Hola a todos, y bienvenidos a las Criticas Reconstructivas: Especial Navidad. ¿Que tiene de especial? Bueno, que hay un montón de reseñas. Um, como la mitad de las semanas. Que sale tarde… como muchas semanas. ¿Que es la última edición del año? Dejemoslo en eso.

En cualquier caso, aqui están los últimos tomos de 2010, de Panini, y alguna cosilla más. A ver si dejamos el listón alto este año. Porque tenemos:

Asedio: Campo de Batalla

P: Este tomo tiene cinco especiales, cada uno de su padre y su madre, que sacó Marvel para rellenar durante el último mes del crossover, porque ya es costumbre que las editoriales saquen especiales y miniseries en cada crossover, a veces para no interferir en series en curso, a veces porque quieren contar algo importante sobre la participación de algún personaje que no tiene serie y a veces porque si

El primero está escrito por Chris Gage, que hará uno de los crossovers más importantes en Iniciativa, pero sin embargo, su especial no tiene que ver con eso (curiosamente, porque hay más de un personaje de Iniciativa que pegaría que pasase por aquí) sino que es un especial dedicado al (los) Capitan(es) America. Supongo que pensaban que era imprescindible sacar algo del personaje en el crossover, y Brubaker no quería molestarse. La historia transcurre entre los nº3 y 4 de Asedio, y tiene a los dos Capis enfrentandose a uno de los villanos recurrentes recientes mientras tanto. La idea central, sin embargo, tiene menos que ver con Asedio, y más con acontecimientos recientes de la serie del Capi. La idea es algo que buenos guionistas como Gage o Johns descubrieron hace tiempo, pero muchos otros son incapaces de notar, y es que si hay más de un buen candidato a una identidad, no hay porque elegir. Puede coexistir más de uno. Y eso es lo que quiere demostrar en este especial.

A: En general, creo que es una buena historia. Usa un recurso facil y unos cabezas de turco bastante irrelevantes pero lo importante, que es centrarse en Steve y Bucky está muy logrado, explorando las diferencias en estilo y modus operandi que les separan pero el espíritu que les une. Es un poco como el nuevo Batman Grayson, incidiendo en que aunque los dos personajes tengan personalidades distintas pueden compartir una misma esencia bajo esas diferencias.

P: Exactamente. La acción, el villano y los secundarios son sólo excusas para mostrar eso, y está bien mostrado. Gage se esfuerza en darle trasfondo a los secundarios, y una personalidad al villano, pero no dejan de ser típicos. Lo central es lo otro. Y tienes razón, si que se parece mucho lo que están haciendo con el Capi y con Batman, salvando las distancias. El dibujo, de un tal Federico Dallocchio (parte de la nueva cantera de novatos italianos de Marvel, igual que DC tiene de brasileños) es bastante pobre, sin embargo. 

A: Es horrible la forma en que dibuja el traje de escamas del Capi, parece un pollo frito.

P: Es increible como los dibujantes recientes dibujan la cota de malla: Capi Pollo Frito, Capi Puercoespin, Capi Bloques de Lego pegados al torso…

La segunda historia en teoria es de Spiderman, y nos cuenta algo que había que contar en Asedio: Spiderman dandole su merecido a Veneno. En la práctica, aunque eso pasa, realmente es un número más de Ms. Marvel, con Spiderman de invitado y Veneno de villano, siguiendo con lo que Brian Reed ha estado haciendo en esa serie. Lo malo es que eso significa que son historias de superhéroes genéricas y bastante intrascendentes. Lo bueno es que Reed escribe un buen Spiderman (por algo es el suplente que escribe las historias de Spiderman que no quiere el Equipo de Guionistas Aracnido) y sus apariciones han sido lo mejor de la serie de Ms. Marvel.

A: Tiene bastante habilidad con los diálogos pero realmente me parece el especial menos justificado. Hay varias series de Spiderman y no cuenta nada especialmente concreto, una pelea que podía entrar en cualquier otra historia. Al menos me gusta que el comic asuma abiertamente que es una historia totalmente desconectada del resto de forma deliberada.

P: Tecnicamente, sólo hay una serie de Spiderman, aunque trimensual (Bueno, Telaraña es la segunda, pero sólo ha durado 12 números) y tampoco iban a cortar las tramas de la serie principal para meter esto. Al menos tener a Spiderman rematando a su impostor es algo importante (aunque se podria argumentar que debería pasar en la mini principal) y dos de los otros especiales son mucho más gratuitos.

A: En cualquier caso, es legible pero con muy poca chicha. La pelea sí, se tenía que dar, pero no es que aporte nada nuevo sobre ninguno de los personajes. 

P: El dibujo es de otro novato italiano, Marco Santucci, y es considerablemente mejor. Dibujo sólido superheroico, apropiado para la historia.

El mejor especial es, lógicamente, el de Kieron Gillen, el actual guionista de Thor, y el más implicado en la trama. Está dedicado al responsable de todo el tinglado, Loki, y aunque transcurre antes de Asedio, nos explica que demonios pretendía conseguir Loki con todo esto, que es algo que Bendis no se molestó en explicar (de hecho, Loki no aparece más que al principio y al final) Y es una delicia, con un Loki verdaderamente astuto y manipulador, en una historia inteligente y compleja, usando bien tanto mitología nórdica olvidada como mitología Marvel más habitual, con Loki siendo más listo y chulo que nadie (pero sin pasarse) y dejando muy claro que es lo que le motiva y porqué.

A: ¿Tú crees que usa muy bien la mitología Marvel? No vi nada claro lo de Mefisto, pero vamos, no fue obstáculo en absoluto para disfrutar la historia. Me gusta mucho el uso de Loki, es un personaje que siempre ha tenido un gran potencial y que ha sido alternativamente bien usado y desaprovechado. Esta es claramente una historia del primer tipo, define cuales son sus metas y el código que sigue.

P: La interacción entre los distintos submundos, como el de Mefisto y el asgardiano se ha establecido muchas veces, desde la reciente MI13 hasta la clásica Mefisto vs 4 Héroes, que ya puestos, tenía un argumento similar, aunque no tan bien hecho (con Mefisto en vez de Loki, y Hela en el mismo papel) Aquí dibuja Jamie McKelvie, el colaborador de Gillen en el debut de ambos, Phonogram, y aquí lo pudisteis ver en un capítulo de Shield. Dado su estilo, no parecería apropiado para esta historia, pero resulta que le va bien a discotecas reales, mundos alienígenas y peleas de seres mitológicos.

A: Es muy expresivo. Me gustan mucho su Loki y su Hela. Además, narra muy bien. Parece un tipo bastante adaptable a todo.

P: Si, es muy bueno, y ojala en Marvel le tengan en consideración como a Gillen. Después toca un nombre que a lo mejor le sonara a alguien: Jóvenes Vengadores. ¿No? ¿Una serie que Marvel lanzo a bombo y platillo hace años y que después desapareció en el eter porque el guionista está demasiado ocupado escribiendo culebrones para continuarla? ¿Y que apenas aparecen más qeu en crossovers y miniseries escritas por gente mucho mejor que su creador? Pues aquí toca otro especial para recordarnos que aún existen (y porque Bendis los ha metido en Asedio, pese a que tiene mucho menos sentido que aparezcan que otros que no saca). La pena es que no lo escriba Cornell, que escribió muy bien a los personajes en la miniserie reciente, sino un abonado a los adolescentes, Sean McKeever. Desgraciadamente, al igual que su trabajo más famoso hasta ahora, Jóvenes Titanes, está muy limitado editorialmente. Aquí al menos no le reescriben todo, pero tiene que escribir un número literalmente de relleno, porque nada le puede pasar a los JV hasta que no vuelva su creador, porque en Marvel no tienen agallas para mandar a la mierda a un “famoso” aunque sea un caradura que les está haciendo perder dinero, y tengan a gente dispuesta mucho mejor que él. En cualquier caso… una historia de relleno, entre los nº3 y 4. Tienen algo de aventura y acción contra los Villanos de Relleno estándar de Marvel, hay algo de drama que no va a ninguna parte, y el romance entre Eli y Kate da su enésimo paso adelante y atrás.

A: No conozco a los personajes y no me han dado muchas ganas de conocerles. Hay que reconocerle a McKeever que tiene un ritmo muy bien llevado, a pesar de no pasar muchas cosas la historia se sigue muy bien, es ágil. Esa especie de romance no me interesó mucho pero sin embargo el tema de que uno de ellos sea un fan de la mitología asgardiana. Me hace mucha gracia que pueda haber un mitómano de algo que, en mundo Marvel, existe en realidad.

P: ¿Por qué? ¿No hay fans y estudiosos de músicos y autores y otra gente así en el mundo real?

A: No digo que no, digo que es mucho mejor ser un estudioso de la mitología cuando está viva.

P: Eso fue un detalle, en cualquier caso. La verdad es que es una muestra típica de McKeever. Está bien escrito, pero no es nada que diga nada nuevo sobre los personajes, o se te quede memorablemente. 

El dibujo es de Mahmud Asrar, que es uno de los colaboradores de Jay Faerber en sus series de Image que se han llevado a una editorial grande recientemente (DC se ha llevado al otro). Faerber y McKeever tienen sensibilidades parecidas, así que le pega bastante, y no resulta mal.

A: Yo he visto a los personajes prácticamente como siempre, sigue perfectamente la estética de Jóvenes Vengadores.

P: Por último viene uno que en teoría era necesario, pero en la práctica podían haberselo ahorrado. Es un especial de Guerreros Secretos escrito por Jonathan Hickman, el autor de la serie, así que es como tener un número más de la serie, pero sacado de la numeración para no interrumpir las sagas complejas que tiene. Hasta ahí bien. Además, dado que el hijo de Ares es uno de los Guerreros Secretos, es lógico contar una historia sobre como reacciona a la muerte de su padre. (Aunque es de esperar que tenga más consecuencias más adelante) El problema es que la reacción que nos cuentan es… una tontería. Y no por como reacciona necesariamente. En el fondo es un niño y está pegando una rabieta, es comprensible. El problema es que es un número entero contandonos esa rabieta, y por extensión, lo terrorífico que es Fobos. Bien, pero no necesitabamos tanto espacio para eso, y al final se vuelve tonto y cansino en vez de impresionante. 

A: Si, es una historia bastante penosa la verdad. No consigue impactar nada ni analizar nada al personaje.

P: Un comentario escueto, pero la historia tampoco merece mucho más. El dibujo es de otro novataliano más, Alessandro Vitti, y no lo hace mal, aunque podría haberse esforzado un poco en dar más detalles, fondos, o algo que no fuese Fobos masacrando gente.

A: Tampoco las escenas de Fobos machacando son muy impactantes visualmente, de lo contrario habrían ayudado un poco a crear ambiente. Pero nada, totalmente frío.

P: ¿Es un tomo necesario para Asedio? No, a menos que seas muy completista, y aún así, son detalles muy pequeños los que ofrece. Si eres fan de algunos de los personajes o guionistas implicados si que puede resultarte atractivo, y te puedes encontrar con alguna sorpresa agradable. Recomendado (7)

Caida de los Hulks: Hulks Rojos

 

P: Este tomo lleva dos miniseries relacionadas con la Caida de los Hulks, ambas escritas por Jeff Parker, futuro guionista de Hulk, y son una parte tan importante para la historia como las otras dos series, contando buena parte del trasfondo de la historia. La primera está dedicada al Hulk Rojo, pero antes de que alguien se haga ilusiones, no, no cuenta quien es. En Marvel han decidido exprimir eso lo más posible, entre otras cosas porque hasta que no han llegado Pak y Parker a montar la historia, no tenían ni idea de que hacer con el personaje. De hecho, para ser una miniserie supuestamente dedicada a él, dice más bien poco del Hulk Rojo. En realidad, es poco más que un narrador de historias relacionadas con otros personajes implicados en esta trama. Al menos la poca caracterización que tiene es consistente con la más interesante de manipulador que está teniendo en los últimos meses que el Mary Sue del principio.

A: Debo decir que el Hulk Rojo me hizo gracia la primera vez que lo vi, precisamente por la caracterización que le han puesto de cínico y manipulador, pero el alargarlo así sin aportar más información sobre él se está haciendo insostenible. Empieza a ser un personaje-recurso para integrarlo en historias que realmente cuentan algo sobre otros personajes.

P: Y eso que no has tenido que aguantarlo durante dos años, de los cuales sólo has visto lo mejor. Si hubieras tenido que leer el primer año donde era una cifra que sólo aparecía para ser chulo y derrotar al resto de Marvel (incluidos Thor y el puñetero Vigilante) habrías maldito el nombre del Loeb hace tiempo.

La primera historia recoge algo que Parker presentó en el especial Alpha, y es el Hulk Robot que debutó en la serie original de los Eternos y ha ido dando vueltas desde entonces. Parker le da un origen bastante complicado (que gracias al truco de las réplicas no contradice historias anteriores) para justificar que sea increiblemente poderoso y conectarlo con el origen cósmico del Hulk Rojo. Es un poco rebuscado, la verdad, pero al menos ofrece una visita por la historia de Marvel por un lado, y peleas por otro, contentando así a dos tipos de fans.

A: A mi ese capítulo me dejó con la sensación de que no había habido historia. Lo más relevante es el flashback con el Hulk Robot pero luego apenas pasa nada.

P: También es cierto, es mitad apaño de continuidad, mitad tener la cuota de acción necesaria en una miniserie sobre una Masa.

La segunda historia recuerda un subargumento con Thundra que presentó el Loeb el año pasado y del que parecía no haberse acordado. También tiene su parte de navegar en la continuidad (aunque da la sensación, no confirmada, de que es una Thundra alternativa a la de siempre), pero al menos tiene más historia, en este caso la interacción entre Hulk y Thundra, los dos con personalidades fuertes. Es una buena manera de atar un cabo suelto que no prometía nada. Aunque resulta curioso que haya acabado tan pronto sin aprovecharse que la hija de Thundra y otro Hulk anda danzando por aquí también. Quizá es que es demasiado complicado, ¿pero para que sacar ambos personajes en series relacionadas si no?

A: Bueno, a la hija de Thundra le dan bastantes vueltas en la otra mini. En este caso, coincido contigo, también hay mucho de “reportaje sobre la vida de Thundra” pero es el número donde Hulk Rojo da su mejor perfil. Juega mucho con la ambigüedad y logra parecer inquietante e interesante. Pero, como decía, el que esto no parezca ir nunca a ninguna parte acaba quitándole efecto. Y sin embargo yo creo que esta Thundra está mucho menos lograda. No es que la versión original fuese un personaje de Shakespeare, pero el melodrama de ésta no me llega nada al alma. Y su reacción ante Hulk Rojo tampoco es especialmente brillante. Normalmente proyectar a un personaje contra una figura del estilo de Hulk Rojo ayuda bastante a definirle, pero no ocurre en este caso.

P: Realmente, da la sensación de que Parker tenía que atar el cabo suelto del Loeb, y lo ha hecho sin tener mucho que decir y queriendo librarse de ella sin más en un número. Tampoco ayuda que esta versión de Thundra es más simple de lo que era antes (o la otra).

La tercera historia ata otro cabo suelto gordo, y es porqué y cómo transformaron a Rick Jones en una nueva Abominación. Es el número que más parece sacado de la serie de Pak, entre otras cosas porque es una historia de Bruce Banner, no del otro Hulk. Y es la mejor del tomo. Caracteriza perfectamente tanto a Bruce como a Rick (dandole también su parte al Hulk Rojo en el tira y afloja) y capta muy bien su relación y la culpa mutua que hay entre ambos. Además, Parker demuestra que sabe escribir genios, haciendo que vean venir la típica cosa que los lectores ven venir y los personajes no, y preveerla.

A: Puedo coincidir con este último. Pero no conque sea la mejor historia del tomo. Lo sería si el tomo fuese de hace 25 años ¿dice algo nuevo ahora explorar la culpa de Rick sobre el accidente que creó a Hulk? Eso y que toda la historia se desarrolle totalmente alrededor de un “vamos, lucha en tu interior” que además se hace muy repetitivo después de leer tantos Noche Más Oscura la hacen muy, muy acartonada. Podría ser una historia buena. Pero una historia clásica, una historia de Biblioteca Marvel.

P: Hombre, Rick está en una situación nueva, eso es lo nuevo para el personaje. Tiene una manera de manifestar su culpa distinta, que hace que Banner a su vez se sienta más culpable, etcetera. Y la lucha interna está hecha de manera más inteligente de lo habitual, y al final no es lo más importante. 

El último capitulo es una historia extraña que es básicamente el Lider soñando con lo que pasaría si sus planes funcionasen. El resultado es bastante divertido, mezclando elementos utópicos con elementos de venganza de supervillano, y dandole finales apropiados a todos los implicados en la historia. La gracia de todo esto, aparte de meternos en la enorme cabeza del Lider, es que no es de relleno, sino que sirve para avanzar el juego de ajedrez a diez pasos vista entre los Hulks y la Inteligencia, donde cada vez que uno ha previsto lo que va a hacer el otro, el otro ha previsto eso a su vez. Es lo mejor de la Caida de los Hulks, y aquí hacen otro buen ejemplo de eso.

A: A mi me gustó más este capítulo que el anterior. Lo peor es que no aprovechen más a MODOK. Esto parece un duelo únicamente entre el Líder y Banner, con Hulk Rojo jugando al despiste. Y la historia que tiene efecto es la que MODOK y Líder hacen a un año vista. La anterior visión del Líder no es especialmente divertida. El número tiene altibajos pero es verdad que tiene un cierre brutal.

P: El dibujo viene de dos españoles (la otra gran cantera de Marvel y DC) que han estado dando tumbos por aquí y allá, Fernando Blanco y Carlos Rodriguez. Se adaptan bastante bien al estilo de Pelletier en la serie principal, de manera que no desentonan. Están bastante bien.

A: Me gusta más Carlos Rodríguez. Fernando Blanco a veces juega tanto a la sombra que la escena queda difuminada y un poco difícil.

P: Creo que a mi me gusta más Blanco, pero a veces tengo dificultad para distinguirlos.

La otra miniserie del tomo se titula las Salvajes Hulkas (ugh), pero pese a lo que diga el título español no va mucho de la Hulka Roja, va más de la nueva Hulka hija de Thundra que tuvo la miniserie hace unos meses y la historia de complemento en Hulk hace poco. Como la otra mini, nos cuenta lo que han estado haciendo los personajes mientras sus contrapartidas masculinas estaban haciendo sus cosas en las series principales. Contarnos por fin la historia detrás de la primera aparición de la Hulka Roja (por supuesto, sin dar ninguna pista de quien es) explicando la estupidez de que llevara ropa de otros personajes. (Parker no puede hacer algo digno con eso) Explicarnos como pasó la nueva Hulka de ser Agente de ARMOR a ser parte de los Cuatro Terribles (que queda un poco rebuscado y un cambio abrupto de personalidad, pero es lo que pasa cuando le cambias de guionista a un personaje, y sobre todo, cuando intentas justificar tonterías del Loeb) Y después, ver que estaban haciendo las tres Hulkas durante la Caida de los Hulks y el principio de la siguiente historia. No está mal del todo, pero no está a la altura de la miniserie anterior. No da tanta caracterización, ni aporta tanto a la historia, ni es tan divertido.

A: Hay mucha parte de “Informe Semanal” sobre las Hulkas. Sorprendentemente no sólo de la hija de Thundra sino también de Jennifer Walters, nos vuelven a contar toda su batalla vital. Y con Hulka Roja, como con su contrapartida masculina ni un dato. Y sólamente una historia tópica sobre estimularla para que tome una decisión que al final toma sin saberse muy bien por qué. Y luego un tema de admiración de la niña Thundra por Hulka Walters que está algo logrado, y cómo ella logra hacerle cambiar de actitud sobre su madre. Aunque que eso esté bien no excusa el epílogo patéticamente azucaroso que le meten. Bastante floja en general.

P: El dibujo es del también español (y no es casualidad, todos eran invitados a Expocomic esa semana) Salva Espín, y se nota mucho la influencia del entintador. Es mucho mejor en el primer número que en los siguientes, donde se desmadra demasiado. En cualquier caso, el dibujo aquí se parece al de McGuiness en la otra serie, para equilibrar, aunque algo más estilizado.

A: Cuesta creer que es siempre el mismo tipo. El de las caras expresivas y bonitas del primer número y el de las caras triangulares y pelos a lo Dragon Ball del tercero (sobre todo a partir de la mitad). Sabe hacer bien los momentos de impacto pero si es tan descuidado por partes, no compensa.

P: En definitiva, un tomo que es casi imprescindible para los que estén disfrutando de la Caida de los Hulks, aunque tiene momentos muy buenos y otros bastante peores, entre otras cosas porque está muy limitada en lo que puede contar por la serie principal y que no puede decir casi nada de dos de los protas principales. Recomendado (7)

Exiliados: Déjà Vu

P: Este es el tercer volumen de Exiliados. Entero. Es lo que pasa cuando relanzas una serie de segunda dos veces consecutivas sin descansar, y en este relanzamiento pones autores poco famosos y personajes poco famosos. Obviamente, se pega un batacazo. Y es una lástima, porque si le hubieran dado tiempo para que la propiedad descansara, o hubiera sido una miniserie para abrir boca, probablemente le habría ido bastante mejor. Porque sin exagerar, es lo mejor que han hecho con el concepto desde los primeros números de Winick. Recupera la gracia y la emoción de esos primeros números, la frescura de poder jugar con el Universo Marvel de manera nueva e ilimitada, y el ir conociendo a personajes que son a la vez nuevos y familiares. En vez de la fórmula en la que degeneró con Winick, y el “¿Que demonios?” de Claremont. Escribe Jeff Parker, el de Agente de Atlas y el tomo de más arriba, y la idea es volver a los orígenes, pero de manera nueva. Nuevo equipo de Exiliados (con paralelismos intencionados con el principio de la serie original), premisa simplificada, pero con una interpretación diferente de las cosas si leiste la serie anterior y sabes que no todo es lo que parece. El equipo está compuesto sobre todo por personajes poco utilizados o estropeados en los últimos años: Forja, al que han matado, o Bruja Escarlata y Polaris a las que volvieron locas y mandaron de paseo. Obviamente, estos personajes tienen bastante parecido con los origenales, ya que no los están usando, aunque tienen matices distintos. Los otros son versiones bastante distintas de la Bestia, Pantera Negra y Destello, que no son las vueltas a los orígenes que podrían ser, sino cosas más elaboradas. El resultado es una mezcla muy buena de personajes típicos de la Patrulla-X, con otros más mezclados con el Universo Marvel, buena mezcla de personalidad, y sobre todo, dan juego entre si, con versiones alternativas de hermanas y otros conectados entre si (Forja y Pantera mediante Tormenta, por ejemplo) o con buena parte del resto de Marvel.

A: El tema de los personajes es curioso. Dices que son menos conocidos. Vale, no hay un Rondador Nocturno pero todos son fácilmente identificables mientras que los Exiliados originales tenían más miembros que o eran personajes nuevos o eran versiones demasiado alejadas de los personajes reales. Creo que eran un grupo bastante menos reconocible y atractivo para el lector. Este tiene todos los ingredientes justos. Como dices, tienen unos cambios de matices pero unos matices concretos que los hacen especialmente curiosos. Pero el grupo está conformado realmente pensando más en que haya una buena combinación de poderes que en otra cosa. De tal forma que con la variedad de habilidades, este grupo puede afrontar amenazas de todo tipo.

P: No he dicho que sean más reconocibles que los originales. Al contrario, tienen la ventaja de ser más famosos, pero con suficientes cambios para que no sea repetir lo mismo, y que no están tan explotados recientemente como para ser redundantes.

A: Has dicho que falló comercialmente porque tenía personajes poco conocidos. La anterior los tenía menos y duró mucho más.

P: Ah, pero no la estaba comparando con la original, porque las circunstancias son distintas. Si la original hubiera tenido estos personajes habría vendido más, probablemente, y si esta hubiera tenido a los originales se la habría pegado aún más. El problema es, sobre todo, que estando tan quemada la franquicia, habria hecho falta un equipo de Lobeznos para salvarla. (Y si, eso ya se hizo, lo se)

A: El problema es que luego la serie no ofrece nada especialmente original. Sí, tiene una combinación buena de personajes-tipo. Hay un graciosete efectivo, algún personaje con carga dramática… es como un planning que funciona muy bien sobre el papel pero al que luego le falta bastante química.

P: ¿Tu crees? Yo creo que la combinación de personalidades también está muy equilibrada y con mucho potencial. Aparte de las conexiones entre ellos, está el lider estoico pero sufrido (mejor llevado que Mimico en la original), un graciosillo (bastante gracioso sin llegar a ser irritante, porque tiene más de lo que aparenta), un bruto (con un giro que no tarda demasiado en revelarse), el misterioso… y luego Polaris y la Bruja que si que son bastante redundantes, aunque eso se soluciona en el último número, cuyas consecuencias no llegaremos a ver, desgraciadamente.

A: No, si digo que vale, que bueno. Que es como que han hecho todas las mediciones para llegar al equilibrio perfecto de los personajes y luego pues sí, sale una historia que cumple muy bien pero es totalmente estándar. Es como un modelo muy perfeccionado de historia estándar pero no arriesga nada.

P: Creo que hay suficientes giros tanto en los personajes como en la historia como para que sea más que estándar. Además, ten en cuenta que esta es la primera historia (o dos primeras, depende). Van de establecer el estándar. Seguramente de haber seguido, habría ido cambiando.

A: Me gusta no haber perdido a Morfo, que deja de formar parte del grupo y funciona como conductor. Le pega bastante y le sigue dando margen para hacer el payaso como le gusta. En cuanto a las realidades alternativas, me gusta sobre todo cómo juega con las realidades de las que vienen los protagonistas. En aquellas en las que tienen que moverse, no es que estén mal pero suenan a desaprovechadas. Podría haber unas conexiones más brillantes y unos giros más espectaculares con la gama tan amplia de posibilidades que tiene. Y sin embargo son unas premisas cumplidoras pero nada sorprendentes.

P: Las realidades de las que vienen son bastante originales, por lo que vemos. Las otras, depende. La primera que vemos es una realidad alternativa de la Patrulla-X, en la que es de agradecer que no sea apocalíptica. De todas maneras, la gracia ahí no es la premisa del universo, sino como juega Parker con una plantilla muy grande mutantes, más y menos conocidos. Sin dejar de ser ellos mismos, los mete en una situación muy distinta, y salen conexiones y resultados nuevos, que dan para muchas buenas situaciones.

A: Lo que sí tiene es una buena lista de guiños simpáticos. Tanto los robots que pasean por la calle en mundo androide como ver a Mr. Sensible (X-Statix) de camarero de hotel en la realidad del último número.

P: Cierto. Sin embargo, los muchos cameos son casi lo único bueno del segundo universo. Ese si que es del molde típico de “Tierra controlada por bichos” sin mucho interés ni aprovechan mucho a los nativos. Aún así, es divertido ver como reaccionan los Exiliados, y tiene un par de giros originales. Otra de las cosas buenas de la serie, aparte de personajes e imaginación, es que a veces es muy graciosa. Igual que Winick originalmente, hay un personaje que siempre es divertido, y de vez en cuando hay diálogos muy buenos. Hay uno sobre Lobezno en el nº2 (que parte de un buen cliffhanger… otra cosa que hace bien) que es desternillante.

Mención aparte para el último número, hecho a última hora después de saber la cancelación de la serie (en el anuncio mencionaban una historia distinta), donde Parker no sólo tiene que explicar todo sobre esta serie en 30 páginas, también sirve de cierre para los 140 números de Exiliados en general, explicandolo TODO satisfactoriamente. Así, de un tirón, no sólo explica el porqué de la serie, y la conexión con la original, también da una explicación de todas las inconsistencias en las distintas explicaciones de la serie original, el porqué revelaciones post-Winick no encajaban con la premisa original, o porque han dado 3 o 4 “verdaderos” responsables distintos detrás de los Exiliados. A veces se hace un poco complicada al leerla, sobre todo si no leiste la serie original (y mete a un personaje que no tiene nada que ver con la serie hasta ahora, contradiciendo su ya de por si complicada historia, supongo que porque era un plan que tenía… podia haberselo ahorrado al recortar), pero a cambio da una buena explicación global a todos los muchos problemas de la serie e incluso hace pequeñas menciones a todos los cabos sueltos de las dos series anteriores, a todas las cosas sin explicación, y al estilo típico Parker, incluso mete referencias sutiles a sus otras series. Todo esto, de manera que casi no molesta si no pillas las referencias, aunque la verdad es que a diferencia del resto del tomo, esa parte del número es más para viejos lectores.

A: Yo me habré perdido más de la mitad y aun así sigue siendo muy fácil de leer, sobre todo para los que les encanten las historias de “grandes revelaciones explicativas” y a mí me encantan. Me hubiese encantado el último capítulo de Perdidos aún sin haber visto la serie. Y esto es casi lo mismo (aunque con explicaciones más satisfactorias).

P: El dibujo es otra vez de Salva Espín, parece que Parker esté abonado. (aunque su primer trabajo fue en la mini de Control de Daños) Tiene un estilo mezcla de Marvel tradicional con dibujos animados, suficientemente clásico como para que todo el mundo sea reconocible, pero muy animado para transmitir el humor y la frescura de la serie. Espero que le den más trabajo pronto.

A: Aquí más regular que en la miniserie de las Hulkas. Y entronca bastante bien con el aspecto visual de la vieja serie de Exiliados.

P: Una pena que la serie haya durado tan poco, porque tenía mucho potencial (pero es habitual en Marvel que pase esto y el reciproco). Pero termina abiertamente, quizá se pueda recuperar algún día. En cualquier caso, los fans de los primeros tomos de esta serie que acabaran hartos, deberían echarle un vistazo a este estallido de gloria. Recomendado (8)

Nuevos Mutantes: Necrosha

P: Esto es el segundo tomo de la nueva serie de Nuevos Mutantes, una serie cuyo único motivo de existir es que Claremont hizo una serie muy buena hace 25 años, y hay gente ahora que tiene nostalgia de ella. Para que suene aún mejor, este tomo contiene no uno, sino dos crossovers distintos con grandes sagas, con una tercera en el próximo número. Eso siempre es buena señal de que tienen confianza en la serie, y de que el guionista (Zeb Wells en este caso, autor de algunos de los peores números del Spiderman actual) tiene ideas y libertad para contarlas. Como el título indica, la mayor parte del tomo se cruza con Necrosha (o Necrosha X, como dice el logo, pero me niego a mencionar un nombre tan estúpido), aunque realmente, no tiene nada que ver con la historia principal de Necrosha. (Y es casi una pena, porque Selene debutó en Nuevos Mutantes) En realidad, como con X-Men Legado, es una excusa para resucitar personajes de la vieja serie. Claramente, es mucha coincidencia que la saga tenga la misma premisa que la gran saga de DC de este año, que lleva anunciada desde hace dos. Claro, que Kyle y Yost llevan preparando algo con Selene también hace un par de años, y en Fuerza-X resucitaron muertos el año pasado. Aún asi, coincidencia sospechosa.

A: Creo que es un poco enfermiza la obsesión por recuperar todo el status quo original de la serie de los 80, pero al menos hace que funcionen bastante bien. El regreso de Cifra está bien hecho, con una narración muy innovadora en el primer número gracias a las habilidades renovadas de Doug, que son una idea muy buena y muy interesante. 

P: Por un lado, si, es de un fanboy enfermizo. (Y encima no lo hacen bien. ¿Porque no está Loba Venenosa en la serie? Total, si en Fuerza-X apenas la usan) Por otro lado, Cifra es un personaje con potencial desaprovechado que murió tontamente, así que no pasa nada porque lo resuciten. Wells piensa bastante como aplicar las habilidades de Cifra para resultar competente y hasta inquietante, tanto de manera personal como en combate. Realmente, tiene muchísimas aplicaciones prácticas si te paras a pensar (que es algo que muy pocos guionistas hacen en franquicias como estas). Por otro lado, a veces se pasa haciendole supercompetente. Es decir, vale que sus poderes le permitan leer lenguaje corporal y así predecir lo que harán sus oponentes. Pero aún así, sólo tiene reflejos y velocidad humana, así que hay ataques que no debería poder esquivar. Y eso asumiendo que la resurrección le haya dotado de un cuerpo humano óptimo (una de las gracias del personaje originalmente era que no tenía un cuerpazo como el resto de superhéroes, demostrando que se podía ser heroico sin ser un super-atleta cachas, sólo hacía falta imaginación. Y por eso lo mataron, porque la mierda post-Claremont no tenía imaginación, y todo lo que no fuera estereotipico sobraba. Sería una pena resucitar a Doug para hacerle un luchador cuerpo a cuerpo más) Hablando de este detalle, ahí se nota una diferencia importante entre esto y la Noche Más Oscura, aparte de que NMO tiene algo más de argumento qeu pegarse con muertos durante meses. Allí, para bien o para mal, está clara la personalidad que tienen los no-muertos, si son los de verdad o no, las propiedades que tienen como muertos, y el aspecto físico. Aquí, depende de la serie, o incluso del momento dentro de la serie. Algunos mantienen libre albedrío, otros son esclavos. Algunos tienen la personalidad original, otros no. Algunos parecen normales, otros parecen reanimados por circuitos. Algunos son más resistentes que los vivos, otros no. Algunos sobreviven al final de Necrosha y otros no, al azar, que es lo más grave.

Volviendo a esta historia en concreto, la parte del regreso de Cifra, dejando aparte lo dicho antes, está bastante bien, reintroduciendo bien al personaje, y con bastante originalidad y pensar las cosas. Después hay una parte más floja, con el regreso de las nemesis originales de los Nuevos Mutantes, los Infernales. Y ahí se notan más los defectos de Necrosha y de esta serie. Wells tiene muy pocas ideas para la mayoría de personajes, y muchas veces son indistinguibles en personalidad. Los malos son sólo lacayos irrelevantes a los que enfrentarse, sin los choques de personalidad que tenían en la serie original (apropiadamente, haciendo de esta serie el zombie resucitado de Nuevos Mutantes Vol.1). Y para colmo, aunque sea un detalle menor, Tarot aparece como muerta, cuando dijeron hace mucho que estaba viva (precisamente en una nueva versión de los Infernales, en la Fuerza-X de JF Moore, mucho mejor que esto)

A: Realmente en los tres números de cruce con Necrosha pasan muchas cosas pero todo está supeditado al regreso de Cifra y Warlock y al reenganche con sus viejos compañeros. Otra cosa nueva que se introduce y que es una excepción a la obsesión nostálgica de Wells es la nueva Magik y el secreto que oculta. En el cuarto número se resuelven muchas dudas en un cara a cara super potente con Emma Frost.

P: Al menos se arreglan las inconsistencias con los guionistas que realizaron el regreso de Illyana, y dejan claro si es o no es la original, y de donde demonios han salido, sin meterse en las tonterias farragosas de mierda como (ugh) X-Infernus. Por otro lado, el quinto número deja claro que esto no es más que una resurrección de viejos tiempos, pero sin la gracia. Supuestamente, entre crossover y crossover, es un número para contarnos una aventura estándar del grupo, y decirnos porque demonios existen como grupo independiente dentro de la mega-Patrulla-X actual. El resultado es demencial. Cíclope se pasa todo el número insinuando que hay una razón, de acuerdo con su nueva mentalidad estratégica. Pero al final, la razón apenas se explica, y cuando la piensas, tiene poco o nada que ver con que existan los Nuevos Mutantes como grupo, o con esta alineación en particular. Al menos, tal y como se explica.

A: Me pareció bastante sorprendente que desarrollasen un tema de tal relevancia para Cíclope fuera de la serie principal. Y me da que, visto el resultado, Fraction estará tirándose de los pelos. Por el resto, creo que es la escena de acción donde mejor funcionan los personajes como equipo superheroico. Y siempre está bien que con el tema de Utopia se acuerden de mutantes marginales como los de la Tierra Salvaje. A mí con esas cosas me llegan al corazón. Por cierto ¿está el Torbellino en Utopía?

P: No, porque los villanos tienen libertad para hacer lo que quieran bajo Osborn. Por cierto, los de la Tierra Salvaje son mutados, no mutantes (aunque a veces se les olvida la diferencia) Y Ciclope ahora es como Osborn, no está restringido a una serie, sino que es el personaje al mando de toda la franquicia.

Fuera de la historia, sin embargo, la serie demuestra que no tiene razón de ser excepto nostalgia. Originalmente, eran el grupo de mutantes adolescentes estudiantes. Pero eso ya pasó. La segunda serie le dio la vuelta y los puso de profesores para la siguiente generación, que tenía sentido. Aquí, sin embargo, han vuelto, como grupo de superhéroes mutantes genérico. Tener a un antiguo grupo de amigos que han crecido da para historias, pero no es suficiente para llevar una serie entera cuando no hay otro concepto debajo, y menos, cuando Wells se ha empeñado en dejar a los personajes en lo más básico, quitandoles casi todos los rasgos distintivos adquiridos con los años. Al final, en vez de tenerles relacionandose orgánicamente cada uno con un desarrollo propio (como los Titanes de Grayson, que tenía la misma idea de superheroes veinteañeros amigos) o al menos una buena idea con la que jugar como el volumen 2, no, sólo queda imitar la serie original, pero sin las ideas nuevas, y reemplazando todas las emociones adolescentes con drama barato y la emoción que le ponía Claremont por desilusión desagradable. Con historias que son resucitar villanos clásicos, y perder de vista la gracia que tenían la primera vez sin poner nada nuevo. (Legion originalmente hablaba de traumas psicologicos y terrorismo. Ahora… es un villano poderoso con personalidades de chiste. Los Infernales eran una escuela rival, ahora son zombies) Joder, hasta visualmente son un mal remedo. La idea es que con el tiempo dejaron los trajes genéricos para graduarse a trajes originales. Aquí ni eso, todos con los trajes originales. Es como si la Patrulla-X estuviese aún protagonizada por los cinco fundadores, con los trajes originales. 

A: La verdad es que en este tomo apenas se puede notar eso que apuntas. La evolución del grupo está interrumpida primero por lo de Necrosha y el regreso de Cifra reconfigura toda la relación de personajes. Y después hay un número centrado en Cíclope con el grupo actuando simplemente como equipo de acción y un cruce con Asedio que sólo cuenta con Moonstar. En principio lo que el lector subido al carro (yo) ve es que, cuando menos, hay mimbres para construir unos Nuevos Mutantes diferentes. El tema es si Wells será capaz de aprovecharlos o si no lo será. O si no lo querrá.

P: La serie lleva 11 números, y crossovers o no, es tiempo suficiente como para haber presentado una dirección para la serie y al menos un elemento o dos distintivos para cada personaje, cosa que Wells no ha hecho. Al margen de todo esto está el crossover con Asedio. Parece que no, pero hay una conexión apropiada con la serie, que es volver a la idea que salió de la nada durante Utopia y no se volvió a mencionar, de Dani volviendo a ser Valquiria para poder vencer a Ares. Aquí, Gillen retoma por fin esa idea, con Hela pidiendo que le devuelva el favor, en una historia que es más secuela del especial de Loki mencionado más arriba, que conectada con Asedio propiamente dicho. Lo cual es para mejor, por otro lado. Tiene a una Moonstar muy bien caracterizada (con todo lo bueno de Claremont pero sin los diálogos distintivos), en una historia con un buen uso de mitología asgardiana, a base de elecciones dificiles. Que es muy apropiado para un personaje cuyos elementos centrales son el tratar de ser lider y tomar decisiones, el crecer, y el estar indecisa sobre a donde pertenece. Y lo hace sin repetir las historias originales de Asgard. Wells debería aprender mucho de Gillen. (Muchos otros también, pero ahora no viene al caso)

A: Es curioso que has visto algo muy distinto a lo que me ha parecido a mi. La historia no es que esté mal pero para ser enfocada en un personaje, no me parece que aproveche su caracterización ni que diga nada nuevo sobre él (ella en este caso). El conflicto que se le plantea a Moonstar y el drama que afronta por su decisión es perfectamente aplicable a cualquier otro personaje. Y el drama de la historia es que, exceptuando la vinculación asgardiana, el puesto de protagonista en esta historia es perfectamente intercambiable. Podría haber sido el Hombre Maravilla, Estela Plateada, el Hermano Vudú o el Ángel.

P: Otros personajes no se habrían visto metidos en la situación porque no han perdido los poderes, o se negarían a recibir ordenes de Hela, o harían el trabajo sin que les reconcomiera luego. 

A: Me refiero a que el conflicto y sus resultados no son nada específicos de Moonstar ni le causan unas consecuencias distintas que a otro personaje. Evidentemente, el contexto en el que se mete en esa situación es bastante propio de ella.

P: Volviendo otra vez a lo general, que mal uso hacen de Warlock todos los implicados. Ni tiene la gracia de la serie original, ni la madurez y nivel de poder que tenía en Aniquilación Conquista. Encima, al dibujante le sale fatal (parece un robot hecho con piezas de un basurero en vez de un multiforme tecnórganico) y hasta el traductor lo hace mal. Es decir, siendo una serie nostálgica, ya podrían haberse molestado en mirar como se traducía la manera de hablar de Warlock en los comics originales.

Ya hablando del dibujo, Diogenes Neves, el dibujante hasta el número 8, es bastante malo y chapucero. Aparte de su Warlock, los demás personajes también son feos y poco distinguibles, la acción es muy poco clara, y todo detalle o fondo brilla por su ausencia. Porque le dan trabajos importantes a gente como Talibao, Pham, Segovia o Talibao, no lo entiendo. 

A: Los mejores dibujantes son los del episodio de Cíclope y Frost/Nuevos Mutantes contra mutados de la Tierra Salvaje. Es, con diferencia, el episodio que mejor queda visualmente. Aunque el de Moonstar en Asedio tampoco está mal.

P: Los dos siguientes números los hace un tal Paul Davidson, que es de estilo similar, aunque narra y detalla mejor. Le ayuda David Lopez, y la diferencia es de la noche al día. Igual que con Nico Henrichon, que hace el último número. Se ve que le gustan estas series, porque sus únicos trabajos normales en Marvel han sido un número de New X-Men, Nacion X y esto.

A los fans de los Nuevos Mutantes que no discriminen mucho a lo mejor les gustará. La verdad es que alguna buena idea hay. Pero en general, escasea entre mucha nostalgia mal entendida y crossover gratuito. Neutral (5)

Noche Mas Oscura Nº8

P: Esto es el final de la gran saga DC de 2009 (2010 en España), porque esta es la época de finales de crossovers, y es la última en DC durante un año. Una cosa que se ha notado al leer el crossover es que está claro que era originalmente una historia de Linterna Verde a la que a mitad de prepararla la transformaron en una historia del Universo DC. Al final, todas las cosas importantes de la historia la hacen personajes del universo de las Linternas, y los demás están de decoración sobre todo. Por ejemplo, todo lo de los Linternas Suplentes que son superhéroes y villanos de DC, al final no ha servido de nada a la historia, igual que los crossovers que no son de Johns. 

A: Podemos decir que las consecuencias afectan a todos, pero sí, son consecuencias de un tema totalmente linternil. Aunque al menos de paso explican ciertas cosas generales del universo DC, como de dónde viene la importancia de la Tierra, o la realidad tras las múltiples resurrecciones de personajes.

P: Por otro lado, tiene cierto sentido que si vas a hacer algo así, afecte de cierta manera a otros personajes. Pero no toda saga cósmica tiene que tener crossovers. Si, todos tienen muertos con cosas que decir, pero al final eso ha degenerado en docenas de historias practicamente iguales. Todo por sacar dinero en plan Didio. Aunque si que hay que decir, que aunque el resto de DC no haya afectado a la historia central de Linternas vs Nekron, si que han pasado cosas bastante importantes para algunos personajes, y si que se han dicho cosas sobre algunos de ellos. Normalmente, y casi restringido, a lo que ha hecho Johns, pero tampoco se podía esperar otra cosa.

A: Supongo que sobre el papel la idea era buena: “Voy a hacer una historia con zombis de personajes, usad a vuestros zombis favoritos en vuestras series”. En la mente de Johns sonaría magnífico “Uy lo que haría yo siendo guionista de X con un zombi de X” pero para muchos guionistas de series, la interrelación fue un estorbo y la liquidaron como buenamente pudieron, haciendo una historia genérica por pasar el trago.

P: En la serie principal si que ha salido bien, porque había muchas cosas que contar aparte de enfrentarse al Linterna Negra de tu tía o de tu ex-compañero de pupitre. Si acaso, hay algunos combates que prometían que apenas se han explorado (pobre primo de Hal, muere ignominiosamente por segunda vez) y hay alguna ausencia extraña (El padre de Hal, por ejemplo, después de la lata que daron con él)

La verdad es que después de 10 años, Johns ha perfeccionado una fórmula que funciona muy bien para este tipo de historias. Si ya has leido varias, se ve venir un poco, pero aún así ha tenido sus giros inesperados (desde el “Morid”, hasta el giro inesperado al final del nº7, o sobre todo, que la manera con la que muchos pensaban que se iba a resolver todo, resultara inefectiva en el nº5) Otras cosas en retrospectiva son obvias, pero logró que no fueran tan predecibles (tanta mención de los resucitados para presagiar que iban a ennegrecerse, que muchos de los protas iban a ser Linternas Suplentes, incluso lo que pasa con Sinestro) y aunque como se esperaba, al final Hal salva el día, no es de la manera que todo el mundo esperaba. No lleva un anillo de cada color.

A: La verdad es que toda la historia está perfectamente construida, Johns se dio una buena pensada e hizo el plano perfecto del desarrollo. Se nota mucho, y lo recomiendo a todos, leyéndola seguida de un tirón. No sólo notas lo bien atado que está todo desde el principio (evitando improvisaciones absurdas que destrozaron otros crossovers de DC) sino que tiene un ritmo increíble y el uso tan bueno que hace de los cliffhangers te obliga a abrir el siguiente número acto seguido de haber cerrado el anterior. Eso es talento.

P: Efectivamente, todo eso ha ido acompañado de un ritmo muy bueno. Había una sorpresa, o algo llamativo en cada escena, y la acción únicamente se detenía cuando había que explicar algo (que normalmente iba acompañado de algo chulo en el dibujo para que no fuese aburrido) o para tener caracterización de esa que Johns hace bien. Y cada número con un gran cliffhanger.

A: Además que todo el tono terriblemente cósmico y definitivo de la historia ayudaba muchísimo a que hubiese momentos potentes. Mira que lo repitieron pero no dejaba de ponerme los pelos de punta el “Fulano, de planeta X, ÁLZATE”.

P: Si, aunque el momento que realmente echaba para atrás, en el que pensabas que estaba todo perdido, era el “Morid” en el nº5, con los anillos persiguiendo a Barry y a Hal. Cliffhangers muy bien resueltos, además, ninguno acaba siendo tramposo. Y también, todos los reclutamientos de los distintos colores quedaban emocionantes. Todos los “Todo irá bien” azules, incluso. Otra cosa curiosa es que aparte de la sensación de épica cósmica, que Johns ya demostró que sabía hacer, aquí ha intentado mezclarla con algo de sensación de película de terror, cosa lógica en una historia sobre zombies. Y efectivamente, muchas veces quedaba tétrico. Nekron es todo un horror cósmico, Mano Negra es realmente asqueroso, y los Linternas Negras eran terrores imparables. Muchos guionistas actuales, incluido el propio Johns, abusan de la casquería y las muertes gráficas para dar impacto a sus comics. Y aunque aquí hay mucho de eso, sobre todo en la primera mitad, hasta cierto punto pega con la historia (y no es casual que disminuya conforme avanza, conforme se va saliendo de la oscuridad). Además, a diferencia de Tomasis y otros, cuando alguien muere horriblemente, se ha esforzado en que esa muerte de una impresión, sea lástima (la muerte de Gehenna es brutal y descorazonadora) o peligro como otros. Aún así, aún podría aprender un poco de “menos es más” en ese sentido.

A: Los Linternas Negras los hay que funcionan mejor que otros (es especialmente duro el de Firestorm). Nekron da muchísimo miedo y además tiene la suerte de ser explicado con cierta lógica, al contrario que la mayoría de bichos encarnadores de la Muerte que danzan por los comics de superheroes. Y Mano Negra yo creo que es el gran protagonista de la historia, desde el prólogo tan jodidamente perturbador que le hacen en Linterna Verde, hasta sus diarios escritos como anexo y su comportamiento durante el final de la historia. Se supone que Thanos en Marvel va de este rollo y nunca lo han logrado hacer tan bien.

P: La diferencia entre Thanos y Mano Negra es que Thanos siempre se ha romantizado, hasta cierto punto te caia bien en su adoración de la muerte. Mano no, Mano es nihilismo puro. No le vas a convencer ni se va a autosabotear. Podrían haber explicado sus habilidades algo mejor, eso si. (Como otros detalles de como funciona la historia, ya puestos)

Por cierto, si ya di un tema principal para Crisis Final, mi canción principal para esto, o al menos para Mano Negra, es “Paint It Black”, de los Rolling Stones. Escuchala si no lo has hecho y verás.

Otra cosa buena que suelen tener los comics de Johns, y que queda muy de manifiesto aquí (sobre todo comparandose con la competencia) es que además de la acción, y los desarrollos de personajes y demás, siempre hay un tema subyacente detrás de las tortas. En Guerra de Sinestro era el miedo y superarlo. Aquí es hablar de la vida y la muerte, y como afecta de manera distinta.

A: Eso tiene una parte que es buena y mala, ya centrándonos en el número 8 que es toda la discusión filosófica sobre la vida y la muerte entre Hal, Barry y Mano Negra. Desde luego, me gusta la conclusión a la que llegan Hal y Barry y con la que combaten todo el mensaje nihilista de Mano Negra pero, además de que se hace un poco raro que se desarrolle en un momento total de pelea, en determinados momentos, por la insistencia, se chamusca un poco y es moralina. Especialmente en el epílogo que hay con Barry y Hal vestidos de calle.

P: Hay algunas reflexiones filosóficas simples pero buenas (“La muerte está sobrevalorada”), y bien aplicadas a los personajes, y aunque a veces se aplican de manera demasiado literal y expositiva (aparte de esta que dices tú, que es en parte guiño al lector, había una escena en el nº3 que explicaba muy bien la mentalidad de esos dos, pero contada de manera muy burda) Pero vamos, compara eso con todos los crossovers de Marvel, que no van absolutamente de nada excepto buenos pegandose con malos hasta que algunos ganan (a veces intentan meter un mensaje político, pero se les olvida a medias), y se nota una diferencia abismal.

A: A mi me gusta mucho cómo los resucitados combaten dialécticamente el mensaje tan descorazonador que les da Nekron sobre qué propósito tuvo su vuelta a la vida y qué lo movió. La primera vez suena espectacular y realmente consigue dar una sensación muy positiva pero Johns se ensaña demasiado con ello durante toda la escena de clímax y, al final, en lugar de añadirle tensión se la resta.

P: Volviendo a este número, en algunos aspectos es el más flojo, porque como he dicho antes, a veces los mecanismos pasan un poco porque sí. Es decir, Johns da pistas para que las soluciones no salgan completamente de la nada, y tienen sentido simbólico, pero aún así. La conclusión me recuerda un poco al final de Perdidos: El malo es invencible, pero para lograr su objetivo tiene que hacer un ritual que precisamente le acaba dejando vulnerable para que los héroes puedan vencerle. Mejor eso que pegarse hasta que uno caiga, pero aún así. Y como dices, el mensaje es bueno, pero lo fuerza demasiado y queda exagerado en vez de sutil. Aún así, una vez pasa eso, la historia termina de resolverse mediante un recurso inteligente y más o menos presentado previamente, que nos lleva a la gran conclusión de la historia. Lo cual nos lleva a lo que más quedará con el tiempo de todo esto, que son las muertes y resurrecciones. Aunque esto no ha sido el baño de sangre de personajes de tercera que fue Crisis Infinita, si que han muerto varios personajes, algunos de los cuales parecían demasiado importantes (o al menos, veteranos) como para morir como corderos sacrificiales en un crossover. Por otro lado, siendo Johns, todas las muertes sirven para algo, tanto para esta historia, como probablemente, para futuras historias suyas o de amigos. La excepción es Damage, que aunque fue un buen momento, no tengo ni idea de para que lo ha matado. ¿Redundancia con Rompeatomos? ¿No se fia de que el mastuerzo que lo escribe ahora lo escriba bien? Vale que Johns lo recreó, pero tanto rollo con el personaje en SJA para acabar así, queda un poco inutil. Los demás que mueren, está claro que son para dar pie a futuras historias con sus allegados. Una tendencia notable es la muerte de versiones recientes de personajes para reemplazarlas por versiones más antiguas. Eso da una sensación de ir hacia atrás bastante inquietante. Por otro lado, en algunos casos está justificada porque esas nuevas versiones no han terminado de cuajar (ver sobre todo los dos muertos importantes en crossovers) y habrán decidido que mejor rescatar el original que buscar el potencial de la versión nueva. Habrá que ver si ha sido buena idea o no. De Johns te puedes fiar, del resto de DC, no mucho.

A: La parte en la que mueren todos esos va en los números 3 y 4 que es la parte más flojilla de la historia porque apenas intervienen los Linternas y es pelea de heroes callejeros con zombis, cais como uno de los crossover. Se nota que la intención de esas muertes tenía poco que ver con el desarrollo del crossover (es decir, no eran necesarias para aportar nada a la historia) sino que eran daños colaterales que Johns quería introducir para otros propósitos suyos.

P: Y siguiendo con eso, están las resurrecciones. Algunas eran obvias, ya que son personajes que no habrían muerto de no ser porque sabían que iba a pasar esto luego, porque son 4 personajes muy importantes. Otras son corregir cagadas más o menos recientes. Y otras son más inexplicables, pero supongo que existen porque alguien tiene una buena idea que contar con los personajes vivos. Lo que está claro, sobre todo viendo quien es la resurrección más inesperada, es que no han sido resurrecciones de “deshagamos los últimos años y hagamos como si no hubiera pasado nada”, sino que son el principio de una historia, que hay algo que contar tanto con los personajes, como con el hecho de que hayan resucitado, porqué, como, y como les afecta a ellos y otros. (De nuevo, hay algunos personajes que se diría que no hay absolutamente nada más que contar sobre ellos y su historia se cerró. A ver si no es así, demos el beneficio de la duda) En cualquier caso, si realmente tienen ideas y no es dejarlo todo como está, así es como se hacen resurrecciones: Si hace falta, vuelven, pero más fuertes y más raros.

A: Lo que estoy deseando, y espero que se haga en la nueva historia es la explicación de por qué estos resucitados y no otros. Es decir, de toda la explosión de luz vivificadora ¿van a resucitar una docena de personas, casualmente todos héroes y villanos recordados? ¿Por qué no resucita gente de la calle que murió porque le cayó una maceta en la cabeza? Esto necesita una explicación dentro de la historia. La explicación externa ya la sabemos y es la que estás contando.

P: Eso que dices es precisamente el argumento principal del Día Más Brillante, una serie en plan 52, que es lo que va después de esta historia, obviamente. Hay unos trailers al final del número, de hecho. (Y aparentemente, Planeta no va a publicar ni Aves de Presa, siguiendo con su manía a la segunda mejor guionista de DC, ni Titanes, con lo que nos libramos de algo horrible)

Por cierto, un hurra a DC por, sin haber subido el precio, haber metido en el número una página cuádruple desplegable donde los resucitados aparecen por primera vez. (Algunos con muy buenos rediseños, cambiando detalles y no la idea central) Queda maravillosamente. Igual que todo el epílogo, que es de esos buenos donde se cierran cabos sueltos y se da una buena conclusión temática.

A: Incluso con elementos de caracterización perfectamente contextualizados dentro de la propia historia y hablo de Hal o Barry pero también, y de modo muy significativo de Sinestro. Aunque la historia no sea propiamente de él, seguramente es una de las que más y mejor le definen.

P: Está claro que Hal es el protagonista de la historia, aunque en menor medida es una historia de Barry, Mano Negra, Sinestro e incluso Ray y Mera. Por cierto, que aunque se plantan semillas claramente para futuras historias como he dicho, si que es un final. La historia de Nekron y los Linternas Negras ha terminado. Si no lees nada más de DC, has leido una historia completa y bastante cerrada, que muchas veces no pasa eso en los crossovers.

Mención aparte a los textos de Mano Negra del final. Durante toda la mini han sido vistazos a su vida y manera de pensar que han sido realmente incómodos, de manera intencionada. Johns demuestra que puede ser desagradable sin necesidad de destripamientos. Y la verdad es que eran muy originales.

A: Más que anexos, eran vistazos a la esencia de Mano Negra, pinceladas que hubiesen interrumpido la historia principal pero que ayudan mucho a entenderla, con las motivaciones y la filosofía del villano principal. Uno de los mejores villanos de crossovers recientes.

P: Pero la sorpresa ha sido la explicación de porque se dejó a la Compasión para este último número. Tiene que ver con el que es probablemente el giro más inesperado del final, que hace que te replantees todo lo que creias que sabías sobre ciertos personajes, de manera impactante, además. Aquí Johns jugó muy bien escondiendo sus cartas. El último texto, concretamente, es una nueva versión de la pizarra de Rip Hunter de 52, con algo que es, o una tomadura de pelo, o una muestra de que Johns tiene muchas cosas del pasado y futuro muy planeadas, o ambas. Y además, mostrado de manera inquietante.

Y luego está el dibujo de Ivan Reis. Si ya lo viste en la Guerra del Cuerpo Sinestro (y si no, deberías, fue mejor que esto), sabes que siempre es impresionante, que si hay que rellenar las páginas de docenas de personajes varopintos todos haciendo algo y sin que quede confuso, lo hace, y le queda bien.

A: Es impresionante, me encanta desde que empezó haciendo sustituciones en los Vengadores de Busiek. Narra genial, hace unas composiciones de página cuando hay que contar mucho a la vez que son espectaculares. Y le da muchísimo ritmo a las escenas. El paso de viñeta en viñeta no es nada líneal. Cambian las formas, los enfoques, los planos. De él es gran parte de la culpa de que el ritmo sea tan ágil.

 P: Los dibujantes actuales que podrían contar una historia de esta envergadura, y que quedara bien (tanto bonita como clara) se pueden contar con los dedos. Y Reis es de los mejores entre ellos.

 A: Tiene algún problema en el último número. Con los apelotonamientos de personajes y la mezcla entre el tono super oscuro que tiene la historia de Nekron y el colorín de los linternas queda un poco raro y menos épico de lo que debiese. Las apariciones de multitudes de personajes al rescate y tal pierden fuerza. Ahí eché de menos a George Pérez.

P: “No ser tan bueno como George Perez” es casi un cumplido, si es lo peor que se te puede decir.

Por cierto, mención especial a DC, por haber hecho que no sólo Reis no necesitase suplencias en 8 números más grandes de lo normal (y el último doble), sino que todos los números saliesen a su hora. Y con esa calidad. Es el primer crossover que sale a su hora sin suplencias desde… desde que volvieron a ponerse de moda, quizá en toda la década. 

Quizá no sea lo mejor de Johns ni la mejor megasaga de DC, pero dentro de ese género, ha sido una de las buenas, y le encantará a los que le guste esta manera de hacer superhéroes. Ciertamente deja a la competencia en pañales. (Resulta curioso que los crossovers DC son la inversa de los de Marvel: Serie central buena, crossovers malos) Y hasta da algo de esperanza sobre el futuro de DC. Muy Recomendado (9)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Batman Nº41: Empieza la última saga de Morrison en Batman & Robin (más o menos), y es una versión retorcida de Batman: RIP. Genial, llena de pequeños grandes detalles, y con lecturas múltiples, esto es lo bueno de Morrison. Muy buen dibujo también. Muy Recomendado (10)

Guardianes de la Galaxia: Imperativo Thanos: Prólogo: Final de la serie, y básicamente es enlazar Guerra/Reino de Reyes con el Imperativo Thanos. Pero lo hacen bastante bien, atando bien cosas y despidiendose de los personajes. Recomendado (8)

Lobezno Oscuro: Asedio: Liu y Way intentan hacer un personaje complejo e interesante de Daken, pero sólo lo consiguen a medias. Al menos ahora es más aguantable. Más interesante por las ideas que intentan que por lo que consiguen. El crossover no es necesario, pero es útil. Buen dibujo de Camuncoli. Neutral (6)

Marvel Apes: Evolucion: Es repetir el chiste de la primera miniserie mucho más de lo que aguanta. Además, no se pone de acuerdo sobre si quiere ser un chiste o ser tomado en serio. Y la parte seria no es demasiado buena tampoco. Y encima, no está la historia completa. Buen dibujo apropiado, eso si. No Recomendado (4)

Ms Marvel Vol.2 Nº3: La serie termina como empezó, sin saber que hacer con el personaje, o tener nada que contar más que historias genéricas, ni convencer de que el personaje es interesante o merece una serie. Hay un par de detalles buenos, pero muy poco, y el dibujo tampoco es gran cosa. Neutral (6)

X-Men Forever: Requiem: Fin del primer año, y son las mismas ideas malas de Claremont que el resto del año. Personajes que se transforman porque sí, caracterización que si no está ausente, cambia de golpe sin explicación, excesivas libertades con todo el Universo Marvel, villanos de chiste, historias que no va a ninguna parte, y diálogos y acción pesados. Retro en el mal sentido, con un guionista acabado. No Recomendado (3)

X-Men: Nueva Patrulla-X: Es la continuación (y final) de Primera Clase, esta vez aplicando el concepto a la “Nueva” Patrulla-X. Tiene un especial muy divertido, y el resto es el equivalente a si hicieran una adaptación a dibujos animados para niños de la serie original, con lo bueno y lo malo. Neutral (6)

Y eso ha sido todo por, bueno, este año. Definitivamente para las reseñas escritas y Al hasta el año que viene. Yo volveré la semana que viene con el podcast comentando el previews y las Retro-Criticas de Diciembre del 95. Y a lo largo de las vacaciones esperad alguna sorpresa, quizá una Retrospectiva 2010, quizá otra cosa. Probablemente. En cualquier caso, gracias a todos por leernos, y desde el Cuarto Muro os deseamos que paseis unos buenos días. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Como ya dijimos la semana pasada, esta semana tocan las series mensuales de Panini. Así que aquí hay una selección de ellas. Además, Norma ha decidido adelantarse y coincidir con Expocomic para sacar sus novedades de Diciembre (no han parado en todo el mes, o eso parece) así que también comentamos algo de eso. Decir que a diferencia de otros, Panini ha aprovechado los comics de este mes para contarnos su plan editorial de 2011, que parece ser publicarlo prácticamente todo, como han ido haciendo hasta ahora, que poco se puede reprochar. Y por algún motivo, esos comics llevan en la contraportada unas versiones en plan Tron de los protagonistas, en general bastante feas. Así que pasamos ya a las penultimas reseñas de 2010, o así.

Asombroso Spiderman Nº50

P: Panini celebra 50 números de, um, renumeración aleatoria, con cinco números de Asombroso Spiderman sin mucho en común. Corresponden a un extraño hueco que abarca el final del Desafio (final temático, más que otra cosa, porque no llega a una conclusión) y algunos números de relleno antes de que empiece la gran saga siguiente. A partir de aquí, ya van siendo despedidas de los distintos guionistas. La primera historia es de Joe Kelly, y es una secuela de la historia del Rino que hizo hace unos meses. Realmente, continua directamente de allí, pero al haberla espaciado durante un tiempo, la historia tiene más efecto, y además, sirve como buena conclusión temática para el Desafio, en plan la última gota que colma el vaso en una serie de retornos nefastos de viejos villanos.

A: Y mira que al Rino le han dado vueltas y que la historia de “villano que no está hecho para reformarse” no es nueva, pero Kelly consigue hacerla realmente muy efectiva. Ayuda mucho usar a la periodista como narradora dramática porque al menos da una buena excusa para conseguir prosa literaria, no como hablábamos de JMS la semana pasada, que convierte en Poe a cualquier viandante.

P: Es dificil que funcione, porque Norah es un personaje bastante irritante que se queda todos los elementos de “mira que moderno que soy” de Kelly, pero en esta historia más o menos se contiene. Y aunque la dirección de la historia se veia venir prácticamente desde el principio de la primera parte hace meses, la práctica inevitabilidad hace que esté pendiente sobre los personajes todo el rato, lo que aumenta el drama. Sabes lo que va a pasar, y eso duele más. Al final, la sensación es de resignación más que de rabia, y queda muy bien. Claro, que para que la historia ocurra, los protagonistas tienen que actuar un poco como idiotas. Es decir, deberían saber que lo que intentan no va a detener al Ultimate Rino (que por cierto, es una buena idea, pero no está muy desarrollado como personaje tampoco)

A: Debería estar más desarrollado porque realmente no explican por qué tiene tantísimo interés en conseguir la aprobación del antiguo Rino, una cosa que llama bastante la atención.

P: Es el Universo Marvel, ser un villano de renombre conlleva cierto prestigio. Y cuando se es un mastuerzo enorme, pocos puestos libres hay mejores que ser el Rino. Pero vamos, un poco más de personalidad detrás de eso no le vendría mal. La historia queda un poco manipulativa de las emociones del lector, en conclusión. El dibujo es de Max Fiumara, que ya hizo la historia previa, y es apropiadamente oscuro. Y aunque tiene un estilo algo caricaturesco, no demasiado como para que no nos tomemos a los personajes en serio.

A: Me gusta bastante y consigue darle mucho impacto a momentos muy intensos de la historia. Tiene habilidad para los climax.

P: La siguiente historia es la última de Van Lente en la serie principal antes del Final de la Etapa. Y es una excusa para utilizar al personaje que creó en su primer comic para Marvel, la Escorpión, que no había aparecido con Spiderman hasta ahora, y ya tocaba. Desgraciadamente, viene acompañada de un nuevo diseño bastante feo. El antiguo era sencillo y elegante. Este es feo, recargado, y aunque la cola tiene cierta funcionalidad (remontandose a su aparición reciente en Iniciativa), es lo último que necesita un personaje que se supone que va de sigilo. El traje es de todo menos sigiloso, canta un montón.

A: Le tocaba salir en Spiderman pero realmente su aportación es bastante gratuita, e interviene, como decías, en el final de una historia que realmente no es final, es seguir abundando en algo que no veo que de momento vaya a ninguna parte, dando largas una vez más. Lo más interesante de la historia es la recuperación de la relación entre Peter y su compañera de piso. Es un secundario que hace una función muy divertida, tratar bastante mal a Peter tomándolo como un imbécil insufrible. Es algo que se estilaba más en los viejos tiempos pero que ultimamente se estaba dejando pasar. Y Parker necesita alguien que le trate con desprecio.

P: Michelle ha sido otro personaje altamente irritante, un estereotipo horrible de latina histérica irracional, cuya interacción con Peter parecía salida de los peores tópicos de telecomedia barata. En general, la mayoría de interacciones entre Peter y mujeres, sobre todo en números de Van Lente, era bastante horrible. Aquí al menos se le intenta dar cierta profundidad. Su interacción con Peter sigue siendo irracional, pero al menos ahora tiene más elementos de personalidad que ser una gritona bipolar. Y el hecho de que sea nefasta juzgando a la gente resulta ser parte importante de la historia, explicitamente.

A: Vaya, si que estamos coincidentes hoy. Realmente, por lo que he visto, exceptuando a Slott, Van Lente es de los que mejor pilla un tono bastante clásico de Spiderman, en los diálogos y situaciones. Si la idea de Quesada y el mefistazo era un intento de volver al espíritu clásico del Spiderman, uno de los que mejor lo está recuperando es Van Lente.

P: No recuerdo ninguna de las posibles novias de Spiderman de los viejos tiempos siendo tan irritante ni de lejos. Aparte de eso, si, el mayor éxito de la dirección actual de Spiderman es ese, el haber reconstruido la sensación de Spiderman clásico, de Peter con un grupo rico de gente a su alrededor que vive y cambia. Pero sin imitar lo viejo. Volviendo a esta historia, tiene una idea interesante, y una buena conexión con lo que está pasando por varios sitios de Marvel. Está bien llevada. Y gracias al desarrollo de Michelle y al epílogo incrustado, no parece de relleno. Y supongo que la nueva dirección de Escorpión acabará usandola Van Lente o alguien más adelante. Uno de los mayores problemas del número es que dibuja Michael Gaydos. Y aunque su estilo oscuro y sucio pegaba en Alias, aquí es demasiado tenebroso para los personajes. Aparte de que la accion queda de lo más estática. Y nada estética.

A: Vaya, no me daba cuenta de que era el de Alias. Si, realmente no pega nada. Y además hace un Peter Parker rarísimo, muy difícil de identificar.

P: El resto del tomo son 3 números por un Guionista Honorario de Spiderman. Nada menos que el veterano Roger Stern, de una de las mejores etapas del personaje, que ya hizo un número de esta etapa el año pasado. La historia está metida aquí con un poco de relleno, porque no tiene nada que ver con ninguno de los subargumentos de la serie (aunque tendrá importancia para otra serie) aunque al menos transcurre durante esta etapa, porque usa a uno de los secundarios actuales. De manera un poco distinta a como se estaba usando hasta ahora, ya puestos. El caso es que es una secuela de una de las historias más famosas de Stern en Spiderman, la del Juggernaut. La gracia es que esta vez no va de ver como demonios detenerle, sino de que alguien le ha detenido, (que resulta estar conectado con otra historia clásica del personaje de los 80) y ver que pasa entonces. Y la verdad es que la historia queda como un pegote ahí en medio, no ya por no estar conectada con otras historias, sino porque la manera de hacerse huele a viejo. Desde detalles pequeños como que la historia vaya enteramente de hacer referencia a un comic de hace casi 30 años, al exceso de diálogo y narración superflua, a tratar de ponernos una situación que se ha visto un montón de veces como si fuese nueva, al dilema ético barato y simplón bastante resoluble con facilidad, a las larguisimas y pesadas escenas de pelea, y la solución mágica. Todo suena a cosas que eran más típicas del pasado, muchas de ellas malas.

A: Coincido en casi todo lo malo asi que voy a decir lo bueno. Quizá la pelea se extiende demasiado pero si algo positivo tiene el estilo algo rancio de Stern es la capacidad narrativa. Dura tres números porque van pasando cosas como para tres números. No hay relleno o si hay escenas de relleno al menos se desarrollan de formas lo suficientemente dinámicas como para que cuenten. Otro detalle bueno es el buen uso de Juggernaut, se nota que Stern le tiene cariño al personaje y a aquella vieja historia que realmente no entiendo por qué tiene tanta resonancia porque es bastante normalita. Pero todo lo estropea el personaje del Capitán Universo vietnamita, totalmente fuera de lugar y con moralina facilona. Da mucha grima. 

P: Las escenas de pelea podrían durar bastante menos, que no pasaría nada. La historia se haría bastante menos pesada. O funcionarían con esa longitud si fueran tan impresionantes o imaginativas como se cree, pero no lo son. Son todo cosas muy vistas y muy poco creativas. La moraleja si me gustó, aunque Stern se pasaba plantandotela en la cara. Y la caracterización del Juggernaut, a diferencia de en la cagada de Carey de hace unos meses, es la buena, la de que no es ni particularmente bueno ni malo, es un tipo sencillo con problemas de control de la ira y tendencia a cometer malas decisiones.

A: Exacto. Sobre todo, no es un sanguinario. Si te tiene que partir la cara te la parte pero no es ningún psicópata.

P: Ah, y al final, como en muchas historias de relleno, Spiderman está casi de invitado en la historia de dos personajes distintos que están en esta serie por coincidencia histórica. El dibujo es de Lee Weeks, que ya hizo las anteriores historias de Stern en Spiderman, y cumple muy bien. Es oscuro, en el sentido de iluminación apagada, pero no en el sentido de hacer a los personajes demasiado sucios y apagados, que es lo que no funciona con el personaje.

A: En lo de la iluminación influye que casi toda la historia transcurra de noche. O viceversa, puede que sea una decisión para dar estética. Pero sí me ha gustado mucho Weeks, toca bien tanto el palo callejero como el más superheroico. Y me gusta bastante el tono que le da a los flashbacks.

P: Por último, hay una historia corta coescrita por Waid y su colega Tom Peyer, que es la primera vez que se usa el nuevo status quo de Peter Parker: Desempleado. Como dijimos la semana pasada, es una dirección muy buena por un tiempo, mezclando la mala suerte Parker de siempre con un tema candente. Y esto es un prototipo de historia con esa dirección, aplicandole el típico planteamiento de tener a Peter tratando de ser Spiderman y cumplir con sus otras obligaciones a la vez. Se aprecian las posibilidades, y escriben un buen Spiderman, aunque queda muy forzado al final. Buen dibujo de Todd Nauck, al que deberían aprovechar más en la serie.

Al final, es un tomo que es una mezcla extraña de historias muy distintas. Algunas más modernas, otras retro. Algunas pesimistas, otras optimistas. Unas importantes, otras no. Casi lo único que tienen en común es que el Sol no brilla en ninguna. Neutral (6)

Atomic Robo: La Sombra de Más Allá del Tiempo

 

P: Esta es la tercera miniserie de una serie de miniseries, que es el gran éxito independiente de la temporada (el siguiente después de Scott Pilgrim). Publicada por una editorial enana llamada Red 5, que ahora ya prácticamente sólo publica eso, y pese a eso, y que el guionista, brian Clevinger sólo es conocido por un webcomic (8-bit Theater), la serie ha cogido tanta fama que se publica aquí y todo. La idea es que Robo, el protagonista de la serie, es un androide inteligente (creación de Nikola Tesla, y no veas que alivio ver a Tesla tratado como el supergenio estrella del siglo XX que era, y no como la demonización que le han dado envidiosos e imbéciles sólo porque era un poco extraño) que se dedica a resolver todo tipo de situaciones extrañas relacionadas con la ciencia a lo largo de todo un siglo de vida. Así que una historia típica de la serie es meter al protagonista en alguna época del siglo XX, en alguna situación sacada de algún género de acción, y aplicar el sentido del humor de Clevinger a esa situación o género, a base de ciencia, desmadres exagerados y el humor ácido del protagonista. Es absolutamente sensacional.

Una de las cosas chulas de la serie es su enfoque de la ciencia. Obviamente, es ciencia-ficción, y ocurren cosas imposible. Pero Clevinger se lo plantea mucho mejor que la mayoría, y deja claro que en el mundo de la serie, ciertas cosas son posibles y ciertas no. Normalmente, sólo son posibles las que teoricamente, podrían ocurrir en el mundo real, y no son posibles las que sabemos que no. Luego, claro, siempre hay excepciones para que la serie sea más divertida, pero el chiste es que siempre que transcurre algo físicamente imposible, algún personaje se queja de ello. Con lo que al final puedes acabar aprendiendo sobre ciencia, y que resulte que el comic es didáctico además de divertidisimo.

A: Como persona que ha hecho el bachillerato por humanidades admito que no distingo la jerigonza científica realista de la fantasiosa, pero realmente se nota que Clevinger se esfuerza por razonarla, y no sólo por ello sino por intentar conseguir transmitir algo, gracias a algún personaje que pregunta desde el punto de vista del ignorante lector.

P: El comic es del género de acción, y del subgénero de acción bruta a base de lanzar todo tipo de cosas chulas (¡Pirámides robots! ¡Nazis inmortales con meca-armaduras! ¡¡El Doctor Dinosaurio!!), pero lo hace mejor que prácticamente ninguna de su género. En parte por la muchísima imaginación de Clevinger, en parte por que los diálogos no tienen precio, sobre todo los de Robo. Esta miniserie mezcla los enfoques de las dos anteriores. Como la segunda, tiene un sólo tema (en este caso, una invasión de un monstruo de otra dimensión), pero como la primera, cada historia es un capítulo separado que transcurre en una época distinta (distintas iteraciones de la misma invasión). Una de las gracias, por tanto, es que aparte de que cada capítulo enfoca la amenaza según la ciencia y literatura de la época, también vemos como va madurando Robo a lo largo de las décadas.

La primera bebe mucho de las aventuras pulp de los años 20, y nos presenta a un Robo que todavía era un niño/adolescente, mucho más inocente, que no estaba de vuelta de todo y no tenía el humor que tiene ahora. Así que no sólo tiene que salvar el mundo y pasarselo bomba, lo tiene que hacer sin que se entere Papá Tesla. Por otro lado, sirve para hacer muchos guiños históricos, pues está coprotagonizada por dos personajes de la época. Siendo una historia de una invasión de una dimensión superior imposible de concebir, era inevitable que uno de ellos fuese Lovecraft, que está viviendo una resurgencia en estos últimos años, por algún motivo. Los chistes a costa de Lovecraft son buenísimos, incluso si no estás familiarizado con su vida y obra. Pero pese a ser una comedia, si que capta el nivel de amenaza cósmica, e incluso de tragedia, de los mitos de Chthulu. Sólo que aquí le pegan de piños usando CIENCIA, como debe ser. Es genial.

A: Detrás de toda esta perorata queda muy simplón decir que es muy gracioso tener como protagonista a un robot con sombrero y tirantes pero es que es muy divertido. Desde luego que la ambientación de época y las bromas con el contexto son muy buenas pero lo que hace grande a la serie es Robo, uno de los protagonistas más divertidos desde Yorick de El Último Hombre. Mejorado un 40% por su aspecto visual, de robot humanoide con una expresión especialmente cómica. Es muy bueno ver sus diferentes evoluciones pero el primer Robo me parece el más simpático de todos ellos. En dos páginas se gana a cualquiera.

P: La siguiente historia es la más estándar, en el sentido de que se basa en las aventuras de acción de los años 40-50, y tiene al Robo más estándar heroico de todas las versiones, aunque ya tenía algo del humor actual. No tiene tantas burradas como los otros capítulos, pero también tiene algunas joyas de diálogo entre Robo y su equipo, y logra no repetir las amenazas y soluciones ni una vez. También nos dice una de las mejores máximas del universo, que no se debe olvidar nunca: Todo explota.

La tercera historia es la más científica, porque es nada menos que un team-up entre Robo y Carl Sagan. En esta lo mejor es el duo cómico que forma la pareja, con Sagan siendo un completo escéptico, mientras que Robo trata de convencerle de que no, de que el universo no funciona exactamente como él cree, para su frustración cada vez mayor. Termina con la inmortal: “Cuando vuelvas a tu dimensión de origen empiricamente probable pero inobservable… diles que te envia CARL SAGAN!”. Oh, y nos explica cual es el quinto punto cardinal. En serio.

A: Lo mejor es como Robo es capaz de explicar muy claramente de qué forma el monstruo está modificando su modus operandi y por qué sin estar cantando a viva voz como hacen los guionistas malos. Todo queda muy natural y, efectivamente, el tono irónico y mordaz que aumenta proporcionalmente en cada versión futura de Robo es lo que lo hace insuperable. Lo de Sagan, magistral de principio a fin. Es el único secundario que le aguanta el tipo a Robo. 

P: Si este comic no es capaz de hacer la divulgación científica divertida (como intentaba Sagan, pero a lo bestia), nada lo hará. Por último, viene la gran conclusión en el presente, que reune elementos de las anteriores, y es más similar a historias de ciencia-ficción, o incluso de superhéroes actuales. Usando la idea de que el monstruo trasciende el tiempo y espacio convencional, permite un team-up impensable entre Atomic Robo y… Atomic Robo. Y es tan delirante como suena.

A: Hay que decir que, visto el tono ultracientífico de la serie, es el capítulo que menos se lo trabaja. Los Robos tienen un buen diálogo sobre ello pero la solución final no queda suficientemente bien explicada. Y es lo que más hace notar el punto por donde más hace aguas el comic, que es el que la trama no está nada pulida, es un esbozo útil para salpicarlo todo de chistes y situaciones divertidas pero carece de cualquier tipo de construcción narrativa. No hay avances, ni revelaciones, ni giros ni nada. Y al final es donde más canta.

P: En esta clase de series, el argumento es una excusa para las ideas chulas y que los personajes jueguen. Y siendo todo eso tan bueno, se puede perdonar lo demás. De todas maneras, hay caracterización (la evolución de Robo), y hay ideas más allá de la acción (drama en la primera historia, el subtexto de cada época de cada historia menos la última)

Por último, el tomo lleva varios extras. Algunos son historias cortas que se salen del formato de la serie, pero son bastante divertidas, aunque extrañas. Y otra historia corta del Dia del Comic Gratis, que es una muestra perfecta del estilo de la serie, pero en comprimido. Desternillante, sobre todo gracias a la bis cómica.

Hablando de vis cómica, hay que hablar del dibujo de Scott Wegener. Esta serie fue su debut en el mundo del comic, y vaya debut. Viene a ser un primo menos oscuro y barroco de Mike Mignola. Pero aparte de los diseños chulos, y las grandes explosiones que hace tan, tan bien, lo mejor es lo bien que actuan sus personajes. Es decir, cualquiera lo diría, pero un personaje como Robo, que esencialmente no tiene cara, gracias a Wegener, es de los personajes más expresivos que puedas encontrar en un comic, Y esa expresividad es una parte importante de que los chistes y diálogos funcionen tan bien. Lo mismo para los intercambios de acción. No serían tan graciosos si Wegener no llevara el tiempo tan bien con la historia para que quede gracioso. Aparte de que con su estilo, es capaz de hacer graciosa cualquier cosa, incluso un monstruo de tentáculos de la quinta dimensión.

A: Me encanta lo de que aunque sea un monstruo de diez metros siga siendo la cabeza del tipo del que surge. Es muy imaginativo y lo de Robo es totalmente cierto, la comicidad que puede expresar es lo que le da todo el tono a la serie. Además se nota que Wegener se divierte muchísimo dibujando a Robo. Es como su muñequito, y en esta historia se lo pasa en grande disfrazándolo con ropitas de época. De detective años 20, de turista setentero, de informático desenfadado en la actualidad…

P: Es un estilo simple, pero le mete mucho detalle. Si con todo esto aún no te hemos convencido, pasate por la página de los autores (www.nuklearpower.com) y leete algunas de las historias gratuitas. O si no sabes inglés, por la página de Norma, y leete la historia del Dr. Dinosaurio. Si eso no te convence de que es una de las series más divertidas y creativas del mercado, nada lo harás. Y lloraremos por ti. Muy Recomendado (10)

Patrulla-X Nº60

 

P: Oficialmente, esto es el final de la saga Nación X, que ha ocupado la serie desde que terminó el cruce Utopia. En la práctica, no es nada de eso. En algunas series de Marvel tienen la peculiar manía de tener que etiquetar de saga a todo, aunque en realidad sea una serie de números con varios argumentos y subargumentos distintos. En este caso, ha sido una manera de llamar a varias cosas que han pasado con la Patrulla-X después de la fundación de Utopía. Pero vamos, la historia del Vacio de hace unos meses nada tenía que ver con la de Sublime que terminó el mes pasado, y ninguna de esas tiene que ver con el número de este mes. Que es, esencialmente, un número suelto que continua el subargumento de Magneto tratando de congraciarse con el resto de la comunidad mutante. Así que esto es, en la práctica, un número suelto que va de rescatar a Kitty Pryde de la bala espacial gigante donde se quedó atrapada al final de la etapa de Astonishing X-Men de Whedon. No es mala idea. Al fin y al cabo, era un ejemplo clásico de meter a un personaje en un autobus, teniendolo ocupado dando vueltas hasta que tocara rescatarlo porque alguien tenía ideas nuevas para él. Quizá haya pasado poco tiempo en ausencia (Coloso aún estaba lloriqueando por ella hasta hace poco), pero claro, eso es en parte culpa del enorme retraso que llevaba AXM. En cualquier caso, tampoco es que su desaparición diera para muchas historias. Al contrario, al no ser un regreso simplemente para dejarlo todo como estaba antes, sino que viene con sus propias circunstancias particulares que dan pie a nuevas historias (que es como se deben hacer las resurrecciones), su reaparición da más juego que tenerla viajando por el cosmos más tiempo.

A: Obviando lo ridículo del concepto “bala espacial gigante”, que no es culpa suya, lo cierto es que Fraction consigue una historia bastante seria y contundente. El evento se narra con la grandeza que merece y el dramatismo que implica, algo que no es fácil en un mundo donde la gente muere y resucita cada mes. Logra dar la sensación, a través de un buen uso de varios personajes, de que realmente está pasando algo importante.

P: Otra cosa que hay que obviar es la ciencia implicada en el rescate. El concepto de la bala más rápida que la luz ya era doloroso, pero que Magneto sea capaz de atraerla le pone automáticamente en un nivel de poder con el que debería de haber podido controlar la Tierra en segundos cuando quisiese. Es completamente descabellado. Deberían haberlo justificado un poquito más. Aparte de todo eso, si, da la sensación de un gran evento. Que es, sobre todo, de lo que va el número, una gran celebración para la Patrulla-X, que sirve para ver a los personajes clásicos interactuar un poco más que en los últimos meses, donde se han visto eclipsados por otros más modernos. No tiene mucho más, se podría haber explotado más, pero más o menos da para un número. 

A: Y el número sirve para dar un poco más de cancha a lo mejor que están haciendo: jugar con Cíclope y Magneto. No es que la historia vaya exactamente sobre ninguno de los dos, pero sirve para añadir caracterización a ambos y tiene otro punto fuerte, en lugar de jugar únicamente con sus pensamientos da cabida a la opinión de un tercero, en este caso Emma Frost, sobre cómo están cambiando ambos y lo que implica para la relación entre ellos y el resto de los mutantes. Ese es el único sentido en el que esto continúa del resto de acontecimientos de Nación X, en la reubicación de Magneto y Scott dentro del universo muti.

P: Lo más interesante es como pone las cosas para el futuro. Esto es un Magneto realmente bien escrito. No es un villano, que se una a Utopia no es parte de un plan malevolo para destruir a la Patrulla-X desde dentro y conquistar el mundo. Realmente piensa que lo mejor para los mutantes es unir fuerzas con el General Ciclope. Lo interesante, por supuesto, vendrá más adelante, cuando su punto de vista no coincida necesariamente con el de los otros consejeros de Ciclope, y quizá Scott acabe escuchandole más a él que a gente más de fiar. Y claro, recordar que el tipo tiene una personalidad magnética, y no le será dificil crear nuevos seguidores en la isla que le apoyen, entre los ex-villanos y los chavales. Y la otra cosa interesante es el nuevo status quo de Kitty, que aunque es similar a uno que ya tuvo hace años, hace que al menos no sea todo tan fácil, y pueda irse por direcciones distintas próximamente.

A: No es una idea especialmente original para alguien con sus poderes, pero al menos como dices le añado algo más de suspense a la serie ya más a niveles personales y menos a niveles estructurales con los que está jugando como tema principal.

P: El mayor defecto del número es, como es habitual en esta serie, el dibujo. Lo bueno es que no es de Greg “Calcos” Land. Lo malo es que es el debut de su nuevo codibujante, Whilce Portaccio. Que al menos no es tan recargado, lleno de rayas y casi incomprensible como antes, lo que es una gran mejora. Pero sigue siendo bastante pobre en detalle, y bastante feo. Encima, se ve que intenta adaptarse al estilo de Land, e intenta imitar sus poses artificiales de “todo el mundo sonriendo aunque no pegue a la historia porque lo he calcado todo de fotos de modelos”, que es exactamente lo contrario de lo que neceista un comic de gente hablando.

A: Jajajajaja. Vale, no había captado ese toque catálogo de El Corte Inglés pero ahora que lo dices es verdad. Lo que más me sorprende, sobre todo para un tipo que fundó Image, es su incapacidad manifiesta para dibujar pechos femeninos. Esa especie de pirámides asimétricas es de todo menos sexy.

P: Eso es común a toda la generación Image. Solo han visto mujeres de lejos, en revistas, o en sueños (aunque dado como dibujan, probablemente son pesadillas)

Como extra para que todo esto sea más especial, viene una historia de complemento, que no es realmente una historia de la Patrulla-X. Es u relato corto de ciencia-ficción, conectado con la historia principal mediante la dichosa bala. El giro final está claro, pero es una buena historia corta, de todas maneras.

A: Es un modelo “historia emotiva de Navidad” solo que con un apocalipsis en ciernes en lugar de la Navidad. Pero, para estar en esa categoría es demasiado larga. Toda la historia se basa en crear un clima para un único mensaje final, ya que como los personajes son desconocidos y no hay nada que aportar sobre ellos, el desarrollo es totalmente intrascendente para el lector.

P: Tiene que crear a los personajes y la cultura alienígena y presentarlos, y para eso se necesitaba un mínimo de espacio. Es decir, menos de 8 páginas sería demasiado poco para crear todo eso de cero, no es que hayan dedicado un comic entero. Creo que funciona bien en cuestión de espacio. Lo que si que es indiscutible es que el dibujo de Phil Jimenez es una maravilla. Es todo lo contrario que lo de Portaccio, en detalle, estética, y darle matices a los personajes. La tecnología le sale más impresionante que los aliens, pero aún así no son típicos. Es una pena que en Marvel lo hayan malgastado en cosas así. 

A: Pues si, verdaderamente triste porque lo hace muy bien. La narración, al ser una historia en plan documental es bastante no lineal y tiene una gran habilidad para enlazar escenas en ese estilo. Además de lo bonito que es.

P: No lo recomendaría como número suelto para los que no sigan la serie, pero si que muestra que Fraction tiene ideas interesantes para la dirección de la serie. Lástima de dibujo. Recomendado (7)

Red: Precuelas

P: Algunos quizá recordareis una tanda de miniseries de 3 números que sacó Warren Ellis hace unos años para tratar de demostrar que no todo tenían que ser sagas de 6 números, y además, jugar con distintos géneros. Una era una mini de espías y tiros dibujada por Cully Hamner llamada Red (buscad en los archivos si no) La peli ha sido adaptada a película este año, obviamente ampliando el material original (la mini era una larga secuencia del prota, una especie de Jack Bauer retirado, matando a sus antiguos jefes y todo lo que le lanzaban), y para aprovechar el tirón, lo que queda de Wildstorm antes de su desaparición ha decidido sacar 4 precuelas a la peli (no del comic), cada una dedicada a uno de sus protas. 

A: Y las cuatro precuelas, no es que se puedan llamar exactamente “material original”. Hay todos los tópicos que uno puede esperar de historias de espías: amor entre bandos rivales, purgas entre amigos, planes maquiavélicos asumiendo muertes de compañeros… eso sí, narrado de una forma muy ágil. Tan ágil y cinematográfico que uno se pregunta qué necesidad había de contar esta historia en comic cuando el formato comic no sirve para añadir nada nuevo.

P: Bueno, no todo lo que se saca en un medio tiene que aprovechar los elementos únicos del medio. A veces es simplemente porque es el medio en el que la han tocado a los autores. 

A: No pretendía censurarlo, únicamente señalar que es más una película transplantada a comic que un comic en si. Realmente son cuatro mini-episodios. El más trufado de tópicos es el protagonizado por el personaje de Bruce Willis y su compañero. Cada cosa que ocurre es más tópica que la anterior y el final es el esperado desde mitad de la historia. La que tiene a John Malkovich como actor principal es la que juega más con los giros de guión, y de forma bastante inteligente pero tiene el peor dibujo. La de Morgan Freeman es la más ágil y probablemente la segunda mejor pero también se regodea demasiado en los tópicos de espías, aunque consigue que lleguen más y sean más dramáticos que en la historia de Willis. Y finalmente la precuela de Helen Mirren es también especialmente tópica, con un desarrollo particularmente poco interesante. Amén de que el dibujo consigue que el individuo del que se enamora parezca cualquier cosa salvo un galán atractivo. El final tiene un giro con algo de efecto, pero no el suficiente como para que la historia haga llegar el clima que quiere trasladar.

P: ¿Realmente has reconocido a los actores que hacen cada papel por los dibujos, o lo has tenido que mirar?

A: En el caso de Willis y Freeman sí pero porque son los dos que tienen la suerte del dibujante bueno. A los otros los he tenido que consultar, además de que teóricamente son precuelas de hace años donde los personajes tienen un aspecto bastante más jovial que los actores.

P: Desde luego, esos dos no se parecen en nada a los actores. El Bruce Willis de la portada si que es completamente obvio, sin embargo. Aunque lo que dices de los tópicos es cierto, tampoco es que se pueda hacer mucho más con historias de género, y encima precuelas, en el espacio del que disponen. Para las circunstancias que tienen, creo que están bastante bien. Es decir, todos cumplen definiendo bastante bien a los personajes aunque no sepas nada de la peli o comic original. Cada una ofrece una faceta distinta del género de espías sin repetición entre si. Y a diferencia de la mayoría de spin-offs similares, cuenta su propia historia en vez de repetir ideas del producto original.

La historia de Victoria te mete bastante bien en el personaje, y si que subvierte las espectativas de los lectores, precisamente porque el giro principal si que te lo esperas, pero no el final.

La de Joe (Freeman) si que toca temas más habituales de sacrificio y necesidad de soldados de moralidad ambigua, pero no se vuelve tonta.

La de Marvin (Malkovich) es una historia decente tratando de hacer agradable a un sociópata, y tiene su gracia, así que hasta cierto punto lo logra.

Y la de Frank (Willis) es una versión cruel del viejo subgénero del poli veterano y serio con el novato graciosillo, y de nuevo, subvierte bastante bien las expectativas de ese tipo de historias.

En cuanto al dibujo, como los guiones, son todos de novatos, y los hay mejores y peores. Lo curioso es que casi todos tratan de imitar dibujantes actuales de DC, y no de los más famosos, sino competentes, como Pete Woods o Jesus Saiz. Redondo, que hace la de Joe, es el peor, pero todos muestran potencial.

Y la verdad, para ser comics hechos por autores novatos, como precuela a la adaptación de un comic, sin la colaboración de los autores originales (Hamner hace portadas y ya), era bastante mejor de lo que se podía esperar. Interesante si te quedas con ganas de más tras ver la película, o te gusta el género. Recomendado (7)

Superman Nº43

 

P: Aquí empieza una saga llamada Ultimo Asalto a Nuevo Kripton, o, según donde mires, Brainiac y la Legión de Superheroes. Que no se puedan poner de acuerdo en el título es mala señal para empezar. Es un crossover entre todas las series de la familia Superman (excepto Action, que estaba ocupada con dioses gigantes) y tiene como misión atar una serie de historias (principalmente la de la Legión de Superheroes en el presente de Adventure Comics) y poner las cosas listas de cara a la Guerra de los Superhombres, que será el final de toda la megahistoria que lleva ocupando estas series desde… desde que empezó Johns, prácticamente. Y es una muestra de la clase de follón de multitud de guionistas, series y editores, de reescribir las cosas a última hora porque ha habido cambio de planes, y de mezclarlo todo de manera que te hagas un lio como no sigas todas las series, que parecía que se había dejado atrás en los 90, pero que aquí vuelve con fuerza. La idea mala del todo no es: Resulta que la misión dichosa por la que el Escuadrón de Espionaje de la Legión lleva en el presente desde hace un par de años es detener a Brainiac, que acaba de invadir Nuevo Kripton, como se vio al final de Mundo de NK (el crossover tiene 3 capítulos de una miniserie que son, esencialmente, los nº13-15 de MNK, para confundir aún más) Dada las conexiones entre Brainiacs, Legiones, Kriptonianos y Luthors, meter a los protas de ambas series (Aventure y MNK) tiene sentido. Meter a Supergirl, como se verá en el próximo capítulo, ya es un poco más rebuscado. Pero sobre todo, hacer que la historia sean 10 puñeteros capítulos es pasarse un montón. Vale que hay un montón de protagonistas (y eso que no aparece la Legion entera), pero es que la premisa es tremendamente simple: Malo ataca, hay que detenerlo. No puede dar para tanto espacio, por muchos giros o traiciones que haya en la manga.

A: La verdad es que es un muy mal punto para empezar a leer comics de Superman, como mi caso. Más que nada, porque no dominar en absoluto las interrelaciones entre los personajes, o el status de Nuevo Krypton incapacita bastante para seguir la historia. Por ejemplo, no entiendo nada de que lo que pasa con Superboy, quién es el tipo que va a buscarle a casa y eso. O por qué Starman está con la Legión.

P: Por un lado, entiendo que no puedan pararse a explicarlo todo en lo que es el final de argumentos que llevan cociendose años. Por otro lado, siendo así, no deberían haber puesto un nº1 en grande en la portada. No engañan a nadie haciendo creer que esto es el principio de algo. De todas maneras, ya podías fijarte un poco más… el que va a buscarle a casa es un Legionario que se hace pasar por su profesor, (al menos uno de los vistazos al futuro del nº1 de ha cumplido) te lo dice el comic. Y Starman es un Legionario, eso lo decían en SJA cuando lo presentaban. 

A: Amm. Pues por el resto, no es que las historias funcionen mal. Especialmente la de la Legión, que tiene un flashback muy interesante con Brainiac 5. Es difícil decir algo interesante sobre un personaje en plena génesis de un supercrossover pero en este caso está muy bien traído. La historia de Superboy es más clásica de inicio de crossover, preparatoria de premisa 100%.

P: El capitulo de Adventure es prólogo más que otra cosa, y está bastante bien, en parte porque escribe Sterling Gates en solitario (lo otro lo hace Robinson, que cuando algo le sale mal, como Nuevo Kripton, le sale realmente mal), en parte porque no toca las partes problemáticas de la historia. Es una buena presentación de uno de los protas principales, Brainiac 5, que además, es uno de los mejores personajes de DC, punto. Y lo que hace muy bien es tratar un tema en el que se profundizó con las otras contrapartidas del personaje, pero no con la del original: Su vida previa a la Legión, su conexión con el Brainiac original, y ya puestos, explicar porque demonios se puso de nombre el del mayor villano de la historia del planeta. Como decían en la otra versión de la Legión, es como si un humano se pusiese de nombre Hitler 2. Pues Gates le da una explicación satisfactoria, caracteriza muy bien a Brainy con más elementos aparte de arrogancia e inteligencia, y lo mete bien en la historia. (Aunque use uno de esos elementos de ci-fi que realmente no tienen sentido) El problema viene cuando empieza la historia de verdad, y arrastra los problemas de historias anteriores, pero multiplicados. Para que haya conflictos extra, los buenos tienen que pelearse entre si. Dada la diferencia de culturas, esto podría justificarse si todos creyesen realmente en objetivos incompatibles que les obligan a oponerse. Pero no es así. En vez de eso, hay conflicto porque todo el mundo en Nuevo Kripton es profundamente subnormal. Es decir, el conflicto original con la Tierra empezó porque eran profundamente subnormales. Sólo gente profundamente subnormal sacaría de la Zona Fantasma a un psicopata como Zod y lo pondría al mando. Y en general, tanto Alura como jefa, como la sociedad de Kripton en general han demostrado una falta total de raciocinio desde el principio, y continua aquí. Es imposible creerse a esos imbéciles como una civilización avanzada. No sólo no extraña que les explotara el planeta, lo raro es que no pasara antes. Cuando la explicación de porque pasan als cosas es “porque los protagonistas son idiotas”, al final quieres que gane el malo, lo que no es nada bueno. Pero claro, en este caso, el malo también es problemático. Esta nueva versión de Brainiac es un malo sin personalidad y sin gracia. Su invasión son simplemente robots genéricos, que nos tenemos que creer que son terribles porque… masacran kriptonianos. Pese a los poderes que tienen, y pese a la cultura paranoica que se supone que llevan teniendo toda la serie, que les llevaba a armarse contra todo enemigo posible. En vez de eso, tenemos superpollos sin cabeza corriendo de aquí para allá, siendo masacrados por el hermano soso de Ultron. Magnífico.

A: Es que otro de los grandes problemas es que, al contrario de lo que comentábamos con Patrulla-X, en este caso la historia no consigue dar sensación de acontecimiento épico en ningún momento. Los héroes están de cháchara en plena invasión, con frases del estilo “Bueno, si no se os ofrece nada más, voy ahi fuera a defender el planeta un rato”. Y cuando los robots empiezan a masacrarlos, nada hace llegar la sensación de que se trata de un momento crítico. Oh bueno, excepto tal vez Supergirl gritando que eso es un momento crítico. Pero ni eso ayuda.

P: Es que, claro, es casi imposible que una amenaza parezca importante cuando lo que se juegan son las vidas de personajes sin nombre que pertenecen a una sociedad increible e irritante. Lo normal es que no te importe si mueren. Y encima, Brainiac no llega a dar una sensación de amenaza nunca, porque no parece peor que las amenazas típicas a las que se enfrenta Superman. Únicamente hay un par de momentos buenos en todo ese número, y son los que corresponden a los personajes que no son de Nuevo Krypton. Quedan chulos porque eran cosas que tenían que pasar, y en el momento adecuado, pero aún así, tampoco tienen mucho mérito, porque habría sido difícil hacerlos mal.

A: ¿A qué te refieres?

P: El Gran momento de Kal-El, y el cliffhanger, sobre todo.

A: No compro el gran momento de Kal-El. Era tan fácil que no bastaba con hacerlo, había que hacerlo mucho mejor. Y el cliffhanger sí, realmente da un verdadero golpe de efecto.

P: Aparte de estos problemas, está que se nota que esto se hizo a última hora. Nada de lo que pasó en Mundo de NK tiene que ver con esto (aunque eso puede ser porque era un montón de chorradas improvisadas), y la misión de la Legión también se ha cortado a medias. Es decir, casi ninguno de los vistazos al futuro del nº1 de Adventure se ha cumplido (¿No deberian haber rescatado a Soñadora?)

En cuanto al dibujo, Woods lo hace bien en la segunda parte, aunque tenga que lidiar con muchos diseños tontos. En la primera, la historia del presente es de uno de la Legion de Dibujantes Sustitutos, Julián Lopez, que es flojo pero aceptable. Y la del futuro es de un novato, Travis Moore, que es bastante mejor, y tiene bastante potencial.

A: Para mí dan todos el pego bastante bien. Pero lamento que no hayan hecho un rediseño de la nave de Brainiac y que en determinados momentos consigan que tenga un aspecto tan jodidamente Image.

P: Este era un caso de arreglar algo que no estaba roto. El diseño original de la nave estaba bien, no había porque cambiarlo a un craneo metalizado. Pero claro, compardo con el rediseño de Brainiac, que es un tipo verde con esteroides vestido con mallas de correr (idoneo para un personaje que es puro intelecto), pues…

Esto es una muestra de los muchos problemas que tienen hoy en día las series de Superman (muestra de la teoría de que una vez Johns deja una serie, se va a la mierda). Una pena que eso atropelle lo que es una muestra del renacimiento de la Legión de Superheroes. Neutral (5)

Ultimate Comics Vengadores Nº4

 

P: Segunda de las 4 sagas de 6 números que componen los Ultimate Vengadores de Mark Millar. La idea aquí es que mientras que los Ultimates van a seguir siendo el equivalente Ultimate de los Vengadores, los Ultimate Vengadores (no podían hacerlo más confuso, no), van a quedarse toda la parte de ser un superequipo de operaciones encubiertas del gobierno. Cada una de las sagas va a tener a Samuel L. Furia reclutando un equipo distinto de superhombres, todos versiones de personajes icónicos de Marvel, para la misión de turno. Así que este número es entero de reclutar el equipo. Otra vez. Y es un comic de Mark Millar. Así que consiste en coger la idea del personaje original o una ligera variante más o menos original, y entonces hacerla mucho más bestia, exagerada y desagradable. Porque eso llama la atención, y mola, y demuestra que Mark Millar es un radical y el tipo más molón del universo. Es decir, ¿quien necesita cosas como caracterización, ideas originales o temas cuando puede coger personajes para niños y añadirles ultraviolencia, referencias sexuales o de otros tabues y referencias gratuitas a cultura popular que mañana estará pasadísima?

A: Bueno, en el caso de Castigador ni siquiera podemos añadir el factor “original” de bestializar un personaje. Realmente, coge a uno que ya es duro de por si y… lucirlo. Y mira que he visto historias estúpidas de 20 páginas de tiros pero ésta es el no va más del vacío. No es que no tenga ritmo y esté bien narrado el problema es que apenas narra nada, salvo una pequeña escena final con Furia.

P: Es lo de siempre del Castigador… excepto que vamos a quitarle la poca humanidad que tiene el original. Convirtamoslo en un psicopata vacio. Porque eso mola. Y después copiemos una idea de Matt Fraction de 2006, sólo que en estúpido. (Pista: En aquella historia era idea de alguien que estaba chalado, no de alguien a quien tenemos que tomarnos en serio)

A: Y después Millar decide hacer una segunda versión Ultimate de Hulk, porque le sabe a poco la que ya existe. Así que crea un nuevo antiguo Hulk y para hacerlo mas millariano lo convierte en un jefe del narco sudamericano, que renuncia a su familia para dormir con putas a pares y entonces todos le admiramos porque Millar cree que todos compartimos su idea de una vida ideal.

P: Y va vestido como un rapero, no lo olvidemos. Porque eso se supone que es algo que tiene que resultan molón, en vez de imbécil y despreciable. 

A: Para hacerlo más obviamente evidente, antes de ganar sus poderes iba con muletas. Era un científico puntero con una familia feliz. Pero con muletas. Para Millar, evidentemente PATÉTICO.

P: Para Millar, todo el mundo que no salga como protagonista de un programa de la MTV es patético. ¿No eres alguien a quien no le importa nada, practica sexo continuamente y pareces un modelo? PATETICO

A: Eso sí, al menos el dibujo luce. Yu es como una mezcla de Bagley y Brian Hitch. Es bastante bueno aunque tiene que lidiar con un ramillete de diseños verdaderamente patéticos como el USAPunisher, Hulk 50cts Escobar o Máquina Frigorífica de Guerra.

P: Yu sigue poniendo demasiadas rayas, y a veces añade muy poco detalle. Pero está muy por encima de otras cosas suyas como Invasion Secreta.

Podríamos seguir rajando de este comic más rato, pero no vale la pena. Al fin y al cabo, para eso todos los comics son intentos pueriles de ser provocativo, y por eso no para de mentir cuando habla en sus foros. Para llamar la atención. Así que en cuanto menos se le de, mejor. No Recomendado (4)

X-Men: Legado Nº60

 

P: Desde hace un par de años, esta serie ya no va de la Patrulla-X en general, sino de un hombre-x en concreto. Primero fue Xavier, ahora es Pícara. Lo que sigue teniendo en común es que está escrita por Carey, no tiene dibujante fijo, y va sobre todo de hacer referencias a historias pasadas mientras que a veces se avanza algo hacia el futuro. Siguiendo con esa mentalidad, pese a que Pícara lleva ya casi un año protagonizando la serie, este es el primer número en el que se para a establecer el status quo del personaje y dejar que respire y se desarrolle, en vez de tenerla en crossovers o enfrentandose a villanos del pasado que no le importan a nadie. Es un buen número tranquilo que aprovecha los varios elementos del personaje: Que ahora que controla sus poderes, pueden servir para mucho más que para deshabilitar en combate; Su nueva posición como tutora de los alumnos más jóvenes; Y por supuesto en Legado, sus conexiones personales pasadas con ciertos personajes.

A: Es un número que le da un buen repaso a Pícara y a sus interrelaciones con su entorno: Gambito, Magneto, sus nuevos alumnos… pero lo más flojo es que para llegar a este punto tiene que utilizar una excusa bastante pobre. 

P: ¿Que excusa?

A: Que las cuclillos de Stepford le tienen que ceder parte de sus poderes para nosesabemuybienqué. Y entonces Pícara es telépata por un día y eso cataliza un montón de conversaciones profundas.

P: Bueno, dados los poderes de Pícara (y en serio, ¿hacia cuanto que no los usaba de manera que no fuese para pegarse con alguien?), que acabe pasando un tiempo con los poderes de alguien no es descabellado. Es una buena manera de explorar los poderes desde un nuevo enfoque, y también a los personajes, viendo las diferencias en sus reacciones. A mi la premisa me recordó bastante al episodio de Buffy donde (también mediante una excusa cualquiera irrelevante) adquiría telepatía. No tan bien hecho, claro, no se explora tanto, pero en líneas similares. Algunas hasta divertidas, y todo. Como en Patrulla-X se están centrando en los protas más famosos, esta bien que esta serie de vez en cuando trate a otros, y Carey da una buena sensación de Utopía como sitio lleno de gente que funciona realistamente. También explora bien a uno de los alumnos creados por DeFillipis/Weir que no habían sido explorados casi. Vale que la revelación del final era de esperar, pero al menos ahora tiene una personalidad y un conflicto que explorar. Además, la explicación de la aparente contradicción de su nombre estaba bien. En cuanto a lo demás, es darle vueltas a cosas del pasado para dejarlas como siempre. Por otro lado, era algo que tenía que tratarse tarde o temprano, y mejor aquí que en algo más extenso. En el caso de Gambito era muy necesario, y se agradece que se ponga toda su historia en perspectiva, y queda hasta bien. Por otro lado, como pasa siempre que está Picara delante, esta es la versión quejica e insoportable de Gambito, y espero que la pista de que Carey tiene más ideas para el personaje no indique que va a resucitar el puñetero culebrón, porque eso nunca augura nada bueno.

A: Si, se avecina un nuevo “Rachel y Ross” pero al menos ha hecho un buen lavado y puesta a punto para saber de dónde partimos. En cuanto al dibujo de Paquette, tengo que decir que hace una Pícara bastante guapa (y hablo de la cara, no de sus peras exageradas) y en general, cogiendolo individualmente se podría decir que dibuja bien a varios personajes. Y sin embargo en general no me da una buena impresión. Me da la sensación de que le cuesta diferenciar en una viñeta lo que quiere resaltar y lo que no y quedan unas cosas bastante abigarradas. Oh, y una cosa que me molesta especialmente es como dibuja a las cuclillos de Stepford. No son unas zorronas cualquiera, son la versión de Emma Frost en jovencita. Una versión a lo lolita de lo que Emma es a lo milf. Y especialmente turbadoras y cínicas. De esas tipas perversas que te miran con superioridad. Paquette hace que parezcan unas tías buenas genéricas. Y eso está muy mal. Tienen que ser las gemelas Olsen en diabólico. En más diabólico, supongo.

P: Es muy apropiado que Paquette dibuje este número, porque uno de sus primeros trabajos fue en la serie de Gambito. Es especialista en dibujar chicas guapas (ver Bulleteer) y es capaz de distintos tipos corporales y faciales cuando quiere. (Con las Cuclillos está siguiendo, desgraciadamente, la estela de dibujantes recientes en Patrulla-X) Es muy bonito, y si no narra lo suficientemente claro (aunque no negarás que los personajes si que se expresan bien) debe ser en parte culpa del guionista que no se lo deja claro. Porque Paquette, una vez pasado este paréntesis Marvel, volverá al Equipo Morrison, porque es capaz de interpretar bien algunos de los guiones más complejos que hay, y que queden claros.

Un buen ejemplo de número suelto, que no se suelen hacer mucho, y un recordatorio de que Carey puede hacer cosas buenas cuando se lo propone. Recomendado (8)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Angel: Tras la Caida Nº5: Vuelta a los orígenes de la serie, pero con personajes y argumentos mucho menos interesantes, y nada de lo que hacía que tuviera gracia. No Recomendado (3)

Asedio Nº3: Gran pelea climática, y para los estándares de Marvel está bien. Es decir, sólo hay media docena de personajes que hagan algo, pero lo que hacen es satisfactorio, y hay sensación de importancia y urgencia. Recomendado (7)

Asedio: Infiltrados Nº3: Intenta convencernos de que es relevante, pero no lo es, es innecesario más bien. Neutral (5)

Astonishing X-Men Nº9: Algo más de argumento que el número anterior, pero no mucho. Y la revelación del malo no es especialmente interesante. Al menos los bichos que lanza si son divertidos, y el dibujo muy bueno. Neutral (6)

Berserker: Un montón de violencia y gore sin sentido. Evitar a toda costa (1)

Capitán America Nº62: El mismo argumento simplón de siempre. Neutral (6)

Cuatro Fantásticos Nº36: Otra presentación de información en la que los protas no hacen nada, aunque está es menos seca y más ominosa que las anteriores, y bastante chula. Recomendado (7)

Guerreros Secretos Nº14: El orígen de la Condesa, y está bastante bien. Igual que las otras revelaciones y sucesos, como siempre. Recomendado (8)

Hulk Nº27: Los dos capítulos cuentan dos facetas de la misma historia, y queda bastante bien, con la del Loeb quedandose con los guantazos y las estrellas invitadas, y la de Pak tiene la caracterización, las ideas chulas. Ambas tienen a genios tratando de ser más listos los unos de los otros, y finales sorpresa que ponen las cosas más difíciles para la siguiente parte de la historia, más buen dibujo. Recomendado (8)

Invencible Iron Man Nº35: Fin de Stark Desmantelado, que es parte psicodrama pesado, y para una pelea no muy climática. No sería una saga particularmente efectiva, excepto que el epílogo tiene una revelación trascendental que arregla muchas cosas y hace que haya valido la pena. Recomendado (7)

Lobezno Nº60: Terminator, pero con Deathloks y superhéroes. Bastante divertido en ese plan. Recomendado (7)

Nuevos Vengadores Nº60: Más peleas entre la misma gente de siempre que no dicen nada, y drama barato que no es creible. Dibujo bonito, al menos. No Recomendado (4)

Poderosos Vengadores Nº35: Slott hace encajar bien los acontecimientos de la serie con las de otras, y empieza a cerrar los argumentos de la serie, con una revelación muy buena que explica todo lo que ha estado haciendo Pym desde que empezó, más otras cuantas buenas sorpresas. Lástima de dibujo. Recomendado (8)

Thor Nº33: Buen vistazo a lo que hacen la mayoría de protagonistas durante Asedio. No será “importante”, pero está bien hecho, y los dos dibujantes cumplen. Recomendado (7)

Ultimate Enemigo Nº2: La miniserie ha terminado, y casi nada ha pasado. Muchísimo relleno, y lo usado para rellenar no es gran cosa. Lo único reseñable que pasa es difícil saber si va a ser buena idea o no. No Recomendado (3)

Un Dios Entre Nosotros: Novela gráfica sobre la aparición de un superhombre en un mundo real. Empieza muy interesante tratando bien todos los temas de este tipo de historias, pero a mitad se convierte en un montón de tonterías nihilistas que no van a ninguna parte, argumentalmente o temáticamente. No Recomendado (4)

Vengadores Oscuros Nº15: Y aún más pesadez con el Vigía y contarnos cosas que ya sabemos. Y la que no sabíamos dudo que importe en absoluto a alguien. No Recomendado (3)

X-Factor Nº50: Historia simple aunque con cosas buenas sobre los dos personajes menos usados de la serie. No tan bueno como podría ser, pero tiene sus momentos. Recomendado (7)

X-Force Nº26: Final de Necrosha, y es como un videojuego malo y tonto. Evitar a toda costa (1)

Eso ha sido todo por esta semana. La que viene, son las últimas reseñas del año, y tocan los tomos de Panini: Asedio continua una serie de especiales, la Caida de los Hulks en un tomo con dos miniseries, Necrosha en Nuevos Mutantes (si, aunque ya hayan terminado, en España eso da igual), y la Noche Más Oscura también termina. Oh, y puede que algo que no sea un crossover, si puedes creer que exista tal cosa. Nos vemos en una semana o así.

Hola a todos, bienvenidos una semana más. Después de una semana tranquila, toca otra vez otra avalancha de novedades, esta vez coincidiendo con Expocomic, el Salón del Comic de Madrid. Excepto que eso será la semana que viene. Hurm. Sea como sea, aquí vienen un montón de tomos de Planeta, con sus tres temas de siempre, ya que no publican otra cosa. Esta semana también salieron las series regulares de Panini, pero las dejamos para la semana que viene para no explotar. Y para no explotar esta introducción, pasamos ya a las reseñas:

Brave and the Bold de J. Michael Straczynski

 

P: Esta es la misma serie de team-ups que empezó siendo hecha por Waid y Perez, y de la que se publicaron dos tomos aquí hace un tiempo. Quedaron 4 números de Waid (sin Perez, eso si) inexplicablemente sin publicar, y luego la serie deambuló sin rumbo a base de team-ups genéricos primero, y luego team-ups entre personajes DC y Milestone por un tiempo, hasta esto. Es también la primera serie regular que hace JMS para DC (sólo había hecho antes para la editorial un número de Titanes Spotlight que Zinco publicó hace 22 años), como parte de su fuga a DC después de que se hartara de Marvel porque le obligaban a hacer crossovers. Sería como ir de la sartén a las brasas, si no fuera porque ha pactado antes que va a ser de los pocos con protección contra editores. Este tomo es una muestra de la actitud actual de JMS: Empezó con un anuncio a bombo y platillo, diciendo que tenía ideas para docenas de team-ups, y que haría que fuese de las 10 más vendidas. Un año después, la serie es cancelada porque JMS ha pasado a cosas que le interesan más (que también ha dejado a medias para cosas que le interesan más aun) y vendió mediocremente. P: El resultado han sido 9 comics, con 9 team-ups distintos, que transcurren en un pasado atemporal de DC (generalmente alrededor de la Edad de Plata, aunque hay excepciones, y a veces si que están situadas cronológicamente) y que son muy a lo Straczynski, ciertamente. Tienen parte de la magia y el optimismo de la Edad de Plata, pero con un tono más maduro y tratando de decir algo serio. De hecho, como casi todas las historias de Straczynski, sobre todo recientemente, le resulta tan importante el mensaje que tiene que decir, que eclipsa todo lo demás, aunque al menos suelen ser ideas apropiadas para el team-up en cuestión.

A: Básicamente JMS intenta usar los tem-ups como si fuese un libro de relatos. No son las leyendas de Bécquer pero casi, siempre con un toque épico y sentimental. Algunas le salen mejor que otras, eso sí. Pero básicamente es eso, querer lucir talento literario.

P: La primera historia es un team-up entre Batman y Robby Reed, el primer chaval que llevaba el Dial H de Heroe (visto aqui en una serie hace unos años, básicamente, te convierte temporalmente en un superheroe aleatorio distinto cada vez), y va de lo que pasa cuando Robby, el inocentón de turno, trata de meterse en el mundo más serio de Batman.

A: Me parece el relato más conseguido de todos, está narrativamente muy bien construído, con revelación final perfectamente explicativa, con un conflicto bien planteado y no resuelto de forma simplona. Y con Batman en su sitio. Que sea un tipo duro y de moral muy estricta no significa que tenga que ser constantemente un misántropo terrible. Bien por JMS.

P: Yo creo que es una historia bastante simple que se pasa todo el número esperando a la moraleja final, y hasta entonces se hace aburrida. Y mira que es dificil hacer una historia aburrida con el Dial H. Todo para una moraleja que es la de siempre en este tipo de historias. “El mundo real no es lugar para superheroismo anticuado, aunque puntos por la actitud, chaval”, etcetera

A: Me has copiado el comentario… para la siguiente historia. Cambiándo una parte por “mira que es fácil hacer una historia aburrida con soldados de la Segunda Guerra Mundial”.

P: Como dice Al, esa es de Flash y los Halcones Negro (aviadores de la 2GM cocreados por Will Eisner), y tiene a Barry viajando al pasado para ver lo heroicos y sacrificados que son los soldados de la guerra. Si la anterior historia tenía una caracterización suficientemente sólida como para que la moraleja no quedase forzada, aquí no hay tanta suerte. Al final, resulta casi más incómoda que emocional.

A: Además de tener la excusa más jodidamente facilona para encajar una historia jamás contada. “Flash viaja en el tiempo durante meses pero para nosotros sólo pasa un segundo”. Y por supuesto, nunca más en su vida mencionó haber pasado meses luchando en la Gran Guerra, porque eso es algo completamente intrascendente.

P: Habría pegado más con Rip Hunter o alguien así. O sin la tontería de que pasa tanto tiempo. La idea quedaba clara sin meterla por la garganta, Joe.

A: En serio, quiero recalcar lo terriblemente forzado que es el medio de conseguir la historia:”Flash, tenemos que probar tu supervelocidad y sólo hemos encontrado este enorme cementario en Las Árdenas para hacerlo”. ¿¿¿¿!!!!???%&%%

P: Eso pasaba en la Edad de Plata día si, día no. Es una cosa que ha captado bien.

A: En cualquier caso, hubiese perdonado el mecanismo forzadisimo de tener historia si ésta hubiese valido la pena pero no es el caso. Y ésta si que es una moraleja facilona, con dilema moral terriblemente cutre comparado con la anterior.

P: La clase de lógica que se usaba en la Edad de Plata no llama la atención si se usa en una historia en cachondeo, o al menos exagerada y que no se toma a si misma muy en serio. Y esto es todo lo contrario, se toma a sí misma mortalmente en serio. Es una extraña mezcla de tonos: “Lee este comic, tu vida depende de ello”

La siguiente historia vuelve a tener a Batman, y su acompañante es aún más rebuscado: Es el Hermano Poder, un muñeco viviente que tuvo una serie que sólo duró 2 números en los 70, y que era básicamente Joe Simon metiendose con los hippies. Aquí, JMS se toma al personaje más en serio, pero en otra dirección, hablandonos de lo que ha quedado del movimiento hippie décadas después.

A: Probablemente es la historia que literariamente mejor le queda a JMS, con un cierto paralelismo que monta con las pelis de Frankenstein. Y sin embargo en el aspecto del mensaje, aunque tiene momentos buenos se lo carga casi todo una serie de viñetas totalmente simplonas que comparan “Entonces” y “Ahora”, intentando forzar un mensaje socialmente apocalíptico que ya carga por excesivo. Una pena porque por el resto parecía muy bien encaminada, con el Hermano Poder representando ciertos valores perdidos. Pero tampoco es eso.

P: JMS capta muy bien la nostalgia bien entendida (es decir, el evocar emotivamente cosas perdidas del pasado, incluso en gente que no estuvo allí), y hace que realmente de pena lo que ha pasado con el espíritu de los 60. En cuanto al mensaje social, creo que está bastante bien equilibrado, sin tener del todo las gafas del color de rosa respecto al pasado. Hace un buen trabajo con la presentación del Hermano Poder (y dadas las intenciones de Simon cuando lo creó, no queda mal tomarselo en serio en vez de a cachondeo, como hizo Gaiman, que también lo rescató en un especial hace años). El que está un poco fuera de lugar es Batman, que está sólo como figura neutral para reaccionar ante la historia.

A: Supongo que Batman es el prota por defecto de la serie cuando quien importa es solo el segundo invitado. Hay otros héroes en los que hubiese encajado también bien el reencuentro con la conciencia de los 60, a lo mejor Linterna Verde, pero seguramente el tono de la historia exigía algo más callejero. Y creo que queda bien, JMS logra que sea bastante emotivo, con momentos muy intensos.

P: Si, Brave & Bold solía ser un team-up de Batman e invitado en los viejos tiempos. (Al igual que lo es en la serie de animación del mismo nombre, que es absolutamente fantástica) Y si, la historia habría pegado más con un verde, pero con Flecha, que para algo es el héroe hippie de DC.

La siguiente historia es un team-up entre Linterna Verde y el Dr. Destino, y es la primera que hace referencia a historia de DC. También es la primera en centrarse en la caracterización de los personajes. Y por consiguiente, es la primera en cagarla enormemente. JMS, como buen guionista, para hacer un team-up, busca que pueden tener en común los protas. Sólo que aquí la temática común se basa en un malentendido semántico por parte de JMS. El Doctor va del destino, es decir, lo contrario del libre albedrío (free will, en ingles). Linterna va de la fuerza de voluntad, will power en inglés. Habría una conexión, excepto que son dos llaman igual en inglés por casualidad, y realmente no hay conexión. Por otra parte, pese al nombre, el Dr. Destino tampoco ha sido definido especialmente por ser un creyente del destino, al menos como nos lo ponen aquí. Da la impresión de que JMS se está inventando a los personajes para tener el conflicto. (Y aparte, hay un pequeño fallo cronológico, ya que en la historia que hacen referencia, ya era otro Dr. Destino)

A: Y todo esto es una pena, porque la historia funcionaría razonablemente bien si los personajes tuviesen las características que JMS cree que tienen. Es una bonita historia de sacrificio, con un toque de lucha entre voluntad y resignación. Tiene otro problema, que es que para que haya historia Destino tiene que hacer una jugada nada propia de él y la cual reconoce que ha sido una estupidez al final.

P: La siguiente no es del todo un team-up, es una historia del Átomo, con el Joker como villano, que está puesto como el otro protagonista porque… la serie va de eso. Tiene a Ray metiendose en la cabeza del Joker, tanto literal como figuradamente. Y aparte de la ciencia imposible que eso implica, que puede pasar siendo esto el Universo DC, en DC realmente deberían ponerse de acuerdo con respecto a la personalidad del Átomo. Vale que nunca ha tenido una gran serie o historia famosa que le defina como a otros, pero aún asi… No tiene sentido que en un mismo año, le tengamos como la persona más compasiva de la Tierra, y simultaneamente, alguien que quiere ver morir al Joker, o peor aún, un torturador (pero bueno, eso era en Requiem por la Justicia, y en cuanto antes olvidemos todo eso, mejor)

A: Eso es lo peor de toda la historia. Esa duda moral de si debe salvar la vida del Joker le pega a un personaje más oscuro o castigado, pero no a uno de los estandartes de la bondad y el heroismo. Para ellos simplemente no cabe eso. O ni tienen ese pensamiento o les dura un segundo. Y lo peor no sólo es que muestre ese seudoconflicto, es que actúa como un cínico durante toda la historia. Átomo muy mal tratado, pero bueno, se compensa con el Joker, con un recorrido por su infancia que es bastante divertido.

P: Al final, aparte del conflicto moral bobo, es una excusa para explorar al Joker. Excepto que cualquier intento de ahondar en su pasado es futil, porque todo flashback a su pasado puede no ser cierto. Es uno de esos personajes, como el Extraño o el Fantasma Desconocido, que funcionan mejor si no sabemos su pasado, o al menos, hay versiones opuestas a la vez. En cuanto al porqué hace lo que hace… Straczynski se basa totalmente en la película del Caballero Oscuro. Lo cual es válido, pero no universal (como dice Morrison, cada cierto tiempo el Joker reinventa su personalidad, y esta es sólo una de ellas), y en cualquier caso, ya lo hicieron mejor Goyer y Nolan.

A: En cualquier caso, es una personalidad lo suficientemente perturbadora como para que funcione bastante bien.

P: La penúltima es un team-up entre Aquaman y Etrigan el Demonio, y esta vez el tema común es… um… Chthulu. Porque es un bicho marino y una especie de demonio, supongo. A partir de aquí es cuando JMS empieza a dejarse de temas, y empieza más a divertirse con los personajes.

A: La verdad es que Etrigan es un personaje que se presta bastante a divertirte cuando lo usas, Aquaman algo menos. Realmente la historia de cómo luchan ocntra esa especie de Sarlacc le importa más bien poco a JMS que, una vez más, quiere hacer literatura. Así que fuerza la absurda presencia durante los hechos de un testigo anónimo con mucha verborrea dramática para que narre luego su experiencia.

P: Creo que el testigo anónimo se supone que representa a los lectores. O al propio JMS. O a ambos.

A: Podía haber buscado una excusa mejor para meterlo. Porque la presente es que Aquaman decide, en lugar de mantenerle a salvo, exponerle al peligro para… nada. Porque realmente no le necesitan en absoluto.

P: Es una historia de acción/aventura divertida, que se vuelve un poco pesada por el intento de tener la narración literaria farragosa y la moraleja final. (Donde JMS una vez más se inventa los poderes de la gente… la telepatía de Aquaman sólo afecta a peces, no a personas) Oh, y el otro tema en común es agua y fuego, y tradiciones antiguas que ambos representan, aunque están de fondo.

Lo peor del tomo viene al final, en un número que es vergonzoso. Es otro donde hace referencias a historias pasadas, y aunque aquí creo que no la caga con la cronología, no juega a favor de la historia, precisamente. Es un team-up entre Wonder Woman, Batgirl y Zatanna, y es una serie de tópicos pseudomachistas sobre mujeres. Para empezar, pese a que no habían aparecido juntas jamás, resulta que son amigas del alma. Porque son chicas, y tienen que serlo, claro. Luego, cuando los hombres hacen team-ups (notese que todos anteriormente han sido hombres), se van de pelea o de debate filosófico. Las chicas, sin embargo, se van de fiesta. Porque eso es lo que hacen las chicas, aunque sean superheroinas: Irse de fiesta, y llorar. 

A: Y lo peor, después de todo el rollo “gente que llora en las discotecas”, es que toda la historia estaba articulada en función de un plan de Zatanna que, queriendo aparecer como conmovedor solo parece tremendamente frío, cruel, desasosegante y desagradable. En cantidades industriales, además.

P: Si, la primera mitad del número es el rollo de discoteca, a base de los peores chistes al respecto que te puedas imaginar. Eran viejos cuando JMS era joven. Y en la segunda mitad se pone serio, y es aún peor. Básicamente, la historia depende de que sepas que en breve, Batgirl se quedará paralitica y acabará convirtiendose en Oráculo. Si no, no pillarás el resto (y eso que se supone que esto va para todos los públicos, por eso son historias sueltas, pero bueno) El caso es que JMS se pasa toda la historia guiñando a ese hecho futuro tan fuerte que se acaba haciendo daño en el ojo. Y encima, el retcon que mete para que pueda haber historia, cuando te paras a pensarlo, además de estúpido y forzado, deja a los otros personajes como unas arpías.

A: Mala premisa y mal desarrollo. Y un montón de mierda discotequera. Hay momentos donde cuesta creer que es un comic en serio y momentos donde es imposible pensar que es un comic de cachondeo. Solo hay un chiste concreto simpático en todo el comic, seguro que lo localizáis fácilmente. Es el único.

P: El dibujo del tomo es de Jesus Saiz, que andaba cierto tiempo desaparecido, y resulta que era para tenerle preparado para este “gran lanzamiento”. En cualquier caso, merece la fama, porque lo hace muy bien. Muy sólido, bonito, con personajes con una gran expresividad, y es capaz de mezclar personajes muy distintos en un mismo tono sin que quede incongruente.

A: Es un dibujo realmente precioso, y si quiere captar el tono de la Edad de Plata lo consigue. Es colorido y alegre (cuando tiene que serlo). Los que le suplen en algún número posterior como el de Átomo no lo hacen mal, pero no están a la altura de Saiz.

P: Justiniano dibuja el del Átomo, y está algo cambiado, parece una versión mejorada de Porter, más sólido de lo normal. Pega dentro de esta serie, en cualquier caso. Y el último número es de Cliff Chiang, que debería prodigarse más, porque es lo único bueno del número, más bonito aún si cabe que Saiz.

Hay una historia de dos números más (protagonizada por cuatro grupos) por publicar, que incomprensiblemente, DC/Planeta no ha metido en el tomo. Y en vista de la historia pasada mencionada más arriba, dudo mucho que llegue a publicarse, porque ni JMS ni Planeta son de fiar. (Por cierto, una serie que se queda cortada a medias, y los dos últimos números sin recopilar… es otra vez el Escuadrón Supremo de Straczynski. Si te engañan una vez, culpa suya, si te engañan dos, culpa tuya) Un tomo muy curioso, con muchas cosas tanto buenas como malas, a veces a la vez. Al final, supongo que depende de si aguantas el particular estilo de Joe el Que se Deja las Cosas a Medias o no. Neutral (6)

JLA Vol.3 Nº2

P: Esto es el principio de la etapa de James Robinson en la serie regular de la Liga de la Justicia. Planeta se ha saltado un año de historias, pero francamente, tampoco se ha perdido mucho. Y si te perdiste el tomo anterior, que incluia la miniserie Requiem por la Justicia, tampoco te has perdido nada bueno. Era uno de los peores comics en mucho tiempo, y hasta el propio guionista ha pedido perdón. Lo bueno es que Robinson aquí tiene algo más de libertad, y va a poder escribir historias que no son mandatos editoriales subnormales. (Se acabaron las muertes gratuitas, y que conste que Robinson al final hizo menos que las que le mandaron, así que imaginate). Lo malo es que la serie continua siendo esclava de los editores de DC y a merced del resto de series, así que mucha libertad, tampoco. Primer ejemplo, nada más empezar, Robinson tiene que lidiar con dos números de cruce con la Noche Más Oscura, lo que nunca es bueno. Pero encima, eso le toca a partir de su segundo mes. Y hasta después del cruce no puede montarse una alineación del grupo. Así que tiene un mes donde no puede pasar nada. Así que lo que hace es un debut bastante patético donde coge los restos bastante patéticos de alineación de la Liga que le dejaron sus predecesores, más algún otro personaje que pasa por allí aleatoriamente, y les hace enfrentarse a un villano clásico que pasa por allí aleatoriamente también, hasta que la historia se corta arbitrariamente porque empieza el crossover.

A: Parece que Robinson ni siquiera hace el esfuerzo de evitar que la aparición de Despero sea una excusa barata para rellenar páginas de pelea. Es como una especie de huelga de ingenio caído para protestar por no poder empezar a hacer tramas de verdad, supongo. Y aún encima arrastrando, como dice Peter, personajes en franca decadencia tanto moral como física. Plastic Man se está derritiendo y Vixen está coja, lo que la hace más inútil si cabe. Por supuesto, el fin de la pelea es tan abrupto y descontextualizado como el resto de la historia merece.

P: Es como la primera pelea de un videojuego. Aparece porque hay que enfrentarse a algo, y se acaba cuando le has pegado suficientes golpes para que te deje pasar. Y los personajes tienen más o menos la misma caracterización que en un videojuego. Una única emoción: Depresión. Es el efecto Requiem por la Justicia, supongo. Después toca el cruce con NMO, y es una mejora, aunque sólo sea porque Robinson utiliza a los Linternas Negras para explicarnos porque los protagonistas apestan tanto. Es quizá el mejor uso de los jueguecitos mentales de los LN, porque al menos sirve para algo. Es hacer limonada de los limones que ha heredado, y ya que se va a librar de ellos, al menos dar una buena explicación.

A: La depresión es infame, es una mezcla de aquel número de cierre de Vengadores Costa Oeste donde todos se echaban mierda unos a otros y de los números viejos de 4F donde se replanteaban si el grupo deberia seguir existiendo. Si Sergio Aragonés pudiese hacer una parodia tendría a Vixen diciendo “¡Abandono los Cuatro Fantásticos!”. Y después, efectivamente aparecen los zombis y son divertidos. Porque un uso no explorado de zombis que regresan con mala leche para torturar a sus antiguos amigos es poner en su boca todas las críticas que los lectores han desarrollado a lo largo de los años sobre dichos personajes. Y eso, en el caso de Vixen y Gypsy, da para mucho y muy gracioso.

P: Si, es una reunión de la Liga de la Justicia de Detroit, y a diferencia de revisionismo como LJA Encarnaciones, no se cortan en expresar lo mierda que fueron las ideas “maravillosas” de Conway. Demonios, el único motivo por el que Gypsy está viva es porque DeMatteis no tuvo narices de matar a una niña, ya que era la más odiada del grupo, mucho más que Acero, que era casi decente. Ya puestos, Robinson explica, y deja claro por fin que no tiene absolutamente ningún sentido que el personaje se llame Gitana cuando es una niña de los suburbios, (independientemente de las gilipolleces que dijera Englehart en un Clasificado) y la escena donde por fin le dicen eso a la cara es gloriosa.

A: Es de destacar la capacidad de Robinson para hacer que el Vibe zombi sea un 200% mejor personaje que el original, lo cual consigue que durante la pelea tengas muchas más ganas de que consiga matar a Gypsy y a Vixen, a ver si así… aunque yo tampoco albergaría muchas esperanzas. Por otra parte, Zatanna está teniendo su propio encuentro-con-plantilla con un zombi-ser-querido pero para ser una mera fórmula, Robinson no lo hace mal. Queda bastante dramático y es creíble.

P: El combate entre Zatanna y Linterna Negra Zatara es una idea tan lógica como completamente absurda. Es casi más un chiste que otra cosa, y Robinson no lo estira mucho más de lo que aguanta. Está bien que mencione que es la segunda vez en poco tiempo que Zatara resucita y muere (la otra fue en la horrible Reinar en el Infierno, afortunadamente inédita aquí) Y es que Robinson deja en ridiculo incluso a Morrison y Johns en lo que a hacer referencias a historias pasadas (sean recientes o de hace décadas) y que parezcan orgánicas y apropiadas. También lo hace en la pelea de los Doctores Luz, haciendo referencias a apariciones en Escuadrón Suicida, pero no cortandose metiendo un retcon para justificar despues de 25 años que Kimi use esa identidad. Esa pelea, por cierto, también caracteriza a la Dra. Luz de manera mucho más coherente que la mayoría de sus apariciones, y de paso, también explica los fallos de su personalidad, y ya puestos, los usa para criticar fallos en la cultura japonesa en general. El Dr. Luz, por su parte, continua con su caracterización reciente de Dr. Violación, aún más asqueroso si cabe al estar muerto. Y tienen de las maneras más lógicas de derrotar a los Linternas Negras, teniendo a la Doctora LUZ, y a la Deus Ex Machina viviente. 

A: Tener gente de luz ayuda mucho a la Liga y a los Outsiders, sin embargo Mr. Terrific va a tener que devanarse los sesos mucho más. La lucha entre los dos doctores luz es el mejor momento serio del tomo, y Robinson se toma el trabajo de darle un background coherente a Kimiko, después de ser un personaje que ha ido a bandazos de un lado para otro sin que nadie se centrase lo suficiente en ella. Y aprovecha los rasgos culturales, más allá del uso de tópicos a lo Contest of Champions que suele caracterizar a los héroes extranjeros en comics americanos.

P: Para que os deis cuenta de lo mal que han tratado los guionistas a Kimiko, algún subnormal la tuvo practicando medicina por ser “doctora”, pese a que es Doctora en Astrofisica. Y tiene sentido que Robinson sepa de lo que habla de la cultura japonesa, está casado con una japonesa-americana. Después del crossover, empieza la etapa de verdad, y toca reunir una alineación competente. Y curiosamente, está compuesta por la unión de tres conjuntos: Los protagonistas de Requiem por la Justicia, los Nuevos Titanes que andan libres, y los protagonistas de su etapa actual en Superman. El resultado es una alineación bastante buena, con representantes de todos los iconos que debe haber en la Liga de la Justicia (hay un Superman, un Batman, una Amazona, etc… que si no son los clásicos, está lo siguiente mejor) aunque quizá con demasiados personajes que están ahí por capricho y no porque se lo merezcan (uno o dos están bien, más no)

A: Me gusta mucho ver a Dick Grayson ejerciendo de nuevo Batman dentro de la Liga, además creo que Robinson va a saber darle el tono apropiado. Ejercerá el papel de Batman pero a su manera. Me pega menos gente como Cyborg a la que mi mente rechaza automáticamente como miembro de la JLA. Y tampoco soy muy partidario de Guardián.

P: Hay que tener en cuenta que gente como Starfire y Cyborg no sólo son héroes veteranos a estas alturas, han aparecido en una serie bastante popular de TV, así que ahora son de los personajes más icónicos y reconocibles de DC, que es de lo que va la LJA. Demonios, Cyborg ha aparecido en 3 series de TV distintas, y es el segundo héroe negro más famoso de DC. Guardián si que está únicamente como promoción de la etapa actual de Robinson donde es coprotagonista, igual que la Doctora Luz. El primer número es de reclutar esta alineación, y el resto van de meterles en su primera gran aventura, que se queda cortada en este tomo por alguna razón. Pero realmente, todo eso son excusas para las dos cosas que realmente se le dan bien a Robinson. Una es la caracterización, y aunque a veces es un poco extraña (se esfuerza en darle a Donna Troy una distinta de Wonder Woman, aunque para eso tenga que redefinirla otra vez) y los diálogos son muy peculiares (aunque se nota menos en español) al final está bastante bien, y da la sensación de ver retazos de gente de verdad con conexiones de verdad. La otra es que la LJA es sólo la excusa de Robinson para escribir, como en Requiem, una serie sobre todo el Universo DC. Aunque la Liga sean los protagonistas, en un par de números pasa por la serie una cantidad de personajes de todos los rincones y décadas del Universo DC, que no son ni de lejos los típicos que suelen usarse (los menos conocidos de Trinidad son como los más conocidos de aquí) Para fans de la historia DC es una delicia ver a gente olvidadisima desde las antigüedades como Darwin Jones, hasta recientes como la Compañía Poder, pasando por distintos personajes históricos. Y para los menos expertos, están bien presentados, explicando bien quienes son, que papel único tienen en DC, y porque molan, sirviendo de gancho para el Universo DC. 

A: Desde luego, para gente que está más verde en el mundo DC como yo, es mucho más accesible esta JLA con todos sus personajes invitados que alguna cosa que comentaremos más adelante.

P: Por último, aunque sea poco más que una excusa, la historia tiene unos villanos, y son otra buena idea. La idea es muy simple y se ha hecho antes, pero la gracia es que ahora tiene más sentido que antes, Robinson la explora más de lo habitual, y además, es otro sitio más donde Robinson coge una cagada del pasado (en este caso, una de las muchísimas de Brad, que presentó un villano sin molestarse en decir quien o que era), y la transforma en algo más interesante. Esto da para un misterio más o menos ominoso, y para unas escenas de acción bastante decentes. Escenas de acción que sirven para que Bagley se luzca. Este es su primer trabajo desde Trinidad, que también era un tour por DC, y le viene hecho a la medida. La acción la compone muy bien. Desgraciadamente, el acabado es bastante penoso, supongo que por el cambio de entintador y producción de Marvel a DC, aunque en Trinidad no era tan malo. 

A: De Bagley solo puedo decir que le echaba de menos. Del resto, que echaba de menos leer historias buenas de la JLA. Una, porque hace mucho que no leo historias de la Liga, otra porque ha habido bastantes mediocres. Promete.

P: Desgraciadamente, los próximos números van a volver con las malas ideas de Requiem por la Justicia, y más crossovers, y más interferencias editoriales, así que a saber que pasa con esa promesa. De momento, es un tomo bastante extraño, con cosas bastante buenas y bastante malas, que si no fuera por los diálogos distintivos parecería de guionistas distintos. De todas formas, los fans de DC y la acción superheroica pueden encontrar varias cosas interesantes. Recomendado (7)

JSA Vol.3 Nº1

P: Este es el principio de la nueva andanza post-Johns de la serie, ahora en tomos. Para empezar, en vez de publicar la miniserie de la Noche Mas Oscura correspondiente como especial aparte (como Wonder Woman o Flash), viene en este tomo junto a los dos siguientes números de la serie regular, que son de relleno y nada tienen que ver. La miniserie tiene el mismo equipo creativo que la de Superman, Robinson (en su afán de escribir todo el Universo DC este año) y Barrows, aunque ambos requieren de ayuda hacia el final (de Bedard y de Pansica, que también sustituyó a Barrows en Action, respectivamente). Además, continua tramas de esa miniserie. Y además, usa la misma fórmula que esa miniserie. Es la misma fórmula que prácticamente todos los crossovers de la Noche Mas Oscura, y a estas alturas, ya está muy, pero que muy vista. Repaso de la historia de los resucitados. Tratan de jugar con la mente de los héroes. Los héroes dudan pero les rechazan. Hay alguna complicación debido a los poderes de los Linternas. Pero los héroes se sacan de la manga algo para destruirlos.

A: Es la misma fórmula pero diría que peor hecha, apenas aprovechan las implicaciones sentimentales de los resucitados, salvo en los casos de Damage y del padre de Jesse Quick. Los miembros fundadores de la Sociedad, sin embargo, pasan totalmente desapercibidos. Es más, no sólo es la fórmula repetida una vez más sino que hay una subfórmula repetida en los tres números de la propia mini. Y la forma de derrotar a los Linternas es necesariamente más elaborada que en LJA u Outsiders pero tampoco está bien construída la trama de cómo se consigue. Lo único que me parecía interesante de la mini era que contaba el enfrentamiento contra Superman-2 que seria el zombi más peligroso. Una vez vi que realmente ya habia ocurrido antes en la mini de Superman, esta historia me parece ya totalmente prescindible

P: Bueno, habría sido una pena no tener un combate entre Superman-2 y Power Girl. Por otro lado, hay muchos otros combates con Linternas Negras obvios que no se han hecho, algunos en esta misma miniserie, así que tampoco sería raro. Siguiendo tan de cerca la fórmula, sólo se pueden intentar bien dos cosas. Una es tratar de exprimir al máximo las emociones que despiertan los no-muertos, a ser posible, diciendo cosas nuevas sobre los vivos. En este caso, sólo se consigue con el subargumento de Jesse, que entre otras cosas explica bien porque ya no es Liberty Belle (será menos única, pero mejor homenajear al progenitor muerto) La otra es hacer uso imaginativo de las habilidades tanto de vivos como, sobre todo, de muertos. Y eso apenas se hace tampoco. Robinson al menos es consciente del nivel de habilidades de algunos personajes (está bien que recuerde lo peligroso que es un genio como Mr Terrific haciendo de malo, y también que los magos como Dr. Destino o Jakeem Thunder están a otro nivel) (Por cierto, al menos Robinson se acuerda de que existe Jakeem, que es más de lo que se puede decir de los demás sucesores de Johns) pero lo demás son acciones bastante genéricas y olvidables. Y la manera de derrotarlos, aunque simbólica, es un follón que surge convenientemente por necesidad.

A: Y es tan terriblemente conveniente que también es de un único uso por necesidad. Tienes razón en lo de Jesse Quick, que enfoca el encuentro desde un punto de vista muy verosímil: alguien que sabe que el zombi no es su ser querido pero, al menos momentáneamente, prefiere vivir en la mentira, por muy peligrosa que ésta sea. Lo de Mr. Terrific de malo me parece muy interesante pero como decía antes, apenas se menciona, no se explota casi nada. Hubiese sido un enfrentamiento mucho más interesante que el bis de Superman-2.

P: No me cabe duda que simultaneamente tiene mucho potencial desaprovechado, y es redundante. Es Robinson en autopiloto. (Por parte de todos… dos guionistas, dos editores, y aún así el comic tenía varios fallos en plan cambiarle el nombre a los personajes o cometiendo fallos históricos graves, algunos de los cuales se han corregido en la edición española) Al menos el dibujo de Barrows es decente y apropiado, aunque repetitivo. El de Pansica, algo peor.

A: Se nota la diferencia pero al menos no es uno de estos tomos con el dibujo a dos velocidades. Más o menos queda una cosa coherente.

P: La otra historia son dos números de relleno de Jerry Ordway que hacen de puente entre la etapa Johns, y la Willingham-Sturges. Y cuando digo “puente”, quiero decir “historia de relleno que no tiene nada que ver con nada anterior ni posterior”. Que, por cierto, transcurre bastante antes que la miniserie de Noche Mas Oscura, porque Damage aún está vivo. Y como suele pasar con los números de relleno de Ordway (recordemos aquellos que hizo en Vengadores cuando Busiek, por no recordar lo malos que fueron los números de JSA que coescribió con Johns), parecen sacados de una década o dos antes.

A: O cuatro. Es una historia bastante llana y bastante edad de plata. Y tiene la particularidad de resolver a modo de epílogo un misterio que no se plantea durante la historia, cosa que es bastante curiosa. Luego, en vez de disimularlo, se regodea en lo terriblemente abstractas que son las intervenciones del Espectro. Lo único destacable, el subargumento de la relación entre Rompeátomos y Stargirl. Oh, y un montón de moralina con setenta años de retraso sobre Hiroshima.

P: Ordway recupera un villano de All-Star Squadron, y lo escribe con la misma sofisticación que Roy Thomas. Es decir, trata un tema serio de manera simplona. El villano tiene los poderes que requiere la historia, omnipotente (derrota al Espectro, incluso) a veces, vencible fácilmente otras, es de una sola nota de personalidad, y una sola idea se estira tontamente durante dos números. Para hacerlo ligeramente más tonto, aparentemente Ordway no se ha molestado en leerse los números recientes de la serie, porque el malo salió hace un año, contradiciendo lo que dice aquí de llevar décadas atrapado. Pero esto no toca tanto las narices como la página final, la de Stargirl y Rompeátomos. Aparte de que es reciclar lo que ya hicieron con el Capitán Marvel, pero sin la parte donde tenía emoción, el resultado es cargarse un subargumento prometedor porque, una de dos, u Ordway es un estrecho de mente, o está escribiendo a los fundadores como si lo fueran. Es decir, Courtney tiene 17, Al tendrá 24 o 25 como mucho. Al es un desastre, y Courtney es muy madura para su edad, y es suficientemente mayor como para arriesgar su vida a diario. Están a un nivel de madurez similar, o incluso superior por parte de ella, y tienen mucho más en común entre ellos que cualquiera de sus respectivas edades de fuera del grupo. 

A: Y Wildcat ha tenido relaciones con bastante más diferencia de edad, sin mayores problemas.

P: Poner trabas a una posible relación entre ambos por algo completamente arbitrario es una tontería, y debería ser bastante evidente incluso para vejestorios como los fundadores. (Que, en cualquier caso, deberían verlo incluso como normal, porque era más normal en su época) Pero da igual, porque Ordway ni se molesta en justificar nada, es un epílogo que se saca del trasero. Si lo que quería es mostrar a los fundadores como unos hipócritas crueles alejados de la realidad, lo ha conseguido. Si pretendía mostrarlos como que estaban en lo correcto, es él el que está bastante alejado, lo cual tampoco me extrañaría después de leer esto. Demonios, Stargirl es literalmente una marioneta en esta historia, y es la única chica.

A: Yo creo que el conflicto es susceptible de surgir. Al fin y al cabo son un grupo público, estas cosas siempre se critican, bla, bla bla… pero habría que darle muchas más vueltas y poner muchas más perspectivas. No zanjarlo de este modo y con este resultado. Pero el tema, como relación difícil y conflictiva, me parece una buena elección.

P: Por tonto que sea el guión, el dibujo de Ordway si que está bien. También es retro, pero eso no queda tan mal en este caso.

A: A mi no me gusta, es tan retro que parece un boceto. Ya le pillé manía en aquella historia de Vengadores y pensaba que era solo por la diferencia con Pérez pero no. He visto que así a pelo tampoco me convence.

P: No es un buen tomo, y puedes prescindir de él si eres fan del grupo. Por otro lado, dado que la SJA actual empezó con Robinson, estaría bien terminar con él, porque es lo último de la Sociedad en condiciones antes de que los siguientes autores destrocen todo lo que han hecho estos 11 años. No Recomendado (4)

Outsiders Vol.3 Nº2

 

P: Otro tomo con 2 números de crossover con la Noche Mas Oscura, y 3 de la serie regular. En este caso, continua la etapa de Tomasi en Outsiders, que recordemos es la quinta dirección distinta en 2 años, y que sólo durará un año, a su vez. La dirección de esta semana en la serie es tener prácticamente a los Outsiders originales (reunidos porque Didio tiene nostalgia, pese a que son una agrupación aleatoria de personajes sin nada en común) en misiones “secretas” enviadas por Batman más allá de la tumba, o algo así. En la práctica, es un grupo de superhéroes genéricos, en misiones ligeramente proactivas y poco llamativas. Es decir, casi lo mismo de siempre. Tomasi aquí no está en modo de imitar a Johns, pero porque ni siquiera llega a eso. Está imitando… nada, realmente. Son más genéricos y simplones que en la serie original de los 80, que ya es decir. En los tres primeros números, los Outsiders se enfrentan a villanos de Batman, uno a uno. Que no es que estén sobreexplotados, ni nada, ni que hayan aparecido en una docena de comics en el último par de años. Dios, la seguridad en Gotham da pena. Los Outsiders aparentemente son tan patéticos que les cuesta esfuerzo vencer entre todos a villanos con los que puede Robin.

A: Lo de “ir a buscar a villanos escapados de prisión” es relleno facilón para un número, pero para tres ya me parece excesivo. Y más cuando uno de ellos es Killer Croc, porque la historia de Clayface es más original, incluso la de Mr. Frío pero lo del cocodrilo es terrible. Me parece buena idea, eso sí, lo de que que los villanos estén como locos tratando de quitarse los implantes de Máscara Negra.

P: Está bien que haya conexión entre series, aunque yo también estaría como loco tratando de evitar cualquier conexión con esa serie en concreto.

A: Y luego, tengo que decirlo, los Outsiders son un coñazo porque están repletos de personajes de mierda. Katana lo es. El Búho lo es “wow, tengo un traje tan sofisticado y lleno de secretos, que siempre uso el mismo, mis orejas arrojables”. Relámpago Negro lo es. Halo lo es. Geo-Fuerza y Metamorfo molan pero Tomasi apenas les da coba. Al único que quiere hacer divertido es a Creeper y lo hace de un modo bastante genérico, el típico graciosete vamos…

P: Tiene narices que Creeper, que es un psicópata, sea ahora el típico graciosete, simplemente. Y lo del detective imitando por ningún motivo explicable al Anti-Batman vestido de Buho Nocturno es demencial. 

A: En la escena del Buho circulando por la nieve eché de menos a Rorschach pero nada, sólo estaba el mierda de Relámpago Negro.

P: Y Relámpago Negro es mucho mejor personaje que Geo-Fuerza, aunque no se note en estos números, porque está escrito tan genéricamente que podrías sustituirle por docenas de personajes y ni se notaría. Pero al menos Relámpago ha protagonizado alguna historia buena. Pero vamos, si, son personajes muy cutres. ¿De quien fue la idea de reunirlos a todos de nuevo? Oh, de DiDio. ¿Porque? Por nostalgia, claro. ¿Y porque demonios reedita Planeta la mierda de serie original en vez de, no se, Escuadron Suicida? Estupidez supina, no hay otra explicación. En cuanto a los crossovers, mezcla la mediocridad absoluta de esta serie con la fórmula del crossover, y te harás una buena idea.Tenemos a Terra contra la mitad del grupo, y es exactamente igual que otros crossovers. Y lo de exactamente igual es en serio, porque Terra ya fue la mala de la miniserie de Noche Mas Oscura: Titanes. ¿En que demonios pensaban cuando creian que desenterrar literalmente el cadaver del Contrato de Judas durante 5 números, para no decir nada nuevo, era buena idea?

A: Mira la diferencia de lo que comentábamos antes de Jesse Quick con su padre y el encuentro de Katana con….¡¡su marido y sus hijos quemados en un incendio!! Mira que haría falta poco para darle algo de emoción a eso. Pues nada oye, ni la primera emoción, está hecho de forma tremendamente sosa.

P: Totalmente. Lo peor es el potencial desaprovechado. Se supone que la katana de Idem puede absorber almas, y que hizo eso mismo con su familia. Sería la oportunidad para tratar el tema de los Linternas Negras y las almas, y como no son lo mismo, y tener a Katana como una maestra zen capaz de distinguir una ilusión. En vez de eso, el mismo melodrama tonto de siempre. Igualmente, Tomasi tiene a Halo, con la que ya puestos, no ha hecho nada en 8 números. Halo tiene poderes relacionados con el espectro de luz. Estamos en una saga que va sobre el espectro de luz. Sería lógico enlazar ambas cosas, explorar esa conexión y aprovechar para darle protagonismo, ¿no? En vez de eso, no hace nada hasta el final, donde usa los poderes como rayos genéricos resuelvetodo.

A: Creo que lo mejor del tomo es la subtrama con GeoFuerza, Metamorfo y Clayface al principio de todo. Y mira que es mediocre, pero al menos tiene a cada personaje dando lo mejor de sí mismo.

P: Falta de caracterización de los personajes, ninguna trama que vaya a ningún sitio, villanos sosisimos, historias mediocres y formulaicas… todo en una serie sin razón de ser, por alguien a quien en DC consideran de sus mayores estrellas. Así les va. Lo único reseñable es que este tomo ya no lo dibuja Garbett, sino el hasta ahora suplente general DC, Fernando Pasarín, y lo hace bien. No tan bien como en JSA, supongo que porque está imitando algo peor, pero sólido. Y al menos no tenemos zooms al culo zombie de Terra como otros. Aunque ironicamente, al final a Pasarin le suple Derec Donovan (anteriormente Aucoin), que no es malo, pero no pega.

A: Uf, a mi el Donovan me parece terrible. Trazo simplón e infantil. Y hace unas narraciones terribles. Si hay cuatro personajes actuando simultáneamente vamos a mostrar rigidamente una viñeta de cada uno… sin embargo Pasarín me parece un gran hallazgo.

P: Un desastre y un fracaso. No Recomendado (3)

Power Girl Nº2

 

P: Segundo tomo de esta serie, y segunda mitad de la etapa del equipo creativo que fue el que insistió para que hicieran la serie: Graymiotti escribiendo, y su mujer Amanda Connor (bueno, está casada con la mitad de Graymiotti, no con los dos) dibujando. En un principio, esta serie parecía un equivalente DC a Ms. Marvel, una serie sobre una superheroina genérica sin ninguna razón de ser, por un guionista mediocre. Sin embargo, al final ha resultado que si que ofrece algo único en el panorama: Es una serie de aventuras superheroicas desenfadada, una comedia de acción facilona, en plan Hollywood. Desgraciadamente, aunque ofrece algo único, eso no significa que ofrezca algo bueno. El nivel de humor aquí es muy, muy bajo, no es mínimo común denominador, pero está cerca. Hay algunas cosas que resultan ligeramente divertidas, pero nada que resulte gracioso. Es Graymiotti lanzando una serie de situaciones absurdas que deben de pensar que resultan desternillantes simplemente porque son absurdas. El problema es que ni son particularmente imaginativas, ni graciosas. Y además, en vez de ser como el humor bueno, donde las situaciones aunque absurdas, son creibles, aquí no. Aquí sólo existen porque son supuestamente graciosas, aunque no tengan sentido.

A: No pienso quejarme: es una comedio super tonta, con situaciones de enredo de manual de guionista de sit-com y absolutamente centrada en que la protagonista está buena. Y con especial atención a sus descomunales pechos, que tienen un momento de gloria por episodio, como mínimo. Pero no me quejo. Es culpa mía por leerlo. Les han dado a Gray y Palmiotti una serie sobre una superheroina más cuyo principal factor diferencial son sus descomunales tetas. Y han tomado la dirección obvia. Y no creo que haya muchas más series centradas en supertetas. No es mi comic, pero entiendo lo que han hecho.

P: Lo peor es que toda la mentalidad de la serie, no sólo el humor, en general todo, es de adolescentes mañacos haciendo el tonto, pero cortandose porque es para todos los públicos. Todos los chistes giran alrededor de los pechos de Power Girl, o de tener a las protagonistas en distintos estados de desnudez, o de tenerle reaccionando exageradamente a tipos que se le quedan mirando. Todo tiene una horrible mentalidad de “Club para chicos que no han visto chicas más que de lejos o en revistas”, que sería malo de por si, pero aún peor en un comic protagonizado por chicas. Es todo sub-American Pie.

A: Y lo peor es que ningún chiste es especialmente nuevo. El primer villano es una remedo de Arkon el Terrible, buscando hembra. Lo de las fotos robadas ya se lo hicieron a Hulka… nada es nuevo pro es como una recopilación. Los 100 mejores chistes de tetas, por Jimmy Palmiotti.

P: Lo de Vartox, el malo de la primera historia, es aún más ridículo. Es un revival de un antagonista de Superman de finales de los 70. El chiste originalmente es que era una copia directa de Sean Connery en una película que hay que verla para creerla llamada Zardoz (si, iba vestido así, buscalo en Internet y preparate para que tu mente explote) Aquí, sin embargo, ese chiste se ha perdido, y está únicamente por nostalgia, porque los malos guionistas de comics, en vez de vivir en el mundo real e inspirarse en él, se inspiran en comics de hace 30 años alejados de la realidad. Así que todo el chiste es que Vartox va vestido con un traje ridículo, e intenta procrear con PG. Sigue un número entero donde ese es el único chiste.

A: Bueno, tiene gracia al menos el mecanismo final de procreación, aunque le quita el sentido a buena parte de lo anterior. Y luego está la historia que toda superheroina tía buena pide. Niñatos que se masturban pensando en ella con toda probabilidad y ella siguiéndoles el juego. Es entrañable como fantasia infantil pero no muy aprovechable como argumento de comic.

P: Más tarde hay intentos de caracterizar a Kara y a Terra y darles humanidad y una amistad creible, y aunque esas partes no son vergonzosas, son también bastante simples. La parte de acción seria al final es aceptable, aunque tampoco gran cosa, y está puntuada por las tonterías mencionadas antes (ey, cortemos la historia varias páginas para tener a las protas en bañador) Al menos, aunque una de las historias se basa en la miniserie de estos mismos autores que presentaba a la nueva Terra, no se hace inaccesible para los que no la han leido. (No os perdeis nada, obviamente. Era como esto, y el intento de aclarar la continuidad de las Terras era aún más complicado si cabe)

A: Y Kara hace un chiste muy cruel a Terra sobre que en modo alguno podría servirle su ropa, que no es muy de amigas la verdad.

P: Hablando de Terra, aunque es un personaje agradable, tampoco hay mucho que la diferencie de las muchas otras superheroinas adolescentes de DC. Lo único que tiene es lo de que sea ajena a la civilización humana, y eso, por supuesto con guionistas de este calibre, la hace parecer subnormal a veces, en vez de extranjera.

A: ¿Si te digo que lo único que me pareció interesante es que hubo un momento donde me pareció que Terra podia estar desarrollando cierta atracción lésbica hacia Kara? Supongo que el chute de hormonas adolescente que destilaba el comic me pudo afectar un poco.

P: La sutileza no es el fuerte de esta serie, así que si hubieran querido indicar eso, se habría notado mucho más. Más bien es su figura de hermana mayor. No es que fuera mala idea que acabase siendo lesbiana más adelante. (De hecho, esa fue una idea abortada para la segunda Terra)

A: Sería divertido ver a Kara, que está acostumbrada a rechazar proposiciones sexuales, en la tesitura de darle un chasco a su querida “hermanita menor”.

P: Es gracioso como los guionistas no se atreven a darle un novio a Power Girl, ni siquiera un interés romántico serio. (Igual que la mayoría no se atrevían a darselo a Wonder Woman) No me atrevo a especular con los porqués, pero seguro que sería interesante ver el porqué de ese doble rasero.

A: Resumen: sabíamos a lo que veníamos y es lo que pasa cuando le das serie propia a una superheroina cuyo unico rasgo de identidad son sus tetas hiperdesarrolladas y su exhibicionismo (es gracioso que cuando se pone un vestido de noche también tenga un agujero en las tetas). Un montón de chistes verdes cutres y fáciles. Pero no me quejo, está bien como opción para diversificar.

P: Lo más llamativo del comic (aparte de lo obvio, quiero decir) y la razón por la que lo aprobaron, sin duda, es el dibujo de Amanda Connor. Lleva un montón de años en el negocio, pero no se volvió famosa precisamente hasta el JSA Clasificado protagonizado por Power Girl. Así que tiene sentido volver al personaje. El dibujo, en plan dibujos animados, es muy, muy bonito, completamente perfecto para el tono de la serie. La expresividad de los personajes es increible. Y al menos los personajes tienen una anatomía creible, dentro del estilo del dibujo. Lo mejor es que por muchas tetas y culos que pida el guión, Connor las hace parecer inofensivas y en plan divertido, en vez de explotativas y gratuitas. Y si, los pechos de Power Girl desafian la lógica, pero también el paquete de Vartox, así que estamos en paz.

A: Si los pechos de Power Girl no desafían la lógica, no es Power Girl. Suscribo totalmente lo dicho sobre Connor, un 10 para su dominio de las expresiones faciales.

P: Un comic tonto y bonito, que al menos no es tan tonto e insultante como otras cosas de DC. Y tras esto, la serie se convertirá en otra serie zombie de DC más, que continua un tiempo sin el equipo creativo y la gracia por la que fue creada. No Recomendado (4)

R.E.B.E.L.S. Nº2

 

P: Y otro tomo más con dos números de la Noche Más Oscura, y el resto no, aunque aquí el crossover está mucho mejor integrado que en el resto. Esto es la continuacion de una de las mayores sorpresas de este año en DC. Sorpresa porque ha resultado ser buena y todo, y va a sobrevivir más de dos años incluso. En teoría, es un revival de la L.E.G.I.O.N, la versión del presente de la Legión de Superhéroes de los 90, que era una extraña serie de ciencia-ficción sobre una agencia de policia interestelar liderada por un genio megalómano semibenévolo. Pero como el nombre se presta a confusiones, en vez de eso usa el nombre de su corta secuela del 94-95, REBELS, donde los protas originales se rebelaban contra la organización después de que la tomara un genio megalómano malvado. Esto parte de una premisa similar. Aparte, originalmente esta serie iba a tratar de mantener muchos lazos con la Legión de Superheroes, estando protagonizada no por el grupo de la serie original, sino por nuevas versiones presentes de los Legionarios del futuro o sus enemigos. En la práctica, eso tampoco ha salido como debía, y por lo visto, Bedard se ha rebelado contra esa sugerencia editorial, y ha hecho lo que le ha dado la gana. Si te fijas, la mayoría de esos personajes que salían en la portada del nº1 (y uno de ellos, una Princesita Esmeralda, incluso la quitaron antes de empezar) prácticamente no tienen peso en este tomo. Más aún, el Brainiac 5 como mentor fantasma de los primeros números ha desaparecido sin explicación, como parte del cortar lazos con la LSH y que esto vaya por su cuenta, aunque también influye que desde entonces se haya revelado que ese Brainiac 5 no es el de Tierra-0 y por eso no tiene sentido que considere a Vril Dox como antepasado. Ah, la planificación horrible habitual de DC.

Lo que ha quedado en vez de todo eso viene a ser algo así como la versión DC de Aniquilación. Literalmente, además, la idea del villano controlamentes y la barrera galáctica de cuarentena es la misma que Aniquilación: Conquista. Pero vamos, era algo que hacía falta después de aburrir al personal con años de Guerra Rann-Thanagar y otras tonterías pesadisimas del acabado de Starlin. En vez de eso, Bedard, experto en guerras espaciales desde su serie en Crossgen, Negación, ha aplicado la fórmula que funcionó en Aniquilación: Un gran villano renovado, una situación desesperada para los buenos, héroes de distintos sitios renovandose y aliandose dificilmente en una batalla con muchos frentes… Todo con un buen sentido del humor, y mezclado con lo mejor de la serie original, que es el protagonista, Vril Dox. Un supergenio arrogante prácticamente amoral y sin ningún tipo de don de gentes, capaz de pensar un plan para salir de cada situación, no importa a quien perjudique por el camino. Por lo que prácticamente todo el mundo en su bando quiere matarle más que sus enemigos. Es una dinámica muy buena, que hace que la serie sea diferente a la competencia.

A: He de decir que cogía este tomo de bastante mala gana porque apenas conocia a los personajes pero realmente se me ha acabado revelando como lo mejor de la semana. Y eso que el desconocimiento de los personajes sigue siendo bastante handicap, porque Bedard no ayuda nada a los lectores recién subidos al carro. Sólo la suerte del cruce con Noche más Oscura me ha permitido recapitular un poco la historia de Vril Dox pero por el resto he de decir que tuvo que pasar bastante historia para que llegase a la conclusión de que no estaba ambientada en el año 3000.

P: Bueno, es en parte culpa tuya por pillar la serie en el segundo tomo. Aún así, los rótulos de presentación de los personajes heredados de la Legión tienen que haber ayudado, ¿no?

A: Eso está bien. Me gusta ese tonillo National Geographic que le da Bedard a la historia cuando presenta personajes o planetas y sociedades. Tiene una imaginación especial muy Star Wars, una capacidad bastante buena para crear ambientes diversos. Por ejemplo, el mundo acuático de babosas que ataca Starro. Eso se le da muy bien.

P: Todo eso que dices está sacado de la Legión de Superheroes de Levitz/Giffen.

A: Los personajes tampoco son especialmente recnocibles de primeras pero he tardado poco en engancharme a alguno. Vril Dox y su hijo me parecen dos grandes caracterizaciones, y también el Almirante Xyklon, que precisamente por las peculiaridades de su sociedad es una caracterización bastante única. 

P: Como los buenos guionistas, Bedard recoge viejos conceptos y personajes, y sabe modernizarlos bien. Le da un gran repaso a todos las razas y especies del UDC del presente, algunos para cogerlos como bandos o protagonistas, otros simplemente para recordar que existen, y saca una gran plantilla de protas y secundarios de allí. Especialmente señalable el hecho de que, como dice Al, los alienígenas son alienígenas, no son humanos pintados de colores, con culturas sacadas de la historia de la Tierra, sino con sus costumbres propias. Eso es algo que otras series de space opera deberían aprender. (Como el Tomasi antes mencionado en Linterna Verde, por ejemplo) Da igual que sean personajes nuevos basados en viejas razas como la durlana o el dominio (ambos personajes muy chulos que no son lo que uno podía esperar), o renovaciones de viejos como Adam Strange, los Hombres Omega, o incluso una nueva versión de los Estrellas Oscuras, todos están bien puestos a punto. Y Vril Dox y sus manipulaciones son absolutamente geniales, como siempre. (Y está bien que rescate a Garv y a Strata de la serie original, eran los más divertidos, y además, era necesario tener a alguien en la serie que ya conozca a Dox y sepa como tratarle. Por cierto, el rotulista la caga y le da el cartel explicativo de Strata a Garv. Mal rotulista, malo)

A: Y sobre todo lo que hay es una gran capacidad narrativa. Se manejan tres o cuatro subtramas a la vez y Bedard las va alternando muy rápidamente pero siempre avanzando un poquito en cada escena. Y es precisamente la capacidad narrativa lo que hace que el crossover no sea ningún obstáculo, los Linternas Negras quedan perfectamente integrados como complicación de la batalla general contra Starro. Cosa que por otro lado debería darse más a menudo. Las cosas no surgen por sagas cerradas en la vida real. A veces estás metido en una cosa y se te cruza otra de por medio. Esto es algo que aqui se lleva con total normalidad. Son gente que trabaja a escala galáctica, no es raro que haya más de un foco simultáneo.

P: Si, es la única serie que integra perfectamente el crossover en la historia general de la serie sin que quede como una interrupción. Es simplemente un fastidio más en los planes tanto de Dox como de Starro, de esos que pasan a veces en DC. Tiene un uso muy bueno de los Linternas Negras, tanto el concepto de los anillos (y no sólo el negro) como de los personajes en concreto que usa. Uno es un antiguo personaje de un crossover, y es la primera vez desde su primera aparición que el personaje resulta chulo. De hecho, resulta bastante inquietante. El otro es una antigua LEGIONaria a la que dificilmente se echará de menos, pero que sirve para introducir otro personaje y una complicación seria más al duelo de intelectos entre Dox y Starro. Es una brillante introducción, porque sirve no sólo para complicar las cosas (tanto para los personajes como para el guionista, que tiene que lidiar con dos supergenios) sino para mostrar una faceta distinta de Dox. Y está muy bien como Bedard no sólo sorprende con las motivaciones de los personajes, nunca llega a aclarar cuando están diciendo la verdad, y cuando están mintiendo para ocultar sus posibles sentimientos. Por cierto, mencionar algunos diálogos muy buenos, sean de la arrogancia total de la familia Dox, como del odio total que sus aliados sienten por él y la frustración al no poder matarlo, de la brutos que son los malos, y del cinismo resignado del resto de héroes al meterse en situaciones desesperadas.

A: El “pensé que nunca lo dirías” de Vril Dox en un momento muy señalado, es antológico.

P: No sólo tiene una gran bis cómica, en general los momentos, tanto graciosos como serios, están muy bien temporizados. Y luego, ya que hemos hablado del villano, el tomo incluye un anual de la serie, que es el origen de la nueva versión de Starro. Resulta que los otros Starros no son más que extensiones del verdadero Starro, que es el de esta serie. Que es exactamente lo que la versión de Morrison dijo de los anteriores. Aparentemente, estamos en un bucle recursivo de Starros. La revelación de que el verdadero Starro (al menos en esta iteración) es un bárbaro es bastante decepcionante, ya que es mucho menos imaginativo e impresionante que una que un bicho marino gigante incomprensible, y menos divertido que una estrella de mar gigante que habla. Es más fácil de caracterizar, eso si. Aún así, es un paso hacia abajo. Aunque la gracia de lanzar estrellas controlandolo todo al menos la mantiene.

A: Todo lo que no sea un equinodermo (toma palabro) gigante, es un fracaso. A una estrella de mar solo la puede mejorar un peluche o un buho de madera, tirando por lo alto.

P: En cuanto al origen en si, empieza de manera bastante genérica, pero acaba bastante mejor, con una buena revelación de los motivos de Starro el Conquistador. El equipo de elite de Starro, sin embargo, son un grupo bastante olvidable y sólo ocupan espacio. Parece que Bedard se da cuenta al final del tomo, al menos.

En cuanto al dibujo, empieza Andy Clarke (a quien hemos visto recientemente en Batman), y está bastante bien. Después viene un novato, Claude St Abin, y dentro del mismo estilo, lo hace mejor, incluso. El anual tiene distintos dibujantes, cada historia con un estilo distinto, y ninguno es malo, realmente.

A: Creo que prefiero a Clarke que a St. Abin, pero los dos son muy buenos. Sin embargo, me llama la atención el tema de que los colores son bastante apagados. En una serie donde cada protagonista es de un color o casi, es bastante curioso que haya esa sosez cromática. Por el resto, un dibujo muy competente. Y está a la altura del guión en capacidad narrativa, lo que evita que obstaculice.

P: Comparado con muchas series de Marvel, esta serie brilla en tecnicolor, te lo aseguro. Pero debe ser una elección consciente asociada al dibujante original, porque sus números de Batman son similares.

Una serie sorprendentemente buena, que gustará a fans de Aniquilaciones, o de cualquier otra space opera de DC. Muy Recomendado (9)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Batman: Círculo Sin Fin: Pueril y estúpido, en todos los sentidos. Kevin Smith se ha convertido en una parodia de si mismo, y hace lo mismo con Batman. Evitar a toda costa (1)

Batman Clasificado: El Murciélago y la Bestia: Historia típica y predecible de un mafioso y un monstruo que no es tan monstruoso como el mafioso. Es el Milligan a sueldo. Neutral (5)

Catwoman: Noche Más Oscura: Los números que quedaban inéditos de la serie de Catwoman están bastante bien, aunque sean sobre todo entretenimiento de acción hasta la cancelación. Tiene un buen final de toda la dirección del personaje de los últimos años, eso si. El cruce con la Noche Más Oscura es minoritario, formulaico y explotativo. Recomendado (7)

Fábulas: Brujas: La política-ficción habitual con el genial desarrollo de los personajes y situaciones habituales de la serie, aunque la historia se queda cortada a medias. Más un número de flashback interesante, y una historia aparte con otro tipo distinto de política-ficción (de paz, en vez de guerra) también muy bien hecho. Buen dibujo. Muy Recomendado (9)

Green Lantern Nº12: Dos números que no aportan prácticamente nada al crossover, y están muy estirados, aunque hay buenos momentos personales y de la trama aquí y allá. El otro número si es importante, y tiene acción chula, desarrollo de personajes y revelaciones sobre historias a largo plazo, de las que se hacen bien en esta serie. Buen dibujo. Recomendado (8)

Supergirl Vol.2 Nº3: Poco que ver con el resto de series, para bien. Hay un origen de Superwoman que no es gran cosa, un enfrentamiento con una villana que es normal superheroico, y un nº50 con una gran conclusión que decepciona, aunque al menos la protagonista está bien hecha. Buen dibujo, con una historia extra agradable por una guionista invitada muy curiosa. Neutral (6)

Además, el tomo de Superman/Wonder Woman de Colan es 50% muy bueno, la otra mitad no; El Jemm es un peñazo absoluto; Unwritten está muy bien, y el resto ya están comentadas en otros sitios o no tengo más que decir.

Y eso ha sido todo por esta semana. La semana que viene volveremos con Paninis: Stern y el Juggernaut vuelven a Spiderman, Patrulla-X tiene otro regreso más importante, X-Men: Legado tiene a Pícara descansando, Ultimate Vengadores se une a una moda reciente, y Superman tiene el Último Asalto de Nuevo Krypton (no caerá esa breva). Hasta entonces, nos vemos.