Semana del 9 al 15 de Marzo

19 marzo, 2009

Hice algo que tenía que haber hecho hace muchos años, y me apunté a la autoescuela. No es tan raro como pensaba, la verdad.

[¡Reinicio!]

Hola a todos, y bienvenidos a estas críticas, en la semana más corta desde finales de diciembre de 2007. Sólo 7 semanas así de cortas desde que empecé. Y ahora que hemos establecido que me gustan las estadísticas, metamonos en materia.

Nada que decir de los dos comics de esta semana que no diga más abajo, excepto que no podían ser más como noche y día, ni comentarios de comics americanos, porque no toca esta semana. Así que simplemente comentar un poco la peli de Wonder Woman directa a DVD que ha salido en EEUU. Coescrita por Gail Simone, que está escribiendo actualmente la serie, mantiene el listón alto de las últimas producciones de animación de DC. Básicamente, cuenta el origen que le dio Perez en lineas generales, pero cambiando algunos elementos (Steve Trevor vuelve a ser el interés romántico, Ares amalgama dos o tres personajes de la historia original, y otras cosas así). Y está muy bien, con buena caracterización, diálogo con chispa, buenas escenas de acción (y no se cortan con la violencia, lo que es un plus) y una historia bien llevada en hora y media donde todo está bien atado sin ser obvio (excepto el estúpido avión invisible, que además de chorra no se llega a explicar). Además, no sólo es fiel al personaje y su historia en la medida de lo posible, encapsula bien el concepto y el mensaje del personaje, más que prácticamente ninguno de sus comics. A ver si hay suerte y la sacan por aquí.

Por último, aprovecho para decir que la semana que viene, del 26 al 28 de Marzo, será Unicomic, las jornadas del comic de Alicante, en su décimo aniversario. Para celebrarlo, aparte de las charlas e invitados de nivel habitual, todo organizado por gente muy maja, tendrán, si nada lo estropea, un invitado de excepción: Chris Claremont. Así que si quieres preguntarle por cabos sueltos infinitos, control mental o fetiches extraños, es tu oportunidad. Eso será el viernes por la tarde, aunque el sábado por la mañana estará también firmando en Ateneo, la tienda de comics a la que llevo yendo desde hace 16 años, así que pasaos también. Y si os pasais, podeis aprovechar para saludarme, que estaré por allí revoloteando. Ya sabeis como poneros en contacto.

Ahora, pasamos a lo poco que hay esta semana:

Cuenta Atrás a Crisis Final Nº6: Llegamos a la mitad de la serie, cuando deberían ir ya por el penúltimo capítulo. Van a tener que sacar estos pollos muy deprisa si quieren terminar a tiempo, no es que eso haya preocupado nunca a Planeta. El llegar al punto de mitad te hace darte cuenta de que ninguna de las 6 historia de la serie ha ido a ningún sitio prácticamente, y lo que han hecho por el camino es repetir un montón de veces las mismas tonterías sin que aporten nada, y visitar varios aspectos del Universo DC pese a no tener nada en absoluto que decir de ellos. El que parece el argumento más importante, el de los Investigadores del Más Allá, continua haciendo dos cosas: Malgastando la idea de los 52 (es decir, únicamente 52 universos, ¿y tienen que malgastar uno en una copia mala reciclada del Universo Marvel y otro en un universo completamente aleatorio que sólo sirve para que los tres protagonistas sin nombre de la historia se enfrenten a contrapartidas mejores de ellos? Eso no da precisamente oportunidades para historias) y deshaciendo cada cosa que hacen que parece que va a ser interesante, al número siguiente. ¿Aparece un personaje o una situación que parece interesante? No te preocupes, al siguiente desaparecerá igual que ha venido, sin que sepas a que venía excepto para hacer relleno. Lo de Jimmy Olsen sigue siendo de chiste. Sigue sin tener ni idea del origen de sus nuevas habilidades, mientras que los lectores lo adivinaron meses atrás. Lo único este mes es que se le une un personaje de diseño estúpido, acorde a como son sus escenas. La busqueda de Karate Kid se ha convertido en un homenaje/intento de reciclar ideas de Kirby, sin tener ni idea de cómo hacerlas ni como encajarlas con lo ya establecido. Así que pese a que el Hermano Ojo en la época moderna fue creado por Batman y estaba destruido, aquí aparece entero, creado por otro personaje de Kirby (de manera que ni siquiera hace bien el homenaje a la serie original) como si no hubiera pasado nada. Y entonces empiezan a pasar cosas estúpidas por exigencia del guión.

La parte de Mary Marvel por fin ha llegado a donde estaba claro que iba a llegar, y demuestra que pese a tener cinco guionistas, ninguno sabe hacer un argumento básico. Es una historia de corrupción del inocente, donde la idea es empezar con alguien idealista, y meterle en situaciones donde poco a poco vaya teniendo que comprometer sus principios hasta que acaba haciendo cosas que antes consideraría impensables. Pero los inútiles de esta serie pasan, hacen que Mary pase directamente a ser una malcriada que hace lo que quiere, e inmediatamente, alguien que va carcajeandose al hacer cosas malas y potencialmente asesinas sin motivación, porque si. Ni siquiera usan a Eclipso como excusa, que sería lo mínimo. Flautista y Tramposo continuan encontrandose con villanos a base de escenas sacadas de una mala peli de Abbott y Costello o Bud Spencer y Terence Hill, siendo generosos, y con peor caracterización aún. Al final parecen ir a algún sitio con relevancia a la historia, pero es dudoso que vaya a alguna parte, dados los precedentes. Por último, lo de Holly y Harley continua con una extensión “logica” de lo absurdo que ha sido hasta ahora. Por supuesto, lo más normal en un centro de acogida para mujeres maltratadas es que te pongan a luchar en un circo romano. A nadie le parece ni remotamente extraño. Dado eso, no es de extrañar que aquí las entrenen para ser las Furias Amazonas de la Abuelita Atenea (ups, ¿se supone que eso es un spoiler? Es difícil saberlo con esta serie, que presuponía que la identidad de la chica con la máscara de arlequín era un misterio, pero en cualquier caso, lo han dicho en GA&CN) y nadie lo vea raro ni malo, ni siquiera la protagonista. ¿En serio? ¿Les hacen enfrentarse por sus vidas a monstruos mitológicos y las protas lo tratan como si hubiese únicamente algo ligeramente sospechoso en toda la situación? ¿En que parte del multiverso tiene algo de sentido eso? Y así todo. Pero no termina ahí la cosa, que va. El número intermedio de la serie nos vuelve a traer a los Monitores, un puñado de tios idénticos sin nada que les haga interesantes, ¿y que hacen? Pues aparte de resumir la historia hasta ahora (porque los guionistas piensan que los lectores tienen los cerebros tan reblandecidos que necesitan que les resuman lo que han estado leyendo en los últimos 6 meses, porque ha sido tan complicado) vuelven a discutir exactamente lo mismo que en todas las escenas que han tenido hasta ahora, no avanzando realmente nada. Oh, y al final Darkseid aparece para unificar, y hace exactamente la misma chorrada vaga que en el primer número, y aparece el que puede ser otro gran malo de la serie, que es repetir la misma idea que en los últimos dos crossovers. Vale, en serio, tienen que estar de coña, porque es difícil que guionistas que han demostrado inteligencia antes como Dini, McKeever o Bedard hagan algo tan condenadamente estúpido. El dibujo también es muy malo, incluso de buenos dibujantes como Saiz o Kolins (que se incorpora a la serie, que a partir de aquí alternará su equipo de dibujantes principalmente latinos con estrellas invitadas más famosas). Por último, los orígenes de villanos son una maravilla en comparación con todo esto, aunque siguen centrandose demasiado en detalles irrelevantes recientes en vez de conceptos básicos y abusando de juegos de palabras horrorosos. Excepto el de Dos Caras, que es otro rezagado de 52 de Waid. Evitar a toda costa (2)

Solo Nº12: Final de la serie, y es una pena, porque era una gran oportunidad para una serie de autores para estirar las alas y hacer algo un poco diferente. Pero supongo que estas cosas nunca duran mucho, y tampoco hay tantos buenos autores como para seguir la serie indefinidamente. En este último número, el artista es de excepción, aunque no sea muy conocido. Es Brendan McCarthy, que no es muy conocido en el mercado de comic americano, porque empezó con cosas poco conocidas en el mercado británico, y después ya pasó a hacer diseños para películas y series de TV como la excelente Reboot. Su trabajo, en cualquier caso, no es para todos. Más bien es para gente que piensa que Morrison y Milligan (con los que colaboró en los viejos tiempos, con diseños para Zenith y Shade, entre otros) son demasiado normales, y quiere algo un poco más extraño. En serio, leer este comic es como colocarte a base de ácido durante su duración, y no estoy exagerando. Es una avalancha de imágenes y conceptos absurdos, dificilmente comprensibles, pero de alguna manera geniales si estás en la mentalidad adecuada. Lo más normal es una historia de Batman donde se enfrenta a un villano de lo más surreal, en un tono como el de los años 60 (si que le han sacado partido en esta serie a esa época, por cierto) pero más exagerado. A partir de ahí, el resto ya son francamente difíciles de explicar, si es que se pueden explicar en absoluto. Hay una de Flash que se supone que parte de una premisa en plan Edad de Plata del personaje, pero en seguida se vuelve algo muy distinto y poco reconocible como el personaje. Y aparecen un par de otros personajes DC, pero también muy a su manera. Hay una que cuando pasas la superficie extraña, podría ser perfectamente la presentación de una serie Vertigo a la antigua usanza. El resto es lanzar cosas demenciales una detrás de otra, pero entiendas o no de que va algo, tiene bastante gracia, y el dibujo es innegablemente una pasada (el estilo es similar al de la peli de Submarino Amarillo, pero más enloquecido). Este es uno de esos comics que o creerás que son una obra de genio demencial, o un montón de absurdeces que no entiendes, así que no le voy a poner puntuación, pero si te gustán las cosas raras, echale un vistazo.

Y eso ha sido todo. Ya podían ser todas las semanas así. La semana que viene, desde luego, no será así. La semana que viene, Superman y Batman van a la caza de la kriptonita, la Resurrección de R’as Al Ghul termina en Batman, y JSA continua con lo de Venga a Nosotros Tu Reino. Por otro lado, Hercules se enfrenta a dioses skrulls en la Invasión Secreta, Hulka tiene a skrulls pero ni son dioses ni se enfrenta a ellos ni es aún parte de la Invasión Secreta sino que nos cuenta como llegó a asociarse con ellos, y Exiliados no tiene a skrulls más que tangencialmente y en vez de eso se dedican a terminar la saga de Proteo y tomarse un descanso. Y alguna otra cosa más, seguro. Hasta entonces, saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: