Semana del 2 al 8 de Marzo

15 marzo, 2009

Y esto seguirá pasando mientras haya gente que siga siendo marginada simplemente por no ser como los demás, sin que nadie le de una oportunidad. Y tengan acceso a armas, ya puestos.

[Dime porqué no me gustan los lunes]

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas críticas. Esta semana, todo Panini, a todas horas. Si en los últimos meses parecían más sensatos, dividiendo un poco mejor sus comics mensuales entre las dos primeras semanas, esta vez han decidido que a la mierda, todos los comics mensuales esta semana. Así que esta semana tenemos eso y sólo eso. 14 a 9 en la cuenta de comics normales frente a más grandes, el formato clásico ha ganado terreno.

Oh, y no hay comics de Planeta esta semana, pero una cosa que se me olvidó en la anterior: Los comentarios en los créditos donde dicen lo que estaba pasando en cada serie hace 20 años son un bonito detalle de su parte, mostrando comunicación con el lector con algo original e interesante.

Ahora, novedades americanas:

Nueva etapa (otra más) de los Outsiders, mejor que las anteriores, aunque sigue sin sonar especialmente bien. Relanzamiento de la vieja LEGION, ahora con nuevos miembros y misión como REBELDES, que puede ser interesante, pero empieza muy lenta. Una miniserie de creación propia en DC llamada el Poderoso, que es decente pero no aporta nada especialmente nuevo al género de “mundos con un solo superhéroe que cambia las cosas”. Una miniserie con el origen de Bishop que no dice realmente nada nuevo. Y nueva etapa en Angel, que cada vez parece más fanfiction que algo dirigido por Whedon, porque realmente ni está aprobado por él.

Eso ha sido rápido. Pasamos a las novedades de aquí:

Asombroso Spiderman Nº29: Como parte del plan del equipo de guionistas de la serie, la idea es que alternando números sueltos e historias más cortas, cada varios meses habrá una gran saga que durará un par de meses que avanzará mucho más de lo normal las tramas de la serie. La primera de estas, Nuevas Maneras de Morir, empieza aquí, y está escrita por el guionista principal de la serie, Dan Slott, y dibujada por su nuevo fichaje estrella, John Romita Jr, en su tercer tour en la serie. La idea es por fin traer acontecimientos importantes en el resto del Universo Marvel a esta serie, notablemente, el hecho de que el archienemigo de Spiderman, Norman Osborn, ahora tiene un papel importante en el gobierno, liderando a los Thunderbolts, que además tienen como miembro a otro villano importante de Spidey. Eso se le añade a los subargumentos que lleva la serie que tienen conexión con todo eso, como el retorno de Harry, su participación en la campaña de elecciones de Nueva York, el misterio del duendesco Amenaza, y además, el retorno de otro personaje conectado con algo de esto, que viene a su vez conectado con otro de los nuevos villanos. Todo junto forma un gran follón, y esta saga va de jugar con todo ello. Estas partes van más de presentación de todas estas situaciones, y de varios misterios, más que de resolver nada, pero incluye bastantes situaciones de tensión bien hechas, y unas cuantas escenas de acción que no están mal, aunque acaban siendo un poco repetitivas. Norman tiene buenos momentos, algunos de ellos esperados, el nuevo Anti-Veneno es una idea menos chorra de lo que suena aunque puede gastarse pronto, y se da entender algo bueno, que es que no todos los cambios en la vida de Spiderman se deben a lo de Mefisto. El dibujo es lo que podías esperar de JRJR, peculiar en su visión poligonal de los personajes, pero con mucha energía y sabiendo contar las cosas. Además, hay un breve interludio escrito por el nuevo guionista del equipo, Mark Waid, y dibujado por el lentisimo Adi Granov, que nos cuenta la reacción de uno de los personajes a lo que pasa en la historia principal, pero no tiene mucho. Quizá le han dado demasiada propaganda a la saga, pero como historia de Spiderman que sabe juntar varias cosas a buen ritmo, no está mal. Recomendado (8)

Capitán America Nº41: El Capitán America cyborg se enfrenta al Capitán America salvaje. Sólo faltan un Capi joven y uno en armadura, aunque ambos ya se han hecho, supongo. No, en serio, el Capi-Bucky se enfrenta al Capi falso de los 50, y logra el asombroso hecho de ser un enfrentamiento que no va de absolutamente nada, ni representa un combate simbólico de puntos de vistas, ni nada. La historia original era un clásico porque no sólo era un combate de buenos contra malos, cada uno representaba una visión distinta de America, reflejando visiones del mundo real. Los remakes de esa historia, como el de Priest en Capi & Halcón, hacían lo mismo, enfrentando al Capi bueno liberal contra el Capi malo de la lucha contra el terror. ¿Esto? Dos tipos cachas pegandose, uno bueno y otro malo, hasta que uno gana. No va de nada, no tiene nada de interés. Como toda esta etapa, está completamente vacia, ni siquiera es particularmente divertida, y es triste que la serie se haya vuelto menos compleja y más superficial después de 30 años. Por su parte, en el subargumento, hay otra pelea uno contra uno, pero esa al menos tiene sorpresas y algo de tensión pese a ser simple. Buen dibujo perpetuamente a oscuras. Neutral (6)

Cuatro Fantásticos Nº15: Segunda saga de la etapa, y aunque el formato general de las portadas se mantiene, al menos esta vez intenta ser en parte la de un comic clásico, y no imitar totalmente la de una revista. En este número, el Dr. Muerte le pide ayuda a los 4 Fantásticos contra otra amenaza. Lo cual no sólo ha sido hecho antes, es un tópico horrible, lo de demostrar que tus nuevas creaciones son tan duras y molonas a base de machacar a alguien poderoso establecido. Encima, hecho chapuceramente fuera de pantalla, y con unos personajes poco convincentes. Que, por cierto, tienen el nombre de Defensores, pese a que concurrentemente con esto se estaba presentando otra nueva alineación de ese grupo. Es genial como en Marvel ignoran a sus propios guionistas cuando no son famosos, ya ni se molestan en que terminen de hacer algo para demostrarles que no les importa una mierda lo que haces si no eres uno de sus mimados. El grupo en si parece poco original y sus miembros unos idiotas, aunque está claro que tienen gato encerrado que aún no sabemos. Mientras tanto, los subargumentos de Ben y Johnny continuan exactamente igual sin avanzar, lo cual sólo hace parecer peor a los protagonistas. Lo único bueno del número es el misterio de la nueva niñera (y sigue siendo estúpido que contraten a cualquiera dados los problemas que han tenido, y que encima no haya demostrado defenderles de una posible amenaza) y una idea para Valeria, que es probablemente la primera idea brillante y verdaderamente original de Millar para el grupo, que tiene mucho potencial para cambiar la dinámica familiar de la serie. Pero eso sólo (bueno, y el dibujo muy bonito de Hitch, aunque abuse de las mismas expresiones continuamente) no puede salvar un número tan mediocre en otros aspectos. Neutral (6)

Daredevil Nº37: ¿Djurdjevic no usó ya exactamente esa misma composición para las portadas de unos especiales místicos? No es que sus portadas sean fáciles de distinguir unas de otras, en cualquier caso. En cuanto al interior, todo sigue más o menos de manera esperada, incluso los giros están en el sitio donde esperas los giros. Todo muy competentemente hecho, pero no especialmente trepidante u original. Buen dibujo de Lark. Recomendado (7)

Hulk Nº6: El Hulk rojo mola más nadie, parte 5. En este número puede con Thor sólo para demostrar, una vez más, que es más duro que nadie, y más chulo que nadie, porque no sólo puede con los personajes más poderosso de Marvel, se chulea como un macarra mientras lo hace. Da igual que la manera de hacerlo sea rematadamente estúpida (en este número, Hulk Rojo levanta el martillo de Thor, pese a que contradice el concepto básico que cualquiera sabe sobre él, simplemente porque le mola a Loeb) y patentemente ridícula. En otro orden de cosas, ¿por qué la nueva Abominación es azul? ¿Es que tan poco piensa de sus lectores que piensan que se van a confundir si los personajes son del mismo color, o es que intenta imitar a Linterna Verde? (En cuyo caso, no sabe, obviamente, porque allí cada color simboliza una cosa, aquí está al azar) El dibujo es bonito, aunque todo el rato lo mismo, pero el contenido es de chiste, y no precisamente bueno. Evitar a toda costa (1)

Invasión Secreta Nº3: El péndulo gira en la otra dirección, y este número es una marcada mejora respecto al anterior. Mucho menos perder el tiempo en la Tierra Salvaje con chorradas, mucho más presentarnos distintos frentes de la invasión, mostrarnos porque la invasión es impresionante, usar bien algunos recursos del Universo Marvel que tenían que usarse, y teniendo los primeros contraataques de los héroes. Si, muchas escenas son pequeños cortes y algunos se verán más desarrollados en otras series (notablemente Iniciativa y Thunderbolts), pero funcionan para mostrarnos que la invasión está afectando a varios sitios (aunque se eche de menos ver que pasa fuera de America, que el resto del mundo también existe, Bendis) y dar sensación de que van pasando cosas deprisa. Muy poquitos personajes tienen caracterización, claro, pero los pocos que tienen están bien, y hay un par de momentos chulos, sobre todo el retorno del final, que ya era hora. Hay una muerte, pero es de un personaje que Bendis tiene derecho a matar y que probablemente fue creado para eso, así que por esa parte bien. El único problema es el dibujo de Yu, que donde tendría que darnos impresionantes escenas de batalla, tenemos un montón de borrones pegandose genéricamente a otros. Tampoco ayuda que Bendis no coreografíe las peleas, pero lo que podrían ser divertidas escenas de héroes enfrentandose a super-skrulls con combinaciones interesantes de poderes (que para eso se supone que los han creado), son puñetazos aburridos genéricos. De momento no perjudica mucho porque hay suficiente historia empujando (aunque el mal aspecto físico perjudica un poco) pero si hay más pelea acabará fastidiando. En el complemento, más fichas de skrulls olvidados. No está mal. Recomendado (7)

Invasión Secreta: ¿En Quien Confías?: El especial este mes no es una miniserie ni un crossover, sino un especial antológico con varias historias relacionadas con la Invasión y protagonizadas por gente sin serie propia. Brian Reed y Lee Weeks hacen un epílogo a su miniserie del Capitán Marvel, enlazando con su aparición en el crossover. No era particularmente necesario, no dice mucho, y es más bien poco sutil con respecto a por donde van a ir los tiros con el personaje, aparte de que ni siquiera encaja bien con como aparece el personaje cuando se encuentra con los Thunderbolts. Mike Carey nos cuenta lo que está haciendo la Agente Brand entre números del crossover, aunque más bien sirve para una excusa para contarnos su origen y como funciona Sword. Y la verdad es que hace bien su papel, ya que en 8 páginas convence de que una serie de Sword sería una buena idea, una especie de mezcla entre Shield y Babylon 5, bien integrada en el Universo Marvel. Además, Brand tiene buena caracterización, y Tim Green demuestra la misma capacidad para dibujar aliens y caos que en Starlord. Chris Gage (junto con su colega habitual Mike Perkins), por su parte, sigue con su tónica habitual de coger la premisa de un crossover y hacer con ella cosas mucho mejores que los creadores del crossover. En este caso, es la única cosa decente de toda la escena interminable en la Tierra Salvaje, con el Hombre Maravilla encontrandose a la versión retro de la Bestia. Irónicamente, Simon parece que está exactamente igual que hace 25 años, pero eso es debido a la nostalgia mal empleada de su última serie. Esta historia, sin embargo, es nostalgia bien empleada, recordandonos como eran las cosas en los viejos buenos tiempos y dando pena porque las cosas ya no pueden ser así. Realmente logra darle profundidad emocional a una historia que a grandes rasgos sabes como va a terminar (aunque tiene la decencia de no terminar esta historia de la manera que sabes como va a terminar al final) que es algo que no han logrado en el resto de suplantaciones en todo el crossover. Zeb Wells tiene otra similar a la primera historia, también protagonizada por un kree, y también enlazando entre su última aparición escrita por él mismo, y el comienzo de Invasión Secreta. En este caso, se trata de Noh-Varr, como jefazo del Cubo tras Guerra Civil: Jovenes Vengadores/Runaways. Y como la otra historia, dice más bien poco, excepto que Wells sigue demostrando que no entendió nada de Marvel Boy y sólo sabe imitar los conceptos superficiales y no el contenido. Ojalá el próximo que lo use lo entienda algo mejor, pero lo más probable es que no. Dibujo decente de Steve Kurth. Por último, hay una historia de los Agentes de Atlas por el mismo equipo creativo de su miniserie, Jeff Parker y Leonard Kirk, que además de volver a presentar al equipo para picar a la gente para su nueva serie y demostrar que son chulos, hacen algo más insidioso. Son los únicos guionistas que cogen uno de los conceptos originales del crossover, el hecho de que los malos son supuestamente bienintencionados y juegan con él en vez de ignorarlo completamente como hace hasta el propio Bendis. El resultado es un final agridulce que trata bien con conceptos de moralidad relativa y en tiempos de guerra muy bien. La nueva serie va a ser de las buenas. En definitiva, el especial no dice nada importante para el crossover en general, pero si tiene buenas historias, que logran meter bastante contenido en sus 8 páginas (más que algunos comics en sus 24) y dan un panorama más amplio del crossover. Recomendado (8)

Iron Man Nº14: Por un lado, la amenaza del malo está mejor en este número, más impresionante y desde luego más vistosa. Por otro lado, sigue sin ser realmente una historia de Iron Man, y es más bien tonta. Aparece un personaje conocido, y actua de la manera más estúpida posible para que haya una sorpresa. Es decir, por muy mercenario que uno sea, es estúpido cometer actos criminales públicamente si uno quiere seguir actuando en ese pais, y alguien tna sumuestamente culto como Stuart Moore debería saberlo. El dibujo es de tres dibujantes distintos, (De La Torre se despide aquí) y lo único consistente es el horrible coloreado apagado que le va fatal a la historia. No Recomendado (4)

Jóvenes Vengadores Presenta Nº6: Fin de la miniserie, y es el turno de la chica que finge ser Ojo de Halcón. Como no tiene conexiones previas con nadie, y Heinberg está demasiado ocupado para escribir un mísero número (joder, hasta Vaughan escribe algún número de Ex Machina de vez en cuando, y el lleva una serie de verdad) se coge un guionista de verdad al azar, en este caso Matt Fraction. El resultado es demostrar que Fraction, o algún otro guionista de comics que sabe lo que hace debería escribir la serie y a la mierda con Heinberg, porque esto no sólo es una buena historia en el mismo estilo que la serie original, avanza más las cosas (dejando aún así hueco para que luego hagan lo que quieran) y además, es también una buena historia de los Vengadores originales, que es algo que no hemos tenido con el título “Vengadores” en muchos años. De hecho, es la primera vez que caracterizan bien a Ojo de Halcón desde que Bendis empezó a joderlo, y es una delicia para los que echen de menos al personaje cuando tenía una personalidad. Así que el número va en parte de tener a Clint viendo a ver que pasa con la chica que ha cogido su nombre sin pedirle permiso, y en parte de la chica aceptando que tiene un legado que tiene que seguir, además de aclarando un poco su papel como heroína (que bajo Heinberg estaba terriblemente submotivado) y su papel como parte de un triángulo amoroso. Bien hecho, y logra legitimizar un poco a la nueva Ojo de Halcón. Sólo faltaría que alguien hiciera lo mismo con Clint como Ronin. El dibujo es una sorpresa, porque es de Alan Davis, que ahora está haciendo cosas sueltas así de aleatorias en Marvel, y es muy bonito, y tiene un homenaje visual a la carrera de Ojo de Halcón que queda muy bien en varios sentidos. En conjunto, aunque ha tenido números más flojos, la mini ha demostrado que el grupo sigue teniendo potencial, y que realmente deberían dejar de esperar al padre pródigo. De momento, hay a la vista otra mini escrita por Cornell, que debería ser serie fija. Muy Recomendado (9)

Lobezno Nº39: Como dos o tres series al mes, más lo que sale en los grupos, es poco Lobezno al mes, en Marvel suplen esa aguda demanda del Tio Garras con especiales aleatorios mes si, mes no, todos intrascendentes, todos genéricos, la mayoría cosas que podrías haber encontrado en un Marvel Comics Presents o un Unlimited. Así que es esa ocasión especial donde Panini inserta dos de esos especiales en su serie regular para que los incautos y los completistas se lo traguen. Este mes son dos especiales de dos historias cada una, cada una de su padre y de su madre, pero todas intrascendentes y genéricas. La primera al menos tiene pedigrí, ya que está escrita por el actual guionista-x Mike Carey, y dibujada por Scott Kolins antes de volver a DC. Es una de esas historias genéricas que ya hemos visto muchas veces (de hecho, uno de estos últimos especiales tenía esa misma premisa) donde Lobezno se enfrenta a villanos genéricos mientras vemos como afecta eso a unos civiles atrapados en medio. Es el truco clásico de las historias de relleno, como no puedes afectar al prota, afectar a los invitados, pero es todo bastante obvio y predecible. La segunda está escrita por un tal Macon Blair y dibujada por un tal Vasilis Lolos, que es una de esa infinidad de historias donde un viejo amigo jamás antes mencionado le pide un favor a Logan, sólo que esta vez tiene un final algo más original, aunque dentro de los temas típicos de honor de Lobezno. Decente aunque típica. Después toca una de Simon Spurrier, (proveniente de 2000 AD), y Ben Oliver (de Ultimate X-Men) donde Lobezno se ve involucrado en la caza del zorro por… por exigencias del guión, se supone. Que no sólo es una historia de moralina burda y tonta en contra de la caza del zorro (si, es una chorrada salvaje justificada únicamente por ser costumbre, igual que las corridas de toros, pero historias así no van a convencer a nadie… y en cualquier caso, fue prohibida en 2004, ¿asi que a que rayos viene ahora?) sino que degenera en algo absurdo donde los cazadores no sólo son demonizados metafóricamente, sino casi literalmente, pues uno de ellos se transforma en un supervillano, y entramos casi en territorio del Capitán Planeta. Horrible. Por último Rick Remender y un tal Jerome Opena hacen una historia que es la única que realmente va de Lobezno como personaje y no de meterle en una situación x, en este caso teniendole en uno de sus intentos de ser más espiritual y noble. Pero también tiene que ser salvaje para que haya historia, y la solución que le da Remender en vez de tratar de explicar la contradicción es decir que hay una contradicción y quedarse tan ancho. Pero bueno, para ser una historia corta y de relleno no es mala del todo. El dibujo en general no está mal. Pero esto es sólo para completistas, está claro, o si crees que lo que realmente necesitas son más historias al azar donde salga Lobezno. Neutral (6)

Nuevos Vengadores Nº39: Donde nos cuentan la historia de lo que ha pasado realmente con Spiderwoman desde que empezó la etapa de Bendis hasta Dinastía de M. De nuevo, está bien que Bendis nos cuente lo que ha pasado realmente detrás de las escenas con esto de la infiltración skrull, pero esto es una historia de 8 páginas estirada a 24, que apenas nos aporta información que sea nueva y no se absolutamente obvia, y ni siquiera es una historia, es una serie de escenas sin dirección. Buen dibujo de Cheung. Neutral (5)

Patrulla-X Nº39: Final de la saga intermedia entre Complejo de Mesias y la nueva dirección del nº500. La historia en Rusia termina con las peleas genéricas que se podían esperar contra Rojo Omega, un villano que es una mezcla exacta entre dos villanos de Puño de Hierro (Constrictor y Dientes de Sable), pero mucho más cutre. Al menos han tenido la decencia de quitarle la horterada a lo Jim Lee que solía llevar. Le da a Rondador Nocturno algo de oportunidad para lucirse, pero por lo demás ha sido relleno. La historia en San Francisco, aunque está claro que ha sido una distracción para tener a Scott y Emma haciendo algo y hacer el chorra divertido con diseños hippies, si que resulta que sirve para un par de cosas importantes para más adelante. La conclusión acaba siendo la de siempre cuando hay alguien controlando mentalmente a buenos, y la revelación de la villana sólo tiene sentido si llevas leyendo a la Patrulla-X un tiempo, pero las dos cosas que abre al final son intrigante, especialmente la que enlaza con la nueva dirección de la serie. El dibujo de Choi es más flojo que otros meses, con caras problemáticas, y Ben Oliver hace las escenas en SanFran, que le habrían ido mejor a Choi y no le salen muy bien. De todas maneras, será una pena perderle a Fuerza-X. Sobre todo porque este mismo número tiene una muestra de lo que se avecina en ese sentido. Aparte del nº499 lleva el especial del día del comic gratis (¿Te imaginas que hicieran eso aquí? Pero no, contradeciría la política de sangrar lo más posible a los lectores que tienen todas las editoriales) que es un preludio a la nueva etapa, contandonos la historia de Hada (que va a ser la Kitty Pryde o Júbilo del grupo a partir de ahora) y de cómo vuelve al grupo a tiempo de la reconstrucción del grupo. La caracterización de Hada es decente, tratando de equillibrar el hecho de que sea una chica agradablemente normal y divertida con las chorradas de dagas místicas que le dieron en NXM, pero después de la escena de introducción degenera en un combate entre la Patrulla-X y unos villanos que nunca han sido particularmente interesantes, sin realmente nada que decir ni apenas presentarnos la nueva situación. Lo peor de todas maneras, es que tiene al nuevo codibujante, Greg Land, que en vez de dibujar calca poses y caras de revistas sin ninguna consistencia o parecido con como se supone que tienen que ser los personajes o lo que estén actuando en ese momento, con composición que no deja nada claro el movimiento y además muy poco atractivo a menos que te gusten los seres de plástico. Y claro, Hada parece 3-4 años mayor de lo que tendría que ser, porque el material de “referencia” de Land no es legalmente capaz de mostrar a menores. Es un muro que impide disfrutar la historia, que tampoco era gran cosa de por si, y que es una muy mala señal de la nueva etapa. Pero ya veremos. Neutral (6)

Poderosos Vengadores Nº14: Número dedicado a lo que le está pasando al Vigía durante la Invasión Secreta. Por un lado, es algo útil y necesario, ya que tiene que molestarse en explicar porque su personaje omnipotente no lo resuelve todo o casi todo inmediatamente, a diferencia de, por ejemplo, Millar. Por otro lado, el número es poco más que resumir lo que ya han dicho varias veces y expandir un poco la escena de Invasión Secreta Nº2. Pasa una cosa más, y es potencialmente interesante para después de IS (Dios sabe que el personaje necesita que hagan algo con él), pero como todo con el personaje desde que Bendis lo rescató, transcurre completamente porque si, no siguiendo lógica humana sino exigencia del guión, y de manera muy estirada. El dibujo de Koi Pham es mejor que en Factor-X, aunque sigue teniendo problemas. Neutral (5)

Punisher: Diario de Guerra Nº18: Esta serie empezó siendo divertida y original, pero ha degenerado en lo mismo del Castigador de siempre. El Castigador se enfrenta y mata a crminales, Puzzle tiene algún plan maquiavélico u otro que apenas avanza, y se ha reunido un equipo de chicas de distintas series sin realmente mucho en común excepto ponerlas en trajes ajustados para complacer los fetiches de Chaykin que sigue dibujando todo de manera grotesca, incluso las cosas que no tienen que serlo. Fraction es mejor que esto. No Recomendado (4)

Spiderman: La política norteamericana y la actualidad en los comics Marvel: No, en serio, ese es el título, lo dice en los créditos. ¿No había otro más corto? Es de esas cosas que si te cuentan no te las crees, igual que el interior, ya puestos. El comic existe a raiz de una historia de complemento que sacaron el mes pasado en Marvel donde Spiderman hacía equipo con el Presidente Obama, que vendió una millonada del número, porque aparentemente la mejor manera de sacar a flote la economía es comprar cosas donde salga Obama. No es que eso haya ayudado a las ventas de Spiderman tras ese número. Pero como esa historia no es suficiente para un comic entero, y en Planeta han decidido no obligarte a comprar un tomo entero de la serie regular para tenerla, han decidido hacer un especial extrañísimo al que darle publicidad. Y es extrañísimo por varios motivos, aparte del obvio. Primero por el formato, que es algo que rara vez, por decir alguna, se ha visto en un comic americano, pero que probablemente provocará nostalgia en más de una generación, porque es el que solían tener los álbumes españoles de Bruguera, Ediciones B y demás, más grande que un comic normal y con portada de cartoncillo. ¿Por qué? Vete a saber. Y luego está el contenido en si, que es de lo más esquizofrénico. No por el tema, que está claro, es sobre la política de EEUU, con énfasis en los presidentes, sino porque cada parte no podía ser más distinta de las otras. La historia de Spiderman y Obama, fuera de toda continuidad, se supone, está escrita por Zeb Wells, el punto flojo del equipo de guionistas actuales, elegido, supongo, porque ha escrito historias cómicas antes. Desgraciadamente, las últimas eran bastante malas, y eso es lo que esta: Una mala comedia tonta a base de chistes malos y situaciones improbables, donde Spidey y Obama acaban colaborando para detener a un villano clásico convertido en chiste. Es como una parodia de los comics viejos tontos, pero sin la gracia y la ironía. El dibujo de Nauck ni siquiera está a sus estándares habituales. Es muy triste que en Marvel hayan tenido la ocasión de exponer a un gran público uno de sus comics, y que sea algo que vaya a dar la impresión de que siguen siendo tonterías para niños y aparte, queda bastante hipócrita por su parte dada la dirección actual del Universo Marvel, o al menos, fuera de sintonía con la realidad, que son dos cosas típicas de Quesada. Al menos Savage Dragon ha hecho una historia en este estilo dentro de sus historias regulares. (Y en Spiderman hicieron una historia muy similar, pero mucho mejor, con el humorista/presentador/comentarista político Stephen Colbert, un par de meses antes, pero dudo que esa la publiquen)

¿Y que eligen para acompañar una comedia tonta? Pues un comic super-ultra-megaserio sobre una tragedia, por supuesto. Nada menos que el ya editado un par de veces Spiderman de JMS sobre el 11-S, con su demasiado sincero y sentimental ensayo al respecto, acompañado por imágenes de Spiderman y otros personajes que no pegan en absoluto y hasta quedan ridículas a veces. Así que son dos historias que no son en absoluto representativas de nada de Spiderman o de los comics normales de ahora, por motivos radicalmente distintos. Acompañando todo esto hay dos artículos bastante largos, uno sobre la conexión histórica entre la política americana y los comics Marvel, y otro de lo más curioso contando todos los presidentes de Estados Unidos que han aparecido en Marvel. En ambos se echa de menos mencionar la vez que Reagan se transformó en hombre serpiente en el Capi America de Gruenwald. Estos artículos son realmente lo único interesante de este comic (a diferencia de la mayoría de textos con los que rellena los comics Panini, esto no puedes encontrarlo en internet en su mayoría) pero no se puede recomendad un comic sólo por eso, sobre todo si ya tienes el número negro de Spiderman, como la mayoría de lectores existentes que puedan estar interesados en esto. Y tampoco es suficiente para recomendarlo a alguien que no lea comics, porque es difícil que si aprecia una parte del contenido, aprecie las otras dos partes, si es que aprecia alguna.

Thor Nº12: Tampoco hay número de la serie regular este mes, en su lugar hay una de esas colaboraciones aleatorias de Alan Davis que he mencionado más arriba, esta vez escribiendo y dibujando. Estos especiales antes solían ser anuales, pero parece que en Marvel hay editores que sólo los ponen en anuales si pertenecen a la etapa de la serie regular. Es más honesto, ojalá todos fueran así. El especial no sólo es de la versión clásica de Thor, es mucho antes, en el antiguo Egipto. Es uno de esos números de relleno inofensivos y con olor de antaño donde los protagonistas viajan a un sitio, se encuentran al villano local y sus seguidores, le derrotan porque los malos siempre pierden por ser malos y al final hay un guiño al lector, en este caso histórico. Todo muy de la vieja escuela, pero no es malo del todo, sobre todo gracias al dibujo. Recomendado (7)

Thunderbolts Nº14: Sigue Christos Gage, esta vez en la serie regular, escribiendo los crossovers con Invasión Secreta, que hacen de puente con la siguiente etapa y dirección de la serie. Como cuatro números son mucho para lo poco que tienen que hacer en la historia, los acontecimientos del nº1 no aparecen hasta el final del número, dejando el resto para interacción entre personajes y sus reacciones ante diversas cosas, algunas obvias desde hace tiempo, otras consecuencia de los especiales de los últimos meses. La idea es dejar claro que estos Thunderbolts cumplen eso de “los locos dirigiendo el manicomio”, con un Osborn que no está precisamente cuerdo frustrandose de tener que controlar un grupo de completos lunáticos, gente que le odia y odia estar allí, o ambos. Pero con buena caracterización, consecuencias lógicas de lo que ha pasado, la sensación de que no va a retroceder todo al punto de partida y bastante humor negro. También nos revelan por fin exactamente la clase de relación que tenían los hermanos Strucker, y aunque la ambigüedad tenía su gracia, Gage logra que sea muy retorcido sin ir a lo sensacionalista y fácil. Lo único que falla es el dibujo de Fernando Blanco, que no es demasiado bueno, aunque no tan malo como esa portada. Recomendado (8)

Ultimate Fantastic Four Nº29: Termina la saga de Darkseid, er, Thanos, y a decir verdad, esta vez tiene menos del Cuarto Mundo de Kirby (aunque aún tiene) y tiene más del Thanos original y de algunas cosas originales. Aún así, es una buena escena final para un villano poco o nada convincente y una saga aburrida y hueca. El siguiente empieza la última saga de Carey, que nos presenta a la versión Ultimate de los Siete de Salem. Los puñeteros 7 de Salem. Para el que no tenga el dudoso placer, los 7 de Salem son un puñado de cutres villanos mágicos que no pintan nada como enemigos de los 4 Fantásticos, excepto que están relacionados con Agatha Harkness y ella estaba relacionada con los 4F, y que Gerry Conway siempre ha escrito las mismas historias genéricas sin importar que pegaran o no. Carey entiende las cosas mejor, y se libra de la mayoría de aspectos estúpidos del grupo, en efecto transformandolos en personajes nuevos con el mismo nombre (y aspectos estúpidos nuevos, pero eso es culpa del dibujo). También hace un guiño a la conexión original con la versión Ultimate de Harkness, que puede o no tener que ver con ellos, y que tiene el mismo papel que el 90% de las versiones Ultimate de personajes que no son el mismo concepto que el personaje. Los guionistas Ultimate son originales, ya se sabe. La historia tiene una idea original, y el resto es lo de siempre sin mucha gracia. Realmente, la etapa de Carey no está siendo muy buena, pero desde que le han puesto la mierda de dibujo sub-Silvestri de Tyler Kirkham, ha pasado a ser realmente mala, porque lo poco que tiene de bueno se pierde con un dibujo tan abominable. Es lo peor de dos mundos: Varias escenas de las mismas dos caras hablando sin moverse, donde las caras son cosas grotescas y estáticas que apenas parecen humanas. No Recomendado (3)

Ultimate Origins Nº1: La última de las miniseries de varios personaje del universo Ultimate del formato Ultimate [Nombre] que van a hacer antes de que Loeb masacre el universo Ultimate en Ultimatum. Esta vez, como el título dice, volvemos a los orígenes, con Bendis escribiendo el universo que él mismo montó y del que va a perder el control, cogiendo las pistas que dio en los primeros tiempos en Spiderman y Marvel Team-Up de que estaba todo conectado, y explicandolas por fin media década después. Esa una de esas historias donde te cuentan la historia de todo el mundo explicandote las conexiones, y eso tiene sus problemas. Se supone que si todo tiene un orígen común, hay menos coincidencias y es más fácil de tragar todo, pero el nivel de coincidencia al enlazar demasiadas cosas no relacionadas aquí aumenta las casualidades en vez de disminuirlas. Además, una cosa es explicar que todos los experimentos que dan poderes tienen orígenes comunes (que es algo que ya habían dicho antes) pero cuando juntas los orígenes de personajes y conceptos que no tienen nada que ver, en vez de tener más sentido, tiene menos, y lo que haces es devaluar cada concepto para que no pueda funcionar por separado. ¿Realmente necesitabamos que uno de los villanos de Spiderman fuera colega de Nick Furia en la guerra, cuando ni siquiera tiene sentido para el personaje? O las revelaciones sobre Nick Furia, que no tienen mucho sentido, o las de los mutantes que contrdicen la saga actual de Kirkman (que no es culpa de Bendis ni mucha pérdida, pero aún así, ilustra el problema) y limitan mucho el concepto. Y todo así. El primer capítulo va de establecer conexiones así en la Segunda Guerra Mundial, y es más una descarga de información que una historia, y esa información en vez de impactar causa problemas. El segundo capítulo es repetir el orígen del Capitán America como ya se estableció en Ultimates. Realmente no era necesario, porque no aporta nada nuevo. El dibujo de Guice es muy bueno, adaptandose a los estilos de otros autores Ultimate. Pero la historia es lo que podemos esperar normalmente de Bendis, me temo, y eso que llevaba una buena semana. No Recomendado (4)

Ultimate Spiderman Nº28: El quinto comic de Bendis de la semana, o técnicamente, el sexto y el séptimo. Que recuerdos trae. El primer número es un número suelto, que son los que mejor le salen a Bendis, y este sigue esa tendencia. Es la historia del Conmoncionador (cuyo nombre en inglés se ha convertido en un chiste por culpa de la jerga, pero aquí no se nota), que en esta versión simplemente ha sido un pobre diablo con una superpistola que Spiderman ha vencido en varias ocasiones como parte de otras historias que no han tenido que ver. Comprensiblemente, está cabreado con su situación en la vida, y decide tomarla con Spidey. Así que la mayor parte del número es del héroe y el villano hablando mientras los secundarios se ocupan de la parte de aventura. Esa parte está bien, pero la conversación entre Spiderman y el Conmoncionador es lo mejor del número, con buena caracterización e ilustrando muchos puntos válidos de muchas cosas, además de lograr dar bastante pena por el villano. Que, si lo piensas, es más de lo que ha conseguido el original en más de 40 años de historia, pero claro, supongo que ir vestido con un colchón hace que ningún guionista haya decidido contar una historia desde su punto de vista como han hecho con tantos otros de sus colegas. La historia tiene un defecto, que le pasa mucho a los comics de Bendis, y es que no tiene realmente una conclusión, simplemente termina de repente sin cerrar nada. Pero como esto es una historia corta y buena, no le perjudica tanto como a, digamos, un gran crossover de varios meses. El segundo número es el retorno de Veneno, contandonos lo que ha estado haciendo desde la última vez que lo vimos. De nuevo, logra que el personaje de pena, y es un vistazo diferente al personaje, gracioso y algo tétrico a la vez, aunque probablemente no necesitaba tantas páginas para contarnos la idea. Aún así, sigue estando perfectamente dentro de lo que se le da bien a Bendis, y por tanto está bastante bien. El dibujo de Immonen está muy bien, haciendo olvidar las versiones de Bagley, y con un efecto curioso en los flashbacks. Muy Recomendado (9)

X-Factor Nº29: El otro especial dedicado a personajes de la serie que se han alejado del grupo, y a diferencia de otros “especiales”, este realmente lo es, es más largo que un número normal, pero no tanto como un anual. Está dedicado a Layla Miller, contandonos que pasó con ella después de quedarse atrapada en el futuro en Complejo de Mesías, pero no llegando hasta el punto de su inevitable regreso sorpresa en el presente. Curiosamente, David aprovecha que Layla está supuestamente en el futuro de Bishop para contarnos una cosa a la que llevan aludiendo más de 15 años pero que nunca habían llegado a contar, la Rebelión Summers. Claro, que si leiste todas aquellas historias, esto probablemente no encaja del todo con todo aquello, pero claro, este no puede ser técnicamente el mismo futuro de Bishop, por aquello de que aquel divergió en el 96 durante Onslaught, así que es lo de menos. Lo que es, es una historia sobre Layla Miller, y sobre que hacer si tu mundo se va volviendo lentamente más opresivo y distópico. Por ser lo primero, tiene escenas con unos montajes geniales aprovechando la habilidad de Layla de saber cosas que van a pasar para montarse sus inventos del tebeo y que ocurra lo que ella quiera, además de muchas respuestas y comentarios sarcásticos ingeniosos. Pero a diferencia de los dos primeros años de la serie, vemos también por fin otro lado de la chica, y es descorazonador. Por otro lado, vemos la parte de la rebelión, y es un comentario social (no necesariamente de la administración que había el año pasado en EEUU, hay elementos de 1984, pero esa es la idea central del número, al fin y al cabo, que los que olvidan la historia, aparte de ser la mayoría y ser imbéciles, están condenados a repetirla) muy bueno por parte de David, dentro de lo que suele hacer siempre, aunque quizá menos pesimista de lo que ha estado haciendo recientemente. Es decir, aquí las cosas están muy mal pero todo ese sacrificio acabará sirviendo para algo. A todo esto añadele un vistazo al futuro de un par de personajes, paradojas temporales y una pista de que algunas cosas que han pasado son más de lo que parecen, y queda una historia muy buena, que casi hace que no se eche de menos al personaje en el presente. El dibujo es del dibujante regular (aunque aún no oficial) de la serie, Valentine DeLandro, y no está mal, dentro del estilo de la serie, haciendo muy bien sobre todo a la protagonista y sus montajes. Muy Recomendado (10)

X-Force Nº5: Esto, por otro lado, es un ejemplo de cómo hacer alusión a algo de hace 15 años mal. La idea de transformar a Ángel en Arcángel no fue más que uno de los muchos patéticos ejemplos de hacer más oscuro, violento y atormentado a un pobre personaje inocente, transformandolo en una versión menos interesante de Lobezno con un diseño feo, aleatorio e imposible, y cuando pasó esa moda en los 90, al personaje se le devolvió a la normalidad con mucho esfuerzo, y todas esas chorradas se olvidaron, como pasa siempre por naturaleza. Pero Kyle y Yost continuan con su empeño en resucitar cualquier mala idea de la que nos libramos en estas series, así que está, en toda su dudosa gloria, y esta vez ni siquiera tiene una historia básica de redención como la primera vez para que no parezca tan tonta. Simplemente sucede gratuitamente, porque implica violencia, sangre, nostalgia y cosas impactantes, que es lo único que tiene la serie. A decir verdad, la idea de hacer un ejército de arcángeles para los malos no es tan mala, ya que es un concepto que funciona mejor para villanos, pero eso sólo hace la transformación de Warren más inútil, y además, el dibujo estático de Crain lo único que hace es dejar claro lo imposible del diseño. (¿Cómo se supone que vuelan con esas cosas de metal inmóviles, exactamente?) Otra muestra de lo ineptos que son al reciclar viejas historias en esta serie es el subargumento con Rahne y el Reverendo Craig. Aparte de que la historia fue cerrada en Excalibur hace toda una década, la idea originalmente tenía mucha resonancia, porque iba del odio irracional, mezclado con fanatismo religioso absurdo, y como eso jode a las personas si les pilla cuando son jóvenes, haciendolas odiarse a si mismas por cosas de las que no tienen la culpa y que ni siquiera son malas, aparte. Es exactamente algo que pasa en el mundo real con una deprimente asiduidad, y tenerlo como parte de un comic de superhéroes hacía que fuera mejor, aprovechando el concepto de mutantes. La parte donde había gente con poderes era lo de menos, lo importante es que iba de algo, y había personajes de verdad con personalidades de verdad. Aquí, sin embargo, tenemos un villano de guiñol que odia a los mutantes porque es malvado, y que controla mentalmente a la protagonista, lo que es malo, porque es malo. No hay nada de la resonancia con la realidad, ni profundidad, ni personajes, ni nada, sólo caricaturas que no dicen nada, y es no darse cuenta de que van las historias que imitas, por mucha distancia. Patético. Evitar a toda costa (2)

X-Men: Legado Nº39: Parte del número es un team up entre Gambito y Sebastian Shaw, que es mejor de lo que suena. Gambito suele ser un personaje bastante odioso cuando está con la Patrulla-X o está arrastrando toda sus estúpidas historia y relaciones pasadas, pero cuando simplemente está de ladrón escurriendose y ayudando o perjudicando a alguien, queda aceptable, como aquí. Además, tiene buena razón para estar aquí, dada su conexión con Mr. Siniestro, que se recapitula aquí sin volverse pesada o agónica como otras veces. Además, se exploran cabos sueltos de su serie original, que era bastante mejor de lo que puedes imaginarte, y queda un argumento con sentido y que encaja bastante bien, que no es algo que pueda decirse normalmente de historias de Mr. Siniestro. Mientras, la cuota de flashbacks del número se reparte entre resumir la historia pasada para comprender el argumento, y Siniestro recordandole a Xavier las veces que ha sido un imbécil, que son muchas, y es algo necesario que tratar en la serie. La interacción entre los protas es decente, la manera de hilarlo todo está bien hecha, y todo tiene más o menos sentido dentro de la pseudociencia Marvel, aunque la caracterización sea muy básica. Buen dibujo de Eaton en el presente, aceptable de Deodato en el pasado. Recomendado (7)

Watchmen: Siendo un comic tan mitificado, complacer a todos es imposible, pero eso estaba claro. Decían que no se podía hacer, que era demasiado difícil, pero Snyder lo ha conseguido. Meter los 12 números tal cual quizá fuera imposible, pero esta película es lo más cercano que se podía. Descontando los textos y la parte del comic de piratas y sus alrededores, que tendrán que salir únicamente en DVD, la película abarca más del 90% de escenas del comic, y las que faltan (de las cuales, algunas estarán como escenas extras en el DVD, para que la versión cine no llegara a las 3 horas) son cosas que no se echan de menos, o más probablemente, ni recordarás a menos que tuvieras el original memorizado. La única desviación seria con respecto al comic es el final, donde la ejecución del plan del malo no es exactamente la misma que en el comic, pero aún a riesgo de ser hereje, la versión cambiada funciona al menos tan bien como la original. Y también un cambio importante el epílogo, que le da un final y moraleja distinta a un subargumento importante. Por lo demás, son pequeños cambios de adaptación que apenas se notan y no perjudican especialmente. El resto, está todo exactamente igual que el comic, tan fiel como podías imaginarte. Visualmente, es muy similar al comic, pero cambiando un poco para que quede bien en cine ahora. Los efectos son muy buenos, y las escenas de acción usando cámara lenta son pocas y no se hacen muy pesadas. Quizá hay demasiado gore, pero sólo en dos o tres momentos. Los actores oscilan entre muy buenas intepretaciones y aceptables, pero en general dan el pego como poco. La música es excelente, usando canciones mencionadas en el comic, y otras que son temáticamente apropiadas, y en el momento apropiado. La atención al detalle a la hora de construir el mundo y los pequeños detalles es muy buena. Y la escena de los créditos del principio es una pasada, escenificando escenas de los textos complementarios y de los flashbacks al ritmo de Bob Dylan. En general, se nota que Snyder entendía el comic, y ha sabido plasmarlo, dejandolo tal cual lo que tiene que dejar, y sabiendo darle el ritmo y tono adecuado a la mayoría de escenas (de hecho, una de las cosas buenas es que, aunque hay muchos momentos serios y duros, sabe dejar claro que es una historia que muchas veces es irónica y sarcástica, y muchas veces es divertida, de manera oscura, y positiva, que es algo que los muchos mierdas que han tratado de imitar a Moore en estos más de 20 años, y que siguen haciendolo, siguen sin captar) Así que como adaptación es muy recomendable si no vas con prejuicios extremos, y se puede recomendar a gente que no lea comics, pero advirtiendoles del tipo de historia que va a ser, claro.

Y eso es todo por esta semana, que no es poco. La semana que viene, un solo comic, así que terminaremos pronto, tanto vosotros como yo. Hasta entonces, ya sabeis donde encontrarme. Saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: