20 diciembre, 2008

Se acerca Navidad… muchas, muchas cosas por hacer.

[No te des la vuelta, no mires a otro lado, y ni siquiera parpadees]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas Críticas Reconstructivas. Esta semana, no hay muchas cosas. Alguno de los comics mensuales que quedaban de Panini (que con las cancelaciones de casi todas las que salían la segunda semana, y que todas las nuevas han ido a la primera, ya prácticamente no quedan en la segunda, en Panini no entienden muy bien lo de distribuir), y como es costumbre, las novedades de Norma se adelantan a esta semana para poder descansar en Navidades. Oh, y sale un comic de Planeta, de los que tenían atrasados hace meses. Está bien saber que no han abandonado del todo esa cosa de publicar comics. Vaya, a este ritmo, habrán publicado todo lo que tienen atrasado en febrero. (Si, hay muchos rumores y promesas, avisadme cuando algo de eso sea tangible)

Novedades americanas:

El mayor lanzamiento de la semana es probablemente Marvels: El Ojo de la Camara, la esperada secuela de Marvels, por Busiek y otro pintor. De momento, pisa el mismo terreno que la original, pero apunta a que va a decir cosas nuevas sobre la historia Marvel, la historia real y como interseccionan, además de una linea argumental personal distinta para Sheldon. Bien hecho, por supuesto.

Otra miniserie es X-Infernus, que es la continuación de la resurrección de Magik el año pasado en New X-Men. No tan malo como esta, pero bastante mediocre, derivativo, e incapaz de justificar su existencia.

Hablando de cosas dificiles de justificar que existen, X-Men: Noir, que es básicamente un Otros Mundos de la Patrulla-X, pero en los años 20 al estilo género negro. Es mucho mejor y más ingenioso de lo que merece, pero es difícil verlo como una historia con algo que decir, y no simplemente un juego de transplantar personajes a otras situaciones.

En DC, la única novedad es en Vertigo, uno de sus extraños revivals, esta vez del Tanque Encantado. Es buena opción para revivir, con la guerra como algo presente en la mentalidad actual, y una premisa tan absurda e incongruente que se puede aprovechar bastante. Desgraciadamente, hacen poco más que lo obvio con el concepto, en plan comedia burda. Difícilmente puede salir bien a partir de eso.

Y ahora, las críticas:

Authority: Prime: Como parte de la tanda de relanzamientos que Norma ya ha publicado aquí, y que fracasó, había relanzamientos de Wildcats y la Autoridad escritos por Morrison. Grant fue secuestrado por el Universo DC y no llegó a terminar ni la primera historia de cada, pero ya habían asignado a Christos Gage como su sustituto en la Autoridad, y empezado a escribir su primera saga, que sería una precuela a la de Morrison, explicando algún cambio en la alineación. Todo esto no llegó a hacerse cuando decidieron relanzar de nuevo la línea, pero como Gage realmente ha sustituido a Morrison como director de la línea, esa saga ha acabado haciendose como miniserie aparte. En algunos sentidos, es probablemente la historia más convencional que ha tenido la serie, sustituyendo el espectáculo de acción exagerada con acción superheroica normal. Por otro lado, como los últimos años y re-re-relanzamientos de la serie han demostrado, esa fórmula se ha vuelto casi imposible de hacer de lo gastada que está, así que un cambio de giro hacia lo convencional, por una vez, resulta hasta original. El argumento es de lo más convencional: Dos grupos de superhéroes se pelean y luego se alian para combatir a una amenaza mayor. Claro, que dada la actitud que tiene la Autoridad de querer controlarlo todo y a la mierda quien se ponga en su camino, el combate queda más justificado que en la mayoría de casos. Es casi lo contrario que una historia típica de la serie: En vez de tener a la Autoridad humillando al malo de turno, va más de bajarles los humos, tanto moralmente como en cuestión de acción. No es que Stormwatch les domine, pero ambos equipos están equilibrados, que es la primera vez que les pasa. (Y es justicia poética, pues la Autoridad sustituyó a Stormwatch originalmente, dentro y fuera de los comics) Normalmente la caracterización era secundaria, aquí la caracterización e interacción entre los dos grupos es tan importante como la acción. Y aquí la historia depende mucho de usar historia pasada, de manera creativa e inteligente. Es decir, no ya basarse en historias anteriores porque si, que también (el objeto por el que se pelean viene de los últimos números de Stormwatch vol.1) sino de cosas más orgánicas y lógicas, como que si dos personajes tienen una historia común, o parecidos temáticos, hacer referencia a ello, de manera lógica y que no queda forzado. Es algo que en Wildstorm no se hacía hace muchos años, más que nada porque estaban ocupados creando nuevas historias e ignorando las viejas mierdas. Pero ahora esas buenas ya son viejas, y queda para una historia pasada bastante potable. Es una historia de superhéroes convencional, y no se avergüenza de ello, pero como las mejores series actuales en ese estilo, es medianamente inteligente, con un buen uso de los personajes y su historia, uso creativo de las habilidades (diablos, espera a ver la explicación que da de las habilidades de la nueva y estúpida encarnación de Brubaker de Rose Tatoo como espíritu del amor) y con mucha mala lecha y macarradas que ha tenido la serie desde que la cogió Ellis, para no perder del todo el tono. Al final decae un poco con la pelea contra el gran villano, que Ellis ya hizo mejor, la verdad. Pero en general, es muy divertido, aunque sea simple. La otra gran elección del tomo es que dibuja Darick Robertson, en un raro regreso a los superhéroes, y es lo mejor que ha tenido en dibujo desde Quitely. Muy detallado, muy expresivo y muy divertido. Una serie de la Autoridad en este estilo no funcionaría, pero como una cosa aislada, sigue dejando claro que Gage es el que mejor sabe hacer este universo. Recomendado (8)

Buffy Cazavampiros: Lobos a las Puertas: La edición americana acaba de terminar la siguiente saga, así que va a haber largas esperas a partir de ahora. Este tomo empieza con otra historia suelta escrita por Whedon. Siguiendo con uno de los temas principales de la serie, va sobre lo aislada que se siente Buffy debido a su posición y responsabilidades. Pero como cada temporada, logra mostrar una nueva faceta de eso, y esta vez parece poco intuitiva, ya que ahora hay otros cientos de Cazadoras, pero aún así, Whedon logra justificar que siga pasandole. También se nos revela quien besó a Buffy en la primera historia de la temporada, y está muy bien llevado. Para que no sea todo hablar sobre emociones, también hay una escena de pelea, que es probablemente la mejor de la temporada hasta ahora, demostrando lo que vale el que parece ser el Gran Malo de la temporada. Y hay una pista sobre su identidad, que más vale sea para despistar. Oh, y también hay una escena absolutamente desternillante, que demuestra lo bien que maneja Whedon el formato comic, porque es el tipo de escena que no funcionaría en otro medio. Después ya viene la historia grande del título, y está escrita por Drew Greenberg, que fue escritor de varios capítulos, y editor de historias, en las dos últimas temporadas de la serie. No es de los mejores de la plantilla, pero al menos ya ha demostrado que conoce la serie. Los malos de la historia son, por primera vez en la temporada, vampiros, que ya tocaba. No es que sean un grupo particularmente memorable, pero si que tienen cierta personalidad y originalidad, y presentan una buena amenaza para el Comando de Cazadoras durante una historia. Dicho eso, realmente, el argumento de acción es lo de menos aquí, es sobre todo lo que hacen los protagonistas a raiz de esto, o a la vez que esto. La historia personal de Buffy durante la saga despertó cierta polémica, lo cual únicamente demuestra que hay gente estúpida por ahí. Es una conclusión lógica de cosas que llevaban pasando algún tiempo, es muy apropiado a la idea de mostrar a través de la protagonista situaciones que le suelen pasar a chicas jóvenes, y queda bastante realista, y plasma perfectamente un montón de emociones que salen al respecto, algunas buenas y otras malas, de manera muy humana. A la altura de las mejores situaciones románticas que ha tenido la serie. Buffy también acaba demostrando por primera vez que es una gran general, cuando la acción se pone dura, pero aún manteniendo la gracia. El resto de situaciones personales también son muy buenas, con el encanto y capacidad de hacerte sentir por los personajes que tiene la serie. El retorno de un personaje de un episodio de la serie parecía una mala idea porque no daba mucho de si como villano, pero como aliado a la fuerza y visto desde una perspectiva más cómica, es muy divertido, muy gracioso muy a su pesar. También vuelve Andrew, y como siempre, también es muy gracioso, y Greenberg logra mostrar que ha cambiado tras el final de la serie de TV, manteniendo un buen equilibrio entre que siga siendo alguien que vive en un mundo de ficción con prioridades y reacciones sólo tangencialmente parecidas a las normales, y hacerle competente como parte del equipo. También mantiene su gloriosa ambigüedad sexual. Y también tiene uno de los momentos más increiblemente estúpidos que han hecho en la serie, pero el guionista es consciente de que lo es, y logra camuflarlo a base de admitirlo y hacerlo gracioso. Por otro lado, hay otro momento al final que debería ser monumentalmente dramático y triste, pero parece más gratuito y cayendo en fórmula que otra cosa. Aunque bien puede ser que está preparando las cosas para algo más adelante. Pero bueno, en general, muy buena historia con mucho humor, acción y drama. El dibujo de Jeanty es muy agradable, muy claro, y clava los parecidos y las expresiones faciales, serias y cómicas. Muy Recomendado (9)

Capitán America Nº38: Más de lo mismo, realmente. Bucky tiene dudas sobre si hace bien su legado, y toca el enesimo invitado para decirle que tal lo está haciendo. Al menos ese personaje está mejor escrito que en la serie donde sale actualmente. Luego, los secundarios deambulan un poco, y no dicen mucho nuevo. El Craneo Rojo sigue siendo malvado y hablando de sus planes de siempre. Hay algo de acción irrelevante. Y un cliffhanger que, por supuesto, sirve para aplastar las pocas esperanzas que hubiera podido dar el número anterior, porque todo en esta serie tiene que ser oscuro y deprimente. Lo cual no pega en esta serie, pero al menos es una elección estilística corriente. Hacer la serie aburrida, repetitiva y casi inaguantable mensualmente porque apenas pasa nada cada número, dudo que sea consciente. Dibujo bueno pero muy oscuro. Neutral (5)

Outsiders Nº9: Otros dos especiales de los que preparaban la nueva dirección de la serie, que fue reemplazada por una nueva dirección diferente antes de empezar, que ya ha sido reemplazada por otra dirección diferente en EEUU. Es difícil mostrar emoción ante semejante desastre, y más teniendo en cuenta que estos especiales se suponía que tenían que salir a lo largo de un mes, pero aquí llevamos 5 meses y aun queda uno por verse. Como la otra vez, uno está conectado con argumentos de otras series, y el otro es una historia no conectada con nada, aunque anuncia un poco otra serie. La primera está hecha por el que iba a ser el nuevo equipo creativo de la serie, y está relacionada con la masacre estúpida de los Nuevos Dioses. Al menos aprovecha semejante tontería para contar una historia sobre personajes reaccionando entre ello en vez de tener simplemente a Nuevos Dioses apareciendo y muriendo de manera gratuita e inexplicable. Además, el personaje que muere aquí realmente merece morir, porque era una mala creación que nunca tenía que haber existido para empezar. Ese es uno de los problemas, sin embargo, que es un personaje muy malo, y arrastra la historia con su falta de interés y su plan estúpido. No ayuda que una de las dos protagonistas es Trueno, que tampoco es un gran personaje, y el otro es la nueva encarnación del Detective Marciano, aunque al menos Bedard lo escribe normalmente. Hay un intento de contar una historia personal centrada en Trueno, pero queda muy forzada y poca cosa. Y el epílogo con la selección queda muy forzado. Si esto es una indicación de lo que iba a hacer Bedard, tampoco se ha perdido mucho. Donde se ha ganado es en que Turnbull no dibuje la serie, porque es malo con ganas, a base de personajes deformes y perspectivas casi incomprensibles. La otra historia está hecha por un nuevo hallazgo de DC, el novelista G Willow Wilson, y el dibujante también es de mucho lujo para una serie de segunda, es Joshua Middleton, en una extraña aportación (es otra exclusiva que DC está aprovechando poco, pero tampoco da mucho más de si en cuestión de velocidad). Como la otra vez, la historia es del Outsider clásico, esta vez Metamorfo, con su nemesis habitual, y el otro personaje, en este caso el nuevo Aquaman, está poco más que de adorno. Bueno, y por conexión temática, porque la historia va sobre agua, pero eso nos lleva a la aparentemente absurda decisión de tener al héroe marino en una historia en el desierto. Wilson ha escrito largo y tendido sobre Medio Oriente, y se nota, porque la historia es una versión fantástica de la zona, con un conflicto bastante típico de allí. No está mal, aunque es un poco obvia, y se nota que el guionista quiere contar una historia sobre la región y no sobre los personajes. El dibujo es muy bonito. Y el epílogo parece estar preparando el terreno a una historia que no ha llegado a hacerse. Frustrante. Neutral (6)

Programme Nº2: Muchas páginas de varios superhumanos hablando sobre como han cambiado Estados Unidos y Rusia en los últimos 60 años, con ocasionales peleas entre ellos y destrucción en masa, bajo una iluminación oscura y monocromática. Decir que no será para todo el mundo es quedarse corto. Y desde luego, a veces se hace un poco pesada con tanto deambular sin que pase nada. Pero es ciertamente interesante, aunque a veces se haga algo pesada y difícil de seguir, esto último sobre todo por culpa del dibujo, que ambienta, pero oscurece demasiado. No es de lo mejor de Milligan, pero mejor que sus trabajos de alquiler. Recomendado (7)

Rising Stars: Intocable: Otro tomo más a base de exprimir una piedra, de sacar dinero con spin-offs absolutamente innecesarios de una historia que finalizó hace mucho y no es demasiado recordada. Es decir, JMS no está precisamente bien considerado ahora después de sus últimas cagadas, ya ni te cuento sus aprendices. Pero aquí está, de todas maneras, que no se diga que en Norma no se comprometen con el completismo. Afortunadamente, ya debe ser el último. La primera de las miniseries que lleva se llama Bright, y está dedicada al personaje de ese nombre. Es una de esas de rellenar un hueco en la serie principal que no hacía falta rellenar, en este caso, como entró en la policía y su primer caso importante. Si has leido Rising Stars, ya sabes todo lo que va a pasar, y aunque no, la dirección es tan obvia que está clara tras las primeras páginas. Nada en los personajes o en el caso lo elevan del nivel de formula olvidable. El dibujo es de Jurgens, que también es competente sin más, y a veces ni eso, ha hecho cosas bastante mejores. La otra mini es la del título, y es algo más interesante. Está protagonizada por Laurel Darkhaven (Dios, los apellidos apropiados tenían la sutileza de un martillo), que tuvo un papel más pequeño en la serie, y por tanto se le puede sacar algo más de partido, sobre todo porque dado que era un agente secreto, la mayor parte de su vida permaneció en secreto. Así que es una historia perfectamente competente sobre el mundo del espionaje, sobre como cambia a la gente el tener que hacer cosas malas por una supuesta buena causa, con el añadido de que la protagonista sabe que puede hacer mucho más. Así que es la historia de cómo pasa de ser la agente que es cuando la vemos por primera vez de mayor, a como es en su última aparición en la serie, con el inconveniente de que ya vimos su cambio de parecer final. Pero con esta historia queda un poco mejor motivado. Cinco números son excesivos para eso, de todas maneras, y hay muchas veces donde se nota el relleno y que no tiene nada que decir. La otra cosa buena es que tiene el mismo dibujante que el último acto de RS, el único bueno, es decir, Brent Anderson, en otra de sus esperas a que Busiek le de más guiones de Astro City. Pero vamos, en el fondo, aunque te gustara mucho Rising Stars, puedes pasar sin el tomo. Neutral (5)

Ultimate X-Men Nº17: Se acerca el final de la etapa Kirkman (y el final de la serie no está mucho después) y toca ir cerrando cosas. Antes de pasar al gran final, dedica un número a atar el subargumento del Rey Sombra y Tormenta. Relacionar al Rey con Ororo es una buena idea, porque en la continuidad normal ya tenían una cierta conexión histórica y geográfica. Kirkman va más allá, de todas maneras, y lo convierte en una parte integral de su historia pasada, y sorprendentemente, encaja. La buena idea es quitarle todos los aspectos cósmicos y fetiches de dominación que Claremont le fue añadiendo, (y también el pasado común con Xavier, porque es demasiada conexión) y centrarse en que es un mutante malvado egipcio que puede sobrevivir sin cuerpo. Hasta ahí bien, pero como Kirkman es así, acabe añadiendole un montón de referencias y versiones a otros elementos, algunos de los cuales funcionan bien (como alguien que es esencialmente una versión de Yukio) y otras que están únicamente como capricho nostálgico y que no pegan. Joder, acaba hasta metiendo a su puñetero Sonámbulo, pese a que es un personaje que nadie más que él ha recordado en 15 años. De todas maneras, es una historia sólida sobre Tormenta, en el fondo. La otra historia está mucho más dispersa y funciona mucho peor, con un puñado de personajes, de los cuales no ha logrado que importe ninguno, peleandose y esperando a que pase algo. La parte de la tensión entre Bishop y la Patrulla-X está mejor, y al menos esa historia está desarrollandose de manera interesante y con una dirección clara. Sigue siendo más un ejercicio en hacer remixes que otra cosa, pero al menos este mes se le nota algo más de esfuerzo. Este mes llega a la serie por unos meses Salva Larroca, que va rotando por todas las series Marvel de cierta entidad como una especie de comodín. Como siempre, lo hace bien, aunque no tan bien como otras cosas suyas recientes, y muchas veces se le nota poco detalle o muy apretado. ¿Y soy el único al que le molesta que en plano astral los personajes aparezcan desnudos pero sin genitales ni pezones? Si no puedes mostrarlos desnudos, tapalos, o que no estén desnudos, pero esta cosa a medias es ridícula. Recomendado (7)

Y con ese alegre pensamiento nos despedimos. La semana que viene, una excelente tanda de tomos de Panini: Porque vosotros lo pedisteis, Cable y Masacre. Bueno, yo lo pedí, al menos. Además, Hercules comienza su increible nueva serie, Hulka comienza la nueva y diferente (por no hablar de oscura) etapa de Peter David, e Iniciativa tiene Muerto en Combate, donde la emocion se pone al 11. En cuanto a Planeta, aún estamos esperando al JSA de octubre, JSA, JLA, Jovenes Titanes y Nightwing de noviembre, y todo menos Superman de diciembre. ¿Saldrá algo de eso? Se admiten apuestas. Hasta entonces, saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: