Criticas Reconstructivas: Semanas del 7 al 20 de Marzo

24 marzo, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más. O dos, si lo quieres ver así. Sentimos no haber sacado reseñas la semana pasada, ambos tuvimos las circunstancias en contra nuestra, y dado que sólo había dos comics que reseñar, debido a la ridícula distribución de las editoriales españolas, decidimos dejarlo para esta semana. Así que esta, tenemos dos comics mensuales que quedaron colgando, y la mayoría de tomos de Panini, que se han vuelto locos este mes, y sacan casi una docena de tomos. Ellos sabrán lo que hacen, parece que no han aprendido de la lección de Planeta. Algunos son interesantes, y pasamos a comentarlos ahora:

 

 

 

 

 

 

Academia Vengadores

P: ¿No deberia ser Academia DE Vengadores? En cualquier caso, esta es la serie que sustituye a Vengadores Iniciativa como “serie de Vengadores que no es realmente de un grupo de Vengadores”, sólo que esta vez supuestamente con más conexión con las demás. Y también hereda de Iniciativa al guionista, Christos Gage, y a algunos de los protagonistas y conceptos, aunque otros son de Poderosos Vengadores.  Y aunque mezclar elementos de las dos series buenas de Vengadores de los últimos años promete, y hay algunos subargumentos personales que continuan de esas dos, realmente esta serie es su propia entidad, con una premisa distinta de sus predecesoras. Se coge la idea básica de Iniciativa, de Vengadores establecidos montandose un sitio para entrenar a héroes inexpertos, pero se le quitan todos los elementos militares, y se sustituye por una premisa más parecida a la de Nuevos Mutantes y New X-Men, que al fin y al cabo, nadie está usando ahora mismo. Los alumnos de la Academia son todos personajes nuevos (bueno, excepto Reptil, pero sólo había aparecido una vez), lo que le permite a Gage libertad para crear y desarrollarlos como quiera. Si, hay montones de héroes adolescentes (de Iniciativa y otros sitios) sin usarse, pero no pegarían en la serie, precisamente por eso, por estar ya formados. Esto va por derroteros más originales.

 

A: Es más bien una mezcla entre Iniciativa, Nuevos X-Men y Runaways. Comedia adolescente + escuela de manejar superpoderes + vinculación con los Vengadores. La verdad es que da un resultado genial, aunque no tengo muy clara la vinculación con los Vengadores. Por un lado tiene todo el sentido que se quieran crear su propio vivero de héroes en plan Beta Flight. Pero por otro, la esencia de Vengadores ha sido siempre ser un equipo all-stars, con fichajes de héroes consolidados en otras series que se acaban pasando al grupo de los héroes más poderosos de la Tierra. De hecho, cuando se han intentado crear Vengadores nacidos en la propia serie (salvo casos clásicos como Visión), han salido cosas bastante cutres. Normalmente tiene más efecto cuando fichan a una estrella foránea.

 

P: La idea es que ahora los Vengadores abarcan todo el superheroismo oficial de Estados Unidos, así que es lógico que se franquicien de esta manera. Además, los profesores son todos Vengadores, de manera que al leerlos, da esa sensación de continuación de décadas de historia que a lo mejor no se tiene con las otras series. Curiosamente, aparte de todos esos parecidos, a mi me está recordando a los Thunderbolts clásicos. Aparte de porque Gage está escribiendo subargumentos a largo plazo que se van desarrollando, y explora mucho en la historia de los personajes, por el hecho de meterse mucho en la cabeza de los personajes, y sobre todo, en sus decisiones éticas y morales. Porque un elemento central de la serie es que no están únicamente para entrenarles a usar sus poderes como las típicas series de super-adolescentes, tipo Nuevos Mutantes o Jovenes Titanes. La serie va tanto o más de enseñarles a ser héroes, a tomar las decisiones correctas… y la posibilidad de que no todos acaben así, ya que tener poderes no garantiza que estés hecho para ser superhéroe. Y otro parecido es que el nº1 de esta serie también tiene una revelación importante sobre la dirección de la serie. Esta no es tan sorpresa, pero la veas venir o no, igualmente transforma algo que parecía hecho ya, en algo más complejo.

 

A: En eso se parece también a Runaways. Con Thunderbolts tiene la introspección en los personajes, cosa que en Runaways era parcial (había orígenes pero personalidades menos marcadas). Pero los Bolts, aunque alguno casi, generalmente no eran un folio en blanco sino personajes con cierta historia detrás que había que contextualizar y refundir con el nuevo estatus. Estos chicos son personajes totalmente nuevos. Los primeros números tienen la tarea de contar sus orígenes, establecer sus personalidades, que son bastante elaboradas, explicarnos sus poderes e ir avanzando poco a poco la historia. Y colocarles en un lugar original.

 

P: Cada número está centrado en uno de ellos, contandonos un poco de que va (aunque Gage está jugando a la larga con sus orígenes… solo sabemos el origen completo de uno de ellos al final del tomo) y desarrollandolos como personajes de gran potencial, mientras cuenta una historia completa, juega con el Universo Marvel y avanza varios subargumentos.

Otra cosa interesante de la serie son los profesores. No están solo elegidos porque sean personajes muy chulos (que lo son en su mayoría) y vengan de las dos series predecesoras. Como el primer número explica, están ahí porque todos tienen esqueletos en el armario y pueden servir de buen ejemplo a seguir y mal ejemplo a evitar a los alumnos. Aparte de las cosas interesantes que traen de por si: La nueva caracterización de Pym como Cientifico Supremo reciente, la actitud practicamente amoral reciente de Mercurio, y los dramas recientes de Tigra y Bola Veloz. Además de heredar la muy chula Mansión Infinita de Vengadores, con Yocasta Pym incluida, todo buen material para historias. Si acaso, los dos ex-Nuevos Guerreros son los que sufren un poco este tomo. Justicia apenas hace nada, y Bola Veloz está casi irreconocible. Vale que volver a tenerle desenfadado sería muy abrupto tras toda la mierda de Penitencia, pero el personaje actual a medio camino no tiene tampoco mucha gracia, y no parecen tener nada claros sus poderes tampoco.

 

A: Y tendría potencial porque realmente Bola Veloz como tal nunca había sido vengador, solamente su alter ego coñazo de Penitencia. Justicia parece llamado a tener un papel más importante y tiene potencial que sacar porque ha sido uno de los más recientes vengadores adolescentes, un auténtico grupi alucinado por estar en el equipo (de aquella manera tan histriónica con la que lo hacía Busiek). Tigra ha conseguido en los tres últimos años ser un personajes tres veces más interesante de lo que jamás fue (hubo un tiempo que hasta la mandaron al espacio, de lo poco que se les ocurría hacer con ella). Pym sigue prácticamente en el mismo papel que en Poderosos Vengadores (ejerciendo de líder y mentor excéntrico). Pero por el que apuesto como gran descubrimiento es por este nuevo Mercurio, un personaje con mucha pulpa que sacarle y al que nunca se le ha prestado la atención suficiente (ni siquiera cuando tuvo su propia serie). Es el que encaja más con el perfil de parte de los estudiantes, además.

 

P: Si, parece que Slott primero, y ahora Gage han encontrado el equilibrio perfecto para el personaje: Alguien que es completamente arrogante y un creido, con su propio código moral que no siempre es igual que el de los demás, y que no es tanto que quiera ser malo o bueno, como que tiene sus propios objetivos y le da igual en que papel tiene que meterse para conseguirlos. Y otra cosa chula, que también estaba en Iniciativa pero que se abandonó pronto, es que todos los Vengadores de otras series pueden e irán pasando como profesores invitados para temas concretos. Gage los usa muy bien y de manera nada gratuita, con un buen uso práctico de Puño de Hierro, una escena desternillante con Valquiria y hasta un buen uso serio de Jessica Jones.

El primer número es presentación de todo esto, desde la perspectiva de Velo, que es probablemente la más normal de los alumnos, la típica adolescente que es punto de vista para los lectores. Es una buena presentación, porque aparte de presentar bien los elementos típicos, tiene un par de giros más inesperados. Los poderes de Velo son originales y vienen con una pega que no se suele ver mucho y dará juego, y la manera en la que se desarrolla la historia hace que acabe siendo muy diferente de, por ejemplo, el nº1 de Iniciativa, narrado por Nube 9, que empezaba siendo un personaje muy similar, pero acaba dando una sensación muy diferente al final del número. (Con un buen uso de paralelismo, además)

 

A: Mmmm lo de que la pega no se suele ver mucho… quizá ahora no pero es una premisa clásica. De hecho, Pym en su día tenía una parecida. Velo es una chica empatizable, peterparkeriana, una loser de campeonato en su instituto. Con amores imposibles y complejo de inferioridad (una sensación descafeinada por el hecho de que no haya manera de tener a una protagonista fea, maldita sea si tu protagonista es la típica chica pardilla del instituto cargada de autoodio luego no puedes hacer que esté buena, en ese sentido encajaba más Gert de Runaways). Y nos falta ver con detalle los traumas de su origen: de momento sabemos lo que tiene en común con otros de sus compañeros pero puede esconder algo particular.

 

P: Aparentemente, lo de que no sea atractiva se traduce en que tiene algo menos de pecho que las demás protagonistas… excepto que cuando lleva el traje de heroina, no parece haber diferencia. Es un fallo del dibujo, y no es el único de ese tipo. Por otro lado, no es raro que chicas guapas se sientan que no lo son por problemas de autoestima y de estándares absurdos externos, así que es creible.

El segundo número está dedicado a la que es posiblemente la más interesante de los nuevos personajes, Estilo. Sus poderes son relativamente originales (hay un par de personajes Marvel con esos poderes ya, pero el comic insinua que pueden estar conectados… claro, que en Iniciativa salió otro con esos poderes, y desapareció sin explicación) pero lo más original es su personalidad. Está a medio camino entre el Sindrome de Asperger y la sociopatía (de nuevo, Gage se adelanta a los lectores y ofrece ambas cosas como posibilidades), que son dos cosas que no se suelen tratar en comics con profundidad. El resultado es un personaje completamente amoral, pero suficientemente humano para que pueda dar lástima y ser intrigante pese a su dificultad para manifestar emociones humanas. En parte porque, a diferencia de la mayoría de personajes de este estilo en ficción, no se ha convertido aún en una manipuladora, sino que no tiene muy claro para donde tirar, y ni siquiera ha aprendido a hacerlo bien, y su historia será precisamente ver hacia donde cae. Su interacción con los demás es tremendamente divertida, viendo como su manera de ser da para situaciones inesperadas según con quien interactue. El número también se centra bastante en Mercurio, usandolo excelentemente, recordando la historia definitoria que hizo David en Factor-X, pero lanzandolo en nuevas direcciones que usan múltiples elementos de su historia, tanto recientes como ancianos. Es perfecto tanto para nuevos lectores como para viejos que recuerden esas historias.

 

A: Es lo gracioso de Estilo. Se han intentado hacer más casos de personajes fríos, misántropos y demasiado por encima del resto de compañeros como para empatizar con ellos (Visión fue así en algún momento), pero siempre como recurso para hacer reaccionar a otros personajes. En muy pocos casos con ánimo de profundizar en ellos. Y mucho menos en encontrarles dobleces o imperfecciones. Lo mejor de  Estilo, como dices, es que no es ni mucho menos infalible. Es super inteligente pero no tiene muy claro cómo manipular ni cuándo hacerlo. A veces lo intenta y sale escaldada. Pero aprende de ello. Creo que es el personaje estrella de esta nueva serie, la que te atrapa y te anima a esperar ansiosamente el próximo número para ver el nuevo paso que da. En ese sentido, es como la Piedra Lunar de Thunderbolts, pero Karla era mucho más infalible en sus tejemanejes.

 

P: Si, esa es la gracia, es ver en que acaba convirtiendose Estilo. ¿En una Piedra Lunar que manipula a los demás para sus propios fines sin importarle nadie, pero que no se note? ¿En una Vril Dox que manipula a los demás por el bien común y no le importa que se sepa? ¿En una heroina porque resulta que aprende a tener empatía? De momento, puede ir para cualquier sitio.

Los nº3 y 4 están dedicados a los personajes que más similares son a otros conocidos, y forman también una única historia, que es un crossover con la nueva dirección de Thunderbolts, muy bien pensado, que da ganas de que se publique ya aquí. Lo bueno es que cada serie cuenta la misma historia desde su punto de vista, así que se pueden leer las historias separadas por meses.

El nº3 tiene título de canción de los Smiths, y sólo por eso gana puntos. Está centrado en Tóxica, que se podría definir un poco como “Picara, pero bien hecha”, con motivos mucho mejor explicados para su drama. Eso si, con una diferencia de personalidad bastante notable que hace que el personaje se lea de manera muy distinta pese a tener una idea central común.

El nº4 tiene a Temple, que se podría definir como “Coloso, si estuviera permanentemente en forma metálica”, o una mezcla entre Coloso y la Cosa, si quieres. Es un hawaiiano surfero relajado en vez de ruso pintor sensible, pero es muy parecido, de todas maneras. Gage es más sutil en su dilema central que con Tóxica, ya que en vez de repetirlo, lo deja caer sutilmente hacia el final de la historia.

Todo esta buena presentación, como parte de una historia que usa muy bien la nueva premisa de los Thunderbolts, también a los T-Bolts en concreto (la escena de Fantasma es absolutamente desternillante) y a cierto villano omnipresente, que demuestra que aunque estaría mejor descansando, aún se le puede sacar buen partido, ahora que está en una nueva situación y menos explotado.

 

A: El uso de ese villano no es gratuito, sino que realmente es una confrontación que tarde o temprano tenía que ocurrir, y casi mejor que ocurra rápidamente, para evitar tener ese lastre como leit motiv de la serie. Además, es un encuentro que sólo resuelve parcialmente algunas cosas y planta más semillas que otra cosa…

 

P: Hablando de plantar semillas, Gage debe de haber estado preparando esta serie hace tiempo, porque la idea de la que parte se mencionó en el penúltimo tomo de Iniciativa.

 

A: Respecto a esos dos personajes, tienen bastante más gracia de la que tenían originariamente cualquiera de los dos que mencionas como paralelismos. Tóxica guarda secretos pero no es un secreto deliberadamente enconado y perpetuo. Temple es un tipo majo y afable pero de verdad, resultando mucho más humano y creíble.

 

P: El quinto número está centrado en Relámpago (no se han calentado mucho la cabeza con esa traducción de Striker), y su concepto central es algo visto en DC (se podría resumir como mezcla de Booster Gold y Arrowette) pero no en Marvel, y no así. Parece algo limitado de por si, pero sus circunstancias y como reacciona ante los demás personajes si que dan juego. El número también tiene algunos toques buenos, algunos más típicos, otros más inesperados.

 

A: Yo creo que es el segundo que más me gustó tras el de Estilo. Para empezar, es genial la situación en la que Relámpago empieza a narrar su origen. El origen también está bien traído. Tienes razón en que en héroes superficiales obsesionados con la fama teníamos el precedente de Booster Gold, pero creo que con Relámpago tenemos el plus de la adolescencia. No es un imbécil sino un crío naturalmente inmaduro, que puede madurar y ser más profundo y heroico. O no. Su relación con la madre materialista y manipuladora es también original. Tenemos a hijos que siguen fielmente la maldad de sus padres. Tenemos a hijos que renuncian a la maldad de sus padres, aunque los comprendan. Faltaba el hijo que no está muy conforme con su progenitor, tampoco se atreve a plantarse y en el fondo hace lo que le sale de las narices que, casualmente y subconscientemente es en buena medida lo que su progenitor le ha inculcado siempre. Me parece un personaje menos fascinante que Estilo pero también bastante interesante y que da muchas ganas de ver por dónde va a salir.

 

P: Este número tiene un villano de aparición obligada tarde o temprano, y al igual que los de los números anterior y posterior, que son los únicos que tienen peleas contra villanos, no hace mucho, pero cumple.

Por último, se recupera a Reptil, que como el nuevo Aqualad más abajo, fue creado para TV, pero presentado antes en un comic, en este caso, un especial que hizo Gage de Iniciativa que en su momento no venía mucho a cuento. Ahora por fin se le saca partido, aunque no hace falta haberlo leido. Reptil protagoniza el prólogo a la serie (sacado de una antologia) y el último número. Fisicamente se parece un poco a Beast Boy, pero el concepto es más original. A simple vista, es similar a Justicia cuando empezó: El héroe novato que es superfan de los superhéroes y quiere ser uno de ellos. La gracia es que, a diferencia de Justicia, o Wonder Girl, o similares, es posible que no sólo no llegue a ser un gran lider, es posible que ni siquiera tenga madera de ser un héroe competente. Es un número bastante divertido, que alterna escenas de Reptil creyendose que está controlando todas las situaciones y usando su conocimiento de fanboy para hacerlo todo bien, con escenas donde se demuestra que las cosas no son precisamente así. También tiene la narración con la que es más fácil de conectar, junto con Velo.

 

A: Funciona bastante bien (aunque estoy muy decepcionado con el mal uso del villano) porque Reptil, por lo torpe es muy simpático (hasta su gran triunfada le acaba saliendo mal y resultando humillante). Con lo que tengo más dudas es con los poderes, con un origen muy facilón y cutre. Y además de eso, y de no tener tampoco demasiado sentido en la forma de funcionamiento, desarrollan un conflicto que sí que está especialmente visto, aunque en el caso de Reptil le puede afectar especialmente, precisamente porque es otra cosa que no le sale exactamente como querría.

 

P: El villano podría haberse usado mejor, está usado de manera demasiado genérica, a diferencia de los anteriores. El origen de Reptil puede no ser tan facilón como parece a simple vista… hay una página donde dan pistas de que hay una historia detrás que no nos han contado, como pasa con todos los demás alumnos (excepto Tóxica, supongo).

Otra cosa en la que se diferencia esta serie de Iniciativa es que no va a tener el desastre con los dibujantes que tuvo aquella. Tiene un dibujante famoso, Mike McKone, y para cuando se vaya, hay dos sustitutos de calidad en espera, aunque ninguno aparece en este tomo. (En vez de eso, un número lo hace Molina, del final de Iniciativa, que es bastante pobre) McKone hace muchas cosas muy bien: Los diseños, la energía y la vitalidad, algunas expresiones… pero otras no muy bien, y debería haber aprendido a estas alturas: Algunas de sus escenas de acción son demasiado caóticas, y a veces no muestra bien lo que le pide el guión, sean expresiones o modelos para personajes (Su Velo en el nº1 peca de ambas).

 

A: Tiene personajes bastante agradables y reconocibles, pero mejor que las escenas sean individuales o de pareja porque cuando hay más de tres personajes simultáneos la cosa se lía demasiado. De todas formas, me gusta mucho el diseño de Temple, con un aspecto cómico para un personaje trágico. El de Relámpago es un diseño de manual para héroe eléctrico. Velo, bien. Reptil, anodino. Estilo, sin mucho ídem. Tóxica, también diseño obvio. Pero luego los maneja bien. Y a los profesores. Con sus expresiones también contribuye a darle un toque propio a Mercurio.

 

P: Reptil tiene excusa porque es de la serie de TV Superhero Squad, pero el de Estilo es demasiado genérico. Velo es original, Temple está chulo, aunque está por ver si los parecidos con Craneo Rojo son coincidencia rebuscada o intencionados. Y los de Relampago y Toxica son fáciles pero efectivos.

 

A: En general, el tomo tiene pocas pegas más que esto de los diseños sosos. Algunas cosas salen mejor, otras peor, pero es una apuesta original, donde todos los elementos están manejados con inteligencia. Y tiene la virtud nunca bien ponderada de crear seis personajes de una tacada y conseguir darles entidad propia e interés en apenas seis números. Sin por ello renunciar a los personajes veteranos, con sus trayectorias utilizadas como hábil arma para interactuar con personajes nuevos que les tienen como referente. Lo mejor no es sólo que este tomo ya desarrolle un montón de ideas y situaciones buenas. Lo mejor es que el potencial es casi infinito.

 

P: Es la mejor serie de Vengadores con mucha diferencia, así que, por supuesto, vende mucho menos y aquí es la única que se publica en tomo, cuando es la única que ofrece historias que se leen mejor mensualmente que en tomo. Logra mezclar la tradición, historia y manejo de múltiples personajes de los Vengadores, con nuevos personajes y situaciones y desarrollos de personajes y moralidad más sofisticados que la mayoría. Uno de los mejores lanzamientos recientes, claramente, Gage sigue valiendo la pena. Muy Recomendado (10)

 

 

Dia Más Brillante Nº3

P: En principio tenemos pensado comentar esta serie todos los meses, como hacemos con Spiderman, como experimento a ver que tal va, ya que es prácticamente la única serie mensual que publica Planeta.   Este mes, dos capítulos más, y la serie sigue completamente en modo de presentación, con las cinco historias avanzando un poco, pero sin que haya un tema o algo común que las enlace, en vez de ser simplemente historias sueltas en la misma serie. Al menos ya está bastante claro de que va a ir más o menos cada una de las historias, de cada uno de los protagonistas superando algún tipo de prueba/misión/trauma. Menos mal que es una serie quincenal, porque si no, iría insoportablemente lenta.

 

A: Que bueno, lo de que ése es el planteamiento no es algo que no supiésemos ya en el número anterior. No es sólo que la acción vaya lenta, es que está costando simplemente establecer cosas nuevas. Va a costar hacer la reseña sin repetir exactamente los mismos comentarios.

 

P: La que más avanza es la historia de Deadman, que es la más interesante, en parte porque es la central de la serie, en parte porque es la menos obvia. Aquí ya empieza a verse que quiere el anillo blanco de Boston, y es aplicar la tematica de los anillos de colores al blanco, apropiadamente. La situación al final del número anterior no dura mucho, pero se resuelve de manera que no queda del todo como trampa. Y queda claro que tendrá consecuencias más adelante, en esta u otras series. Igualmente, queda claro que la historia de Deadman va a servir para entroncar todas las historias de los resucitados, sean protagonistas de esta serie o de otras. Además, parece que al menos en esta historia, van a resolver rápidamente algunas de las incógnitas obvias sobre las habilidades de los resucitados, si el cliffhanger interesante es una pista.

 

A: Si, la verdad es que al menos la historia maneja ideas interesantes pero en este número tampoco avanza prácticamente nada, como mucho sugiere y ni siquiera demasiado. Es difícil prever por donde irán los tiros con Deadman, el anillo blanco, la linterna y el Anti-Monitor pero por lo menos es un enigma realmente intrigante no cómo otros que pululan por la serie…

 

P: Si, por ejemplo, Aquaman, que no hace nada en estos dos números más que repetir lo del mes pasado y ser un plasta impresionante. Supongo que la idea es ver como supera eso y se vuelve más chulo, pero lo están poniendo más dificil para rehabilitar un personaje que viene ya con mala fama. Se presentan, eso si, a los malos de la historia (aparte de Manta Negra) y tampoco parecen particularmente interesantes, y encima, salen de una escena un poco confusa. Por otro lado, parece que por fin sabremos el secreto que mencionaban en Noche Mas Oscura: Wonder Woman, y parece un retcon que no era para tanto.

 

A: La verdad es que toda esa escena prometia un misterio bastante mejor y parece que lo zanjan con una cosa de mucha menor envergadura. Pues bueno. Eso demuestra que tampoco es que los pequeños avances estén dando pistas para nada. Simplemente están demorando número a número una resolucion que poco tiene que ver con el desarrollo.

 

P: Una cosa reseñable es que este comic es la primera aparición del nuevo Aqualad, que se suma a la tradición de Batgirl y Renee Montoya de “personajes creados fuera de los comics que aparecen antes en los comics porque tardan menos en producirse”. De momento, es completamente genérico, y no se parece en nada al de la serie de TV de Young Justice.

El dibujo de Ivan Reis en ambas historias sigue siendo muy bueno, aunque las escenas en el universo de anti-materia son obviamente más vistosas que las submarinas. Y los diseños para los villanos de Aquaman tampoco son más que aceptables.

 

A: Los diseños son hasta noventeros. Máscaras de cristal y tipas con pelos rosáceos. No traen buenas vibraciones. En cuanto al dibujo de Deadman, más de la mitad es en escenarios callejeros y aún así es bastante bonito. Reis es un crack, y en la parte de Aquaman también consigue un par de golpes de efecto, pero quedan amortiguados por el menor interés de la trama.

 

P: La historia de J’onn apenas avanza nada tampoco, aunque al menos Tomasi sigue escribiendo bien al personaje. Hay un momento que resulta emotivo… pero se ve compensado porque sigue habiendo violencia gratuita en vez de argumento. El dibujo de Gleason es muy bueno también, en impresión y expresión.

 

A: Bueno, lo escribe bien en el sentido de que sí, actúa como un Detective. Pero de nuevo, el retazo de historia no alcanza para vislumbrar nada. No parece que la mejor forma de aportar algo con cinco páginas de comic sea tener a un personaje descubriendo por sí mismo un misterio que los lectores ya conocían desde el episodio anterior. De todas las escenas posibles, escoger ésa…

 

P: La parte de Hawkman y Hawkwoman si que avanza a la siguiente fase de la historia, pero lo hace de la manera más automática y sosa posible. Está para cumplir y nada más. El dibujo de Syaf/Prado está bien, pero no es tan maravilloso como para que compense muchas páginas de mazazos en la cara a carne de cañón.

 

A: El dibujo está bien pero es el que menos da la talla de todo el número, realmente. En general, el concepto de la historia de los halcones es de los más interesantes de la serie, pero el desarrollo deja bastante que desear. Es bastante decepcionante precisamente por éso. Da pena que no le puedan sacar más partido a lo que es prácticamente el desafío definitivo de los personajes.

 

P: Por último, en Firestorm tampoco llega a pasar nada. Está claro cual es el conflicto interno de los personajes, pero no avanza, y el externo apenas se ve de lejos como misterio que va a paso de tortuga. Y el dibujo es bastante, bastante malo.

 

A: El conflicto interno es sutil como un martillazo en la cabeza, es hasta ridículo de lo obvio que es. En cuanto al misterio que les rodea, la verdad es que no avanza nada pero sí que está construyendo un buen ambiente de enigma. De “aquí están pasando muchas cosas raras y no sé ni de dónde salen”. Me da más sensación de intriga que el de Detective Marciano, por ejemplo. Dibujo flojo, eso si.

 

P: Hay potencial para buenas historias, y se ven destellos aquí y allá de vez en cuando. Pero la serie está siendo lenta, pesada y no particularmente bien hecha, y es una pena. Neutral (5)

 

 

 

Imperativo Thanos

 

P: Esta es la siguiente gran saga cósmica de Abnett y Lanning. Es decir, algo así como Aniquilación 4, excepto que es sólo una miniserie de 7 números, en vez de llevar cuatro miniseries paralelas como las anteriores. Y como las anteriores, en vez de estar numerada del 1 al 7, son 6 numeros y un prologo (Ignición) que no se distingue en nada del resto de la mini, y aqui no tienen la excusa de que lanza las miniseries. Así que es inexplicable que no sea el nº1, ¿pero quien entiende porque hacen las cosas los de marketing de Marvel?

Esto es la conclusion de todo lo que llevan preparando Abnett y Lanning mucho tiempo. No sólo es a donde desemboca todo lo de Reino de Reyes, también es la conclusión de todo lo que se lleva preparando en Guardianes de la Galaxia desde el principio, y en algunos casos, desde la primera Aniquilación. Hay un montón de personajes, y si que es cierto que está claro cuales son los importantes (Thanos, Nova, Starlord, Drax, sobre todo), y cuales son secundarios. Habiendo tanta cosa en tan poco espacio, algunos que se habían preparado como más importantes se ven bastante eclipsados (sobre todo los lideres kree y shi’ar, y algunos de los Guardianes, que tuvieron mucha importancia en las partes anteriores y que parecía que iban a tenerla aquí, pero aquí más bien desaparecen en el fondo). En general no importa, porque ya tuvieron su importancia en Guerra de Reyes y las series regulares antes, pero en un par de casos, chirría un poco porque su historia se corta abruptamente a medias y se olvida dada las circunstancias. (Sobre todo pasa con un par de los Guardianes)

Como indica el título, la historia gira alrededor de Thanos. Thanos murió en Aniquilación, y fue una buena muerte, ya que daba cierta sensación de finalidad, y mejor aún, prevenía que algún mal guionista le usará de malo genérico, o repitiendo las mismas historias de Starlin, que son cosas que nadie necesitaba. Por otro lado, dado que es un personaje que gira alrededor de la Muerte como personaje antropomórfico y no como un concepto absoluto, esperar que fuera algo permanente es no tener ni idea. Tenerle descansando 4 años ha permitido que se recupere un poco, y aunque podría haber sido más tiempo, está bien recuperarle para lo que es, en esencia, el final de la gran saga cósmica que empezó en Aniquilación. Tiene simetría. Lo bueno es que, aunque ha resucitado, no es una saga más con Thanos como villano que quiere poder absoluto para ligarse a la Muerte ni cosas similares vistas a la saciedad. Es la inversa: Lo han resucitado porque es lo único que puede salvar al Universo. Claro, Thanos como aliado de los héroes tampoco es algo nuevo: Starlin ya lo hizo en los 70 y los 90, por ejemplo. Pero AbLan le dan un giro. Esta vez, en vez de músculo extra, es la clave. Y si otras veces, Thanos dominaba la situación y aliarse con los héroes formaba parte de sus planes. O se aliaba con ellos porque se aburría. El caso es que era, o un villano manipulador o un antiheroe. Esta vez está claro que odia toda esta situación, está cabreado por haber resucitado, y no está nada claro que se puedan fiar de él. Muy interesante.

 

A: La historia está bien construida en ese sentido. Se ha ido creando la situación perfecta para que tenga todo el sentido el que Thanos sea la llave para resolverla. Y sin embargo está mal estructurada en otro. Todo lo que no es la historia de Thanos no está incardinado con nada ni es desenlace de nada. La invasión del Cancerverso da excusa para mantener ocupados a un montón de personajes cósmicos pero es eso, una mera excusa, un relleno que no aporta nada, no es influyente sobre la otra parte de la historia, no resuelve argumentos anteriores y apenas se utiliza para darle buenos momentos a los personajes.

 

P: Abnett y Lanning tuvieron una buena idea con eso, aunque no terminan de hilarla bien. (No es tan malo como dice Al) Normalmente, las historias cósmicas de verdad, de las cuales esta es la primera en mucho (no como las Aniquilaciones que en el fondo, eran ejercitos de seres vivos pegandose por conquistar planetas… estamos hablando de historias a escala cósmica con universos enteros en juego), tienen un problema, y es que el nivel de juego es tan alto, que las aportaciones de la mayoría de héroes no sirven para prácticamente nada, y acababan resolviendose por algún Deus Ex Machina, por un par de personajes tipo Warlock, o porque el villano se autoderrotaba. Lo que habían hecho los héroes que importaban era casi irrelevante. Eso era notable en la Trilogia del Infinito de los 90, por ejemplo.

 

A: El Guantelete del Infinito estaba mucho mejor compensada que ésto.

 

P: No, no lo estaba, el 95% del Guantelete era paja irrelevante hasta que Thanos se derrota solo y Warlock coge el Guantelete. En ningún momento había tensión, porque sabias que Thanos era demasiado poderoso para sus adversarios. Y nada de lo que le pasaba a los demás personajes importaba porque se reseteaba al final. Aquí, AbLan han intentado jugar con eso para no caer en ese problema. Los grandes malos, como se vio en Guerra de Reyes, son Dioses Primigenios (claramente inspirados en los de Lovecraft, y al final incluso se nombran previos homenajes Marvel a Lovecraft) que vienen a este universo a comerse a la Muerte y controlarlo. Obviamente, eso está fuera de escala para nuestros héroes. Pero para compensar eso, se sacan a las versiones del Cancerverso de los héroes Marvel, para que Nova, Quasar y compañía tengan algo con cara, personalidad y nivel de poder adecuado con los que pegarse, y no sea enfrentarse a bichos genéricos durante 7 números. Además, la clave resulta estar ahí, porque resulta que el lider de la invasión es la versión de un héroe (con una explicación muy buena que tiene mucho sentido en retrospectiva, de que sea ese personaje), así que todo lo que hacen los héroes terrestres (o similares) acaba siendo lo importante, en lo que te tienes que fijar. Claro, que eso hace que la otra parte sea la menos importante, y no sea decisiva en la batalla final. Pero no es grave. Porque primero, son los secundarios los que estan ocupados en esa parte. Segundo, porque no es una batalla desequilibrada como en los viejos tiempos: Ambos lados tienen bajas, aunque un lado domine claramente. Y tercero porque, aunque en el fondo sea adorno, es adorno muy bien hecho. Da una sensación increible de gran escala, logran mezclar bien peleas entre entidades cósmicas y entre seres reales, que es algo que nunca se había hecho, da una gran sensación de desesperación, de “aguantar el fuerte durante los minutos vitales hasta que los héroes lo consigan”, que es algo casi necesario en estas epopeyas. Y se usan muy bien a muchos de los personajes implicados: La selección de héroes que lidera el ataque tiene un gran momento cada uno (y sirve para preparar algo más adelante, como todas estas sagas) y hay un par de gran ideas a lo largo del combate que son simplemente brutales. (Eso si, que me expliquen porque demonios han resucitado sin explicacion a Aegis y Tenebroso. No pintan nada, y estaban mejor sin aparecer)

 

A: Hay unos cuantos personajes que sí tienen grandes momentos pero pocos están en esa parte de esa historia. Está Nova, porque alterna entre ambas aunque muchos de sus momentos los tiene en la parte sin Thanos (por cierto, qué absurdo es ver a Namorita en una historia cósmica). Estela Plateada destaca en algún momento pero tiene un perfil bajísimo para lo que debería. Gladiador, Ronan y, sobre todo, Bill Rayo Beta están totalmente eclipsados. Y tres cuartos de lo mismo para los Inhumanos.

 

P: Es el problema que he dicho antes de que algunos personajes quedan eclipsados, pero en el fondo, son secundarios. Y lo de Namorita es herencia de la serie de Nova. Fue una idea brillante para resucitarla, y la manera que tienen de darle protagonismo en esta historia está muy inspirada (igual que usan al Mayor Victoria, lástima que no haya espacio para explorar la conexion) En cuanto a la otra parte de la historia, es más o menos una historia de los Guardianes de la Galaxia (aunque recoge elementos de Nova y reminiscencias de Aniquilación al final), y tiene todos los puntos buenos de esa serie: Buena acción imaginativa, muy buen humor negro para aguantar la desesperación, villanos chulos y grandilocuentes, traiciones esperadas e inesperadas, algún concepto de ciencia-ficción chulo, y por supuesto, un gran sacrificio heroico o dos. Destacar que, aunque por lo general, los “héroes” del Cancerverso están de lacayos con caras y poderes conocidos, hay un par que están muy buen usados. De hecho, hay un par de personajes que están mucho mejor usados que sus contrapartidas normales en los últimos 7 años.

 

A: El líder del Cancerverso es un gran hallazgo, daría para hacer un buen supervillano a largo plazo. Es una perversión especialmente desasosegante de un héroe muy recordado. Y en general, un uso muy bueno de los cliffhangers. Hay tantos cliffhangers buenos que algunos hasta los tienen que dejar a mitad de número porque no tienen tantos finales. En ese punto la narración está muy bien estructurada, la historia avanza a un ritmo muy bueno, siempre aportando cosas nuevas y la interacción entre los personajes principales (Starlord, Nova, Thanos, Drax…) da las suficientes vueltas como para no perder tensión en todo el tiempo.

 

P: También tiene un final muy bueno. No queda apresurado, y aunque tampoco pueden detenerse con muchos epilogos y “como han quedado las situaciones”, si que rinden homenaje a todos los caidos y los que han cambiado. Y más importante en la actualidad, es un final, no algo que deja abiertas tramas para futuras grandes sagas.

No entiendo porque, habiendo tenido buenos dibujantes experimentados en las series precursoras a esto como DiVito o Walker (e igualmente, habiendo siempre usado a gente muy clara, curtida y de estilo amplio en las tres anteriores sagas), han elegido a alguien novato, oscuro y con un estilo opresivo como es Miguel Sepulveda para dibujar ésta. Supongo que la idea es acompañar el horror del Cancerverso con un dibujante más oscuro y sucio, pero no termina de funcionar bien. No ya por el estilo, sino porque no es excesivamente bueno. Es mejor que en Thunderbolts, pero no hace del todo bien la acción estelar. En los personajes aún se salva (tiene un toque a lo Pacheco, que no extraña siendo español), pero cuando tiene que montar peleas, sean entre humanoides o entre flotas y entidades, se dispersa bastante, y queda confuso en vez de grandioso. Y no tiene tanta energia como debería tener, por muchos efectos chulos de luz que le meta el colorista.

 

A: Supongo que hubiese sido mejor colocarle en las escenas oscuras de Cancerverso que sí quedan muy bien, pero darle la totalidad de la historia hunde bastante las escenas de universo normal. Los grandes planos de batallas con entidades cósmicas quedan super estáticos y nada impresionantes. Al menos hace muy bien a Thanos, lo contrario hubiese sido un fracaso total.

 

P: Un final muy bueno (aunque tampoco lo mejor que han hecho) a las grandes sagas cósmicas de los últimos años. (Abnett y Lanning aún harán una miniserie más, pero no será una gran saga, y muy probablemente será el final, ahora si). Muy Recomendado (9)

 

 

 

World War Hulks: Héroes

 

P: Pese a que la historia realmente se desarrolla entera en las dos series regulares de Hulk, y el nombre monumentalmente tonto que tiene, en Marvel tienen que sacarle provecho a todo lo que suene a “evento” (recordemos que este año, en vez de una gran saga, hay una por familia de series: Asedio, Desafio, WWH, Advenimiento, Tierra de Sombras…), así que tocan derivados innecesarios. Ya tuvimos hace un par de meses aquel especial que metieron en la serie regular, que más bien transcurria antes, y ahora tenemos el resto en este tomo, que si que transcurre durante esta “Guerra Mundial de los Hulks” (que ni es mundial ni es una guerra, pero lo que sea). Y son distintas aventuras de distintos héroes transformados en Masas. Ignoremos la idea de que supuestamente, la radiación gamma afecta a cada usuario de una manera, que la mayoría deberían morir, y el resto verse alterados según sus deseos subconscientes. Aceptemos que se transforman en seres parecidos a Hulk por la tecnojerigonza de turno, y nademos en la estupidez intencionada en plan Edad de Plata del concepto. ¿Está bien el tomo, según sus propios parametros? Bueno, depende de la historia, pero no mucho.

Primero hay una historia de 2 números, escrita por Jeff Parker (que escribió algunas de las minis satelite de esta saga, y proximamente hará Hulk) dedicada a… Hulksacre. Que son dos conceptos sobreexplotados por el precio de uno. La idea es que sea una aventura chorra y desenfadada por el tiempo y el espacio del Universo Marvel, que no tiene que tener mucho sentido. El problema es que, si, es chorra, desenfadada y estúpida. Lo que no es, es graciosa. Tiene el problema de casi todas las historias recientes de Masacre, que confunde chorra con gracioso. Y es una pena, porque Parker sabe ser gracioso, pero normalmente en el contexto de una historia más seria. (Igual que Masacre, que funciona mejor cuando es el contrapunto de algo serio) Pero bueno, ver a un personaje completamente absurdo usando una lógica retorcida y visitando sitios diversos del Universo Marvel como el mundo de Dinosaurio Diabolico, o la vez que la Cosa fue el pirata Barbanegra, tiene cierta gracia. Pero no mucha, y se acaba pronto.

 

A: Fíjate que cuando estaba leyendo esto de Hulksacre me estaba dando bastante vergüenza ajena pero su recuerdo ha mejorado muchísimo después de leer las otras dos historias. Por lo menos, es desenfadado en el sentido de que asume que no va a llegar muy lejos con un personaje hulkificado así que directamente se dedica a hacer estupideces, y tiene un par de detalles graciosos. Va de menos a más.

 

P: El dibujo es de Humberto Ramos, y al menos aquí su estilo le pega al tono e intenciones de la historia. (En serio, ¿de quien fue la brillante idea de meterle en Iniciativa?) Sigue siendo confuso a ratos, con problemas de narración, y a veces estéticamente desagradable. (Eso es subjetivo, las otras dos cosas no)

 

A: La verdad es que le da un punto gracioso a algunas escenas cómicas, pero sigue sin compensar por todos los puntos que le quita al resto de escenas.

 

P: Las otras dos miniseries son también de dos números, pero por alguna incomprensible razón, tienen un 50% cada número de dos equipos creativos distintos, en vez de hacer que cada número sea de un equipo creativo completo. O que sean 4 especiales, que habría sido lo lógico. Pero de nuevo, no intentemos entender el marketing de Marvel, lleva a la locura. Lo triste es que los equipos creativos (bueno, los guionistas, al menos) son de buena calidad, pero se ven totalmente desaprovechados por tener que lidiar con un concepto tan tonto y el remite de tener que hacer historias intrascendentes y chorras. El resultado no está a la altura de ninguno de los involucrados. En general, estas dos miniseries parecen ser un intento de meter a los autores y el estilo de las series para todos los públicos de Marvel, en una historia en el Universo Marvel habitual, ya que el tono está a medio camino. El resultado es demostrar que no nos perdemos mucho al no leer esa linea, y que no los autores implicados son capaces de cosas mucho mejores.

 

A: Es que realmente podrían haberse resumido las cuatro historias en dos números, porque se ve como los guionistas intentan cumplir con el mínimo esfuerzo, encadenando splash-pages, páginas de dos viñetas… de todo para pasar rápido el trago. Supongo que es difícil tener que construir una historia cuando la instrucción es “interrelación de dos personajes hulkificados”. Aquí optan por tratar de decir algo sobre los personajes a través de la historia. Lo cual resulta ridículo e irrelevante en Thor/Spiderman y directamente absurdo en Cíclope/Hombre de Hielo, donde fuerzan un conflicto larvado entre los personajes que sale de ninguna parte. Para Bucky/Lobezno el esquema varía porque Logan no tiene la inteligencia disminuida. Entonces asistimos a un nuevo “Yo también conocí al Soldado de Invierno”

 

P: Kieron Gillen, de Ares y Sword, que eran comics divertidisimos, hace la de Spiderman y Thor, que intenta usar elementos del pasado de ambos para establecer paralelismos entre sus vidas y darle una parte seria y dramática a una historia sobre un Thor aún más cachas y la segunda iteración de Spider-Hulk. No llega a funcionar, me temo. Al menos se vislumbra que escribiria bien a los personajes si pudiera. Y no es mala, solo… poco afortunada. El dibujo de Jorge Molina pega bastante más que en Iniciativa/Academia, pareciendose a McGuinnes un poco, y todo.

Chris Eliopoulos, que unicamente había escrito series cómicas antes, escribe la historia de Ciclope y el Hombre de Hielo. Se basa en inventarse un conflicto de toda la vida entre ambos personajes y usar la transformación para sacarlo a la luz y resolverlo. Por un lado, como dice Al, sale de la nada. Por otro lado, es creible que dos personas que se conocen desde adolescentes tengan algo así reprimido todos estos años, ambos son maestros de la represión. Es una historia muy simple, de todas maneras, que tampoco dice mucho. Es más de lo que están ahciendo con Bobby en Patrulla-X, eso si

 

A: También es verdad que la historia no lo resuelve. Simplemente lo muestra y no lo cataliza para nada ni lo hace avanzar de ningún modo. Llega hasta la última página y se alegra de haber sido capaz de estirarlo hasta allí. No más.

 

P: El dibujo de Patrick Scherberger, que está sobre todo en las seires para todos los públicos, podría ser mejor, pero mantiene el tono de las demás.

Su colega en esas series, Paul Tobin, escribe la historia de Bucky y el Tio Garras. Y es una tontería enorme a base del retcon de que se han conocido de siempre, que si intentaba decir algo más que clichés, no ha quedado nada claro. El dibujo de un tal Jacopo Camagni (no podia faltar un italiano novato) es aceptable.

 

A: La única que sí me pareció realmente buena es la de Cosa/Antorcha. Es una bronca entre Ben y Johny de las de toda la vida pero dándoles unos diálogos muy simpáticos tanto a ellos como a los otros dos fantásticos. Bueno, eso el flashback, que alterna con alguna otra mierda hulkosa.

 

P: Esa es de Brian Clevinger, de Atomic Robo, haciendo su debut en una de las grandes, así que no debería extrañarte. Si, es la más divertida, y la que queda menos forzada. Clevinger, además, hace otra cosa bien, que es contar dos historias de 11 páginas en vez de estirar una a más de lo que necesita. Su otra historia es, básicamente, un homenaje a Nextwave. Nextwave tenía un sentido del humor muy particular, que no está muy alejado del de Clevinger, así que parece apropiado. Excepto que como demuestra Al, si no leiste Nextwave, no se pilla el chiste, y la historia queda bastante vacia. El dibujo de Gurihiru, también de Power Pack y series para todos los públicos, está muy bien.

 

A: La historia de Cosa y Antorcha es muy graciosa, la de Nextwave tiene su punto pero es menos redonda. Las otras son basura. Las habrás olvidado 48 horas después de leerlas. Y eso si te esfuerzas mucho en recordarlas. Ni es nada útil para seguir Guerra Mundial Hulks ni es nada útil como historia de los diferentes personajes, ni es nada útil para leer historias divertidas. No debería haber existido. No Recomendado (4)

 

 

 

X-Factor Forever

 

P: Como el nombre indica, esto es una idea muy similar a X-Men Forever. Pero no te confundas: No es una serie de Factor-X en el universo de X-Men Forever. Son dos series sin nada que ver. Lo único que tienen en común es el concepto: Dejar que el guionista original continua la historia donde se quedó en la serie original. En este caso, incomprensiblemente, la etapa que se continua es la de Louise Simonson en el Factor-X original. Y es incomprensible porque ni es un comic particularmente influyente, ni bien recordado, ni para que engañarnos, bueno. Lo único recordado es que creo a Apocalipsis y a Rictor, y los personajes han cambiado mucho desde entonces. No está en ninguna lista de grandes etapas a recordar, de hecho, no se ha recopilado entero ni siquiera en esta epoca de reeditarlo todo. Fue el primer spin-off de la Patrulla-X sin Claremont, y fue el principio de lo que después fue la linea en los 90: Reciclaje sin alma de las ideas de Claremont, personajes aburridos planos andando en círculos, crossovers forzados e ideas tontas porque es la moda. Por ejemplo, el principio de la pareja Scott-Jean como algo baboso y aburridismo fue allí. También la transformación del Angel en un Lobezno con un diseño feisimo e incomprensible. El convertir al grupo en héroes genéricos, con un intento fallido de tener, a la vez, unos segundos Nuevos Mutantes, pero sin el carisma. Y los pocos subargumentos, que no fueron a ningún sitio.

Prácticamente la única idea interesante de la etapa fue Apocalipsis. En vez del megalómano aburrido que habla mucho pero no hace nada que hemos tenido desde los 90, era un personaje más intrigante, con objetivos más complejos que conquistar el mundo. La palabrería vacia darwinista tenía más sentido con ese personaje, y también que nunca llegara a actuar fisicamente. Claramente, Simonson también debe pensar que es lo más interesante, o al menos, lo único que se dejó sin contar, ya que la miniserie va enteramente de eso. Va del gran objetivo de Apocalipsis cumpliendose, y Factor-X están de invitados para que se mueva la historia, pero no es su historia. No tiene nada que decir de ellos, menos incluso que en la serie original.

 

A: ¿Sabes que noto en ese tipo de historias? No he leido X-Men Forever pero si el remake de la Saga del Clon arácnida. Parece que a un guionista que está desentrenado de escribir historias de los personajes (o de escribir historias en general) le das de sopetón la oportunidad de hacer la historia que siempre quiso. Y está tan ansioso por llegar a esa conclusión y tan poco disciplinado para ponerse a estructurar una historia que en su mente lleva años funcionando perfectamente, que se lanzan a lo loco a poner encima de la mesa la única idea que les obsesiona. No buscan formas originales de presentarla, giros, integración de historias personales… es una carrera cuesta abajo en busca de la conclusión deseada. Y al final quedan historias vacías ante las que te preguntas ¿y ésta era la gran narración que te guardabas?

 

P: Ciertamente, Simonson lleva varios años sin escribir comics, así que desentrenada está, está claro. Aparte de que tiene una edad en la que incluso la mayoría de antiguos buenos guionistas ya no son tan buenos. Y encima, los únicos momentos en los que la serie original fue aceptable fueron en colaboración con su marido Walter. Una vez se fue, la serie fue tan horrible como el resto de cosas que

hizo en solitario. Así que, para lo que se podía esperar, no es una miniserie tan mala. El problema es que no se podía esperar absolutamente nada. Lo único interesante es la premisa, que es la gran idea que se quedó guardada de la serie original, y que los lectores astutos pudieron deducir de lo que se dijo originalmente: Que todo el rollo de pocalipsis de una gran guerra entre mutantes y humanos donde sobrevivirían los más aptos, era para tener una humanidad más fuerte para plantarle cara a los Celestiales cuando vinieran a juzgar la Tierra, como hicieron con aquel otro planeta en el nº50 de la serie. Hasta ahí, bien. Desde luego, mucho mejor que cualquier otra versión posterior de Apocalipsis donde ignoraron todo eso. El problema es que la mini empieza con esa premisa: Los Celestiales llegan a la Tierra, y pillan a Apocalipsis en bragas. A partir de ahí, ya se quedan sin nada interesante que contar.

 

A: Por otro lado, los Celestiales que no son los seres más poderosos del universo ni nada, interactúan de tú a tú con los mutantes y se comunican con gestos de la cultura terrestre. Pero eso, ahí está la idea que Simonson quería contar. Pero así, vomitada. Sin ninguna estructura narrativa envolviéndola. Hubiese quedado mucho mejor si la hubiese explicado en una entrevista.

 

P: Esta historia debería ser algo a gran escala, que afectara a todo el planeta, o al menos a un gran número de personajes, aunque sea de trasfondo. En vez de eso, son unos 8 personajes persiguiendose mutuamente hasta que todo se resuelve mediante un Deus Ex Machina. Decir que es anticlimático es quedarse corto.

Además de no funcionar como historia en general, por ser una chapuza, los detalles concretos tampoco funcionan, porque los personajes están increiblemente infradesarrollados. Factor-X son los personajes más sosos del mundo, intercambiables por cualquier otros en muchos momentos. Apocalipsis sigue siendo todo hablar y nada de actuar. Y Simonson también se saca a Mr Siniestro, y hace lo peor que podía hacer, que es coger la idea posterior de que es el lacayo de Siniestro, en vez de jugar con la idea original que se tenía en los 80. (De paso, se le da un origen distinto al “real”, pero muy similar, con lo que ya son 4 o 5 origenes distintos, según el universo) El resultado es algo muy de derivado de la Patrulla-X del montón: Ideas muy grandilocuentes, pero que no se ven reflejadas en la ejecución, que no se corresponde con las ideas en escala o concepto. Personajes que apenas cuentan como personajes o son estereotipos a lo sumo. Y un argumento a base de dar vueltas y con cosas que pasan porque si, en vez de surgir de conflictos lógicos entre personajes.

Hasta el dibujante está rescatado de los 90, aunque en este caso, es una sorpresa grata. Dan Panosian era uno de los peores imitadores de Liefeld en la época, que ya es decir, pero tras pasarse muchos años en animación, ha mutado en algo irreconocible. Algo bueno. Es un poco caricaturesco, pero sin ser maravilloso, es perfectamente aceptable.

 

A: No conocía su trayectoria pero lo que iba a comentar del dibujo es que se parecía enormemente a unos dibujos animados, y sin embargo se adapta muy bien al cómic. Narra bien, a pesar de que Louise Simonson decide que tiene que sobrenarrar con textos de apoyo, por algún motivo. En general, me ha gustado el dibujo y espero volver a verle.

 

P: Simonson sobrenarra porque era el estilo en aquella época, y ahí se ha quedado. Los ilusos nostálgicos que aún piensan que los comics eran mejores hace 25 años deberían mirar cosas como esas antes de hablar.

Ah, al igual que X-Men Forever, Simonson se pasa en parte la premisa por el forro: Está continuando donde se quedó en Factor-X (antes de la última saga del Factor-X original, es decir, antes de la historia donde Apocalipsis rapta a Nathan), pero ignorando las demás series de Marvel de la época, aunque sean cosas anteriores, de series con las que Factor-X interactuó. Por ejemplo, aparece Molde Maestro como se quedó en su última aparición en Factor-X… excepto que reapareció en Patrulla-X después, en un punto anterior al final del Factor-X original. Lo mismo con Mr Siniestro, aunque a decir verdad, en el Universo Marvel también resucitó sin explicación después.

Casi lo único interesante de la mini es la historia de complemento, donde se cuenta la historia de Apocalipsis y de la evolución de la humanidad, ya que están. Es una historia bastante mejor que la que acabó siendo oficial, se nota que es lo que tenían pensado originalmente. Es narración seca a base de soltar información, de la que hacían Gruenwald y Sanderson en los 80, pero mejor eso que una mala historia. Una pena que se estropee al final cuando ya no saben que contar. El dibujo es de Aluir Amancio, con origenes parecidos, que hacía la adaptación a comic de la serie de animación de Superman, y se nota. No está nada mal.

 

A: En general, es muy triste decir que “la gran historia que Louise Simonson siempre quiso contar y nunca pudo” pasa sin pena ni gloria. Y sobre todo, apenas es una historia. Es una idea, como mucho. No tiene el desarrollo mínimo como para llamarle historia.

 

P: La idea de la línea Forever es buena, y debería seguir adelante, pero con etapas buenas y autores que tuvieran cosas que contar y habilidad para contarlas. A menos que fueras muy fan de la serie original (y si lo eras, repasala sin gafas nostálgicas y acepta la verdad) y siempre quisieras ver lo poco que dejó sin contar, evita esto. No Recomendado (3)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Astonishing X-Men Nº12: Diálogos muy divertidos y acción muy vistosa, pero es anticlimático que te mueres. Neutral (5)

 

Capitán America: Las Tiras de Prensa de 1940: Pastiche de las aventuras de antaño, que logra demasiado bien parecerse a los comics antiguos: Es decir, es aburrido y tonto. No Recomendado (4)

 

Daytripper: Historia de Vertigo de biografía cotidiana, pero muy bien hecha, y con una herramienta narrativa muy curiosa que la hace destacar. Muy buen dibujo. Muy Recomendado (10)

 

Iron Man Noir: No es noir, es pulp. Pero como Otros Mundos de Iron Man en plan aventura pulp (piensa mezcla entre Indiana Jones y Rocketeer) está bastante bien. Recomendado (7)

 

Nuevos Vengadores: Luke Cage: Miniserie de relleno irrelevante y sin imaginación. Interesante el contraste entre las dos historias que lleva, eso si: Una escribe al Cage de verdad, otro al coñazo actual. No Recomendado (4)

 

Patrulla-X: Mariposa Mental: Esta bazofia debería haberse quedado en los 90. Evitar a toda costa (2)

 

Spidergirl Nº6: Conclusión perfectamente aceptable de los muchos subargumentos del último año. La otra mitad del tomo, sin embargo, lleva material relacionado que es bastante más problemático. Neutral (6)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la que viene con lo que queda de Panini (Ultimate Thor y Spiderman Presenta, asumiendo que salgan) y lo poco que publique Planeta, que será Cuerpo de Linternas Verdes y no mucho más. Saludos cósmicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: