Criticas Reconstructivas: Semana del 28 de Noviembre al 4 de Diciembre

10 diciembre, 2011

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, empieza diciembre, el último mes del año, y viene cargado de novedades. Como suele pasar, dejamos las de otras editoriales para otras semanas y nos centramos únicamente en las del Universo Marvel. (Bueno, y Superman y Batman, por motivos históricos, aunque a cambio quitamos un tomo de Marvel no-superheroico). Y es una semana ridiculamente y exageradamente cargada de novedades. Además de dos comienzos de miniserie (cosa rara en Panini) y un especial (cosa que no veiamos hace al menos un año), todos los comics Marvel del mes o empiezan etapa, o nueva dirección con un nuevo nº1, o empiezan o terminan saga. Prácticamente todos los comics de la semana serían dignos de reseñarse a fondo en las circunstancias adecuadas. Pero no hay tiempo para todo, así que aquí está una selección de lo que creemos que es lo más importante y apropiado (y aún así he tenido que abusar de Alfie, porque no podía con todo), y el resto, como siempre, al podcast, que supongo que tendrá reseñas más detalladas que de costumbre. Estará aquí, pero no en el nuevo servidor, sino en el penúltimo, porque hemos tenido problemas, otra vez. De todas maneras, probablemente volveremos a esas sagas con reseñas escritas más adelante.

Otra cosa reseñable de los comics de Panini de este mes es que, como en diciembre del año pasado, en la página de texto editorial del final lleva el plan editorial para 2012. Distribuido por series, claro, para tener el completo habrá que visitar la página web de Panini a final de mes. El caso es que suena bastante bien. No sólo van a publicar virtualmente todo lo que ha publicado Marvel, en los formatos esperados (como nota curiosa, va a desaparecer el Marvel Monster, lo cual me parece bien, era un tanto engorroso y esos tomos nunca han funcionado bien, y van a potenciar los Omnibus), van a seguir las reediciones en los 3 formatos actuales, dicen que quieren hacer algo nuevo con la línea Ultimate (eh… a saber), la edición cronológica de las miniseries seguirá siendo bastante anárquica, pero sobre todo, van a rescatar material inédito que no se publicó en su día con muy buena pinta, sobre todo de Iron Man y Masacre. Es decir, lo mismo que este año, pero más. Aparentemente, si los planes se cumplen, en Panini no entienden de crisis o recortes. A ver si es verdad.

Por cierto, también se puede comentar de estos comics una manía que les ha entrado, que es publicar las portadas alternativas, o las que les sobran por publicar dos comics en uno, en medio de la historia en vez de al final. Eso es un incordio, porque molesta, corta el ritmo de la historia y distrae, porque tardas un segundo en darte cuenta de que no es una página de comic (lo que lo hace peores que los anuncios, que ya ignoras automáticamente). No es grave, pero si dejan de hacerlo, mejor.

Y ahora, pasamos a hablar de los comics en concreto, que son: Astonishing X-Men Nº21, Cuatro Fantásticos Nº47, Era de X: Universo, Miedo Encarnado Nº1, Miedo Encarnado: Primera Linea Nº1, Thor Nº8 y Ultimate Vengadores Nº10.

 

 

 

 

 

 

Astonishing X-Men Nº21

 

P: Esto es curioso. Si estás leyendo esta serie, te habrás dado cuenta de que la historia en curso no terminó el mes pasado. Sin embargo, en vez de continuar este mes, tenemos una historia completamente distinta, con un equipo creativo y protagonistas distintos. La idea es que ambas historias se alternaran los próximos 5 meses hasta que las dos terminen. Tener dos historias alternandose los números pares y los impares no es nuevo. Tanto Thunderbolts como JLA lo hicieron en 2002, por ejemplo, y Unwritten lo está haciendo ahora mismo. La diferencia con aquellos casos es que esas historias tenían un mismo guionista en las dos sagas, y aunque iban por separado, convergían a un final común. Eran dos ramas de la misma historia.

Esto no es así. Son dos historias completamente distintas que no tienen absolutamente nada que ver. Lo único es que aprovechando que hay tantos hombres-X, esta historia tiene una plantilla completamente distinta que la del mes pasado, así que se supone que ambas transcurren a la vez, no es que eso tenga relevancia absoluta en el argumento de ninguna. Así que no hay ningún motivo para alternar las dos historias, se podrían haber publicado una detrás de la otra, y habrían quedado hasta mejor. Pero claro, ahí está la cosa. Si se ha hecho este follón es porque la otra saga llevaba retraso (presumiblemente por el dibujante), así que han tenido que hacer esto. Básicamente, es un movimiento de chapuza editorial, no de argumento. Es una manera original de poner una historia de relleno para que no quede tan mal.

 

A: No es muy correcto ni muy serio con el lector alternar dos historias totalmente distintas así ¿qué estamos, en los 60 con Tales of Suspense?. En cualquier caso, como dices, son tan paralelas que no afectan en absoluto a la otra historia y, si no me lo llegas a decir, no me hubiese enterado de que existe una trama paralela a ésta. Tal vez sí porque no sale Lobezno, pero no por otra cosa.

 

P: La gracia es que aunque técnicamente esta sea la historia de relleno, en esta si que pasa algo importante (de hecho, dos cosas, aunque la segunda no será evidente hasta el final), mientras que la historia anterior es absolutamente olvidable en todos los sentidos. Por tanto, está es la primera vez que Astonishing es relevante desde que se fue Whedon. El encargado de escribir esta comisión editorial (básicamente, tiene que poner cosas en lugar para la nueva serie de Patrulla-X) es Christos Gage, que demostró que puede hacer un buen trabajo con las Patrullas-X en World War Hulk: X-Men. Y ha debido de gustarle a alguien arriba, porque acabará sustituyendo a Carey en X-Men: Legado. 

El remite aquí, en principio, es reunir a Kitty Pryde con su mascota/mejor amigo Lockheed. Esto es parte del descontrol que llevan Fraction y sus compañeros en las series recientemente, donde resucitan personajes, pero a nadie se le ocurre tratar las consecuencias obvias de esos regresos. Es decir, Kitty volvió hace casi un año. Aún estamos esperando una historia donde veamos su reacción a que su otra mejor amiga, Illyana, ha resucitado. Igualmente, estaría bien ver una historia donde le cuentan a Rahne que su antiguo novio ha resucitado también. Así anda el panorama, a ver si con los nuevos guionistas las cosas empiezan a fluir un poco más lógicamente.

 

A: Pues no sé si el resto de la historia va a centrarse más en ese reencuentro Kitty-Lockheed pero, de momento, el reencuentro ha sido poco más que protocolario. Lockheed está muy simpático, consecuencia del trabajo que hizo con él Gillen en S.W.O.R.D. pero nada más, no hay mucha profundización en el tema. De hecho, quien se come el protagonismo de la historia, como cada vez que aparece, es Abigail Brandt. Cosa que demuestra que SWORD ha debido ser una buena idea cuando aparece en dos series mutantes simultáneamente como excusa argumental.

 

P: Evidentemente, la historia no va del reencuentro, porque no se pueden llenar 3 números con eso. (Aunque sería divertido intentarlo, tal y como escribe a Lockheed ahora) Es únicamente el elemento personal importante en una historia que no tiene que ver, pero que lleva a la situación como consecuencia. En cuanto al reencuentro en si, Gage tiene que admitir que no ha habido una buena excusa para que Kitty no le dijera a Lockheed que había vuelto nada más volver (y más viendo lo que sufrió el pobrecito), así que se encoge de brazos, le echa la culpa a Fraction, perdón, a Kitty, y tira adelante. Lo curioso es que hereda la manera de comportarse de Gillen de Lockheed, por tanto, Kitty habla con él como si fuera una persona, en su idioma, pese a que nunca había sido así. Como si siempre hubiera sido así. A decir verdad, es una manera mucho menos condescendiente que tendrían que haber hecho desde que revelaron que Lockheed es inteligente, aún así, queda raro en comparación con las historias antiguas, incluida la última que vimos de los dos.

Hablando de esa historia, el motivo por el que esta semana tengamos dos historias con Sword, aparte de porque es un concepto chulo, es porque ambas series están tratando cabos sueltos de esta serie, en concreto, de su primera historia, que es la que presentaba la organización. Es parte coincidencia, parte que por fin han decidido arreglar a Kitty. En cualquier caso, es un concepto muy chulo, y está bien que lo utilicen lo más posible. De hecho, prácticamente son secundarios en esta serie, o al menos Brand lo es, por aquello de que es novia de la Bestia. Claro, la Bestia ya no es Hombre-X, pero Gage inteligentemente usa que Ciclope está ocupado para meter a Hank, ya que su enfado es únicamente con él.

 

A: De hecho, esto es casi un ensayo de hombres-X capitaneados por la Bestia, por si algún día se da ese caso… y por si ese no fuese poco reto y poca innovación, Gage se propone hacer… ¡¡una historia decente con El Nido como enemigos!! Y lo más increíble es que lo logra en buena medida y el Nido deja de ser una raza cutre de imitadores de Alien para tener un plan inteligente con un desarrollo inquietante y que da pie a un muy muy buen cliffhanger. No creo que haya precedentes de aprovechamiento del Nido más allá de vísceras y gelatina por doquier.

 

P: Usar al Nido como enemigos es la elección perfecta, porque al fin y al cabo, Lockheed conoció a la Patrulla-X enfrentandose a ellos. Son sus archienemigos. Así que sumale eso a que ahora trabaja para una organización que se enfrenta a invasiones alienígenas, y no había enemigo mejor para la historia. No es solo nostalgia: El hecho de que Lockheed tiene un odio irracional contra el Nido se usa como elemento de la historia. Y está completamente justificado, porque se usa el hecho de que el Nido sea tremendamente peligroso para demostrar que por una vez, en Sword se ven superados por la situación y tienen que pedir ayuda. Sin quedar como idiotas del todo, lo que es insólito también.

Por otro lado, se podría argumentar, como siempre que se usan enemigos alienígenas heredados de Claremont, que no es una historia de la Patrulla-X, y que esos villanos no pintan nada, están solo porque Claremont se pasaba la vida contando historias que no venía a cuento y los demás le han imitado. Hasta cierto punto, es un argumento válido. Enfrentarse al Nido no tiene nada que ver con los temas de la Patrulla-X. Pero por otro lado más, la diferencia en modo de operar entre Sword y la Patrulla-X, donde unos actuan de manera completamente expediente, y los otros tienen que buscarle la humanidad a todo, es el dilema central de la historia, y se basa en una de las ideas centrales de la serie. Y al menos usa bien las conexiones previas entre hombres-x y alienígenas.

 

A: Si, desde hace 30 años se empieza a hacer un poco raro ver a la Patrulla-X en el espacio pero tenemos el enlace perfecto: uno de sus miembros fundadores tiene a su novia trabajando en el espacio, y él mismo es un hipercientífico que encaja perfectamente trabajando en ese campo. Así, es más fácil que Hank recurra a viejos amigos suyos como Tormenta o Coloso que a otros héroes más “cósmicos” para este encargo. Lo más imaginativo para mi, sin embargo, es cómo ligan al Nido con SWORD y su función investigadora y expeditiva, y cómo el mensaje acaba siendo parecido al de Parque Jurásico: no juguemos a ser dioses porque la vida se abre camino.

 

P: Aún así, los científicos de Sword no quedan como los típicos idiotas que juegan con fuego y merecen quemarse por idiotas. Al menos intentaban algo positivo, y están acostumbrados a hacer este tipo de cosas todos los días, alguna tenía que salir mal. Y aunque obviamente, sabemos que ninguno de los protagonistas va a acabar devorado por un bicho del Nido, Gage logra que se suspenda la incredulidad lo suficiente como para que parezca que están en un peligro real. Y si no otra cosa, que haya civiles de por medio da para un posible debate moral de solución no tan evidente. Por lo demás, es hacer lo habitual en las historias del Nido, pero bien hecho, y sin ser repetición exacta de las anteriores histoiras.

El dibujo de la historia es de Juan Bobillo, al que podemos recordar de los primeros números de la Hulka de Slott. Tiene un estilo muy caricaturesco, que no suele encajar con la mayoría de personajes. En el sentido de que los reinterpreta como le da la gana. El resultado es que en cuanto más alienígenas y raros son los personajes que tiene que dibujar, mejor le salen. Una vez te acostumbras al estilo, al menos. Las versiones de Lockheed y la Bestia no estarán completamente dentro del modelo, pero los elementos básicos funcionan. Su versión del Nido es bastante buena, llena de tentáculos y con pinta de peligrosa, no por tamaño, sino porque parecen muy alienígenas, en plan insecto. Su manera de dibujar a Kitty es más problemática, con los morritos que le da, pero bueno. Y aunque hace bien la acción espacial, queda un poco destartalada, y su estilo no pega del todo en una historia que tiene que ser de emoción y terror, al menos un poco.

 

A: Pse, a mi no me ha gustado demasiado. En especial, su versión del Nido, que me parece que queda bastante cutre. Ni tampoco cómo dibuja a la Bestia. Pase por las escenas de acción pero claramente no son ni su estilo ni sus personajes fuertes.

 

P: Para ser una historia de relleno, cumple bastante más que los equipos creativos “fijos” recientes. En Marvel tienen que cuidar mejor a Gage. Esto le gustará a viejos fans de la Patrulla-X, seguro. Recomendado (8)

 

 

 

Cuatro Fantásticos Nº47

 

Sorprendentemente, en Panini han mostrado comedimiento, y no han aprovechado la ocasión para renumerar la serie, sólo han puesto un cartel de “Nº1 de una nueva era” en la portada. Cosa que se puede decir también de Marvel, que han hecho cosas parecidas recientes. Al fin y al cabo, esto es la continuación de la etapa de Jonathan Hickman en la serie, así que tiene sentido que haya continuidad de numeración. Por otro lado, es un poco engañoso que la serie siga llamandose 4 Fantásticos, porque el contenido no es exactamente 4 Fantásticos. Con este número, la serie americana de 4F desaparecía, y en su lugar empezaba una serie llamada FF desde el nº1. Donde FF significa Fundación Futuro, aunque también son las siglas de Fantastic Four, así que se conserva en cierto sentido el reconocimiento de la serie. De todas maneras, como ya he dicho, por dentro siguen siendo los mismos protagonistas y la misma historia. Y dada la complejidad de las renumeraciones, en típico estilo Marvel moderno (durante 11 números, habrá FF en vez de 4F, pero entonces si sumamos las numeraciones, llegamos al nº600 de 4F, así que se recupera la numeración original a partir de ahí… pero FF continua paralelamente con el nº12, también escrita por Hickman… todo esto tiene sentido, pero no deja de ser un follón), no se puede culpar a Panini por ignorarlo y seguir con la presentación que se sabe que funciona.

 

Esto es el siguiente acto dentro de la gran historia que tenía Hickman planeada para la serie desde que empezó. La idea es que aunque la Antorcha Humana no era ni el cerebro, ni la responsable, ni el músculo del grupo, era igualmente una parte irremplazable de los 4 Fantásticos (y de hecho, el único que no se había ausentado oficialmente del grupo nunca, entre otras cosas porque no tenía realmente una vida fuera del grupo), así que los 4F no pueden seguir sin él. (Es curioso contrastarlo con la otra vez que murió uno de ellos, Reed en los 90, donde los 4F siguieron sin él, pero como una cosa amorfa sin miembros fijos, que acabó disolviendose incluso) Lo cual no quiere decir que la familia Richards no siga existiendo, ni que dejen de hacer de superhéroes. Lo que hacen es retirar el nombre con numeración (estaria feo sustituir a Johnny como el cuarto fantástico, porque ha muerto, no está de baja) y los trajes, y dejar que el grupo sea absorbido por la Fundación Futuro. La FF es la organización de jóvenes científicos y genios que Reed montó hace unos números para mejorar el mundo, no a través de puñetazos, sino a través de ciencia, creada por mentes que aún no están anquilosadas y pueden ofrecer perspectivas nuevas. Era una idea genial, innovadora, positiva y futurista, y apropiada para la clase de locuras fantástico-científicas de la serie. Aquí, la Fundación absorbe a los 4 Fantásticos, que pasa de ser una serie sobre una pequeña familia, a una gran familia, potenciando el aspecto científico.

 

La otra novedad es que para paliar la ausencia de Johnny en el aspecto superheroico, reclutan a Spiderman para el grupo también. Si, con este Spidey ya está en 3 grupos además de sus aventuras en solitario, pero eso es problema de su serie propia, donde precisamente que esté metido en tantos fregados es uno de los temas principales de la etapa actual. (De hecho, el número de este mes está enteramente dedicado a tratar el tema de Peter uniendose a la FF, en un alarde de interconexión entre series que no solía ver desde hacía mucho tiempo. Además, Slott trata todos los temas que menciono en esta reseña muy bien, algunos mejor que Hickman, porque se le dan mejor esas cosas) La idea es que desde hace unos años, principalmente gracias a Slott (en la mini de Spidey/Antorcha y en la propia serie de Spiderman), y potenciado por la mini de hace dos meses de 4F/Spiderman (para eso la hicieron, entre otras cosas), Spiderman ha pasado a formar cada vez más a formar parte de la familia Richards, siendo los primeros a los que reveló su identidad nuevamente secreta. Tiene sentido: Spiderman era probablemente el mejor amigo de Johnny (más que nada porque no tiene amigos de su edad que no sean superhéroes), y tiene mucho en común con Ben y sobre todo con Reed. De hecho, ahora que están potenciado la parte de científico de Peter, tiene todo el sentido del mundo que se una a la FF, donde además hace un poco de puente entre los niños y los adultos.

 

Así que este número va de presentar la nueva dirección de la serie y establecer un poco como funciona. Sobre todo, está contado desde el punto de vista de Spiderman, en su primer día en la Fundación Futuro. Se presentan bien todos los elementos de la serie, nuevos y viejos. Se repasan algunos de los subargumentos en curso, principalmente los personales, bien explicados. Los subargumentos de acción y amenaza se dejan para más adelante, se supone, porque son muchos y complejos, y ya habrá tiempo. En principio la única amenaza que se trata es una menor, que también es recurrente en la etapa Hickman, y está más que nada como recurso cómico (con cierta gracia, los lacayos son más divertidos que de costumbre), contraste con los protagonistas (es un ejemplo de la ciencia mal usada por adultos no futuristas) y presumiblemente, como siguiente paso en una trama a largo plazo. No es maravilloso, porque como acción es más bien normalita, pero funciona. Las partes de drama personal también funcionan, pese a ser obvias (Ben está deprimido, el resto del mundo se siente triste al mencionar a Johnny y no saben como reaccionar bien, de manera incomodamente realista), precisamente porque se mantienen sutiles y contenidas y en pequeñas dosis, en vez de en el melodrama habitual de Marvel.

 

Lo bueno es que el tono de luto no impide que la serie sea divertida. De hecho, mucho mejor así, porque no sólo es la mejor manera de honrar a alguien tan marchoso como la Antorcha, sabemos que tarde o temprano, por Hickman o por su sucesor, acabará volviendo, así que, ¿para que amargarse? Mejor tirar de la diversión inherente en tener una serie protagonizada por un montón de chavales supercientíficos en plan Marvel. De momento no se ve mucho de eso, porque Hickman está ocupado estableciendo las bases y tratando las consecuencias de la muerte de Johnny, pero el tono de mezcla de familia americana con locura marveliana queda perfectamente establecido en la escena de bendecir la mesa, que es tremendamente divertida. Se podría exagerar y desmelenar mucho más, (de hecho, Slott lo hace en el Spiderman de este mes) pero el potencial esta ahí, y es mucho, aunque veremos si el tono más sobrio y minimalista de Hickman llega a aprovecharlo o si se centra más en las tramas. Hablando de lo cual, la escena final es otra idea buena (no nueva, pero Hickman está dandole nuevas vueltas a viejas ideas desde que empezó, al fin y al cabo) que enlaza con los temas de la serie y las tramas a largo plazo. Y también se usa muy bien la nueva versión de Nathaniel Richards, que se adapta a su papel de abuelo del grupo a la perfección. Manteniendo parte de la intriga cable-esca de “he visto el futuro y se cosas que no os voy a decir” de la versión de DeFalco, pero sin las partes más irritantes. Y aunque Hickman no le da caracterización individual a todos los chavales de la Fundación (cosa virtualmente imposible, entre otras cosas porque los moloides y atlantes son indistinguibles entre si de momento), presenta bien a la mayoría en personalidad, y presenta a todos en nombre e historia en dos páginas de diagramas al final. (Mira que le gustan los diagramas a Hickman, ni que hubiera estudiado diseño gráfico y su primer comic hubiese estado hecho a base de diagramas, o algo)

 

El dibujante regular de la serie va a ser el mismo de la saga anterior de 4F, Steve Epting. Epting tiene un estilo demasiado oscuro y realista para los 4 Fantásticos, pero pega para el tono de luto de esta serie, y para lo que quiere Hickman. (Para una versión más colorida y desmadrada, más en el estilo Kirby y demás, ver, de nuevo, el Spiderman de este mes) De todas maneras, además de dibujar muy bien a los personajes, le da la sensación apropiada de elegancia y futurismo a los escenarios y trajes de los personajes. Trajes que tienen un diseño muy bueno, no tan memorable como los clásicos, pero que no cansa ni se va a quedar pasado de moda enseguida como suelen ser la mayor parte de cambios drásticos a trajes clásicos.

 

Un buen comienzo con muchas buenas ideas, con mucho potencial, aunque está por ver cuanto aprovechará bien Hickman. Recomendado (8)

 

 

 

Era de X: Universo

 

Este mes termina la Era de X en X-Men Legado (más detalles en el podcast, aunque trataré de resumir), y para acompañarlo, tenemos un especial. Resulta extraño, ya que Panini hacía mucho que no sacaba especiales unitarios, lo englobaba todo en las series regulares o en tomos. Pero no hay tomo donde quepa esto, y si lo hubieran metido en X-Men Legado habría retrasado demasiado la serie o hinchado demasiado los números. Así que parece un mal menor dentro de las cuadriculadas pautas de edición de Panini.

 

Si la Era de X es una especie de secuela espiritual de la Era de Apocalipsis, es lógico hasta cierto punto que esto también tenga una miniserie de 2 números que surge a última hora, a base de contarnos que ha sido del resto del Universo Marvel no mutante en esta realidad. Desde luego, no puede ser peor que Universo X, escrito por escoria como era Kavanagh. Excepto… que si estás leyendo Legado, sabes porque esto no funciona. La Era de X no es un universo alternativo al cambiar el pasado, o un universo paralelo. Es una ficción que ha montado Legión en las cabezas de los mutantes de Utopía. Así que estamos leyendo una historia que no cuenta, incluso dentro de las reglas de la historia ficticia en sí, porque estas historias transcurren fuera de la Fortaleza-X, que es algo que nunca ha existido, sólo recuerdos falsos de los que están dentro. Es decir, no es ya una historia de universo paralelo que no afecta al Universo Marvel normal, es una ficción dentro de eso que nunca ha existido. Por supuesto, todas las historias son imaginarias y todo eso, y se puede tratar en sus propios términos como un Otros Mundos del Universo Marvel. Pero si es así, el venderla como parte de la Era de X es un engaño, porque realmente no importa para la saga, ni para nada.

 

La miniserie es una antología, como un número sorprendente de miniseries recientemente en Marvel, al menos para las ventas que tienen. La historia principal, que se extiende por ambos capítulos de la mini, está escrita por Simon Spurrier, guionista fijo de 2000AD al que ya hemos visto en otras antologías mutantes, escribiendo al Club X, por ejemplo. Su historia tiene el otro problema grave de este tipo de historias: Todo aquel que no es el personaje principal, acaba hecho una mierda. En este caso, todo aquel que no aparece en la Fortaleza X, o es masacrado sin miramientos, o peor, es convertido en villano sin explicación. La historia va principalmente de la versión de esta “realidad” de los Vengadores. Por supuesto, estos Vengadores son un escuadrón de cazadores de mutantes. Obviamente, eso no tiene sentido, al menos para la alineación en concreto que usa Spurrier. Así que una de dos, o tiene que cambiar a los personajes tanto que se vuelven irreconocibles (Iron Man, Hulk), o están escritos de manera incomprensible sin explicación, como los demás: Spiderwoman es una asesina desalmada porque si, por ejemplo. Aunque más grave es lo del Capi. Si, tiene su momento de reflexión al final, pero un Capi America minimamente bien escrito se habría dado cuenta del asunto muchísimo antes y se habría rebelado, porque no es subnormal. Puedes justificarlo con que no son reales, sino imágenes mentales de otros personajes… pero entonces no sólo estás admitiendo que la historia no cuenta, te estás dando cuenta de lo absurdo que es contar una historia desde la perspectiva de personajes que no existen incluso dentro de la realidad de las otras series.

 

El caso es que si puedes dejar pasar la mala caracterización de los protagonistas, y lo simple de las caracterizaciones, y lo previsible de la historia, y que no va a ninguna parte… no está mal. Pero tampoco queda mucho. Hay ideas originales para varios personajes. Algunas impactantes, pero claro, es fácil impactar cuando puedes mutilar a personajes conocidos. Y hay una verdadera fiesta de cameos de distintos personajes, mutantes y no mutantes, de distintas épocas, de manera no intrusiva. Es decir, que no tienes que pillar los cameos (a diferencia de la historia principal, donde aparecen personajes importantes sin nombrar), pero es divertido si lo haces. Pero la diversión se corta, porque la historia es poco más que un montón de nihilismo y escenas desagradables, con un intento tópico de emoción al final. El dibujo de Koi Pham tampoco es muy bueno, aunque es mejor que en Guerra del Caos. Es suelto e inconsistente, pero al menos se ve lo que está pasando la mayoría de veces.

 

Después hay una historia corta, por Jim McCann, sobre la versión de Spiderman de esta realidad. En este caso, se puede ignorar completamente el aspecto de la realidad y ficción, y tomarselo como una historia breve de “¿Qué haría Spiderman en un futuro opresivo?”. Lo curioso es que es un Spiderman casado con Mary Jane, así que parece ser que está permitido en mundos alternativos. En cualquier caso, la idea es la que puedes más o menos esperarte, pero está bastante bien como historia alternativa de Spidey, viendole como es fiel a si mismo en circunstancias muy distintas. No como la historia principal. El dibujo de Paul Davidson no está mal tampoco.

 

La última historia está protagonizada por la versión Era de X de Dazzler. Sorprendentemente, esta historia no está escrita por McCann, que supuestamente es superfan de Dazzler (escribión un especial sobre ella que no se ha publicado aquí), sino por Chuck Kim, otro abonado a estas antologías, y nada más. Como a Dazzler ya la hemos visto en la serie principal, la historia va más sobre la versión de esta “realidad” del Dr. Extraño, que si que cumple el cometido de la miniserie. La historia sigue una estructura muy similar a la de las otras historias de origen del Era de X: Alfa, explicando como se llega a la Fortaleza X, en una historia típica de Resistencia. No dice mucho sobre los personajes o como son distintas estas versiones, la verdad, no hay mucha idea. Aunque si que engaña al lector en un momento, que queda creible debido a que antes has leido cosas más increibles en la historia principal. El dibujo de Gabriel Walta es un poco extraño, pero más o menos le pega a una historia de Extraño.

 

(Por cierto, ya que estamos aquí, la historia principal acaba colapsandose en una historia de psicojerigonza entre Xavier, Legion, y Picara, que no pinta realmente nada en el conflicto entre padre e hijo, y el resto de personajes y sus historias acaban importando bastante poco en general, y apenas teniendo un final por obligación. Intenta tener consecuencias más allá de esta historia, de manera un poco forzada, pero al final no ha funcionado como historia, porque las partes divertidas desaparecían cuando se empezaba a tratar el misterio ontológico, que era precisamente demasiado enrevesado y lioso para poder tener esas consecuencias)

 

Así que sólo puedo recomendar este especial si eres muy completista de la Patrulla-X, especialmente de X-Men Legado, y sólo si te gustan las historias de mundos alternativos irrelevantes, aunque no sean muy buenas. Neutral (5)

 

 

 

Miedo Encarnado Nº1

 

P: Esto es el comienzo real del gran crossover Marvel de este año, que durará 7 meses, (aunque por alguna razón, en Panini lo han adelantado un mes con respecto a las demás series) y es el primero desde 2007 que no está escrito por Bendis. Lo cual es un alivio, porque aunque fue mejorando al final, era bastante nefasto haciendo este tipo de historias. Por otro lado, está escrito por Matt Fraction, que ha seguido la misma dirección que Bendis: Ser muy aclamado en series independientes y en la primera serie extraña que hace en Marvel, y entonces volverse lento y malo cuando llega a apoderarse de series principales. Esta es su oportunidad de ver si rompe esa racha, o si se queda permanentemente atascado en ella.

También es el primer crossover desde… desde 2000, probablemente, que no va de héroes enfrentandose entre si o contra el poder establecido, sino que sigue la estructura clásica de los héroes como el status quo, y tener que defenderlo contra los grandes malos que aparecen un día. Nada de malo en ello, no todo tiene que ser un cambio trascendental de dirección para todo el Universo Marvel. Al contrario, se agradece cierta estabilidad.

 

A: De momento, el planteamiento no parece “el evento que cambiará para siempre el Universo Marvel” sino “una batalla que, cuando termine, dejará todo exactamente igual que antes”. Lo cual, como dices, por un lado está bien porque deja de abusar de los cambios drásticos como reclamo publicitario y se centra en la historia. Por otro, pone mucho más peso en la historia. Sin cambios enormes ni grandes ideas subyaciendo, lo único que puede perdurar de Miedo Encarnado es que sea una buena historia. Es un reto mucho más complicado para Fraction.

 

P: Dado que este año salieron películas del Capitán America y de Thor, no es ninguna sorpresa que la historia se forme alrededor del Capitán America y de Thor, con bastante protagonismo también de Iron Man y de los Vengadores en general. Lógico también, porque Fraction escribe a dos de la trinidad, y los Vengadores son ahora la franquicia principal de Marvel. Así que si hay algún cambio de dirección para alguien, en vez de un montón de acción para nada, presumiblemente será para esos personajes y series en concreto. De momento, es una mezcla entre usar un par de subargumentos de esas dos series, y sacarse de la nada un nuevo elemento, como solía pasar en los crossovers impuestos editorialmente de antaño. 

 

A: Bueno, de momento el Capi tiene el lugar de liderazgo entre los héroes que le corresponde por decreto, aún no he visto que la trama se ajuste personalmente a él. A Thor si y, de momento, están bien hilados. Lo curioso es que se importen o adapten elementos de ambas películas, mezclando a nazis con magia asgardiana. Realmente, no me lo esperaba para nada.

 

P: Es buena sinergia. Y obviamente, la parte del Capi es que la villana viene de su serie.

A diferencia de muchas otras grandes sagas, esta tiene un tema principal, y es el miedo. Afortunadamente, no van a ir por la dirección típica de comics de superhéroes, de tener un villano cósmico que hace que cada héroe se enfrente a sus peores miedos, porque eso es un recurso excesivamente facilón y manido. La idea más bien es hablar del tema apropiado para hoy en dia, del clima de incertidumbre global sobre el futuro de la humanidad, en vista de las crisis globales que se están viniendo encima. Es un buen tema, como saben en DC, ya que Johns hizo de eso uno de los temas principales de la serie de más éxito de la compañía en el último lustro. El problema es que es algo muy difícil de tratar en un comic de superhéroes, y más uno de acción. No es que el Capitán America pueda pegarle a la crisis en los morros, al fin y al cabo. (La solución de Johns en Linterna Verde fue centrarse en Coast City como modelo, y usar al Cuerpo de Sinestro como metáfora, y le funcionó, pero porque su historia era a nivel más pequeño) Así que el comic intenta dos cosas tremendamente distintas a la vez. Por un lado, tratar de hablar del mundo real, o al menos su reflejo en la gente normal del Universo Marvel. Por otro lado, empezar una historia de enfrentarse a unos malos cósmicos. De momento no tienen absolutamente nada que ver y parecen dos comics distintos, está por ver si lograrán enlazarlo.

 

A: Es verdad que de momento logra reflejar bien el nivel micro (las pequeñas miserias de los ciudadanos de a pie afectados por la crisis, sobre todo en Broxton) y la historia global (el miedo, sobre todo de los asgardianos, a la amenaza que se cierne). Comparto la duda de cómo se las arreglará Fraction para imprimirles un mensaje general a ambos niveles. Sobre todo cuando ya la dirección general de Marvel, tras el cristo de Asedio, era un mensaje enteramente positivo con la Edad Heroica y la recuperación de la confianza en los iconos de siempre.

 

P: La idea parece ser que pese a la Edad Heroica, el público no anda muy convencido de que todo vaya bien. Lo cual suena a metáfora del clima de EEUU ahora que se han dado cuenta de que Obama no ha resuelto todos sus problemas. Eso queda bastante fuera de lugar aquí: No es que sea trabajo del Capitán America arreglar la economía. Lo triste es que, como veremos en la serie hermana luego, se podría haber justificado el nivel de crispación en el público simplemente enumerando distintas cosas que han pasado en Marvel el último año. Pero eso requeriría no fingir que no existen otras series en Marvel excepto las tres más famosas, y eso es algo de lo que Fraction, al igual que Bendis antes que él, es incapaz. Para esta serie, si no estas siendo mencionado directamente en este comic, no existes. No existen más personajes en Marvel más que los que salen en la portada, y no tienen historia más que la reciente. Eso es una señal horrible de por donde van a ir las cosas. Así que las escenas de “gente normal” acaban siendo, o gente normal siendo unos idiotas e ingratos, como siempre, lo cual es insoportable. O menciones de drama humano que son más válidas, pero que quedan muy fuera de de lugar en la historia porque difícilmente pueden tirar por algún lado o importar. Aparte de que se le dedica demasiado tiempo a algo tan simple.

La otra parte es la de los malos de la historia. La idea es que la nueva Craneo Rojo (la hija del original, actualmente muerto) encuentra lo que andaba buscando en ese prólogo tan poco útil del mes pasado. Y en el estilo de este tipo de cosas, encuentra a un Gran Malo enterrado y lo desata para que tiemble el mundo. El resto del comic, sin embargo, no le tiene haciendo nada, sino más bien, va de contarnos lo temible que es el malo porque nos lo dicen, no por nada que hace.

 

A: Además, cada nueva “verdadera última profecía” sobre el fin de Asgard empieza a ser un poco menos efectiva que la anterior ¿no? A lo mejor estamos abusando un poco de acontecimientos terribles que estaban por venir según las escrituras. En cuanto a cómo la Cráneo Rojo se hace con su objeto de deseo, parece demasiado sencillo. Entiendo que no se podía perder tiempo en esto pero quizá haber dado pistas en otra serie anteriormente, o ir avanzando pasos. Realmente, para la tipa es llegar y besar el santo. Esa poderosísima arma de la que nunca habíamos oído hablar es suya en un abrir y cerrar de ojos, pese a que en teoría está concienciudamente protegida… no veo a los malos con mucho potencial de momento. A pesar de que ella parece buen personaje.

 

P: La idea parece ser que Pecado es digna, nunca mejor dicho, del objeto mágico, y por eso le resulta tan fácil. Veo más problemático que no exploren apenas al personaje, más que mostrar que es determinada y nazi, y por tanto muy mala. Supongo que para explorar más ya estaba el prólogo, y que la gracia de los Craneos es lo que hacen, no la poca profundidad de sus motivaciones.

En cuanto a la gran idea del villano de la saga… si, lo del malo oculto está muy visto. De hecho, si te fijas, es casi la misma idea que aquello del Juggernaut y los Ejemplares del 99. Pero precisamente por eso, es una idea fácil e intuitiva, y queda claro inmediatamente porque van a ser una gran amenaza. 

 

A: Lo que tendrán que explicarnos entonces es por qué Pecado es digna y tiene esta relación con el villano oculto. Pero sí, en conjunto dan bastante miedo. No sé si más el villano principal o una nazi con hiperpoderes, pero tiro más hacia ella.

 

P: No creo que haya explicación. Simplemente, cumple los requisitos impuestos de ser suficientemente mala y centrada en ser mala. O algo profetizado. No creo que haya mucho bajo la superficie de nada de esto.

Igualmente, aunque la gran idea del crossover es clara, es bastante pobre, ¿no? Es decir: “Los muertos resucitan como villanos” y “alienígenas multiformes han invadido la Tierra y cualquiera puede ser uno de ellos” son conceptos con los que se puede jugar de mil maneras. “Asgardianos malvados aparecen para pegarte” suena bastante más limitado, en cambio. Aparte de que no tiene nada que ver con lo del mundo normal en crisis.

 

A: Bueno, hay un tema interesante que puede dar juego reflejado en este número: la relación entre Odín, Thor y la tierra. Yo entiendo que por aquí puede ir parte del argumento. Por primera vez en mucho tiempo (mucho más tarde de lo que hubiese sido lógico), asgardianos y terrestres se han mezclado y han sido plenamente conscientes de su mutua existencia. Ahora queda por ver cómo desarrollan su convivencia y no parece que padre e hijo estén muy en sintonía sobre ello.

 

P: Esa es la otra parte importante del número, la de la relación entre Thor y Odin. Fraction resucitó recientemente a Odín, lo cual parecía dar un paso atrás después de 9 años donde la serie de Thor por fin había dejado atrás todo ese viejo status quo. Resucitarlo y sobre todo, ponerle mandando otra vez en vez de buscarle algo nuevo que hacer parecía totalmente dar un paso atrás, algo así como volver a vivir con tus padres tras haberte independizado. Este número confirma en parte los miedos al respecto, ya que volvemos a lo mismo de siempre: Odín es el que manda y el más listo, todo el mundo le hace caso, y abronca a su hijo porque le importan demasiado los mortales. Es decir, lo de siempre de hace casi 50 años. A decir verdad, se vislumbra un ligero cambio, porque Thor esta vez le planta más cara que otras veces, y es perfectamente posible que la idea sea que Odín está claramente equivocado y su tiempo ha pasado. Pero si es así, es un poco inutil resucitarle sólo para demostrar que está obsoleto. Aparte de que la escena de pelea entre Thor y él es pesada.

 

A: Es larga, aunque tiene fuerza. No es que el conflicto generacional sea un tema nuevo en Thor pero, vete tú a saber, a lo mejor ésta es una oportunidad de oro para zanjarlo y que, por fin, Thor se imponga a su padre y que su criterio sea el que marque las nuevas relaciones de Asgard con los mortales. Porque en ese tema si que cualquier regresión a la islita espacial que ignora a los humanos sería un inmenso paso atrás y la destrucción de muchas posibilidades de evolución.

 

P: Dicho sea, la verdad es que la segunda parte del número si que da una buena sensación de que se acerca algo terrible y que puede pasar cualquier cosa. Pese a que, tecnicamente, los malos no han hecho nada. Le dan suficiente pompa a todo el asunto. Por otro lado, si lo miras bien, realmente no ha pasado prácticamente nada en todo el número doble. (Y eso sin tener en cuenta entrevistas y anuncios… si los tienes en cuenta, sabrás virtualmente todo lo que va a pasar en este número y al menos parte del siguiente. Pero eso puede ser tanto problema de demasiado anuncio como de demasiado poco contenido) 

 

A: Es verdad que pasan pocas cosas pero lo que pasa es vital. Y a buen ritmo. Aunque hay ligereza, no hay lentitud ni irrelevancia que suelen ser los problemas de los números-basura estilo Bendis. Es verdad que la reacción de Odín o Heimdall ante lo que viene anuncian una amenaza potente pero también lo es que han tenido un Asedio y un Ragnarok hace nada (mucho menos si lo cuentas en tiempo Marvel), con lo que empieza a parecer un poco absurdo tanto miedo a amenazas de igual o menor entidad que las que acaban de vivir.

 

P: No, pero esta es más, lo prometemos. Porque es una metáfora de la crisis económica, o algo. No, espera, no lo es, y el problema del comic es que demasiada parte del número se dedica a los problemas de la gente normal que palidecen frente a esto y que en principio no tienen nada que ver. En serio, que les desintegre un skrull la próxima vez. El comic se leería mejor sin esas partes.

El dibujo del crossover es de Stuart Immonen, que deja Bendisores para hacer esto. Es una mejora para él, sin duda. Y para los crossovers de Marvel, la verdad. Por fin tenemos uno dibujado por alguien que sabe dibujar a los personajes de manera clara y reconocible, y acción clara y limpia. Y además, bastante espectacular. Los diseños de los malos también son buenos, aunque no sean suyos.

 

A: Bueno, no soy muy fan de la Cráneo Rojo hipervitaminada después de recibir el poder mágico, pero si, me encantan las escenas de acción que hace Immonen (la de los dragones marinos es estupenda), y sabe cambiar perfectamente el registro para las escenas de gente normal. Muy satisfactorio.

En general, este número tiene mejor pinta de lo que tenía la premisa del comic antes de empezarla. Por desgracia, algunas deficiencias digamos “estructurales” auguran que también tiene mejor pinta de lo que tendrá al acabarse. Esperemos que no.

P: Intenta ser dos cosas a la vez, que no funcionan en conjunto, y una no funciona en absoluto. Y empieza lento, pero eso puede ser para causar tensión, o porque todo va a ser así de pesado, no se sabe. Así que aunque tiene cosas que pueden ser interesante, hay que estar precavido con este crossover, aunque desde luego, hemos tenido mucho peores. Neutral (6)

 

 

 

Miedo Encarnado: Primera Linea Nº1

 

P: Esta es la serie hermana de Miedo Encarnado, que durará lo mismo y transcurre paralelamente. El título es engañoso: Lo de sacar miniseries paralelas al gran crossover con subtítulo de Primera Linea empezó con Guerra Civil, y la idea era contar el crossover desde el punto de vista de gente común, normalmente periodistas. El problema es que los equipos creativos de estas miniseries fueron patéticos (Jenkins y Reed), y como consecuencia, o han sido olvidadas, o sólo recordadas para burlarse. La original nos dio tanto a Bola Veloz-Emo con pinchos, como la estupidez sin parangón de “el Capi está obsoleto porque no sabe que es Facebook”, al fin y al cabo.

El resultado es que han cambiado completamente de estrategia. Y para desligarse de su tonto pasado, le cambiaron el subtítulo a Homefront (Frente Doméstico), aunque en Panini hayan conservado el antiguo. El caso es que ahora, en vez de una sola historia de perspectiva de periodistas y otra gente “normal”, lo que tenemos es una antología de 30 páginas por número. Es el formato que ha tenido cierto éxito (al menos para Marvel) de miniseries como Tiempo de Héroes, donde a base de juntar algunas historias, alguna con un reclamo relativamente “famoso” o “importante”, pueden dar salida a historias de personajes que no pueden aguantar una serie ellos solos, o de autores que aún no están rodados. Es una buena idea, si se puede aguantar económicamente.

 

A: Quizá sea el formato correcto para la historia menos adecuada. Claro que aquí no pegaban historias a pie de calle porque ya se incrustan en la serie principal, pero también es verdad que cosas como Asedio o Guerra Civil eran más apropiadas para tener pequeñas historias que muestren cómo afecta el evento global a personajes Marvel secundarios. Por lo que va pareciendo, esta historia se encamina hacia una gran pelea de Vengadores con una supervillana. Probablemente no tenga tanto impacto en otros héroes y villanos del universo Marvel como han tenido otras anteriores.

 

P: Parece ser que las historias van a ser una mezcla entre historias de gente normal reaccionando al crossover, como historia de personajes poco conocidos durante el crossover, con la idea general de ver distintas perspectivas por todo el mundo. Suena bien.

La historia principal, de 12 páginas, y la única que estará en cada número, está protagonizada por Bola Veloz, y escrita por Christos Gage, así que suena como un spin-off de Academia Vengadores, lo cual también suena bien. Tiene dos cometidos, y a diferencia del crossover principal, aquí si que encajan mejor. Por un lado, la historia va a servir de excusa para explorar como se ven los acontecimientos de la saga principal desde otros puntos de vista del Universo Marvel. Lo bueno es que, a diferencia de Fraction o de sus predecesores en estas minis, Gage no es de los que finge que nada más existe excepto lo que está pasando actualmente en esta serie. Al contrario. Gage conoce perfectamente el Universo Marvel, y lo que hace es contarnos como funcionarían realmente las reacciones del público en un Universo Marvel con toda su historia y series. Así que, como parte de una idea bastante moderna y nueva, a la acción se le acompaña por mensajes en foros y twitter que transcurren paralelamente a la historia. Algunos comentan lo que está pasando en la historia principal. Otros simplemente dan color y tienen que ver con el tema. El caso es que las cosas que pasan tienen sentido: Vemos como en el Universo Marvel, el público está compuesto de gente tonta y gente menos tonta, y todos discuten en Internet, todos usando a su manera cosas que han pasado en distintas series del Universo Marvel, la mayoría recientes. Lo bueno es que no necesitas pillar las referencias. (Igual que no necesitas saber que las dos comentaristas que debaten son secundarias de antiguas series de los 80-90, o algunos guiños en los nombres de los foreros) Con ver la sensación de que esto transcurre en un mundo rico y complejo, ya es satisfactorio. Pero lo es más si ves como forma parte del todo de las series. Incluso se resume perfectamente lo que pasa este mes en la saga principal.

 

A: Seguramente este es el tipo de cosa que Marvel debería hacer mucho más. No vale con contarnos que su universo es “como el nuestro pero con superheroes, robots y alienígenas”. No, es que ese elemento diferencial ya distorsiona de tal modo el resto que, más pronto o más tarde, hay que empezar a afrontar esas consecuencias y a contar esas historias nunca contadas de cómo la gente común ha ido reaccionando ante esa realidad que les rodea. Y Gage creo que lo hace perfectamente, aplicando a este tipo de procesos las tipologías de reacciones que la sociedad tiene ante casi cualquier tipo de evento: miedo, rechazo, paranoia, admiración… expresándose de forma muy similar a cómo lo hacen ante otros grandes cambios y procesos históricos. Y todo esto, a mayores de la historia principal.

 

P: La otra idea principal es terminar con la detoxificación del personaje de Bola Veloz, que Gage ya comenzó en Iniciativa y continua en Academia. Es apropiado para esta miniserie, pues el destrozo se produjo en la primera Primera Línea. El caso es que habiendo restaurado a Robbie a una personalidad reconocible como la que tenía, y habiendole dado por fin una reacción comprensible a todas las chorradas que le han pasado, le llega el turno a hacer que el resto del mundo actue de una manera no estúpida al personaje. Para eso, lo que hace Gage es muy valiente: Es rescatar un elemento de Guerra Civil (Iba a decir uno de los más estúpidos, pero todos eran más estúpidos, por difícil que suene), que es la madre del niño muerto en la explosión de Stamford, que sólo existía para aparecer, lloriquear por su hijo, y hacer que los superhéroes se sintieran culpable. Es la clase de personaje de “¿Pero es que nadie piensa en los niños?” hipermelodramático que no tiene cabida ya más que en parodias. Y aún así se usó en serio en Guerra Civil, porque la Marvel de 2006 era mierda. Que se sigan arreglando cosas de esas muestra tanto eso, como todo lo que se ha mejorado desde entonces. El caso es que arreglar la situación pasa por hacer de Miriam Sharpe (la mamá de marras) un personaje de verdad, en vez de un cliché histriónico de un solo rasgo. Bueno, sigue girando enteramente a su hijo muerto, pero esta vez hace cosas positivas además de lloriquear. Incluso muestra fuerza de carácter, a diferencia de… todo otro civil en un crossover. Pero lo más importante, demuestra no ser una descerebrada, pues tanto ella como el comic explican todas las falacias y exageraciones que se dijeron en Guerra Civil sobre la masacre en Stamford, permitiendo que por una vez, y a diferencia de los comics originales, parece que tenga parte de razón. Incluso en la parte del registro. Lo cual tiene un mérito enorme. Yhace que el conflicto con Bola Veloz quede como algo maduro en vez de gritos.

 

A: Todo ese diálogo en televisión está perfectamente bien llevado. Y la madre funciona como el típico portavoz razonable aunque partidista en un conflicto de estas características. Precisamente porque los héroes pueden cometer errores, deben estar tan vigilados como cualquiera de nosotros o más. De todas formas, en lo que respecta a su fobia personal con Bola Veloz, la madre ya es más visceral y menos razonable. Pero es el clímax a donde Gage quiere llegar. La gente odia a Robbie desde hace unos cuantos años. ¿Qué puede hacer Robbie para arreglarlo?

 

P: ¿Y que parte de razón tienen en odiarlo, y él tiene en sentirse culpable? Lo bueno es que aquí esto si que encaja con el tema principal: La historia personal de Bola es un ejemplo de la clase de miedo irracional de masas de la que el crossover principal quiere hablar, pero no sabe como enlazarlo con la parte superheroica. Gage si que sabe como hacerlo.

El dibujo es de Mike Mayhew, que ya dibujó a los Nuevos Guerreros en otra antología (que, um, saldrá aquí el mes que viene). Tiene un estilo pintado hiper-realista, tanto o más que Alex Ross. Es atractivo, y logra que los personajes en mallas no queden ridículos, pero sus poses son demasiado estáticas, y en la acción parece que estén posando. Hace buenas composiciones, al menos.

 

A: Es que el estilo pintado nunca va a desprenderse de ese defecto. Es poco dinámico pero muy expresivo y muy bonito. Para una historia que va de sentimientos, creo que es idóneo. En la mini escena de acción del comienzo y en la que empieza al final, empieza a verse un poco más forzado. En general, me ha gustado mucho.

 

P: En segundo lugar, tenemos una historia de 10 páginas, de las que habrá dos a lo largo de la mini. Para empezar tenemos el regreso de los Agentes de Atlas. Sorprendentemente, a diferencia de todas sus apariciones hasta la fecha, no está escrita por Jeff Parker. No sabemos si ha decidido abandonar sus personajes, o si es cosa de Marvel. El sustituto es Peter Milligan, que a veces escribe cosas muy buenas, y a veces (normalmente en trabajos por encargo) muy malas. Y como esta es una serie bastante convencional (aunque los personajes sean algo raritos), me temo que tira más hacia lo segundo.

Tiene una idea buena: Como los personajes vienen de los 50, quiere comparar el clima de miedo e incertidumbre de entonces (de los peores que ha habido) con el actual, centrandose en Jimmy Woo, que literalmente viene de los 50, habiendose dormido las décadas intermedias. El problema es doble: Uno, se establece la conexión temática, y luego no se hace nada con ella. Dos, la manera de Milligan de escribir a Woo (y en general a los Agentes), no se parece mucho a la de Parker. Vale que es difícil ser igual cuando son personajes tan asociados a un guionista, pero es que en este caso, casi parecen distintos personajes. Woo ha pasado de ser un líder competente y centrado a un perdedor que quiere refugiarse continuamente en los 50, sin explicación. Se establece un romance entre dos personajes, sin explicación. Namora pasa de tener el caracter que tenía a tener la personalidad típica de la chica del grupo. El Hombre Gorila ya no tiene sentido del humor. La dinámica entre ellos ya no es desenfadada y amigable. Por no hablar de que Hombre 3D ha desaparecido sin explicación, y de que actuan como un supergrupo más en vez de los líderes de una organización secreta.

 

A: Ojo, que la nueva idea-leit motiv para Jimmy Woo es interesante. El problema es que no le encaja al personaje establecido. Pero es la forma de ligar, al menos, esa sensación que tiene Woo con la que tiene el resto del planeta. Y de mostrar que el clima de hoy es de tanto miedo que Woo prefiere incluso estar en los 50. Más allá de eso, el otro gran problema es que el argumento apenas tiene conexión con el resto de la historia. Vale, están investigando a nazis y al Cráneo Rojo, pero es difícil ver qué podrán aportar con eso a la historia principal.

 

P: No creo que tengan que aportar necesariamente nada a la historia principal. Simplemente se usa la conexión común con los malos para contar una historia de los Agentes de Atlas. La aportación es más temática a lo del miedo que otra cosa, supongo. El caso es que aunque no te importe el desaguisado que hace Milligan con los personajes, la versión de Milligan de ellos simplemente no es divertida. Leyendola, jamás pensarías que esta gente es interesante. Son unos desgraciados vistosos sin nada en ninguno de ellos que puedes querer leer más. En una aventura bastante estándar, con un cliffhanger típico.

El dibujo es de Elia Bonetti, otro dibujante de la cantera italiana de Marvel, que sólo había hecho un especial del Capi hasta ahora. Está bastante bien, es muy similar a Hardman en el último volumen de Atlas. Aunque un estilo tan oscuro y sucio no le pega a personajes como gorilas y sirenas, pero eso es tanto problema de la historia, que tiene ese tono, como del dibujo.

 

A: A mí me ha gustado, y me ha transmitido mucho más que Jimmy Woo es asiático de lo que me lo han transmitido otros tantos dibujantes anteriores…

 

P: La tercera historia es de 7 páginas, y será distinta cada número. Este mes, está escrita por Jim McCann, el de Ojo de Halcon/Pájaro Burlón, y está protagonizada por los habitantes de Broxton, el pueblo donde está Asgard, que sale en la historia principal. Bueno, desde luego, no se podrá quejar nadie de que no se están contando historias de interés humano cercanas a la historia principal.

 

A: Historias humanas si, habría que evaluar lo de “de interés”. Porque tenemos la típica historia de paro, sacrificio y vidas duras, aderezada con turistas nada comprensivos. Y, de todas las reacciones de los terrestres hacia los asgardianos, las más típicas y que ya hemos visto. Además de tener actitudes totalmente caricaturizadas y exageradas. Diría que no aporta mucho, y por ser generoso.

 

P: A decir verdad, en 7 páginas tampoco se puede decir mucho. Pero si, se presenta a una serie de personajes y situaciones estándar, crees que va a hacerse algo interesante con eso… y no se hace particularmente nada. La reacción ante la historia principal es… pues vale. Se entiende cual es el mensaje, pero queda muy plano.

El dibujo es de otro novato, Pepe Larraz, y no está mal. Es algo caricaturesco, pero dentro de lo consistente y aceptable. 

 

A: Tal cual. Le va a la historia.

 

P: Por último, en cada número habrá una página escrita y dibujada por Howard Chaykin, que será un monólogo de un personaje distinto. Este mes es J. J. Jameson, que aunque ahora sea alcalde de Nueva York, nos dice lo mismo de siempre. La idea de la sección es buena, pero darsela a Chaykin, no tanto, si esto es todo lo que tiene que decir. 

 

A: Si, es ver cómo JJJ utiliza lo que está pasando para reforzar su visión habitual de las cosas. Y con un dibujo feo, por encima. Totalmente prescindible.

 

P: Es una buena idea para serie acompañante de la principal y para una antología, con una historia principal bastante buena que casi que suple al crossover principal. Por otro lado, al menos este mes, las historias que la acompañan no están a la altura, aunque la historia de Gage casi que compensa eso ella sola. Neutral (6)

 

 

 

Patrulla-X Nº72

 

P: Aquí empieza la etapa de Kieron Gillen en la serie, que llegará hasta el final de la misma, y el relanzamiento como parte de Cisma. Es una gran elección, porque Gillen es una de las promesas nuevas de Marvel, con muchas idea. Bueno, realmente, ya empezó en la saga anterior, pero eso era una saga heredada donde colaboraba con Fraction. Aquí es donde empieza a hacer lo que le da la gana, y se nota. 

El primer número de este mes es parte de la iniciativa punto 1, que les ha gustado en Marvel, porque va a seguir en 2012. La idea es tener un número de muestra accesible a nuevos lectores. Y que mejor punto de entrada que el principio de una etapa, ¿no? En cualquier caso, hay que juzgar el número de por si, y como punto de comienzo.

 

A: Desde luego, si son todos como éste, me parece una gran iniciativa. Es útil este ejercicio de parar la trama y echar un pequeño vistazo general a lo que está pasando. Y en este caso, más que nunca. Hay determinados giros argumentales que necesitan una buena exploración. Y éste debe ser uno de ellos.

 

P: La idea del número de presentación es original, porque en vez de ir sobre la Patrulla-X o Utopía en general, va sobre un ciudadano en particular; Magneto. Magneto pidió asilo en Utopía hace casi un año, pero desde entonces, se le ha mantenido de fondo, haciendo poco con él, en parte porque Fraction estaba ocupado con otras cien cosas. Aquí es donde empieza a tener protagonismo de verdad. La idea de meter a Magneto en Utopía es muy buena. Al fin y al cabo, cuando está bien escrito (y esta es una versión cuerda de Magneto, la más estable desde Claremont), quiere lo mejor para la raza mutante. En este caso, ha decidido que lo mejor para los mutantes es seguir a Cíclope con su micro-nación, y eso ha hecho, aportando sus poderes y culto de personalidad a la causa.

Lo que haría un guionista mediocre es que esto no fuese más que una trama pérfida, y una excusa para que Magneto más adelante traicione a la Patrulla-X y los mate a todos, o tome el control de Utopía. Pero por una vez, hay gente inteligente al mando de la línea mutante (no sólo guionistas, me refiero a editores), así que la idea es más compleja que todo eso. La gracia es que Magneto está siendo sincero. Realmente cree en la causa de Cíclope de juntar fuerzas en una isla que, recordemos, está hecha con su antiguo satélite. Realmente cree que va a hacer más por lograr que se hagan las cosas a su manera si es el consigliere del General Summers, que le susurra ideas al oido, que si sigue siendo su propio bando al que casi nadie hace caso ya.

Es decir, como este número deja muy claro, la idea es menos que Magneto se ha reformado (aunque obviamente, es mucho menos malévolo que cuando lo escribían como villano puro, es decir, casi todos menos Claremont) y más que la dirección de Cíclope es cada vez más dudosa, si Magneto encaja perfectamente en ella. Lo cual es uno de los temas de la serie actualmente, claro.

 

A: Eso como planteamiento general de cara al futuro. Pero la propia idea concreta de este número también es genial. Es decir, de repente la Patrulla-X tiene a un criminal declarado como Magneto en su equipo. Y el público lo sabrá antes o después. Así que habrá que explicárselo. Y, como veíamos en Primera Línea, para la sociedad de hoy en día hacen falta estrategias de marketing mediáticas. Así que Magneto necesita una asesora de imagen o jefa de prensa, para empezar su “lavado de imagen”. No es que Magneto haya sido nunca un tipo con don de gentes, cosa que en este número vuelve a demostrar, y eso hace mucho más interesante la situación. Es como ser el asesor de imagen de Gadafi.

 

P: La Patrulla-X lleva acogiendo a criminales declarados desde los 80, incluido el propio Magneto. La diferencia entre entonces y ahora es que ahora son una organización pública que depende de sus relaciones con el resto del mundo para sobrevivir. Es un juego completamente distinto a ser simplemente un grupo de superhéroes proscritos, y es la evolución necesaria que necesitaba la serie. Esto es ver un ejemplo de como se juega a ese nuevo juego, que lleva en marcha desde que Fraction mudo al grupo a San Francisco. La verdad es que Magneto lleva ya tiempo en Utopia (de hecho, ha actuado públicamente en Legado, por lo menos), pero como parte del problema de Fraction y demás de no tratar inmdiatamente consecuencias obvias de las historias, hemos tenido que esperar para tratarlo.

La idea de Kade Kilgore, la relaciones públicas de Utopia, es una a la que se había aludido anteriormente, pero aquí se le da una gran presentación. Todo el número es un cara a cara entre ella y Magneto, donde ella trata de convencerle de jugar al juego de la imagen, y él se niega categóricamente a seguir esas chorradas humanas. Es genial.

La gracia es ver hasta que punto Magneto está dispuesto a ceder su imagen personal por el bien de su pueblo, y hasta que punto se cree su propia publicidad. También hasta que punto es completamente irrelevante que sea bueno o malo, mientras cumpla lo que tiene que cumplirse. Se juega bien con la ambigüedad moral, cosa lógica en una historia sobre relaciones públicas.

El personaje de Kade está bien hecho también. Al principio parece la típica mujer de carrera ambiciosa, pero Gillen acaba haciendo algo más complejo con ella. No queda nada claro si realmente cree en la causa mutante o si simplemente está haciendo un trabajo. Si es buena persona o si es amoral. Si realmente se está sincerando con Magneto, o si es una herramienta más para convencerle.

 

A: Para los dos parece un gran reto. Seguramente para Kade es uno de los encargos más difíciles de su vida personal. Para Magneto es una de las cosas más difíciles que le quedan por hacer y que nunca ha intentado: ser comprendido y bien visto por la población humana. Para Gillen también es un enorme reto tratar este tipo de tema tan complejo con habilidad, sin caer en los efectos mágicos ni en las moralejas facilonas. 

 

P: Por ejemplo, Gillen hace algo a lo que sólo los mejores guionistas se atreven, y es tratar de dar una explicación coherente a historias pasadas, en vez de barrerlas. En este caso, tiene que tratar el hecho de que la última aparición pública de Magneto fue en Planeta X, donde cometió genocidio públicamente. La gracia es que realmente, no fue culpa suya: Originalmente, estaba bajo la influencia de drogas que controlan mentalmente, después se retconeó a que era un impostor. La reacción de Magneto a este tema (de nuevo, es genial que traten la historia como historia y no como una lacra a ignorar) es brillante, es todo lo contrario a lo que uno esperaría, pero tiene completo sentido. (Irónicamente, es la reacción contraria a la de su hijo cuando ha tratado problemas recientes)

Al final, Magneto queda como un tipo complejo y carismático, con el que no estás de acuerdo, pero no sólo ves su parte de razón, entiendes que acabe haciendo que la gente haga lo que dice. Gillen lo escribe muy bien, tanto a él, como a toda la situación. Que da buena sensación para historias futuras.

Eso como historia. Como presentación… bueno, ciertamente es un comic accesible, como supongo que me confirmará Alfredo. Y da cierta idea de la nueva dirección de la Patrulla-X. Pero por otro lado, sólo muestra un par de personajes de la serie, no dice en absoluto quien está actualmente en el grupo, o que hacen, o como es una historia típica de la serie. Así que en ese sentido, fracasa un poco.

 

A: No sólo es accesible, sino que es atractiva. Te introduce en la trama y te engancha a ella, yo estoy deseando ver lo que pasa con Magneto y con cómo se va a vender ante el público mundial. Es cierto que no representa al resto del grupo, pero sí la idea de Utopía, la situación en la que se encuentran los mutantes ante la opinión pública y, en general, las líneas por las que van a discurrir los asuntos mutantes de aquí en adelante. 

 

P: Como varios de los especiales .1, lleva dos páginas de avance de escenas de próximos números, al estilo Johns. Desgraciadamente, estas viñetas no dicen casi nada, y menos aún, nada intrigante.

El dibujo del número es de Carlos Pacheco, que se convertirá en el dibujante (se supone) regular de la serie más adelante. Es impactante compararle ahora con su primera etapa en Patrulla-X: Entonces era angular, histriónico y lleno de poses raras. Ahora es fluido, relajado y natural. Como ha mejorado con los años. Le da el lenguaje corporal y facial, y la presencia necesaria a Magneto y a la histo

 

A: Mira que le he tenido siempre muchísima manía a Carlos Pacheco pero ante esto me tengo que quitar el sombrero: es lo mejor que hemos visto de él en años. Y hace un Magneto espectacular.

 

P: El segundo número ya comienza la primera saga de verdad. Y se notan dos cosas distintas de Gillen a Fraction: Una, que está más centrado en unos personajes en concreto, que el desmadre de personajes que llevaba Fraction. (Aunque se centre en los que también eran más importantes hasta ahora). Dos, se dedica a atar cabos sueltos y enlazar con cosas de otras sueltas en vez de dispersarse. Así que esta saga es una continuación de la etapa de Joss Whedon en Astonishing X-Men, con la idea, se supone, de arreglar la situación de Kitty Pryde y Coloso. Como consecuencia negativa, acaba centrandose demasiado en atar cosas de otros, en una historia que realmente, no tiene nada que ver con los temas e ideas de la serie.

 

A: Es una aventura muy espacial, de las que la Patrulla sólo tiene en ocasiones, pero hay que sacarle partido a SWORD y a Abigail Brand, además de encajar con alguna historia previa que desconozco y que tampoco me explican muy bien. Por el resto, se centra mucho en el problema de la intangibilidad perpetua de Kitty, que es un subargumento de mierda, repetido de cuando Henry Pym se quedaba bloqueado como gigante, Hulka era incapaz de volver a ser Jennifer y etcétera…

 

P: De hecho, la propia Kitty Pryde ya tuvo ese mismo argumento, después de la Masacre Mutante. La diferencia es que esta vez no es degenerativo, así que se lo toma con filosofía en vez de angustia vital, a Dios gracias. De todas formas, es otra idea heredada de Fraction, que planteo y luego no usó para nada, y ahora viene Gillen por fin a hacer algo con ella.

En cuanto a la historia, bueno, los aliens no pintan nada en la dirección de la serie, y la verdad es que esta historia pegaría más en Astonishing, que es la que tiene la conexión con Sword y la que empezó todas estas tramas. Pero si Gillen va a arreglar a Kitty, tiene cierto sentido usar a los mismos personajes que causaron el problema. Y permite a Gillen volver a usar a los personajes de su breve serie de Sword, lo cual siempre es bueno. Todo lo que permita aparecer a Unidad es bueno. Unidad es tu amigo.

Así que aunque la historia no pegue mucho, y no sean personajes que fueran muy buena idea la primera vez, al menos Gillen parece tener ideas originales para ellos, si el final sorpresa es una indicación. Y por supuesto, los personajes, protagonistas o invitados, que aparecen, están todos bien escritos, y con interacciones divertidas. Aunque me temo que esta historia va más para los lectores veteranos que para el resto.

 

A: Némesis tiene uno de los mejores momentos que le he visto en esta historia, por ejemplo. Hasta Magneto tiene un papelón y eso que viene de una historiaza como la anterior. Personajes muy completos, pero poca historia. 

 

P: El dibujo es de Terry Dodson, en su última historia en esta serie. Y se despide bien, con personajes muy atractivos, como siempre, pero pudiendo también divertirse haciendo acción y naves espaciales. Se le echará de menos, y no sólo porque es la alternativa a Greg “Calcos” Land.

 

A: Conste que a Dodson le he visto mejor que en esta historia, pero siempre tiene mucha expresividad. 

 

P: Un buen comienzo para una etapa que promete mucho. Una historia más para lucirse y enganchar, otra más para los veteranos, en general parece que la serie está en muy buenas manos con Gillen. Muy Recomendado (9)

 

 

 

Thor Nº8

 

Otra serie que tiene un nº1 americano, pero que continua la numeración española con simplemente un cartel anunciando el nº1 americano en la portada. En este caso, Panini tiene aún más razón: No sólo acababan de renumerar la serie gratuitamente ellos mismos, la renumeración americana era más gratuita aún. Realmente, es lo mismo que antes, con Matt Fraction escribiendo, sólo que en Marvel decidieron relanzar la serie con un nuevo nº1 para aprovechar el tirón de la película. Pero como ahora les gusta conservar la tradición de las numeraciones grandes, y así aprovechan para sacar una nueva serie ya rodada, la antigua serie pasará a llamarse Viaje al Misterio (otra vez), con la antigua numeración, y con Loki de protagonista. (Harán lo mismo con Capitán America, y similar con DD y FF)

 

El caso es que pese a las filigranas con la numeración, y un cambio de dibujante, continua la etapa como hasta ahora, con Matt Fraction escribiendo. Si acaso, pese al relanzamiento, la serie queda un poco eclipsada, no sólo por Viaje al Misterio (que tiene de guionista al otro contendiente a estos personajes, Gillen, y una premisa más original), sino porque el propio Matt Fraction está ya escribiendo otra épica relacionada con Thor, Miedo Encarnado, que comprensiblemente acapara la atención.

 

Esto va antes de esa gran saga-crossover, y es muy similar al principio de la anterior saga de Fraction. Es un comienzo lento, donde no pasa prácticamente nada. Se divide en tres puntos de vista: Los asgardianos haciendo vida normal tratando con las consecuencias de lo que ha pasado recientemente, una gran amenaza cósmica acercandose a la Tierra/Asgard, y la historia paralela de un humano que presumiblemente se verá involucrado en todo esto. Esa parte es la más tediosa: Temáticamente está bien, porque va sobre gente religiosa y fe y todo eso, que es apropiado para una serie que trata sobre dioses, y una historia que además tendrá varios tipos de dioses. Por otro lado, el tema de religiosos perdiendo la fe y reencontrandola, sobre todo en paralelo con dioses tipo Thor, se ha hecho hasta la saciedad (no hay más que ver la mini de Guerra del Caos de la semana pasada), y Fraction no parece tener ningún enfoque nuevo para la idea.

 

La parte de los asgardianos está bien escrita, pero como ha pasado antes con Fraction, es muy poco y muy lento. La mayor parte de las cosas que pasan o que dicen son bastante obvias, y no parece que haya nada que decir sobre los personajes, pese a los cambios tan radicales que ocurrieron en la saga anterior. Supongo que es porque el tema de Odín se tratará en Miedo Encarnado, y el de Loki en Viaje al Misterio, pero eso lo que hace es dejar claramente que esta historia es relleno hasta que termine el crossover. En cuanto al argumento de verdad de la saga, Fraction deja la parte mitológica para el crossover, y se lanza completamente hacia la parte cósmica de Thor, que es un buen cambio de ritmo para la serie. Desgraciadamente, es pronto para saber como va a ir la historia, porque, de nuevo, apenas empieza. Se nos dice que personaje famoso va a aparecer, pero no queda claro si será aliado o enemigo, ni mucho menos como o porqué. Así que en general, es poca cosa.

 

Lo que si que es nuevo es el dibujo. O mejor dicho, es el regreso de algo viejo, porque Oliver Coipel vuelve a la serie, después de haber hecho un buen trabajo en la etapa Straczynski hace un par de años. Como siempre, hace muy bien la sensación de escala de la acción, hace una Asgard muy detallada y vistosa, y dibuja muy bien a los protagonistas. Es agradable ver a un dibujante que se esfuerza igual en hacer atractivos a los hombres como a las mujeres, y útil en una serie que va de alguien como Thor.

 

Será un nuevo número 1 o no, pero la etapa de Fraction sigue como hasta ahora, es decir, lenta, bonita y con poco contenido. Neutral (6)

 

 

 

Ultimate Vengadores Nº10

 

Este empieza el enésimo relanzamiento de la línea Ultimate, porque el último, de hace año y medio, no funcionó. Principalmente porque fue una mierda, porque centrarse en el Loeb nunca acaba en nada bueno. Precisamente, como las dos series que iban a escribir se arrastraron para sacar una única saga, en esta nueva saga-montaje sólo participan las otras dos series, Ultimate Spiderman y Ultimate Vengadores. Mirandolo por el lado bueno, aunque Bendis y Millar tienen un historial terrible con grandes sagas, por mal que lo hagan, lo van a tener muy fácil para superar a la anterior, Ultimatum. En este caso, la historia se titula La Muerte de Spiderman. Me pregunto de que irá. Vale, la duda es si realmente ocurrirá en serio o no. Es el universo Ultimate, es concebible que lo maten de verdad, y no sólo en apariencia o durante unos meses. Y se extenderá durante los siguientes 6 números de ambas series, que dada la edición española, serán los 3 siguientes números. Y meses, porque en Panini han decidido hacer las series mensuales durante el acontecimiento.

 

Además, esto tiene de especial que será la última colaboración de Millar para la línea Ultimate, probablemente para cualquier tipo de Universo Marvel, al menos por el momento. Francamente, todos salimos ganando. Él hace más dinero con sus ideas hechas para ser adaptadas a cine, los demás no tenemos que aguantar sus tonterías repetitivas para llamar la atención aplicadas a personajes inocentes. Incluso esta serie, que fue más o menos creada por él (descontando que todos los personajes son versiones de personajes viejos), y es lo más famoso que ha hecho, estará mejor sin él. Si, los dos primeros tomos de Ultimates tenían cosas buenas, pero también muchas tonterías de violencia y cosas desagradables gratuitas únicamente porque parecía molón, pero era estúpido. Las tres miniseries/sagas de Ultimate Vengadores han sido algo similar, pero tratando de ser un equipo de operaciones secretas, por lo que cierto grado de elementos desagradables pegaban. Aún así, seguía teniendo muchos de los tics desagradables de Millar, y la sensación de que realmente no quería contar una historia aunque fuese de acción, sólo quería lanzar sus chistes macabros, escatológicos y misantrópicos.

 

Esta es la cuarta y última de esas miniseries, y el título no es Ultimate Vengadores 4, sino el más original Ultimate Vengadores vs Ultimates. Sobre el papel, es una buena idea. Desde Ultimatum, los Ultimates se dividieron en el equipo clásico, similar a los Vengadores de verdad, conservando el nombre de Ultimates, mientras que para mayor confusión, el equipo secreto de Nick Furia se llamaba Vengadores. En esta historia, como era inevitable, ambos equipos acaban chocando. Y sorprendentemente, tiene un buen planteamiento, una buena excusa para el conflicto, que no es en principio un malentendido tonto, sino algo más sofisticado. Es una buena idea para una historia, en general.

 

Cada capítulo de este número está contado desde el punto de vista de uno de los dos equipos. Vuelve a los elementos interesantes de Ultimates 2 de los superhéroes como la nueva carrera armamentística, con un terrible accidente que causa un conflicto internacional que pone la situación en marcha. La historia va de contar las consecuencias del accidente, con los Ultimates, como grupo público, tratando no sólo de contenerlo, sino de tratar las consecuencias, físicas y políticas. La verdad es que Millar hace un buen trabajo explicando todo lo que ha ido mal, y con las reacciones ante todo eso. A ratos parece un comic de Warren Ellis (lógico hasta cierto punto, Millar empezó sus éxitos siguiendo su estela), lo cual es un cumplido bastante bueno. El resto de ratos parece un comic de Millar, con los diálogos irritantes, pero no se puede tener todo.

 

El segundo capítulo es de los Vengadores Ultimate, y como en casi todos los primeros capítulos de estas miniseries, va de Nick Furia reclutando a los miembros, como en cualquiera buena historia de misión de especialistas. En este caso, prácticamente todos son personajes famosos, muy similares a sus versiones Marvel, así que no tiene los problemas de otras veces. Bueno, se usa al Hulk negro, pero no es tan irritante como la anterior vez, porque va menos de enseñarnos lo molón que tiene que ser por ser un estereotipo de negro, y más de zurrarle para que colabore como suele pasar con las Masas. Los diálogos son típicos de Millar, pero las ideas para los reclutamientos son buenas. Y el diálogo macabro y exagerado de Millar está bien empleado en la escena del Castigador, la verdad. Al final viene la revelación que nos llevará al conflicto, y es buen idea también. Puede ser cierta, en cuyo caso hay que reevaluar muchas cosas de los últimos años, pero puede tener sentido. O puede ser un manipulación más, en cuyo caso la situación se volverá aún más compleja. O Millar puede cagarla, también es una posibilidad no despreciable.

 

El dibujo de esta historia es otra vez de Leinil Yu, como la segunda miniserie de esta serie. A veces es demasiado suelto y sucio para la serie, sobre todo para una serie que tiene que hacer gran espectáculo. Pero para las partes más realistas, y las que son de horror, si que está bien. Por una vez, habría quedado bien usar dos dibujantes de estilos distintos alternandose. Tal y como está, sólo funciona a medias.

 

En cuanto a que tiene que ver esto con la Muerte de Spiderman… absolutamente nada, al menos de momento. Spiderman ni siquiera es mencionado en este comic. Si miras el Ultimate Spiderman de este mes, tampoco hay ninguna conexión con nada de esto. Bueno, salen los Ultimates, pero en otra historia. Claro, que tampoco parece tener nada que ver con ninguna Muerte, es esa serie haciendo lo mismo de siempre. Hay una buena amenaza, pero no es nada nuevo. Si no fuera por el título, nada te indicaría que es una historia fuera de lo común. Lo cual sería mejor, porque entonces el supuesto final sorpresa sería más impactante, por ser, ya sabes, una sorpresa. Pero el marketing vence a la sorpresa, aparentemente. En cualquier caso, el crossover de momento es inexistente, y hay que juzgar cada parte por separado por sus propios méritos. Como tal, esta última saga de Ultimates y Vengadores no empieza mal, con lo mejor que se podía esperar dada su historia. Recomendado (7)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

Asombroso Spiderman Nº62: Muy buen uso de los 4F y acontecimientos recientes, emotivo y divertido. Aunque un subargumento problemático. Muy buen dibujo. Buen final para Osborn. Muy Recomendado (10)

 

Batman Nº54: Mediocre mezcla de ideas viejas. El dibujo va mejorando pero sigue sin ser bueno. Neutral (5)

 

Capitán America Nº11: Cuatro historias de relleno, dos tienen ideas decentes, dos son flashbacks olvidables. Neutral (6)

 

Guerreros Secretos Nº26: Revelaciones muy buenas, y la historia gira hacia el final muy bien. Muy Recomendado (9)

 

Increibles Hulks Nº7: La idea está bien, la ejecución es más normalita. Recomendado (7)

 

Iron Man Nº11: Buena historia tensa. Recomendado (8)

 

Lobezno Nº7: Muy buena conclusión a la historia de la posesión. Buen número posterior. Muy Recomendado (9)

 

Nuevos Vengadores Nº10: Historia más o menos aceptable de reclutamiento en flashback, con algún problema. Neutral (6)

 

Superman Nº55: Portada mentirosa. Se arreglan más tonterías, muy buen uso de team-ups y legados, y hay otras buenas ideas. Recomendado (8)

 

Vengadores Nº11: Chorrada de pelea sin caracterización contra un villano tonto, contada de manera ligera pero curiosa. No Recomendado (4)

 

Vengadores Cruzada de los Niños Nº4: La idea central no tiene mucho sentido, pero las cosas a su alrededor no están mal. Neutral (6)

 

Vengadores Secretos Nº11: Termina la etapa, y se nota que Brubaker no tenía nada que decir de los Vengadores Secretos. Y lo que tenía que decir de Steve Rogers y el Consejo Secreto de la Vaguedad Secreta tampoco es gran cosa. Neutral (6)

 

X-Men Nº9: La historia termina sin pena ni gloria. Neutral (5)

 

X-Men Legado Nº72: Fin de Era de X, y degenera un poco al final. Neutral (6)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana. Nos vemos la semana que viene con los últimos tomos de Planeta: Fábulas tiene el último asalto desesperado contra el Sr. Oscuro, Power Girl tiene enlaces con Generación Perdida, y la Liga de la Justicia tiene al Sindicato del Crimen. Además, comienza la Guerra de los Linternas Verdes, y Bendis nos deleita con una nueva serie de creación propia, Scarlet. Nos vemos. Saludos asombrosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: