Criticas Reconstructivas: Semana del 4 al 10 de Octubre

12 octubre, 2010

Hola a todos, bienvenidos a nuestra segunda semana de comentarios. Gracias a todos los que han comentado nuestro debut, esperamos ir a mejor. Esta semana, tenemos novedades de Planeta y algún rezagado de Panini. Si, lo de Planeta salió la semana pasada, pero como las editoriales españolas se empeñan en sacar las cosas a mogollón en vez de distribuirlas por semanas, como sería lógico, en principio nosotros dedicaremos también una semana a cada (Panini-mensuales, Planeta, Panini-tomos, Norma). Dicho esto, pasamos ya a las reseñas:

Batwoman:

 

Peter:  Esta es la esperada serie propia de Batwoman, que lleva preparandose desde su debut en 52, y después de muchos retrasos y problemas, sale protagonizando Detective Comics con la reciente renovación de las series de Batman. Escribir el creador del personaje, Greg Rucka (que le hace el primer guionista en escribir simultaneamente Action y Detective) y además es el último trabajo de momento de Rucka (no contando el complemento de estos numeros protagonizado por Question, que supongo que se publicara aparte) para DC (DC no es ahora mismo el sitio para estar si quieres libertad, a menos que seas uno de los 2 o 3 enchufados), con lo que la serie regular de Batwoman posterior ya no la hará él

Alfredo:  Por lo que tengo entendido, Rucka sólo sabe escribir héroes callejeros pero desde luego, es bueno en ello. Creo que está haciendo de Kate Kane un personaje bastante interesante, con un modus operandi particular, unos secundarios con potencial y una relación con Batman que no es la típica de sidekick. Por otro lado, prosigue con otra gran idea de 52, la religión del crimen, que es un concepto buenísimo. La villana que crea es un concepto divertido e impactante la primera vez que la ves pero se agota pronto (es como aquel Onomatopeya de los Flecha Verde de Smith), aunque su aparición lleva a una segunda historia explorando la historia de la protagonista, que tiene mucha más chicha.

P:  Bueno, Rucka ha escrito a Superman y al Espectro, y actualmente escribe a los kriptonianos Flamebird y Nightwing, y… si, sólo sabe escribir héroes callejeros. Bromas aparte, el argumento en esta serie es casi lo de menos. Son todo variantes de la aventura estándar de Batman y compañía, con un asesino o lunático suelto, y todo lo que suele ir después. Los villanos tampoco son lo mejor: La villana que se presenta, Alicia, es una nemesis interesante, aunque no está muy claro lo que puede dar de si. Y lo que ha hecho Rucka con la Religión del Crimen es muy decepcionante. Cuando los presentó Morrison en 52, eran una inversión total del Cristianismo, pero poniendo valores y figuras criminales en vez de los cristianos. Sin embargo, Rucka desde entonces los ha escrito como una secta típica y tópica, muy machacona. Como casi siempre que alguien se digna a seguir un concepto de Morrison.

A:  Lo peor es poner como herejes a unos monstruitos de Scooby Doo. Tienez razón en que lo importante no es tanto el argumento como el personaje. Aunque tienen un origen similar, Batwoman no es una psicótica como Batman y tiene unas relaciones familiares y sentimentales que pueden dar mucho de sí. Es más “humana” por decirlo de algún modo. Claro que esto lo podemos ver sobre todo en las dos primeras historias. La tercera es mucho más pim pam pum típico con un malvado psicópata, aunque tiene como alicentes lo retorcido del/los villanos y la narración simultánea pasado/presente. En general la narración del comic es siempre espectacular. JH Williams, nuevo dios del ritmo y de la composición de página.

P:  Algunos ya sabíamos eso habiendole visto en Prometea y 7 Soldados, que son aún mejores. Pero si, lo mejor aquí es el desarrollo de los personajes, y el dibujo. En cuanto a lo primero, Rucka se esfuerza mucho en que pese a que Gotham esté infestada de justicieros, Kate no sea redundante y tenga su propio hueco y papel único. Y casi lo consigue. Es decir, no es otra sidekick como Batgirl o Robin, ni un reverso oscuro como la Cazadora. En todo caso, es como una versión femenina, menos traumatizada y menos intensa del propio Batman. Además, tiene una serie de detalles en su pasado y modo de operar que son más únicos. 

A:  Creo que el rasgo distintivo que más promete es la relación con el padre, tanto personal como “profesional”. Hay más héroes con padre y más héroes con mentores (o Qs a lo James Bond) pero pocos integrados.

P:  Por otro lado, conexión leve con Batman aparte, no hay mucho motivo para que sea una Mujer Murciélago en Gotham. Es decir, argumentalmente, aun, pero me temo que al meterla en el saco de la familia Batman, va a acabar siendo más una del montón, que un personaje único. (Claro, que en realidad es al revés, están mejorando un personaje antiguo que era del montón, pero…) Si, ese detalle es muy bueno, y añadido a los aspectos de su pasado y personalidad (aparte de ser lesbiana, hay otros), es lo que hace que destaque del montón. Pero quizá destacaría más si no fuese una versión femenina de Batman. Un personaje bien construido como este, y con un gancho comercial extra (el ser la primera heroina lesbiana con serie propia) no necesitaba el tirón extra de Batman. Ya que estamos hablando de su lesbianismo, por supuesto, está muy bien llevado, y es parte de su pasado y personalidad, sin ser la característica que más la define. Así es como se hace. Los flashbacks a su pasado, son de lo mejor del tomo, haciendola muy creible y muy simpatizable, y tratando una serie de temas que no se han visto mucho en comic todavía. Se ve claramente el momento donde decide ser una heroina, y el momento donde decide hacerlo a su manera, y ambos son muy inspiradores. Oh, y ya que he hablado de secundarios, se recoge un detalle que se mencionó de pasada en Jovenes Titanes hace unos años, y Rucka le saca algo de partido. (Como encaja todo esto con la versión de los 50 de Kathy “Batwoman” Kane, en la que se basa el eprsonaje actual, sólo Grant “Todo encaja, ya verás” Morrison lo sabe)

A:  Tiene una motivación que está bastante cincelada por varios aspectos de su pasado. Es compleja, no es “mataron a mis padres ante mi y desde entonces quiero venganza”. Tiene que ver con su infancia, con su vocación y con vicisitudes que surgen más entrada en años. Y siguiende con el dibujo, no sólo es increíble en narrativa, visualmente es precioso y en general el uniforme de Batwoman (y sobre todo su pelo aunque parezca una chorrada) la hacen muy espectacular. Al menos dibujada por Williams.

P:  Esa es la otra cosa muy buena de este comic, claro, el dibujo de JH Williams, que es uno de los mejores dibujantes de su generación. No es simplemente que sea bonito, (que lo es, y es muy de agradecer que sepa hacer a Kate bella de una manera que no es la típica de los comics.. y de paso explican una estupidez de su debut en 52), que sea claro y narre bien, que es lo mínimo que se debería pedir. Es que es capaz de hacer toda una serie de filigranas con la estructura y diseño de la página que nadie (excepto quizá Frank Quitely) más hace. Y todo ello sin sacrificar la claridad. Y aportandole la atmósfera que necesita a cada parte: Las partes oscuras y realistas son de una manera, otras son de otras, de manera completamente todoterreno. Esto hace, por otro lado, que cuando toca suplirle para la última saga, sea bastante decepcionante. Jock es muy bueno para según que cosas, pero el estilo es siempre igual de oscuro, podría ser más claro definiendo a los personajes, y en general no queda del todo bien, ni siquiera sin compararle con JHW3. La duda ahora está en si Williams, que nunca ha escrito nada en solitario, será capaz de mantener el nivel en la serie regular como autor completo. Es una pena que Rucka haya tenido que abandonar a su personaje, pero al menos han dejado un buen trabajo. Muy Recomendado (9)

Doom Patrol Nº1

P:  Cada vez se entiende menos a DC. Tienes una propiedad que ya han cancelado dos veces en menos de dos años durante la pasada década. Y decides relanzarla otra vez… poniendo de guionista a un tipo al que le han cancelado todas las series que ha lanzado, en menos de dos años. Éxito asegurado, sin duda. Si pudieran, en DC venderían helados en el Sahara. La Patrulla Condenada es un grupo problemático, porque cada una de sus encarnaciones ha sido muy distinta, y en general no han funcionado. Lo más inteligente que se ha hecho con ellos últimamente fue cuando Johns los relanzó en Jovenes Titanes tras Crisis, como un grupo de apoyo para gente increiblemente disfuncional y mal de la cabeza (que no es más que el concepto original ampliado) y posteriormente, una aparición de Waid en Brave & Bold donde se enfocaban en plan monstruos, directamente. Pero Giffen, siendo Giffen, pasa bastante de todo esto. Se libra de personajes recientes como Vox, le cambia completamente la personalidad a otros como Mento, y cambia el cuartel general a la Isla de los Cientificos Locos que ya usó en aquel spin-off abominable de 52. Por alguna razón, también usa a Rocky, el antiguo Investigador de lo Desconocido ahora metido a cura/consejero, pese a que no tiene ningún sentido para el personaje. El resultado es una serie que aunque en principio tiene la premisa casi original heredada de Johns, en la práctica es un grupo de superhéroes que se meten en situaciones más raras de la cuenta, y con una interacción un poco más disfuncional de la cuenta. Casi una versión aguada de lo que hacía Morrison.

A:  Vamos a ver, para criticar esto me limita un poco no haber leído apenas nada de los personajes, con lo cual no puedo saber si están bien usados respecto a su pasado o no pero creo que Giffen maneja unas cuantas ideas con potencial, a saber: un líder maquiavélico que manipula a sus pupilos, muy alejado del Xavier de X-Men; el villano/agujero negro de la primera saga; la asistencia psicológica a superhéroes, necesaria por su modo de vida y por sus propias condiciones personales (me pregunto si gente como Tigra o Cyborg no tiene frustraciones derivadas de sus “poderes”), la elección de los personajes a resucitar para el crossover con La Noche Más Oscura… y sin embargo Giffen no logra aprovechar ninguna de las ideas interesantes que plantea. Parece que el brainstorming es bueno pero hay  un déficit muy importante de desarrollo lógico e ingenioso de esas ideas.

P: Exacto. Esa es una de las razones por las que cuando Giffen tiene un coguionista (o un editor muy estricto, como en Aniquilación), es mucho mejor que en solitario.

A:  (Antes de qué lo menciones, porque lo vas a hacer, sé que está Doc Samson pero tiene un radio de acción muy limitado)

P:  Todos los supergrupos deberían tener un consejero, como mínimo. (Supuestamente, en la Patrulla-X es Emma. Así les va) La cosa es que la Patrulla Condenada va un paso más allá: El grupo de por si es un grupo de terapia para gente rara con poderes, más que un grupo de superhéroes. El ser superhéroes es parte de la terapia, por hacer algo constructivo. Pero Giffen, aunque no se olvida del todo de esa idea, tampoco la aprovecha mucho. Y supuestamente el Jefe era el que llevaba la terapía, pero ahora que han descubierto que es un cafre que sabotea su confianza para que no abandonen el grupo (y tenerle como manipulador ya se llevó a su extensión lógica con Morrison) se ha dejado un hueco que deberían llenar con un psiquiatra de verdad, no con un boxeador reconvertido a cura en 5 minutos porque Brad quería meter un cameo de alguien conocido en su historia ya hecha. 

A:  En cuanto al humor, sé que no eres muy partidario pero creo que está bastante medido y dosificado (al contrario que en la historia de complemento de los Metal Men) y que consigue hacer, por ejemplo, al Hombre Negativo un personaje gracioso.

P:  Es que el Hombre Negativo, en su actual encarnacion, encaja en uno de los moldes (el pesimista sarcástico) que Giffen usa siempre. Por otro lado, cuando saca otro de sus tópicos, el villano raro que no para de hablar de cosas raras porque está encantado con su propia voz, acaba siendo bastante coñazo, porque no sólo el personaje, sino Giffen, se creen más interesantes/graciosos de lo que son. Y es una pena, porque sería un personaje divertido con un poco más de comedimiento. Igual que la premisa de tener al grupo en la Isla Oolong sería algo interesante si sirviera para más que como excusa para mandar al grupo a aventuras y tener algún chiste malo de vez en cuando. Pero claro, cuando Giffen trata de hacer una historia más normal, se encuentra con otra clase de problemas. Como es el cruce con la Noche Más Oscura, que pese a lo que diga en la portada (porque en Planeta mienten, aunque no es tan grave como en Flecha Verde este mes), sólo un tercio de este comic se cruza con la saga. Y no es buena señal que una serie tenga crossovers interrumpiendo en el nº3… El problema principal, es que es un cruce con la Noche Más Oscura, y el que haya estado siguiendolo, sabrá a lo que me refiero: Todas las historias, casi sin excepción, son exactamente iguales. En todas reaparecen antiguos conocidos muertos. Tras un tiempo de tortura psicológica, se dan cuenta de que el “lucha contra el control mental” no sirve, superan los traumas, se dan cuenta de que no van a ganar a puñetazos, y se sacan del trasero alguna manera para vencerlos, aún así. Eso describe más del 80% de los crossovers. En vista de eso, y dejando aparte el éxito de ventas, esto no debería haber sido un crossover, porque ha aguado una historia decente con infinitas permutaciones de la misma idea, y acaba cansando. Especialmente si los guionistas no tienen nada que decir sobre los resucitados, por mucho candidato que haya para Linterna Negra. En este caso, los Linternas Negras son básicamente la segunda encarnación de la Patrulla Condenada, que están todos muertos porque eran bastante mierdas, la verdad. (Es irritante, por cierto, tener a Valentina Vostok muerta como Mujer Negativa, pese a que llevaba curada décadas, formaba parte de una serie reciente y su “muerte” fue en un cameo que no constaba en el guión) Y aunque hay un par de ideas divertidas en los combates (la de Cliff da para temas interesantes, aunque ya se trataron en la etapa Vertigo, y la mujer muerta del Jefe es uno de los pocos Linternas Negras que tiene toda la razón), el crossover es una repetición del esquema que he dicho antes, con un Linterna Negra para cada uno de los fundadores del equipo. Aparte, hay oportunidades malgastadas (Da igual lo que le pase al Jefe, no va a cambiar. ¿Y no debería haber ido el Linterna Negra Tempestad a por el Jefe, dado que fue él el que le mató?)

A:  A eso me refería, aparecen como grandes ideas para duelos y luego no van a ninguna parte, todo el tomo es una montaña rusa de esas características. Y lo peor es que el esquema se acabe aplicando a toda la serie y lo que ahora parecen una interesante premisa (lo de ser los matones de Isla Oolong) y unos personajes jugosos acaben languideciendo esperando a ser aprovechados. Y en cuanto al crossover, además de que, efectivamente, es repetivivo, acabará causando quebraderos de cabeza cuando alguno de estos zombis realmente nunca haya estado muerto. Pasará y mucho, ha ocurrido mucho con resurrecciones mucho menos masivas. El dibujo, sin pena ni gloria. Cumple pero no destaca. Justiniano es más vivo para la acción, pero Clark es más expresivo y eso cuenta mucho en una serie con gente tan tarada.

P:  Matt Clark es mejor que en Outsiders, pero sigue siendo bastante malo. Sus personajes son feos, lo llena todo de rayas innecesarias, las figuras son planas y estáticas y las escenas suelen estar llenas de elementos que las hacen un barullo. Es otro de los dibujantes noventeros que plagan DC. Justiniano es bastante mejor, con acción dinámica y buenos efectos. No se porque no lo aprovechan más.

Y luego está el complemento. El año pasado, DC decidió meter 8 páginas de complemento en algunas series, generalmente un personaje o serial con alguna conexión con los protagonistas principales. Tanto éxito ha tenido la idea, que han decidido suprimirlos a finales de este año, aunque algunas se corten en medio. No pasará eso con este complemento de los Hombres de Metal, porque apenas durará hasta el segundo tomo de esta serie. Eso si, que me explique Planeta porque el complemento de Question no lo publican con Batwoman pese a que tienen mismo guionista, mismo tono y las protagonistas eran pareja, mientras que este si lo juntan, cuando lo único común es un guionista. Y si he dicho que Giffen es mejor con coguionista, este no es uno de esos casos. Coescribe DeMatteis, y como podias esperar, es una repetición de la Liga de la Justicia Internacional (o mejor dicho, de los revivals más recientes). Mismos chistes repetitivos de mala telecomedia, mismos 4 personajes que siempre dicen lo mismo, sólo que ahora se llaman Oro y Magnus en vez de Guy y J’onn.

A:  En general, supongo que los Metal Men funcionan mejor como complemento cómico que como protagonistas. Y si la premia “robots metálicos con un sólo rasgo de personalidad exacerbado” no puede llegar muy lejos de por sí, la combinación con “guionista que a cualquier personaje que pilla le enchufa un único rasgo de personalidad exacerbado” es cansina, satura. Y tiene gracia sólo una de cada 17 veces. Porque nada no es un chiste. No es que esté salpicado de chistes. Es sólo chistes. Cuesta digerirlo. Y si al menos tuviesen mucha gracia…

P:  Encima, ni siquiera el dibujo de Kevin Maguire se luce. Es bueno, pero desaprovechado completamente. Los Hombres de Metal son unos personajes con unas posibilidades visuales inmensas, pudiendo cambiar completamente de forma. Pero aquí lo único que hacen es poner caras y estirarse. (Irónicamente, Giffen y DeMatteis si que le sacaron partido a los HM con un dibujante peor en LJE) Lo cual se aplica a este planteamiento del grupo en general: Las historias originales funcionaban porque eran demenciales, con invenciones cada vez más raras a cada número. Tenerles en una situación mundana no los hace más divertidos, los hace menos, y la única idea graciosa pierde la gracia enseguida. Y aunque la serie aún no ha sido cancelada en EEUU, no será una gran sorpresa cuando pase, ni una gran pérdida. No Recomendado (4)

Noche Más Oscura: Flash

 

P:  La primera de la segunda tanda de miniseries de la Noche Mas Oscura (gran idea copiada de Marvel, que permite tener crossovers de personajes importantes sin interferir en las series regulares) empieza con Flash, que justo no tiene serie regular. Más bien es un puente entre Flash: Renacimiento, y la nueva serie regular. F:R Nº7-9 o Flash Vol.5 Nº-2 a 0. Las buenas noticias son que no sigue la fórmula de antes a rajatabla como las 3 minis anteriores. Las malas son que Johns intenta hacer tantas cosas, que acaban peleandose por el espacio, y no siempre ganan las mejores.

A:  Lo primero, caos mental total para el lector desconectado. Tan desconectado que no sabía ni que Barry Allen estaba vivo otra vez. Y desconectado de la premisa del crossover, con lo que cuando logra hacerse una mínima idea mental de lo que está pasando, resulta que por avances en otros comics que no se explican, Flash es azul y tiene a una especie de Earthworm Jim como compañero.

P:  Estas exagerando un poco. Todo lo que necesitas saber sobre lo que ha pasado con Flash te lo cuentan en las tres primeras paginas que son de resumen. Si que puedes andar un poco perdido si no lees la Noche Mas Oscura, pero el concepto del anillo azul, que es lo más importante, también se explica.

A:  Lo segundo, no veo yo claro el diagnóstico de muchas cosas peleando por espacio. Apenas hay caracterización, apenas hay desarrollo de nada, es una pelea enorme de tres números con mucho componente del tópico “lucha desgarradora con seres queridos muertos”. Lo que sí hace Johns especial es incluir detalles específicos en los zombis de Zoom, Impulso y, sobre todo, una subtrama genial que se genera con el Capitán Boomerang. Como de costumbre en el Flash de Johns, arrasan los villanos. La interacción más interesante con los zombis está con ellos y el personaje que más luce en los tres números es sin lugar a dudas Capitán Frío. Y no exagero con lo del contexto. Ya con el comic acabado, aún no he entendido por qué los anillos negros cazan sentimientos.

P:  La idea de la Noche Mas Oscura es que cada color es una emoción. El negro es ausencia de color–>ausencia de emoción–>muerte. Por eso se les atraen las emociones de los vivos, porque se alimentan de ellas. Es la premisa de la saga, supongo que Johns asumia que todo el mundo estaba familiarizado con ella. Volviendo aquí, efectivamente, la historia más interesante es la de la Galería de Villanos. Y aún así, se nota la falta de espacio. 3 números de Villanos Vivos contra Villanos muertos habrían sido geniales, y habría material para ellos. Sin embargo, tienen menos de un número, y el único combate que recibe espacio es Frio vs su hermana muerta. El Tramposo original vuelve a quedarse sin espacio y sin que se aproveche su mierda de muerte (en Venganza de los Villanos había un subargumento entero donde se explicaba que se había infiltrado en los Villanos para sabotearlos que fue cortado, y es el único que no tuvo un Perfil), y los demás reciben apenas una o dos frases. Algunas son chulas, pero por ejemplo, no llegan a explicarte el chiste de la única frase que dice el Jinete del Arco Iris (para el que no lo sepa: Era daltónico) La historia de los Villanos es la que más sufre de espacio, pero mirando todas las historias: Está la aparición del Profesor Zoom Flash Reverso Linterna Negra Dayspring Summers, que es una repetición de Renacimiento. Si, mencionar al personaje es importante, porque sabemos por Renacimiento que resucitará al final de esto, pero con una breve mención, valía. (Y aún así, una escena del final que se basa en esto es casi indescifrable aún con todo esto) Está un enfrentamiento con un viejo amigo muerto, que es mejor que la mayoría en el crossover porque gracias a las circunstancias de Barry, tiene mucho más impacto emocional (no sabe quien está vivo o muerto),y el desenlace es también mucho más creativo de lo normal. Está la continuación del final del nº6 de NMO (esta mini se va entrelazando con capitulos de la saga principal, lo que la hace más liosa de leer de un tirón), que tampoco aporta nada argumentalmente, aunque caracteriza muy bien, y llega a ser también emotivo. Está la parte del final con Kid Flash, que es otra repetición de cosas que se han visto en otros crossovers. Aunque aquí se hace mejor, y el hecho de que pise terreno nuevo (es la primera escena minimamente larga entre Barry y su nieto) compensa lo trillado de la historia. Y está la historia de los Capitanes Boomerang, que empieza muy bien, pero salta del precipicio al final mediante un movimiento muy forzado donde Johns tiene que cambiarle la personalidad a un villano para que haya historia. Y aunque dado lo de Zoom se puede entrever porque Johns hace algo tan tonto, que sea la cuarta vez en el crossover que pasa algo así es mala señal.

A: ¿Esto de los Linternas Negras no causará problemas cuando – y todos lo sabemos – más adelante resuciten a alguno de ellos?

P:  No, porque ya han dicho en la serie principal que no son los auténticos personajes, sino dobles con los recuerdos y personalidad.

A:  Pero serán dobles con recuerdos y personalidad… de muertos. ¿Por qué iban a crear dobles de vivos? Va a seguir siendo un problema cuando uno de los doblados resulte que estaba vivo. ¿Entonces para qué lo doblas?

P:  Para tener un soldado más que se coma a los vivos. Lo importante no es quien está vivo, sino quien está muerto, y si se puede usar. O para que lo veas de otra manera… hay Linterna Negra Espectro, pese a que anda por ahí. Pero como técnicamente está muerto, pueden sacar una versión Linterna Negra. Idem para fantasmas como Deadman o los Dibny.

A:  ¿Y para estos personajes que están muertos pero luego resulta que vivían perfectamente pero ocultos regentando una mercería en Charlotte, Carolina del Norte?

P:  Oooooooooops. Pero eso ya no será problema de Johns. De todas maneras, eso no pasa mucho en DC… en un crossover hay una lista enorme de resucitados, y todos resucitaron sin necesidad de esa trampa.

A:  El dibujo de Kolins es difícil de criticar porque ya es prácticamente la imagen de marca de Flash. Es ágil, narra bien y mantiene un tono muy adecuado pero podría ser más claro en algunas escenas que quedan un poco confusas. Eso sí, momentos épicos, los clava.

P:  Kolins es ahora mismo el segundo dibujante oficial de Flash, y está perfecto haciendo la acción, la velocidad, y hasta el horror propio de los Linternas Negras.

A:  Hay suficientes elementos ingeniosos como para mantener la atención en un sigue-y-no-pares constante de pelea durante tres números. Supongo que era imperativo legal que esta mini fuese así de frenética, con lo que atribuyo a Johns todo el mérito de sazonarlo de ideas interesantes.

P:  Es un poco problemática por la falta de espacio y que se entrelace tan directamente con la mini principal. Todo eso hace que no forme un todo coherente ni de lejos. Pero tiene muchos momentos individuales muy buenos, y muchas pistas inquietantes sobre el futuro de los personajes, lo que la hace los mejores crossovers de la saga. Recomendado (8)

Uncle Sam

P:  Esto es una miniserie del 97, que ya publicó Norma en su día, que es una reinvención del Tio Sam para Vertigo. No es el personaje del Universo DC, es directamente el concepto de personaje que simboliza a los Estados Unidos. Fue el siguiente trabajo de Alex Ross, Superestrella, tras Kingdom Come, escrito por un tal Steve Darnall que no ha hecho virtualmente nada más. La idea es que el Tio Sam, personificación del espiritu de los EEUU, anda en momentos bajos, y está reducido a un vagabundo olvidado por la sociedad. Lo que sigue es un viaje espiritual simbólico por la historia de EEUU, que le lleva a enfrentarse al nuevo Tio Sam que encarna la realidad americana. O quizá es un vagabundo que alucina todo eso. En cualquier caso, sirve de excusa para repasar la historia de America, lo bueno, lo malo, sus esperanzas, sueños, realidades, etcetera.

A:  Es como una peli de Oliver Stone, el “rebelarse vende”. Es un martillazo más sobre el clavo mil veces sacudido de los pecados de EEUU. Y pese a ser el siguiente de tantos, peca de lo mismo que casi todos: creer que está descubriendo la pólvora con su certero análisis. E ignorar que hoy por hoy la versión crítica e iconoclasta de la historia de América es tanto o más mainstream que la versión idílica, tanto o más maniquea, tanto o más carente de autocrítica e incluso tanto o más comercial. No es que no tenga razón en buena parte de lo que expresa pero consigue repatear con su tono mesiánico y revelador de la verdad cuando es la quincuagésima vez que se repite la historia. Hace un poco de MSB (mensaje social barato) con cada tópico vergonzoso de la historia de EEUU: indios, negros, guerras, Kennedy… lo cual no es especialmente transgresor ni novedoso. Por otro lado, es cierto que al menos esta vez va acompañado de cierto estilo. Se hace un uso muy hábil de citas de la historia americana que Sam va diseminando por la historia y los momentos intensos están muy conseguidos. En cuanto a la estructura, usa el truco facilón de las historias “de autor” que se resume en “todo es muy onírico y entonces me ahorro explicar cómo muevo al personaje de un lado a otro”. Un poco de pereza argumental que no desluce el hecho de que el ritmo de la historia está muy bien llevado a través de escenas muy apropiadas. Por supuesto, termina con la lucha contra la verdad establecida, convenientemente caricaturizada para colocar otra verdad establecida pero más cool, con lo que deja cierto mal sabor de boca final. Y dejo meter baza a Peter antes de comentar el dibujo.

P:  Lo curioso es que habiendo leido lo mismo, hemos llegado a conclusiones distintas. No creo que estén tratando de ser transgresores ni de reinventar la rueda. Al contrario, creo que es un comic absolutamente sincero, sobre lo que los autores creen que tienen que contar sobre el tema. Independientemente de si está de moda, machacado o no. Dicho eso, si, se ha contado otras veces. Si, tampoco profundiza especialmente en la mayoría de cosas, pero es que tampoco había espacio para eso. Pero la manera de contarlo me parece bastante buena. Tiene un tono optimista, que admite todos los defectos y la posibilidad de que las cosas no mejoren sin caer en el cinismo. Y hacer una historia sobre politica que no caiga en el cinismo ni en el idealismo ciego tiene ya valor de por si. Además, el viaje del Tio Sam se hace divertido, y a veces hasta emocional, (aunque para eso tienes que estar abierto a ese tipo de manipulacion de las emociones, claro) pese a ser bastante evidente desde el principio por donde va a ir todo. Y tiene algunos toques bastante ingeniosos. Por ejemplo, las apariciones de otras entidades simbólicas. Estuvo bien que apareciese Columbia, la predecesora del Tio Sam (Si no sabes de donde viene lo de Washington, Distrito de Columbia, es de ahí) La resolución es un poco facilona, si. Si intentas ver esto como algo complejo, es muy tonta. Si lo ves como una alegoría superficial, creo que funciona bien. La idea es que si no te gusta la realidad, tienes que luchar contra ella. Puede que consigas algo, puede que no, pero es mejor que quedarte sentado siendo un cínico porque a lo mejor no cambias las cosas para mejor. Me parece un buen mensaje

A:  Es un gran mensaje. Y en general el de dejar la ficción de pensar que se vive en el país perfecto para asumirlo, aunque sea con orgullo, con consciencia de sus virtudes y sus miserias, es bueno. Pero todo esto va a adornado con el populismo y el maniqueismo a la hora de mostrar las miserias de EEUU, que siempre van del palo “la tele es mala, el dinero es malo, Kennedy era bueno”. Entiendo lo que quiere expresar pero si lo que queremos es olvidar los fanatismos y ser realistas a la hora de mirar el país, no podemos jugar a colocarle todas las miserias a la mitad del país que menos nos gusta. Ser autocrítico no es decir “no todo lo que hemos hecho es bueno porque ELLOS han hecho muchas cosas malas”. Si lo que queremos es no santificar y mitificar a un país y dejar de construirlo sobre mitos, lo más contraproducente es instaurar un nuevo mito según el cual los males siempre vienen del mismo sitio y quien promueve la autocrítica evita autocriticarse a sí mismo. Habría estado estupendo aprovechar la habilidad, ingenio, ritmo e intensidad del guión para hacer un ejercico completo de psicoanálisis americano y no uno parcial.

P:  Tienes razón, pero creo que eso se escapa de los límites de la premisa de este comic. Al fin y al cabo, el protagonista es una encarnación de algo idealizado. Por definición, no tiene defectos. Habría sido muy difícil hacerlo de otra manera. Hablando de cosas sin defectos… esto fue durante el punto álgido de la carrera de Ross, y se nota. Ahora sólo se dedica a dibujar tipos en mallas que les sienta mal pegandose unos a otros sin ninguna ambición. Pero entonces, se esforzaba en tratar de crear cosas mucho más ambiciosas.

A:  Es absolutamente precioso y creo que con el personaje de Sam llega a la cumbre a la hora de expresar emociones. El nivel de detalle y de trabajo es impresionante. Hay un dinamismo inverosímil para un dibujo tan pictórico que tiene tanto riesgo de caer en el estatismo. Y tiene un par de momentos que homenajean a Marvel y a Kingdom Come que son un caramelo para cualquier fan.

P:  Prácticamente puedes imaginarte la película (con banda sonara exclusivamente de John Philip Sousa) mientras lo lees… excepto que algunos de los efectos que se consiguen sólo se pueden hacer en comic, no como otros comics “cinemáticos” modernos.

A:  Por supuesto, todo ejercicio de reflexión intelectual llevado con habilidad a una narración y en este caso a una muy efectiva narración en viñetas, es de agradecer. Sin estar de acuerdo con la perspectiva, lo recomiendo ampliamente y ojalá más autores de comic con una reflexión profunda que hacer se animen a ejercicios tan estimulantes.

P:  Un proyecto interesante, aunque fallido. Aún así, puede interesarte si tienes aguante para este tipo de temas con este enfoque. Recomendado (7)

Vengadores Oscuros Nº13

P:  Empiezan los crossovers con Asedio, que serán el final de esta serie. ¿Tiene que ver este numero con Asedio en absoluto? No. ¿Al menos utiliza Bendis el espacio para justificar lo que hace Osborn en Asedio? No. ¿Aprovecha Bendis para darle algo de caracterizacion al resto de Impostores que no han hecho nada en un año? ¿Como ver como reaccionan a fingir ser héroes, o como reaccio el público u otros personajes ante ellos? Debes estar de coña, esta serie no va de eso. Esta serie ha ido siempre de Osborn como manipulador de idiotas que se lo ponen fáciles, y del Vigia, una de las peores ideas de Marvel de los últimos años, repitiendo una y otra vez la misma idea. Este número es todo eso, una vez más.

A:  Oh no, hay hasta tres ideas viejas y manidas que repetir. Uno: héroe yonki de sus poderes. No, Bendis, no es nuevo. Sabemos que has leído poco pero en serio, ha pasado muchas veces, con prácticamente todas las posibilidades exploradas. Dos: personaje que lucha contra su yo malvado interior (lo que implica diálogos consigo mismo/su némesis): es tan viejo como el mundo y a todos se nos ocurren dos o tres ejemplos clásicos. Tres: un superhéroe no está aislado sino que forma parte de algo mayor. Puede salir bien (Brubaker con Puño de Hierro) o ser un fiasco (JMS con Spiderman y los tótems) pero en cualquier caso no es nuevo. Y toda la historia se basa en esto. Vigía forma parte de algo tan viejo como el mundo. Pues bien Bendis, tan viejo como el mundo es tu historia.

P:  A decir verdad, las dos primeras ideas que mencionan son las ideas en las que se basa el Vigia desde su primera aparición, y llevan repitiendose desde entonces. Si te parecen viejas es porque no has leido, a saber: Vigia Vol.1 (6 numeros) Vigia Vol.2 (8 numeros). Saga de Bendisores donde lo recuperaban (4 numeros); Dos crossovers de Guerra Civil; Un crossover de Invasion Secreta; Más cada vez que abre la puñetera boca en Bendisors o Impostores. Imaginate como de harto puede estar alguien que haya leido todo eso. Todos esos comics, para no decir nada nuevo del mismo clon de Superman. “Es Superman, excepto que está loco y tiene un yo malvado del que no logra escapar”. En este número, Bendis hace un pequeño retcon a su origen, y trata de darle profundidad e importancia a base de hacer al personaje más importante y cósmico. Para ello, recurre a involucrarle en historia real. Excepto que Bendis es un paleto enorme, y contradice datos históricos básicos del personaje histórico que usa. Oh, y también revela quien es el arma secreta de Osborn, de manera tontalmente anticlimática. Después de un año de intriga, resulta que es… quien todo el mundo pensaba en cuanto se mencionó. No hay nada como no tener ideas, y estirar el que no se note que no tienes ideas.

A:  El dibujo es bueno, una pena desaprovecharlo en comics tan prescindibles.

P:  Es decir, lo mismo que toda esta serie, y casi toda la franquicia de Vengadores de Bendis. Una pérdida de espacio, y una tomadura de pelo. Evitar a toda costa (2)

Y eso ha sido todo por esta semana. Nos vemos la semana que viene con los tomos de Panini, como Reinado de Reyes: Hijo de Hulk, Tormenta Temporal 2099, Relatos Extraños o SWORD. No falteis.

Si teneis comentarios sobre las críticas, los podeis enviar aquí, decirlos aquí o escribirlos en el reverso de un documento histórico para que lo encuentren futuros arqueólogos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: