Criticas Reconstructivas: Semana del 30 de Mayo al 5 de Junio

12 junio, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas Críticas. Esta semana empezamos Junio, y con ello, todos los comics mensuales de Panini a mogollón. Aparentemente, cada mes piensan sacar las cosas de una manera, simplemente para no aburrirse. Por supuesto, nada de esto es la noticia más sonada de estas semanas, pero más sobre eso la semana que viene. De momento, vamos a ver que nos ofrece Panini/Marvel con sus series de siempre, más algo que si que se ha comentado más, que es la nueva peli de la Patrulla-X. Es curioso como esta semana es totalmente paralela a la primera del mes pasado, con reseñas también de Spiderman, Hulk, Lobezno, algo de Hickman, algo Ultimate y algo de la Patrulla-X. Que encontrareis aquí abajo:

 

 

 

 

 

 

Asombroso Spiderman Nº56

 

Peter: Penultimo número de la etapa actual multiguionista de Spiderman, con una saga relativamente larga, que es la última colaboración en solitario del guionista que quedaba, Mark Waid. La idea de la saga, Origen de la Especie, es continuar con los subargumentos de la mayoría de sagas largas de esta etapa, la verdad, desde Nuevas Maneras de Morir hasta Hijo Americano. Es decir, hablar de los Osborn y su familia extendida diversa.

 

Al: Básicamente hay una idea de planteamiento, nudo y desenlace bien clara, que además va destinado a deshacer un entuerto viejo y a darle al final un nuevo status a Harry. El problema es que todo el desarrollo de ese esquema, por decirlo finamente, es una mierda.

 

P: Con Norman Osborn fuera del mapa por Asedio (y sigue quedando raro que eso haya pasado fuera de esta serie, sin apenas mención), queda su legado, pero sobre todo, queda su(s) hijo(s) y demás familia, sobre todo la pseudo-Duende de Lilli “Amenaza” Hollister. La idea es bien simple: Nace el hijo de Lily. Distintos personajes lo quieren. Así que acaba convirtiendose en excusa para tener a un buen montón de supervillanos de Spiderman persiguiendo al niño-McGuffin. P: Esto, de hecho, sirve como excusa para usar a todo supervillano que ha aparecido estos tres años de etapa, que queda bastante divertido. (De hecho, una idea preliminar para la historia era que fuesen los 666 Siniestros, lo cual suena bien, pero no muy realizable en la práctica)

 

A: En un planteamiento de “caravana de villanos” que parece sacado de un comic de Stan Lee de los 60 (lo está, de hecho, reconocido por el propio Waid). Donde villanos que tendrían cosas mejores que hacer se unen simplemente por aquello de figurar, con los motivos más peregrinos y con figuras poderosas derrotadas en dos viñetas para poder seguir sacando más personajes. Un poco cutre.

 

P: Que sea una estructura clásica no significa que sea malo. Es un argumento excusa para hacer aparecer villanos y tener peleas, pero eso tampoco es necesariamente malo. De hecho, que la idea sea capturar un objeto en vez de matar a Spiderman hace que sea más original y ágil que las típicas peleas. Hay más posibilidades para giros y para movimiento. Y la motivación de los villanos es clara: Dinero, por lo general, o poder/venganza ofrecido por uno de los personajes que busca al niño. Es una excusa general, pero vale para la historia.

 

A: Hay un cliffhanger bueno. Uno. Tienes que saber a cuál me refiero. El resto es paja, y despachada.

 

P: Estás siendo muy crítico con la historia. Tener a Spiderman persiguiendo y siendo perseguido por un montón de supervillanos a toda velocidad por las calles de Nueva York es divertido. ¿Sirve para un objetivo argumental? No, pero la acción casi nunca sirve, y al menos esto tiene más imaginación que simplemente pegarse. Y aunque muchas veces es repetir el mismo tipo de idea, se suele hacer bastante divertido, y hay un buen uso de algunos villanos, sobre todo de los menos conocidos. Y da la oportunidad de que algunos de ellos y sobre todo Spiderman usen el cerebro además de los puños y poderes.

 

A: No me ha parecido especialmente divertido. Y hay una parte especialmente ridícula que es tener a Spiderman montado en cólera y siendo brutal con los villanos (en serio ¿no acaba de pasar en otra historia?) por motivos menores por los que no lo hizo en otras ocasiones.

 

P: Realmente, sólo tenemos la palabra de los villanos en lo de que es brutal. No me parecía que estuviese en plan violento como en la Caceria Macabra, simplemente un poco hasta las narices y mandando a la porra a los villanos sin muchos miramientos (sólo están zarandeados, no heridos)

El personaje de Lilly se despacha sin decir mucho, pero por otro lado, es una creación de Guggenheim que nunca fue muy interesante. Y se pone en una nueva situación a Harry, terminando su renacimiento, que está bien. No hay mucho más en el apartado de la vida privada de Spiderman, pero eso se deja para el número final del mes que viene, se supone.

 

A: Bueno, como derivado del divorcio satánico, tenemos una vieja escena de enredo “cita-en-la-que-Peter-desaparece” que consigue introducir otro elemento de tensión en la historia. También es un back to the basics pero mejor hecho.

 

P: El dibujo de Azaceta si que es penoso. Primero, que su estilo más sucio y “realista” no le pega en nada a una historia con un desfile de villanos coloridos y persecuciones a gran velocidad. Quedan fatal, y lo menos dinámicas posible, contribuyendo mucho a que la historia no funcione como debería. Y segundo, es que ni siquiera lo que supuestamente se le debería dar bien con su estilo le sale bien. Las personas normales en situaciones normales también le salen fatal. Carlie está monstruosa, por ejemplo.

 

A: No oculto que es posible que el dibujo tan feo haya sido parcialmente causante de mi desapego para esta historia. Pero creo que es comprensible. Es muy borroso y desagradable.

 

P: Para terminar, toca la más corta de las tres historias que quedan por publicar de Telaraña de Spiderman. Son 11 páginas de resumen de la vida del Dr. Octopus, aprovechando la participación importante que tiene en la historia principal. Pero a diferencia de las anteriores historias de villanos de Telaraña, de Van Lente, donde se nos contaba algo nuevo del pasado del villano que servía además para ilustrar quien es y lo que hace, esto es simplemente un resumen de la miniserie que contaba su origen, por Roger Stern. Si leiste la mini, nada nuevo, y si no, pues está bien, pero tampoco hay nada que no pudieras imaginarte. Eso si, el dibujo es mejor que anteriores cosa de Phillippe Briones.

 

A: A decir verdad retconea un poco, porque las primeras veces que Ock iba a la cárcel se le podían quitar sus brazos mecánicos y almacenarlos en un bunker en lugar de esposárselos como aquí. Pero si, la historia personal es la misma. Bien narrada, pero una mera puesta al día.

 

P: Es una historia un poco tonta, si, y probablemente le habría venido tomarse menos en serio (influiría en eso también tener un dibujante mejor y más apropiado) y durar un poco menos, pero creo que es divertida. Mejor que otras de Waid.  Con serios problemas de dibujo, eso si. Neutral (6)

 

 

 

Cuatro Fantásticos Nº41

 

Esto es el comienzo de Tres, la saga que tanta publicidad ha traido sobre la serie. Básicamente, uno de los Cuatro Fantásticos morirá, y encima, será el final de la serie, al menos de momento. La verdad, hay que concederle esto a Hickman y a Marvel, han logrado atraer mucha atención sobre la serie y aumentar las ventas sin necesidad de crossovers ni montajes así. Por otro lado, matar a alguien siempre ha sido un truco fácil para aumentar las ventas a corto plazo (y si no que se lo pregunten a Superman), y aquí demuestran que aún funciona si se monta bien. Pero por otro lado, no sólo aquí va a atraer atención sobre una buena serie, da la impresión de que la muerte no va a ser un montaje publicitario para aumentar las ventas, sino algo orgánico y necesario (sea temporal o supuestamente permanente) para la trama de la serie, que se nota mucho que está muy pensada y planificada, con años de antelación.

 

Además, da para entretenerse pensando quien va a ser el difunto. El número anterior dejó claro que no iba a ser Sue. Podría ser Ben, que viene a ser el alma del grupo, y sería una ironía dolorosa curarle y hacerle feliz sólo para matarle, pero ya murió hace poco, cuando Waid, y además, está apareciendo en Bendisores. Ninguna de esas dos cosas es impedimento necesariamente (mira lo que ha pasado con Nova), pero lo hace menos probable. Más probable sería que fuese Johnny, que afectaría emocionalmente más a todos, siendo el hermano pequeño del grupo, y siendo el unico que nunca ha abandonado los 4 Fantásticos de manera fija. Y es el que menos está usando Hickman, así que no se perdería mucho. Pero a lo mejor es que tiene planes para él más adelante. Mientras que a Reed ya lo ha usado mucho en el año y medio que llevamos, de hecho, ha sido el protagonista de la serie, como aquel que dice. A lo mejor es porque sabe que se va a librar de él, y por eso ha aprovechado para usarlo antes. Desde luego, la dinámica del grupo cambiaría mucho sin el cerebro y papá, y sería muy distinto teniendo a Valeria como la única genio. Y si, DeFalco ya mató a Reed, pero de eso hace más de 15 años. Sea como sea, todos tienen posibilidades para contar historias nuevas, no simplemente llamar la atención.

 

Este número, la verdad, no parece tener mucho que ver con nada de eso, al menos de momento. Pero si que marca algo importante, diría que este es el número donde Hickman termina de presentar elementos y poner el camino, y es cuando va a empezar a jugar con ellos, cada vez más rápido. Y lo que se empieza a ver, tiene una pinta muy chula, viendo como las distintas tramas y personajes empiezan a interconectarse, y a arrastrar consecuencias inesperadas, y moviendo más de lo que parece en principio. El Dr. Muerte de esta realidad y del presente aparece por primera vez en la serie, y sea por accidente feliz o designio, utiliza muy bien el status quo en el que se quedó a final de la Caida de los Hulks. Muy bien por la coordinación entre series. También promete el retorno de un personaje desaparecido hace 15 años, que suena muy bien. Pero lo más interesante es como eso interactua con una consecuencia de la primera historia de Hickman, y un elemento de la segunda historia, que desemboca en un pacto faustiano que puede cambiar completamente la dinámica de la serie. De nuevo, no es la primera vez que pasa algo vagamente similar, pero la manera de hacerlo está muy bien, y asombra lo bien montado que está, donde está quedando claro que nada en estos números ha sido gratuito.

 

El resto del número es recordarnos que existen las Cuatro Ciudades Legendarias (pero no empieza la Guerra entre ellas, digan las tonterías que digan en los anuncios de Panini), y presentarnos a los 4F en acción en una de ellas, quizá por última vez. Una aventura cualquiera, pero supongo que es la idea, echar un último vistazo a eso antes de que ya no se pueda. Y luego está la escena final, que si que hace que pienses que alguien va a salir mal parado, porque aunque nadie lo hubiera pensado, una consecuencia de otro elemento de números anteriores puede acabar enfadando mucho a alguien a quien nadie quiere ver enfadado. Queda muy ominoso, que es lo que necesita esta historia.

 

Otra cosa llamativa este mes es que debuta nuevo dibujante, que seguirá en la serie incluso cuando cambie de título y se renumere. Es Steve Epting, y lo que han hecho parece una tontería por parte de Marvel. Teniendo a alguien colorido, alegre, imaginativo y fantasioso como es Dale Eaglesham en esta serie, que necesita precisamente a alguien así, y a alguien oscuro, realista y comedido como es Epting en Capitán America, que necesita alguien así (al menos bajo Brubaker), ¿qué hacen en Marvel? Intercambiarlos, claro. Así que tendremos a Eaglesham en una miniserie del Capi de Brubaker y a Epting aquí, cuando estarían mucho mejor al revés. El resultado: Epting es bueno, claro, hace un trabajo sólido con los personajes, y es claro narrando. Pero todo queda demasiado oscuro en estilo, demasiado serio y seco, y sin nada de imaginación fantástica. No es nada apropiado para la serie. Claro, que esa puede ser parte de la idea, plasmar como el mundo de los 4F se va a volver más oscuro, pero aún así, los guiones de Hickman son mucho más imaginativos de lo que Epting puede expresar, así que es más probable que sea un mal movimiento editorial y no algo deliberado.

 

Un comienzo lento, pero muy, muy intrigante, y eso que está empezando a coger movimiento. Si sigue así, cuando lo coja del todo, será imparable. Recomendado (8)

 

 

 

Increibles Hulks Nº1

 

Nueva serie, que realmente es la serie del Increible Hulk, a la que le han cambiado el nombre. Tras la Caida de los Hulks, el Hulk rojo se queda la serie de Hulk a secas, que se verá en tomos, y Pak continua en ésta, que hasta que termine su etapa de aquí a un año, serán dos números al mes (y números de 32 páginas durante los primeros meses, además) y estará dedicada a Hulks en plural.

 

De toda la vida, uno de los elementos básicos de Hulk ha sido que gritaba que quería estar solo. Pero como en la vida real, generalmente la gente que dice esas cosas no quiere estar sólo realmente, es que está harto de que la gente no le comprenda y le fastidie, cuando lo que quieres realmente es estar entre gente que te comprenda y te acepte. Y la gracia de estos últimos años de Hulk, desde que está Peter David (y cuando no ha venido algún Byrne o algún Loeb a interrumpir y joder), es que Hulk ha ido creciendo. La versión original de Hulk era un niño, y como tal pegaba rabietas, y no entendía a los adultos, que tampoco le entendían a él. El Hulk gris era el preadolescente, que ya no es tan inocente, quiere que salga todo a su manera, y ha descubierto que puede ser cruel, y eso le impide formar conexiones reales con la gente, porque está permanentemente a la defensiva. El Hulk verde oscuro que debutó a finales de la etapa David es ya el adolescente puro: Habla poco, está furioso con el mundo pero lo manifiesta más con una rabia interior que pegando gritos… y es el primero que realmente encuentra su grupo de gente rara como él. Sólo que, siendo Hulk, en vez de una tribu urbana, eran un puñado de guerreros alienígenas. Y ahora, después de todo lo que ha pasado en la etapa Pak, Hulk se encuentra en un nuevo papel: Ahora no sólo tiene amigos, por la magia de los comics, también tiene una familia de Hulks como él, hijos incluidos. Y la serie va a ir, precisamente, de si es capaz de aguantar tener una familia, o si va a ser demasiado inmaduro y autodestructivo como para estar entre sus iguales y ser feliz.

 

La historia comienza con un picnic de la Familia Hulk, lo cual es tan extraño que resulta gracioso. (Es una pena que no esté Lyra, la otra hija de Hulk. Supongo que es un añadido editorial que a Pak no le ha hecho gracia y no pega en su historia, pero aún así, queda raro haberse librado de ella sin explicación) Pero no es relajado, sino que enseguida hay un conflicto que quedaba pendiente de la Caida de los Hulks, que es el reencuentro entre Bruce/Hulk y Betty/Hulka Roja. Aclara cosas sobre ella que el Loeb no se había molestado en explicar, sobre como funciona su dualidad entre sus dos formas (similar a la versión de Slott de Hulka, aunque algo más diferenciada) y presenta el drama central entre la pareja para que no sea todo feliz. El caso es que lleva a un buen conflicto, pero no llega a resolverse, porque entonces llega la trama principal de la historia. Excepto que no empieza en ese número, tenemos que tener estrellas invitadas y un asomo de pelea gratuita (que afortunadamente no llega a haber) mientras se hace tiempo a que empiece la pelea de verdad el próximo mes. Y poco más. Es una pena, porque hay personajes buenos, y con una interacción muy bien escrita, una buena dinámica, pero no llega a aprovecharse mucho en el número, pese al espacio que tiene.

 

En cuanto al argumento que vamos a tener en la saga, como se veia venir hace tiempo, por las historias de complemento, es que llega Hiro-Kala, el otro hijo de Hulk, a la Tierra. No es mala idea sobre el papel: Pese a lo duro que se creia, Skaar en el fondo era un niño bueno, y no muy diferente de su padre, así que estaba claro que iban a acabar haciendo las paces. Esta es la historia de lo que pasa cuando viene otro hijo, también en plan destructor, pero aún más poderoso, y que probablemente no se pueda curar con un abrazo. ¿Qué hará Hulk entonces? Es potencial para una posible buena idea. El problema es que Hiro-Kala, además de un pegote retroactivo, no es un buen personaje. Después de dos miniseries y una historia de complemento en varias partes, las dos historias de complemento en este número (coescritas por Pak, y por Scott Reed, el de las anteriores) lo define bastante mejor. Lo bueno es que no necesitas haber leido todas esas tonterías anteriores. Pero el personaje sigue siendo poco más que Vulcano 2.0, un hijo retroactivo con enormes poderes energéticos vagos cuya única personalidad es ser un crio petulante que cree que el mundo le debe todo, y que va a cobrarselo a base de lanzar rayos. Y lo peor, todo el mundo reacciona ante ello dejandole como el ganador que tiene razón. En este número al menos se le intenta dar más motivación, y una situación un poco más compleja que antes, pero quizá sea demasiado tarde. O al menos se salvará en próximos números al ser una historia que no le tiene de protagonista sino de antagonista. Ya veremos. En cualquier caso, deberían haberle dedicado menos espacio a Hiro-Kala, que no tiene arreglo, y más a los verdaderos protagonistas de la serie.

 

El dibujo en la historia principal es de Tom Raney, que va saltando de un lado a otro por Marvel, pero que hace bien lo que le mandan. Hace unos Hulks con mucha fuerza, y muy expresivos. El de la otra historia es un tal Brian Ching, y no lo hace mal para ser novato.

 

Una buena premisa para dirección de la serie, y se ven las cosas buenas, aunque esta historia en concreto no funcione del todo. Recomendado (7)

 

 

 

Lobezno Vol.5 Nº1

 

P: Otro relanzamiento de Lobezno, (el tercero desde que empecé el Cuarto Muro) pero al menos este tiene cierto sentido, porque en EEUU también se relanzó. La idea era que habían montado tal follón con las series de Lobezno (con la serie original transformada en serie de Daken, la serie terciaria siendo la principal, y Origenes siendo una mierda y habiendo terminado), así que mejor relanzar con una visión más clara. Así que se cancelan todas, y se relanzan series con direcciones más claras. En principio, una serie principal para Lobezno, que a partir de ahora será lo único que lleve la serie española, más series para Daken y para X-23, que se verán aquí más adelante. (Claro, que no contentos con hacerlo bien, han sacado poco después una segunda serie de Lobezno, que veremos como publican aquí)

Esta serie no es más que una continuación de Lobezno: Arma-X, que era la otra serie regular que habíamos tenido aquí en el último año. Como Jason Aaron estaba haciendo un trabajo sorprendentemente bueno con el personaje (sorprendente porque los comics de Lobezno suelen ser malo, no es sorprendente porque los de Aaron suelen ser muy buenos), se convierte en el guionista principal. La gracia de la etapa de Aaron ha sido coger un concepto principal sólido que no necesita que sepas nada de las miles de historias pútridas del pasado del personaje, y metiendo a Lobezno a hacer el bestia en él, mezclandolo con buen desarrollo de personajes, y en general, un concepto tan innovador para la serie como escribir bien.

En esta nueva serie, el concepto es quizá lo más problemático. La idea es que un grupo de villanos ha enviado el alma de Logan al infierno. Así que la historia tiene dos partes: Por un lado, ver a Lobezno en el infierno. Por otro, ver lo que está pasando con su cuerpo mientras tanto. (Pista: Nada bueno) Hay una tercera parte, que es más original, a la que llegaremos luego.

 

A: Es curioso poder subdividir el número en tres partes porque realmente el contenido es bien exiguo. Sí, es verdad, hay esas dos escenas. Ninguna de las dos malas. Pero es que es una intro. Lo que se plantea aquí podría plantearse en cinco páginas y el cliffhanger del final ser la página donde va el título de la historia. Es un caramelito promocional pero presenta bien poco como para ser el número 1 de una serie.

 

P: El problema es que la idea parece una mezcla de conceptos que ya se han hecho no hace mucho. Lo de Lobezno controlado por los malos se hizo en el Enemigo del Estado de Millar en 2006, y lo de Lobezno en la otra vida lo hizo Marc Guggenheim poco después.  Claro, que ninguno de esos dos guionistas era particularmente bueno, así que se tiene la oportunidad de hacer esas ideas mejor, y con más sustancia de fondo. El problema es que no está muy claro si habrá más que contar al respecto que demostrar como Lobezno es imparable, y como tiene muchos pecados por los que expiar, pero aún así es mejor que si no tiene alma. Concretamente, en este número primero hay una historia corta, parte de una de esas antologías de presentación de nuevas series de Marvel, en este caso, todas las nuevas series relacionadas con Lobezno. Lo único que hace es presentar el concepto principal de Lobezno en el Infierno. Queda un poco redundante leido todo de golpe.

La historia principal del nº1 es más larga de lo normal, pero aún asi, se hace un poco corta. Realmente, no llega a contar mucho más que el punto de partida de estas dos ideas. Sólo vemos como llega Logan al infierno, y es una buena recepción, aunque nada fuera de lo común. El historial de Aaron con demonios hace que pienses que va a ser brutal en próximos números, se espera. La otra parte se hace de manera que ocupa mucho más espacio, y usando un recurso que no suele ser bueno: El reintroducir un viejo personaje sólo para tenerlo como carne de cañón para vender la amenaza de turno. Es decir, es Lobezno, sabemos que es peligroso. Vale que está bien que lo demuestren, pero es un recurso muy fácil. Por otro lado, es un personaje que no aparecía hace años, casi no había aparecido en total (y únicamente en comics y pelis de Lobezno, es decir, ninguna gran cosa) y al menos Aaron le da buena caracterización y un buen final antes de cargarselo. Si vas a hacer el recurso fácil, al menos se hace bien. No necesitaba tanto espacio, de todas maneras.

 

A: De hecho, ese personaje soso y gris sale más que el propio Lobezno en todo el cómic. Y tampoco es muy productivo emplear tiempo y narración en darle la caracterización que nunca tuvo para destruirle.

 

P: Catch-22. Si no lo desarrollas, a nadie le importa que muera. Si lo desarrollas, parece que ha sido para nada. La solución es no matar fácilmente a personajes, claro.

El resto del comic está dedicado a algo más interesante. Y es a presentar a los villanos de la historia, con el satánico nombre de la Mano Derecha Roja. En principio son nuevos personajes (aunque no me extrañaría que resulten tener conexiones pasadas, aún no cuentan el origen), y de momento sólo tienen tres cosas: Quieren venganza, tienen recursos, y son gente muy extraña. Esto último juega a su favor, ya que descontando las pintas increiblemente raras que tienen, no habría nada que los distinguiera de cualquier otro grupo de villanos genéricos que quieren venganza. Al menos aquí son curiosos de ver, y parece que Aaron va a darles más desarrollo que simplemente tipos con armas que quieren vengarse.
A: Si, no han tenido mala pinta para nada. Y tiene mérito hacer un villano de Lobezno que se diferencie de otro anterior.

 

P: Y a estos villanos se les ve mezclados con los secundarios de la serie. Tener a secundarios en Lobezno ya es un paso adelante. Una es su actual novia, Melita, que empieza con una escena absolutamente genial, que es lo que debería hacer cualquier superhéroe que tiene novia (en vez de gilipolleces peligrosas como no decirle la verdad) y continua dandole personalidad y fuerza pese a estar de damisela en apuros. Y a los villanos se les junta con los secundarios de la serie. La otra es otro personaje que ya ha usado Aaron en la serie antes, y está muy bien usado, y promete una dinámica muy divertida, porque nunca se sabe por donde va a salir. Es un personaje que funciona mucho mejor como gris que como villano, y Aaron lo entiende bien.

 

A: Lo de la novia de Lobezno es una grata sorpresa no solo porque sea especialmente inteligente para el formato “novia de heroe” sino totalmente sorprendente para el formato concreto “novia de Lobezno”. Refrescante. La otra es probablemente, el factor de este número 1 que más te incita a querer leer el número 2.

 

P: Para terminar el número, hay una historia de complemento, que sirve para contarnos que los malos están atacando a aún más antiguos conocidos de Lobezno. Está dedicada a uno de esos conocidos (que supongo que lo atacan por conexiones familiares con otro personaje, porque no son precisamente amigos), y como hace su último asalto contra los malos. Es difícil de juzgar por sus propios méritos. Por un lado, es un personaje que siempre ha sido bastante cutre y maltratado. Por otro, tiene suficiente historia como para matarlo así de fácilmente, en una historia que ya ha tenido su cordero sacrificial, además. Si Aaron tiene algo más pensado para él más adelante, es una cosa, pero si no, no viene a cuento. Otra vez que Aaron tira de crédito. Al menos es un buen último combate. Se usa un truco chulo, no mostrarnos a los villanos, porque da igual: Lo importante de la historia es lo que está pensando el protagonista y como lo está llevando, y los adversarios no importan, sólo que son apabullantes.

El dibujo de esa historia es de un tal Jason Latour, que tiene un estilo similar a CP Smith (que ha dibujado varios números de estas series). Minimalista, con pocos trazos, y muchas sombras y colores, funciona bien para la historia, aunque podía tener más detalle y más definición.

El dibujo de la historia principal es de Renato Guedes, traido de las series de Superman, en el afan de Marvel de dejar a DC sin dibujantes buenos. Guedes hasta ahora había estado en series más bonitas y agradables, por así decirlo, dedicado a paisajes y escenas emotivas, así que no parecía el más apropiado para esta serie. Pero aquí demuestra que si que puede hacer violencia si es necesario, y le queda bien. Hace un buen Lobezno, un infierno que realmente es grotesco, acción chula, y los villanos desde luego son imaginativos.

 

A: Si, y con el cuerpo de Lobezno poseido en la otra historia también hace un muy buen trabajo. Consigue que dé bastante miedo en varias escenas. También le imprime tensión a las escenas de gente inocente sufriendo. Un buen dibujo.

 

P: El comic tiene buenas ideas, pero muchas de ellas depende de que Aaron sepa llevarlas a buen puerto en vez de por caminos fáciles peores. Pero se ha ganado la confianza, así que se puede decir que es un comienzo con promesa. Recomendado (7)

 

 

 

Ultimate Vengadores Nº7

 

Empieza la tercera miniserie de las cuatro que van a hacer, y por una vez, aquí queda mejor renumerar cada una, que no continuar la numeración como está haciendo Panini, porque cada una tiene a unos protagonistas distintos, y no parecen tener que ver unas con otras.

 

La idea esta vez es simple: Vengadores vs vampiros. Es gracioso que Millar se haya estado quejando porque le hayan copiado la idea en la nueva serie de X-Men, porque este no es precisamente un concepto original como para que no se le pueda ocurrir a dos personas por separado. Es decir, no es que sea la primera vez que se han enfrentado superhéroes a un ejército de vampiros, ni que les han intentado convertir. Además, dado como lo enfoca Millar aquí, convirtiendo a superhéroes en vampiros, si acaso es repetir su idea de los Marvel Zombies (superhéroes transformados en monstruos sobrenaturales como villanos), sólo que pillada cuando está empezando.

 

La pena de este comic, y la mayoría de intentos recientes de Millar, es que hay un comic de superhéroes decente aunque estándar, al que, para ser más molón y original, se le ha añadido un 80% de cosas que Millar cree guays. Así que los personajes son reconocibles como los de verdad, excepto que dicen más palabrotas, son más desagradables con los demás, y están más obsesionados con el sexo. Aparentemente, en el mundo de Millar, eso sustituye a tener ideas originales, o desarrollar a los personajes con personalidades de verdad. Es triste, porque podría ser mejor, o al menos, menos irritante, pero no quiere, y seguirá así, mientras haya gente que se trague tanta chorrada. Al menos las ventas de sus comics Ultimate han bajado notablemente. A ver si resulta que sus comics venden por el dibujo.

 

En esta historia, se presenta a la versión Ultimate de Blade. Es como el de verdad, pero a lo Millar, es decir, chulo y putero, como casi todos sus personajes. También hay otro momento en plan “vamos a ignorar al Loeb”, donde Millar quiere usar a Daredevil. Excepto que el Loeb se lo cargó gratuitamente en Ultimatum. ¿La solución de Millar? Inventarse un nuevo Daredevil, que excepto por el nombre, es idéntico al original en sus primeros días, e ignorar lo más posible todo lo anterior. Sería gracioso, si no fuera tan triste que se llegue a esa situación. Siguiendo con el reciclar viejos diseños de la Marvel normal que no se han usado en el Universo Ultimate, aparece la armadura original de Iron Man, aunque a saber de donde ha salido. Y el nuevo Hulk tiene el aspecto, o del Hulk fusion, o del Banner Jr de Millar, y la verdad es que una idea graciosa, aunque por supuesto, como no es un misántropo y se parece a la opinión que tiene Millar de sus lectores (eso se dice explicitamente, por cierto, por si te quedaba alguna duda de que Millar odia a sus fans, o al menos disfruta diciendo que lo hace) en vez de a lo que él cree que quieren ser, es tomado en burla. Oh, y aparece el Capitán America, y Millar logra hacerlo más desagradable que en Ultimates, que ya es difícil. El argumento no es malo, tampoco es gran cosa, pero es una historia de acción decente (desde luego, usa a los vampiros mucho mejor que X-Men), pero está empeorada notablemente por estos problemas con los protagonistas y como se los toma el guionista.

 

El dibujo es de Steve Dillon, que dibujó un anual de los Ultimates de Millar hace años. El estilo de Dillon no pegaría para el estilo habitual de blockbuster de esta serie, pero esta es una historia más oscura y callejera, de vampiros en callejones, con violencia más sangrienta y natural, así que pega bastante bien. Y habiendo colaborado tanto con Ennis, está acostumbrado a dibujar misántropos violentos.

 

No son las chorradas de siempre, pero casi. Y es una pena. Neutral (5)

 

 

 

X-Men: Primera Generación

 

P: Quinta película basada en la Patrulla-X, y primera en una nueva dirección. El problema de esta franquicia es que la tercera peli dejó la tierra quemada, en más de un aspecto. Así que han decidido hacer precuelas en vez de reiniciar, como han hecho otros, lo cual es valiente y decidido, al menos. Hicieron la de Lobezno, y se planeó hacer una de Magneto, pero en vez de eso, han decidido ampliar el concepto, y hacer una entera sobre la juventud de Magneto y Xavier, que es un conflicto con mucho potencial. Además, esta vez han elegido bien al director, y han cogido a Matthew Vaughn, que ya ha demostrado que sabe adaptar bien comics con Stardust y Kick-Ass. La idea para el argumento, además, es de Bryan Singer, el cerebro de las dos primeras películas, y aunque hay un mogollón de guionistas acreditados, el guión final lo ha hecho el director, y eso siempre es bueno. Y se nota, se nota que es una película con una visión clara, y muy centrada, nada dispersa, pese a la cantidad de personajes que tiene. Es como volver a las dos primeras pelis.

 

A: La verdad es que para mi ha sido toda una pasada. No entré en el cine con tan buenas expectativas y salí alucinando. La estructura está totalmente pensada y conseguida. Nada sobra, nada falta. Los acontecimientos se van sucediendo con una facilidad asombrosa, engarzando perfectamente todos los conflictos y los detalles personales de los personajes. Una ingeniería narrativa bestial.

 

P: Como en ellas, toda la película gira en torno al conflicto central de ser mutante, y lo que eso significa. Aquí, en vez de angustia vital, y odio fácil de los humanos, es sobre todo decidir como usar los poderes, y para que. Si los conviertes en maldición, herramienta o arma. Y eso está presente tanto en el conflicto interno como en el externo. El interno está centrado especialmente en un triángulo emocional (que no amoroso, y es refrescante ver una película que no gira innecesariamente en torno a un romance, aunque hay elementos sutiles de él en todas las direcciones del triángulo), entre Xavier, Magneto y Mistica, viendo como los tres se convierten en lo que serán luego, y como todos tratan de convencer a los demás de su postura. Como en las primeras películas, esos son los protagonistas de verdad, y todos los demás están para facilitar el argumento, y reflejar otros aspectos del tema central, pero en pequeño. No tienen el mismo nivel de desarrollo, pero tampoco se presentan como protagonisats, sino como secundarios.

 

A: A decir verdad, poder reescribir la historia de los personajes a posteriori y endosarles el pasado que mejor te convenga es una gran ventaja. Te da el margen de poder introducir unas interrelaciones inexistentes en los comics y que permiten que la historia cierre un círculo con mucha más facilidad. Aquí todos los cambios que se han hecho respecto a la continuidad del universo Marvel normal han sido para mejor y repercuten en que la historia tenga más fuerza.
P: Obviamente, la mezcla de personajes es un poco extraña, porque no pueden usar a los que se presentaron en las otras, a menos que fueran muy longevos o mayores. Así que la plantilla está compuesta por una mezcla de personajes de todas las décadas y procedencias muy variopintas. Pero funciona bien. Porque en vez de coger a los personajes de comic y tratar de escribir una historia cerrada alrededor de ellos, lo que han hecho es ver que personajes podrían pegar para la historia que quieren contar, y entonces tratar de usar la mayor parte de elementos de sus contrapartidas de comic.

La otra parte de la película es la de acción, y aún así, no es completamente vacia: Se usa un contexto histórico (precisamente aquel en el que se creo el comic, principios de los 60) para hacer que los temas de la Patrulla-X resuenen mejor. Aquí la Patrulla-X, además de un concepto de ciencia-ficción, simbolizan la nueva generación que va a cambiar el mundo en esa década. Además, se mete en medio de un acontecimiento del mundo real, que sirve precisamente para contrastar las viejas ideas humanas con las nuevas mutantes, y pega muy bien, además de enlazar con la vieja idea de que los mutantes son los “Hijos del Átomo”. (Claro, que hacer que la peli transcurra en los 60, aunque apropiado, hace que algunos personajes sean demasiado mayores o demasiado viejos para lo establecido en las otras, y queda raro que en 40 años no haya pasado nada significativo con la raza mutante, pero…)  Y otra gracia añadida de que transcurra en los 60, es que en argumento y estética, hace que la parte de acción/aventura de la peli sea un homenaje a las pelis y series de espias de la época, tipo James Bond, Vengadores y demás, lo cual queda tremendamente divertido. (Y es incluso apropiado para el villano de la historia)

 

A: Meter a los mutantes en el contexto de la crisis de los misiles (mejor aún: meterles como partícipes y parcialmente responsables) es el gran hallazgo de esta película. Doble argumento y doble tensión. Y doble encaje: ir atando la propia historia de Xavier y Magneto y la del desarrollo de la crisis. Y es un evento especialmente útil para visualizar las relaciones humanos-mutantes y mutantes-humanos. No sé quién tuvo la idea de hacer este coctel pero el resultado es espectacular. A: Por otro lado, creo que tampoco se han esforzado mucho en hacer encajar la precuela con las otras pelis. Hay unos cuantos detalles muy evidentes, otros que son guiños (Xavier y Magneto jugando al ajedrez) y luego incoherencias totales que ni se molestan en explicar, como que Alex Summers tenga la misma edad que tendrá su hermano mayor dentro de 40 años.

 

P: Nadie te dice que en esta continuidad, Alex Summers sea hermano de Scott. Igual que queda demostrado que la chica que parecía Emma Frost en Lobezno no puede ser Emma. En general, tomando las peliculas como su propia entidad, encaja perfectamente con las dos primeras, y algo peor con las otras dos. (Es imposible de encajar lo que pasa con Xavier en esta peli con como sale en aquellas)

Y ahora, hablemos de los personajes:

Xavier es exactamente como te lo podrías imaginar de joven, excepto que tiene una parte humorística inesperada que queda muy bien y no está fuera de lugar. Está muy bien desarrollado, aunque sea el que menos cambia a lo largo de la película por motivos obligatorios. Y James McCavoy está perfecto, parece el Xavier de los comics con pelo, no el protagonista de Wanted.

 

A: Si, esa parte de ligoncete universitario no la veía yo mucho en Xavier pero es igual, es un añadido positivo. Igual que su relación fraternal con Mística. Todo aporta a darle más verosimilitud al personaje y a explicar mejor el por qué de su postura en el tema de las relaciones con los humanos.

 

P: Las dos escenas de presentación de Xavier y Mística, como niños y como adultos, son geniales, cada una en su estilo. (Entrañable y gracioso, respectivamente)

La escena de presentación de Magneto, es volver a contar la de la primera película, con tanta fidelidad que parece el mismo metraje. Pero no es gratuito, además de presentar la idea central del personaje, sirve para empalmar con la presentación del villano, y con el debut de Magneto en el presente, recuperando la genial, pero poco usada idea de los comics de que fue un cazanazis antes de ser malo. El resto de su historia es lo que te puedes esperar por los comics y por como ha acabado en las secuelas, pero está muy bien hecho igualmente. Y aunque Michael Fassbender no se parece a McKellan ni al de los comics, si que tiene el carisma y (ejem) magnetismo que tiene que tener. Es un poco mayor que lo que se supone que es el personaje, eso si.

 

A: Se refleja totalmente el espíritu de Magneto, el Magneto de los mejores comics en los que no es ni bueno ni malo sino todo lo contario y le comprendes y le detestas alternativamente. Todo eso aderezado con secuencias increíbles como la de la cantina en Argentina, donde demuestra lo inequívocamente molón que es.

 

P: Mística se parece poco a la de las otras pelis (aparte del maquillaje), pero eso se aprovecha, porque como nunca ha tenido indicios de origen (ni mucha personalidad, en las peliculas), es la que más se puede desarrollar. Y está muy bien, porque aunque Xavier y Magneto son los centros del dilema de la peli, la que refleja el dilema es ella. Todo el núcleo emocional de la peli es suyo, (descontando el pseudo-romance de los protas) y lo lleva muy bien. Da mucha pena, es muy humana, tiene unos defectos muy creibles que no la hacen desagradable, y tiene un desarrollo muy bueno que hace que quede muy bien cuando empieza a parecerse a la del presente. Jennifer Lawrence está adorable en el papel, además.

 

A: No la conocía, pero es una gran actriz. Y sí, nunca lo hubiese dicho, pero Mística se acaba convirtiendo en un elemento central para contar la historia y para presentar el conflicto principal en el que se basa toda la idea de X-Men. Mención especial al guiño con Rebecca Romjin.

 

P: Kevin Bacon hace del malo de la historia, que tiene el nombre, poderes y parafernalia de un villano clásico de la serie, pero con otros elementos añadidos para la ocasión. El resultado es un villano de James Bond con superpoderes. No es muy profundo, pero tiene estilo y gracia. Y sirve para darle otra dimensión al conflicto moral de la historia.

 

A: Sirve sobre todo para hacer más fácil el contraste de los conflictos interiores previos de los protagonistas con el gran conflicto racial y evolutivo que domina la historia propiamente dicha. Es bastante malo de opereta pero tiene un par de escenas espectaculares y es creíble y razonable en su forma de actuar.

 

P: Los humanos son la otra punta de este conflicto, y es de agradecer que sean bastante razonables en todo esto. Sólo vemos a militares y hombres del gobierno, pero hay suficiente variedad de reacciones creibles. Hay un buen uso retroactivo del General Striker, y hay un personaje que no entiendo que no hayan aprovechado para llamarle Fred Duncan.

 

A: Pero es Oliver Platt, con lo cual todos salimos ganando. Me gustan mucho los militares americanos y soviéticos que están presentes en la escena del clímax, creo que son los que dan más verosimilitud a las dos historias: la histórica y la ficticia.

 

P: Si, estuvieron muy bien. Y se nota que sabían que esos personajes, aunque sólo iban a aparecer 5 minutos, iban a tener importancia, porque pusieron a Michael Ironside a hacer de uno de ellos. Metida en todo esto está Moira MacTaggert, cuyo único parecido con la del comic (aparte del físico, más o menos) es que es una vieja amiga de Xavier. (Otra inconsistencia con X3, allí era doctora) No tiene mucho, la verdad, pero lo que hace, lo hace bien.

Luego está la Patrulla-X Primera Clase de por si. La mayoría son un rasgo de personalidad y unos poderes, pero como en las otras películas, era lo más que se podía esperar. El único que si que tiene desarrollo es la Bestia, y también está muy bien. Le falta el sentido del humor y cultura que tiene en los comics y en X3, pero supongo que lo desarrolla con el tiempo. Está bien que hayan puesto a Nicholas Hoult (Tony en las primeras temporadas de Skins) en el papel, porque es muy buen actor. A ver si despega su carrera.

 

A: Es genial que, en su aspecto original sea tan cutre y poco llamativo como lo era la Bestia en los primeros comics de X-Men. A decir verdad, en la peli es un personaje mucho más útil de lo que lo era en aquellas historias. Y se reserva el papel de catalizador del conflicto de Mística y de “wrong choice” en el dilema. Pena que lo que son sus propios poderes no sean especialmente útiles para la escena de acción que se plantea, con lo que queda un poco anulado (aunque no más que la pobre Mística).

 

P: El resto: A Kaos le ha tocado la parte del que está traumatizado por los poderes incontrolables, aunque al menos no machacan con ello y lo supera rápidamente. Han logrado hacer que queden bien sus poderes en imagen real, lo cual es un logro, teniendo en cuenta que era un efecto 2D dificil de traducir a 3D.

 

A: Y luego funciona como la nota discordante y rebelde que tiene que haber en un equipo. El tema de sus poderes ayuda a que las escenas de entrenamiento funcionen mejor, porque realmente es el que consigue un mayor avance. Junto con Banshee, claro.

 

P: Banshee es… bueno, es irlandés, supongo. O irlandés-americano, porque todos los alumnos son americanos (lo cual limita aún más las posibilidades de que personajes usar, claro) No tiene mucha personalidad, pero es graciosillo, y han adaptado bien los poderes a imagen real.

 

A: De hecho, en una de sus escenas de vuelo sobre el océano fue donde más tuve la sensación que se tiene en las buenas pelis de superhéroes de: “Dios, nunca creí que pudiese ver esto tan bien hecho en imagen real”.

 

P: Una elección más curiosa es la de Angel, no Warren, sino la chica creada por Morrison. Pero queda bien, porque tiene poderes faciles de hacer, y sirve para tener un personaje que no es heroico, pero tampoco es mala persona, así hay variedad de personalidades. Y la actriz da la sensación de pobreza del personaje, aunque tenga las medidas habituales de Hollywood y no las del comic.

 

A: Si, a mi también me extrañó (no más que Darwin) pero tiene ese toque barriobajero para darle una extracción distinta a los personajes. Y es un personaje lo suficientemente no querido por los fans como para hacer con él lo que te dé la gana. Tenía que haber alguno que hiciese lo que hace ella.

 

P: Darwin es una elección aún más rara, pero supongo que es porque los poderes le gustaron a alguien que hacía la película. Cumple su papel, supongo, aunque lo podrían haber hecho muchos otros.

Cambiando de bando, está Emma Frost, que básicamente, hace lo que hacia Mística en las dos primeras películas. Tal cual, personalidad (o falta de ella, incluida). Es una pena, porque al igual que pasaba con Mistica, en los comics son personajes mucho más complejos, sobre todo ahora. Pero supongo que es está basada en la Frost de su primera aparición, cuando era una villana más y no tenía el interés que tuvo después. Está interpretada por January Jones, que pega el salto de los 50 de Mad Men a estos 60, y le queda muy bien. La verdad es que visualmente da la talla, aunque parezca mayor.

 

A: No tiene la complejidad de Emma Frost pero capta el estilo. Y eso no está influido por mi adoración total por January Jones. Lo que queda un poco feo es como muestran su tranformación en diamante. Con los buenos efectos que tiene la peli, no entiendo como esto tiene un acabado tan serie B.

 

P: No tengo muy claro que un diamante de metro setenta con forma de persona pueda quedar menos cutre.

Hay dos villanos más, pero francamente, han escarbado al fondo del barril con ellos. Uno de ellos es el merodeador Marea (interpretado por un español), que tiene toda la pinta de que primero crearon al personaje, y luego vieron que personaje de comic se parecía vagamente para ponerle el nombre. Y el otro es, de entre todos los personajes de 48 años de historia, uno que solo ha aparecido en una saga de la peor etapa de esos años, Azazel. ¿En que pensaban? Supongo que en que querían hacer un Rondador Nocturno malvado, y es lo que más se parecía. Porque si no, no se explica. Por lo demás, ¿recuerdas a Sapo y Dientes de Sable en la primera peli? Pues lo mismo. Nada de personalidad o historia, pero sirven como obstrucción, y con efectos chulos de poderes para escenas de acción que quedan bien.

 

A: Bueno, querrán implicar la paternidad de Rondador una vez más. Por como se desarrolla la historia tendría sentido. Marea está porque sus poderes eran perfectos para un par de escenas, únicamente. No se parece especialmente al del comic.

 

P: Por lo demás, hay varias referencias retroactivas a futuras películas y a algunas cosas del comic (sobre todo de las primeras), que quedan muy bien. Incluido el origen del nombre X-Men, que es gracioso. Y luego está el Cameo, que es perfecto. En general, un paquete muy, muy logrado, para fans del comic o de las primeras pelis.

 

A: He ido a verla con una persona totalmente ajena a los comics. Ambos salimos encantados. Creo que es la prueba del nueve de que está bien hecha. La aplaudo totalmente.

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

Astonishing X-Men Nº15: Se explica bien la idea de los niños y del malo, y aspecto aparte, si que es consistente con apariciones pasadas. Buen conflicto central, pero se dispersa rápidamente. Neutral (5)

 

Capitán America Nº5: Buena caracterización del Barón Zemo, que redime números anteriores. Buen plan en general, pero la ejecución es anticlimática. Recomendado (7)

 

Guerreros Secretos Nº20: Las cosas se aceleran muy rápido, quizá demasiado, y se preparan bien para un gran combate decisivo. Recomendado (8)

 

Iron Man Nº5: Buen cara a cara a varios niveles entre Tony y Sasha Hammer, que por fin acelera las cosas. El dibujo sigue teniendo problemas. Recomendado (7)

 

Nuevos Vengadores Nº4: Más hacer tiempo mientras pasa poco y no muy bueno. No Recomendado (4)

 

Patrulla-X Nº66: La presentación de las Cinco Luces empieza a adquirir una pauta, pero es interesante, y los personajes prometedores, así que cumple el objetivo. Los subargumentos son buenos. Lástima que siga con mal dibujo. Recomendado (8)

 

Superman Nº49: Historia rápida y bien montada, que se esfuerza muchísimo en cerrar ingeniosamente personajes y situaciones. La pena es que queda muy apresurado, pero no podía hacerse mejor con las instrucciones que tiene. Buen dibujo. Recomendado (7)

 

Thor Nº2: En típico estilo Fraction, la historia se desinfla y no avanza mucho más que en el primer capítulo. Neutral (6)

 

Vengadores Nº5: Se explica por fin la historia, pero no es gran cosa. Lo único interesante es un añadido del editor, que además es una copia total de 52. Dibujo feo. No Recomendado (4)

 

Vengadores: Guerras Asgardianas Nº3: Clásico fin del segundo acto, con reunión, pelea y revelación del conflicto final. Típico, pero bien hecho. Recomendado (7)

 

Vengadores Secretos Nº5: Número autoconclusivo, explicando de donde ha salido el doble de Nick Furia, y que es la conspiración a la que pertenece. No es fascinante, pero no está mal. Mejor dibujo que de costumbre. Recomendado (7)

 

X-Men Nº3: El cliffhanger del número anterior se resuelve fuera de pantalla en otra serie, y resulta no haber sido para tanto. Lo demás es (más) tonto o predecible. No Recomendado (3)

 

X-Men Legado Nº66: Más o menos lo que se podía esperar. Neutral (6)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la semana que viene con el Dia Más Brillante, y… poco más, probablemente. A menos que los tomos de DC se adelanten, que vete a saber. En cualquier caso, mejor así, así recupero el retraso de esta semana. Saludos sesenteros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: