Criticas Reconstructivas: Semana del 8 al 14 de Noviembre

16 noviembre, 2010

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas críticas. Esta es la semana de los restos. Tenemos las series mensuales de Panini que faltaban de la semana pasada, alguna cosa suelta de Planeta que ha salido, y un par de novedades del Salon de hace dos semanas que no hemos podido leer hasta esta semana. 

Aparte de eso, lo único que quiero comentar de esta semana es que hemos tenido un par de colaboraciones en el foro del Cuarto Muro de un par de asiduos que han hecho un comentario extenso sobre algun tema de comic. Me parece fantástico, y ese es el tipo de cosas que me gustaría alentar en el foro, que no seamos nosotros los únicos que intentamos hacer discusión inteligente sobre comics.

Dicho eso, pasamos ya al tema:

American Vampire

 

P: Esta es una nueva serie de Vertigo, donde la gracia principal es que tiene el nombre de Stephen King en la portada. Eso hace que DC gane la carrera King-istica, pues Marvel sólo hace adaptaciones basadas en sus historias, mientras que esto no sólo está basado en una idea original de él, este tomo además está parcialmente escrito por él, o eso nos aseguran. Hace una de las dos historias, que transcurre en el Lejano Oeste, un poco reminiscente del comienzo de la Torre Oscura. La otra historia la hace un escritor de relatos de terror llamado Scott Snyder, que es novato en comics (aunque hizo una de las historias de la antologia del 70º Aniversario de Marvel de hace poco, la de la Antorcha).

A: Se supone que es un lujo contar con una parte que está guionizada por el propio King en persona pero realmente, apenas fui capaz de notar la diferencia entre uno y otro. Snyder tiene el tono perfectamente cogido y, aunque King no volverá a los guiones, no creo que se note en exceso.

P: La idea de la serie es subirse a otra moda más, esta vez la de los vampiros, que por otro lado, le pega al Vertigo de la vieja usanza. Y al igual que otras series Vertigo, como Madame Xanadu, va de repasar épocas pasadas, pero vistas desde un enfoque sobrenatural, esta vez vampírico.

A: Ni siquiera creo que sea la primera vez que se meten vampiros en el viejo Oeste, de hecho creo que no queda casi nada por meter en el viejo Oeste. Creo que lo especialmente original del comic es introducir una nueva versión de vampiro, que sorprende bastante hasta que descubre su naturaleza y establecer la premisa de la lucha entre esos vampiros 2.0 y los clásicos. La época en la que está ambienta da realmente es lo de menos, sólamente aporta un entorno que probablemente a los guionistas les haga gracia por alguna razón. Bueno, eso y el nivel mucho más mínimo de tecnología, que es una cosa que las historias de terror cada vez necesitan más.

P: Creo que no queda casi nada en lo que meter vampiros tampoco. Pero aparte de eso, yo creo que las distintas épocas dan para algo más que para dar color a las historias. Este tomo lleva dos historias, cada una en un tiempo, y cada una tiene un estilo distinto, correspondiente a la época. La del oeste es más sucia y despiadada, la de principios del siglo XX va más de lo malo que hay debajo de una apariencia supuestamente bonita. Es decir, la habitual historia de cada una de esas épocas, sólo que con un nivel extra de metáfora al usar vampiros. Que es la mejor manera de usar elementos sobrenaturales, como metáfora. Y hay más de una en juego aquí, con lo de ls dos generaciones de vampiros.

A: Personalmente me gusta más la primera historia, en la época del inicio del cine y con un planteamiento mucho más fresco. Que es la que seguirá la serie, supongo. La segunda es un background del vampiro principal, que sirve para acercarse a un personaje que da bastante el pego como tipejo en el filo del bien y del mal, simpático y aterrador a la vez. 

P: Los vampiros de esta historia son, a grandes rasgos, la versión clásica. Conservan personalidades humanas, pero es fácil verse corrompido por la falta de moralidad, y tienen las habilidades típicas. Es lo que da más juego, permitiendo que los personajes puedan ser reconocibles como humanos y tomar decisiones, sin ser demasiado poderosos o glamurizados. Pueden ponerse bastante feos, eso si.

A: De momento al vampiro principal ya lo conocemos siendo un cabrón y no sorprende su posterior actitud como vampiro, la evolución de la vampiresa principal que como humana era una chica normalita, tendrá más chicha. Pero todavía no toca de forma muy explícita en este capítulo, más que algunos indicios. En general tampoco es que la premisa sea rompedora, pero el comic narra muy bien y mantiene el nivel en todo momento. Consigue grandes momentos sin manejar tampoco personajes muy profundos, pero Snyder le da a todo un tono muy profesional. Nada chirría, ni diálogos ni situaciones.

P: La sociedad vampírica no tiene ninguna idea especialmente original, pero es creible y consistente como sociedad oculta. Lo mismo para los personajes, están suficientemente desarrollados para resultar agradables, aunque no mucho más. Así que dependerá mucho de como se desarrolle con el tiempo, o como te guste el género.

El dibujo es de Rafael Albuquerque, que ya demostró en Blue Beetle que era uno de los mejores dibujantes que tienen en DC, y era una pena que no lo aprovecharan más. Y aquí demuestra que no sólo es bueno, es todoterreno, podiendo dibujar las dos épocas en modos muy distintos sin problemas.

A: Desde luego, coge el tono con mucha habilidad pero no me gusta demasiado como dibuja a los personajes, en ocasiones deforma demasiado las figuras, y no me refiero a las transformaciones vampíricas, en las que acierta y es espléndido y terrorífico, sino en las personas en estado normal, a las que de vez en cuando desfigura por vicio.

P: A decir verdad, quizá es demasiado caricaturesco para la gente que se supone que es normal. Pero al menos es consistente en ello.

Un comienzo interesante, aunque está por ver si sabrá desarrollarse con suficiente interés en la siguiente historia (que apenas acaba de empezar en EEUU) que ya no tiene a King. Recomendado (7)

Astonishing X-Men Nº9

 

P: Esto es la segunda saga (de 3) de Ellis en la serie (y la última que conserva la numeracion de la serie, ya que después pasará a ser parte de una línea entera de Astonishings que son todo miniseries) y aparte de contar con un dibujante distinto y mejor, es lo mismo que la anterior. Originalmente, AXM era la serie principal de la Patrulla-X. Pero conforme Whedon se fue retrasando, la Patrulla-X recobró ese merecido puesto. Asi que actualmente, Astonishing es “la otra serie”, la que no cuenta, y hace lo suyo de por libre, con autores más o menos de lujo. (De eso va a ir la nueva línea, ya puestos) La idea de Ellis es hacer un híbrido entre la Patrulla-X y un comic típico de Ellis, que por otro lado, era lo que se podía esperar. Tenemos a la alineación más típica (esencialmente la de Whedon, pero con Tormenta en vez de Coloso), que aprovechando la conexión con Sword, hacen de superhéroes especialistas en casos extraños de ciencia-ficción, que es lo que le gusta a Ellis. Así que básicamente, Ellis puede escribir de sus manías de ciencia-ficción, como hace en prácticamenet todos sus comics ahora, pero (y a diferencia de otros, y no miro a nadie, Carey) las historias acaban siendo relevantes temáticamente a la Patrulla-X o a la raza mutante de una manera u otra. Y usan elementos del pasado sin nadar en la nostalgia. (Y no miro a… ya sabes)

A: Eso respecto a la serie en general. Hablando de este número en concreto, ni se exploran temas de ciencia-ficción, ni nada. Es un número totalmente de relleno, con una escena de acción hipertrofiada durante 20 páginas. Un rescate aéreo realizado con la nueva nave especial de la Patrulla casualmente especializada en rescates aéreos (“oh, por suerte llevaba en mi cinturón el repelente de cocodrilos”) Y lo único interesante son un par de momentos de caracterización divertidos de Abigail Brand y de Emma Frost. Y el final, que abre una historia que, a priori, parece que sí tiene un planteamiento interesante. Ahora, todo lo demás: paja.

P: Si, básicamente. Ellis fue el principal promotor de la moda de la “descomprensión” (lease, relleno para contar en 2 numeros lo que puedes contar en uno), y tras ir en contra de ella un tiempo, ahora vuelve de lleno con esto, quizá porque no tiene mucho que contar. Es una escena de acción y rescate, de las de toda la vida que sirven para presentar a los personajes y poner en situación. Sólo que esas originalmente ´solo ocupaban unas páginas, y entonces empezaba la historia. Aquí, son casi toda la historia. Si en vez de mensualmente la saga viniera en tomo, sería una introducción que dura demasiado, pero tendría un pase. Pero esto no se publica exclusivamente en tomo, se publica también mensualmente, así que no puedes pasarte por el forro como va a quedar en sesiones de 22 páginas. (Y de nuevo, Panini vuelve a publicar mensualmente las series que quedan bien en tomo, y al revés… claro, que la culpa es también de Marvel, porque justo las series populares son las insatisfactorias) Y es una pena, porque es una escena de acción muy buena, con mucha tensión y muy bien pensada. Y los pocos diálogos que hay alrededor de ella son una maravilla, siguiendo el nivel de ingenio y humor de la primera historia de la serie. (Aunque no tanto como los de la similar Sword, que si que se leia bien mensualmente, fijate). Pero no es suficiente. El verdadero argumento, que se presenta en la escena final, resulta interesante. Resultaría más interesante si no se acabase de hacer en otra serie de la misma línea, eso si. Al menos Ellis le va a dar más imaginación, y más sensación de horror, que eso se le da bien. (Eso si, ¿no debería Scott reconocer al personaje a la vez que Emma? Es un maníatico, al fin y al cabo)

A: Es raro, porque creo que Ellis está haciendo bastante buen trabajo con Cíclope, dándole un tono de líder bastante humano. Puede que Ellis lo esté haciendo evolucionar, porque cada vez parece más desenfadado y menos riguroso, pero sin perder la autoridad.

P: Eso es completamente cierto. Pero como irás viendo, no es cosa de Ellis, es el desarrollo que le han ido dando Whedon y Fraction en sus etapas. Ya verás, ya, en lo que se ha convertido. (aunque si que es verdad que Ellis le escribe más relajado que Fraction, porque en estas aventuras no tiene la presión de el mundo entero sobre sus hombros) El mayor espectáculo aquí, y se nota que la historia está hecha a su medida, es el dibujo de Phil Jimenez. (Que ha estado muy desaprovechado en Marvel, sólo una mierda de saga o dos en Spiderman, y ahora esto, no es de extrañar que haya vuelto a DC) Como siempre su nivel de detalle es sobrehumano, sólo que esta vez en vez de meter cientos de personajes por viñeta, lo que hace es construir armatostes supercomplicados en movimiento. (Que no es la primera vez que hace, por ejemplo, ya lo hizo en LJA/Titanes) La narración cinemática del descenso de acción y explosión es perfecta, y el diseño del malo del final es impactante. Es decir, lo que podías esperar de él. Aún así, por muy bonito que quede, es la clase de dibujante que estaría mejor aprovechado si le dieras a dibujar más cosas interesantes, que no dandole espacio para que haga interesantes unas pocas.

A: El ritmo narrativo es impresionante y el dinamismo de la acción lo mismo. La única pega: no me gusta como dibuja a Bestia.

P: Lo dibuja segun el diseño original de Quitely, y no la versión más retro que han adoptado desde entonces. Además, ¿te pareció bien la versión de Sanders en Shield y no te gusta esta?

A: Me gustaba más la Quitely. No me gusta cuando lo achatan tanto, me gusta la Bestia con un poco de hocico. Manías personales. Sin embargo, Lobezno y Tormenta son perfectos.

P: Es una mejora impreisonante con respecto a Bianchi en la saga anterior, y no ya porque Jimenez sepa narrar (notese que han relegado a Bianchi a portadista), que es lo vital, sino porque además, todo tiene mejor aspecto. Pero aparte del muy buen dibujo, hay muy poco en este comic. Quizá la saga entera si sea recomendable, aunque dado como descarriló enormemente la anterior, no pondría la mano en el fuego. Neutral (6)

Batman: Lo Invisible

P: Esto es una miniserie atemporal de Batman (es decir, es Bruce Wayne) que reune al equipo creativo de Doug Moench y Kelley Jones, que estuvieron mucho tiempo escribiendo al personaje en los 90. Moench también estuvo en Batman en los 80. Y ambas etapas tenían en común que eran bastante malas. Para el que no lo sepa, Moench era un poco el Bendis de su época. Alguien que tuvo éxito una vez haciendo una cosa puntual, y al que no pararon de darle trabajo haciendo muchas otras cosas (sobre todo superhéroes) pese a ser espectacularmente malo en ellas. Y ahora tenemos un revival de todo eso porque… ¿estan de moda los 90 y hay que revivirlos? En serio, ¿porque hace DC las cosas? ¿No están de moda los revivals de los 80 en el resto del mundo? La idea aquí es enfrentar a Batman a un villano cuya gracia es ser el Hombre Invisible, en plan el de la novela original de ese título. En la práctica… bueno…

A: en la práctica es Batman: Infumable. Es una especie de historia retro naïf, parecida al Spiderman: Línea de la Vida que hizo Nicieza pero muchísimo peor. Más que revival de los 90, imita el estilo de los 60. Pero en lugar de intentar copiar lo bueno de los comics de lo 60, lo fresco y original y el tono desenfadado y divertido, no, copia lo peor, los argumentos tontos y los personajes y diálogos que dan vergüenza ajena en cantidades industriales. Todo el comic, tanto guión como dibujo, parecen una parodia sin gracia de las historias más simples de Batman. Ah, y cuando vas a hacer una historia totalmente irrelevante de un personaje del que no vas a decir nada simplemente por la gracia de un villano concreto pues puedes intentar asegurarte de que el villano vale la pena. Porque el hombre invisible, sin introducirle ninguna variante especial, es la jodida cosa más vista del mundo de la ciencia ficción. Por supuesto, como cualquier historia vieja mala, lo mismo que le da poderes lo vuelvo loco, para no perder tiempo en darle motivación ni nada. Acto seguido se pone a cometer una serie de venganzas con unos modus operandi para los que la invisibilidad no le sirve absolutamente para nada, unas escenas terriblemente inteligentes. Y al final Batman tiene que combatilo volviéndose también invisible porque… si. Realmente tampoco utiliza para nada la invisibilidad, sólo para hacer una splash page con la capa que les debio parecer super impresionante pero sigue resultando ridícula porque Batman con orejas de Buggs Bunny mucho respeto no impone, amigo Kelley. Y la moraleja es tan sofisticada como un eructo.

P: Si, el tal Dr. Cristal da vergüenza ajena. Es como estar leyendo a un científico loco de una parodia del género… excepto que va absolutamente en serio. Por otro lado, la versión de Batman es casi también de Adam West, que en vez de ser un héroe supercompetente es un medio inutil que tiene problemas para cosas de lo más básicas en su profesión. Y por supuesto, Moench tiene que usar a su creacion, Mascara Negra (su única creación famosa aparte de Shang-Chi, el estereotipo chino color amarillo limon, porque esos comics eran sofisticados que te cagas), sólo que el tiempo no parece haber pasado por él, y nos recuerda que en comparación, la versión de Winick era una maravilla. Demonios, la de Daniel es una mejora, incluso.

A: Y hay que destacar la aportación de los dos matones imbéciles que acompañan a Máscara Negra. Personajes de estos tan excesivamente inútiles que son completamente irreales, y eso que la historia da mucho margen para que sea realista que dos personas bajo mando de este Máscara Negra sean bastante estúpidos. Pero no, exceso y caricatura.

P: Exceso y caricatura describe bastante bien a Kelley Jones. No es que sea mal dibujante, es bueno para dar atmósfera, un poco como gente de su época como Sam Kieth. Pero su Batman… Dios, su Batman. Y no pega nada en una historia supuestamente realista como esta.

A: Además de que el suero de invisibilidad es especialmente recatado porque ni en la capa de músculo ni en la de órganos internos muestra las gónadas. O el doctor Glass estaba castrado o el suero tenia efectos asimétricos y la totalidad de su aparato reproductor desaparece al mismo tiempo que la piel.

P: Son retro hasta para eso.

A: Lo dicho, Roger Rabbit: Lo infumable. Muy duro. Es la peor historia de Batman que he leído en años y eso que leímos una muy mala la hace dos semanas.

P: Lo más triste no es ya que publiquen un comic tan malo. Lo más triste es que lo publiquen además de los comics malos que publiquen regularmente, como algo extra. De por si, sería malísimo. En comparación con la serie principal, la diferencia es aún más brutal. Evitar a toda costa (1)

Noche Mas Oscura: Wonder Woman

 

P: Otra de las miniseries que sacan de la Noche Más Oscura para no tener que interrumpir una serie regular de alguien famoso. Esta vez toca Wonder Woman, y el encargado de escribirla es Greg Rucka, que para algo fue el guionista de la serie durante varios años hasta que cancelaron su etapa por Crisis Infinita. Esto no continua realmente aquella etapa, pero algo en común tiene.  (Por cierto, que ya hace meses que cancelaron la edición española de Wonder Woman, y aún no han sacado tomo con lo siguiente. ¿Piensan no publicar más? ¿Tiene eso que ver con que la serie la escriba cierta guionista de la que nunca publican cosas si pueden evitarlo, da igual lo buenas que sean?) Al igual que pasó con la mini de Flash, cada número es de su padre y de su madre, con un argumento distinto, y cada uno refleja una parte distinta de la Noche Más Oscura, cuyos acontecimientos transcurren entre números de esta mini. Y si no la estás leyendo, de nuevo, te quedarás bastante descolocado cuando la situación cambie por completo de un capítulo a otro.

A: Totalmente, leerla de un tirón es como una fumada de 60 páginas, con saltos inexplicados de un lado para otro, cambios que no se explican, cosas MUY raras que ocurren y no se ven las consecuencias… y tampoco es que cuente nada especialmente relevante para Diana, salvo galvanizar una parte muy importante de su personalidad al alinearla con uno de los colores del espectro emocional.

P: Pero sabiendo un poco la idea general de la saga, ¿has podido al menos seguir la historia?

A: Más o menos, aunque todo el segundo número es bastante incomprensible de por sí.

P: El tercero es más incomprensible aún, porque hay una revelación vital para el argumento que no se explica (por lo visto, será parte de lo siguiente que haga Johns con el personaje de Mera) El primer capítulo es el más relacionado con la etapa Rucka, ya que tiene al mismo malo que los últimos números, Maxwell Lord. Lord acabo volviendose bastante pesado después de haber sido mencionado incesantemente desde que Diana le partió el cuello, pero aquí recupera un poco de la gracia usando sus poderes de manera sádica que le pone las cosas difíciles a la prota. (Por cierto, que si de algo le sirve toda esta mini a Rucka, es para dejar clara su opinión respecto al asesinato de Max: Digan lo que digan otros guionistas, según él, estaba justificado, Diana se arrepiente, y no hay más que hablar. Es válido, supongo)

A: En el primer capítulo se esfuerzan en recalcar constantemente lo buena y justa que es Diana, y luego hay un montón de carne de cañón zombi que no sé cuánto se justifica. Pero si, Lord está usado de forma divertida.

P: Los otros Linternas Negras no pegan mucho con la premisa de la saga (¿Tienen conexión emocional exactamente con que personaje?) pero están para que los personajes bélicos de DC tengan representación, y para hacer una conexión temática con el deber tanto con Wonder Woman como con Max. Aparte de relleno de acción, claro está. Aún así, por supuesto, Diana tiene un par de buenos momentos, también Max (hay una frase negramente desternillante sobre Blue Beetle) e incluso algún personaje incidental. Así que es un buen ejemplo de la fórmula de la miniserie, aunque algo escueto. E inconcluso, porque Max vuelve más tarde, para una conclusión mejor, todo hay que decirlo. Y entonces la historia cambia 180º, y tenemos una historia sobre la Wonder Woman Linterna Negra. Al menos no es una historia enteramente de “lucha contra el control mental” como Superboy o Flecha Verde. Pero tampoco es mucho mejor. Es un número entero de la prota convertida en mala no consiguiendo nada hasta llegar a un punto prefijado.

A: Es bastante bastante lucha contra el control mental y además ocurren un montón de barbaridades muy difíciles de asumir así de buenas a primeras.

P: Lo cual no estaría mal si al menos ilustrase algo original sobre los personajes, pero ni eso. No aprovecha la situación extraña para decirnos nada nuevo sobre ellas, sólo que son todas muy amigas. (¿Diana y Mera son amigas? ¿En serio? ¿Solo porque son mujeres de la Edad de Plata?) El último número al menos si que trata de decir algo sobre los personajes. Pero en el caso de Mera, como he dicho arriba, se deja sin explicar incomprensiblemente. Y en el de Diana, es discutible, cuanto menos, y dudo mucho que se siga por futuros guionistas. (Está basado únicamente en una etapa poco recordada de la LJA, que tampoco es para tanto)

A: Un batiburrillo de cosas deslavazadas pero, eso sí, con un dibujo precioso. Y Diana más guapa que nunca.

P: El último número al menos explica la conexión entre Wonder Woman y las Zafiros Estelares, ya que va de la Wonder Woman Zafiro Estelar. Aparte del parecido obvio entre zamaronas y amazonas, y que todos son chicas, que parece la justificación obvia y tonta, Rucka se esfuerza un poco más, diciendo que el color violeta abarca toda clase de amor, no sólo el amor romántico no correspondido que había caracterizado hasta ahora a las Zafiros. Por otro lado, uno podría decir que el tipo de amor típico de Diana se parece más a la compasión, pero bueno. Al menos hay un par de escenas buenas al final, aunque, por supuesto, la miniserie termine un poco insatisfactoriamente en continuará. En cuanto al dibujo, es de Nicola Scott, que después de esto pasa a la serie regular de WW (que si no publican en España, es porque son unos cretinos sexistas) es genial por dos motivos: Uno, por ser la primera mujer que dibuja regularmente al personaje. Dos, por ser una excelente dibujante, que lo hace todo precioso, como dice Al, y también muy claro, y con mucha expresividad corporal y facial. Solo dos pegas del dibujo, ninguna de las cuales es culpa de Scott: Uno, que por problemas familiares, no dibujó la mitad del 2º capitulo, y el sustituto, aunque no es malo, no está a la altura. Y dos, el diseño de la Wonder Woman Violeta, que es bastante vergonzoso. No es tan stripperrifico como algunas Zafiros, pero lo es más que el habitual de Diana. En serio, ¿porque el agujero que deja el ombligo al aire? ¿No puede parecer atractiva sin esa clase de traje? Seguro que la dibujante se moría de vergüenza al tener que tragar con ese diseño.

A: En fin, visto al resto de Zafiros Estelares, costaba bastante hacerla no vergonzosa y consistente con sus compañeras al mismo tiempo. Incompatibilidad manifiesta.

P: A decir verdad, hay Zafiros Estelares con trajes más normales (es decir, equiparables a los demás Cuerpos), como la que sale habitualmente en Cuerpo de Linternas Verdes. Y en cualquier caso, no es que Mera lleve un traje de Linterna Roja tampoco. (aunque lleve el logo del Cuerpo en el pubis. Otra vez, ¿en que piensan?) Dados los problemas de la mini, es difícil de recomendar más que a completistas de la saga, o bastante fans del personaje o de su etapa con este guionista o la dibujante. Neutral (6)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Capitán America Nº61: Más de lo mismo, esencialmente. Neutral (6)

Guerreros Secretos Nº13: Más de lo mismo, pero no lo mismo que en Capitán America. Recomendado (8)

Vengadores Oscuros Nº13: Más de lo mismo, pero de lo mismo que todas las puñeteras apariciones del Vigía, además. Y otras chorradas de potencial desperdiciado de esta serie. Y no es un crossover de Asedio ni por asomo. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene volvemos con tomos: Un empacho de Masacre que sentará muy mal, una aberración similar con el Castigador, que continua pese al pequeño inconveniente de haber sido desmembrado, un tomo de Extraño, que aparentemente deja de ser Doctor al dejar de ser Hechicero Supremo, otra antología mutante más en Nación X, y una miniserie aislada de Estela Plateada. Y muy probablemente, hablaremos de la película más asombrosa de la historia del asombro, Scott Pilgrim. Id a verla, porque no va a durar mucho en cartelera. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: