Criticas Resconstructivas: Semana del 29 de Noviembre al 5 de Diciembre

7 diciembre, 2010

Hola a todos, bienvenidos una semana más. Después de una semana tranquila, toca otra vez otra avalancha de novedades, esta vez coincidiendo con Expocomic, el Salón del Comic de Madrid. Excepto que eso será la semana que viene. Hurm. Sea como sea, aquí vienen un montón de tomos de Planeta, con sus tres temas de siempre, ya que no publican otra cosa. Esta semana también salieron las series regulares de Panini, pero las dejamos para la semana que viene para no explotar. Y para no explotar esta introducción, pasamos ya a las reseñas:

Brave and the Bold de J. Michael Straczynski

 

P: Esta es la misma serie de team-ups que empezó siendo hecha por Waid y Perez, y de la que se publicaron dos tomos aquí hace un tiempo. Quedaron 4 números de Waid (sin Perez, eso si) inexplicablemente sin publicar, y luego la serie deambuló sin rumbo a base de team-ups genéricos primero, y luego team-ups entre personajes DC y Milestone por un tiempo, hasta esto. Es también la primera serie regular que hace JMS para DC (sólo había hecho antes para la editorial un número de Titanes Spotlight que Zinco publicó hace 22 años), como parte de su fuga a DC después de que se hartara de Marvel porque le obligaban a hacer crossovers. Sería como ir de la sartén a las brasas, si no fuera porque ha pactado antes que va a ser de los pocos con protección contra editores. Este tomo es una muestra de la actitud actual de JMS: Empezó con un anuncio a bombo y platillo, diciendo que tenía ideas para docenas de team-ups, y que haría que fuese de las 10 más vendidas. Un año después, la serie es cancelada porque JMS ha pasado a cosas que le interesan más (que también ha dejado a medias para cosas que le interesan más aun) y vendió mediocremente. P: El resultado han sido 9 comics, con 9 team-ups distintos, que transcurren en un pasado atemporal de DC (generalmente alrededor de la Edad de Plata, aunque hay excepciones, y a veces si que están situadas cronológicamente) y que son muy a lo Straczynski, ciertamente. Tienen parte de la magia y el optimismo de la Edad de Plata, pero con un tono más maduro y tratando de decir algo serio. De hecho, como casi todas las historias de Straczynski, sobre todo recientemente, le resulta tan importante el mensaje que tiene que decir, que eclipsa todo lo demás, aunque al menos suelen ser ideas apropiadas para el team-up en cuestión.

A: Básicamente JMS intenta usar los tem-ups como si fuese un libro de relatos. No son las leyendas de Bécquer pero casi, siempre con un toque épico y sentimental. Algunas le salen mejor que otras, eso sí. Pero básicamente es eso, querer lucir talento literario.

P: La primera historia es un team-up entre Batman y Robby Reed, el primer chaval que llevaba el Dial H de Heroe (visto aqui en una serie hace unos años, básicamente, te convierte temporalmente en un superheroe aleatorio distinto cada vez), y va de lo que pasa cuando Robby, el inocentón de turno, trata de meterse en el mundo más serio de Batman.

A: Me parece el relato más conseguido de todos, está narrativamente muy bien construído, con revelación final perfectamente explicativa, con un conflicto bien planteado y no resuelto de forma simplona. Y con Batman en su sitio. Que sea un tipo duro y de moral muy estricta no significa que tenga que ser constantemente un misántropo terrible. Bien por JMS.

P: Yo creo que es una historia bastante simple que se pasa todo el número esperando a la moraleja final, y hasta entonces se hace aburrida. Y mira que es dificil hacer una historia aburrida con el Dial H. Todo para una moraleja que es la de siempre en este tipo de historias. “El mundo real no es lugar para superheroismo anticuado, aunque puntos por la actitud, chaval”, etcetera

A: Me has copiado el comentario… para la siguiente historia. Cambiándo una parte por “mira que es fácil hacer una historia aburrida con soldados de la Segunda Guerra Mundial”.

P: Como dice Al, esa es de Flash y los Halcones Negro (aviadores de la 2GM cocreados por Will Eisner), y tiene a Barry viajando al pasado para ver lo heroicos y sacrificados que son los soldados de la guerra. Si la anterior historia tenía una caracterización suficientemente sólida como para que la moraleja no quedase forzada, aquí no hay tanta suerte. Al final, resulta casi más incómoda que emocional.

A: Además de tener la excusa más jodidamente facilona para encajar una historia jamás contada. “Flash viaja en el tiempo durante meses pero para nosotros sólo pasa un segundo”. Y por supuesto, nunca más en su vida mencionó haber pasado meses luchando en la Gran Guerra, porque eso es algo completamente intrascendente.

P: Habría pegado más con Rip Hunter o alguien así. O sin la tontería de que pasa tanto tiempo. La idea quedaba clara sin meterla por la garganta, Joe.

A: En serio, quiero recalcar lo terriblemente forzado que es el medio de conseguir la historia:”Flash, tenemos que probar tu supervelocidad y sólo hemos encontrado este enorme cementario en Las Árdenas para hacerlo”. ¿¿¿¿!!!!???%&%%

P: Eso pasaba en la Edad de Plata día si, día no. Es una cosa que ha captado bien.

A: En cualquier caso, hubiese perdonado el mecanismo forzadisimo de tener historia si ésta hubiese valido la pena pero no es el caso. Y ésta si que es una moraleja facilona, con dilema moral terriblemente cutre comparado con la anterior.

P: La clase de lógica que se usaba en la Edad de Plata no llama la atención si se usa en una historia en cachondeo, o al menos exagerada y que no se toma a si misma muy en serio. Y esto es todo lo contrario, se toma a sí misma mortalmente en serio. Es una extraña mezcla de tonos: “Lee este comic, tu vida depende de ello”

La siguiente historia vuelve a tener a Batman, y su acompañante es aún más rebuscado: Es el Hermano Poder, un muñeco viviente que tuvo una serie que sólo duró 2 números en los 70, y que era básicamente Joe Simon metiendose con los hippies. Aquí, JMS se toma al personaje más en serio, pero en otra dirección, hablandonos de lo que ha quedado del movimiento hippie décadas después.

A: Probablemente es la historia que literariamente mejor le queda a JMS, con un cierto paralelismo que monta con las pelis de Frankenstein. Y sin embargo en el aspecto del mensaje, aunque tiene momentos buenos se lo carga casi todo una serie de viñetas totalmente simplonas que comparan “Entonces” y “Ahora”, intentando forzar un mensaje socialmente apocalíptico que ya carga por excesivo. Una pena porque por el resto parecía muy bien encaminada, con el Hermano Poder representando ciertos valores perdidos. Pero tampoco es eso.

P: JMS capta muy bien la nostalgia bien entendida (es decir, el evocar emotivamente cosas perdidas del pasado, incluso en gente que no estuvo allí), y hace que realmente de pena lo que ha pasado con el espíritu de los 60. En cuanto al mensaje social, creo que está bastante bien equilibrado, sin tener del todo las gafas del color de rosa respecto al pasado. Hace un buen trabajo con la presentación del Hermano Poder (y dadas las intenciones de Simon cuando lo creó, no queda mal tomarselo en serio en vez de a cachondeo, como hizo Gaiman, que también lo rescató en un especial hace años). El que está un poco fuera de lugar es Batman, que está sólo como figura neutral para reaccionar ante la historia.

A: Supongo que Batman es el prota por defecto de la serie cuando quien importa es solo el segundo invitado. Hay otros héroes en los que hubiese encajado también bien el reencuentro con la conciencia de los 60, a lo mejor Linterna Verde, pero seguramente el tono de la historia exigía algo más callejero. Y creo que queda bien, JMS logra que sea bastante emotivo, con momentos muy intensos.

P: Si, Brave & Bold solía ser un team-up de Batman e invitado en los viejos tiempos. (Al igual que lo es en la serie de animación del mismo nombre, que es absolutamente fantástica) Y si, la historia habría pegado más con un verde, pero con Flecha, que para algo es el héroe hippie de DC.

La siguiente historia es un team-up entre Linterna Verde y el Dr. Destino, y es la primera que hace referencia a historia de DC. También es la primera en centrarse en la caracterización de los personajes. Y por consiguiente, es la primera en cagarla enormemente. JMS, como buen guionista, para hacer un team-up, busca que pueden tener en común los protas. Sólo que aquí la temática común se basa en un malentendido semántico por parte de JMS. El Doctor va del destino, es decir, lo contrario del libre albedrío (free will, en ingles). Linterna va de la fuerza de voluntad, will power en inglés. Habría una conexión, excepto que son dos llaman igual en inglés por casualidad, y realmente no hay conexión. Por otra parte, pese al nombre, el Dr. Destino tampoco ha sido definido especialmente por ser un creyente del destino, al menos como nos lo ponen aquí. Da la impresión de que JMS se está inventando a los personajes para tener el conflicto. (Y aparte, hay un pequeño fallo cronológico, ya que en la historia que hacen referencia, ya era otro Dr. Destino)

A: Y todo esto es una pena, porque la historia funcionaría razonablemente bien si los personajes tuviesen las características que JMS cree que tienen. Es una bonita historia de sacrificio, con un toque de lucha entre voluntad y resignación. Tiene otro problema, que es que para que haya historia Destino tiene que hacer una jugada nada propia de él y la cual reconoce que ha sido una estupidez al final.

P: La siguiente no es del todo un team-up, es una historia del Átomo, con el Joker como villano, que está puesto como el otro protagonista porque… la serie va de eso. Tiene a Ray metiendose en la cabeza del Joker, tanto literal como figuradamente. Y aparte de la ciencia imposible que eso implica, que puede pasar siendo esto el Universo DC, en DC realmente deberían ponerse de acuerdo con respecto a la personalidad del Átomo. Vale que nunca ha tenido una gran serie o historia famosa que le defina como a otros, pero aún asi… No tiene sentido que en un mismo año, le tengamos como la persona más compasiva de la Tierra, y simultaneamente, alguien que quiere ver morir al Joker, o peor aún, un torturador (pero bueno, eso era en Requiem por la Justicia, y en cuanto antes olvidemos todo eso, mejor)

A: Eso es lo peor de toda la historia. Esa duda moral de si debe salvar la vida del Joker le pega a un personaje más oscuro o castigado, pero no a uno de los estandartes de la bondad y el heroismo. Para ellos simplemente no cabe eso. O ni tienen ese pensamiento o les dura un segundo. Y lo peor no sólo es que muestre ese seudoconflicto, es que actúa como un cínico durante toda la historia. Átomo muy mal tratado, pero bueno, se compensa con el Joker, con un recorrido por su infancia que es bastante divertido.

P: Al final, aparte del conflicto moral bobo, es una excusa para explorar al Joker. Excepto que cualquier intento de ahondar en su pasado es futil, porque todo flashback a su pasado puede no ser cierto. Es uno de esos personajes, como el Extraño o el Fantasma Desconocido, que funcionan mejor si no sabemos su pasado, o al menos, hay versiones opuestas a la vez. En cuanto al porqué hace lo que hace… Straczynski se basa totalmente en la película del Caballero Oscuro. Lo cual es válido, pero no universal (como dice Morrison, cada cierto tiempo el Joker reinventa su personalidad, y esta es sólo una de ellas), y en cualquier caso, ya lo hicieron mejor Goyer y Nolan.

A: En cualquier caso, es una personalidad lo suficientemente perturbadora como para que funcione bastante bien.

P: La penúltima es un team-up entre Aquaman y Etrigan el Demonio, y esta vez el tema común es… um… Chthulu. Porque es un bicho marino y una especie de demonio, supongo. A partir de aquí es cuando JMS empieza a dejarse de temas, y empieza más a divertirse con los personajes.

A: La verdad es que Etrigan es un personaje que se presta bastante a divertirte cuando lo usas, Aquaman algo menos. Realmente la historia de cómo luchan ocntra esa especie de Sarlacc le importa más bien poco a JMS que, una vez más, quiere hacer literatura. Así que fuerza la absurda presencia durante los hechos de un testigo anónimo con mucha verborrea dramática para que narre luego su experiencia.

P: Creo que el testigo anónimo se supone que representa a los lectores. O al propio JMS. O a ambos.

A: Podía haber buscado una excusa mejor para meterlo. Porque la presente es que Aquaman decide, en lugar de mantenerle a salvo, exponerle al peligro para… nada. Porque realmente no le necesitan en absoluto.

P: Es una historia de acción/aventura divertida, que se vuelve un poco pesada por el intento de tener la narración literaria farragosa y la moraleja final. (Donde JMS una vez más se inventa los poderes de la gente… la telepatía de Aquaman sólo afecta a peces, no a personas) Oh, y el otro tema en común es agua y fuego, y tradiciones antiguas que ambos representan, aunque están de fondo.

Lo peor del tomo viene al final, en un número que es vergonzoso. Es otro donde hace referencias a historias pasadas, y aunque aquí creo que no la caga con la cronología, no juega a favor de la historia, precisamente. Es un team-up entre Wonder Woman, Batgirl y Zatanna, y es una serie de tópicos pseudomachistas sobre mujeres. Para empezar, pese a que no habían aparecido juntas jamás, resulta que son amigas del alma. Porque son chicas, y tienen que serlo, claro. Luego, cuando los hombres hacen team-ups (notese que todos anteriormente han sido hombres), se van de pelea o de debate filosófico. Las chicas, sin embargo, se van de fiesta. Porque eso es lo que hacen las chicas, aunque sean superheroinas: Irse de fiesta, y llorar. 

A: Y lo peor, después de todo el rollo “gente que llora en las discotecas”, es que toda la historia estaba articulada en función de un plan de Zatanna que, queriendo aparecer como conmovedor solo parece tremendamente frío, cruel, desasosegante y desagradable. En cantidades industriales, además.

P: Si, la primera mitad del número es el rollo de discoteca, a base de los peores chistes al respecto que te puedas imaginar. Eran viejos cuando JMS era joven. Y en la segunda mitad se pone serio, y es aún peor. Básicamente, la historia depende de que sepas que en breve, Batgirl se quedará paralitica y acabará convirtiendose en Oráculo. Si no, no pillarás el resto (y eso que se supone que esto va para todos los públicos, por eso son historias sueltas, pero bueno) El caso es que JMS se pasa toda la historia guiñando a ese hecho futuro tan fuerte que se acaba haciendo daño en el ojo. Y encima, el retcon que mete para que pueda haber historia, cuando te paras a pensarlo, además de estúpido y forzado, deja a los otros personajes como unas arpías.

A: Mala premisa y mal desarrollo. Y un montón de mierda discotequera. Hay momentos donde cuesta creer que es un comic en serio y momentos donde es imposible pensar que es un comic de cachondeo. Solo hay un chiste concreto simpático en todo el comic, seguro que lo localizáis fácilmente. Es el único.

P: El dibujo del tomo es de Jesus Saiz, que andaba cierto tiempo desaparecido, y resulta que era para tenerle preparado para este “gran lanzamiento”. En cualquier caso, merece la fama, porque lo hace muy bien. Muy sólido, bonito, con personajes con una gran expresividad, y es capaz de mezclar personajes muy distintos en un mismo tono sin que quede incongruente.

A: Es un dibujo realmente precioso, y si quiere captar el tono de la Edad de Plata lo consigue. Es colorido y alegre (cuando tiene que serlo). Los que le suplen en algún número posterior como el de Átomo no lo hacen mal, pero no están a la altura de Saiz.

P: Justiniano dibuja el del Átomo, y está algo cambiado, parece una versión mejorada de Porter, más sólido de lo normal. Pega dentro de esta serie, en cualquier caso. Y el último número es de Cliff Chiang, que debería prodigarse más, porque es lo único bueno del número, más bonito aún si cabe que Saiz.

Hay una historia de dos números más (protagonizada por cuatro grupos) por publicar, que incomprensiblemente, DC/Planeta no ha metido en el tomo. Y en vista de la historia pasada mencionada más arriba, dudo mucho que llegue a publicarse, porque ni JMS ni Planeta son de fiar. (Por cierto, una serie que se queda cortada a medias, y los dos últimos números sin recopilar… es otra vez el Escuadrón Supremo de Straczynski. Si te engañan una vez, culpa suya, si te engañan dos, culpa tuya) Un tomo muy curioso, con muchas cosas tanto buenas como malas, a veces a la vez. Al final, supongo que depende de si aguantas el particular estilo de Joe el Que se Deja las Cosas a Medias o no. Neutral (6)

JLA Vol.3 Nº2

P: Esto es el principio de la etapa de James Robinson en la serie regular de la Liga de la Justicia. Planeta se ha saltado un año de historias, pero francamente, tampoco se ha perdido mucho. Y si te perdiste el tomo anterior, que incluia la miniserie Requiem por la Justicia, tampoco te has perdido nada bueno. Era uno de los peores comics en mucho tiempo, y hasta el propio guionista ha pedido perdón. Lo bueno es que Robinson aquí tiene algo más de libertad, y va a poder escribir historias que no son mandatos editoriales subnormales. (Se acabaron las muertes gratuitas, y que conste que Robinson al final hizo menos que las que le mandaron, así que imaginate). Lo malo es que la serie continua siendo esclava de los editores de DC y a merced del resto de series, así que mucha libertad, tampoco. Primer ejemplo, nada más empezar, Robinson tiene que lidiar con dos números de cruce con la Noche Más Oscura, lo que nunca es bueno. Pero encima, eso le toca a partir de su segundo mes. Y hasta después del cruce no puede montarse una alineación del grupo. Así que tiene un mes donde no puede pasar nada. Así que lo que hace es un debut bastante patético donde coge los restos bastante patéticos de alineación de la Liga que le dejaron sus predecesores, más algún otro personaje que pasa por allí aleatoriamente, y les hace enfrentarse a un villano clásico que pasa por allí aleatoriamente también, hasta que la historia se corta arbitrariamente porque empieza el crossover.

A: Parece que Robinson ni siquiera hace el esfuerzo de evitar que la aparición de Despero sea una excusa barata para rellenar páginas de pelea. Es como una especie de huelga de ingenio caído para protestar por no poder empezar a hacer tramas de verdad, supongo. Y aún encima arrastrando, como dice Peter, personajes en franca decadencia tanto moral como física. Plastic Man se está derritiendo y Vixen está coja, lo que la hace más inútil si cabe. Por supuesto, el fin de la pelea es tan abrupto y descontextualizado como el resto de la historia merece.

P: Es como la primera pelea de un videojuego. Aparece porque hay que enfrentarse a algo, y se acaba cuando le has pegado suficientes golpes para que te deje pasar. Y los personajes tienen más o menos la misma caracterización que en un videojuego. Una única emoción: Depresión. Es el efecto Requiem por la Justicia, supongo. Después toca el cruce con NMO, y es una mejora, aunque sólo sea porque Robinson utiliza a los Linternas Negras para explicarnos porque los protagonistas apestan tanto. Es quizá el mejor uso de los jueguecitos mentales de los LN, porque al menos sirve para algo. Es hacer limonada de los limones que ha heredado, y ya que se va a librar de ellos, al menos dar una buena explicación.

A: La depresión es infame, es una mezcla de aquel número de cierre de Vengadores Costa Oeste donde todos se echaban mierda unos a otros y de los números viejos de 4F donde se replanteaban si el grupo deberia seguir existiendo. Si Sergio Aragonés pudiese hacer una parodia tendría a Vixen diciendo “¡Abandono los Cuatro Fantásticos!”. Y después, efectivamente aparecen los zombis y son divertidos. Porque un uso no explorado de zombis que regresan con mala leche para torturar a sus antiguos amigos es poner en su boca todas las críticas que los lectores han desarrollado a lo largo de los años sobre dichos personajes. Y eso, en el caso de Vixen y Gypsy, da para mucho y muy gracioso.

P: Si, es una reunión de la Liga de la Justicia de Detroit, y a diferencia de revisionismo como LJA Encarnaciones, no se cortan en expresar lo mierda que fueron las ideas “maravillosas” de Conway. Demonios, el único motivo por el que Gypsy está viva es porque DeMatteis no tuvo narices de matar a una niña, ya que era la más odiada del grupo, mucho más que Acero, que era casi decente. Ya puestos, Robinson explica, y deja claro por fin que no tiene absolutamente ningún sentido que el personaje se llame Gitana cuando es una niña de los suburbios, (independientemente de las gilipolleces que dijera Englehart en un Clasificado) y la escena donde por fin le dicen eso a la cara es gloriosa.

A: Es de destacar la capacidad de Robinson para hacer que el Vibe zombi sea un 200% mejor personaje que el original, lo cual consigue que durante la pelea tengas muchas más ganas de que consiga matar a Gypsy y a Vixen, a ver si así… aunque yo tampoco albergaría muchas esperanzas. Por otra parte, Zatanna está teniendo su propio encuentro-con-plantilla con un zombi-ser-querido pero para ser una mera fórmula, Robinson no lo hace mal. Queda bastante dramático y es creíble.

P: El combate entre Zatanna y Linterna Negra Zatara es una idea tan lógica como completamente absurda. Es casi más un chiste que otra cosa, y Robinson no lo estira mucho más de lo que aguanta. Está bien que mencione que es la segunda vez en poco tiempo que Zatara resucita y muere (la otra fue en la horrible Reinar en el Infierno, afortunadamente inédita aquí) Y es que Robinson deja en ridiculo incluso a Morrison y Johns en lo que a hacer referencias a historias pasadas (sean recientes o de hace décadas) y que parezcan orgánicas y apropiadas. También lo hace en la pelea de los Doctores Luz, haciendo referencias a apariciones en Escuadrón Suicida, pero no cortandose metiendo un retcon para justificar despues de 25 años que Kimi use esa identidad. Esa pelea, por cierto, también caracteriza a la Dra. Luz de manera mucho más coherente que la mayoría de sus apariciones, y de paso, también explica los fallos de su personalidad, y ya puestos, los usa para criticar fallos en la cultura japonesa en general. El Dr. Luz, por su parte, continua con su caracterización reciente de Dr. Violación, aún más asqueroso si cabe al estar muerto. Y tienen de las maneras más lógicas de derrotar a los Linternas Negras, teniendo a la Doctora LUZ, y a la Deus Ex Machina viviente. 

A: Tener gente de luz ayuda mucho a la Liga y a los Outsiders, sin embargo Mr. Terrific va a tener que devanarse los sesos mucho más. La lucha entre los dos doctores luz es el mejor momento serio del tomo, y Robinson se toma el trabajo de darle un background coherente a Kimiko, después de ser un personaje que ha ido a bandazos de un lado para otro sin que nadie se centrase lo suficiente en ella. Y aprovecha los rasgos culturales, más allá del uso de tópicos a lo Contest of Champions que suele caracterizar a los héroes extranjeros en comics americanos.

P: Para que os deis cuenta de lo mal que han tratado los guionistas a Kimiko, algún subnormal la tuvo practicando medicina por ser “doctora”, pese a que es Doctora en Astrofisica. Y tiene sentido que Robinson sepa de lo que habla de la cultura japonesa, está casado con una japonesa-americana. Después del crossover, empieza la etapa de verdad, y toca reunir una alineación competente. Y curiosamente, está compuesta por la unión de tres conjuntos: Los protagonistas de Requiem por la Justicia, los Nuevos Titanes que andan libres, y los protagonistas de su etapa actual en Superman. El resultado es una alineación bastante buena, con representantes de todos los iconos que debe haber en la Liga de la Justicia (hay un Superman, un Batman, una Amazona, etc… que si no son los clásicos, está lo siguiente mejor) aunque quizá con demasiados personajes que están ahí por capricho y no porque se lo merezcan (uno o dos están bien, más no)

A: Me gusta mucho ver a Dick Grayson ejerciendo de nuevo Batman dentro de la Liga, además creo que Robinson va a saber darle el tono apropiado. Ejercerá el papel de Batman pero a su manera. Me pega menos gente como Cyborg a la que mi mente rechaza automáticamente como miembro de la JLA. Y tampoco soy muy partidario de Guardián.

P: Hay que tener en cuenta que gente como Starfire y Cyborg no sólo son héroes veteranos a estas alturas, han aparecido en una serie bastante popular de TV, así que ahora son de los personajes más icónicos y reconocibles de DC, que es de lo que va la LJA. Demonios, Cyborg ha aparecido en 3 series de TV distintas, y es el segundo héroe negro más famoso de DC. Guardián si que está únicamente como promoción de la etapa actual de Robinson donde es coprotagonista, igual que la Doctora Luz. El primer número es de reclutar esta alineación, y el resto van de meterles en su primera gran aventura, que se queda cortada en este tomo por alguna razón. Pero realmente, todo eso son excusas para las dos cosas que realmente se le dan bien a Robinson. Una es la caracterización, y aunque a veces es un poco extraña (se esfuerza en darle a Donna Troy una distinta de Wonder Woman, aunque para eso tenga que redefinirla otra vez) y los diálogos son muy peculiares (aunque se nota menos en español) al final está bastante bien, y da la sensación de ver retazos de gente de verdad con conexiones de verdad. La otra es que la LJA es sólo la excusa de Robinson para escribir, como en Requiem, una serie sobre todo el Universo DC. Aunque la Liga sean los protagonistas, en un par de números pasa por la serie una cantidad de personajes de todos los rincones y décadas del Universo DC, que no son ni de lejos los típicos que suelen usarse (los menos conocidos de Trinidad son como los más conocidos de aquí) Para fans de la historia DC es una delicia ver a gente olvidadisima desde las antigüedades como Darwin Jones, hasta recientes como la Compañía Poder, pasando por distintos personajes históricos. Y para los menos expertos, están bien presentados, explicando bien quienes son, que papel único tienen en DC, y porque molan, sirviendo de gancho para el Universo DC. 

A: Desde luego, para gente que está más verde en el mundo DC como yo, es mucho más accesible esta JLA con todos sus personajes invitados que alguna cosa que comentaremos más adelante.

P: Por último, aunque sea poco más que una excusa, la historia tiene unos villanos, y son otra buena idea. La idea es muy simple y se ha hecho antes, pero la gracia es que ahora tiene más sentido que antes, Robinson la explora más de lo habitual, y además, es otro sitio más donde Robinson coge una cagada del pasado (en este caso, una de las muchísimas de Brad, que presentó un villano sin molestarse en decir quien o que era), y la transforma en algo más interesante. Esto da para un misterio más o menos ominoso, y para unas escenas de acción bastante decentes. Escenas de acción que sirven para que Bagley se luzca. Este es su primer trabajo desde Trinidad, que también era un tour por DC, y le viene hecho a la medida. La acción la compone muy bien. Desgraciadamente, el acabado es bastante penoso, supongo que por el cambio de entintador y producción de Marvel a DC, aunque en Trinidad no era tan malo. 

A: De Bagley solo puedo decir que le echaba de menos. Del resto, que echaba de menos leer historias buenas de la JLA. Una, porque hace mucho que no leo historias de la Liga, otra porque ha habido bastantes mediocres. Promete.

P: Desgraciadamente, los próximos números van a volver con las malas ideas de Requiem por la Justicia, y más crossovers, y más interferencias editoriales, así que a saber que pasa con esa promesa. De momento, es un tomo bastante extraño, con cosas bastante buenas y bastante malas, que si no fuera por los diálogos distintivos parecería de guionistas distintos. De todas formas, los fans de DC y la acción superheroica pueden encontrar varias cosas interesantes. Recomendado (7)

JSA Vol.3 Nº1

P: Este es el principio de la nueva andanza post-Johns de la serie, ahora en tomos. Para empezar, en vez de publicar la miniserie de la Noche Mas Oscura correspondiente como especial aparte (como Wonder Woman o Flash), viene en este tomo junto a los dos siguientes números de la serie regular, que son de relleno y nada tienen que ver. La miniserie tiene el mismo equipo creativo que la de Superman, Robinson (en su afán de escribir todo el Universo DC este año) y Barrows, aunque ambos requieren de ayuda hacia el final (de Bedard y de Pansica, que también sustituyó a Barrows en Action, respectivamente). Además, continua tramas de esa miniserie. Y además, usa la misma fórmula que esa miniserie. Es la misma fórmula que prácticamente todos los crossovers de la Noche Mas Oscura, y a estas alturas, ya está muy, pero que muy vista. Repaso de la historia de los resucitados. Tratan de jugar con la mente de los héroes. Los héroes dudan pero les rechazan. Hay alguna complicación debido a los poderes de los Linternas. Pero los héroes se sacan de la manga algo para destruirlos.

A: Es la misma fórmula pero diría que peor hecha, apenas aprovechan las implicaciones sentimentales de los resucitados, salvo en los casos de Damage y del padre de Jesse Quick. Los miembros fundadores de la Sociedad, sin embargo, pasan totalmente desapercibidos. Es más, no sólo es la fórmula repetida una vez más sino que hay una subfórmula repetida en los tres números de la propia mini. Y la forma de derrotar a los Linternas es necesariamente más elaborada que en LJA u Outsiders pero tampoco está bien construída la trama de cómo se consigue. Lo único que me parecía interesante de la mini era que contaba el enfrentamiento contra Superman-2 que seria el zombi más peligroso. Una vez vi que realmente ya habia ocurrido antes en la mini de Superman, esta historia me parece ya totalmente prescindible

P: Bueno, habría sido una pena no tener un combate entre Superman-2 y Power Girl. Por otro lado, hay muchos otros combates con Linternas Negras obvios que no se han hecho, algunos en esta misma miniserie, así que tampoco sería raro. Siguiendo tan de cerca la fórmula, sólo se pueden intentar bien dos cosas. Una es tratar de exprimir al máximo las emociones que despiertan los no-muertos, a ser posible, diciendo cosas nuevas sobre los vivos. En este caso, sólo se consigue con el subargumento de Jesse, que entre otras cosas explica bien porque ya no es Liberty Belle (será menos única, pero mejor homenajear al progenitor muerto) La otra es hacer uso imaginativo de las habilidades tanto de vivos como, sobre todo, de muertos. Y eso apenas se hace tampoco. Robinson al menos es consciente del nivel de habilidades de algunos personajes (está bien que recuerde lo peligroso que es un genio como Mr Terrific haciendo de malo, y también que los magos como Dr. Destino o Jakeem Thunder están a otro nivel) (Por cierto, al menos Robinson se acuerda de que existe Jakeem, que es más de lo que se puede decir de los demás sucesores de Johns) pero lo demás son acciones bastante genéricas y olvidables. Y la manera de derrotarlos, aunque simbólica, es un follón que surge convenientemente por necesidad.

A: Y es tan terriblemente conveniente que también es de un único uso por necesidad. Tienes razón en lo de Jesse Quick, que enfoca el encuentro desde un punto de vista muy verosímil: alguien que sabe que el zombi no es su ser querido pero, al menos momentáneamente, prefiere vivir en la mentira, por muy peligrosa que ésta sea. Lo de Mr. Terrific de malo me parece muy interesante pero como decía antes, apenas se menciona, no se explota casi nada. Hubiese sido un enfrentamiento mucho más interesante que el bis de Superman-2.

P: No me cabe duda que simultaneamente tiene mucho potencial desaprovechado, y es redundante. Es Robinson en autopiloto. (Por parte de todos… dos guionistas, dos editores, y aún así el comic tenía varios fallos en plan cambiarle el nombre a los personajes o cometiendo fallos históricos graves, algunos de los cuales se han corregido en la edición española) Al menos el dibujo de Barrows es decente y apropiado, aunque repetitivo. El de Pansica, algo peor.

A: Se nota la diferencia pero al menos no es uno de estos tomos con el dibujo a dos velocidades. Más o menos queda una cosa coherente.

P: La otra historia son dos números de relleno de Jerry Ordway que hacen de puente entre la etapa Johns, y la Willingham-Sturges. Y cuando digo “puente”, quiero decir “historia de relleno que no tiene nada que ver con nada anterior ni posterior”. Que, por cierto, transcurre bastante antes que la miniserie de Noche Mas Oscura, porque Damage aún está vivo. Y como suele pasar con los números de relleno de Ordway (recordemos aquellos que hizo en Vengadores cuando Busiek, por no recordar lo malos que fueron los números de JSA que coescribió con Johns), parecen sacados de una década o dos antes.

A: O cuatro. Es una historia bastante llana y bastante edad de plata. Y tiene la particularidad de resolver a modo de epílogo un misterio que no se plantea durante la historia, cosa que es bastante curiosa. Luego, en vez de disimularlo, se regodea en lo terriblemente abstractas que son las intervenciones del Espectro. Lo único destacable, el subargumento de la relación entre Rompeátomos y Stargirl. Oh, y un montón de moralina con setenta años de retraso sobre Hiroshima.

P: Ordway recupera un villano de All-Star Squadron, y lo escribe con la misma sofisticación que Roy Thomas. Es decir, trata un tema serio de manera simplona. El villano tiene los poderes que requiere la historia, omnipotente (derrota al Espectro, incluso) a veces, vencible fácilmente otras, es de una sola nota de personalidad, y una sola idea se estira tontamente durante dos números. Para hacerlo ligeramente más tonto, aparentemente Ordway no se ha molestado en leerse los números recientes de la serie, porque el malo salió hace un año, contradiciendo lo que dice aquí de llevar décadas atrapado. Pero esto no toca tanto las narices como la página final, la de Stargirl y Rompeátomos. Aparte de que es reciclar lo que ya hicieron con el Capitán Marvel, pero sin la parte donde tenía emoción, el resultado es cargarse un subargumento prometedor porque, una de dos, u Ordway es un estrecho de mente, o está escribiendo a los fundadores como si lo fueran. Es decir, Courtney tiene 17, Al tendrá 24 o 25 como mucho. Al es un desastre, y Courtney es muy madura para su edad, y es suficientemente mayor como para arriesgar su vida a diario. Están a un nivel de madurez similar, o incluso superior por parte de ella, y tienen mucho más en común entre ellos que cualquiera de sus respectivas edades de fuera del grupo. 

A: Y Wildcat ha tenido relaciones con bastante más diferencia de edad, sin mayores problemas.

P: Poner trabas a una posible relación entre ambos por algo completamente arbitrario es una tontería, y debería ser bastante evidente incluso para vejestorios como los fundadores. (Que, en cualquier caso, deberían verlo incluso como normal, porque era más normal en su época) Pero da igual, porque Ordway ni se molesta en justificar nada, es un epílogo que se saca del trasero. Si lo que quería es mostrar a los fundadores como unos hipócritas crueles alejados de la realidad, lo ha conseguido. Si pretendía mostrarlos como que estaban en lo correcto, es él el que está bastante alejado, lo cual tampoco me extrañaría después de leer esto. Demonios, Stargirl es literalmente una marioneta en esta historia, y es la única chica.

A: Yo creo que el conflicto es susceptible de surgir. Al fin y al cabo son un grupo público, estas cosas siempre se critican, bla, bla bla… pero habría que darle muchas más vueltas y poner muchas más perspectivas. No zanjarlo de este modo y con este resultado. Pero el tema, como relación difícil y conflictiva, me parece una buena elección.

P: Por tonto que sea el guión, el dibujo de Ordway si que está bien. También es retro, pero eso no queda tan mal en este caso.

A: A mi no me gusta, es tan retro que parece un boceto. Ya le pillé manía en aquella historia de Vengadores y pensaba que era solo por la diferencia con Pérez pero no. He visto que así a pelo tampoco me convence.

P: No es un buen tomo, y puedes prescindir de él si eres fan del grupo. Por otro lado, dado que la SJA actual empezó con Robinson, estaría bien terminar con él, porque es lo último de la Sociedad en condiciones antes de que los siguientes autores destrocen todo lo que han hecho estos 11 años. No Recomendado (4)

Outsiders Vol.3 Nº2

 

P: Otro tomo con 2 números de crossover con la Noche Mas Oscura, y 3 de la serie regular. En este caso, continua la etapa de Tomasi en Outsiders, que recordemos es la quinta dirección distinta en 2 años, y que sólo durará un año, a su vez. La dirección de esta semana en la serie es tener prácticamente a los Outsiders originales (reunidos porque Didio tiene nostalgia, pese a que son una agrupación aleatoria de personajes sin nada en común) en misiones “secretas” enviadas por Batman más allá de la tumba, o algo así. En la práctica, es un grupo de superhéroes genéricos, en misiones ligeramente proactivas y poco llamativas. Es decir, casi lo mismo de siempre. Tomasi aquí no está en modo de imitar a Johns, pero porque ni siquiera llega a eso. Está imitando… nada, realmente. Son más genéricos y simplones que en la serie original de los 80, que ya es decir. En los tres primeros números, los Outsiders se enfrentan a villanos de Batman, uno a uno. Que no es que estén sobreexplotados, ni nada, ni que hayan aparecido en una docena de comics en el último par de años. Dios, la seguridad en Gotham da pena. Los Outsiders aparentemente son tan patéticos que les cuesta esfuerzo vencer entre todos a villanos con los que puede Robin.

A: Lo de “ir a buscar a villanos escapados de prisión” es relleno facilón para un número, pero para tres ya me parece excesivo. Y más cuando uno de ellos es Killer Croc, porque la historia de Clayface es más original, incluso la de Mr. Frío pero lo del cocodrilo es terrible. Me parece buena idea, eso sí, lo de que que los villanos estén como locos tratando de quitarse los implantes de Máscara Negra.

P: Está bien que haya conexión entre series, aunque yo también estaría como loco tratando de evitar cualquier conexión con esa serie en concreto.

A: Y luego, tengo que decirlo, los Outsiders son un coñazo porque están repletos de personajes de mierda. Katana lo es. El Búho lo es “wow, tengo un traje tan sofisticado y lleno de secretos, que siempre uso el mismo, mis orejas arrojables”. Relámpago Negro lo es. Halo lo es. Geo-Fuerza y Metamorfo molan pero Tomasi apenas les da coba. Al único que quiere hacer divertido es a Creeper y lo hace de un modo bastante genérico, el típico graciosete vamos…

P: Tiene narices que Creeper, que es un psicópata, sea ahora el típico graciosete, simplemente. Y lo del detective imitando por ningún motivo explicable al Anti-Batman vestido de Buho Nocturno es demencial. 

A: En la escena del Buho circulando por la nieve eché de menos a Rorschach pero nada, sólo estaba el mierda de Relámpago Negro.

P: Y Relámpago Negro es mucho mejor personaje que Geo-Fuerza, aunque no se note en estos números, porque está escrito tan genéricamente que podrías sustituirle por docenas de personajes y ni se notaría. Pero al menos Relámpago ha protagonizado alguna historia buena. Pero vamos, si, son personajes muy cutres. ¿De quien fue la idea de reunirlos a todos de nuevo? Oh, de DiDio. ¿Porque? Por nostalgia, claro. ¿Y porque demonios reedita Planeta la mierda de serie original en vez de, no se, Escuadron Suicida? Estupidez supina, no hay otra explicación. En cuanto a los crossovers, mezcla la mediocridad absoluta de esta serie con la fórmula del crossover, y te harás una buena idea.Tenemos a Terra contra la mitad del grupo, y es exactamente igual que otros crossovers. Y lo de exactamente igual es en serio, porque Terra ya fue la mala de la miniserie de Noche Mas Oscura: Titanes. ¿En que demonios pensaban cuando creian que desenterrar literalmente el cadaver del Contrato de Judas durante 5 números, para no decir nada nuevo, era buena idea?

A: Mira la diferencia de lo que comentábamos antes de Jesse Quick con su padre y el encuentro de Katana con….¡¡su marido y sus hijos quemados en un incendio!! Mira que haría falta poco para darle algo de emoción a eso. Pues nada oye, ni la primera emoción, está hecho de forma tremendamente sosa.

P: Totalmente. Lo peor es el potencial desaprovechado. Se supone que la katana de Idem puede absorber almas, y que hizo eso mismo con su familia. Sería la oportunidad para tratar el tema de los Linternas Negras y las almas, y como no son lo mismo, y tener a Katana como una maestra zen capaz de distinguir una ilusión. En vez de eso, el mismo melodrama tonto de siempre. Igualmente, Tomasi tiene a Halo, con la que ya puestos, no ha hecho nada en 8 números. Halo tiene poderes relacionados con el espectro de luz. Estamos en una saga que va sobre el espectro de luz. Sería lógico enlazar ambas cosas, explorar esa conexión y aprovechar para darle protagonismo, ¿no? En vez de eso, no hace nada hasta el final, donde usa los poderes como rayos genéricos resuelvetodo.

A: Creo que lo mejor del tomo es la subtrama con GeoFuerza, Metamorfo y Clayface al principio de todo. Y mira que es mediocre, pero al menos tiene a cada personaje dando lo mejor de sí mismo.

P: Falta de caracterización de los personajes, ninguna trama que vaya a ningún sitio, villanos sosisimos, historias mediocres y formulaicas… todo en una serie sin razón de ser, por alguien a quien en DC consideran de sus mayores estrellas. Así les va. Lo único reseñable es que este tomo ya no lo dibuja Garbett, sino el hasta ahora suplente general DC, Fernando Pasarín, y lo hace bien. No tan bien como en JSA, supongo que porque está imitando algo peor, pero sólido. Y al menos no tenemos zooms al culo zombie de Terra como otros. Aunque ironicamente, al final a Pasarin le suple Derec Donovan (anteriormente Aucoin), que no es malo, pero no pega.

A: Uf, a mi el Donovan me parece terrible. Trazo simplón e infantil. Y hace unas narraciones terribles. Si hay cuatro personajes actuando simultáneamente vamos a mostrar rigidamente una viñeta de cada uno… sin embargo Pasarín me parece un gran hallazgo.

P: Un desastre y un fracaso. No Recomendado (3)

Power Girl Nº2

 

P: Segundo tomo de esta serie, y segunda mitad de la etapa del equipo creativo que fue el que insistió para que hicieran la serie: Graymiotti escribiendo, y su mujer Amanda Connor (bueno, está casada con la mitad de Graymiotti, no con los dos) dibujando. En un principio, esta serie parecía un equivalente DC a Ms. Marvel, una serie sobre una superheroina genérica sin ninguna razón de ser, por un guionista mediocre. Sin embargo, al final ha resultado que si que ofrece algo único en el panorama: Es una serie de aventuras superheroicas desenfadada, una comedia de acción facilona, en plan Hollywood. Desgraciadamente, aunque ofrece algo único, eso no significa que ofrezca algo bueno. El nivel de humor aquí es muy, muy bajo, no es mínimo común denominador, pero está cerca. Hay algunas cosas que resultan ligeramente divertidas, pero nada que resulte gracioso. Es Graymiotti lanzando una serie de situaciones absurdas que deben de pensar que resultan desternillantes simplemente porque son absurdas. El problema es que ni son particularmente imaginativas, ni graciosas. Y además, en vez de ser como el humor bueno, donde las situaciones aunque absurdas, son creibles, aquí no. Aquí sólo existen porque son supuestamente graciosas, aunque no tengan sentido.

A: No pienso quejarme: es una comedio super tonta, con situaciones de enredo de manual de guionista de sit-com y absolutamente centrada en que la protagonista está buena. Y con especial atención a sus descomunales pechos, que tienen un momento de gloria por episodio, como mínimo. Pero no me quejo. Es culpa mía por leerlo. Les han dado a Gray y Palmiotti una serie sobre una superheroina más cuyo principal factor diferencial son sus descomunales tetas. Y han tomado la dirección obvia. Y no creo que haya muchas más series centradas en supertetas. No es mi comic, pero entiendo lo que han hecho.

P: Lo peor es que toda la mentalidad de la serie, no sólo el humor, en general todo, es de adolescentes mañacos haciendo el tonto, pero cortandose porque es para todos los públicos. Todos los chistes giran alrededor de los pechos de Power Girl, o de tener a las protagonistas en distintos estados de desnudez, o de tenerle reaccionando exageradamente a tipos que se le quedan mirando. Todo tiene una horrible mentalidad de “Club para chicos que no han visto chicas más que de lejos o en revistas”, que sería malo de por si, pero aún peor en un comic protagonizado por chicas. Es todo sub-American Pie.

A: Y lo peor es que ningún chiste es especialmente nuevo. El primer villano es una remedo de Arkon el Terrible, buscando hembra. Lo de las fotos robadas ya se lo hicieron a Hulka… nada es nuevo pro es como una recopilación. Los 100 mejores chistes de tetas, por Jimmy Palmiotti.

P: Lo de Vartox, el malo de la primera historia, es aún más ridículo. Es un revival de un antagonista de Superman de finales de los 70. El chiste originalmente es que era una copia directa de Sean Connery en una película que hay que verla para creerla llamada Zardoz (si, iba vestido así, buscalo en Internet y preparate para que tu mente explote) Aquí, sin embargo, ese chiste se ha perdido, y está únicamente por nostalgia, porque los malos guionistas de comics, en vez de vivir en el mundo real e inspirarse en él, se inspiran en comics de hace 30 años alejados de la realidad. Así que todo el chiste es que Vartox va vestido con un traje ridículo, e intenta procrear con PG. Sigue un número entero donde ese es el único chiste.

A: Bueno, tiene gracia al menos el mecanismo final de procreación, aunque le quita el sentido a buena parte de lo anterior. Y luego está la historia que toda superheroina tía buena pide. Niñatos que se masturban pensando en ella con toda probabilidad y ella siguiéndoles el juego. Es entrañable como fantasia infantil pero no muy aprovechable como argumento de comic.

P: Más tarde hay intentos de caracterizar a Kara y a Terra y darles humanidad y una amistad creible, y aunque esas partes no son vergonzosas, son también bastante simples. La parte de acción seria al final es aceptable, aunque tampoco gran cosa, y está puntuada por las tonterías mencionadas antes (ey, cortemos la historia varias páginas para tener a las protas en bañador) Al menos, aunque una de las historias se basa en la miniserie de estos mismos autores que presentaba a la nueva Terra, no se hace inaccesible para los que no la han leido. (No os perdeis nada, obviamente. Era como esto, y el intento de aclarar la continuidad de las Terras era aún más complicado si cabe)

A: Y Kara hace un chiste muy cruel a Terra sobre que en modo alguno podría servirle su ropa, que no es muy de amigas la verdad.

P: Hablando de Terra, aunque es un personaje agradable, tampoco hay mucho que la diferencie de las muchas otras superheroinas adolescentes de DC. Lo único que tiene es lo de que sea ajena a la civilización humana, y eso, por supuesto con guionistas de este calibre, la hace parecer subnormal a veces, en vez de extranjera.

A: ¿Si te digo que lo único que me pareció interesante es que hubo un momento donde me pareció que Terra podia estar desarrollando cierta atracción lésbica hacia Kara? Supongo que el chute de hormonas adolescente que destilaba el comic me pudo afectar un poco.

P: La sutileza no es el fuerte de esta serie, así que si hubieran querido indicar eso, se habría notado mucho más. Más bien es su figura de hermana mayor. No es que fuera mala idea que acabase siendo lesbiana más adelante. (De hecho, esa fue una idea abortada para la segunda Terra)

A: Sería divertido ver a Kara, que está acostumbrada a rechazar proposiciones sexuales, en la tesitura de darle un chasco a su querida “hermanita menor”.

P: Es gracioso como los guionistas no se atreven a darle un novio a Power Girl, ni siquiera un interés romántico serio. (Igual que la mayoría no se atrevían a darselo a Wonder Woman) No me atrevo a especular con los porqués, pero seguro que sería interesante ver el porqué de ese doble rasero.

A: Resumen: sabíamos a lo que veníamos y es lo que pasa cuando le das serie propia a una superheroina cuyo unico rasgo de identidad son sus tetas hiperdesarrolladas y su exhibicionismo (es gracioso que cuando se pone un vestido de noche también tenga un agujero en las tetas). Un montón de chistes verdes cutres y fáciles. Pero no me quejo, está bien como opción para diversificar.

P: Lo más llamativo del comic (aparte de lo obvio, quiero decir) y la razón por la que lo aprobaron, sin duda, es el dibujo de Amanda Connor. Lleva un montón de años en el negocio, pero no se volvió famosa precisamente hasta el JSA Clasificado protagonizado por Power Girl. Así que tiene sentido volver al personaje. El dibujo, en plan dibujos animados, es muy, muy bonito, completamente perfecto para el tono de la serie. La expresividad de los personajes es increible. Y al menos los personajes tienen una anatomía creible, dentro del estilo del dibujo. Lo mejor es que por muchas tetas y culos que pida el guión, Connor las hace parecer inofensivas y en plan divertido, en vez de explotativas y gratuitas. Y si, los pechos de Power Girl desafian la lógica, pero también el paquete de Vartox, así que estamos en paz.

A: Si los pechos de Power Girl no desafían la lógica, no es Power Girl. Suscribo totalmente lo dicho sobre Connor, un 10 para su dominio de las expresiones faciales.

P: Un comic tonto y bonito, que al menos no es tan tonto e insultante como otras cosas de DC. Y tras esto, la serie se convertirá en otra serie zombie de DC más, que continua un tiempo sin el equipo creativo y la gracia por la que fue creada. No Recomendado (4)

R.E.B.E.L.S. Nº2

 

P: Y otro tomo más con dos números de la Noche Más Oscura, y el resto no, aunque aquí el crossover está mucho mejor integrado que en el resto. Esto es la continuacion de una de las mayores sorpresas de este año en DC. Sorpresa porque ha resultado ser buena y todo, y va a sobrevivir más de dos años incluso. En teoría, es un revival de la L.E.G.I.O.N, la versión del presente de la Legión de Superhéroes de los 90, que era una extraña serie de ciencia-ficción sobre una agencia de policia interestelar liderada por un genio megalómano semibenévolo. Pero como el nombre se presta a confusiones, en vez de eso usa el nombre de su corta secuela del 94-95, REBELS, donde los protas originales se rebelaban contra la organización después de que la tomara un genio megalómano malvado. Esto parte de una premisa similar. Aparte, originalmente esta serie iba a tratar de mantener muchos lazos con la Legión de Superheroes, estando protagonizada no por el grupo de la serie original, sino por nuevas versiones presentes de los Legionarios del futuro o sus enemigos. En la práctica, eso tampoco ha salido como debía, y por lo visto, Bedard se ha rebelado contra esa sugerencia editorial, y ha hecho lo que le ha dado la gana. Si te fijas, la mayoría de esos personajes que salían en la portada del nº1 (y uno de ellos, una Princesita Esmeralda, incluso la quitaron antes de empezar) prácticamente no tienen peso en este tomo. Más aún, el Brainiac 5 como mentor fantasma de los primeros números ha desaparecido sin explicación, como parte del cortar lazos con la LSH y que esto vaya por su cuenta, aunque también influye que desde entonces se haya revelado que ese Brainiac 5 no es el de Tierra-0 y por eso no tiene sentido que considere a Vril Dox como antepasado. Ah, la planificación horrible habitual de DC.

Lo que ha quedado en vez de todo eso viene a ser algo así como la versión DC de Aniquilación. Literalmente, además, la idea del villano controlamentes y la barrera galáctica de cuarentena es la misma que Aniquilación: Conquista. Pero vamos, era algo que hacía falta después de aburrir al personal con años de Guerra Rann-Thanagar y otras tonterías pesadisimas del acabado de Starlin. En vez de eso, Bedard, experto en guerras espaciales desde su serie en Crossgen, Negación, ha aplicado la fórmula que funcionó en Aniquilación: Un gran villano renovado, una situación desesperada para los buenos, héroes de distintos sitios renovandose y aliandose dificilmente en una batalla con muchos frentes… Todo con un buen sentido del humor, y mezclado con lo mejor de la serie original, que es el protagonista, Vril Dox. Un supergenio arrogante prácticamente amoral y sin ningún tipo de don de gentes, capaz de pensar un plan para salir de cada situación, no importa a quien perjudique por el camino. Por lo que prácticamente todo el mundo en su bando quiere matarle más que sus enemigos. Es una dinámica muy buena, que hace que la serie sea diferente a la competencia.

A: He de decir que cogía este tomo de bastante mala gana porque apenas conocia a los personajes pero realmente se me ha acabado revelando como lo mejor de la semana. Y eso que el desconocimiento de los personajes sigue siendo bastante handicap, porque Bedard no ayuda nada a los lectores recién subidos al carro. Sólo la suerte del cruce con Noche más Oscura me ha permitido recapitular un poco la historia de Vril Dox pero por el resto he de decir que tuvo que pasar bastante historia para que llegase a la conclusión de que no estaba ambientada en el año 3000.

P: Bueno, es en parte culpa tuya por pillar la serie en el segundo tomo. Aún así, los rótulos de presentación de los personajes heredados de la Legión tienen que haber ayudado, ¿no?

A: Eso está bien. Me gusta ese tonillo National Geographic que le da Bedard a la historia cuando presenta personajes o planetas y sociedades. Tiene una imaginación especial muy Star Wars, una capacidad bastante buena para crear ambientes diversos. Por ejemplo, el mundo acuático de babosas que ataca Starro. Eso se le da muy bien.

P: Todo eso que dices está sacado de la Legión de Superheroes de Levitz/Giffen.

A: Los personajes tampoco son especialmente recnocibles de primeras pero he tardado poco en engancharme a alguno. Vril Dox y su hijo me parecen dos grandes caracterizaciones, y también el Almirante Xyklon, que precisamente por las peculiaridades de su sociedad es una caracterización bastante única. 

P: Como los buenos guionistas, Bedard recoge viejos conceptos y personajes, y sabe modernizarlos bien. Le da un gran repaso a todos las razas y especies del UDC del presente, algunos para cogerlos como bandos o protagonistas, otros simplemente para recordar que existen, y saca una gran plantilla de protas y secundarios de allí. Especialmente señalable el hecho de que, como dice Al, los alienígenas son alienígenas, no son humanos pintados de colores, con culturas sacadas de la historia de la Tierra, sino con sus costumbres propias. Eso es algo que otras series de space opera deberían aprender. (Como el Tomasi antes mencionado en Linterna Verde, por ejemplo) Da igual que sean personajes nuevos basados en viejas razas como la durlana o el dominio (ambos personajes muy chulos que no son lo que uno podía esperar), o renovaciones de viejos como Adam Strange, los Hombres Omega, o incluso una nueva versión de los Estrellas Oscuras, todos están bien puestos a punto. Y Vril Dox y sus manipulaciones son absolutamente geniales, como siempre. (Y está bien que rescate a Garv y a Strata de la serie original, eran los más divertidos, y además, era necesario tener a alguien en la serie que ya conozca a Dox y sepa como tratarle. Por cierto, el rotulista la caga y le da el cartel explicativo de Strata a Garv. Mal rotulista, malo)

A: Y sobre todo lo que hay es una gran capacidad narrativa. Se manejan tres o cuatro subtramas a la vez y Bedard las va alternando muy rápidamente pero siempre avanzando un poquito en cada escena. Y es precisamente la capacidad narrativa lo que hace que el crossover no sea ningún obstáculo, los Linternas Negras quedan perfectamente integrados como complicación de la batalla general contra Starro. Cosa que por otro lado debería darse más a menudo. Las cosas no surgen por sagas cerradas en la vida real. A veces estás metido en una cosa y se te cruza otra de por medio. Esto es algo que aqui se lleva con total normalidad. Son gente que trabaja a escala galáctica, no es raro que haya más de un foco simultáneo.

P: Si, es la única serie que integra perfectamente el crossover en la historia general de la serie sin que quede como una interrupción. Es simplemente un fastidio más en los planes tanto de Dox como de Starro, de esos que pasan a veces en DC. Tiene un uso muy bueno de los Linternas Negras, tanto el concepto de los anillos (y no sólo el negro) como de los personajes en concreto que usa. Uno es un antiguo personaje de un crossover, y es la primera vez desde su primera aparición que el personaje resulta chulo. De hecho, resulta bastante inquietante. El otro es una antigua LEGIONaria a la que dificilmente se echará de menos, pero que sirve para introducir otro personaje y una complicación seria más al duelo de intelectos entre Dox y Starro. Es una brillante introducción, porque sirve no sólo para complicar las cosas (tanto para los personajes como para el guionista, que tiene que lidiar con dos supergenios) sino para mostrar una faceta distinta de Dox. Y está muy bien como Bedard no sólo sorprende con las motivaciones de los personajes, nunca llega a aclarar cuando están diciendo la verdad, y cuando están mintiendo para ocultar sus posibles sentimientos. Por cierto, mencionar algunos diálogos muy buenos, sean de la arrogancia total de la familia Dox, como del odio total que sus aliados sienten por él y la frustración al no poder matarlo, de la brutos que son los malos, y del cinismo resignado del resto de héroes al meterse en situaciones desesperadas.

A: El “pensé que nunca lo dirías” de Vril Dox en un momento muy señalado, es antológico.

P: No sólo tiene una gran bis cómica, en general los momentos, tanto graciosos como serios, están muy bien temporizados. Y luego, ya que hemos hablado del villano, el tomo incluye un anual de la serie, que es el origen de la nueva versión de Starro. Resulta que los otros Starros no son más que extensiones del verdadero Starro, que es el de esta serie. Que es exactamente lo que la versión de Morrison dijo de los anteriores. Aparentemente, estamos en un bucle recursivo de Starros. La revelación de que el verdadero Starro (al menos en esta iteración) es un bárbaro es bastante decepcionante, ya que es mucho menos imaginativo e impresionante que una que un bicho marino gigante incomprensible, y menos divertido que una estrella de mar gigante que habla. Es más fácil de caracterizar, eso si. Aún así, es un paso hacia abajo. Aunque la gracia de lanzar estrellas controlandolo todo al menos la mantiene.

A: Todo lo que no sea un equinodermo (toma palabro) gigante, es un fracaso. A una estrella de mar solo la puede mejorar un peluche o un buho de madera, tirando por lo alto.

P: En cuanto al origen en si, empieza de manera bastante genérica, pero acaba bastante mejor, con una buena revelación de los motivos de Starro el Conquistador. El equipo de elite de Starro, sin embargo, son un grupo bastante olvidable y sólo ocupan espacio. Parece que Bedard se da cuenta al final del tomo, al menos.

En cuanto al dibujo, empieza Andy Clarke (a quien hemos visto recientemente en Batman), y está bastante bien. Después viene un novato, Claude St Abin, y dentro del mismo estilo, lo hace mejor, incluso. El anual tiene distintos dibujantes, cada historia con un estilo distinto, y ninguno es malo, realmente.

A: Creo que prefiero a Clarke que a St. Abin, pero los dos son muy buenos. Sin embargo, me llama la atención el tema de que los colores son bastante apagados. En una serie donde cada protagonista es de un color o casi, es bastante curioso que haya esa sosez cromática. Por el resto, un dibujo muy competente. Y está a la altura del guión en capacidad narrativa, lo que evita que obstaculice.

P: Comparado con muchas series de Marvel, esta serie brilla en tecnicolor, te lo aseguro. Pero debe ser una elección consciente asociada al dibujante original, porque sus números de Batman son similares.

Una serie sorprendentemente buena, que gustará a fans de Aniquilaciones, o de cualquier otra space opera de DC. Muy Recomendado (9)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Batman: Círculo Sin Fin: Pueril y estúpido, en todos los sentidos. Kevin Smith se ha convertido en una parodia de si mismo, y hace lo mismo con Batman. Evitar a toda costa (1)

Batman Clasificado: El Murciélago y la Bestia: Historia típica y predecible de un mafioso y un monstruo que no es tan monstruoso como el mafioso. Es el Milligan a sueldo. Neutral (5)

Catwoman: Noche Más Oscura: Los números que quedaban inéditos de la serie de Catwoman están bastante bien, aunque sean sobre todo entretenimiento de acción hasta la cancelación. Tiene un buen final de toda la dirección del personaje de los últimos años, eso si. El cruce con la Noche Más Oscura es minoritario, formulaico y explotativo. Recomendado (7)

Fábulas: Brujas: La política-ficción habitual con el genial desarrollo de los personajes y situaciones habituales de la serie, aunque la historia se queda cortada a medias. Más un número de flashback interesante, y una historia aparte con otro tipo distinto de política-ficción (de paz, en vez de guerra) también muy bien hecho. Buen dibujo. Muy Recomendado (9)

Green Lantern Nº12: Dos números que no aportan prácticamente nada al crossover, y están muy estirados, aunque hay buenos momentos personales y de la trama aquí y allá. El otro número si es importante, y tiene acción chula, desarrollo de personajes y revelaciones sobre historias a largo plazo, de las que se hacen bien en esta serie. Buen dibujo. Recomendado (8)

Supergirl Vol.2 Nº3: Poco que ver con el resto de series, para bien. Hay un origen de Superwoman que no es gran cosa, un enfrentamiento con una villana que es normal superheroico, y un nº50 con una gran conclusión que decepciona, aunque al menos la protagonista está bien hecha. Buen dibujo, con una historia extra agradable por una guionista invitada muy curiosa. Neutral (6)

Además, el tomo de Superman/Wonder Woman de Colan es 50% muy bueno, la otra mitad no; El Jemm es un peñazo absoluto; Unwritten está muy bien, y el resto ya están comentadas en otros sitios o no tengo más que decir.

Y eso ha sido todo por esta semana. La semana que viene volveremos con Paninis: Stern y el Juggernaut vuelven a Spiderman, Patrulla-X tiene otro regreso más importante, X-Men: Legado tiene a Pícara descansando, Ultimate Vengadores se une a una moda reciente, y Superman tiene el Último Asalto de Nuevo Krypton (no caerá esa breva). Hasta entonces, nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: