Criticas Reconstructivas: Semana del 6 al 12 de Diciembre

16 diciembre, 2010

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Como ya dijimos la semana pasada, esta semana tocan las series mensuales de Panini. Así que aquí hay una selección de ellas. Además, Norma ha decidido adelantarse y coincidir con Expocomic para sacar sus novedades de Diciembre (no han parado en todo el mes, o eso parece) así que también comentamos algo de eso. Decir que a diferencia de otros, Panini ha aprovechado los comics de este mes para contarnos su plan editorial de 2011, que parece ser publicarlo prácticamente todo, como han ido haciendo hasta ahora, que poco se puede reprochar. Y por algún motivo, esos comics llevan en la contraportada unas versiones en plan Tron de los protagonistas, en general bastante feas. Así que pasamos ya a las penultimas reseñas de 2010, o así.

Asombroso Spiderman Nº50

P: Panini celebra 50 números de, um, renumeración aleatoria, con cinco números de Asombroso Spiderman sin mucho en común. Corresponden a un extraño hueco que abarca el final del Desafio (final temático, más que otra cosa, porque no llega a una conclusión) y algunos números de relleno antes de que empiece la gran saga siguiente. A partir de aquí, ya van siendo despedidas de los distintos guionistas. La primera historia es de Joe Kelly, y es una secuela de la historia del Rino que hizo hace unos meses. Realmente, continua directamente de allí, pero al haberla espaciado durante un tiempo, la historia tiene más efecto, y además, sirve como buena conclusión temática para el Desafio, en plan la última gota que colma el vaso en una serie de retornos nefastos de viejos villanos.

A: Y mira que al Rino le han dado vueltas y que la historia de “villano que no está hecho para reformarse” no es nueva, pero Kelly consigue hacerla realmente muy efectiva. Ayuda mucho usar a la periodista como narradora dramática porque al menos da una buena excusa para conseguir prosa literaria, no como hablábamos de JMS la semana pasada, que convierte en Poe a cualquier viandante.

P: Es dificil que funcione, porque Norah es un personaje bastante irritante que se queda todos los elementos de “mira que moderno que soy” de Kelly, pero en esta historia más o menos se contiene. Y aunque la dirección de la historia se veia venir prácticamente desde el principio de la primera parte hace meses, la práctica inevitabilidad hace que esté pendiente sobre los personajes todo el rato, lo que aumenta el drama. Sabes lo que va a pasar, y eso duele más. Al final, la sensación es de resignación más que de rabia, y queda muy bien. Claro, que para que la historia ocurra, los protagonistas tienen que actuar un poco como idiotas. Es decir, deberían saber que lo que intentan no va a detener al Ultimate Rino (que por cierto, es una buena idea, pero no está muy desarrollado como personaje tampoco)

A: Debería estar más desarrollado porque realmente no explican por qué tiene tantísimo interés en conseguir la aprobación del antiguo Rino, una cosa que llama bastante la atención.

P: Es el Universo Marvel, ser un villano de renombre conlleva cierto prestigio. Y cuando se es un mastuerzo enorme, pocos puestos libres hay mejores que ser el Rino. Pero vamos, un poco más de personalidad detrás de eso no le vendría mal. La historia queda un poco manipulativa de las emociones del lector, en conclusión. El dibujo es de Max Fiumara, que ya hizo la historia previa, y es apropiadamente oscuro. Y aunque tiene un estilo algo caricaturesco, no demasiado como para que no nos tomemos a los personajes en serio.

A: Me gusta bastante y consigue darle mucho impacto a momentos muy intensos de la historia. Tiene habilidad para los climax.

P: La siguiente historia es la última de Van Lente en la serie principal antes del Final de la Etapa. Y es una excusa para utilizar al personaje que creó en su primer comic para Marvel, la Escorpión, que no había aparecido con Spiderman hasta ahora, y ya tocaba. Desgraciadamente, viene acompañada de un nuevo diseño bastante feo. El antiguo era sencillo y elegante. Este es feo, recargado, y aunque la cola tiene cierta funcionalidad (remontandose a su aparición reciente en Iniciativa), es lo último que necesita un personaje que se supone que va de sigilo. El traje es de todo menos sigiloso, canta un montón.

A: Le tocaba salir en Spiderman pero realmente su aportación es bastante gratuita, e interviene, como decías, en el final de una historia que realmente no es final, es seguir abundando en algo que no veo que de momento vaya a ninguna parte, dando largas una vez más. Lo más interesante de la historia es la recuperación de la relación entre Peter y su compañera de piso. Es un secundario que hace una función muy divertida, tratar bastante mal a Peter tomándolo como un imbécil insufrible. Es algo que se estilaba más en los viejos tiempos pero que ultimamente se estaba dejando pasar. Y Parker necesita alguien que le trate con desprecio.

P: Michelle ha sido otro personaje altamente irritante, un estereotipo horrible de latina histérica irracional, cuya interacción con Peter parecía salida de los peores tópicos de telecomedia barata. En general, la mayoría de interacciones entre Peter y mujeres, sobre todo en números de Van Lente, era bastante horrible. Aquí al menos se le intenta dar cierta profundidad. Su interacción con Peter sigue siendo irracional, pero al menos ahora tiene más elementos de personalidad que ser una gritona bipolar. Y el hecho de que sea nefasta juzgando a la gente resulta ser parte importante de la historia, explicitamente.

A: Vaya, si que estamos coincidentes hoy. Realmente, por lo que he visto, exceptuando a Slott, Van Lente es de los que mejor pilla un tono bastante clásico de Spiderman, en los diálogos y situaciones. Si la idea de Quesada y el mefistazo era un intento de volver al espíritu clásico del Spiderman, uno de los que mejor lo está recuperando es Van Lente.

P: No recuerdo ninguna de las posibles novias de Spiderman de los viejos tiempos siendo tan irritante ni de lejos. Aparte de eso, si, el mayor éxito de la dirección actual de Spiderman es ese, el haber reconstruido la sensación de Spiderman clásico, de Peter con un grupo rico de gente a su alrededor que vive y cambia. Pero sin imitar lo viejo. Volviendo a esta historia, tiene una idea interesante, y una buena conexión con lo que está pasando por varios sitios de Marvel. Está bien llevada. Y gracias al desarrollo de Michelle y al epílogo incrustado, no parece de relleno. Y supongo que la nueva dirección de Escorpión acabará usandola Van Lente o alguien más adelante. Uno de los mayores problemas del número es que dibuja Michael Gaydos. Y aunque su estilo oscuro y sucio pegaba en Alias, aquí es demasiado tenebroso para los personajes. Aparte de que la accion queda de lo más estática. Y nada estética.

A: Vaya, no me daba cuenta de que era el de Alias. Si, realmente no pega nada. Y además hace un Peter Parker rarísimo, muy difícil de identificar.

