Criticas Reconstructivas: Semana del 13 al 19 de Junio

20 junio, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas críticas. Esta semana, como suele pasar, han venido todos los tomos de Panini y Planeta. Hemos elegido Panini esta semana y Planeta la que viene, pero probablemente haremos lo contrario otros meses, de seguir así. Este mes, parece que se ha recobrado un poco la cordura, y las editoriales, sobre todo Planeta, publican un número razonable de tomos. Pero Panini, que este mes sólo publica cosas de fama y ventas escasas (será el tema del mes), tiene una cagada enorme. Iba a decir que algo inaudito, pero realmente, Planeta lleva haciendo cosas así desde que empezó a publicar DC, y creo que incluso Panini ha hecho ya cosas así. Ya es malo que lleven tal descontrol (o un criterio estúpido de control) con las series, y lleguemos a la situación estúpida de que haya una serie, en concreto, Caballero Luna, de la que no sacan tomos hace 5 meses (y antes de eso, no sacaron nada en un año), y ahora saquen dos tomos seguidos el mismo mes, que dado como publicar las cosas aquí, significa tener dos tomos que salen exactamente a la vez. Pero dada la manera de publicar aún más arbitraria de Panini, que saca todos los tomos una semana, excepto 1 o 2 al azar que salen la semana siguiente, resulta que uno de los dos tomos saldrá la semana que viene. Solo que son tan zopencos que el tomo que saldrá la semana que viene es el que transcurre primero de los dos. ¿Tan dificil es no publicar las cosas desordenadas? ¿Tan dificil es fijarse un poco en lo que se está haciendo, y como lo van a ver los lectores?

 

Para oir más enfados mios sobre las tonterias de las editoriales de comic, no os perdais el podcast de esta semana. No hay criticas en podcast, en vez de eso, tenemos el comentario del previews habitual, esta vez con un especial de 3 horas sobre la nueva DC. Prometo tanto insultos como comentarios más comedidos y pensados. Y mientras tanto, aquí están los comics de la semana:

 

 

 

 

 

 

Agentes de Atlas: El Retorno del Hombre Tridimensional

 

Después de dos tomos de miniseries, Atlas vuelve con una nueva serie regular (titulada Atlas a secas), que solo ha durado 5 números. Marvel le ofreció a Parker otra oportunidad a la serie enlazando con Guerra del Caos, pero Parker decidió que mejor dejarlo cuando aún podía, y por tanto este es el final de las series de los Agentes de Atlas. Al menos ha podido terminar la historia como ha querido.

 

La idea de esta historia es curiosa: La idea de los Agentes de Atlas como grupo viene de un número de What If  que reunia a varios personajes de Marvel de los 50 en unos “Vengadores de 1958”. La existencia del grupo como Vengadores se probó como falsa en Siempre Vengadores, pero los personajes individualmente aún existian, y a partir de ahí, Parker decidió continuar la historia del grupo en la primera miniserie de AA, con dos diferencias: Ya no se llamaban Vengadores (y uno no puede evitar pensar que si hubieran decidido llamar a la serie Vengadores como quería el editor, habría durado más, pero es lo que pasa cuando tienes principios) y faltaba uno de los miembros, el Hombre 3D, ya que Parker decidió que no pegaba en la serie, porque no era un personaje real de la Atlas (la Marvel de los 50), sino un personaje creado en los 70 y metido retroactivamente en los 50. Además, era demasiado superheroico para el estilo de la serie, mientras que los demás protas estaban más sacados de otros géneros tipo pulp. Pero ahora han decidido cerrar el círculo, y meter igualmente al Hombre 3D en la serie.

 

Y aunque el Hombre 3D original aparece en la historia, el que se une es el actual, el antiguo Triatlón, que se suponía que se fue a la Skrull Kill Krew tras su estancia en Iniciativa, pero el inutil que escribió a la SKK pasó de él, y lo dejó sin nada que hacer. Y aunque es el personaje principal y punto de vista del lector, sigue sin ser un personaje con una personalidad particularmente interesante, y es un problema. Se añaden más retcons aún a su origen y el de su predecesor, que como con otros retcons de esta serie, se supone que encajan con lo que ya sabíamos, pero es dificil de compaginar los detalles. Por otro lado, la ampliación de sus poderes de visión le hace más versátil, y los añadidos al origen sirven para hacer una buena historia. El título también confirma como se lee el nombre del personaje, y aunque en principio suena algo ridículo (es decir, ¿es que no son tridimensionales todos los hombres?) luego acaba teniendo más sentido de lo que parece.

 

El tomo tiene sus problemas: El primer número se esfuerza demasiado en ser un número de presentación, y se basa en establecer el misterio de la existencia de los Agentes de Atlas, cuando todos sabemos, incluso si no has leido la serie, que realmente existen y de que van, así que se hace pesado y muy lento. Luego, se abandona prácticamente por completo una de las partes más interesantes de la serie, la idea de que son héroes fingiendo ser villanos y controlando una gran organización malvada. En vez de eso, acaba siendo una historia de superhéroes bastante más convencional, y aunque no está mal como tal, es una pena que una premisa tan buena se haya aprovechado tan poco este par de años que ha durado la serie. Igualmente, una cosa en la que la serie ha sido demasiado retro, es que los personajes han permanecido muy estáticos, y prácticamente ninguno ha cambiado a lo largo de la serie. Vale que no están diseñados para eso, pero siendo tan poco conocidos, se podría arriesgar un poco con ellos. Sólo hay un cambio/revelación aquí, y aunque no es mala idea, visualmente no llega a quedar del todo bien. Volviendo a la historia en concreto, aunque la idea para los villanos está bien, muy apropiada para la paranoia cincuentera en la que se basa la serie, el cómo funcionan sus poderes se lleva de manera inconsistente, donde teoricamente deberian ser omnipotentes, excepto cuando no lo son, por exigencia del guión.

 

Por otro lado, una vez pasa el escollo del principio, es una aventura en plan pulp con paranoia y ciencia-ficción que no está mal. Algunos momentos de los personajes, sobre todo Mr. Lao, están muy bien. Y la conclusión es excelente, tanto la revelación de los verdaderos motivos de los malos, como la solución final que le dan, como la conclusión emocional de los personajes, donde todos tienen buena caracterización y un último gran momento. Y un homenaje a la historia original que he mencionado antes. Y hace una cosa original con el formato, mezclando páginas de historieta con páginas de texto, que hacen avanzar más rápido las partes más pesadas de la historia (aunque es posible que se tuvieran que añadir porque cancelaron la serie, y había que meter demasiadas cosas en el último número, no me extrañaría)

 

El tomo lleva otras historias aparte de la principal, que estaban de complemento. Hay un prólogo que es una buena presentación, aunque es muy genérico. Hay una historia de flashback a los 50 que también está hecha con molde y no aporta nada, aunque sea gracioso ver la versión original del grupo. Y está la única historia dedicada al Robot Humano, que era el único al que no se le había dedicado una, que es sobre todo repasar su origen ya establecido, pero queda bien. El problema de todo esto es que, descontando el prólogo (que formaba parte de la antología de presentación de la Edad Heroica que he mencionado otras veces) están mal colocadas. Van donde se publicaron originalmente, de manera que cortan la historia principal para contar cosas que no tienen nada que ver, varias veces, en vez de estar todo al principio o al final como quedaría bien. (Este problema también estaba en la edición americana, por desgracia)

 

El dibujo del tomo se lo reparten el dibujante regular, Gabriel Hardman, y le ayuda un novato, Ramón Rosanas. Hardman tiene el estilo más oscuro y sucio, que queda bien en las primeras partes del tomo que van más de misterio, pero no tanto en las de acción más superheroicas. Mientras que Rosanas es al revés, es más colorido, suave y superheroico, y encaja mejor en la serie en general, aunque tenga un poco menos de fuerza. Pero ambos son más que aceptables.

 

Un buen final para una serie que ha estado bien, aunque siempre daba la sensación de que podía ser mejor. En cualquier caso, al menos Parker ha podido hacer lo que ha querido con la serie, y despedirse cuando aún estaba a tiempo. Pero los Agentes de Atlas seguirán apareciendo por Marvel, seguro, de hecho, habrá una historia de ellos en el crossover del año que viene. Recomendado (8)

 

 

 

Caballero Luna: Tierra de Sombras

 

Este es el segundo tomo del Caballero Luna que toca este mes. La serie que empezó en el tomo de hace unos meses fue cancelada en el otro tomo de este mes (el que no saldrá hasta la semana que viene), y aquí tenemos una de esas continuaciones en miniserie que tanto les gusta ahora a los de Marvel. Pero está bien que le den numerosas oportunidades a las series de peores ventas con este tipo de miniseries con un gancho extra para ver si la serie sobrevive un poco, o al menos se puede estirar un poco más la serie (recordemos que esto se conseguía gracias a que las miniseries en Marvel eran más caras que las series regulares, al menos hasta este año) Esta vez, el gancho es el crossover con Tierra de Sombras, pero realmente, esta es la siguiente saga de la serie del Caballero Luna, sólo que en el capítulo central, se usa la gran pelea contra Daredevil como excusa para avanzar la trama, pero podría haber sido cualquier otra cosa. (Ahora es cuando debería quejarme de que se publiquen todas las minis y crossovers con Tierra de Sombras después de la saga principal y se lea todo desordenado, pero francamente, los crossovers tienen tan poco que ver con la miniserie principal, que da igual el orden en que se lean. Claro, que entonces debería quejarme de que haya tanto crossover gratuito innecesario, pero vamos, el crossover se ha usado como excusa para lanzar varias miniseries de héroes callejeros, y no ha funcionado mal como tal)

 

La premisa de la miniserie es buena y una extensión lógica de la dirección del personaje de los últimos años: En este último volumen, Marc Spector ha logrado dejar de estar chiflado y de hacerle caso a Khonshu cuando le dice que sea su avatar ultraviolento. Vuelve a ser un Caballero Luna razonable e independiente con una vida personal normal. ¿La solución de Khonshu? Elegir a otro chiflado para que sea su nuevo Caballero Luna. Idea estándar, pero que siempre funciona para tener un buen conflicto externo e interno. Además, el nuevo Caballero Luna resulta ser un personaje conocido, sutilmente mencionado antes, que queda perfecto en el papel (una vez ignoras que había muerto en su última aparición, claro)

 

Además, tiene una cosa buena, y es que como es una miniserie, sólo dura 3 números, que es una buena duración para estas historias, en vez de estirarse a más, incluso el doble, que es lo que habría pasado casi seguro si hubiera sido parte de una serie regular. No veas la cantidad de historias modernas que se beneficiarían de durar menos. La mini sigue una estructura clásica que le va bien a la duración: El primer número establece la premisa, presentando a ambos protagonistas y sus historias, viendo el nuevo status quo de Spector con Khonshu cómicamente tratando de convencerle de su rollo sin éxito, y empezando el reclutamiento del nuevo. El segundo tiene a ambos Caballeros actuando por separado, hasta que la Tierra de Sombras hace que entren en conflicto obligatoriamente. Y el tercero tiene el conflicto en si.

 

El problema es que, aunque es una buena idea, Gregg Hurwitz no le saca todo el partido que debería. La definición y dirección de los personajes está bien, pero no llega a profundizarse mucho en ellos, sustituyendose profundidad por ultraviolencia y tácticas de impacto. El nuevo Caballero tiene más bien poco además de estar loco y ser violento, lo cual es apropiado para el papel, pero hace que sus escenas se vuelvan repetitivas rápidamente. Ni siquiera está loco o es violento de una manera divertida, como pasaba con Spector al principio del volumen anterior. Igualmente, el enfrentamiento con él es el típico combate entre un héroe y su contrapartida negativa, hecha bastante con molde, como casi todo el tomo. Y es una pena, porque la historia tenía potencial para más, pero el guionista no es muy bueno y no daba más de si.

 

El dibujo es de Bong Dazo, al que hemos visto recientemente en cosas de Masacre, y aquí continua siendo violento, pero de manera más seria. Es del mismo estilo que otros dibujantes de esas series, como Medina o Brooks, y es sucio y descuidado, pero al menos va mejorando. Pero muchas veces las escenas y personajes quedarían bastante mejor con un personaje que los definiera mejor. A veces ni siquiera se distingue al bueno del malo, que es algo en lo que habría que esforzarse mucho más.

 

Para rellenar el tomo, porque Marvel no puede sacar tomos de menos de 4 comics, viene un número de la serie original del Caballero Luna de 1981, por el equipo clásico de Moench y Sienkiewicz, elegido porque es un team-up entre el Caballero y Daredevil. Nada que ver en argumento o tono con todo esto, es decir, se enfrentan al Bufón y la historia termina con ambos protas riendose. Es lo que pasaba por héroes callejeros en la época, no malo por entonces, pero muy anticuado. Aunque es curioso ver como Sienki aún era un clon barato de Neal Adams, pero a veces despuntaba con indicios de su estilo posterior.

 

Un intento fallido de una buena idea, y lo último de esta encarnación del personaje. La próxima vez, será una versión muy, muy distinta, por un tal Bendis. Neutral (6)

 

 

 

Capitán America y Pantera Negra: Banderas de Nuestros Padres

 

Aunque Hudlin ya no escriba Pantera Negra, aún tiene suficiente tirón en Marvel como para que le den una última miniserie sobre el personaje. En este caso, el primer encuentro de Wakanda con extranjeros en tiempos modernos, que es un team-up entre el Capitán America y el abuelo de T’Challa durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Claro, que esta no es la primera vez que se cuenta esa historia. Ya se contó en un número de la serie de Pantera Negra de Priest, tristemente inédito en España. Allí, se explicaba este primer encuentro, con un enfrentamiento justificado, donde ambos personajes se escribian muy bien, ambos grandes guerreros y nobles personas, ninguno mejor que el otro (aunque T’Chanda tenia la ventaja geografica, claro) y llegaban a respetarse mutuamente. Asi, se explicaba un poco más la historia de Wakanda, y además, incluso se explicaba un punto oscuro de la historia de Marvel, concretamente, de donde salió el vibranium para el escudo del Capitán America.

 

Esta historia se basa en aquella, al menos en principio, pero peor hecha. Todo es más violento y agresivo, sobre todo los wakandanos. T’Chanda habla y parece mucho menos inteligente y con menos presencia, siendo más un guerrero salvaje que un rey intelectual que también es un gran guerrero. El Capi tiene que quedar peor, para que Pantera Negra quede mejor. Se ignora completamente el detalle del vibranium, y sin embargo, si que se añade un guiño de esos tontos e innecesarios, “explicando” de donde saca la idea de que su siguiente escudo sea redondo. Y sobre todo, es un comic mucho menos inteligente y complejo. La historia original explicaba, usando referencias a elementos sociopolíticos reales de la guerra, porque Wakanda era neutral en la guerra, algo inteligente y único. Aquí, la historia acaba convirtiendose en la enésima iteración de “Pantera Negra y amigos defiende Wakanda de invasores malvadisimos”, en este caso, nazis. Es muy tonto en comparación, pero vamos, ilustra la diferencia de siempre entre la versión suprema de Priest, y las tonterías que pensabamos haber dejado atrás que nos ha traido Hudlin.

 

Así que una vez pasa el enfrentamiento inicial donde nos cuentan lo durisimos que son los wakandanos, tocan varios números de enfrentamiento a los villanos nazis de siempre, con robots gigantes y todo, siendo todo un estereotipo de hace décadas. No es especialmente malo, pero es mediocre y anticuado. Con mucha violencia y racismo por parte de los malos, porque es un comic antisutil. Y se justifica muy, muy poco como encaja esto con lo que pasó después. Los supernazis no mueren porque tienen que aparecer en otros comics posteriores, aunque no tenga sentido que sobrevivan. Wakanda permanece sin descubrir durante décadas pese a que todo el mundo sabía que existia… porque si. Aparecen los puñeteros Comandos Aulladores, pese a que no pintan nada en la historia, porque a Hudlin le apetece. También hay narración, de esa desde el punto de vista de alguien normal, en este caso, de uno de los primeros soldados negros en recibir honores… haciendo que la historia vaya de raza, cuando no debería. La historia original iba de imperialismo, que es algo mucho más interesante, menos trillado, y más apropiado. De nuevo, Hudlin nos machaca con la falacia de que un negro americano y uno de Wakanda tienen que tener cosas en comun por su raza, pese a venir de culturas radicalmente opuestas. Al menos el comic nos dice que eso no es necesariamente cierto, lo cual es progreso para Hudlin, pero es que no quedaba bien sacar el tema como posibilidad. (El como trataban a otras razas en el ejercito americano es un tema interesante también, pero este no es el lugar para eso) Hay una cosa graciosa, aunque demuestra que el comic no sabe si va en serio o no, y es que se rescata a uno de esos villanos de la Edad de Oro que alguien en Internet encontró en una reedición y se convirtió en una estrella de Internet, pese a haber aparecido en un solo comic. Es el Hombre Tigre Sin Brazos, que es exactamente lo que dice su nombre, y si, es tan absurdo como suena. Pero no creo que alguien tan evidentemente chorra mejore convirtiendole en un racista al que le gusta comer negros. Pero así va todo en esta historia.

 

El dibujo es de Denys Cowan, que ya dibujó una miniserie de Pantera en los 90, aunque su estilo se ha vuelto mucho más suelto desde entonces. Descontando ese estilo más sucio, no está nada mal, cuenta bien lo que hay que contar, aunque no se esfuerza mucho en que sea vistoso, en narración o en diseños.

 

No es gran cosa, la verdad, y está ampliando mal algo mucho mejor, pero por otro lado, es bastante mejor que comics recientes de Pantera Negra, incluidos algunos del propio Hudlin. Y ya se va de Marvel, además. Neutral (5)

 

 

 

Masacre: Compañeros del Alma

 

Esto es el segundo tomo (de tres) de la tercera serie regular de Masacre, del extraño boom de Masacre de finales de los 00, Masacre Team-Up. Como en el tomo anterior, cada historia es de su padre y de su madre, con autores distintos, y cada una una historia autoconclusiva de Masacre junto a un personaje Marvel. Lo único que tienen en común es que en general son historias desenfadadas, y que en general no hay autores famosos, y se centra más en personajes poco conocidos en vez de los de siempre, lo cual es de agradecer.

 

La primera historia es de Ivan Brandon, que ha escrito miniseries de DC como Escape, inéditas aquí, y es un team-up con el Castigador. O mejor dicho, con su encarnación actual de Frankencastle. Y basicamente, es repetir el argumento del primer tomo de Frankencastle, pero con Masacre como añadido. Llega al refugio para monstruos, y ayuda a Frank y compañía a defenderlo. Pero con menos gracia que la historia original, porque es menos original, y como suele pasar en la mayor parte del tomo, porque intenta demasiado ser gracioso sin llegar a serlo. Y usa mal a Xemnu, asumiendo que el oso de peluche gigante blanco sea él. El dibujo de Sanford Green es demasiado caricaturesco para este tipo de historia, aunque no es malo.

 

La segunda es una de las mejores, escribe Rob Williams, que hemos visto en cosas como Motorista Fantasma, pero sobre todo, viene de 2000 AD, es decir, es británico. Y eso es importante, porque es un team-up con el Capitán Britania. La excusa es una que me extrañaba que no hubieran usado en los últimos 20 años, recuperar a la nemesis del Capi, el Maestro Asesino. Eso es en parte porque estaba muerto, y con una gran muerte, pero eso no les ha detenido antes. (No, no lo resucitan, tranquilo) Pero en el fondo, eso es una excusa para hacer chistes a costa de la percepción que tienen los británicos de los americanos y (sobre todo) viceversa, a base de un aparato que potencia los estereotipos que acompañan a todo eso. El resultado es muy gracioso, sobre todo porque a diferencia del humor habitual en las series actuales de Masacre, no son los mismos chistes fáciles de siempre. Eso si, si no sabes mucho de cultura británica, parte del efecto se pierde, y la traducción también quita parte de la gracia, inevitablemente. El dibujo de Matteo Escalera está bastante bien, y sabe hacer chistes visuales.

 

David Lapham, que pese a ser un querido de la crítica no hace más que cosas de relleno en Marvel, escribe un team-up entre Masacre y Satana. La premisa es potencialmente divertida, pero gasta todos los chistes muy rápido muy pronto, y se queda en nada enseguida. Además, se vuelve demasiado chorra con chistes muy fáciles. Al menos justifica argumentalmente que Satana vaya vestida con su vergonzoso traje de los 70 otra vez, nadando y guardando la ropa a la vez. El dibujo es de Shawn Crystal, que ya colaboró en el tomo anterior, y es del mismo estilo que el dibujo de la serie regular, pero peor.

 

La siguiente historia es una de esas donde un autor sigue machacando con su personaje fetiche pese a que nadie más le interesa. En este caso, Frank Tieri y Mr. X. Mister X es un personaje de una sola idea, un asesino chulito que se cree el mejor, y funcionó precisamente en Thunderbolts porque era un irritante para los demás personajes, hasta que decidieron librarse de él. (Más vale que esto transcurra antes, porque sería hacer parecer demasiado inutiles a todos los héroes si vuelve a estar libre después de la gloriosa derrota final que sufrió alli) La idea de tener a ambos personajes combatiendo por ser el mejor, pese a que Masacre le da igual, no es mala, pero se ve mezclada con una historia inutil que sirve de excusa y que queda fatal. Y con una parte de team-up donde ambos personajes compiten matando a un montón de lacayos genéricos de distintos géneros, que también queda en nada. Como, realmente, toda la historia. Los únicos gags buenos son visuales, por parte de un tal Chris Staggs, que no lo hace mal, en un estilo más personal que los tres anteriores.

 

La penúltima la escribe James Asmus, al que sólo ponen en historias de relleno (recordemos el team-up Patrulla-X/Runaways), y es una pena, porque es bastante bueno, al menos con comedias. Esto es un team-up con el Hombre Máquina, que aunque tiene su aspecto y personalidad moderno, vuelve a tener, por alguna razón (porque es gracioso, supongo) su trabajo original de agente de seguros. Pero tomado tan en cachondeo exagerado como se toma ahora al personaje en general. El resultado funciona bastante bien, porque por una vez, es el acompañante y no Masacre el que roba el escenario, y así el protagonista no queda como el más raro y el que tiene que hacer las gracias, y al comederse más, cuando le toca ser gracioso, es gracioso. Y X-51 siempre es gracioso, al menos en pequeñas dosis. Un desmadre de historia, que además, usa bastante mejor al villano de turno que muchas historias recientes suyas. El dibujo es de otro novato (esto es el Marvel Try-Out Book, por lo visto), Micah Gunnell, y está bastante bien, con un estilo clásico pero capaz de caricatura.

 

La última es otro de esos números, como el primero del tomo anterior, que no debería haberse publicado aquí. Porque es un team-up con el Hombre Gorila, de los Agentes de Atlas, que continua de la miniserie reciente del personaje, atando un cabo suelto de aquella, y también escrito por Jeff Parker, claro. Así que habría pegado mucho mas en aquel tomo. Pero bueno, esto es el clásico encuentro donde los héroes primero se pelean y luego se alian contra el malo. Excepto que dado lo absurdo que es Masacre, es todo un desmadre, y se justifica la pelea. El combate entre Ken y Wade acaba siendo como el equivalente moderno de las peleas entre Bugs Bunny y el Pato Lucas, pero con armas aún más grandes y locas. Y el malo es Borgia Omega, pero tomado menos en serio aún que en su debut, y el resultado es también genial. Y encima, Masacre suena como la versión clásica y no la reciente, un extra positivo. El dibujo es de Stephen Sanders, el de Sword, y es muy bueno para este tipo de historias.Todo el humor de Agentes de Atlas está concentrado aquí, y si vas a echar de menos la serie porque termina esta semana, echale un vistazo a este número.

 

Un tomo bastante mejor de lo que se esperaba, demostrando distintas maneras de cómo hacer que Masacre funcione… y algunas de cómo no. Recomendado (7)

 

 

 

Spiderman: Fiebre

 

Peter: Esto es una miniserie de tres números, de esas en plan Marvel Knights, es decir, con un autor haciendo básicamente lo que le da la gana, sin conectar en nada con las series regulares. En este caso, el autor completo es Brendan McCarthy, dibujante y diseñador británico que tiene fama de ser raro y genial. Algo asi como el Morrison de los dibujantes. Pero también escribe, y es aún más raro. A lo mejor lo recordais del último número de la antologia Solo de DC.

La historia es un claro homenaje a Steve Ditko, y por tanto, es un team-up entre Spiderman y el Dr. Extraño, y la idea general es una que ya se ha hecho otras veces, incluso en team-ups con Extraño: Spiderman visitando una dimensión mágica donde es un pez fuera del agua. Recordemos un Historias Jamas Contadas, o la novela gráfica Hooky.

 

Al: Yo cada vez soy menos partidario de este formato de “le damos a un autor underground a unos personajes mainstream para que haga sus rareces”. Pse, pues no, para hacer ese tipo de cosas ya hay una línea de comics, si vas a hacer superhéroes me parece estupendo que le imprimas tu sello personal pero desde luego no vas a tener contento al que se comprar un comic de Spiderman y Doctor Extraño ofreciéndole una historia totalmente surrealista que tiene poco que decir sobre los personajes (y lo poco que dice debería ser totalmente ignorado y olvidado si queremos que no tenga consecuencias más absurdas). Esta claro que es magnífico que las editoriales se arriesguen y que hay que probar de todo, pero personalmente cada vez reniego más de estos experimentos. Esto podría haber ido en aquel Relatos Extraños que comentamos hace unos meses… y entre las historias menos destacadas.

 

P: ¿Tu crees? Es decir, no es una historia sobre los protagonistas, pero si que es apropiado como historia de los protagonistas. Es el tipo de aventuras apropiada del Doc como ayuda mística donde maneja la situación, y Spiderman es el amo de los team-ups donde trata de adaptarse al género del otro personaje donde no termina de encajar. Creo que es una formula clasica, pero hecha con un estilo diferente. Ademas, esta claro que es una historia hecha intencionadamente para esos personajes (el homenaje a Ditko, entre otras cosas), no una idea de McCarthy donde ha insertado a Spiderman. Lo que pasa es que el estilo del autor es tan marcado, que supera al estilo de los protagonistas.

 

A: No, si no digo que no tenga nada que ver con los personajes. Digo que al autor no le apetece trabajar con esos personajes en serio, sólo usarlos de forma anecdótica para meterlos en sus propias dinámicas. No es un tipo que realmente tuviese ideas sobre Doc y Spiderman y le diesen la oportunidad de plasmarlas. Como homenaje a Ditko, sin embargo, si que funciona bastante mejor, porque si que añade casi todo el tipo de cosas que le encantaría escribir y dibujar a Ditko. En una mezcolanza muy extraña pero se identifica la inspiración ditkiana.

 

P: Y el guiño de la última escena es divertido.

 

A: Probablemente lo mejor.

 

P: Pero vamos, si. Hay un argumento, pero es poco más que una excusa para meter a los protagonistas, sobre todo a Spiderman, en situaciones extrañas en una situación aún más extraña. En la historia hay ideas, pero generalmente son de usar y tirar. Es sobre todo ver a los protas a reaccionar a situaciones raras, y disfrutar, si eres de ese gusto, de los diseños e imaginación de McCarthy. Y vaya imaginación: En el comic americano no hay andie que haga unos diseños y composiciones tan imaginativos. Y aunque son raros de narices, son muy vistosos, y sobre todo, son claros de seguir, no se hacen confusos.

 

A: Vaya. En esto si que no coincidimos para nada. A mi el dibujo se me hizo enormemente confuso y farragoso (sorprendentemente, incluso más en la parte narrada en la Tierra que en los mundos psicodélicos extradimensionales). Lo que sí es es imaginativo. Hay unos diseños super originales (aunque también algunos lamentables como esos dos perros que consolidaron mi rechazo por el comic) y los mundos extradimensionales propios del Doctor Extraño están super vistosos, partiendo del estilo Ditko pero llevándolo hasta más lejos, en algunos momentos parece más de Bitelchús.

 

P: Está bien que hagas esa comparación, porque otra cosa buena que tiene el comic es que no se toma en serio a si mismo. Toda la situación es absurda, y el comic es completamente consciente de ello. Así que los monstruos vienen con sentido del humor incorporado, que hace que la historia sea mas divertida y más ligera, cosa importante en algo así.

 

A: Si, los toques de humor son lo más de agradecer, además los toques cómicos con hordas extradimensionales de comedores de almas no están especialmente vistos.

 

P: Como, de nuevo, hay que rellenar el tomo con algo más para llegar a 96 páginas, otra vez se mete una reedición, en este caso del anual nº2 de Asombroso Spiderman, que es el primer encuentro entre Spiderman y Extraño. Al menos es apropiado. Por lo demás… es un comic de Lee y Ditko. Queda todo dicho.

 

A: Ojo que, a mi modo de ver, Ditko mitigaba mejor que Kirby la simpleza de las historias de Stan Lee. Sobre todo cuando estaba el Doctor Extraño incorporado. Las historias viejas de los Strange Tales, siendo comics arcaicos, siempre tienen algún detalle curioso. Y este anual entra en ese criterio. Además de tener una de mis portadas favoritas de todos los tiempos.

 

P: Como podeis ver por la reseña, dependiendo de tu apreciacion por este estilo de comics, será algo divertido con toques de genialidad, o una chorrada estrambótica. Pero al menos intenta algo distinto, y solo por eso ya justifica de sobra su existencia. Recomendado (8)

 

 

 

Y el resto…

 

Thunderbolts: Justicia como el Rayo: Esto es el primer año de Thunderbolts, en un solo Extra Superheroes de esos. Hay una cagada en la edición, y es que falta un número de Spiderman Team-Up que era realmente como un número de la serie. (Se introduce un elemento que resulta ser vital en el final del tomo, por ejemplo) Por lo demás, es un tomo excelente, de lo mejor de la Marvel de los 90, y no es de extrañar que no sólo sea la única serie de después del 91 que aún siga en pie, es el único concepto nuevo de los últimos 20 años que ha logrado aguantar con serie propia, ya en su 14º año. Y todo eso es en buena parte gracias a este tomo, aunque luego haya ido incluso a mejor. O como dice Alfredo: “La primera etapa de Thunderbolts de Busiek tengo la impresión de que ha envejecido peor que, por ejemplo, la etapa posterior de Nicieza, que tenía desarrollos y tramas más complejas. Esto era el 97 y los comics de superhéroes necesitaban un back to the basics tan radical que casi se comprende que a veces se pasasen de frenada. Pero todo ello queda compensado por lo brillante de la premisa y por la habilidad para ejecutarla, consiguiendo elaborar personajes creíbles de lo que antes eran meros espantajos (en algunos casos, casi literalmente como Mimi Aulladora). Y consiguiendo, además, que la transición entre sus viejos yoes y sus estatus actuales quede natural, teniendo en muchos casos que darle sentido retroactivo a muchos comportamientos y acciones absurdas que esos villanos habían lucido en apariciones previas. Todo eso está hecho con muchísima inteligencia. Y la prueba de ello es que, más de diez años después, esos cambios se han consolidado.” Y además, buen dibujo de Bagley, aunque ha mejorado mucho desde entonces. Si no tienes esto, no eres un buen fan de Marvel. Muy Recomendado

 

Vengadores: Por Derecho Divino: Esto es el comienzo de la reedición de material de Vengadores que no se habían reeditado desde los 80. Es decir, lo que viene justo después de la Biblioteca Marvel y de la 2ª Edición de Forum, aunque este tomo aún tiene cosas que si se reeditaron. Este tomo es la segunda etapa de Jim Shooter en la serie (aunque por alguna razón falta el primer número, que presenta la alineación), y comparado con la primera, fue una cagada monumental. Varios personajes se vuelven locos, malvados o mueren sin explicación o justificación. La única caracterización es a base de histrionismos, y es casi una competición a ver cual de los personajes es más irritante. Y las aventuras no sólo son tontas, estarían sacadas de la Edad de Plata si no fuera porque los Vengadores acaban como completos inútiles en casi todas. Así que supongo que todo eso hace que sea una especie de predecesor a la etapa de Bendis. Tiene importancia histórica, porque lleva la infame caida en desgracia de Chaqueta Amarilla (que si la lees, ves que se ha sacado de contexto después), la muerte de Drax, la primera villanización de Dragón Lunar, y el momento donde los Vengadores fundadores se revelan sus identidades secretas. Pero son comics realmente terribles.

 

 

 

Y eso es todo. Todas las reseñas aquí, así que no quedan para un podcast. Pero como ya he dicho al principio, si quereis podcast, teneis horas de comentario del previews de septiembre. Y la semana que viene tocarán las Retro-Criticas, y podeis elegir si preferis que sean del 86 o del 91. Enviadme un mensaje decidiendo si eso. Por lo demás, la semana que viene tendremos comics que a lo mejor ya no valdrán de aquí a un año en Supergirl y Batgirl, muchas revelaciones detectivescas en Batman, más entidades de colorines en Linterna Verde, e historias variadas gigantes en Wednesday Comics. Además, más origenes de la Patrulla-X, más Caballero Luna, más locura comestible en Chew, y la segunda mitad de la Edad Oscura en Astro City. Y ahora, me voy a ver que se cuece por las calles de la ciudad esta semana. Saludos explosivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: