Hola a todos, bienvenidos a una semana un tanto especial para estas Criticas Reconstructivas. Con esta llevamos ya medio año en nuestro formato actual, que no es poca cosa. Al final de las reseñas habrá un anuncio al respecto. Mientras tanto, tenemos todo lo que quedaba de Marzo: Las novedades de Planeta, en general (que si, salieron la semana pasada, pero no somos masoquistas) Que, en este caso, son más bien poquita cosa. Como siempre, sólo Batman, Vertigo y un par de cosas famosas más. Peor aún, sólo unas pocas son novedades realmente (y dos de ellas son series que ya hemos comentado otras veces… es desafortunado que este mes que hay pocas cosas de Planeta, sean las que ya hemos visto, mientras que otros meses nos dejamos series sin comentar porque había demasiadas), porque la mayoría de lo que saca Planeta este mes son reediciones. Peor aún, muchas son reediciones de cosas que ya han editado ellos antes (en un caso, reeditado ellos antes), en una especie de espiral que se va devorando a si misma hasta que no quede nada. En serio, eso no son síntomas de una editorial sana, son sintomas de una en las últimas. Están publicando menos que Zinco y que Norma al final, y ya sabemos que pasó con esas. La caida de Planeta beneficia a Panini, que este mes se ha vuelto loca, y saca nada menos que 11 tomos, lo que es una burrada, se mire por donde se mire. Al menos se han distribuido un poco, con 8 la semana pasada y 3 esta, que comentaremos en breve. Claro, que están cometiendo los mismos errores de Planeta de publicar cualquier cosa, y publicar demasiado material del mismo personaje a la vez, así que si acaban recortando pronto, que no te extrañe. Y de Norma, ni hablemos.

 

Antes de que este panorama deprima más, pasamos a las reseñas, que no son tan malas:

 

 

 

 

 

 

Green Lantern Corps: El Dia Mas Brillante

 

P: Que no tiene absolutamente nada que ver con el Dia Mas Brillante, resucitados o entidades blancas o de otro color. Pero el marketing es así.

 

A: Bueno, hay una escena que sí. Vale para hacer la trampa por lo menos.

 

P: Esto es el fin de una era para la serie, ya que tiene el último número de la etapa de Tomasi y Gleason, que se marchan a hacer Dia Mas Brillante y Batman&Robin, y la primera saga de la nueva etapa, de Tony Bedard, que está haciendo muy bien acción cósmica en REBELS. El primer número es un epílogo de la Noche Más Oscura, y a la vez, de la etapa Tomasi, y de manera muy similar a su primer número, que era un epílogo de la gran saga-crossover anterior, echa un vistazo a todos los protagonistas de la serie y resume un poco los temas. Así que al menos hay simetría. La idea está bien, pero tiene los problemas típicos de la etapa Tomasi: Intenta parecer muy importante, serio y chulo, pero sólo lo es en apariencia. En realidad es un montón de nada hinchada de apariencia solemne.

 

A: Y tiene algunas escenas un poco ridículas, la verdad.

 

P: Las escenas que intentan ser serias y emotivas no son malas, pero están hechas completamente con molde, sin nada de inspiración ni originalidad. Excepto alguna, como dice Al, que se cree seria pero es ridícula. Y las que se supone que son divertidas y graciosillas, normalmente las de Guy, son típicas de película mala, donde el protagonista se cree gracioso y duro, pero es un esterotipo tonto sin gracia. Necesitas ponerle mucha más exageración e imaginación para que el personaje de machito exagerado pero de buen corazón quede chulo en vez de tonto, y Tomasi está muy lejos. Igual para que los demás personajes sean otra cosa que planos. Y en serio, ¿necesitamos tener a más personajes alienígenas aún citando frases de la Tierra?

 

A: Hay una escena que levanta bastantes expectativas que es cuando los Linternas empiezan a rebelarse un poco con los guardianes. Pero dado que es la quincuagésima vez que pasa algo similar necesitas que parezca más espectacular o definitivo. Los únicos personajes con los que juega más o menos bien es con Kilowog y Salaak. Con el resto, o gris o ridículo.

 

P: En vista de esto, es una buena idea llevarse a Tomasi a su propia serie llena de testosterona y clichés de películas, Guy Gardner: Guerreros Esmeralda, y dejar a un guionista mejor para que juegue con el Cuerpo de Linternas Verdes en general.

Lo que marca aún más el fin de una era es que se va también Patrick Gleason, que lleva en esta serie desde antes de empezar incluso, y prácticamente no ha faltado en 4 años. Empezó no siendo muy bueno, con muchos problemas de consistencia y de claridad, pero a lo largo de la serie ha mejorado mucho, y volviendose casi tan bueno como si compañero de estudio y franquicia Doug Mahnke.

 

A: Bueno, a mi me gusta más Mahnke pero tampoco puedo ponerle muchas pegas a Gleason. En este número tiene un par de escenas muy logradas. Las que quedan épicas es más por mérito de Gleason que de Tomasi.

 

P: Como pasó la última vez que cambió el guionista de la serie, el cambio parece una mejora increible nada más empezar. Bedard parece una elección muy buena, dado lo bien que lo está haciendo en REBELS.

Nada más empezar, demuestra mucho conocimiento de la historia del Cuerpo, varias ideas nuevas y conceptos originales, menos clichés y mejor diálogo. Se nota mucho cambio también en la dirección de la serie. Aparte de estar más integrada en la continuidad de la serie principal (se menciona el pacto entre Atrocitus, Ganthet y Guy, y vemos también una intervención del nuevo Gran Malo encapuchado), la plantilla cambia mucho de un número a otro, a mejor. Con Guy yendose a su propia serie, John Stewart se convierte en el otro protagonista humano de la serie, lo que es una elección muy buena, ya que en la serie principal nunca tuvo mucho hueco, siendo el festival de Hal Jordan y los Cuerpos de Colores. Además, se añade a Ganthet como otro de los protagonistas, lo que hace la escena de la Noche Mas Oscura donde recibe el anillo menos gratuita, y suena interesante. (Eso si, eso deja a los Linternas Azules sin Guardianes, pero claro, tras NMO se están olvidando bastante de la existencia de los Cuerpos)  Y para terminar, se olvida a todos los personajes nuevos de la serie (excepto Soranik, que está conectada con mitología importante) que nunca han llegado a cuajar, y se rellena con otros personajes que estaban de secundarios, pero son más veteranos y con más potencial. Lo idoneo en esta serie sería ir rotando por toda la diversidad de los miles de Linternas Verdes, pero si hay que tener un grupito fijo, este está bastante bien.

 

A: Coincido en lo bueno de centrarse en John Stewart y de olvidarse de Arisia (sé que te estabas refiriendo a ella). John, aunque no le des desarrollo personal, vale la pena simplemente por ver las maravillas que hace con su anillo. Me encanta que los otros personajes flipen con ello también. El tener a Ganthet como personaje de verdad también es puntazo, abre un abanico nuevo de posibilidades. La verdad es que se nota que Bedard no quiere hacer lo mismo de siempre. Tendremos que ver si es bueno o malo pero se agradece mucho la voluntad de querer ser original y cambiar un poco algunas cosas. Aunque sea con cosas como la reconstrucción clásica de Oa. Es un detalle tonto pero demuestra que hay intención de plantear otro status quo.

 

P: A decir verdad, no me referia a Arisia, que es un personaje de los 80 y se va a la serie de Guy en vez de al olvido, me referia al lagarto y a su amigo sobre todo. Por cierto, que hay una página doble de preview de la nueva serie, que es una gran idea: Entre otras cosas, da la impresión acertada de que no hay ni una sola idea que suene interesante y que no vale la pena molestarse.

El argumento principal de esta primera saga de esta serie está centrado en los Linternas Alpha, que es un subargumento que lleva un par de años cultivandose de fondo ominosamente, y que da fruto aquí. El problema es que en vez de resolverse según la dirección que estaba tomando, donde la obsesión por seguir las normas a rajatabla de los Alpha acaba metiendoles en colisión directa con el resto del Cuerpo, demostrando los problemas de la falta de humanidad de los Alpha y todo eso, tira por un sitio completamente distinto, mucho más estereotipico y de buenos contra malos. Es una consecuencia del cambio de guionistas, supongo que querrá quitarselo de en medio pronto o no está interesado en ese conflicto, pero es una pena que las ideas de Morrison y Johns no hayan llegado a dar fruto.

 

A: Lo peor es que reproduce de una forma muy notoria el esquema de Noche más Oscura. Y diría que es demasiado pronto para hacerle un homenaje así.

 

P: Es curioso, porque el villano de la saga es uno muy apropiado para esta historia, pero que también habría sido muy apropiado temáticamente para la Noche Más Oscura también, pero que habría sido fisicamente imposible de meter allí porque ya había demasiados personajes. Bedard es consciente de eso, y nos cuenta que estaba haciendo durante el crossover.

No hay tantos parecidos con los Linternas Negras, (no se me había ocurrido el parecido) pero si que es el mismo tipo de historia. Al menos Bedard logra darle en algunos momentos la sensación de horror corporal que se merece una historia así, más que la Noche hizo generalmente.

 

A: Lo que sigue sin conseguir es darle mucho estilo a Kyle. Sigue siendo un personaje bastante sosaina y no veo que Bedard tenga las cosas muy claras para él, a diferencia de con Stewart o Ganthet.

 

P: Eso que tiene en común con la enorme mayoría de guionistas que han escrito a Kyle, incluido su creador. Pero al menos su relación con Soranik si que tiene potencial, y no han ido por alguna tontería de culebrón con la resurrección de Jade.

 

A: Al villano si que lo utiliza bien, no sólo lo hace amenazador sino que le da un buen contexto y motivación al plan que tiene. Además no pierde como un imbécil sino que juega bastante bien sus cartas y suena bastante cabronazo sin ser un malo de opereta. Entiendes sus motivos pero no tiene escrúpulos para conseguirlo y ha perdido toda su humanidad.

 

P: Todos los ingredientes están en su sitio. Y sin embargo, a la hora de ejecutarlos, no se luce. Está todo bien planteado, pero la historia se desarrolla de manera típica y predecible, y la mayoría de grandes momentos de emoción se ven venir, o quedan más flojos de lo que deberían. Al final se hace algo tediosa, y es una pena.

 

A: Cierto. Además tiene un par de momentos que se supone que son giros o momentos super impactantes que pasan sin pena ni gloria. Y eso es dejadez a la hora de ejecutarlos.

 

P: El dibujo ayuda a la hora de que la historia no se haga impactante. Esta saga está dibujada por Ardian Syaf, que es un novato. Es mejor que otros dibujantes patéticos de última hornada de DC, pero es muy inconsistente con los personajes y sus medidas, y un poco chapucero con la acción y con los detalles. Similar a Tom Derenick. Demuestra, además, la influencia que tienen los entintadores, porque en Dia Mas Brillante se ocupa de la historia de Hawkman, pero el acabado muy duro de Joe Prado hace que tenga un aspecto muy distinto.

 

A: Si, no es que haga nada especialmente mal pero no hay ninguna escena visualmente impactante (bueno, tal vez una), y la verdad es que la historia daría para ellas.

 

P: Hay escenas de multitudes que deberían ser imaginativas e impactantes (sobre todo una que es en plan “Yo soy Espartaco”) pero aquí son sosas, y se nota que Syaf no se ha molestado más que en hacer un borrón por personaje. Así no se va a convertir en un gran dibujante. Y joroba, es el Cuerpo de Linternas Verdes, tienen que poner un dibujante imaginativo que se esfuerce pensando aliens variopintos. (Claro, que dado que el próximo dibujante va a ser una mierda noventera, Syaf va a quedar como una maravilla en comparación)

 

A: Parece que Bedard tiene algunas ideas para cambiar de direccion la serie pero de momento está pagando peajes anteriores. Cuando tenga la casa limpia ya veremos lo qué hace. Digamos que esto no hace prueba.

 

P: ¿Era de prueba y no vale? Bedard tiene potencial y talento, pero es lo mismo que le ha pasado otras veces: Tiene ideas y conoce a los personajes, pero la ejecución es normalita. Veremos si próximamente destaca, o la historia se repite. Recomendado (7)

 

 

 

Spiderman Presenta: Hijo de America/Anti-Veneno

 

P: Aparentemente, Panini es ahora como los supermercados, que te dan un 2×1. Excepto que te cobran lo mismo que por separado, y te obligan a comprar dos miniseries sin nada en común excepto que ambas usan personajes que debutaron en Spiderman. Este es el futuro del mundo del comic: Sablear descaradamente a los lectores.

La primera miniserie, más larga, es Hijo de America, de la que ya vimos un prólogo en Tiempo de Héroes. Prólogo que debería haberse publicado aquí, porque la historia empieza a medias si no. Muy mal, Panini. Está escrita por Brian Reed, que recordemos, es el guionista que quiere escribir Spiderman, pero no le dejan entrar en el Equipo Aracnido, asi que se conforma con hacer estas miniseries. La premisa continua de acontecimientos relativamente recientes de Spiderman: Alguien está usando la armadura superheroica que creo Norman Osborn para Harry, y hay que descubrir si es Harry que se ha vuelto loco otra vez, y si no, quien es. Esto, de todas maneras, es una excusa para contar una historia de Harry, y de como, en cierta manera, supera los traumas que le han ido pasando en el último año de Spiderman. Excepto que ya los estaba superando de manera más normal y menos rocambolesca en la serie regular, así que la miniserie queda bastante como relleno. (Si que trata, eso si, las consecuencias sobre Harry de que hayan metido a Norman en la cárcel, que es algo de lo que han pasado bastante en Spiderman. Vale que no quieran meterse en el permacrossover del resto de Marvel, pero cuando el Gran Malo del año es el archienemigo de tu protagonista, quizá deberías mencionarlo un poco más)

 

A: A mi esta miniserie me ha dejado alucinando. Es un “¿En qué diablos estaban pensando?” en toda regla. Vamos a ver. Hay un único misterio en toda la historia. Y se resuelve de la forma más anticlimática posible. Teniendo margen para jugar con él. Vale. Se nos introduce un nuevo personaje. Y resulta que viene a ser un tipo de personaje de los que conviene evitar y de los que sobran demasiado. Vale. Y luego hay una “pelea” que, pudiendo retorcerse un poco, se presente de una forma super simple y luego se improvisa un giro que exige que Harry se comporte como un imbécil para que haya tensión. Vale. Y entonces, al final descubrimos que resulta que todo esto no ha valido para nada porque todo queda como antes y no se ha introducido nada nuevo. ¿Y cuál era el propósito de ésto?

 

P: Supuestamente, explorar el personaje de Harry, y su familia. El problema es que Reed no es muy bueno haciendolo. El misterio da risa, porque se resuelve al final del primer capítulo, y no es un misterio limpio, sino que la solución se presenta sin avisar una página antes de revelarse. Y resulta ser una de las peores ideas que jamás ha aparecido en un comic Marvel, que pensabamos que habíamos jurado no volver a mencionar jamás. Pero Brian Reed está desesperado, por lo visto. Al menos, no está del todo loco, y no menciona su origen increiblemente estúpido, de manera que el personaje queda casi tragable. Aunque simplemente la mención del nombre trae malos recuerdos a los que leyeran su primera aparición, y confusión a los que no. Y aunque se entiende de algún modo que se haya recuperado como enemigo y opuesto para Harry, al final no deja de ser un villano de un solo elemento de personalidad, y uno no muy interesante. Lo único bueno que tiene es hacer que Harry vea las cosas con otra perspectiva, que es de lo poco potable de la mini. Eso, y un par de escenas, como la aparición de Norman, que roba el escenario por tener mucha más personalidad que el resto de protagonistas. Lo demás son peleas estúpidas, conclusiones que se ven venir, y Norah Winters demostrando una vez más que es un poco inutil.

 

A: Norah Winters da especial asco en esta historia. Como muchos otros personajes. Y el misterio de quién es Hijo Americano no sólo es que se resuelva fácil sino que introduce un giro que podría haberse usado para hacer un buen truco de guión y resulta que no. No se aprovecha para nada. La resolucion de eso se anuncia sin más. Inaudito.

 

P: Tampoco es particularmente bueno el dibujo de Philip Briones, que es de la última tanda de dibujantes Marvel (como Tolibao o Kurth) que son bastante mediocres, en un estilo similar, y aún así están metiendoles continuamente en algún sitio u otro. ¿En serio no tienen a gente mejor?

 

A: Y en el último número al final enchufan a otro distinto que es incluso peor. Siguiendo la tónica general de la miniserie que es empezar mal e ir a peor.

 

P: Al menos Segovia es del mismo estilo de Briones y de todos esos que he mencionado. Por en medio hay unas páginas de Pat Oliffe, por cierto, y aunque es uno de sus peores trabajos, la diferencia con los otros es enorme.

Pero bueno, por defectuosa que fuera, esta miniserie al menos tenía un objetivo. Que es más de lo que se puede decir de la otra, la del Anti-Veneno. Que encima, está escrita por uno de los guionistas oficiales de Spiderman, Zeb Wells. Vale, es el peor del equipo, pero aún así. Al menos había escrito ya una miniserie sobre Veneno. Si hay algún objetivo aquí, es contar la primera historia de Anti-Veneno en solitario. Anti-Veneno es el Veneno original, con una versión invertida de sus colores, y unos poderes y misión vagamente mesiánicos relacionados con limpiar infecciones. Tuvo un gran debut en Spiderman hace dos años, y después apenas ha vuelto a aparecer.

 

A: Esto es un road trip muy noventero como Veneno: Protector Letal y todas aquellas. Tiros, putas, drogas, Castigador y simbiontes. No falta nada de lo que te puedas esperar.

 

P: Si, exactamente. El problema de Veneno siempre ha sido que funciona bien como villano, pero por alguna razón, intentan meterlo a héroe. Y al hacerlo, le quitan completamente la razón de ser, que es el odio a Spiderman, que es el 50% del personaje. El otro es la simbiosis, y eso también se lo han quitado al transformarle en Anti-Veneno. Claro, con el simbionte pasando a otro huesped (y a decir verdad, las historias con Eddie Brock estaban un tanto gastados) al menos ha sido un intento de rehabilitar al personaje y darle una nueva dirección consistente con el personaje y su historia. La idea de tenerle “limpiando” a la gente, en plan mesiánico, quieran o no, era interesante, aunque dificil de usar. Por lo visto, demasiado dificil de usar para Wells, que ha decidido no molestarse, y quedarse sólo en la superficie. Y la superficie es tenerle como justiciero noventero genérico. El resultado es una vuelta al Veneno de las miniseries de los 90, que es su encarnación más aburrida con diferencia. Y tiene todos los tópicos, no ya de esas minis, sino de todas las de derivados de Spiderman y similares de toda la época: Busca miniseries o historias de Cardiaco, Vigilante Nocturno, y demás escoria así. Todas siguen este mismo esquema a rajatabla. No hay ni una sola idea original. Violencia con buenas intenciones, acabar con temas dificiles a puñetazos, intento fácil de dar emociones, simplificar temas complejos, y hasta el puñetero Castigador, para que sea 90 total. (Dicho eso, lo único un poco gracioso es tener al Castigador como en la serie reciente de Fraction, es decir, usando armas robadas de villanos cuando hay que enfrentarse a otros villanos)

 

A: Si, es un Castigador en plan el Azote de Thunderbolts. Y en cuanto a las escenas de violencia gratuita, por lo menos hay un par que a Wells le salen bien. En general es un concepto muy patético para una historia pero como concepto patético cumple bastante bien. No coincido en que sea peor que la de Hijo Americano.

 

P: No he dicho que sea peor, he dicho que justifica menos su existencia. Al menos la otra intenta conseguir algo que no deje al personaje, o nuestra comprensión del mismo, en el mismo sitio. Que es lo que se supone que son los objetivos de las historias.

Una cosa que ayuda a que esta miniserie sea mejor (aparte de que, en efecto, hace mejor lo que intenta, aunque lo que intenta sea más tonto) es que está dibujada por un dibujante de Spiderman de verdad, Paulo Siqueira, que no se porque demonios no está haciendo Spiderman más a menudo, ya que le sale mucho mejor que a algunos que salen más por la serie. Es claro, agradable y atractivo. La única pega es que hace un Anti-Veneno exactamente igual que Veneno pero con los colores cambiados, en vez del aspecto más definido que le daba Romita originalmente. Y tampoco se vuelve loco con el diseño, que es una de las gracias de estos personajes. Eso, y que también necesita suplencias, bastante malas, incluido uno que también ayuda en la otra mini.

 

A: Es cierto, no se curra mucho al Anti-veneno. Y es lo único que tiene que currarse porque el resto de la historia son narcos mexicanos genéricos que tienen que salir ya como churros una vez has hecho un par de historias similares.

 

P: Ambas miniseries son un fracaso por unos motivos u otros, y no son dignas de tu dinero, a menos que seas un completista de Spiderman con bastante aguante. Deberían pensarselo mejor antes de devaluar la linea de comics de Spiderman con morralla así, ahora que por fin tienen una serie principal consistentemente buena. No Recomendado (4)

 

 

 

Thor: Por Asgard

 

P: Como parte de la campaña de Marvel de inundar el mercado de miniseries relacionadas con Thor de cara a la película (y la historia ha demostrado que no sirve para nada, pero ellos sabrán), toca esta miniserie, que es una secuela temática a la miniserie de Loki que escribió Robert Rodi hace unos años. No es una mala opción, ya que estuvo bastante bien, y es la única cosa que hizo Rodi que ha tenido éxito, de ahí que no haya hecho más comics desde entonces. Como la mini de Loki, es una historia autoconclusiva fuera de continuidad, en un futuro posible donde Asgard está a punto de caer.

 

A: Ya decía yo que tenía que ser fuera de continuidad porque no menciona para nada Asedio. Pero autoconclusiva, autoconclusiva tampoco es porque deja algún punto abierto…

 

P: Si, en Marvel deberían señalizar cuando los comics no son canónicos, pero por lo visto eso empeora las ventas, porque los fans están condicionado a ignorar lo que “no importa”, independientemente de la calidad, así que tampoco se les puede culpar mucho. Y con autoconclusiva me refiero a que no sigue de/a otros comics, aunque si que tiene demasiado optimismo en que habra una secuela.

En principio, así es como se deben hacer las historias que se salen de la continuidad: Contarnos historias que pueden decirnos cosas interesantes de los personajes debido a las situaciones donde se meten, pero que no pueden encajarse en la continuidad normal porque trastocarían demasiado todo.

 

A: Yo creo que sigue un esquema muy clásico de “novela gráfica de autor Marvel”. Que es darle a un tipo supuestamente brillante a un personaje Marvel para que juegue. Y al tipo le suele interesar el contexto del personaje para contar alguna batalla o desarrollar algún mensaje que no tiene por que estar relacionado realmente con el personaje. Aquí, tenemos “Halcón y Paloma” en Thor.

 

P: Bueno, la relación entre los dos hermanos siempre ha sido un tema central de Thor en cualquier encarnación, y está bien ver una versión que va más de intriga palaciega que de Loki siendo un supervillano que quiere destruir Asgard desde su torre. Pero si, sigue el esquema habitual de estas miniseries Marvel de coger el concepto básico de los personajes, y llevarlos lejos en alguna dirección. En este caso, quitar a Odin del mapa, y ver como Thor y los demás asgardianos famosos tratan de afrontar las crisis que siguen, de distintas maneras. Es buena idea, porque las veces que ha faltado Odin en la continuidad normal, distintas circunstancias han impedido que se cuenten historias así.

 

A: Hay mucha intención en forzar una alegoría entre Asgard y el imperialismo norteamericano, con Tyr en el papel de halcón republicano y Sif como paloma demócrata. Es verdad que no es tan maniqueo como podría ser pero tampoco le saca el partido suficiente que podría haber dado de tratarse más profundamente. Tampoco es que pegue mucho en los personajes pero eso, Rodi queria contar esa historia y Thor tiene un reino. Dadme un dibujante bonito y habré hecho mi novela gráfica ochentera.

 

P: ¿Seguro que no estás viendo lo que quieres ver? Porque la historia del consejero pacifista y el consejero bélico alrededor del rey tiene más años que America, y diría que es más fácil que Rodi esté basandose en mitos antiguos para una historia basada en mitos antiguos. Además, Tyr es el dios de la guerra, es lo que hacen, siempre. Sif, por su parte, cumple su papel de siempre de ser la única persona razonable de Asgard. O al menos, la única que está viva en esta historia. Dicho eso, si que es verdad que ninguno de los personajes está tratado muy profundamente. El único sería Thor, pero la historia acaba yendo por un sitio un tanto extraño en vez de desarrollarlo más. Ni siquiera Loki se termina de explorar, y es irritante, porque Rodi lo hizo muy bien en ese sentido en su miniserie.

 

A: No es solamente el consejero pacificista y el consejero bélico. Son una serie de conversaciones sobre en qué se basa el imperialismo, la forma en la que los territorios otrora dominados hoy se rebelan porque el imperio ya no es inspirador sino que está podrido y sus valores ya están de capa caída… todo encaja muy bien. Y ojo, no es que esté especialmente en desacuerdo con el mensaje que pinta pero no me gusta que lo desarrolle tan poco. Y creo que es evidente que está forzado para meterlo ahí. No está siguiendo exactamente un esquema de desarrollo sino que es casi un what if de … ¿y si Tyr y Sif fuesen Halcón y Paloma? A eso me refiero con el estilo de las novelas gráficas ochenteras, que es coger a un personaje conocido y encajarlo en la historia que tú quieres contar.

 

P: Puede ser. Desde luego, Asgard nunca ha sido escrita particularmente como imperialista, aunque es una interpretación que no es descabellada. De todas maneras, eso es sólo una parte de la miniserie. Otra buena parte son las decisiones e ideas de cabeza de Thor, las manipulaciones de Loki, un par de secuencias que no tengo muy claro a que vienen, y por supuesto, muchas y muchas escenas de pelea. Pero muchas, oye.

 

A: De estas de mostrar la guerra en toda su crudeza. Nada de cuerpos tumbados al acabar la batalla. Escenas de desgarros, apuñalamientos, amputaciones de miembros y toda la pesca. Tampoco me quejo por ello, están bien coreografiadas normalmente.

 

P: Son dioses vikingos, es algo que tenía que pasar. Lo que queda un poco raro es que, pese a que en general el comic se esfuerza en mostrarnos una Asgard más de acuerdo con los mitos y no la extraña mezcla con ciencia-ficción de Kirby, hay una escena extraña donde los malos usan super-tecnologia, que no se vuelve a mencionar. Es una de las cosas incomprensibles de esta miniserie, tanto como el hecho de que realmente no termine y se queden la mitad de las cosas abiertas para una secuela que puede que no se haga.

 

A: Y esas son las cosas más ridículas. Tenemos una escena final donde los héroes se encuentran al enemigo no revelado disfrazado por la calle y, una vez que les pierde de vista, revela su verdadera forma para hacer una risa de opereta. Emmm ¿eres tonto? ¿no hay más gente por la calle? ¿qué te cuesta quedarte oculto? ¿qué mierda pretendes?

 

P: Ciertamente, hay muchas cosas que no están muy bien pensadas en esta miniserie, y unas cuantas están en el final, que verge en la incomprensibilidad. Parte de la culpa de todo esto puede ser del dibujo. Simone Bianchi ciertamente hace un dibujo muy bonito e impresionante, que le pega mucho a la ambientación de la miniserie (de hecho, su debut americano fue en Caballero Brillante, que era similar) y es de esa clase de autores de los que les encanta meter en comics tamaño gigante como estos. Por otro lado, tiene unos problemas de claridad narrativa bestiales, y tiene la tendencia de dibujar lo que le da la real gana, sea lo que le piden o no, tenga sentido o no. Ya le ha pasado antes, y aquí se nota mucho esa desconexión. Será consecuencia de ser un Artista Europeo, de esos que no necesitan nimiedades como “guiones” o “argumentos”. Así les va.

 

A: Hay alguna escena, como cuando hay un montón de personajes trepando por el árbol, donde se pierde todo tipo de sentido de la orientacion. No sabes quién está arriba, quién está abajo o quién está cayendo para qué lado. En general, el comic tiene algo que contar. A lo mejor no es lo más apropiado para los personajes. Ni está llevado de la mejor forma posible. Pero hay una voluntad de decir algo y no de rellenar seis números como sea. Hay varios elementos interesantes, varias escenas muy bien llevadas e incluso algún cliffhanger muy bueno (uno en concreto que acaba no yendo a ninguna parte).

 

P: Es un intento interesante de contar una épica sobre una versión de Asgard, pero no llega a funcionar del todo, desde luego, bastante menos que Loki. Una pena, pero puede ser interesante para fans de los personajes. Neutral (6)

 

 

 

Ultimate Thor

 

P: Esta es una de esas raras ocasiones que algo de la línea Ultimate no está escrito por Bendis, Millar, Ellis o el Loeb, y es causa de celebración. Es parte de los ocasionales intentos de Marvel de fingir que la línea Ultimate no está acabada y se ha convertido en un ghetto para los caprichos de esos autores. Thor es una buena elección para que se le de una miniserie, en parte por la fama que va a adquirir por la inminente película, en parte porque la versión Ultimate del personaje ha tenido buena acogida pese a ser llamativamente distinto del original… lo que hace que una historia basada en él no sea redundante. Además, el guionista es Jonathan Hickman, que está haciendo un trabajo muy bueno en Guerreros Secretos y 4 Fantásticos, y es una estrella en alza. Presumiblemente, este será el primero de sus trabajos en Marvel que no está interconectado, pero nunca se sabe.

El problema es que Ultimate Thor está ahora mismo indispuesto por alguna gilipollez u otra del Loeb (sus series salen de uvas a brevas, por eso no se han visto aún por aquí… bueno, por eso y porque los dioses se apiadan de nosotros) así que esta miniserie tiene que ser una precuela. Básicamente, es contarnos su origen, expandiendo lo que dijo Millar en Ultimates.

 

A: Y en ese sentido está muy bien hecho. Es un flashback sobre un flashback y la historia que funciona realmente es la del origen. La otra, donde se narra cómo Ultimate Thor se hizo consciente de que era un dios, está como catalizador para poder contar el origen y tiene más bien poca cosa, aunque sí da puntualmente un momentazo.

 

P: La cosa es, la idea original de Ultimate Thor es que no estaba claro si era la encarnación de un dios, o un loco mesiánico con un martillo. Eso no se podía sostener eternamente, y se resolvió satisfactoriamente al final de la encarnación original de Ultimates. Así que aquí se atan los cabos: Como era Ultimate Thor antes de bajar a la Tierra, y como fue el proceso de volverse humano y como encaja con el otro origen científico que daban en Ultimates. El resultado encaja perfectamente, hasta en los pequeños detalles. Incluso en la participación del Ultimate Donald Blake.

Una parte del tomo es contarnos como es la versión Ultimate de Asgard. Como era de esperar, se parece más a los mitos originales que la versión Marvel tradicional que está a medio camino entre Camelot, el Señor de los Anillos y superhéroes de ciencia-ficción. Sigue sin ser tan bestia como los mitos originales, claro, o este Thor no sería un héroe.

 

A: Hay muy buenas ideas a la hora de mostrar a los personajes (el Ultimate Loki y el Ultimate Odin tienen muy buena pinta) pero lo mejor de la historia es que está super bien estructurada. A Hickman le han dado cuatro números y ha sabido planificarlos perfectamente, diseñando dónde introducir y desarrollar los conceptos. En ese sentido funciona con una precisión de relojero.

 

P: Lo que no debería sorprender, dado que Hickman es un maestro de la estructura. La miniserie cuenta tres historias en tres tiempos: Una en el pasado lejano de Asgard, para contarnos lo básico de Ultimate Asgard. Otra en el pasado reciente de la Tierra, para tener la parte de acción chula y épica. Y la tercera en el presente, para darle el contenido emocional y la conexión con los comics establecido

La primera es una historia más o menos normal de leyendas mitológicas, pero está bastante bien llevada, y tiene la gracia de que no son exactamente las mismas versiones de siempre a las que atenerse.

 

A: Y las tres avanzan simultáneamente, convergiendo en el momento justo. Es una cosa que deja muy buen sabor de boca porque denota que hay verdadero trabajo de planificación y de rigor detrás. Y es bueno porque potencia la historia. Al avanzar a ese ritmo tan bueno las escenas fuertes son doblemente fuertes. Y hay tres o cuatro que son brutales.

 

P: Completamente cierto.

La segunda parte es la que más espacio ocupa, al menos al principio, y es una historia de la Segunda Guerra Mundial. Que no es algo que asociarias con el Thor de Marvel, pero si que ha habido muchas asociaciones entre los nazis y la cultura nórdica, así que encaja perfectamente. Hay una versión de un villano clásico de Marvel que no había sido ultimizado, que está muy bien. Y nos lleva a asgardianos enfrentandose a super-nazis durante el ragnarok, lo que significa que es el comic más heavy metal del año, fácilmente.

 

A: Y otra cosa que ayuda es el dibujo. Sabes que nunca he sido fan de Pacheco ni nada remotamente parecido pero ha mejorado muchísimo con los años y en esta historia hace un trabajo espectacular. La acción requiere un dibujo épico y unos escenarios impresionantes y la verdad es que Pacheco está a la altura. Y es muy vivo, no es la sosez que era al principio (nunca le perdonaré cómo estropeó la fiesta visual que tenía que haber sido Vengadores para Siempre).

 

P: El mejor trabajo de Pacheco hasta ahora quizá ha sido Arrowsmith (por cietro, ¿no se suponia que estaban preparando una secuela?) asi que no es de extrañar que otra historia de guerras mundiales y magia también le salga muy bien. Es bonito, hace acción clara, y tiene buenos diseños, que son los tres aspectos con los que tenía problemas antes.

 

A: No te miento si te digo que es de lo mejor que he leido de linea Ultimate. Está justificado el hacer una nueva versión de los personajes (hay suficientes diferencias), las nuevas versiones son interesantes y la historia está perfectamente estructurada y desarrollada. Muy por encima de la mediocridad que suele implicar el sello Ultimate.

 

P: Hickman lo ha vuelto a hacer, y ha revitalizado algo con lo que no se sabía muy bien que hacer. Ahora, si será una anomalía puntual o no, está por ver. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Batman Nº44: Mejor que el capítulo anterior, aquí se van viendo más piezas de la épica transtemporal de Morrison, y lo que quiere decir de Batman. Es una historia chula de por si, también, aunque hay que leerla detenidamente. Muy buen dibujo. Muy Recomendado (9)

 

Jack de Fábulas: Los Reyes del Cielo y la Tierra: Historia de espada y brujería, con ciencia en vez de brujería, pero completamente estándar. Un buen ejemplo del género, pero nada que ver con lo que era la serie original. Recomendado (8)

 

Jóvenes Titanes: En Busca de Raven: Historia un poco tonta, forzada, con villanos cutres, poco uso de los personajes y que se queda sin final, con dibujo mediocre. La historia de complemento es mejor, con dibujo bonito, aunque tampoco sin problemas. No Recomendado (3)

 

Starman Nº1: Comprala. (A menos que tuvieras las ediciones anteriores, en cuyo caso estás jodido, porque lleva dos números inéditos). Muy Recomendado (10)

 

 

 

A: Dicho todo esto (y me refiero al compendio de los últimos seis meses) tengo que anunciar que he pedido reducción de jornada. Nuevos compromisos laborales que me mantienen en régimen de semi-esclavitud me están haciendo un poco complicado abordar este volumen de lectura y reseña, con lo que a partir de ahora me limitaré a reseñar “el comic de la semana” con Peter. Con lo cual ésto se acaba pero sólo un poco. Sigue el vínculo con el Cuarto Muro, al menos hasta la próxima Crisis Infinita.

 

P: Pues eso, agradezco muchisimo a Al haberme ayudado a salir del paso y haber aguantado estos meses con la enorme carga de trabajo que le endosaba semanalmente. La verdad es que nunca me había parado a pensar la cantidad de trabajo que puede ser para un ser humano normal. Así que a partir de la semana que viene, espero tenerle haciendo una reseña a la semana, que acompañe a la selección que haré en solitario. A ver que tal sale. Esta primera semana tendremos más Vengadores de Bendis con las Guerras Asgardianas, el final de Advenimiento, el principio de lo siguiente en Patrulla-X, el final de Lobezno Origenes (¡Por fin!) y más historias sueltas en Spiderman. Eso mas o menos. Saludos de fin de una época.

Anuncios

Hola a todos, bienvenidos una semana más. O dos, si lo quieres ver así. Sentimos no haber sacado reseñas la semana pasada, ambos tuvimos las circunstancias en contra nuestra, y dado que sólo había dos comics que reseñar, debido a la ridícula distribución de las editoriales españolas, decidimos dejarlo para esta semana. Así que esta, tenemos dos comics mensuales que quedaron colgando, y la mayoría de tomos de Panini, que se han vuelto locos este mes, y sacan casi una docena de tomos. Ellos sabrán lo que hacen, parece que no han aprendido de la lección de Planeta. Algunos son interesantes, y pasamos a comentarlos ahora:

 

 

 

 

 

 

Academia Vengadores

P: ¿No deberia ser Academia DE Vengadores? En cualquier caso, esta es la serie que sustituye a Vengadores Iniciativa como “serie de Vengadores que no es realmente de un grupo de Vengadores”, sólo que esta vez supuestamente con más conexión con las demás. Y también hereda de Iniciativa al guionista, Christos Gage, y a algunos de los protagonistas y conceptos, aunque otros son de Poderosos Vengadores.  Y aunque mezclar elementos de las dos series buenas de Vengadores de los últimos años promete, y hay algunos subargumentos personales que continuan de esas dos, realmente esta serie es su propia entidad, con una premisa distinta de sus predecesoras. Se coge la idea básica de Iniciativa, de Vengadores establecidos montandose un sitio para entrenar a héroes inexpertos, pero se le quitan todos los elementos militares, y se sustituye por una premisa más parecida a la de Nuevos Mutantes y New X-Men, que al fin y al cabo, nadie está usando ahora mismo. Los alumnos de la Academia son todos personajes nuevos (bueno, excepto Reptil, pero sólo había aparecido una vez), lo que le permite a Gage libertad para crear y desarrollarlos como quiera. Si, hay montones de héroes adolescentes (de Iniciativa y otros sitios) sin usarse, pero no pegarían en la serie, precisamente por eso, por estar ya formados. Esto va por derroteros más originales.

 

A: Es más bien una mezcla entre Iniciativa, Nuevos X-Men y Runaways. Comedia adolescente + escuela de manejar superpoderes + vinculación con los Vengadores. La verdad es que da un resultado genial, aunque no tengo muy clara la vinculación con los Vengadores. Por un lado tiene todo el sentido que se quieran crear su propio vivero de héroes en plan Beta Flight. Pero por otro, la esencia de Vengadores ha sido siempre ser un equipo all-stars, con fichajes de héroes consolidados en otras series que se acaban pasando al grupo de los héroes más poderosos de la Tierra. De hecho, cuando se han intentado crear Vengadores nacidos en la propia serie (salvo casos clásicos como Visión), han salido cosas bastante cutres. Normalmente tiene más efecto cuando fichan a una estrella foránea.

 

P: La idea es que ahora los Vengadores abarcan todo el superheroismo oficial de Estados Unidos, así que es lógico que se franquicien de esta manera. Además, los profesores son todos Vengadores, de manera que al leerlos, da esa sensación de continuación de décadas de historia que a lo mejor no se tiene con las otras series. Curiosamente, aparte de todos esos parecidos, a mi me está recordando a los Thunderbolts clásicos. Aparte de porque Gage está escribiendo subargumentos a largo plazo que se van desarrollando, y explora mucho en la historia de los personajes, por el hecho de meterse mucho en la cabeza de los personajes, y sobre todo, en sus decisiones éticas y morales. Porque un elemento central de la serie es que no están únicamente para entrenarles a usar sus poderes como las típicas series de super-adolescentes, tipo Nuevos Mutantes o Jovenes Titanes. La serie va tanto o más de enseñarles a ser héroes, a tomar las decisiones correctas… y la posibilidad de que no todos acaben así, ya que tener poderes no garantiza que estés hecho para ser superhéroe. Y otro parecido es que el nº1 de esta serie también tiene una revelación importante sobre la dirección de la serie. Esta no es tan sorpresa, pero la veas venir o no, igualmente transforma algo que parecía hecho ya, en algo más complejo.

 

A: En eso se parece también a Runaways. Con Thunderbolts tiene la introspección en los personajes, cosa que en Runaways era parcial (había orígenes pero personalidades menos marcadas). Pero los Bolts, aunque alguno casi, generalmente no eran un folio en blanco sino personajes con cierta historia detrás que había que contextualizar y refundir con el nuevo estatus. Estos chicos son personajes totalmente nuevos. Los primeros números tienen la tarea de contar sus orígenes, establecer sus personalidades, que son bastante elaboradas, explicarnos sus poderes e ir avanzando poco a poco la historia. Y colocarles en un lugar original.

 

P: Cada número está centrado en uno de ellos, contandonos un poco de que va (aunque Gage está jugando a la larga con sus orígenes… solo sabemos el origen completo de uno de ellos al final del tomo) y desarrollandolos como personajes de gran potencial, mientras cuenta una historia completa, juega con el Universo Marvel y avanza varios subargumentos.

Otra cosa interesante de la serie son los profesores. No están solo elegidos porque sean personajes muy chulos (que lo son en su mayoría) y vengan de las dos series predecesoras. Como el primer número explica, están ahí porque todos tienen esqueletos en el armario y pueden servir de buen ejemplo a seguir y mal ejemplo a evitar a los alumnos. Aparte de las cosas interesantes que traen de por si: La nueva caracterización de Pym como Cientifico Supremo reciente, la actitud practicamente amoral reciente de Mercurio, y los dramas recientes de Tigra y Bola Veloz. Además de heredar la muy chula Mansión Infinita de Vengadores, con Yocasta Pym incluida, todo buen material para historias. Si acaso, los dos ex-Nuevos Guerreros son los que sufren un poco este tomo. Justicia apenas hace nada, y Bola Veloz está casi irreconocible. Vale que volver a tenerle desenfadado sería muy abrupto tras toda la mierda de Penitencia, pero el personaje actual a medio camino no tiene tampoco mucha gracia, y no parecen tener nada claros sus poderes tampoco.

 

A: Y tendría potencial porque realmente Bola Veloz como tal nunca había sido vengador, solamente su alter ego coñazo de Penitencia. Justicia parece llamado a tener un papel más importante y tiene potencial que sacar porque ha sido uno de los más recientes vengadores adolescentes, un auténtico grupi alucinado por estar en el equipo (de aquella manera tan histriónica con la que lo hacía Busiek). Tigra ha conseguido en los tres últimos años ser un personajes tres veces más interesante de lo que jamás fue (hubo un tiempo que hasta la mandaron al espacio, de lo poco que se les ocurría hacer con ella). Pym sigue prácticamente en el mismo papel que en Poderosos Vengadores (ejerciendo de líder y mentor excéntrico). Pero por el que apuesto como gran descubrimiento es por este nuevo Mercurio, un personaje con mucha pulpa que sacarle y al que nunca se le ha prestado la atención suficiente (ni siquiera cuando tuvo su propia serie). Es el que encaja más con el perfil de parte de los estudiantes, además.

 

P: Si, parece que Slott primero, y ahora Gage han encontrado el equilibrio perfecto para el personaje: Alguien que es completamente arrogante y un creido, con su propio código moral que no siempre es igual que el de los demás, y que no es tanto que quiera ser malo o bueno, como que tiene sus propios objetivos y le da igual en que papel tiene que meterse para conseguirlos. Y otra cosa chula, que también estaba en Iniciativa pero que se abandonó pronto, es que todos los Vengadores de otras series pueden e irán pasando como profesores invitados para temas concretos. Gage los usa muy bien y de manera nada gratuita, con un buen uso práctico de Puño de Hierro, una escena desternillante con Valquiria y hasta un buen uso serio de Jessica Jones.

El primer número es presentación de todo esto, desde la perspectiva de Velo, que es probablemente la más normal de los alumnos, la típica adolescente que es punto de vista para los lectores. Es una buena presentación, porque aparte de presentar bien los elementos típicos, tiene un par de giros más inesperados. Los poderes de Velo son originales y vienen con una pega que no se suele ver mucho y dará juego, y la manera en la que se desarrolla la historia hace que acabe siendo muy diferente de, por ejemplo, el nº1 de Iniciativa, narrado por Nube 9, que empezaba siendo un personaje muy similar, pero acaba dando una sensación muy diferente al final del número. (Con un buen uso de paralelismo, además)

 

A: Mmmm lo de que la pega no se suele ver mucho… quizá ahora no pero es una premisa clásica. De hecho, Pym en su día tenía una parecida. Velo es una chica empatizable, peterparkeriana, una loser de campeonato en su instituto. Con amores imposibles y complejo de inferioridad (una sensación descafeinada por el hecho de que no haya manera de tener a una protagonista fea, maldita sea si tu protagonista es la típica chica pardilla del instituto cargada de autoodio luego no puedes hacer que esté buena, en ese sentido encajaba más Gert de Runaways). Y nos falta ver con detalle los traumas de su origen: de momento sabemos lo que tiene en común con otros de sus compañeros pero puede esconder algo particular.

 

P: Aparentemente, lo de que no sea atractiva se traduce en que tiene algo menos de pecho que las demás protagonistas… excepto que cuando lleva el traje de heroina, no parece haber diferencia. Es un fallo del dibujo, y no es el único de ese tipo. Por otro lado, no es raro que chicas guapas se sientan que no lo son por problemas de autoestima y de estándares absurdos externos, así que es creible.

El segundo número está dedicado a la que es posiblemente la más interesante de los nuevos personajes, Estilo. Sus poderes son relativamente originales (hay un par de personajes Marvel con esos poderes ya, pero el comic insinua que pueden estar conectados… claro, que en Iniciativa salió otro con esos poderes, y desapareció sin explicación) pero lo más original es su personalidad. Está a medio camino entre el Sindrome de Asperger y la sociopatía (de nuevo, Gage se adelanta a los lectores y ofrece ambas cosas como posibilidades), que son dos cosas que no se suelen tratar en comics con profundidad. El resultado es un personaje completamente amoral, pero suficientemente humano para que pueda dar lástima y ser intrigante pese a su dificultad para manifestar emociones humanas. En parte porque, a diferencia de la mayoría de personajes de este estilo en ficción, no se ha convertido aún en una manipuladora, sino que no tiene muy claro para donde tirar, y ni siquiera ha aprendido a hacerlo bien, y su historia será precisamente ver hacia donde cae. Su interacción con los demás es tremendamente divertida, viendo como su manera de ser da para situaciones inesperadas según con quien interactue. El número también se centra bastante en Mercurio, usandolo excelentemente, recordando la historia definitoria que hizo David en Factor-X, pero lanzandolo en nuevas direcciones que usan múltiples elementos de su historia, tanto recientes como ancianos. Es perfecto tanto para nuevos lectores como para viejos que recuerden esas historias.

 

A: Es lo gracioso de Estilo. Se han intentado hacer más casos de personajes fríos, misántropos y demasiado por encima del resto de compañeros como para empatizar con ellos (Visión fue así en algún momento), pero siempre como recurso para hacer reaccionar a otros personajes. En muy pocos casos con ánimo de profundizar en ellos. Y mucho menos en encontrarles dobleces o imperfecciones. Lo mejor de  Estilo, como dices, es que no es ni mucho menos infalible. Es super inteligente pero no tiene muy claro cómo manipular ni cuándo hacerlo. A veces lo intenta y sale escaldada. Pero aprende de ello. Creo que es el personaje estrella de esta nueva serie, la que te atrapa y te anima a esperar ansiosamente el próximo número para ver el nuevo paso que da. En ese sentido, es como la Piedra Lunar de Thunderbolts, pero Karla era mucho más infalible en sus tejemanejes.

 

P: Si, esa es la gracia, es ver en que acaba convirtiendose Estilo. ¿En una Piedra Lunar que manipula a los demás para sus propios fines sin importarle nadie, pero que no se note? ¿En una Vril Dox que manipula a los demás por el bien común y no le importa que se sepa? ¿En una heroina porque resulta que aprende a tener empatía? De momento, puede ir para cualquier sitio.

Los nº3 y 4 están dedicados a los personajes que más similares son a otros conocidos, y forman también una única historia, que es un crossover con la nueva dirección de Thunderbolts, muy bien pensado, que da ganas de que se publique ya aquí. Lo bueno es que cada serie cuenta la misma historia desde su punto de vista, así que se pueden leer las historias separadas por meses.

El nº3 tiene título de canción de los Smiths, y sólo por eso gana puntos. Está centrado en Tóxica, que se podría definir un poco como “Picara, pero bien hecha”, con motivos mucho mejor explicados para su drama. Eso si, con una diferencia de personalidad bastante notable que hace que el personaje se lea de manera muy distinta pese a tener una idea central común.

El nº4 tiene a Temple, que se podría definir como “Coloso, si estuviera permanentemente en forma metálica”, o una mezcla entre Coloso y la Cosa, si quieres. Es un hawaiiano surfero relajado en vez de ruso pintor sensible, pero es muy parecido, de todas maneras. Gage es más sutil en su dilema central que con Tóxica, ya que en vez de repetirlo, lo deja caer sutilmente hacia el final de la historia.

Todo esta buena presentación, como parte de una historia que usa muy bien la nueva premisa de los Thunderbolts, también a los T-Bolts en concreto (la escena de Fantasma es absolutamente desternillante) y a cierto villano omnipresente, que demuestra que aunque estaría mejor descansando, aún se le puede sacar buen partido, ahora que está en una nueva situación y menos explotado.

 

A: El uso de ese villano no es gratuito, sino que realmente es una confrontación que tarde o temprano tenía que ocurrir, y casi mejor que ocurra rápidamente, para evitar tener ese lastre como leit motiv de la serie. Además, es un encuentro que sólo resuelve parcialmente algunas cosas y planta más semillas que otra cosa…

 

P: Hablando de plantar semillas, Gage debe de haber estado preparando esta serie hace tiempo, porque la idea de la que parte se mencionó en el penúltimo tomo de Iniciativa.

 

A: Respecto a esos dos personajes, tienen bastante más gracia de la que tenían originariamente cualquiera de los dos que mencionas como paralelismos. Tóxica guarda secretos pero no es un secreto deliberadamente enconado y perpetuo. Temple es un tipo majo y afable pero de verdad, resultando mucho más humano y creíble.

 

P: El quinto número está centrado en Relámpago (no se han calentado mucho la cabeza con esa traducción de Striker), y su concepto central es algo visto en DC (se podría resumir como mezcla de Booster Gold y Arrowette) pero no en Marvel, y no así. Parece algo limitado de por si, pero sus circunstancias y como reacciona ante los demás personajes si que dan juego. El número también tiene algunos toques buenos, algunos más típicos, otros más inesperados.

 

A: Yo creo que es el segundo que más me gustó tras el de Estilo. Para empezar, es genial la situación en la que Relámpago empieza a narrar su origen. El origen también está bien traído. Tienes razón en que en héroes superficiales obsesionados con la fama teníamos el precedente de Booster Gold, pero creo que con Relámpago tenemos el plus de la adolescencia. No es un imbécil sino un crío naturalmente inmaduro, que puede madurar y ser más profundo y heroico. O no. Su relación con la madre materialista y manipuladora es también original. Tenemos a hijos que siguen fielmente la maldad de sus padres. Tenemos a hijos que renuncian a la maldad de sus padres, aunque los comprendan. Faltaba el hijo que no está muy conforme con su progenitor, tampoco se atreve a plantarse y en el fondo hace lo que le sale de las narices que, casualmente y subconscientemente es en buena medida lo que su progenitor le ha inculcado siempre. Me parece un personaje menos fascinante que Estilo pero también bastante interesante y que da muchas ganas de ver por dónde va a salir.

 

P: Este número tiene un villano de aparición obligada tarde o temprano, y al igual que los de los números anterior y posterior, que son los únicos que tienen peleas contra villanos, no hace mucho, pero cumple.

Por último, se recupera a Reptil, que como el nuevo Aqualad más abajo, fue creado para TV, pero presentado antes en un comic, en este caso, un especial que hizo Gage de Iniciativa que en su momento no venía mucho a cuento. Ahora por fin se le saca partido, aunque no hace falta haberlo leido. Reptil protagoniza el prólogo a la serie (sacado de una antologia) y el último número. Fisicamente se parece un poco a Beast Boy, pero el concepto es más original. A simple vista, es similar a Justicia cuando empezó: El héroe novato que es superfan de los superhéroes y quiere ser uno de ellos. La gracia es que, a diferencia de Justicia, o Wonder Girl, o similares, es posible que no sólo no llegue a ser un gran lider, es posible que ni siquiera tenga madera de ser un héroe competente. Es un número bastante divertido, que alterna escenas de Reptil creyendose que está controlando todas las situaciones y usando su conocimiento de fanboy para hacerlo todo bien, con escenas donde se demuestra que las cosas no son precisamente así. También tiene la narración con la que es más fácil de conectar, junto con Velo.

 

A: Funciona bastante bien (aunque estoy muy decepcionado con el mal uso del villano) porque Reptil, por lo torpe es muy simpático (hasta su gran triunfada le acaba saliendo mal y resultando humillante). Con lo que tengo más dudas es con los poderes, con un origen muy facilón y cutre. Y además de eso, y de no tener tampoco demasiado sentido en la forma de funcionamiento, desarrollan un conflicto que sí que está especialmente visto, aunque en el caso de Reptil le puede afectar especialmente, precisamente porque es otra cosa que no le sale exactamente como querría.

 

P: El villano podría haberse usado mejor, está usado de manera demasiado genérica, a diferencia de los anteriores. El origen de Reptil puede no ser tan facilón como parece a simple vista… hay una página donde dan pistas de que hay una historia detrás que no nos han contado, como pasa con todos los demás alumnos (excepto Tóxica, supongo).

Otra cosa en la que se diferencia esta serie de Iniciativa es que no va a tener el desastre con los dibujantes que tuvo aquella. Tiene un dibujante famoso, Mike McKone, y para cuando se vaya, hay dos sustitutos de calidad en espera, aunque ninguno aparece en este tomo. (En vez de eso, un número lo hace Molina, del final de Iniciativa, que es bastante pobre) McKone hace muchas cosas muy bien: Los diseños, la energía y la vitalidad, algunas expresiones… pero otras no muy bien, y debería haber aprendido a estas alturas: Algunas de sus escenas de acción son demasiado caóticas, y a veces no muestra bien lo que le pide el guión, sean expresiones o modelos para personajes (Su Velo en el nº1 peca de ambas).

 

A: Tiene personajes bastante agradables y reconocibles, pero mejor que las escenas sean individuales o de pareja porque cuando hay más de tres personajes simultáneos la cosa se lía demasiado. De todas formas, me gusta mucho el diseño de Temple, con un aspecto cómico para un personaje trágico. El de Relámpago es un diseño de manual para héroe eléctrico. Velo, bien. Reptil, anodino. Estilo, sin mucho ídem. Tóxica, también diseño obvio. Pero luego los maneja bien. Y a los profesores. Con sus expresiones también contribuye a darle un toque propio a Mercurio.

 

P: Reptil tiene excusa porque es de la serie de TV Superhero Squad, pero el de Estilo es demasiado genérico. Velo es original, Temple está chulo, aunque está por ver si los parecidos con Craneo Rojo son coincidencia rebuscada o intencionados. Y los de Relampago y Toxica son fáciles pero efectivos.

 

A: En general, el tomo tiene pocas pegas más que esto de los diseños sosos. Algunas cosas salen mejor, otras peor, pero es una apuesta original, donde todos los elementos están manejados con inteligencia. Y tiene la virtud nunca bien ponderada de crear seis personajes de una tacada y conseguir darles entidad propia e interés en apenas seis números. Sin por ello renunciar a los personajes veteranos, con sus trayectorias utilizadas como hábil arma para interactuar con personajes nuevos que les tienen como referente. Lo mejor no es sólo que este tomo ya desarrolle un montón de ideas y situaciones buenas. Lo mejor es que el potencial es casi infinito.

 

P: Es la mejor serie de Vengadores con mucha diferencia, así que, por supuesto, vende mucho menos y aquí es la única que se publica en tomo, cuando es la única que ofrece historias que se leen mejor mensualmente que en tomo. Logra mezclar la tradición, historia y manejo de múltiples personajes de los Vengadores, con nuevos personajes y situaciones y desarrollos de personajes y moralidad más sofisticados que la mayoría. Uno de los mejores lanzamientos recientes, claramente, Gage sigue valiendo la pena. Muy Recomendado (10)

 

 

Dia Más Brillante Nº3

P: En principio tenemos pensado comentar esta serie todos los meses, como hacemos con Spiderman, como experimento a ver que tal va, ya que es prácticamente la única serie mensual que publica Planeta.   Este mes, dos capítulos más, y la serie sigue completamente en modo de presentación, con las cinco historias avanzando un poco, pero sin que haya un tema o algo común que las enlace, en vez de ser simplemente historias sueltas en la misma serie. Al menos ya está bastante claro de que va a ir más o menos cada una de las historias, de cada uno de los protagonistas superando algún tipo de prueba/misión/trauma. Menos mal que es una serie quincenal, porque si no, iría insoportablemente lenta.

 

A: Que bueno, lo de que ése es el planteamiento no es algo que no supiésemos ya en el número anterior. No es sólo que la acción vaya lenta, es que está costando simplemente establecer cosas nuevas. Va a costar hacer la reseña sin repetir exactamente los mismos comentarios.

 

P: La que más avanza es la historia de Deadman, que es la más interesante, en parte porque es la central de la serie, en parte porque es la menos obvia. Aquí ya empieza a verse que quiere el anillo blanco de Boston, y es aplicar la tematica de los anillos de colores al blanco, apropiadamente. La situación al final del número anterior no dura mucho, pero se resuelve de manera que no queda del todo como trampa. Y queda claro que tendrá consecuencias más adelante, en esta u otras series. Igualmente, queda claro que la historia de Deadman va a servir para entroncar todas las historias de los resucitados, sean protagonistas de esta serie o de otras. Además, parece que al menos en esta historia, van a resolver rápidamente algunas de las incógnitas obvias sobre las habilidades de los resucitados, si el cliffhanger interesante es una pista.

 

A: Si, la verdad es que al menos la historia maneja ideas interesantes pero en este número tampoco avanza prácticamente nada, como mucho sugiere y ni siquiera demasiado. Es difícil prever por donde irán los tiros con Deadman, el anillo blanco, la linterna y el Anti-Monitor pero por lo menos es un enigma realmente intrigante no cómo otros que pululan por la serie…

 

P: Si, por ejemplo, Aquaman, que no hace nada en estos dos números más que repetir lo del mes pasado y ser un plasta impresionante. Supongo que la idea es ver como supera eso y se vuelve más chulo, pero lo están poniendo más dificil para rehabilitar un personaje que viene ya con mala fama. Se presentan, eso si, a los malos de la historia (aparte de Manta Negra) y tampoco parecen particularmente interesantes, y encima, salen de una escena un poco confusa. Por otro lado, parece que por fin sabremos el secreto que mencionaban en Noche Mas Oscura: Wonder Woman, y parece un retcon que no era para tanto.

 

A: La verdad es que toda esa escena prometia un misterio bastante mejor y parece que lo zanjan con una cosa de mucha menor envergadura. Pues bueno. Eso demuestra que tampoco es que los pequeños avances estén dando pistas para nada. Simplemente están demorando número a número una resolucion que poco tiene que ver con el desarrollo.

 

P: Una cosa reseñable es que este comic es la primera aparición del nuevo Aqualad, que se suma a la tradición de Batgirl y Renee Montoya de “personajes creados fuera de los comics que aparecen antes en los comics porque tardan menos en producirse”. De momento, es completamente genérico, y no se parece en nada al de la serie de TV de Young Justice.

El dibujo de Ivan Reis en ambas historias sigue siendo muy bueno, aunque las escenas en el universo de anti-materia son obviamente más vistosas que las submarinas. Y los diseños para los villanos de Aquaman tampoco son más que aceptables.

 

A: Los diseños son hasta noventeros. Máscaras de cristal y tipas con pelos rosáceos. No traen buenas vibraciones. En cuanto al dibujo de Deadman, más de la mitad es en escenarios callejeros y aún así es bastante bonito. Reis es un crack, y en la parte de Aquaman también consigue un par de golpes de efecto, pero quedan amortiguados por el menor interés de la trama.

 

P: La historia de J’onn apenas avanza nada tampoco, aunque al menos Tomasi sigue escribiendo bien al personaje. Hay un momento que resulta emotivo… pero se ve compensado porque sigue habiendo violencia gratuita en vez de argumento. El dibujo de Gleason es muy bueno también, en impresión y expresión.

 

A: Bueno, lo escribe bien en el sentido de que sí, actúa como un Detective. Pero de nuevo, el retazo de historia no alcanza para vislumbrar nada. No parece que la mejor forma de aportar algo con cinco páginas de comic sea tener a un personaje descubriendo por sí mismo un misterio que los lectores ya conocían desde el episodio anterior. De todas las escenas posibles, escoger ésa…

 

P: La parte de Hawkman y Hawkwoman si que avanza a la siguiente fase de la historia, pero lo hace de la manera más automática y sosa posible. Está para cumplir y nada más. El dibujo de Syaf/Prado está bien, pero no es tan maravilloso como para que compense muchas páginas de mazazos en la cara a carne de cañón.

 

A: El dibujo está bien pero es el que menos da la talla de todo el número, realmente. En general, el concepto de la historia de los halcones es de los más interesantes de la serie, pero el desarrollo deja bastante que desear. Es bastante decepcionante precisamente por éso. Da pena que no le puedan sacar más partido a lo que es prácticamente el desafío definitivo de los personajes.

 

P: Por último, en Firestorm tampoco llega a pasar nada. Está claro cual es el conflicto interno de los personajes, pero no avanza, y el externo apenas se ve de lejos como misterio que va a paso de tortuga. Y el dibujo es bastante, bastante malo.

 

A: El conflicto interno es sutil como un martillazo en la cabeza, es hasta ridículo de lo obvio que es. En cuanto al misterio que les rodea, la verdad es que no avanza nada pero sí que está construyendo un buen ambiente de enigma. De “aquí están pasando muchas cosas raras y no sé ni de dónde salen”. Me da más sensación de intriga que el de Detective Marciano, por ejemplo. Dibujo flojo, eso si.

 

P: Hay potencial para buenas historias, y se ven destellos aquí y allá de vez en cuando. Pero la serie está siendo lenta, pesada y no particularmente bien hecha, y es una pena. Neutral (5)

 

 

 

Imperativo Thanos

 

P: Esta es la siguiente gran saga cósmica de Abnett y Lanning. Es decir, algo así como Aniquilación 4, excepto que es sólo una miniserie de 7 números, en vez de llevar cuatro miniseries paralelas como las anteriores. Y como las anteriores, en vez de estar numerada del 1 al 7, son 6 numeros y un prologo (Ignición) que no se distingue en nada del resto de la mini, y aqui no tienen la excusa de que lanza las miniseries. Así que es inexplicable que no sea el nº1, ¿pero quien entiende porque hacen las cosas los de marketing de Marvel?

Esto es la conclusion de todo lo que llevan preparando Abnett y Lanning mucho tiempo. No sólo es a donde desemboca todo lo de Reino de Reyes, también es la conclusión de todo lo que se lleva preparando en Guardianes de la Galaxia desde el principio, y en algunos casos, desde la primera Aniquilación. Hay un montón de personajes, y si que es cierto que está claro cuales son los importantes (Thanos, Nova, Starlord, Drax, sobre todo), y cuales son secundarios. Habiendo tanta cosa en tan poco espacio, algunos que se habían preparado como más importantes se ven bastante eclipsados (sobre todo los lideres kree y shi’ar, y algunos de los Guardianes, que tuvieron mucha importancia en las partes anteriores y que parecía que iban a tenerla aquí, pero aquí más bien desaparecen en el fondo). En general no importa, porque ya tuvieron su importancia en Guerra de Reyes y las series regulares antes, pero en un par de casos, chirría un poco porque su historia se corta abruptamente a medias y se olvida dada las circunstancias. (Sobre todo pasa con un par de los Guardianes)

Como indica el título, la historia gira alrededor de Thanos. Thanos murió en Aniquilación, y fue una buena muerte, ya que daba cierta sensación de finalidad, y mejor aún, prevenía que algún mal guionista le usará de malo genérico, o repitiendo las mismas historias de Starlin, que son cosas que nadie necesitaba. Por otro lado, dado que es un personaje que gira alrededor de la Muerte como personaje antropomórfico y no como un concepto absoluto, esperar que fuera algo permanente es no tener ni idea. Tenerle descansando 4 años ha permitido que se recupere un poco, y aunque podría haber sido más tiempo, está bien recuperarle para lo que es, en esencia, el final de la gran saga cósmica que empezó en Aniquilación. Tiene simetría. Lo bueno es que, aunque ha resucitado, no es una saga más con Thanos como villano que quiere poder absoluto para ligarse a la Muerte ni cosas similares vistas a la saciedad. Es la inversa: Lo han resucitado porque es lo único que puede salvar al Universo. Claro, Thanos como aliado de los héroes tampoco es algo nuevo: Starlin ya lo hizo en los 70 y los 90, por ejemplo. Pero AbLan le dan un giro. Esta vez, en vez de músculo extra, es la clave. Y si otras veces, Thanos dominaba la situación y aliarse con los héroes formaba parte de sus planes. O se aliaba con ellos porque se aburría. El caso es que era, o un villano manipulador o un antiheroe. Esta vez está claro que odia toda esta situación, está cabreado por haber resucitado, y no está nada claro que se puedan fiar de él. Muy interesante.

 

A: La historia está bien construida en ese sentido. Se ha ido creando la situación perfecta para que tenga todo el sentido el que Thanos sea la llave para resolverla. Y sin embargo está mal estructurada en otro. Todo lo que no es la historia de Thanos no está incardinado con nada ni es desenlace de nada. La invasión del Cancerverso da excusa para mantener ocupados a un montón de personajes cósmicos pero es eso, una mera excusa, un relleno que no aporta nada, no es influyente sobre la otra parte de la historia, no resuelve argumentos anteriores y apenas se utiliza para darle buenos momentos a los personajes.

 

P: Abnett y Lanning tuvieron una buena idea con eso, aunque no terminan de hilarla bien. (No es tan malo como dice Al) Normalmente, las historias cósmicas de verdad, de las cuales esta es la primera en mucho (no como las Aniquilaciones que en el fondo, eran ejercitos de seres vivos pegandose por conquistar planetas… estamos hablando de historias a escala cósmica con universos enteros en juego), tienen un problema, y es que el nivel de juego es tan alto, que las aportaciones de la mayoría de héroes no sirven para prácticamente nada, y acababan resolviendose por algún Deus Ex Machina, por un par de personajes tipo Warlock, o porque el villano se autoderrotaba. Lo que habían hecho los héroes que importaban era casi irrelevante. Eso era notable en la Trilogia del Infinito de los 90, por ejemplo.

 

A: El Guantelete del Infinito estaba mucho mejor compensada que ésto.

 

P: No, no lo estaba, el 95% del Guantelete era paja irrelevante hasta que Thanos se derrota solo y Warlock coge el Guantelete. En ningún momento había tensión, porque sabias que Thanos era demasiado poderoso para sus adversarios. Y nada de lo que le pasaba a los demás personajes importaba porque se reseteaba al final. Aquí, AbLan han intentado jugar con eso para no caer en ese problema. Los grandes malos, como se vio en Guerra de Reyes, son Dioses Primigenios (claramente inspirados en los de Lovecraft, y al final incluso se nombran previos homenajes Marvel a Lovecraft) que vienen a este universo a comerse a la Muerte y controlarlo. Obviamente, eso está fuera de escala para nuestros héroes. Pero para compensar eso, se sacan a las versiones del Cancerverso de los héroes Marvel, para que Nova, Quasar y compañía tengan algo con cara, personalidad y nivel de poder adecuado con los que pegarse, y no sea enfrentarse a bichos genéricos durante 7 números. Además, la clave resulta estar ahí, porque resulta que el lider de la invasión es la versión de un héroe (con una explicación muy buena que tiene mucho sentido en retrospectiva, de que sea ese personaje), así que todo lo que hacen los héroes terrestres (o similares) acaba siendo lo importante, en lo que te tienes que fijar. Claro, que eso hace que la otra parte sea la menos importante, y no sea decisiva en la batalla final. Pero no es grave. Porque primero, son los secundarios los que estan ocupados en esa parte. Segundo, porque no es una batalla desequilibrada como en los viejos tiempos: Ambos lados tienen bajas, aunque un lado domine claramente. Y tercero porque, aunque en el fondo sea adorno, es adorno muy bien hecho. Da una sensación increible de gran escala, logran mezclar bien peleas entre entidades cósmicas y entre seres reales, que es algo que nunca se había hecho, da una gran sensación de desesperación, de “aguantar el fuerte durante los minutos vitales hasta que los héroes lo consigan”, que es algo casi necesario en estas epopeyas. Y se usan muy bien a muchos de los personajes implicados: La selección de héroes que lidera el ataque tiene un gran momento cada uno (y sirve para preparar algo más adelante, como todas estas sagas) y hay un par de gran ideas a lo largo del combate que son simplemente brutales. (Eso si, que me expliquen porque demonios han resucitado sin explicacion a Aegis y Tenebroso. No pintan nada, y estaban mejor sin aparecer)

 

A: Hay unos cuantos personajes que sí tienen grandes momentos pero pocos están en esa parte de esa historia. Está Nova, porque alterna entre ambas aunque muchos de sus momentos los tiene en la parte sin Thanos (por cierto, qué absurdo es ver a Namorita en una historia cósmica). Estela Plateada destaca en algún momento pero tiene un perfil bajísimo para lo que debería. Gladiador, Ronan y, sobre todo, Bill Rayo Beta están totalmente eclipsados. Y tres cuartos de lo mismo para los Inhumanos.

 

P: Es el problema que he dicho antes de que algunos personajes quedan eclipsados, pero en el fondo, son secundarios. Y lo de Namorita es herencia de la serie de Nova. Fue una idea brillante para resucitarla, y la manera que tienen de darle protagonismo en esta historia está muy inspirada (igual que usan al Mayor Victoria, lástima que no haya espacio para explorar la conexion) En cuanto a la otra parte de la historia, es más o menos una historia de los Guardianes de la Galaxia (aunque recoge elementos de Nova y reminiscencias de Aniquilación al final), y tiene todos los puntos buenos de esa serie: Buena acción imaginativa, muy buen humor negro para aguantar la desesperación, villanos chulos y grandilocuentes, traiciones esperadas e inesperadas, algún concepto de ciencia-ficción chulo, y por supuesto, un gran sacrificio heroico o dos. Destacar que, aunque por lo general, los “héroes” del Cancerverso están de lacayos con caras y poderes conocidos, hay un par que están muy buen usados. De hecho, hay un par de personajes que están mucho mejor usados que sus contrapartidas normales en los últimos 7 años.

 

A: El líder del Cancerverso es un gran hallazgo, daría para hacer un buen supervillano a largo plazo. Es una perversión especialmente desasosegante de un héroe muy recordado. Y en general, un uso muy bueno de los cliffhangers. Hay tantos cliffhangers buenos que algunos hasta los tienen que dejar a mitad de número porque no tienen tantos finales. En ese punto la narración está muy bien estructurada, la historia avanza a un ritmo muy bueno, siempre aportando cosas nuevas y la interacción entre los personajes principales (Starlord, Nova, Thanos, Drax…) da las suficientes vueltas como para no perder tensión en todo el tiempo.

 

P: También tiene un final muy bueno. No queda apresurado, y aunque tampoco pueden detenerse con muchos epilogos y “como han quedado las situaciones”, si que rinden homenaje a todos los caidos y los que han cambiado. Y más importante en la actualidad, es un final, no algo que deja abiertas tramas para futuras grandes sagas.

No entiendo porque, habiendo tenido buenos dibujantes experimentados en las series precursoras a esto como DiVito o Walker (e igualmente, habiendo siempre usado a gente muy clara, curtida y de estilo amplio en las tres anteriores sagas), han elegido a alguien novato, oscuro y con un estilo opresivo como es Miguel Sepulveda para dibujar ésta. Supongo que la idea es acompañar el horror del Cancerverso con un dibujante más oscuro y sucio, pero no termina de funcionar bien. No ya por el estilo, sino porque no es excesivamente bueno. Es mejor que en Thunderbolts, pero no hace del todo bien la acción estelar. En los personajes aún se salva (tiene un toque a lo Pacheco, que no extraña siendo español), pero cuando tiene que montar peleas, sean entre humanoides o entre flotas y entidades, se dispersa bastante, y queda confuso en vez de grandioso. Y no tiene tanta energia como debería tener, por muchos efectos chulos de luz que le meta el colorista.

 

A: Supongo que hubiese sido mejor colocarle en las escenas oscuras de Cancerverso que sí quedan muy bien, pero darle la totalidad de la historia hunde bastante las escenas de universo normal. Los grandes planos de batallas con entidades cósmicas quedan super estáticos y nada impresionantes. Al menos hace muy bien a Thanos, lo contrario hubiese sido un fracaso total.

 

P: Un final muy bueno (aunque tampoco lo mejor que han hecho) a las grandes sagas cósmicas de los últimos años. (Abnett y Lanning aún harán una miniserie más, pero no será una gran saga, y muy probablemente será el final, ahora si). Muy Recomendado (9)

 

 

 

World War Hulks: Héroes

 

P: Pese a que la historia realmente se desarrolla entera en las dos series regulares de Hulk, y el nombre monumentalmente tonto que tiene, en Marvel tienen que sacarle provecho a todo lo que suene a “evento” (recordemos que este año, en vez de una gran saga, hay una por familia de series: Asedio, Desafio, WWH, Advenimiento, Tierra de Sombras…), así que tocan derivados innecesarios. Ya tuvimos hace un par de meses aquel especial que metieron en la serie regular, que más bien transcurria antes, y ahora tenemos el resto en este tomo, que si que transcurre durante esta “Guerra Mundial de los Hulks” (que ni es mundial ni es una guerra, pero lo que sea). Y son distintas aventuras de distintos héroes transformados en Masas. Ignoremos la idea de que supuestamente, la radiación gamma afecta a cada usuario de una manera, que la mayoría deberían morir, y el resto verse alterados según sus deseos subconscientes. Aceptemos que se transforman en seres parecidos a Hulk por la tecnojerigonza de turno, y nademos en la estupidez intencionada en plan Edad de Plata del concepto. ¿Está bien el tomo, según sus propios parametros? Bueno, depende de la historia, pero no mucho.

Primero hay una historia de 2 números, escrita por Jeff Parker (que escribió algunas de las minis satelite de esta saga, y proximamente hará Hulk) dedicada a… Hulksacre. Que son dos conceptos sobreexplotados por el precio de uno. La idea es que sea una aventura chorra y desenfadada por el tiempo y el espacio del Universo Marvel, que no tiene que tener mucho sentido. El problema es que, si, es chorra, desenfadada y estúpida. Lo que no es, es graciosa. Tiene el problema de casi todas las historias recientes de Masacre, que confunde chorra con gracioso. Y es una pena, porque Parker sabe ser gracioso, pero normalmente en el contexto de una historia más seria. (Igual que Masacre, que funciona mejor cuando es el contrapunto de algo serio) Pero bueno, ver a un personaje completamente absurdo usando una lógica retorcida y visitando sitios diversos del Universo Marvel como el mundo de Dinosaurio Diabolico, o la vez que la Cosa fue el pirata Barbanegra, tiene cierta gracia. Pero no mucha, y se acaba pronto.

 

A: Fíjate que cuando estaba leyendo esto de Hulksacre me estaba dando bastante vergüenza ajena pero su recuerdo ha mejorado muchísimo después de leer las otras dos historias. Por lo menos, es desenfadado en el sentido de que asume que no va a llegar muy lejos con un personaje hulkificado así que directamente se dedica a hacer estupideces, y tiene un par de detalles graciosos. Va de menos a más.

 

P: El dibujo es de Humberto Ramos, y al menos aquí su estilo le pega al tono e intenciones de la historia. (En serio, ¿de quien fue la brillante idea de meterle en Iniciativa?) Sigue siendo confuso a ratos, con problemas de narración, y a veces estéticamente desagradable. (Eso es subjetivo, las otras dos cosas no)

 

A: La verdad es que le da un punto gracioso a algunas escenas cómicas, pero sigue sin compensar por todos los puntos que le quita al resto de escenas.

 

P: Las otras dos miniseries son también de dos números, pero por alguna incomprensible razón, tienen un 50% cada número de dos equipos creativos distintos, en vez de hacer que cada número sea de un equipo creativo completo. O que sean 4 especiales, que habría sido lo lógico. Pero de nuevo, no intentemos entender el marketing de Marvel, lleva a la locura. Lo triste es que los equipos creativos (bueno, los guionistas, al menos) son de buena calidad, pero se ven totalmente desaprovechados por tener que lidiar con un concepto tan tonto y el remite de tener que hacer historias intrascendentes y chorras. El resultado no está a la altura de ninguno de los involucrados. En general, estas dos miniseries parecen ser un intento de meter a los autores y el estilo de las series para todos los públicos de Marvel, en una historia en el Universo Marvel habitual, ya que el tono está a medio camino. El resultado es demostrar que no nos perdemos mucho al no leer esa linea, y que no los autores implicados son capaces de cosas mucho mejores.

 

A: Es que realmente podrían haberse resumido las cuatro historias en dos números, porque se ve como los guionistas intentan cumplir con el mínimo esfuerzo, encadenando splash-pages, páginas de dos viñetas… de todo para pasar rápido el trago. Supongo que es difícil tener que construir una historia cuando la instrucción es “interrelación de dos personajes hulkificados”. Aquí optan por tratar de decir algo sobre los personajes a través de la historia. Lo cual resulta ridículo e irrelevante en Thor/Spiderman y directamente absurdo en Cíclope/Hombre de Hielo, donde fuerzan un conflicto larvado entre los personajes que sale de ninguna parte. Para Bucky/Lobezno el esquema varía porque Logan no tiene la inteligencia disminuida. Entonces asistimos a un nuevo “Yo también conocí al Soldado de Invierno”

 

P: Kieron Gillen, de Ares y Sword, que eran comics divertidisimos, hace la de Spiderman y Thor, que intenta usar elementos del pasado de ambos para establecer paralelismos entre sus vidas y darle una parte seria y dramática a una historia sobre un Thor aún más cachas y la segunda iteración de Spider-Hulk. No llega a funcionar, me temo. Al menos se vislumbra que escribiria bien a los personajes si pudiera. Y no es mala, solo… poco afortunada. El dibujo de Jorge Molina pega bastante más que en Iniciativa/Academia, pareciendose a McGuinnes un poco, y todo.

Chris Eliopoulos, que unicamente había escrito series cómicas antes, escribe la historia de Ciclope y el Hombre de Hielo. Se basa en inventarse un conflicto de toda la vida entre ambos personajes y usar la transformación para sacarlo a la luz y resolverlo. Por un lado, como dice Al, sale de la nada. Por otro lado, es creible que dos personas que se conocen desde adolescentes tengan algo así reprimido todos estos años, ambos son maestros de la represión. Es una historia muy simple, de todas maneras, que tampoco dice mucho. Es más de lo que están ahciendo con Bobby en Patrulla-X, eso si

 

A: También es verdad que la historia no lo resuelve. Simplemente lo muestra y no lo cataliza para nada ni lo hace avanzar de ningún modo. Llega hasta la última página y se alegra de haber sido capaz de estirarlo hasta allí. No más.

 

P: El dibujo de Patrick Scherberger, que está sobre todo en las seires para todos los públicos, podría ser mejor, pero mantiene el tono de las demás.

Su colega en esas series, Paul Tobin, escribe la historia de Bucky y el Tio Garras. Y es una tontería enorme a base del retcon de que se han conocido de siempre, que si intentaba decir algo más que clichés, no ha quedado nada claro. El dibujo de un tal Jacopo Camagni (no podia faltar un italiano novato) es aceptable.

 

A: La única que sí me pareció realmente buena es la de Cosa/Antorcha. Es una bronca entre Ben y Johny de las de toda la vida pero dándoles unos diálogos muy simpáticos tanto a ellos como a los otros dos fantásticos. Bueno, eso el flashback, que alterna con alguna otra mierda hulkosa.

 

P: Esa es de Brian Clevinger, de Atomic Robo, haciendo su debut en una de las grandes, así que no debería extrañarte. Si, es la más divertida, y la que queda menos forzada. Clevinger, además, hace otra cosa bien, que es contar dos historias de 11 páginas en vez de estirar una a más de lo que necesita. Su otra historia es, básicamente, un homenaje a Nextwave. Nextwave tenía un sentido del humor muy particular, que no está muy alejado del de Clevinger, así que parece apropiado. Excepto que como demuestra Al, si no leiste Nextwave, no se pilla el chiste, y la historia queda bastante vacia. El dibujo de Gurihiru, también de Power Pack y series para todos los públicos, está muy bien.

 

A: La historia de Cosa y Antorcha es muy graciosa, la de Nextwave tiene su punto pero es menos redonda. Las otras son basura. Las habrás olvidado 48 horas después de leerlas. Y eso si te esfuerzas mucho en recordarlas. Ni es nada útil para seguir Guerra Mundial Hulks ni es nada útil como historia de los diferentes personajes, ni es nada útil para leer historias divertidas. No debería haber existido. No Recomendado (4)

 

 

 

X-Factor Forever

 

P: Como el nombre indica, esto es una idea muy similar a X-Men Forever. Pero no te confundas: No es una serie de Factor-X en el universo de X-Men Forever. Son dos series sin nada que ver. Lo único que tienen en común es el concepto: Dejar que el guionista original continua la historia donde se quedó en la serie original. En este caso, incomprensiblemente, la etapa que se continua es la de Louise Simonson en el Factor-X original. Y es incomprensible porque ni es un comic particularmente influyente, ni bien recordado, ni para que engañarnos, bueno. Lo único recordado es que creo a Apocalipsis y a Rictor, y los personajes han cambiado mucho desde entonces. No está en ninguna lista de grandes etapas a recordar, de hecho, no se ha recopilado entero ni siquiera en esta epoca de reeditarlo todo. Fue el primer spin-off de la Patrulla-X sin Claremont, y fue el principio de lo que después fue la linea en los 90: Reciclaje sin alma de las ideas de Claremont, personajes aburridos planos andando en círculos, crossovers forzados e ideas tontas porque es la moda. Por ejemplo, el principio de la pareja Scott-Jean como algo baboso y aburridismo fue allí. También la transformación del Angel en un Lobezno con un diseño feisimo e incomprensible. El convertir al grupo en héroes genéricos, con un intento fallido de tener, a la vez, unos segundos Nuevos Mutantes, pero sin el carisma. Y los pocos subargumentos, que no fueron a ningún sitio.

Prácticamente la única idea interesante de la etapa fue Apocalipsis. En vez del megalómano aburrido que habla mucho pero no hace nada que hemos tenido desde los 90, era un personaje más intrigante, con objetivos más complejos que conquistar el mundo. La palabrería vacia darwinista tenía más sentido con ese personaje, y también que nunca llegara a actuar fisicamente. Claramente, Simonson también debe pensar que es lo más interesante, o al menos, lo único que se dejó sin contar, ya que la miniserie va enteramente de eso. Va del gran objetivo de Apocalipsis cumpliendose, y Factor-X están de invitados para que se mueva la historia, pero no es su historia. No tiene nada que decir de ellos, menos incluso que en la serie original.

 

A: ¿Sabes que noto en ese tipo de historias? No he leido X-Men Forever pero si el remake de la Saga del Clon arácnida. Parece que a un guionista que está desentrenado de escribir historias de los personajes (o de escribir historias en general) le das de sopetón la oportunidad de hacer la historia que siempre quiso. Y está tan ansioso por llegar a esa conclusión y tan poco disciplinado para ponerse a estructurar una historia que en su mente lleva años funcionando perfectamente, que se lanzan a lo loco a poner encima de la mesa la única idea que les obsesiona. No buscan formas originales de presentarla, giros, integración de historias personales… es una carrera cuesta abajo en busca de la conclusión deseada. Y al final quedan historias vacías ante las que te preguntas ¿y ésta era la gran narración que te guardabas?

 

P: Ciertamente, Simonson lleva varios años sin escribir comics, así que desentrenada está, está claro. Aparte de que tiene una edad en la que incluso la mayoría de antiguos buenos guionistas ya no son tan buenos. Y encima, los únicos momentos en los que la serie original fue aceptable fueron en colaboración con su marido Walter. Una vez se fue, la serie fue tan horrible como el resto de cosas que

hizo en solitario. Así que, para lo que se podía esperar, no es una miniserie tan mala. El problema es que no se podía esperar absolutamente nada. Lo único interesante es la premisa, que es la gran idea que se quedó guardada de la serie original, y que los lectores astutos pudieron deducir de lo que se dijo originalmente: Que todo el rollo de pocalipsis de una gran guerra entre mutantes y humanos donde sobrevivirían los más aptos, era para tener una humanidad más fuerte para plantarle cara a los Celestiales cuando vinieran a juzgar la Tierra, como hicieron con aquel otro planeta en el nº50 de la serie. Hasta ahí, bien. Desde luego, mucho mejor que cualquier otra versión posterior de Apocalipsis donde ignoraron todo eso. El problema es que la mini empieza con esa premisa: Los Celestiales llegan a la Tierra, y pillan a Apocalipsis en bragas. A partir de ahí, ya se quedan sin nada interesante que contar.

 

A: Por otro lado, los Celestiales que no son los seres más poderosos del universo ni nada, interactúan de tú a tú con los mutantes y se comunican con gestos de la cultura terrestre. Pero eso, ahí está la idea que Simonson quería contar. Pero así, vomitada. Sin ninguna estructura narrativa envolviéndola. Hubiese quedado mucho mejor si la hubiese explicado en una entrevista.

 

P: Esta historia debería ser algo a gran escala, que afectara a todo el planeta, o al menos a un gran número de personajes, aunque sea de trasfondo. En vez de eso, son unos 8 personajes persiguiendose mutuamente hasta que todo se resuelve mediante un Deus Ex Machina. Decir que es anticlimático es quedarse corto.

Además de no funcionar como historia en general, por ser una chapuza, los detalles concretos tampoco funcionan, porque los personajes están increiblemente infradesarrollados. Factor-X son los personajes más sosos del mundo, intercambiables por cualquier otros en muchos momentos. Apocalipsis sigue siendo todo hablar y nada de actuar. Y Simonson también se saca a Mr Siniestro, y hace lo peor que podía hacer, que es coger la idea posterior de que es el lacayo de Siniestro, en vez de jugar con la idea original que se tenía en los 80. (De paso, se le da un origen distinto al “real”, pero muy similar, con lo que ya son 4 o 5 origenes distintos, según el universo) El resultado es algo muy de derivado de la Patrulla-X del montón: Ideas muy grandilocuentes, pero que no se ven reflejadas en la ejecución, que no se corresponde con las ideas en escala o concepto. Personajes que apenas cuentan como personajes o son estereotipos a lo sumo. Y un argumento a base de dar vueltas y con cosas que pasan porque si, en vez de surgir de conflictos lógicos entre personajes.

Hasta el dibujante está rescatado de los 90, aunque en este caso, es una sorpresa grata. Dan Panosian era uno de los peores imitadores de Liefeld en la época, que ya es decir, pero tras pasarse muchos años en animación, ha mutado en algo irreconocible. Algo bueno. Es un poco caricaturesco, pero sin ser maravilloso, es perfectamente aceptable.

 

A: No conocía su trayectoria pero lo que iba a comentar del dibujo es que se parecía enormemente a unos dibujos animados, y sin embargo se adapta muy bien al cómic. Narra bien, a pesar de que Louise Simonson decide que tiene que sobrenarrar con textos de apoyo, por algún motivo. En general, me ha gustado el dibujo y espero volver a verle.

 

P: Simonson sobrenarra porque era el estilo en aquella época, y ahí se ha quedado. Los ilusos nostálgicos que aún piensan que los comics eran mejores hace 25 años deberían mirar cosas como esas antes de hablar.

Ah, al igual que X-Men Forever, Simonson se pasa en parte la premisa por el forro: Está continuando donde se quedó en Factor-X (antes de la última saga del Factor-X original, es decir, antes de la historia donde Apocalipsis rapta a Nathan), pero ignorando las demás series de Marvel de la época, aunque sean cosas anteriores, de series con las que Factor-X interactuó. Por ejemplo, aparece Molde Maestro como se quedó en su última aparición en Factor-X… excepto que reapareció en Patrulla-X después, en un punto anterior al final del Factor-X original. Lo mismo con Mr Siniestro, aunque a decir verdad, en el Universo Marvel también resucitó sin explicación después.

Casi lo único interesante de la mini es la historia de complemento, donde se cuenta la historia de Apocalipsis y de la evolución de la humanidad, ya que están. Es una historia bastante mejor que la que acabó siendo oficial, se nota que es lo que tenían pensado originalmente. Es narración seca a base de soltar información, de la que hacían Gruenwald y Sanderson en los 80, pero mejor eso que una mala historia. Una pena que se estropee al final cuando ya no saben que contar. El dibujo es de Aluir Amancio, con origenes parecidos, que hacía la adaptación a comic de la serie de animación de Superman, y se nota. No está nada mal.

 

A: En general, es muy triste decir que “la gran historia que Louise Simonson siempre quiso contar y nunca pudo” pasa sin pena ni gloria. Y sobre todo, apenas es una historia. Es una idea, como mucho. No tiene el desarrollo mínimo como para llamarle historia.

 

P: La idea de la línea Forever es buena, y debería seguir adelante, pero con etapas buenas y autores que tuvieran cosas que contar y habilidad para contarlas. A menos que fueras muy fan de la serie original (y si lo eras, repasala sin gafas nostálgicas y acepta la verdad) y siempre quisieras ver lo poco que dejó sin contar, evita esto. No Recomendado (3)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Astonishing X-Men Nº12: Diálogos muy divertidos y acción muy vistosa, pero es anticlimático que te mueres. Neutral (5)

 

Capitán America: Las Tiras de Prensa de 1940: Pastiche de las aventuras de antaño, que logra demasiado bien parecerse a los comics antiguos: Es decir, es aburrido y tonto. No Recomendado (4)

 

Daytripper: Historia de Vertigo de biografía cotidiana, pero muy bien hecha, y con una herramienta narrativa muy curiosa que la hace destacar. Muy buen dibujo. Muy Recomendado (10)

 

Iron Man Noir: No es noir, es pulp. Pero como Otros Mundos de Iron Man en plan aventura pulp (piensa mezcla entre Indiana Jones y Rocketeer) está bastante bien. Recomendado (7)

 

Nuevos Vengadores: Luke Cage: Miniserie de relleno irrelevante y sin imaginación. Interesante el contraste entre las dos historias que lleva, eso si: Una escribe al Cage de verdad, otro al coñazo actual. No Recomendado (4)

 

Patrulla-X: Mariposa Mental: Esta bazofia debería haberse quedado en los 90. Evitar a toda costa (2)

 

Spidergirl Nº6: Conclusión perfectamente aceptable de los muchos subargumentos del último año. La otra mitad del tomo, sin embargo, lleva material relacionado que es bastante más problemático. Neutral (6)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la que viene con lo que queda de Panini (Ultimate Thor y Spiderman Presenta, asumiendo que salgan) y lo poco que publique Planeta, que será Cuerpo de Linternas Verdes y no mucho más. Saludos cósmicos.

Hola a todos, bienvenidos a estas reseñas. Empezamos mes, lo que quiere decir que tocan los comics mensuales de Panini. Aparentemente, Panini está celebrando su 50º aniversario, no es que esto nos afecte, pues aquí sólo llevan 6 años. Con comics, quiero decir. En cuanto a estos comics de este mes, a diferencia de los meses pasados, no hay un tema común, si no que son variados. Buenos, malos, más y menos famosos, y con menos cruces, como ahora veremos. Pasamos a ver la selección de este mes:

 

 

 

 

 

 

Asombroso Spiderman Nº53

Peter: Como sólo queda una saga para terminar la etapa actual de Asombroso Spiderman, ahora tocan un par de meses donde en vez de tener esa última historia, tendremos material de series secundarias de Spiderman y especiales, por autores del Equipo Aracnido, o afiliados. Este mes tenemos un especial aleatorio, y una breve tercera serie regular de Spiderman que apenas duró 5 números, Peter Parker Volumen… bueno, depende de como cuentes. La idea era que sería un comic que debutaba exclusivamente en Internet, y no se trasladaba a papel hasta después, así que sólo está relacionado con la serie regular vagamente.

4 de estos números están escritos por Bob Gale, en la que es su última saga como Guionista Arácnido. La verdad, pese a que se le anunció desde el principio como un miembro más del equipo, Gale ha colaborado bastante poco en la etapa. De 100 números, sólo ha escrito 7 enteros, que es casi menos que algunos que no son guionistas oficiales. (Claro, que nunca se ha prodigado mucho haciendo comics… hizo un especial muy tonto del Hombre Hormiga, una saga bastante buena de Daredevil que se vio eclipsada porque iba justo antes de Bendis, y ya está)

 

Alfredo: Eh, ¡a mi me había gustado aquel especial del Hombre Hormiga!

 

P: Eso es porque a ambos os gusta quitarles los derechos a los trabajadores. El caso es que esta saga no avanza ninguna de las tramas principales, pero si trata una de las ideas presentadas recientemente, que no se ha explorado aún mucho, que es la de Jameson como alcalde de NY. Es decir, hemos visto consecuencias de eso, pero no como afecta personalmente a la dinámica entre Jameson y Spiderman, y de eso va un poco esta saga.

 

A: Es curioso que haya coincidido con Pat Oliffe como dibujante porque me parece que recupera un poco el tono de las Historias Jamás Contadas de Spiderman (que a su vez captaban el de las historias de los 60 pero con narración moderna), y vuelve a sacar el tema de los problemas de Spiderman con su imagen pública. Spidey recuerda “El espíritu de Flash Thompson” cuando consigue nuevos admiradores y, la verdad, tanto el espíritu de Thompson como el de Jameson llevan años un poco olvidados. También es verdad que, con Spiderman como vengador, es más difícil que triunfen los intentos por venderlo como una amenaza. Pero el tema de ser rechazado y querido a partes iguales y no ver reconocidos sus esfuerzos forma parte de la esencia del personaje.

 

P: ¿Bob Gale recuperando el espiritu de algo de hace décadas? ¡Que novedad! Flash Thompson, por cierto, si que se ha explorado bastante en esta etapa, te perdiste el número que le dedicaron. Y también lo usó Peter David en su serie anterior. Pero claro, esas son las únicas dos etapas de la última década que se han acordado de que Spiderman tiene secundarios y que era una de los mejores aspectos de la serie.

Centrandonos un poco en el tema, esto debe transcurrir antes del comienzo de la Edad Heroica, porque Spiderman aún es considerado un enemigo público. Pero no en plan supervillano como hace unos meses. De hecho, esta no es una historia de acción superheroica. Aquí, en general, los combates son de relaciones públicas. Es una manera bastante más creible de llevar el tema, y también más original. Y no sólo va de una manera, hay dos o incluso tres frentes en la batalla de publicidad. El problema es que tampoco está particularmente bien hecha.

 

A: La verdad es que alterna escenas buenas (algunas, incluso brillantes) con escenas muy malas y tontas sin mucho sentido. En general me gustan la idea de la historia, las chicas coprotagonistas y la estrella-parodia. Está algo peor hecho el tema político-policial de Jameson y, sobre todo, el villano apenas tiene sentido.

 

P: La manera en la que se toma todo el tema de la imagen pública es muy simplista y a veces tonta. Tampoco hay ningún momento maravilloso que capte perfectamente la esencia de Spiderman, de Jameson o de la rivalidad entre ellos. La estrella era un esterotipo con patas, y las “Spidergirls” apenas tenían una personalidad entre las tres. Hay cosas graciosas, eso si. Creo que el villano es una de ellas, precisamente porque no intenta ser un villano serio. No termina de ser gracioso, es más bien chorra, pero al menos intenta ser algo diferente, y hay un par de aplicaciones divertidas de los poderes.

 

A: El problema es que no tiene ningun sentido que cause tal pánico y caos con sus poderes. Lo mejor que se hace con él es al final, cuando se revela para qué les saca partido en realidad. El comportamiento del Escuadrón Anti-Arácnico está totalmente sacado de quicio y hay momentos especialmente tontos como cuando el representante de la estrella se empeña en mostrar públicamente que es perverso.

 

P: Bueno, si eso pasara en realidad, desde luego que causaría pánico, o al menos bastante histeria. Los neoyorkinos de Marvel deberían estar acostumbrados a ese tipo de cosas raras, sin embargo.

 

A: Aunque con el tema de los poderes también genera una escena callejera bastante divertida. Hay un par de detalles brillantes que salvan la historia, como cuando la pija-estrella consigue robarle a Spiderman su frase.

 

P: Si que es un efecto divertido de ver, de esos que prácticamente sólo tienen gracia en un comic, porque está jugando con efectos propios de los comics (aunque tiene más gracia si recuerdas los comics de hace 20 años o más). El dibujo también es retro, pero bastante bueno, por parte de Oliffe, que siempre acaba volviendo a Spiderman (aunque sus trabajos para DC fueron mejores)

 

A: Tengo pasion absoluta por Pat Oliffe, pese a ser consciente de sus limitaciones. El hecho de haberlo reencontrado le ha subido mil puntos a la historia.

 

P: El último numero está escrito por Tom Peyer, que ha estado rondando a Spiderman durante este ultimo par de años. Es curioso tenerles a Gale y a él tan cerca, porque están en extremos opuestos del espectro político. Como suele pasarle, la historia de Peyer tiene toques políticos, pero más de interés humano, mezclado con elementos de superciencia Marvel. Es una idea bastante imaginativa para una historia, que usa bien las posibilidades de ver como afecta toda la ciencia rara que tienen los supervillanos de Marvel a gente normal. Y tiene cierta emoción. Por otro lado, pasa todo demasiado deprisa para que tenga efecto, y el intento al final de decir que ha sido algo importantisimo queda un poco falso. (Además, Spiderman está de héroe genérico) Pero bueno, al menos sigue el tema de tratar de integrar algo de comentario social (que es algo que Spiderman ha tenido de siempre) con superhéroes de manera mucho más efectiva que los números anteriores. Pero claro, es lo que hace Peyer siempre, con distintos grados de esfuerzo.

 

A: Puff, disiento bastante, la verdad. Me ha parecido que la historia dice bastante poco (además de tener algún fallo de coherencia interna bastante gordo). Todas las escenas que deberian ser intensas están totalmente precipitadas. Y si hay algún mensaje es un MSB (mensaje social barato). Además, me extraña que una desaparición de Spiderman de una semana entera no tenga más consecuencias.

 

P: Desapareció durante un mes en la historia donde elegian alcalde a Jameson, y no pasó nada. (Bueno, nada grave, al menos. Todo el mundo ligó con todo el mundo excepto él, pero aparte de eso…) Siguiendo con dibujantes recientes conectados con varias cosas que hemos mencionado hoy, tenemos a Todd Nauck, que dibujo la etapa de Peter David que dije antes, entre otras cosas. Y es muy bueno dibujando a Spiderman, y sabe darle mucha expresividad al resto de personajes.

 

A: Dibuja bien, pero le han colocado unos tonos de color bastante apagados. Bueno, y la chica siempre parece que tiene la cara partida por la mitad. Pero por el resto, bien.

 

P: El resto del tomo es un especial titulado Los Muchos Amores de Spiderman. Pese al titulo tan cursi, realmente es una antología dedicada a las chicas de la vida de Peter Parker.

Chris Yost, que quiere extender sus tentaculos de los mutantes a Spiderman, ofrece un team-up entre Spiderman y la Gata Negra, que transcurre cuando estaban saliendo, en los 80. (aunque el traje de la Gata esté dibujado en el plan putón actual) Es una historia simple y típica, que toca un par de los conflictos clásicos de Spiderman, de manera divertidilla, en el espacio que tiene, cumple y termina. No está mal como historia de relleno. Y tiene muy buen dibujo de Michael Ryan, que no puedo entender porque no ha tenido una serie fija desde Runaways.

 

A: Es una historia superdivertida e imaginativa, y tiene tiempo para tener incluso algo de mensaje. El dibujo es perfecto.

 

P: Brian Reed, el aspirante a Guionista Aracnido que no llegó a serlo, cuenta una historia de Gwen Stacy y Carlie Cooper cuando eran pequeñas, basandose en la mención que hizo Slott hace poco de que sus padres trabajaban juntos. En el fondo, es una de esas historias de niñas detectives, y como todas esas, es un poco difícil de creer que consigan resolver casos de adultos. Pero está hecho tan creible como puede serlo en esas circunstancias, y las protagonistas tienen gracia. De hecho, si Gwen hubiese tenido tanta personalidad en los 70 como tiene aquí, quizá no estaría muerta. (De hecho, uno podría decir, dados los parecidos que se ven aquí, que Carlie es Gwen, si se hubieran molestado en darle una personalidad en vez de idealizarla. Piensalo, sabes que es verdad)

 

A: Venga ya, Carlie no está ni la mitad de buena. No podría ser jamás el ser angelical que era Gwen. A cambio es mucho menos coñazo, pero la vida nunca hace chicas perfectas para Peter. Por el resto, una bonita historia corta que dice algo sobre Carlie y es bastante hábil en enfocar la aportación que pueden hacer las niñas, al basar la resolución del caso en detalles en los que principalmente ellas se fijan.

 

P: El dibujo de Nick Dragotta es perfecto, porque le da el toque nostálgico e inocente que le va bien a este tipo de historia, adaptandose incluso al estilo reciente de Martin en los primeros flashbacks que vimos de Martin. Dado que Dragotta empezó imitando a Mike Allred, es todo un todoterreno.

 

A: Dragotta sigue teniendo un toque a Allred pero bueno, si hubiese dibujado ésta historia tal cual como Allred el resultado hubiese sido bastante extraño, lo que demuestra que ha sabido diferenciarse lo suficiente.

 

P: Por último, Roger Stern se reune con otro viejo colaborado de Spiderman (aunque apenas han trabajado juntos, más que en un par de miniseries a finales de los 90, y una pequeña pero famosa historia en los 80), Ron Frenz, para una historia de Mary Jane. Y es la misma historia de siempre, donde tiene que dejar de estar a la sombra de Spiderman. No sería tan malo si no hubieran hecho ya una muy similar pero mejor hace unos meses, y después hayan pasado ya por fin a hacer otras cosas con ella. El dibujo es bueno, aunque un poco retro de más en el estilo.

 

A: Pse, no es que cuente realmente nada la historia. Ni cambia en nada ni aporta nada sobre la MJ de siempre. Intrascendente.

En general, lo mejor es ligeramente bueno, lo peor es ligeramente malo. Todo el tomo se mueve un poco en la medianía pero tiene suficientes detalles brillantes como para que valga la pena leerlo. Y sobre todo, en general todas son historias puramente spidermanianas. La gente a la que le gusta Spiderman disfrutará leyéndolo aunque las historias pudiesen estar mejor pulidas.

 

P: Es un número enteramente de relleno, no se puede ver de otra manera. No aporta nada a las historias principales, ni a ningún personaje. Pero tiene algunas cosas buenas, así que no es un desperdicio completo. Si te han estado gustando las historias de complemento hasta ahora, es un número entero en ese estilo. Neutral (6)

 

 

 

Cuatro Fantasticos Nº38

P: Esto no es parte de la serie regular, de la etapa Hickman con la que llevamos un año. Es un anual, una historia independiente que no tiene nada que ver con nada, y que de hecho, habría quedado mejor antes de empezar la etapa actual, porque tiene al dibujante de la etapa anterior, y al guionista sustituto que terminó la etapa anterior, Joe Ahearne. Ahearne no ha escrito más comics que ese final de la etapa Millar, y la horrenda miniserie spin-off Fantastic Force, pero en ambas estaba siguiendo ideas de Millar. Este es el primer intento de escribir algo de manera completamente independiente, y al menos parece tener algo más de idea que cuando está siguiendo coss de otros. Es una historia autoconclusiva, que sigue bastante bien la fórmula clásica de mezclar elementos de ciencia-ficción rara con drama familiar, pero de manera moderna. Tiene una buena premisa, que es bastante original, y es una extensión lógica de la caracterización de los últimos años de la Antorcha Humana, que es raro que a nadie se le hubiera ocurrido, en retrospectiva.

 

A: Tiene un poco de mezcla. La idea parece más lógica e interesante cuando se plantea que cuando se desarrolla y no es exactamente lo que parecía. Luego, durante la historia hay un par de cosas-que-pasan-para-que-siga-el-argumento, alguna cosa sin mucho sentido y hasta un desenlace bastante forzado. Y aun así, creo que es una gran historia. Desarrolla muy bien la trama, avanza a un ritmo muy bueno, tiene momentos de tensión, clímax bastante bien conseguidos, un buen uso del pasado de los personajes y sobre todo unos diálogos divertidísimos, con el mayor porcentaje de líneas brillantes de comics del último año (aprende, Masacre).

 

P: ¿Hemos leido el mismo comic? Porque aunque tiene cosas buenas, no creo que el diálogo fuera particularmente brillante.  Pero la premisa está bien, y los personajes están bien usados. El drama surge lógicamente de la situación, en vez de quedar forzado, y se soluciona igualmente de manera adecuada. Y se usa bastante bien la ciencia loca, suficientemente avanzada para hacer todo tipo de cosas, pero no demasiado para solucionarlo todo mágicamente, y explicando las diferencias. Los mecanismos por los que funciona o no funciona la aventura si que se podrían haber explicado algo mejor, porque se hace algo confusa a veces. Se mete en un tipo de aventura típica de la ciencia-ficción popular, que es raro que no se haya hecho más veces con los 4F, pero a veces no se sabe bien lo que está pasando, ni porqué. (Tipo de aventura con un nombre popular muy apropiado para la serie, ya puestos)

 

A: Pues yo la verdad, he encontrado a unos Ben y Johny divertidos que hacía tiempo que no veía, con las clásicas riñas “familiares” entre Antorcha y Cosa. La premisa, como decía, es menos lógica de lo que parecía en un comienzo, pero sí tienen mucho sentido los desarrollos posteriores y además todo contribuye a que se genere un clímax más potente, que justifica los momentos particularmente intensos que se acaban produciendo. La ci-fi usada también produce unos momentos visuales muy buenos, en una situación que además de usa de forma muy imaginativa, combinándola con los poderes de los protagonistas.

 

P: Que la premisa no sea lo que parece parece una trampa al principio, pero hace que Johnny sea menos irresponsable de lo que parecía, así que se compensa. De hecho, Johnny está mejor escrito que otras veces pre-Hickman, y las puyas entre Ben y él tienen el equilibrio donde son divertidas sin volverse demasiado tontas.

El anual también presenta una nueva versión de un viejo villano clásico. Y si bien como personaje y como diseño no tiene mucho más que el original, al menos el modus operandi si que ofrece nuevas posibilidades al fosilizado esquema clásico, que no entiendo porque nadie había ampliado antes. Si futuros guionistas siguen por ese camino, mucho mejor. La manera de derrotarle pasa por lo típico de siempre, pero al menos hecho de maneras que quedan apropiadas para los personajes, y no tan facilonas como podría ser, sobre todo la de la Cosa. (Eso si, vaya cagada la del traductor. “Disgust” significa asco, no disgusto. No es lo mismo. Aprende inglés.)

 

A: Yo creo que el villano es lo peor de la historia, realmente. Y eso que es probablemente la mejor historia con esta u otras versiones del villano. Pero seguramente a otros villanos les hubiese pegado más este tipo de plan (o un tipo de plan mejor pero con el que se pudiese haber hecho la misma historia).

 

P: La otra versión buena del personaje fue en una historia de Peter David donde precisamente se quejaba de las limitaciones del esquema habitual. Pero estoy divagando. El final de la historia parece un poco forzado también, porque sabemos que, al ser un número de relleno, tiene que resolverse de manera cerrada en vez de cambiar el status quo. Pero se hace de una manera que deja la puerta abierta para futuros guionistas, y queda emotivo en vez de obligatorio, porque no se resuelve exactamente como podía esperarse.

 

A: Si, la parte buena es que hay cosas que quedan en el aire para ser recogidas algún día. La parte mala es que hace que un personaje se comporte de una forma un tanto aleatoria, tomando una decisión injustificadamente drástica.

 

P: La otra gran incógnita de este anual es: ¿Que le ha pasado a Bryan Hitch? Vale que en 4F no era tan bueno como antes, pero esto es un descenso de calidad notable. No está ni de lejos tan depurado ni tan limpio como antes, no hay grandes imagenes de acción o decorados impresionantes, a veces se vuelve confuso y apelotonado, aparte de los problemas recientes de caras y diseños.

 

A: Es verdad, hay veces que se ensucia demasiado, y los personajes no mantienen los mismos rasgos faciales de una viñeta para otra pero sí consigue varios momentos visuales muy buenos, dentro de la aventura. Y alguna escena con tensión. Es bueno para ser un dibujante cualquiera, es mediocre para ser Hitch.

 

P: Aunque no está a la altura de la serie regular, y se nota que al fin y al cabo, es un número de relleno, puede ser satisfactorio para fans de la serie, y desde luego, da un poco más de confianza en el futuro de la carrera de Ahearne (aunque no haya hecho más hasta el momento). Recomendado (7)

 

 

 

Guerreros Secretos Nº17

 

P: Empieza la cuarta y antepenúltima saga de la serie, y se empieza a notar que Hickman decidió recortar la serie de los 4 años que tenía pensados al principio, porque esta es la parte donde las cosas se empiezan a poner serias de cara al conflicto final, y no sólo no da del todo la sensación, es que aún se están introduciendo elementos mencionados anteriormente de pasada. Esta historia vuelve a la parte más chula de la serie, es decir, la parte donde los chavales oficialmente protagonistas de la serie no aparecen, y es realmente una historia de Nick Furia, Agente de Nada, organizando misiones de espionaje a lo bestia con sus amigotes espías. Aunque es una historia sobre los Comandos Aulladores, en estilo es una mezcla entre nostalgia de esa vieja serie (nostalgia bien entendida, no imitando lo viejo, sino mencionandolo en contraste con el presente para recordar positivamente el pasado) y una versión modernizada de la vieja Shield, con personajes de varias de sus encarnaciones en una buena historia de espías a la vieja usanza.

 

A: Realmente es una historia de contexto pero con mucho que aportar a la hora de definir a los personajes y su forma de actuar. Lo que es la trama avanza más bien poco (exceptuando el cliffhanger final) pero se hace un buen contraste de la situación actual con una reunión de los Comandos Aulladores que define perfectamente sus principios y su forma de actuar, y lo narra de una forma muy emotiva. Además, ese contraste entronca también con la nueva situación generada después de la caída de Osborn y el ascenso de Steve Rogers. El número juega también con la vinculación del Capi con el equipo de Furia y la inspiración que les produce. Y hasta diría que hace una reflexión sobre el peligro que entraña la posición que hoy tiene Steve y antes tuvieron Stark o Furia.

 

P: Lleva cartelito de la Edad Heroica, pero aunque transcurre en ella, esta serie va completamente a su aire. Puede que tuvieran que estar más ocultos durante el Reinado Oscuro, pero la serie no iba de eso, iba de la guerra secreta entre Furia, Hydra y Leviatán, y eso sigue mande quien mande. Se contrasta bien al Capi con Furia, ahora que tiene su antiguo puesto, eso si.

La historia transcurre a tres tiempos: En el pasado, con todas las menciones nostálgicas a los Comandos Aulladores clásicos, que cumplen la doble misión de la emotividad, y de repasar toda esa parte para que se sepa quienes son los personajes en el presente. (si, esta es otra de esas grandes series donde se juega con todos los elementos de un personaje a lo largo de las décadas, a su manera) En el presente, con la misión propiamente dicha, que da la sensación de tensión necesaria para este tipo de aventuras, con ambos bandos teniendo a su disposición una cantidad asombrosa de recursos, que dan para acción chula. Y continua el diálogo con mucha chispa, y la sensación de camaradería con todos muy chulos que no se toman en serio algo que saben que es serio. Y en el futuro, donde se nos cuenta todo lo anterior, usando de excusa ese clásico militar, una audiencia ante el congreso americano. Esa es la parte más divertida, porque está claro que los Comandos no se toman ni remotamente en serio esas tonterías políticas, y se burlan de ellos de manera educada. Pero sirve para darle aún más tensión a la historia, y funciona muy bien.

 

A: La verdad, con todas las tonterías que han hecho con Furia y las personalidades distintas y contradictorias que le han dado, sorprendía que todavía hubiese margen para sacarle partido de una forma coherente. Enhorabuena aunque sólo sea por ello.

 

P: Hicieron bien en tenerle descansando en barbecho unos años, y no volver a sacarle hasta tener una buena idea con un buen guionista. Ahora su nivel de asombro se ha multiplicado por 10, simplemente basandose en los elementos que siempre ha tenido. Deberían aprender ambas editoriales del ejemplo. Otra cosa buena es que Hickman tenga la historia planificada desde el principio, pero como ya he dicho, es una lástima que haya decidido recortarla en mucho. Aquí se nos presenta otro de los equipos de “orugas” de Furia, que es una idea muy chula (bueno, dentro de la premisa estúpida de hijos bastardos de villanos por doquier), pero que no tiene el espacio que se merece. Deberían haberles dado una historia para ellos solos para poder desarrollarse, en vez de aparecer en una que tienen que compartir con muchas otras cosas (porque dudo mucho que tengan espacio en sagas posteriores, más aún porque hay otro equipo más que presentar). Así que no se va a poder ver mucho de su potencial. (Por cierto, una de dos, o los apellidos de los chavales no son los de sus padres, o son hijos de personajes ultradesconocidos, porque no nos suenan de nada) (Por cierto 2, otro traductor estúpido, que en los rótulos que describen los poderes de los personajes, deja “atom smasher” tal cual. Aparentemente, no sabe lo que es un rompeátomos. Aprende español) La elección del monitor de este equipo está muy chula, porque funciona incluso si no has leido nada de él antes. De hecho, casi mejor, porque no proviene de buenas historias. Pero da igual, porque Hickman le hace parecer chulo le conocieses de antes o no, aunque tiene algo más de gracia si al menos sabes lo básico de su historia, que es como se hace.

 

A: De momento no he visto lo suficiente, pero si consigue hacer que HYDRA no aparezca como la organización ridícula que siempre ha sido, pues a lo mejor es la mejor revisión de los viejos personajes de SHIELD en los últimos… no sé ¿30 años?

 

P: Por lo menos.

El dibujo es de Alessandro Vitti, para seguir con la tradición de la serie (y de Marvel ahora) de dibujantes italianos. Ya hizo la segunda saga de la serie, y aunque sigue sin ser tan bueno como Caselli, tiene un estilo similar, ambienta bien, y cumple con lo básico. El color sigue siendo demasiado monocromo y opresivo, eso tampoco ha cambiado.

 

A: Les ha dado fuerte en Marvel con la coloración aburrida pero bueno, se puede decir que en este caso va pegando al menos con dos tercios de la historia. El artista genera el ambiente propicio en cada caso. No es poco.

 

P: Aunque la serie no llega a cumplir todo su potencial, continua siendo una serie muy chula de espías, algo único y bueno ahora mismo. Recomendado (8)

 

 

 

Hulk Nº30

 

P: La Guerra de los Hulks, o como se llame, está llegando a su fin, y en este número, no sólo tenemos varias conclusiones de esta guerra, también se nos cuenta, por fin, la historia de los Hulks rojos. El número anterior terminaba con la revelación de las identidades de los Hulk y Hulka rojos. Y resultaba que era la opción más evidente, en ambos casos. Es decir, al menos en el caso de Hulk podría ser, o Trueno Ross o Talbot, y al menos trataron de despistar con la “muerte” de Ross, pero es que en el caso de Hulka, no había otra opción que tuviera sentido. Claro, que como misterio, todo esto ha sido un fracaso rotundo. Se notaba que el Loeb no tenía nada pensado y lo iba improvisando todo sobre la marcha (de hecho, la identidad del Hulk rojo no se fijó hasta que no se pusieron a escribir esta historia entre varios). No había pistas que tengan sentido en retrospectiva, ni siquiera se planteo bien hasta los números recientes como misterio, con pistas.

 

A: Más aún. Que Ross se acabe convirtiendo en un Hulk es un giro irónico del destino, y es una metáfora que tiene sentido argumental. Que la mujer de Hulk se acabe convirtiendo en una Hulka es, como concepto, una cosa infantil.

 

P: Y no nos metamos en detalles como el bigote que aparece y desaparece de Ross, o que es la tercera vez consecutiva que hayan resucitado a Betty por la misma muerte (Jones la resucitó estupidamente, David deshizo todo eso y la resucitó en la misma historia, y ahora resulta que eso tampoco vale) El fallo es a un nivel más gordo. Se nota que las apariciones originales de ambos personajes en la serie del Loeb, hasta que empezaron a escribir la historia varios guionistas y a tenerla bien pensada, no estaba pensada para que fuera nadie concreto. Eran personajes de una sola idea sin identidad. No les añadieron la identidad hasta después. (Y si el Loeb la tenía, no logró mostrarla ni en lo más mínimo) ¿Son buenas ideas, pasado todo esto? Todo puede ser. Desde luego, siempre es interesante dar giros que invierten el concepto de los personajes. Tener a personajes definidos por como reaccionan a Hulk transformados en Hulks puede ser interesante, y dado lo gastados que estaban, no se pierde mucho si sale mal. Por otro lado, siendo un concepto heredado del Loeb, está muy mal planteado, ya que apenas se distinguen de los originales más que en el color, y no se tiene la idea central de los Hulks de ser manifestaciones físicas de deseos y miedos internos. (Esa psicología de primero es demasiado complicada para el Loeb) Además, nos lleva al punto ridículo donde todo secundario vivo de Hulk es también un Hulk.

 

A: Desde luego, ese efecto es bastante penoso. La Hulka-Betty es la que menos mantiene ese vínculo de tener algo que ver con el personaje que lleva dentro, pero tampoco se parece a la Hulka-Jennifer. El Hulk-Ross, sin embargo, es bastante similar a Hulk-Banner en la época de David, con esa inteligencia perversa y mala leche, pero sí tiene más interés. Básicamente, es como convertir a J Jonah Jameson en un Spiderman. Peor, ver que, expuesto a la misma energía, de Ross surge lo mismo que surge de Bruce. No sé cómo le sentará eso al viejo general. Además, el número hace un buen repaso por toda la historia (que, vista con perspectiva, es terriblemente bizarra) de las muertes y reconstrucciones de Ross e intenta consolidar un personaje con todo ese background.

 

P: La Hulka roja es, fisicamente, como Hulka, pero en rojo. (Por cierto, ya podían darles unos nombres más manejables). Y en personalidad, no tiene ningún parecido con Betty Banner-Ross, ni siquiera en plan personalidad reprimida como con su marido. Todos los problemas de estas revelaciones se ven en el número del Hulk del Loeb de este mes, que es la historia del Hulk rojo. Si esto se hiciese bien, hilvanaría cosas ya establecidas con escenas nuevas, para hacer un personaje coherente, y ver como historias anteriores ahora tienen sentido con esa revelación. En vez de eso, son una serie de escenas inconexas. La primera mitad del número es resumir la vida de Trueno Ross. Competente, pero no dice más que lo básico que ya decían las historias originales. Y la otra es contarnos la historia secreta de esta serie. Pero los dos primeros años de la serie se ignoran bastante porque no tenían sentido ni nada que ver con nada. Y del resto, tampoco hay grandes revelaciones que no se vieran venir ya. Las motivaciones del Hulk rojo y sus tejemanejes ya los habiamos visto en las series de Pak y de Parker, y la revelación de su identidad secreta sólo explica como se metió en la situación, no nada de porque, o como, hace lo que hace.

 

A: El gran problema es eso, que la revelación no resiste una relectura de la historia. No es que no sea una buena idea para Trueno Ross que se convierta en Hulk Rojo. Pero es que el Hulk Rojo se creó antes que esa conexión y, probablemente, no sea una gran idea para este Hulk Rojo ser en realidad Trueno Ross. Porque si relees la historia no dices “Clarísimo, esto lo hizo porque era Trueno Ross”.

 

P: Una cosa buena si que ha tenido esta serie, y es una capacidad enorme para buscarse dibujantes de excepción. Y esa es la mayor gracia de este número, que usa un montón de dibujantes, todos ellos apropiados de una manera u otra. Hay antiguos dibujantes de la serie, como Herb Trimpe, Dale Keown o Sal Buscema, colaboradores del Loeb en la serie como Sale o Churchill, e incluso una extraña mezcla de ambos en Romita Jr y Mike Deodato. En general son bastante buenos (algunos más que otros, claro, pero el valor nostálgico compensa a veces eso) y dado que el comic es una serie de flashbacks que dan saltos, los cambios de estilo no quedan chocantes.

 

A: Es genial el contraste que van haciendo de todos ellos a través de los flashbacks y cambios de escena. Me ha gustado volver a ver a Buscema y a Keown, a los que tenia bastante perdidos. A Trimpe también pero, francamente, no le echaba mucho de menos.

 

P: El número de Pak de Increible Hulk es todo lo contrario, en vez de explicación es todo acción. Lo que pasa es que, manda narices, con lo larga y expandida que ha sido toooda esta historia, que la conclusión de prácticamente todos los subargumentos haya quedado para un sólo números. Y aunque Pak hace un buen trabajo concluyendolo todo y dandole un momento a cada personaje y situación, no puede evitarse que quede un poco acelerado y apresurado. En cualquier caso, es el gran enfrentamiento entre los Hulks y la Inteligencia, con varios momentos para que brillen los distintos héroes y muestren quienes son y lo que valen. Especialmente valiosa es la participación de un personaje que hasta ahora estaba en las garras del Loeb. Es una pena que no haya espacio para darle más profundidad y drama a las decisiones duras que se toman.

 

A: Por otro lado, el hecho de que vaya todo tan seguido queda justificado porque es un clímax que, en tiempo interno, también sucede a contrarreloj, y los acontecimientos deben sucederse a toda velocidad. Creo que hay un buen compendio, se usa a todos los secundarios de Hulk como una orquesta y todos quedan definidos y tienen algún momento por breve que sea. Líder, Modok, Samson…

 

P: Si, todo el mundo tiene su momento, y un montón de elementos, tanto de personajes como argumentales, que se habían introducido a lo largo de la saga, se detonan en este número, que suele ser la muestra de los buenos guionistas. Es similar al final de la Guerra del Cuerpo Sinestro (que tambien tenia dos tramas paralelas), pero en la mitad de espacio.

 

A: No digo que no, pero al menos tiene la suerte de que hace de la necesidad virtud y utiliza esa excesiva compresión para potenciar la sensación de agobio y de llegar con el agua al cuello al clímax final. Lo peor de eso es que lo que más queda desatendido es lo que ocurre en la tierra, fue del satélite, donde todo el cristo que estaba formado queda despachado en cuatro viñetas.

 

P: Al menos, aunque esto es el climax de la guerra, quedan dos subargumentos importantes para tratar el mes que viene en el final, que no sólo tendrán el espacio que necesitan, con suerte llevarán todo el peso emocional de la conclusión de la historia.

El dibujo de Pelletier, igualmente, es muy bueno, con mucha energía, pero como está todo en viñetas tan pequeñas para contar muchas cosas a la vez, queda un poco claustrofóbico y no se aprovecha tanto. Y si, en el 90% de los comics de hoy, el problema es el contrario, pero lo idoneo sería un equilibrio.

Al margen de todo esto, Increible Hulk sigue llevando complemento, en esto caso continua la historia del otro hijo peñazo de Hulk, Hiro-Kala. En este número, siguen dando la lata con civilizaciones alienígenas que parecen sacadas de malas historias de bárbaros, con gente sin personalidad lanzandose rayos sin cesar. La historia en la que desemboque todo esto va a tener que ser magistral para compensar todo este rollo. El dibujo de Miguel Angel Muñera es aceptable.

 

A: Ay dios, qué coñazo más infame. Me parece mentira que tenga menos de diez páginas, se hace eterno. No es que parezca que se le pueda sacar mucho partido a Hiro-Kala pero esto es simplemente una historia de situacion en plan “movemos al personaje de aquí a aquí” sin contar nada ni ningún momento que valga un duro. Simplemente sobra.

 

P: Como siempre, una buena historia de Pak, compensada por el resto que no está a la altura. Pero bueno, al menos, en general, la historia está resultando bastante coherente y sólida en vez de un desastre, que es más de lo que se podía esperar de algo llamado World War Hulks. Recomendado (7)

 

 

 

Nuevos Vengadores Vol.2 Nº1

 

P: A ver si me aclaro. Después de 5 años, decidieron clausurar los Nuevos Vengadores, porque ya no eran precisamente nuevos, y porque ya iba a haber otros Vengadores de Bendis en la Edad Heroica. Se le dio un gran Final a la serie y todo. Así que, ¿que hacen ahora? Relanzar Nuevos Vengadores de Bendis, claro. ¿Eso que sentido tiene? Realmente, esta es una serie increiblemente redundante y forzada que existe únicamente como capricho de Bendis. Tiene un título completamente estúpido (no son Nuevos, y dentro del comic tampoco les llaman así, entre otras cosas) que existe sólo por marketing. Y con Vengadores siendo la serie con los Héroes Más Poderosos de la Tierra, por Bendis, esta es… ¿los Héroes Un Poco Menos Poderosos de la Tierra, también por Bendis? Otra cosa absolutamente ridícula es tener a Spiderman y Lobezno TAMBIÉN en esta serie. Es decir, si tan empeñado está en tenerles en los Vengadores, que los tenga en esta que es la serie de capricho, y no en la de verdad donde no pegan. Pero no, los personajes que menos pegan en Vengadores, por partida doble. Pero realmente, todos los personajes de esta serie están por partida doble, aquí, y en otra serie donde están mucho mejor y tienen mucho más sentido. Cage está en Thunderbolts, Pajaro Burlon en serie compartida con Ojo de Halcón, Cosa en 4F, Puño de Hierro en las series callejeras, Jessica Jones en ninguna parte… La excusa, por supuesto, es que son los más mejores amigos del mundo mundial, porque han pasado por todo tipo de cosas juntos estos últimos meses. Excepto los que no estaban, o estaban a ratos. Así que ahora todos viven en la Mansión como una gran familia. Excepto que todos tienen otras casas y otras cosas en las que ocuparse, así que no tiene mucho sentido que estén continuamente de colegueo. Al menos tiene una cosa buena, y es que es Bendis escribiendo a los personajes que realmente le gustan (esa es la única razón de ser) y que medio sabe escribir. Pero en vez de conformarse con eso, también está jodiendo a otros en la otra serie, así que ni siquiera cumple el propósito de contener a Bendis como antes. En serio, ¿hay algo en esta premisa que tenga sentido?

 

A: En general el tema de que un personaje esté en dos equipos a la vez es bastante absurdo, sobre todo cuando tenemos tantas y tantas historias donde se nos cuenta que estar en un equipo de héroes suele ser un trabajo full time, que te puede requerir en cualquier momento y lugar. Ahora, estar en dos equipos a la vez más tener tus propias aventuras individuales, más tener vida privada, no esperes ni que me lo intente creer por un segundo.

 

P: Lobezno ahora mismo está en cuatro equipos a la vez. No contando sus aventuras individuales, o el hecho de que la Patrulla-X tiene tres series. Hace tiempo que la situación pasó a ser absurda, pero a nadie parece importarle. La cosa es, hay equipos que son de estar de guardia y acudir cuando hay una amenaza. Y hay otros que son familias, gente que vive juntos, que se meten en aventuras por unas cosas u otras. Esta serie intenta ser ambas, y logra no ser ninguna. No pueden ser lo primero, porque para eso ya están los Vengadores “de verdad” unas calles más abajo. Podrias decir que estos están para cuando esos fallen… excepto que entonces, el Tio Garras y Ultimate Spiderman nunca podrían aparecer en esta serie. Así qeu tiene que ser la segunda. Pero es que tampoco, porque en sus ratos libres, lo lógico es que esten cada uno con sus familias y amigos de verdad, no aquí. Siendo generosos, supongo que la idea es que esto es algo así como la gente que se reune para jugar al poker con Ben Grimm, sólo que de manera más fija y que lucharán contra el crimen si se aburren. Pero esa no es una premisa muy brillante, precisamente, y no es exactamente como la presentan aquí tampoco.

 

A: Es gracioso que el propio Bendis se autoparodia en algunos diálogos, supongo que intentando poner un cojín para las que le caigan después. No es que no se las merezca. Tenemos a todos los personajes actuando de la forma más chorra posible. Stark como el gilipollas que (se supone) ha dejado de ser. Victoria Hand apunta con un arma a héroes por si la matan. ¡Por si unos héroes matan a una mujer sin poderes! Vale que Mundomarvel se volvió muy loco durante un tiempo pero esto ya es demasiado. Y lo peor es que acaba siendo el único personaje con una escena decente.

 

P: Lo de Victoria Hand es para darse de cabezazos contra la pared, y es todo culpa de Bendis. Fue él el que puso a Osborn al mando, pese a haberle revelado públicamente como un villano asesino, y teniendole ordenando muertes y otras cosas ilegales y corruptas continuamente, Y él el que creo a Hand como su mano derecha que aprobaba todo esto sin inmutarse. ¿Y ahora se supone que tenemos que creernos que en el fondo es buena y estaba en contra de Osborn todo este tiempo, pese a que ni hizo ni pensó nada en su contra? Una de dos, o es absolutamente imbécil como para no darse cuenta de lo obvio, o es absolutamente malvada porque le da igual, o es absolutamente incompetente poruqe no sabe que no se deben cumplir ordenes ilegales. En cualquier caso, debería estar en la cárcel, no trabajando para los buenos, mucho menos para los Vengadores. Y que encima nos la presenten como un personaje que supuestamente es positivo y divertido, o lo que demonios pretendiera Bendis con esa escena estúpida, es ya la leche.

 

A: Luego además de la presentación del grupo tenemos la presentación de la amenaza. O algo. Porque es otro gran éxito. Tenemos una escena de presentación donde se nos presenta la premisa “algo raro pasa con los personajes mágicos”. Sigue la historia de los héroes, durante la cual hay un par de desconexiones al tema mágico donde la trama “avanza”: de nuevo se nos recuerda que algo raro está pasando. Y por fin, el gran cliffhanger final donde podemos comprobar que… ¡algo raro está pasando con los personajes mágicos! Dios, no puedo esperar a comprar el próximo número, ha sido un manejo brillante en la dosificación del argumento.

 

P: Bendis siempre ha sido malo escribiendo personajes mágicos. Así que no para de escribirlos, en un alarde de rechazo de todo tipo de lógica convencional, o simplemente por fastidiar. Y cuando parecía que había zanjado el tema, aquí vuelve otra vez. Con una amenaza completamente genérica, que requiere que sus propios personajes que él ha nombrado como expertos actuen como inútiles. Los diálogos del número continuan siendo indistinguibles unos de otros y ligeramente irritantes, aunque menos que en Vengadores, por ejemplo, porque se supone que están en un ambiente distendido. Aún así, si quiere escribir diálogos de graciosillos haciendo el chorra, debería elegir personajes así, en vez de los que ha elegido que son bastante serios.

 

A: No veo yo mucho a Carol Danvers siendo la alegría de la huerta. Menos ahora que ya no le pega al whisky como antaño. Luego tenemos la posibilidad Cosa-Lobezno que ha funcionado bien en otras ocasiones. Supongo que tener a Cage de líder cuando todos los demás personajes (salvo Jessica Jones) tienen más caché heroico que él (su propio colega Danny Rand ha sido líder de grupo) será complejo.

 

P: Nah, es Bendis escribiendo a Cage, así que todo el mundo le adorará como el más molón y heroico del universo, pese a que tiene menos personalidad que una piedra. Así es como lleva siendo años. (Lo triste es que en otras series si le escriben bien, y sin necesidad de hacerle el mejor)

o único bueno de esto es el dibujo, pero ni eso ha cambiado, así que la renumeración es aún más gratuita. Sigue Stuart Immonen, y sigue siendo muy bueno, muy claro y muy agradable. Casi lo único bueno que tiene la parte de acción es el dibujo.

 

A: Ojalá dibujase unos Vengadores de verdad. Al menos tiene a la Mansión, que siempre requiere buenos dibujantes para parecer una Mansión de verdad y no una chapuza. No es George Pérez pero podría ser un gran dibujante de Vengadores… si le dejasen.

 

P: Por último, continua la “Historia Oral de los Vengadores”, que va alternando descripción de la historia del grupo desde el principio con diálogo de los personajes, y está bien documentada, y los personajes reaccionan a cada cosa, aunque las voces suenen bendisianas (y a veces irritantes). Eso si, no se en que demonios piensan en Panini, que en vez de ponerla al final como en los comics originales, la ponen en medio, cargandose imágenes de doble página. Hay que ser incompetente.

Esto continua siendo los Bendisores. Sigue teniendo los mismos defectos, lo único es que su existencia es aún más desconcertante, si cabe, y la renumeración ha sido un montaje publicitario gratuito. No Recomendado (3)

 

 

 

X-Factor Nº53

 

P: Mientras Advenimiento está en su tercer y último mes en las series principales, la historia conectada con esta serie llega a su final en este número también. Ha sido una buena manera de usar el crossover, y el universo compartido: Por un lado, tiene todos los beneficios de un crossover: Tiene el cartelito en portada para aumentar las ventas; Tiene una razón lógica de ser (si Bastion quiere el genocidio mutante, tendrá que ir detrás de los mutantes que no están en Utopia); Tiene lo que pasa con uno de los miembros del círculo interno de Bastión que no sale en la serie principal. Pero por otro lado, no tiene los defectos de participar en el crossover propiamente dicho como pasó en Complejo de Mesias. Puede contar su propia historia sin tener que hacer hueco a lo que pasa con otras series. Se puede leer perfectamente sin leer Advenimiento, y viceversa. Incluso usa mejor a los villanos de la historia. En Advenimiento, todos son caricaturas que quieren matar mutantes porque si. Aquí, David ha elegido sabiamente a Bolivar Trask. Trask fue una elección estúpida por parte de Kyle y Yost (a diferencia de las demás elecciones, que fueron estúpidas porque eran malos personajes) para resucitar, porque nunca fue una mala persona, sino que estaba equivocado, y se arrepintió antes de morir. Resucitarle como odiador genérico era tonto. David lo que ha hecho es salvar la situación, como suele hacer, teniendole como alguien que sabe que lo que hace está mal, pero que está controlado por Bastion. No sólo lo hace compatible con el personaje original, le da una personalidad, e incluso una historia dramática al tenerle tratandole de resistirse a Bastion, lo que funciona bastante bien, y termina mejor.

 

A: Por otro lado, el contexto actual es totalmente propicio para tener de vuelta a un Bolivar Trask malvado si, como David, sabes darle una justificación a ese comportamiento. Pero con los mutantes prácticamente diezmados, tecnología punta y un clima social favorable a la mano dura (no sé si esto transcurre antes o después del final de Asedio), un padre de los Centinelas tiene que estar en su salsa.

 

P: Esto es post-Asedio, uno de los mejores detalles de Advenimiento, es que muestra por primera vez lo que significa la Edad Heroica: Que si San Francisco está bajo ataque, los Vengadores van a venir a ayudar, porque para eso están. Es más, el motivo por el que no atacan directamente Investigaciones Factor-X es porque llamaria la atención de Vengadores y demás, que viven al lado. Las tropas anti-mutantes siguen siendo inútiles y estúpidas, por otro lado, pero están para ser carne de cañón, y el propio comic admite lo de que son estúpidas, así que no es grave. (Es desconcertante ver a Estrella Rota usando fuerza letal, no porque no se lo merezcan, sino porque no veo a Madrox aprobandolo, pero supongo que será algo que se tratará tarde o temprano) Otra cosa buena es como utiliza David el crossover para avanzar sus propias tramas. Tener anti-mutantes atacando a Factor-X no parece algo propicio para la dirección reciente del grupo como detectives de lo paranormal (aunque eso se usó en la primera parte de la historia), pero tampoco acaba siendo una interrupción. O mejor dicho, es una interrupción, pero juega a favor de la historia.

Una cosa interesante es que en vez de tener que cortar rápidamente la historia en curso (la del Barón Mordo secuestrando a Monet y Guido teniendo que rescatarla… por cierto, que villano más aleatorio para la historia, aunque está bien que David trate de dar coherencia a su muerte y resurrección en sus dos últimas apariciones) para dar paso al crossover, David ha hecho algo más original. La historia se quedó a mitad, y dentro del comic, se ve interrumpida por el crossover, igual que fuera del comic. Los malos de esta saga irrumpen la saga anterior, que descarrila esa historia ya en marcha. Queda muy original, y probablemente haya sido para mejor, porque estaba metida en un callejón sin salida.

 

A: Agradezco el regreso del Mordo cabrón y manipulador que todos queremos pero sí, resulta algo raro tenerlo como enemigo de un grupo de mutantes. Y desde luego también resulta muy raro físicamente ¿ha rejuvenecido y/o adelgazado por algún medio mágico?

 

P: Tiene cancer, eso explica que esté en los huesos. (Y si, eso continua de su muerte en 1995, y también de su resurrección 2004, que son sus últimas dos apariciones. No ha sido una década buena para el Doctor Extraño) Eso se aplica también al resto de subargumentos, y ahí está la otra consecuencia positiva del crossover: Desde antes del nº200, el grupo estaba disperso, y la amenaza del grupo anti-mutante permite dar una excusa para juntarlos a todos rápidamente sin que quede forzado, así qeu al final ha servido para algo. (También significa que el especial Utopia que comentamos hace 3 meses no puede transcurrir en ninguna parte, porque estaba el equipo entero pero transcurre antes de Advenimiento, pero hey, echale la culpa al guionista de aquel especial, un tal Peter David) Los personajes, como siempre, están muy bien escritos, y tienen el diálogo gracioso pero con trasfondo serio y evocativo de David.

 

A: Y lo bonito es que el grupo es bastante completo, tiene a muchos personajes buenos y a muchos que no venían de muy buena base pero han sido convenientemente depurados. Pena que cuando posan juntos, DeLandro apenas los esboza. Suerte que David sí que ha hecho algo más que un boceto de ellos.

 

P: DeLandro vuelve a dibujar la serie, y sigue haciendo figuras y acción sólidas, pero siendo muy vago con los detalles, y no del todo consistente. Tiene bien los fundamentos, pero le falta lo necesario para hacerlo realmente bien. En cualquier caso, esta serie sigue siendo de las más sólidas de Marvel, y sabe adaptarse a lo que venga. Recomendado (8)

 

 

 

X-Men Vol.4 Nº0

 

P: Que es otro de los engaños de Panini. Esto no es un comic de la Patrulla-X, o X-Men, o como les quieras llamar. Ningún hombre-x sale en este comic. De hecho, en el comic original, no viene X-Men en ninguna parte del título ni la portada. Lo único es que sirve de prólogo y presentación del malo de la nueva serie de la Patrulla-X, pero ahí acaba toda la conexión. La gran idea para esta nueva serie de X-Men (ya que la vieja serie de X-Men ahora es X-Men Legado y es una serie centrada en uno o dos personajes, en vez de la Otra Serie de la Patrulla-X), es… ser otra serie de la Patrulla-X, pero menos importante. Gran idea. Justo lo que necesitaba una linea que cada vez pierde más el interés y la importancia que tenía por sus problemas de falta de dirección. Vale, no es enteramente eso. La idea es más tener aventuras de un grupo más reducido de la Patrulla-X, en historias que a lo mejor no son importantes para la Patrulla-X en general, pero si en menor escala, y teniendoles más como superhéroes genéricos que como comunidad. Es decir, exactamente la misma premisa que Astonishing X-Men. Sea como sea, sobra una serie.

 

A: Je, lo peor es que Lobezno saldrá en las 4 más en las dos de Vengadores. Ni siquiera hay una distribución clara de personajes en cada serie como para que el interés sea poder abarcar a toda la familia de personajes mutantes. Al final es mezclar todo con todo. Ni que no hubiese manera de compaginar 4 series de mutantes con la cantidad de personajes y posibilidades que hay.

 

P: Encima, el guionista es Victor Gischler, guionista de una de las series morralla de Masacre, que no es la mejor tarjeta de presentación, precisamente. La gran idea de la primera saga, para que os hagais una idea del nivel de imaginación y esfuerzo que han puesto, es Patrulla-X vs vampiros. Que es tan aleatorio como gastado a estas alturas. Lo peor es que apenas hace un año tuvimos una gran saga con Dracula y vampiros como villanos, en MI13, y esto tiene pinta de no estar ni a la altura de sus zapatos. Este número es presentar en que estado se encuentran los vampiros antes de empezar el enfrentamiento, y justificar que se produzca ahora. En principio, tener “vampiros” como villanos parecería simplificar demasiado, es como tener a “negros” como una entidad, en vez de como seres independientes. Pero esa parece ser una de las ideas, siendo generosos. Hacer que sean una especie de reflejo de la nación mutante: Un colectivo que, dadas las dificultades, se ha unido como una sola entidad bajo un solo lider y una identidad común. Que es exactamente lo que ha hecho la Patrulla-X con Utopia. Es un buen intento de hacer una virtud de un defecto, supongo. (Claro, que tiene el problema de que, igualmente, parece que no hay vampiros que sean simplemente personas normales que han sido transformadas. Aparentemente, todos tienen que pertenecer a una secta. Supongo que puede haber vampiros normales que no participan en todo esto, pero no se mencionan ni de pasada)

 

A: Lo que no es un buen intento de eso es la composición de la nueva colectividad de vampiros. Si te coge esto un Geoff Johns te peina los últimos 40 años de Marvel y aprovecha las incoherencias que ha habido en la representación de los vampiros para formarte las diversas sectas, aprovechando un problema (los tipos incoherentes de vampiro aparecidos) para crear una idea (hay diez o doce sectas de vampiros distintos en el Universo Marvel). Y sin embargo tenemos diez o doce sectas de vampiros que no habíamos visto nunca. No es que algunos no sean buenas ideas (los atlantes o los que se parecen al Nosferatu de Murnau) pero lo que menos necesitábamos son doce nuevas razas ocultas. Es decir, tenemos un universo lleno de héroes exploradores y tecnología increíble pero todos los meses aparecen tres o cuatro razas o civilizaciones ocultas en las montañas o en una cueva. Hay más razas ocultas y pueblos ocultos que humanos.

 

P: La idea, supongo, y no es mala, es que como en el Universo Marvel existe de todo, existen todos los tipos de vampiro que existen en la ficción: Clásicos salidos del folklore, místicos, modernos en plan supervillano, aberraciones feisimas, incluso quejicas en plan Crepúsculo. Este número va de ver como interactuan unos con otros. Gischler también crea algunos nuevos, con distintos níveles de éxito. Los atlantes está claro que existen únicamente para darle algo que hacer a Namor en la saga y tener enemigos en su nueva serie, por ejemplo, y alguna de las otras facciones dan un poco de vergüenza ajena. Aún así, la idea es mejor de lo que se podía esperar. Es una historia de política y guerra, de alianzas y tramas, sólo que entre vampiros en vez de paises. Sobre el papel, el argumento está bastante bien. El problema es que está aplicado a personajes que no están suficientemente desarrollados para que importe lo que les pase, o que directamente no son buenas ideas.

 

A: Está bien tejido a la hora de darle giros y de pensar las alianzas y las contraalianzas. Pero eso, no consigue despertar demasiado interés porque la trama no es el desenlace de nada. Es un planteamiento con personajes totalmente desconocidos, que no salen de ninguna parte y cuya historia acaba de empezar y nos venden como desenlace épico. Pues bueno. Ni fu ni fa.

 

P: Además, tiene el problema añadido de que el título chafa el desenlace de la historia. Es decir, se titula la Muerte de Dracula, me pregunto quien ganará la guerra. ¿Quiza el personaje nuevo que se sacan de la manga como el mejor y más duro de todos? Pese a que no tiene ningún elemento positivo que le haga ser mejor, excepto que nos lo dice la historia. Para tocar más las narices, la idea se supone que es la clásica donde hay que matar al lider tradicional que simboliza el estar anclado en el pasado, para sustituirlo por alguien que mire al futuro. Pero el propio comic se sabotea, ya que aquí Dracula, en vez de llevar su look clásico, lleva un nuevo look horripilante que intenta demasiado ser moderno. No se quien demonios ha pensado que era buena idea. Pero claro, toda la idea de matar al personaje clásico y que ha demostrado tener valor por uno nuevo sacado de la manga, que va a la moda actual y se esfueza enormemente en ser moderno y molón, es un tópico que nunca jamás ha funcionado, y que siempre suena o desesperado, o de chapuza de novato. Y el nuevo villano, Xarus, es todo eso, y más. Ya desde el nombre… “lleva una X, es eXXXtremo”, pasando por toda su actitud, su diseño sacado de un videojuego hortera, su falta total de desarrollo más que ser mejor que Dracula… es Scrappy Doo, es Poochie, es Shinobi Shaw. Es una mierda.

 

A: Jeje. Y luego está el otro hermano, una especie de Pete Wisdom vampírico introvertido y cínico. Y la vampiresa zorra. Nada de topicazos. Quizá ayudaría si tuviesen diseños más originales. O no, porque algunas sectas vampíricas los tienen y los anula totalmente un dibujo que es una verdadera mierda.

 

P: Dibuja Giuseppe Camuncoli (si, otro italiano más, aunque este lleva más tiempo), y lo curioso es que si viste el mes pasado en Hellblazer, allí esta bien. Le pegaba a la historia, sabía hacer horror, conteniendose cuando tenía que contenerse. Esto parece un dibujante completamente distinto con el mismo estilo. Es mucho más inconsistente, mucho menos atractivo, no para de ser lo más bestia posible cuando no hace falta (que puede ser culpa del guión), y tiene unos diseños para los vampiros de lo más exagerado y feo (que puede no ser culpa suya, porque esta saga es de esas impuestas desde arriba, pensadas entre muchos), y el resultado es bastante malo.

 

A: No hay viñeta que no sea enormemente desagradable y, en general, no contribuye a recibir mejor la historia sino a que cada página dé más pereza que la anterior. Ningún atractivo.

 

P: Para terminar de arreglarlo, la edición española lleva un montón de relleno por el que te cobran. Varias páginas de entrevista y publicidad que puedes encontrar gratis en Internet. Y una preview del próximo número, para que puedas tener las páginas repetidas. Vivan los buenos negocios. Si la idea de esto era atraer la atención sobre la nueva serie, y sobre la idea de “vampiros vs mutantes”, les ha salido al revés, porque lo que hace es quitar el interés que podría despertar de por si. No Recomendado (4)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Capitán America Nº2: El plan de Zemo va cobrando más interés, y se va viendo que al menos Brubaker lo está escribiendo como un villano con cierta profundidad, aunque no sea lo que era. La historia en medio de eso es típica, pero no mala. Buen dibujo. Neutral (6)

 

Iron Man Nº2: Algunas buenas ideas, pero lentas, y no tienen el lustre que debería tener ni Iron Man ni Tony Stark. Neutral (6)

 

Lobezno Nº63: La pelea con Rómulo concluye de manera anticlimática, pero al menos concluye. La relación entre Logan y Daken si que llega a un punto interesante como consecuencia. El dibujo es mejor de lo esperado. Neutral (5)

 

Patrulla-X Nº63: Continua Advenimiento, que está en su punto álgido, con una batalla en varios frentes y múltiples personajes muy efectiva. Muy Recomendado (9)

 

Superman Nº46: Continua Ultima Batalla de Nuevo Kripton, que pese a estar llegando al final, continua arrastrandose a base de un montón de peleas tontas. El segundo capítulo corta aún más el poco ritmo del estirado crossover, pero a cambio tiene muy buena interacción entre Supergirl y Brainiac 5. Dibujo aceptable. Recomendado (7)

 

Thor Nº35: Termina la historia de las Disir, de manera simple pero efectiva. El dibujo alternado queda mejor de lo que podía esperarse. Recomendado (8)

 

Ultimate Spiderman Nº6: Muy buen drama y comedia adolescente con toda la plantilla de personajes, y uso de cierto personaje de Spiderman metido en todo ese culebrón. El dibujo es cada vez mejor también. Muy Recomendado (9)

 

Vengadores Nº2: El nuevo miembro es absurdo, el villano es doblemente absurdo y los diálogos son las tonterías de siempre. Apenas hay argumento (aunque al menos no va lento), y los guiños para fans quedan cutres por culpa del dibujo. Evitar a toda costa (2)

 

Vengadores Secretos Nº2: Todo lo que pasa es exactamente lo que podías esperar. Ni bueno ni malo, del montón, sin sorpresas. Neutral (6)

 

X-Men: Legado Nº63: La gran pelea llega a su climax, y está bastante bien hecho, incluido el gran sacrificio. Hasta Land lo hace mejor que de costumbre. Recomendado (8)

 

X-Force Nº29: Fin de la serie, y penúltima parte del crossover, aunque realmente termina la historia, con el último combate, y el punto donde Hope tiene su gran momento heroico. Tiene algún problema, pero mejor de lo que ha sido nunca la serie. Recomendado (7)

 

 

 

Y eso es todo. Nos vemos la semana que viene con… uh… Es la semana de descanso donde nadie saca nada, en vez de distribuir las cosas mejor. Comentaremos el Día Más Brillante, probablemente. O no, venid en una semana para descubrirlo. Saludos adventistas.

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana es la última de febrero, y toca todo lo que no es Panini/Marvel. Pero como Norma bate algún tipo de record y no saca nada que sea ni minimamente reseñable, es, básicamente, todo de Planeta/DC. Incluyendo más de dos series mensuales, cosa increible. Y un comic que ni es Batman, crossover o Vertigo. El no va más.

 

Una noticia triste de la que hay que hablar, es que esta semana murió Dwayne McDuffie, mucho más joven de lo que tocaba. Quizá le conocierais por su primer trabajo que fue ser creador y guionista de las cuatro miniseries de Control de Daños, que no sólo eran bastante divertidas, eran un concepto único y original que aún es utilizado de vez en cuando por otros guionistas. O quizá le recordeis porque fue el creador y guionista de la versión de los 90 de Deathlok, que es la mejor versión que se ha hecho del personaje. Más recientemente, puede que le vierais en etapas de 4 Fantásticos y Liga de la Justicia de America, que si bien no llegaron a ser tan buenas como podían ser porque tenían que seguir demasiadas directrices editoriales, si que se notaba un gran esfuerzo a la hora de arreglar destrozos con los personajes que había heredado, y hacerlo mucho mejor que sus predecesores. Menos conocida aquí fueron sus obras que más importancia tuvieron, que fueron las de la línea de comics Milestone, ya que creó las cuatro series principales de la línea: Icon, Static, Hardware y Blood Syndicate, que duraron 4 años con muy buenas críticas, y una de ellas logró hasta adaptarse a televisión. Y últimamente, a lo mejor le habeis visto en televisión, habiendo sido el guionista principal de las últimas temporadas de Liga de la Justicia (de las adaptaciones de DC que mejor aceptación han tenido), de las dos últimas series de Ben 10 (bastante mejores de lo que podías esperar de una serie para niños) y de las adaptaciones a película de animación de JLA Tierra 2 y de All-Star Superman. Como guionista, siempre demostró una inteligencia y cultura bastante superior a la media de los guionistas americanos. Es decir, ¿de cuantos podías esperar una serie divertida basada en como funcionan trabajadores de la construcción (Control de Daños) o una serie cuyo protagonista no sólo tenía ideas políticas definidas, eran ideas contrarias a la del autor y aún así estaba tratado con respeto e inteligencia (Icon)? Era un innovador y alguien que hacía las cosas porque creia que tenía que hacerlas no porque era lo que convenían: Al fin y al cabo, fue el responsable de crear y mantener Milestone, una línea de comics dedicada a dar más diversidad racial y socioeconómica de superhéroes, y no sólo lo logró, lo hizo de manera que no dejaba fuera a nadie, que trataba temas de manera mucho más compleja que casi ningún comic de la época, y que empezó las carreras de muchos autores famosos como JH Williams III, Chris Batista, Jamal Igle, John Paul Leon, Tommy Lee Edwards, ChrisCross o Chris Sotomayor. Fue el segundo guionista afroamericano que logró escribir comics para una editorial grande, y siempre estuvo luchando contra el racismo institucionalizado en la industria, aunque eso le metiera en problemas. De hecho, siempre estaba luchando por lo que creia y metiendose en problemas por luchar por alguna causa u otra, recordemos que hablar sin tapujos sobre el proceso editorial es lo que hizo que le echaran de JLA. Pero es que McDuffie siempre trató con respeto a los fans, tratando de acercarse a ellos, estableciendo el mayor contacto a través de su página donde hablaba de cualquier tema con ellos, y si había que admitir errores en sus comics o series de TV, o justificar lo que habían hecho, lo hacía. Y por lo visto, también era una persona encantadora, pero después de ver todo lo que hizo, no me extraña en absoluto, y me creo todas las cosas buenas que han dicho todos los que conocían de él, mucho más que de otros. El mundo del comic no sólo ha perdido a un buen guionista y editor, ha perdido a uno de los pocos que se parecía un poco a los superhéroes que escribía, y eso es una tragedia.

 

 

 

 

 

Bueno, empezamos ya, o no empezaremos nunca:

 

 

 

 

 

 

Batman Nº43

 

Peter: Aunque faltan comics de Morrison por publicar que van antes, y aunque el final de la historia ya lo chafaron el mes pasado, aquí comienza el Regreso de Bruce Wayne, que es la otra cara de la continuación de la historia de Batman de Morrison tras Batman RIP y Crisis Final. La historia continua del final de Crisis Final, y la idea es tener a Bruce Wayne amnésico atrapado en el pasado. Cada número le tiene en un tiempo, donde Bruce tiene que buscarse la vida mientras trata de volver al presente. Suena vagamente parecido a los Otrosmundos tipicos de distintas épocas, excepto que no es simplemente ver el Batman de las cavernas, el Batman pirata, etc. Es una historia continua que se va desarrollando, y va encajando con pistas que se han dado en el presente, y afortunadamente, Morrison tampoco abusa del recurso obvio de trasladar a todos los personajes típicos del universo de Batman a la época, ni de llenarlo todo de personajes ya conocidos.

 

Al: En este caso, supongo (porque hay que echarle imaginación) que la historia se mueve mucho más en un plano simbólico. El problema es que todo el comic está destinado a sostener ciertas metáforas pero empezamos la casa por el tejado y lo que apenas hay es historia en un primer nivel. Pasan un par de cosas poco vistosas, y podemos hablar de uno o dos detalles y de una o dos escenas impactantes.

 

P: Para empezar, este es el número más simple, que simplemente presenta la situación y la fórmula. Además, siendo de la prehistoria, tiene que adaptarse al tipo de aventuras protagonizadas por cavernícolas que, por definición, no pueden ser muy complejos. Así que acaba siendo una historia de acción bastante simple, pero que deja vislumbrar cosas más complejas de fondo. Uno podría decir que esto se aleja demasiado de lo que debería ser una historia de Batman. Y de ese error precisamente va esto: Va de quitarle a Batman todos los elementos superficiales, y recursos típicos, y ver si el concepto central, la leyenda, el mito, sigue siendo válido en cualquier contexto, por alejado que sea del normal. Que es algo que funciona a dos niveles claro: A nivel de la historia, con Bruce Wayne habiendo perdido su identidad, y viendo si puede recrear a Batman de la nada en un mundo completamente distinto, y como historia, viendo como Morrison recrea los elementos esenciales de Batman en un tipo de historia completamente distinta de la acción callejera.

 

A: En ese sentido funciona bastante bien. La historia, pese a ser de cavernícolas, tiene el toque batmaniano suficiente como para pasar claramente por historia del personaje. Por otro lado, aunque apenas pasa nada, tampoco se hacen largas las cuarenta y pico páginas. Para el contenido sobraban la mitad pero Morrison narra genial y consigue darle ritmo a toda la extensión.

 

P: No son cuarentaypico, son 38, que Planeta cobra como si fueran las 44 habituales. Los proximos numeros seran de 30, por cierto, veremos como hace Planeta para cobrar de más.

Hay muchos pequeños detalles bonitos, montandose un lenguaje y una cultura para los cavernícolas que encuentran a Batman, metiendo detalles y símbolos sutiles batmanianos en los sitios más sencillos e insospechados, y diciendo más de lo que parece en diálogos lo más simples posible. También hay un buen enlace con la mitología DC y la propia de Morrison, pues el número no sólo continua del final de Crisis Final, también del principio, siendo una secuela de aquella brillante escena con Anthro, Vandal Savage, y el fuego como primera arma superheroica.

 

A: Hay detalles, hay guiños, pero sigue siendo más un ejercicio de ingenio que una historia de verdad. Al menos sienta unos cimientos para una miniserie que promete ser interesante. Lo será si sabe llegar más allá del juego de las referencias al que juega este episodio.

 

P: Hay muchos elementos que no sabe bien a que viene en el diálogo que tienen toda la pinta de ser pistas de cosa futura. Y los dos epílogos dicen claramente que vienen cosas más complejas: Uno ya nos muestra que en el siguiente número las cosas son más complicadas, y el otro, que le da mucha tensión a la historia, es un gran gancho, que además enlaza con las otras series de DC.

 

A: Es un gran epílogo, aunque requiere que los personajes hablen de forma deliberadamente críptica. Pese a ello, es una escena super potente, sobre todo por el contexto en el que tiene lugar. En general, esto es la primera pieza del nuevo puzzle de Morrison. No descarto que, una vez termine la historia, una relectura de este número lo haga aparecer como una genialidad.

 

P: Lo que está claro que es bueno es el dibujo de Chris Sprouse. Es la primera colaboración de Sprouse con Morrison, y ojalá no sea la última. Es claro, brillante, capta perfectamente lo que quiere decir Morrison, incluso con detalles más complicados, y no hace que montones de páginas de hombres en taparrabos queden aburridas. Y su Bruce Wayne es imponente.

 

A: Y su Vandal Savage. Sprouse lo hace genial y es el responsable de las contadas escenas potentes que ofrece la historia. El peso de la narración recae sobre la habilidad de Sprouse y lo cumple con creces.

 

P: Un comienzo interesante, aunque peculiar. Si fuera otro guionista, quizá prometería menos, pero no sólo Morrison ha demostrado que sabe lo que hace, también ha evitado muchos de los tópicos que se podía esperar en la historia. Recomendado (8)

 

 

 

Dia Mas Brillante Nº2

P: Que realmente es el nº1 de la serie (o los nº1-2, para ser exactos), y donde empezamos a ver de que va la serie realmente. Y está claro de que va: De contarnos las aventuras de la mitad de los resucitados al final de la Noche Más Oscura, aunque con dos variantes muy distintas. Por un lado, está la historia de Deadman y el anillo blanco, que aparte de explorar un poco sobre la vida de Boston Brand, va a ser el hilo unificador de todas las tramas del Dia Mas Brillante (de esta serie y las demás) y la que realmente tratará el tema de la Bateria Blanca, y el porqué han resucitado los 12. El resto, es una serie de la Liga de la Justicia de America, o al menos, de los miembros clásicos que no tienen serie propia, por separado, en historias distintas donde cada uno persigue sus cosas por separado, aunque tengan alguna situación común, como el ver que hacen con su vida tras resucitar, o arrastrar consencuencias de su tiempo como Linternas Negras. El resultado es algo similar a 52, sólo que si le quitabas todos los elementos que tenía innovadores la serie en formato, temporización, y conexión entre las tramas. Si descuentas lo de Deadman, te quedan 4 historias que avanzan un poquito cada quincena, que bien podrían haber sido 4 miniseries sueltas.

 

A: Me gusta más el formato entrelazado que el de las 4 miniseries. Y sin embargo tengo una pega que ponerle a cómo está empezando Día más Brillante. Una cosa es que las diferentes tramas vayan avanzando muy poquito a poco. Otra, es que el comic sólo ofreza esa colección de pequeños avances y no aproveche nada la oportunidad para (salvo quizá con Deadman) explorar un poco a los personajes que utilizan. De momento tenemos misterios sobre el matrimonio Hawkman-Hawkwoman, Firestorm, Detective Marciano o Aquaman pero apenas se está diciendo nada más sobre ellos que el planteamiento de esta serie de situaciones.

 

P: Creo que los guionistas están asumiendo que los personajes son de sobra conocidos, y que no necesitan presentarlos, o explicar porque son interesantes. Lo cual es una cagada enorme, siendo personajes como Aquaman o Hawkwoman, que no son precisamente favoritos. O quizá es que asumen que ya los presentaron bastante en la Noche Más Oscura. Pero si, es un problema serio el que puede tener el planteamiento de la serie, que se entrevee por eso: En vez de desarrollar una historia en condiciones a partir de los personajes, se les ha ocurrido una gran idea para cada personaje, la han dividido en x puntos argumentales, y cada número en el que salgan avanzará uno de esos puntos y ya está. Es todo lo contrario de 52 (y siento las comparaciones, pero compartiendo formato y uno de los guionistas, son evidentes), donde cada escena de cada número era una historia autoconclusiva que no sólo avanzaba tramas, decía algo de los personajes, y se esforzaba por tener un estilo distinto a las que les rodeaba. Siguiendo con la comparación con 52, aquí es un poco más difícil separar quien escribe cada escena, aunque ya se puede empezar a vislumbrar quien escribe cada cosa, porque aunque Tomasi intenta imitar el estilo de Johns, se suele quedar bastante corto: Diálogos mucho menos trabajados, situaciones con más tópicos y personajes más planos. Y sobre todo, muchísima violencia mucho más gratuita. Es decir, en estas 48 páginas, hay dos escenas enteras de dos páginas que van, las dos, de presentarnos al villano de cada historia, y las dos, consisten únicamente en tenerles matando a los primeros inocentes que pasan por delante, de manera gráfica y sangrienta. Aparentemente, lo único que necesitamos saber de los villanos es que son muuuuy malos y violentos. Mira que malos y violentos que son, que matan gente. Fijate lo mucho que nos importan los personajes incidentales sin nombre, el drama que crean. Es simplemente patético, es la tendencia actual de DC a tonterías así, que ya ha degenerado a niveles que parecen autoparodia. Desde luego, la escena del malo de Aquaman es completamente ridícula, incluso tomada de por si. (Por lo visto ambas escenas son de Tomasi, y menos mal, porque sería para perderle todo respeto a Johns si no)

 

A: Pues la verdad, apenas soy capaz de distinguir qué escena podría ser de cuál, salvo las que tienen a Deadman y a Hal Jordan, que intuyo que son de Johns porque llevan el peso de la historia. Pero desde luego, hay demasiadas escenas poco brillantes como para pensar que Johns no es responsable de nada de ésto. En general, la historia está en horas bajas y no es sólo el efecto Tomasi.

 

P: La parte de Aquaman, descontando la violencia gratuita del villano, tiene pinta de ser de Johns, más que nada porque es el que se esforzó en rescatar al personaje en Noche Más Oscura. Son sobre todo secuencias de acción, pero están bien pensadas, enlazando con temas del mundo real relacionados con el mar para quitarle a Aquaman la fama de cutre, sin pasarse de profundizar demasiado en esos temas para que se queden como irresolubles. No queda mal, y al menos no tienen al Aquaman llorica del nº0, pero aún les queda si quieren hacerle alguien que pueda mover una serie sólo. Y lo único que tiene de trama hasta ahora es mitad intento de ser bestia a base de visceralismo gráfico, mitad resucitar algo que parecía superado, que sólo es medio intrigante.

 

A: Bueno, los piratas amenazando niñas inocentes que pasaban por allí no son un recurso especialmente elaborado y poco cutre. Si me hubieses dicho que esa escena es de Tomasi me lo hubiese creído perfectamente. Por el resto, Aquaman sigue sin parecer interesante y no lo confundamos conque el misterio que presenta la historia si que puede causar curiosidad. Creo que el misterio está bien planteado, no así el personaje que sigue sin tener un rasgo propio mínimamente cautivador y, una vez más, sigue dependiendo del carisma de su mujer Mera, que está siendo el personaje revelación del último año.

 

P: Hey, tenían piratas somalíes como villanos meses antes de que empezaran a salir en las noticias. Al menos tienen algo de vista puesta en las noticias reales, antes de que se vuelvan trilladas.

La historia del Detective Marciano es de Tomasi, seguro y confirmado, y aparte de la escena de ultraviolencia gratuita, va de exactamente lo mismo de lo que han ido todas y cada una de las historias en solitario del Detective Marciano, durante toda su historia. Esta es la quinta o la sexta vez, y ya es de chiste. Es la tercera vez que requiere reescribir su origen de nuevo, encima. Y todo para presentar un personaje que no tiene pinta de ser buena idea, si todo lo que tienen para mostrar de que va es la escena de presentación. El personaje de J’onn está bien escrito, para algo Tomasi fue editor de su última serie, pero un personaje tan flemático necesita gente interesante a su alrededor para que brillen, sino, quedan sosos. Aquí únicamente tiene un poco de melancolía barata, que más o menos funciona, pero por poco. Y la dirección para el personaje brilla por su ausencia. Está como siempre.

 

A: Es más, si esa escena de presentación del villano que dices tiene que ver con el retcon del origen (y no con alguna conexión con la del villano de Aquaman como me había parecido a mi), realmente tiene muy poco sentido que tenga que ocurrir necesariamente ahora y que no tuviese lugar antes de la muerte y resurrección de J’onn.

 

P: La historia de Hawkman y Hawkwoman sería lógico que fuese de Johns, que para algo escribió su serie anteriormente, aunque mi instinto me dice que suena a Tomasi. Puedo estar equivocandome como con la de Aquaman, pero no lo creo. En cualquier caso, parte de una buena premisa, tenerles afrontando directamente el problema de la maldición de las muertes y reencarnaciones, en vez de tenerles agonizando sin cesar al respecto. Y nos dice todo lo que necesitamos saber de ellos para empezar: Son durisimos, experimentadisimos y enamorados. Hasta ahí bien. El problema es que la ejecución de la historia a partir de ahí no tiene ninguna sorpresa, nada que resalte en nada. Villanos sin nombre ni entidad vapuleados sin imaginación durante páginas sin decirnos nada de los personajes, hasta que toca el siguiente punto “importante” de final de número. (De nuevo, mi teoría es que es Tomasi rellenando a su manera un argumento que le ha comentado Johns. Pura especulación, pero encaja con la manera de trabajar de ambos)

 

A: Un punto importante que realmente podría haber sido el comienzo de la escena de estos números y no el final. No es que se haya avanzado nada en especial para que lleguen a enfrentarse a su enemigo, simplemente se ha metido un poco de relleno por el medio. Es realmente un coñazo pero no puedo jurar que no me estoy dejando llevar por mis prejuicios hacia los personajes protagonistas.

 

P: Luego está Firestorm, que suena totalmente a Johns, ya que se esfuerza mucho en dar una moraleja temática apropiada para los personajes, más de lo que es necesario. Los problemas que da la fusión entre Ronnie y Jason no son sutiles, pero al menos da la impresión de estar contando una historia que va a alguna parte y va sobre algo, no como las otras. El problema es que la parte de los personajes era ya evidente en los episodios previos (y mira que acabamos de empezar), y la parte del misterio donde se meten es únicamente dar pistas de que va a pasar algo, y no hacer que pase nada realmente. Es demasiado poco, si no podían avanzar aún la trama, deberían haber puesto algo más a cambio.

 

A: Era el único comentario que iba a hacer. Los personajes en su sitio, tanto los integrantes del Firestorm como el profesor Stein, e incluso el Átomo. Pero el misterio es que no nada de sí, ni es nada intrigante ni misterioso. No hay la menor pista salvo esa atmósfera de que algo gordo puede estar pasando. En este sentido, la historia de Aquaman sí está mucho mejor planteada, con unas circunstancias realmente misteriosas y una pequeña idea de por dónde pueden venir los tiros, acertada o no. Alguna pista o elemento familiar que incite a empezar a comerse la cabeza. Con Firestorm no tenemos nada de ésto, sino un simple “espera un mes para ver lo que pase”.

 

P: Y luego está Deadman, que siendo la central, es de Johns por narices. La idea de ver a Deadman adaptandose a estar vivo, y no tener ni idea de como está muy bien, aunque en este número apenas se ve. En vez de eso, acaba reducido a algo muy similar a lo que era cuando estaba muerto, pero con más inacción aún, para que pueda hacer de narrador/unificador. Aún así, no está mal. Lo que pasa es que los sitios a los que viaja tampoco son demasiado interesantes. Uno es otro de los subargumentos, que supongo que es necesario argumentalmente para ver como interseccionan, pero no aporta mucho. Y otro es volver a contar una escena del Green Lantern de este mes, que da una buena sensación de abarcar el Universo DC, pero no necesitaba tanta repeticion. El cliffhanger, sin embargo, si que está chulo. Al menos uno de 5 tenía que estar bien.

 

A: Cliffhanger perfecto. Ya dije con el anterior número que la sola idea de tener un cambio de estatus con Deadman vivo justificaba la totalidad del crossover y que hasta podría haber sido la idea-chispa que iniciase todo. De momento no le tenemos haciendo muchas cosas, pero sigue siendo el que más promete y el único que está teniendo cierto desarrollo además de misterio.

 

P: En cuanto al dibujo, cada trama tiene un dibujante distinto, excepto uno que dibuja dos distintas. Y sorprendentemente para ser la DC actual, la mayoría son buenos.

 

A: Diria que el más flojo es el de la escena de Firestorm del segundo número. El resto no me han llamado la atención, y eso solo puede estar bien. Salvo Ivan Reis, claro, que siempre sorprende para bien.

 

P: El dibujante principal y que se dedica sólo a esto es Ivan Reis, que dibuja las historias estrella, las de Deadman y Aquaman. Y como siempre, es espectacular, y hace que realmente esto parezca un Dia Brillante. Pat Gleason, socio de Tomasi en GLC (y proximamente en Batman y Robin) dibuja al Detective Marciano, y es bastante impresionante también, muy expresivo y con mucha imaginación. Ardian Syaf, que es el nuevo dibujante de GLC, con acabados de Joe Prado, se encarga de los Halcones, y es como tener una versión ligeramente inferior de Reis. Ciertamente, mejores que la suma de sus partes, porque ninguno de los dos es particularmente bueno por separado. El que la caga es Matthew Clark, al que a lo mejor recordareis del volumen 2 de Alpha Flight de finales de los 90. Se encarga de Firestorm, y sus dibujos consisten en abusar de sombras para no tener que dibujar decorados, pegarle patadas a la anatomía, sólo hacer caras de agonía y llenarlo todo de rayas innecesarias. Esto ya es más DC de hoy.

 

A: Una buena idea. Un buen dibujo. Personajes buenos, malos y regulares. Algunos misterios. Un pobre desarrollo. Hay ingredientes suficientes para el triunfo y para el fracaso. O peor, para que la totalidad de la miniserie tenga el tono mediocre de este episodio.

 

P: Una decepcion tras Noche Mas Oscura, como todas estas series semanales/quincenales despues de 52. Un montón de elementos, algunos buenos, que no llegan a encajar en una buena historia. Si llegará a ser una buena historia, o al menos una parte, todo es posible, pero de momento es sólo para los que tengan mucho apego a DC y a Johns. Neutral (6)

 

 

 

Green Lantern Nº13

P: Primer número tras la Noche Más Oscura, que empieza la siguiente saga de la serie, Nuevos Guardianes (nada que ver con los personajes de Millenium que usaron el nombre antes), que ocupará los siguientes 10 números de la serie. Y la verdad, después de 5 años, Johns ya tiene una fórmula para este tipo de historias que le funciona bien: Se ven las consecuencias de la última gran saga, se presenta la siguiente gran amenaza, se resuelven un par de misterios mientras se presentan muchos más, y aparece el primer obstáculo nuevo mientras vemos que hacen los distintos protagonistas. Es decir, lo mismo de siempre, pero Johns ha creado un universo suficientemente rico, y parece tener suficientes ideas como para que no quede repetitivo, y tiene suficientes pelotas en el aire como para que resulte divertido. Una de las ideas centrales es seguir las aventuras de los miembros centrales de los 7 cuerpos de colores, que por unos motivos u otros siguen en la Tierra tras NMO. Así que, en cierto modo, durante este año, esta va a ser una serie de grupo, o mejor dicho, de “no-grupo”, basado en estos 7 personajes, y las circunstancias que hacen que sus vidas sigan cruzandose

 

A: Cosa que es especialmente genial cuando dos de ellos son Sinestro y Hal Jordan. Johns lleva magistralmente esa relación de entre odio, desprecio y respeto que existe entre los dos personajes. Atrocitius y Saint Walker apenas si tienen una idea tras ellos. Carol Ferris de momento tiene poco interés pero Johns se está esforzando en darle entidad. Y Larfleeze de momento es un recurso cómico pero un recurso cómico genial. La sola interacción entre todos ellos y el desarrollo de los que están a medias daría por si mismo para sostener la serie un año o más, pero además aquí hay historia y misterios. Unos relacionados precisamente con esa gran idea que han sido los siete cuerpos.

 

P: Con la excepción de los dos humanos (y al menos la relación entre Hal y Carol no se pone muy culebrónica), va sobre todo de ver como reaccionan ante la Tierra, y cual es su siguiente paso. Atrocitus y Larfleeze reaccionan como se podía esperar, y es tremendamente divertido. Sinestro continua siendo tremendo con su mezcla de cara seria y cinismo divertido. Lo de Saint Walker si me pareció una bonita sorpresa. Aporta poco a la historia porque está haciendo algo muy valioso, y algo además de lo que nadie se acuerda tras los crossovers, y seguro que a nadie se le habría ocurrido como consecuencia de la Noche Más Oscura, pero que es perfectamente apropiado para él. No todo va a ser acción o choques culturales. También se enlaza bien con el resto del Universo DC, viendoe consecuencias en otros personajes y dando pie a historia en otro par de series. Lo que si estaría bien es que hubieran explicado un poco mejor lo que ha pasado con los Cuerpos tras la NMO. ¿Como sobreviven las Zafiros Estelares sin la Batería Central? ¿Que les pasará a los Linternas Azules ahora que sus Guardianes se han ido? ¿Sigue el Cuerpo de Sinestro en Korugar? Da un poco la impresión de que Johns se haya cansado de ellos a medias para pasar al siguiente juguete.

La otra mitad es dar pistas del futuro, y con Johns, a diferencia de muchos otros, si te puedes fiar de que la mayoría vayan a llegar a buen puerto. Además, se nota que Johns ahora es el que coordina y da ideas para la mayoría de series: Igual que el Dia Mas Brillante marca direcciones para media docena de series, aquí hay una escena intrigante (que ya se presagiaba en el poster del mes pasado) que marca la dirección de las tres series de Linterna Verde para el próximo año. También está la presentación del nuevo Gran Malo de la serie, en una escena que aunque en el fondo son casi todo frases crípticas (y hay dos candidatos probables a ser el malo, que han sido mencionados en estas series recientemente, aunque uno de los cripticismos parece apuntar a otro lado), le da una buena sensación de misterio y asombro.

 

A: Mira que son fáciles de odiar las escenas crípticas de villanos pero en este caso Johns la lleva genial, crea un verdadero misterio, sobre todo porque el objetivo que persigue es realmente ambicioso y da miedo que acabe en manos de algún malo, sea el que sea.

 

P: Y la otra idea, como se vio en el número anterior, es tratar lo que quedaba por ver del espectro emocional, las entidades de colores. Que va a dar para una busqueda del mcguffin más que interesante (entre otras cosas porque estos mcguffins tienen vida propia) y para seguir tratando el tema de las emociones, pero desde otro enfoque, y dando más ideas.

 

A: Al contrario que en DMB, aqui Johns si que sabe estructurar la historia y dosificar el misterio. Se generan muchos enigmas pero hay una historia por debajo, hay un desarrollo de personajes y hay creatividad para crear escenas, diálogos y situaciones de calidad, impactantes, divertidas y originales. Bueno, y los misterios avanzan mucho más rápidamente que en DMB. O quizá no, tal vez los enigmas están mucho más lejos de resolverse, pero el ritmo al que se les dan vueltas o se les añaden nuevos ingredientes es mucho mayor.

 

P: Otra cosa espectacular es el dibujo de Mahnke, que se vuelve incluso mejor. Los decorados de la escena de presentación del malo son una pasada, y algunos de los constructos de los anillos tienen un detalle impresionante, aunque sea en otro estilo que el de Reis. También hay elementos muy brutos de ciencia-ficción y acción. Y puede ser sucio sin dejar de ser colorido.

 

A: Es algo más oscuro que Reis. Un poco menos brillante y bonito. Pero controla a la perfección a todos los personajes y las claves necesarias para presentarlos, hacer sus escenas efectivas y darles su toque adecuado.

 

P: Linterna Verde continua siendo una de las series estrellas de DC y demostrando lo que vale Johns, sin gastarse con los años. Y que dure. Muy Recomendado (9)

 

 

 

SJA Nº2

 

P: Esto es una miniserie aparte de la serie regular, JSA vs Kobra, y es la última vez que podreis ver a la SJA en su alineación entera (de hecho, algo anticuada, tiene gente que ya no está como Amazing Man, Hawkman o el pobre Damage) y escrita en condiciones, porque a partir de aquí, empiezan a cargarselo todo. Está escrita por Eric Trautmann, que hizo un gran trabajo coescribiendo los últimos números de Jaquemate, pero que no ha tenido mucho éxito con la editorial después, y es una pena. Esto es, en cierto modo, una continuación de Jaquemate, pues no sólo continua el duelo entre la agencia y Kobra (con la SJA por medio porque Mr Terrific pertenece a ambos) sino que también resuelve el cabo suelto relacionado con Jaquemate que quedó en el especial de Crisis Final: Resistid que también hizo Trautmann junto con Rucka. La idea aquí es, siguiendo con lo que hicieron en Jaquemate, renovar a Kobra, haciendo que deje de ser una organización terrorista genérica de carne de cañón tipo Hydra, y pasen a ser terroristas que sean realmente peligrosos. Más concretamente, va de darles un lider en condiciones, que no han tenido desde que el Kobra original murió en SJA hace unos años. Para ello, en un especial prólogo que no han publicado aquí, se convertía en el nuevo Kobra al hermano gemelo bueno muerto del Kobra original, lo que parecía algo rebuscado, retorcido y que no pegaba. Pero no tienes que saber nada de eso aquí.

 

A: Aquí yo veo dos problemas fundamentales. El primero es que todo bascula sobre un enfrentamiento y duelo personal entre Mr. Terrific y Kobra que no está basado en nada en concreto. Tú me dirás si en Jaquemate los habían convertido en némesis pero desde luego, si lo hicieron, aquí no se ha sabido transmitir y el duelo entre Terrific y Kobra resulta tan efectivo como si fuese entre Kobra y Sandman. No se justifica y no transmite nada. No es el encuentro de dos opuestos ni éstas cosas que tan bien resultan. Lo único que podría resultar sería un duelo de genios. Pero otra cosa que no funciona en esta historia es la idea de que Kobra está siguiendo un plan genial. ¿En serio? Las supuestas “trampas” que les hace Kobra se van explicando de forma lineal y simplona. No hay ningún momento de “Dios, qué listo es Kobra, cómo nos ha engañado”. Hay una serie de trucos que Terrific va cazando en tiempo real y la percepcion de Kobra como inteligente se basa en que el resto de personajes no crean a Terrific y actúen como imbéciles.

 

P: La rivalidad entre ellos es nueva, aunque sus organizaciones sean viejas rivales. La idea, como apuntas, es tener un duelo de supergenios, uno heroico y el otro malvado, cada uno con una vasta organización a su disposición, y ver como juegan el uno contra el otro, y contrastar sus maneras de actuar. Es un buen punto de partida. El problema es la manera en que se desarrolla el duelo. Kobra va ganando la mayor parte de los combates, porque el guionista está de su parte, básicamente. Puede sacarse los recursos que haga falta de la manga, por rebuscados que parezcan, y por eso cuesta detenerle. Se parece en eso a las peores temporadas de 24. Pero aún así, ver como Terrific trata de contrarrestar las tácticas de Kobra resulta interesante, sobre todo ver como trata de anular la ventaja que tienen los malos al ser más despiadados.

 

A: Por poner un ejemplo gráfico, al principio de la historia Kobra roba un teletransportador, lo que le va sirviendo para escapar de todas las peleas posteriores y alargar el duelo. Un duelo que, insisto, no impacta nada. Terrific le pilla el juego enseguida, más que nada porque la táctica de distracción de “aparentar buscar exactamente lo contrario de lo que se busca” no es especialmente inteligente porque, precisamente, en cuanto sepan que le estás engañando, van a ir a por la opción clara, que es la exactamente opuesta. Como ocurre en éste caso. Y Kobra sigue, por lo tanto, sin parecer ningún genio. Es cruel y despiadado pero vamos, lo normal.

 

P: Está la idea de como trata de escapar de la sombra de su hermano y hacer las cosas mejor, el problema es que cuando escribían bien al Kobra original, era prácticamente indistinguible de este. Pero bueno, algunos de los elementos que usa si están bien presagiados de antemano, dando pistas de lo que va a hacer sin que quede obvio. No todos, pero algunos. Otro problema es que para que Kobra parezcan terroristas de verdad, tienen que causar un número exagerado de bajas civiles. Al menos se trata con seriedad como si fueran atentados reales, y no se recrean en ellos como el gorno de otros comics DC. Pero aún así, parece excesivo en número, y sobre todo, hace parecer demasiado incompetentes a los héroes.

 

A: Pse, se trata con tanta seriedad que hay una viñeta barata de una de las heroínas inclinando la cabeza y sollozando “…toda esa gente…” que es, literalmente, la escena prohibida para contextos de este tipo si quieres parecer serio. Luego hay otro problema, y es que las relaciones entre los héroes tampoco están muy bien cimentadas. Primero, Power Girl está caracterizada como una dama de hierro super seria y responsable. Supongo que porque cualquier atisbo de no idoneidad como líder en un personaje de esas características físicas sería inmediatamente calificado como machista. Pero bueno, nos tragamos a la Power Girl directora general. ¿Y su relación con Terrific? Por más viñetas en claroscuro que nos enchufes demostrando cómo se está enfriando su relación (y expresando directamente “se está enfriando nuestra relación”, no se logra transmitir de ningún modo cómo surge eso. En todo caso el por qué, pero es totalmente forzado porque discrepancias a la hora de organizar una operación matemáticamente no puede ser la primera vez que surjan.

 

P: La idea es que Terrific es el líder de Jaquemate, y Power Girl es la lider de SJA, y eso les da un conflicto de intereses: Ella quiere que actuen como superhéroes, él quiere que actuen como espias, ella se cabrea y cree que está tratando de usurpar su papel porque fue lider antes que ella. Es un conflicto bastante lógico. Eso desemboca, sin embargo, en que Terrific tiene razón siempre y Power Girl no, pero claro, él es uno de los hombres más listos del planeta y ella es una cabezona, así que tiene cierto sentido. Y al menos eso se resuelve a mitad de la miniserie.

 

A: No, si el conflicto es bastante lógico, pero no se desarrolla de una forma nada sutil. Te lo sueltan y, de repente, ya están suspicaces el uno con el otro. Cuando, siendo el conflicto tan obvio, ellos mismos deberían detectarlo, sobreponerse a ello y afrontarlo de otra manera.

 

P: La otra cosa es que realmente, los únicos personajes de la miniserie son Kobra, Mr. Terrific y Power Girl. El resto son herramientas. Eso limita un poco la perspectiva de la historia, sobre todo si al final no profundizan tanto en ninguno de los tres. Por otro lado, aunque estén únicamente de soldados, Trautmann si que hace muy bien una cosa con la Sociedad de la Justicia, que es utilizarlos a todos, y utilizarlos apropiadamente. Cada uno de los 20 miembros aporta algo a la acción y tiene su momento para brillar, que es más de lo que hacen en la serie regular. Realmente parecen una sociedad de guerreros.

 

A: Sí, eso está bien. Pero tampoco todos ¿no? Recuerdo alguna escena de Sandman, de Jakeem, de Flash, de Centinela, de Damage, de Wildcat, de Stargirl… es que realmente tiene muchísimos. No es que no mole tener tantos personajes, pero a veces puede que estorben. De hecho, por ejemplo, Jakeem Thunder, demasiado poderoso para algunas escenas, no aparece hasta que es estrictamente necesario.

 

P: Considerando que Jakeem ha estado ausente de más de la mitad de historias de SJA desde que entró, precisamente porque es un Deus Ex Machina viviente, tampoco es para quejarse. (De hecho, esta es su última aparición, tras esto desaparece sin explicación) Ah, otra cosa buena es el uso de superciencia, y sobre todo, de elementos típicos de DC, usados como recursos cotidianos, tanto por terroristas como por los buenos, que era uno de los puntos fuertes de Jaquemate. Y al final, otra cosa mala, y es que la historia realmente no termina, no llega a una conclusión. No hay un enfrentamiento final, simplemente, se corta tras impedir el último plan dentro de un plan de Kobra. Lo cual no estaría mal si fuese el primer acto de una serie, o un grupo de miniseries, pero como historia suelta, queda inconcluso y anticlimático.

El dibujo es de Don Kramer, que ya dibujó la serie regular durante un par de años. Lo hacía muy bien entonces y lo hace igual ahora, dandole mucha fuerza a la acción y a los personajes, pero sabiendolos hacer coloridos y con sustancia. A ver si no desaparece otra vez, porque DC necesita más dibujantes como él.

 

A: Concuerdo. Hace a Kobra muy amenazador, sobre todo desenmascarado. Y hace muy grandiosos a los héroes. Tanto a Terrific como a los figurantes que les rodean.

 

P: Al final, es una miniserie que intenta algo interesante, pero se queda a medias. Aún así, es recomendable para fans de Jaquemate y de SJA, porque entre otras cosas, es la última historia de ambos grupos tal y como los conocemos, Recomendado (7)

 

 

 

Marvel Zombies 5

 

P: Esta es la quinta y última entrega de la serie de Marvel Zombies, o al menos de la serie numerada, ya que ha habido otras miniseries y especiales de la franquicia aparte. Las dos primeras minis fueron comedias negras de Robert Kirkman, a base de repetir continuamente los mismos chistes de tener a superhéroes Marvel transformados en zombie comiendose su universo. Las siguientes han sido historias de acción con toques de comedia (la 3) y horror (la 4) de Fred Van Lente, con superhéroes de segunda enfrentandose a los zombies, que esta vez están invadiendo el Universo Marvel normal. Esta sigue en el tono de las dos anteriores, recogiendo cabos sueltos de ambas, quizá un poco más cercana a MZ3, que fue la mejor de todas.

La idea, sin embargo, es llevar el concepto un paso más allá, y en vez de el Universo Marvel invadido por versiones zombies de personajes Marvel, que está muy visto, tiene a un grupito de protagonistas (incluyendo al Hombre Maquina, de MZ3, y explicando porque Yocasta no le mencionaba en Vengadores) visitando otros universos invadidos por zombies. P: Que sirve para excusa para observar, no sólo distintos tipos de zombies existentes en la ficción (cada uno con un nombre homenaje a la historia de donde han salido) sino distintas épocas y géneros del Universo Marvel. Una especie de Crisis en Zombies Infinitos, si lo quieres ver así. El resultado es que, con la historia de los Marvel Zombies originales cerrada en otras de las miniseries, y con la idea de los Marvel Zombies llevada a su limite extremo aquí (y deconstruida al final, como veremos), queda claro que ya se ha contado todo lo que se puede contar con la franquicia, y este debería ser el final definitivo. No lo será, pero como si lo fuera.

 

A: Je. Desde luego el final tiene suficiente entidad como para cerrar una época. Lo que sí, este formato de historias de zombis sí podría haber dado más de sí. Me ha gustado mucho (aunque depende del número) el sistema, se parece bastante a Exiliados aunque con una única amenaza en todos los mundos (zombis) pero con una mayor riqueza y originalidad en los mundos y tiempos paralelos visitados.

 

P: Los protagonistas son el Hombre Máquina, que no es tan bestia como en apariciones anteriores por motivos argumentales, pero sigue siendo un personaje cómico exagerado apropiado para acción bestia, con un toque de humanidad más serio en el fondo. Va acompañado, incomprensiblemente, del Pato Howard, al que la verdad, deberían haber jubilado cuando murió Gerber. No sólo no tiene sentido que lo manden en una misión tan peligrosa cuando nunca le ha interesado hacer de superhéroe, es que va completamente en contra del estilo de historias que le define, y además, tampoco es que use apenas ninguno de sus elementos propios de personalidad, la mayor parte de las veces está de personaje serio que podrían ser muchos otros. Hay un tercer personaje que se une al grupo, que es más interesante, aunque lo justo. Y la idea de Van Lente de ARMOR se sigue usando bien, igual que la participación de Morbius siguiendo de MZ4, aunque a esas les faltaba un poco de espacio al final.

 

A: El tema de ARMOR y Morbius se despacha en un par de escenas del principio pero al menos logran una excusa argumental que tiene medio sentido. El Hombre Máquina me ha encantado, no le veía desde que era el clásico robot (amén de la interpretación de tío brasas que hicieron de él en Tierra-X) y no tenía ni idea de que ahora era un personaje tan genial. Lleva totalmente el peso de la historia. Y Howard, curiosamente, no está de recurso cómico sino de payaso serio que es paradójicamente divertido porque es serio siendo un pato.

 

P: La versión actual de Aaron “Hombre Maquina” Stack a lo Bender es cosa de Warren Ellis en la demencial Nextwave.

El primer capitulo es el Oeste, y la idea es enfrentar a los protas con los viejos pistoleros del Universo Marvel, en plan zombie. La gracia es que estos zombies son la versión original (bueno, la original de cine, la original de verdad era del vudú, y si vio en MZ4), muertos que se levantan de las tumbas, no un virus. Y funciona muy bien con la ambientación de la época. Otra buena elección es no coger como protagonistas a ninguno de los personajes del Oeste típicos, sino uno más olvidado del que aún no se habia hecho versión moderna, permitiendo poder contar una historia con cierto peso para el personaje. Es una buena historia con principio y fin, independientemente de los zombies y superhéroes. Y además, Van Lente se divierte metiendo sus habituales detalles culturales, con una buena ambientación mencionando elementos propios de la America del siglo XIX que no suelen verse mucho, pero de manera más graciosa.

 

A: Zombis entre un montón de señoras puritanas. Lo mejor es que la historia está muy bien hilada, estableciendo primero unas cosas, dando un par de giros con sentido y centrando a los personajes en el punto exacto para rematar al final y tener la conclusión que Van Lente busca, sumarse un nuevo miembro del equipo.

 

P: La segunda transcurre en el futuro de Killraven, y tiene el problema de que tiene que usar personajes de Killraven. Son tan aburridos y llenos de clichés tontos como siempre, aunque Van Lente le saca cierto horror a los marcianos y sus asquerosas prácticas con los humanos, y a los dilemas morales en los que se mete la resistencia. Y la escena final es muy divertida. Aquí, sin embargo, la parte de los zombies casi se olvida. Supuestamente son homenajes a 28 Dias Despues (y Aaron se burla del concepto, precisamente), pero sólo aparecen en una escena confusa, cuando el resto del número parece que están hablando de otros zombies distintos.

 

A: Una escena confusa pero deliberadamente bestia, que mola. Descontando el final, éste es el mejor número. Se construye muy bien el modo de derrotar a los marcianos, haciendo un uso muy inteligente de las personalidades de Hombre Máquina y de Killraven, y de todo el contexto que les rodea. Seguramente es de las historias que han hecho algo más interesante con Killraven y su grupillo, dejando bien clara la moralidad con la que viven en una situación tan extrema.

 

P: La tercera historia es en Camelot, usando al Caballero Negro y demás, aunque lo que es realmente, es un homenaje al Ejercito de las Tinieblas de Sam Raimi, con el Darkhold (inexplicablemente traducido) en vez del Necronomicon, y Aaron en vez de Ash. Tiene algo de gracia viendo como reaccionan los protas ante los nativos y viceversa, pero aparte de eso y la acción, no tiene mucho más. La escena final está muy bien, eso si, con un elemento introducido previamente volviendo de manera inesperada pero apropiada.

 

A: Es la peor historia con diferencia. El tipo de zombis no tiene apenas gracias, los personajes de la época son totalmente intrascendentes (salvo quizá el Caballero Negro, pero se pasa paralizado toda la historia), la forma de derrotar no está especialmente bien traída, no hay ningún giro interesante y los tres protagonistas están totalmente desaprovechados. Sólo hay un detalle bueno con el tema religioso. Por el resto, es el peor número, incluso con el peor dibujo.

 

P: El nº4 es el más ambicioso porque intenta mezclar muchísimas cosas: Es el número cyberpunk, así que tiene toda esa estética de cuero negro, oscuridad y jerga noventera. Pero Van Lente no se ha quedado en imitación de esa época, sino que ha decidido modernizarla, usandola al puro estilo ciencia-ficción para hablar del presente, añadiendole elementos que son claras referencias a las descargas de archivos ilegales como películas y series (de hecho, una de las partes centrales es una referencia a Perdidos, aunque suficientemente general como para que pueda pillarla cualquiera). Y a eso le añade algo de los 80, muy bien elegido, y es que precisamente el Hombre Maquina tuvo una miniserie en un futuro cyberpunk, antes de que estos se pusieran de moda. Así que el número también es una referencia a eso, lo que permite además tratar el tema del romance entre Aaron y Yocasta, ya que al fin y al cabo, empezó en esa miniserie. Y para complicarlo un poco más, el nombre (que no la idea, que es relativamente nueva) del tipo de zombie del capítulo es una referencia (mal traducida, claro) a un proyecto científico real. El resultado de tantos elementos (combinado con el dibujo, que luego mencionamos) hace que sea el número más confuso de seguir, aunque cuando se pilla, es el que tiene las ideas más chulas y más intrigantes, y el que tiene el mayor desarrollo de los personajes como personas.

 

A: Es muy completo. Tiene una encarnación muy original de los zombis (con una escena de presentación que sí es terrorífica). Tiene una estructura narrativa fresca, hace fluir la historia muy ágilmente. Tiene un conflicto personal de uno de los protagonistas, con planteamiento, nudo y un desenlace con intensidad emocional y narrativa. El ambiente está perfectamente cogido y hasta el título es genial.

 

P: El último número es el anti-Millar. (No se si será intencionado, pero Mark Millar creó a los Marvel Zombies en Ultimate 4F, así que es apropiado) La mayoría de comics de Millar van de presentarnos a alguien que es un completo perdedor, que se supone que simboliza al lector, pero en vez de dar pena, se esfuerza en hacerlo lo más desagradable e irredimible posible. Y al final, ocurren desgracias desagradables, y los malos siempre ganan y no sirve de nada ser bueno porque el mundo apesta y el idealismo es para niños. Es bazofia vacia disfrazada de escandalo para llamar la atención. Pues este comic es exactamente lo contrario. Transcurre en “Tierra-Prima”, es decir, el mundo “real”, y el protagonista es un Marvel Zombie, en todos los sentidos. Empieza exactamente como los comics de Millar: El protagonista es un lector de comics, un perdedor y un gilipollas. “¿Te sientes identificado? Pues eres todo eso.” Y entonces se dedica a poner al personaje en situaciones en las que si escribiera Millar, o uno de sus imitadores, o si esto fuera la miniserie original, pasarían cosas desagradables y horribles y se supone que son graciosas. Y entonces, decide evitarlas. O pasan cosas desagradables y nos muestran que, oye no, no son graciosas, son horribles. O se da la oportunidad de hacer algo realmente malo, pero se logra evitar, porque de eso van no sólo los comics de superhéroes, toda la ficción heroica en general. No de ceder ante los impulsos básicos, sino de ensalzar el espiritu humano. Por supuesto, se siguen burlando del protagonista, y hay humor negro a su costa, pero nunca se olvida el núcleo de humanidad que muchos otros guionistas abandonan, y que se supone que está en todos. Y eso es lo que hace que la historia funcione perfectamente, y además, acabe con la franquicia de Marvel Zombies, porque ha dejado el concepto en ridiculo, lo ha deconstruido. Añadele la página final, donde aparecen los protagonistas (que no hacen casi nada en este número, porque realmente su historia terminó en el anterior, este es el final de la serie en general) y señalan punto por punto todos los problemas de lógica interna que tenía la miniserie original, y han acabado por completo con la serie, pero muy bien.

 

A: Realmente no señalan los problemas de lógica interna de la miniserie original sino de casi todas las historias de zombis del mundo. Pero bajando del nivel supranarrativo, la historia, además, es cojonuda. Uno de los mejores monólogos introspectivos de los últimos años, sobre todo por el contexto que tiene, que no es el habitual de tipo encerrado ocultándose de los zombis. Se llevan muy bien las luchas internas del protagonista y los razonamientos y decisiones que va aplicando. Toda la evolución mental en un periodo de tiempo tan corto está llevada de una forma absolutamente lógica y natural. Y el final es totalmente climático. Y el final tiene un clímax brutal, con una escena muy descorazonadora que remueve al lector.

 

P: Alguna de las criticas son únicas a la miniserie original, donde se comian el mundo entero en un tiempo que no era fisicamente posible, ni consistente con lo que nos mostraban. Pero tomada como historia independiente y no como reacción a nada, es muy buena, igualmente.

La mini tuvo problemas de dibujante, cosa que no suele pasar a mitad de una miniserie, pero no sólo lo arreglaron sin retrasos, al final quedó bien. La primera mitad la dibuja Haim Kano, que tiene un buen estilo superheroico sólido, haciendo que los aspectos de horror destaquen más porque están tomados realistamente, que hace que inquieten más. También hace un trabajo muy bueno con las expresiones de los dos protagonistas con caras tan poco usuales. El final es de Fernando Blanco, que es similar, aunque algo más exagerado y caricaturesco, y no lo hace mal. Además, mete el que es posiblemente el primer guiño a Superlópez en un comic Marvel. El número de cyberpunk es de un tal Felix Ruiz (equipo creativo español completo), que tiene un estilo muy a lo Sienkiewicz que le pega bastante al número, aunque debería haber sido menos confuso y suelto. Y como guinda, hay dos estrellas invitadas: Frank Brunner, dibujante clásico de Marvel, colabora una página vital para el último número, y Mike Kaluta, un clásico de la fantasía que está volviendo a los comics tras muchos años, hace parte del número medieval.

 

A: El único número donde el dibujo es un problema es el medieval, porque Ruiz es sucio y extraño pero eso es algo que consigue pegar mucho más con la estética futurista y distópica que con el mundo de caballero y espada del tercer episodio. Ahí se hace verdaderamente cuesta arriba.

 

P: Al final, se va a cumplir que las miniseries impares son siempre mejores que las pares. Un tomo muy divertido y con muchas cosas buenas diversas, para fans del humor negro, de la acción, y del Multiverso Marvel. Y como ya hemos dicho, es el final espiritual de los Marvel Zombies, por muchos motivos. Recomendado (8)

 

 

 

Red Robin Nº3

 

P: Este es el último tercio de la etapa, que ha durado un año, de Christopher Yost en esta serie. Que es la serie del antiguo Robin, Tim Drake, pero ahora con otra identidad (que nunca ha tenido mucho sentido, dado que es un traje que se trajo Jason Todd de otro universo, pero es lo que había) y marchandose por su cuenta. Siendo del guionista de X-Force, no es de extrañar que los primeros números fueran horrorosos, y consistieran en Tim (ahora Wayne, porque aparentemente es más importante homenajear al padre reciente que él mismo cree que está vivo que al padre de verdad que le crio durante 16 años y está realmente muerto) actuando como un gilipollas agresivo e irracional, discutiendo y pegandose con sus amigos y familia en vez de hablar como personas, y siendo un personaje oscuro e inaguantable que viajaba por el mundo en historias aburridisimas junto al villano más explotado recientemente de Batman, Ra’s Al Ghul, sus planes-entelequias que no van a ninguna parte (en plan Mr Siniestro y gente asi en los mutantes de los 90) y personajes mucho más cutres.

En este tomito (supuestamente iba a ser un nuevo formato de 96 páginas, pero al final se quedó en nada) termina el viaje y va de Red Robin volviendo a casa, reencontrandose con la Bat-familia y dejando las cosas de manera similar a como estaban. Dejando aparte que eso hace que los números anteriores no sirvieran para nada, lo bueno es que las cosas están mejor que antes, pero tampoco mucho.

 

A: Y todo esto con una narración tan suave como rascar una pizarra con las uñas. Uno puede seguir la premisa general porque Tim (en serio, cuesta un montón asumir que este personaje es el Tim Drake de siempre) no para de verbalizar una y otra vez todo lo que pasa por su mente, por si a alguien no le ha quedado claro.

 

P: Parte de este tomo es aclarar como está la relación entre Tim y los demás héroes de Gotham. Y eso hace, de la manera más simplona y fácil posible. En la mayoría es hacer las paces, excepto con Damian. Pero ya está, todo es absolutamente obvio. No se adentra en lo más mínimo en quienes son los personajes, cuale es su relación más allá de “amigo”, “hermano” o “ex-novia”, o porque su situación estaba como estaba. Los diálogos son igualmente simplones y sin personalidad. Es todo, a lo sumo, mediocre. Se puede hacer mucho mejor, y virtualmente todas las demás series de Batman lo están haciendo ahora.

 

A: Es excesivamente obvio y forzado. La escena con Superboy da hasta vergüenza ajena. Y luego, lo que es la acción tampoco vale un duro. Como dices, el plan de Ra’s al Ghul no va a ninguna parte, lo que no ayuda demasiado a la trama. Tampoco es que el plan tenga mucho que ver con lo que ocurre durante los dos números centrales, que son simplemente persecuciones genéricas contra Tim y Stephanie.

 

P: Encima, es un Ra’s Al Ghul completamente mezquino, muy alejado del villano que es despiadado, pero también noble, idealista y pragmático. Aquí, es un villano de chiste que sólo quiere venganza, y que lanza a villanos del montón contra los héroes mientras pontifica y se cree muy serio con monólogos a oscuras, y se frustra cuando su plan absurdo no consigue nada. Los villanos, por su parte, se supone que son de la Liga de Asesinos, pero en realidad son todo lacayos genéricos, sin una personalidad entre todos ellos, sin ni una sola idea original, si nada interesante, y encima, para ser asesinos son de lo más incompetente.

 

A: Te venden a la Liga de Asesinos como un grupo capaz de hacer superhombre a un niño de diez años y luego resulta que son casi más torpes que los operarios de IMA o HYDRA.

 

P: Bueno, los que entrenaron a Damian son la facción de Talia. Estos son los de Ra’s Al Ghul. Por lo visto, estos son mucho más inutiles, no es de extrañar que Morrison esté ignorando que existen. (Dada la gran coordinación entre series, no se mencionan mutuamente nunca)

Si hay algo bueno en este tomo es el nuevo dibujante de la serie, Marcus To, que es un hallazgo. Apropiadamente, es similar a Manapul, el dibujante de la serie de Superboy. Es muy claro, muy agradable, con estilo, y sabe contar bien las peleas acrobáticas. Y destaca aún más en comparación con la mierda de dibujante que tiene el número de cruce con Batgirl que lleva el tomo.

 

A: Desde luego, es un dibujo muy bonito. Sabe hacer a Tim un personaje agradable y se esfuerza porque el uniforme de Red Robin sea capaz de diferenciarse un poco del del Doctor Medianoche. Las escenas de splash page son todas muy bonitas, como para póster.

 

P: Aunque ya no está dañando al personaje, la serie sigue siendo mediocridad absoluta. Afortunadamente, Yost deja de molestar tras esto, y van a traerse a Nicieza, que ya demostró que sabía escribir al personaje. A ver si hace de las suyas y arregla el desaguisado que han hecho con Red Robin. No Recomendado (3)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Asilo Arkham: Locura: Típica historia de persona normal que acaba afectada por los villanos de Arkham, pero bien llevada y plasmada por Sam Kieth. Recomendado (8)

 

Cosa del Pantano de Mark Millar Nº2: Millar por entonces se lo tomaba en serio (aunque hay toques bestias de cinismo, sobre todo en los dos números de respiro, sobre todo en el cómico), y esto es coger elementos de todas las etapas de la Cosa del Pantano, y llevar la historia a un gran final. Tiene sus problemas, como que el personaje cambia radicalmente demasiado al empezar la última saga, pero en general es una buena historia del personaje, y del género. Recomendado (8)

 

Egipto: Historia de un cretino que viaja misteriosamente al Egipto de los faraones, por Milligan. Ciertamente curiosa, aunque no llega a desarrollarse tan bien como se podía esperar. Recomendado (7)

 

Freakangels Nº1: Historia de ciencia-ficción post-apocaliptica/steampunk sobre adolescentes con superpoderes, por Ellis. El planteamiento está muy bien, pero de momento los personajes no son muy agradables, y en el tomo no pasa prácticamente nada y no llega a ver nada de emoción. Buen dibujo. Echale un vistazo en www.freakangels.com a ver si te gusta. Neutral (6)

 

Hellblazer de Milligan Nº4: Historia con Shade el Hombre Cambiante de invitado, que auque está en plan emo, funciona incluso si no leiste su serie. Buen uso de la magia y locuras raras aplicadas a temas humanos, como bien hacen Hellblazer y Milligan. Muy Recomendado (9)

 

Superman Nº45: La mayor parte son más puñetazos sin sentido, pero hay una buena historia de Braniac 5 y su familia al principio. Lástima que esté sepultada en un crossover tonto. Neutral (6)

 

All-Star Superman: Adaptación a película de dibujos animados. No está todo el comic, pero lo que está, que es el 75% del contenido y el 90% de las intenciones, está igual.