Criticas Reconstructivas: Semana del 17 al 23 de Octubre

27 octubre, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, tocan los tomos de Panini. Excepto que una vez más, es una tanda exageradísima de tomos. 14 tomos, únicamente contando el material nuevo. Eso, obviamente, es demasiado para cualquiera. Recordemos que cuando empezaba, las remesas de los Salones del Comic, que eran las mayores del año y que considerabamos algo excepcional en cantidad, tenían menos material de lo que ahora tenemos en una semana “normal”. Así que, en el nombre de la cordura, esta semana sólo voy a comentar la mitad de los tomos, los de mutantes y de gente con pistolas (que basicamente son tres tomos de Lobezno, dos de Masacre y dos del Castigador, porque hay que sacarlo todo de golpe en vez de distribuirlo, obviamente) y el resto los comentaré la semana que viene, si no me he suicidado. Por otro lado, la semana que viene es Halloween, así que probablemente volvería como fantasma para escribirlo, como maldición.
Empecemos ya, que el tiempo apremia:

Generación Hope: El Futuro es una Palabra de Cuatro Letras

P: Traducción que no tiene ningún sentido, porque lo de las cuatro letras es una referencia a que en inglés, la mayor parte de palabrotas son de cuatro letras (shit, fuck, todas esas), y la idea es que el futuro es algo mal sonante, como parte de los temas de la serie. Pero eso en español se pierde completamente y queda sin sentido. Típico. No es que el título de la serie tenga mucho sentido tampoco. La idea es ser reminiscente de Generación-X, supongo, que fue la última serie de mutantes nuevos que tuvo algo de éxito, pero queda un título sin mucho sentido gramatical.

Esto es una nueva serie regular, que es el enésimo intento de lanzar una serie sobre nuevos mutantes adolescentes. Para ser una franquicia que va sobre la importancia de las nuevas generaciones, y que se basa en una metafora sobre la adolescencia, en los últimos años, han hecho un trabajo nefasto a la hora de presentar personajes nuevos, y casi todas las historias se han centrado en dar vueltas sobre las mismas dos docenas de personajes cada vez más viejos, mientras que los nuevos se masacran o se olvidan. De hecho, terminaron de cagarla cuando la propia editorial prohibió crear nuevos mutantes, que fue de un imbécil supremo. Afortunadamente, uno de los cambios de Advenimiento ha sido que puede volver a haber mutantes, y se puede salir de la espiral. Además, después del fracaso de Nuevos y Jóvenes X-Men, en Marvel han hecho un buen trabajo presentando esta serie. Al vincularlos con Hope y con toda la idea de que son la salvación de la raza mutante, les han dado un aire de importancia, y no de ser simplemente otra iteración más de Nuevos Mutantes. Y la presentación de la serie también ha sido muy avispada, partiendo de un crossover con cierto éxito, y usando una saga de la serie principal, Patrulla-X, (que además tuvo la ventaja de lograr que el guionista de esta serie, Kieron Gillen, gustara tanto con sus ideas que se quedó en la serie principal) como presentación de los personajes, haciendo que sirva de prólogo a esta serie, que continua directamente del final de esa saga, captando la atención del público objetivo. Si la serie fracasa, no será por no intentarlo.

A: Desde luego, es un gran acierto el que no sea la enésima Nuevos Mutantes/Generación X/Academia X… creo que a ese tipo de series ya les hemos sacado todo el jugo posible. Ésta no es la más reciente generación mutante sino la primera generación de una nueva raza mutante. Ha habido un punto de inflexión y esta “Generación Hope” tiene el teórico deber de reconstruir la raza mutante. Con lo cual el tópico de grupo de jóvenes en misión iniciática (tipo Academia Vengadores hoy en día) sigue cumpliéndose pero lo que es novedoso es el contexto.

P: Además, en vez de criarse en una escuela aislada, van a criarse en una isla-nación propia, donde son celebridades. Si eso es mejor o peor, tardará en verse. Igual que si la serie irá ampliandose con más nuevos mutantes, o si seguirá centrada únicamente en estas cinco luces.
El tomo empieza donde se quedó lo de las Cinco Luces en Patrulla-X, con 4 de ellos ya reclutados, y la primera historia es como reclutan al quinto. Como era de esperar, las cosas se complican, y se convierte en la primera historia de acción para el grupo. La idea de la historia, hay que admitir, recuerda mucho a Akira, tanto en idea como en algunas escenas visuales muy similares. (El guionista, Kieron Gillen, dice que se ha basado en una pelicula llamada Tetsuo, pero esa fue una de las inspiraciones de Akira, asi que estamos en las mismas) Pero bueno, si vas a copiar, al menos copia a los mejores, y de un terreno menos pisado.
De todas maneras, esa idea es únicamente el trasfondo para la verdadera historia, que es como reaccionan los protagonistas ante la amenaza, que sirve para presentarnos quienes son, y como van a ir cambiando al sacarles de sus vidas normales, y ponerles a ser misioneros mutantes. Y ahí es donde está la gracia de la serie.

A: Quizá es porque tengo Academia Vengadores demasiado reciente pero todo eso me suena a visto (inadaptación, autoodio, pánico a la acción, frivolidad…) y los personajes no me llaman la atención especialmente. En cuanto a la historia de la quinta luz, tenemos a un villano no especialmente original ni comprensible estirando enormemente su batalla. Adornado con una jerigonza artística que tampoco se desarrolla lo suficiente para poder resultar interesante.
P: Por mucho que me guste Academia Vengadores, creo que Gillen hace aquí un trabajo mejor presentando a los personajes (en un número sabes todo lo básico de cada uno de ellos, y su gancho que lo hace interesante), y los diálogos son mucho más graciosos y originales, claramente. También hay más variedad en personalidades, aunque eso es normal, ya que estos no tienen nada en común.
Kenji, en cuestión de poderes, es una versión orgánica de Warlock (o mejor dicho, realmente tecnorgánica, que Warlock nunca ha mostrado nada de orgánico), que es vistoso y versátil, al menos. En cuanto a personalidad, se nota que es de los personajes creados por Gillen (la mitad los creo Fraction), porque es un personaje que va enteramente sobre el arte, su naturaleza, y todo ese tipo de disquisiciones filosóficas, que eran la idea central del primer trabajo de Gillen, Phonogram. Al menos es original. La mitad de las veces no se entiende de que demonios habla, pero eso es probablemente intencionado. Se supone que es un capullo pretencioso, y puedes quedarte ahí si no te gustan los temas artisticos, pero debajo de todo eso, hay ideas bastante consistentes e interesantes.

A: Yo todavía no he visto nada debajo de la palabrería. De hecho, para ser un tipo tan artístico, los armatostes en los que suele convertirse son más bien parecidos a bichejos noventeros cuyos diseños eran prácticamente todo lo contrario al arte. Empieza a resultar más sugerente una vez que termina su primera aventura y de hecho, obviando su transfondo artístico que creo que ya es un caso perdido, le veo como uno de los personajes más ricos para desarrollar, dado que ahora mismo es de los poco que no es un-solo-rasgo.

P: El más interesante, o al menos el más original, es Teon. A simple vista, parecería otro Dientes de Sable o similares. Debajo de eso, resulta que es llevar la idea del personaje salvaje al siguiente extremo, donde literalmente piensa como un animal. (Por cierto, otra cagada de traducción… si Teon siempre se expresa en forma de verbos, la traducción de “mate” sería “aparearse” no “pareja”) Eso sirve para que su interacción sea completamente diferente a todos los demás personajes similares, y muy divertida, sobre todo en su interacción con los compañeros. Pero como se empieza a ver en la segunda parte del tomo, el personaje es más complejo de lo que parece, y va a servir para dar paso a exploración sobre la naturaleza de adaptaciones evolutivas al medio, o algo.

A: De momento está siendo utilizado sólo como recurso cómico pero obviamente nadie crearía a un personaje en un grupo tan pequeño sólo para eso. Así que tenemos que pensar que Teon esconde algo muy importante, que probablemente será vital para la serie y que, llegado el momento, dará la sorpresa en la situación más inverosímil.

P: Idie, sin embargo, es el personaje que más eclipsado queda. Básicamente, es Loba Venenosa cuando empezó, sólo que viene de una cultura que hoy en día en el mundo real es más retrograda que la presbiteriana de comic de hace 30 años. Así que básicamente se pasa el tomo sintiendose culpable, atemorizada y extrañada por todo. Tiene potencial, pero de momento, sólo da pena. En cuanto a los poderes, son una variante de unos poderes clásicos, de esos que me temo que con el tiempo, distintos guionistas acabarán reduciendo a “lanza hielo y fuego”, como le pasó a Tempestad, que tenía basicamente los mismos.

A: Realmente, entiendo que lo acaben simplificando porque probablemente el poder complejo tendrá un par de situaciones en los que su uso sea óptimo para la resolución, pero seguramente en la mayoría de los casos será un rompehuevos de “y ahora qué busco para que ésta tipa haga falta”. Por el resto, no es nada nuevo en un mutante el sentimiento de autoodio, culpabilidad y rechazo y empieza a ser peligroso que en cinco números no la hayan sacado de aquí. Porque tarde o temprano tendrá que superarlo y entonces… ¿qué nos quedará?

P: Gabriel tiene unos poderes tipicos, pero les añade dos variantes que aunque se han visto en otros sitios, nunca para un personaje protagonista. Las consecuencias de sus poderes pueden ser muy interesantes. En cuanto a personalidad, es el más normal de todos, y de los más divertidos, aunque sutilmente se ve sus verdaderas motivaciones sobre porque hace determinadas cosas.

A: De momento es el personaje más atractivo, probablemente porque está siendo el más gracioso, aunque en esto se le ve un poco forzado. La relación que empieza a establecer con otro personaje puede traer cosas muy interesantes, sobre todo en recordarnos que hay determinada gente que por muy poderosa que sea, sigue siendo una adolescente y lo peligroso que es eso. Lo de los poderes de Gabriel a mí todavía no me ha quedado muy claro, pero entiendo que esas derivaciones podrán ser exploradas y ser útiles en otra ocasión.

P: Laurie (¿no es la tercera nueva mutante con ese nombre en esta década? Ya puestos, ¿no es la tercera mutante azul y pelirroja que tenemos? Cuanta originalidad, Fraction) es el típico personaje de personalidad A, responsable hasta el extremo y que le da mil vueltas a todo, y por eso es una buena narradora para empezar. Por otro lado, sus rasgos de personalidad están muy vistos, incluido el ser una enciclopedia andante sobre superhéroes, pero los diálogos e interacción están hechos con suficiente gracia que se compensa. Eso si, los poderes son los menos originales, y el diseño es un poco feo.

A: El diseño: ya visto. Poderes: ya vistos. Personalidad: ya vista. Se salva porque es útil para servir como engranaje entre los demás personajes y para empezar a dar imagen de grandeza e impresión a los eventos (como lo que hacía Busiek tan ostentosamente con Justicia en los Vengadores).

P: Por supuesto, el centro de la serie es Hope, aunque el tiempo esté repartido entre todos los personajes. Y han hecho de Hope un personaje muy sólido, quedando claro que es hija de Cable sin que sea una copia suya en miniatura, usando el hecho de que viene de un futuro post-apocaliptico sin que la defina del todo, teniendo siempre en cuenta la carga que tiene como futura mesias sin tenerla agonizando sobre ello, y manteniendo el equilibrio entre responsabilidad y desobediencia que puedes esperar de alguien de su edad y personalidad en la situación en la que está.

A: Evidentemente, Hope se sabe muy importante y quiere ir de líder y arrasar con todo. El problema es que es joven, inexperta y está bastante desubicada. Así que por mucho que quiera ir a su bola necesita ayuda y apoyo. De ahí el equilibrio. Es una chica que va a por todas pero que no sabe cómo hacerlo.

P: Todo esto queda muy claro en la primera historia. Es una de esas donde los veteranos quieren solucionar la situación y dejan a los chavales apartados del peligro, pero los protagonistas hacen caso omiso y acaban salvando el día. La gracia es que pasa dos veces, primero la Patrulla-X a Hope, luego Hope a las luces. En cualquier caso, la escenas donde Hope se hace cargo definen muy bien lo que hace especial a Hope, y no es necesariamente sus poderes (aunque también se usan bien). Y las escenas de acción se hacen muy divertidas, sobre todo por las reacciones que tienen algunos protagonistas (Gabriel, Laurie, Teon y Logan, principalmente) durante el combate, completamente fuera de lugar, pero desternillantes.
Los otros dos números del tomo son mejores, transcurren enteramente en Utopía, y están centrados en los personajes, haciendo un gran trabajo de desarrollo. El primero es sobre todo explicarnos todo lo que hacía falta explicar sobre los protas, el segundo es verles estableciendose en sus nuevas vidas e interactuando con demás personajes de la isla mutante. El análisis del Dr. Némesis de los poderes de los protas, no sólo deja claro todo lo que necesario sobre los poderes mejor que un Handbook, como siempre que sale Nemesis, es para partirse de risa. Mientras que la escena con Emma, aparte de establecer de una vez que a los mutantes adolescentes todavía les dan clases, establece lo que distingue a estos protas del resto de alumnos. De momento es ambiguo, pero está claro que Hope tiene más influencia sobre ellos que simplemente gratitud por haberlos salvado, y tiene que ver con todo el rollo mesiánico. Los paralelismos con los apóstoles son sutiles, pero evidentes. Igualmente, hay una escena que deja claro que es una nueva generación, pues aparecen Xavier y Magneto, y queda claro que su manera de ver las cosas está muy desfasada. Pero también que Magneto es más listo y está sabiendo como adaptarse mejor, lo que es más peligroso.

A: Coincido en que son mucho mejores los dos últimos. La primera historia está totalmente lastrada por lo poco comprensible del personaje de Kenji: ni se entiende lo que hace con los poderes, ni lo que pretende ni el contraataque de Hope. A partir de la llega a Utopía hay muy buenos momentos en las interacciones con Cíclope, con la Reina Blanca o con Xavier (a mi que Magneto vuelva a ser colega de todos sin más sigue resultándome demasiado bizarra). Pero la reflexión que Hope hace a Xavier es de lo más interesante y aplica muy bien el cómo afecta todo lo que ha ido pasando estos años al viejo conflicto sobre la relación entre humanos y mutantes. Es una vuelta de tuerca que hace años que necesitaba ser hecha.

P: Bueno, realmente, nadie se fia de Magneto excepto Xavier (que era amigo suyo y se perdonaron en Legado, aparte de que sería hipocrita no hacerlo) y Hope, que no le ha conocido como villano desquiciado. Los demás únicamente le toleran porque Ciclope le ha ofrecido amnistía y le ha salvado la vida a Kitty.
El dibujo es de Salva Espín, y me alegro de que le hayan dado una serie con más futuro después de que le cancelaran Exiliados. Tiene un estilo muy moderno, lo que le pega a la serie, haciendo unos protagonistas muy animados y divertidos, pero sabiendo caracterizarlos bien, y distinguir bien entre adolescentes y adultos. Y los efectos de los poderes, sobre todo los de Kenji, son muy buenos. El último número lo dibuja el dibujante de relleno extraordinario y viejo colega de Gillen, Jamie McKelvie, y es tan bien muy bueno. Algo menos de vis cómica, pero más atractivo.

A: Este último tiene caras más manga pero me gusta bastante más que Espín, que tiene un trazo a veces demasiado sencillo, casi infantil. Quedan escenas un poco soft para estar en medio de una super batalla. Y los efectos de Kenji pueden estar currados pero el diseño global es especialmente feo y repugnante.

P: Se trata de ser feo y repugnante a propósito. Es una traducción bastante fiel de sus inspiraciones.
Una serie y unos protagonistas con mucho potencial, sobre todo si sigue por el camino del final del tomo y no del principio. Se nota bien pensado y es bastante divertido, al menos, y demuestra que Gillen es un gran hallazgo para Marvel y que la línea de mutantes está cada vez mejor encauzada. Muy Recomendado (9)

Lobezno Oscuro: Imperio

Como parte del relanzamiento de las series de Lobezno, aquí empieza la nueva serie de su hijo, dejando de tener la numeración de su padre, para empezar a tener la suya propia, lo cual es apropiado para el tema principal de la serie, por cierto. En el original, la serie se llama Daken: Lobezno Oscuro, porque aunque Daken no es un nombre muy bueno, es mucho mejor que la tontería de Lobezno Oscuro, y así pueden empezar a mover Daken como marca registrada propia y no como un derivado. Pero aquí, nos quedamos con el título tonto enteramente. Los guionistas son los mismos que la otra vez, Way y Liu, asi que es la misma serie a todos los efectos.

El problema es que hasta ahora, Daken había estado de enemigo de su padre, en Orígenes, o suplantando a su padre como el Lobezno de los Vengadores de Osborn, durante Reinado Oscuro, pero con ambas cosas terminadas, tiene que buscarse una dirección y razón de ser sin depender de otros. Eso es un problema, porque el personaje tiene más bien poco. Así que la serie tiene que dedicarse a Daken buscandose un objetivo en la vida, que es una manera de hacer del defecto una virtud. El problema es que, al menos en este tomo, no llega a mucho.

Primero tenemos dos números que son los últimos del volumen anterior (si te preguntas donde están los otros dos números que faltan, eran un crossover con Castigador y están en su último tomo, pero no te pierdes absolutamente nada), y van de establecer bastante bien la mentalidad y manera de ser de Daken, sin necesidad de recurrir a otros personajes. Son una buena presentación del personaje, y están bien al principio del tomo, mejor que el verdadero nº1, el problema es que son un poco redundantes. La idea es que Daken se cree totalmente superior al resto de la humanidad, no necesariamente por sus poderes (que es donde tendría algo de razón, siendo efectivamente inmortal) sino porque es un manipulador amoral. Ya sabes, es uno de esos cretinos inmaduros que se creen mejores por no tener moral, existen realmente, aunque no son tan exagerados. Al menos presentarnos una serie desde el punto de vista del personaje es original, y nos mete bien en su cabeza. El problema es que no va a ninguna parte. Daken hace de las suyas, creyendose mejor y manipulando, pero termina exactamente donde está. Hay una ligera corriente de que puede que se de cuenta de que esto no es del todo satisfactorio, pero ya está. Al cabo de un rato ya lo has pillado, y entonces sigue. Por cierto, aunque está bien que haya un personaje que es bisexual sin más complicaciones, estaría mejor si no cumpliera el cliché de ser un depravado.

Después empieza la nueva serie, y lo hace conectando con lo de Lobezno Se Va al Infierno. No, no se refiere a cuando el Loeb escribió la serie, lo dice literalmente, se refiere a la saga actual de Lobezno, que han extendido a toda la familia de series, para darle un empujón común a todas. Y en este caso, es una equivocación. Porque lo único que hace es invitar comparaciones con su padre, y que se noten los parecidos y no las diferencias, y en general, no escapar de la idea de que es una copia y está a la sombra de su padre. Al final, se supone que el personaje acaba llegando a la conclusión de que precisamente tiene que evitar eso (y es un buen primer paso que haya conseguido un traje propio, aunque no sea gran cosa) pero de momento, es palabrería, y no lo muestra. Esa parte del tomo acaba siendo contar la cara B que no necesitabamos saber de la historia principal, con Daken y Mística dando vueltas alrededor de la historia principal sin conseguir nada.

El problema más grave es que Daken realmente no hace nada en esos números. Se los pasa teniendo diálogo y narración pretenciosa, creyendose mejor que nadie, pero no haciendo realmente nada. Se supone que tenemos que admirar lo guay que es, pero no hace nada para demostrarlo, mucho menos para que nos lo creamos, y acaba siendo intragable, más que otra cosa. Hay una idea interesante para la dirección del personaje al final de la segunda historia… y entonces se contradice en la tercera. Que vuelve a tener de invitados a los 4 Fantásticos, que ya estuvieron en el primer tomo, en una historia que desafiaba la credibilidad entonces, y lo hace aún más ahora. Aparentemente, pese a que es un psicópata y públicamente un villano, los 4F confian plenamente en él y le tratan como un amigo de toda la vida. Decir que es forzado y poco creible es quedarse corto. Todo el número entonces es los 4F siendo idiotas por fiarse de él, y Daken riendose de ellos a sus espaldas y manipulandolos. La idea podría ser divertida, pero está hecha de manera tan forzada que en vez de quedar Daken como admirable por engañarlos, los otros quedan como tontos. Y por supuesto, no va a ninguna parte, como todo en esta serie. (Los títulos de las sagas son igualmente de pretenciosos e inútiles. Primero tenemos Imperio Acto 1, partes 1 a 3, y luego tenemos Imperio Acto 2, parte 1, pese a que es un número suelto, y el tomo se acaba ahí)

El dibujo de los dos primeros números es de Mico Pierfederici, y es sólido, aunque no tenga mucho detalle. En la nueva serie, el dibujante es Giuseppe Camuncoli, y considerando que a la vez es el dibujante oficial de Hellblazer, debe ser uno de los dibujantes actuales más rápidos. Y aunque las figuras no siempre están tan acabadas como deberían, y cuesta acostumbrarse un poco al estilo (es similar a Calafiore, por ejemplo), está bastante bien a la hora de contar las cosas. Eso si, por mucho que se empeñen en decirnos que Daken es hermoso, el dibujo no coincide, aparte de que con ese diseño, es imposible serlo. Pero es parte de la idea de la serie de empeñarse en tratar de convencernos de cosas a base de repetirlas, en vez de mostrar algo.

La serie tiene más potencial de lo que parece en un principio, pero la ejecución sigue siendo bastante pobre en general. A ver si cuando se vaya Way mejora. Neutral (5)

Patrulla-X Origenes Nº3

Tercer y último tomo recopilando varios especiales que nos cuentan los orígenes de varios personajes de la Patrulla-X, aunque técnicamente, sólo uno de estos 3 es de la Patrulla-X, supongo que se refiere a la línea en general y no al grupo en concreto. Personalmente, sigo asombrado con que Panini haya traducido el título para plantearme más cosas. En este tomo en concreto, los especiales tienen un tema, todos son producto de algunas de las versiones de Arma-X y todas esas chorradas, aunque no todos están conectados con Lobezno. Como te puedes imaginar, los tres tienen orígenes de lo más complicado, a base de contradicciones y retcons, así que es una tarea difícil resumir la historia, y además contar algo que sea una historia de verdad, y no una colección de flashbacks en plan enciclopedia. Al menos los tres especiales se esfuerzan en que quede como una historia, aunque eso no significa que sea necesariamente buena. Y los tres están escritos por guionistas actualmente importantes para la línea.

Primero toca Lobezno, y francamente, contar el orígen del personaje en 22 páginas es una locura, se supone que acaban de dedicar una serie de 50 números sólo a eso. Obviamente, era innecesario darle tantas vueltas, y si quitas toda la morralla y detalles, no es tan, tan complicada. Lo que hace Chris Yost, que si no en otra cosa, puedes confiar en que se haya leido la mayoría de sus apariciones, es resumir únicamente lo más importante para entender al personaje. Así que la primera mitad del número es una serie de flashbacks a los puntos más importantes de la historia del personaje. Son cosas que se han visto muchísimas veces, pero no suele verse todo junto y la selección de lo que es importante está bien pensada. La segunda mitad es la historia propiamente dicha, y es expandir la historia de cómo se unió Logan a la Patrulla-X. (Ignorando un poco los retcons recientes en Orígenes, pero no se le puede culpar) Realmente, lo último que necesitaba esa historia es añadirle una pelea tonta contra soldados genéricos, que además no encaja con como nos muestran normalmente a Canada en Alpha Flight y demás, pero que se le va a hacer, Yost no da más de si, es lo mismo que hizo en el especial de Coloso. Al menos sirve para darle un final temático a la historia: Los flashbacks del principio nos cuentan como no ha encajado nunca, termina con el final feliz de que por fin ha encontrado un hogar. Muy simple, pero es algo. El dibujo de Mark Texeira está bastante bien.

El segundo, claro, es de Dientes de Sable, y han puesto a un buen guionista, Kieron Gillen. Es una historia que también va saltando de escena en escena, pero lo que hace es ir mostrando como se va formando una historia a través de cada salto. Prácticamente todo está sacado de historias y referencias anteriores, no metiendose en las partes más complicadas, si cogiendo lo importante de cada, y expandiendo cuando es necesario. Parte de una escena contando casi por primera vez su verdadero origen, cuando empezó a ser un psicópata asesino, que es un buen ejemplo de cómo hacer este tipo de cosas, dejando claro que es horrible, pero sólo mostrando lo estrictamente necesario. A partir de ahí, la historia se centra en su relación con Logan, partiendo desde su primer encuentro, y llegando hasta la primera vez que los vimos juntos, con Dientes de Sable visitando a Logan todos los años en su cumpleaños, que es un trozo de historia muy chulo que se había olvidado. Y lo bueno es que Gillen no sólo logra contar una historia totalmente coherente a partir de todos los retazos que ha recogido (la mayoría escritos por Larry Hama en los 90, y hay que decir que milagrosamente, logra hacer que la tontería heredada de que les borraran la memoria a mitad de historia, para corregir un fallo de continuidad, juegue a su favor), y decirnos todo lo que hace falta saber sobre Creed, hace que logre ser divertido. Si, es un maníaco homicida, pero cuando se le escribe bien, como en sus primeras apariciones, tiene estilo y una chulería graciosa con respecto a Lobezno, y Gillen hace que eso brille. Hacía muchísimos años que nadie escribía una buena historia sobre el personaje, pero mira lo que pasa cuando pones a un guionista bueno. El dibujo de Dan Panosian funciona bien, pese a ser caricaturesco, o quizá gracias a eso, porque le da un tono más ligero y divertido, y no el de creerse muy serio que suelen tener estas historias.

Por último, está el de Masacre, escrito por Duane Swierczynski, que se dedica a hacer miniseries y especiales del personaje porque no le dan ninguna de sus muchas series regulares. Y es, francamente, una tontería. Tienes que tomarte todo el especial completamente a cachondeo, porque sigue lógica de comedia tonta y no de historia creible. La idea es que quieren hacer una película sobre Masacre, y le preguntan su vida para usarla, y así vemos varias versiones de ella, lo que dice él, y lo que ponen en pantalla. Por supuesto, Masacre es un chiflado, así que no te puedes creer nada de lo que dice (entre otras cosas, es muy posible que ni él mismo sepa la verdad), así que el especial no sirve en absoluto como palabra definitiva de su origen. No sólo se salta muchas cosas, contradice directamente cosas establecidas, como su infancia y su padre. Y como historia, tampoco funciona, porque son un montón de tonterías y gags que no tienen mucha gracia, ni siquiera en los que se mete con Hollywood, porque son chistes demasiado obvios. Y la supuesta parte seria que está camuflada hasta el final no funciona en absoluto, porque es poco y tarde. El dibujo de Leandro Fernández, que solía ser serio y realista, se adapta bastante bien al estilo desmadrado de la historia, así que al menos tienes eso.

Dado lo enrevesados que son los orígenes de los protagonistas, este tomo tiene más interés que los anteriores, y la historia de Dientes de Sable vale bastante la pena. Una lástima que apenas valga media de lo demás. Neutral (6)

X-23: El Sueño de la Muerte

Terminando con el relanzamiento de las series de Lobezno, la tercera serie de la línea es una serie regular para X-23. Así que, efectivamente, ahora tenemos series regulares de Lobezno, Lobeznito y Lobeznita, como Superman en la Edad de Plata. Sólo falta una serie para la Novia de Lobezno, Melita Garner. Pero bueno, es una mejora con respecto a tener tres series dedicadas a Lobezno. Ciertamente, mejor tener esto que Lobezno: Orígenes.

El problema con darle una serie a X-23 es que no está nada claro que hacer con el personaje. Pese a lo poco original del personaje, no puedes ponerla en historias genéricas de Lobezno. Bueno, puedes, pero sólo en las más aburridas y tontas que sólo tengan en cuenta elementos superficiales como los poderes. Pero no tiene una dirección clara, una situación para darle historias. Todas sus historias centradas en ella, o han ido de su origen como sus dos miniseries, o de dar vueltas sobre elementos de su origen como New X-Men, o como no-personaje que sólo sirve para pegar garrazos como Fuerza-X. Ninguna de estas ideas sirve, por unos motivos u otros. Así que hay que buscar que dirección darle al personaje. La solución que le da Marjorie Liu (si, poca originalidad, porque también escribe la serie hermana, pero por otro lado, al menos aquí no tiene a Way, y tiene experiencia tratando de buscarle razones de ser a personajes que no la tienen) es hacer que la serie vaya también del personaje buscando su dirección en la vida, porque no la tiene, sobre todo ahora que han clausurado su encarnación de Fuerza-X. Es tan buen punto de partida como cualquiera.

El primer número del tomo, sin embargo, aún no se mete con eso, porque no es de la serie regular, sino de los especiales dedicados a personajes femeninos que sacaron el año pasado. (Ya es triste que haya que hacer especiales para eso en vez de ser algo normal) El especial va de tratar una parte de la historia de X-23 que llevaba sin mencionarse desde hacía años, su participación en NYX. Para el que no lo recuerde, el debut en comic de X-23 fue en una miniserie de Quesada sobre mutantes callejeros donde el personaje era reinventado como una prostituta adolescente automutilante casi autista. En que demonios pensaba Quesada cuando hizo eso, nadie lo sabe, pero no es que sea precisamente conocido por buenas ideas artísticas. Vale que de por si la idea del personaje era ridícula (no es que ello les impidiera usarla un poco después, cuando dejaron de creerse modernos y artisticos), pero transformarla en prostituta era aún peor, y no es de extrañar que no se hubiera mencionado desde entonces. La manera de Liu de llevar todo esto es simplemente tratarlo como un periodo oscuro en el pasado de Laura, y tenerla revisitando a los protas de aquella serie, que son lo único bueno que recuerda de esa época. Le da algo de emoción al reencuentro, aunque no presente mucho a los personajes, precisamente porque están más por lo que representan para ella que lo que son de por si (que tampoco era gran cosa).

El resto del especial es, como puedes esperarte por el título del tomo, mucha narración a base de floritura pseudogóticas pretenciosas. Por otro lado, es una serie protagonizada por una adolescente vestida de negro permanentemente deprimida que se automutila. No se me puede ocurrir una serie donde esas florituras queden más apropiadas. Igualmente, el enemigo en esta historia es un viejo personaje creado por Nicieza, y los villanos de Nicieza solían expresarse también de manera pretenciosa, así que es apropiado. Es un villano interesante, aunque difícil de usar. Aquí lo que hace es servir para abrir paso a la clase de preguntas que llevarán a cambiar de dirección en la serie regular, más que nada, aunque es de suponer que tanto él como los personajes de NYX acabarán apareciendo más adelante en la serie. Como prólogo a la serie, no está mal, aunque pasa demasiado tiempo en desvaríos. El dibujo es en parte de Nuno Alves, que es similar al que tenía NYX pero peor, y en parte de Filipe Andrades, que es una especie de minimalismo casi abstracto que le pega a la historia, aunque quede casi como tomadura de pelo.

La serie regular empieza bastante bien, con un buen primer número que tiene a X-23 viviendo en Utopía, pero siendo incapaz de encajar realmente. Hay interacción muy buena con varios personajes. Con Infernal, viendo como ha quedado su posible relación desde que mutilaron al pobre. Con los demás estudiantes. (Aunque hay una escena un poco extraña donde hay estudiantes sin identificar que parece que han salido de la nada, no se si es que los autores no saben que los mutantes están contados). Con Cíclope. Y sobre todo, con Lobezno, y justamente, le echan en cara el hecho de lo primero que haya hecho al conocer a su pseudo-hija adolescente es meterla en un escuadrón de la muerte. (La verdad, deberían explorar en cuanto antes el hecho de que Logan, por mucha afición que tenga a hacer de mentor a chicas adolescentes, cuando realmente tiene la responsabilidad de ser el padre de una, lo hace fatal, mira no sólo a X-23, sino a Amiko) Es una buena introducción al personaje, a su dilema, y su conexión con el resto de personajes.

El siguiente número, como pasa con Daken, es enlazar la historia con la saga actual de Lobezno, pero a diferencia de Daken, está bien usado. Básicamente, es X-23 enfrentandose al Lobezno poseido demoníacamente. Lo bueno es que no es simplemente una pelea para rellenar, sino que sirve como la excusa para alejar a la protagonista de Lobezno y de Utopía, que es, francamente, lo mejor que podían hacer. Si la tienes cerca de Lobezno, queda demasiado como Lobezno Jr. Alejandola, puede buscarse su propia identidad, que es presumiblemente de lo que va la serie. Y si la excusa es algo forzada, al menos muestra bien como de traicionada y harta se siente Laura.

A partir de ahí, es tener a la protagonista buscandose la vida alejada del ambiente familiar. Curiosamente, Liu no la tiene sola, sino que le pone de nuevo mentor a Gambito. No parece una elección demasiado obvia, no tienen un pasado común, y Gambito no tiene mucha experiencia como mentor. Por otro lado, algo si que tiene, supongo que se identifica con ella porque ambos son personajes algo ambiguos de pasado oscuro, lado oscuro y un poco marginados incluso en la Patrulla-X, y ya puestos, Gambito estuvo casado con alguien entrenada para ser una asesina de pequeña, aunque sea algo que nunca han llegado a explorar. Hacen un buen equipo, porque sirve para que ambos se olviden de los pasados tan engorrosos y pesados que tienen, y en vez de eso, tenerles en papeles nuevos para ambos: Él como mentor pícaro, ella teniendo alguien que le da consejos pero que no le ordena cosas ni le da lecciones. Es una buena dinámica, y no se explora mal. Hay un número al final que casi no tiene argumento, es sólo ver como interactuan, con un argumento excusa que les dirige a la aventura del próximo tomo, que es divertido, aunque muy simple.

La aventura principal donde se meten sirve para tratar los temas básicos del orígen de X-23 (experimentos genéticos, crear vida como herramientas para los creadores y no como entidades con alma, abuso de niños sin hogar, etc…) pero sin volver a las tonterías de los proyectos de armas-x. En vez de eso, se utiliza una tontería distinta, a Mr. Siniestro, continuando con lo que hizo Carey en Legado, pero por un sitio nuevo. Al menos hace algo nuevo y diferente con un personaje y una idea que no son muy buenos. Pero se estira mucho, se da mucha vuelta, y al final acaba afectando a los protagonistas más bien poco. Y así es todo el tomo, algunas ideas interesantes, se esfuerza en hacer algo viable de la protagonista, que al menos cae bien aunque no tenga mucha personalidad, pero los argumentos son muy básicos, y no sobresale por ningún sitio.

El dibujo es principalmente de Will Conrad, que sobre todo ha hecho suplencias hasta ahora, y es competente, aunque sin mucha personalidad, ni detalle, y se nota que está muy ayudado por el color, y los trazos no dan mucho de si. David Lopez le ayuda en algunos números, y se nota una diferencia enorme. El último capítulo lo hace Sana Takeda, que estaba en Ms Marvel, y al menos tiene más personalidad y es más sólido, aunque la personalidad no queda necesariamente bien. Es más cuestión de gusto, supongo.

Esto es más de lo que se podía esperar del personaje, más o menos justifica su existencia, y supongo que sus fans, si es que los hay, estarán contentos, aunque no es suficiente para convencer a los demás. Neutral (6)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Masacre Corps: Masacrepocalipsis Now: Prefiero comermelo crudo a terminar de leermelo. Evitar a toda costa (1)

Punisher MAX: Bullseye: Similar al tomo anterior, pero centrado en un combate psicológico de thriller entre las versiones de Bullseye y el Castigador. Recomendado (8)

Punisher vs Universo Marvel: Castigador contra Marvel Zombies sin gracia, o contra versiones idiotas de personajes Marvel con aún menos gracia. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la semana que viene, esta vez si, con Vengadores Muertos durante la Guerra del Caos, con décadas de historia entre Spiderman y los 4F, con el crossover entre Ojo de Halcón y Viuda Negra, y aventuras espaciales en Astonishing Thor. Y alguna cosa más, probablemente. Saludos desgarrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: