Criticas Reconstructivas: Semana del 6 al 12 de Junio

16 junio, 2011

Hola a todos. Esta semana es la habitual semana tranquila que tenemos muchos meses, donde ya han salido los comics mensuales, pero aún no han salido los tomos de ninguna editorial. Así que tenemos el único comic mensual de Planeta de la segunda semana (los de Panini se adelantaron a la primera semana este mes, como hacen a veces, recordemos) y algún tomo de editoriales pequeñas, que debió salir hace alguna semana, pero no pude mirar con tanto follón.

Como hay poquito material para hacer un podcast, los comentarios habituales del final los pongo aquí. El coleccionable de esta quincena de Heroes Marvel es de la Viuda Negra, que lleva sus historias en Amazing Fantasy de los 70 y en Marvel Fanfare de los 80. Siempre es una mala señal cuando el texto de la contraportada sólo habla de los dibujantes y ni menciona a los guionistas, y esta es una excepción. Si, tiene gran dibujo de Buscema y de Perez, pero las historias son bastante flojitas, especialmente las de Amazing Fantasy.

El otro tomo que no voy a comentar formalmente, por ser considerado un clásico, y merecidamente, pero del que quiero comentar alguna cosa, es el tercer volumen de Cerebus, Iglesia y Estado (la primera mitad de la historia, para ser exactos… y teniendo en cuenta que este tomo son ya 30 números, te puedes imaginar que es una laaarga historia), que muchos consideran la mejor de la serie (ciertamente tiene los momentos más famosos) y uno de los mejores comics de los 80. Ciertamente, es una historia muy buena, muy divertida, sobre el poder y como llevarlo, aunque es demasiado cómica para tomarsela del todo en serio (sobre todo si tienes como personajes a gente vestida de Lobezno, Red Sonja o Groucho Marx, como reducto de los orígenes paródicos de la serie que chocan con el tono más serio que tenía la serie a estas alturas), pero sobre todo impresiona el nivel de experimentación de la serie. No sólo el atrevimiento de escribir una historia que dura 60 números, con números enteros dedicados a disgresiones de la trama o que avanzaban muy lentamente (en muchos aspectos, es el antepasado de muchos estilos actuales, sobre todo de la decompresión moderna de Bendis y similares), también en el aspecto, haciendo muchos distintos experimentos formales en la presentación, en la composición de página y viñeta, que generalmente dan para unos impresiones muy buenas y únicas. (Este es también el tomo donde empezó a tener a Gerhard como ayudante en los fondos y escalas de grises, y se nota, mejora mucho el aspecto visual, mucho menos monótono) Y todo esto a principios de los 80, es triste que no se haya avanzado mucho desde entonces. No le gustará a todo el mundo, pero es definitivamente una obra muy importante para el comic americano, y ya era hora que se pudiese ver aquí.

 

Y ahora, el resto:

 

 

 

 

 

 

Dia Mas Brillante Nº6

 

Peter: Después de la mejora del numero anterior, volvemos a tener tres historias completamente separadas sin apenas conexión, ni siquiera temática. Al menos, con la dirección ya establecida, están yendo más deprisa, y están llegando, o ya han llegado, al conflicto principal. (Precisamente falta la de Hawkman, que ya había establecido el conflicto)

La mayor parte del número es de Aquaman (con una aparición obligatoria de Deadman al principio que es su única aparición y no pinta nada), y es sobre todo el debut del nuevo Aqualad, y el principio del combate contra los malos de la historia. El origen de Aqualad es más o menos lo que se podía preveer, aunque al menos se han contenido con la identidad de la madre, para que no quede culebrónico del todo. Por otro lado, queda más chapucero, en parte porque no es nadie, en parte porque tienen que hacer una justificación muy extraña para que tenga los poderes.

 

Al: Más que nada es chapucero por la forma de contarlo “hijo, te teníamos oculto esto desde hace años” “oh dios ya no puedo confiar en vosotros” bla bla bla. Muy ultra topicazo. Pero yo creo que en esa parte lo mejor es Manta Negra, que realmente consigue dar bastante sensación de amenaza, lo que no suele pasar muy a menudo con enemigos de Aquaman.

 

P: En cuanto al personaje, este se supone que es su debut, pero de momento es totalmente una pizarra en blanco. Es el tipico personaje al que la situación le supera, logicamente, pero su reacción es de carencia absoluta de personalidad. Al menos no es irritante, pero de momento no hay nada en él que haga que quieras ver más. Y es una pena, porque en la serie de dibujos animados si es interesante.

 

A: La manera de verse los poderes es chula, por lo menos. Visualmente no es un personaje que vaya a pasar desapercibido y por algo se empieza.

 

P: Manta Negra es peligroso, desde luego, pero siempre lo ha sido, para algo empezó la moda de las muertes de familiares de heroes antes que nadie en DC. Los xebelianos de momento no son más que atlantes, con todo el aburrimiento que conlleva. El que ha sido una sorpresa es el padre adoptivo de Aqualad, ha hecho más de lo que esos personajes suelen hacer. Y aunque toda la historia está hecha con molde, y sin demasiada fuerza, hay cosas que siempre quedan bien, como el gran momento heroico de Aquaman. Y sorprende que hayan mostrado contención con la violencia gratuita, por una vez.

 

A: A mí el momento que más me ha gustado es la aparición por sorpresa y agresiva de Manta Negra. Me parece brutal de narración y visualmente. Me adelanto a pedir aplausos para Ivan Reis por esa escena.

 

P: Y todo ese comedimiento brilla por su asuencia en la historia del Detective Marciano. Se nota el diferente guionista. Aquí, han abusado tanto de la mala, D’Kay, que ya no impresiona. En este número, masacra gratuitamente a personajes sin nombre, porque si. Eso tiene que hacerla más impresionante, pese a que ya sabiamos que era capaz anteriormente. Incomprensible.

 

A: Jejeje, ni siquiera masacra, ya camina entre ellos masacrados asumiendo guionista y dibujante que los propios asesinatos ya casi ni nos van a impactar.

 

P: ¿En serio, PORQUE? Esto ya parece autoparodia. Si no, no se explica. El resto de esa trama parte de una buena idea: Al igual que Aquaman, J’onn decide tomarse en serio su misión de la entidad blanca. Así que si tiene que quemar un bosque, lo mejor es empezar por el enorme bosque que ha crecido de repente en mitad de Star City. Que además, sirve para visitar otra de las series afectadas por el Dia Mas Brillante, que se supone que es la idea de la serie. Eso sirve para explorar el status quo actual de Flecha Verde. El problema es que la situación actual de Flecha Verde es bastante mala. Tiene un planteamiento completamente forzado por exigencia del guión. Que entonces afecta a J’onn de manera distinta que a otros personajes por mayor exigencia del guión. De ahí se supone que hay que sacar desarrollo de los personajes, pero en realidad es exposición que no dice nada, o perogrulladas facilonas. Y termina no habiendo conseguido nada, ni para el protagonista de esta serie porque ha sido una perdida de tiempo, ni para Oliver, porque no puede pasarle nada fuera de su estupida serie.

 

A: Hombre, el protagonista de esta serie se pasa la mitad de las páginas comportándose de forma irracional, sin que se explique muy bien por qué. La cuestión es que pasa medio número con Oliver, J’onn y el bosque, termina el número y seguimos sin saber nada más ni de Oliver ni de J’onn ni del bosque.

 

P: Por último, de Firestorm si que descubrimos muchas cosas, aunque no de los personajes en si. Por fin sabemos el retcon, perdón, el secreto de Firestorm. Y es algo así como el tercer retcon completo de su origen. Vale que su origen es tonto, pero funciona bien en su sencillez: Dos personas distintas tienen que juntarse y convivir para ser un héroe. No necesita nada más. Aquí, Johns añade una carga extra al personaje para que parezca más importante, y queda completamente innecesario, (ya hicieron algo parecido con Damage, y mira de lo que le ha servido) además de igualmente ridículo en la pseudo-ciencia que el origen original a su modo. Y la pega que le añade a los personajes es innecesaria, porque ya tienen conflicto natural entre ellos, no hace falta añadir otro que sabes que no se va a cumplir.

 

A: Bueno, tenemos la resolución al “misterio” que acompaña a Firestorm desde el principio de Día más Brillante y que siempre estuvo claro que iba a ser ésto. Lo otro, la nueva premisa que obliga a Jason y Ronnie a llevarse bien es bastante chorra y probablemente exagerada pero desde luego puede llevar a situaciones extremas e interesantes si se hace bien.

 

P: La revelación del villano parece bastante obvia (especialmente porque se vio en el nº0 en el vistazo al futuro), y debería sonar como lo último que la serie necesita… pero da la impresión de que el villano no va a ser genérico, sino que va a ser divertido de una manera concreta. Más le vale, porque esta historia tiene potencial, pero de momento está sin tocar.

En cuanto al dibujo, Reis está perfecto en lo que hace, Gleason hace cosas muy imaginativas con lo suyo, aunque no diga nada, y Clark deja que desear en su parte, con mala anatomia y reacciones faciales, aunque al menos la escena final tiene energía.

 

A: Con Reis simplemente hay que quitarse el sombrero y disfrutar. Con Gleason disfrutar a secas. Clark lo tenía fácil para ser lo mejor de su historia pero ni así.

 

P: La serie sigue flojeando bastante, y es una pena, porque tiene potencial para más. Neutral (5)

 

 

 

Juez Dredd: Origenes

 

Siguiendo con la publicación aleatoria del personaje de comic más famoso de Gran Bretaña, el Juez Dredd (no sólo salen los tomos cuando les da la gana, salen en el orden que quieren… en el último año hemos seguido la edición del material desde el principio en los 70-80, pero también tuvimos un tomo con una de las historias más famosas, de los 90), llega por primera vez una saga reciente, del 30º aniversario del personaje en 2007. Entiendo que la publiquen, tuvo bastante buena acogida y explica bastante bien la historia, pero no quita que la edición sea un poco caótica. Pero claro, siempre ha sido asi con 2000 AD en España, y aunque sea una pena, es mejor que nada, que es lo que tenemos habitualmente.

 

Pese al título, este no es el orígen del Juez Dredd. La verdad, tampoco tiene mucho: Fue creado para ser el Juez perfecto, y lo consiguió, no se ha desarrollado mucho. Lo único era lo de su gemelo que acabó siendo malvado, pero esa historia ya se contó. En vez de eso, el orígen es de algo más interesante, que es todo el sistema cuasi-fascista de jueces en el que se desarrolla la serie. Es una gran idea, porque es la parte más fascinante de la serie, un futuro bastante oscuro que no llega a ser distópico del todo, y que da para muchos tipos de historias, desde satira hasta humor negro, pasando por acción general. Dredd, en el fondo, es únicamente el punto de vista por el que vemos este mundo, que nunca cambia, y normalmente sólo está para añadir acción o un punto de vista duro pero ligeramente empático. Y ese papel hace también en su participación en la historia.

 

El tomo está escrito por John Wagner, cocreador del personaje, y el guionista que más le ha escrito a lo largo de las décadas. Empieza con un prólogo, que es una historia estándar de acción de Dredd, persiguiendo a unos perps (criminales) y a un mcguffin (explicitamente mencionado como tal en la historia). Nada del otro mundo, pero da una idea de la normalidad en la serie antes de que empiece lo interesante, y justifica el resto de la historia. Podía haber durado menos, eso sí. En cualquier caso, sirve para enviar a Dredd y un grupo de jueces a la siempre divertida Tierra Maldita (el territorio radiactivo fuera de Mega-City 1), donde empieza realmente la historia.

 

Una cosa que ha hecho bien Wagner es no hacer como hacen Marvel y DC cuando tienen que contar orígenes, que simplemente cuentan la historia del pasado, y ya está. Eso tiene el defecto de que estás contando una historia que ya sabes como termina, y es dificil preocuparse mucho por los personajes, y por lo que pasa, porque sabes a grandes rasgos lo que va a pasar. Aquí, la historia de los Jueces la va contando Dredd mientras van persiguiendo un caso relacionado con el pasado que va narrando. Así, no sólo hay una historia con unos personajes en el presente que podemos seguir con normalidad, el estilo de narración también permite mucha más fluidez, sin detenerse en las partes más aburridas (en Dredd la caracterización es a grandes rasgos y a servicio del argumento, y no tendría sentido algo más introspectivo) y con comentario en retrospectiva que hace que ese relato tenga una verdadera sensación histórica. A fin de cuentas, no es la historia de unos personajes solo, es la historia del mundo entero donde transcurre la serie.

 

Y es una buena historia. La idea general ya se había contado algunas veces (de hecho, Wagner ha cogido las distintas menciones y las ha atado en un todo consistente si se podía, al estilo Gruenwald o Morrison), pero contada enteramente queda muy bien. Es una mezcla de sátira política muy bestia y exagerada con otra más fina y sutil. Al fin y al cabo, estamos hablando de una historia que va a terminar con un regimen autocrático… y eso se supone que son los buenos, y los democráticos los malos. Lo interesante es ver como se acaba llevando a una situación así. Habitualmente, cuando vemos el fin de la democracia, es algo ominoso y terrible (ver las precuelas de la Guerra de las Galaxias, por ejemplo), pero aquí acaba siendo casi la salvación del sistema, haciendole una eutanasia a un sistema moribundo. Se justifica muy bien la existencia del sistema de jueces, como lo que se merece el mundo, pero sin dejar de lado el subtexto de que es algo malo en el fondo. Y eso se hace contando además una buena historia personal, la del Juez Fargo, que es el padre del sistema, y con muchos secundarios bien llevados, incluidos los propios Dredd y Rico de jovencitos. Es una historia que logra ser terrible y dramática, sin ser más gráfica de lo que necesita. Es decir, es violenta, pero menos que algunos comics Marvel y DC de hoy, y causa mucho más efecto.

 

La parte del presente es la mezcla de varios géneros que suelen tener las historias de la Tierra Maldita: Aquí es una mezcla de western, bélica y ciencia-ficción. Empieza siendo un desmadre con las típicas ideas exageradas de la serie, pero poco a poco se va volviendo más dramática, llegando a una conclusión muy efectiva de los temas y la trama de flashback. Pega un pequeño bajón en medio, cuando toca acción más exagerada y sin sentido contra un villano que intenta ser demasiado dramático para ser demasiado de chiste, pero remonta con el final tan genial que le dan. Y se desarrolla medianamente bien a los otros Jueces, pese a que son difíciles de distinguir. Hasta Dredd tiene la mezcla perfecta de lealtad ciega en el sistema, pero suficiente sentido común y sensibilidad para saber lo malo que es lo que suele hacer, y queda claro en el final.

 

El dibujo de la historia principal es de Carlos Ezquerra, creador gráfico del personaje, y es la elección perfecta. Aparte de por motivos históricos, porque es perfecto mostrando la dureza de los personajes y su mundo, el mantener completamente la cara seria y el casirrealismo sucio da igual la cantidad de burradas que tenga que dibujar, la ambientación fea pero no desagradable y la acción bruta que queda desagradable, pero comedida. El prólogo lo dibuja Kev Walker, al que estamos viendo ahora en Thunderbolts, y estaba mucho más apropiado aquí. Aún así, se nota que es un estilo peor que Ezquerra, más oscuro y desagradable, que también pega para la serie, pero no igual.

 

A los fans de la serie les encantará, pero también es un tomo perfecto para engancharte, porque tiene una gran muestra de todos los elementos que la han hecho famosa. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana, como veis, ha sido bastante ligera. Porque nos prepara para la siguiente, donde tendremos las series C de Marvel: Un segundo tomo de Masacre Team-Up (que es la serie C de Masacre), otro de Pantera Negra, esta vez con el Capitán America, otro de X-Men Origenes, y no uno sino dos tomos del Caballero Luna, por si fuera poco. Lo único que suena interesante es Spiderman Fiebre, y más por el dibujo experimental que por otra cosa. Y atentos, porque la semana que viene y la otra habrá podcasts interesantes. Saludos judiciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: