Criticas Reconstructivas: Semana del 3 al 9 de Octubre

14 octubre, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. En este caso, un par de tomos de Panini que no son del Universo Marvel que se habían retrasado del mes pasado, por alguna razón, y la primera tanda de octubre, con todos los comics mensuales de Panini, y además. Esta vez todas las series de golpe en vez de divididas en dos semanas. Sigo sin entender porque algunos meses lo hacen de una manera y otros de otra. En cuanto al contenido, este mes tocan los primeros comics de Marvel de 2011, y se empiezan a ver dos iniciativas de la editorial de este año. Una es que este año se han tomado muy en serio lo de sacar menos miniseries (esa parte aún tardará en verse) pero a cambio, sacar más números al año de la mayoría de series regulares, algunas llegando a sacar 16 o 18. Así que de aquí en adelante habrá muchos números dobles como consecuencia de eso. La otra es la extraña iniciativa Punto 1, donde casi todas las series tendrán un número terminado en .1, que supuestamente sirven como punto entrada para que cualquier nuevo lector se enganche. Así que cuando comente esos números (e intentaré comentarlos todos), examinaré, aparte de lo habitual, si cumplen el cometido de ser accesibles o no.

Aparte de eso, es el primer aniversario de Alfredo como colaborador del Cuarto Muro (lo cual significa además que el noveno aniversario está a la vuelta de la esquina), cosa que le agradezco muchisimo, por si no está claro, ayuda mucho más de lo que parece. No tenemos mucho para celebrarlo, bastante con cumplir fechas de entrega, pero señalar que a partir de ahora dejamos de comentar la serie de Spiderman todos los meses (ya ha pasado un año, y a partir de ahora va a ser muy consistente), y a cambio, aparte de poder comentar más cosas la primera semana del mes, comentaremos todos los meses la serie regular de Batman, (lo cual significa que será uno de cada dos números, porque a partir de ahora será quincenal) que para algo irá cambiando también de autores a partir de ahora.

Oh, y aparentemente, Panini va a traducir Fear Itself como Miedo Encarnado. Bueno, al menos es una traducción.

Y con esto ya es suficiente introducción. Más comentarios en el podcast y en las muchas reseñas que siguen:

 

 

 

 

 

 

Astonishing X-Men Nº19

 

Joss Whedon. Warren Ellis. Y ahora, Daniel Way. Algo falla en esa progresión, y es la señal de que la idea de que esta es una serie que existe para contar historias con autores de lujo se ha ido a hacer gárgaras.

 

Así que a partir de ahora, esta va a ser la Serie Genérica de la Patrulla-X Nº2 (porque también tenemos X-Men, como recordaremos mas abajo), que se diferencia de la otra en que cada saga la hace un equipo creativo aleatorio, y que más o menos usan la alineación famosa de sus predecesores. En este caso, y durante los próximos números (más o menos, como veremos en un par de meses), tenemos a Daniel Way, que no se ha llenado de gloria precisamente en cosas como Lobezno: Origenes o Masacre, contando una historia bastante genérica de la Patrulla-X contra monstruitos.

 

A decir verdad, al menos Way intenta darle personalidad en dos puntos. Uno es hacer que la historia gire alrededor de Armadura, ya que al fin y al cabo, es el único personaje que es más o menos exclusivo de esta serie. Se le añade un elemento mágico a sus poderes que no pega mucho y se explora un poco su pasado familiar. Pero lo primero es usar el viejo tópico de que todos los personajes orientales tienen que estar conectados con el folklore del sitio, y lo segundo esta hecho prácticamente con molde, no tanto con emoción sino pasando por lo que se supone que tienen que decir en esta clase de situaciones. Y al final, está poco más que de excusa para que la Patrulla-X viaje a uno de sus sitios favoritos, Japón.

 

La otra idea es usar de villano a Mentallo, que es uno de esos curiosos villanos que son mutantes, pero que no se han cruzado realmente con la Patrulla-X antes porque pertenecen a la galería de villanos de otros. (Principalmente porque fueron creados como villanos de otros personajes, y sólo dijeron que eran mutantes años después en un Handbook para explicar porque tenían poderes de nacimiento) Algunos de estos están empezando a ser asimilados en Utopia, como Nekra, pero aún quedan algunos que son emparejamientos nuevos y frescos. Aunque la verdad, tampoco es que la Patrulla-X sea la primera vez que se enfrenta a un telépata. Y la caracterización de Mentallo aquí es bastante simplona y de la Edad de Plata, una pena después de la renovación chula que hizo Van Lente en MODOK’s 11.

 

Así que al final, tras algo de drama obligatorio pero no especialmente bueno con Hisako, y algo de tejemanejes para poner en marcha el argumento, resulta que la historia va de la Patrulla-X contra Kaijus. Es decir, monstruos gigantes japoneses tipo Godzilla y demás. De hecho, parece que van a usar a los de las películas, ligeramente modificados para que no sea denunciable. Eso puede ser divertido durante un número o dos, pero no es lo suficiente para una historia larga. Y es difícil fiarse de Way para pensar que tiene algo pensado más que peleas elementales y drama básico.

 

Probablemente lo más llamativo de esta saga es el dibujo, que es de Jason Pearson. Pearson era uno de esos dibujantes que saltó a la fama en los 90, y que prácticamente desaparecieron del mapa luego. Algo así como Paul Smith antes que él. Pero de vez en cuando vuelven para algún trabajo, no necesariamente muy publicitado, y este es uno de esos casos. Por un lado, la parte que es probablemente para la que le han cogido, la de divertirse dibujando monstruos gigantes rompiendo cosas, la hace muy bien, de sobra. Por otro lado, la parte de los personajes es más problemática, dandole demasiadas estilizaciones a los protagonistas, con un Lobezno que es más encogido que bajito, y una Hisako que tiene cara de naranja más que de japonesa.

 

Así que, esencialmente, relleno. Inofensivo, pero no promete particularmente nada. Neutral (6)

 

 

 

Batman Nº51

 

P: Para empezar la andadura quincenal, este número lleva un especial, titulado El Regreso, que sirve para lanzar la nueva dirección de las series de Batman, al menos durante el próximo año. (O en el caso de aquí, los próximos seis meses) Escribe Morrison, así que te puedes imaginar que sobre todo es prólogo a su nueva serie, Batman Incorporated, que será la serie central de la línea. (Aunque precisamente por eso, algunas de las ideas también se verán por otras series)

Buena parte del número es ver parte del nuevo status quo para Batman, y como va haciendo el montaje de lo que será Batman Inc. Como dejaba claro el final de la etapa anterior, por mucho que digan de Batman como solitario, realmente siempre se rodea de personas, y aquí es donde por fin deja de fingir otra cosa, y empieza a usar todos sus recursos a su disposición de manera activa. Así que durante el número se repasan los miembros principales de la Batfamilia, que hacen ahora, y en muchos casos, se les aportan ideas nuevas, donde cada una de ellas será una semilla para una historia distinta en la futura serie. Igualmente, también se usan otros recursos que tiene Bruce Wayne para ir luchando contra el crimen de distintas maneras.

 

A: Parece que Morrison emprende una especie de auditoría y racionalización de todos los elementos de Batman. Cojamos todos los recursos que tiene a su disposición, todos sus personajes satélites, todo lo que anda disperso y sin cohesión y pongámoslo todo a alimentar una maquinaria común y lógica. Se supone que Batman es una de las personas más inteligentes del mundo, lo raro es que no haya coordinado todo ésto antes. Creo que la idea es buena. Al menos plantearla. Si sale mal, al menos Bruce tendrá ya una razón para seguir actuando de otro modo. Ahora, no la tenía.

 

P: Batman Inc es una gran idea como extensión lógica del personaje. Si no te gusta, la puedes ignorar y usar a Batman como siempre, pero si te gusta, abre puertas para montones de historias y situaciones nuevas. Aquí se empieza a vislumbrar todo ese potencial, aunque de momento sólo sea presentación, y no sorprendentemente, Morrison tiene montones de ideas. Pero también hay espacio para la caracterización. La mayoría de personajes sólo aportan un poco y dan una pequeña muestra de su caracterización, porque la historia central va de Batman y Robin, padre e hijo, y ver como el retorno de Bruce afecta a la dinámica que Damian había establecido estos meses con Dick. La idea, por supuesto, es poder seguir teniendo la serie de Batman y Robin con Dick y Damian, pero está muy bien justificado, porque la personalidad más relajada de Grayson, como hermano mayor, es más compatible con Damian que la intensidad de su padre, precisamente porque se parecen demasiado. Al final, permite mantener una buena dinámica durante un tiempo más (aunque obviamente, tarde o temprano tendremos a padre e hijo como Batman y Robin) y le da un toque melancólico nuevo al personaje de Bruce Wayne, pero sin ser exageradamente melodramático. Por otro lado, es genial que al menos de momento, en DC no sean imbéciles y permitan tener dos Hombres Murcielago, porque lejos de ser confuso, ayuda a la historia, a la idea de tener a Batman en todas partes.

 

A: Lo bueno es que que sea un número de presentación no crea en absoluto imagen de relleno. Se aprovecha para ir presentando cosas nuevas (la nueva organización, los nuevos villanos), para reajustar las relaciones entre personajes y para darles buenos momentos a varios de ellos (especialmente Bruce, Damian y Alfred). Creo que tener a Dick Grayson como Batman ha salido tan bien o mejor de lo que se esperaba y resultaría ridículo romper con ello cuando puede convivir perfectamente con Bruce, dentro de una organización que pretende crear una franquicia del murciélago.

 

P: La otra idea del especial es presentar a los que serán los malos de los dos años que durará Batman Inc (que es, ahora si, el gran final de la etapa Morrison), que es una organización terrorista global en plan Hydra, llamada Leviatán. (Un poco desafortunado que en Guerreros Secretos ya haya una organizacion asi llamada Leviatán, en DC deberian haberle aceptado el otro nombre para el grupo) De momento, sabemos más bien poco de la organización, y lo que vemos es bastante estándar de este tipo de cosas. Pero al menos no se presenta mediante la bazofia habitual de lacayos genéricos, todo lo contrario. Se hace de manera mucho más insidiosa, más parecida a sus equivalentes reales, y demuestra porque van a ser enemigos dignos de Batman. De paso, se presentan dos personajes nuevos. Uno de momento parece un poco olvidable, pero el otro, que parece que será un malo importante, viene con un misterio intrigante incorporado. En cualquier caso, se nota que Morrison tiene pensada ya toda la historia. (E igualmente, que tanto Leviatán como Batman también tienen los planes hechos, y que poco está dejado al azar)

 

A: En pocas páginas da una idea bastante clara pero lo suficientemente misteriosa de lo que puede ser Leviatán. Aunque tampoco soy yo muy fan de estas organizaciones criminales descomunales y poderosísimas de las que no habíamos oído hablar hasta ahora. Conociendo a Morrison, supongo que tendrá algo más inteligente pensado detrás de ello.

 

P: Las escenas de acción donde se presentan a estos malos, sin embargo, podían haber sido mejores. La idea de los villanos está bien, pero como se presentan es convencional a lo sumo, y terriblemente confuso en el peor de los casos. Claro, que eso es en parte culpa del dibujo.

El dibujante del especial es David Finch, el último “gran fichaje” de DC, que dice todo lo que se puede decir sobre la dirección actual de DC. Finch no dibujará Batman Inc, afortunadamente, pero como va a hacer una nueva serie de Batman a partir de ahora (dibujando y “escribiendo”), el especial sirve también para presentarle a él con el personaje. Porque mira que es malo. Es como Silvestri, pero ligeramente más cuidado. Aparte de que todos sus personajes son feos e hipertrofiados y la sobreabundancia de rayas negras, todas las escenas están hechas muy chapuceramente, que hace que la mitad de las veces no se vea donde transcurre la acción, no se aprecien muchos detalles (cosa mucho peor en algo tan detallado como un guión de Morrison que en otros) y que las escenas de acción apenas se puedan descifrar. No en plan “no veo que está pasando”, en plan “espera, ¿cuantos personajes hay en escena y quien es quien?”. Menos mal que ya no colabora más con un guionista de verdad, pero no es precisamente buena carta de presentación para su serie.

 

A: Tampoco ayudan en la escena de acción esos diseños horribles de armaduras de Batman y Robin. En general, lo peor que hace Finch son las cosas mecánicas porque mira que son feas todas las cosas que salen en Waynetech, toda la tecnología de Leviatán… no es un dibujo que ayude especialmente a hacerte a la idea de que Batman Inc y Leviatán sean organizaciones modernas y punteras.

 

P: Su idea de moderno es “de 1995”. Claro, que también su idea de estilo, y lo que mola. Y aparentemente, la de DC en general.

El número también incluye una narración introductoria bastante farragosa que no aporta más bien nada, y unas páginas de “Como se hizo” que aclaran un poco algunas cosas que el dibujo no.

Un número de presentación con algunos problemas, pero que tienen pinta de solucionarse, y si lo hacen, con el potencial ya demostrado, pueden hacer de Batman Inc lo mejor de DC, otra vez. Recomendado (8)

 

 

 

Capitán America Nº9

 

Dos números este mes, como he dicho en la introducción. El primero es el final del Juicio de Bucky, que es la continuación lógica de las tramas que lleva escribiendo Brubaker desde… bueno, desde que empezó hace 6 años en la serie. Otra cosa no, pero la etapa Brubaker está quedando como una sola historia que va avanzando. Lástima que a veces tome rodeos que no son particularmente interesantes.

 

Como en este caso, que hay una historia interesante, el juicio de Bucky por sus crimenes cometidos como el Soldado de Invierno. Pero eso no sirve para tener acción, así que Brubaker ha tenido que añadirle a la saga una historia de acción que no tiene absolutamente nada que ver. Eso no sería tan malo si al menos sirviera para algo, pero no, sólo está para llenar páginas. Peor aún, es aburrida. Es un argumento que podría haberse hecho en un serial pulp de  los años 40, con el villano carcajeante y su plan para destruir, que es derrotado en el último segundo por los buenos. Pero se hace sin gracia, sin ironía (como la mayoría de imitadores modernos, que al menos le añaden ritmo y humor), sin personalidad y sin nada remotamente original. ¿Realmente creen que la manera de hacer el Capitán America en 2011 es que sea así de retro, pero en plan lento y más pesado porque así es más moderno?

 

Lo frustrante es que la parte interesante es buena. Habiendo dos Capitanes America, el resultado final no está claro del todo. Y se pueden hacer argumentos a favor de ambos veredictos. Si, los argumentos en contra no son buenos, pero tienen cierto sentido. Este juicio es la inversa de aquel número de Astro City donde se veian todas las excusas posibles para salir inocente en un universo superheroico. Además, tiene para un momento muy bueno para Bucky, cosa que tampoco pasa demasiado. Y el final es un doble engaño que funciona muy bien y pone las cosas interesantes para la siguiente historia. Lástima que esta parte venga pegada a la otra.

 

El otro número es el primero de los punto 1, en este caso, 615.1 porque esa numeración no es confusa en absoluto. Es un número protagonizado por Steve Rogers, y la idea es “oye, en serio, ¿no deberías volver a ser el Capitán America de verdad y dejarte de tonterías?”. Eso se hace mediante lo que suele pasar cada vez que el Capitán America ha dejado de serlo, presentar un Capi que no está a la altura y comparar. En medio de todo esto, hay un complot de villanos tradicionales de la serie, pero es lo de menos en esta historia, y al menos esta vez no se los toman tan en serio. Pero vamos, el conflicto central es la decisión del Capi. Al final, es un número de relleno porque la decisión no se va a tomar en un número suelto así, pero al menos el Capi falso se desarrolla como un personaje más o menos creible. El Capi está un poco en modo triste, que no es como mejor funciona, pero al menos no es un agonías como otras veces. Y el giro del final está bastante bien. Así que no es un mal número, en conjunto.

 

Pero como número punto 1 es nefasto. No es una buena presentación de la serie, porque no te presenta al supuesto protagonista de la serie, que es Bucky, que ni se menciona (por tanto, una referencia al final no se entenderá en absoluto si no has estado siguiendo la serie), y no te presenta el status quo de la serie. En parte porque la serie está en movimiento ahora mismo, pero eso es razón para no poner el número .1 en este momento, no para hacerlo mal. Si alguien pilla la serie en este punto, no va a saber que demonios esté pasando cuando el número siguiente vaya de algo completamente diferente a este. Igualmente, muy pocos de los personajes y elementos se presentan, y aunque algunos no necesitan presentación, otros si que podían haberse explicado un poco, como el personaje que aparece al final. Así que es un desastre, porque es un número que existe únicamente por un motivo, ser de presentación, y no lo consigue.

 

El dibujo del número normal es como siempre de Jackson “Butch” Guice, y es sólido, no está mal. La acción no es espectacular, pero está bien contada. Bernie Rosenthal no se parece absolutamente en nada a como era antes, pero no sabemos si es que han pasado de documentarse o si es que le ha sentado muy mal hacerse mayor. Lo curioso es comparar todo esto con el dibujo de Mitch Breittweiser en el otro número. Breitwesser tiene un estilo más ligero y más animado, y la verdad es que hacer que la historia se haga más divertida, más amena que las historias de acción habituales de Brubaker, siempre tan apagadas y ultraserias. Normalmente se ha dicho que los dibujantes oscuros de esta serie le pegan al tono que quiere Brubaker, pero se deberían plantear la posibilidad de poner gente con un tono distinto a ver si se anima un poco. (Por otro lado, Eaglesham no hizo mucho más divertida la miniserie de Super-soldado, así que puede que simplemente sea que Brubaker estaba más animado ese dia)

 

Así que despues de 6 años, el Capi de Brubaker sigue siendo lo mismo de siempre, pero eso también incluye sorpresas ocasionales, aunque no todas buenas. Recomendado (7)

 

 

 

Cuatro Fantásticos Nº45

 

P: Este es un número especial que vendió un montón, porque hace una de las pocas cosas que aún llaman la atención: Matar a un personaje importante. Esto es el final de Tres, la saga donde uno de los 4F muere. Esto podría sonar a algo completamente gratuito, pero no es un montaje publicitario editorial, es algo motivado argumentalmente y que estaba pensado en los planes de Hickman desde el principio. Que sirva para aumentar las ventas y llamar la atención para la renumeración y renombramiento temporal de la serie dentro de un par de meses (al fin y al cabo, ya no van a ser Cuatro Fantásticos), es una feliz coincidencia, claro.

La idea de Tres es que es donde todo el año y medio de etapa de Hickman, que había sido hasta ahora de presentar conceptos y situaciones, empiezan a moverse e interconectarse, y a afectar personalmente a los protagonistas. Así que durante los capítulos anteriores los protagonistas principales se ha tenido que dividir para afrontar cada uno grandes amenazas (bueno, se han tenido que dividir en 3 no en 4, por motivos que quedan claros en este número) relacionadas con las situaciones presentadas anteriormente. Y la idea es que uno de los protagonistas no sobrevivirá una de estos peligros que tiene que afrontar solo, propiciando la siguiente ronda de historias de la etapa.

 

A: Realmente, llevaba muchos números desconectado de esta serie y tenía grandes dudas sobre su ritmo y densidad. Volviendo ahora, reitero mi opinión. Las cosas apenas han avanzado desde entonces. Los argumentos están prácticamente donde estaban y sólo ahora parece que todo lo presentado empieza a servir para algo. No es que el resultado no sea bueno pero vamos, lo óptimo en estos casos es que, como para Ulises, lo importante no sólo sea el destino sino el viaje. Y además, no me parece que el resultado justifique lo suficiente un desarrollo tan lento y pausado. Ojo, no es que sea malo. Toda esta última saga está bien. Pero la misión de un año de historias no puede ser justificar la traca final. Tiene que tener sentido propio.

 

P: Yo creo que la mayoría de historias anteriores tenían suficiente caracterización y sensación de asombro como para justificarse por si solas, aunque si que es cierto que tienden a saber a poco individualmente y que se lee mucho mejor de un tirón.

En esta saga, la historia donde está claro que no va a morir el protagonista (por lo que le dijo la Valeria del futuro en un número anterior), la de Susan, es una vuelta de tornillo muy buena a la vieja idea de Atlantis. Tiene un par de sorpresas muy buenas, una exploración interesante de culturas distinta, y sobre todo, recordarnos lo duros que pueden ser Namor y la Mujer Invisible, que es algo que muchas veces se olvida. Una de las últimas reacciones de Sue ante Namor es genial. En este número, la conclusión es un poco abrupta, aunque por otro lado, deja la situación aún más interesante para el futuro.

 

A: Para mi, es lo mejor de este número (algo que dice poco del sacrificio épico, por otro lado). La interacción entre Susan y Namor es uno de los grandes clásicos de la serie y es una idea formidable sacándole partido teniendo a Susan como “observadora internacional” en un conflicto político en Atlantis con un cowboy marino como Namor, al que últimamente con lo de ser mutante se le estaban perdiendo sus viejos tics. Y mejor todavía, ese planteamiento que ya es muy bueno y ya genera situaciones y diálogos memorables, es sólo la primera capa. Al final nada es tan sencillo como parece. Y eso es todavía mejor.

 

P: La otra historia donde no muere nadie tenía un nivel mucho más épico, aunque igualmente, la conclusión es algo anticlimática. Al final parece que ha quedado únicamente un poco para despistar con la muerte y para cambiar algunos personajes de situación a otra mejor. No sin algunos buenos momentos, sobre todo del protagonista y de un personaje potencialmente genial.

 

A: Lo bueno que tiene es que juega con una serie de elementos interesantes todos bastante olvidados. Eso siempre es agradable de ver cuando se hace con cierta inteligencia y aquí está bien hecho. También es verdad que no aporta mucho más que resolver un tema enquistado que se tenía que solucionar de algún modo.

 

P: Por último, está la trama de la muerte. Da una verdadera sensación de batalla final con mucho en juego, y de hecho, todo el número juega muy bien con la tensión de “¿Quien morirá?”, entre otras cosas porque lograron que no se supiese de antemano, al menos originalmente. Hay cosas muy divertidas durante la batalla, un gran momento donde demuestran que Reed es más previsor de lo que parece y un par de momentos realmente emotivos. Por otro lado, la situación que lleva a la muerte, primero, está un poco rebuscada para que el personaje tenga que quedarse para hacer un último asalto. Y segundo, la tecnojerigonza que lleva a esa situación es virtualmente incomprensible, y es una pena, porque Hickman hasta ahora estaba haciendo un buen trabajo con el aspecto científico de la serie.

 

A: El sacrifico épico ni es especialmente épico ni especialmente sacrificio: no se genera una situación que exija especialmente la muerte de ese personaje y, en general, tampoco se entiende muy bien por qué tiene que morir nadie para solucionar ese entuerto. Por otro lado, es una muerte de relativamente fácil solución toda vez que ocurre fuera de cámara (aunque visualmente es uno de los mejores momentos).

 

P: En cuanto a la muerte en si… una vez te das cuenta de que tiene que morir prácticamente porque lo dice el guión, es un buen sacrificio heroico, con los elementos necesarios. Por otro lado, Hickman es inteligente, y tenga pensado resucitarlo en el nº600 o no, deja la muerte suficientemente ambigua como para que no haya que hacer cosas raras para resucitarlo. (A menos que realmente quisiera dejar claro que ha muerto, pero lo dudo. Y aunque fuese así, mejor este final en plan Murieron con las Botas Puestas, que los destripamientos gráficos tipo Ares o Damage)

 

A: Antes de terminar debo decir que hay una cosa que realmente tiene mérito que Hickman haya logrado y es un hito en 4F: lo más interesante son Susan y los niños. Por primera vez en la historia. Y no lo digo sarcásticamente, los otros personajes ya han tenido volteo suficiente y éste es un gran camino por explorar.

 

P: La Fundación Futuro es una gran idea, y están desarrollandolos muy bien. Y las cosas van a seguir así, porque en dos meses, a raiz de todo esto, la serie pasa a llamarse Fundación Futuro. (Claro, que en un año recobrará la numeración original con el nº600, mientras que la FF seguirá en su propia serie) La muerte, aunque sea temporal, también va a cambiar la dinámica de la serie y permitirá nuevas situaciones, que es para lo que está, al fin y al cabo. Es como cambiarle la identidad o los poderes a los héroes en solitario: Sabes que no va a durar, pero puede ser interesante ver que pasa mientras tanto. Y a lo mejor sale algo nuevo por el camino tipo USAgente o Superboy.

El dibujo de Steve Epting, aunque sea demasiado oscuro y realista para las partes más fantásticas y brillantes de la serie, para esta saga está bien. Para una historia que transcurre en las profundidaes abisales, en un planeta moribundo y en una invasión de la Zona Negativa, le pega bastante. Hace muy buena acción, desde luego. Y hace expresiones faciales muy buenas en algunos momentos. Mira el final de la escena de Namor y Sue, no necesita palabras.

 

A: No me quejo, aunque no me gusta el aspecto físico que les pone a Reed y a Johny. Supongo que no es el peor dibujante que podría tener esta saga pero, desde luego, no es el óptimo.

 

P: Aunque tenga algo de montaje publicitario, está bien atraer la atención a una de las series más sólidas de Marvel, que se nota que está alcanzando su potencial después de tiempo, y que va hacia adelante. Será muy interesante de ver en el futuro. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Incognito: Malas Influencias

 

Esta es la secuela de Incognito, una miniserie de creación propia de Ed Brubaker y Sean Philips para la línea de creación propia Icon de Marvel. Incognito salió hace un par de años, y era una especie de secuela espiritual de un trabajo anterior del duo, Sleeper. Ambas historias mezclan superhéroes y género negro, transcurren en el mundillo del hampa de su propio mundo de superhéroes, están contadas por un personaje moralmente ambiguo e iban de esa ambigüedad y de estar atrapado entre héroe y villano. Solo que mientras Sleeper tenía a un héroe, un agente secreto infiltrado en la supermafia y viendose cada vez más seducido por ese mundo, Incognito era lo contrario, un antiguo supercriminal en el programa de protección de testigos, tratando de convertirse en una persona honrada. Y fue una historia muy buena.

 

Pero también era una historia que no necesitaba realmente una secuela. Quedaba algún pequeño cabo suelto y un nuevo status quo al final, pero en general era una historia bastante cerrada. Pero bueno, aquí está la secuela, y la idea no es mala. Sigue del final de la mini original, y empieza con Zack Overkill convertido en héroe y trabajando para el equivalente de Shield. Y entonces, hay más parecidos con Sleeper, porque tiene que volver a usar los contactos con su antigua vida criminal, y como en la segunda parte de Sleeper, acaba no sabiendo si está trabajando para los buenos o los malos, para quien quiere trabajar realmente, o ya puestos, si hay realmente buenos y malos, o simplemente dos grupos ambiciosos usandole de peon en su guerra privada. Si leiste Sleeper, muchos de los elementos resultaran familiares. Por otro lado, hay una diferencia con Sleeper, y es que en vez de ser una tragedia donde una persona buena se va oscureciendo, es una historia más ambigua donde no está claro si Zack se va a redimir o si va a volver donde empezó, y si será por voluntad propia o por las circunstancias.

 

De todos modos, es una pena que Brubaker haya decidido volver por un terreno que ya hizo bien hace unos años, porque las partes más originales, sobre todo al principio, que van de Zack tratando de comportarse como una buena persona en contra de sus instintos, son las más divertidas y originales de la miniserie. El resto se parece bastante a otras cosas que ha hecho Brubaker, y tiene más sensación de ya visto. Lo cual no quiere decir que sea malo. El protagonista está muy bien desarrollado, ambiguo para que no esté claro lo que va a pasar, pero suficientemente humano para que caiga bien como protagonista. El mundo a su alrededor es una buena mezcla de arquetipos de mundos superheroicos, con supervillanos, agencias secretas, superciencia y demás, pero visto de una manera que queda original y no queda chorra en una historia oscura como esta. Hay buenos toques de humor, aunque se acaban pronto. La acción está bien. La trama se desenvuelve bastante bien, con una serie de revelaciones y mentiras que van moviendose a su ritmo, y las decisiones duras salen como tienen que salir, sin haber soluciones facilonas. El final no es malo, aunque no es tan bueno como el de la original.

 

El dibujo de Philips le da una gran ambientación a la historia, haciendo que inmediatamente tenga el tono necesario para la historia, pero pudiendo meter trajes rimbombantes y superpoderes sin que quede fuera de lugar. Pese a lo oscuro que es el color, no oscurece la acción. La única pega es que los personajes podrían ser un poco más expresivos, y sobre todo, más distintos fisicamente entre si. (Eso se nota mucho en todas las mujeres desnudas que salen, todas con el mismo molde)

 

Es una buena historia dentro de su extraño género. Lo que pasa es que se nota que es una secuela y que Brubaker ya lo ha hecho antes mejor. Recomendado (8)

 

 

 

Increibles Hulks Nº5

 

P: Esta es la conclusión del crossover de Increibles Hulks con la Guerra del Caos. Realmente, Guerra del Caos es una saga de Hercules a la que han añadido varios especiales y miniseries, y esta es la única serie regular que se cruza, por el sencillo motivo de que comparten guionista, Greg Pak. La conexión argumental es bastante fina: Hulk es amigo de Cho, que es uno de los héroes de Guerra del Caos, y poco más. Realmente, este crossover aporta más bien poco a la historia principal, donde por mucho que se esforzaran en hacer que los Hulks apareciesen en la batalla final, no conseguían nada. Si acaso, la mayor utilidad es explicar que demonios hacía el Dr Extraño durante esta enorme invasión mágica. (Lástima que el supuesto Hechicero Supremo actual estuviese durmiendo) Sin embargo, el crossover si que es de utilidad para esta serie. Usando los acontecimientos de la historia anterior para justificar que los Hulks no estén dormidos como los demás héroes, Pak básicamente juega con la idea de tener el infierno en la Tierra, y sobre todo, a los muertos codeandose con los vivos, no como zombies, sino como ellos mismos.

 

A: A priori, parece difícil encontrar la conexión para que esta historia resulte útil en la serie de Hulk, pero Pak no encuentra uno sino varios. Un par seguro que se le habrán ocurrido leyendo Noche Más Oscura, porque juegan con ese tipo de reencuentros tras la muerte (traumas de infancia incluidos) pero el más acertado es el de tener en cuenta la importancia que la Muerte había tenido para el elenco de secundarios de Hulk años atrás. A Peter David le tiene que haber encantado.

 

P: La ventaja de esto respecto a NMO o Necrosha es que los muertos conservan su libre albedrío (y una complexión sana, ya puestos). Los buenos siguen siendo buenos y los malos, malos. Lo cual permite reencuentros bastante más variados en argumento y emoción que simplemente enfrentarse contra sus antiguos seres queridos y oh, el drama. Entonces, la historia, en vez de una excusa para ese melodrama barato repetitivo, da para más, da para atar cabos sueltos como suelen hacer los fantasmas, despedirse, o ajustar cuentas. Realmente, muchas series podrían jugar con esa idea, y una con una historia tan rica como es Hulk, se puede explotar mucho. Y eso es lo que hace Pak. Estos tres números de crossover van de nadar enteramente en los 45 años de historia de Hulk. (Con mucho énfasis en la etapa de Peter David, como dices, pero para algo fue la más larga e importante) Es un poco autoindulgente, la verdad, y a saber si algo de esto resonará en lectores que no se sepan tanta historia, aunque al menos se esfuerzan bastante en explicar quien es quien y porqué importa.

 

A: Bueno, yo tampoco soy un experto en Jarella o Glenn Talbot y se entiende muy bien a qué vienen y qué provocan. Dan para muy buenos momentos. Y, sobre todo, Marlo. Tener a Marlo y Rick en danza otra vez si que evoca los mejores tiempos de David. Los diálogos (que ya no son malos con Pak) mejoran un 60% desde que entra Marlo en escena. De repente, se crea un entorno en el que todos los protagonistas empiezan a encajar: Bruce, Betty, Abominación, Rick, Marlo… todos aprovechan sus interconexiones de toda la vida.

 

P: Si, realmente, parece un grupo de familia y amigos con todas las conexiones románticas y amistosas que tiene ese tipo de cosas, que es la idea adecuada si estás escribiendo a los Hulks precisamente como una familia. Y el diálogo es bastante bueno y apropiado, manteniendo la diversión de los personajes modernos, y mejorando los personajes que murieron años antes.

El argumento es bastante simple, pero funciona bien. Es una carrera contra reloj primero, y una persecución y acorralamiento contra enemigos imposibles después, con varios giros, que da la suficiente sensación de desesperación. (Mejor que en la serie principal, porque aquí hay una sensación mucho mayor de quienes son los personajes y que pueden conseguir) La Abominación es una gran elección como villano, porque puede ser la mayor nemésis de Hulk, por el simple hecho de que es el que más daño personal ha logrado hacerle. Matarle gratuitamente fue la primera cagada del Loeb en la serie (porque incluso si te gusta la idea de Rick como Abominación, no hacía falta matar a Blonski para ello), y aquí al menos puede tener una gran última historia.

Además, permite una de esas situaciones que solo pueden pasar en comics, donde un personaje puede vengarse de su asesino. (Lastima que no esté el Hulk Rojo aquí, o podríamos tener una doble venganza así). El otro villano es una distracción decente, aunque no es tan bueno. Y como el macguffin, recoge un cabo suelto bastante rebuscado (Uno de la etapa de Pak, el otro de dos series distintas de David

 

A: Es curioso como Hulk ha pasado de ser un comic sobre un tipo condenado a una vida solitaria a ser un comic de equipo/familia. Y creo que esto ha enriquecido mucho la serie. En la etapa de David se jugaba mucho también con los secundarios pero el enfoque de Pak de “todos como supers” es muy original y está consiguiendo que funcione razonablemente bien (aunque haya nuevos personajes que no tienen demasiado sentido). Y parte del éxito consiste en la buena interacción entre personajes. Pero otra parte está en que domina bastante bien la estructura de las historias. Y este ha sido un buen ejemplo de narración progresivamente interesante, utilizando todos los elementos disponibles para complicar y enriquecer la historia.

 

P: Si, el final donde todo el mundo empieza a aportar su grano de arena a la conclusión es un buen climax tanto para la acción como para la emoción, igual que los varios vaivenes en la historia. No debería funcionar, porque hay demasiados elementos que salen muy apresuradamente en el último capítulo, pero le da suficiente emoción para que no te des cuenta. Por otro lado, ¿que personaje dices que no pega? Si te refieres a Korg, tiene gracia como el tio rarito que hay en todas las familias. Y Rick es precisamente, junto a Extraño y Cho, que también salen aquí, los únicos amigos que tiene Hulk.

 

A: Hombre, Betty como Hulka Roja no es de las mejores ideas del mundo. Ni Lyra como Hulka Salvaje seguramente.

 

P: Bueno, Lyra no está aquí, y tienes suerte de que no han metido también a la otra posible hija, la Escorpión. En cuanto a Betty, tiene que estar en la serie, y que sea una Hulka es la única manera de que no sea el eslabón debil. Además, si lo piensas bien, tiene sentido. Dado su pasado, ¿quien va a tener más rabia reprimida que ella? ¿Y no es ese el concepto basico de Hulk?

Terminando con esto, se le dan buenas despedidas a muchos personajes (aunque sigue siendo una pena que Doc Samson esté muerto, sobre todo de manera tan tonta), y el demonio en particular que exorciza Banner en esta historia es una parte importante en su desarrollo personal a ser un adulto y hombre de familia completo, que es de lo que va todo esto.

 

A: Hulk se ha hecho mayor.

 

P: Si, ese es el mejor resumen de la etapa de Pak. En la de David pasó de niño a adolescente, en esta de adolescente a adulto. Y como los adultos, tiene que afrontar sus responsabilidades. Y de eso va la siguiente historia, que empieza en el segundo capitulo del comic. Aunque realmente, eso está como excusa para el verdadero objetivo de la historia, que es ver las consecuencias de la Guerra del Caos. Asi que el número es básicamente un tour de Hulk por el nuevo Olimpo, que es básicamente el de siempre, excepto Hercules y Ares, por motivos arbitrarios. Bueno, y una idea nueva sobre el Olimpo en general, que es un buen giro a la vieja rivalidad entre olimpicos y asgardianos.

 

A: El número es básicamente relleno y un poco excusa para que Pak verbalice la explicación y las consecuencias de toda su “gran historia”. Pero como pasar, pasar, tampoco es que pase nada. Ni aquí ni en en la de complemento, ya puestos.

 

P: Básicamente, es Hulk pegandose contra personajes de los mitos grecorromanos. Sirve para tener a Hulk desmelenandose en peleas a una escala inmensa donde no tiene que contenerse y puede demostrar su nivel de poder. Asi que a los fans de Hulk realizando proezas y viendo splash pages de pelea, o de la mitologia, les gustará. Para los que quieran algo más de contenido, es decepcionante.

El dibujo de Pelletier, sin embargo, es impresionante. El nivel de poder que es capaz de mostrar, las burradas en cuestión de la cantidad de monstruos, sus diseños, o el daño que hacen, es impresionante. Pero también les da mucha humanidad a monstruos y humanos en los momentos personajes. Y es todo muy atractivo. Definitivamente, se ha convertido en uno de los dibujantes memorables de la serie.

 

A: Hay veces que me parece feo el acabado, pero tiene sentido dando que normalmente dibuja personajes y entornos muy feos. Pero hay que reconocerle su capacidad narrativa y creativa.

 

P: En cuanto a las historias de complemento, aquí vienen las dos últimas. La primera termina los archivos de Banner dedicados a cada miembro de su familia, en este caso dedicada al “Tio raro”, Korg el hombre de piedra de un sitio que no es Saturno. Escribe Brandon Montclare, novelista que debuta en comics aquí y en uno de los especiales de Guerra del Caos del mes que viene. Es un resumen de la vida de Korg y una pelea bastante tonta con Hulk. La conclusión a la que se llega es bastante decente, pero el camino para llegar allí no es gran cosa. Además, el dibujo de Simon Bisley, por famoso que sea, hace parecer a Hulk la versión tonta y queda fuera de lugar, y las escenas de pelea son todo menos imaginativas.

 

A: Me dio tanta pereza que me incitaba a saltarme páginas. Pero no lo he hecho y hago esta opinión tan breve porque creo que tú ya lo has dicho todo ¿eh?. Obviamente. Y concuerdo sobre todo con lo del dibujo feo y pesado.

 

P: La otra es totalmente de relleno, y se notaba que ya no sabían que poner. Escribe un novato llamado Williamson, y tiene al Banner/Hulk clásico en una historia típica en Rusia. No es un mal concepto, pero apenas intersecciona con el protagonista de la serie. Al menos el dibujo de Sana Takeda hace algunos efectos bonitos, aunque haga caras muy raras.

 

A: Ahi si que lo mejor es el dibujo. Porque queda bonito, básicamente. La historia ni merece ser reseñada. No aporta nada en absoluto ni tiene nada que decir ni que hacer con el personaje.

 

P: El crossover de estos dos meses ha aprovechado al máximo el potencial de la serie y de la etapa de Pak. Es de lo más recomendable para fans del personaje. Lástima que este número lleve también material que no es tan recomendable. Recomendado (8)

 

 

 

Iron Man Nº9

 

A pesar de que no fue precisamente un climax, la larga historia de Acero de Detroit terminó en el número anterior (aunque realmente, no concluia nada, sólo se quedaba aparcado hasta la próxima) y este número toca el nº500 de la serie. O mejor dicho, el que sería el nº500 de Iron Man si no hubieran renumerado 4 veces la serie, pero como es la moda en Marvel, han aprovechado el número redondo para volver a esa “numeración original”. Si hicieran lo mismo con las ediciones españolas, este sería el nº167. (Que es una numeración muy baja para más de 25 años, pero es que Iron Man ha tenido poca suerte en España desde finales de los 80 hasta la película)

 

Para celebrar el aniversario, este es un número doble, con la gracia de que la historia transcurre a dos tiempos. Una parte es en el presente, y tiene a Fraction volviendo al tema central de su primer tomo de la serie, el de cómo demonios controlar a la gente que le da mal uso a la alta tecnología, y a donde nos lleva eso. Tiene de invitado a Spiderman, con lo que parece más una secuela a ese tomo, ya que también hacían equipo al final del tomo. Tener a Spiderman le da un humor al número que se echaba bastante de menos en la serie, y en general tienen una buena química entre ellos. Eso si, queda rarísimo tener a Tony haciendo equipo tanto con Spiderman como con Peter Parker sin saber que son la misma persona. (Lo suyo habría sido justificarlo con el nuevo status quo de Spiderman A Lo Grande, pero Dios libre a los guionistas guays de Marvel de mencionar a las series de los guionistas que si que son buenos) La amenaza de por si no es muy peligrosa, pero es una idea chula, y un buen homenaje a un personaje que sufrió una muerte gratuita tontisima (escrita por, um, Matt Fraction), pero lo más interesante es lo que puede presagiar del futuro.

 

La otra parte transcurre varias décadas en el futuro. Si llevas tiempo leyendo Marvel, te habrás dado cuenta de que en ninguno de los muchos futuros posibles que se ven, Tony Stark tiene hijos. Esto fue algo intencionado por parte de los guionistas más importantes del personaje, Michelinie y Layton, como una parte importante del personaje de Tony. Tony tiene muchos protegidos, porque es esa clase de persona, pero no para dedicarse a tener un hijo, porque es otro tipo de responsabilidad. Su herencia en los futuros siempre la llevaban descendientes lejanos o sucesores, nunca descendientes directos. Bueno, pues ese es otro de los aspectos sutiles pero importantes que Fraction no parece entender del personaje, igual que se ha librado de muchos otros que hacían que funcionase. Así que tenemos uno de esos futuros donde Stark ha tenido dos hijos, uno bueno y otro malo, cada uno representando uno de los aspectos del personaje. Mientras, Tony tiene sus propios problemas. Es un futuro terrible, que representa las peores pesadillas de Tony, tal y como se han ido estableciendo a lo largo de la serie, con varios detalles de los últimos números yendo por el peor camino posible. (Los malos, por cierto, tienen cierto parecido a los malos que se vieron en el flashforward en Capitan America Renacimiento, pero no sabemos si es que va a ser el mismo futuro, o es un guiño y pista falsa) Dentro del esquema típico de historias en plan Regreso del Caballero Oscuro (donde el héroe envejecido tiene que hacer una última gran misión para salvar el mundo y sus sucesores tienen que ganarse la herencia) no está mal, aunque las partes de acción de los hijos a veces se vuelven confusas, y en general se podría haber explicado bastante mejor. Pero como capítulo final posible para la etapa, está bastante bien, y el paralelismo y enlace con la parte del presente es muy bueno.

 

El dibujo de la parte del presente es de Larroca, y es como siempre, demasiado oscuro y eso perjudica, y sus diseños podían ser mejores, pero más o menos cumple con la acción y los personajes. (Ayuda que no hay tanta cabeza parlante y por tanto no se nota tanto la fotorreferencia). Pero como aunque Larroca es rápido, no puede hacer un comic de 60 páginas en un mes (gran detalle hacer una historia realmente larga para el “aniversario”, por cierto, y menos cuando tendrá que hacer dos comics en algún mes posterior, la parte del futuro la hacen tres dibujantes distintos. Desgraciadamente, dos de ellos no son apropiados ni remotamente para una historia de ciencia-ficción. Carmine di Giandomenico, que hizo el anual del Mandarín hace unos meses, es demasiado sucio y confuso para este tipo de cosas. Y Nathan Fox, que hizo la miniserie aquella de Zodiaco el año pasado, es peor aún. El único que hace bien la acción es Haim Kano, que no está nada mal. Y Giandomenico hace bien las partes personales, pero no las de acción. Es una pena que una mala selección de dibujantes estropee la que podría ser una buena celebración. (En serio, es Iron Man, tienes que coger dibujantes elegantes, futuristas y de corte brillante y científico, no lo contrario). Como todos estos números redondos, incluye una galería con las portadas de los 500 números, que siempre es un gran detalle.

 

Un número que no tiene éxito del todo, pero aún así es una mejora y un encauzamiento para la serie. Recomendado (7)

 

 

 

Nemesis

 

Esto es el siguiente trabajo de creación propia de Mark Millar para la línea Icon (nada de la línea durante meses, y Panini saca dos a la vez, típico). La publicidad trata de vender esto como un anti-Batman, y algo de eso tiene, pero realmente, la inspiración es mucho más obvia: Busca Diabolik en internet, y luego me dices. (Fantomex también está basado en ese personaje y la inspiración común, que es Fantomás, pero al menos sus guionistas lo admiten, como en el Patrulla-X de este mes) El caso es que es un aventurero y mente maestra criminal que se dedica a cometer crimenes por diversión y donde es más listo y más habil que nadie, sin ninguna pretensión de otra cosa. Y está el tipico detective que intenta detenerle pero siempre va dos pasos por detrás. Es una fórmula vieja sin ningún giro nuevo, pero no hay nada de malo en sacarle el polvo y actualizarla.

 

El problema es que el que la “moderniza” es Millar. Y lo hace mediante lo que hace siempre. Ahora es cuando uno debería escandalizarse y quejarse de que hace apología de terrorismo, violencia, nihilismo y demás. Pero eso es lo que Millar quiere, llamar la atención. Hacer comics que únicamente van de llamar la atención a base de apelar a los bajos instintos del niño de 12 años en el interior de su público que se excita por oir palabrotas y ver mutilaciones porque es transgresor. Ver a ver cuantos supuestos tabues puede romper, en vez de molestarse en hacer una historia con sentido o personajes minimamente creibles. Oh, aquí el protagonista se parece muy, muy vagamente a Batman, pero viola y mata graficamente, mira como mola, ignora el resto, ignora que no hay resto. Es triste, y más triste aún que esto venda.

 

A decir verdad, hay algo de ingenio aquí, porque Millar siempre ha tenido ramalazos de ingenio, es el resto en lo que falla. Pero vamos, es tener a un personaje completamente vacio de protagonista (ni siquiera tiene el estilo y la clase de los ladrones de guante blanco protagonistas clásicos, esa alegría de hacer lo que uno quiere desafiando la sociedad que se supone que es la gracia… este Nemesis es simplemente un sádico, imposible que caiga bien a menos que uno sea un completo sociópata y misántropo), siendo siempre más listo que el resto del mundo, tenga sentido o no, y matando y torturando a otro montón de cifras sin personalidad que ni siquiera caen suficiente mal para que uno aprecie lo que les pasa. En una historia mejor, el par de giros que tienen ingenio quedarían bien, o alguna de las escenas de acción, o el dibujo de McNiven (que la verdad es que cada vez es más pobre, cada vez con más rayas, menos cuidado, y por algún motivo dando una sensación claustrofóbica que no capta bien la impresión que se supone que tiene que dar la acción). Pero aquí, nada de eso es interesante. Esto es un comic para mañacos. Peor aún, para mañacos que se creen mayores porque leen comics que dicen palabrotas y guarradas. No Recomendado (4)

 

 

 

X-Men Nº7

 

Empieza la segunda saga de la serie, y resulta que no va a ir siempre de la Patrulla-X enfrentandose a hordas de vampiros. También se van a enfrentar a hordas de otros monstruos nocturnos.

 

Aunque escribe el mismo guionista que la saga anterior, Victor Gischler, y hay una breve mención a la saga anterior (si quieres consecuencias, tendrás que comprar el tomo del mes pasado, aparentemente), parece que esta serie van a ser historias sueltas de la Patrulla-X contra el enemigo de turno, sin subargumentos, desarrollo o personajes fijos. Basicamente, es X-Men Team-Up, y recordemos los buenos momentos que nos han dado esas series, sobre todo cuando las escribía gente sin ideas.

 

Así que este mes, con la excusa de las relaciones públicas (y la mención de la relaciones publicas que presentaron en Patrulla-X es probablemente el único elemento original del número), la Patrulla-X viaja a Nueva York, que es un sitio poco explotado en Marvel, a buscar pelea con unos monstruos que han aparecido. Resulta que están conectados con Spiderman (de hecho, se podría decir que esto es una secuela de una historia reciente de Asombroso Spiderman, teniendo mismo villano y dibujante) así que, por supuesto, ahí aparece Spiderman, y hacen team-up para tratar con la situación. Fórmula totalmente básica de team-up estándar.

 

Y aunque realmente no es mala historia, eso tampoco la hace buena. Porque como suele pasar en los team-ups, es una historia muy genérica. Los hombres-x elegidos son de los más explotados que hay (al menos no coincide del todo con los de Astonishing), y la interacción entre ellos es barata y no es interesante. Spiderman no se hace particularmente divertido. Los villanos no son amenazadores, y la complicación que surge alredeor de ellos hacia el final tampoco suena que los vaya a hacer muy interesantes. En los dos números que hay aquí, realmente no ha pasado casi nada que se pueda señalar. En general, no parece que la historia pueda justificar mucho su existencia, y menos la duración que va a tener.

 

El dibujo de la saga es de Bachalo, así que al menos se están esforzando en que algo del comic sea llamativo. Ciertamente, hace algunos efectos con el color y con la forma de la acción de las páginas que son muy originales. Y algunos de sus diseños son originales. Pero tiene sus problemas de siempre, otros de los diseños y versiones de los personajes son bastante feos o poco apropiados, y hay muchas veces que no se sabe bien que demonios está pasando en las imágenes. Si, a veces hace un efecto de claustrofobia a propósito y lo hace bien, pero eso no te debería dificultar la claridad de la acción, y de todas maneras, pasa en otras escenas también.

 

Es triste que teniendo una serie principal que está siendo mejor que en muchos años con la dirección más clara en muchísimo tiempo, y muchas series secundarias muy buenas (Fuerza-X, Factor-X, Generación Hope), también haya demasiadas series de la Patrulla-X que no tienen ninguna razón de ser más que saturar el mercado. Y esto es un problema. Neutral (5)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

Asombroso Spiderman Nº60: Historia prácticamente perfecta de Spiderman, con todo lo que puedas pedir y un gran final y dibujo. Muy Recomendado (10)

 

Guerreros Secretos Nº24: Muy buena presentación de personajes, lástima que no haya espacio para desarrollarlos más. Recomendado (8)

 

Lobezno Nº5: Buen final de la historia del infierno aunque algo predecible y con algún problema de dibujo. Recomendado (7)

 

Nuevos Vengadores Nº8: Una conversación estirada y una pelea de relleno. Neutral (6)

 

Patrulla-X Nº70: Historia muy divertida y con grandes ideas, lástima de dibujo que estropea un poco. Muy Recomendado (9)

 

Red: Alto Secreto: Precuela de Red, historia decente de acción en plan thriller. Recomendado (7)

 

Superman Nº53: La primera historia es la típica bazofia de mensaje barato y lloriqueo, la historia relleno sobre periodismo con muy mal dibujo. No Recomendado (3)

 

Thor Nº6: Penúltima parte de la historia, y es esperar a que se resuelva mágicamente. Neutral (6)

 

Vengadores Nº9: Discusión estúpida sobre algo que estaba ya acabado, y personajes siendo muy estúpidos por exigencia del guión para que el malo de Bendis quede bien. No Recomendado (3)

 

Vengadores: Cruzada de los Niños Nº2: Una vez dejas pasar un problema serio con los Vengadores, muy buena interacción entre los demás personajes. Recomendado (8)

 

Vengadores Secretos Nº9: Historia decente de Shield y Shang Chi, no mucho más. Recomendado (7)

 

X-Men: Legado Nº70: Buena historia de realidad alternativa con ideas chulas, y un misterio bastante intrigante. Recomendado (8)

 

 

 

Vaya, ha sido una semana de lo más positivo. Probablemente no durará la racha, porque la semana que viene toca DC: La primera de las historias termina en Dia Más Brillante, Nuevos Guardianes termina en Green Lantern, empieza nueva etapa para los Jóvenes Titanes, que además se cruza con Red Robin. Y Morrison ofrece algo completamente distinto con Joe el Bárbaro. Hasta entonces, Saludos Reptilescos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: