Criticas Reconstructivas: Semana del 23 al 29 de Mayo

4 junio, 2011

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, avalancha de tomos de Panini, muchos más de los que una persona cuerda puede absorber en una semana. Afortunadamente, nadie me ha acusado nunca de estar cuerdo, así que más abajo tendreis un intento de comentar el mayor número de tomos posibles, pero alguno se ha tenido que quedar para el podcast. Por cierto, el tema de este mes parece ser “miniseries que transcurren antes de Asedio, porque no podemos molestarnos en publicar las cosas ordenadas”. Fantástico. También hay alguna cosa de Norma, incluido ATOMIC ROBO. Y como voy mal de tiempo y mis circunstancias son enloquecidas, pasamos ya a las reseñas. Si quereis oir más desvaríos, ya sabeis, podcast. (Tengo que hacerle publicidad de alguna manera)

Esta semana:

 

 

 

 

 

 

Atomic Robo y Otras Rarezas

 

¡Vuelve Atomic Robo! Eso siempre es causa de celebración, sobre todo comparado con muchas de las cosas que tengo que comentar. Este es el cuarto volumen de la serie, y es lo contrario del volumen anterior. Si el tomo anterior tenía una sola amenaza, pero en distintos tiempos, y así veiamos distintas épocas en la vida de Robo, este tiene un solo tiempo con distintas amenazas, una en cada número. Así que el tomo viene a ser una semana en la vida de Atomic Robo (allá por finales de los 90), que para él es cotidiano, pero para cualquier otro sería algo lleno de asombro y rarezas. Así que es la mezcla habitual de humor, imaginación, animaladas y reimaginación de viejos elementos de acción y ciencia-ficción de manera fresca y con ciencia aplicada.

 

El primer número es el más cotidiano, por así decirlo, es incluso un número de presentación. Bajo el recurso veterano del “primer dia del novato”, vemos la vida en Tesladyne desde los ojos de alguien nuevo, y vemos lo desmadrada que es la ciencia de acción. Es una gran presentación de todos los elementos de la serie: El enfoque activo a la ciencia, la manera de explicar de manera relativamente plausible los elementos fantásticos (en este caso, vampiros), el tomarse lo absurdo y terrorifico como algo cotidiano, Jenkins… todo funciona muy bien. En este caso, es la versión Atomic Robo del asedio de un edificio cerrado por parte de un ejército de monstruos, sólo que aquí los monstruos tienen las de perder. En vez de ser terror, es comedia, claro. El final tiene un elemento un poco extraño, pero es Clevinger preparando un elemento para más adelante, además de seguir el tema de fondo de “Robo no puede explicarlo todo, por mucho que se empeñe”.

 

El segundo es un viaje a Japón, así que tenemos la versión de esta serie de los kaiju (Godzilla y demás, vamos) y los super-sentai (Power Rangers, vaya). Como siempre, en este universo existen todos los géneros más o menos fantásticos, pero a su manera, teóricamente más plausible y mejor planteada. En este caso, ambos géneros tienen un origen específico que tiene bastante sentido (buento, tanto como lo tiene algo en esta serie), aunque a Robo no se lo parezca. O como dice él: “¿Para que tenemos la ley cuadrado-cubo?”. Es una historia divertida, en parte gracias a ver como se toma Robo como hacen las cosas en Japón, y no tomandose muy en serio todos los elementos obligatorios de las películas y series japonesas que se empeñan en cumplir, y que Clevinger parodia.

 

Pero lo mejor es el tercer número, que tiene el esperado retorno de la némesis de Robo (o eso le gustaría creer a él), el Dr. Dinosaurio. Es una precuela a su primera aparición en el número gratis que metieron en un tomo anterior (es lo bueno de tener una serie que va saltando en el tiempo), contando su primer encuentro. Y es tan desmadrado y desternillante como se podía esperar. Es una fórmula cómica perfecta, con el Dr. Dinosaurio tratando de actuar como un villano científico de comic de la manera más ilusionada posible, y Robo tratando de explicarle detenidamente porque no funciona y porque todo lo que hace es estúpido. A lo que el Dr. Dinosaurio no le hace caso, claro, porque es estúpido. Pero aún así es competente como molestia como para durar un número como incordio. Y todo el diálogo entre ambos durante ese rato es brillante, igual que las ideas enloquecidas del Doctor. En serio, si no te carcajeas varias veces en este comic, comprate un sentido del humor.

 

Por último, viene un capítulo final bastante más serio, con el retorno de alguien que si que tiene un poco más de nombre como para ser la némesis de Robo. Queda un poco anticlimático, porque no es un número de acción, es un número mucho más tranquilo, que va más de investigar y explorar científicamente, en vez de acción y aventura. Corta un poco el viaje enloquecido que era la miniserie, aunque el problema está en que no llega a resolverse del todo, más que la idea de por si. Probablemente es una idea que se seguirá en posteriores miniseries, que se nota que Clevinger tiene muchas ideas de futuro (o pasado, según), pero aunque la idea es buena, no llega a ser satisfactoria de por si. Cierra bien la idea de la miniserie de ser la semana de presentación del novato, al menos.

 

Para terminar, el tomo lleva varias historias cortas que han aparecido en la página web de la serie. Sobre todo son aventuras desmadradas, incluida otra aparición del Dr. Dinosaurio, pero hay alguna más seria, como la que explica de donde viene todo el presupuesto para tanta ciencia loca. La pena es que los dibujantes de estas historias, en general, no están a la altura.

 

El que si está a la altura es Scott Wegener en la mini principal, siendo brillante en lo que hace. Los diseños tienen el toque perfecto entre comedia y acción, la acción es clara e impresionante dentro de su estilo, pero sobre todo, la gran bis cómica. No sólo Robo sigue siendo uno de los personajes más expresivos en el mundo del comic pese a no tener casi rasgos faciales, el Dr. Dinosaurio es desternillante simplemente con mirarlo.

 

Sigue siendo de lo mejor del mercado, y ojalá que dure. Por favor, que le den trabajo a Clevinger en Marvel y DC para que pueda seguir financiando esto, y compradlo para que Norma siga publicandolo. Muy Recomendado (10)

 

 

 

Daredevil: Tierra de Sombras

 

Peter: Esto no sólo es la siguiente saga de Daredevil, en Marvel han aprovechado para convertirlo en uno de sus mini-eventos, que son la moda este año. Es decir, tipo Asedio: Miniserie principal que es lo único importante, más varios especiales, miniseries y crossovers, afectando a una familia de series, pero sin desmadrarse. Excepto que esto supuestamente afecta a las series callejeras, pero apenas hay de eso. Spiderman va por su cuenta, el Castigador aún más, y Bendisores va oficialmente con las de Vengadores, pese a que son esencialmente el 80% de los protas de esta serie. Así qeu ha acabado siendo una saga principal, crossovers en Daredevil y varias cosas gratuitas. Igualmente, el intento de tener un grupo de “héroes callejeros” de protagonistas rechina. Algunos tiene sentido que aparezcan, porque son amigos de Daredevil o tienen experiencia con ninjas como Lobezno. Que básicamente, son los Bendisores (e igualmente, la excusa de porque participan estos y no los Vengadores, aunque sean muy parecidos, no queda creible). Pero otros personajes no pintan mucho. De hecho, toda la aparición del Motorista Fantasma es completamente gratuita, involucra una mala comprensión de como funciona, y está sólo para tener un momento de “oh mierda” que luego ni llega a servir para nada.

 

Al:  Si, con el Motorista me pasó que me estaba imaginando que debía estar resultando esencial en las partes del crossover que no van en el tomo. Pero, al parecer, ni eso. El Caballero Luna puede pegar más pero realmente tampoco hace absolutamente nada útil para la historia.

 

P: Ni eso. Los crossovers van totalmente al margen y estan escritos a posteriori.

La idea de la miniserie es buena, y es la extensión lógica de lo que llevaba la etapa de Andy Diggle, y por extensión, toda la espiral que heredó de Brubaker y qeu empezó con Bendis. La vida de Matt Murdock se ha vuelto tan horrible, que ha decidido que está harto de todo, y que es buena idea convertirse en lider de la Mano y tomar el control de la Cocina del Infierno. Si no hace otra cosa, al menos nos saca de la espiral eterna de “Matt conoce a chica, Kingpin y Bullseye le hacen la vida imposible, DD pierde chica, DD se venga, derrocan a Kingpin, que se va para siempre pero luego vuelve, vuelta a empezar” con el que llevamos 10 años, 25 si contamos que lo inventó Miller y Nocenti esencialmente lo continuó.

 

A:  De hecho, como historia de “héroe se sitúa en el filo de la navaja y pierde la noción del bien y del mal” está bastante mejor enfocada que la media, porque pone a Matt ante un dilema que no es de fácil solución y de los que vemos todos los días: ¿intentamos domar a la bestia y ponerla de nuestro lado o será la bestia la que nos arrastre a nosotros si le tendemos la mano? (entiéndase bestia en un sentido más amplio que la que sale en el comic y, desde luego, que Hank McCoy).

 

P: El problema es que, como suele pasar siempre que tenemos una premisa así, con un héroe caminando un sitio gris, la mayoría de guionistas acaban acobardandose, y no explorando las posibilidades. (curiosamente, la miniserie de Question de hace 3 años dejaba a la prota en la misma situación, y su siguiente aparición, mismo guionista y todo, la deshacía sin explicación) Empieza bien, como dices, porque no es una idea necesariamente mala. Al fin y al cabo, si la Mano son como las cucarachas, que nunca desaparecen hagas lo que hagas, mejor tenerles controlados y tratando de hacer el bien. El conflicto parecía estar en si se iban a dejar transformar en buenos si eso va en contra de su filosofia, o si iban a corromper a Matt a base de ponerle en situaciones difíciles. Esa sería una gran historia. Pero no es la historia que Diggle (y Marvel) quiere contar. Así que al poco de empezar, se convierte en algo completamente distinto. Resulta que los demás héroes tienen razón, lo que está haciendo Daredevil es malo sin ambigüedades, y hay que detenerle. Y la historia se convierte en una guerra donde los héroes tratan de detener a DD y la Mano por varios frentes, agonizando porque se enfrentan a su amigo. Es decir, algo muy visto, y encima, que termina en uno de los grandes clichés de los comics de superhéroes.

 

A:  Bueno, pero el final (debido al planteamiento inicial) deja una puerta abierta que sigue dejando margen para explotar en el personaje. Daredevil queda con pecado que purgar.

 

P: Pero por el camino, sólo hemos tenido una historia de buenos contra malos. Que no es algo malo de por si, pero si en comparación con lo que habría podido ser, y pretendía ser al principio. Además, con la pega de que la mayoría de los malos no tiene más aparte de ser malos (es lo que tienen los ninjas, y es apropiado que para ello hayan rescatado a unos villanos de Daredevil de los 90) y la mayoría de buenos son los típicos personajes sobre-explotados de siempre que tampoco tienen mucho distintivo. Y encima, está el puñetero Kingpin. Es decir, está bien usado, y tal, pero es el Kingpin. Sólo fue hace dos años donde prometieron que se iba de la ciudad por siempre jamás, y ya está incordiando otra vez. Y es la tercera vez que pas ese ciclo esta década. Y encima, en la saga prometen que volverá. Llega un punto donde, por bueno que sea, deberían dejarle descansar y darle una oportunidad a otro. Estaría bien una maldita saga de Daredevil sin el Kingpin, la verdad.

 

A:  Sobre todo porque realmente no es en absoluto necesario para contar esa historia. Su aparición es más para ir planteando el desarrollo posterior, pero no hace falta para que suceda prácticamente nada de lo que pasa en Tierra de Sombras. Y otro personaje al que no entiendo es al inspector de policía. ¿Quién te crees que eres, el comisario Gordon? Si no tienes ni una maldita buena escena. Ni una maldita escena útil. En doce cómics. Quizá una y quién lleva el peso ni siquiera es él. Y ni que estuviésemos faltos de policías protagonistas como para tener que inventar uno anodino.

 

P: Lo único interesante es lo que pasa con los secundarios de Daredevil, que estaban en posiciones interesantas cuando el argumento aún prometían, y se desarrollan bien aquí. Allí si que hay sorpresas, traiciones y traiciones dobles, redención y momentos chulos que son propios para los personajes.

 

A:  Bueno, yo realmente agradecería que llegase algún guionista que no caracterizase a Foggy como un idiota. Porque vale, es bastante idiota. Pero tampoco se merece estar siempre en una posición tan humillante.

 

P: Todo esto último, por cierto, se desarrolla menos en la mini principal de Tierra de Sombras, y más, sobre todo, en los crossovers con la serie de Daredevil. Que, como suele pasar, se entrelazan con la historia principal explorando lo que hacen algunos protas, y Panini, como algo nuevo e ingenioso, ha insertado a cachos según corresponde cronológicamente. Esta manera de publicarlo, aunque hace que el tomo sea gigantesco, y que los interesados en el Tio Garras y otros invitados tengan que tragarse mucho sobre secundarios de DD, hace que la historia quede bastante más desarrollada que el festival de espadazos y puñetazos que es la mini principal por si sola. Por otro lado, a lo mejor son demasiados números de crossover, y aunque a veces tiene cosas muy buenas, otras veces se pasan muchas páginas pesadas sin nada interesante. Sobre todo, como dice Al, con los personajes no superheroicos, como Foggy o el Comisario que se parece sospechosamente a Gordon.

 

A:  Por otro lado, Dakota y Becky sí que están bien. Sobre todo Dakota. Y Ben Urich, cuando finalmente sale, como suele hacer, se lleva el peso de la narración.

 

P: Por último, el tomo también incluye, ¿porque no?, un especial epílogo de la saga, viendo como afecta el final a todos los secundarios de la serie (también coescrito, como los crossovers, por Diggle y Anthony Johnston, que ha escrito cosas buenas para Oni) y es otra historia con momentos personales buenos, y un montón de relleno que al final no te dice nada, aunque parezca que fuera a decirlo.

 

A:  Por lo menos tiene un momento bueno con Matt y otro con Urich. A cambio nos tenemos que comer al Kingpin y el resto de banalidades, pero bueno. No es lo peor del tomo ni de broma.

 

P: El dibujo de la mini principal es de Billy Tan, que ha mejorado bastante. Sigue sin estar demasiado depurado ni atractivo, pero al menos sabe contar escenas de acción de manera dinámica. (el nuevo traje de DD es un poco excesivo, sea de quien sea culpa)

 

A:  Me hace gracia que el traje para crear un Daredevil malvado esté inspirado en aquel traje de mierda que tuvo en los 90, cuando DD era bueno de bondad pero malo de calidad.

 

P: El de los crossovers, por Roberto de la Torre y Marco Checchetto continua dentro de la misma linea que lleva la serie desde Maleev, y está bien para lo que es, si te gusta lo oscuro y opresivo.

 

A:  A mí me gusta lo oscuro y opresivo si se trata de la Cocina del Infierno. Creo que Maleev le dio el tono definitivo a la serie, soy partidario de que se continúe por ahí…

Una buena idea, un desarrollo mediocre. Pero sigue siendo una buena historia. Y un crossover Marvel con DD en el centro, que hacía tiempo que no se veía. No me quejo.

 

P: Tiene una buena premisa, pero no acaba siendo ni de lejos tan bueno como podría ser. Ni necesitaba ser un crossover. Pero como historia de Daredevil no es mala, y al menos parece terminar un capítulo en la vida del personaje. Recomendado (7)

 

 

 

Guerra de Muerte

 

Pese a que no lo ponga en ningún sitio, esto es la continuación de la serie regular de Pantera Negra, siguiendo con la política de Marvel de continuar sus series canceladas en miniseries que tratan de llamar la atención un poco en vez de darlas por imposibles. En este caso, es un poco tomadura de pelo, pero no se les puede culpar por intentarlo. Es decir, el conflicto entre Pantera Negra y el Dr. Muerte llevaba preparandose durante todo el último volumen de la serie. (Por cierto, que esto tiene que transcurrir antes que la Caida de los Hulks, porque Muerte aún tiene todo su cerebro, lo que no está claro es si transcurre antes o después que Asedio) Así que dedicarle una miniserie como colofón de ese argumento no es mala idea. Igualmente, meter a los 4F tiene sentido, son las nemesis de Muerte y amigos de T’Challa. Incluso la Patrulla-X, debido a la conexión con Tormenta. Lo que es más forzado es cierto otro personaje que Marvel se empeña a meter en todas partes últimamente, bajo la incomprensible creencia de que ayuda en las ventas, pero es algo menor. Igualmente, tratar de vender esto como una gran saga no es muy cierto, realmente es una saga de Pantera Negra con estrellas invitadas, que sólo afecta a Pantera Negra. Pero bueno, al menos no le dieron varios especiales y miniseries innecesarios como a otras, y oye, logró mejorar las ventas ligeramente como para que le dieran otra miniserie después, que no todo el mundo logra.

 

El problema es que esta miniserie sigue escrita por Jonathan Maberry, como los tomos anteriores de Pantera. Y por tanto, sigue siendo bastante mala. La idea es buena, una guerra entre Wakanda y Latveria, dos sofisticados paises ficticios. Daría para una gran historia de espionaje, politica e ingenio, en las manos adecuadas. De hecho, en la serie de Pantera de Priest hubo una saga donde eso casi pasaba, y era magistral. Pero no aquí. Aquí se desperdician todas las posibilidades. Ninguno de los dos sitios parece un lugar real y creible, ni los personajes que lo pueblan parecen de verdad. Los wakandanos son todos idiotas que se dejan llevar uniformemente por el primero que se nombre lider. Los únicos recursos los tienen personalmente los líderes, el resto del pais está compuesto únicamente por los personajes famosos y masas sin nombre ni cualidades.

 

Igualmente, la pelea no acaba siendo entre gente inteligente con muchos recursos establecidos. En vez de eso, se basa en lanzar gente con poderes o armas de un sitio a otro, hasta que unos pueden a otros. Eso no es una historia, es una excusa para tener peleas. Los intentos de tener movimientos y contra-movimientos en realidad no sirven para nada. Y la supuesta gran solución no es que esté desmotivada, es que no viene a cuento que se use en ese momento y no en otro, sin explicación, además. Que por muy impactante que sea, hace de Wakanda un sitio menos único. Pero claro, estamos hablando de una miniserie donde por lo visto se trata de hacer la mitologia de Wakanda lo menos única posible, reduciendo el pais a un puñado de idiotas tribales, a T’Challa como alguien medio tonto, a la supuesta otra protagonista como un cifra, al puesto de Pantera Negra como algo lo más devaluado posible, y el 95% de los invitados estelares son intercambiables. Y el resto es hacer peor cosas que se han usado antes.

 

Encima, el dibujo es de Scott Eaton. Eaton empezó siendo horripilante en los 90, pero en cosas recientes como X-Men Legado parecía haberse reformado. Sin embargo, esto es un paso atrás o dos, siendo terriblemente confuso y feo. Si parecía que se empezaba a parecer a Pelletier, aquí sin embargo se parece más al otro estilo de Marvel, al malo, de Segovia, Pham y compañía.

 

Sigue sin haber nada interesante que ver en Pantera Negra, aunque la premisa sonara interesante. No Recomendado (3)

 

 

 

Jóvenes Aliados: Nómada

 

Otro tomo que sale tarde: Esto salía inmediatamente después de la historia del personaje en el nº600 del Capitán America, y de eso hace un año. De hecho, la mitad del tomo son historias de complemento de los siguientes números de la serie del Capi, de los que ya se han publicado la mayoría. Para mayor hilaridad, en Panini piensan que el tomo venderá mejor con el supertítulo de Jóvenes Aliados, que es el grupo al que pertenecerá Nómada en la Edad Heroica y que tiene el mismo guionista… excepto que Jovenes Aliados ha fracasado, sólo ha durado 6 números, y francamente, no son más conocidos que Nómada. ¿Por qué demonios piensan que va a vender más con ese título? Puestos a ponerles un título que no estaba en original, haber puesto Capitán America: Nomada, que sería más conocido y más verídico, incluso.

 

Esto son las historias de la Bucky de Heroes Reborn, ahora atrapada en el Universo Marvel normal. Claro, que si recuerdas sus apariciones que no eran una mierda, la Tierra de Heroes Reborn acabó en el sistema solar de la Tierra-Marvel como la Contra-Tierra, y estaba hecha una distopía, con Bucky como una luchadora por la libertad, precisamente como parte de otros Jóvenes Aliados. Que es, francamente, mucho más interesante que nada en este tomo, pero que se le va a hacer. Aparentemente, tenemos que ignorar todo eso, porque la mierda inmunda que iba antes de esto (de la que no hablaremos jamás) también lo hacía. O según el Handbook, a lo mejor es una contrapartida alternativa. Sea como sea, la chica Bucky ahora está en la Tierra normal, y pasa a llamarse Nómada. Que no tiene mucho sentido, porque no viaja de lugar en lugar, pero bueno, aparentemente heredar nombres es más importante que hacer que tengan significado. En un mundo ideal, esta Bucky seguiría siendo Bucky, y el Soldado de Invierno sería el nuevo Nómada, adoptando una premisa más original que ser un sidekick crecido. No, borra eso, en un mundo ideal, Bucky seguiría muerto, Nómada sería Jack Monroe, la chica Bucky no habría sido creada por Liefeld, y ambos todavía estarían escritos por Nicieza.

 

El guionista del tomo es Sean McKeever, especialista en superhéroes adolescentes, que viene a que le den una nueva oportunidad después de lo mal que acabó su estancia con los Jóvenes Titanes en DC. Y está claro que este es uno de los intentos periódicos de crear un comic de heroinas adolescentes para lectoras jóvenes que tenemos a menudo. No creo que conectar un comic de ese estilo con continuidad enrevesada de hace 10-15 años sea buena idea, pero por lo menos McKeever hace que el comic se entienda bastante bien pasando de todo el lastre que llevaba. Sólo hay que saber que es una superheroina de otro universo que acaba atrapada en el normal. Y ese es el único gancho de la historia, el tenerla viviendo en un mundo que no es el suyo, sin casa (debe ser la primera heroína adolescente sin hogar de Marvel, aunque eso más o menos acaba solucionandose) y con contrapartidas de gente que conoce. Como status quo al menos es diferente, y es gracioso como lleva Bucky el estar aislada y sin techo, de manera más positiva y con pocas de las agonías que se puede esperar. Lo del cambio de universo transcurre todo de manera bastante obvia, aunque tiene una idea que está bastante bien con respecto a uno de los secundarios de su mundo. Y su interacción con los héroes Marvel normales es exactamente lo que te puedes imaginar.

 

Por lo demás, es una serie bastante genérica, que suele pasar con McKeever. Personaje agradable, secundarios apropiados pero nada del otro mundo, argumento que no tiene mucho más que permitir la interacción de personajes, y unos villanos nada amenazadores. Es decir, aquí recupera viejos villanos de DeMatteis, que nunca han sido particularmente buenos, pero no quedan mal contra el personaje. Pero su plan es ridículo hasta para los estándares de Marvel. O al menos, para unos villanos que parecen tener un poquito de categoría. Es decir, la idea, como la mayoría de series de este estilo, es tener una serie en plan Buffy, con la adolescente que compagina vida normal de instituto con una identidad secreta combatiendo el mal. Pero aquí se pasan de hacerlo parecido, con el mal estando también en el Instituto, con sus propios supervillanos que quieren controlar a los estudiantes. Es demasiado camp para una serie que no va completamente en cachondeo.

 

El tomo lleva, aparte de la miniserie principal que presenta todo esto, un par de historias que se publicaron de complemento en el Capitán America, como parte de la Gran Iniciativa Fracasada de los Complementos de 2010. (En serio, ¿cobrar un dólar más por material con autores y personajes distintos que probablemente no te interese? ¿Cómo pensaron que podía fallar? Excepto que no funcionó las otras veces que se había intentado, quiero decir) La primera es un team-up con la nueva amiga que hace en la miniserie, la nueva Spidergirl (entonces aún Araña, con sus poderes y traje originales). Como siempre, la interacción entre ellas es divertidilla, pero no desarrolla nada en particular. Y la segunda historia podría ser interesante, pero el dibujo de Filipe Andrade hace que sea dificil de aguantar.

 

En el resto del tomo, el dibujo es de David Baldeón, al que ya vimos en algún número de Blue Beetle (eso si que demostraba como hacer una serie de superhéroes adolescentes), y está perfecto, con mucha agilidad, claridad y atractivo. Ha debido de cuajar, porque se irá con McKeever a Jóvenes Aliados.

 

Una serie inofensiva, pero nada particularmente recomendable tampoco. Y dado que es un personaje muy poco conocido, no se exactamente a quien va recomendado, ya que el supuesto público objetivo tiene cosas parecidas mejores. Recomendado (7)

 

 

 

Marvel Divas

 

No se debe juzgar a un libro por su portada, y ciertamente, este comic no es tan malo como su título y la vergonzosa portada sugieren. Tampoco es nada bueno, así que tampoco se puede quejar uno si la portada echa atrás a alguien. Esto es un intento de hacer una miniserie con personajes Marvel en plan “Sexo en Nueva York”. Definitivamente, tiene sexo y Nueva York. Pero ese no es el problema. El problema es básico. Esta basada en una serie completamente estúpida, que se centra en cuatro protagonistas que son unas descerebradas superficiales que no tienen nada interesante en sus vidas, y por tanto todos sus “problemas” giran normalmente en torno a chorradas desproporcionadas. Pero aquí se intenta meter a superheroinas en ese papel, y no encaja, porque la misma idea de los superhéroes es que son gente que tiene cosas importantes en su vida, un altruismo y un heroismo que es bastante contrario a tanta superficialidad y tontería, por mucho que se mezcle habitualmente con culebrones. (Luego está el tema de a que público se creen que va dirigido esto, porque el típico público masculino de Marvel no está interesado en cosas así aunque estuvieran bien hechas, y el público femenino de estas cosas no se acercaría a un kilometro de esa portada, ni probablemente a una tienda de comics, pero eso es aparte)

 

Así que la idea es meter a cuatro personajes de Marvel en el molde de Sexo en Nueva York, y es tan forzado como suena. Para empezar, no existia un grupo de chicas así (o no se les ha ocurrido), y han tenido que meter a cuatro personajes aleatorios de su padre y de su madre, y hacer que sean mágicamente amigas como si se conociesen toda la vida para que haya serie. Pese a que casi ninguna se conocía, y no tienen absolutamente nada en común. Porque aparentemente, tener el mismo género es suficiente para hacerse amigas del alma, por eso los 3000 millones de mujeres del mundo son amigas. Obviamente, queda forzado y falso, porque en ningún momento te crees que sean amigas. De ellas, la única que queda bien es la Gata Negra, porque ya era hedonista y superficial de antemano, así que tenerla en ese plan pega. Su historia aquí es secundaria, es continuar su última relación, en el Spiderman de este mismo guionista, (si, esta miniserie va antes del retorno de la Gata a la vida sexual de Spiderman, es una de las retrasadas que he mencionado al principio) y es el tipico culebrón que se cree maduro pero es una pesadez. Al menos las razones para las peleas son razonables y no tonterías. Lo que no tiene ningún sentido son las nuevas habilidades que tiene de garras retráctiles en plan Lobezno. No se de donde las han sacado, pero si es un invento nuevo intencionado, es una idea horrenda.

 

Tampoco queda del todo mal Gata Infernal, al fin y al cabo, Patsy Walker empezó como protagonista de comics para niñas. Aquí tiene el papel de heroína principal, con la cabeza sobre los hombros, pero manteniendo sus caracteristicas históricas. Lo bueno es que su vida ha sido tan rara que se puede usar en multitud de registros, incluida una dramedia estrogenada. Al fin y al cabo, tiene un ex literalmente infernal, y su relación con Daimon Hellstrom es uno de los conflictos principales de la miniserie. Es una idea graciosa y apropiada, aunque la ejecución no sea gran cosa, con un Daimon más inmaduro que de costumbre (es decir, siempre ha sido un gilipollas, es parte de su ser, pero…) y dar muchas vueltas a cosas zanjadas, con un final entre gracioso y tonto.

 

La que queda fatal es Monica “No tengo nombre-código porque Genis siempre me los quitaba y nadie recuerda el último que me pusieron” Rambeau, que no tiene ningún parecido al personaje en sus apariciones anteriores. Ni siquiera a las de Nextwave, que eran una versión simplificada e intencionalmente estupidizada del personaje. Solía ser seria, responsable y centrada en su trabajo y hacer lo correcto. Aquí, es el típico personaje que pese a ser ya mayor es increiblemente inmadura en su relación con el sexo opuesto, en plan “mira que soy moderno”, y para colmo, toda su historia gira en torno a un romance gratuito (lo único en común que tienen es ser negros, aparentemente), sin química y sin nada de sentido común o emoción.

 

El núcleo emocional de la historia es Estrella de Fuego, retirada desde la Guerra Civil. Y aunque su historia está basada en acontecimientos del pasado del personaje, si no lees esas menciones o te dicen el nombre, jamás la reconocerías como Angelica Jones. Le hacen un cambio de look bastante completo sin explicación (lo más asombroso es que cuando hacen flashbacks a historias pasadas, el dibujante se ha documentado y pone los trajes correctos, pero con el peinado y cara actual de Estrella. En serio, ¿qué?) y la ponen en el papel de ingenua tímida, que a lo mejor era cuando empezó, pero no ha sido hace muchos años. Al menos su historia no gira alrededor de un hombre, pero sigue siendo muy “es un tema femenino, en serio”.  Su historia va de coger una vieja idea del personaje que se arregló hace tiempo, desarreglarla, exagerarla, y convertirla en un drama de película del mediodía. Sería mejor si la historia tuviera algo que decir que no fuese obvio, o se molestara en darle más personalidad a Angelica que dar pena. El tomo también lleva un especial sobre el personaje que sacaron como parte de la tanda de especiales de personajes femeninos del año pasado. No pega mucho en este tomo, porque está escrito por Sean McKeever, como prólogo a su serie de Jóvenes Aliados, donde será una de las protagonistas, y va sobre todo de dejar atrás todos los lastres del pasado, incluida esta miniserie. De hecho, se pasa intencionadamente el número evitando a las protas del tomo, lo cual suele ser una señal. McKeever si que escribe bien al personaje, es reconocible como la joven de la generación-x que se come mucho la cabeza y tiene que encontrar su lugar, y todo eso. Recoge bien todas las partes de su pasado, y la reconstruye bastante bien, motivandola para volver a ser una heroína con motivaciones creibles, aunque la manera de conseguirlo usa un par de elementos muy típicos. Pero vamos, si vas a hacer un drama femenino, esta es la manera de hacerlo, consiguiendo algo parecido a emociones y reflexiones reales, y no cayendo en tonterías prácticamente sexistas como tener a las protagonistas sólo sabiendo hablar de hombres. (Es desafortunado que la miniserie esté escrita por Roberto Aguirre-Sacasa, que es gay, perpetuando el horrible estereotipo de que los gays sólo pueden ofrecer este tipo de tonterías superficiales, igual que perpetua estereotipos sobre mujeres)

 

El dibujo de un tal Tonji Zonjic no tiene ningún parecido con la portada, y de hecho, está bastante bien, en un estilo no demasiado alejado del de Javier Pulido o Marcos Martín, que le va bien a este tipo de historia. Estiliza demasiado algunas cosas, pero supongo que es apropiado. El de Emma Rios en el especial de Estrella es mejor, también bastante suave, pero muy atractivo, y sabe hacer acción también. Y hace que el traje original de Estrella no parezca del todo cutre, lo cual es un mérito y necesario, si se van a empeñar en que lo vuelva a usar.

 

Me siento ligeramente más sexista y homófobo después de leer este comic, así que no creo que haya cumplido su objetivo. Se pueden hacer comics centrados en mujeres, e incluso que se centren en sus vidas privadas y no en acción, pero no es esto. (Demonios, McKeever lo hizo en su Spiderman/Mary Jane, deberían haberle dado a él esta miniserie) No Recomendado (4)

 

 

 

Punisher Max: Kingpin

 

Esto es un relanzamiento de cero de la serie del Castigador de la línea para adultos Max. Casi lo único que queda de la línea, lo único regular, de hecho. Pero está bien que siga existiendo. Esto no tiene nada que ver con la larga serie anterior, principalmente de Ennis, ni con la versión del personaje del Universo Marvel que tiene su propia serie y está hecho un monstruo de Frankestein actualmente. Hay que concederselo a Marvel, justifican bastante bien que haya dos series del Castigador, porque ofrecen cosas completamente distintas. Les faltaba hacer lo mismo con Masacre y con la Patrulla-X. Y está escrita por Jason Aaron, y si ha sabido hacer cosas buenas con Lobezno, podrá salir de la sombra de Ennis aquí.

 

Esta serie empieza realmente de cero. Transcurre en un mundo normal, sin nada superheroico ni sobrenatural, y el Castigador ha empezado a hacer de las suyas. La idea, de todas maneras, no es centrarse en él. Frank Castle es exactamente igual que con Ennis, ultraviolencia y todo. Pero esa versión ya la hemos visto muchas veces. Así que la idea original de Aaron es contar la historia desde el punto de vista de los villanos. Así que no es la historia del Castigador, es la historia de Kingpin. Pero no la historia de Kingpin como el gran jefazo viendose amenazado, esto también se ha contado. (aunque a decir verdad, enfrentarle al Castigador en vez de a Daredevil o Spiderman tiene cierta originalidad. Alguna vez ha pasado, pero no suele pasar, entre otras cosas porque no pegaría con la tendencia de las series del Castigador de matar a los villanos) En vez de eso, es la historia de cómo Wilson Fisk se convierte en Kingpin. Que es una buena idea para una serie, sobre todo con la moda de historias de mafiosos que hay ahora. (a decir verdad, ya hubo un intento en 2003, pero fracasó estrepitosamente, entre otras cosas porque no era muy buena) Así que vemos como un lacayo gordo, a base de ser más listo y más cafre que nadie, y aprovechando la existencia del Castigador como hombre del saco para los mafiosos, va trepando rápidamente hasta convertirse en el capo de Nueva York.

 

Obviamente, es algo poco creible, pero es que no es una serie creible. No transcurre realmente en el mundo real, sino en el “mundo real” de las comedias negras exageradas. Es decir, nada más empezar, a uno de los malos le sacan los ojos de las órbitas a base de estrangularse como si de un personaje de dibujos animados se tratase, sólo que con anatomía realista. Y el chiste es que sigue hablando con los ojos fuera de las cuencas como si no pasara nada, porque es gracioso. Y así va todo en este comic. De hecho, entre ese tono ultraviolento-gracioso y el dibujo común, parecería que siguiera escribiendo Garth Ennis. Sólo sabes que no es él porque no hay menos chistes sobre violaciones y religión. Pero como comic en esa linea del Castigador de Ennis (el de Marvel Knights, no el serio MAX), es muy gracioso. El Castigador está tomado en serio, y la gracia es lo bruto que es. El Kingpin es amenazador, y la gracia es… bueno, también lo bruto que es, y lo maquiavélico. (Los mafiosos a su alrededor son idiotas, pero eso es otro requisito en este tipo de comedias) Pero ambos personajes tienen su parte seria, con Frank no siendo tan imposiblemente invencible como otras veces (otro parecido con la mini original de Ennis, mandan a un asesino especializado con una gracia particular), y con Fisk teniendo una parte personal bastante seria que funciona muy bien aunque la veas venir, y no choca con el humor, principalmente porque su parte personal se mantiene completamente al margen de la comedia. Se nota que Aaron es un guionista que sabe, y sabe hacer el equilibrio bien.

 

El dibujo, como he aludido antes, es de Steve Dillon, el de la serie de Marvel Knights, y lo hace igual de bien que entonces. Suficientemente realista para que los personajes sean creibles y la violencia sea impactante, pero capaz de ser suficientemente expresivo para que quede gracioso. Esta es la clase de cosa que se le da bien, y lo demuestra.

 

Si te gustó el primer Castigador de Ennis, es lo más cercano que se ha hecho, pero volviendo a ser fresco. No es muy profundo (y probablemente estaría mejor como una historia limitada, entre otras cosas porque la ascensión de Kingpin ya ha terminado con el tomo, aunque dejen un gancho directo para la siguiente historia), pero es desternillante si tienes el sentido del humor adecuado, y muy bien hecho. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Thunderbolts: Nuevo Jefe

 

Nueva dirección para la serie, aunque se mantiene el guionista del tomo anterior, Jeff Parker. La nueva dirección es una mezcla entre la serie original, con parte de aquella plantilla y el tema de la posible redención seductora de villanos, y la dirección reciente en plan Escuadrón Suicida (de hecho, más Escuadrón Suicida que nunca… no sólo son villanos trabajando para el gobierno en misiones peligrosas, tienen también héroes vigilandoles, y funcionan desde una cárcel) No es la primera vez en esta serie, ya se hizo algo muy similar con los Redentores durante la etapa Nicieza, pero no duró mucho. De todas maneras, hay muchas diferencias con estas inspiraciones, como para no ser derivativa. Hay muchísimas diferencias de tono con Escuadrón Suicida, no es tan violenta, oscura, cínica y política, es más un comic de superhéroes convencional en ese sentido, aunque con una ambientación peculiar. Y aunque comparte con la etapa clásica de la serie personajes, el tema de la redención, el uso de recursos y personajes variopintos y rebuscados de Marvel, la caracterización compleja (hasta cierto punto, al menos… por lo menos, son suficientemente ambiguos como para no saber cuando van a hacer lo correcto y cuando no, y por distintos motivos) y los cliffhangers impactantes para capturar la atención, no tiene la enorme densidad, los misterios y juegos de identidades, ni el buceo en historias antiguas. Sustituye todo eso por tratar de ser lo más chulo posible, y funciona bastante bien en ese sentido.

 

Una de las ideas nuevas es tener a Luke Cage en el puesto de jefe y ejemplo a seguir, similar a lo que fue Ojo de Halcón en la serie original (de hecho, volverle a traer fue una de las ideas que se barajó, cuando no se sabía si Cage iba a sobrevivir al final de Bendisores). Temáticamente, es apropiado, al tener experiencia con las cárceles y con redimirse. Y Parker demuestra como escribir al personaje bien, no como otros. Deja claro rápidamente que es un tipo duro y chulo en su presentación, pero también tiene sentido del humor, y una manera única de tomarse las cosas. No es un estereotipo, ni un Mary Sue al que todos admiran, es algo más equilibrado y que queda bien. Las historias no giran alrededor de él aunque sea el “famoso” y el jefe. Por lo demás, el grupo es sobre todo una mezcla entre antiguos miembros del grupo, y personajes apropiados para la serie de una manera u otra. Están todos los fundadores del grupo excepto Zemo y, por algún motivo, Atlas. La mayoría están reformados y actuan de vigilancia, y de momento, no tienen mucho desarrollo, pero está bien que se mantenga la evolución que les han dado todos estos años. Luego está Piedra Lunar, donde hay que asumir todo el retroceso que ha sufrido los últimos años, pero al menos Parker escribe bien esa versión. Es inteligente y manipuladora para sus propios fines, pero la gracia esta vez es que sus compañeros están sobre aviso. Está Fantasma, para tener representación de la última etapa, que ha demostrado que es un gran personaje y un excelente recurso cómico, y sorprendentemente, es de los que más se está desarrollando. Se añade el Juggernaut, que lleva ya muchos años como muchos de los Thunderbolts, siendo entre bueno, malo y neutral, y encaja perfectamente, asumiendo sus últimas apariciones, y teniendole en el puesto de neutal que originalmente solía tener Atlas. También se pone a Calavera, ahora que es famoso por ser un magnicida, y aunque no parece una buena elección dentro de la serie, se da una buena racionalización. Y es un personaje muy chulo que le da una buena química al grupo, teniendo a alguien que sabes que no se va a reformar. Y por último está la elección rara, que es el Hombre-Cosa, que no parece una elección lógica para el grupo, siendo casi más parte del mobiliario que un personaje, pero eso se usa a su favor, adaptando un poco sus poderes de manera que queda como un añadido muy divertido. Además de esto, el que la serie transcurra en una cárcel permite que haya muchos secundarios, además de todos los presos (aunque deberían usar a más personajes con nombre), al nuevo alcaide de la Balsa, que era uno de los personajes que aún no habíamos visto en la Edad Heroica, con consecuencias graves de su última aparición, pero demostrando que aún así, queda incluso mejor que nunca. Así que es una plantilla de personajes muy buena.

 

En cuanto a las historias, Parker usa una estructura muy curiosa que no se usa mucho en comics, aunque si se usaba en las primeras temporadas de la serie de TV Alias. Al menos en este tomo, la mayoría de historias duran un solo número, pero terminan en un cliffhanger, que se resuelve en las primeras páginas del siguiente, y entonces se pasa a otra cosa. Es una estructura intrigante, y se aprecia mucho que las cosas no se estiren, pero por otro lado, algunos de esos cliffhangers son algo tramposos. Y en 7 números, dos son esencialmente iguales. En cuanto a las distintas historias: Empieza con un prólogo de una antología, que sirve para presentarnos a Luke Cage y demostrar lo chulo que es. Funciona bien así. Después un buen número de presentación con un gran cliffhanger. El siguiente número termina de contarnos una cosa que está muy bien, y es lo bien pensada que tienen la seguridad de la Balsa. Claro, que eso hará que quede más ridículo cuando alguien decida reventarla más adelante, o tener a algunos de sus villanos saliendo como Pedro por su casa (como ha pasado con Jaquemate), pero de momento, está bien tener una cárcel en Marvel que no es un chiste. Después viene la otra cara del crossover con la Academia Vengadores, y así es como se hace este tipo de cosas. La historia se puede leer pefectamente de manera independiente. No explican porque se da la alarma, pero da igual, porque esta historia va de ver como reaccionan los Thunderbolts a dicho intento de fuga. Y lo hacen demostrando las dos gracias de la serie: Tomando distintas decisiones según sus motivaciones, y siendo muy, muy chulos y muy duros. Pero en el buen sentido, que no queda forzado. Después toca más drama de cárceles, que si bien es algo tópico, al menos es único en comics de superhéroes. Tras eso va otra misión, que si bien no tiene una amenaza muy interesante, es un buen uso de un cabo suelto de otra serie, y hace que los personajes se usen bien y de cierta sensación buena de ahogo y claustrofobia. Y por último, y aunque no venga anunciado en portada, toca un crossover con Tierra de Sombras, que igualmente, se puede leer perfectamente sin leer nada más, y queda orgánico. Tiene que ver con la participación de Cage en aquella historia, por ser un héroe callejero, y aunque los Thunderbolts no lo son, si se meten en la clase de misiones sucias que les pegan. Además, sirve para tener al grupo funcionando sin el jefe. El ritmo baja un poco a mitad, porque al fin y al cabo, los malos son ninjas y sólo se puede hacer algo decente con ellos hasta cierto punto, pero tiene un buen final.

 

El nuevo dibujante es Kev Walker, conocido aquí por Marvel Zombies 3 y 4. Su estilo es hosco y algo grotesco, pero esa suciedad y fealdad pega, hasta cierto punto, con una serie sobre villanos en la cárcel. Puede que los personajes sean algo feos, pero sabe transmitir fuerza y personalidad, y hacer algunas situaciones muy impactantes. Por otro lado, podría añadir más detalle a ciertas cosas, y tratar de respetar más diseños pre-establecidos. Los prisioneros son todos genéricos indistinguibles en vez de conocidos (y Juggernaut tiene la misma cara que la mayoría de ellos), la nueva armadura de Mach-5 es una lata con alas, (y aprovecha muy poco al Arreglador) y aunque la exageración de las curvas de Piedra Lunar es probablemente intencionada por motivos convincentes, Walker no parece entender nada a Pájaro Cantor. Aparte de que fisicamente se parece poco a como era, la tiene lanzando sus constructos sónicos por las manos en vez de por la boca, que no tiene sentido. Los dos últimos números los hace Declan Shalvey, obviamente también de las islas británicas, y dentro de un estilo similar, aunque tiene algo menos de personalidad, también carece de muchos de esos defectos. En general, el dibujo está bien, aunque requiere acostumbrarse, y hay cosas que tienen que mejorarse.

 

Es un buen comienzo. Hay mucho potencial en personajes y situaciones, y sin duda se irá desarrollando con el tiempo, sobre todo si le añaden argumentos y villanos más interesantes. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

Nuevos Ultimates: Típicas tonterías del Loeb. Evitar a toda costa (2)

 

Patrulla-X: La Guerra de Magneto: Una serie de historias del 99 de una mala etapa mandada por los editores que no merecía ser reeditada ni fue a ninguna parte. No Recomendado (4)

 

Viuda Negra: El Nombre de la Rosa: Típica historia de espías sin mucho gancho. Buen dibujo, aunque no le va ser tan oscuro. Neutral (6)

 

Wild Works de Warren Ellis: Cuatro miniseries cortas e independientes sobre temas recurrentes de Ellis. Dos ya se han publicado antes, otra es de tiros sin mucha gracia, y otra es una comedia de ciencia-ficción y persecuciones absurda con muy buen dibujo. Para muy fans de Ellis. Recomendado (7)

 

X-Men Forever: Grito de Venganza: Los que no sean zombies de Claremont se darán cuenta de los muchos, muchos, muchos defectos recurrentes en esta serie, siempre lo mismo. Menos mal que queda poco. No Recomendado (4)

 

 

 

Y eso es todo por este mes. Nos vemos con el comienzo del siguiente, con nuevos volumenes familiares de Hulk y de Lobezno, casi el final de una etapa en Spiderman, y seguro que algo de Vengadores. Y con un comentario de la nueva peli de la Patrulla-X, sin duda. En una semana o algo más. Saludos atrasados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: