Semana del 6 al 12 de Octubre

17 octubre, 2008

Me he cortado el pelo. Es mi mayor cambio de estilo desde hacía 10 años o más. Tiene algo de mejor aspecto, aunque sigue siendo largo.

Las cosas que digo cuando no tengo nada interesante que decir…

[¡Carrusel!]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estás Críticas Reconstructivas. Esta semana, alguna cosilla de Panini, y la venganza de Planeta. Excepto que es un desastre, porque mezcla series y tomos tanto de septiembre como de octubre… pero aún quedan números y tomos de septiembre por sacar. Pero bueno, Planeta lleva muchos años acostumbrando a su público a esta falta de profesionalidad, así que es lo de siempre. Y no, la excusa que hayan puesto no vale, si realmente les importara lo habrían visto venir.

Entre las cosas que han salido y no comento, porque vienen con plástico y no tengo los originales a mano: Batman: Momentos Decisivos es una miniserie sobre varios momentos importantes en su historia, uno por número. Algunos buenos como los de Rucka, otros no como el de Dixon. El último número de los tomos de Arkham lleva la miniserie del propio manicomio, que fue el resurgir de la carrera de Dan Slott, y también donde empezó a ser conocido Ryan Sook, dos autores que valen mucho. Buena miniserie, muy distinta de lo que puedes esperar de Slott. Por último, algo llamado Brujas, que fue una serie de Vertigo de hace unos años que duró nada antes de ser cancelada, sin autores famosos, y que no se que narices hacen publicandola, pues pasó sin pena ni gloria, y parecía de un Vertigo genérico que tira de espaldas.

Dejemos novedades americanas de lado esta semana y pasemos a lo bueno:

Batman Nº16: Con algo de retraso, empieza la Resurrección de Ra’s Al Ghul, un crossover que tiene dos grandes inconvenientes de entrada: El primero es que un crossover, con todo lo que conlleva. El segundo es que realmente, el título no sólo te chafa la idea central, te dice casi todo. Porque no tiene mucho, desde luego no para varios meses cruzandose por varias series. Además, para tocar más las narices, en este número además del primer capítulo propiamente dicho, vienen no uno sino dos prólogos, porque había que llenar los anuales de este año con algo. Primero el de Batman, escrito por Peter Milligan, que ahora que está en DC, vuelve a mezclar sus trabajos más personales con trabajos únicamente para cobrar un cheque. Claro, que la otra vez que Milligan escribió a Batman, salió mejor de lo que suele ser el Milligan comercial, pero tenía mejores circunstancias. Aquí no tiene libertad, lo que tiene que hacer es contar el orígen de Ra’s Al Ghul. Y hace lo que haría cualquier persona inteligente: Coger el orígen definitivo, el de la novela gráfica Nacimiento del Demonio, y copiarlo casi entero. Lo cual significa que simultaneamente es una buena historia y una tomadura de pelo: Si no te lo sabes, lo disfrutarás, pero si eres fan veterano de Batman, estás pagando por algo que ya tienes. Vale, hay un subargumento aparte de eso, pero no va a ninguna parte, porque lo único que hace es recordar la posición en la que están los protagonistas al empezar el crossover. El dibujo de David Lopez está muy bien, eso si. Luego viene el de Robin, que es sólo la historia de complemento. Es otra historia que no hace nada más que dar vueltas con cosas que ya sabemos y no avanzar ni resolver nada, sólo chorradas mentales con una justificación pobre. Escrito por Champagne, el tipo al que llaman en DC cuando tienen que hacer una historia de relleno que requiere saber sobre los personajes pero que no tenga por ser buena (ver tambien 3º Guerra Mundial). Buen dibujo del bastante desaparecido Jason Pearson. En cuanto al número de Batman de Morrison que realmente empieza la saga, va sobre todo de presentar a todos los protagonistas y poner a cada uno en su camino. Y menuda selección curiosa, aparte de los habituales y los esperados en una historia de Ra’s, Morrison saca a un personaje de artes marciales de otra serie de la época, y hasta a un grupito cuya única aparición había sido en la primera aparición de Hiedra Venenosa hace 42 años. Cuando Morrison se pone en plan enciclopédico, está a la altura de los mejores. El argumento parece bastante similar al otro crossover de sub-universo de este año, Complejo de Mesías, pero persiguiendo la resurrección del título en vez de un bebe mesiánico, pero esta empieza con mucho más movimiento, y bastante divertido, y aunque obviamente no está a la altura de lo habitual en Morrison, es mejor que muchisimos crossovers. Lo malo es la llegada del nuevo dibujante, Tony Daniel, que aunque ha mejorado algo respecto a Jovenes Titanes y Flash, sigue siendo un refugiado de los 90, con figuras planas, malas composiciones y en general bastante poco atractivo. Muy decepcionante, y le quita mucho a la presentación de la serie. Un comienzo algo problemático dadas las circunstancias. Neutral (6)

Capitán America Nº36: Continua el debut del nuevo Capitán America Cyborg Duro y Violento, con más negro y pistolas. Lo asombroso es que Brubaker no le haya roto ya la espalda y le haya sustituido por un pirado en armadura. El número es un intento de tener al protagonista teniendo que afrontar un tipo de conflicto de los complicados, de los que uno no puede derrotar a puñetazos, tanto en la situación inmediata como en la grande. Y entonces, como todo en esta puñetera serie, acaba degenerando en puñetazos estúpidos contra lacayos genéricos, que es la muleta a la que Brubaker recurre cuando no sabe que hacer, que es a menudo. Al menos para el próximo número parece que vamos a tener villanos más definidos, aunque dado como acaba todo lo que parece prometer en esta serie, nunca se sabe. Buen dibujo. Neutral (6)

Flash Nº4: Si no otra cosa, la existencia de esta edición está justificada porque por fin, después de 12 años, los lectores españoles podrán leer el final de la saga Calor Muerto, que Zinco dejó a medias cuando fueron y se quedaron sin los derechos de DC. El tomo empieza con un encuentro bastante mediocre con Frances Kane, reducida a una loca sin personalidad. Después toca crossover con Underworld Unleashed (el crossover que inexplicablemente se dejó Planeta) que no le sale tan bien a Waid como la mini principal, es un team-up bastante mundano con el Capi Marvel contra el villano remozado de turno. Entonces empieza Calor Muerto, que aunque no está mal, (y uno de los dos números de Impulso con los que se cruza es brillante, dandole un inesperado drama a la comedia de instituto con poderes que solía ser… esa si que es una etapa corta que merece reeditarse) ilustra los problemas que va a tener cada vez más la serie: Va a estar poblada enteramente por velocistas, lo cual se vuelve cada vez más repetitivo (especialmente porque cada nuevo velocista es menos original) y en vez de calentarse la cabeza en usar los poderes originalmente, cada vez se convierte en magia que se usa como Deus Ex Machina. Los poderes hacen lo que le da la gana a Waid para que haya situación, y todo acaba resolviendose de la misma manera, Wally se mete en la Fuerza de Velocidad, y se justifica que pase lo que tiene que pasar para solucionar la historia mediante alguna abstracción. Básicamente, el mismo final que en Velocidad Terminal, que fue hace apenas unos números, pero más insatisfactorio. Oh, y se mata gratuitamente a un viejo personaje, pero al menos da para una buena escena. Después viene una saga bastante curiosa a dos tiempos. La parte protagonizada por Wally está bastante bien, y es un giro original de este tipo de historias. La otra parte lo único que hace es demostrar los problemas que tenía Waid escribiendo a los villanos de verdad de Flash, teniendo que recurrir por cuarta vez en tres años al mismo villano plomazo, matando gratuitamente a un buen personaje y sacando una versión cutre y moderna de otro, todo chorradas que afortunadamente vengó Johns después. Tiene alguna cosa buena cuando no están con los villanos, al menos. A partir de aquí, Jimenez, que lo había hecho bastante bien, deja la serie (y pasa a ser un vago y perder su carrera como consecuencia, lo que debería pasarle a muchos otros) También empieza a coescribir el editor Brian Augustyn, y se nota la mala influencia, aquí es cuando la serie empieza a entrar en clara decadencia. Entonces toca otro pesado crossover, esta vez con la Noche Final, que está bien, aunque es lo obvio dado el crossover, lo mismo que en la mayoría de series ese mes. Por último, una historia en dos partes que usa un poco mejor la Galería de Villanos (los que Waid no había masacrado, al menos) en una historia interesante, aunque predecible. Empieza a dibujar Paul Ryan, en uno de sus últimos trabajos en las grandes, y demuestra que es una lástima, porque era muy sólido. Quizá algo estático para esta serie, eso si. Recomendado (7)

New X-Men Nº38: Final del camino, y final de Complejo de Mesias, aunque el verdadero final lo publicaran la semana pasada. Y precisamente eso deja claro que podrían haber cortado perfectamente la participación de esta serie y estos personajes, y el crossover habría quedado mejor. No pasa prácticamente nada en el número, excepto justificar de cualquier manera que los alumnos acaben en la pelea final. Hay una escena explicando un par de cosas de otro subargumento, pero se hace manera cutre, rebuscada y poco creible, y de todas maneras, habrían cabido en otros capítulos, que no es que estuviese a rebosar. Lo demás es justificar que el grupito esté al final aunque no pinten nada, y lo mismo para el Depredador X, que aparte de una idea poco inspirada, no tiene nada que ver con la historia, y está solo para rellenar. Al menos los Purificadores, con los que perdieron el tiempo en capitulos anteriores, que también eran cutres, tenían cierta conexión con la historia. ¿Pero esto? Chorradas para rellenar. El dibujo de Ramos no le pega ni con cola a un número que se supone que es de pelea seria, aparte de ser difícil de seguir y feo. Y lo peor es que estas chorradas ocupan el último número de la serie. Si, después de más de cuatro años de servicio y haber creado de las pocos personajes nuevos de cierta durabilidad, en Marvel ni siquiera se molestan en darle un número de despedida para atar nada. En vez de eso, parte de un crossover que no les afecta directamente. Pero claro, encaja con como Marvel ha rtatado la serie desde el principio: Empezó con una premisa prometedora, pero con los editores mangoneandola lo más posible. Después se la dieron a un par de energúmenos a los que no le importaba, y se convirtió en las Aventuras de Lobezna y la Carne de Cañón, con más enfásis en reciclar mal historias antiguas que en los propios personajes. Así que un final de mierda es consistente con como han tratado la serie desde el principio. Ahora, Kyle y Yost se marchan a la nueva y violenta (oh, Dios) Fuerza-X, mientras que algunos de los personajes se van al enésimo intento de Marvel de relanzar el concepto de “equipo de mutantes jóvenes” en Jóvenes X-Men. Ninguna de las dos cosas suena precisamente prometedora, pero claro, eso no es nada nuevo. No Recomendado (4)

Nightwing: Atando Cabos: Por fin, termina la etapa Dixon, y por tanto esta edición. Esto empalma con el principio de la etapa Grayson, que empezó a publicar Norma, que empezaba bastante mejor, aunque luego degenerará mucho. La mayor parte del tomo está dedicado a enfrentarse al malo olvidable de turno, que esta vez es de lo más ridículo, el típico pistolero criminal, pero con toques sadomaso gratuitos. Ridículo, estirado y lo de siempre. Dibujo flojito de McCarthy. Y después vienen un par de números sueltos que dejaron aparcados en tomos anteriores: Uno es una historia de texto ilustrada que es de lo mejor de la serie, es decir, decente y que hace lo de siempre con visos de imaginación, y hasta McDaniel estaba inspirado, supongo que porque se salía de la rutina. La otra nos cuenta la vida e historia de Tad, el aspirante a Nightwing de antes en la etapa, y está bastante bien para lo que es esta serie, con más caracterización y menos chorradas de lo habitual. Buen dibujo más oscuro y apropiado. Y con esto terminan 70 números de repetir una y otra vez lo mismo, no hacer nada con el personaje, secundarios subdesarrollados a los que tampoco les pasa nada, villanos olvidables y muchas, muchas, muchas peleas repetitivas y tontas. No es de extrañar que prácticamente todo lo de la serie se haya ignorado o volatilizado. ¿Con que basura olvidable de los 90 llenará Planeta el hueco mientras siguen sin publicar Starman o Young Justice? Neutral (5)

Runaways Nº16: ¿Pero que cojones es esto? Es decir, está claro lo que es, a menos que cometas el error de comprarlo a ciegas. En Marvel últimamente están sacando unos especiales usando el formato Marvel Saga, es decir, el equivalente en comic a un clip show: Hacer un resumen de la historia hasta ahora a base de páginas y viñetas de los números correspondientes, para que la gente se pueda poner al día. La cosa es que se anuncian como tal, y no se ponen como un número más de la serie para que los pringados se la compren, pese a que no viene material nuevo. Además, la sacan en su momento, y no como los caraduras inútiles de Panini, que sacan el resumen de la etapa Vaughan para poner al dia antes de la etapa de Whedon… después de la etapa de Whedon. Asnos. En cuanto al contenido… es un resumen de comics que probablemente ya has leido, con los dibujos originales encogidos, y narrando Molly, que por mucho que se esfuerce Mindy Owens (una fan que hizo una página web sobre la serie, y por eso la han cogido para esto) no tiene la gracia que suele tener, y acaba volviendose bastante pesada conforme avanza. La escena de introducción está escrita por el editor CB Cebulski (el mismo que ignoró lo que pasó en esta serie cuando hizo la miniserie de Excelsior) y es tan mediocre como se puede esperar de algo así, y está dibujada por el nuevo dibujante de la serie, Humberto Ramos, así que al menos te puede servir de prueba: Si el hecho de que los personajes sean difícilmente reconocibles, por eso de que tienen todos caras de sapo y están increiblemente exagerados no te da ganas de vomitar, a lo mejor aguantas la nueva serie, que aún tardará mucho en llegar. Pero vamos, esto es una tomadura de pelo, un engaño para idiotas y para los incautos que se compren las cosas a ciegas, con toda la mala intención del mundo por parte de Panini. Que al menos sirva para que los lectores aprendan a mirar las cosas antes de comprarlas. Evitar a toda costa (1)

Supergirl y la Legión de Superhéroes: La Busqueda de Cósmico: Es un poco difícil que a uno le importe lo que pase aquí teniendo en cuenta que los creadores y único motivo para relanzar la serie se han largado, y como consecuencia, a esta encarnación no le queda mucho, al menos como principal, teniendo en cuenta lo de aquí abajo. Se nota la diferencia. Pero bueno, mientras se espera al final, toca una historia del encargado oficial de etapas de relleno en DC, Tony Bedard (ver también Supergirl, Aves de Presa) que si no otra cosa, cumple el remite de terminar por fin la historia de cómo Supergirl vino y volvió al siglo XXXI. El título es muy tramposo, porque es una de esas historias en las que el lector sabe algo que los personajes no, y saben que están perdiendo el tiempo, lo que es algo frustrante. Así que la historia va de los personajes buscando algo que sabemos que no van a encontrar, pero metiendose en otras aventuras por el camino. Los que hayan leido los números de Bedard en Exiliados sabrán como va esto: Conoce bien a los personajes, sabe escribir, remezcla aceptablemente la continuidad pasada con la que juega, y no está mal. Pero tampoco hay nada que destaque especialmente, que sea memorable o una pena que te pierdas. Los Legionarios no son irritantes y tienen rasgos de personalidad, pero tampoco demasiado. Las situaciones que se encuentran no están mal, pero son situaciones estándar de superhéroes sin mucho giro. Y las versiones de viejos conceptos son medianamente originales, pero ahora que se pueden comparar con las clásicas por partida doble se nota que son sólo un remedo inferior. Lo de Winath desafía la credibilidad y el tono del universo, el debut de un antiguo Legionario (que curiosamente, lleva por separado los trajes de sus dos continuidades pasadas) no tiene la gracia que suele tener y en vez de eso tiene un tópico, y el villano principal es un poco estereotípico. A cambio, el humor que suele tener la serie viene dado por el debut de Tenzil Kem, en una versión que tiene los mejores aspectos de las anteriores, y algunos nuevos. El tomo tiene otro gran defecto, y es que después de un primer número aceptable de Sharpe, el resto está dibujado por Dennis “Luces apagadas” Calero. No se en que demonios piensan en DC al coger a un dibujante cuyo estilo está pensado para cosas oscuras, quietas y realistas y ponerlo precisamente en la serie más fantástica y colorida que tienen. El resultado es un desastre, a los personajes no se les reconoce o parecen muy cutres, a veces no se ve lo que pasa, los pocos fondos son manchas oscuras, y en general queda fatal. Neutral (6)

Superman Nº17: Continua Superman y la Legión de Superheroes, y ahora que ya ha entrado en materia, es otra cosa. La idea central, de la Tierra del futuro convertida en un infierno xenófobo, aparte de tristemente creible dado como lo presenta Johns (con no pocos paralelismos con el presente), sirve como oposición temática perfecta a los conceptos centrales tanto de la Legión como de Superman. Y el mismo concepto de los Super-Rechazados montandose su propio grupo es una extrapolación muy astuta de la mentalidad de club privado que siempre ha tenido de fondo la Legión. Eso le sirve en este número para dedicarles tiempo y hacer que den bastante pena, a la vez que resultan bastante espeluznantes, cada uno a su manera. Es asombroso el juego que le da Johns a personajes que habían aparecido una o dos veces, en algunos casos sin caracterización. Por otro lado, a algunos de los Legionarios apenas les da caracterización, se nota la diferencia entre los que juegan un papel de verdad y los que no. Pero al menos cada Legionario hace algo, se reintroducen bien para nuevos lectores, y a los que son importantes, se les caracteriza muy bien con ideas apropiadas y variadas. Incluyendo a dos viejos conocidos uniendose al grupo (que ya era hora en uno de los casos), un par de misterios interesantes y por supuesto, Brainiac 5 siendo genial. Johns hace algo de trampa, teniendo ausente de manera muy conveniente a los Legionarios más poderosos o que podrían resolver las cosas demasiado fácilmente. Por lo demás, la historia es trepidante, con la sensación de verdadera amenaza contrarreloj que le pone las cosas muy difíciles a los protagonistas, de manera que quedan más impresionantes cuando logran salir adelante, y muchas buenas ideas. Aunque a veces da un par de vueltas de más, y hace trampa con el cliffhanger en el primer capítulo. La mayor losa al cuello de la saga es el dibujo de Gary Frank: La acción y el diseño del futuro no están mal, y los chicos son pasables, pero la pinta de modelos horteras anoréxicas y drogadas de las chicas da verdadero asco, y las muchas rayitas no quedan nada bien. Recomendado (8)

Ultimate X-Men Nº16: Empieza con un combate perfectamente decente entre la nueva Patrulla-X y Fenris, con una conclusión que malgasta la posibilidad de ir por el camino reciproco al universo Marvel normal. Y entonces a Kirkman le vuelve a dar un ataque de fanboyitis, y la historia, medianamente interesante como es, se convierte en un batiburrillo de remezclas de historias de los 90 de las series mutantes, lanzando conceptos que no fueron precisamente buena idea la primera vez (por eso casi todos han desaparecido) y Kirkman no parece tener una gran idea para ninguna de ellas que justifique reciclarlas. Lo peor es que coge ideas bien renovadas de sus predecesores y las estropea metiendolas en los moldes de sus encarnaciones originales, pese a que no pega o está muy visto. El resultado es bastante desastre, aunque la trama de fondo sea más o menos decente, los detalles son todos bastante miserables. Realmente, todos estaremos mejor cuando Kirkman se dedique al noble arte de las creaciones propias a tiempo completo. Buen dibujo, eso si. No Recomendado (4)

Y eso es todo. La semana que viene tocan los tomos de Panini, y de septiembre aún estamos esperando Catwoman, Jóvenes Titanes y Cuenta Atrás, aunque a lo mejor vienen cosas completamente distintas, conociendoles. Hasta entonces, nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: