Criticas Reconstructivas: Semana del 22 al 28 de Noviembre

30 noviembre, 2010

 Hola a todos, y bienvenidos una semana más a estas reseñas a duo. En el capítulo anterior, adelantamos que esta semana tocaría una miríada de tomos de DC. Excepto que esos tomos no han salido aún por aquí esta semana. Así que toca otra de esas semanas de los restos, con un par de tomos que Panini y Norma no sacaron la semana pasada por alguna razón, y alguna cosa más de las editoriales pequeñas. Concretamente:

Irredeemable Nº1

 

P: Esto es el primer tomo de una nueva serie regular (de la que por cierto, ya podían traducir el título, que no es un nombre propio), que es la actual serie emblema de la pequeña editorial Boom, escrita por su actual editor jefe, Mark Waid. Puede que a Waid no le dejen escribir nunca a Superman de manera regular, pero eso no le impide que acabe escribiendo análogos. Si, es otra de esas series que transcurren en su propio universo superheroico, con un pastiche de Superman como protagonista. La idea aquí es “¿Y si Superman fuese un gilipollas y acabase volviendo malvado?”. A diferencia de otras series de este estilo, no es una deconstrucción del arquetipo de Superman, simplemente se usa un personaje muy similar como punto de partida. No es un pastiche completo del Universo DC (hay muchos otros supers, pero no son análogos directos), ni una de esas que intentan aplicarse al “mundo real” tipo Miracleman o Supreme Power.

A: De hecho, por el momento la similitud con Superman es bastante anecdótica, no sé por donde irá Waid. La premisa es un personaje con poderes muy similares que Superman que decide, por motivos todavía desconocidos, empezar a hacer el mal. Y como premisa, la verdad, me parece bastante interesante. Lo que me ofrece más dudas es hasta cuánto puede estirarse.

P: A decir verdad, si que explican porque se vuelve malo. Ese es el punto de partida de la serie: “¿Y si alguien con los poderes de Superman no tuviese la entereza moral de Superman?” Resultado: Escucha lo que la gente dice de él. Y la gente, siendo gente, dice estupideces. Así que acaba harto, y decide vengarse. Es un poco la manera de Waid de mostrar sus frustraciones sobre el público.

A: Se sugiere, pero realmente falta todavía la narración del proceso, que supongo que incluirá alguna clave ahora oculta. Me parece un enfoque interesante, quizá llevado al extremo, pero es un acierto explorar el tema de cómo la moda del escarnio y difamación públicas gratuitas pueden afectar a gente constantemente expuesta a la opinión pública como los superhéroes. Es algo que por ejemplo Spiderman o la Patrulla-X han tenido que ver muy a menudo, pero Waid no le da exactamente el mismo cariz. Por no hablar de que Plutoniano tiene superoído y se puede enterar de lo que comenta de él a su espalda gente cercana, no sólo los medios de comunicación.

P: Aparte de esa explicación del origen de su dirección malvada, el Plutoniano no tiene mucha más caracterización. El resto de la historia está contada desde la perspectiva de otros personajes, y como tratan de sobrevivir o hacer algo al respecto en un mundo si no dominado, bajo ataque por un superhombre, que muchas veces más que un personaje es una fuerza de la naturaleza. Sólo un par de los protagonistas de la historia llegan a desarrollarse, pero lo que vemos de ellos no está mal. 

A: El resto de los heroes afortunadamente no son émulos de la Liga, con lo que sus interacciones con Plutoniano no serán calcadas de las de Batman o Wonder Woman sino que espero que Waid introduzca variables algo novedosas. Además hay una subtrama menos de caracterización y más de argumento sobre como uno de ellos planea detener a Plutoniano, que está avanzando muy bien. Efectivamente, en estos  primeros cuatro capítulos se acusa esa no aparición de algún elemento nuevo, durante todo el tomo se estira el mismo planteamiento: gente intentando ocultarse de un tipo casi omnipotente. Con sólo alguna revelación de contexto sobre Plutoniano que sabe a poco.

P: Podría ser peor, podrían ser 6 números para contar eso, como hacen otros. Pero vamos, se nota que esta primera historia es de planteamiento más que otra cosa. Lo mejor del planteamiento es ver las distintas reacciones de auténtico pánico y desesperación de los distintos personajes, tanto civiles como supers, ante los ataques del Plutoniano. Eso está muy bien llevado, y te recuerda lo peligroso que sería un superhumano si realmente se empeñara.

A: Además de que Plutoniano tiene habilidad para ser especialmente sádico, lo que da mucho más miedo.

P: Sin caer en el gore como otros (y no miro a nadie, Brian Michael, Geoff), a Waid se le ocurren maneras de mostrar lo animal que es el Plutoniano usando la imaginación, y es realmente inquietante. Una lobotomía lenta usando visión calorífica hace mucho más que tenerle destripando en pantalla a gente con salpicones de tripas. También hay ideas imaginativas para los otros personajes. (Aunque Waid tenga que limitar las habilidades de los demás superhéroes para que ninguno pueda derrotar facilmente al “Superman” usando magias, kriptonitas, superciencias y cosas similares) El dibujo es de Peter Krause, que no es el actor principal de A Dos Metros Bajo Tierra, sino un tocayo que en los 90 dibujaba la serie de Shazam. Es perfectamente competente, cuenta bien lo que pasa, y aunque sus diseños no llaman la atención, tienen un estilo consistente.

A: Da perfectamente el tono para la serie, sabe imprimirle tensión a escenas que son muy duras. Creo que hace un gran trabajo.

P: Aunque realmente, lo mejor del tomo es la introducción de Grant Morrison. Da igual de lo que escriba, siempre es fascinante, y aquí nos habla muy acertadamente sobre los prejuicios que se forma el público y tiene una enorme razón. Así que ya puedes mandar a la mierda al próximo que llame tradicional a un buen guionista solo porque no es un “moderno” que se lo carga todo.

A: Realmente, la enmarcación de las cosas en categorías establecidas es una actividad muy humana y totalmente lógica. Lo que es menos lógico es la impermeabilidad de esas categorías y la ausencia de cierta capacidad de revisarlas. Evidentemente, Morrison tiene razón aunque está por ver si esto va a poder aplicarse a este comic y a Waid.

P: Si, lo único en lo que no tiene razón es el entusiasmo con el que habla de esta serie, pero se le puede perdonar, porque para algo son amigos. Es una serie interesante, aunque está por ver si Waid tiene suficientes ideas como para que sea realmente buena, sin agotarse con el tiempo. Recomendado (7)

Masacre el Mercenario Zombi: Mundo Zombi

P: Este es el tercer tomo de Masacre en dos semanas, lo cual es triste. Que sea la segunda de 3 series regulares de Masacre es aún más triste. Y que uno de los tomos de Masacre que se hayan publicado sea de Cable/Masacre, que es una rezagada de los viejos tiempos cuando aún se hacían buenos comics de Masacre a base de tener buenos guionistas e historias que no fueran únicamente idioteces… bueno, hace que las comparaciones sean odiosas.

A: Es muy duro cuando la maquina de hacer comics de Masacre como churros y la máquina de hacer historias de zombis como churros se entrecruzan porque lo que sale es algo realmente desagradable.

P: Porque lo que el mundo necesitaba eran más comics de Masacre y más comics de zombies marvel, obviamente. Esto es la segunda mitad de la serie Masacre: Mercenario Bocazas, que originalmente tenía como única idea que fuera un team-up entre Masacre y la cabeza del zombie Masacre (presentada en Marvel Zombies 3, y que sobrevivió a MZ4 porque los editores pensaron que era tan hilarante que merecía serie propia, el cielo nos ayude). 

A: Desde luego, sobre todo porque el hecho de que Masacre tenga tres voces en su cabeza que hablan entre sí hace ESPECIALMENTE necesario la introducción de una cabeza de otro Masacre, para poder tener un Masacre polifónico a cuatro voces. Y ninguna especialmente graciosa, la verdad.

P: Afortunadamente, no ha tenido mucho éxito, y sólo ha durado 13 números. Desafortunadamente, es reemplazada por otra serie de 12 números con una premisa aún más idiota que se prepara en este tomo, con el mismo guionista (Victor Gischler, un novelista recién llegado a los comics) y peor dibujante.

A: ¿PEOR dibujante? Cuesta creerlo.

P: Dos palabras, las dos peores del mundo del comic: Rob Liefeld.

A: Retiro lo dicho. Al menos el tipo de este comic dibuja bien tias buenas con tetas descomunales. Porque hay muchos chistes de culos y tetas. Desternillantes, por supuesto. Aunque como mínima excepción debo destacar al renegado de IMA como personaje mínimamente gracioso. Y hay un par de detalles que sacan una sonrisa. Pero muy lejos del viaje surrealista y absurdo entre carcajadas que debería ser un comic de Masacre. San Leslie Nielsen no estaría nada orgulloso de este comic.

P: Estas nuevas series de Masacre son el sucesor espiritual de las omnipresentes miniseries y especiales de Lobo en los 90. Hace tiempo que perdieron la gracia, no hacen más que repetir el mismo chiste sin imaginación, son totalmente del mínimo común denominador, y aún así, se reproducen pese a volar por debajo del radar de la mayoría de la gente. Así que el tomo va enteramente de Masacre, sus voces y su cabeza zombie haciendo el idiota a base de chistes fáciles, acompañado de una científico de IMA que está únicamente para ser un objeto sexual, en una historia que es repetir los mismos chistes de Marvel Zombies una y otra vez, aún peor que las últimas veces que los contaron, y ya estaban gastados entonces. Al cabo de medio tomo ya has perdido las ganas de vivir. Resulta difícil de creer, pero es peor que la serie de Daniel Way. Al menos esa cambia de situación cada cierto tiempo y tiene algo de dirección aparte de hacer el idiota. Ni siquiera el primer capítulo del tomo, que es el único que intenta hacer chistes distintos, esta vez visitando Masacres de mundos alternativos, hace chistes o situaciones particularmente originales o graciosos.

A: Esa es la única parte que da la sensación frustrante de experimento fallido. El resto no es frustrante, es la constatación de que ha salido la historia simple y tonta que se ha pretendido hacer deliberadamente. Realmente, es un éxito en términos relativos.

P: El dibujante es Bong Dazo, que había hecho cosas en Star Wars y rellenos en Marvel, y dentro del estilo caricaturesco pero dentro de unos límites del estilo clásico, no está mal. A veces distorsiona demasiado, pero al menos es limpio y a veces agradable. Mucho mejor que el de la otra serie de Masacre, con diferencia. En el primer y último número hay historias de Kyle Baker, que no se porque pierde el tiempo otra vez con Masacre, pero él sabrá. De todas maneras, aunque es bueno, no compensa que haya una historia por Liefeld. Porque nada compensa el dolor que causa Liefeld.

Como ha dicho Al, es una serie que aspira a ser de mínimo común denominador, y lo consigue. Pero eso no se merece un aplauso, se merece burla. Evitar a toda costa (2)

Wolfskin

P: Esto es otra de las miniseries de Ellis para Avatar, que es donde hace la gran mayoría de sus trabajos ahora. Esta se sale de lo habitual, en que no va de un fumador cínico con gabardina metiendose en problemas raros, ni va de ciencia-ficción especulativa centrada en modificaciones y mejoras biotecnológicas, ni siquiera es de horror. Es un intento de Ellis de demostrar que es capaz de hacer otros géneros, estilos y personajes que no sean esos que he dicho antes que componen el 90% de su carrera (98% si contamos los trabajos por encargo que no le importan y que van de lo mucho que odia a los superhéroes que le “hacen” escribir). Básicamente, es Ellis escribiendo un comic de bárbaros tipo Conan.

A: Y es un intento fallido porque al final Wolfskin es un tipo cínico que no fuma porque no puede y no lleva una gabardina sino un manto de piel de lobo. Tiene también un pronto muy malo, hasta el punto que es licántropo. Y cambia la ciencia-ficción por la fantasía, con un dios que también es un cínico. Y luego es tremendamente transgresor por mostrar aplastamientos de cabezas explícitas, parejas gays prehistóricas y el miembro viril del protagonista en todo su esplendor. Amén.

P: Eh, pero al menos no luchan usando conexiones cibernéticas ni llevan Bluetooth. Algo es algo. Realmente, no creo que intente ser transgresor en ese sentido. El género de bárbaros siempre ha sido así de animal, dentro de los estándares en los que se mueve (compara los comics de Conan con el resto de Marvel de la época, o el predecesor más directo de esto, Slaine de 2000 AD). Realmente, ese nivel de violencia y explicitud es apropiado.

A: Pero es que aquí la violencia brutal no es un elemento de ambiente y contexto, es el auténtico propósito final de la historia. Conseguir una escena final del tipo bañado en sangre y vísceras trituradas. Es la idea central.

P: Si, el problema es que realmente, no hay nada más en este comic. Hay mucha ultraviolencia. Páginas y páginas silenciosas y de pocas viñetas de ella. La ocasional página sexual. Y la ocasional referencia de la filosofía nihilista barata del protagonista. Y eso es todo el comic.

A: Y yo creo que lo peor es casi la filosofía nihilista barata y las supuestas referencias y metáforas culturales. Si vas a hacer un comic de sangre, tripas y tetas (y penes, e insisto sobre ello porque al parecer para Ellis es muy importante) hazlo sin complejos, no intentes siquiera darle un envoltorio serio. Defraudará a los amantes de los envoltorios serios pero también a los de los comics simples de sangre, tripas, tetas y penes ocasionales.

P: Eh, hacer aparecer penes es lo único que no dejan hacer en Vertigo. Es comprensible que los autores se recreen en Avatar que si que pueden. Yo creo que se puede hacer un comic ultraviolento sazonado con filosofía seria. Pero esto no es un buen ejemplo de ello. Primero porque no es una filosofía buena, Ellis la ha hecho mejor antes, y segundo porque choca con el estilo del resto de escenas. Ya podía haberse molestado en presentar algo más de conflicto, interno o externo, para el protagonista, o desarrollar minimamente a alguno de los otros personajes.

El dibujo es de Juan José Ryp, al que suelen poner en este tipo de miniseries de Avatar con guionistas famosos, lleva cumpliendo muy bien durante años, y sólo este año se han dado cuenta en Marvel y le han cogido. Hace muy bien la brutalidad, y se nota que podría dar para otras cosas, aunque no se vea mucho en este comic.

A: Realmente tampoco me convence mucho, me parece demasiado feo aunque puede que esté influido porque aquí solo dibuja cosas feas. Es demasiado barroco para mi gusto pero le reconoco el mérito, está verdaderamente trabajado.

P: Sus personajes son algo grotescos, pero dentro de cierto realismo. Pero es capaz de hacer cosas estéticas dentro de ese estilo. Y tiene una cantidad de detalle y de fuerza, sin sacrificar claridad.

El resultado del experimento: Ellis puede escribir sobre otros géneros, pero aún así sigue siendo familiar. Y que pueda escribir sobre otros géneros no significa que los escriba bien. Sólo para fans de la ultraviolencia. No Recomendado (4)

Y eso es todo esta semana, realmente. Ha venido tan poca cosa que esta semana ni siquiera hay podcast, porque todos los comics de los que quería decir cosas en profundidad ya los hemos comentado más arriba. Sólo decir un par de cosas de otras cosas que han salido: Crossed es Garth Ennis haciendo su propia versión de un apocalipsis zombie para Avatar, aunque sin elementos sobrenaturales, es decir, más similar a 28 Dias Despues. Y es exactamente lo que puedes esperar de Ennis haciendo ese género y tomandoselo en serio: Muy desagradable, pero también imaginativo, con personajes suficientemente desarrollados como para que importe lo que les pase. Asterios Polyp es una novela gráfica independiente de David Mazzucchelli con un estilo muy minimalista, que ha ganado un montón de premios, y está más orientada precisamente a lectores más cultos dentro de lo independiente. Y aunque mezcla dos cosas típicas de todo esto, la biografía lenta y pesada del protagonista, y las referencias intelectuales para dar peso a la historia, lo hace suficientemente bien para que no quede pretencioso del todo. De hecho, va de mostrar los defectos de esa clase de gente pretenciosa, lo que tiene bastante gracia. Y Dr. Extraño: El Juramento, que es el tomo de Marvel Heroes de esta semana, es una muy buena miniserie del personaje por Vaughan y Martin, que ya comenté en su día, que por motivos de mantener tamaños, está rellenado gratuitamente con material antediluviano.

Dicho todo eso, nos despedimos por esta semana, y os emplazamos a volver la que viene, donde volveremos, esperemos que esta vez si, con Noches Mas Oscuras y Batmanes varios. Saludos.

Anuncios

2 comentarios to “Criticas Reconstructivas: Semana del 22 al 28 de Noviembre”

  1. Dani Says:

    Habiendo leído ya el último número USA de Irredeemable, tengo que decir que la serie mejora su interesante planteamiento para mi gusto y se vuelve mejor. Y ya sé que en Norma sólo está publicando los tomos igual que en USA, pero ya que en Enero sale el quinto, podían no esperar hasta abril para sacar el segundo tomo o sacar tomos con más números, que 4 saben a poco, por lo menos en esta serie y venderían más porque después es más intrigante.

    Un saludo.

    • Peter Garcia Says:

      Supongo que no se quieren pillar los dedos, ya que fueron más deprisa con otras series como Ex Machina o Buffy, y despues tuvieron que parar durante mucho tiempo porque se quedaron sin material.

      La idea, supongo, es mantener una distancia constante con la edición americana: Si cada tomo tiene 4 números, sacar la serie cada 4 números.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: