Criticas Reconstructivas: Semana del 26 de Marzo al 1 de Abril

4 abril, 2012

Hola a todos, bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana, como es un mes de los de 5 semanas, es la semana que sobra. En vez de aprovechar para irme de vacaciones, las editoriales han decidido dejarse algo cada una para esta semana, para que haya algo que echarse a la boca. No está mal, ahora, si hicieran eso de distribuirse todas las semanas…

Además, también es la semana de las otras editoriales. Algunas de estas cosas salieron esta semana, otra en el par de anteriores. Con este ya van dos meses que no hay ninguna novedad interesante de Norma. Casi ninguna americana, y ninguna de las que suelo comentar, mainstream superheroica o no. Es una pena. De todas maneras, la mayoría de esas novedades más extrañas las dejo para el podcast, así teneis una excusa para escucharlo. Esta semana también comento el final de temporada de un par de series de TV, incluida la de Muertes Vivientes, y alguna cosa más.

Poco más, voy pasando ya a las reseñas, que quiero irme pronto de vacaciones. Esta semana: Batman: El Intrépido Batman, Capitán Swing y los Piratas Eléctricos de la Isla Cenicienta y Marvel Zombies: Supremo

 

 

 

 

 

 

 

Batman: El Intrepido Batman

 

Toma título redundantel. ¿Tan difícil era llamar al tomo El Intrépido Batman, que es como han traducido la serie de TV? La palabra Batman se iba a ver en grande, no hace falta repetirla.

 

Con este tomo, ECC hace lo mismo que hizo Panini cuando cogió los derechos de Marvel, es decir, empezar a publicar parte del material para todos los públicos (eufemismo de “orientado principalmente para niños y público más joven”), porque aparentemente Planeta le tiene manía a publicar este tipo de material. Ellos sabrán porqué se limitan así. Así les va. Es decir, dado lo orientado a un público mayor que son la mayoría de comics de superhéroes (en parte por la violencia, sobre todo en DC, en parte por tratar temas más maduros ocasionalmente), tiene sentido publicar comics más simples y más ligeros por si a algún padre se le ocurre llevar a comprar comics a sus hijos que han visto a los personajes en TV y quieren más. (Y no, publicar comics de hace décadas no es solución, quedan atrasados en estilo y diseño y la mayoría de niños se darían cuenta) La solución de DC, que es una a la que a Marvel le ha costado una década llegar, pero al fin lo han hecho, es publicar comics basados en las series de TV, que al fin y al cabo, es de donde van a venir una gran parte de nuevos lectores jóvenes.

 

En este caso, con bastante retraso, porque la serie ya se ha acabado, (lo suyo sería publicar los comics de series actuales como Young Justice o Green Lantern, pero habrá que esperar a que emitan esas series en España, cosa que será absurdo que no hagan), es una adaptación de la última serie de animación de Batman, con el nombre original de Brave and the Bold. Como el nombre indica, la serie tiene una gran predilección por la Edad de Plata, y va de team-ups de Batman con otros personajes (La serie original de B&B era de esa época e iba de eso) Así que aunque la serie estaba coprotagonizada por Batman, para tener siempre al héroe famoso, realmente era una serie que iba de jugar con todo el Universo DC. Y aunque es una interpretación de Batman más ligera y desenfadada, alejada de la versión oscura de los últimos 30 años del personaje, no por eso es menos acertada para el personaje. Si, es un Batman que siempre es amable con sus amigos y parece que hasta se lo pasa bien, y a veces es algo a lo Adam West, pero lo de tener Bat-transformers o naves espaciales preparadas por si acaso se encuentra aliens o monstruos en sus misiones no está tan alejado de cómo escriben a Batman en la Liga de la Justicia en los últimos años, y tiene hasta sentido para el personaje. Es una serie muy exagerada, pero en muchos aspectos, es la adaptación más fiel a los personajes que han hecho, más incluso que las series de Dini. Más fiel que el relanzamiento que acaba de hacer DC en sus comics, eso está claro. Al menos celebraba la variedad del Universo DC en vez de simplificarlo. Y tenía buenos guionistas. Además, era una serie tremendamente divertida la mayoría de las veces, pero que si tenía que ir por sitios oscuros, iba por ellos. No es para todos los públicos, pero probablemente iba para un público más amplio que muchos comics, así que echadle un vistazo, porque valía la pena, y es una pena que sólo haya durado 3 temporadas.

 

Eso era la serie de TV. ¿Y este comic? Pues intenta ser lo más fiel posible a la serie de TV. Está escrito por Matt Wayne, que no sólo escribía para ella, ha escrito para casi todas las series de animación de superhéroes recientes, desde JLU hasta Espectacular Spiderman, pasando por Ben10 o Superhero Squad (donde es el guionista principal). Empezó su carrera escribiendo comics para Milestone, así que es perfectamente capaz de comics oscuros, por cierto. Así que en principio, el comic viene con garantía. La idea es que cada número sea como un episodio de la serie, con una historia autoconclusiva con un coprotagonista y villano distinto cada mes, e incluso un prólogo con una pequeña aventura con un coprotagonista y villano distintos a esos. Como extra, al final hay fichas de los personajes, que los presentan perfectamente e incluso meten chistes e información nueva. Los personajes son una mezcla entre los ya usados en TV, y otros que no llegaron a adaptar. Y sin embargo, pese a que el formato parece ser el perfecto, no llega a cuajar. Quizá es que parte de la gracia sea ver a los personajes en movimiento y con voces. O quizá sea que los mejores episodios sean los que se salen del formato, o los que presentan nuevas ideas y personajes, mientras que estos números sobre todo hacen más de lo mismo e historias bastante estándar. El caso es que por lo general, estas historias no son más que historias superheroicas olvidables sin mucha gracia.

 

El primer número es curioso, porque es el único que tiene de coprotagonista a un personaje que no ha salido en TV, que es Power Girl. Razonablemente, Wayne no se mete en complicaciones, y simplifica el personaje a “pariente de Superman de otra dimensión”, que es suficientemente cercano para valer y no es suficientemente complejo para no entenderse. (También le quitan el agujero del pecho del traje, ¿pero que esperabas?) La acepción del personaje es una más desenfadada, como la del comic reciente, aunque integra mejor sus dos identidades, mejor de lo que se ha hecho nunca, de hecho. La historia, sin embargo, falla, porque no se aprovecha casi el juego entre los dos protagonistas, y la amenaza es totalmente ridícula y simple en plan dibujos animados, pero no le dan suficiente humor exagerado, que es lo que hace que la serie funcione. Además, la versión de Luthor está prácticamente sacada de los años 40, y es bastante patética. La segunda historia ya tiene a un héroe conocido, el Blue Beetle moderno, y de nuevo, tampoco aprovecha mucho el humor del personaje. La premisa de la historia si que es divertida, con Batman y BB metidos en una parodia del World of Warcraft, con un villano que es una buena mezcla de las dos versiones que ha habido de él en el comic. No está mal del todo. La tercera historia tiene a Flecha Verde, y uno de los problemas es que la dinámica entre ellos se gastó demasiado en la primera temporada de la serie. La premisa de la historia es de las rocambolescas que mejor funcionan, eso si, con un villano que está perfecto para la serie. (Se nota que el comic se escribió hace años, porque tiene un presidente de los EEUU distinto que la tercera temporada, que tiene a Obama, en un cameo mucho más gracioso) La última es con Aquaman, y está si que aprovecha la personalidad del invitado, que es uno de los mejores intentos de hacer del personaje una estrella (aunque sea a base de hacerle una versión para todos los públicos del Hercules de Marvel), mucho mejor que el de Johns en los comics. La villana no es gran cosa, porque es la Dra Cyber y nunca lo ha sido, pero la aventura es suficientemente divertida. En cuanto a los prólogos, la mayoría son bastante estándar, pero el del nº4 si que llega a los niveles de demencia y de uso del Universo DC que se espera de la serie, con un team-up entre Batman y Sugar & Spike. Que son bebés. Por supuesto, la historia necesita que el villano sea subnormal, pero eso es algo endémico de la serie.

 

El dibujo es más problemático. La mayoría de números los dibuja Andy Suriano, que ha hecho algunos de los diseños de la serie de TV, y también ha trabajado en otras como las Guerras Clon. En líneas generales, conserva el estilo de la serie de animación. Lo que pasa es que en estático queda bastante peor que en un medio dinámico, donde la animación hace que no se note tanto lo estilizado que es. Al ver imágenes pausadas, queda demasiado claro lo deformes que son los diseños y lo raro que se mueven por el espacio. A veces parecen más salidos de las Supernenas que otra cosa. Aparte, sobre todo en el primer número, los diseños realmente son chapuceros. Power Girl es fea, y Luthor es patético además de gordo. El segundo número no lo dibuja Suriano, lo dibuja Phil Moy, que lleva tiempo dibujando comics para todos los públicos de DC. Su estilo es una mezcla entre el estilo de la serie de TV y un estilo superheroico más convencional (que es el que usaba cuando ayudaba a su hermano a dibujar Legión de Superheroes) aunque a veces tiene problemas también.

 

En definitiva, es una buena idea publicar este comic. (Aunque no entiendo la manía de publicar este tipo de comics en formato album, que es más caro) Ahora bien, como adaptación de la serie de TV, sólo funciona a medias, no porque no adapte bien el tono, sino porque no sale tan divertido. Neutral (6)

 

 

 

Capitán Swing y los Piratas Eléctricos de Isla Cenicienta

 

Esto es otra de las miniseries de Warren Ellis para Avatar, publicadas aquí por Glenat. Y como la mayoría de esas, va de ciencia-ficción. A diferencia de la mayoría, cuando Ellis escribe ciencia-ficción, la escribe de verdad, con énfasis en la ciencia. No se trata simplemente de usar elementos fantásticos con aspecto de ciencia. Se trata de ciencia-ficción de verdad, de ver como avances científicos (realistas o no, aunque Ellis suele documentarse bien) afectan y cambian a la sociedad y a las personas. Este futurismo es algo que está presente en casi todas sus obras, descontando las que son de fantasía. Aquí volvemos a uno de sus temas favoritos, el de la responsabilidad moral de los científicos de cambiar el mundo para bien mientras que un pequeño grupo de gente en el poder trata de impedir el progreso para seguir en el poder. Es la misma idea central que su reciente Doktor Sleepless para Avatar (que como otras series de Ellis, se ha quedado paralizada, por cierto), pero ya estaba presente en cosas anteriores como Planetary o Stormwatch.

 

La diferencia de esta miniserie es que va de retrofuturismo. La ciencia futurista no son descubrimientos que se están empezando a investigar ahora en el presente, sino cosas que parecían estar en el futuro hace tiempo. En este caso, estamos hablando de steampunk, ciencia futurista del siglo XIX, que es cuando transcurre esta historia. Aunque dado que esta tecnología está basada en electricidad, como dice el título, en vez de máquinas de vapor, sería más bien algo tipo Dieselpunk, sólo que un siglo antes de que Tesla y demás inventaran ese tipo de cosas. Por supuesto, la tecnología no es realista, es exagerada, y con esa ciencia pasada hacen cosas que aún no son posibles hoy en día con ciencia más avanzada, pero de eso va el retrofuturismo generalmente.

 

Como la portada deja claro, este es un comic retro, no sólo en cuando transcurre y la ciencia que usa, sino porque el género es pulp moderno. Con lo que es un batiburrillo de tres épocas distintas, pero encaja bien. Básicamente, esto es como si HG Wells o Julio Verne hubieran escrito a un aventurero pulp. Aunque transcurre décadas antes, así que se ahorra los elementos típicamente victorianos de estas historias. Y de hecho, se ahorra los briticismos de muchas de estas obras, es un comic más americano. Aunque tiene un tema claro, el del futurismo, es una aventura de acción muy simple, aunque tenga sus momentos de reflexión de vez en cuando.

 

Y cuando digo que es muy simple, es que el argumento es completamente evidente desde el principio, y descontando un giro, todo puedes predecirlo desde muchas páginas antes de que ocurra. Es la típica historia de la buena persona que sirve al status quo corrupto sin saberlo, se ve envuelta en las aventuras de los rebeldes antisistema y poco a poco va aprendiendo de ellos hasta que se une a ellos y juntos atacan al sistema en el momento decisivo. Es un poco a lo V de Vendetta, salvando las distancias. No hay nada de malo en seguir una fórmula habitual, de todas maneras, y la ambientación da suficiente juego como para que no quede como algo visto mil veces. Lo que pasa es que los personajes, por ejemplo, no brillan demasiado. El Capitán Swing del título es el único que si que tiene chispa (nunca mejor dicho) siendo el típico personaje de Ellis que está como un cencerro pero que es carismático y en el fondo es un héroe idealista que tiene razón. Sólo que esta vez es menos histriónico y más serio, y es un cambio agradable, aunque no sea tan desternillante e impactante. Pero aparte de eso, apenas hay personajes. Los demás Piratas no pasan de ser cifras (lo que es un problema cuando al final uno de ellos toma importancia de repente), el protagonista no pasa de ser el arquetípico inocente heroico que empieza fuera de lugar, y los villanos son como siempre en los comics de Ellis: Es genéticamente incapaz de escribir villanos que no sean 100% malvados, con el único elemento de personalidad el ser malos y su único objetivo el de fastidiar a los demás. Sólo que encima, en este caso, son bastante aburridos, y no particularmente convincentes ni aterradores como villanos, porque son sólo gente normal sin mucho más. Aún así, la historia avanza de manera divertida, con las ideas futuristas amenizando una aventura estándar.

 

El dibujo es de un tal Raulo Caceres, que viene de la cantera latina que tienen todas las editoriales, aparentemente. Lo gracioso (o triste, según como se mire) es que cuando Avatar pone en sus series a desconocidos, suelen ser bastante mejores que cuando lo hacen Marvel o DC. En este caso, tiene un estilo similar a veteranos de Avatar como JJ Ryp o Jacen Barrows. Se le nota un poco descuidado en algún momento, pero cuenta bien la historia, tiene momentos de impacto, (por cierto, que este comic solo recurre a la violencia extrema de vez en cuando, algo muy contenido para ser Avatar) y los diseños de personajes y tecnología están bastante bien, igual que la ambientación histórica. Como extra en este comic, entre capítulos hay páginas de texto que dan información extra, con diseños bastante trabajados, también retrofuturistas. (La clase de cosa que ha puesto de moda Jonathan Hickman en cosas como Shield, que tiene similitudes con esto, aunque hay que decir que Ellis ya había hecho cosas así antes)

 

No es de las obras más impactantes de Ellis, pero es una iteración decente de sus temas habituales, con sus puntos originales. Y eso ya lo pone por encima de muchos. Recomendado (8)

 

 

 

Marvel Zombies: Supremo

 

Pese a que Marvel Zombies 5 daba un final definitivo a la saga, los zombies vuelven de la muerte. Nunca un título fue tan apropiado, esta es una franquicia zombie, que ya apesta y tiene mal aspecto, pero sigue viva. Al menos no han seguido con la numeración, porque esa historia ya ha terminado. Ya se contó todo lo que había que contar sobre el Universo Marvel Zombie original, y derivados. Esto es una historia que no tiene nada que ver con todas las anteriores, excepto que hay zombies de ese estilo en el Universo Marvel.

 

El guionista es Frank Marraffino, guionista novato que sólo había escrito un breve revival del Tanque Encantado para Vertigo. La idea es tener de malos a versiones zombie del Escuadrón Supremo. Así que básicamente, el concepto es DC Zombies. Lo que pasa es que en vez de enfrentarlos a los superhéroes típicos, como en las miniseries anteriores, les enfrentan a personajes más bien poco conocidos, o directamente nuevos. Por otro lado, la miniserie es una especie de homenaje a Mark Gruenwald: No sólo porque tiene al Escuadrón Supremo (casi todos en las versiones de la miniserie de Gruenwald, excepto los que tienen los diseños de Perez en Vengadores… por cierto, ya puestos, han conservado las traducciones clásicas, muy bien, excepto que dejan a Hiperión y Halcón Nocturno en inglés, por algún motivo), la historia continua de la estancia del Escuadrón en el Proyecto Pegaso (otra idea de Gru) en Quasar, y uno de los protagonistas es Estrella de Combate, otra creación suya más. Incluso el otro héroe que sale es uno que recuperó también en Quasar, y el uso de continuidad también era muy típico de él. Supongo que eso explica porque el Proyecto no tiene al personal que tenía en Nova, habría sido de mal gusto tener al zombie del Director Gruenwald.

 

Lo que pasa es que la miniserie no se pone de acuerdo sobre si es una historia seria, o una comedia negra. O mejor dicho, intenta demasiadas cosas contrarias a la vez. La historia empieza como una historia de terror, con un puñado de soldados metiendose en el lugar con el misterioso apagón. Por supuesto, sabemos lo que va a pasar, y que la mayoría de los protagonistas van a acabar de carne de cañón. Así que Marraffino no se molesta en distinguirlos mucho ni caracterizarlos tampoco. Así que es difícil tomarselos en serio como protagonistas. Estrella se toma algo más en serio, pero está completamente de héroe genérico, porque había que tener uno. En cuanto al Escuadrón, tienen los problemas de siempre de los Zombies Marvel. Se supone que son versiones zombificadas de los originales, y habría que tomarselos en serio, pero tienen caracterizaciones muy básicas, los que las tienen. Y aunque hay una complicada explicación para justificar su existencia y la de sus poderes (lo que explica porque no hay zombies de Dr. Espectro y Arcana, pero no de donde ha salido el escudo de la Princesa o las alas de Águila), tienen el problema de la incompetencia por exigencia del guión, porque si no se comerían a todo el mundo inmediatamente.

 

Así que el principio de la historia intenta ser una historia de terror, pero es imposible creersela. Por otro lado, la parte de humor negro, de ver a superhéroes zombie comer gente o sufrir heridas cómicas, ya está supergastado, aunque se podría hacer mucho peor. Después, hay un número dedicado al Hiperión Zombie, que es más original. La mitad es hacer chistes a base de poner versiones cómicas zombie de las escenas típicas de Superman. Y después se le enfrenta al equipo de la Iniciativa de Kansas, que no había aparecido antes, y no tienen que envidiar a los Vengadores de los Grandes Lagos. Pero al menos tienen diseños originales, y es la parte que mejor mezcla el horror y la comedia, con un final bastante bueno.

 

La historia cambia completamente de protagonista en la segunda mitad, y trata de la resurrección de un viejo superhéroe de segunda. La verdad, dado lo cutre de su muerte, se justifica que resucite como sea, y viene de perlas con lo que están haciendo en otras series, además de que lo habían presagiado en Hercules. La resurrección es rebuscada, pero era un mal necesario. Entonces, como total, 5 números es mucho espacio para repetir siempre los mismos chistes (como las primeras miniseries dejaron claro), se dedica medio número a repasar la historia del personaje, cosa que no se veia mucho desde los buenos tiempos de los Vengadores de Busiek, o así. Es un buen resumen, en parte gracias al dibujo. La versión de Marraffino no está mal, recogiendo todos los elementos dispares del personaje, quitandole toda la angustia vital tóxica que había acumulado, y dejando un personaje divertido, aunque abusa demasiado de la metafora que le da identidad. El problema es que entonces la historia se convirte en una historia de superhéroes/acción bastante más convencional. Lo cual es problemático, no sólo porque los villanos no se pueden tomar en serio, sino porque toda la solución es mediante tecnojerigonza, vamos, porque si. Los momentos serios sólo funcionan a veces, porque es muy difícil venderlos entre chorradas y con tanto espacio. Y la parte de romance es completamente forzada, y tampoco funciona como parodia. Y en retrospectiva, el comic usa un doble rasero bastante feo, donde a los hombres se les puede ver destripados continuamente, pero las mujeres tienen que estar intactas incluso en el raro caso donde mueren. No se que es peor.

 

El dibujo es de Fernando Blanco, que ya hizo parte del dibujo de MZ5. Se parece bastante a otros dibujantes españoles, sobre todo David Lopez, pero un poco más superheroico. Lo cual es bastante bueno. La acción es clara, los personajes están bien dibujados, el gore queda bien sin recrearse demasiado, hay expresiones faciales decentes, y de vez en cuando hay composiciones muy buenas, como en el pastiche de Superman o en el montaje del origen del protagonista. A ver si tiene futuro.

 

No está a la altura de las miniseries predecesoras, no llega a hacer bien ninguna de las cosas que intenta, y la franquicia estaría mejor muerta que zombie. Por otro lado, el uso del Universo Marvel es bueno (y la resurrección del héroe justifica que la miniserie exista, al menos) y tiene sus toques buenos, así que Marraffino puede tener futuro. Neutral (6)

 

 

 

Y el resto… (para más información, escuchad el podcast)

 

 

Vuelo de Ángeles: Antología sobre ángeles al estilo Vertigo de la vieja escuela, con historias variadas, alguna muy buena, y muy buen dibujo. Recomendado (8)

 

 

 

Nada más. Nos vemos en un par de semanas con más Miedo Encarnado, que se extiende a X-Force y a más personajes en Primera Línea además de Vengadores y demás, con nuevas aventuras autoconclusivas en Vengadores Secretos, el final de la saga de la Mano Derecha Roja en Lobezno y el debut del nuevo Spiderman en Ultimate Consecuencias. Hasta entonces, saludos vacacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: