19 octubre, 2010

Hola a todos, y bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana tocan los tomos de Panini. Si el mes pasado fue una selección muy buena, esta es una de las remesas de tomos más lamentables que tengo la desgracia de comentar. Así que pasamos a comentarlos ya, no sea que se me quiten las ganas antes.

Astonishing X-Men: Sword

 

Peter: Que no es una miniserie de Astonishing X-Men de ninguna de las maneras (el título es un añadido Panini). La única conexión es que el concepto de la serie debutó en AXM, y que la Bestia sale en ambos. Pero vamos, según ese criterio, todas las apariciones de Alpha Flight deberían ser Patrulla-X: Alpha Flight. Esto iba a ser una serie regular dedicada a la organización de inteligencia y defenda extraterrestre de Marvel, por el genial Kieron Gillen (el de Ares, y Thor recientemente), pero la cancelaron a los 5 números, porque en Marvel no le dieron publicidad, y el público es tonto y no compra cosas si no son “importantes” o la misma mierda de siempre. 

Alfredo: Una pena su cancelación porque desde luego el concepto de este “SHIELD a lo grande” es muy pero que muy aprovechable y, en relación con lo que hablábamos el otro día, explora muy bien las consecuencias de tener un planeta que es ya perfectamente consciente de que interrelaciona con alienígenas (Gillen habla de estudiantes de intercambio Shi’ar, testigos protegidos Z´Nox…). 

P: Este concepto se podría hacer muy mal (ver la Spiderwoman de bendis), pero Gillen es el mejor fichaje de Marvel del último par de años, y aquí demuestra lo que vale. (En Thor no ha dado mucho de si, pero la mini de Ares del mes pasado si fue divertídisima, y el trabajo en Image que le dio a conocer, Phonogram, fue un exito tremendo de crítica) La idea es aprovechar al máximo las posibilidades del Universo Marvel, y que allí hay como varias docenas de razas alienígenas que pasean por la Tierra a sus anchas. Y en Sword lo saben. Así que no sólo tienen que servir como defensa para posibles invasiones, tienen que establecer contactos diplomáticos con otras especies, monitorizar inmigrantes y turistas, etcetera. Todo llevado a sus extremos lógicos, y planetado de manera muy inteligente y eficiente.

A: Y la presencia de Henry Peter Gyrich en SWORD añade un factor de interés que, evidentemente, explota por donde tiene que explotar tal y como han ido los tiros en el universo Marvel reciente. Lo que quiere hacer con los aliens es lógico, la fórmula “entretengo a mi jefa para que no venga a la reunion y entonces se aprueba lo que yo digo”… vaya, ojalá funcionasen las cosas así en el mundo real.

P: En la vida real, alguien con el pasado de Gyrich no podría encontrar trabajo jamás, después de haber estado a punto de causar el fin del mundo tres veces. Pero aquí sigue. Es el funcionario tocapelotas de teflón.

A: Tenía muy buenas referencias de este comic y, desde luego, aplaudo el planteamiento. Pero con todo ese planteamiento (quizá la saga es demasiado corta) no veo que llegue demasiado lejos. La invasión abortada de los aliens rocosos es tronchante, pero el resto es bastante visto. Tiene dos grandes puntos: el personaje del droide superinteligente y el humor. Pero hasta el humor me sobra un poco. Creo que el guión se pasa de divertido, el humor no encaja en absolutamente todas las situaciones. Vale que Bestia es el clásico personaje que haría chistes en cualquier situación posible pero no todos los demás. Tanto chiste le quita bastante la solemnidad a cosas muy serias que ocurren. Y luego hay un par de recursos cómicos como el lugarteniente jarjarbinkiano y el hermano alocado de la prota que merecen un premio al recurso cómico agotado.

P: Yo pienso que el humor de la serie es desternillante, y es apropiado en todo momento. No es una serie seria, y eso pegA:La idea central es que por alocadas que sean las situaciones, por peligrosas que parezcan las 316 crisis que Sword tiene que afrontar a lo largo de la saga… para Brand no es más que un día típico. Incluso el intento de golpe de estado de Gyrich no es más que una molestia menor. Gillen vende muy bien lo imposiblemente ultracompetente que es Brand, y de ahí que pegue que pueda estar tonteando con su novio mientras tanto. Además, la interacción entre ambos (uno es más payaso y amigable, la otra tiene un humor mucho más seco y de impactar con lo bruta que es) tiene muchísima química. El resto de personajes conocidos, como HPG, Lockeed o la estrella invitada de esta saga, están todos muy bien escritos, tan divertidos como lo hayan podido ser nunca, y cumpliendo bien su papel. En cuanto al hermano de Brand, es un recurso cómico típico, pero sirve para expandir un poco su historia, y para mostrar nuevas facetas suyas. Lo divertido es ver como es el único capaz de sacarla de quicio. La mejor creación nueva, de todas maneras, es Unidad, que es un Hannibal Lecter, o un Ben Linus alienígena. Es difícil escribir ese tipo de personajes, que es completamente amable a la vez que escalofriante, y que tiene que ser creible como manipulador incluso ante gente inteligente que sabe que le están manipulando, y Gillen lo consigue. Es una pena que no podamos ver como continua su historia.

A: Desde luego, un 10 para Unidad (me gusta la comparación con Ben Linus, es el tipo de manipulador que es capaz de hacer frente directamente al hecho de que te está manipulando y seguir siendo efectivo). Y tiene mucho mérito sacarle tanto partido a Lockheed. Bestia está como en sus mejores tiempos pero Abigail Brand, bah, no te creas que ha llegado a calarme mucho. Creo que es el prototipo de personaje femenino mandón y borde sin mucho más trasfondo. Y con respecto a Gyrich, siendo lógico su papel en la saga, creo que la caracterización es un paso atrás respecto a un nivel más profundo al que había llegado por ejemplo Nicieza en Thunderbolts. A la “estrella invitada” no la conozco tanto pero lo suficiente como para saber que te has lanzado un poco otorgándole esa calificación. No es Lobezno, vamos. Por si alguno se lo piensa. Lobezno ya sale de estrella invitada en otro comic que no le pega nada que viene luego.

P: La estrella invitada era muy popular en la Marvel británica, que es de donde viene Gillen, ¿si? Hablando de invitados, le da un buen repaso a algunos de los alienígenas habitantes de la Tierra Marvel, y aquellos que tienen su momento, están bien usados también. Gyrich está caracterizado igual que en Iniciativa, que es su anterior aparición (tiene el mismo papel, incluso, aunque lo ejecuta de manera distinta) y la cosa de Abigail es que es un raro ejemplo de ese tipo de personaje que resulta divertido en vez de un peñazo. 

A: El uso de los aliens es un puntazo. Me ha encantado ver, por ejemplo, a Karolina de Runaways y hay otros cameos agradables. El dibujo tiene la expresividad necesaria para un comic con este toque de humor y clava especialmente a Bestia, que resulta más divertido que nunca con su aspecto de osito de peluche. En general es de los dos mejores tomos de la semana y si le saco punta es, precisamente, creo que con estos mimbres se podría haber hecho algo todavía mejor.

P: Señalar, por cierto, que hay una historia de complemento que justifica un poco el titulo de Astonishing X-Men, ya que le saca las castañas del fuego a los guionistas de la Patrulla-X, explicando porque no se ha rescatado a Kitty Pryde de la bala espacial de ninguna de las maneras obvias. Da gusto ver que al menos alguien se molesta en ver las consecuencias lógicas de las cosas. Esa historia está dibujada por Jaime McKelvie, el colaborador de Gillen en Phonogram, y el dibujo es muy bueno. El del novato Stephen Sanders en el resto es más caricaturesco, y está un poco descuidado a veces, aunque le va muy bien al humor de la serie, no tanto a la acción. Y la versión de la Bestia que parece la Pantera Rosa se aleja un poco demasiado del modelo habitual. Un tomo muy bueno, con un ritmo frenético que tiene humor, diversión e ideas inteligentes en cada página. Engaña a tus amigos diciendoles que es “importante” como ha hecho Panini, porque merece algo mejor de lo que tuvo originalmente. Muy Recomendado (10)

Eternos: Destino Manifiesto

P: Esto es el segundo y último tomo de la serie de los Eternos de los Knauf, que pretendía seguir el moderado éxito del relanzamiento de Gaiman, pero en vez de eso se hundió como un yunque y solo ha quedado en un chasquido momentaneo olvidable. Como la carrera de los Knauf, realmente. 

A: Señores Knauf, yo sé que ustedes tienen que comer. Pero si realmente no les apetece hacer comic, no lo hagan. ¿Cómo $%&!º se puede ser tan rematadamente vago? Empalmando splash-pages, páginas dobles, páginas de dos viñetas unas tras otras a ver si se acaba antes. Y gracias a Dios, porque sí, realmente se acaba antes y todos más contentos. Realmente creo que el guión completo de la saga estaba escrito en una servilleta.

P: El primer tomo no fue muy bueno, pero este es malísimo. Sin exagerar, es casi entero de peleas entre grupos de gente. Ni siquiera peleas imaginativas, peleas tontas tipo “Rellena 8 páginas con gente pegandose, ya añadire uno o dos bocadillos por página para rellenar”. Más grave aún, la mitad de los veces, ni siquiera se sabe porque se están pegando. Aún más grave, en la mayoría de casos, ni siquiera se molestan en explicar quien es la gente que se está pegando. Los protas aún se han presentado ligeramente, y la Patrulla-X como invitados son conocidos. ¿Pero el resto? Como mucho tienen un nombre. Y nada más. Y al final, lo peor es que todo esto no ha servido para nada, y la resolución no tiene nada que ver con nada de los números anteriores.

A: El team-up con X-Men… raro. Bares de ultratumba con gentes extrañas… visto. Entidades cósmicas hablando como en una tasca… feo. Ser sin sentimientos que empiezan a tener humanidad… visto. Caracterizaciones de los Eternos… ausentes. El subterfugio de Ikaris para poder atacar a Druig… lo he entendido a la primaria, para de incidir constantemente en lo mismo maldita sea. Y el final… aún no lo he entendido del todo. Ni creo que quiera.

P: El final es la manera más burda de hacer la resolución más obvia que pueda tener una historia de este tipo. (Un ser cósmico que va a juzgar a la humanidad… ¿como crees que va a terminar? Pues ahora, imaginate que se saltan la parte donde resulta convincente) Y el epílogo es prácticamente incomprensible aunque hayas leido el resto de la serie. Parte del problema es culpa de Gaiman… la gracia de los Eternos era tener una guerra oculta entre dos civilizaciones mitológicas ocultas, a la sombra de unos dioses misteriosos. Y Gaiman, como entiende tan bien las cosas, dinamitó por completo todo eso, y a cambio sólo dejó un puñado de superhéroes con pretensiones y una estatua que hablaba en entelequias. Pero aún así, eso no justifica que se haya hecho algo tan malo con esa premisa. Ni que esto no encaje en absoluto con otras versiones de los Celestiales, pero eso es lo de menos. Al menos se podrá ignorar todo esto la próxima vez que usen a los personajes, como la anterior vez que hicieron un mal revival de los personajes. El dibujo de Eric Nguyen es también pésimo.

A: Y para rematar el festival, lo juntan con el Annual de Van Lente, con lo que el contraste favorece más bien poco a los tres números de los Knauf. Van Lente hace una historia más que decente, usando con lógica el concepto de los Celestiales, rescatando con lógica a los Jóvenes Dioses, haciendo unas peleas muchísimo más vistosas y sobre todo, entendiendo bien a los Eternos. Y sabiendo que son unos personajes prácticamente inmortales, con milenios de historia, a los que los acontecimientos y la evolución personal les funcionan a un ritmo necesariamente mucho más bajo que el de los humanos. Y por eso Alfredo piensa lo que Alfredo siempre piensa: que sólo sale una buena historia de los Eternos cada década y es ésta. Y el dibujo, también mejor. Pero el doble.

P: Como en Marvel odian a Van Lente, sólo le dan las cosas que no van a vender, como un anual de una serie cancelada. Que probablemente debería ir al principio del tomo, no al final. FVL rescata a los Jóvenes Dioses, que eran un puñado de chavales de distintos sitios y épocas que debutaron al final de la saga de los Eternos en Thor, y fueron reconvertidos en héroes genéricos y del montón por Gerry Conway (creador de Vibe y Gypsy, te puedes imaginar el calibre de estos personajes) a finales de los 80. Obviamente, por mucho que se empeñara, no tuvieron éxito y pasaron al olvido. La diferencia entre los numeros anteriores y el anual es noche y dia. Van Lente usa un concepto simple y original para presentar a la docena y media de protagonistas, (o al menos los poderes, en el caso de los JD) de manera que se puedan diferenciar fácilmente aunque no los conozcas. Hace batallas bien coreografiadas, donde pasan cosas relevantes y donde se explora a los personajes. Y hay una resolución inteligente que surge de lo que ha pasado, con más de un giro sorpresa. Y la historia ha servido para algo, porque contrasta bastante bien estos dos tipos de dioses creados por los Celestiales, usando a los JD como reverso oscuro de los Eternos. Que es más de lo que se merecían. El dibujo es de Pascal Alixe, que empezó como clon de Oliver Coipel, pero ha evolucionado por otro lado. Sigue siendo un poco oscuro y confuso, pero no está mal. No Recomendado (3)

Marvel 2009-2099: Tormenta Temporal

P: Como todo concepto de comic debe ser revivido periódicamente, toca revival de la Marvel 2099, fracaso futurista de principios de los 90. (No hagas caso a los artículos propagandísticos… si, fueron muchas series en su día, pero en el boom de los 90, también fueron muchas series de Youngblood. No significa absolutamente nada. Que fueran canceladas todas cuando acabó el boom, si) Lo curioso de esto es que como el 2099 acabó teniendo una historia bastante enrevesada, y un final bastante bueno (en el especial Destino Manifiesto), los revivals, o han sido viajes en el tiempo a los principios de aquellas series, o versiones nuevas del universo escritas por guionistas mediocres. Kirkman hizo una en 2004, y ahora Brian Reed hace esta, ninguna de las cuales ha tenido continuidad.

A: Esto más que una aparición esporádica es una especie de Crisis en Tierras 2099, reseteando bastante el universo y yo creo que mostrándolo bastante más atractivo de como era en un inicio. Además, Marvel aprende de errores anteriores con respecto a fechas futuras y Reed, con inteligencia, encuentra un modo de desubicar temporalmente el universo 2099 para no acabar encontrándose con él.

P: Si Marvel llega a publicar comics en el 2099, va a tener problemas más grandes que coincidir con la fecha de unos comics que publicaron el siglo anterior.

A: La idea es que un par de personajes del universo Marvel actual viajen al mundo 2099 a encontrarse con sus yoes futuros. Exceptuando la extraña intuición que les dice que están en un futuro y no en una realidad alternativa como tantas otras, su comportamiento en este mundo funciona con soltura. Mucho mejor la parte de Spiderman que la de Lobezno, como el propio concepto “parte centrada en Lobezno”  suele sugerir.

P: No me creo esa solución ni lo más mínimo, por cierto. No pasó en la edad pre-tecnológica, mucho menos en la actual. Para que esta miniserie venda mínimamente (porque es en un futuro posible, y por tanto no es “importante”), hay que tirar del reflejo pauloviano de los fans que sólo compran lo mismo de siempre. ¿Solución? Que la serie esté protagonizada por Spiderman y Lobezno, porque eso es precisamente lo que el mundo necesita, más comics de esos dos. Spiderman aún tiene sentido, para contrastar con el Spiderman 2099… excepto que eso ya se hizo, mucho mejor, en el original por Peter David. Lobezno, como pasa siempre, está de pegote forzado.

A: Lo mejor de la historia es toda la interacción de ambos Spiderman. Más que un viaje al futuro parece al pasado, porque Miguel O’Hara recuerda mucho al joven Parker y es precisamente ese intento de Peter de intentar “educarse a si mismo” lo que da mejor resultado. Me encantan las escenas donde le enseña cómo balancearse en las redes y los diálogos son bastante frescos y divertidos sin tener que ser especialmente chistosos. Evidentemente, hacen bromas porque son Spiderman. Pero no es una sit-com. Miguel O’Hara funciona muy bien como el sidekick respondón pero simpático que el joven Parker hubiese sido. Y hasta en su actitud ante el acto final de la historia, toma la postura que el joven Spiderman habría tomado.

P: Reed puede ser un guionista mediocre, pero escribe bien a Spiderman. De hecho, se ha convertido en el Rick Jones del Equipo de Guionistas de Spiderman, el que no es parte del grupo, pero colabora con ellos a veces a ver si lo consigue. La interacción de Lobezno con la Patrulla-X 2099 en el especial correspondiente (hay un especial para cada prota del presente, más la miniserie general) es mucho peor, sin embargo. En parte porque el Tio Garras no tiene nada que decir, en parte porque si los originales ya eran personajes bastante planos y sosos, estos remakes lo son aún más.

A: Dada la escala “escenas de Spiderman mucho mejores que escenas de Lobezno” evidentemente el mejor comic del tomo es el especial Spiderman y el peor el especial Lobezno. La miniserie cumple porque tiene mayor porcentaje de Spidey que de Logan. Y porque, en general, hace un reset del Universo 2099 que debería ser aprovechable.

P: Excepto que las pocas ideas buenas de este universo estaban copiadas del original, y luego añade algunas que no son particularmente buenas. A decir verdad, la ambientación del futuro no es mala… sigue en la misma línea distópica corporativista, pero con toques modernos que no podían haberse previsto en 1993, y algo menos agobiante y cyberpunk. Sin embargo, las versiones de los otros personajes dejan que desear. La del Castigador tiene una idea un poco más original que el anterior, pero sin embargo el Motorista Fantasma es poco más que una copia que el del presente en vez del personaje más complejo del 2099 original. Y la nueva Antorcha Humana es olvidable. Igual que los villanos. 

A: Coincido con lo del Motorista Fantasma pero sin embargo me gusta la villana que surge en Alchemax y que parece destinada a convertirse en gran antagonista si algún día se relanza el 2099. En cuando al dibujo, me gusta bastante Eric Battle pero a veces le combinan con otros artistas que no le dan la talla, especialmente el tal Bosco del número 4, que destroza un par de escenas. De los especiales, acordes al guión. El dibujo del de Spiderman, divertido. El del de Lobezno, coñazo.

P: Battle solía ser malísimo, y aunque ahora es mejor (o porque ha mejorado, o por los avances tecnológicos en el dibujo, apropiadamente) sigue siendo bastante feo, confuso y con fondos que oscurecen y entorpecen la acción en vez de crear un mundo (cosa especialmente mala cuando tienes que crear un mundo, como aquí) Wesley Craig está más apropiado en el especial Spiderman que en Guardianes de la Galaxia, porque aquí su estilo cómico pega bastante. Sin embargo, Irving está totalmente desaprovechado en el especial Lobezno. Su estilo con témperas es perfecto para fantasía histórica como Klarion, no para futurismo. Aparte, tiene que cargar con algunos diseños horribles de otros dibujantes. Es decir, estamos hablando de un comic que ha recuperado un personaje llamado Halcón Sangriento, que está compuesto de pinchos y su única personalidad es ser agresivo. Y la única mejora que se le ocurre a Reed es hacerle chica. En serio, ¿que demonios? Puede ser de interés para fans del 2099 original, o puede que no. Pero a los demás no se lo recomendaría realmente. Neutral (5)

Nueva Pantera Negra: Poder

 

P: Segundo tomo del relanzamiento de la serie de Pantera Negra, ahora protagonizada por la hermana jamás antes mencionada de T’Challa. Empieza escrita por el mismo guionista racista que había hasta ahora, Reggie Hudlin, pero es sustituido a mitad por un novelista amigo suyo y enemigo de la crítica, Jonathan Maberry. No es de extrañar que la serie termine aquí, y haya que continuarla en una miniserie llena de estrellas invitadas.

A: Antes de empezar a destripar con saña, decir una cosa. No todo es malo. Me gusta la idea de los Desturi. Y ya que Pantera Negra parece exigir una rebelión en Wakanda cada seis meses, la forma más inteligente de hacerlo me parece a través de esta especie de “Tea Party wakandiano”, que se sustenta en unas motivaciones políticas bastante realistas. Creo que Maberry acierta en eso y algunas cosas más  de la historia. Pero es que ninguna historia puede resistir un uso tan terriblemente estúpido de su villano principal y de alguna estrella invitada (y cuando digo estrella invitada me refiero a una estrella invitada de verdad). Es Namor, no es Tornado Tejano.

P: ¿Tea Party wakandiano? ¿Proclaman que T’Challa es secretamente blanco y americano? Lo único vagamente interesante son los comentarios políticos de toda la situación que hay a lo largo de los primeros capítulos. Eso tiene potencial. Claro, que no se aprovecha, y se lleva haciendo desde Miller en el Caballero Oscuro, pero… La protagonista es una pizarra en blanco casi absoluta. Cosa apropiada para un personaje que no existía hasta anteayer, por otro lado. Es como su hermano, pero si le quitamos todos los elementos que lo hacen interesante. ¿Recuerdas cuando salia en numeros malos de Vengadores y era el que no hacía nada? Pues eso. Es más, ni siquiera habla. No se que pretenden con esto, pero no es buena protagonisa.

A: La caracterización de Doctor Muerte debería ser constitutiva de delito. Le dice a su secuaz “mata a Richards de último” ¿PERDONA? ¿Cuántas copas se ha bebido el amigo Victor para pensar que un esbirro suyo se puede cargar a Mr. Fantástico? Si él en persona ha fallado doscientas veces. Pero nada, al final era otro paso más de su maravilloso plan y el supuesto giro inteligente siempre es “Genial, ya sabiamos que esto iba a pasar y es parte del plan”. Que, como giro es cojonudo si antes has plantado alguna pista de que puede ser así. Pero no si lo usas gratuitamente cada diez páginas.

P: Todo el mundo aquí está escrito como en un comic para niños malo, y aunque en Muerte es más aparente, también se nota en Namor (por cierto, ninguna conexión entre todo esto y el Reinado Oscuro, pese a que son los mismos personajes, vete a saber porqué) y en los héroes. Todo el mundo tiene planes simples y estúpidos, que funcionan o no funcionan por exigencia del guión.

A: Si, la conversación diplomática degenerada en pelea es de lo más estúpido que he visto últimamente. Y en general, el avance de la investigación de los wakandianos tiene un ritmo trepidante: “Ah, también hemos descubierto ésto”. “Lo he mirado más y hay pistas que no nombro que apuntan a ésto otro”. “Fíjate que releyendo he encontrado esta otra cosa”. Verdaderamente policíaco. Deberían relanzar The Wire con estos tipos.

P: Da pena comparar esto con la serie de Priest. Allí, usando estos mismos personajes y elementos, era un thriller político con relaciones públicas, alianzas ocultas, varios niveles de motivos y planes, y todo el mundo actuando inteligentemente. Esto es lo contrario. Y la acción, igualmente, tiene imaginación cero. Los héroes se pelean contra villanos genéricos y ganan porque son más fuertes. O porque Pantera Negra se saca del trasero un artefacto mágico que resuelve la situación. 

A: Y la villana matona es un coñazo, pero ya era un coñazo cuando vivía en Apokolips. Todas las escenas donde sale la protagonista o Muerte son tan estúpidas que la única esperanza es pensar que Maberry sabe que todo esto es una mierda pero que forma parte de su plan.

P: Especialmente malo es el último número, donde Maberry coge a un puñado de villanos clásicos, (sin personalidad alguna, por supuesto) y les da nuevos trajes con armaduras y armas de tecnología cutre porque asi son más radicales ¡¡¡y exxxtremos!! Tal retroceso a los 90 me provocó un ataque epiléptico del que me costó recuperarme.

A: Peor es la última página del penúltimo, donde aparecen los mismos villanos pero dibujados por Lashley que tiene un estilo mucho más jimleeiano que hace parecer a los villano mucho más noventeros. Gracias por usar la palabra extremo porque me faltaban términos para definir la soplapollez que rezuma toda su estética. Will Conrad mucho mejor dibujante que Lashley, Wakanda parece bonita, Pantera Girl luce en las peleas (si no fuesen coñazos contra chicas encueradas) y las caras expresan. Pero expresan asco por salir en esta historia.

P: Ah, si, fue la página de Lashley la que me provocó el paroxismo. Pero Conrad no se luce mucho tampoco, sus trazos están muy poco definidos y está todo retocado por el coloreado, y sus personajes son bastante feos y es descuidado. 

A: No te quito la razón, llegó un punto donde empecé a leer en diagonal y tampoco me fijaba mucho, qué quieres que te diga.

P: Un comic muy malo y que no hace más que estropear la idea de Pantera Negra. Evitar a toda costa (2)

Spiderman Noir: Ojos Sin Rostro

 

P: Secuela de la primera miniserie que era un Otros Mundos de Spiderman, pero en los años 30. Entre medias salieron versiones de “género negro” de un montón de otros personajes (¿Iron Man? ¿En serio?), pero Panini se las ha ahorrado en vista del poco éxito. Como Spiderman aún vende, y esto más ahora que por alguna razón, esta versión de Spidey va a salir en el último videojuego que han sacado, pues toma secuela, con el mismo equipo creativo de la primera.

A: Dado que la idea general de estas historias es presentar cómo encajan los personajes Marvel en otros contextos y luego poco más, hay que decir que en eso Spiderman Noir es un éxito. A Spiderman es un héroe al que le pega especialmente este tipo de género (no vería yo un 4F:Noir) por su naturaleza callejera. Y las versiones años 30 de Felicia, Robbie, Amo del Crimen o Octopus están bastante bien traídas. Cierto es que luego poco más. Pero eso, como siempre con los Otros Mundos.

P: Si bien una secuela no era algo que se pidiese a gritos, creo que funciona mejor que la original. La original era una historia de Spiderman normal, con los mismos elementos de siempre, pero transplantados a otra época. Esto es más una historia de la época, con elementos de Spiderman transplantados de manera que tienen nombres conocidos. El resultado es algo que está a medio camino entre noir y pulp, similar a otras cosas retro ambientadas en la época tipo Rocketeer, aunque ligeramente más oscuro y sucio.

A: No es que los planes de los villanos sean especialmente brillantes pero tienen un cariz que encaja bien en la época y la moraleja final de la historia de Octopus es simple e incluso previsible pero eficaz.

P: La ambientación de la época está bien conseguida, no siendo todo los elementos más típicos de las películas. Y resulta bastante curioso ver que aunque los personajes tienen nombres y conexiones conocidas, no juegan con las reglas de los comics de superhéroes, sino con las de otros géneros. Claro, que eso lleva al principal problema de este tipo de cosas. El protagonista, pese al nombre, tiene muy poco parecido con Spiderman en aspecto, personalidad y habilidades. Entonces, ¿para que demonios llamarle Spiderman? ¿Porque no crear un personaje nuevo? No estás contando nada sobre el mito de Spiderman, ni la historia mejora por la conexión. El dibujo de Di Giandomenico es muy oscuro, cosa lógica dada el título, pero cuando dibuja cosas que no son sombras, está bastante bien. Si te gusta el estilo sucio europeo, claro. Que le pega al tono de la historia.

A: Me quejaría del dibujante en casi cualquier otro comic. Pero no en éste.

P: Si te gustó la primera miniserie, o si quieres leer una aventura pulp-noir, te gustará. Si has visto el diseño en el videojuego, probablemente no. Recomendado (7)

Spiderman: Saga del Clon

 

P: Estamos en 2010 y estamos comentando un comic que se llama Spiderman: Saga del Clon. Claramente, vivimos en el peor de los mundos posibles. Para el que tenga suerte de no saberlo, la saga del clon fue una aberración que ocupó dos años de series de Spiderman (cuando publicaban más de 100 páginas mensuales, nada menos) y está considerada universalmente como uno de los peores momentos no ya de Spiderman, sino de Marvel. Así que la promesa de leer lo que anuncian como “la idea original de la saga del clon, sin interferencias editoriales” no es algo que suene bien. De hecho suena solo ligeramente mejor que “Onslaught: El Corte del Director”, que dada la dirección actual del mercado, no me extrañaría que nos encontrasemos en el futuro. Los guionistas son 2 de los perpetradores originales. Uno es DeFalco, que se ha redimido un poco con Spidergirl. Pero el otro es Howard Mackie, que es de lo peor que ha habido en 50 años de Marvel, y que haya salido de la Lista Negra donde estaba, aunque sea puntualmente, es sólo una noticia ligeramente mejor que si volviese Chuck Austen. (Literalmente, es probablemente el único guionista peor)

A: Realmente no llego a entender cómo les han permitido publicar esto. No ya por ser la Saga del Clon sino porque si nos ponemos a hacer remakes de todas las historias originales que se perdieron por interferencias editoriales, habría que hacer una línea editorial aparte, si no una editorial. Y además que todas tendrían el gran problema que tiene ésta, DeFalco y Mackie sólo tienen en mente enseñar las diferencias con la saga del Clon original y les aburre volver a recontar lo que mantienen igual, con lo cual la historia transcurre con un ritmo completamente absurdo, momentos clave resultan totalmente anticlimáticos porque a los guionistas les da pereza pararse, etc…

P: ¿Sabes que esto es parte de una pseudo-linea llamada Forever que va precisamente de eso? Excepto que en la práctica son guionistas medio seniles no contando lo que iban a contar originalmente, sino lo que les da la gana. Ya comentaremos X-Men Forever algún día. El caso es que la supuesta premisa de esto es mentirosa por varios motivos.  Uno es que esta no es la idea original. Es un resumen de la idea original, que siempre estuvo pensada para durar un montón de números más, aunque no tantos como duró. Pero le han quitado muchísimos elementos de la historia original (todos los de DeMatteis, por ejemplo). Así que lo que queda es un resumen de la supuesta idea original. Excepto que ese resumen es prácticamente igual, a rasgos generales, que la historia que se publicó. Sólo que con un final distinto para un par de personajes. Así que tanto rollo para esencialmente, nada. Más aún, ¿la historia resultante de cortar todo lo que han cortado y cambiado lo que han cambiado? Es igual de mala que las partes equivalentes de la historia original. Mismo villano carcajeante de mierda, misma caracterización simplista, mismas chapuzas que apenas captan una pequeña parte de la gracia de Spiderman. Al final, tanto rollo es para tener al jodido Ben Reilly. Excepto que aquí va un secreto: Ben Reilly es una mierda de personaje. Tiene un nombre de mierda, tiene un diseño de mierda, y ni siquiera es un personaje, es una mala copia de un personaje.

A: Vaya, pues mira que lo único que iba a decir del comic es que me gustaba Ben Reilly. Je. Eso y “lo mejor es la interacción entre los dos Spiderman”, que me lo tengo que hacer mirar porque es la segunda vez que lo digo hoy.

P: Tu quieres una Crisis en Hombres Arañas Infinitos, ¿verdad? Todo lo que puede tener de bueno ya lo tiene el Spiderman de verdad (bueno, excepto estar soltero, pero eso no es problema de Peter Parker, sino de los fanboys que no quieren admitir que un status quo así se carga al personaje, y prefieren cargarse al personaje a permitir que cambien aquello a lo que están acostumbrados desde pequeños). Y sin embargo, carece de todas las interacciones y secundarios que son una buena parte de lo que ha hecho de Spiderman el éxito que es. Y los sustituye por… angustia vital barata y un origen enrevesadísimo. Es decir, menos que nada.

A: Sin embargo, como interacción y secundario de Spiderman, hermano que nunca tuvo, amigo y confesor creo que tiene potencial. Sostengo que Ben Reilly es lo único bueno que sale de ésto. Lo peor es obviamente el Chacal. Y lo de la niña. Y Harry. Incluso más que Kaine y su diseño noventero… ¿como lo llamaría? EXTREMO. Pero Ben Reilly no me parece mala idea. Y realmente aquí, en el contexto donde lo ubican, se parece más a la identidad taxista del Caballero Luna que a otra cosa.

P: Oh, Dios, Kaine. Desde el estúpido nombre al estúpido diseño al estúpido concepto (¡Es un clon de Spiderman! ¡No un clon malvado! No, Veneno no, otro. Con poderes distintos porque… si) no hay nada que no sea aborrecible de todo eso. ¿Y en serio piensan que esta solución a la saga del clon es mejor que la que se acabó publicando? No es que aquella fuera buena, pero… Lo único que es realmente mejor que en la original es el dibujo. Aquí dibuja Todd Nauck, al que tienen en proyectos raros de Spiderman (que si la serie de PAD, que si el especial de Obama, que si esto… ya podían sumarle a la rotación de la serie regular en vez de poner gente amorfa) y aunque tiene algunos tics, sabe hacer bien el tipo de aventura propia de Spiderman.

A: Suscribo lo dicho, bonito y vistoso. Y hace bien a Spiderman en movimiento, que no es fácil.

P: Absolutamente inutil, a menos que tengas nostalgia de los 90. En cuyo caso, estás científicamente equivocado. No Recomendado (3)

Reino de Reyes: Hijo de Hulk

P: Aviso a incautos: Esto no es realmente parte del Reino de Reyes. No es una miniserie de Abnett y Lanning que continue las tramas empezadas en la Guerra de Reyes. No tiene a ninguno de los personajes, ni tiene nada que ver. Es una miniserie que sirve de puente entre la cancelada serie del Hijo de Hulk, y su posterior aparición en la serie de Hulk. A la que han endosado el cartelito en la portada porque la Falla es mencionada de refilón en una página. Así que no caigas en la trampa. Dicho eso, no se les puede culpar del todo por mentir. Hijo de Hulk vendió poquísimo, entre otras cosas porque era muy mala (Jenkins, ya se sabe) y nadie se enteró de que existía. Quizá porque el hecho de que Hulk tenga otro hijo más suena a chiste.

A: Aviso a guionistas incautos: Si no tienes una gran idea, especialmente trabajada, no escribas sobre profecías. En serio, aunque te parezca que va a quedar genial y que vas a lucirte, no es verdad. Vas a parir un galimatías totalmente críptico e incomprensible. Y no es bonito crear un argumento tan plomizo. Sobre todo cuando tienes una serie con secundarios de mierda y un protagonista insufrible con un look incomprensible de zombie mendigo. Con esas bazas, o te curras la historia o no vas a ninguna parte. Sorpresa.

P: Esto creo que es el primer comic que escribe el tal Scott Reed, y no podía empezar peor. No sólo es una miniserie basura casi inútil, es tan derivativa que todos los elementos son una mezcla de dos historias anteriores. Y no dos cualquiera, dos que se han publicado en Marvel en los últimos 3 años. Una que fue muy mala, y otra que es la inmediatamente anterior de Hulk. Por un lado, tenemos un Hulk que lleva a un mundo alien feudal y lo conquista. Exactamente lo mismo que Planeta Hulk, e incluso Salvaje Skaar. Por otro lado tenemos un hijo perdido de un personaje famoso que no debería existir, con enormes poderes vagamente definidos que hacen lo que quiere el guión, y que es un gilipollas cuyo único rasgo de personalidad es ser irritante al que milagrosamente, todo le sale bien y sigue jorobando secuela tras secuela mientras que los buenos, unos piratas espaciales, no logran detenerle. Si, Hiro-Kala es una copia de Vulcano. Porque el cielo sabe que fue tan buena idea la primera vez. Hay un par de elementos conocidos para viejos lectores Marvel en todo esto, pero tranquilos, que Reed no hace nada interesante con ellos. Uno es que esto transcurre en el Microverso de Jarella, ex-novia de Hulk. Esto al final resulta ser irrelevante. Otro es que los protas son los Micronautas. Excepto que ya no pueden llamarse así, ni usar la mayoría de sus personajes por motivos legales. Y como Bicho está en una serie que si que es buena, sólo quedan dos de ellos, y no se parecen mucho a apariciones anteriores. (Los Micronautas, o Micrones, o Fuerza Enigma como les llaman ahora, son como los Hombres Omega, uno de esos grupos que aparecen de uvas a brevas, y que cada vez que aparecen tienen una alineación y status quo completamente distinto, sin explicación)

A: Es tan mala como la historias clásicas muy malas de Hulk. Con el añadido de que es críptica e inaccesible, como las grandes sagas muy malas de los 90. Y tiene un personaje irritante con un diseño atroz. Visualmente, es tan bueno como aquel crossover de Vengadores con Seguridad Máxima que Romita Jr dibujó borracho y con los dientes. Es como un todo en uno de lo peor. Con el agravante de que además, sólo da vueltas sobre personajes aburridos que no le importan a nadie. Oh, y hay un robot simpático, como en las historias malas de ciencia ficción. Una joyita.

P: Esto es la hora amateur, porque el dibujante, Miguel Munera, es también novato, y se nota. El dibujo es totalmente plano, carente de detalles y fondos, y con diseños equivalentes a los aliens de goma de las pelis de serie B. Una miniserie olvidable y totalmente ignorable. Evitar a toda costa (2)

Puagh, vaya semanita. A ver si la semana que viene es mejor. No se si habrá algo la semana que viene. Aunque seguro que habrá el habitual podcast del Previews, para el que le interese. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: