Criticas Reconstructivas: Semana del 27 de Febrero al 4 de Marzo

10 marzo, 2012

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, comenzamos mes, así que toca sin falta las novedades de Panini. Todas las novedades mensuales de Panini, es decir, 21 comics. De los cuales, únicamente 6 son de 20 páginas. Me pregunto si eso afectara al presupuesto y las ventas. Es decir, ¿no debería influir el hecho de que la mayoría de las series vayan a base de números dobles en las ventas, en la decisión de dejar una serie? Al menos la mayoría de las series son al menos decentes. Puntuaciones bastante altas, todo hay que decirlo. Es lo mismo de siempre, así que esta semana no está tan repleta como meses anteriores, lo que es un alivio. (Ya tocará, ya) Lo más curioso es que no ha salido ningún comic Planeta, ni Superman ni Batman, que son los que podrían salir y a veces han salido la primera semana.

Seguimos con la mala racha de muertes, no importa lo que nos quejemos. Esta semana ha muerto Sheldon Moldoff, dibujante clásico de la Edad de Oro de DC. Más información sobre la triste noticia en el podcast, al igual que una reseña del último trabajo de otro fallecido reciente.

Por último, antes de empezar, una cosa que ya dije en el foro. ¿A alguien le interesaría que me adaptase a medios modernos y abriera una página de Facebook o alguna otra red social? Que me deje algún comentario mediante los muchos medios ya existentes, con ventajas e inconvenientes.

Así pues, empezamos ya. Esta semana: Asombroso Spiderman Nº65, Capitán America Nº14, Miedo Encarnado Nº4, Miedo Encarnado Especial: Masacre, Ultimate Consecuencias Nº1 y Vengadores Secretos Nº14.

 

 

 

 

 

 

Asombroso Spiderman Nº65

 

Comienza la Isla Araña, o Spider-Island, la gran saga de Spiderman de este año. Es el equivalente en Spiderman de Tierra de Sombras o Advenimiento, con una historia principal, en este caso dentro de la serie regular de Spiderman, crossover con alguna serie relacionada (en este caso, Veneno por ser arácnida y Hercules por transcurrir en Nueva York) y varios especiales y miniseries creados para la ocasión. Los especiales y crossovers se verán más adelante en distintos sitios, de momento aquí tenemos varios prólogos y el comienzo de la historia. Y se nota que es una historia que ha surgido de la serie principal, de su guionista Dan Slott, y que se ha ampliado orgánicamente a tiempo a más sitios. Queda muy natural, y siendo parte de una serie tan buena, es uno de los mejores comienzos de saga que se han hecho en Marvel en mucho tiempo. Sólo hay un par de problemas en este tomo, y uno es culpa de la edición.

 

Lo primero que tenemos es Infestados, que es una serie de historias cortas de 2 páginas que se habían publicado de complemento de números anteriores, y que sirven de prólogo a la historia. (La serie de Spiderman era de 30 páginas, y por eso necesitaba complementos como estos y otras historias de 8 páginas que hemos visto, cuando no les daba por hacer historias de 30 en vez de 20 páginas. De todas maneras, a partir de aquí la serie se estabilizará en 20 páginas, aunque sigue costando lo mismo) Básicamente, presentan la idea de la saga, que va sucediendo por Manhattan sin que lo sepa Spiderman ni ningún otro superhéroes. El primer capítulo presenta al villano de la historia. Puede sonar mal, porque está asociado a una serie de historias muy malas, y por eso estaba mejor muerto. Pero ahora que lleva tiempo descansado, es todo un reto para Slott tratar de enmendar al villano, que en el fondo, tiene una idea buena debajo. Es cuestión de no hacerle repetir las mismas ideas malas del pasado, sino darle ideas nuevas mejores en una linea similar. Que es lo que hace aquí, y además le da un sentido del humor apropiado, así que de momento queda bien. Los demás van de ver como va empezando la infestación de arañas, por así decirlo. Vemos a distintos neoyorquinos siendo infectados con habilidades arácnidas, y viendo sus distintas reacciones. Son muy buenas historias, porque en muy poquito espacio, no sólo presentan un personaje y situación, pegan un giro inesperado, y contrastan con Peter Parker, demostrando de que va a ir la historia. Al igual que Nuevo Kripton fue de ver que los poderes no hacían al superhombre, esta saga va de ver que no son los poderes arácnidos los que hacen a Spiderman. Es una buena presentación, que indica por donde van a ir los tiros de la historia. También hay una recordando quienes son Capa y Puñal, porque tendrán su propia miniserie durante la saga. Y una última que enlaza ya con el inicio de la saga, avanzando un subargumento, dando pistas de futuro y siendo bastante ominosa. Los dibujantes son variados, y todos buenos, incluida Emma Rios, que hizo la mini de Osborn y hará la de CyP.

 

El siguiente capítulo es el Especial del Día del Comic Gratis, donde a diferencia de otros sitios, en EEUU las editoriales regalan comics. Y a diferencia de otras editoriales cuyo nombre empieza por D y termina por C, en Marvel (y en casi todas las demás editoriales, incluidas las pequeñas), en Marvel regalaron un comic nuevo y de tamaño completo. Esencialmente, un número más de Asombroso Spiderman, por el mismo equipo creativo. Aquí viene uno de los problemas del número, que es culpa de Panini, y su política de “si cuesta lo mismo hacer las cosas bien que mal, hagamoslas mal”. Básicamente, el especial transcurre antes de Infestados, y de hecho el último capítulo de esos continua una trama que empieza en este número, mientras que aquí incomprensiblemente, está ordenado al revés. De verdad que no entiendo tanta incompetencia. En fin, siendo Slott, es una buena historia de Spiderman. La mayor parte es una buena historia de acción, un team-up con un personaje que aún no había salido en la nueva etapa pero que tenía que salir, contra un villano muy apropiado. Divertido, y con muy buenos gags y usos del villano. Además, cumple con la idea del DCG, que es servir de presentación, porque no sólo es una historia que te dice lo que necesitas saber de Spiderman y una buena muestra de cómo es la etapa actual, incorpora de manera que casi ni se nota toda la información necesaria sobre el status quo actual de Spiderman y sus cambios recientes. Termina con un nuevo subargumento, donde se incorporan de manera fija a otros dos buenos superhéroes de segunda que ya habían aparecido en la etapa anterior, y se usan mejor que de costumbre (mucho mejor que otras veces recientes) en una idea que es bastante buena. El dibujo es de Humberto Ramos, más sobre él después.

 

Por último antes de empezar el crossover viene la historia de complemento del número del mes pasado, que a diferencia de otras recientes, es importante. De hecho, es tan importante que queda raro que quede relegada a una historia de complemento. Pero la verdad, queda mejor que si hubieran estirado la idea a 20 páginas, lo cual muestra que más guionistas deberían experimentar con otros formatos de número de páginas. La idea es poner a un par de personajes de la serie en un autobús, como se suele decir, es decir, mandarlos fuera de la serie hasta nuevo aviso. Es buena idea, mejor rotar a los secundarios cuando no parece haber ideas o que no encajan actualmente. Desde luego, es mejor que matarlos, y en este caso, está bien hecho, queda de manera que parece una conclusión lógica e inevitable de acontecimientos recientes, no como algo forzado que ha salido de repente para librarse de personajes. Tarde o temprano volverán, seguro, sobre todo uno de ellos, pero como despedida por el momento, queda perfecta, y está bien puesta en perspectiva en la línea de desarrollo de la serie. Además, logra meter un avance de otro argumento, y además de momentos emotivos, buen uso cómico de Jameson. El dibujo es del tercer dibujante de la serie, Giuseppe Camuncoli, para que este número tenga de todos. Hace bien las expresiones necesarias para la historia.

 

Entonces toca el prólogo de la Isla Araña, que es el día anterior a que empiece todo el follón. Es un número de 30 páginas, el último ya con ese tamaño, y lo que hace es presentarnos a todos los personajes, sitios y situaciones que van a ser importantes durante la historia. Vale que es un número más grande de lo normal, pero Slott logra meter una cantidad asombrosa de información, desarrollo y caracterización en un solo número. Repasa prácticamente a todo personaje que ha salido en su etapa hasta ahora, y no sólo los presenta, avanza sus historias un poco, de manera que no queda forzado, sino como parte de una historia, de un día en la vida de Spiderman. Es lo de siempre en esta serie: Diálogos muy buenos, acción divertida, buenas ideas, muy buen uso de una amplia plantilla de secundarios e invitados, avance bien montado de muchas cosas, guiños y detalles que hacían falta y tienen mucho sentido. Pone las cosas muy intrigantes de cara a la aventura inminente, y hasta la presentación de los villanos, que es un poco rara y no usa precisamente los mejores materiales, tiene buena pinta, con un par de misterios y una pista probablemente falsa pero intrigante. El dibujo es del otro dibujante principal, Stefano Caselli, y es tan bueno como el guión. Todos los personajes están perfectos y reconocibles, la acción es muy buena, tanto en fuerza y coreografia, es expresivo para el humor y las emociones y todo el acabado está bien cuidado y atractivo.

 

Cerrando el número ponen el primer capítulo de la saga en si, que sólo está numerado así para que el mismo dibujante pueda dibujar los 6 capítulos oficiales de la serie, porque continua del número anterior. Aunque si que es cierto que pasa una noche (los demás capítulos serán todos una crisis sin parar) y que la sensación pasa de estar a punto de estallar, a ver como explota. Sobre todo va de ir lanzando una emergencia tras otra que surge como consecuencia de la premisa, e ir viendo como afecta a distintas partes de Manhattan y de los secundarios de la serie. Lleva un buen ritmo, y da una buena sensación de caos y de muchas cosas ocurriendo a la vez y desbocandose. Iría todo bien y sería una historia perfecta si no fuera por la otra cosa que he mencionado, y es el dibujo de Ramos. En el primer capítulo no se notaba tanto, pero aquí que está inmediatamente después de Caselli, se nota un montón la diferencia. No ya en el estilo, sino en todas las carencias que tiene Ramos. El mismo tipo corporal deforme y caras histriónicas para todos los personajes, que le hace incapaz de mostrar ninguna emoción que sea minimamente sutil. Las escenas de movimiento donde todo el mundo está desperdigado en vez de estar en movimientos coreografiados. La puñetera manía de deformar a los personajs en cuanto se mueven un poco. La falta de detalle y realismo en la mayoría de objetos. Incluso el estilo empeora, los protagonistas en vez de tener estilo apropiado a sus personalidades, van vestidos de americanos horteras. Es una pena que una historia tan buena se vea perjudicada por un dibujo que ni le pega en estilo, ni es bueno.

 

Aún así, la historia está tan bien pensada, tan bien preparada, y hace tan bien ser una gran historia de Spiderman, que se pueden disculpar algunos problemas. Desde luego, es de las mejores sagas largas de Spiderman que se recuerdan. Muy Recomendado (10)

 

 

 

Capitán America Nº14

 

Y aquí estamos otra vez con las renumeraciones gratuitas. (Afortunadamente, aquí Panini no ha hecho lo mismo, porque sería un poco excesivo) Parecía que en Marvel ya se les había pasado la manía de sacar números 1 continuamente y renumerar todas las series, y lo habían sustituido con la de renumerar las series. Total, los grandes números con muchos ceros atraen casi tanto como los nº1, y tienen la ventaja de que dan aspecto de tradición y seguridad. Pero aunque en Marvel siguen teniendo unas cuantas series con numeraciones de tres digitos con toda su historia, algunas recién recuperadas, el año pasado lo han mezclado con renumeraciones, a veces por motivos argumentales (Daredevil, Increible Hulk, Patrulla-X), a veces simplemente porque si, por coincidir con películas, como es el caso de Thor y del Capitán America. En ambos casos (como en DD), la numeración antigua no se ha perdido, sino que ha continuado con un nuevo título y serie detrás de la numeración. En este caso, se convertirá en una especie de Capitán America Team-Up, mientras que la nueva serie continua lo que llevaba la serie antigua. Mejor que si lo hicieran al revés, probablemente.

 

El caso es que, aunque la serie sigue como hasta ahora aunque haya sido renumerada, con Ed Brubaker escribiendo y continuando las mismas historias, queda ligeramente más justificado, porque pasa a tener dibujante distinto, y porque tiene el regreso del Capitán America de verdad como protagonista de la serie. Así que esta historia transcurre presumiblemente después de Miedo Encarnado y que liquiden a Bucky, aunque no hace ninguna referencia al respecto. De hecho, no tiene conexión con ninguna otra historia reciente, se puede leer independientemente, se nota que salió para coincidir con la peli del Capi. De hecho, empieza con un elemento en común con la peli, que acarrea una serie de temas curiosos sobre los universos compartidos. Empieza con un funeral, pero no el de Bucky, sino el de Peggy Carter, que ha muerto fuera de pantalla. Peggy, como nos ha recordado la película, era la agente especial novia del Capi durante la Segunda Guerra Mundial. No se sabe aún como trataran el tema en las películas (es posible que Peggy ya esté muerta), pero en los comics, la idea original fue tratar que Peggy habia envejecido mientras que el Capi no, así que aunque ella siempre le había esperado, ahora ya no podía acompañarle en sus aventuras, y se veia sustituida por su hermana muy similar, pero convenientemente mucho más joven, Sharon.

 

El problema es que, a diferencia de los acontecimientos transcurridos en la “Era Marvel”, que se van desplazando hacia delante en el tiempo porque el mundo de los comics va más despacio que el de verdad (por ejemplo, el Capi fue descongelado hace 12 años o así, en vez de en 1964), los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial están fijos en el tiempo, transcurren en los 40 por fuerza. Así que aunque los personajes que han debutado en los comics modernos envejecen lentamente, los que tienen su origen conectado a la 2GM tienen que envejecer en tiempo real. O visto de otra manera, conforme avanza el tiempo, el Capi ha tardado más y más años en ser descongelado. Originalmente apenas había perdido 20 años, ahora tiene que haber pasado más de 50. Eso significa que, a menos que sean personajes que tengan excusa para no envejecer por unos motivos u otros (y ya es suerte que la mayoría de personajes de la época tengan buenas excusas como ser un androide o un mutante extraño, aunque claro, ya se inventaron sueros y fórmulas para justificar al resto de superhéroes y villanos), los personajes cada vez son más y más viejos, y peor aún, resulta que retroactivamente, siempre lo han sido en tiempos modernos. En este caso, Peggy no había sido usada desde la etapa Gruenwald a principios de los 90, donde era secretaria del Capi, que todavía era creible para alguien de más de 70 años, pero chocaba que supuestamente hubiera pertenecido a Shield hasta hace poco. Chocaba más aún que fuese hermana de Sharon, que tiene treintaytantos, así que en flashbacks y biografías recientes, habían hecho el retcon de que Peggy era su tía abuela (saltando dos generaciones para que no haya problemas). Pero claro, eso era un retcon externo, no interno. Es decir, no es que los personajes de la historia hubieran descubierto o revelado un parentesco nuevo, es que los lectores tenemos que asumir que siempre había sido así, igual que tenemos que asumir que el origen de Iron Man no fue en la Guerra de Vietnam. Es un apaño, pero no arreglaba la edad del personaje, que era cada vez más inmanejable.

 

Todo esta parrafada difícil de seguir viene para decir que está justificado que se hayan cargado a la pobre Peggy. A estas alturas, estaba demasiado mayor para usarse en condiciones (a menos que le dieran algún anti-envecimiento rebuscado y se cargaran la idea original del personaje) y si se libran de ella no tienen que tratar problemas cronológicos. Habría estado bien darle un final heroico, o si era demasiado mayor para hacerlo creible, al menos un final emotivo y en condiciones, en vez de librarse de ella fuera de pantalla y como si no importara. Pero claro, es Brubaker, siempre se le ha dado mal no tratar como una mierda a los personajes buenos que se carga porque si, recordemos que empezó su etapa haciendo lo mismo con Nómada. De todas maneras, la moraleja está clara: Cada vez le va a resultar más difíciles a los guionistas sin ideas utilizar el tipo de historia estándar del Capitán America de tener a veteranos de la Guerra que le conocieron cuando eran jóvenes reencontrandoselo. Sin exagerar, tres cuartas partes de las historias de relleno del Capi de los 70 y los 80 iban de eso. Con el tiempo, por problemas cronológicos y porque los guionistas se han vuelto menos mierdas, ese cliché ha ido disminuyendo. Sin embargo, aquí vuelve con fuerza, siendo la idea central de este número, porque no hay cliché que Brubaker no use en esta serie. Tampoco puede culparsele: Al coincidir con la película, era comprensible que hiciesen una historia que transcurriese con flasbacks a la guerra. Y dado que el veterano en esta ocasión tiene que ser un adolescente entonces para que “solo” pueda tener 80 años en el presente, está claro que va a ser una de las últimas veces que van a poder hacer historias así, porque es que llegará el momento que en la vida real, no queden veteranos de la 2GM. Será una pena, pero para el Capitán America será bueno, porque tendrá que dejar de usar la muleta de referirse siempre a algo que paso hace décadas y dedicarse más a lo que significa atemporalmente. O al menos usarla menos. (Y si no, siempre pueden hacer como en DC, y solucionar el problema destruyendo el pasado, y a la mierda todo)

 

Y si he dedicado todo este espacio a un tema que sólo afecta tangencialmente a la historia, es porque no hay mucho que decir de la historia en si. Brubaker lleva 7 años en la serie, con una numeración u otra, y no ha cambiado mucho. Los personajes son muy simples, y sean nuevos o viejos, no pasan de tener un elemento o dos de personalidad, ninguno particularmente original, y son todos bastante planos. El argumento tiene mucha acción, y poco desarrollo de personaje. Al ser un número doble, no se aplica la queja de que pasa poco por número, al menos es una introducción con contenido argumental. Pero la gran mayoría es mirar al pasado, o recordando por el funeral, o en flashbacks que, en su mayoría, son escenas de acción con bastante poca imaginación. Hay una trama que va del pasado al presente, pero es difícil conseguir que importe, en parte porque ha pasado demasiado tiempo para que haya contenido emocional o importe, y en parte porque es una historia de espías bastante vista. La parte del presente, de nuevo, tiene acción bastante vacia, y no mucho más. Se presenta un nuevo antagonista, que parece decente, aunque está por ver si tiene más que la superficie. Y el antagonista detrás de él es uno que Brubaker ya demostró que no escribe del todo bien, y aquí parece que va a peor. Lo único sorprendente es que ya no puede hacer girar la serie en torno a Bucky como el 90% de sus historias hasta ahora. Y mira que es raro, porque uno se esperaba años de tener al Capi lloriqueando sobre su muerte, otra vez. Quizá cuando termine Miedo Encarnado y no sea spoiler.

 

Lo único nuevo es el dibujo. De momento se han acabado los dibujantes serios y oscuros que habían caracterizado la etapa de Brubaker. Este nuevo volumen va a tener dibujantes rotativos, uno cada saga (SI, esta serie continua con la mania de que todo sean sagas estiradas, cuando casi todas las demás series la han abandonado) y van a ser más coloridos y tradicionalmente superheroicos, a ver si así le quitan algo de lo apagada que es la serie. El primero es Steve McNiven, que no había hecho nada desde el final de Viejo Logan hace más de dos años. Desde luego, es un cambio enorme, un gran aumento en colorido, iluminación, expresividad y dinámica. Las peleas, que son buena parte de la historia, tienen mucho mejor aspecto. También los personajes. Viven en un mundo donde hay Sol, y luz, y color. Con mucho más detalle y vida. Y sobre todo, demonios, es un superhéroe con mallas de colores, que sigue enfrentandose a supernazis en historias simplistas. Queda mejor si por fin vuelve a parecer un superhéroe de colores, y no la cosa apagada de los últimos años, que quedaba incongruente. Eso si, queda muy raro tener al dibujante de una de las peores historias del Capi volviendo a dibujarle, pero así son los trabajos de encargo.

 

De todas maneras, pese a las mejoras en el dibujo, no hay nada que no estuviera ya en historias anteriores de esta etapa, y tampoco está mejor hecho. Así que si no te gustaba ya Brubaker, no hay razón para darle otra oportunidad. Si te gustaba, al menos ahora luce más. Recomendado (7)

 

 

 

Miedo Encarnado Nº4

 

Mitad del crossover, así que es un buen punto para ver que tal está yendo. A estas alturas ya está claro de que va la historia, y es bastante simple. Pecado despierta a un dios asgardiano del miedo, que transforma a ella y a 7 personajes Marvel más en monstruos que van por ahí destrozandolo todo con martillos enormes, y eso se supone que provoca miedo a nivel mundial. Así que los crossovers se dividen en historias donde los héroes se enfrentan a los Dignos y sus martillos (que son las menos, porque los Dignos, a diferencia de Lobezno y Masacre, no pueden estar en todas partes a la vez), historias donde se enfrentan a los nazis seguidores de Pecado, e historias sobre otros villanos aprovechandose del miedo global. Obviamente, sólo los primeros son importantes, y sólo algunos de ellos.

 

No es precisamente la mejor idea para una historia. La mitad de los crossovers, por tanto, realmente no tienen que ver con la historia principal, son realmente historias estándar con la excusa del miedo. En cuanto a los Dignos, la idea de que la Serpiente tuvo la idea original de Mjolnir que luego fue copiada por Odín es buena, y la selección de personajes mezcla bien famosos y secundarios con pedigrí, de manera que quedan variados y apropiados. Pero en el fondo, son 7 veces, si no la misma idea, variantes muy similares, con la única diferencia siendo los que están en contra de su voluntad y los que no. Pegarse contra un bicho malote con un martillazo se vuelve aburrido si es la única gran idea durante 7 meses. Los mechas nazis son de chiste. Son enemigos que parecen salidos de Atomic Robo. Para una historia de aventuras desenfadada valdrían, pero usarlos como enemigos invencibles que tardan meses en vencer es ridículo, y mucho más tomarselos como algo terrible y serio. Luego está el tema del pánico global, que está vendido patéticamente. Si, el mundo está tenso. Pero es el Universo Marvel. ¿Me estás diciendo que tener 8 tíos superpoderosos destrozando cosas es suficiente para causar un pánico global? Maldita sea, si ya hubo una historia con exactamente esa premisa, el 8º Dia como crossover entre tres o cuatro series en el 99, (también participaba el Juggernaut), sólo duró un par de meses, y no fue para tanto. Vale que los superhéroes lo están llevando mal (¿No se suponía que cosas como la Iniciativa y tropecientos equipos de Vengadores servían precisamente para poder ocuparse de muchas amenazas simultaneamente? ¿Por qué no hay nadie para interceptar a los Dignos la mitad del tiempo? ¿Por qué los héroes de otros paises no intentan detener a los que atacan esos paises?) pero el Universo Marvel ha pasado por cosas peores, donde había más de 8 puntos del mundo siendo devastados a la vez, algunas recientes, y no se ha puesto todo el mundo a rasgarse las vestiduras y proclamar el fin del mundo. Si la Serpiente provocara el miedo en plan D’spayre sería una cosa, pero nos dicen explicitamente que no. Y no queda creible.

 

Otro problema es que realmente, no es una historia para un crossover, como los crossovers tan rebuscados demuestran. Originalmente iba a ser una historia que se iba a cruzar entre Capitán America y Thor, por aquello de que ambos tenían película ese verano. Pero como no había crossover para ese año, y en Marvel tienen que tener uno, si o si, pues se amplió a 100 comics en vez de una docena. Y así ha quedado. Realmente, los únicos personajes que tienen protagonismo en la historia son los tres Vengadores principales (Fraction ha sabido darle algo que hacer a Iron Man a partir de este número, por aquello de que escribe la serie), y son los únicos que van a sufrir las consecuencias de lo que pasa en la serie principal. (La Cosa y la Masa también son protagonistas, nominalmente, pero realmente es como si no estuvieran, y les va a dar igual, como puedes sospechar por el hecho de que no hay crossovers con sus series) En este número, como en anteriores, hay un intento de darle una panorámica global a la historia, con un par de páginas que nos muestran peleas que están ocurriendo simultaneamente por el mundo contra los Dignos, la mayoría de las cuales se ven en crossovers. Es la dirección correcta, pero te dice tan poco sobre esas peleas, que apenas sirve. Te recuerda que existen otras escenas y crossovers (aunque en la edición española hayan quitado incomprensiblemente las páginas donde te dicen que otras series mirar para seguir los subargumentos) pero de por si, las escenas no cuentan nada. No emocionan, no dan sensación global de villanos ni de héroes coordinandose, nada. Si juntas todos los crossovers, la perspectiva global queda mejor, pero esta serie debería resumir todo eso, no ignorarlo y desentenderse.

 

Así que en este número, básicamente tenemos una historia de la Trinidad. La parte de Thor sigue en la misma línea de la etapa de Matt Fraction: Un gran villano cósmico soso, con un montón de poder que no se puede vencer hasta que toque algún deus ex machina, y mientras tanto, mucha palabrería en vez de pasar cosas. En este número, hay una revelación sobre la Serpiente que todo el mundo debería haber visto venir ya, si es que no te la chafaron los anuncios. (Ese es otro problema del crossover: Tiene tan poco contenido, que con ver los anuncios, ya sabes la mayoría de lo que pasa. Es como las películas malas donde cuando ves el trailer, la has visto entera) Y esa es toda la parte climática de Thor en este número. En el resto de la historia es peor, porque ha ido de repetir por quincuagésima vez la vieja historia de “Odín es un capullo y exilia a Thor por elegir a los humanos en vez de a él), que no sólo no es nada original, es un paso atrás, es como volver a vivir con tus padres y pelearte con ellos habiendote independizado en 1991. ¿Para eso quería resucitar Fraction a Thor? (Notese, por ejemplo, que aunque Tia May vuelva a estar viva y a no saber la identidad de Spiderman, no están reciclando las viejas historias pesadas sobre ella en Spiderman, porque esa serie si que tiene buenos guionistas) En este número también empieza la contribución de Iron Man a la serie principal. Hasta ahora estaba en su propia serie siendo vapuleado por Gárgola Gris, al que ha dejado sin oposición en Paris. Aparentemente, no hay más superhéroes en Europa que puedan acercarse a ayudar. (Si esta serie la escribiesen Gage, o Van Lente, o Pak, o cualquiera de los guionistas buenos de Marvel y no uno de los tres mimados que no tienen ni idea, tendrías allí al MI13 y a un porrón más de personajes, y quedaría lógico) La gran idea aquí, lo puedes adivinar, es repetir otra idea del pasado. Para que inventar ideas nuevas para los personajes. Al menos la manera en la que se hace no es la esperada, y queda dramático, pero también algo que sale absolutamente de la nada. Puede que lleve a algun sitio interesante, pero está por ver.

 

Y luego está el Capi. En el número anterior murió Bucky, así que está claro cual es uno de los objetivos del crossover: Volver a poner a Steve Rogers como el Capitán America, que ya era hora, sobre todo teniendo película a la vez. Es terriblemente corto de miras tener que matar a Bucky para eso: Aparte de que podría haber habido dos Capitanes a la vez, hay muchos motivos para quitar a Bucky del puesto aparte de matarle. Empezando por que no pintaba nada en el puesto, sobre todo con el verdadero de vuelta a la vida, y terminando por los acontecimientos recientes en su serie donde iba a la cárcel. No hacía ninguna falta matarle, pero claro, es un crossover de Marvel: Hay que matar gratuitamente a un Vengador, si no, no llama la atención ni cumple la puñetera fórmula que tan mal les va (creativamente) desde hace 7 años. De todas maneras, mucha pérdida no es. Por mucho que le guste a Brubaker (realmente, sus años en Capitán America van sobre él, no sobre el Capitán America), Bucky Cyborg era una idea horrible. Resucitar a un personaje que llevaba muerto más de lo que llevan vivos casi todos los lectores, y convertirlo en un cyborg asesino es una mala idea, punto. Una vez resucitado, le han pasado de asesino sin mente a exsidekick en las sombras a héroe de légado, a algo redundante, y durante todo ese camino, no ha tenido ni una sola idea original, ni muchos rasgos de personalidad, ni ha aparecido prácticamente en buenas historias. Así que no se le echará de menos, vuelve a estar donde tenía que estar. (Eso es, asumiendo que la muerte vaya en serio, porque hay anunciada una serie sobre el Soldado de Invierno por Brubaker) En cuanto a este número, va de tener a gente muy triste, gastando espacio que podría dedicarse a contar historias que no sean de mirarse el ombligo. Y por fin, toca el momento esperado, donde no hay un gran grupo de Vengadores porque están desperdigados y Fraction se olvida de que existen muchos de ellos, pero eh, por fin tenemos al trio importante junto. Pero en vez de ser una buena escena épica, la cagan y queda estúpida. Porque aparece el Capitán America con una metralleta. Aparentemente, Fraction lo ha confundido con Rambo. Aparte de demostrar que no tiene ni idea sobre el personaje (si, luchó en la Guerra, blablabla, pero no iba por ahí disparando a la gente, por algo lleva un escudo y no un arma ofensiva. No hace ni falta leer los muchos comics antiguos que mencionan estas cosas, en la película también entendían ese detalle básico, porque no son idiotas), y de demostrar una falta de gusto brutal (aparentemente, Fraction debe de ser de esos americanos que piensan que las armas molan, te hacen más hombre y todo queda más chulo y se soluciona con armas, en cuanto más grandes, mejor, en vez de ser algo horrible que no sirve para nada productivo), es especialmente estúpido en esta historia. Se va a enfrentar a nazis en armadura y a superseres del nivel de Thor. ¿Qué demonios pretende conseguir con una metralleta excepto poner en peligro a espectadores por los rebotes? No sólo no tienen ni idea sobre el Capi, son demasiado estúpidos para vivir.

 

Lo único bueno de la mayoría de escenas de esta serie es el dibujo de Stuart Immonen. Es su maldición reciente, sólo lo cogen para que historias estúpidas queden bonitas. La acción queda impactante aunque esté vacía, los personajes están todos muy bien, y tiene una pinta de hacerse todo a lo grande. Los diseños tampoco están mal. La Serpiente parece realmente un Odín malvado. Los Dignos, que son diseños de Marco Djurdjevic, quedan imponentes, y el detalle de tener martillos distintos para cada uno es bueno. Lo único que queda cutre son las lucecitas a lo Tron. Ya es malo que las estén poniendo en todos los diseños modernos para que quede futurista, ¿pero que pintan en gente poseida por demonios ancestrales?

 

Mucho me temo que Miedo Encarnado continua la racha de grands crossovers de Marvel que no tienen una idea particularmente buena, y la ejecución es aún peor. Manda narices que con tanta serie buena que tienen en Marvel, incluidos buenos crossovers más pequeños, los grandes sean tan malos. No Recomendado (4)

 

 

 

Miedo Encarnado Especial: Masacre

 

Otra de las miniseries de 3 números contando que hace algún personaje durante Miedo Encarnado. En este caso, Masacre, que además de ser un crossover de existencia gratuita, tiene narices que no hayan podido meterlo en alguna de las series existentes, sobre todo la principal que deambula sin dirección. Al menos han cogido a alguien original para escribirla: Es el debut en comics profesionales de Christopher Hastings, creador de Dr. McNinja, un webcomic de acción bastante absurdo, pero gracioso. Hay gente bastante buena trabajando en webcomics, así que ya era hora de que en las editoriales se den cuenta de eso y los usen como cantera, ya que al menos han demostrado que pueden cumplir en un medio muy similar. En este caso, el sentido del humor de Hastings no parece muy alejado del que debería tener Masacre, así que está bien elegido.

 

Como ya he dicho, es un crossover completamente innecesario y superfluo. No afecta en nada a la historia global, de hecho, los personajes del crossover no salen más que en algún cameo. Y tampoco usa mucho las ideas del crossover. El tema del miedo se menciona alguna vez, pero no se usa realmente. Lo único que justifica como parte del crossover es que Masacre, siendo como es, decide fabricarse un martillo que dice que le da poderes como uno de los Dignos. El resto no tiene nada que ver con el crossover, y la verdad es que incluso elementos, modificandose un poco, podría quedarse sin las referencias sin que se notase. Realmente, es una historia de Masacre aislada, a la que se le han puesto elementos del crossover para venderla.

 

Tomada como historia de por si, de todas maneras, tampoco es muy buena. Le pasa como a muchos comics de Masacre recientes, que intenta tanto ser graciosos que no llega a serlo. Y como no intenta nada más que ser gracioso, y no hay nada debajo, cuando eso falla se quedan en nada. Masacre está reducido a un dibujo animado, y únicamente existe para hacer el tonto. A partir de ahí, se mete en una aventura que nominalmente tiene sentido, pero no es más que cosas aleatorias y personajes caricaturescos que se hilvanan ligeramente para formar algo parecido a una historia. El malo principal es un personaje cómico que había aparecido anteriormente en comics de JM DeMatteis, concretamente Nuevos Defensores y Espectacular Spiderman. Es la Morsa, que no es más que un idiota vestido de morsa con superfuerza. La referencia vaga a los Beatles es lo único gracioso aquí del personaje, porque al menos en sus apariciones originales tenía un poco más de chiste que ser un idiota superfuerte. Tenía gracia porque era un personaje absurdo metido en una historia supuestamente seria, y la gracia era ver como los héroes serios reaccionaban ante algo tan tonto, que ni siquiera se daba cuenta de que estaba metido en una historia donde no pegaba. Aquí, es un elemento absurdo chocando contra un personaje aún más absurdo, en una historia donde todo es chorra. Todo es ridículo y exagerado, pero sin imaginación, así que al final, nada impacta. Añadele una mala parodia de elementos modernos de fantasía de trasfondo para que haya algo más de argumento, pero que no viene a cuento, y tenemos un comic que no funciona en absoluto.

 

El dibujo es de Bong Dazo, que es uno de los dibujantes de la serie regular. Es el mejor con diferencia, y se nota. El estilo tiene un poco de dibujos animados, pero estiliza sin deformar, y puede ser muy vistoso sin olvidarse de narrar. Es colorido y agradable, y cuando se desmelena como en la alucinación beatliana, está muy bien.

 

Olvidable, y sigue con la manía en Marvel de no sólo saturar el mercado con material de Masacre, hacerlo con material que sigue sin enterarse de cómo hacer bien al personaje. Quizá Hastings merezca otra oportunidad, pero aquí se ha lucido. No Recomendado (3)

 

 

 

Ultimate Consecuencias Nº1

 

Otro ridículo título en spanglish, y detrás de él viene otra de las miniseries de la línea Ultimate, que tienen todas ese formato de “Ultimate Sustantivo”. La miniserie es un puente entre las series recientemente canceladas, y el siguiente relanzamiento de la línea Ultimate en un par de meses. O lo que es lo mismo, sirve para ver consecuencias (como su título indica) de acontecimientos recientes (principalmente de la Muerte de Spiderman, pero como no es algo tan importante, también trata otras, principalmente de Ultimatum, porque estuvo tan mal hecha que aún hay que intentar hacer algo con toda aquella tontería) y poner cosas en su sitio para las nuevas series, para ir abriendo boca y tener todo en su sitio para que puedan empezar lanzadas. La verdad es que esta es la clase de cosa que hay que hacer con las grandes historias con cosas importantes. Si no hay un último número de la saga con consecuencias, y no se trata en las series regulares porque las han cancelado o se quieren relanzar inmediatamente con cosas nuevas, hay que poner las consecuencias en algún sitio. Para hacer las cosas bien, en este caso los guionistas son los de las nuevas series, y los dibujantes son variados.

 

El primer número es realmente un número más de Ultimate Spiderman, por el mismo equipo creativo de siempre de la serie, Brian Bendis y Mark Bagley. Obviamente, va de ver las consecuencias de la Muerte de Spiderman, es decir, los distintos personajes de Ultimate Spiderman reaccionando a la muerte de Spiderman y de Peter Parker. La mayoría de escenas son lo que podías esperar, gente llorando, sufriendo, lamentandose o enfadandose. Pero en el buen sentido, de manera bien hecha, que tiene sentido, y que dice la emoción y situación que tiene que decir y pasa a otro personaje, sin recrearse en la miseria. Las direcciones que empiezan a tomar algunos personajes si que son más sorprendentes, pero son lógicas y tienen buena pinta. En general, es mucha manipulación de las emociones, pero tenía que hacerse si han decidido hacer en serio lo de matar a Spiderman, tenían que despedirlo a lo grande demostrando lo que importaba a mucha gente, y tanto lloro queda merecido y no gratuito. Es perfecto que dibuje Bagley, en el fondo era su personaje, y este número, su despedida del personaje, tenía que ser suyo, y lo hace igual de bien que siempre. Aunque con viñetas más grande, que queda bonito, aunque no es lo que mejor se le da.

 

El segundo número ya se parece más al formato que tendrá el resto de la miniserie, con varias historias relacionadas en cada número con equipos creativos distintos. La primera continua del número anterior, también está escrita por Bendis, y es el funeral de Spiderman. Sigue más o menos la misma línea del número anterior, pero más pausada, y como ya no es una historia de Ultimate Spiderman, tiene personajes de otras series, lo cual es lógico, por otro lado. Eso si, queda rarisimo tener a un Ultimate Capitán America humano y casi reconocible como el de verdad apenas dos semanas después de haber visto a la versión psicópata de su miniserie. Sigue funcionando. El dibujo es de Gabriel Hardman, separandose de Jeff Parker (estuvo con él en Atlas y Hulk) y es bastante más oscuro y sobrio que Bagley, pero para la situación, queda bien.

 

Entonces llegan los nuevos. Jonathan Hickman, salvador de los 4 Fantásticos y de Nick Furia en Guerreros Secretos, va a escribir el primer año del nuevo volumen de los Ultimates, buena elección. De todas maneras, para este caso es mejor recordar que escribió la miniserie de Ultimate Thor el año pasado, porque es una historia de ese personaje. Y es el único que sigue usando su versión de Ultimate Asgard, a la que se le da un repaso en esta historia. De todas maneras, aunque está eso y está algo que puede ser una idea de futuro para Ultimates, va sobre todo de seguir rindiendo homenaje a los muertos, no sólo Spiderman, sino todos los que murieron absurdamente en Ultimatum y que prácticamente ni se han mencionado después, por estupidez rampante. Ya tocaba algo así, y queda emotivo y apropiado para la situación. Es emotivo por otro motivo, ya que es el último trabajo de Bryan Hitch para la línea y serie que si no le lanzó a la fama, le convirtió en el nº1. Es de lo mejor que ha hecho en años, mucho más sólido, detallado y con un acabado mucho, mucho mejor. Así da gusto, y a ver si sigue así allá donde vaya.

 

Por último, Nick Spencer, al que estamos viendo en Vengadores Secretos, se va a encargar de relanzar Ultimate X-Men. Tiene una tarea muy difícil delante de él, debido al destrozo que hicieron con los personajes y el concepto en Ultimatum y alrededores. Apenas quedan personajes importantes, están desperdigados y hechos polvo, y encima tiene que competir con las versiones renovadas del Universo Marvel normal. De momento, Spencer empieza poco a poco, recuperando a uno de los personajes de la serie que andaba desaparecida, y siguiendo con el tema del número, teniendola lamentando las muchas muertes que han sufrido ultimamente sin sentido. Aquí, al estilo mutante, si que le dan demasiado lloriqueo, y es curioso contrastar las tres historias, y ver como aquí pasa de emotivo a quejica. De todas maneras, es comprensible y tampoco dura mucho. Y la historia no sólo tiene eso, sino que lanza al personaje en una nueva dirección, que es un enfoque interesante para el personaje. No dice mucho de la nueva serie (pero claro, tampoco la de Ultimates, porque no va de eso), pero como historia personal no está mal. El dibujo no está a la altura de los demás, me temo, pero tampoco es malo. Es de Lee Garbett, que ya hizo adolescentes en Batgirl, y que ha evolucionado a algo similar a dibujantes recientes de Ultimate X-Men y Patrullas, lo cual es un cambio positivo.

 

Tratar consecuencias era algo necesario, y más si se hace bien como aquí. Además, sirve para demostrar que la línea Ultimate está en buenas manos, aunque de momento se centre en atar cosas del pasado y no en mostrarnos las direcciones nuevas. Recomendado (8)

 

 

 

Vengadores Secretos Nº14

 

Terminan los números de Nick Spencer en la serie. Si, apenas empezó hace dos meses, pero realmente no era una etapa, eran unos números de relleno antes de que empezara el siguiente guionista. Que también va a ser de relleno, pero distinto. Bonita manera de cuidar un gran lanzamiento.

 

Los números de Spencer han coincidido con los crossovers con Miedo Encarnado. A diferencia de otras series, donde el crossover ha servido para avanzar, en mayor o menor medida, argumentos de la serie, al no tener esta serie guionista o argumentos fijos, eso no podía hacerse. Así que tocaba relleno. Como además, los Vengadores Secretos no tienen una participación definida en Miedo Encarnado, porque la mitad del grupo está en otras cosas, y andan desperdigados sin poder afectar a nada importante (total, que como era de esperar, el supuesto equipo de misiones especiales de los Vengadores no sirve para nada, siguiendo con la cagada que ha sido su existencia desde el principio), Spencer ni siquiera puede contar historias sobre el grupo. Así que se ha resignado a contar historias sobre sus miembros individuales.

 

Tampoco han sido realmente historias que afecten a Miedo Encarnado. Realmente son historias de los protagonistas que transcurren durante Miedo Encarnado, con los acontecimientos del crossover de trasfondo, pero que con poca modificación, podrían haberse contado en otro momento. El mes pasado tuvimos una historia de la Bestia, que ni siquiera era de la Bestia, era de un senador amigo suyo y lo que hacían durante el asedio a Washington. Y una historia de Valquiria que también transcurría durante ese combate, pero que podría haber sido en cualquier otro. Este mes tenemos no una, sino dos historias de la Viuda Negra, y aunque ambas mencionan cosas del crossover, no tienen que ver con la historia principal. Aunque al menos la segunda si que tiene como parte importante un acontecimiento concreto de ME.

 

Aunque hay dos historias de la Viuda, eso no quiere decir que Spencer quisiera contar más cosas sobre ella. Es que el primer capítulo no es un número de esta serie, es uno de los especiales de Miedo Encarnado, en este caso dedicado a la espía, y era el mejor sitio que tenía Panini para publicarlo. Supongo que con sus apariciones en película, es un personaje que quieren promover como sea, y aunque no aguante una serie propia, siempre se puede aprovechar excusas como crossovers para sacar más material de ella. El encargado es Cullen Bunn, que viene de la aclamada serie Sixth Gun de Oni, y que a partir de ahora se va a convertir en uno de los reclutas en alza de Marvel. Pero este especial es precisamente la clase de historia que no hacía falta. Porque realmente no es una historia de Miedo Encarnado, es una historia de la Viuda Negra haciendo de espía anti-terrorista. En Paris, durante el crossover. Lo cual, en vez de hacer que quede bien por transcurrir durante uno de los lugares donde transcurre Miedo Encarnado, queda peor. Porque si se supone que Gargola Gris ha transformado ha transformado todo Paris en piedra y está acechando la ciudad, como se menciona en el especial, no se que hace una docena de terroristas y dos superhéroes campando a sus anchas por la ciudad sin que nadie se de cuenta, excepto la conveniente información que no se sabe de donde ha salido que les avisa de que están ahí. Es una historia bastante convencional de contraespionaje, que demuestra lo competente que es la Viuda, pero poco más, no tiene mucha imaginación ni personalidad. Al menos se acuerda de que en Marvel hay un superhéroe francés establecido, aunque no de para mucho. No es un comienzo muy prometedor para Bunn, pero en su defensa, probablemente no tenía mucho con lo que operar.

 

Habiendo ya un especial sobre la Viuda, quizá habría sido mejor dedicarle el siguiente episodio de Vengadores Secretos a algún otro de los Vengadores con los que no se suele hacer nada y que no nos han contado que está haciendo durante todo esto, como el Hombre Hormiga o el Caballero Luna. Pero a lo mejor Spencer no sabía lo del especial. Más importante, esta si que es una historia específica de Natasha, reaccionando a un acontecimiento específico de Miedo Encarnado. Concretamente, la muerte de su novio Bucky. Es una idea muy chula: Tiene a Natasha tratando de impedir que unos periodistas reporten públicamente la muerte de Bucky. Visto así, tiene a la protagonista como la mala, lo cual ya empieza los aspectos interesantes. Pero claro, recordemos que el gobierno americano de Marvel tiene la costumbre de encubrir la muerte del Capitán America, y que el mundo supuestamente ya está en un estado de pánico en ese momento, que sólo empeoraría si eso se revelara. Y la Viuda intenta convencerles, no detenerles a la fuerza, así que queda moralmente ambiguo. De todas maneras, ahí entra la segunda idea genial del número, que es tratar el tema de las muertes y resurrecciones de los superhéroes. Es decir, con tanta resurrección pública, ¿no estaría el público bastante mosqueado porque los superhéroes resuciten constantemente y el resto del mundo no? Aunque algunos civiles resuciten de vez en cuando por motivos similares, estadísticamente sigue siendo ridículamente injusto. Ese es el otro tema del número, una recriminación al respecto. Spencer trata el tema muy bien, con reacciones lógicas, y los pros y contras de ambas perspectivas muy bien pensadas. Era un tema que ya era hora que alguien tratara, y se hace bien. Esto ya suena más como el Nick Spencer de otros sitios.

 

El dibujo del especial es de Lee Garbett, ya mencionado más arriba. Es demasiado suelto, simplón y descuidado para que este tipo de historia salga bien. La acción queda chapucera, los personajes sosos y los decorados casi ni existen. El del otro capítulo, como en el resto de la mini-etapa de Spencer, es de Scot Eaton, y está bastante bien. No destaca en estilo, pero es muy sólido, y queda bien en una historia de gente hablando, aunque los cortes para poner ejemplos de resucitados podrían haberle quedado mejor. Lo que es vergonzoso es que todos los dibujantes, incluido el portadista, dibujen a la Viuda Negra con medio traje desabrochado por ningún motivo en absoluto excepto por enseñar tetas. En serio, ya podrían aprender de las películas, en este caso.

 

Dos muestras de nuevos guionistas de Marvel, una que no es gran cosa, otra que si lo es. Veremos que hacen en más crossovers de Miedo Encarnado y en Ultimate X-Men y Máquina de Guerra, respectivamente. Eso si, si quieres historias de los Vengadores Secretos, vas a salir decepcionado. Recomendado (7)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

Astonishing X-Men Nº24: Conclusión aceptable, de una historia olvidable. Muy buen dibujo, eso si. Neutral (6)

 

Cuatro Fantasticos Nº51: El primer capítulo se supone que explica el regreso de Rayo Negro, pero explica más bien poco, y se podría haber juntado con el anterior. El dibujo no está a la altura. El otro capítulo si que recupera todo lo bueno de la serie. Recomendado (8)

 

Increibles Hulks Nº10: Comienza la última saga de Pak en la serie, y es una especie de Grandes Éxitos del personaje, con ideas y escenas muy divertidas y muy buen dibujo. Muy Recomendado (9)

 

Iron Man Nº14: Dos crossovers. El primero es una historia bastante simplona de Tony Stark, la otra es más decente del resto del personaje, si ignoras problemas de base del crossover. Recomendado (7)

 

Lobezno Nº10: Continua el esquema del número anterior, pero los flashbacks son muy interesantes de por si, y la parte del presente, además de pelea exagerada, tiene tensión ominosa y horror. El formato doble ayuda a evitar la repetitividad. Muy Recomendado (9)

 

Miedo Encarnado: Primera Linea Nº4: La historia principal es bastante buena, ayuda mucho a dar sensación al crossover. Las otras dos historias largas son muy malas, una el final de un destrozo de personajes, otra autoconclusiva sobre una chorrada de personaje que no tiene nada que ver con el crossover. Neutral (5)

 

Nuevos Vengadores Nº13: Tiene muy poco del crossover que anuncia en la portada engañosa. Principalmente, consecuencias de la saga anterior, y tratar de hacer por fin algo con un personaje. No es gran cosa, pero al menos lo intenta. Neutral (6)

 

Patrulla-X Nº75: Muy buen uso del crossover, y de los elementos habituales de la serie, sólo entorpecido por el dibujo. Muy Recomendado (9)

 

Patrulla-X: Cisma Nº2: Un timo que no tiene nada que ver con Cisma, ni es bueno, interesante o útil de por si. Por el amor de Dios, si es la mayoría flashback, y ni se molestan en poner los flashbacks correctamente. Evitar a toda costa (1)

 

SHIELD Nº6: La historia central de la serie empieza a cobrar forma y entenderse bastante bien, y las ideas y desarrollos a varios tiempos se vuelven muy interesantes. Recomendado (8)

 

Thor Nº11: La historia principal al menos avanza bien, después de 4 números, y la secundaria por fin hace algo interesante. Recomendado (7)

 

Vengadores Nº14: La primera historia usa muy mal a los Vengadores. La segunda es un número olvidable del Capitán America. No Recomendado (4)

 

Vengadores: Cruzada de los Niños Nº7: Arreglar tonterías de Bendis, con caracterización muchísimo mejor. Como historia tiene muy poco, pero al menos los personajes están bien usados. Recomendado (8)

 

X-Men Nº12: La historia se pone interesante, y a diferencia de lo normal en esta serie (o en comics de Yost, la verdad) tiene algo que decir sobre los personajes. Bien hecho. Recomendado (7)

 

X-Men Legado Nº75: Chorrada de historia y de premisa, pero al menos da para combates divertidos con diseños interesantes para adversarios. El dibujo mejora bastante. Recomendado (7)

 

 

 

Y eso es todo por esta semana, que no es poco. Nos vemos la semana que viene con un solo comic. ¿Cuál? Lo sabreis en menos de una semana. Hasta entonces, saludos miedosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: