganando. Porque no es de recibo tardar 15 meses en sacar 6 números, y que haya esperas de 4 meses entre números. Tampoco es justificable la estupidez de Panini de haber empezado a publicar la saga sabiendo que no iban a poder terminarla, cuando podría haber hecho las cosas bien si se hubiesen esperado únicamente 4 meses, pero esa es otra cuestión. El número, en cualquier caso, queda un poco anticlimático. Todo se resuelve, si, pero de manera un poco apresurada sin mucho detalle. La pelea termina mágicamente, en el sentido literal. Varios de los protagonistas tienen un último momento, pero apenas hemos pasado tiempo con ellos como para que importe. La situación en la que estaba Nico en el número anterior, si la recuerdas tras estos meses, se resuelve fuera de pantalla y casi sin explicación. El triángulo con Victor y ella continua encajando fatal con el final de la etapa Vaughan, con los protas actuando como si no hubiesen empezado a salir, lo que hace que Victor quede de un insensible y cabrón increible, sin que nadie diga nada al respecto. Y la resolución de la paradoja temporal que empezó todo esto sale de ninguna parte, pese a que contradice cosas que se establecen en el número, para que pueda resolverse como corresponde, aunque no tenga sentido. El resto de cosas se resuelven bien, pero no es un final espectacular, más bien aceptable como mucho. Ni siquiera el dibujo de Ryan es tan bueno como otras veces, se nota que tuvo que darse prisa para que el comic no se retrasara aún más, de todas maneras, ojalá esto le sirva para conseguir un buen puesto proximamente. Reemplazar a Vaughan iba a ser una tarea dificil para cualquiera, pero Whedon ha sido una decepción, y no sólo por su poca profesionalidad. De todas maneras, no ha sido tan malo, sobre todo en comparación con lo que viene, como menciono más arriba. Recomendado (7)

Superman Nº16: Dos números de Action, pero por alguna razón, no ponen los dos números de Busiek con Cuenta Atrás que deberían haberse publicado ya. Ellos sabrán. Tampoco tenemos el anual que termina Ultimo Hijo, que nos habría dado un tres de tres finales de historia muy retrasados esta semana. Lo que tenemos es, descontando ese anual, el comienzo de la etapa de Geoff Johns en solitario en la serie, a ver si lo hace mejor que con Donner. La historia es el retorno de la Legión de Superhéroes clásica, la de Levitz, después de su reintroducción en la Saga del Relámpago. Los comos y porques de su reaparición no se explican, gracias a Dios, porque son de un complicado que aboca a la locura, y simplemente se reintroducen como los amigos del futuro de Superman cuando era joven, y pasa de complicaciones con la continuidad (si te interesan esas cosas, ya se mencionaron un poco en la SR, y se volverá a ellas en Crisis Final) Como viene siendo habitual en Johns, cuando le toca reintroducir a la grandeza a algún personaje o concepto, lo que hace es ir al concepto central, principal y único, que muchas veces se ha ignorado a base de añadir capas o escribirse mal o formulaicamente, y partir de ahí. Lo que hace aquí es jugar con la idea central, borrada tras la primera Crisis, de Superman como inspiración de la Legión, pero viendo también la idea recíproca: Que la Legión fue muy importante en la juventud y desarrollo de Clark de joven, encajando con la visión actual de Clark como un joven algo aislado de los demás debido a sus poderes. Funciona maravillosamente, y el hecho de que no los haya visto desde hace años hace que un universo tan complejo como ese futuro pueda reintroducirse de manera gradual y fácil, como un reencuentro de Superman con sus amigos de la infancia. La otra idea central de la LSH, la de ser abanderados de tolerancia y cooperación entre especies, presenta el conflicto central de la historia, muy apropiado para los tiempos que corren. La primera escena, invirtiendo el comienzo famoso, no sólo es un chiste bastante bueno, presenta perfectamente la idea central en poco espacio.

Lástima que el resto del primer capítulo sea todo lo contrario: Demasiada presentación, no ya del concepto de la Legión, sino de Superman, para el espacio que tiene, que hace que la historia no empiece realmente hasta el final. Si los conoces ya, la mayor parte del número será redundante, y si a eso le añades una escena en el Planet que parece sacada de la primera película de Superman en vez del Superman actual, que queda bastante ridícula en su intento de demostrarnos la importancia de la LSH, el primer número decepciona un poco… hasta el final. Entonces ya empieza lo interesante, con la reintroducción del futuro, la reaparición progresiva de los Legionarios para que vayan luciendose, y la de los villanos de la saga, una reinvención muy buena de un viejo concepto, con miembros individualmente interesantes. Johns al menos se molesta en darle algo de personalidad a cada uno de los héroes y villanos, aparte de escarbar buscando viejos personajes para usar. Añadele varias otras referencias a cosas que han pasado, múltiples complicaciones que hacen que las cosas realmente parezcan difíciles hasta para los superpoderosos protagonistas, un buen cliffhanger o dos, y la explicación de lo que pasa en la Tierra que es a la vez originalmente divertida, y espeluznante (especialmente porque SABES que cosas muy similares ocurren hoy en dia en EEUU) y queda una historia muy buena. Pero tiene otro problema, y es el nuevo dibujante, el antaño adorado Gary Frank. Es decir, su capacidad para la composición y la narración sigue siendo muy buena. Pero ahora añade un montón de rayitas innecesarias que hacen que el acabado sea mucho peor que antes. Además, sus problemas con las expresiones faciales cada vez son más agudos, y cada vez en más escenas los protagonistas tienen cara de estar sufriendo horriblemente en vez de lo que corresponda al guión. Y luego están las chicas. Oh, Dios, las chicas. Porque sus chicos tienen expresiones raras, y los rediseños de los Legionarios tienen algunos adornos innecesarios, pero en general entran dentro de lo aceptable. Pero todas las mujeres en este comic tienen la misma anatomía anoréxica con implantes de pecho, la misma expresión de estar drogada y la misma ropa objetivizante y fetichista. Se supone que la Legión representa un futuro progresista, pero si ves a las mujeres de Frank, parece más bien que representan lo peor del presente, las supermodelos cabezahuecas. Es vomitivo, y perjudica bastante el disfrute del comic. Aún así, es un gran retorno para un concepto que lo merece, como suele hacer Johns. Recomendado (8)

Thor Nº6: Parte es tener a asgardianos interactuando más con terrestres de la “sal de la Tierra”, y es bastante divertido, viendoles encajar de manera cómica pero apropiada. La otra es un debate filosófico de Thor consigo mismo, otra vez, que la verdad, se hace un poco pesado por repetición. El final al que llega eso promete un poco. Pero la serie tiene que arrancar del todo ya, o va a perder el impulso que ha cogido por el relanzamiento. Buen dibujo de Coipel. Neutral (6)

Thunderbolts Nº8: El Espadachin es el malo, pues Ellis ha tirado por el retrete todo el buen trabajo que hizo Nicieza de transformar un villano cutre de tercera por el que nadie daba un carajo en un antiheroe tan interesante que el propio Ellis quiso usarlo… sin haberse molestado en leer ni una sola de sus apariciones. Patético, y se nota, porque por supuesto, el cambio de 180 grados no se explica en lo más remoto. Si descuentas eso, y los problemas similares con otros personajes, es una historia de acción desmadrada con cierta diversión, sobre todo viendo como a Norman Osborn se le van las cosas cada vez más de las manos. Y el subargumento con el Dr Samson da ciertos atisbos de esperanza de que la mayor estupidez de todas se va a deshacer, si los editores les dejan. Dibujo apropiado aunque con plantilla de Deodato. Recomendado (7)

Tom Strong Libro 5: Otra antología. Primero toca una historia bastante divertida de Mark Schultz y Pascal Ferry jugando con las leyes de la física. Después viene una por un tal Aylett, que se basa en reconocer una amenaza a la que no puedes pegar, pero es es algo que se ha visto otras veces, incluso en esta serie. Dibujo algo exagerado pero bueno de McManus. Después viene lo más llamativo, una extraña aportación de Brian Vaughan fuera de sus propias creaciones. Es la historia de Pneumann, desde la creación hasta un dilema que le pasa en el presente. Logra ser a la vez divertida y triste, pese a estar protagonizada por un robot no demasiado avanzado, aunque el giro se vea venir desde lejos. Muy buen dibujo de Snejberg. Por último, otra sorpresa, Brubaker hace una aportación a un comic que no es oscuro, tormentoso y antiheroico como a él le gusta. La sorpresa mayor es que, en contra de lo que pueda parecer según, oh, cualquier otra cosa que ha escrito, parece que si que entiende porque funciona un personaje optimista y positivo como Tom Strong. Y precisamente la historia va de contrastarlo con la clase de mentalidad que satura sus otras historias. De nuevo, el giro es bastante obvio, pero más o menos funciona. El dibujo de Fegredo le pega a la historia, aunque más a una parte de ella que a otra. En cualquier caso, una buena antología, aunque la serie sea un poco zombie tras la marcha de Moore. Recomendado (7)

Ultimate Fantastic Four Nº26: Presentando a la versión Ultimate del Fantasma Rojo, y de paso, de algún otro personaje exsovietico, no es que haya mucha diferencia con aquella época. El resultado es una historia que perfectamente podría haberse contado igual hace 15 años, porque parece hecha con molde, sin mucho interés y con Carey en piloto automático. El giro final con el origen de los Supersimios es original y sorprendentemente, al menos, lo que promete un poco. El dibujo de Ferry en la primera parte es bueno, el de Brooks en la segunda, menos Pero realmente, entre esto y UXM, no es de extrañar que en Marvel piensen que la línea necesita una buena sacudida, están siendo más genéricas que las originales, cuando la idea es que fuese al contrario. Neutral (6)

Ultimate Spiderman Nº25: Duelo de inteligencia y personalidad entre Norman Osborn, Spiderman y Shield, que no tienen tantos cojones ahora que Nick Furia ha sido ridiculamente exiliado a una serie muerta. El mayor problema es que la versión del Duende Verde sigue siendo un Hulk, que no pega nada, y deberían haber cambiado la segunda vez, sobre todo tras ver que el aspecto tradicional funcionaba bien en la película. El resultado es que el Duende Verde puede parecer amenazador psicológicamente o físicamente, pero no ambas a la vez, y físicamente, la verdad, tampoco es tan interesante, ya que va únicamente de fuerza bruta. Por otro lado, el título es un poco spoiler, y la “muerte” podría haberse llevado bastante mejor, previamente. Aún así, el resto de la historia está bien, y tiene muy buena interacción entre Peter y Norman, y entre Peter y Kitty, como siempre. Y buen dibujo de Immonen, claro. Recomendado (7)

World War Hulk: El Día Después: Siguiendo la tradición de los últimos años, toca un especial epílogo del gran crossover del año, con un autor distinto, que sirve más bien para contarnos como han quedado las cosas y lanzar los spin-offs correspondientes. El equipo creativo esta vez es parte del futuro equipo de Increible Hercules, la serie que reemplaza a Increible Hulk, Greg Pak y un tal Sandoval. La idea es tener a Hercules y amigos, además de varios otros héroes, que están sobre todo compuestos de personajes que van a tener miniserie (como los compañeros de guerra de Hulk o Control de Daños… y también los puñeteros Héroes de Alquiler, pese a que su nueva miniserie no ha llegado a hacerse, gracias al cielo) arreglando un poco el desaguisado que ha dejado la “guerra”. Desgraciadamente, se nota que es algo que han hecho por obligación y no por ninguna necesidad, porque se limita a cumplir, y no tiene nada de la gracia ni la interacción genial que ha mostrado Pak y seguirá mostrando. Realmente, hay algo de acción, cada héroe hace su parte, pero no destaca absolutamente nada, es completamente olvidable, y no hace nada por venderte las nuevas series, pese a que suenan interesantes, por los autores si no por otra cosa. El dibujo también es flojito. Ignorable, y es una pena, porque es una oportunidad perdida. Neutral (5)

X-Factor Nº23: Que no es una historia de Factor-X ni en lo más remoto. Así que los que lean esta serie por Peter David y pasen de la morralla mutante, van a verse muy decepcionados por ver su serie interrumpida por esas cosas, pese a que esta serie no tiene mucho que ver. Hombre, al menos se esfuerzan en darle cierto protagonismo a algunos de los protagonistas: Hay un buen cacho dedicado a la aventura del futuro de Madrox y Layla que logra hacer que una cosa muy manida no parezca tan abusada, y la interacción entre ellos hace que sorprenda y de pena. Hay una escena con Siryn que avanza un subargumento algo tonto de manera gratuita (ya que el otro argumento tonto del crossover que implica a Factor-X, el de Rictor y los Purificadores, ha resultado no ir a ninguna parte y haber estado sólo para hacer hueco) y Rahne al menos hace algo, aunque esté eclipsada por otros personajes de otras series en una situación un tanto ridícula. Las escenas con personajes que no son de la serie también están bien, aunque más del estilo del resto del crossover que al estilo David. Muy buen dibujo de Eaton, al menos comparado con el resto de dibujantes. Algo es algo. Recomendado (8)

X-Men Nº33: Si el resto de capitulos del mes tenían la acción, este tiene el respiro y las revelaciones sorprendentes. El final quedar raro teniendo en cuenta lo poco que ha salido el personaje últimamente (y desde luego, deberían haberle dado más importacia anteriormente en vez de sacarlo de repente como un personaje vital sin explicación) pero otro de los subargumentos le da el contexto necesario para que se pueda adivinar su motivación en la historia, y como pista de que va a venir. Pese a que la mitad del número va es hacer tiempo para esta revelación, la historia tiene suficiente tensión y ritmo trpeidante para que se le perdone. Además, la parte de Madrox y Layla está muy bien hecha, dandole impacto a un tipo de recurso muy manido en historias de mutantes, simplemente mostrandonoslo de cerca, sin recurrir a exageraciones que lo trivializan. En el dibujo, Bachalo se contiene mucho más que de costumbre, y como no hay acción ni escenas complicadas, se deja ver bastante. Recomendado (7)

Wanted: La adaptación de un comic de creación propia de un famoso autor mainstream de este año. El principio está idéntico que en el comic: Es una versión un poco más adulta del viejo “algún día vendrán mis verdaderos padres, me dirán que soy una princesa y me sacarán de aquí”, pero para veinte y treintañeros frustrados. Esa parte está muy bien, y tiene un momento grandioso. Y después se separa completamente para el comic, lo que es simultaneamente una gran mejora y una pérdida. Por un lado, toda la misantropía adolescente de Millar ha sido erradicada, lo que le quita los mayores problemas del comic. No, esta película no va de lo que mola ser un supervillano y un gilipollas, e ir matando gente y otras tácticas de mañaco para llamar la atención de Millar. En vez de eso, el nuevo mundo que se le abre a Westley tiene un sistema moral y todo, que no está nada mal, aunque tenga algún problema lógico. Por otro lado, la parte chula de peleas entre supervillanos ha desaparecido, y lo que queda son muchos tiros muy exagerados, en plan Matrix. Si, la propia película admite que son capaces de romper las leyes de la física, así que quejarse de falta de realidad es absurdo, pero eso no quita que tanto tiro acaba haciendose monótono y aburrido, y pase de ser tan guay como se creen al principio, a ser… un poco aburrido, la verdad. El final funciona bastante bien, al menos, y logra tener un monólogo final parecido al comic, pero quitandole las partes que te hacían querer partirle la cara al autor. En cuanto a los actores, McAvoy lo hace bien, quedando muy bien en la parte que es patético, y más o menos creible en la que es un héroe de acción. Angelina Jolie… Dios, ¿qué demonios le ha pasado? Está prácticamente anoréxica, y cualquier atractivo que pudiera tener se ha evaporado con las decenas de kilos. No queda creible como super-asesina, porque parece que se vaya a romper en cualquier momento, y es una pena, porque el personaje ha mejorado bastante respecto al comic, lo que no debería ser mucha sorpresa. Y Morgan Freeman hace lo que Morgan Freeman hace, claro, como siempre. Resumiendo… como película de acción está bien, como adaptación es hasta una mejora, pero como obra, no está a la altura de otras adaptaciones, que han dejado el listón muy alto. A ver que pasa con la avalancha de Millardaptaciones con la que nos amenaza.

Y eso es todo, que no es poco. La semana que viene tocan tomos: Algunas cosas raras de Vertigo, cosas de Batman, y un buen montón de Marvel. Hasta entonces, nos vemos por ahí.

Anuncios