P: El resto del tomo son 3 números por un Guionista Honorario de Spiderman. Nada menos que el veterano Roger Stern, de una de las mejores etapas del personaje, que ya hizo un número de esta etapa el año pasado. La historia está metida aquí con un poco de relleno, porque no tiene nada que ver con ninguno de los subargumentos de la serie (aunque tendrá importancia para otra serie) aunque al menos transcurre durante esta etapa, porque usa a uno de los secundarios actuales. De manera un poco distinta a como se estaba usando hasta ahora, ya puestos. El caso es que es una secuela de una de las historias más famosas de Stern en Spiderman, la del Juggernaut. La gracia es que esta vez no va de ver como demonios detenerle, sino de que alguien le ha detenido, (que resulta estar conectado con otra historia clásica del personaje de los 80) y ver que pasa entonces. Y la verdad es que la historia queda como un pegote ahí en medio, no ya por no estar conectada con otras historias, sino porque la manera de hacerse huele a viejo. Desde detalles pequeños como que la historia vaya enteramente de hacer referencia a un comic de hace casi 30 años, al exceso de diálogo y narración superflua, a tratar de ponernos una situación que se ha visto un montón de veces como si fuese nueva, al dilema ético barato y simplón bastante resoluble con facilidad, a las larguisimas y pesadas escenas de pelea, y la solución mágica. Todo suena a cosas que eran más típicas del pasado, muchas de ellas malas.

A: Coincido en casi todo lo malo asi que voy a decir lo bueno. Quizá la pelea se extiende demasiado pero si algo positivo tiene el estilo algo rancio de Stern es la capacidad narrativa. Dura tres números porque van pasando cosas como para tres números. No hay relleno o si hay escenas de relleno al menos se desarrollan de formas lo suficientemente dinámicas como para que cuenten. Otro detalle bueno es el buen uso de Juggernaut, se nota que Stern le tiene cariño al personaje y a aquella vieja historia que realmente no entiendo por qué tiene tanta resonancia porque es bastante normalita. Pero todo lo estropea el personaje del Capitán Universo vietnamita, totalmente fuera de lugar y con moralina facilona. Da mucha grima. 

P: Las escenas de pelea podrían durar bastante menos, que no pasaría nada. La historia se haría bastante menos pesada. O funcionarían con esa longitud si fueran tan impresionantes o imaginativas como se cree, pero no lo son. Son todo cosas muy vistas y muy poco creativas. La moraleja si me gustó, aunque Stern se pasaba plantandotela en la cara. Y la caracterización del Juggernaut, a diferencia de en la cagada de Carey de hace unos meses, es la buena, la de que no es ni particularmente bueno ni malo, es un tipo sencillo con problemas de control de la ira y tendencia a cometer malas decisiones.

A: Exacto. Sobre todo, no es un sanguinario. Si te tiene que partir la cara te la parte pero no es ningún psicópata.

P: Ah, y al final, como en muchas historias de relleno, Spiderman está casi de invitado en la historia de dos personajes distintos que están en esta serie por coincidencia histórica. El dibujo es de Lee Weeks, que ya hizo las anteriores historias de Stern en Spiderman, y cumple muy bien. Es oscuro, en el sentido de iluminación apagada, pero no en el sentido de hacer a los personajes demasiado sucios y apagados, que es lo que no funciona con el personaje.

A: En lo de la iluminación influye que casi toda la historia transcurra de noche. O viceversa, puede que sea una decisión para dar estética. Pero sí me ha gustado mucho Weeks, toca bien tanto el palo callejero como el más superheroico. Y me gusta bastante el tono que le da a los flashbacks.

P: Por último, hay una historia corta coescrita por Waid y su colega Tom Peyer, que es la primera vez que se usa el nuevo status quo de Peter Parker: Desempleado. Como dijimos la semana pasada, es una dirección muy buena por un tiempo, mezclando la mala suerte Parker de siempre con un tema candente. Y esto es un prototipo de historia con esa dirección, aplicandole el típico planteamiento de tener a Peter tratando de ser Spiderman y cumplir con sus otras obligaciones a la vez. Se aprecian las posibilidades, y escriben un buen Spiderman, aunque queda muy forzado al final. Buen dibujo de Todd Nauck, al que deberían aprovechar más en la serie.

Al final, es un tomo que es una mezcla extraña de historias muy distintas. Algunas más modernas, otras retro. Algunas pesimistas, otras optimistas. Unas importantes, otras no. Casi lo único que tienen en común es que el Sol no brilla en ninguna. Neutral (6)

Atomic Robo: La Sombra de Más Allá del Tiempo

 

P: Esta es la tercera miniserie de una serie de miniseries, que es el gran éxito independiente de la temporada (el siguiente después de Scott Pilgrim). Publicada por una editorial enana llamada Red 5, que ahora ya prácticamente sólo publica eso, y pese a eso, y que el guionista, brian Clevinger sólo es conocido por un webcomic (8-bit Theater), la serie ha cogido tanta fama que se publica aquí y todo. La idea es que Robo, el protagonista de la serie, es un androide inteligente (creación de Nikola Tesla, y no veas que alivio ver a Tesla tratado como el supergenio estrella del siglo XX que era, y no como la demonización que le han dado envidiosos e imbéciles sólo porque era un poco extraño) que se dedica a resolver todo tipo de situaciones extrañas relacionadas con la ciencia a lo largo de todo un siglo de vida. Así que una historia típica de la serie es meter al protagonista en alguna época del siglo XX, en alguna situación sacada de algún género de acción, y aplicar el sentido del humor de Clevinger a esa situación o género, a base de ciencia, desmadres exagerados y el humor ácido del protagonista. Es absolutamente sensacional.

Una de las cosas chulas de la serie es su enfoque de la ciencia. Obviamente, es ciencia-ficción, y ocurren cosas imposible. Pero Clevinger se lo plantea mucho mejor que la mayoría, y deja claro que en el mundo de la serie, ciertas cosas son posibles y ciertas no. Normalmente, sólo son posibles las que teoricamente, podrían ocurrir en el mundo real, y no son posibles las que sabemos que no. Luego, claro, siempre hay excepciones para que la serie sea más divertida, pero el chiste es que siempre que transcurre algo físicamente imposible, algún personaje se queja de ello. Con lo que al final puedes acabar aprendiendo sobre ciencia, y que resulte que el comic es didáctico además de divertidisimo.

A: Como persona que ha hecho el bachillerato por humanidades admito que no distingo la jerigonza científica realista de la fantasiosa, pero realmente se nota que Clevinger se esfuerza por razonarla, y no sólo por ello sino por intentar conseguir transmitir algo, gracias a algún personaje que pregunta desde el punto de vista del ignorante lector.

P: El comic es del género de acción, y del subgénero de acción bruta a base de lanzar todo tipo de cosas chulas (¡Pirámides robots! ¡Nazis inmortales con meca-armaduras! ¡¡El Doctor Dinosaurio!!), pero lo hace mejor que prácticamente ninguna de su género. En parte por la muchísima imaginación de Clevinger, en parte por que los diálogos no tienen precio, sobre todo los de Robo. Esta miniserie mezcla los enfoques de las dos anteriores. Como la segunda, tiene un sólo tema (en este caso, una invasión de un monstruo de otra dimensión), pero como la primera, cada historia es un capítulo separado que transcurre en una época distinta (distintas iteraciones de la misma invasión). Una de las gracias, por tanto, es que aparte de que cada capítulo enfoca la amenaza según la ciencia y literatura de la época, también vemos como va madurando Robo a lo largo de las décadas.

La primera bebe mucho de las aventuras pulp de los años 20, y nos presenta a un Robo que todavía era un niño/adolescente, mucho más inocente, que no estaba de vuelta de todo y no tenía el humor que tiene ahora. Así que no sólo tiene que salvar el mundo y pasarselo bomba, lo tiene que hacer sin que se entere Papá Tesla. Por otro lado, sirve para hacer muchos guiños históricos, pues está coprotagonizada por dos personajes de la época. Siendo una historia de una invasión de una dimensión superior imposible de concebir, era inevitable que uno de ellos fuese Lovecraft, que está viviendo una resurgencia en estos últimos años, por algún motivo. Los chistes a costa de Lovecraft son buenísimos, incluso si no estás familiarizado con su vida y obra. Pero pese a ser una comedia, si que capta el nivel de amenaza cósmica, e incluso de tragedia, de los mitos de Chthulu. Sólo que aquí le pegan de piños usando CIENCIA, como debe ser. Es genial.

A: Detrás de toda esta perorata queda muy simplón decir que es muy gracioso tener como protagonista a un robot con sombrero y tirantes pero es que es muy divertido. Desde luego que la ambientación de época y las bromas con el contexto son muy buenas pero lo que hace grande a la serie es Robo, uno de los protagonistas más divertidos desde Yorick de El Último Hombre. Mejorado un 40% por su aspecto visual, de robot humanoide con una expresión especialmente cómica. Es muy bueno ver sus diferentes evoluciones pero el primer Robo me parece el más simpático de todos ellos. En dos páginas se gana a cualquiera.

P: La siguiente historia es la más estándar, en el sentido de que se basa en las aventuras de acción de los años 40-50, y tiene al Robo más estándar heroico de todas las versiones, aunque ya tenía algo del humor actual. No tiene tantas burradas como los otros capítulos, pero también tiene algunas joyas de diálogo entre Robo y su equipo, y logra no repetir las amenazas y soluciones ni una vez. También nos dice una de las mejores máximas del universo, que no se debe olvidar nunca: Todo explota.

La tercera historia es la más científica, porque es nada menos que un team-up entre Robo y Carl Sagan. En esta lo mejor es el duo cómico que forma la pareja, con Sagan siendo un completo escéptico, mientras que Robo trata de convencerle de que no, de que el universo no funciona exactamente como él cree, para su frustración cada vez mayor. Termina con la inmortal: “Cuando vuelvas a tu dimensión de origen empiricamente probable pero inobservable… diles que te envia CARL SAGAN!”. Oh, y nos explica cual es el quinto punto cardinal. En serio.

A: Lo mejor es como Robo es capaz de explicar muy claramente de qué forma el monstruo está modificando su modus operandi y por qué sin estar cantando a viva voz como hacen los guionistas malos. Todo queda muy natural y, efectivamente, el tono irónico y mordaz que aumenta proporcionalmente en cada versión futura de Robo es lo que lo hace insuperable. Lo de Sagan, magistral de principio a fin. Es el único secundario que le aguanta el tipo a Robo. 

P: Si este comic no es capaz de hacer la divulgación científica divertida (como intentaba Sagan, pero a lo bestia), nada lo hará. Por último, viene la gran conclusión en el presente, que reune elementos de las anteriores, y es más similar a historias de ciencia-ficción, o incluso de superhéroes actuales. Usando la idea de que el monstruo trasciende el tiempo y espacio convencional, permite un team-up impensable entre Atomic Robo y… Atomic Robo. Y es tan delirante como suena.

A: Hay que decir que, visto el tono ultracientífico de la serie, es el capítulo que menos se lo trabaja. Los Robos tienen un buen diálogo sobre ello pero la solución final no queda suficientemente bien explicada. Y es lo que más hace notar el punto por donde más hace aguas el comic, que es el que la trama no está nada pulida, es un esbozo útil para salpicarlo todo de chistes y situaciones divertidas pero carece de cualquier tipo de construcción narrativa. No hay avances, ni revelaciones, ni giros ni nada. Y al final es donde más canta.

P: En esta clase de series, el argumento es una excusa para las ideas chulas y que los personajes jueguen. Y siendo todo eso tan bueno, se puede perdonar lo demás. De todas maneras, hay caracterización (la evolución de Robo), y hay ideas más allá de la acción (drama en la primera historia, el subtexto de cada época de cada historia menos la última)

Por último, el tomo lleva varios extras. Algunos son historias cortas que se salen del formato de la serie, pero son bastante divertidas, aunque extrañas. Y otra historia corta del Dia del Comic Gratis, que es una muestra perfecta del estilo de la serie, pero en comprimido. Desternillante, sobre todo gracias a la bis cómica.

Hablando de vis cómica, hay que hablar del dibujo de Scott Wegener. Esta serie fue su debut en el mundo del comic, y vaya debut. Viene a ser un primo menos oscuro y barroco de Mike Mignola. Pero aparte de los diseños chulos, y las grandes explosiones que hace tan, tan bien, lo mejor es lo bien que actuan sus personajes. Es decir, cualquiera lo diría, pero un personaje como Robo, que esencialmente no tiene cara, gracias a Wegener, es de los personajes más expresivos que puedas encontrar en un comic, Y esa expresividad es una parte importante de que los chistes y diálogos funcionen tan bien. Lo mismo para los intercambios de acción. No serían tan graciosos si Wegener no llevara el tiempo tan bien con la historia para que quede gracioso. Aparte de que con su estilo, es capaz de hacer graciosa cualquier cosa, incluso un monstruo de tentáculos de la quinta dimensión.

A: Me encanta lo de que aunque sea un monstruo de diez metros siga siendo la cabeza del tipo del que surge. Es muy imaginativo y lo de Robo es totalmente cierto, la comicidad que puede expresar es lo que le da todo el tono a la serie. Además se nota que Wegener se divierte muchísimo dibujando a Robo. Es como su muñequito, y en esta historia se lo pasa en grande disfrazándolo con ropitas de época. De detective años 20, de turista setentero, de informático desenfadado en la actualidad…

P: Es un estilo simple, pero le mete mucho detalle. Si con todo esto aún no te hemos convencido, pasate por la página de los autores (www.nuklearpower.com) y leete algunas de las historias gratuitas. O si no sabes inglés, por la página de Norma, y leete la historia del Dr. Dinosaurio. Si eso no te convence de que es una de las series más divertidas y creativas del mercado, nada lo harás. Y lloraremos por ti. Muy Recomendado (10)

Patrulla-X Nº60

 

P: Oficialmente, esto es el final de la saga Nación X, que ha ocupado la serie desde que terminó el cruce Utopia. En la práctica, no es nada de eso. En algunas series de Marvel tienen la peculiar manía de tener que etiquetar de saga a todo, aunque en realidad sea una serie de números con varios argumentos y subargumentos distintos. En este caso, ha sido una manera de llamar a varias cosas que han pasado con la Patrulla-X después de la fundación de Utopía. Pero vamos, la historia del Vacio de hace unos meses nada tenía que ver con la de Sublime que terminó el mes pasado, y ninguna de esas tiene que ver con el número de este mes. Que es, esencialmente, un número suelto que continua el subargumento de Magneto tratando de congraciarse con el resto de la comunidad mutante. Así que esto es, en la práctica, un número suelto que va de rescatar a Kitty Pryde de la bala espacial gigante donde se quedó atrapada al final de la etapa de Astonishing X-Men de Whedon. No es mala idea. Al fin y al cabo, era un ejemplo clásico de meter a un personaje en un autobus, teniendolo ocupado dando vueltas hasta que tocara rescatarlo porque alguien tenía ideas nuevas para él. Quizá haya pasado poco tiempo en ausencia (Coloso aún estaba lloriqueando por ella hasta hace poco), pero claro, eso es en parte culpa del enorme retraso que llevaba AXM. En cualquier caso, tampoco es que su desaparición diera para muchas historias. Al contrario, al no ser un regreso simplemente para dejarlo todo como estaba antes, sino que viene con sus propias circunstancias particulares que dan pie a nuevas historias (que es como se deben hacer las resurrecciones), su reaparición da más juego que tenerla viajando por el cosmos más tiempo.

A: Obviando lo ridículo del concepto “bala espacial gigante”, que no es culpa suya, lo cierto es que Fraction consigue una historia bastante seria y contundente. El evento se narra con la grandeza que merece y el dramatismo que implica, algo que no es fácil en un mundo donde la gente muere y resucita cada mes. Logra dar la sensación, a través de un buen uso de varios personajes, de que realmente está pasando algo importante.

P: Otra cosa que hay que obviar es la ciencia implicada en el rescate. El concepto de la bala más rápida que la luz ya era doloroso, pero que Magneto sea capaz de atraerla le pone automáticamente en un nivel de poder con el que debería de haber podido controlar la Tierra en segundos cuando quisiese. Es completamente descabellado. Deberían haberlo justificado un poquito más. Aparte de todo eso, si, da la sensación de un gran evento. Que es, sobre todo, de lo que va el número, una gran celebración para la Patrulla-X, que sirve para ver a los personajes clásicos interactuar un poco más que en los últimos meses, donde se han visto eclipsados por otros más modernos. No tiene mucho más, se podría haber explotado más, pero más o menos da para un número. 

A: Y el número sirve para dar un poco más de cancha a lo mejor que están haciendo: jugar con Cíclope y Magneto. No es que la historia vaya exactamente sobre ninguno de los dos, pero sirve para añadir caracterización a ambos y tiene otro punto fuerte, en lugar de jugar únicamente con sus pensamientos da cabida a la opinión de un tercero, en este caso Emma Frost, sobre cómo están cambiando ambos y lo que implica para la relación entre ellos y el resto de los mutantes. Ese es el único sentido en el que esto continúa del resto de acontecimientos de Nación X, en la reubicación de Magneto y Scott dentro del universo muti.

P: Lo más interesante es como pone las cosas para el futuro. Esto es un Magneto realmente bien escrito. No es un villano, que se una a Utopia no es parte de un plan malevolo para destruir a la Patrulla-X desde dentro y conquistar el mundo. Realmente piensa que lo mejor para los mutantes es unir fuerzas con el General Ciclope. Lo interesante, por supuesto, vendrá más adelante, cuando su punto de vista no coincida necesariamente con el de los otros consejeros de Ciclope, y quizá Scott acabe escuchandole más a él que a gente más de fiar. Y claro, recordar que el tipo tiene una personalidad magnética, y no le será dificil crear nuevos seguidores en la isla que le apoyen, entre los ex-villanos y los chavales. Y la otra cosa interesante es el nuevo status quo de Kitty, que aunque es similar a uno que ya tuvo hace años, hace que al menos no sea todo tan fácil, y pueda irse por direcciones distintas próximamente.

A: No es una idea especialmente original para alguien con sus poderes, pero al menos como dices le añado algo más de suspense a la serie ya más a niveles personales y menos a niveles estructurales con los que está jugando como tema principal.

P: El mayor defecto del número es, como es habitual en esta serie, el dibujo. Lo bueno es que no es de Greg “Calcos” Land. Lo malo es que es el debut de su nuevo codibujante, Whilce Portaccio. Que al menos no es tan recargado, lleno de rayas y casi incomprensible como antes, lo que es una gran mejora. Pero sigue siendo bastante pobre en detalle, y bastante feo. Encima, se ve que intenta adaptarse al estilo de Land, e intenta imitar sus poses artificiales de “todo el mundo sonriendo aunque no pegue a la historia porque lo he calcado todo de fotos de modelos”, que es exactamente lo contrario de lo que neceista un comic de gente hablando.

A: Jajajajaja. Vale, no había captado ese toque catálogo de El Corte Inglés pero ahora que lo dices es verdad. Lo que más me sorprende, sobre todo para un tipo que fundó Image, es su incapacidad manifiesta para dibujar pechos femeninos. Esa especie de pirámides asimétricas es de todo menos sexy.

P: Eso es común a toda la generación Image. Solo han visto mujeres de lejos, en revistas, o en sueños (aunque dado como dibujan, probablemente son pesadillas)

Como extra para que todo esto sea más especial, viene una historia de complemento, que no es realmente una historia de la Patrulla-X. Es u relato corto de ciencia-ficción, conectado con la historia principal mediante la dichosa bala. El giro final está claro, pero es una buena historia corta, de todas maneras.

A: Es un modelo “historia emotiva de Navidad” solo que con un apocalipsis en ciernes en lugar de la Navidad. Pero, para estar en esa categoría es demasiado larga. Toda la historia se basa en crear un clima para un único mensaje final, ya que como los personajes son desconocidos y no hay nada que aportar sobre ellos, el desarrollo es totalmente intrascendente para el lector.

P: Tiene que crear a los personajes y la cultura alienígena y presentarlos, y para eso se necesitaba un mínimo de espacio. Es decir, menos de 8 páginas sería demasiado poco para crear todo eso de cero, no es que hayan dedicado un comic entero. Creo que funciona bien en cuestión de espacio. Lo que si que es indiscutible es que el dibujo de Phil Jimenez es una maravilla. Es todo lo contrario que lo de Portaccio, en detalle, estética, y darle matices a los personajes. La tecnología le sale más impresionante que los aliens, pero aún así no son típicos. Es una pena que en Marvel lo hayan malgastado en cosas así. 

A: Pues si, verdaderamente triste porque lo hace muy bien. La narración, al ser una historia en plan documental es bastante no lineal y tiene una gran habilidad para enlazar escenas en ese estilo. Además de lo bonito que es.

P: No lo recomendaría como número suelto para los que no sigan la serie, pero si que muestra que Fraction tiene ideas interesantes para la dirección de la serie. Lástima de dibujo. Recomendado (7)

Red: Precuelas

P: Algunos quizá recordareis una tanda de miniseries de 3 números que sacó Warren Ellis hace unos años para tratar de demostrar que no todo tenían que ser sagas de 6 números, y además, jugar con distintos géneros. Una era una mini de espías y tiros dibujada por Cully Hamner llamada Red (buscad en los archivos si no) La peli ha sido adaptada a película este año, obviamente ampliando el material original (la mini era una larga secuencia del prota, una especie de Jack Bauer retirado, matando a sus antiguos jefes y todo lo que le lanzaban), y para aprovechar el tirón, lo que queda de Wildstorm antes de su desaparición ha decidido sacar 4 precuelas a la peli (no del comic), cada una dedicada a uno de sus protas. 

A: Y las cuatro precuelas, no es que se puedan llamar exactamente “material original”. Hay todos los tópicos que uno puede esperar de historias de espías: amor entre bandos rivales, purgas entre amigos, planes maquiavélicos asumiendo muertes de compañeros… eso sí, narrado de una forma muy ágil. Tan ágil y cinematográfico que uno se pregunta qué necesidad había de contar esta historia en comic cuando el formato comic no sirve para añadir nada nuevo.

P: Bueno, no todo lo que se saca en un medio tiene que aprovechar los elementos únicos del medio. A veces es simplemente porque es el medio en el que la han tocado a los autores. 

A: No pretendía censurarlo, únicamente señalar que es más una película transplantada a comic que un comic en si. Realmente son cuatro mini-episodios. El más trufado de tópicos es el protagonizado por el personaje de Bruce Willis y su compañero. Cada cosa que ocurre es más tópica que la anterior y el final es el esperado desde mitad de la historia. La que tiene a John Malkovich como actor principal es la que juega más con los giros de guión, y de forma bastante inteligente pero tiene el peor dibujo. La de Morgan Freeman es la más ágil y probablemente la segunda mejor pero también se regodea demasiado en los tópicos de espías, aunque consigue que lleguen más y sean más dramáticos que en la historia de Willis. Y finalmente la precuela de Helen Mirren es también especialmente tópica, con un desarrollo particularmente poco interesante. Amén de que el dibujo consigue que el individuo del que se enamora parezca cualquier cosa salvo un galán atractivo. El final tiene un giro con algo de efecto, pero no el suficiente como para que la historia haga llegar el clima que quiere trasladar.

P: ¿Realmente has reconocido a los actores que hacen cada papel por los dibujos, o lo has tenido que mirar?

A: En el caso de Willis y Freeman sí pero porque son los dos que tienen la suerte del dibujante bueno. A los otros los he tenido que consultar, además de que teóricamente son precuelas de hace años donde los personajes tienen un aspecto bastante más jovial que los actores.

P: Desde luego, esos dos no se parecen en nada a los actores. El Bruce Willis de la portada si que es completamente obvio, sin embargo. Aunque lo que dices de los tópicos es cierto, tampoco es que se pueda hacer mucho más con historias de género, y encima precuelas, en el espacio del que disponen. Para las circunstancias que tienen, creo que están bastante bien. Es decir, todos cumplen definiendo bastante bien a los personajes aunque no sepas nada de la peli o comic original. Cada una ofrece una faceta distinta del género de espías sin repetición entre si. Y a diferencia de la mayoría de spin-offs similares, cuenta su propia historia en vez de repetir ideas del producto original.

La historia de Victoria te mete bastante bien en el personaje, y si que subvierte las espectativas de los lectores, precisamente porque el giro principal si que te lo esperas, pero no el final.

La de Joe (Freeman) si que toca temas más habituales de sacrificio y necesidad de soldados de moralidad ambigua, pero no se vuelve tonta.

La de Marvin (Malkovich) es una historia decente tratando de hacer agradable a un sociópata, y tiene su gracia, así que hasta cierto punto lo logra.

Y la de Frank (Willis) es una versión cruel del viejo subgénero del poli veterano y serio con el novato graciosillo, y de nuevo, subvierte bastante bien las expectativas de ese tipo de historias.

En cuanto al dibujo, como los guiones, son todos de novatos, y los hay mejores y peores. Lo curioso es que casi todos tratan de imitar dibujantes actuales de DC, y no de los más famosos, sino competentes, como Pete Woods o Jesus Saiz. Redondo, que hace la de Joe, es el peor, pero todos muestran potencial.

Y la verdad, para ser comics hechos por autores novatos, como precuela a la adaptación de un comic, sin la colaboración de los autores originales (Hamner hace portadas y ya), era bastante mejor de lo que se podía esperar. Interesante si te quedas con ganas de más tras ver la película, o te gusta el género. Recomendado (7)

Superman Nº43

 

P: Aquí empieza una saga llamada Ultimo Asalto a Nuevo Kripton, o, según donde mires, Brainiac y la Legión de Superheroes. Que no se puedan poner de acuerdo en el título es mala señal para empezar. Es un crossover entre todas las series de la familia Superman (excepto Action, que estaba ocupada con dioses gigantes) y tiene como misión atar una serie de historias (principalmente la de la Legión de Superheroes en el presente de Adventure Comics) y poner las cosas listas de cara a la Guerra de los Superhombres, que será el final de toda la megahistoria que lleva ocupando estas series desde… desde que empezó Johns, prácticamente. Y es una muestra de la clase de follón de multitud de guionistas, series y editores, de reescribir las cosas a última hora porque ha habido cambio de planes, y de mezclarlo todo de manera que te hagas un lio como no sigas todas las series, que parecía que se había dejado atrás en los 90, pero que aquí vuelve con fuerza. La idea mala del todo no es: Resulta que la misión dichosa por la que el Escuadrón de Espionaje de la Legión lleva en el presente desde hace un par de años es detener a Brainiac, que acaba de invadir Nuevo Kripton, como se vio al final de Mundo de NK (el crossover tiene 3 capítulos de una miniserie que son, esencialmente, los nº13-15 de MNK, para confundir aún más) Dada las conexiones entre Brainiacs, Legiones, Kriptonianos y Luthors, meter a los protas de ambas series (Aventure y MNK) tiene sentido. Meter a Supergirl, como se verá en el próximo capítulo, ya es un poco más rebuscado. Pero sobre todo, hacer que la historia sean 10 puñeteros capítulos es pasarse un montón. Vale que hay un montón de protagonistas (y eso que no aparece la Legion entera), pero es que la premisa es tremendamente simple: Malo ataca, hay que detenerlo. No puede dar para tanto espacio, por muchos giros o traiciones que haya en la manga.

A: La verdad es que es un muy mal punto para empezar a leer comics de Superman, como mi caso. Más que nada, porque no dominar en absoluto las interrelaciones entre los personajes, o el status de Nuevo Krypton incapacita bastante para seguir la historia. Por ejemplo, no entiendo nada de que lo que pasa con Superboy, quién es el tipo que va a buscarle a casa y eso. O por qué Starman está con la Legión.

P: Por un lado, entiendo que no puedan pararse a explicarlo todo en lo que es el final de argumentos que llevan cociendose años. Por otro lado, siendo así, no deberían haber puesto un nº1 en grande en la portada. No engañan a nadie haciendo creer que esto es el principio de algo. De todas maneras, ya podías fijarte un poco más… el que va a buscarle a casa es un Legionario que se hace pasar por su profesor, (al menos uno de los vistazos al futuro del nº1 de ha cumplido) te lo dice el comic. Y Starman es un Legionario, eso lo decían en SJA cuando lo presentaban. 

A: Amm. Pues por el resto, no es que las historias funcionen mal. Especialmente la de la Legión, que tiene un flashback muy interesante con Brainiac 5. Es difícil decir algo interesante sobre un personaje en plena génesis de un supercrossover pero en este caso está muy bien traído. La historia de Superboy es más clásica de inicio de crossover, preparatoria de premisa 100%.

P: El capitulo de Adventure es prólogo más que otra cosa, y está bastante bien, en parte porque escribe Sterling Gates en solitario (lo otro lo hace Robinson, que cuando algo le sale mal, como Nuevo Kripton, le sale realmente mal), en parte porque no toca las partes problemáticas de la historia. Es una buena presentación de uno de los protas principales, Brainiac 5, que además, es uno de los mejores personajes de DC, punto. Y lo que hace muy bien es tratar un tema en el que se profundizó con las otras contrapartidas del personaje, pero no con la del original: Su vida previa a la Legión, su conexión con el Brainiac original, y ya puestos, explicar porque demonios se puso de nombre el del mayor villano de la historia del planeta. Como decían en la otra versión de la Legión, es como si un humano se pusiese de nombre Hitler 2. Pues Gates le da una explicación satisfactoria, caracteriza muy bien a Brainy con más elementos aparte de arrogancia e inteligencia, y lo mete bien en la historia. (Aunque use uno de esos elementos de ci-fi que realmente no tienen sentido) El problema viene cuando empieza la historia de verdad, y arrastra los problemas de historias anteriores, pero multiplicados. Para que haya conflictos extra, los buenos tienen que pelearse entre si. Dada la diferencia de culturas, esto podría justificarse si todos creyesen realmente en objetivos incompatibles que les obligan a oponerse. Pero no es así. En vez de eso, hay conflicto porque todo el mundo en Nuevo Kripton es profundamente subnormal. Es decir, el conflicto original con la Tierra empezó porque eran profundamente subnormales. Sólo gente profundamente subnormal sacaría de la Zona Fantasma a un psicopata como Zod y lo pondría al mando. Y en general, tanto Alura como jefa, como la sociedad de Kripton en general han demostrado una falta total de raciocinio desde el principio, y continua aquí. Es imposible creerse a esos imbéciles como una civilización avanzada. No sólo no extraña que les explotara el planeta, lo raro es que no pasara antes. Cuando la explicación de porque pasan als cosas es “porque los protagonistas son idiotas”, al final quieres que gane el malo, lo que no es nada bueno. Pero claro, en este caso, el malo también es problemático. Esta nueva versión de Brainiac es un malo sin personalidad y sin gracia. Su invasión son simplemente robots genéricos, que nos tenemos que creer que son terribles porque… masacran kriptonianos. Pese a los poderes que tienen, y pese a la cultura paranoica que se supone que llevan teniendo toda la serie, que les llevaba a armarse contra todo enemigo posible. En vez de eso, tenemos superpollos sin cabeza corriendo de aquí para allá, siendo masacrados por el hermano soso de Ultron. Magnífico.

A: Es que otro de los grandes problemas es que, al contrario de lo que comentábamos con Patrulla-X, en este caso la historia no consigue dar sensación de acontecimiento épico en ningún momento. Los héroes están de cháchara en plena invasión, con frases del estilo “Bueno, si no se os ofrece nada más, voy ahi fuera a defender el planeta un rato”. Y cuando los robots empiezan a masacrarlos, nada hace llegar la sensación de que se trata de un momento crítico. Oh bueno, excepto tal vez Supergirl gritando que eso es un momento crítico. Pero ni eso ayuda.

P: Es que, claro, es casi imposible que una amenaza parezca importante cuando lo que se juegan son las vidas de personajes sin nombre que pertenecen a una sociedad increible e irritante. Lo normal es que no te importe si mueren. Y encima, Brainiac no llega a dar una sensación de amenaza nunca, porque no parece peor que las amenazas típicas a las que se enfrenta Superman. Únicamente hay un par de momentos buenos en todo ese número, y son los que corresponden a los personajes que no son de Nuevo Krypton. Quedan chulos porque eran cosas que tenían que pasar, y en el momento adecuado, pero aún así, tampoco tienen mucho mérito, porque habría sido difícil hacerlos mal.

A: ¿A qué te refieres?

P: El Gran momento de Kal-El, y el cliffhanger, sobre todo.

A: No compro el gran momento de Kal-El. Era tan fácil que no bastaba con hacerlo, había que hacerlo mucho mejor. Y el cliffhanger sí, realmente da un verdadero golpe de efecto.

P: Aparte de estos problemas, está que se nota que esto se hizo a última hora. Nada de lo que pasó en Mundo de NK tiene que ver con esto (aunque eso puede ser porque era un montón de chorradas improvisadas), y la misión de la Legión también se ha cortado a medias. Es decir, casi ninguno de los vistazos al futuro del nº1 de Adventure se ha cumplido (¿No deberian haber rescatado a Soñadora?)

En cuanto al dibujo, Woods lo hace bien en la segunda parte, aunque tenga que lidiar con muchos diseños tontos. En la primera, la historia del presente es de uno de la Legion de Dibujantes Sustitutos, Julián Lopez, que es flojo pero aceptable. Y la del futuro es de un novato, Travis Moore, que es bastante mejor, y tiene bastante potencial.

A: Para mí dan todos el pego bastante bien. Pero lamento que no hayan hecho un rediseño de la nave de Brainiac y que en determinados momentos consigan que tenga un aspecto tan jodidamente Image.

P: Este era un caso de arreglar algo que no estaba roto. El diseño original de la nave estaba bien, no había porque cambiarlo a un craneo metalizado. Pero claro, compardo con el rediseño de Brainiac, que es un tipo verde con esteroides vestido con mallas de correr (idoneo para un personaje que es puro intelecto), pues…

Esto es una muestra de los muchos problemas que tienen hoy en día las series de Superman (muestra de la teoría de que una vez Johns deja una serie, se va a la mierda). Una pena que eso atropelle lo que es una muestra del renacimiento de la Legión de Superheroes. Neutral (5)

Ultimate Comics Vengadores Nº4

 

P: Segunda de las 4 sagas de 6 números que componen los Ultimate Vengadores de Mark Millar. La idea aquí es que mientras que los Ultimates van a seguir siendo el equivalente Ultimate de los Vengadores, los Ultimate Vengadores (no podían hacerlo más confuso, no), van a quedarse toda la parte de ser un superequipo de operaciones encubiertas del gobierno. Cada una de las sagas va a tener a Samuel L. Furia reclutando un equipo distinto de superhombres, todos versiones de personajes icónicos de Marvel, para la misión de turno. Así que este número es entero de reclutar el equipo. Otra vez. Y es un comic de Mark Millar. Así que consiste en coger la idea del personaje original o una ligera variante más o menos original, y entonces hacerla mucho más bestia, exagerada y desagradable. Porque eso llama la atención, y mola, y demuestra que Mark Millar es un radical y el tipo más molón del universo. Es decir, ¿quien necesita cosas como caracterización, ideas originales o temas cuando puede coger personajes para niños y añadirles ultraviolencia, referencias sexuales o de otros tabues y referencias gratuitas a cultura popular que mañana estará pasadísima?

A: Bueno, en el caso de Castigador ni siquiera podemos añadir el factor “original” de bestializar un personaje. Realmente, coge a uno que ya es duro de por si y… lucirlo. Y mira que he visto historias estúpidas de 20 páginas de tiros pero ésta es el no va más del vacío. No es que no tenga ritmo y esté bien narrado el problema es que apenas narra nada, salvo una pequeña escena final con Furia.

P: Es lo de siempre del Castigador… excepto que vamos a quitarle la poca humanidad que tiene el original. Convirtamoslo en un psicopata vacio. Porque eso mola. Y después copiemos una idea de Matt Fraction de 2006, sólo que en estúpido. (Pista: En aquella historia era idea de alguien que estaba chalado, no de alguien a quien tenemos que tomarnos en serio)

A: Y después Millar decide hacer una segunda versión Ultimate de Hulk, porque le sabe a poco la que ya existe. Así que crea un nuevo antiguo Hulk y para hacerlo mas millariano lo convierte en un jefe del narco sudamericano, que renuncia a su familia para dormir con putas a pares y entonces todos le admiramos porque Millar cree que todos compartimos su idea de una vida ideal.

P: Y va vestido como un rapero, no lo olvidemos. Porque eso se supone que es algo que tiene que resultan molón, en vez de imbécil y despreciable. 

A: Para hacerlo más obviamente evidente, antes de ganar sus poderes iba con muletas. Era un científico puntero con una familia feliz. Pero con muletas. Para Millar, evidentemente PATÉTICO.

P: Para Millar, todo el mundo que no salga como protagonista de un programa de la MTV es patético. ¿No eres alguien a quien no le importa nada, practica sexo continuamente y pareces un modelo? PATETICO

A: Eso sí, al menos el dibujo luce. Yu es como una mezcla de Bagley y Brian Hitch. Es bastante bueno aunque tiene que lidiar con un ramillete de diseños verdaderamente patéticos como el USAPunisher, Hulk 50cts Escobar o Máquina Frigorífica de Guerra.

P: Yu sigue poniendo demasiadas rayas, y a veces añade muy poco detalle. Pero está muy por encima de otras cosas suyas como Invasion Secreta.

Podríamos seguir rajando de este comic más rato, pero no vale la pena. Al fin y al cabo, para eso todos los comics son intentos pueriles de ser provocativo, y por eso no para de mentir cuando habla en sus foros. Para llamar la atención. Así que en cuanto menos se le de, mejor. No Recomendado (4)

X-Men: Legado Nº60

 

P: Desde hace un par de años, esta serie ya no va de la Patrulla-X en general, sino de un hombre-x en concreto. Primero fue Xavier, ahora es Pícara. Lo que sigue teniendo en común es que está escrita por Carey, no tiene dibujante fijo, y va sobre todo de hacer referencias a historias pasadas mientras que a veces se avanza algo hacia el futuro. Siguiendo con esa mentalidad, pese a que Pícara lleva ya casi un año protagonizando la serie, este es el primer número en el que se para a establecer el status quo del personaje y dejar que respire y se desarrolle, en vez de tenerla en crossovers o enfrentandose a villanos del pasado que no le importan a nadie. Es un buen número tranquilo que aprovecha los varios elementos del personaje: Que ahora que controla sus poderes, pueden servir para mucho más que para deshabilitar en combate; Su nueva posición como tutora de los alumnos más jóvenes; Y por supuesto en Legado, sus conexiones personales pasadas con ciertos personajes.

A: Es un número que le da un buen repaso a Pícara y a sus interrelaciones con su entorno: Gambito, Magneto, sus nuevos alumnos… pero lo más flojo es que para llegar a este punto tiene que utilizar una excusa bastante pobre. 

P: ¿Que excusa?

A: Que las cuclillos de Stepford le tienen que ceder parte de sus poderes para nosesabemuybienqué. Y entonces Pícara es telépata por un día y eso cataliza un montón de conversaciones profundas.

P: Bueno, dados los poderes de Pícara (y en serio, ¿hacia cuanto que no los usaba de manera que no fuese para pegarse con alguien?), que acabe pasando un tiempo con los poderes de alguien no es descabellado. Es una buena manera de explorar los poderes desde un nuevo enfoque, y también a los personajes, viendo las diferencias en sus reacciones. A mi la premisa me recordó bastante al episodio de Buffy donde (también mediante una excusa cualquiera irrelevante) adquiría telepatía. No tan bien hecho, claro, no se explora tanto, pero en líneas similares. Algunas hasta divertidas, y todo. Como en Patrulla-X se están centrando en los protas más famosos, esta bien que esta serie de vez en cuando trate a otros, y Carey da una buena sensación de Utopía como sitio lleno de gente que funciona realistamente. También explora bien a uno de los alumnos creados por DeFillipis/Weir que no habían sido explorados casi. Vale que la revelación del final era de esperar, pero al menos ahora tiene una personalidad y un conflicto que explorar. Además, la explicación de la aparente contradicción de su nombre estaba bien. En cuanto a lo demás, es darle vueltas a cosas del pasado para dejarlas como siempre. Por otro lado, era algo que tenía que tratarse tarde o temprano, y mejor aquí que en algo más extenso. En el caso de Gambito era muy necesario, y se agradece que se ponga toda su historia en perspectiva, y queda hasta bien. Por otro lado, como pasa siempre que está Picara delante, esta es la versión quejica e insoportable de Gambito, y espero que la pista de que Carey tiene más ideas para el personaje no indique que va a resucitar el puñetero culebrón, porque eso nunca augura nada bueno.

A: Si, se avecina un nuevo “Rachel y Ross” pero al menos ha hecho un buen lavado y puesta a punto para saber de dónde partimos. En cuanto al dibujo de Paquette, tengo que decir que hace una Pícara bastante guapa (y hablo de la cara, no de sus peras exageradas) y en general, cogiendolo individualmente se podría decir que dibuja bien a varios personajes. Y sin embargo en general no me da una buena impresión. Me da la sensación de que le cuesta diferenciar en una viñeta lo que quiere resaltar y lo que no y quedan unas cosas bastante abigarradas. Oh, y una cosa que me molesta especialmente es como dibuja a las cuclillos de Stepford. No son unas zorronas cualquiera, son la versión de Emma Frost en jovencita. Una versión a lo lolita de lo que Emma es a lo milf. Y especialmente turbadoras y cínicas. De esas tipas perversas que te miran con superioridad. Paquette hace que parezcan unas tías buenas genéricas. Y eso está muy mal. Tienen que ser las gemelas Olsen en diabólico. En más diabólico, supongo.

P: Es muy apropiado que Paquette dibuje este número, porque uno de sus primeros trabajos fue en la serie de Gambito. Es especialista en dibujar chicas guapas (ver Bulleteer) y es capaz de distintos tipos corporales y faciales cuando quiere. (Con las Cuclillos está siguiendo, desgraciadamente, la estela de dibujantes recientes en Patrulla-X) Es muy bonito, y si no narra lo suficientemente claro (aunque no negarás que los personajes si que se expresan bien) debe ser en parte culpa del guionista que no se lo deja claro. Porque Paquette, una vez pasado este paréntesis Marvel, volverá al Equipo Morrison, porque es capaz de interpretar bien algunos de los guiones más complejos que hay, y que queden claros.

Un buen ejemplo de número suelto, que no se suelen hacer mucho, y un recordatorio de que Carey puede hacer cosas buenas cuando se lo propone. Recomendado (8)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Angel: Tras la Caida Nº5: Vuelta a los orígenes de la serie, pero con personajes y argumentos mucho menos interesantes, y nada de lo que hacía que tuviera gracia. No Recomendado (3)

Asedio Nº3: Gran pelea climática, y para los estándares de Marvel está bien. Es decir, sólo hay media docena de personajes que hagan algo, pero lo que hacen es satisfactorio, y hay sensación de importancia y urgencia. Recomendado (7)

Asedio: Infiltrados Nº3: Intenta convencernos de que es relevante, pero no lo es, es innecesario más bien. Neutral (5)

Astonishing X-Men Nº9: Algo más de argumento que el número anterior, pero no mucho. Y la revelación del malo no es especialmente interesante. Al menos los bichos que lanza si son divertidos, y el dibujo muy bueno. Neutral (6)

Berserker: Un montón de violencia y gore sin sentido. Evitar a toda costa (1)

Capitán America Nº62: El mismo argumento simplón de siempre. Neutral (6)

Cuatro Fantásticos Nº36: Otra presentación de información en la que los protas no hacen nada, aunque está es menos seca y más ominosa que las anteriores, y bastante chula. Recomendado (7)

Guerreros Secretos Nº14: El orígen de la Condesa, y está bastante bien. Igual que las otras revelaciones y sucesos, como siempre. Recomendado (8)

Hulk Nº27: Los dos capítulos cuentan dos facetas de la misma historia, y queda bastante bien, con la del Loeb quedandose con los guantazos y las estrellas invitadas, y la de Pak tiene la caracterización, las ideas chulas. Ambas tienen a genios tratando de ser más listos los unos de los otros, y finales sorpresa que ponen las cosas más difíciles para la siguiente parte de la historia, más buen dibujo. Recomendado (8)

Invencible Iron Man Nº35: Fin de Stark Desmantelado, que es parte psicodrama pesado, y para una pelea no muy climática. No sería una saga particularmente efectiva, excepto que el epílogo tiene una revelación trascendental que arregla muchas cosas y hace que haya valido la pena. Recomendado (7)

Lobezno Nº60: Terminator, pero con Deathloks y superhéroes. Bastante divertido en ese plan. Recomendado (7)

Nuevos Vengadores Nº60: Más peleas entre la misma gente de siempre que no dicen nada, y drama barato que no es creible. Dibujo bonito, al menos. No Recomendado (4)

Poderosos Vengadores Nº35: Slott hace encajar bien los acontecimientos de la serie con las de otras, y empieza a cerrar los argumentos de la serie, con una revelación muy buena que explica todo lo que ha estado haciendo Pym desde que empezó, más otras cuantas buenas sorpresas. Lástima de dibujo. Recomendado (8)

Thor Nº33: Buen vistazo a lo que hacen la mayoría de protagonistas durante Asedio. No será “importante”, pero está bien hecho, y los dos dibujantes cumplen. Recomendado (7)

Ultimate Enemigo Nº2: La miniserie ha terminado, y casi nada ha pasado. Muchísimo relleno, y lo usado para rellenar no es gran cosa. Lo único reseñable que pasa es difícil saber si va a ser buena idea o no. No Recomendado (3)

Un Dios Entre Nosotros: Novela gráfica sobre la aparición de un superhombre en un mundo real. Empieza muy interesante tratando bien todos los temas de este tipo de historias, pero a mitad se convierte en un montón de tonterías nihilistas que no van a ninguna parte, argumentalmente o temáticamente. No Recomendado (4)

Vengadores Oscuros Nº15: Y aún más pesadez con el Vigía y contarnos cosas que ya sabemos. Y la que no sabíamos dudo que importe en absoluto a alguien. No Recomendado (3)

X-Factor Nº50: Historia simple aunque con cosas buenas sobre los dos personajes menos usados de la serie. No tan bueno como podría ser, pero tiene sus momentos. Recomendado (7)

X-Force Nº26: Final de Necrosha, y es como un videojuego malo y tonto. Evitar a toda costa (1)

Eso ha sido todo por esta semana. La que viene, son las últimas reseñas del año, y tocan los tomos de Panini: Asedio continua una serie de especiales, la Caida de los Hulks en un tomo con dos miniseries, Necrosha en Nuevos Mutantes (si, aunque ya hayan terminado, en España eso da igual), y la Noche Más Oscura también termina. Oh, y puede que algo que no sea un crossover, si puedes creer que exista tal cosa. Nos vemos en una semana o así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: