Criticas Reconstructivas: Semana del 4 al 11 de Abril

13 abril, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana toca principalmente el resto de lo que vino la semana pasada, principalmente, tomos de Panini/Marvel, aunque tampoco todos. Además, se añaden un par de series mensuales que no vinieron la semana pasada (pero no Factor-X, que ha sido cancelada como serie mensual. Debería estar más atento a esas cosas) y la típica entrada de Planeta/DC de principio de mes. Como todo son cosas más o menos interesantes, en principio vienen todas por escrito y ninguna en audio, pero no os acostumbreis. Veamos que hay:

 

 

 

 

 

 

Agentes de Atlas: Marcada por los Dioses

 

Este tomo es una miscelanea extraña, compuesta por varias historias sueltas, la mayoría escritas por el Jeff Parker de siempre, que tienen todo el material que queda por publicar entre el volumen 2 de la serie (el de Reinado Oscuro) y el tercero y último (el de la Edad Heroica). Son varias miniseries y especiales, y más o menos, cada una está protagonizada por un agente de Atlas individual, excepto Jimmy Woo, porque es el jefe y ha sido el central de las historias hasta ahora, y M-11, porque es un robot. Ninguna de ellas tiene que ver con la premisa original de la serie de tenerles liderando un imperio criminal, por desgracia.

 

La primera historia es la del título del tomo, y venía de complemento de la última saga de Hercules. Queda un poco raro publicarlo aparte y después, porque transcurre simultaneamente al Asalto a Nuevo Olimpo, y de hecho, vemos algunas escenas desde otro punto de vista, pero que se le va a hacer. Continua del argumento abierto en el anterior tomo de Atlas, con Venus teniendo que enfrentarse a la Venus original, es decir, la diosa Afrodita. Es lo único del tomo que es una historia de los Agentes de Atlas en pleno, aunque en el fondo, es una historia de Venus. Y es una historia de aventura con toques mitológicos, del montón. Se encuentran con varios bichos mitológicos, los vencen mediante mezcla de fuerza e ingenio. Muy estándar, aunque con algo de ingenio en la presentación. Lo mejor es el final, que es bastante divertido (y a alguno le gustara desmedidamente) y si que cambia un poco a uno de los personajes, por una vez. El dibujo es del dibujante regular actual, Gabriel Hardman, que se pasa de oscuro en estilo, pero logra ser atractivo y con grandes diseños.

 

La segunda era el complemento de Caida de un Vengador, también en el último tomo de Hércules, y es la única no escrita por Parker. Está escrita por Paul Tobin, y si sus trabajos para la línea Impact hubieran sido tan buenos como esto, ya estaría en primera. Es una historia maravillosa que va de Venus y Namora vendiendo todas las posesiones de Hercules, que son muchas. (Va antes de que Amadeus tome el control del Grupo Olimpo, obviamente) Empieza siendo una comedia muy divertida, pega un giro muy bueno hacia el drama duro, y termina siendo muy entrañable, encajando perfectamente con el personaje de Hercules y su mundo. Es mucho más su historia que la de Atlas, y debería haber estado en el tomo de esa serie y no de esta, pero es la única pega que tiene la historia. (Bueno, ¿en serio tienen los atlantes un tabú sobre el nudismo? Si habitualmente van casi desnudos) El dibujo de Reilly Brown está muy bien, también.

 

Namora tiene un especial (como parte de una serie de especiales del año pasado, en plan “que no tengamos ninguna serie regular protagonizada por mujeres no significa que seamos misóginos, mira, un montón de especiales femeninos”, de los que deberían publicar el de Spitfire, que era muy bueno) que la tiene bajo el mar teniendo uno de esos conflictos habituales para estos personajes. Al menos no usa el trillado “atrapado entre superficie y agua” del que están abusando con Aquaman. No es que nos diga nada nuevo de Namora, que es un personaje que tampoco es muy profundo (chiste no intencionado), pero al menos nos mete bien en su cabeza. El conflicto es bastante obvio (y más cuando tiene una situación de esas que es demasiado bonita para ser verdad… que queda peor aún porque eso que insinuan ya ha pasado de manera completamente distinta en otra serie, por culpa del desfase que lleva Panini) pero no se lleva mal. Y tiene muy buen dibujo de Sara Pichelli, por aquello de que uno de los autores sea hembra.

 

Después tenemos, por algún motivo (ha vendido menos que ninguna otra cosa en Marvel ese mes), una miniserie dedicada a Marvel Boy. (O el Uraniano, como lo llaman ahora… ¿realmente piensan que es mejor nombre? ¿No solía ser eso sinónimo de gay?) Excepto que en vez de explorar al personaje, su extraña existencia actual, o, Dios lo prohiba, que le pase algo nuevo, es una historia vieja. Es el origen del personaje, hasta que volvió a Urano para quedarse. Es decir, el origen que ya nos contaron cuando presentaron al personaje, pero ampliado a 3 números. El resultado es tan aburrido como puedas esperar, porque no se que manía tienen en los comics modernos de volver a contar los origenes de los personajes en plan lento, en vez de contar, no se, historias nuevas. Una de las gracias es que transcurre en los años 50, pero eso lo que nos lleva simplemente es a todos los elementos estándar de historias que transcurren en esa época, (Caza de brujas, hombres del gobierno, paranoia alien, etc…) sin ofrecer nada original, y los personajes también son estereotipos. El personaje es tan simplón como el inocente que no entiende el mundo que parece una caricatura, y por necesidad argumental, no puede cambiar. En vez de desarrollarse mejor la civilización de Urano, son también estereotipos, y en vez de aclararse las discrepancias con las distintas versiones establecidas, simplemente se repite la versión contradictoria que sabíamos. Lo único gracioso que tiene la mini es cuando se ponen a hacer pastiches de los comics originales de los 50, y las explicaciones de cómo se hicieron esos comics en el Universo Marvel. Y ambas cosas las hizo ya Karl Kesel hace años. Para colmo, el dibujo es de Felix Ruiz, al que ya vimos en Marvel Zombies 5. Y no se a quien demonios se le ha ocurrido poner a un imitador de Sienkiewicz a hacer un comic de ciencia-ficción retro de los 50, pero se merece un premio al despropósito.

 

Por último, hay una miniserie sobre el Hombre Gorila. Y es una historia de pulp, con todos sus elementos. Empieza muy bien, con una entradilla a lo James Bond absolutamente desmadrada, con un villano genial que parece salido de Hellboy o de Umbrella Academy. Si el comic hubiera ido todo en ese tono, habría sido fantástico. En vez de eso, es meramente bueno. Mezcla flashbacks de toda la vida de Ken (a diferencia de Marvel Boy, aquí si que hay que contar, pues Ken es como Logan, muy longevo y que ha estado en todas partes, y no nos habían contado nada de su vida pre-gorila), algunos bastante buenos como historia, otros simplemente vistazos de distintas épocas, que suenan tan bien que se podría hacer una historia entera de cada uno. Con una historia del presente, pero que también es puro pulp, una especie de Indiana Jones, pero con un protagonista gorila, y por lo tanto, mejor. Bastante divertida, y tiene buen dibujo de otro italiano novato más, Giancarlo Caracuzzo. (Ahora, si hubieran publicado el número de Masacre Team-Up que continuaba de esto, habría sido mejor)

 

Lo bueno de esto es que demuestra la variedad de historias y géneros que se pueden hacer con los Agentes de Atlas. Lo malo es que no se aprovechan algunas de las gracias, y que el nivel de las historias tiene altibajos. Aún así, Recomendado (7)

 

 

 

Astonishing X-Men Nº13

 

Empieza la tercera y última saga de Warren Ellis en la serie, pero el sistema de publicación es enrevesado de narices. Originalmente, Astonishing iba a ser la nueva serie principal de la Patrulla-X, sustituyendo al New X-Men de Morrison, con una nueva serie para que Joss Whedon pudiese lucirse. Excepto que la serie empezó a retrasarse en exceso, así que las demás series continuaron sin AXM, y la dejaron como una curiosidad histórica. Asombrosamente (nunca mejor dicho), pese a eso, la serie continuó tras Whedon, esta vez con otro famoso, Ellis, en el mismo plan de “va por detrás de las demás series y lo que pasa es irrelevante a grandes rasgos, pero es una serie de lujo porque la hacen famosos”. Y aunque la etapa apenas ha llamado la atención, y ha continuado con la tendencia a los retrasos múltiples, el concepto les ha debido de gustar en Marvel, porque han empezado toda una línea de miniseries Astonishing con esa misma idea. Logicamente, esta tercera saga de Astonishing es una de esas nuevas miniseries, con el subtitulo de Xenogenesis, para diferenciarla de la serie regular, que debido a los desmadres que llevan en Marvel, aún estaba publicando la saga que aquí vimos terminar el mes pasado, cuando empezaba esta. Pero para terminar de confundirlo todo, la serie regular de Astonishing va a continuar por separado, además, sólo que esta vez con autores bastante menos famosos, y, para confusión máxima, los números pares van a tener un equipo creativo, y los impares otro distinto. Si fuera más complicado, tendrías que usar un anillo decodificador para seguirlo.

 

Total, que esta es otra de estas historias autoconclusivas de gran idea como las dos anteriores de Ellis. Hay que concederle una cosa a Ellis, si le ponen a escribir historia de la Patrulla-X post-Dia M, escribe historias que usan el Dia M como punto de partida, en vez de centrarse en sus fetiches personales, ponerse a revisar continuidad de hace décadas porque no se le ocurre maneras de tirar hacia delante, pegarse contra vampiros o similares. La idea es que empieza a haber nacimientos aparentemente mutantes, y ahí va a ir la Patrulla-X a investigar. Aquí el hecho de que esta sea la serie opcional juega en contra de ella, porque obviamente, no van a arreglar a los mutantes en esta serie (y aunque se pudiera, sería una manera anticlimática), pero no deja de ser una premisa interesante, sea cual sea la pega que haya al final. (Una pega se menciona ya de antemano, pero Ellis la caga al mencionarla. Dice que no pueden ser mutantes porque las mutaciones se manifiestan en la adolescencia, no al nacer, pero eso, aún ignorando todo el rollo de Hope –y dado que esto es post-Complejo de Mesias, debería mencionarse también- no son ni de lejos los primeros mutantes que tienen poderes de nacimiento, de hecho, la primera saga de Factor-X iba precisamente de explicar que hay un subtipo de mutantes que son así, como Madrox o Rondador)

 

Dada la típica lentitud de Ellis, el número termina antes de llegar al lugar en cuestión (que curiosamente, es una referencia a las viejas historias de Jamie Delano en Capitán Britania, supongo que porque es de lo poco de Marvel que Ellis respeta y admira). Pero a diferencia de la primera saga, que tenía a los Hombres-X no haciendo mucho antes de empezar la historia, esta… bueno, realmente tampoco les tiene haciendo mucho, pero sirve para discutir un tema interesante. El pueblo con los nacimientos está en plena África, y el número va, sobre todo, de los distintos personajes discutiendo sobre territorialidad, y sobre la impresión que puede causar que un puñado de americanos blanquitos venga a arreglar los problemas de África. Aquí es donde Tormenta tiene por fin un papel importante, cosa que no ha tenido prácticamente desde que se la trajeron de vuelta del fiasco de su matrimonio con Pantera (que, por cierto, también es mencionado aquí, porque sigue existiendo, aunque pasen de él en las demás series). Y si, se menciona explicitamente que Ororo es medio americana, y en cualquier caso, es de un país africano completamente distinto al que van (a diferencia de la mayoría de guionistas, que piensan que toda África es lo mismo), pero también que aún así, es más cercana que el resto de la Patrulla-X, ya que al menos ha estado en una cultura vagamente parecida. (Al fin y al cabo, tu estarías más cercano de, no se, los ingleses que un puñado de japoneses, por poner un ejemplo) Es un tema interesante que tratar, y Ellis lo trata bien, adecuandolo a los personajes, no simplemente como charla moralizante.

 

El mayor problema es, como siempre, la lentitud. Como muchas de las cosas que hace Ellis, está escrito para leerse en tomo, no en números sueltos. Con una escena de presentación y explosiones silenciosas que ocupa varias páginas, varias páginas de pin-ups para presentar a los protas, y sólo charlas de antes de empezar, estaría bien para abrir boca como primer quinto de un tomo de 120 páginas, pero como una entidad independiente, deja que desear, porque se acaba casi antes de que empiece. Y es que mientras los comics se publiquen en entregas, hay que escribirlos para que se lean también bien en entregas, no sólo en el tomo inevitable. (Y manda narices que Panini publique mensualmente comics tan poco apropiados para el formato como este, y sin embargo, comics que funcionan perfectamente mes a mes como Academia Vengadores salgan en tomos. Pondrán todas las excusas de ventas que quieran, pero a veces hay que tomar decisiones con más ojo que ese)

 

El otro posible problema es el dibujo. Esta vez le toca a Kaare Andrews, que es definitivamente un buen dibujante. Pero también uno que cambia mucho su estilo según el encargo que le den. Y aquí, por algún motivo, ha decidido caricaturizar a los personajes, y encima, a unos más que otros. Los hombres parecen normales, lo que hace que como dibuja a las mujeres cante más. Emma Frost, aparte de hipersexualizada, que es lo habitual, tiene una anatomía absolutamente imposible, y ni siquiera atractiva, y Tormenta se queda cerca (aparte de tener la cresta ochentera que no tiene en las demás series, como licencia artística gratuita). Es una pena, porque la escena de presentación es en un estilo distinto que queda apropiadamente impactante, pero en un comic que es un 80% gente hablando, no poder tomarte en serio como personas a algunos de los interlocutores es un problema.

 

Hay ideas interesantes, y a lo mejor cuando termine la historia sale algo bueno. Pero de momento, no es satisfactorio, y es un problema de base, sobre todo de la editorial. Neutral (6)

 

 

 

Dia Mas Brillante Nº4

Peter: Continua la serie, y en este número empieza a afianzarse. Por un lado, la estructura cambia un poco. En vez de tratar de meter todas las historias en cada número, hay unas 3 en cada, de manera que en estos dos números que lleva la edición española, hay un avance de cada una de las 4 tramas normales de la serie, y un poco más de la principal, la de Deadman y el anillo blanco, que es comun a todos los números. Además, a estas alturas, ya empieza a estar bastante claro de que va cada una de las 5 historias. Y ya era hora, teniendo en cuenta que llevamos ya un cuarto de la serie.

 

Al: Desde luego avanza bastante la de Aquaman, luego un poco las de Deadman y Detective Marciano, casi nada la de los halcones y casi nada de la Firestorm.

 

P: Si, está claro en que historias están más involucrados los autores (o al menos, piensan cuales son más principales) y en cuales menos. Se nota mucho que tienen más que decir de unas que de otras, y al menos no tratan de estirar las otras para compensar. Lo cual no quiere decir que las que tienen más espacio lo merezcan, necesariamente. O quizá alguna de las otras tenga más importancia más adelante.

 

A: El problema ya no es que lo que se vaya narrando tenga más o menos relevancia, el problema es que algunas de las historias no están avanzando nada. La de los halcones por ejemplo, sólo nos enseña un cambio de escenario. No hay un nuevo elemento introducido en cada número. Ni siquiera hay un encaje muy bueno de las historias. No se parece nada a lo que fue 52.

 

P: Comparar con 52 es injusto y solo puede llevar a la locura y a la decepción. Pero si, no está funcionando mucho, ni las historias individuales ni como todo.

La de Aquaman explica bastante bien cual es el conflicto central de la historia, quienes son los villanos, que quieren, y porque están aquí y ahora. (Falta ver que pinta el nuevo Aqualad en esto, pero no es muy dificil de deducir) Los villanos de momento no parecen muy interesantes, y son un retcon relativamente innecesario de una vieja historia de la Edad de Plata. La idea es una que está bastante vista, y el conflicto que genera entre Aquaman y Mera parece un poco forzado, y no es tan terrible como habían hecho parecer hasta ahora. Al menos Johns no lo convierte en un melodrama tonto. Por otro lado, nada en los personajes sigue sin ser demasiado interesante, aunque está bien que metan a Aquaman en temas como en el de la escena de acción obligatoria de este mes. Muy apropiado, y muy inteligente por parte de Johns, porque se escribió antes de que pasara algo muy similar en la vida real el año pasado. Es la primera vez que habría hecho falta Aquaman en la vida real.

 

A: Como decíamos en los últimos 3 números, la historia de Aquaman está siendo, casi totalmente, una historia de Mera, donde se están introduciendo muchos más elementos y rasgos interesantes de ella que de él. Ahora, explicándonos cosas de su entorno y de su pasado. Que es verdad que no es que no haya pasado antes pero al menos encaja bien en ella y en algunas cosas que le han pasado recientemente.

 

P: ¿Tu crees que encaja? No es lo mismo ser una mujer dura y capaz e incluso una lider, que ser una asesina política. De hecho, no termina de encajar con la rabia que se supone que la llena. (Ni todo esto encaja con sus origenes originales, pero supongo que hay que suponer que sólo valen algunas cosas de cada continuidad, al azar, según les apetezca)

La historia de J’onn está claro que va de tenerle contra la nueva marciana con la resurrección de Marte de trasfondo. En este número, J’onn toma algunos pasos sensatos en la busqueda de la villana. Claro, que uno de ellos, mirar entre los marcianos blancos, es sensato únicamente si te olvidas de que murieron todos en una historia de LJA de Joe Kelly que todo el mundo ha ignorado. En serio, DC, ¿aún estais interesados en eso de la continuidad y el universo compartido y tal? Porque no lo parece. Aparte de eso… violencia gratuita. Esto empieza a parecer un chiste, donde cada vez que aparece la marciana, mata gráfica y horriblemente a civiles, sin venir absolutamente a cuento ni contar nada. Ojalá fuera señal de ser una parodia, pero no. E igualmente, se usa a otro personaje apropiado… que aparece sólo para ser torturado. Probablemente no sea grave, pero aún así, es fácil y tonto.

 

A: Jajaja. Ésta vez la violencia gratuita ha sido más gratuita que nunca. Especialmente porque ya es la cuarta vez que vemos al personaje hacer cosas así. Ya no tiene que demostrarnos nada. Por el resto, seguramente tenemos al mejor J’onn de los 4 números, el más auténtico y hasta empático. Y por lo menos es la primera vez que se le da un mínimo de emoción a este subargumento.

 

P: La parte de los Halcones está claro que va de perseguir a Hath-Set, de momento en el nuevo mundo al que han ido. Que con las islas flotantes y los animales humanoides, parece Thanagar, excepto que por alguna razón, Carter no menciona que le suena. En este número, simplemente exploran un poco, conocen que gente hay, y como no, se pegan con ellos. Es muy poco, es algo soso, y encima, la ambientación del sitio no captura la imaginación como debería, entre otras cosas porque no es nada nuevo, es bastante viejo para los personajes (o sus contrapartidas alienígenas, pero no nos metamos en continuidad extraña… demonios, todos los protas de la serie tienen continuidades enrevesadas, retconeadas y dificiles de entender)

 

A: Yo creo que la historia de los halcones es la peor de la serie, entre otras cosas porque sólo avanza un 1% cada número. Es como descargarse Lo que el viento se llevó con un modem de 56k. No se ve la luz al final del túnel, si es que hay final. En el capítulo de hoy: nos despertamos en un sitio, miramos a un lado y al otro y nos encontramos un problema. Ningún elemento más. Fin.

 

P: Igualmente, la de Firestorm tampoco avanza mucho, porque las dos tienen muy poquito espacio este mes. Pero esta, como es (presumiblemente de Johns), es más interesante. Entre otras cosas, tiene algo que contar sobre los dos protas. De los Halcones, no parecen tener nada que decir, sólo meterles en una aventura aburrida. En el caso de Firestorm, al menos tienen un viaje personal pensado para Jason y Ronnie, aunque sea obvio. Es la que tiene uno de los ganchos más interesantes (ver como aprenden a actuar juntos, es el mayor cambio de status quo en la serie), y la que tiene los misterios más intrigantes. ¿Cual es la revelación que mencionaban el mes pasado? ¿Que es la voz que oyen aqui? ¿Quien es el malo y que querrá? De momento, aún están presentando todo eso, pero no queda mal. La ejecución podría ser mejor, podría no ser tan obvia y con caracterización tan simplona, pero al menos son buenas ideas. Es triste que haya que conformarse con eso, especialmente en una serie con fama y un autor de primera, pero…

 

A: El tema un poco raro es que el misterio que ahora se avanza de cero otra vez tuvo un precedente hace un par de número cuando Átomo se metió en la cabeza de Ronnie. Podemos ver venir un poco lo que hay detrás y sin embargo los personajes parecen ignorar todas las pistas o situaciones llamativas que nosotros sí apreciamos. Pero sí, seguramente estos dos chicos sean los dos personajes, junto a Mera, que más evolucionados salgan de esta historia. Y por lo menos la escena tiene ritmo. Es la cuarta escena que nos presenta el mismo misterio, en el mismo punto de avance pero está bien narrada.

 

P: Creo que esa es la idea, que Jason y Ronnie están demasiado centrados en sus problemas como para apreciar lo que se les viene encima, y su historia va a ser como superan eso. (Igual que la historia de Deadman es aprender a vivir, la de Aquaman es dejar de ser un moñas, y las de los personajes de Tomasi… uh… )

Hablando de Deadman, lo suyo sigue siendo lo más interesante. La mitad va de explicar porque el anillo blanco no va resucitando a todos los muertos que se va encontrando por el camino. La explicación acaba siendo “porque al anillo no le da la gana”. Si eso acaba siendo parte de un plan mayor que explican, es justo. Si es simplemente exigencias del guión, y todo lo que le vaya pasando a Boston es “porque si, para que haya historia”, esta serie va a acabar siendo muy decepcionante. (Igual que si las historias al final no convergen). La otra mitad es una idea divertida. Si los anillos se activan ejerciendo la emoción correspondiente, es lógico que el blanco, que representa la vida, se active viviendo. Así que por ahí va la historia, que es obvio, pero al menos no es deambular aleatoriamente. La manera en la que se hace está bien, es la única que tiene ingenio en este comic. Empieza de manera muy portentosa, y luego pega un giro casi cómico hacia lo cotidiano, que le pega al personaje. Y termina prometiendo respuestas, que si se cumplen y no se están haciendo los interesantes, van a quedar bien.

 

A: La verdad es que juega con dos personajes brillantes, que son Deadman y Hank Hall que, bien usados, generan escenas geniales como las que hay en éste número. En general, Hank Hall tratando misterios sutiles y situaciones cósmicas delicadas es mortal de necesidad. Hay ingenio pero, de no haberlo, sería francamente triste. Y hay historia pero es que de no haberla, en la historia central que promete explicar toda la premisa de la serie, sería de juzgado de guardia.

 

P: El dibujo continua como hasta ahora: Reis y Gleason son impresionantes en estilos distintos. Syaf/Prado está bien, aunque no aporta nada imaginativo, y Clarke es bastante malo, y no se que hace alguien tan oscuro y feo en una historia tan superheroica y de ciencia-ficción.

 

A: Conque haya un 5% de Ivan Reis, el capítulo del dibujo está salvado.

 

P: La serie continua siendo bastante decepcionante, para ser de Johns, para ser la serie principal de DC, y para ser secuela de la Noche Más Oscura. El equilibrio entre las historias está bien, pero falta que individualmente avancen mejor, sean mejores en general, y se integren más. Neutral (5)

 

 

 

Ojo de Halcón/Pájaro Burlón: Fantasmas

 

P: Después del éxito de la miniserie que reunía a la pareja tras la resurrección de esta en Invasión Secreta, el mismo equipo creativo lanza una serie regular… que ha sido cancelada al final de este tomo, aunque los siguientes números se han publicado como miniseries. Aparentemente, el mercado ya ni aguanta spin-offs decentes de series famosas si no son “importantes” o hechos por famosos.

El emparejamiento de estos dos siempre ha sido buena idea. Aparte de la referencia obvia a Flecha Verde y Canario Negro (y es irónico que estos vuelvan cuando los otros se han separado) y la vaga conexión aviar, son dos luchadores cuerpo a cuerpo sin poderes que se basan en artilugios, expertos en lo suyo, y con caracteres fuertes y parecidos. Tienen mucha química. Funcionaron muy bien en la miniserie original de Gruenwald, pero cuando se los llevaron a los Vengadores, dejó de funcionar, porque la pareja se veia eclipsada entre gente más popular, sobre todo Pájaro Burlón, que en vez de complementar a Ojo de Halcón, quedaba redundante con él y con otros personajes similares. La solución de Jim McCann en la miniserie previa (que era su primer trabajo, y muy bien que le salió) fue tenerlos a ellos dos solos, actuando como pareja de espias, que para algo era la profesión de Bobbi. Y quedaba perfecto: En Marvel no tienen nada así, que combine buen espionaje, con elementos Marvel, con comedia romántica de diálogos rápidos. Además, como están jugando en el terreno de Pájaro, en vez de quedar eclipsada como segundona para su ex, quedaba como la principal, como la protagonista seria, con Clint como el musculos guapo y que parece tonto pero en realidad es muy bueno, que le pegaba también bastante. Era una fórmula muy buena.

 

A: Y sin embargo, esta serie empieza con una premisa un poco forzada. Quieren tener a una pareja de protagonistas super consolidada cuando no la hay. Sale de la nada un elenco patético de secundarios al que apenas nos presentan ni les dan cancha para que se luzcan (y casi se agradece) y luego introducen, de golpe, todo el background de los dos personajes que pueden. Es salir a la calle y ya se encuentran al archienemigo “histórico” de cada uno aliado con el del otro.

 

P: Parece ser que ahora que McCann contaba con más tiempo por ser una serie regular (ouch), ha decidido retroceder y mirar la historia de los personajes. Eso es un arma de doble filo. Por un lado, tratar su separación original es interesante, porque aparte de tenerla colgando, nos dice mucho sobre los personajes y su relación. Aunque inútiles posteriores (tipo Byrne) se olvidaron de los motivos de la separación y simplemente los tenían como exes genéricos que no se aguantan porque son cabezotas (generalmente, los mismos inútiles que usaban a Pájaro como heroina unútil genérica), la pelea original fue una idea muy buena de Englehart, porque era un conflicto sin malos ni buenos, y nada forzado, sino natural, porque venía de las diferencias básicas entre los personajes. Él es un superhéroe enteramente, y sigue las reglas del héroe a rajatabla. Ella es una espia metida a superheroina, y esos se rigen mediante una moralidad y reglas distintas que sólo a veces coinciden. Y como ambos se toman lo suyo tremendamente en serio, tenía que surgir el conflicto, era inevitable, y quedó muy creible. Generalmente, rescatar un conflicto que se abrió hace 23 años y se zanjó hace 17 sería una ridiculez retrograda. Pero el retcon del skrull impostor deshizo la reconciliación que cerraba la historia, y por mucho que el subnormal de Bendis haya escrito a Clint como el Castigador, es un conflicto que tiene que salir a la luz, o por lo de antes, o por algo nuevo. Y eso es el núcleo de la historia. Como el problema va a surgir, tratar la pelea original (que Bobbi mató, más o menos, al Jinete Fantasma), no queda mal. Lo que es algo exagerado es rescatar el fantasma de esa historia literalmente, con el propio Jinete Fantasma volviendo para causar la pelea.

 

A: Y eso está bastante bien. En general, el uso de la continuidad para las caracterizaciones es muy bueno. Maneja todo el pasado de los personajes con mucha naturalidad. Sus vínculos familiares, sus traumas pasados, sus actuaciones erráticas recientes. En general, consolida unas personalidades muy bien elaboradas con todos los elementos.

 

P: Si lo piensas mucho, el retorno del Jinete Fantasma es brillante. Se suponía que había sido exorcizado, pero en parte es porque lo que le retenía en la Tierra, vengarse de Pájaro, se había cumplido. Con la pareja junta otra vez, tiene sentido que haya vuelto a la Tierra a volver a cumplir su misión. Pero sólo si lo piensas mucho.

 

A: El problema es querer forzar todo para tener una especie de “universo Clint & Bobbi” como si fueran los mutantes o Spiderman. Realmente tienen 4 elementos en su pasado. Y no tienen un elenco de secundarios. Rescatar a lo loco a los dos archienemigos y crear de la noche a la mañana un equipo de Bobbi que además parece ideado en un 5 minutos para cumplir con la papeleta no genera ningún entorno.

 

P: Estás siendo muy duro con los secundarios. (Uno de los cuales ya se había presentado en la mini anterior) No están muy desarrollado, pero es una serie de espias. Los tipos que le crean los artilugios a James Bond y demás nunca se han desarrollado mucho, al menos no en la primera historia, y eo no significa que no deban existir. Al contrario, son de rigor en el género. Además, en parte gracias a la mucha expresividad del dibujo, en muy poquito espacio, sabemos bastante sobre la personalidad de cada uno de ellos, y te puedes hacer una idea bastante clara de que van. No son aburridos tampoco.

 

A: Son de rigor. No son de rigor que sean exactamente los mismos. Frenchie, Helen Mirren y una tarada de los explosivos. Pues fíjate tú. Super enriquecedor. No son los secundarios del Escuadrón Suicida exactamente.

 

P: Los secundarios del Escuadrón Suicida tampoco eran mucho en 6 números. (No había caido en los parecidos entre London y Helen Mirren, pero ahora que lo dices… Y dato curioso: Twitchy está basado, fisicamente y en personalidad, en el guionista de la serie) El personaje que si es importante y tiene tiempo para lucirse o caer es Dominic Fortune, que es el tercer personaje principal de la serie. Siendo un mercenario clásico de Marvel, (o quizá un heredero… es la versión joven que debutó en la infravalorada Sable & Fortune de hace unos años) más o menos pega, y cumple el importante papel del tercero en discordia para la pareja, para meter cizaña y ambigüedad moral, que también es de rigor, y está perfecto en el papel. A veces está demasiado metido en él, pero está bien.

 

A: Si, Fortune si que es un buen hallazgo para agregarle como secundario a la pareja. No sólo es, como tú dices, ideal para hacer triángulos amorosos, estratégicos y morales con los Barton sino que tiene bastante interés por sí mismo, en cuanto a historia y personalidad. Podría, de tener tiempo, llegar a desarrollar sus propios subargumentos. De hecho, en esta historia ya tiene bastante peso.

 

P: El mayor problema viene de los villanos. No porque sean mala elección, son buenas nemesis: Jinete Fantasma para Pájaro, por lo ya indicado. Y Fuego Cruzado para Ojo de Halcón, porque está obligado contractualmente a aparecer en todas las series de Halcón, y por tanto es su nemesis por defecto. Y no son malos villanos de por si, tampoco. Fuego incluso lleva unos lacayos sacados de una aparición perdida de los 90. No son tan divertidos como los Malabaristas Mortales, pero esos no habrían pegado en esta serie. El problema es que hace que se convierta en una historia demasiado típica de héroes contra villanos que buscan venganza. Va por los sitios más típicos. En vez de espionaje, son peleas contra lacayos para llegar al enemigo final. Y el conflicto interno de la pareja se convierte en conflicto externo contra los villanos que quieren separarlos.

 

A: Además de que la alianza entre ambos villanos está bastante, bastante cogida por los pelos. La idea era simplemente juntarlos a los dos, pese a que sean personajes totalmente distintos en registros casi opuestos.

 

P: Supongo que las diferencias son parte de la gracia del team-up. Pero es un equipo demasiado de tópico superheroico, de juntemos para vengarnos, que les hace actuar demasiado como supervillanos genéricos a personajes que no quieren serlo. (Bueno, Fuego Cruzado quiza si es un villano a lo James Bond, pero Jinete no) Es una pena, porque las partes de acción suelen ser bastante divertidas, con una secuencia en un museo muy, siento abusar de la comparación, pero muy Bond también. Es gracioso que Clint aún use la espada de Ronin, pero no es malo. La pega en esto, es que en vez de mezclar bien elementos de espionaje y de superheroes Marvel, hay escenas de acción que no usan elementos superheroicos (son buenas, pero podrían estar en cualquier peli) y escenas que son demasiado superheroicas, y por tanto demasiado manidas. Cuando la gracia era mezclar ambas cosas. (Eso pasa demasiado a menudo en estos comics)

 

A: Tampoco pilla muy bien el tono entre lo desenfadado y lo serio. Vale que se pueden alternar con cierta habilidad. Pero, a grandes rasgos, o vas de escenas de acción locas disparando desde coches en marcha o vas de auténtico drama psicológico donde las escenas de acción son catalizadoras de los problemas personales. Aquí tenemos un poco de todo. No es que haya drama y a veces alivios cómicos, es que no hay un camino claro.

 

P: Tiene una conclusión efectiva, al menos. Y sólo dura 5 números, con el sexto dedicado a ver las consecuencias, que están bastante bien, ahora que los villanos se han quedado a un margen. Es una pena que desemboque en lo que es esencialmente un crossover, que es el siguiente tomo. Otro problema de la serie es que usa demasiadas coincidencias rebuscadas para crear clichés. El retorno del Jinete es justificable por lo dicho antes, ¿pero justo que el Jinete Fantasma del presente tenga una hija adulta jamás mencionada anteriormente? Si nunca lo habían escrito como tan mayor. Lo mismo para los indicios sobre la familia de Bobbi, o la conexión con Fortune, o…

 

A: Lo de la conexión con Fortune canta muchísimo. Lo de la hija de Slade podría pasar, tampoco es que le hayamos conocido muy a fondo. El primer “encuentro casual” con ella es otra de esas cosas super-forzadas que introduce la historia. McCann tiene mucha prisa por crearles el entorno a los personajes y se precipita muchas veces.

 

P: Lo que está igual de bien que en la miniserie previa es el dibujo de David Lopez. Hace personajes muy atractivos, con mucho detalle en parafernalia, mucho cuidado en el lenguaje corporal, trabajandose mucho la acción… todo lo necesario, y más.

 

A: Bah, tampoco me gusta tanto. No es feo pero es algo simple y hay un par de escenas donde no se capta muy bien lo que está pasando por fallos de narración y (lo que es más grave) de perspectiva.

 

P: La serie prometía bastante, pero no ha llegado a ser tan buena. Aún así, es divertida, y le encantará a los fans de los personajes, y les gustará a los que quieran un buen comic de acción de este estilo. Recomendado (7)

 

 

 

Principe del Poder

 

Esta miniserie no es más que la continuación de la serie de Hercules, el séptimo volumen de Increible Hercules, de hecho. La idea original era continuar con la serie de Herc, y alternar las aventuras de Cho como Príncipe del Poder con las aventuras del obviamente no muerto Hercules donde quiera que estuviese mientras tanto, en un tomo más largo, pero los editores prefirieron mantener a Hercules aparte durante este tomo, aunque a cambio pusieron la miniserie decepcionante de la Caida de un Vengador del tomo pasado. Salimos perdiendo, pero no es grave.

 

La idea aquí es establecer a Amadeus Cho como héroe independiente, ahora que no está Hercules. Obviamente, la dinámica es distinta al tener un protagonista relativamente serio en vez del duo cómico que formaban Herc y Cho, pero el Amadeus actual tiene suficiente de ambos, de serio y de gracioso, de motivado y disperso, de héroe y de humano, para que no haya mucha diferencia con los tomos anteriores. A diferencia del quinto tomo, que eran dos historias separadas de ambos protagonistas, cambiando el estilo para que cada historia estuviese más adaptada a cada prota, esta tiene el mismo estilo que la mayor parte de la serie, sólo que con un protagonista en vez de dos. La única diferencia es ver las diferencias con las que Amadeus afronta el mismo tipo de retos en los que se metían Hercules y él, y sorprendentemente, la cantidad de mamporros no ha disminuido mucho, ya que aprovecha los recursos que tiene ya establecidos para poder aportar músculo además de cerebro como nuevo Príncipe del Poder.

 

Parte del nuevo status quo de Amadeus es tenerle como líder de la Fundación Olimpo, como se vio al final del tomo anterior. Realmente, eso acaba no ocupando mucha parte de la historia. Se ve un poco al principio como está usando sus recursos para sus objetivos, y como ha cambiado la manera de dirigir la compañía (en parte, en un par de páginas de texto y resumen muy divertidas), pero como el tomo tiene poco espacio y muchas cosas que contar, enseguida eso se deja un poco de lado para meterse en una aventura que ocupa la mayor parte del tomo. La aventura es una idea tremendamente divertida y apropiada para la serie. Pak y Van Lente rescatan del olvido a cierto grupo que hacía la friolera de 14 años que no aparecía, y era una pena, porque eran una idea muy chula. Cambian un poco el status quo que dejó su creador al final de su última aparición (el lider expulsado ha vuelto a mandar sin mucha explicación), y sólo usan a un par de personajes y el resto son lacayos, pero aún así, es un buen uso y preferible al limbo. De hecho, son una gran elección, porque tienen conexión mitológica, y porque el lider del grupo es un personaje genial como némesis para Cho, siendo una especie de versión malvada de él, tan divertido como astuto como irritante.

 

La historia donde se mete, es una competición entre los dos personajes, mediante una estructura clásica de carrera por conseguir los mcguffins, que queda mucho menos forzada de lo que debería debido a que está basada en mitología que solía funcionar así, y que sirve para que cada número explore una mitología distinta. Las grecorromanas y asgardianas son conocidas de sobra y tampoco se profundiza mucho en ellas por eso (aunque sirve para tener a Thor como estrella invitada, y queda muy bien, como contrapunto al equipo Cho-Herc, siendo ambos además los mejores amigos de Hercules, con reacciones lógicas al otro), pero la otra mitad sirve para explorar mitos que no se han visto mucho en Marvel: Una es la mitología egipcia, de las cuales hemos visto a dioses buenos y malos, pero nunca el mundo donde se desenvuelven y sus mitos. Pak Lente cuentan muy bien como funciona su mundo, lo usan aún mejor para extrapolar un uso moderno que queda muy chulo, y da para una aventura tremenda, y un combate muy divertido contra un dios egipcio que no había salido hasta ahora. La manera de derrotarle es genial. En el último número toca mitología hindú, que no se ha tratado en Marvel desde que usaron a esos dioses una vez en 1980 y hubo gente que se ofendió. Los dioses no se llegan a usar, pero si la mitología, e igualmente, queda muy chula a la vez que instructiva, y hay pocos comics que pueden decir eso. Mientras tanto, hay un subargumento con la ex de Amadeus, Delfin Gorgón, y si no pensabas que molaba hasta ahora, después de tenerla haciendo la versión mítica de la Jungla de Cristal (con coletero de la muerte incluido… tienes que verlo para pillarlo) te va a quedar claro porque es sensacional. Y el final pone los dientes realmente largos para la gran conclusión de la serie, la Guerra del Caos, que han ampliado a mini-evento. (Y hablando de eventos, si te preguntas por la conexión con la Edad Heroica… bueno, la historia va de Amadeus convirtiendose en Héroe, con mayúsculas. Pero además, hay una buena introducción a la serie y a esta saga donde Atenea compara la nueva Edad Heroica con la tradicion heroica que toda esta gente continua)

 

En el dibujo, repite Reilly Brown, que ya dibujó un par de tomos anteriores y lo hizo muy bien. Tiene un gran ojo para la comedia visual, algo vital en esta serie, pero también sabe hacer buena acción, muy clara pero con impacto, y diseños muy buenos para los distintos mundos míticos. Ojalá consiga una buena serie regular pronto. Y las onomatopeyas continuan siendo brillantes, claro.

 

Aunque no esté Hercules, sigue su espíritu, con gran diálogo, caracterización e interacción de personajes, brillante uso de mitologías, sorpresas y cosas que son simplemente mucho más chulas que la media. Una pena que le quede poco a una de las mejores de Marvel. Muy Recomendado (9)

 

 

 

X-Men Nº1

 

En 1991, X-Men Vol.1 Nº1 debutó, batiendo todos los records de ventas anteriores y posteriores, con autores de primera línea, y siendo uno de los comics más comentados del momento, obviamente. Veinte años después, debuta X-Men Vol.2, que… bueno, se puso en el primer puesto de ventas ese mes, pero menos de un año después, ni siquiera está en el Top 10, ni es la serie mutante más comentada, y prácticamente nadie conoce a los autores. Sólo tienen una cosa en común, y es que ninguno de los dos comics es particularmente bueno, ni ofrece nada nuevo o interesante.

 

Como dijimos el mes pasado, la gran idea detrás de esta serie, aparte de saturar el mercado, es tener a la Patrulla-X en plan superhéroes genéricos, enfrentandose a villanos y a situaciones que no tienen porque tener que ver con ellos, sin tener nada que ver con las historias que están llevando la línea en la serie principal y otras. Es decir, historias genéricas del montón, con un equipo creativo del montón (el guionista sólo ha escrito para la serie secundaria de Masacre, y tampoco lo ha hecho bien, imaginate). En Marvel se han vuelto locos si creen que esto va a llevar a algo bueno. Ni el mercado ni la franquicia están para aguantar 4 series principales de la Patrulla-X, y menos cuando dos de ellas, Astonishing y ésta, tienen la misma premisa de “historias aisladas de lo que pasa en la serie principal, pero no son irrelevantes, lo juramos”. Pero al menos Astonishing, de momento, tiene un buen equipo creativo de categoría, y se está esforzando en contar historias de la Patrulla-X.

 

La gran idea para la primera saga, como también se veia el mes pasado, es Patrulla-X vs. Vampiros. Esa es toda la gran idea: Coger algo que está de moda, un par de años después de su punto álgido, y lanzarlo contra una de sus franquicias, a ver si tiene éxito. Y como en Marvel no entienden de comedimiento, como hacen con todo, van a extender una saga de 6 números a varias miniseries y especiales, que puedes ver en los anuncios del final del número (páginas por las que te cobran, por cierto), porque obviamente, “mutantes versus vampiros” es una idea con tanto potencial, que puede extenderse durante números y números. Claro, que si lees este número, apenas parece que tengan ideas para los 6 números.

 

Lo más triste es que la premisa exacta de esta saga “los vampiros se espabilan, se agrupan, y lanzan un ataque contra un lugar geográfico concreto y contra sus superhumanos protectores” ya se hizo el año pasado, muchisimo mejor, en Capitán Britania y el MI13. Así que no sólo están repitiendo mal aquella historia, la está contradiciendo (recordemos que Dracula moría al final de esa. Gischler decidió resucitarlo el mes pasado sin explicación y con un traje hortera, sólo para volver a matarlo. ¿No habría sido más fácil tener al tal Xarus tomando el control debido el vacio de poder dejado por la muerte de Dracula en MI13?) Así que tenemos la misma idea de los vampiros unidos por un lider, con mejoras místicas, lanzando ataques terroristas y atacando especificamente a los héroes y tratando de convertir a alguno de ellos. Excepto que mientras que en MI13 jugaban limpio con las reglas de los vampiros, aquí se las cargan cuando les conviene (y encima, están tirando de la tontería de que los vampiros son inherentemente malvados, que no es como funcionan en Marvel, aparte de volverles robots genéricos en vez de seres individuales, es decir, menos interesantes de por si), en vez de explicarnos jugando limpio los recursos que tienen los vampiros, se los van inventando sobre la marcha, en vez de impresionar con ideas originales múltiples en la andanda inicial, es una sola tontería vista muchas veces, en vez de haber desarrollado de antemano a los protagonistas, tienes que traerte el conocimiento de ellos de casa, porque apenas caracterizan a tres en todo el gran número de presentación. Todo esto, por cierto, se aprecia que es cutre y soso aun sin comparar con la otra historia.

 

Lo único que puede aspirar a ser “importante” (ya sabes, el timo de Marvel y DC para que los fans tontos compren cualquier cosa) es que rescatan a la pobre Júbilo. Júbilo, dejando aparte méritos o defectos anteriores, es un personaje que andaba un poco perdido tras Generación-X, ya que se quedó sin grupo, y era demasiado mayor para ser el miembro junior de la Patrulla-X, así que no se les ocurrió otra cosa que ofrecerla como sacrificio al Dia M, ya sabes, una de los 2 o 3 personajes importantes a los que quitaron los poderes para tratar de vender que fue algo importante y que afectaba a personajes de verdad. Fue una cagada enorme, y prácticamente se cargó al personaje para nada. Desde entonces, sólo se había usado, casi irreconocible y como superheroina usando super-artefactos prestados, en el último volumen de Nuevos Guerreros, pero parece que hemos quedado en que esa serie no se va a mencionar jamás, así que aquí empieza como estaba antes, sin poderes y un poco perdida. Lo bueno es que la rescatan del limbo. Lo malo es que el papel que le han dado, no sólo no va a mejorar al personaje, sino que lo va a alejar más de la idea original y lo va a enrevesar más y hacerlo más difícil de usar. (Recuerda bastante a todo lo que llevan años haciendole a Mariposa Mental, que cada vez se hace más lioso y peor) De momento, ni siquiera está como personaje, está para generar drama hacia otros personajes, y ni siquiera eso se hace bien.

 

El dibujo es de Paco Medina, que hasta hace poco estaba también en Masacre, aunque en la serie principal. Si, en Marvel piensan que la misma gente que hace chorradas sin gracia en Masacre es apropiada para una historia superseria con vampiros. Obviamente, su estilo histriónico y deformado es completamente lo opuesto de lo necesario en una historia con vampiros, ataques terroristas, y gente a las puertas de la muerte lentamente. Sus personajes no hay quien se los crea, y cualquier intento de dibujar algo minimamente complicado se le va de las manos y apenas se entiende. Es bastante malo, pero al menos no está entorpeciendo algo mejor.

 

Añadele que en Panini te cobran por los anuncios del final, y tenemos un paquete de mierda, si me perdonas la expresión. La linea mutante se estaba recuperando con una mejor dirección y nivel con Advenimiento, así que supongo que han elegido esta serie para ofrecer una alternativa a la gente que cree que las demás series son demasiado buenas. Evitar a toda costa (2)

 

 

 

X-Men Advenimiento: Revelaciones

 

Este tomo lleva, bajo el subtítulo de Revelaciones, todas las historias conectadas con Advenimiento, pero que no forman parte del crossover principal. Bueno, todas menos los crossovers con Factor-X, que ya se publicaron en esa serie. Y como son así de listos, en Panini no lo han publicado hasta después de que terminara el crossover. Si, técnicamente, salió a la vez que el capítulo final la semana pasada, pero habría tenido más sentido publicarlo antes del mes 3, que es cuando tocaba. Lo bueno es que puedes leer esto sin haber leido Advenimiento, y viceversa.

 

El tomo son dos historias muy distintas. Una es un especial dedicado al Club X, lo que siempre es bueno, ya que son la idea más chula que han tenido en la Patrulla-X desde hace tiempo, y siempre son divertidos. No está escrito por Fraction, por desgracia, pero el guionista es Si Spurrier, que no está mal. Os puede sonar de minis recientes de Estela Plateada o Motorista Fantasma, aunque más cercano a esto, ha escrito historias cortas en varias de las antologías recientes. Pero sus trabajos más importantes han sido para 2000 AD, y son de ciencia-ficción exagerada con humor negro, lo que le viene perfecto a este grupo de científicos. La historia explica que estaba haciendo el Club durante la parte final de Advenimiento, sobre todo, explicar como es que acaban fuera del campo de fuerza. Y Spurrier se monta una idea bastante buena para esa historia. Es más oscura que anteriores historias del grupo, pero sigue siendo muy divertida, gracias al humor que llevan los diálogos, sobre todo del ultracínico y quejica Dr. Nemesis. Pero le saca bastante personalidad a cada personaje, metiendose más en el cinismo de Nemesis aparte de para hacer chistes, contrastando los idealismos, cinismos y pragmatismos de los tres protagonistas (Jeffries si que está básicamente para hacer chistes y los poderes) y usando muy bien la idea original de Kavita Rao como alguien que quería curar a los mutantes, que no se había recordado recientemente. Es una historia muy divertida, que al principio parece que va a ir por un sitio típico, después resulta más original, y finalmente se vuelve más original aún, pero con los giros bien presagiados. El dibujo de Paul Davidson, siendo novato, es bastante apropiado a la historia, aunque podría mejorarse.

 

El resto del tomo es una miniserie escrita por Chris Yost, que no tiene realmente nada que ver con Advenimiento. Es decir, transcurre durante el crossover, y se usa para explicar porque sólo un grupo pequeño de hombres-x pueden participar en la historia, pero realmente, es algo que no tiene nada que ver, que podría haber transcurrido en cualquier otro momento, y nada de lo que pasa aquí afecta a Advenimiento, ni al revés. Es una excusa para que Yost vuelva a un sitio al que ya fue anteriormente, el Limbo de Magik. La idea es que Magik desaparece en el Limbo durante una pelea, y hay que enviar un equipo de rescate a por ella al Limbo. La verdad es que es un equipo bastante curioso, con sólo un par de elecciones obvias, y varios de los alumnos que no se usan demasiado, y las escenas donde se les elige tienen buena caracterización. Pero eso es lo único bueno de la miniserie.

 

El resto tiene el grave problema de que es una historia de Magik, de uno de estos guionistas malos imitadores de Claremont. Al igual que cuando Kyle y este Yost rescataron al tema en NXM, y cuando Cebulski lo continuo en la horrenda X-Infernus, todas han sido igual de malas. Los personajes van a un decorado cutre vagamente inspirado en el infierno, se enfrentan a bichos en plan videojuego con un bicho demoniaco más grande como enemigo final, y todo se resuelve mediante entelequias mágicas que no tienen que ver con nada. Es decir, el único objetivo de esta miniserie, por lo que se puede discernir, es arreglar el desaguisado que hicieron en las historias anteriores con lo de que Illyana tiene parte del alma de Hada, signifique lo que signifique tener un trozo del alma de alguien, que nunca se han molestado en explicar que es, y como se diferencia de tener una entera, o no tener, porque no se aprecia diferencia práctica en estas historias. Y se resuelve, como todo en esta miniserie, porque el guión dice que si, sin explicarse bien, y porque si sin más, anticlimáticamente. El resto son peleas sin caracterización. Eso, y un subargumento incomprensible donde Yost rescata un cabo suelto de uno de los protagonistas, sin explicar que es o de donde sale (Si no leiste media docena de números de X-Men hace unos años, estarás perdido), que habían ignorado en los últimos años. Parecía que lo iba a hacer para librarse también de eso y no tener que cargar a Carey con él, pero no, simplemente aparece, y se olvidan de él al final, como de casi todo, así que no ha servido para nada, como casi todo en esta miniserie. Encima, el dibujo es de Harvey Tolibao, que aunque está mejorando, y sus personajes ya no dan asco, siguen posando demasiado, y su acción sigue siendo enormemente confusa y anti-intuitiva, y muchas veces no se sabe bien que está pasando o donde.

 

Un tomo para completistas, porque aunque tiene una parte buena y útil, el resto es la típica miniserie basura mutante. Una pena que ambas cosas vayan juntas. Neutral (5)

 

 

 

Y el resto…

 

Espectacular Spiderman: La Vida Privada de Peter Parker: Ni lo suficientemente interesante como para reseñar al completo, ni vale la pena hacer un podcast solo para esto. Es parte de la línea Impact, con los últimos números de la primera serie de Spiderman, antes de relanzarla con el mismo guionista. (Ya puestos, podrían haber rescatado números anteriores escritos por Van Lente o David) Escribe Paul Tobin, mencionado más arriba, dibujan varios italianos, como no. Son historias simples autoconclusivas en su propia continuidad, con un Peter Parker adolescente. Agradables, y no están mal hechas, pero simples y con personajes que tampoco tienen la chispa de otras revisiones similares. Al menos no está reciclando las mismas historias y villanos de siempre. Y los dibujantes generalmemte son buenos. Para lo que es, Recomendado (7)

 

 

 

Y eso es todo. La semana que viene toca Salón del Comic. Eso son montones de novedades, ¿verdad? NO. Apenas hay. Así que tendremos el final de la Ultima Batalla de Nuevo Kripton en Superman, el Origen Secreto de Superman, y otro origen secreto de otro Superman en Tierra-1. Originales los chicos. Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: