Criticas Reconstructivas: Semana del 31 de Octubre al 6 de Noviembre

10 noviembre, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas críticas. Esta semana, comienza noviembre, que parece ser que va a ser un mes un poco más relajado. Para empezar, tenemos los comics mensuales de Panini. O parte de ellos, porque siguiendo la política de Panini de alternar meses, si el mes pasado vinieron todos de golpe, esta semana han llegado sólo la mitad, al menos aquí. Y también un tomo que faltaba del mes pasado, por alguna razón. (Y aún hay otro que falta, Scarlet, si no recuerdo mal) Aparte, llegaron cosas de Planeta, pero las dejamos para la semana que viene, con la excepción de las series regulares de Superman y Batman (que por alguna razón, vino la semana pasada).
En cualquier caso, tenemos el comienzo de la gran saga Marvel de este año (o mejor dicho, el año que viene), Miedo Encarnado. Más o menos, lo explico en la reseña correspondiente. Lo más interesante de la edición es que viene un checklist completo del crossover, lo cual significa que en Panini ya tienen planeadas las cosas hasta el verano que viene, lo que es impresionante. Que diferencia con sus predecesores, y con su competencia. La edición parece bastante sensata, y en principio van a publicar todo menos una miniserie muy tangencial.
Por lo demás, las reseñas son todas de personajes individuales que han tenido películas con secuela, los únicos hasta ahora, si no me equivoco. Dos de esos números son de los punto 1 que ya hemos mencionado otras veces. Y curiosamente, esta semana hay dos comics con funerales silenciosos. Y vuelve a haber, creo, más números de 40 páginas que de 20, hemos vuelto a 2005. Pero con mejor nivel.
Cambiando de tema, como ya dije en el foro la semana pasada, el servidor que aloja los podcasts del Cuarto Muro se va a dar de baja a final de mes. Afortunadamente, he encontrado un nuevo servidor, Mixcloud. Así que a partir de esta semana, los podcasts irán en una nueva dirección, que parece incluso más cómoda y eficaz. Ya me direis. La idea sería ir pasando los podcasts viejos a ese nuevo servidor también, porque se borrarán del viejo en breve, pero francamente, ¿a alguien le interesan? Porque es bastante trabajo. Por si acaso, descargaoslos si os interesa tenerlos, porque las Retrocriticas y quizá las reseñas las acabe subiendo, pero los comentarios del Previews antiguos seguro que no.
Y aunque sugerencias para nuevo servidor de podcasts recibí alguna, lo que no he recibido han sido propuestas para un nuevo servidor para el Cuarto Muro en general, para poder actualizarlo. Alternativamente, también acepto sugerencias sobre como arreglar la versión actual de WordPress para que tenga un archivo como la antigua página, donde se pueda buscar todo fácilmente.

Mientras espero ayuda de este estilo, tenemos esta semana:

Asombroso Spiderman Nº61

Tres números de Spiderman este mes, para no cortar historias a medias, aunque eso signifique volver a llevar ventaja a las demás series regulares. Bueno, realmente, lleva también la historia de complemento del último número del mes pasado, porque va de lo mismo que el primero de este mes, que es el número 654.1, de la iniciativa ya mencionada de números de acceso fácil a nuevos lectores.

La cosa es que esa no es una historia de Spiderman. Es un número de presentación, si, pero del nuevo Veneno. Que tendrá serie propia en breve, aunque con un equipo creativo completamente distinto. Esta historia tiene el equipo creativo habitual de esta serie, Slott y Ramos, pero descontando una intervención muy breve, Spiderman ni aparece. En vez de eso, el número entero va de presentarnos al nuevo Veneno, su situación, su premisa, y su primera misión, como ejemplo de aventura estándar. Y es una gran idea para el personaje, la mejor encarnación hasta ahora del personaje con diferencia, al menos si va a ser un protagonista y no un antagonista esporádico. Esta vez es un secundario importante de la serie, con mucha historia y potencial, pero cuya dirección reciente le había dejado un poco estancado. Convertirle en Veneno, en vez de revertir las cosas a como eran antes, le da una nueva dirección a ambos personajes, usando acontecimientos recientes para darle tanto beneficios como pegas al nuevo emparejamiento de humano y alienigena. La nueva dirección como agente secreto le pega sorprendentemente bien al personaje, en poderes y manera de actuar, y tiene muchas posibilidades. Y la dinámica con Spiderman es un giro curioso con respecto a dinámicas anteriores similares, además de tener la gracia de que ninguno sabe la identidad secreta del otro, y tienen un personaje en común que no sabe ninguna de las dos. Es una gran idea, otra más de la nueva dirección de Spiderman.

El número de presentación sería difícil hacerlo mal teniendo una buena premisa, y lo hace bien de sobra. Presenta todo lo que necesitas saber de este Veneno, nuevo y viejo. Presenta su nueva plantilla de secundarios, que dejan una buena primera impresión, siendo tipos de personaje básicos, pero bien hechos. La misión es una buena mezcla de historia de espías con elementos de Marvel. Los poderes de Veneno están muy bien usados. Se explota bien la gracia del personaje en su identidad secreta, de los elementos de historias de espías, y de la gracia de Veneno como bestia loca exagerada con muchos dientes. (Como era de esperar, Slott hasta le saca humor) Hay un par de giros originales. Y se plantean ideas para futuras historias que dan ganas de leer la nueva serie. Es un episodio piloto perfecto, siendo el primero que cumple perfectamente con el cometido de los punto 1 y como historia. Lástima que no sea un número de Spiderman, sino un Veneno nº0.1. En cuanto al dibujo, Ramos hace un buen Veneno, pero es significativamente peor en los personajes normales, y la acción sólo le sale clara a veces. Es una lástima que sigan empeñados con él, la comparación con Paulo Siquiera en el prólogo es brutal, es mucho peor. En cualquier caso, aunque es comprensible presentar una nueva serie en otra más popular, puede resultar un poco tomadura de pelo el meter esta preview en Spiderman. Y decepcionante si el nuevo equipo creativo no está a la considerable altura de este.

Los otros dos números ya continuan la historia de Spiderman en marcha, con el tema central de la muerte y como vivirla. Que es terriblemente apropiado para Spiderman, claro, y más ahora. Slott dijo que el primero de estos números es del que más orgulloso está en toda su carrera, y aunque no se si será el mejor, desde luego es impresionante. Parte del número es el funeral del personaje que murió el mes pasado, completamente silencioso, y está tremendamente bien hecho. Es impresionante la cantidad de cosas que dicen sin decir nada, y como lo hacen de impactante. Podrían darle lecciones a casi todos los que colaboraron en el mes silencioso de hace 10 años. Después se pasa a una pesadilla de Peter donde le da vueltas a las distintas ideas asociadas a la muerte: Se le pasean todos sus muertos, que lejos de ser los tres típicos de siempre, va mucho más allá, incluyendo una página doble que quita el aliento donde aparece reconociblemente todo aquel que se le ha muerto a lo largo de su historia, algunos con cosas interesantes que decir. (En un bonito detalle, el texto español del final anota todos los personajes) A partir de ahí, se va a cosas menos obvias, tratando todo tipo de temas sobre matar y morir, responsabilidad y heroismo, a base de mencionar y usar todo tipo de experiencias (lease, historias) pasadas del personaje. Pero lejos de ser simplemente un desfile de referencias e ideas, es una historia con una dirección muy clara, que lleva a un gran final donde se presenta una nueva dirección para Spiderman, que es un momento sensacional… que contrasta perfectamente con el debut en la siguiente página de un nuevo villano. Todo el número tiene un gran uso de transiciones de escena, cosa que no suele hacerse, pero esa es la mejor.

El siguiente número va de ver como Spiderman se enfrenta al nuevo villano, mientras trata de cumplir su nueva misión. El villano quizá no tenga pies para ser recurrente, pero para esta historia en concreto es perfecto. Es de un nivel de amenaza suficiente para Spiderman en solitario, pero tiene unas complicaciones que hacen que resulte especialmente difícil. Lo mejor es como interactua con la nueva misión de Spidey, manteniendose un buen equilibrio entre inspiracional y quijotesca, y el propio comic deja la ambigüedad, con un final triunfal muy bueno, pero dejandose claro que puede no funcionar a la larga en absoluto y que sea sólo una neura más. Es una gran idea, en cualquier caso, y se puede confiar en Slott en que llegue a una conclusión en vez de olvidarse. Además, el número también hace gran uso y avance de otros elementos recientes como la pérdida de poderes de Spiderman, el trabajo en Horizon, los nuevos trajes y el Alcalde Jameson y sus circunstancias. Ciertamente, es para quitarse el sombrero.

Cosa que es en parte debido al dibujo de Marcos Martín, que continua en la serie, al menos de momento. Estos dos números no serían tan buenos sin él, sobre todo el primero, donde se nota su maestría con los personajes y las expresiones en el funeral y en los sueños. Pero también es muy bueno en cosas más normales en el segundo número, como unas grandes secuencias de acción. Al estilo quizá cueste acostumbrarse un poco al principio, pero por otro lado, eso es en parte al parecido con el que tenía Ditko, lo que le hace más apropiado si cabe. Eso si, que explique porque uno de los nuevos diseños se parece tanto al de Ronin sin venir a cuento. Y para que el número lleve a la trinidad de dibujantes oficiales de esta etapa de Spiderman, el número punto 1 lleva un vistazo a lo que pasará en próximos números, dibujado por Casselli. Es una gran mezcla de jugar con elementos ya introducidos y algunas sorpresas, que queda muy intrigante. Buen trabajo.

Para terminar, toca el penúltimo número de la miniserie de Osborn. A estas alturas, el grupito de villanos que debutaron al principio prácticamente se confunde con el fondo (y es una pena, porque lo poco que hacen es divertido, pero aportan más bien poco… quizá quede más claro que pintan más adelante), y va más de los tejemanejes de Osborn tratando de escapar de la cárcel. (Que se suponía que no iba a hacer, pero bueno) Hay un conflicto interesante con Norah Winters, que está bien usada, y un tema recurrente sobre la fe que funciona bastante bien. Si algo de esto irá a alguna parte, está por ver, pero de momento es interesante. El dibujo de Rios está bien, dentro de su estilo, y es curioso como hace un Osborn parecido a William Defoe, pero sin copiarle.

Sigue siendo una de las mejores series de Marvel, y una de las mejores versiones de todo lo implicado. Muy Recomendado (10)

Batman Nº53

P: Aqui continua el Batman y Robin sin Morrison, y como todo en DC en este momento, es un follón. Es decir, continuar la serie sin su creador tiene sentido, aunque no esté a la altura, porque al menos tiene una dinámica distinta que las otras series. (Aunque bien podrían haber puesto este contenido en alguna de las otras series de Batman redundantes entre si, como Batman a secas)
En principio iban a seguir con sagas de tres números, por el equipo creativo anterior de GLC, Peter Tomasi y Patrick Gleason, pero se ve que aún estaban ocupados con el Dia Mas Brillante, así que su primera saga se retrasó y tuvieron que posponerla, y poner una saga antes, de Paul Cornell y Scott McDaniel. Pero después no continuaron, sino que siguieron alternando otros autores, por lo menos hasta el relanzamiento, donde si se quedarán fijos. Para más complicación, en Planeta han decidido poner antes la saga de Tomasi que la de Cornell, de manera que hemos visto antes los nº20-22 que los 19-21. Parece absurdo, pero leyendo las sagas seguidas, empieza a tener sentido. La saga de Gleason presentaba mejor el status quo actual, así que como están pensadas para ser intercambiables, queda mejor así.
Lo cual no quiere decir que la primera saga fuera buena. Como ya he dicho, son sagas intercambiables. Después de meses de Morrison que tenía una dirección clara, estas sagas parecen historias de relleno (que, de hecho, son, al menos la de Cornell), aunque Tomasi al menos intentara escribir claramente una historia de presentación.

A: Yo creo que las dos por lo menos presentan nuevos villanos un poco originales. Pero bueno, de la de Cornell de momento solo vemos la presentación, y estirada de una forma un poco farragosa. La de Tomasi plantea el desenlace de un personaje que tiene una premisa bastante interesante. Aunque claro, uno desea que al Caballero Blanco lo hubiese pillado Morrison. Hubiese aprovechado mucho más su potencial y siendo mucho más sutil. Caballero Blanco mola al verlo, pero Tomasi consigue desactivar rápidamente su encanto.

P: Si, hay que concederle a ambos que están siguiendo la estela de la serie de crear villanos nuevos, y además, originales y raros. Lo cual es muy de agradecer, en una franquicia donde lo normal, sobre todo en relleno, es reciclar los mismos villanos de siempre. (Hola, Tony Daniel) El Caballero Blanco tiene dos cosas a su favor: Un diseño original, elegante y memorable. Y un modus operandi también original. Que no tienen nada que ver el uno con el otro, y el diseño no pega demasiado con el tono de los demás villanos, pero quizá sea intencionado. Sus motivaciones y su manía personal están suficientemente bien como para que no se haga aburrido, aunque está por ver si tiene suficiente idea como para volverse un villano recurrente.

A: Morrison hubiese jugado mucho más con una dicotomía que salta mucho a la vista. Batman es el Caballero Oscuro, pero su modo de actuar es limpio, mientras que el Caballero Blanco, aunque va enfundado en esa retórica, realmente funciona con métodos muy oscuros y sombríos. Por otro lado, la forma en la que actúa yo creo que le desactiva como villano recurrente. Lo que hace no se puede hacer infinitas veces, primero porque dejaria de tener gracia, segundo porque dejaría de tener sentido argumental. Los afectados tendrían que estar prevenidos ante ellas.

P: Al final, de todas maneras, la historia sigue la fórmula habitual de “cometer crimenes, despues de unos cuantos intentos sin pillarle, Batman descubre la idea genial, y le detiene durante el último gran crimen”, con el añadido tópico extra de que transcurre en Arkham. Aún así, es una pelea final, y un uso de los demás villanos decente. Aunque lo más impresionante es lo que no pasa. Si bien hay muchas muertes en la saga (si, eso no tiene sentido que se repita, pero se puede modificar en próximas historias si es necesario), lo que falta es lo que sobraba en la historia del Detective Marciano de estos dos: Los destripamientos gratuitos. Aquí las muertes no van acompañadas de visceras, y todas tienen importancia. Así que queda más impactante, y mucho menos estúpido. A ver si aprenden de la experiencia.
De todas maneras, el problema gordo de Tomasi es el mismo que tenía cuando ya escribió a los personajes en la Noche Más Oscura, y es que no tiene ni idea de escribir a Robin. Con Morrison, Damian es serio, formal, sólo habla cuando tiene que algo que decir, y aunque es violento y tosco, sólo cuando es necesario. Aquí, con Tomasi, es todo lo contrario: Se pasa todo el rato soltando puyas “graciosas”, siempre está hablando sobre lo que disfruta de la violencia, y hasta hace referencias a cultura popular. Es como si Tomasi no hubiera leido nada del personaje, o tuviera algún problema de comprensión que le hace leer una cosa, y entender la contraria. Pero el resultado es que en vez del personaje de éxito que tiene que escribir, trata de hacerle una mezcla entre su Guy Gardner, y un mini-Lobezno, que es lo más obvio, facilón y tonto que podría hacer. Ojalá sea una excepción y no la regla. Pero dado que va a ser su guionista principal más adelante, no tengo mucha confianza.

A: No sólo no llega a la altura del Damian de Morrison, sino que en general hace un muy mal Robin, de los menos interesantes. Niñato listillo, nada entrañable y nada especial.

P: El dibujo de Gleason si que es una maravilla. El diseño del Caballero Blanco, como hemos dicho, es muy vistoso. Unido a eso, se hacen unos juegos de luces y sombras que están muy bien. En general, toda la acción es vistosa e imaginativa, con mucha energía. Es lo que salva la historia de ser olvidable.

A: Pues probablemente. Muy buenas las expresiones faciales, y muy bien pillados todos los villanos de Arkham, les ha cogido el punto a todos.

P: La otra historia fue escrita rápidamente por Paul Cornell, y se nota, ya que no está a la altura de sus otros trabajos. (Ojalá publicaran aquí su miniserie de Caballero y Escudera, la diferencia es abismal) Vale que es un número de presentación, pero hay muy poquito material interesante aquí, en caracterización, acción o ideas. El diálogo no tiene su chispa habitual.
Hay una idea decente aquí, que es ver que pasa con las muchas mujeres que Bruce Wayne se liga como parte de su tapadera de playboy. Esa es una parte constante del personaje a la que rara vez se le ha prestado atención. La pena es que aquí, al menos de momento, sólo se usa como punto de partida para presentar al villano nuevo de la historia. (Es una pena, porque es un tema que se podría explorar más. Es decir, si se acuesta con todas, debería ver como soluciona el posible problema de vulnerabilidad y exposición cada vez. Y si no, debería verse que pasa cuando se empiezan a dar cuenta de está escondiendo algo, de que es una tapadera, y empezarían los rumores. Por ejemplo)
En cualquier caso, el nuevo villano parece tener una personalidad bastante típica, y no de las buenas. Tiene una idea visual también memorable, eso si, siguiendo con las raices raras de los villanos del personaje. Pero aparte de eso, se lee más como un número de relleno de Batman que como un comic de Cornell, me temo. Al menos sabe escribir a Damian, que sólo habla cuando tiene que hablar.

A: Tampoco es que en este número haga nada memorable. Ni Damian ni nadie, por otra parte. Lo único mínimamente interesante es el cliffhanger final. Tienes razón sin embargo en que habría que incidir más sobre las chicas de Bruce porque, realmente, es algo que siempre hemos dado por hecho porque se implica en escenas sin diálogo y tal pero… ¿alguien se imagina al Bruce paranoico y lacónico que todos conocemos jugueteando en plan Hugh Hefner con tres fulanillas? Eso es algo que pega mucho con Tony Stark, con la Antorcha Humana…. con héroes que tienen una personalidad más abierta y mayor capacidad para la diversión y el hedonismo. Pero me gustaría ver un número de Batman con Bruce de marcha flirteando con sus grupis.

P: El dibujo es de Scott McDaniel, viejo conocido de la familia. Su punto fuerte siempre ha sido mostrar acrobacias en acción, pero desgraciadamente, de eso hay poco aquí. Así que se notan mucho más sus problemas de anatomía y de consistencia entre viñetas. Al menos no mete tantas rayitas como otras veces.

A: Buf, para mi ha sido una experiencia muy mala. Personajes y escenarios muy deformes y bastante caos narrativo. Prefiero no volver a encontrármelo.

P: Como era de esperar, la serie decae bastante sin Morrison. El resultado no es bueno, desde luego, la serie pasa a ser olvidable, pero podría ser peor. Neutral (5)

Iron Man Nº10

Dos números este mes, porque uno de ellos es el nº500.1, y es probablemente el único de todos esos números decimales que tiene el mismo equipo creativo que el resto de números de la serie regular, Matt Fraction y Salvador Larroca. Cosas de tener un dibujante rápido.

El número tiene una idea bastante buena para el resumen que piden en este tipo de números: Tener a Tony Stark en una reunión de Alcohólicos Anónimos. Ya se ha mencionado en alguna otra etapa que ha ido a este tipo de reuniones, pero está bien tenerle haciendolo como algo normal. Aparte de ser una buena excusa para hablar de su vida, es la clase de cosa que tiene sentido, porque la gente que realmente es alcohólica, lo es para siempre, aunque ya no beba. Es una manera mucho más lógica de usar el hecho de que Tony es alcohólico que las maneras típicas de comic malo, que sería tenerle recayendo, o atormentandose interiormente por la tentación. Además, encaja con la nueva dirección más humilde para el personaje. (Al menos parece ser una versión de AA que no tiene todas la religiosidad forzosa, porque dudo que lo hubiera tragado)

Así que tenerle hablando en la reunión sirve como excusa para contar su vida. Es un buen resumen de su vida, con narración que habla de lo importante, mientras que el dibujo va mostrandonos distintas escenas, la mayoría de ellas de comics pasados. Por supuesto, la narración le da sobre todo mucha importancia al tema del alcoholismo, pero es lógico dada la situación. Quizá no sea justo darle tanta importancia, porque resulta difícil de creer que Tony fuera un completo inutil cuando era joven, teniendo en cuenta que se sacó varias carreras y mejoró la empresa de su padre, o que fuera un irresponsable en sus primeros años de Iron Man antes de que le metieran retroactivamente el alcoholismo. Pero por otro lado, es su perspectiva, y dado todo lo que ha pasado, es normal que recuerde negativamente ciertas partes, sea humilde en otras, y piense que cosas que serían impresionantes para otros, para el fuera no llegar a cumplir todo su potencial. En general, está bastante bien, recapitulando historia, rindiendo homenaje a muchas etapas pasadas, y teniendo una narrativa de verdad, con un principio y un final, no simplemente una recapitulación de hechos. Tiene también un buen epílogo, llegando por fin las consecuencias de algo que pasó el año pasado, que además deja ver una de las conclusiones que ya se habían visto de toda la historia, supongo que intencionadamente, que de alguna manera, Tony ha pasado de una adicción a otra, aunque sea menos destructiva.

Así que si ya seguías la serie, aunque muchas cosas ya te las sabías, al menos las enfoca de manera medianamente interesante con alguna cosa nueva. ¿Y si eres un lector nuevo, que es supuestamente a quien van dirigidos estos números? Bueno, desde luego, te dice lo que necesitas saber sobre el personaje. La mayoría de imágenes que son referencias no se pillarán, pero no hace falta. (Aunque sería un comic donde quedarían bien unas anotaciones al final) El único problema es la escena del final, que hace referencia a algo que pasó hace meses, pero de manera tan oblicua, que es imposible de entender si no has leido los comics que menciona. Y está el hecho de que no sirve como vistazo a como es una historia normal en esta serie, a menos que la idea sea dejar claro que la serie es lenta y va de Stark hablando en vez de volando en armadura, en cuyo caso, acierta de pleno. El número, como otros, incluye al final un vistazo a futuras historias de la serie. En este caso, prácticamente todo parece completamente obvio, y no intriga particularmente, pero ya veremos.

El otro número comienza nueva saga, y parece que Fraction ha aprendido de la anterior lo que no hay que hacer. O simplemente, le está saliendo mejor. En vez de tener números y números de gente hablando donde no pasa nada, y la escala no impresiona, esto es todo lo contrario, la premisa se ha establecido a mitad del primer número, aún hay más giros antes de terminarlo, y las apuestas son mucho más altas y a la altura de la superciencia Marvel. Tiene también buena interacción entre series, porque la historia va de un duelo de genios entre Iron Man y el Doctor Octopus. Lo cual es lógico, ya que no sólo son ambos genios de la ingeniería, con la nueva dirección que la ha dado Slott al personaje (que se menciona en el número), tiene sentido que busque enfrentarse a Stark para demostrar que es tan listo como él. Bueno, la busqueda de respeto siempre la ha tenido, pero la idea nueva de Slott que aprovecha Fraction muy bien es que como ahora no tiene nada que perder, es mucho más siniestro y peligroso, bordeando lo suicida, en vez de ser el chiste que solía ser. Así, Octopus tiene un plan muy bueno, que es un verdadero reto para Tony Stark, no sólo para Iron Man, y el tira y afloja entre ellos está muy bien. Eso viene acompañado de un flashback a su primer encuentro antes de ser cyborgs, y es un buen contraste, ya que aunque ambos eran claramente personas distintas entonces, las diferencias entre ellos y su animosidad han seguido iguales. Esto ya es mucho más lo que uno podía pedir del Iron Man de Fraction.

El dibujo de Larroca es bastante mejor en el segundo que en el primer capítulo, ese debió de hacerlo con prisas. A veces los dibujos de los flashbacks son tan pobres que no se sabe bien que clase de personaje estás mirando, mucho menos que está haciendo. Quizá influya que muchas páginas tienen más de una docena de viñetas, cuando él está acostumbrado a dibujar a base de pin-ups. Pero en viñetas más amplias sigue no haciendo muy bien las caras. En el segundo capítulo, ya hace personajes más sólidos y definidos. Y aunque la acción al principio del confrontamiento sigue sin ser demasiado clara (cosa que Larroca no ha sido nunca), el cara a cara si lo hace bien, aprovecha bien el nuevo diseño de Ottavius, y la idea de la última página la realiza bien.

Un buen número para reengancharte a la serie si te aburriste con las pesadeces anteriores, ojalá siga en este plan. Recomendado (8)

Miedo Encarnado Nº0

Esto es el comienzo del gran crossover Marvel de 2011. O mejor dicho, el comienzo será el mes que viene, y esto es un prólogo. A diferencia de otros números cero de Panini, sin embargo, esto no es completamente una tomadura de pelo. Realmente, esto lleva un especial prólogo al crossover, que salió un mes antes en EEUU, que se llamaba El Libro de Cráneo. Por otro lado, tiene un equipo creativo completamente distinto del que tendrá la historia de verdad, no tiene a ninguno de los héroes, y termina cuando el villano encuentra la manera de empezar la historia, así que no es una parte importante del crossover ni por asomo. Para que te hagas una idea, es como si el Noche Más Oscura Nº0 hubiera tenido un equipo creativo distinto a los demás números y hubiera sido una historia donde Mano Negra encuentra el primer anillo negro, sólo que la mayor parte del especial es un flashback a una historia de la Liga de la Justicia original.

El guionista del especial es Ed Brubaker, y eso debería darte una idea de que es como un número de su Capitán America. Lo cual tiene sentido, porque está protagonizado por uno de los malos de su serie, Pecado, la nueva Craneo Rojo, que también va a ser una de las villanas principales de Miedo Encarnado. Así que el especial empieza y termina con ella y el Barón Zemo buscando uno de esas armas que el Craneo original fue dejando por ahí tiradas. Esa parte es divertida, un team-up interesante entre villanos (o entre villana y anti-villano ambiguo, como mencionan) con buena interacción entre ellos, aunque el papel de Zemo sea algo forzado. Pero la mayor parte del número no va de eso, sino que es un flashback a la Segunda Guerra Mundial, contando como Craneo encontró el objeto de marras. Donde, por supuesto, se enfrenta a los Invasores. Bueno, al Capitán America y a Namor, porque no tiene sentido usar personajes que no sean los que salen en montones de otros comics en un comic de Brubaker.

Así que esa parte es como todos los demás comics del Capitán America de Brubaker. Un villano de un solo rasgo de personalidad que nunca consigue nada, héroes que tampoco tienen mucho más, peleas sin ningun detalle interesante que se eternizan, un argumento de lo más simple, y sobre todo, un tono que se toma demasiado terriblemente en serio como para resultar divertido. Tiene algunos detalles buenos, todo hay que decirlo, mejor que la mayoría de las historias retro de la serie regular. Sobre todo las partes que van de contarnos los orígenes de la mitología del objeto que se busca. Le da una buena ambientación del supuesto ocultismo en el que parte de los nazis supuestamente estaban interesados, tétrica, con toques de misterio, y buenas ideas originales, como las revelaciones sobre el libro del título, y lo que pasa al final con el arma cuando la descubren. La verdad, está bien elegido todo esto, porque no sólo renueva un villano que estaba bastante gastado, encaja con esa misma mentalidad que tiene en la película, y al final, permite enlazar los dos personajes Marvel que han tenido película este año, que por lo que dejan claro, van a ser los protagonistas de la historia. El dibujo de este especial es de Scott Eaton, que hace impactantes algunas escenas, aunque las más complicadas sea difícil de ver exactamente como y donde transcurren. Así que no es mala historia al final, aunque de momento te da muy poca idea de que va a ir el crossover.

Pero da igual, porque para eso ya te llena Panini el comic de morralla. Como han hecho otras veces, la segunda mitad del comic son todo bocetos (nada que no puedas encontrar en interés, si estás interesado en cosas que vas a ver en su mayor parte), entrevistas (también en internet más a fondo, y ninguna dice nada particularmente interesante, además, hay autores mucho más divertidos de leer) y peor aún, previews de cosas que ya vas a ver en próximos números, y por tanto, tendrás repetidas si vas a seguir comprando la historia, como el 99,99% de los que compren esto. Una tomadura de pelo completa, vaya. Por la información que se puede ver, la historia no va a tener que ven con tramas previas como en los últimos años, y va a ser más convencional de buenos contra malos, pero por otro lado, no hay nada que parezca monumentalmente estúpido ni dependa de personajes actuando como idiotas, así que eso que tiene de mejora respecto a todos los grandes crossovers de la década anterior.

Así que tenemos una historia que no está mal, pero tiene poco que ver y es poco indicativa del resto de la saga. Y un montón de basura que da más información, pero la media no se hace que el especial sea más completo, sino lo contrario. Ojalá no sea un indicio de cómo va a ser la historia. Neutral (6)

Superman Nº54

P: Este comic anuncia, en el interior (como argumentista) y en la portada (como primer nombre en los créditos, dos puestos por encima del verdadero guionista) que está hecho por Joe Michael Straczynski. Bueno, se podría decir que JMS es responsable de este comic, en el mismo sentido en el que el crimen es responsable de la creación de Superman. Recordemos que JMS se comprometió a escribir esta serie durante un año. Recordemos también que ha hecho 4 números y se ha largado, demostrando una vez más que es un hombre de palabra y principios. Recordemos que su historia, hasta ahora, ha tenido un Superman quejica dedicandose a no hacer de superhéroe, en vez de eso, viajando por America para redescubrirla (signifique lo que signifique eso) a base de meterse en problemas “reales” de esos que tan bien se le dan a los superhéroes. Mezclando mensajes originales como “pegar a tus hijos es malo” con soluciones tan maravillosas, heroicas y profundas como echar a unos narcotraficantes de un barrio “y que otros se ocupen del problema cuando les toque” o decirle a inmigrantes alienigenas que lo siente, pero el planeta está lleno.

A: Bueno, visto ese contexto, toda la situación que se genera en este número no me parece tan terrible. Al principio hay una disyuntiva muy burda con una empresa que contamina y una Lois Lane completamente fuera de sí. Superman actúa como un completo imbécil y la solución que se arbitra para sacarle de ese trance es… como poco… RARA.

P: Esa es la gracia. Obviamente, para cualquiera que tenga algo de sentido común y sepa algo de Superman, las historias de Superman han sido abominables. Aquí es donde entra Chris Roberson, al que conocemos de la miniserie de Cenicienta (que también tiene una serie regular de Vertigo que no entiendo que no haya salido ya). En vez de seguir esa misma dirección, cosa que no piensa hacer porque no parece un idiota completo, o hacer un cambio radical, empieza con una historia que sigue en las mismas líneas que Straczynski: Hay un problema de “vida real”, obvio y típico. Superman se toma la justicia en sus manos, de manera que no arregla nada a la larga, y queda como un supercapullo. Y entonces, va un paso más allá en lo de ser un supercapullo y ser todo lo contrario de lo que debería ser. Con otro guionista, sería un poco más de lo mismo. Pero la gracia es que aquí alguien se da cuenta de que la situación no tiene sentido, y se lo echa en cara a Superman. Y entonces es cuando el comic admite que lo ha estado haciendo estos meses, y pega un giro radical de dirección. Es difícil que pensar del número, entonces. Por un lado, requiere un valor tremendo decir que tu predecesor más famoso escribía tan mal que nada de lo que pasaba era lo que parecía. Normalmente se tarda más tiempo en hacer esa clase de retcons. Pero en este caso, era necesario para que el personaje no perdiera toda la dignidad y se pudiera contar algo medio decente con la historia. Por otro lado, aunque sea para decir que la dirección hasta ahora ha sido una mierda, el número ha sido una mierda. Se entiende perfectamente porque lo ha hecho Roberson, y además demuestra que sabe cambiar de estilo, pero no quita haber leido un coñazo con un buen final.

A: Ahora me cambias de arriba a abajo el planteamiento porque claro, Roberson juega con basura heredada de la que tiene que librarse. En principio, todo parecían escenas totalmente ridículas encadenadas, con todos los personajes fuera de si.

P: Y entonces, se convierte en un comic de Grant Morrison. No es un insulto, es un homenaje deliberado al autor que mejor ha escrito al personaje en los últimos equiscientos años. La mezcla entre soltar conceptos de ciencia-ficción a tutiplen mezclados con guiños y homenajes a toda la historia de Superman, celebrando lo que significa y representa, está total y claramente sacada de la visión de Morrison del personaje, aún sin tener en cuenta que la idea básica es una que ya ha hecho similarmente en DC Un Millón y All-Star Superman. Y si no te dijeran quien ha escrito el comic, podrías confundirte y decir que es de Morrison, que es la mejor alabanza que se le puede dar a Roberson. Resume perfectamente la gracia de Superman: Imaginación e inspiración.

A: ¿En serio? ¿Esto es especialmente original? ¿El cuerpo de Capitanes Britania? ¿Planetas-héroe? No es que sean ideas manidas pero tampoco rompedoras. Y los personajes que aparecen no ofrecen tampoco nada llamativo. Y todo para “hacerle ver” a Superman su gran error, que corrige durante una epifanía en una tormenta. Pues hombre, no veo yo a Morrison haciendo algo exactamente así.

P: Dejando aparte que si, Morrison hizo cosas parecidas… la idea de la saga era que Superman no sentía que lo hacía importaba. ¿Como solucionarlo? Demostrando que claro que importa, porque no sólo inspira gente aquí y ahora, sino mucho más allá. ¿Que mejor manera de demostrar lo bueno de Superman que ha estado ausente estos meses? Y luego, está la parte de recordar todas las proezas cósmicas de la que es capaz Superman, a base de mostrarnos todas las que puede este grupo que ha inspirado, a base de hacer docenas de menciones a elementos de ciencia-ficción como si fuesen normales. Y cada miembro es un homenaje a una historia anterior distinta. Todo eso es muy Morrison.
Desgraciadamente, esa parte es sólo un trozo del número. Después hay que volver a la normalidad para un encuentro con Wonder Woman, que no sirve para nada y está únicamente porque en DC ya habían anunciado que aparecería antes de cambiar de guionista. Es una historia bastante vacia que no sirve para nada más que para recordarnos que el retcon actual de WW es mala idea. Al menos entre unas cosas y otras tenemos el retorno del Superman que hace de Superman, aunque sea en una escena muy típica. Pero se agradece después de números de andar, quejarse y pontificar.

A: Supongo que es volver a la normalidad. Pero me parece una normalidad muy pobre, al menos de momento.

P: El dibujo de Allan Goldman, que ya había hecho números de relleno antes, en la primera historia, tiene cosas de novato, pero al menos cumple lo básico. El de Barrows en la segunda ya tiene mejor acabado y más fuerza, y hace bastante chulo el cuartel general del grupo, aunque a veces las expresiones de los personajes se le vayan de las manos.

A: Gran, gran diferencia entre ambos. El del primer número es muy simplón, con unos trazos muy cutres y casi parece que hace una historia infantil. El del segundo, muy completo y con mucho más mérito por todo el contexto en el que tiene que desenvolverse.

P: Es lo que tiene tener mucha más experiencia.
Si algo se puede decir de este número, es que se ha acabado la pesadilla, y Superman ha recobrado el rumbo. Parece estar en manos de alguien que entiende al personaje y tiene buenas ideas. A ver si es capaz de arreglar lo que queda de saga. Recomendado (7)

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

Cuatro Fantasticos Nº46: Muy buen número silencioso de funeral, con las emociones necesarias, pero también más avances para el futuro. Buen dibujo, y prometedor. Muy Recomendado (9)

Furia: Pacificador: Historia de guerra de Ennis, nada que ver con Nick Furia. Está bien si te gusta el género, pero no es de las mejores. Muy buen dibujo. Recomendado (8)

Increibles Hulks Nº6: Primer capítulo es vistoso pero un tanto vacío. El segundo tiene algo más de contenido. Muy buen dibujo. Recomendado (7)

Patrulla-X Nº71: Muy buen final, tremendamente divertido. Incluso el dibujo no molesta mucho. No se echará de menos a Fraction. Muy Recomendado (9)

Shield Nº4: Se aclaran algunas cosas, otras siguen oscuras, pero el viaje es ameno y las ideas brillan. Recomendado (7)

Ultimate Spiderman Nº10: Historia divertidilla, pero un poco tonta. Dibujo mejor de lo que debería ser con tanto dibujante. Recomendado (7)

Vengadores Nº10: No pasa apenas nada, y lo que pasa es patético. Evitar a toda costa (2)

Vengadores Cruzada de los Niños Nº3: Número casi entero de diálogo, algo repetitivo, pero entretenido. Final que puede ir muy mal. Recomendado (8)

Vengadores Secretos Nº10: Final de saga competente, pero increiblemente soso y sin nada interesante. Neutral (6)

X-Men Legado Nº71: No tan interesante como antes por ser la parte central de la historia, pero se desarrolla bien y el misterio es suficientemente intrigante. Recomendado (7)

Y hasta aquí podemos leer. Nos vemos la semana que viene con final de la saga y prólogo a otra en Thor, nuevo dibujante infecto en Green Lantern Corps, el final de REBELS, el final de Calles de Gotham, y el regreso triunfal de las Aves de Presa. Si todo va bien. Saludos solitarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: