Semana del 17 al 23 de Noviembre

30 noviembre, 2008

Primero un Presidente y ahora parece que vamos a tener un Doctor negro. Los tiempos están cambiando.

[Dame una sierra]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas Críticas Reconstructivas. Esta semana, muchisimos tomos, de hecho, es un adelanto de Expocomic, con los tomos de todas las compañías excepto Planeta. Panini nos trae dos historias de flashback, dos historias de cazadores de vampiros, dos cosas Marvel nada maravillosas por parte de Brian Reed, y otros dos tomos que no cumplen la regla de las editoriales españolas de “saca cosas similares todas a la vez”. Mientras, Norma, que es la única que usa un criterio sensato, saca cuatro tomos, increiblemente distintos unos de otros.

Por último, Glenat empieza a sacar tomos de Avatar, lo cual merece explicarse un poco más detenidamente. Avatar solía ser una editorial que publicaba comics porno-gore que daría vergüenza que te vieran quemando, no ya comprando. Pero en un arranque de genio, aprovecharon su política de publicar cualquier tipo de contenido para convertirse en la editorial que publica el material de creación propia hecho por autores famosos (principalmente británicos, principalmente Ellis y Ennis) que las editoriales grandes no se atreven a publicar. A veces se pasan un poco con lo ofensivo, pero en general suelen ser cosas bastantes buenas, y es genial que Glenat haya decidido publicarlas. A ver si duran más que otros intentos de publicar cosas de Avatar, que quedaron en poco.

Una cosa que debería haber comentado hace un par de semanas: El nuevo coleccionable de Batman, el Caballero Oscuro. Que por alguna incomprensible razón, se ha empezado a publicar en octubre, en vez de en verano, cuando se publicó la película cuyo tirón se supone que tiene que aprovechar. (Pero que en Planeta hagan cosas incomprensibles no es nuevo. Ni lo son los retrasos inexcusados, pues aún hay comics de octubre por publicar, y no hablemos ya del desfase que hay con los tomos. ¿Nadie les ha dicho nada por esta falta de cumplir lo prometido y lo mínimo requerido?) El caso es que el coleccionable está publicando Tierra de Nadie, que parece una extraña elección (el status quo se parece más bien poco a ninguna versión conocida de Batman) pero en el fondo es buena, porque es del poco material de Batman donde puedes sacar bastantes números seguidos con buena calidad. Pierde un poco en la segunda mitad, sobre todo porque meten números de otras series (principalmente escritos por Dixon, con lo que conlleva) pero en general es una buena historia, y un buen antecesor de las historias planeadas y repartidas por varios guionistas que empiezan a estar de moda.

Ahora, novedades americanas: Primero, un repaso a lo que está pasando con Crisis Final. La miniserie central está siendo algo muy distinto de lo que uno puede esperar de una Crisis, es prácticamente más una historia de horror con superhéroes, y desde luego, es más una lucha contra una conquista que una crisis cósmica. Pero esa decepción aparte, está siendo muy chula, como las historias de Morrison en ese estilo. Igualmente, los especiales Someteos y Resistid han sido buenas historias en ese tono (Resistid ha sido de hecho un excelente número final de Jaquemate por Rucka), mientras que el especial Rabia de los Linternas Rojas ha sido un anual de Linterna Verde que aunque bueno, no tiene nada que ver con Crisis Final. Y las miniseries relacionadas están siendo todas buenas en su estilo, con mayor o menor conexión con la principal. Pero lo que es inexcusable son los retrasos que está sufriendo, con ninguno de los comics a partir de octubre cumpliendo sus fechas prometidas, en algunos casos por más de un mes. Es decir, solamente es el principal lanzamiento del año que afectará de alguna manera a todo el universo DC cuando termine. ¿No debería haber sido la principal prioridad de los editores que saliera a tiempo? ¿No deberían haberse planteado antes si los dibujantes podrían terminar a tiempo dadas sus velocidades y la complejidad de lo que tienen que dibujar, o alternativamente, haber puesto soluciones antes? O en su defecto, haberlo retrasado todo desde el principio en vez de pegar un corte en medio. En serio, ¿estan los editores, especialmente Didio, para algo más que para sugerir direcciones que joden las series?

Cambiando de tercio, con algo que se ha retrasado desde que se anunció, pero que han sido inteligentes y se han esperado a que la dibujante terminara para publicarla (que debería ser la norma para todas las miniseries, no sólo para las que no importan) está la mini de la nueva Terra, que ya fue presentada en un número de Supergirl. Y es una historia genérica y sin nada particularmente llamativo excepto el bonito dibujo de Conner. Lo cual es una mejora respecto a antiguos trabajos de Graymiotti.

Siguiendo con piedras, Sargento Rock: El Batallón Perdido es una historia de guerra por el Tucci que menciono más abajo. Y es… una historia de guerra a la antigua usanza, por si te gustan esas cosas.

Volviendo a superhéroes, y a posibles retrasos, Batman: Cacofonía es la nueva miniserie de Kevin Smith, enfrentando a Batman con su villano Onomatopeya. Y es un conjunto de los peores excesos de Smith, que va más de soltar guarradas y cosas que suenan muy adultas cuando realmente son infantiles, para llamar la atención, y que no se note lo mala que es la historia de fondo. Sinceramente espero que sus peliculas no hayan perdido tanto como sus comics.

Cambiando de compañía pero siguiendo con retrasos y guionistas de otros medios con mucha más fama en Wizard de la que merecen, viene Ultimatum, el gran crossover que cambiará el universo Ultimate… por Jeph Loeb. El primer número es simplemente destruir cosas y matar a personajes gratuitamente para que sea IMPORTANTE y dramático, por lo demás, carente de contenido. No es que se esperara algo mejor.

Por último, Adam: La Leyenda de la Maravilla Azul es una miniserie que mezcla la mini original del Vigía con la miniserie reciente American Way, pero sin la gracia de ninguna de las dos. La idea seria buena si fuese más original, pero la ejecución… (es lo mismo con los Nuevos Guerreros del mismo guionista)

Por último, para terminar en una buena nota, Iron Man: El Fin está hecho por los que realmente definieron al personaje, y es todo lo que se puede desear en una historia asÍ: Resumir el concepto central, lo que hace que funcione el personaje, y llevarlo a un extremo lógico, en poco espacio. Uno de los mejores especial del Fin, y una de las mejores caracterizaciones de Stark en años, de lejos.

Pasamos a los tomos:

24: Anochecer: Otro comic de la franquicia, esta vez algo más “importante”, por así decirlo. Anochecer es el nombre de la operación secreta en la que participaban Jack Bauer y el futuro presidente Barack, er, David Palmer, que era lo que acababa propiciando el argumento de la primera temporada, cuando uno de los malos sobrevivía y volvía para vengarse. Esta es la clase de historia de rellenar huecos de la serie de TV para la que están los spin-offs en otros medios. Desgraciadamente, tiene los mismos problemas que los otros especiales que sacaron, lo que tampoco debería ser sorpresa, porque tiene las mismas circunstancias y los mismos guionistas: Sabemos como termina. Sabemos que personajes importantes pueden morir, es decir, ninguno. Sobre todo, se pierde la gracia del tiempo real, que es lo que distingue la serie de cualquier otra de acción. Todo eso se junta en que la tensión y giros que marcan el éxito de la serie están ausentes en este comic. Lo que queda es una historia de acción e intriga, que no es mala, pero tampoco es nada del otro mundo, sin la garra que tiene la serie madre. El dibujo de Jean Diaz hace a los personajes reconocibles, sin pasarse de fotorreferenciado, y cumple aunque sea algo artificioso. Sólo para muy fans de la serie que siempre hayan querido saber toda la historia pasada. Neutral (6)

303: No, no es una secuela de 300, es una de las miniseries de Garth Ennis para Avatar. Es un thriller de acción muy violento. Básicamente, parte de una de sus historias de guerra, esta vez, saliendose de lo habitual, una moderna, y se convierte en una aventura de venganza de un ex-militar. Por el camino tenemos mucha acción muy desagradable visualmente, y varias reflexiones de las que suele hacer sobre la naturaleza de la guerra, los soldados, etcetera. Pero con mucho menos diálogo que de costumbre, es más una historia de acción silenciosa a ratos que otra cosa. Pero está bien si te gusta ese tipo de historias intensas, con el toque Ennis serio. El dibujo es del dibujante que usan siempre en Avatar para acompañar a los autores de renombre, Jacen Burrows, y podría estar perfectamente en una de las grandes, porque es bastante bueno. Pena que sea en blanco y negro. Recomendado (7)

Ángel Caido Nº9: Vale, esto es raro. Básicamente, PAD interrumpe su serie durante un par de números, porque esta historia saca a Lee de Bete Noire y no parece tener nada que ver con ninguna de las tramas de la serie, para meterla en un crossover con, de entre todo el mundo, Shi. Shi es un personaje creado por Billy Tucci, que es una extraña mezcla entre ninja guerrera medio vestida (pero de las buenas, es decir, no especialmente descocada o sexualizada) y mitología cristiana (que queda rarísima con el aspecto oriental) que lleva siendo una excusa para hacer pin-ups desde hace 15 años, aunque como es de esperar, no se ha movido mucho desde que terminaron los 90. Supongo que la idea del crossover es hacer que el pequeño grupo de fans de cada serie se enganche a la otra, pero francamente, son estilos tan dispares, que dudo que haya mucho enlace entre los dos grupos. La historia empieza desde el punto de vista de cada personaje, para que los fans del otro la conozcan. Y hay una gran diferencia entre el cinismo ingenioso de Lee y la mentalidad inocentona típica de guerrera que cree en su misión de Shi, que queda bastante trillada en comparación, aparte de lo ridículo del concepto. El personaje de por si al menos no parece inaguantable como le suele pasar a otras guerreras de este estilo, al menos escribiendo David, así que es algo. De todas maneras, una vez ambos personajes se cruzan, la cosa se vuelve aún más rara: El argumento es un viaje típico en busca de un objetivo místico, con todos los elementos habituales de este tipo de historias. Shi actua como los personajes típicos en estas historias. Lee, por otro lado, se niega a aguantar tanta tontería, y se salta todas las reglas de los héroes en estas situaciones, y actua de manera contraria a lo que puedes esperar, aprovechando además para burlarse de la inocencia de Shi y de su fe, ya que si la versión de Dios de Ángel Caido es cierta, y ella le conoce de primera mano, entonces Shi cree en cosas bastante equivocadas. Así que el comic, en vez de leerse como un team-up entre Ángel Caido y Shi, más bien parece “Ángel Caido se pitorrea de Shi”, lo que queda mucho más divertido y original, aunque dudo que cumpla el objetivo de atraer lectores a Shi. Al final hay algo de poner en su sitio a Lee para que Shi no quede tan mal, y queda bien, pero en general el tono es ese, y la idea es ver como se aleja el Ángel (y por tanto, Peter David) de las normas convencionales, lo que hace que la historia al menos valga para algo. El dibujo es bastante bueno, sin caer en tonterías sexistas, y sacandole partido a los elementos tópicos de la mitología oriental. Recomendado (8)

Batman Nº17: Segunda parte de la Resurrección de Ra’s Al Ghul, con números de las dos series de los Robins, con una particularidad curiosa: Ambas tienen guionistas de relleno durante este crossover, y ambos son guionistas que son capaces de cosas muy buenas, normalmente orientadas a unos mismos temas muy interesantes, pero que cuando han trabajado para grandes franquicias, han escrito trabajos controlados por los editores que no están ni de lejos a la altura de lo que hacen cuando tienen libertad, más bien son bastante malos. Usarlos aquí para hacer capítulos de una historia de encargo es desperdiciarlos, aunque supongo que apreciaran el dinero y el que se acuerden de ellos. Robin sigue lo típico en trabajos de encargo de Milligan: Completamente genérico, que cumple lo que le mandan, pero sin mostrar nada de su personalidad o estilo. Nightwing también hace lo propio de Nicieza: El guión es lo que le mandan, pero al menos le añade algo de su gracia habitual en los diálogos a Nightwing, en su enfrentamiento con las tres villanas olvidadas. En cuanto al argumento, es similar a Complejo de Mesias, el crossover equivalente de la competencia, con varios bandos persiguiendose unos a otros buscando unos objetivos, y peleandose cuando coinciden. Generalmente está bien, excepto las escenas entre Robin y Damian, que son de un forzado horrible para tener melodrama barato, con un Tim muy mal caracterizado para tener la chorrada. El dibujo de Williams en Robin está bien, y el de Kramer en Nightwing está muy bien. Recomendado (7)

Blackgas: Otra miniserie de Avatar, esta vez es Warren Ellis haciendo una historia de zombies. Y eso te dice básicamente todo lo que tienes que saber sobre este comic. Sigue bastante los esquemas de las historias de zombies, al menos hasta dos tercios de la historia. Pero tiene el sentido del humor, del horror, el diálogo y las explicaciones de ciencia-ficción propias de Ellis. Y va tan lento como un zombie, claro. Lo bueno es que Ellis sabe hacer bien el aspecto de horror de la historia, y de la desesperación, y que te creas a los personajes en la situación. Además, acaba sacandose situaciones más originales al final, y ampliar la sensación de horror a otra escala. El final es un poco exagerado hasta un nivel casi tonto, pero al menos es original. En general, le sabe dar una capa nueva al viejo esquema, para los que les guste ese tipo de historias, y para los que les tengan algo de aprecio pero estén cansados de siempre lo mismo. El dibujo es de Max Fiumara, que después se ha pasado a Vertigo, y le da una buena ambientación a la historia, pero claro, mucha parte del comic son muchas sombras rodeando más bien pocos dibujos, lo que es algo de trampa y cansa. Recomendado (7)

Blade Nº2: Fin de la serie, porque pese a que las películas tienen éxito, Marvel es incapaz de sacar una serie del personaje que no sea cancelada en un año o menos. Claro, que en eso influye lo malas que han sido todas, con ejemplos como una fiesta de gore por Marc Andreyko o una de Bart Sears que es de los peores comics que jamás ha publicado Marvel. En esa compañía, hasta Guggenheim sale ganando, aunque no sea por mucho. A decir verdad, este tomo es un poco mejor que el anterior, aunque también se basa sobre todo en Blade siendo muy duro y haciendo lo mismo de siempre en el mismo tipo de peleas contra vampiros con la misma personalidad de siempre, persiguiendo los mismos objetivos de siempre. Al menos le da cierta variedad con algunos ejemplos concretos de villanos y situaciones que lo hacen un poco más ameno y que tenga algo más de significancia para el personaje. También hay dos cambios que pueden parecer chulos a simple vista, pero que son cada vez más estúpidos conforme piensas en ellos. Uno más o menos lo chafa la portada, y no añade nada al personaje. El otro puede dar para alguna historia interesante, pero se nota que Guggenheim no se ha parado a pensar ni un segundo en la logística del asunto, porque las consecuencias serían muchísimo más exageradas de lo que muestra, hasta un punto absurdo. Claro, que viniendo de Marc “Regeneración a partir de huesos mondos” Guggenheim, no es de extrañar. Además, probablemente es de mala educación hacer un cambio tan grande al final de una serie cancelada sin poder tratar las consecuencias, endosandoselas a otros guionistas futuros. Por otro lado, en cada número hay una parte de flashback dedicada a la juventud de Blade. Posibles problemas cronológicos aparte, está bastante bien, y aporta a la historia del personaje, con un buen final. El dibujo de Chaykin es feo y oscuro, aunque en cierto modo le pega a la serie. Podría ser mejor, de todas maneras, Chaykin era capaz de más. Las portadas de Djurdjevic son de las mejores de las dos o trescientas que ha hecho este año (en serio, ¿no parece que está dibujando la mitad de las portadas de Marvel?), más que nada porque es de las pocas ocasiones en las que no son aburrídisimas a base de gente posando. Ya que es capaz de algo más original, deberían dejarle, y darse cuenta en Marvel de que una portada tiene que atraer la atención, y mil portadas todas iguales no hacen precisamente eso (aparte de la dificultad de distinguir unas de otras, que esa es otra). Neutral (6)

Capitán Marvel: Tras su inexplicable resurrección sin venir a cuento, y sin ninguna idea de que narices hacer con el personaje porque en Marvel hacen primero las cosas y luego se preguntan porqué las han hecho, le ha tocado a Brian Reed hacer algo con el personaje, lo cual, teniendo en cuenta lo que está haciendo con su personaje derivado Ms Marvel, no pinta especialmente bien. Lo bueno es que al menos, Reed (o probablemente, otra persona) ha encontrado un enfoque original para el personaje y su miniserie. Los inconvenientes son que tiene más bien poco que ver con la idea inicial (casi mejor, verla desarrollada por Jenkins que es el que hizo el Retorno podría haber sido insoportable) y que, una vez sabes la idea, ya sabes todo lo que la mini tiene que ofrecer. De hecho, simplemente diciendo que hay una idea que no se puede revelar, ya te la puedes ver venir. Pero es una buena idea que tenían que hacer en algún sitio, y dadas las circunstancias del Universo Marvel, queda creible. Pero lo interesante del tomo se queda ahí: La revelación está bien tratada, pero se ve venir a lo lejos. Sin embargo, ninguno de los temas que deberían tratarse sobre el personaje, se ignoran completamente, no importa como sean de obvios: Uno esperaría que si alguien resucita, debería visitar a antiguos amigos y a su novia, y de paso descubrir que tiene un porrón de hijos que no llegó a conocer, pero no, aparentemente no funciona así en el mundo de Reed, donde los personajes no tienen vida propia ni acciones con consecuencias, se pasan todo el tiempo haciendo de superhéroes genéricos, teniendo aburridos monólogos internos y volviendo a argumentos ancestrales que ya estaban superados. La cosa es que pese a todo el mirarse al ombligo de la miniserie, tampoco se trata el hecho de que está condenado a volver al pasado para morir, o buscar soluciones a eso, que se supone que es el puñetero concepto central. Ni se trata lo de que es el alcaide de la Carcel 42, lo cual es probablemente buena idea dado lo mala idea que era, pero no deja de quedar chapucero. En vez de eso, hay un subargumento bastante estúpido sobre una secta que no va a ninguna parte. Y poco más, son muchas páginas para muy poco. Realmente, puedes sacar todo lo interesante de la mini leyendo un resumen de una linea en internet. Buen dibujo de Lee Weeks, al menos. Neutral (5)

Chronicles of Wormwood: Titulo que no está traducido por… tontería, supongo. Es otra miniserie de Ennis y Burrows para Avatar, y el tema y el argumento resultarán muy familiares a quienes hayan leido Predicador, que serán la mayoría. Si, es otra historia que toma como real toda la mitología judeocristiana, pero de manera irreverente y un tanto blasfema, que pone bien al mensaje concreto de Jesucristo pero va básicamente de mandar a la mierda a Dios y al Demonio, con una Iglesia Católica depravada como mala, y un protagonista con poderes místicos que lo único que quiere es librarse de los poderes superiores. Con montones de blasfemias, referencias sexuales, gore y ataques a quien le caiga mal a Ennis, pero ocasionales momentos de ternura y humanidad, como en todos sus otros comics. Pero pese a que pisa terreno que ya ha pisado otras veces, la manera de reordenar los elementos y presentarlos es altamente divertida. El protagonista del comic es el Anticristo, pero en la manera en la que van estas cosas, es la persona más normal de todo el comic, con algunos defectos y poderes mágicos, pero básicamente un buen tipo, que sólo quiere tener una vida normal. Desgraciadamente, su padre quiere que se encargue del trabajo para el que le había preparado, lease, provocar el Apocalipsis. Así que en el fondo, es la historia de un hombre rebelandose contra el plan que su padre le ha preparado, que de manera bastante literal, también representa el librarse de las ataduras e imposiciones de las religiones. A eso se le añade el papel importante de la Segunda Venida de Jesús, que no ha salido como nadie esperaba, y que irónicamente, es el mejor amigo del protagonista. No es muy sorprendente que, pese a lo blasfemo que le pueda parecer a algunos, (es el que aparece en la portada, y admitelo, si viviera en el presente, es probable que tuviese ese aspecto) en el fondo se le trata con mucho respeto, y es el personaje que mejor sale parado en la historia. Añadele también un conejo parlante, un Papa peleón y guarro, Juana de Arco, bastantes ataques a la religión y a la televisión (muy merecidos, por cierto) y alguna ocasional buena reflexión sobre la religión, el sentido de la vida y la amistad, con un protagonista muy bien desarrollado y relaciones muy humanas, y tenemos una buena historia. Muy graciosa, claro, pues a Ennis no se le acaban las maneras de hacer estas cosas ocasionalmente desternillantes, aunque sea de manera juvenil. Tiene algún problema lógico (Si el protagonista sabe que existe el cielo y no es mal sitio, y hasta puede visitarlo, ¿qué le importa que maten a gente?) pero es probablemente una de esas cosas en las que no hay que pensar mucho. A diferencia de las otras minis de Avatar, esta es a color, y Barrows luce muy bien, en las partes fantásticas y hasta en las humanas. Muy Recomendado (9)

Inmortal Puño de Hierro: Las Siete Ciudades Celestiales: Es curioso que los guionistas hayan hecho con el concepto del personaje básicamente lo mismo que Johns ha hecho con Linterna Verde, esto es, ampliar la idea del protagonista a 7 distintos del mismo tipo, incluso incorporando a un antiguo número opuesto como otro de los 7. Es una de esas cosas que pasan a veces entre Marvel y DC, y que es mucho más probable que sea evolución paralela que copia indirecta. La serie es una muestra de mezclas que resultan en algo mejor que la suma de las partes. Desde luego, para ser un comic de Brubaker y Fraction, es mejor que lo que cualquiera de los ha hecho para Marvel (de hecho, no parece en absoluto hecho por Brubaker, no hay muertes gratuitas, ni tipos oscuros pegandose tiros ni agonía vital barata ni nada… tiene mucho más de la originalidad fantástica y la alegría de vivir de Fraction). Aparte de eso, mezcla muy bien oriente y occidente, cosa apropiada para el protagonista, un artista marcial blanquito y rubio. Por un lado, la idea central de un torneo de artes marciales entre distintos luchadores con habilidades místicas que provienen de su entrenamiento está totalmente sacada de la cultura popular de oriente, hasta tiene los movimientos especiales con nombres rimbombantes (aunque al menos aquí no los gritan estúpidamente en voz alta, por lo general). Por otro lado, el comic tiene unas influencias pulp impresionantes, de hecho, un par de capítulos del tomo (uno de ellos un anual) van de historias de antiguos Puños de Hierro, cada una de un género antiguo, sean piratas o detectives. La cosa es que no sólo mezclan todas estas cosas muy bien, las hacen con tanto estilo, con tanta gracia y en general, tan chulas, que aunque no te gusten esos géneros, te enganchan. Con acción chula, con muchos conceptos asombrosos, con muchos personajes multifacéticos bien diseñados, con varios bandos y traiciones que no son nada evidentes, y con una historia que se extiende en el tiempo. Y por supuesto, con el dibujo muy bueno de David Aja principalmente, pero también de un gran puñado de dibujantes invitados. De lo mejor en su estilo. Muy Recomendado (9)

Ms Marvel Nº5: Que no tiene subtítulo o número en la portada, así que he puesto lo primero que se me ha ocurrido. En Panini realmente deberían plantearse darle una nomenclatura consistente a sus tomos. En este número, Ms Marvel se enfrenta a muchos aliens genéricos. Mientras tanto, ella misma es una heroína genérica, en situaciones sin ningún interés. Lo único es que sus poderes van fluctuando gratuitamente, que no es precisamente una buena direccion para el personaje, Busiek los estabilizó por buenas razones. Pero claro, él también le daba personalidad y un papel más único. Aquí tenemos un comic genérico y aburridísimo, sólo puntuado por alguna explicación que no sirve nada a la larga, algunas tonterías, y de vez en cuando, alguna escena divertida con los secundarios, sobre todo el impagable Hombre Máquina. Y una escena final que nos lleva a Invasión Secreta, que promete darle algo de interés a la serie. El dibujo de Lopresti está bien, lo que le ha ganado graduarse a Wonder Woman, aunque sus aliens no tengan mucha gracia tampoco. No Recomendado (4)

Spiderman: Un Gran Poder: Miniserie escrita por David Lapham, que sigue intentando hacer algo decente en Marvel, después de intentos fracasados anteriores, mientras intenta ganar dinero para algún día volver con Balas Perdidas. Esta vez es una historia de flashback a los primeros tiempos, pero a diferencia de, por ejemplo, la mini de Amazing Fantasy de Busiek de hace unos años, esta transcurre aún antes, justo en medio del origen de Spiderman, tras obtener sus poderes pero antes de que muera Tio Ben. Es decir, antes de que tenga su moraleja y se convierta en superhéroe. Te puedes imaginar ya uno de los problemas de esto: No sólo sabemos como va a terminar la historia, es una historia sobre un Spiderman que no tiene las características que le definen, y que a decir verdad, es un poco inaguantable. Aparte de eso, la historia la sabes, es simplemente ampliar una historia simple que el mundo entero se sabe de carrerilla, con Peter siendo un capullo y no pasandosele hasta después de la historia, es decir, no cambia ni aprende nada. La historia de por si, aparte de eso, es muy simple y boba, bastante predecible, y los nuevos personajes que aparecen son bastante estereotípicos. Y encima, encaja como un pegote en la historia que corresponde. No añade nada a la historia de Spiderman, y no es particularmente buena historia de por si. El dibujo es de Tony Harris, para no quedarse de brazos cruzados mientras espera a que Vaughan le pase más guiones de Ex Machina (la televisión es más importante que compromisos previos en comics, obviamente, de ese pie cojea) y es bastante peor que allí. Tiene los peores defectos de su estilo, con poses y caras raras, y trazo inconsistente. Más grave, Harris no parece haberse documentado en el aspecto que Tio Ben se supone que tiene que tener, o ha decidido que es tan guay que va a cambiarle el diseño retroactivamente después de 45 años y tres películas, que no se que es peor. Es decir, mal dibujo se puede aguantar hasta cierto punto, pero darle un aspecto completamente distinto a uno de los personajes de comic más conocidos es bastante imperdonable. Por su parte, Lapham será mejor que se centre en trabajos propios como su nueva serie para Vertigo, porque le salen mucho mejorn que sus cosas con personajes establecidos. No Recomendado (4)

Thanos: La Saga del Infinito Nº1: Una cosa un poco extraña para reeditar, pero las hay peores. A principios de los 90, cuando Jim Starlin ya no era tan bueno como antaño, pero aún no estaba acabado, en Marvel le cogieron para continuar sus épicas cósmicas. Así que eso hace, resucitar su saga de Thanos de los 70, en la mayoría de los casos literalmente, porque se cargó a casi todos los protagonistas al final. Lo hace en la única serie cósmica que tenía Marvel, Estela Plateada, con el que Starlin no tenía mucha experiencia, pero que está tan atormentado como sus personajes habituales, así que le pegaba. De todas maneras, al menos aquí, la historia va bastante poco de Estela, que es simplemente el espectador en el desfile de personajes y conceptos propios de Starlin. Así que tenemos varios números de Thanos presentandose y explicando como ha resucitado y cual es su nueva misión en la vida, que es una nueva variante de su vieja obsesión con la Muerte, que es probablemente lo mejor del relanzamiento (los protagonistas e historias de Starlin emperaron con respecto a sus historias originales, pero sus villanos, o al menos antiheroes como Thanos, mejoraron mucho, con más ambigüedad y complejidad). Después viene una historia con el Hombre Imposible, vagamente relacionada, que estaría bien si Steve Englehart no hubiese hecho básicamente la misma historia apenas unos meses antes. (La etapa Englehart, por cierto, era un tipo de space opera con un tono bastante distinto, más de abarcar imperios y muchas razas, y en varios sentidos, mejor). Después viene el retorno de Drax el Destructor en su nueva encarnación como retrasado mental, que es más original que la original, pero que a la larga era peor por ser más limitada, y en el fondo, no era más que una repetición de lo que solía hacer el Hulk tradicional en Defensores. Y después se tiene el número más dedicado a Estela, que es el más pesado, centrado mucho en mirarse al ombligo, pero que tampoco está mal. El dibujo de Ron Lim queda bastante bien, es cuando mejor ha quedado, haciendo esos personajes no humanos y su energía cósmica. No es lo mejor de Starlin, pero está muy por encima de sus trabajos actuales, y ciertamente saciarán las ansias de lo cósmico para aquellos que se lo perdieran la primera vez. Y esta vez al menos le llaman por el nombre por el que lo conoce todo el mundo. Recomendado (7)

Tom Strong Libro 6: Final de la serie, pues Moore clausura el universo ABC para largarse cabreado de DC. La primera historia es todo un lujo, porque está escrita por el veterano escritor de fantasía Michael Moorcock (y curiosamente, Wildstorm no le da ni la mitad de publicidad que otros le dan a fichajes menos famosos). No es ninguna sorpresa que vaya de viajes entre universos, y que una vez en otro universo, la historia sea más bien un pastiche de un viejo género. Tampoco sorprende que esté, por tanto, conectado con el Multiverso de Moorcock, con la aparición de cierta famosa espada. Divertidillo si te gustan esa clase de cosas, y el dibujo de Ordway hace muy bien el tono retro necesario. Joe Casey escribe una historia sobre Pneuman que empieza siendo bastante curiosa, pero que luego termina siendo una de Viaje Fantástico. Como suele hacer Casey, parece original, pero en el fondo es lo de siempre. Pero bueno, aceptable, y el dibujo de Oliver está bien. Entonces vienen las historias finales de los dos ayudantes de Moore en ABC: Una de Steve Moore (más antiguo mentor que ayudante), que es otro homenaje más a viejos pulps, y dependerá mucho de tu apreciación previa por esas cosas. El dibujo de Gulacy es temáticamente apropiado. Luego, Hogan, que es el que más historias de ABC ha escrito después de Moore, ata un subargumento de un número anterior, dandole un final feliz a unos secundarios, que resulta hasta un poco emotivo. En el dibujo vuelve Sprouse, y es muy bonito, claro. Por último, Sprouse se une a Alan Moore para reunir el equipo creativo original de la serie para una última historia, que además sirve para dar el carpetazo final al universo ABC. En un movimiento insólito en la línea, es un crossover con la última historia de Prometea, donde vemos ese “fin del mundo” desde la perspectiva de Tom Strong y familia. Y la verdad, aquí que tiene menos pseudo-filosofía, y está más centrado en los personajes, queda hasta mejor. Moore ata todo lo que hay que atar de la serie, cerrando las tramas recurrentes a lo largo de la serie, y las relaciones entre personajes, de manera reflexiva y tranquila, evocando nostalgia, tranquilidad y una sensación de paz y conclusión. Muy buena historia y conclusión para la serie. Serie que a lo largo de media década (aunque aquí haya sido más bien una entera) ha sido una buena resurrección de los viejos pulps e historias de aventuras, pero modernizadas y mezcladas con algo de superhéroes, que siempre ha sido divertida, y a veces hasta genial, y probablemente quedará como algo memorable, aunque menor en comparación con sus hermanas. Recomendado (8)

Union Jack: Que realmente recopila dos miniseries que se publicaron con 10 años de diferencia, muy diferentes entre sí. Aparte de distintos equipos creativos (la primera está escrita por Ben Raab, y fue la primera muestra de que no era malo del todo, la segunda es de Christos Gage, lo cual suele ser buena señal) cada una va de un aspecto completamente distinto del personaje. La primera, que salió hace exactamente 10 años, va del aspecto histórico de Union Jack, lo cual significa sus antecesores, la familia Falsworth, y sobre todo, vampiros. Eso podría ser aburrido y terreno manido, pero Raab sabe darle un nuevo giro a todo el drama familiar de superhéroes bastante apropiado, y tiene un par de buenas ideas para los legados del personaje, y para los villanos. Lo que queda es una historia en plan aventura pulp, con drama añadido, y ambas partes hechas de manera más que competente. Lo más destacable, de todas maneras, es el dibujo de John Cassaday, antes de hacerse famoso con Planetary, que también coescribe. No es tan bueno ni adaptable como es ahora, pero ya era bastante bueno.

La miniserie reciente, por su parte, se desembaraza de toda la parte vampírica, porque, admitamoslo, es una curiosidad histórica que se le pegó al personaje como característica principal y se acabó convirtiendo en una lacra en vez de un aspecto más. Al fin y al cabo, la idea de Union Jack es que es el héroe aventurero de Gran Bretaña, no un cazavampiros. Así que en ese aspecto se basa la mini, en ese y en el que la encarnación actual es específicamente el héroe del pueblo (lease, la clase obrera) y no sólo de los ricos y poderosos, que es un tema mucho más tipicamente británico que los puñeteros vampiros. De hecho, toda la mini está nadando en britanidad, lo que es de agradecer, sobre todo viniendo de un guionista americano. La idea de la mini, de todas maneras, es una versión superheroica y británica de 24. La cosa es que, a diferencia de muchos otros cerca de él, Gage sabe hacer bien este tipo de acción. Por supuesto, en el Universo Marvel, en vez de terroristas normales, lo que da miedo son supervillanos actuando como terroristas, en vez de armas de destrucción masiva son super-armas, y cosas así. Y el enfoque de los villanos es el perfecto: No son lacayos genéricos para ser golpeados como hacen muchos en Marvel, cada uno tiene su personalidad y su manera de operar, y hay que usar diferentes métodos para derrotarles. Lo mejor es que la mayoría son personajes olvidados y hasta cutre, pero Gage sabe como renovarlos: No haciendoles tener masacres gratuitas, ni dandoles pistolas o cambiandoles lo que eran antes por algo más molón. Lo que hace es ir al concepto central y ver lo que se puede aprovechar. Así, los cutrísimos Malabares Mortales demuestran ser pelígrosos simplemente tomandose en serio sus habilidades (al fin y al cabo, son más o menos las mismas que Bullseye, y él es peligroso) y hasta se recicla al merecidamente olvidado Fasaud (un villano bastante vergonzoso de un número de 4F de hace 20 años) simplemente teniendo en cuenta que un empresario árabe despiadado con poderes electromagnéticos sería muy peligroso y apropiado si le quitas las partes más ridículas de su primera aparición. Lo mismo pasa con los héroes, por ejemplo, presentando a un nuevo Caballero Árabe, que es básicamente Sayid Arrah (de Perdidos) con el equipo del original y pintas menos vergonzosas, y queda muy bien. Con todo eso, básicamente se monta una historia de acción, con todo lo chulo de los superhéroes y de 24, el heroismo insospechado, la acción a lo bestia, los planes y contraplanes, revelaciones malvadas y sacrificios heroicos. No es perfecto, alguna de las cosas chirría un poco, sobre todo la interacción entre el Caballero y Sabra, que es un tópico que se vuelve irritante muy pronto, pero en general está muy bien, y de lo mejor en ese estilo que han hecho en Marvel últimamente. El dibujo es de Mike Perkins, que ya hizo una historia de acción en Londres en Capitán America hace poco, y le sale muy bien. Recomendado (8)

Wildstorm: Revelations: Que no se ha traducido por… ya sabes. Como el nombre apocalíptico indica (aunque como suele pasar, no es del todo correcto… Apocalipsis es Revelación, en singular) esto es la segunda parte de la trilogía que relanza el universo Wildstorm, en plan bestia. Hay diferencias claras con la primera, Armageddon, para peor. La primera es que ya no escribe Gage, sólo da ideas, que se encarga de plasmar Scott Beatty, que no es malo, pero no es lo mismo. Y luego, que de apocalípsis tiene poco, no aparece hasta el epílogo, y de aquella manera. La sensación de que se va a acabar el mundo inminentemente y que las cosas están muy mal que tenía Armageddon, está ausente. No hay sensación de agobio, de armageddon inminente, de que lo que pase sea importante, lo que es mortal para algo cuyo objetivo se supone que es eso. Lo que es, es una historia de tres mujeres salidas de varias series de Wildstorm (que encarnan bastante bien la trinidad clásica de doncella/madre/anciana, aunque tengas que poner a Savant como anciana, cuando es más joven que Nemesis) visitando distintos lugares, con la excusa de buscar pistas sobre el futuro que se avecina. El resultado es un tour por el universo Wildstorm y sus lugares y personajes emblemáticos, para verlos por última vez antes de que todo cambie. La verdad es que Beatty y Gage no parecen tener mucho que decir sobre los lugares que se visitan (aparte de que algunos son viejos conceptos que tampoco dan mucho de sí), pero a su favor, la interacción entre las tres protagonistas (incluida la normalmente inaguantable Nemesis) es bastante divertida, y como van toreando a los distintos personajes e infiltrandose o escapando, cada vez de una manera distinta, también lo es. Casi tanto como para compensar los otros problemas de la historia. El dibujo de Wes Craig tiene algunos problemas, pero al menos cuenta la historia más o menos bien. Oh, y el tomo también lleva la primera aparición y origen de la nueva Backlash… pero por alguna incomprensible razón, va al final del tomo, en vez de presentar a la protagonista antes de la historia principal. Hay que estar tonto. Pero bueno, es de los mismos, y dibuja Ivan Reis. Como parte de un gran evento no da la talla, pero como historia sobre el universo Wildstorm para viejos fans o gente que quiera reengancharse, no está mal. Que ese público exista, ya es otra cuestión. Recomendado (7)

X-Men: Primera Clase Nº2: Con el principio de la serie regular, que ya ha sido cancelada. Eso es lo que pasa por llevar retraso. Esta es una serie con un enfoque muy peculiar (se podría decir que equivocado) porque cae bastante entre dos terrenos. Es un vistazo a la encarnación original de la Patrulla-X, con caracterización e interacción entre personajes moderna (a diferencia de la inexistente o hecha con molde de los comics originales) pero que transcurre decididamente en algo como la Edad de Plata, con el tipo de situaciones que quedarían algo ridículas en comics modernos, con villanos y bichos apareciendo de repente cerca de los protagonistas, sin mucha explicación que estar ahí para tener una aventura. Ahí se nota que es una serie orientada sobre todo para un público bastante joven, pero volviendo a lo de no ser ni chicha ni limona, pese a estar enfocado así, no la ponen bajo la bandera de Aventuras Marvel que abarca el resto de series de ese estilo. Lo más frustrante es que se supone que eso es para que la serie sea canónica, pero aunque usa elementos de los comics originales (algunos como guiños a los lectores veteranos, como Bernard el Poeta) tiene demasiadas cosas que hacen la continuidad irreconciliable. Supongo que todo esto ha contribuido a su cancelación. (Aunque haya dado para dos spin-offs, a cada cual más absurdo) Primero tenemos un especial con tres historias, las tres curiosas e incluso un poco raras, que sobre todo, van de darle espacio a sus dibujantes de lujo (Nowlan, Smith y la increible imitación de Allred de Dragotta) para hacer el tipo de cosas que se les dan bien. Divertidas. Después viene la serie propiamente dicha, que tiene el mismo tipo de historias que el anterior tomo: Principalmente chorras y olvidables, pero con algo de gracia en los personajes y su interacción, sobre todo el número que va de Hank y Bobby yendose de viaje. Por otro lado, el número con Hulk es una de las versiones más aburridas de “héroes se enfrentan al Hulk tonto” que se pueden hacer. El dibujo de Roger Cruz es apropiado para el tipo de historia, aunque podría mejorar, y el número dibujado por la debutante Julia Bax es mejor. Por último, hay una serie de tiras cómicas un tanto chorras, y una historia corta sobre la Bruja Escarlata un tanto insultante para el personaje (ya sabes, el estereotipo de que todos los no americanos son paletos, hecho mucho peor que en los 60, que ya es decir), ambas con dibujo bonito de Coleen Cover (una autora independiente conocida tanto por sus comics para niños como por sus comics porno… no, yo tampoco lo entiendo) Para lectores jóvenes o que quieran algo simple, Marvel debería darle a Parker más oportunidades de hacer cosas como Agentes de Atlas en vez de esto. Neutral (6)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene toca Expocomic, es decir, novedades de Planeta. Si tengo suerte, habrá muchas reediciones y ediciones de material antiguo, y tendré que escribir poco. Si teneis suerte, publicarán material reciente del bueno que aún no han publicado. Si nadie tiene suerte, publicarán los tomos de Cuenta Atrás que tienen atrasados. Sea como sea, nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: